Archivo

Entradas Etiquetadas ‘George Pell’

Seis años de cárcel: ésta será la pena para el cardenal George Pell… y el Papa invita a los Ejercicios espirituales a un obispo investigado por abusos sexuales…

Sábado, 16 de marzo de 2019

47882041_303Escuchó en directo su condena por pederastia

“Los actos fueron sexualmente gráficos, ambas víctimas estaban visiblemente y audiblemente angustiadas durante la ofensa”, afirma la sentencia

Pell actuó “con sorprendente arrogancia” y nunca mostró “remordimiento y contricción”

Del clergyman al chándal verde: qué pasará ahora con el cardenal Pell

El Papa invita a los Ejercicios espirituales a un obispo investigado por abusos sexuales. Se trata del prelado argentino Oscar Zanchetta 

Los jesuitas de Logroño apartan a un religioso tras recibir una denuncia de abusos contra él

Los expertos auguran una explosión de casos de abusos en España

“Los actos fueron sexualmente gráficos, ambas víctimas estaban visiblemente y audiblemente angustiadas durante la ofensa”. Seis años de cárcel, y la permanencia en el registro de abusadores a perpetuidad. Esta es la pena a la que ha sido condenado el cardenal George Pell por cinco delitos de pederastia y uno de penetración oral, contra dos menores. “Soy consciente de que puede pasar el resto de su vida en prisión”, espetó a Pell el juez Peter Kidd.

No pudo empezar peor el día en que se cumplen seis años de la elección del Papa Francisco. Durante la lectura de la sentencia, televisada en directo y en la que no se vio al prelado en ningún momento, Kidd argumentó que Pell actuó con “sorprendente arrogancia” y que nunca mostró “remordimiento o contrición”.

El juez subrayó que la sentencia “no debe entenderse como un ataque a la Iglesia católica”. Pell deberá cumplir tres años y ocho meses de la condena antes de pedir libertad condicional, lo que podría hacer a partir de octubre de 2022.

Un ataque descarado

El juez Kidd remarcó en la sentencia que el abuso contra los dos niños del coro, aún vestido con sus atuendos religiosos oficiales, supusieron un ataque sexual descarado y forzado contra las víctimas. Pell era consciente de sus actos e incluso no reaccionó cuando uno de los niños le pidió que los dejara ir.

Tras leer la sentencia, el juez, quien remarcó que su decisión “no fue sencilla” y aseguró que tomó en consideración tanto la gravedad de los delitos como la edad y salud de Pell, entre otros elementos, le pidió al cardenal que firmase el registro de agresores sexuales, en donde permanecerá “de por vida”.

La sentencia se da después de que un jurado hallara culpable a Pell en diciembre del año pasado de los cinco delitos que se le atribuían, aunque el veredicto no se conoció hasta el 26 de febrero tras el sobreseimiento de un segundo caso contra el jerarca de la Iglesia católica por supuestos abusos sexuales contra menores en la década de 1970 en su ciudad natal, Ballarat.

La defensa de Pell ya apeló la sentencia, mediante un recurso que se abordará en junio para decidir si procede o no.

General, Iglesia Católica , , , , , ,

Personal de la Universidad Católica Australiana pide que se borre todo rastro de Pell de los campus

Martes, 12 de marzo de 2019

pell-investigadoPiden sanciones a su rector por insistir que el purpurado pederasta no tuvo un juicio justo

Críticas al arzobispo de Sídney por decir que el cardenal está ofreciendo su tiempo en prisión “por los inocentes que sufren” 

Obispo de Parramatta: “No somos la Iglesia de Pell, sino la de Jesucristo”

Australia televisará la sentencia por pederastia al cardenal Pell

Investigan a un cura de Ourense por un caso de acoso a un menor a través de redes sociales

Víctimas celebran la condena a Barbarin por encubrir abusos: “Nadie está por encima de la ley”

La Fiscalía chilena pide imputar al cura acusado de violación en la catedral de Santiago

La Conferencia Episcopal, al fin, recibirá a las víctimas de abusos sexuales

Rebelión en la Iglesia australiana a cuenta de la condena por pederastia al cardenal George Pell. Profesores y personal de la Universidad Católica Australiana (ACU, por sus siglas en inglés) han dado un paso al frente ante la negativa de gran parte de la jerarquía a aceptar el veredicto y han pedido que el nombre del purpurado abusador se borre de un centro universitario y que su retrato se retire de otro aula.

Tal y como informa el periódico local The Courier, trabajadores de la ACU han solicitado al presidente de la Universidad, John Fahey, que se renombre el Centro Pell en Ballarat, el pueblo natal del prelado condenado por abusos, y que se descuelgue un cuadro suyo de un campus de la ACU en Sídney.

Los solicitantes también piden que se sancione al rector de la ACU, Greg Craven, por insistir en un email interno y también en un artículo de opinión publicado en periódicos nacionales que el cardenal condenado no tuvo un juicio justo, lo que, en opinión de los peticionarios, muestra una “falta de reconocimiento” y una “indiferencia” hacia los supervivientes de abusos.

“Las convicciones personales del profesor Craven no son representativas del personal a los que nos preocupa la protección de menores, el apoyo a los supervivientes del abuso sexual y el respeto al sistema judicial de nuestro país y sus resultados”, se lee en el mensaje, que también reclama del rector más “integridad y responsabilidad social” y que contribuya a “reconstruir la confianza pública en la Iglesia”.

Críticas al arzobispo de Sídney por decir que Pell está ofreciendo su tiempo en prisión “por los inocentes que sufren”

Este conflicto que ha estallado en la ACU es solo una muestra de las profundas grietas que se han abierto desde que Pell fue hallado culpable de abusos a dos menores en el que un comentarista calificó como el peor día de la historia de los 231 años del catolicismo australiano”.

Otro foco, aparte de Craven, de la ira hacia la jerarquía ha sido el sucesor de Pell como arzobispo de Sídney, Anthony Fisher, quien fue blanco de críticas tras insistir en su homilía el pasado domingo en la catedral que “no hay que ser demasiado rápidos para juzgar” a Pell y que el cardenal estaba ofreciendo su estancia en prisión “por los inocentes que sufren”.

Obispo de Parramatta: “No somos la Iglesia de Pell”

Aún así, en medio de la falta de sentido pastoral de gran parte de la jerarquía y ‘establishment’ católicos australianos, ha habido reacciones bastante más sensatas, como la del obispo de Parramatta, Vincent Long, quien en una carta pastoral tras la condena a Pell se desmarcó del cardenal y de la tendencia ultraconservadora que Pell ha impuesto sobre la Iglesia australiana durante más de dos décadas.

“Incluso entre católicos, hay un sentimiento de vergüenza y enojo por la traición que los crímenes de abuso sexual por clérigos representan, y la hipocresía que revelan”, reconoció Long en su misiva, afirmando que “quizás” la “marca católica” australiana ha sufrido un “golpe duro” a cuenta de los escándalos. “Pero no somos un mercado ni un culto popular”, recordó el prelado, afirmando que la Iglesia “somos primero y siempre una comunidad de discípulos siguiendo a un único maestro, Jesucristo”.

“No somos la Iglesia de un único líder en particular, sea el Papa Francisco o el cardenal Pell o cualquier otro obispo”, recordó el obispo de Parramatta.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

Hermana de una víctima de Pell, a sus defensores: “Ya no gobernáis nuestro mundo”

Miércoles, 6 de marzo de 2019

pell-investigadoAlegato contra los periodistas y Primeros Ministros que apoyan al purpurado pederasta

“A medida que estos hombres encumbrados luchan por mantener sus privilegios, continúan personificando descaradamente lo que habilitó un sistema de abusos contra niños”

“El bien merecido contragolpe público que se ha dirigido a estos hombres ha sido elocuente y visceral y completamente unido en su mensaje: ya no nos interesáis mucho”

“En todo este ruido, el mensaje del jurado se transmite de manera silenciosa y poderosa y está dirigido a aquellas víctimas que aún no han denunciado… Estáis a salvo, os creemos”

París pide a Roma que permita interrogar al nuncio Luigi Ventura, acusado de abusos

  | Karen Monument

Soy la hermana de un denunciante (y también testigo) en el ahora abandonado “juicio de nadadores” [otro juicio por presunta pederastia] contra George Pell. Entiendo las razones por las cuales se abandonó este juicio y me siento cómoda con ellas.

Quiero dejar claro que el propósito de esta carta no es quejarme por el abandono de ese juicio, sino el poder dar una respuesta a los comentarios y las acciones de algunos personajes públicos en los últimos días.

Todos vosotros habéis tenido algo que decir que me ha afectado: ahora es mi turno.

El impacto del abuso sexual infantil infligido por miembros de la Iglesia Católica comenzó a resonar en el hogar de mi familia hace casi 40 años y culminó en la pérdida de un hermano por suicidio hace más de 10 años.

No pensé que mi familia pudiera experimentar un dolor y una oscuridad como esto nunca más. Pero estaba equivocada.

La decisión de presentar una denuncia contra George Pell, hace casi cuatro años, nos embarcó a mi hermano, a mí y a mi familia en un viaje que ha tenido tiempos igual de oscuros y con un estrés que, en ocasiones, no creía que sobreviviéramos.

Las palabras pronunciadas por Robert Richter [abogado defensor] en la corte el miércoles (no las repetiré) no han dejado de dar vueltas y vueltas en mi mente desde que las leí por primera vez.

El impacto que esas palabras tuvieron en los supervivientes está bien documentado en las plataformas de las redes sociales, y les afectarán durante días, semanas y meses.

Lamento que [las víctimas] hayáis tenido que soportar tal falta de respeto y dolor. Espero que tengáis el apoyo y la atención que necesitáis ahora mismo.

Lo que también observo es el impacto que esas palabras tuvieron en los que no somos víctimas directas. ¿Por qué? Porque nos dieron un sabor incomprensible de a lo que los supervivientes se enfrentan y soportan por culpa de los diversos sistemas por los que tienen que navegar tanto por la justicia como por la compensación.

Era inimaginable para la persona común que se pudiera hacer referencia a una experiencia tan abominable de manera tan insensible, en un esfuerzo por obtener una pena reducida. También perdí el sueño.

Las redes sociales han facilitado una respuesta pública negativa abrumadora a la decisión de John Howard [ex-Primer Ministro australiano] de proporcionar un testimonio de carácter.

Las continuas diatribas de Andrew Bolt [periodista australiano ultraconservador], siempre con su aire característico de arrogancia y desprecio, intentan mostrar a las víctimas como poco fiables, y peores.

El padre Frank Brennan [sacerdote y periodista jesuita] usó su posición y los medios de comunicación para demostrar la “inocencia” de su amigo porque “simplemente no era posible“, brindando detalles sobre el tiempo aquí y allá, así como sobre las vestimentas que eran imposibles de abrir.

Miles de víctimas que contaron sus historias a la Comisión Real relataron cómo los actos de abuso pueden ocurrir de la manera más descarada e “imposible”: los depredadores atacan cuando menos se lo espera, con velocidad y precisión, y en los más breves momentos.

Lo que frena mi ira y, a su vez, me devuelve la fe en el ser humano es cómo el público ha enviado los mensajes más fuertes a estos hombres encumbrados de privilegio y poder.

Ya no gobernáis nuestro mundo.

A medida que estos hombres encumbrados luchan por mantener sus privilegios, continúan personificando descaradamente lo que habilitó un sistema de abusos contra niños.

El bien merecido contragolpe público que se ha dirigido a estos hombres ha sido elocuente y visceral y completamente unido en su mensaje: ya no nos interesáis mucho.

Estos hombres han sido demolidos por 12 personas ordinarias, instaladas en un jurado y con la tarea de escuchar “todas” las pruebas y emitir un veredicto más allá de toda duda razonable. Fueron unánimes: Pell es culpable.

No puede haber sido fácil. Habrá sido necesario coraje y convicción; habrá causado noches de insomnio. Los miembros del jurado habrán vuelto a sus familias cambiados por la experiencia.

En todo este ruido, el mensaje del jurado se transmite de manera silenciosa y poderosa y está dirigido a aquellas víctimas que aún no han denunciado, y tristemente aún no han tenido una experiencia positiva.

Estáis a salvo, os creemos.

Gracias, a los 12, por inspirarme a usar mi voz y mi derecho a la libertad de expresión.

Fuente: The Age, vía Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , ,

Cardenal George Pell, el mayor jerarca de la Iglesia católica en ser condenado por abuso sexual

Miércoles, 27 de febrero de 2019

pell-investigadoYa es oficial: el cardenal Pell, condenado por abusos sexuales

El todavía ‘superministro’ de Economía vaticano podría enfrentarse a diez años de cárcel

El veredicto se conoce después de la histórica cumbre antipederastia en el Vaticano 

“Según los cargos de los que ha sido declarado culpable, Pell violó a un monaguillo de 13 años en la década de 1990 y abusó sexualmente de otro de la misma edad en el prestigioso colegio St. Kevin”

(J. B./Agencias).- Después de varios meses de silencio impuesto por la justicia australiana, y tras el fin de la cumbre antipederastia, el cardenal George Pell, todavía ‘superministro’ de Economía vaticano (en excedencia) ha sido hallado culpable de cinco cargos de abusos sexuales, y podría ser condenado hasta a diez años de prisión.

“El cardenal Pell siempre ha mantenido su inocencia y continúa haciéndolo, subrayó su abogado, Paul Galbally, quien anunció un recurso de apelación contra la sentencia, que se hará efectiva la próxima semana. Pell podría ser detenido mañana mismo, según distintas fuentes.

Tras la sentencia, Pell se convierte en el clérigo católico más importante del mundo en ser condenado por delitos sexuales contra niños. Según los cargos de los que ha sido declarado culpable, Pell violó a un monaguillo de 13 años en la década de 1990 y abusó sexualmente de otro de la misma edad en el prestigioso colegio St. Kevins.

Los cinco cargos que pesan sobre Pell, de 77 años de edad, se remontan a un domingo de 1996 después de oficiar una misa solemne como arzobispo de Melbourne, cuando expuso sus genitales a dos menores por debajo de las ropas ceremoniales y los molestó sexualmente. Uno de los cargos es por la penetración de un menor y los otros cuatro por cometer actos indecentes contra menores.

Tras el veredicto, una de las dos víctimas pidió a través de un comunicado que se mantenga en secreto su identidad al asegurar que no es un portavoz de las víctimas de pederastia, solo “un trabajador común y corriente que mantiene y protege a su familia lo mejor posible”. Necesito espacio y tiempo para soportar el proceso judicial en marcha“, dijo la víctima, que destacó que, al igual que otros sobrevivientes de abusos sexuales, pasó vergüenza, soledad, depresión y una lucha [interna]” que le llevó “años para entender el impacto en mi vida“. La otra víctima murió en 2014 en un incidente circunstancial.

El veredicto se ha dado a conocer justo después de la histórica cumbre convocada por el papa en el Vaticano para abordar la pederastia en la Iglesia, en la que el pontífice ofreció, el pasado domingo, ocho pautas para erradicar la “monstruosidad” de los abusos a menores, pero cuya falta de medidas concretas decepcionó a las víctimas.

***

El mayor jerarca de la Iglesia católica en ser condenado por abuso sexual

Duele en lo más profundo (Las víctimas, divididas ante el discurso del Papa en la clausura de la cumbre antipederastia).

Era considerado como un asesor cercano al Papa, quien lo convocó en 2014 a Roma para ayudar a poner orden en las finanzas de la iglesia. Como tesorero de la Santa Sede, George Pell era visto como el tercer hombre más poderoso del Vaticano. Ahora se ha convertido en el mayor jerarca católico en ser condenado por abuso sexual.

Un tribunal en Australia condenó a este cardenal, de 77 años, de edad por haber agredido sexualmente a dos adolescentes de 13 años de edad en la catedral de Melbourne en 1996. La decisión judicial fue emitida en diciembre pero no había podido ser divulgada hasta ahora por restricciones legales.

El alcance de la condena, en contra de la que el religioso ya ha apelado, será anunciado este 27 de febrero de 2019.

“Se convirtieron en herramientas de Satanás”: el papa Francisco promete llevar a la justicia a los sacerdotes que hayan cometido abusos sexuales a menores

Pell, quien siempre ha defendido su inocencia, forjó su carrera como un gran partidario de los valores católicos tradicionales y asumiendo posturas conservadoras en contra del aborto, de los métodos anticonceptivos y a favor del celibato de los sacerdotes.

En los últimos años, su figura se vio fuertemente cuestionada cuando comenzaron a surgir acusaciones en su contra que inicialmente lo señalaban por encubrir casos de abuso sexual y, luego, lo empezaron a señalar como perpetrador de ese tipo de delito. En diciembre pasado fue removido del círculo próximo del papa Francisco y su periodo como tesorero del Vaticano llegó a su fin el pasado domingo.

El juicio

Según se dijo durante el juicio, los hechos por los que Pell fue condenado ocurrieron durante su primer año como arzobispo de Melbourne, en 1996, cuando al culminar una misa encontró a los dos adolescentes en las habitaciones de la catedral. Entonces, según la Fiscalía, Pell dijo a los jóvenes que estaban en aprietos por beber vino de la comunión y entonces les obligó a cometer actos indecentes. El jurado escuchó el testimonio de una de las dos víctimas, pues la otra falleció.

El abogado del cardenal, Robert Richter QC, dijo en la corte que las acusaciones eran fantasías inventadas por las víctimas. Y el caso debió ser realizado en dos ocasiones el año pasado, pues un primer jurado no logró ponerse de acuerdo en el veredicto.

El segundo jurado, en cambio, llegó a una conclusión unánime y condenó a Pell por una acusación de penetrar sexualmente a un menor de 16 años y por cuatro cargos por cometer un acto indecente en un menor de 16 años.

Aspirante a papa

El proceso contra el cardenal Pell es parte de una larga investigación en Australia iniciada en 2012 sobre la respuesta de las instituciones del país a las denuncias de abuso sexual infantil del pasado. En total, las autoridades australianas han documentado el abuso de 4.440 niños, con unos 1.880 sacerdotes involucrados. Pero ninguno con la jerarquía de George Pell, en su momento considerado un aspirante al puesto de Papa.

El australiano nació en Ballarat, una localidad cercana a Melbourne de la que fue sacerdote, en 1941. Su educación inicial fue en el Convento Loreto y después asistió al Colegio St Patrick’s, donde se destacó en deportes, particularmente en el fútbol. Tal era su destreza en el campo que hacia el final de sus estudios firmó un contrato con el Richmond Football Club, pero luego optó por la vida religiosa.

Fue ordenado sacerdote en Roma en 1966 y con los años se convirtió en el principal líder católico de Australia, como arzobispo de Melbourne y luego de Sídney. Ascendió entre la jerarquía católica a tal punto que llegó a ser considerado entre los posibles sucesores del papa Benedicto XVI cuando el pontífice renunció en 2013. Y su cargo de tesorero del Vaticano, designado por el papa Francisco en 2014, lo convirtió en su momento en la tercera persona más poderosa de la Iglesia católica.

Con la acusación de la fiscalía, Pell se convirtió en el miembro de la Iglesia católica de más alto rango en afrontar un juicio por abusos sexuales. Y por eso mismo su condena también es un momento histórico dentro del escándalo de abusos sexuales a menores en el seno de la Iglesia católica.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

El arzobispo australiano Philip Wilson, el eclesiástico de mayor rango condenado por encubrir abusos

Miércoles, 23 de mayo de 2018

indice1526983207-101671454wilsonPhilip Wilson (izda), prelado de Adelaida, hallado culpable por tapar los horrores del cura depredador James Fletcher (Dcha)

La sentencia se da mientras el país juzga por un caso similar al cardenal George Pell

El arzobispo de Adelaida, Philip Wilson, es declarado culpable de encubrir delitos de abusos sexuales a menores de edad que se remontan a los años setenta, cuando habría tenido conocimiento de lo hechos por boca de una de las víctimas, a la que no habría dado crédito al considerar que su agresor «era un buen tipo». Se trata del representante de la iglesia católica de mayor rango en ser condenado por ocultamiento de abusos sexuales en todo el mundo.

(J. B./Agencias).- Es el eclesiástico de mayor rango en ser condenado por un tribunal civil por encubrimiento de abusos. El arzobispo de Adelaida, Philip Wilson, ha sido hallado culpable de no hacer nada por evitar, e incluso tapar, los horrores del pederasta James Fletcher durante la década de los setenta.

La sentencia, emitida por el Tribunal de Newcastle, aún no se ha publicado, por lo que se desconoce la pena, que no será mayor de dos años. La causa se cierra en las mismas semanas en la que otro juez australiano encause por abusos al ‘número 3’ vaticano, el cardenal George Pell, por una causa similar.

El juez del tribunal de Newcastle, Robert Stone, consideró al arzobispo culpable de cuatro casos de encubrimiento de abusos sexuales perpetrados por el fallecido sacerdote James Fletcher. Wilson, que es el miembro de la iglesia católica de mayor rango en el mundo acusado por un delito de encubrimiento de abusos sexuales de menores, se enfrenta a una pena máxima de dos años de cárcel, aunque podrá obtener una condena suspendida, según la cadena local ABC.

La causa principal contra Wilson es por no informar de los abusos cometidos por Fletcher contra un niño de 10 años, identificado como Peter Creigh, en la región de Hunter Valley, cerca de Newcastle, en 1971, cuando tuvo conocimiento de ellos.

manifestaciones-vs-pederastia

Durante el proceso el magistrado Stone dijo que el testimonio de Creigh le pareció creíble y verdadero. “Estoy satisfecho y creo que el señor Creigh describió al acusado, cómo realizó una felación a Fletcher y masturbó al señor Fletcher”, dijo el magistrado según ABC.

El juez añadió que no admite que Wilson, arzobispo de Adelaida desde 2001 e imputado en 2015, no recuerde una conversación que tuvo con Creigh en 1976 cuando la víctima, que tendría unos 15 años, le describió el abuso perpetrado por Fletcher.

También remarcó que Creigh “no tenía motivo o interés en engañar o inventar la conversación” sobre los abusos de Fletcher, quien fue condenado en 2004 de nueve cargos por abusos sexuales y murió en prisión 13 meses después. “Él sabía que lo que le decía el joven era creíble”, precisó Stone, quien señaló que Wilson conocía a la familia de la víctima.

Durante el proceso la defensa argumentó que el arzobispo, quien lleva un marcapasos y se le diagnosticó recientemente Alzheimer, no estaba en condiciones de comparecer ante el juez porque la enfermedad impactaba en sus “funciones cognitivas”.

Su abogado, Stephen Odgers, argumentó que el clérigo nunca debió ser procesado por encubrimiento porque en aquella época las ofensas hubieran sido consideradas como “actos indecentes” y no delitos. Wilson fue acusado tras una vasta investigación policial que destapó varios casos de encubrimiento de antiguos y actuales clérigos de la diócesis de Maitland-Newcastle.

Fuente Religión Digital

 

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

El abogado de Pell tacha de “fantasías” de personas “frustradas” las denuncias de abusos

Viernes, 20 de abril de 2018

pell-con-su-abogado-robert-richterNo tienen respeto por las víctimas…

El Tribunal decidirá el 1 de mayo si envía al purpurado a juicio

Intentan “castigarle por no parar otros abusos ocurridos” con anterioridad, sostiene Robert Richter

(C.D./Efe).- Se acerca el día de la verdad para el cardenal George Pell. El prelado de más alto rango en enfrentarse a cargos de presuntos abusos sexuales de menores sabrá el día 1 de mayo si la justicia australiana le manda o no a juicio, según ha dado a conocer este martes la magistrada que instruye el caso, tras escuchar el abogado del jefe de finanzas del Vaticano tildar las acusaciones contra el purpurado de inverosímiles, una vendetta e “imposibles”.

En el último día de instrucción, la juez Belinda Wallington atendió hoy las premisas escritas y orales presentadas por ambas partes, en una jornada a la que no acudió el investigado.

El abogado de la defensa, Robert Richter, sugirió ante la corte de Melbourne que los cargos son “fantasías” inventadas por personas “frustradas” que intentan “castigar” al representante de la iglesia católica en Australia “por no parar otros abusos ocurridos” con anterioridad, recoge la edición australiana de The Guardian.

El representante legal de Pell razonó que el asunto no debería ser llevado a juicio porque las evidencias no son “de peso suficiente como para respaldar una condena”, al atacar la credibilidad de los querellantes.

A lo que Wallington respondió que la fiabilidad o no de los denunciantes y testigos es un asunto que debe ser determinado por un jurado durante un hipotético juicio.

Por su parte, el fiscal Mark Gibson calificó de “teorías” que no desmontan las evidencias la exposición de la defensa y que por tanto deberían ser ignoradas por la magistrado.

La Policía del estado de Victoria, cuya capital es Melbourne, imputó a Pell en 2017 con “múltiples” acusaciones históricas de presunto abuso sexual a menores, cuyo número y detalles se desconoce por estar bajo secreto de sumario.

Las acusaciones podrían abarcan el período de labor religiosa en Australia del prelado, que se ordenó en 1966, y trabajó en varias parroquias y escuelas de Victoria, hasta alcanzar los cargos de arzobispo de Melbourne (1986) y de Sídney (2001).

Durante esta fase sumarial, que comenzó el 5 de marzo, han prestado declaración una treintena de testigos, varios de ellos en vistas a puerta cerrada.

La defensa también ha tratado de desmontar varias declaraciones sobre presuntos incidentes ocurridos en piscinas, iglesias, salas de cine y un lago en Victoria, de donde es originario Pell, quien se ha declarado inocente de todas las acusaciones.

A finales de marzo, Richter instó a la jueza a retirarse del caso por parcialidad, sugirió que la Policía formuló los cargos sin analizar adecuadamente las acusaciones de supuestas víctimas y denunció contradicciones en algunos de estos relatos.

El proceso contra Pell comenzó después de que el cardenal declarara en tres ocasiones como testigo ante la Comisión Real que investigó la respuesta de las instituciones públicas y religiosas de Australia a los abusos sexuales de menores cometidos en su seno.

Según la Comisión, la Iglesia católica recibió quejas de 4.500 personas por presuntos abusos a menores cometidos por unos 1.880 miembros de la institución, sobre todo sacerdotes, entre 1980 y 2015, aunque algunos casos se remontan a la década de 1920.

Sin embargo, la Comisión no investigó los presuntos casos de pederastia de Pell.

Fuente Agencias/Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Muere la víctima que logró llevar a la Justicia australiana los abusos del cardenal Pell

Miércoles, 10 de enero de 2018

http-_prod-static9-net-au___media_2018_01_08_12_37_180108dignanpellDamian Dignan (Izda) y el Cardenal Pell (Dcha)

Francisco: “Es feo ver pastores con doble vida. Es una herida en la Iglesia”

Damian Dignan acusaba al purpurado de haberle agredido en los años 70

El ex superministro vaticano de finanzas comparecerá ante los tribunales en marzo

“Es un mal resultado para él el de haberse ido sin tener la oportunidad de ver ningún cambio tangible”

(Cameron Doody).- Las acusaciones de abusos contra el cardenal George Pell podrían correr peligro tras la muerte de uno de sus principales acusadores. Damian Dignan, que denunció haber sido abusado por el purpurado en los 70, murió en Ballarat este sábado tras sufrir una larga enfermedad.

La policía de Victoria -que lleva el caso contra el ex-Prefecto de la Secretaría de Economía de la Santa Sede, actualmente en excedencia del Vaticano- no ha hecho comentario oficial alguno sobre si la muerte de Dignan puede afectar al juicio contra el cardenal, quien debe comparecer en los tribunales de nuevo el próximo marzo.

Sí lo ha hecho el ex-magistrado jefe y fiscal general de Victoria, Nicholas Papas, quien en declaraciones a The Guardian Australia ha subrayado que “la muerte de un testigo es muy serio y puede afectar si el caso sigue adelante o no”.

“Puede que haya más testigos o pruebas… En un caso de asesinato, por ejemplo, la víctima obviamente no está allí y aún así el caso puede seguir. Por lo tanto no es que sea inusual que los testigos estén muertos, pero en un caso de agresiones sexuales… en el que puede que no haya más testigos a los abusos, puede afectar seriamente al caso”, señaló el letrado. “Normalmente diría que (la muerte del acusador) es el fin de un proceso penal, añadió Papas.

Por su parte, la abogada de Dignan, Ingrid Irwin, ha afirmado a The Australian estar entristecida y “decepcionada” tras admitir que la muerte de su defendido podría suponer la absolución de Pell. Irwin ha denunciado la “resistencia” continuada de la Iglesia en su respuesta a los abusos, en lugar de la “responsabilidad” que, según la abogada, sería de esperar.

“Es absolutamente ridículo que haya muerto sin recibir justicia: el sistema legal es completamente inepto y arcaico”, ha denunciado Irwin, elogiando a su vez a Dignan, “uno de los chicos… más valientes que conozco”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , ,

Zollner: “En 3 de cada 4 países, aún no ha estallado el tema de la pederastia clerical, pero lo hará”

Domingo, 17 de septiembre de 2017

hasn-zollner-2-300x225El jesuita reclama afrontar la realidad de los abusos, que es responsabilidad de todos

“Tenemos que barrer nuestra propia casa. Tenemos que responsabilizarnos de lo que ha pasado”

(Cameron Doody).- Los abusos en la Iglesia “no han llegado al interés y discusión públicos en el 75% de los países”. Países donde “no puedo decir dónde ni cuándo” saldrá el tema de la pederastia clerical, “pero sí saldrá”. Esta advertencia sombría la acaba de lanzar Hans Zollner, sj, de visita estos días en Australia para ver en primera persona el estallido que ha causado las revelaciones de la Real Comisión anti-pederastia.

En Brisbane para trabajar con voluntarios, obispos y vicarios generales de las diócesis australianas las mejores prácticas de protección de menores, Zollner -experto en abusos en la Iglesia y pieza clave de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores- lamentó que en Australia “la gente ha perdido completamente la fe en la Iglesia”, según recoge el Catholic Leader.

“Parece que hay apenas fe en lo que dice la Iglesia”, afirmó Zollner. Algo que “no es verdad en otras partes del mundo”, y que convierte a la australiana en una “situación bastante única”.

“Tenemos que barrer nuestra propia casa, y tenemos que responsabilizarnos de lo que ha pasado y lo que está pasando en este momento”, continuó el teólogo y psicólogo alemán. “Se ha cometido abusos… y esto ha sido un gran problema para la Iglesia local para los últimos treinta años, y especialmente para los últimos cinco con la Comisión Real”, afirmó, aludiendo a la comisión de investigación establecida por el gobierno australiano para aclarar el alcance de los abusos sexuales de niños cometidos en instituciones estatales, benéficas y eclesiales.

Estos abusos en la Iglesia, dijo Zollner, son una “realidad” a la que la Iglesia entera ha de afrontar. No solo los líderes de la misma –“hasta ahora sacerdote, en mayor parte”– sino “todos” los fieles, quienes “se identifican con los crímenes y pecados que se han cometido”.

La Real Comisión anti-pederastia reveló en febrero que el 7% del clero católico australiano había estado implicado en casi 4.500 casos de abusos en los últimos sesenta años. Estará publicará sus conclusiones y recomendaciones finales el próximo 15 de diciembre. Mientras tanto, el cardenal George Pell -una de las figuras eclesiásticas de más alto rango cuya conducta ha sido investigada en las visitas de la Comisión- afrontará su propio juicio por abusos desde el próximo 6 de octubre.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), Iglesia Católica , , ,

El cardenal Pell comparecerá ante los tribunales de Melbourne el próximo 26 de julio… Y la jerarquia eclesiástica australiana sale en su defensa

Domingo, 2 de julio de 2017

pell-investigadoY salió el corporativismo episcopal… ¿Tolerancia 0?

 Fuentes vaticanas asumen que el cardenal ha sido “defenestrado” por un sector de la Curia

Francisco podría aceptar su renuncia (tiene 76 años) para minimizar el daño a las reformas emprendidas

Por su parte, la irlandesa Marie Collins, ex integrante de la comisión antipederastia del Vaticano, considera que la salida de Pell del Vaticano “llega demasiado tarde”.

(Jesús Bastante).- El cardenal George Pell comparecerá ante los tribunales de Melbourne el próximo 26 de julio, para responder a las acusaciones de “múltiples abusos sexuales” de las que ha sido acusado, y que le han llevado a solicitar una excedencia en su puesto como superministro de Economía de la Santa Sede.

Un Pell que, hasta el momento, contaba con el apoyo, sin fisuras, del Papa Francisco, quien le ha concedido el tiempo que necesite para defenderse de la “difamación incesante, como ayer la calificó el propio purpurado en una comparecencia de prensa sin preguntas.

“El proceso judicial me dará la oportunidad de limpiar mi nombre y de volver a mi trabajo en Roma, subrayó Pell, quien también ha solicitado a los médicos que le tratan por una afección cardíaca permiso para volar al continente austral. Precisamente, su salud fue una de las causas por las que, en octubre pasado, el cardenal compareció, por videoconferencia, ante la Corte australiana, desde un hotel romano.

Sin embargo, en Roma no son pocos los que asumen que el cardenal ha sido “defenestrado”, y que su viaje a Australia supondrá, en la práctica, el fin de su carrera como responsable de las finanzas vaticanas. Fuentes cercanas a la Santa Sede apuntan a que Pell ha sufrido el acoso de un sector de la Curia, que se había negado sistemáticamente a apoyar la lucha contra la corrupción y el proceso de reformas en las finanzas del Estado vaticano, que implicaba que todos los dicasterios y oficinas curiales tuviesen que rendir cuentas. La salida, inesperada, del revisor general y “mano derecha” de Pell, Lino Millone, se entiende ahora como el último paso antes de la marcha del arzobispo australiano.

Así, según The Australian, aunque el Papa Francisco cree en la inocencia de Pell, habría tomado la decisión de aceptar su renuncia (el cardenal cuenta con 76 años) para minimizar, en lo posible, el daño que la noticia puede tener a la reputación de la Santa Sede y a la política de reformas emprendidas por Bergoglio. “Este es el final del camino para el cardenal Pell en el Vaticano, sin importar el veredicto de la justicia australiana. Él pasará al retiro cuando el caso termine”, comentó un oficial del Vaticano al diario australiano.

Por su parte, la irlandesa Marie Collins, ex integrante de la comisión antipederastia del Vaticano, considera que la salida de Pell del Vaticano “llega demasiado tarde”.

A su llegada a Australia, Pell se encontrará con un panorama complicado de solucionar. Y es que el cardenal es sospechoso de haber abusado sexualmente de menores cuando era sacerdote en la ciudad de Ballarat (1976-80), en Victoria, y cuando fue arzobispo de Melbourne (1996-2001), la capital estatal.

“Múltiples denuncias”. El subcomisionado de la Policía de Victoria, Shane Patton, dijo que la imputación fue presentada a los representantes legales de Pell en Melbourne y ante la corte de magistrados de la ciudad. “El cardenal Pell se enfrenta a múltiples cargos, en relación a delitos sexuales históricos, y hay múltiples denuncias relacionadas con esos cargos”, manifestó Patton en rueda de prensa. El subcomisionado insistió en que las acusaciones contra Pell aún no han sido examinadas en sede judicial, pero subrayó que “el cardenal Pell, como cualquier otro imputado, tiene derecho a un proceso justo”.

Los líderes de la iglesia católica australiana salieron en defensa del cardenal George Pell, responsable de finanzas del Vaticano.  “El George Pell que yo conozco es un hombre íntegro en sus relaciones con los demás, un hombre de fe y de grandes ideales, un hombre meticulosamente decente, dijo el arzobispo de Sídney, Anthony Fisher, en un comunicado.

Fisher aclaró que la archidiócesis no se hará cargo de los costes de la defensa del cardenal, aunque sí le ayudará a encontrar un lugar donde vivir.

El actual arzobispo de Melbourne, Denis Hart, un cargo que también ocupó Pell, pidió por su parte un “juicio justo”. “El arzobispo es consciente de las buenas obras del cardenal, reconocidas nacional e internacionalmente”, indicó un comunicado, destacando la lucha de Pell contra los abusos sexuales dentro de la iglesia en su tiempo como arzobispo de Melbourne, en 1996.

El arzobispo de Hobart, Julian Porteous, dijo estar “conmocionado y decepcionado” por las acusaciones contra Pell y aseguró que “no tenían sustancia”, en declaraciones al periódico Hobart’s Mercury.

También el ex primer ministro australiano, Tony Abbott, salió en defensa del cardenal y dijo que era “un muy buen hombre”.

George Pell fue arzobispo de Melbourne entre 1996 y 2001 y luego se convirtió en arzobispo de Sídney hasta 2014. Fue entonces cuando se fue al Vaticano, llamado por el papa Francisco para ocuparse de reformar las finanzas de la iglesia católica.

Fuente Agencias/ Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , ,

El máximo representante de la Iglesia Católica en Australia y número tres del Vaticano, es acusado de abuso sexual a menores

Viernes, 30 de junio de 2017

pell-investigadoLa prueba del algodón de Francisco…

La Policía lo acusa de pederastia y tendrá que declarar en Melbourne el 18 de julio

Pell deja la Secretaría de Economía y regresa a Australia para defenderse de las acusaciones

El Papa Francisco le ha concedido “un periodo de excedencia para poderse defender” 

El cardenal George Pell, máximo representante de la iglesia católica en Asutralia, así como responsable de las finanzas del Vaticano y principal consejero del Papa Francisco, es acusado de abusos sexuales a menores de edad.

(J. Bastante/Agencias).- Se veía venir, pero la noticia ha caído como un jarro de agua fría en las estancias vaticanas. La Policía australiana ha acusado al cardenal George Pell de múltiples abusos sexuales contra menores en Australia. El purpurado, “número tres” de la Santa Sede y responsable de las finanzas de la Santa Sede, ha negado “enérgicamente” los cargos, pero ha solicitado una excedencia al Papa para poder viajar al país y defenderse.

“La Policía de Victoria ha acusado al cardenal George Pell de delitos de abuso sexual” cometidos en el pasado, declaró el comisario adjunto Shane Patton a la prensa, después de una investigación que ha durado ocho meses y que incluyó una declaración vía satélite del propio Pell desde un hotel romano.

El cardenal George Pell, de 76 años de edad, ha sido imputado por presuntos delitos de pederastia por la policía del estado de Victoria este martes, 27 de junio, citándole para comparecer el 18 de julio ante la Corte de Magistrados de Melbourne. Responsable de las finanzas del Vaticano, consejero principal del Papa Francisco y máximo representante de la iglesia católica en Australia, es sospechoso de abusar sexualmente de varios menores cuando era sacerdote en Ballarat, entre 1976 y 1980, así como cuando era arzobispo de Melbourne, entre 1996 y 2001. Según un comunicado, Pall «está esperando que llegue si día en la corte para defenderse de los cargos enérgicamente».

La imputación de Pell se produce tras una larga investigación ordenada por el gobierno australiano en 2012, que se centra sobre el cardenal a partir de mayo de este mismo año, según la policía, cuando a través de un portavoz ya defendió su inocencia, atribuyendo las denuncias a una campaña de difamación en su contra. La policía no ha hecho públicos todos los cargos ni ha transmitido ninguna información sobre sus presuntas víctimas, tan sólo han adelantado que existen «múltiples denunciantes». Shane Patton, subcomisionado de la Policía de Victoria, ha querido constatar que «el proceso y los procedimientos que se han seguido en la acusación del cardenal Pell han sido los mismos que se han aplicado en toda una serie de delitos sexuales (…). El cardenal Pell ha sido tratado igual que cualquier otra persona en esta investigación».

George Pell fue nombrado en 2013 como uno de los ocho cardenales encargados de estudiar diferentes maneras de reformar la iglesia católica. Una entidad que a pesar de negarse a aceptar al colectivo LGBT y reconocer sus derechos como seres humanos, se ha visto expuesta en los últimos años numerosos casos de abusos sexuales encubiertos por ellos mismos en países como Brasil, Irlanda, Alemania, Australia, Holanda, Australia y los Estados Unidos. El propio Pell habría cubierto el abuso de varios sacerdotes cuando fuera arzobispo de Melbourne, reconociendo que su predecesor en el cargo, el arzobispo Frank Little, actualmente fallecido, habría destruido cierta documentación con la intención de proteger a esos sacerdotes.

En el proceso de esta investigación se han entrevistado a miles de víctimas que han denunciado abusos cuando eran menores de edad señalando a iglesias, orfanatos, clubes deportivos, grupos juveniles y escuelas. Según los datos extraídos, el 7 % de los sacerdotes católicos habrían estado acusados de abusar de niños en Australia entre 1950 y 2010, aunque nunca se habrían sido investigados. La edad media de las víctimas de estos abusos sexuales serían niñas y niños de entre 10 y 11 años, siendo el 90 % de los agresores varones.

A continuación el comunicado completo de la Santa Sede:

«La Santa Sede ha recibido con desagrado la noticia del envío a juicio en Australia del Card. George Pell por imputaciones referidas a hechos ocurridos hace varias décadas. Puesto al corriente de la situación, el Cardenal Pell, en pleno respeto a las leyes civiles y reconociendo la importancia de participar personalmente en el proceso, de forma que pueda desarrollarse en forma justa y favorecer así la búsqueda de la verdad, ha decidido retornar a su país para afrontar las causas de las que se le acusa.

El Santo Padre, informado de ello a través del proprio Cardenal Pell, le ha concedido un periodo de excedencia para poderse defender. Durante la ausencia del Prefecto, la Secretaría para la Economía continuará desarrollando los deberes institucionales que le son propios.

Los Secretarios permanecerán en sus cargos para tramitar los asuntos de carácter ordinario, donec aliter provideatur.

El Santo Padre, que ha podido apreciar la honestidad del Cardenal Pell durante los tres años de trabajo en la Curia Romana, le está agradecido por su colaboración y, en particular, por su enérgico empeño a favor de las reformas en el sector económico y administrativo y por su activa participación en el Consejo de los Cardenales (C9).

La Santa Sede expresa su máximo respeto hacia la justicia australiana, que deberá decidir con respecto a las cuestiones suscitadas.

Al mismo tiempo, se recuerda que el Cardenal Pell ha condenado desde hace décadas abiertamente y repetidamente los abusos cometidos contra menores como actos inmorales e intolerables; ha cooperado en el pasado con las Autoridades australianas (por ejemplo, en las declaraciones ante la Royal Commission), ha apoyado la creación de la Comisión Pontificia para la Tutela de los Menores y, finalmente, como Obispo diocesano en Australia, ha introducido sistemas y procedimientos para la protección de los menores y para garantizar la asistencia a las víctimas de abusos».

 

La inculpación de Pell se produjo en las últimas fases de una larga investigación sobre las respuestas institucionales aportadas en Australia a los supuestos abusos sexuales cometidos contra niños, ordenada por el gobierno en 2012.

Pell, que había comparecido tres veces ante la comisión de investigación, afirmó haber errado en la gestión de los curas pedófilos en el Estado australiano de Victoria en los años 70. Según recoge The Guardian, después de que se conociera la posibilidad de que fuera inculpado, el cardenal aseguró que continuará cooperando plenamente con la justicia: Me gustaría reafirmar mi inocencia”.

El eclesiástico fue ordenado sacerdote en Roma en 1966, antes de regresar a Australia en 1971, donde escaló peldaños de la jerarquía católica. Fue elegido en 2014 por el papa Francisco para arrojar luz y aportar transparencia a las finanzas del Vaticano.

La comisión ha entrevistado a miles de supervivientes y escuchado las denuncias de abusos contra niños que implicarían a iglesias, orfanatos, clubes deportivos, grupos juveniles y escuelas.

Según datos extraídos de la investigación y publicados en febrero, el 7% de los sacerdotes católicos habrían estado acusados de abusar de niños en Australia entre 1950 y 2010, aunque estas acusaciones nunca fueron investigadas.

Alrededor de 4.444 supuestos incidentes de pedofilia fueron reportados a las autoridades eclesiásticas y, en algunas diócesis, más del 15% de los curas habrían estado implicados en ellos, según la investigación. La edad media de las víctimas, en aquel momento, era de 10 años para las niñas y de 11 para los niños.

Fuente Religión Digital/Universogay

General, Iglesia Católica , , , ,

Emiliano Fittipaldi denuncia “un sistema que encubre y protege a los pederastas” en la Iglesia católica

Viernes, 20 de enero de 2017

el-periodista-emiliano-fittipaldipapa-francisco-serio-2“Un total de 1.200 niños y niñas han sufrido abusos sexuales por miembros de la Iglesia desde que el Papa Francisco fue elegido hace tres años y no ha hecho nada para evitarlo, pese a su discurso de cero tolerancia hacia los abusos“.
(Emiliano Fittipaldi)

(Jesús Bastante/Agencias).- Un compendio de los horrores. Así puede definirse “Lujuria”, el nuevo libro de Emiliano Fittipaldi, uno de los dos periodistas absueltos por el “Vatileaks II“, en el que recoge docenas de casos de abusos en la Iglesia católica, al tiempo que denuncia la existencia de “un sistema que encubre y protege a los pederastas”. “Francisco no está defendiendo directamente a los pedófilos, pero no hizo nada para contrarrestar el fenómeno de la pedofilia”, agregó.

El periodista es el autor del libro Avarizia, que, junto con su colega de profesión Gianluigi Nuzzi, destapó en noviembre de 2015 lo que se conoció como caso Vatileaks2, un escándalo sobre información clasificada de carácter financiero de la Santa Sede por el que ambos fueron juzgados y absueltos en julio de 2016. Sí fueron condenados, por contra, el sacerdote español Lucio Vallejo y su ex colaboradora Francesca Chaouqui por filtrar los documentos publicados.

En esta ocasión, Fittipaldi carga contra “el ‘sistema’ que cubre y protege a “los orcos y a las arcas de la Iglesia” que —asegura— “también funciona” en Italia. Fittipaldi recopila entrevistas con sacerdotes y funcionarios judiciales para afirmar la existencia de 1.200 denuncias plausibles de acoso de niños y niñas durante los últimos tres años. En algunos de los veinte casos de presuntos abusos sexuales cometidos por sacerdotes en Italia en 2016, escribe Fittipaldi, los sacerdotes han sido condenados por abuso sin que la Iglesia haya tomado ninguna acción canónica contra ellos.

En una entrevista con La Repubblica, Fittipaldi incidió en que dicho “sistema” permite la protección para los religiosos investigados o condenados. Especialmente en Italia, donde, según sostiene el periodista, más de doscientos religiosos fueron vinculados, directa o indirectamente, con casos de abusos a menores en los últimos años.

www-infobae-com“En los últimos dos lustros, contando solo a condenados e investigados, hay más de 200 sacerdotes italianos denunciados por actos de lujuria con adolescentes, escribe Fittipaldi. Pese a ello, insiste, en el país este escándalo “nunca ha explotado”.

Fittipaldi pone algunos ejemplos de dicho “sistema” que protege “a los orcos y las arcas de la Iglesia” en Italia. Así, muestra el caso del religioso Antonello Tropea, quien “en marzo de 2015 fue encontrado por la Policía en un coche con un joven de 17 años” en Calabria, al que conoció gracias a una “aplicación usada para encuentros entre homosexuales”.

“Investigado por prostitución de menores, continúa ejerciendo como cura”, mientras que el obispo italiano Francesco Milito le aconseja, según Fittipaldi, “evitar hablar con los carabineros sobre estas cosas”.

También en Calabria, en esta ocasión en la diócesis de Locri, Fittipaldi menciona al obispo Francesco Oliva para subrayar que “en 2015 manda a una parroquia de Civitavecchia (centro) a un sacerdote suyo, don Francesco Rutigliano, que la Congregación para la Doctrina de la Fe había suspendido por cuatro años, en 2011, ‘por abuso de menores'” cometidos “entre 2006 y 2008”.

Fittipaldi también cita al religioso Franco Legrottaglie, “condenado en 2000 por abusos” a dos chicas jóvenes, que “en 2010 fue nombrado por el obispo emérito Rocco Talucci capellán del hospital y cura en una iglesia” de Ostuni, una localidad de Apulia (sur).

Además, denuncia el caso del cardenal australiano George Pell, quien fue nombrado por Francisco para reformar las finanzas de la Iglesia y ha permanecido en esa posición principal a pesar de las dudas sobre si Pell protegió a los abusadores en serie en su archidiócesis en Australia hace décadas. Pell ha negado las acusaciones contra él, pero un abogado que asiste a una comisión real en contra del abuso infantil en Australia ha argumentado que había pruebas de que Pell debería haber tomado medidas más fuertes contra un sacerdote pedófilo cuyo caso ha sido examinado.

El Papa, que no aceptó la renuncia de Pell en junio, cuando el cardenal australiano alcanzó la edad de jubilación, se ha negado a juzgarlo. Cuando los periodistas le preguntaron sobre una investigación separada sobre Pell por la Policía estatal de Victoria, el Papa dijo que “la Justicia tiene que seguir su curso”. El pasado noviembre, sin embargo, Francisco decidió no renovar la pertenencia de Pell a la oficina del Vaticano que maneja la práctica litúrgica de la Iglesia.

Fittipaldi escribió Lussuria durante su juicio por obtener ilegalmente documentos secretos. Hablando con The Guardian, recordó: “Fue irónico estar allí, durante el juicio. Pensaba que muchos sacerdotes y obispos y cardenales estaban involucrados en abuso sexual y el Vaticano no hacía nada. Prefieren perseguir a periodistas”.

Fuente Infobae/Religión Digital

Biblioteca, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

Obispos sin “olor a oveja” pueden destruir todo el rebaño

Lunes, 19 de septiembre de 2016

l71ycJuan Cejudo, miembro de MOCEOP y de Comunidades Cristianas Populares,
Cádiz.

ECLESALIA, 16/09/16.- Estos últimos meses estamos escuchando atónitos las declaraciones de un grupo significativo de obispos en una línea muy lejana a la que se esfuerza por marcar el papa Francisco.

Declaraciones contra la igualdad de género o la libertad sexual y actuaciones absolutamente dictatoriales contra algunos sacerdotes que no son de su línea, sin el menor sentido pastoral ni de respeto a las personas, están provocando en no pocos sectores cristianos y de la sociedad civil, verdadero asombro e indignación.

Así:

Demetrio Fernández, Obispo de Córdoba ha dicho recientemente que “la igualdad de género es una bomba atómica que quiere destruir la doctrina que profesan y la imagen de Dios en el hombre y la imagen de Dios Creador”.

También dijo que «la Unesco tiene programado para los próximos veinte años que la mitad de la población sea homosexual». Criticaba así la supuesta implantación a través de diversos programas educativos promovidos por el organismo de la ONU de una ideología de género que permitiría a las personas elegir su sexo sin tener en cuenta la realidad biológica y que la fecundación artificial es un “aquelarre químico de laboratorio” o que “la ideología de género destroza la familia”.

Fernández se refirió sobre el anuncio papal sobre la nulidad del matrimonio afirmando que “nadie puede deshacer -ni siquiera el Papa- lo que Dios ha unido por voluntad de los esposos en el sacramento del matrimonio”, intentando ser más papista que el papa y mostrando muy poca consideración y respeto hacia los esfuerzos del papa Francisco por implantar reformas muy necesarias en la Iglesia.

Es muy significativo que los partidos con mayor representatividad en el Ayuntamiento de Córdoba, PP, PSOE, IU y Ganemos, hayan condenado unánimemente las últimas declaraciones de este obispo.

Joaquín María López de Andújar, Obispo de Getafe destituye con nocturnidad y alevosía al párroco Francisco Javier Sánchez, aprovechando que éste estaba de vacaciones.

Es significativa la Campaña en Change org contra el obispo. El propio Consejo de pastoral, disconforme, recoge en 120 folios 3.600 firmas contra su decisión

¿Por qué este cese? “Javi no es un cura al uso, no viste de sotana ni usa el lenguaje eclesial ni tampoco impone reglas estrictas, ni ordena ni chilla, aunque sí puedes contar con su ayuda seas quien seas, hagas lo que hagas y pienses lo que pienses. Todo el mundo le conoce cuando pasea por el barrio, y, lo que es más importante, él conoce a todos los que pasan dificultades reales: familias sin empleo, delincuentes, presos, discapacitados, etc. y todos tienen su ayuda”, apuntan desde la parroquia.

Francisco Javier Sánchez asegura que “me sentí humillado, maltratado y vapuleado, quizás como se sienten muchos trabajadores de cualquier empresa, con la diferencia es que mi empresa se llama Iglesia, comunidad, y el que me lo estaba diciendo no era el jefe de personal de la empresa, sino supuestamente mi pastor”. (Jesús Bastante en Religión Digital)

Casimiro López LLorente, obispo de Segorbe-Castellón abre expediente disciplinario a un sacerdote por bendecir el amor entre dos lesbianas. ¡Increíble!

Juan Antonio Reig Plá, Obispo de Alcalá de Henares, ha hecho declaraciones ofensivas contra los derechos de las mujeres; una de las últimas fue contra el aborto y contra el voto. En la primera compara el aborto con los trenes que llevaban a los deportados a los campos de exterminio nazis.

Reig Pla había levantado polémica al celebrar la misa anual en el cementerio de los mártires de Paracuellos del Jarama junto a una bandera de España con el águila franquista, colocada en el mismísimo altar, y ante la presencia de figuras destacadas de la ultraderecha, como Blas Piñar.

Obispos de Getafe (López de Andújar y Rico Pavés) y de Alcalá (Reig Pla) publican carta conjunta contra la ley de transexualidad que provoca escándalo en gran parte de la sociedad y especialmente en el colectivo de LGTB.

Estas actitudes tan poco en consonancia con las actitudes, palabras y gestos del Papa Francisco chocan por su absoluta falta de sintonía con las necesarias actitudes pastorales que se deben exigir a un obispo. Evidentemente no tienen “olor a oveja”. Pero lo que me parece más grave, parece que forman parte de un no pequeño grupo de obispos y cardenales que en todo el mundo se posicionan contra la manera de pastorear del buen papa Francisco que entre otras cosas dijo:”¿Quién soy yo para condenar a los homosexuales?”. Se enfrentan a él.

Así entre los opositores a Francisco figuran el Cardenal Sarah que quiere volver a la misa de espaldas al pueblo, Gerhard Müller, a quien trajo a Oviedo el arzobispo Sanz Montes; junto a estos, como opositores a Francisco figuran también Angelo Sodano, Tarcisio Bertone, Marc Ouellet, Leo Burke, George Pell, Camilo Ruini, Carlo Cafarra, Giovanni Batista Re, Angelo Scola, Elio Sgreccia, Walter Brandmüller, Antonio Rouco con sus afines de Getafe, Oviedo (que en diciembre pasado expulsó, sin justificación ni explicación alguna, a los 35 voluntarios de Pastoral Penitenciaria de la cárcel de Villabona de Asturias), Toledo, Sevilla, Granada, Pamplona y Segovia, así como Martínez Camino, auxiliar de Madrid. (Cita de Faustino Vilabrille en su artículo “Muy bien, Francisco” en Reflexión y Liberación).

Estos obispos por sus posturas tan retrógradas y tridentinas no sólo no huelen a oveja, sino que pueden terminar destruyendo todo el rebaño.

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un obispo emérito australiano afirma que no estaba seguro de si la pederastia era delito

Domingo, 28 de febrero de 2016

ronald-mulkearns_560x280Menos Derecho Canónico y más Civil… está claro…

Ronald Mulkearns tuvo que afrontar casos de abusos en su diócesis y dimitió

Nunca preguntó a los sacerdotes acusados si habían cometido las atrocidades

Había problemas con los sacerdotes en la diócesis y yo no supe afrontarlo tan bien como debería. Y me gustaría decir que lo siento terriblemente por no haber hecho entonces las cosas de forma diferente

El obispo emérito de Ballarat (sureste de Australia), Ronald Mulkearns, afirmó que cuando tuvo que afrontar casos de pederastia cometidos por sacerdotes en su diócesis australiana no estaba seguro de que estos abusos eran delito aunque sí que estaban mal, informó la prensa local.

Así lo manifestó Mulkearns, de 85 años, por videoconferencia ante la Real Comisión sobre la Respuesta Institucional a los Abusos Sexuales contra Niños, que investiga la repuesta de las instituciones religiosas, públicas y educativas a la pederastia en las últimas décadas en Australia.

El que fuera obispo entre 1971 y 1996 de la diócesis de Ballarat, en el estado de Victoria (sureste), dijo que nunca preguntó directamente a los sacerdotes si habían abusado de menores, sino que lo sabía a través de los informes de los psicólogos, según el canal australiano ABC.

Sólo en Ballarat, al menos 14 religiosos fueron denunciados por 130 casos de abusos sexuales contra menores desde los años 60, 70 y 80, y muchas víctimas se suicidaron varios años más tarde debido a los traumas.

Uno de los sacerdotes pederastas fue Gerald Francis Ridsdale, condenado a 8 años de prisión en 2014 por decenas de casos de pederastia, incluido contra su propio sobrino, entre 1961 y 1981.

Durante décadas, los supuestos pederastas eran trasladados a otra diócesis por las autoridades eclesiásticas, pero nunca se denunciaban a la Policía.

“Realmente no sabía qué hacer o cómo hacerlo. Había problemas con los sacerdotes en la diócesis y yo no supe afrontarlo tan bien como debería. Y me gustaría decir que lo siento terriblemente por no haber hecho entonces las cosas de forma diferente”, indicó el prelado ante la comisión en Sídney.

Mulkearns señaló que decidió retirarse por este motivo en 1997.

El próximo domingo por la noche (lunes por la mañana en Australia), el cardenal australiano George Pell, actual prefecto de la Secretaría de Economía de la Santa Sede, tiene previsto declarar por videoconferencia ante la comisión desde Roma, hasta donde se trasladará un grupo de diez víctimas de Ballarat.

La Real Comisión ha citado al prelado en relación a varios casos de pederastia denunciados en Ballarat, donde Pell nació (1941) y ejerció como sacerdote desde 1973 hasta 1983, antes de ser nombrado arzobispo de Melbourne (1996) y luego de Sídney (2001).

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

El ordenador de Wesolowski contenía más de cien mil archivos con imágenes pornográficas

Domingo, 28 de septiembre de 2014

359412_wesolowski_jw262_34El exarzobispo polaco Jozef Wesolowski, de 66 años, conservaba en su ordenador portátil, propiedad del Vaticano, una colección secreta de 100.000 imágenes pornográficas, entre vídeos y fotos de varones entre 13 y 17 años, obligados a posar desnudos o a mantener relaciones sexuales entre ellos o con otros. Según publica Il Corriere della Sera, el tráfico de correos del exarzobispo que está investigando la Policía revela sus accesos a portales gays. Wesolowski puede ser condenado a siete años de cárcel. La Policía trata de descubrir ahora qué otras personas habrían ayudado al religioso a captar a sus víctimas. El exnuncio utilizaba a un diácono que lo ponía en contacto con adolescentes pobres para que su “apetito sexual pudiera ser satisfecho”.

Francisco lanza su campaña contra pederastas y cómplices en la Iglesia

Kasper: “Hubo un tiempo en el que se protegió a los sacerdotes: ahora, al lado de las víctimas”

Navarro-Valls: “La verdadera enfermedad no es la Iglesia, sino la pedofilia

El ordenador de la nunciatura de la República Dominicana, propiedad del exarzobispo polaco Jozef Wesolowski, en arresto domiciliario desde el pasado martes en el Vaticano acusado de pedofilia, contenía más de cien mil archivos con imágenes pornográficas y vídeos, según informa el diario italiano Corriere della Sera.

De este modo, la investigación judicial relativa a la actividad diplomática de Wesolowski en República Dominicana ha revelado más de 100.000 archivos, divididos en cuatro volúmenes con unos 130 vídeos y más de 86.000 fotografías con contenido sexual de menores explícito a los cuales se añadirían otras 45.000 imágenes que habrían sido canceladas.

Además, los investigadores del Vaticano están buscando otros cómplices que habrían ayudado al alto prelado a procurarse menores, ya que en el sumario judicial se habla de manera explícita de «delitos cometidos junto a otras personas todavía sin identificar».

Según informó el portavoz oficial de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, el juicio se celebrará a finales de este año o comienzos del 2015. Asimismo, confirmó que el promotor de justicia del Vaticano, el fiscal Gian Piero Milano, está investigando al exnuncio por pederastia y por posesión de material con pornografía infantil.

El Vaticano reformó su ordenamiento jurídico en el 2013 pero estas reformas carecen de efecto retroactivo y los delitos por los que se investiga a Wesolowski fueron presuntamente cometidos con anterioridad a dicho cambio legislativo en la Santa Sede. De acuerdo con el ordenamiento jurídico del Vaticano, previo a la reforma penal del 2013, el acusado podría ser condenado a 6 o 7 años de prisión. Por el momento, según Lombardi, el exnuncio está siendo representado legalmente por un abogado de oficio, aunque podría designar uno de su confianza.

El Vaticano destituyó a Wesolowski de su cargo a finales de agosto del año pasado y abrió una investigación, después de que el arzobispo de Santo Domingo, el cardenal Nicolás López Rodríguez, informara al papa Francisco de las acusaciones que recaían sobre el nuncio. Fue condenado y expulsado del sacerdocio en un proceso canónico en primera instancia instruido por la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Por su parte, el cardenal Walter Kasper, autor del informe introductorio del Sínodo sobre la familia, afirmó que tras el arresto de Jozef Wesolowski, la Iglesia está frente “a un cambio de paradigma. Hubo un tiempo en el que se protegió a los sacerdotes: ahora se miran las cosas del lado de las víctimas, es lo que debemos hacer“. El arresto de Wesolowski -dijo Kasper en una entrevista con el Corriere della Sera- “va en la dirección que conocemos. La línea del Papa es clara, no se puede detener, ni siquiera si es un obispo. La Iglesia necesita purificación y renovación, debemos ser consecuentes. “La pedofilia es un crimen opuesto a la vocación: destruye la vida. Hemos conocido los efectos a largo plazo que la pedofilia tiene en sus víctimas”, agregó, subrayando que “no debe haber privilegios. La ley civil vale para todos, ¿por qué no debería valer para un obispo?“.

Por su parte el padre Hans Zollner, presidente del Instituto de Psicología en la Universidad Gregoriana y miembro de la Pontificia Comisión para la Protección de los Menores, dijo que es un gran error considerar que los casos hayan sido cubiertos en Roma“. “La realidad es que el entonces cardenal Ratzinger, en el año 2000, para contrarrestar el fenómeno decidió centrar la gestión de las acusaciones contra sacerdotes en la Congregación para la Doctrina de la Fe, y nombró promotor de Justicia a Charles Scicluna, canonista considerado riguroso, poniéndolo a la cabeza de los procedimientos contra los clérigos”, dijo Zollner al diario La Repubblica. Cuando se convirtió en Papa “continuó con firmeza en esta línea” y “Francisco dijo claramente que tiene intención de seguir con rigor la misma orientación“.

Sobre las acusaciones de la ONU, “para la parte civil y penal la Iglesia se atiene a las leyes de los Estados. La denuncia no es obligatoria en la mayoría de los Estados, por ejemplo en Italia, Alemania y Bélgica, explicó.

En cuanto a la selección de los candidatos al sacerdocio, “no hay que ilusionarse con que mediante algún test o pregunta durante una entrevista se pueda identificar con absoluta certeza a posibles abusadores”, agregó.

En una intervención publicada también en La Repubblica, el ex vocero vaticano Joaquín Navarro Valls escribió que “el perfil de un pedófilo no incluye nunca adultos normales que son atraídos eróticamente por menores como resultado de una abstinencia temporal o prolongada en el tiempo. Por lo tanto no emerge clínicamente ningún vínculo entre pedofilia y celibato“. La verdadera enfermedad no es la Iglesia, sino la pedofilia. Sobre todo porque expresa con brutalidad y violencia una perversión que anida entre las personas ‘comunes’ y también entre los muros domésticos”, agregó. “Si es cierto que la pedofilia es una plaga humana que también la Iglesia está conociendo, también es cierto que la Iglesia es la única realidad comunitaria e institucional que está interviniendo eficazmente para extirparla, penal, canónica y culturalmente“, escribió Navarro Valls.

Según la revista L’Espresso, en un artículo anticipado hoy, tras el arresto de Wesolowski “en el Vaticano la tensión es altísima y “tiembla por su puesto sobre todo George Pell, cardenal australiano miembro del C9, el grupo de purpurados que aconseja al Papa en el gobierno de la Iglesia“. Según la revista “Francisco parece haber admitido que fue demasiado apresurado en el nombramiento del cardenal”. Pell fue absuelto hace algunos años “por falta de pruebas de una acusación de molestias contra un niño de 12 años. El cardenal fue interrogado hace algunas semanas por la comisión de investigación de Canberra por hechos ocurridos cuando era arzobispo de Melbourne y Sydney. En esa oportunidad comparó a los curas pedófilos con los camioneros que molestan a las mujeres que hacen autostop: “No creo que la compañía de transportes -dijo refiriéndose a la Iglesia- pueda ser responsable de las acciones de sus camioneros”. En Australia, los padres de los niños pero también investigadores acusan al cardenal de haber querido minimizar los delitos, ocultar la verdad, manipular e intimidar a las víctimas“.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , ,

“Limpiando el Vaticano”, por Paul Vallelyjune.

Domingo, 7 de septiembre de 2014

photography-saint-martin-de-porres-pierre-et-gilles-1990Leído en Evangelizadoras de los apóstoles:

Crédito Angelo Carconi / Associated Press

LONDRES – Se veía muy dramático cuando el Papa Francisco despidió a toda la junta de regulador financiero del Vaticano la semana pasada. Pero eso fue sólo el medio de ella. Los cambios sísmicos que están en marcha detrás de las escenas en Roma son aún más radicales que las apariciones públicas sugieren. Y ofrecen esclarecedoras perspectivas sobre el carácter inflexible del hombre que le gusta presentarse a sí mismo ante el mundo como un modelo de la sonrisa de humildad.

El cuerpo conocido como Autoridad de Información Financiera de Roma (FIA) supervisa todo, desde el Banco del Vaticano a las propiedades de la Santa Sede, sus salarios del personal y hasta la farmacia vaticana. Sus cinco miembros italianos se debieron a su cargo hasta 2016, cuando Francisco les pidió la renuncia temprana – para ser reemplazado por un equipo internacional de expertos financieros que incluye a Joseph Yuvaraj Pillay, el hombre que dio la vuelta a la economía de Singapur, y Juan Zarate, un ex financiero asesor de seguridad del presidente George W. Bush.

La medida drástica se produjo después de meses de luchas internas entre la vieja guardia y el director de la FIA, René Brülhart, un experto en lucha contra el lavado de dinero en Suiza, encargada de la limpieza de uno de los bancos más secretas del mundo, que cuenta con activos por valor de más de $ 8 mil millones. Un ex jefe de la unidad de inteligencia financiera de Liechtenstein, se encontró con sus reformas continuamente frustrados por una red de viejos amigos. Se quejó al papa, quien hizo a un lado el obstáculo en un solo movimiento.

Pero había algo más que eso, ya que nadie hubiera sospechado que conocía el modus operandi de Jorge Mario Bergoglio cuando era arzobispo de Buenos Aires antes de convertirse en Papa. Allí, también, se había enfrentado a un escándalo bancario en el que su predecesor, el cardenal Antonio Quarracino, había visto envuelto en la suscripción de un contrato de seguro de varios millones de dólares para una familia de banqueros prominentes que resultaron estar pagando todas las facturas de sus tarjetas de crédito. Cuando el banco se ve insolvente, los banqueros fueron encarcelados, y a la Iglesia Católica se le pidió  pagar enormes sumas de dinero que no tiene, el cardenal Bergoglio llamó a los contables internacionales Arthur Andersen, cerró el banco de la iglesia y transfirió sus activos a los bancos comerciales.

Él actuó rápidamente, con decisión y transparencia – en varios niveles a la vez. Y eso es lo que ha estado haciendo durante los últimos años con las finanzas opacas del Vaticano y su banco de escándalo-sumida.

Desde luego, tiene que hacerlo. El banco ha tenido una historia muy dudosa desde la década de 1980 cuando se vio implicado en el colapso del banco privado más grande de Italia, el Banco Ambrosiano, cuyo presidente, Roberto Calvi, fue encontrado colgando del puente de Blackfriars en Londres, un incidente que fue ampliamente visto como un asesinato disfrazado de suicidio. Se emitió una orden de arresto contra el presidente del Banco del Vaticano, el arzobispo Paul Marcinkus, alegando que él era cómplice de quiebra fraudulenta, pero nunca fue llevado a juicio.

Accidentada historia del banco ha continuado hasta tiempos recientes. En un informe de 2012, el Consejo de la autoridad monetaria europea no logró el Banco del Vaticano en siete de sus 16 centrales regulaciones anti-lavado de dinero. Otros bancos se distanciaron de él hasta el punto de que en 2013 el Deutsche Bank cerró 80 cajeros automáticos del Vaticano y de los servicios de pago de tarjeta de crédito. Impropiedad aferró a la institución como un mal olor.

Con razón el Papa Francisco hizo la reforma del Banco del Vaticano una de sus primeras prioridades. Pocos días después de convertirse en Papa , desnudó cinco cardenales de supervisión del banco de su estipendio anual de $ 42.000. En un sermón en una misa por el personal del banco que él deliberadamente describió su organización como “necesaria hasta un cierto punto.” Exigió contabilidad estricta, mejores prácticas de información y los controles internos mejorados. Diez meses después, satisfecho con el progreso, despidió a todos menos uno de los cinco cardenales en enero. También reemplazó el presidente de la FIA con un arzobispo con un historial de reforma dentro de la burocracia del Vaticano.

Astutamente, como antes, nos ha traído de afuera. Los consultores regulatorios y de cumplimiento de los Estados Unidos de Promontory Financial Group están peinando a través de 19.000 cuentas del banco. Ellos han encontrado cheques pobres de flujo de efectivo, documentación inadecuada, la ignorancia sobre la diligencia debida y un sistema de poderes que las nubes que realmente controla muchas cuentas. Cuando se pidió a los clérigos encargados cómo respondieron al regulador, contestaron: “Respondemos ante Dios.” Ahora responden al Sr. Brülhart. Unos 1.600 ejercicios cerrados hasta el momento. Leer más…

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.