Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Marie Collins’

Marie Collins vuelve a reivindicar un tribunal central para obispos encubridores

Viernes, 7 de septiembre de 2018

one-in-four-10th-anniversary-reports-310x415Responde a las palabras del Papa, que apuntó que estaba “obsesionada” con el tema

La Iglesia católica debería tener un estándar universal para todos sus líderes

(Marie Collins*).- Junto con otros siete supervivientes, me reuní con el Papa Francisco el 25 de agosto, momento en el que le pregunté por qué el Tribunal central de rendición de cuentas del Vaticano anunciado en 2015 no se estaba implementando.

En su respuesta, habló de su creencia de que, por razones culturales, ese tribunal “no era viable”. En aquel momento, en lugar del tribunal, hizo referencia a su motu proprio de 2016 Como una madre amorosa, tal y como hizo más tarde en su rueda de prensa el 26 de agosto en el avión a Roma.

En el avión expresó la creencia de que yo estaba “un poco obsesionada” y no “entendí” el proceso que se está utilizando ahora. No tengo ningún problema en admitir que estoy decidida a ver que aquellos que protejan alos perpetradores sean culpabilizados (¡aunque no me describiría a mí misma como “obsesionada”!).

El sacerdote que abusó de mí fue denunciado como a su obispo poco después, pero su éste no hizo nada, y el clérigo continuó abusando sexualmente de niñas en sus parroquias durante los siguientes 30 años. De ahí mi determinación de que los perpetradores no estén protegidos.

En verdad entiendo la opción alternativa que Francisco ha elegido, en lugar del tribunal centralizado. La declaración sobre mi falta de comprensión me recuerda al cardenal Gerhard Müller, quien después de mi renuncia a la Pontificia Comisión para la Protección de Menores en 2017 también dijo que no “entendí”. Entendí en este caso también.

Es obvio que ahora Francisco está a favor de los tribunales locales o separados para que los obispos rindan cuentas, pero me pregunto: ¿qué le ha hecho cambiar de opinión desde 2015? En ese momento, su Comisión para la Protección de Menores le recomendó un tribunal de responsabilidad central en el Vaticano. Esta recomendación para un tribunal central fue aprobada por todos los miembros de la Comisión, expertos que [el Papa] había elegido de diferentes orígenes culturales para asesorarlo.

El 10 de junio de 2015, el Consejo de Cardenales anunció que el Papa estaba de acuerdo con esta recomendación y que proporcionaría los fondos o el personal necesarios para implementarla. Más tarde, un miembro cercano a la Congregación para la Doctrina de la Fe informó a la Comisión que había sido bloqueado por ellos y, como sabemos, nunca fue implementado.

El Papa Francisco no ha explicado por qué aceptó un tribunal central en 2015, pero ahora siente que “no es posible”. ¿Quién o qué lo ha llevado a cambiar de opinión?

La razón principal del Papa al querer diferentes jueces para diferentes obispos, tal como se expresó durante la rueda de prensa, obedece a las “diferentes culturas de los obispos que deben ser juzgados”. Debo admitir abiertamente que no entiendo. La Iglesia católica debería tener un estándar universal para todos sus líderes.

Si en algunas culturas hay prácticas aceptables que no están aprobadas en el derecho internacional o en la propia ley canónica de la Iglesia, uno pensaría que, en lugar de bajar sus estándares para adecuarse a la cultura, la Iglesia debería asegurarse de hacer lo opuesto y convertirse en un líder para cambiar esa cultura y para proteger a los vulnerables. Todos los niños deben ser queridos por igual.

Hablando en la rueda de prensa, en el contexto de una pregunta de responsabilidad, Francisco se refirió al veredicto contra el arzobispo de Guam, Anthony Apuron, como la última vez que se usó este sistema. Creo que este caso fue uno de perpetración de abusos, por lo que este no es un problema de responsabilidad. ¿Por qué la confusión?

El Papa cita como parte de la razón para no tener un tribunal central el hecho de que para algunos obispos “dejar sus diócesis … no es posible”. Si es una verdadera imposibilidad, ¿no podría haber una excepción para que un tribunal del Vaticano tuviera una audiencia local en ese caso particular?

Al hablar de su proceso al usar “Como una madre amorosa”, el Papa dijo que “muchos obispos han sido juzgados de esta manera”. ¿Han sido todos declarados inocentes? O si ha habido veredictos de culpabilidad, ¿por qué no se han hecho públicos?

Si todo está en orden y los obispos están rindiendo cuentas detrás de los bastidores, ¿por qué, en su reciente carta al Pueblo de Dios, se refiere Francisco a los esfuerzos “para llegar a” y las demoras en “aplicar” las “acciones y sanciones que son tan necesarias”?

En su rueda de prensa, el Papa expresó su intención de reunirse conmigo cuando esté en Roma y explicar cómo funciona el nuevo proceso de rendición de cuentas bajo su motu proprio. Debido a la presión del tiempo el 25 de agosto, no pudimos debatir los temas extensamente, por lo que agradecería esa oportunidad. Creo que sería importante hacerle algunas de las preguntas anteriores para luego explicarlas, a fin de aclarar el tema de la rendición de cuentas.

Estaré en Roma del 9 al 14 de septiembre en una visita privada y me gustaría mucho reunirme con Francisco para entender mejor las respuestas a estas preguntas. Si esto no es posible, espero que haga una declaración a los fieles que cubra estos temas y establezca claramente lo que se está haciendo, ya que muchos están sufriendo por lo que está sucediendo hoy en su Iglesia.

*Marie Collins es defensora de las víctimas de abusos sacerdotales.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , ,

Marie Collins exige “estructuras robustas” y “sanciones fuertes” contra pederastas y encubridores

Sábado, 25 de agosto de 2018

mariecollinsemf_560x280O’Malley: “La evangelización dependerá de nuestra capacidad para admitir nuestros propios crímenes y fallos”

DiNardo, presidente de la Conferencia Episcopal de los EE. UU. acepta la necesidad urgente de rendir cuentas por los abusos”

Una prominente víctima de abuso sexual clerical en Irlanda dijo el viernes en una conferencia auspiciada por el Vaticano que la Santa Sede debe crear “estructuras robustas” e imponer “sanciones fuertes” a obispos y funcionarios del Vaticano que no protejan a los niños de sacerdotes depredadores.

Marie Collins, activista por los derechos de las víctimas y exmiembro de la junta asesora del papa Francisco sobre abusos, pidió a las familias católicas que asisten al Encuentro Mundial de las Familias en Dublín que pregunten por qué el papa eliminó hace varios años ese proyecto de tribunal del Vaticano donde rendir cuentas.

Collins fue la principal oradora en un panel sobre cómo proteger a los niños de pederastas en la  conferencia trienal auspiciada por el Vaticano que busca alentar y reforzar la familia católica. Francisco llegará a Dublín el sábado para clausurar la conferencia con una misa el domingo en el Phoenix Park.

Aunque la crisis de abusos sexuales iba a ser de todas formas una sombra en el viaje papal, dada la devastadora historia de abuso y encubrimiento en Irlanda, nuevas revelaciones de problemas en Estados Unidos y encubrimiento por la jerarquía eclesiástica han asegurado que la visita de Francisco va a estar dominada por el asunto.

El cardenal Sean O’Malley, principal consejero del papa sobre el tema, iba a encabezar las discusiones en la conferencia sobre salvaguarda de los niños, pero se quedó en Estados Unidos debido a lo que llamó “serias necesidades pastorales” en Boston. O’Malley inició una investigación del seminario de su diócesis y destituyó a su rector, tras denuncias de abusos sexuales.

Es el tercer seminario -incluyendo el de Filadelfia y el de Seton Hall, Nueva Jersey- investigado ahora por la iglesia en Estados Unidos ante denuncias de esa naturaleza.

En una carta leída en la conferencia, O’Malley se disculpó por no estar ahí en persona, pero enfatizó que proteger a los niños es, en su opinión, el deber principal de la Iglesia Católica en la actualidad.

“Todos los esfuerzos de evangelización y otras grandes obras dependerán de nuestra capacidad para admitir nuestros propios crímenes y fallos y hacer de la protección de los niños y adultos vulnerables nuestra principal prioridad”, dijo.

La pederastia, bomba contra el celibato

Fuente Agencias/Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , ,

James Martin: “El mensaje del Vaticano a los católicos LGBT es que forman parte de la Iglesia”

Viernes, 15 de junio de 2018

james-martin-sj-y-la-portada-de-su-nuevo-libroEl jesuita hablará en el Encuentro Mundial de las Familias de Dublín

Compartirá escenario con el cardenal O’Malley o la víctima de abusos Marie Collins, entre otros invitados

El Encuentro Mundial de las Familias de Dublín incluirá discusiones sobre temas espinosos a los que se enfrentan las familias católicas, incluida la protección a niños de abuso sexual, las maneras de lidiar con el divorcio y cómo incluir a lesbianas y gays en la grey católica.

El papa Francisco se unirá al Encuentro Mundial de las Familias los dos últimos días, el 25 y 26 de agosto, para presidir la misa de clausura en Dublín.

El programa pastoral, que culminará con la llegada del pontífice, fue dado a conocer el lunes por los organizadores e incluye algunos temas sorprendentes. Probablemente ninguno sorprenda más que la participación del sacerdote jesuita James Martin, quien ofrecerá una presentación sobre cómo dar la bienvenida a las parroquias a los católicos de la comunidad LGBT y sus familias.

A Martin, autor de Construyendo un puente, le han cancelado varios discursos en Estados Unidos en meses recientes por la presión de grupos conservadores que se oponen a su llamada de que la Iglesia dé un mejor recibimiento a los católicos homosexuales.

Martin le dijo a The Associated Press que era “muy significativo” que el encuentro incluyera su presentación, ya que demuestra que “los católicos LGBT y sus padres son una parte importante de la Iglesia”.

“El mensaje del Vaticano a los católicos LGBT es éste: ustedes forman parte de la Iglesia”, dijo.

Martin recordó que durante el encuentro previo, que se llevó a cabo en Filadelfia 2015, el único evento oficial sobre los católicos homosexuales mostraba a un hombre gay y su madre hablando de castidad.

La plática de Martin no es el único evento del encuentro que indica que los organizadores están dispuestos a seguir el liderazgo de Francisco y llegar hasta los católicos más marginados. Otros temas son los católicos que sufren adicciones y violencia doméstica, cómo lidiar con familiares en prisión y cómo ayudar a gente sin techo.

Quizás otros vayan dirigidos a una audiencia más amplia: cómo encontrar tiempo para orar en la era digital, mujeres en el liderazgo, adolescentes en el mundo digital.

Uno de los principales paneles es la protección infantil y estará presente el principal consejero del papa de prevención de abuso sexual, el cardenal Sean O’Malley. Junto con él estará Marie Collins, sobreviviente de abuso irlandesa que renunció del panel de O’Malley el año pasado a causa de la frustración que le causó la negación del Vaticano de escuchar a las víctimas.

Fuente Agencias/Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , ,

El cardenal Pell comparecerá ante los tribunales de Melbourne el próximo 26 de julio… Y la jerarquia eclesiástica australiana sale en su defensa

Domingo, 2 de julio de 2017

pell-investigadoY salió el corporativismo episcopal… ¿Tolerancia 0?

 Fuentes vaticanas asumen que el cardenal ha sido “defenestrado” por un sector de la Curia

Francisco podría aceptar su renuncia (tiene 76 años) para minimizar el daño a las reformas emprendidas

Por su parte, la irlandesa Marie Collins, ex integrante de la comisión antipederastia del Vaticano, considera que la salida de Pell del Vaticano “llega demasiado tarde”.

(Jesús Bastante).- El cardenal George Pell comparecerá ante los tribunales de Melbourne el próximo 26 de julio, para responder a las acusaciones de “múltiples abusos sexuales” de las que ha sido acusado, y que le han llevado a solicitar una excedencia en su puesto como superministro de Economía de la Santa Sede.

Un Pell que, hasta el momento, contaba con el apoyo, sin fisuras, del Papa Francisco, quien le ha concedido el tiempo que necesite para defenderse de la “difamación incesante, como ayer la calificó el propio purpurado en una comparecencia de prensa sin preguntas.

“El proceso judicial me dará la oportunidad de limpiar mi nombre y de volver a mi trabajo en Roma, subrayó Pell, quien también ha solicitado a los médicos que le tratan por una afección cardíaca permiso para volar al continente austral. Precisamente, su salud fue una de las causas por las que, en octubre pasado, el cardenal compareció, por videoconferencia, ante la Corte australiana, desde un hotel romano.

Sin embargo, en Roma no son pocos los que asumen que el cardenal ha sido “defenestrado”, y que su viaje a Australia supondrá, en la práctica, el fin de su carrera como responsable de las finanzas vaticanas. Fuentes cercanas a la Santa Sede apuntan a que Pell ha sufrido el acoso de un sector de la Curia, que se había negado sistemáticamente a apoyar la lucha contra la corrupción y el proceso de reformas en las finanzas del Estado vaticano, que implicaba que todos los dicasterios y oficinas curiales tuviesen que rendir cuentas. La salida, inesperada, del revisor general y “mano derecha” de Pell, Lino Millone, se entiende ahora como el último paso antes de la marcha del arzobispo australiano.

Así, según The Australian, aunque el Papa Francisco cree en la inocencia de Pell, habría tomado la decisión de aceptar su renuncia (el cardenal cuenta con 76 años) para minimizar, en lo posible, el daño que la noticia puede tener a la reputación de la Santa Sede y a la política de reformas emprendidas por Bergoglio. “Este es el final del camino para el cardenal Pell en el Vaticano, sin importar el veredicto de la justicia australiana. Él pasará al retiro cuando el caso termine”, comentó un oficial del Vaticano al diario australiano.

Por su parte, la irlandesa Marie Collins, ex integrante de la comisión antipederastia del Vaticano, considera que la salida de Pell del Vaticano “llega demasiado tarde”.

A su llegada a Australia, Pell se encontrará con un panorama complicado de solucionar. Y es que el cardenal es sospechoso de haber abusado sexualmente de menores cuando era sacerdote en la ciudad de Ballarat (1976-80), en Victoria, y cuando fue arzobispo de Melbourne (1996-2001), la capital estatal.

“Múltiples denuncias”. El subcomisionado de la Policía de Victoria, Shane Patton, dijo que la imputación fue presentada a los representantes legales de Pell en Melbourne y ante la corte de magistrados de la ciudad. “El cardenal Pell se enfrenta a múltiples cargos, en relación a delitos sexuales históricos, y hay múltiples denuncias relacionadas con esos cargos”, manifestó Patton en rueda de prensa. El subcomisionado insistió en que las acusaciones contra Pell aún no han sido examinadas en sede judicial, pero subrayó que “el cardenal Pell, como cualquier otro imputado, tiene derecho a un proceso justo”.

Los líderes de la iglesia católica australiana salieron en defensa del cardenal George Pell, responsable de finanzas del Vaticano.  “El George Pell que yo conozco es un hombre íntegro en sus relaciones con los demás, un hombre de fe y de grandes ideales, un hombre meticulosamente decente, dijo el arzobispo de Sídney, Anthony Fisher, en un comunicado.

Fisher aclaró que la archidiócesis no se hará cargo de los costes de la defensa del cardenal, aunque sí le ayudará a encontrar un lugar donde vivir.

El actual arzobispo de Melbourne, Denis Hart, un cargo que también ocupó Pell, pidió por su parte un “juicio justo”. “El arzobispo es consciente de las buenas obras del cardenal, reconocidas nacional e internacionalmente”, indicó un comunicado, destacando la lucha de Pell contra los abusos sexuales dentro de la iglesia en su tiempo como arzobispo de Melbourne, en 1996.

El arzobispo de Hobart, Julian Porteous, dijo estar “conmocionado y decepcionado” por las acusaciones contra Pell y aseguró que “no tenían sustancia”, en declaraciones al periódico Hobart’s Mercury.

También el ex primer ministro australiano, Tony Abbott, salió en defensa del cardenal y dijo que era “un muy buen hombre”.

George Pell fue arzobispo de Melbourne entre 1996 y 2001 y luego se convirtió en arzobispo de Sídney hasta 2014. Fue entonces cuando se fue al Vaticano, llamado por el papa Francisco para ocuparse de reformar las finanzas de la iglesia católica.

Fuente Agencias/ Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , ,

La ‘sacudida’ de Marie Collins a la Curia renuente: abandona la Comisión Antipederastia ante las trabas a los cambios.

Martes, 7 de marzo de 2017

marie-collins-se-va-de-la-comision-anti-pederastia-del-vaticano

Marie Collins abandona la Comisión Antipederastia ante las trabas a los cambios de “un pequeño grupo de la Curia”

“¡Santidad, a latigazo limpio con los abusadores y con los encubridores!”

“Por la falta de escrúpulos de algunos curiales que siguen despreciando a las víctimas de abusos”

“Las resistencias al Papa vienen de la Congregación para la Doctrina de la Fe”

Víctima de Astorga: “Ramos Gordon abusaba de nosotros por las noches, continuamente”

José María Castillo: “El arzobispo de Granada sabía lo que estaba sucediendo”

El cardenal Dolan pide un préstamo para compensar a las víctimas de abusos en Nueva York

Monseñor Sergio Buenanueva: “Los curas abusadores tienen que ir a la cárcel”

José M. Vidal).- Algunos curiales del colmillo retorcido siguen resistiendo erre que erre y desde la sombra (su habitat preferido) a la revolución evangélica de Francisco, que conlleva, como es evidente, la tolerancia cero real con los curas abusadores y la quiebra total del sistema de encubrimiento, vigente durante tanto tiempo en la Iglesia. Marie Collins experimentó las reticencias curiales y, para denuciarlas, dimitió de su puesto en la comisión antiabusos del Vaticano. Un gesto como un aldabonazo.

La irlandesa Marie Collins primero fue víctima de abusos de un clérigo y, ahora, víctima de la falta de escrúpulos de algunos curiales (no sabemos cuántos), que siguen despreciando a las víctimas y, ya de paso, poniendo palos en las ruedas de las reformas de Francisco. Viejas y culpables inercias. Las cloacas de la Curia en acción.

No están dispuestos, por ejemplo, a contestar a las cartas de las víctimas de abusos. ¡Qué menos se merece una víctima! Pues ni eso quieren hacer. Les da igual que lo diga el Papa. Siguen anclados en los viejos métodos de la negación y del encubrimiento.

El pueblo de Dios tiene derecho a saber quiénes y cuántos son esos curiales. Y dónde trabajan y por qué se les sigue manteniendo en sus puestos, cuando no obedecen ni al Papa.

Marie Collins, en su despedida, no cita nombres. Sólo señala drectamente a un dicasterio, la Congregación para la Doctrina de la Fe, que dirige el cardenal Müller. Sin acusarlo a él directamente. Pero ya es casualidad que, siempre que se habla de este tipo de problemas o reticencias, ante siempre de por medio el ex Santo Oficio.

Marie Collins se va precisamente para eso. Para lanzar un sos al pueblo de Dios. Para gritar a los cuatro vientos que hay curiales resistentes, dispuestos a todo para mantener sus privilegios y su ley del ‘antiguo régimen’.

O, como dice nada menos que el Secretario de Estado, cardenal Parolin, Marie Collins se va “para sacudir el árbol”. Una bofetada que deja en evidencia a los ‘resistentes’. Un grito de socorro, para que la limpieza en la Iglesia vaya más de prisa y más a fondo. Y nadie la pare.

Porque de lo que se trata no es sólo de desactivar a unas cuantas manzanas podridas del clero, sino de acabar con el ‘sistema eclesial de encubrimiento’. Todo un sistema, al que se aferran los que minimizan el problema de los abusos, los que lo interpretan siempre como maniobras de los ‘enemigos’ o los que, incluso, llegan a justificarlos o, al menos, restarle importancia.

tolerancia-cero-con-los-abusos

Un viejo sistema eclesial a la defensiva, que rompe Benedicto XVI y continúa Francisco, pero no asumen algunos de sus curiales (y muchos obispos en todo el mundo). Se trata de un cambio de mentalidad. Dejar de pensar que los abusos son un mero pecadillo, que se cura con el traslado del depredador y que no conviene denunciar, para no dañar la imagen pública de la institución.

Los abusos son un pecado, el mayor pecado, el del escándalo de los inocentes, el del ‘más le valiera al que lo comete atarse una piedra al cuello y arrojarse al mar’, como dice el Evangelio. Un pecado y un delito.

La tolerancia cero en la Iglesia sólo será real (y dejará de ser una frase teórica) cuando los feligreses, los compañeros curas y los obispos denuncien a los abusadores a la justicia civil, los expulsen del sacerdocio y paguen a las victimas.

En Estados Unidos es ésta la dinámica que aplican los obispos. En muchos casos, porque se han visto obligados. Y es que, para indemnizar a las víctimas, muchas diócesis están en quiebra. A la fuerza, ahorcan.

En España, a pesar de los recientes casos descubiertos, sólo han salido a la luz menos del 5% de los abusos, según dicen los expertos en el tema. La punta del iceberg. Un iceberg que muchos se empeñan en ocultar. Sin éxito, en la sociedad de la globalización y de la información.

Santidad, saque el látigo. Como Cristo en el templo. ¡Con misericordia y por misericordia con las victimas: a latigazo limpio con los abusadores, con los renuentes y con los encubridores!

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , ,

“El bien del niño es prioritario”, asegura la Comisión contra los Abusos del Vaticano. La Iglesia Católica diseña un programa para atajar los casos de abusos sexuales a menores

Domingo, 4 de mayo de 2014

el-cardenal-o-malley-junto-a-marie-collinsEl cardenal O’Malley y Marie Collins

Leemos en Religión Digital:

O’Malley: “Profunda solidaridad con todos los que han sido víctimas de abusos sexuales”

Marie Collins: “Salgo de la primera reunión con sensaciones muy positivas y esperanza”

El Vaticano obligará a los jerarcas de la Iglesia a rendir cuentas por los casos de abusos sexuales

El Vaticano afirma que ignorar los abusos ha tenido “devastadoras repercusiones”

La Comisión del Vaticano para la protección de menores presentará programas de preparación, educación y formación en respuesta a los abusos a menores para fomentar la responsabilidad local en todo el mundo y el intercambio mutuo de ‘prácticas mejores’, según ha informado el arzobispo de Boston, cardenal Sean O’ Malley, máximo responsable de la diócesis donde surgieron los primeros escándalos en Estados Unidos, en una rueda de prensa en el Vaticano.

Los primeros miembros de la Pontificia Comisión para la Protección de los Menores se han reunido por primera vez en la Casa de Santa Marta del 1 al 3 de mayo.

En la Conferencia también estaba presente Marie Collins, víctima de abusos sexuales a los 11 años y miembro de esta Comisión, quien ha comentado que se iba de esta primera reunióncon sensaciones muy positivas y esperanza.

Así el arzobispo de Boston ha explicado que los estatutos que presentarán al Papa incluirán propuestas específicas que hagan hincapié en la sensibilización de la opinión pública sobre las trágicas consecuencias del abuso sexual y de las devastadoras repercusiones de no escuchar o no informar cuando se sospecha un abuso, así como de la falta de ayuda a las víctimas de abusos sexuales y a sus familias”.

Por otro lado, O’ Malley ha expresado su “profunda solidaridad con todos los que han sido víctimas de abusos sexuales cuando eran niños o adultos vulnerables”, al tiempo que ha detallado que desde el comienzo de las sesiones de trabajo han adoptado el principio de que el bien de un niño o de un adulto vulnerable es prioritario a la hora de tomar cualquier decisión.

Sobre el desarrollo de los encuentros, ha explicado que cada uno de los miembros ha compartido “ideas, experiencias y aspiraciones” sobre esta Pontificia Comisión y que se han discutido “la naturaleza y los objetivos” de la misma. Además se ha puesto de manifiesto que se llevará a cabo en un futuro “la ampliación de sus miembros para incluir a personas de otras zonas geográficas y de diversas competencias”.

En esta línea, el arzobispo de Boston ha comentado que han examinado muchas propuestas sobre la forma en que la Comisión “podría colaborar con expertos de sectores relacionados con la salvaguardia de los menores y los adultos vulnerables” y que se han encontrado con varios miembros de la Curia romana de cara a una “futura cooperación”, entre ellos representantes de la Secretaría de Estado, de la Congregación para la Doctrina de la Fe, de la Congregación para el Clero, de la Oficina de Prensa de la Santa Sede y de la Gendarmería Vaticana.

La Comisión ha explicado que “es muy importante asegurar la responsabilidad de la Iglesia, incluida la puesta a punto de medidas y procedimientos eficaces y transparentes” y que por eso propondrán al Papa “unos estatutos que expresen con más precisión la naturaleza de la Comisión, su estructura, su actividad y sus objetivos”. Ha precisado que “la Comisión no tratará los casos individuales de abusos, pero podrá presentar sugerencias sobre las normas para garantizar la responsabilidad y las mejores prácticas“.

También ha subrayado la importancia de que los católicos se comprometan a que las parroquias, escuelas e instituciones “sean lugares seguros para todos los menores”, y ha asegurado comprometerse a que “los niños y los adultos vulnerables estén protegidos de los abusos”.

La función de esta Comisión para la protección de menores es presentar al Papa sugerencias acerca de las funciones de dicha Comisión y proponer el nombramiento de otros miembros procedentes de diversos lugares del mundo.

El pasado 22 de marzo el Papa Francisco designó a los ocho primeros integrantes de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores, cuatro hombres y cuatro mujeres, entre los que destaca la presencia de la irlandesa Marie Collins, activista contra los abusos que ella misma sufrió cuando tenía 13 años, el cardenal arzobispo de Boston, Seán Patrick O’Malley, y el sacerdote argentino Humberto Miguel Yáñez.

También forman parte de la Comisión la profesora de Psiquiatría británica Sheila Hollins, el profesor italiano Claudio Papale, la ex primera ministra polaca y ex embajadora ante el Vaticano Hanna Suchocka, el sacerdote alemán Hans Zollner, jesuita como Yáñez, y la francesa Catherine Bonnet.

El Vaticano ya anunció el pasado mes de diciembre la creación de esta comisión, cuyo objetivo es asesorar a la Iglesia sobre cómo proteger mejor a los menores de posibles abusos, proponer iniciativas para la formación del clero y expulsar de sus filas a los pederastas.

Los ocho miembros de la Comisión tienen como “tarea principal” la de “preparar los estatutos de la Comisión en los que se determinarán sus competencias y funciones”, según informó un comunicado oficial del Vaticano. Los ocho miembros iniciales son además los encargados de proponer a los demás integrantes del grupo

La Comisión adoptará un enfoque “múltiple” para fomentar la protección de los menores. “Comprenderá la educación para prevenir la explotación de los niños, el procedimiento penal sobre los delitos contra menores, los deberes y responsabilidades civiles y canónicas y el desarrollo de las mejores prácticas identificados y desarrollados en la sociedad”, indicó el portavoz de la Santa Sede, padre Federico Lombardi.

Declaración de la Oficina de Prensa de la Santa Sede al final del Encuentro de la Pontificia Comisión para la Protección de los Menores

Los primeros miembros de la Pontificia Comisión para la Protección de los Menores se han reunido por primera vez en la Casa de Santa Marta del 1 al 3 de mayo. El objetivo del encuentro, como se anunció previamente, era presentar al Santo Padre sugerencias acerca de las funciones de dicha Comisión y proponer el nombramiento de otros miembros procedentes de diversos lugares del mundo. Los miembros que han tomado parte en este encuentro han sido:Catherine Bonnet, Francia; Marie Collins, Irlanda; Sheila Baroness Hollins, Reino Unido ; el cardenal Sean Patrick O’Malley, O.F.M.Cap, Estados Unidos ; Claudio Papale, Italia; Hanna Suchocka, Polonia; Humberto Miguel Yáñez, S.I., Argentina y Hans Zollner, S.I., Alemania.

Al final del encuentro, con motivo de un briefing para los medios de comunicación, en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, se ha publicado -por cuenta de la Comisión- la siguiente declaración:

“A la hora de empezar nuestro servicio queremos expresar nuestra profunda solidaridad a todos los que han sido víctimas de abusos sexuales cuando eran niños o adultos vulnerables y hacer saber que desde el comienzo de nuestra tarea hemos adoptado el principio de que el bien de un niño o de un adulto vulnerable es prioritario a la hora de tomar cualquier decisión.

Durante nuestros encuentros, cada uno de nosotros ha compartido ideas, experiencias y aspiraciones sobre esta Pontificia Comisión. Respondiendo a la solicitud del Santo Padre, la discusión se ha centrado en la naturaleza y los objetivos de la Comisión y en la ampliación de sus miembros para incluir a personas de otras zonas geográficas y de diversas competencias. En nuestras conversaciones también hemos examinado muchas propuestas sobre la forma en que la Comisión podría colaborar con expertos de sectores relacionados con la salvaguardia de los menores y los adultos vulnerables. También nos hemos encontrado con varios miembros de la Curia romana de cara a una futura cooperación, entre ellos representantes de la Secretaría de Estado, de la Congregación para la Doctrina de la Fe, de la Congregación para el Clero, de la Oficina de Prensa de la Santa Sede y de la Gendarmería Vaticana.

En cuanto Comisión consultiva del Santo Padre, comunicaremos al Papa Francisco los resultados de nuestro trabajo. A su debido tiempo, propondremos iniciativas para fomentar la responsabilidad local en todo el mundo y el intercambio mutuo de ”prácticas mejores” para la protección de todos los menores, mediante programas de preparación, educación, formación y respuesta ante los abusos. También hemos compartido con el Papa la importancia que atribuimos a algunos aspectos de nuestro futuro trabajo. Consideramos que es muy importante asegurar la responsabilidad (accountability) de la Iglesia, incluida la puesta a punto de medidas y procedimientos eficaces y transparentes.

Propondremos al Santo Padre unos estatutos que expresen con más precisión la naturaleza de la Comisión, su estructura, su actividad y sus objetivos. Está claro, por ejemplo, que la Comisión no tratará los casos individuales de abusos, pero podrá presentar sugerencias sobre las normas para garantizar la responsabilidad (accountability) y las mejores prácticas. En los estatutos presentaremos propuestas específicas que hagan hincapié en la sensibilización de la opinión pública sobre las trágicas consecuencias del abuso sexual y de las devastadoras repercusiones de no escuchar o no informar cuando se sospecha un abuso , así como de la falta de ayuda a las víctimas de abusos sexuales y a sus familias.

Al mismo tiempo que los católicos se comprometen a que nuestras parroquias, escuelas e instituciones sean lugares seguros para todos los menores, nosotros, junto con las personas de buena voluntad, nos comprometemos a asegurar que los niños y los adultos vulnerables estén protegidos de los abusos. Pedimos a todos los que apoyan el trabajo de la Comisión que recen por nosotros.”

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

Francisco crea una comisión para luchar contra la pederastia en la Iglesia que Incluye a una víctima, la irlandesa Marie Collins, entre sus ocho miembros.

Lunes, 24 de marzo de 2014

mari-collinsLeemos en Religión Digital y en La Información:

Incluye a una víctima, la irlandesa Marie Collins, entre sus ocho miembros

Otro miembro destacado es el arzobispo de Boston, cardenal Seán Patrick O’Malley

El papa Francisco ha nombrado hoy a ocho de los miembros que integrarán la comisión que instituyó el pasado diciembre para luchar contra la pederastia en la Iglesia. Entre ellos hay una víctima, la irlandesa Marie Collins (en la fotografía en un simposio en la Gregoriana), que sufrió los abusos sexuales de un religioso cuando era niña. Esta mujer, que ahora tiene 66 años, relató su historia ante 200 obispos en un simposio que organizó el Vaticano en Roma en 2012.

Otro miembro destacado de la comisión será el arzobispo de Boston, cardenal Seán Patrick O’Malley, uno de los ocho purpurados que Francisco eligió para asesorarle en la reforma de la curia romana, que es una de las voces más destacadas de la Iglesia en la lucha contra la pederastia.

El resto de los designados son el sacerdote y teólogo argentino Humberto Miguel Yáñez Molina, un jesuita amigo del Papa; dos psiquiatras, la francesa Catherine Bonnet y la británica Sheila Hollins; el profesor de derecho canónico italiano Claudio Papale; el sacerdote y teólogo alemán Hans Zollner, y la polaca Hanna Suchocka, que fue primera ministra de su país entre 1992 y 1993 y es conocida por sus numerosos ensayos sobre derechos humanos.

El objetivo de estas personas será preparar los estatutos que definirán las competencias y las funciones que tendrá la comisión, que será ampliada más adelante con nuevos miembros. El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, ha recordado hoy que el Papa decidió crear este organismo para promover de varias maneras la protección de los menores, desde la educación para prevenir y la asistencia a las víctimas hasta la colaboración con la Justicia para castigar la pederastia.

“De esta manera, esta comisión contribuirá a la misión del Santo Padre de responder a la sagrada responsabilidad de asegurar la seguridad de la juventud”, agregó el portavoz vaticano. (RD/Agencias)

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.