Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Hans Zollner’

Hans Zollner: “El verdadero problema del abuso sexual no es la orientación sexual, sino el abuso de poder”

Sábado, 30 de enero de 2021

Hans-Zollner_2098900097_9816304_660x371Hans Zollner sj.

“No acabamos de arrepentirnos, sino que protegemos a los abusadores y a los encubridores”

“Como sabemos por los datos científicos, la edad media de un sacerdote que abusa de niños por primera vez es de 39 años”

“Todos los informes científicos, incluidos los no encargados por instituciones eclesiásticas, concluyen que el celibato en sí mismo no conduce al abuso. Por lo tanto, es falso decir: abolir el celibato y ya no habrá casos de abuso en la Iglesia Católica”

“La gente de dentro y fuera de la Iglesia ya no cree que nos tomamos en serio la evaluación y la prevención. Si no hacemos lo que decimos en esto, ¿cómo se supone que la gente crea lo que decimos sobre Jesús, la salvación o los sacramentos?”

“En la Iglesia Católica no se pueden aplicar simplemente criterios legales. Tenemos una responsabilidad moral especial”

Carlos Olabarri: “Cualquier actuación realizada después de un solo caso de abuso en la Iglesia llega tarde, pero no quita valor al esfuerzo de evitar que se repitan” Diócesis Bilbao

(Kath.ch).-La Iglesia Católica debe trabajar duro para que la sociedad sea más segura para los niños y eliminar el abuso sexual. Esto es lo que exige el jesuita Hans Zollner, miembro de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores y director del Centro de Protección de la Infancia. En una entrevista con kath.ch, Hans Zollner pide a la iglesia que recupere su credibilidad. “En términos más generales, como sociedad, ¿queremos que los niños estén más seguros? ¿Está este tema integrado de manera vinculante en el plan de estudios, en los reglamentos de capacitación? Hasta ahora, no. Eso tiene que cambiar”, dice.

¿Cuáles son las ideas preconcebidas sobre el abuso en la Iglesia?

En la Iglesia y en el público, muchas cosas giran en torno al abuso. Esto se debe a que durante casi 40 años no hemos sido capaces (si nos fijamos en Canadá, los Estados Unidos, Australia o Irlanda) de hacer frente a este problema de frente. Una idea equivocada es que pronto quedará atrás. Que lo controlaremos con nuevas leyes. Por el contrario, el hecho es que tendremos que lidiar con ello durante mucho tiempo, probablemente también cuando miremos a otras partes del mundo. Finalmente, las leyes no producen automáticamente santos.

Se trata de tomar una actitud diferente. No acabamos de admitir nuestra culpa. Toda admisión de culpabilidad debe sernos arrancada; no nos arrepentimos, sino que protegemos a los abusadores y a los encubridores.
No asumimos la responsabilidad; ponemos nuestra carrera y reputación en primer lugar. La gente de dentro y fuera de la Iglesia ya no cree que nos tomamos en serio la evaluación y la prevención. Si no hacemos lo que decimos en esto, ¿cómo se supone que la gente crea lo que decimos sobre Jesús, la salvación o los sacramentos?

No hay ningún vínculo entre la homosexualidad y la pedofilia. Sin embargo, la mayoría de los adolescentes son abusados sexualmente por sacerdotes. ¿Por qué?

En 2010, el arzobispo Charles Scicluna, en ese momento responsable de los casos de abuso dentro de la Congregación para la Doctrina de la Fe, declaró que entre los abusos cometidos por los sacerdotes, el 10% eran casos de pedofilia (es decir, inclinación erótico-sexual hacia los niños) y el 90% eran casos de efebofilia (inclinación erótico-sexual hacia los adolescentes). Y de estos casos, el 70-80%, según él, fueron abusos contra niños.

En todos los estudios se encuentran cifras similares. No está claro que las agresiones homosexuales siempre indiquen una orientación homosexual. En el pasado, los sacerdotes casi no tenían contacto directo con las chicas. Los monaguillos eran varones, en las escuelas los sacerdotes generalmente sólo enseñaban a niños, y la pastoral juvenil también se dividía por género. Los investigadores del estudio americano de John Jay llaman a los agresores de la Iglesia de los años 50 y 80 “oportunistas”: tomaron lo que tenían más a mano. El verdadero problema del abuso sexual no es la orientación sexual, sino el abuso de poder. La forma en que manejo mi sexualidad también dice mucho sobre quién soy y mi relación con el poder: mis necesidades, mi dinámica y mis actitudes. Así que creo que el debate es demasiado unidimensional, si se limita a la orientación sexual.

Usted dice que la mayoría de los abusadores no son pedófilos en el sentido patológico de la palabra, sino que las agresiones son el resultado de una cadena de decepciones

En todos los estudios, el tipo de abusador pedófilo es una minoría entre el clero. En casi todas partes, las víctimas no son niños, sino adolescentes varones, lo que lleva a una evaluación diferente en términos de derecho penal y de diagnóstico psiquiátrico. Como sabemos por los datos científicos, la edad media de un sacerdote que abusa de niños por primera vez es de 39 años.

¿Qué significa esto?

Es 15 años después de la ordenación, después de la promesa de celibato. Pero también es quince años más tarde que para los abusadores de otros grupos profesionales. Así que a los sacerdotes les lleva más tiempo cometer la primera infracción, en promedio en la mitad de sus vidas. ¿Por qué?
La soledad aumenta, a menudo están sobrecargados, tienen pocas relaciones fiables y buenas amistades. La vida espiritual por un lado y las obligaciones profesionales como administrador de la parroquia por otro lado divergen entre sí. En esta fase se producen ciertos tipos de delitos, entre otros, el abuso de menores.

Estadísticamente, no hay más abuso en la Iglesia que en otros sistemas jerárquicos. ¿Es cierto?

Abusos-infancia-robada_2296880383_15175488_667x375Sí, dondequiera que se ejerza el poder de forma descontrolada, también hay violencia sexual. Por lo que sabemos de las federaciones deportivas, la industria del cine y la moda, el ejército, las ONG como Oxfam o incluso las escuelas públicas, las proporciones del abuso y los mecanismos de ocultación son muy similares. Todos los expertos saben también que la mayoría de los abusos se producen en el contexto familiar, perpetrados en particular por los padrastros.

¿Hay alguna peculiaridad católica?

A medida que una institución como la Iglesia Católica se ha desarrollado a lo largo de los siglos, se han formado subsistemas que han permitido abusos o han ayudado a ocultarlos. La peculiaridad, sin embargo, es que aunque el ejercicio del poder en la Iglesia parece autoritario y jerárquico, también se articula de una manera sorprendentemente caótica, descoordinada y poco clara. El profesor Sebastiaan Deetman, autor de un informe de los Países Bajos, ha escrito que un elemento del sistema de la Iglesia Católica ha fomentado el abuso y el encubrimiento, a saber, la estructura de gobierno poco clara.
La gente todavía piensa en la Iglesia Católica como un bloque monolítico, muy parecido a los militares. Pero si se mira de cerca, lo contrario es cierto en muchas áreas. Sí, hay principios de autoridad. Pero a menudo esta autoridad no está cubierta por ninguna competencia personal, estructural o profesional.

¿Cuál es el vínculo entre el celibato de los sacerdotes y el abuso?

Esta pregunta se hace en todas las entrevistas. Todos los informes científicos, incluidos los no encargados por instituciones eclesiásticas, concluyen que el celibato en sí mismo no conduce al abuso. Por lo tanto, es falso decir: abolir el celibato y ya no habrá casos de abuso en la Iglesia Católica.

Lo que también sabemos por los estudios es que en los últimos 70 años entre el 4 y el 5% de los sacerdotes seculares y entre el 3 y el 4% de los sacerdotes y hermanos religiosos han abusado de niños. Este es aproximadamente el mismo porcentaje que se puede suponer para los entrenadores deportivos, profesores, psicólogos o médicos. Esto puede decirse con rigor científico, porque los sacerdotes católicos son el único grupo de personas que han estudiado este tema en diferentes países del mundo.

¿Sería la admisión de mujeres al sacerdocio una medida preventiva?

Dicho de esta manera, equivaldría a la instrumentalización de la mujer. No hay duda de que las mujeres juegan un papel muy importante y que se les debe dar una nueva posición en la Iglesia Católica, lo cual es claro para la mayoría de la gente. El Papa está dando ejemplo y haciendo progresos, pero por supuesto es muy poco y muy lento para la gente en nuestras latitudes.
En países como Estados Unidos, Australia o los países de habla alemana, un número considerable de mujeres ocupan altos cargos en las diócesis. No hay necesidad de esperar a Roma. Se puede hacer mucho más a nivel local de lo que se ha hecho hasta ahora.

Los obispos suizos quieren lanzar un estudio sobre el abuso. ¿Cómo afronta el dilema entre los derechos personales de los abusadores por un lado, y el deseo de aclarar a través de la investigación y el periodismo por otro?

No somos un mundo aparte. En la Iglesia Católica no se pueden aplicar simplemente criterios legales. Tenemos una responsabilidad moral especial. Por eso tenemos que preguntarnos: ¿qué hizo posible los abusos, qué procesos salieron mal, quién es responsable de ellos? ¿Qué les ha impedido cumplir con su responsabilidad?

Carlos-Olabarri-Cualquier-actuacion-Iglesia_2288481207_15275202_667x679¿Cuáles son los principales requisitos para la prevención?

En todas las actividades y lugares de la Iglesia – en parroquias, jardines de infancia, instituciones de Cáritas, escuelas, hospitales, residencias de ancianos, centros de educación y de retiro espiritual, etc. – los niños, los jóvenes o las personas vulnerables deben estar seguros.
Esto significa que la prevención del abuso es una tarea de todos: de todos los fieles, no sólo del personal empleado o incluso sólo de los expertos en prevención. Creo que en términos de esfuerzos de prevención, la Iglesia Católica está en una buena posición en todo el mundo. Pero la prevención cuesta dinero, tiempo y personal. ¿Está suficientemente arraigada en el sistema para ser respetada si, en algún momento, faltan recursos y la atención pública ya no existe? Tengo mis dudas.

¿Qué cree que es importante en esta área?

Todos sabemos lo que se necesita, tenemos todas las leyes y directrices que necesitamos. Nosotros “sólo” tenemos que aplicarlas. Para ello, en la Iglesia debemos querer actuar de forma coherente, y esto obviamente no es el caso en todos sus miembros.
Pero la sociedad en su conjunto también debe invertir más. Pregunte a los médicos y futuros profesores qué aprenden sobre la protección de los niños en sus estudios. De cero a muy poco. ¿Qué hay de la formación de los psicólogos? ¿Qué criterios se utilizan para seleccionar a los entrenadores deportivos o a los maestros de las guarderías?

Si se mira de cerca, es un campo muy amplio. Aparte de la dificultad humana y psicológica de tratar el problema, es por supuesto siempre una cuestión de recursos. Como sociedad, ¿queremos como sociedad que los niños estén más seguros? ¿Se incorpora esto de manera vinculante en los planes de estudio, en los reglamentos de formación? Hasta ahora, no. Eso tiene que cambiar.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), Iglesia Católica , , ,

Hans Zollner advierte de que “no parará pronto” el goteo de denuncias históricas de abusos

Sábado, 18 de agosto de 2018

hasn-zollner-2-300x225Hans Zollner sj, de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores

Casos como el del ex-cardenal McCarrick “no me sorprenden”, admite el jesuita

El experto en protección infantil pide “un nuevo modelo de rendición de cuentas y de responsabilidad”

(Cameron Doody).- Aunque el número de abusos sexuales cometidos por miembros del clero en los últimos diez o veinte años “ha caído a casi cero”, seguirán apareciendo denuncias históricas contra religiosos, curas y obispos por este tipo de crímenes. Ese es el pronóstico sobrio que ha hecho el jesuita Hans Zollner, experto en protección infantil en la Iglesia, quien ha advertido de que el goteo de nuevos nombres vinculados al escándalo de abusos en la Iglesia “no creo que pare pronto”.

El padre Zollner, profesor de psicología y presidente del Centro para la Protección de Menores en la Universidad Gregoriana de Roma, ha concedido una entrevista al CNS en la que ha admitido que las nuevas denuncias de agresiones contra menores en la Iglesia -tales como el caso McCarrick“no me sorprenden”. “No creo que paren pronto y, al mismo tiempo, creo que es necesario y debería verse en el marco de la evolución de una práctica más consistente de rendición de cuentas”, ha opinado el experto.

Aunque el jesuita ha reconocido que estos nuevos casos que están saliendo a la luz han hecho que la gente esté “muy enfadada” y “perdiendo su fe”, ha calificado como una “evolución” positiva la de que cada vez más personas se atrevan a denunciar la mala conducta no solo de los sacerdotes sino ahora también de los obispos, con el arzobispo emérito de Washington a la cabeza.

Desde que saltó el caso del ya ex-cardenal McCarrick -acusado de haber abusado durante décadas de varios menores y adultos- no han parado de surgir voces de laicos, curas y obispos que reclaman una nueva manera de juzgar a los obispos abusadores. Zollner coincide plenamente con la necesidad de un nuevo proceso, y pide para ello mirar “qué podemos aprender” en la Iglesia “de la manera en la que la sociedad y las empresas funcionan en términos de rendición de cuentas, transparencia y cumplimiento [de protocolos]”.

Desde mi punto de vista, la tentación puede ser la de volver a una idea muy estricta de una Iglesia-fortaleza, controlándolo todo [pero] eso ya no funcionará“, ha advertido el experto. “Necesitamos un nuevo modelo de rendición de cuentas y de responsabilidad y una nueva manera de educar a todo el pueblo de Dios en los ideales cristianos”, ha precisado.

Pero no es que el jesuita se conforme, para atajar la crisis de abusos, con un nuevo modelo de investigar denuncias contra los obispos perpetradores. Hace falta también “un entendimiento más profundo de lo que debe ser la Iglesia, el sacerdocio y la vida cristiana”. Particularmente en el campo de la vida sexual -no solo de las personas casadas o solteras sino también de los clérigos– en momentos en los que hay una disponibilidad cada vez mayor de material pornográfico en Internet. Un campo, este, en el que “hay mucho por hacer”, ha reconocido Zollner.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

Zollner: “En 3 de cada 4 países, aún no ha estallado el tema de la pederastia clerical, pero lo hará”

Domingo, 17 de septiembre de 2017

hasn-zollner-2-300x225El jesuita reclama afrontar la realidad de los abusos, que es responsabilidad de todos

“Tenemos que barrer nuestra propia casa. Tenemos que responsabilizarnos de lo que ha pasado”

(Cameron Doody).- Los abusos en la Iglesia “no han llegado al interés y discusión públicos en el 75% de los países”. Países donde “no puedo decir dónde ni cuándo” saldrá el tema de la pederastia clerical, “pero sí saldrá”. Esta advertencia sombría la acaba de lanzar Hans Zollner, sj, de visita estos días en Australia para ver en primera persona el estallido que ha causado las revelaciones de la Real Comisión anti-pederastia.

En Brisbane para trabajar con voluntarios, obispos y vicarios generales de las diócesis australianas las mejores prácticas de protección de menores, Zollner -experto en abusos en la Iglesia y pieza clave de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores- lamentó que en Australia “la gente ha perdido completamente la fe en la Iglesia”, según recoge el Catholic Leader.

“Parece que hay apenas fe en lo que dice la Iglesia”, afirmó Zollner. Algo que “no es verdad en otras partes del mundo”, y que convierte a la australiana en una “situación bastante única”.

“Tenemos que barrer nuestra propia casa, y tenemos que responsabilizarnos de lo que ha pasado y lo que está pasando en este momento”, continuó el teólogo y psicólogo alemán. “Se ha cometido abusos… y esto ha sido un gran problema para la Iglesia local para los últimos treinta años, y especialmente para los últimos cinco con la Comisión Real”, afirmó, aludiendo a la comisión de investigación establecida por el gobierno australiano para aclarar el alcance de los abusos sexuales de niños cometidos en instituciones estatales, benéficas y eclesiales.

Estos abusos en la Iglesia, dijo Zollner, son una “realidad” a la que la Iglesia entera ha de afrontar. No solo los líderes de la misma –“hasta ahora sacerdote, en mayor parte”– sino “todos” los fieles, quienes “se identifican con los crímenes y pecados que se han cometido”.

La Real Comisión anti-pederastia reveló en febrero que el 7% del clero católico australiano había estado implicado en casi 4.500 casos de abusos en los últimos sesenta años. Estará publicará sus conclusiones y recomendaciones finales el próximo 15 de diciembre. Mientras tanto, el cardenal George Pell -una de las figuras eclesiásticas de más alto rango cuya conducta ha sido investigada en las visitas de la Comisión- afrontará su propio juicio por abusos desde el próximo 6 de octubre.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), Iglesia Católica , , ,

El Nuncio en México, Franco Coppola: “Las confrontaciones sobre el matrimonio gay no son buenas y no ayudan”

Sábado, 12 de noviembre de 2016

img_2171Llamada al orden del Nuncio papal ante la cruzada de los obispos contra las bodas homosexuales

El religioso señaló que el debate ha dejado en claro que hay personas que no se sienten apreciadas y que no sienten que gozan de todos los derechos

Responsables vaticanos fomentan un centro para la protección de menores en México

(C. Doody/Agencias).- “Una magnífica oportunidad para practicar el diálogo”. El Nuncio  en México, Franco Coppola, valoró este lunes el debate sobre el matrimonio homosexual que mantiene en vilo al país, a la vez que abogó por “encontrar la solución más apta” para todos, incluso los que actualmente se sienten discriminados.

No creo que sea bueno para el país confrontarse, ir a una lucha, hacer una cuenta para ver cuantos están en favor y cuantos en contra”, dijo Coppola en conferencia de prensa en la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México. Las palabras del Nuncio se interpretan como una llamada al orden vaticana al episcopado local, que ha emprendido una cruzada contra la decisión del presidente Enrique Peña Nieto de avalar constitucionalmente el matrimonio igualitario. “No vengo con la solución porque no estaría respetando a México. Mi opinión es que los mexicanos, en lugar de confrontarse o marchar, deben sentarse en una mesa y entender todas las implicaciones”, apuntó.

Enfatizó que el tema atañe a la Constitución mexicana. El religioso señaló que el tema ha generado un debate que ha dejado en claro que hay personas que no se sienten apreciadas y que no sienten que gozan de todos los derechos. “Es una magnífica oportunidad para practicar el diálogo. Intercambiar insultos o prejuicios no sirve de nada y hay que entenderse”, abundó.

Pidió no tomar una decisión ideológica sino “examinar la realidad de México y encontrar la solución más apta para este país”.

En mayo, el presidente Enrique Peña Nieto presentó una iniciativa para dar reconocimiento constitucional al matrimonio homosexual y desde entonces grupos a favor y en contra han realizado marchas en varias ciudades del país.

Por otro lado, Coppola llamó a no cerrar los ojos ante el aumento de la violencia en el país, que ha tocado a algunos representantes de la Iglesia Católica. “Cada país tiene sus problemas y dificultades, y lo importante es hacerles frente y no cerrar los ojos. A veces se cierran los ojos y no se ven los problemas y hay que examinarlo y escuchar”, dijo.

Refirió que el mandato que recibió del Papa Francisco fue “predicar el diálogo”, y añadió que “es muy fácil confrontarse, pero eso no es bueno y no ayuda”.

En otro orden de cosas, el nuevo embajador de la Santa Sede en México reconoció que todavía no tiene planes para su estancia en México. “Por el momento tengo que escuchar y aprender. Soy consciente de que el Papa me envió a un país grande, complejo, con gran riqueza y diversidad y una gran historia que pesa todavía. Tengo mucho que aprender antes de decir algo personal”, declaró.

Reveló que tuvo una reunión con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, de la que aseguró que fue una buena oportunidad para hacer juntos “una panorámica” de asuntos que les “ocupan y preocupan” a ambas partes, en especial los temas de religión y de violencia.

Sobre las muertes de sacerdotes en recientes episodios de violencia, señaló que los clérigos son víctimas colaterales y “no es una violencia específica contra los sacerdotes”.

 

Por otro lado, clérigos encargados de la lucha contra la pederastia en las estructuras del Vaticano impartieronn esta semana en México un congreso con miras a inaugurar formalmente en ese país un centro de la Iglesia católica para la protección de menores.

Entre los participantes en el seminario, convocado por la Universidad Pontificia de México (UPM), destaca Charles Scicluna, quien como “promotor de justicia” (fiscal eclesiástico) jugó un papel clave en la sanción que la Santa Sede conminó en 2006 al fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel Degollado.

El congreso se extendió del 8 al 10 de noviembre y en él expusieron también el cardenal estadunidense Sean O’Malley, presidente de Pontificia Comisión para la Tutela de los Menores del Vaticano, y Hans Zollner, sacerdote jesuita integrante de ese grupo de trabajo.

Los objetivos del encuentro incluyeron “dar a conocer lo que la iglesia hace y debe hacer para atender adecuadamente a las víctimas de abuso sexual” y concientizar sobre la urgencia de detectar a tiempo a los posibles agresores.

Al finalizar el mismo quedó inaugurado el “Centro de investigación y formación interdisciplinar para la protección de los menores”, que trabajará en relación directa con un organismo similar establecido por la Universidad Gregoriana de Roma y cuyo responsable es Zollner.

Los trabajos comenzaron el martes 8 con una conferencia del cardenal O’Malley en la cual presentó el trabajo de la comisión vaticana de cuidado a los infantes establecida por el Papa Francisco el 22 de marzo de 2014. Ese mismo día Zollner habló sobre “la reacción al abuso sexual en la Iglesia Católica” y Scicluna sobre “el delito de abuso sexual reservado a la Congregación para la Doctrina de la fe”.

Las disertaciones continuron el miércoles 9 con Scicluna, quien se refirió sobre las apelaciones en juicios canónicos contra abusadores, O’Malley abordando la atención de la Iglesia a las víctimas y Zollner la prevención en la formación sacerdotal.

El último día, el jueves 10, estaban previstas exposiciones sobre los criterios para sancionar y atender a un clérigo acusado, además del papel de las conferencias de obispos y superiores generales ante el abuso sexual.

Funte Religión Digital

 

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

El ordenador de Wesolowski contenía más de cien mil archivos con imágenes pornográficas

Domingo, 28 de septiembre de 2014

359412_wesolowski_jw262_34El exarzobispo polaco Jozef Wesolowski, de 66 años, conservaba en su ordenador portátil, propiedad del Vaticano, una colección secreta de 100.000 imágenes pornográficas, entre vídeos y fotos de varones entre 13 y 17 años, obligados a posar desnudos o a mantener relaciones sexuales entre ellos o con otros. Según publica Il Corriere della Sera, el tráfico de correos del exarzobispo que está investigando la Policía revela sus accesos a portales gays. Wesolowski puede ser condenado a siete años de cárcel. La Policía trata de descubrir ahora qué otras personas habrían ayudado al religioso a captar a sus víctimas. El exnuncio utilizaba a un diácono que lo ponía en contacto con adolescentes pobres para que su “apetito sexual pudiera ser satisfecho”.

Francisco lanza su campaña contra pederastas y cómplices en la Iglesia

Kasper: “Hubo un tiempo en el que se protegió a los sacerdotes: ahora, al lado de las víctimas”

Navarro-Valls: “La verdadera enfermedad no es la Iglesia, sino la pedofilia

El ordenador de la nunciatura de la República Dominicana, propiedad del exarzobispo polaco Jozef Wesolowski, en arresto domiciliario desde el pasado martes en el Vaticano acusado de pedofilia, contenía más de cien mil archivos con imágenes pornográficas y vídeos, según informa el diario italiano Corriere della Sera.

De este modo, la investigación judicial relativa a la actividad diplomática de Wesolowski en República Dominicana ha revelado más de 100.000 archivos, divididos en cuatro volúmenes con unos 130 vídeos y más de 86.000 fotografías con contenido sexual de menores explícito a los cuales se añadirían otras 45.000 imágenes que habrían sido canceladas.

Además, los investigadores del Vaticano están buscando otros cómplices que habrían ayudado al alto prelado a procurarse menores, ya que en el sumario judicial se habla de manera explícita de «delitos cometidos junto a otras personas todavía sin identificar».

Según informó el portavoz oficial de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, el juicio se celebrará a finales de este año o comienzos del 2015. Asimismo, confirmó que el promotor de justicia del Vaticano, el fiscal Gian Piero Milano, está investigando al exnuncio por pederastia y por posesión de material con pornografía infantil.

El Vaticano reformó su ordenamiento jurídico en el 2013 pero estas reformas carecen de efecto retroactivo y los delitos por los que se investiga a Wesolowski fueron presuntamente cometidos con anterioridad a dicho cambio legislativo en la Santa Sede. De acuerdo con el ordenamiento jurídico del Vaticano, previo a la reforma penal del 2013, el acusado podría ser condenado a 6 o 7 años de prisión. Por el momento, según Lombardi, el exnuncio está siendo representado legalmente por un abogado de oficio, aunque podría designar uno de su confianza.

El Vaticano destituyó a Wesolowski de su cargo a finales de agosto del año pasado y abrió una investigación, después de que el arzobispo de Santo Domingo, el cardenal Nicolás López Rodríguez, informara al papa Francisco de las acusaciones que recaían sobre el nuncio. Fue condenado y expulsado del sacerdocio en un proceso canónico en primera instancia instruido por la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Por su parte, el cardenal Walter Kasper, autor del informe introductorio del Sínodo sobre la familia, afirmó que tras el arresto de Jozef Wesolowski, la Iglesia está frente “a un cambio de paradigma. Hubo un tiempo en el que se protegió a los sacerdotes: ahora se miran las cosas del lado de las víctimas, es lo que debemos hacer“. El arresto de Wesolowski -dijo Kasper en una entrevista con el Corriere della Sera- “va en la dirección que conocemos. La línea del Papa es clara, no se puede detener, ni siquiera si es un obispo. La Iglesia necesita purificación y renovación, debemos ser consecuentes. “La pedofilia es un crimen opuesto a la vocación: destruye la vida. Hemos conocido los efectos a largo plazo que la pedofilia tiene en sus víctimas”, agregó, subrayando que “no debe haber privilegios. La ley civil vale para todos, ¿por qué no debería valer para un obispo?“.

Por su parte el padre Hans Zollner, presidente del Instituto de Psicología en la Universidad Gregoriana y miembro de la Pontificia Comisión para la Protección de los Menores, dijo que es un gran error considerar que los casos hayan sido cubiertos en Roma“. “La realidad es que el entonces cardenal Ratzinger, en el año 2000, para contrarrestar el fenómeno decidió centrar la gestión de las acusaciones contra sacerdotes en la Congregación para la Doctrina de la Fe, y nombró promotor de Justicia a Charles Scicluna, canonista considerado riguroso, poniéndolo a la cabeza de los procedimientos contra los clérigos”, dijo Zollner al diario La Repubblica. Cuando se convirtió en Papa “continuó con firmeza en esta línea” y “Francisco dijo claramente que tiene intención de seguir con rigor la misma orientación“.

Sobre las acusaciones de la ONU, “para la parte civil y penal la Iglesia se atiene a las leyes de los Estados. La denuncia no es obligatoria en la mayoría de los Estados, por ejemplo en Italia, Alemania y Bélgica, explicó.

En cuanto a la selección de los candidatos al sacerdocio, “no hay que ilusionarse con que mediante algún test o pregunta durante una entrevista se pueda identificar con absoluta certeza a posibles abusadores”, agregó.

En una intervención publicada también en La Repubblica, el ex vocero vaticano Joaquín Navarro Valls escribió que “el perfil de un pedófilo no incluye nunca adultos normales que son atraídos eróticamente por menores como resultado de una abstinencia temporal o prolongada en el tiempo. Por lo tanto no emerge clínicamente ningún vínculo entre pedofilia y celibato“. La verdadera enfermedad no es la Iglesia, sino la pedofilia. Sobre todo porque expresa con brutalidad y violencia una perversión que anida entre las personas ‘comunes’ y también entre los muros domésticos”, agregó. “Si es cierto que la pedofilia es una plaga humana que también la Iglesia está conociendo, también es cierto que la Iglesia es la única realidad comunitaria e institucional que está interviniendo eficazmente para extirparla, penal, canónica y culturalmente“, escribió Navarro Valls.

Según la revista L’Espresso, en un artículo anticipado hoy, tras el arresto de Wesolowski “en el Vaticano la tensión es altísima y “tiembla por su puesto sobre todo George Pell, cardenal australiano miembro del C9, el grupo de purpurados que aconseja al Papa en el gobierno de la Iglesia“. Según la revista “Francisco parece haber admitido que fue demasiado apresurado en el nombramiento del cardenal”. Pell fue absuelto hace algunos años “por falta de pruebas de una acusación de molestias contra un niño de 12 años. El cardenal fue interrogado hace algunas semanas por la comisión de investigación de Canberra por hechos ocurridos cuando era arzobispo de Melbourne y Sydney. En esa oportunidad comparó a los curas pedófilos con los camioneros que molestan a las mujeres que hacen autostop: “No creo que la compañía de transportes -dijo refiriéndose a la Iglesia- pueda ser responsable de las acciones de sus camioneros”. En Australia, los padres de los niños pero también investigadores acusan al cardenal de haber querido minimizar los delitos, ocultar la verdad, manipular e intimidar a las víctimas“.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , ,

“El bien del niño es prioritario”, asegura la Comisión contra los Abusos del Vaticano. La Iglesia Católica diseña un programa para atajar los casos de abusos sexuales a menores

Domingo, 4 de mayo de 2014

el-cardenal-o-malley-junto-a-marie-collinsEl cardenal O’Malley y Marie Collins

Leemos en Religión Digital:

O’Malley: “Profunda solidaridad con todos los que han sido víctimas de abusos sexuales”

Marie Collins: “Salgo de la primera reunión con sensaciones muy positivas y esperanza”

El Vaticano obligará a los jerarcas de la Iglesia a rendir cuentas por los casos de abusos sexuales

El Vaticano afirma que ignorar los abusos ha tenido “devastadoras repercusiones”

La Comisión del Vaticano para la protección de menores presentará programas de preparación, educación y formación en respuesta a los abusos a menores para fomentar la responsabilidad local en todo el mundo y el intercambio mutuo de ‘prácticas mejores’, según ha informado el arzobispo de Boston, cardenal Sean O’ Malley, máximo responsable de la diócesis donde surgieron los primeros escándalos en Estados Unidos, en una rueda de prensa en el Vaticano.

Los primeros miembros de la Pontificia Comisión para la Protección de los Menores se han reunido por primera vez en la Casa de Santa Marta del 1 al 3 de mayo.

En la Conferencia también estaba presente Marie Collins, víctima de abusos sexuales a los 11 años y miembro de esta Comisión, quien ha comentado que se iba de esta primera reunióncon sensaciones muy positivas y esperanza.

Así el arzobispo de Boston ha explicado que los estatutos que presentarán al Papa incluirán propuestas específicas que hagan hincapié en la sensibilización de la opinión pública sobre las trágicas consecuencias del abuso sexual y de las devastadoras repercusiones de no escuchar o no informar cuando se sospecha un abuso, así como de la falta de ayuda a las víctimas de abusos sexuales y a sus familias”.

Por otro lado, O’ Malley ha expresado su “profunda solidaridad con todos los que han sido víctimas de abusos sexuales cuando eran niños o adultos vulnerables”, al tiempo que ha detallado que desde el comienzo de las sesiones de trabajo han adoptado el principio de que el bien de un niño o de un adulto vulnerable es prioritario a la hora de tomar cualquier decisión.

Sobre el desarrollo de los encuentros, ha explicado que cada uno de los miembros ha compartido “ideas, experiencias y aspiraciones” sobre esta Pontificia Comisión y que se han discutido “la naturaleza y los objetivos” de la misma. Además se ha puesto de manifiesto que se llevará a cabo en un futuro “la ampliación de sus miembros para incluir a personas de otras zonas geográficas y de diversas competencias”.

En esta línea, el arzobispo de Boston ha comentado que han examinado muchas propuestas sobre la forma en que la Comisión “podría colaborar con expertos de sectores relacionados con la salvaguardia de los menores y los adultos vulnerables” y que se han encontrado con varios miembros de la Curia romana de cara a una “futura cooperación”, entre ellos representantes de la Secretaría de Estado, de la Congregación para la Doctrina de la Fe, de la Congregación para el Clero, de la Oficina de Prensa de la Santa Sede y de la Gendarmería Vaticana.

La Comisión ha explicado que “es muy importante asegurar la responsabilidad de la Iglesia, incluida la puesta a punto de medidas y procedimientos eficaces y transparentes” y que por eso propondrán al Papa “unos estatutos que expresen con más precisión la naturaleza de la Comisión, su estructura, su actividad y sus objetivos”. Ha precisado que “la Comisión no tratará los casos individuales de abusos, pero podrá presentar sugerencias sobre las normas para garantizar la responsabilidad y las mejores prácticas“.

También ha subrayado la importancia de que los católicos se comprometan a que las parroquias, escuelas e instituciones “sean lugares seguros para todos los menores”, y ha asegurado comprometerse a que “los niños y los adultos vulnerables estén protegidos de los abusos”.

La función de esta Comisión para la protección de menores es presentar al Papa sugerencias acerca de las funciones de dicha Comisión y proponer el nombramiento de otros miembros procedentes de diversos lugares del mundo.

El pasado 22 de marzo el Papa Francisco designó a los ocho primeros integrantes de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores, cuatro hombres y cuatro mujeres, entre los que destaca la presencia de la irlandesa Marie Collins, activista contra los abusos que ella misma sufrió cuando tenía 13 años, el cardenal arzobispo de Boston, Seán Patrick O’Malley, y el sacerdote argentino Humberto Miguel Yáñez.

También forman parte de la Comisión la profesora de Psiquiatría británica Sheila Hollins, el profesor italiano Claudio Papale, la ex primera ministra polaca y ex embajadora ante el Vaticano Hanna Suchocka, el sacerdote alemán Hans Zollner, jesuita como Yáñez, y la francesa Catherine Bonnet.

El Vaticano ya anunció el pasado mes de diciembre la creación de esta comisión, cuyo objetivo es asesorar a la Iglesia sobre cómo proteger mejor a los menores de posibles abusos, proponer iniciativas para la formación del clero y expulsar de sus filas a los pederastas.

Los ocho miembros de la Comisión tienen como “tarea principal” la de “preparar los estatutos de la Comisión en los que se determinarán sus competencias y funciones”, según informó un comunicado oficial del Vaticano. Los ocho miembros iniciales son además los encargados de proponer a los demás integrantes del grupo

La Comisión adoptará un enfoque “múltiple” para fomentar la protección de los menores. “Comprenderá la educación para prevenir la explotación de los niños, el procedimiento penal sobre los delitos contra menores, los deberes y responsabilidades civiles y canónicas y el desarrollo de las mejores prácticas identificados y desarrollados en la sociedad”, indicó el portavoz de la Santa Sede, padre Federico Lombardi.

Declaración de la Oficina de Prensa de la Santa Sede al final del Encuentro de la Pontificia Comisión para la Protección de los Menores

Los primeros miembros de la Pontificia Comisión para la Protección de los Menores se han reunido por primera vez en la Casa de Santa Marta del 1 al 3 de mayo. El objetivo del encuentro, como se anunció previamente, era presentar al Santo Padre sugerencias acerca de las funciones de dicha Comisión y proponer el nombramiento de otros miembros procedentes de diversos lugares del mundo. Los miembros que han tomado parte en este encuentro han sido:Catherine Bonnet, Francia; Marie Collins, Irlanda; Sheila Baroness Hollins, Reino Unido ; el cardenal Sean Patrick O’Malley, O.F.M.Cap, Estados Unidos ; Claudio Papale, Italia; Hanna Suchocka, Polonia; Humberto Miguel Yáñez, S.I., Argentina y Hans Zollner, S.I., Alemania.

Al final del encuentro, con motivo de un briefing para los medios de comunicación, en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, se ha publicado -por cuenta de la Comisión- la siguiente declaración:

“A la hora de empezar nuestro servicio queremos expresar nuestra profunda solidaridad a todos los que han sido víctimas de abusos sexuales cuando eran niños o adultos vulnerables y hacer saber que desde el comienzo de nuestra tarea hemos adoptado el principio de que el bien de un niño o de un adulto vulnerable es prioritario a la hora de tomar cualquier decisión.

Durante nuestros encuentros, cada uno de nosotros ha compartido ideas, experiencias y aspiraciones sobre esta Pontificia Comisión. Respondiendo a la solicitud del Santo Padre, la discusión se ha centrado en la naturaleza y los objetivos de la Comisión y en la ampliación de sus miembros para incluir a personas de otras zonas geográficas y de diversas competencias. En nuestras conversaciones también hemos examinado muchas propuestas sobre la forma en que la Comisión podría colaborar con expertos de sectores relacionados con la salvaguardia de los menores y los adultos vulnerables. También nos hemos encontrado con varios miembros de la Curia romana de cara a una futura cooperación, entre ellos representantes de la Secretaría de Estado, de la Congregación para la Doctrina de la Fe, de la Congregación para el Clero, de la Oficina de Prensa de la Santa Sede y de la Gendarmería Vaticana.

En cuanto Comisión consultiva del Santo Padre, comunicaremos al Papa Francisco los resultados de nuestro trabajo. A su debido tiempo, propondremos iniciativas para fomentar la responsabilidad local en todo el mundo y el intercambio mutuo de ”prácticas mejores” para la protección de todos los menores, mediante programas de preparación, educación, formación y respuesta ante los abusos. También hemos compartido con el Papa la importancia que atribuimos a algunos aspectos de nuestro futuro trabajo. Consideramos que es muy importante asegurar la responsabilidad (accountability) de la Iglesia, incluida la puesta a punto de medidas y procedimientos eficaces y transparentes.

Propondremos al Santo Padre unos estatutos que expresen con más precisión la naturaleza de la Comisión, su estructura, su actividad y sus objetivos. Está claro, por ejemplo, que la Comisión no tratará los casos individuales de abusos, pero podrá presentar sugerencias sobre las normas para garantizar la responsabilidad (accountability) y las mejores prácticas. En los estatutos presentaremos propuestas específicas que hagan hincapié en la sensibilización de la opinión pública sobre las trágicas consecuencias del abuso sexual y de las devastadoras repercusiones de no escuchar o no informar cuando se sospecha un abuso , así como de la falta de ayuda a las víctimas de abusos sexuales y a sus familias.

Al mismo tiempo que los católicos se comprometen a que nuestras parroquias, escuelas e instituciones sean lugares seguros para todos los menores, nosotros, junto con las personas de buena voluntad, nos comprometemos a asegurar que los niños y los adultos vulnerables estén protegidos de los abusos. Pedimos a todos los que apoyan el trabajo de la Comisión que recen por nosotros.”

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , ,

Francisco crea una comisión para luchar contra la pederastia en la Iglesia que Incluye a una víctima, la irlandesa Marie Collins, entre sus ocho miembros.

Lunes, 24 de marzo de 2014

mari-collinsLeemos en Religión Digital y en La Información:

Incluye a una víctima, la irlandesa Marie Collins, entre sus ocho miembros

Otro miembro destacado es el arzobispo de Boston, cardenal Seán Patrick O’Malley

El papa Francisco ha nombrado hoy a ocho de los miembros que integrarán la comisión que instituyó el pasado diciembre para luchar contra la pederastia en la Iglesia. Entre ellos hay una víctima, la irlandesa Marie Collins (en la fotografía en un simposio en la Gregoriana), que sufrió los abusos sexuales de un religioso cuando era niña. Esta mujer, que ahora tiene 66 años, relató su historia ante 200 obispos en un simposio que organizó el Vaticano en Roma en 2012.

Otro miembro destacado de la comisión será el arzobispo de Boston, cardenal Seán Patrick O’Malley, uno de los ocho purpurados que Francisco eligió para asesorarle en la reforma de la curia romana, que es una de las voces más destacadas de la Iglesia en la lucha contra la pederastia.

El resto de los designados son el sacerdote y teólogo argentino Humberto Miguel Yáñez Molina, un jesuita amigo del Papa; dos psiquiatras, la francesa Catherine Bonnet y la británica Sheila Hollins; el profesor de derecho canónico italiano Claudio Papale; el sacerdote y teólogo alemán Hans Zollner, y la polaca Hanna Suchocka, que fue primera ministra de su país entre 1992 y 1993 y es conocida por sus numerosos ensayos sobre derechos humanos.

El objetivo de estas personas será preparar los estatutos que definirán las competencias y las funciones que tendrá la comisión, que será ampliada más adelante con nuevos miembros. El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, ha recordado hoy que el Papa decidió crear este organismo para promover de varias maneras la protección de los menores, desde la educación para prevenir y la asistencia a las víctimas hasta la colaboración con la Justicia para castigar la pederastia.

“De esta manera, esta comisión contribuirá a la misión del Santo Padre de responder a la sagrada responsabilidad de asegurar la seguridad de la juventud”, agregó el portavoz vaticano. (RD/Agencias)

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.