Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Menores trans’

Zinegoak se inaugurará estrenando el documental “Mi pequeño gran samurai”

Sábado, 22 de febrero de 2020

8lwX4XTzbE05TIHMEucB05La historia de Ekai protagoniza este trabajo dirigido por Arantza Ibarra. El estreno será también la primera vez que lo vea la familia del joven.

El lunes arranca la decimoséptima edición de Zinegoak, el festival Internacional de Cine y Artes Escénicas Gaylesbitrans de Bilbao y lo hará por todo lo alto.

El director de Zinegoak. Pau Guillén, presenta varias producciones vascas que se proyectarán en la sección oficial. Entre ellas, el corto documental,  “Mi pequeño gran samurai, que se estrenará en la Inauguración del Festival… La historia del muchacho que se quitó la vida en Ondarroa en 2018 se presentará el día 24 en el Festival Internacional del Cine y Artes Escénicas Gaylesbotrans de Bilbao

Este  documental de la ondarrutarra Arantza Ibarra tiene como objetivo reivindicar su figura y el de la lucha de muchas otras personas trans en Euskadi.

El festival ha querido acoger esta producción porque “siempre ha sido algo más que cine”, según palabras de Pau Guillén, su director. “Una pieza como esta tiene que estar aquí puesto que queremos ser el escaparate de lo que se hace aquí y conectar con el día a día de la comunidad LGBTI+», explicó en la rueda de prensa posterior. “Hablar con naturalidad del suicidio permitirá que la gente que se halla en una situación similar pueda verbalizarlo y solicitar ayuda. Queremos que ese dolor tenga sentido en el futuro”.

El director de Zinegoak, Pau Guillén, ha destacado, por su parte, que uno de los objetivos de la presente edición del festival es “dar visibilidad a la muerte por suicidio que ocurre dentro de la población LGTBI+”, así como “a la denuncia de las violencias ejercidas sobre las personas LGTBI+ por parte de las estructuras heteropatriarcales”. Ello estará presente en la programación del festival, con obras como ‘Tu me manques’ y ‘Let there be light’,

Una vez finalizado el festival en Bilbo, comenzará la Extensión ZG, con más de 70 proyecciones en 60 localidades de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. Según adelantó Pau Guillén, el documental ‘Mi pequeño gran samurai’ se proyectará en la mayoría de las localidades, con el objetivo de “seguir dando visibilidad a la muerte por suicidio dentro de la población LGTBI+” y “seguir reivindicando que hay más de mil maneras de ser, sentir, amar y vivir”.

SamuraiLa historia del muchacho se extiende alrededor de veinte minutos y es abordada a través del testimonio familiar, pero también gracias a la intervención de su profesora de Primaria, que guardó sus cuadernos escolares, o de jóvenes con su misma problemática. Ekai aparece caminando, bailando o confesando a la cámara que “hay que pasar momentos muy malos” al enfrentarse a su condición. Arantza Ibarra, la directora, reveló que la iniciativa partió de la rabia al conocer el suceso y que sufrió muchas crisis ante la responsabilidad asumida. El grueso del cortometraje se grabó el fin de semana del 15 de febrero del año pasado, cuando se celebró el homenaje al desaparecido, un año después de su muerte.

El documental relata su lucha constante por conseguir el tratamiento hormonal para dejar de ser mujer. También está reflejado el drama personal que tuvieron que vivir sus padres, Elaxar y Ana. “Con que ayude a un solo chaval a no hacer este disparate, nos daremos por bien pagados”, cuenta el padre, Elaxar, por el desgaste sufrido durante la realización de esta película documental.

Los padres denuncian la nula empatía hacia su hijo por parte de los psicólogos y psiquiatras del hospital de Cruces durante la estancia de Ekai. Expresan su duda sobre qué hubiese pasado si su hijo hubiera tenido el tratamiento hormonal. Una lucha que comentan los padres, tuvieron que vivir para intentar conseguir este tratamiento, en el cual estuvieron a punto de cambiarse de ciudad, pero no tuvieron éxito.

20200210113123_mi-pequeno-gran-samurai_foto610x342“Una ayuda que debe de servir este documental, para que no vuelva a ocurrir ningún suicidio más de una persona en la misma situación que vivió Ekai”, dice su directora Arantza Ibarra. Otro objetivo es dar a conocer esta situación a otros adolescentes que están viviendo la misma situación.

La directora,  ha remarcado que el objetivo de la obra es “convertirla en una herramienta para poder ayudar a más gente que lo necesite”. “No queremos que haya más muertes a causa de esta problemática. Nos gustaría reivindicar, visibilizar, normalizar y apoyar todo lo posible con este documental, queremos seguir abriendo mentes”, ha indicado.

Cuenta con una duración de 21 minutos, han recogido testimonios de Elaxar Lersundi y Ana Martínez, así como de representantes de la asociación Naizen (asociación de familias de menores transexuales) y de varios vecinos de Ondarroa. El grueso del cortometraje se grabó el fin de semana del 15 de febrero de 2019, día en el que se celebró el homenaje a Ekai, un año después de su muerte.

Fuente Agencias/Zinegoak

 

Cine/TV/Videos , , , , , , , , ,

Dwyane Wade habla con Ellen DeGeneres sobre lo orgulloso que está de su hija trans

Viernes, 14 de febrero de 2020

E453A0B5-9648-4A34-A014-DD2F7FEFE172La estrella del baloncesto Dwyane Wade apareció en el programa de Ellen DeGeneres esta semana para hablar abiertamente sobre su hija trans de 12 años y mostrarle su apoyo incondicional como padre.

«Creo que lo que todos los padres deberían hacer es lo que estás haciendo en este momento, que es amar incondicionalmente a tu hija y apoyarla en quien quiera que sea«, dijo DeGeneres para abrir la conversación. “Eres tan cariñoso en tu apoyo a Zaya. ¡Qué niña tan especial es!

Wade y su esposa, Gabrielle Union, lideran con el ejemplo en términos de aceptar, amar y comprender a un niño que es parte de la comunidad LGTBQ.

«En primer lugar, mi esposa y yo somos unos padres orgullosos de una niña de la comunidad LGTBQ», dijo Wade. “También somos orgullosos aliados. Nos tomamos muy en serio nuestros roles y nuestra responsabilidad como padres «.

El ex jugador del Miami Heat de la NBA compartió la historia de cómo Zaya se lo comunicó.

Quiero hablar con ustedes chicos. Creo que, en el futuro, estoy lista para vivir mi verdad. Quiero ser tratada como ella. Me encantaría que me llamaran Zaya”, recordó Wade.

Una vez que Zaya llegó a casa y dijo: ‘Quiero que me llames Zaya y estoy listo para asumir esto’, la miré y le dije: ‘Eres un líder. Y esta es nuestra oportunidad para permitirle ser una voz», agregó.

Wade y Union fueron más allá e investigaron sobre cuál sería la mejor manera de apoyar a Zaya.

«Internamente, ahora es nuestro trabajo salir y obtener información, para llegar a cada relación que tenemos», dijo Wade. “Mi esposa se acercó a todos en el elenco de Pose. Estamos tratando de encontrar la mayor cantidad de información posible para asegurarnos de darle a nuestra hija la mejor oportunidad de ser lo mejor de sí misma”.

Mira a Wade a continuación.

Fuente Oveja Rosa

General, Historia LGTB , , , ,

My Passenger, el videoclip de Trezor que refleja la infancia trans

Sábado, 18 de enero de 2020

Cloe-trans-10-600x401La nueva banda Trezor se presenta al público con My Passenger, una canción que refleja la historia real de Cloe, una niña trans de 8 años.

Una historia potente, toda una declaración de intenciones para este grupo barcelonés que busca romper roles sociales y escénicos a través de su música y arte visual.

Cloe Aicart Marzá es una niña trans que se ha convertido en un icono en la lucha de la infancia trans.

Hasta más o menos los 6 años, Cloe hacía sus pinitos en el mundo de la moda. Pero ella sabía que era una niña y, por fortuna, cuando se lo dijo a sus padres contó con todo el apoyo de su familia.

Ahora el grupo pop Trezor ha lanzado su sencillo: My Passenger, dirigido por Lyona y donde cuenta con la actuación de la propia Cloe y refleja la realidad de las infancias trans.

Cloe ha escrito estas líneas junto a su madre:

“Me llamo Cloe Tengo 8 años soy una niña transgénero. Desde muy pequeñita sentía que mi cabeza y mi cuerpo no estaban en orden. Me veía borrosa, desubicada y me sentía mal. Como en otra vida, como si fuera un sueño y me iba a despertar en cualquier momento A los 6 años y medio se lo conté a mi madre camino del cole y desde entonces mis padres me ayudaron a conocerme y a sentirme mejor”.

TREZOR-401x600“Primero fue mi ropa, luego mi cabeza, después mi familia. Fui a hablar con Vicenta, mi amiga psicóloga, y me ayudó a entender que cuando nací mis genitales no eran los que yo sentía y quería. Me habían tocado unos de niño y yo me sentía niña. Así que aprendí a ser niña y me puse muy contenta. Ya no era Leo. Por fin podía expresarme como yo era, CLOE. 

Ese día empecé mi nueva vida. Me cambié de colegio y de vida Y desde entonces mi camino es el que yo pensaba Mis padres me han hecho comprender Que todos los errores se pueden corregir Los míos llevarán más tiempo, pero los corregiremos con paciencia y juntos Y de momento Soy Cloe y soy feliz”.

Trezor mezcla electrónica –rock– punk y ofrece una experiencia musical-visual innovadora: una puesta en escena semi-teatral, un show continuado sin apenas silencios entre canción y canción, como un set de DJ pero con la fuerza de la voz, los syntes y la batería acústica en directo y el video Mapping hacen que conviertan la pista de baile en una auténtica fiesta.

Fuente Oveja Rosa

Cine/TV/Videos, General, Música , , , ,

Tiziana, niña trans salteña: bailar, resistir y llegar a vieja.

Miércoles, 8 de enero de 2020

CC377E8B-7267-470F-88A4-646B0B437080Por Estefanía Cajeao y Mariana Leder Kremer

Fotos: Legüera Produ/Acciones – Nazarena Vercellone

A, de antes

“Lo sentí desde muy chiquita. ¡Ay! chiquito.

Antes.

Me sentía rara. ¡Ay! raro.

Antes”.

Tiziana aclara para que entienda el resto. Marca pausas intensas, segundos de espera antes de cada antes. Cuando habla de antes, deja de saltar.

– Era muy incómodo decirles a mis papis, por eso me sentía triste cuando me cortaban el pelo. Escuchaba decir que un macho tiene que ser esto, que tiene que ordenar en la casa y sentía que entonces yo era gay pero a la vez sentía que en realidad no era eso.

Tiziana nació el 24 de febrero de 2008 a las 9 de la noche, en el Hospital Materno Infantil de Salta, Argentina. Diez años después, y gracias a la ley de identidad de género aprobada en 2012, pudo cambiar el nombre en su documento, convirtiéndose en la primera niña trans de su provincia en hacerlo. En abril de 2018 su historia llegó a los medios de comunicación locales, luego a los nacionales y luego a los internacionales, con una visibilidad poco común en las infancias trans en Argentina.

– Fue una personita muy buscada por nosotros, los papás- dice Graciela, la madre-. Yo soñaba y anhelaba una nena, pero en ese soñar y anhelar no queríamos saber, porque su papá obviamente quería un varón. Él decía que iba a ser su último hijo y quería que fuera varón.

Graciela quedó embarazada de Tiziana en Corrientes. Ahí vivían con Damián cuando tuvieron que trasladarse a Salta por trabajo.

– Fue bastante duro porque era empezar acá de nuevo. Buscar un lugar donde vivir con esta familia que estábamos formando. Pero fue muy divertida esa etapa, cuando todavía estaba en mi panza, y jugábamos al tire y afloje de qué iba a ser. Yo la llamaba en femenino y él en masculino y elegíamos nombres: Tiziano Ezequiel si era varón, Damaris Saraí si era nena.

Tanto Graciela como Damián tienen más hijos, de antes. Tiziana es la única en común y para ambos iba a ser la última.

Tiziana nació a los ocho meses, después de un trabajo de parto de dieciséis horas.

– Era muy cabezona mi hija y no quería salir por nada del mundo. El papá asistió al parto y quedó todo tildado porque nunca había asistido al parto de sus hijos y quiso presenciar éste. Fue tedioso, largo, pero cuando lo tuve en mis brazos la primera vez a ese varoncito, me enamoré. Y ya no importaba si era nena o varón, lo tenía ahí, estaba sanito, era mi hijo y fue hermoso.

A, de alivio

“Llorar me ayudó a sentirme bien y vivo tranquila sin recordar esas cosas.

Ya lo superé, ya no lo quiero volver a tener en mi mente.

Lo que no me ayudó fue que me digan cosas malas de mi mamá o

que yo soy muy pequeña para tener identidad.

En realidad no soy pequeña”.

Sin amasar, prácticamente sin mezclar: tres bandejas con prepizzas sobre la mesa redonda y una técnica nunca antes vista por lxs invitadxs. Habían llegado hasta esta casa del barrio Don Santiago alejado del centro de Salta, para una reunión. “Así las hacemos siempre y quedan perfectas”, explica Mara, que hace las pizzas sin amasar. Tiziana interrumpe y apoya seis trofeos entre las bandejas. “Estos dos son de cuando era nene y éstos son los que gané desde que soy nena”.  Hay primeros premios, segundos premios y menciones por destacarse en competencias y muestras de danza.

Tiziana se desplaza bailando. Habla bailando. Va hasta el almacén bailando. Es liviana, gira, salta, pide una coca de 2 litros con un paso de hip hop. El almacenero está acostumbrado y aunque ya sumó la gaseosa, las papas y el queso en la calculadora, ella le pide que la espere: quiere calcular el total, con la mente.

Calle de tierra, casa de lentejuelas. Graciela interpreta en brillos lo que su hija quiere y muestra orgullosa la última malla que le preparó a mano y con la que ganó el certamen.

Mara, la hermana de Tiziana, sirve las pizzas. Y sí, están perfectas.

Tiziana va a bañarse. Tiene clase de danza en una hora y su papá va a pasar a buscarla. Donde había pizzas y trofeos ahora hay una pequeña remera con corazones negros. Es el molde que Claudinna, una activista trans tucumana, llevará a Tucumán para preparar el vestuario del videoclip “Hereje”, de la cantante Eugenia Mur, que tiene como protagonista a la niña trans.

– Siempre, siempre manifestó su femeneidad, sólo que antes no prestábamos atención a las señales que esa personita nos estaba dando. Cuando supimos lo que siente mi hija, como papás empezamos a volver en el tiempo con la mente y a ver esas señales. Ahora recordamos con fotos cuando ella tenía pañales y sus poses no eran de un varoncito -se ríe-, era muy afeminada, era muy nena. Desde siempre fue muy nena. Desde muy, muy chiquitita nos dio a entender cosas que por ahí en la vorágine de la vida no nos damos cuenta, o no tomamos en cuenta. Hasta que ella sola tuvo el valor directamente de decirnos ‘Despiértense, miren que yo no soy un varón, soy una nena– cuenta Graciela.

Su padre, Damián, primero no quería saber nada, veía las cosas blancas o negras. Hasta que un día vio a su hija desde la ventana de la cocina, sentada en la vereda, triste porque los chicos del barrio no querían jugar con ella y le decían cosas. Ahí dijo: “Basta, yo no puedo dejarla sola a mi hija”.

Para Graciela fue diferente.

– Lo viví desde un primer momento con amor, aceptación. Siempre le dije que la iba a amar, siendo lo que quisiera ser. Cuando nos dijo lo que ella sentía, que se sentía una nena y que soñaba y que se despertaba como una nena, y que se veía en el espejo y se veía como nena, obviamente fue fuerte. Pero ver la carita de alivio cuando me escuchó decirle ‘está bien, si vos te sentís así’, y su cara decía ‘no me van a retar, no me van a pegar’. Esa carita me marcó para el resto de la vida.

Tiziana circula entre los adultos con los auriculares puestos y el celular en la mano. Elige cuándo intervenir y cuándo quedarse en su propio mundo. Pero se inquieta cuando la salida hacia su clase de danza se demora. Claudinna murmura algo al oído de Graciela y se van las tres a la habitación. Tiziana sale sonriente, como triunfante, y Damián la lleva a la clase.

A de ayuda

“Ellas fueron las primeras que me escucharon y entendieron.

Eran trans y yo no me daba cuenta. Fueron las mejores.  Para escuchar y hacerme sentir bien,

o como se dice, acompañada.

Sentirme perfecta conmigo misma”.

Graciela y Mara encienden un cigarrillo, sentadas en el piso de la cocina, incorporada al living de la mesa redonda. Mara será la encargada de armar la coreografía para el videoclip, pero ahora descansa.

– Cuando Tiziana nos dijo lo que sentía obviamente me asusté, pero por lo que empecé a ver. Empecé a investigar en internet porque no tenía idea absolutamente de nada, no tenía idea ni de qué significaba la sigla LGBTIQ y me asusté muchísimo. Ahí decía que la expectativa de vida de una persona trans era de 30 a 35 años y no quiero que esa sea la expectativa de vida de mi hija. Quiero que se muera de vieja.

La familia fue a pedir ayuda en la sede salteña de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina (A.T.T.T.A).  Su coordinadora, Mary Robles, había sido la primera mujer trans de la provincia de Salta en lograr el reconocimiento de su identidad de género en el DNI, en el año 2012, además de haber sido candidata a concejal por la capital salteña y una militante activa por las Leyes de Matrimonio Igualitario e Identidad de Género.

Mary

Yo soy de la década del 60. Imaginate”.

Mary sabe lo que es ser una niña trans en Salta. Pero además, sabe lo que es ser madre.

– A los 9 años ya tenía mi orientación definida: ser trans. El tema era la época, porque éramos muy pocas en ese momento -comienza-. Caminábamos dos cuadras a lo de una señora que tenía televisión. Por cinco centavos nos dejaba ver Disneylandia. Conocí el amor a través de los príncipes, esa era la ilusión que teníamos como niñas, como niños. Y cuando crecías, era otra.

A sus 13 años, Mary se miró frente al espejo y vio a una mujer. “Empecé a tener problemas con mi familia. No podía sostener mi identidad de género, ni podía sostener mi persona. Éramos muy pobres. Mis padres venían del interior de la provincia, mi padre era camionero, traía maderas y mi madre trabajaba haciendo servicio doméstico. Era difícil porque ella no estaba en todo el día y nos internaron en el Hogar Escuela Carmen Puch de Güemes”.

Un día, decidida a vivir su identidad “contra todos los paradigmas sociales, me levanté y me fui del Hogar Escuela para no volver. A mis trece años caí presa, no llegaba a ser ni adolescente y decidí ser mujer. Fue muy difícil pelear contra una sociedad pacata, hipócrita, que te condenaba a un estado de vulnerabilidad total. La sociedad nos terminaba hacinando o suicidándonos”.

Al igual que en el resto del país en aquella época, las comparsas fueron refugio de expresión para las mujeres trans y Mary a sus 16 años, en 1977, debutó en los corsos rodeada de otras chicas trans.

Mary tenía 19 años cuando su hermana fue víctima de femicidio. “Volví a mi casa pelada, después de estar presa. La policía nos perseguía por los códigos contravencionales, si te reconocían como trans ya te llevaban.  Y la exigencia de mi familia era que yo volviera a la casa porque la calle me condenaba a muchas cosas, pero había una cláusula que respetar: no vestirme de mujer. Entonces, sólo con las cejas depiladas y vestida con ropas comunes, decidí criar a dos niños, una nena y un varón, hijos de mi hermana asesinada. Y me hice cargo de su salud y educación. Hoy soy abuela de 7 niñes”.

Cuando Graciela y Tiziana se acercaron a ATTTA, Mary les dio el contacto con el psicólogo que acompaña a la familia hasta hoy. “Nos hizo entender que la ayuda la necesitábamos nosotros para poder acompañar a Tiziana. Sé de muchas mamás y muchos papás que han tenido malas experiencias con psicólogos. Nosotros tuvimos la ayuda del universo para encontrar a Nicolás, porque no solamente está ayudando y acompañando a mi hija, sino a nosotros como papás y  como familia”.

Acompañar a niñeces trans y sus familias se convierte, en palabras de Mary, en un proceso de empoderamiento y advertencias. “Porque si los códigos contravencionales siguen existiendo, Tiziana corre el riesgo de ir presa como me pasó a los 13 años. Por eso fuimos preparando a esta familia para ser sus propias defensoras y militantes de sus derechos. Sabíamos que la gente se iba a preguntar por qué una nena tiene un DNI así y la iban a acusar a la madre de muchas cosas por sentar el precedente del primer DNI de una niña trans en Salta”.

A8C041F8-0422-4486-B750-2BA1325AC54F

A, de alas

“Lo único que pensaban es que yo era varón,

y que estaba vestido como nena”.

Verde la remera de Tiziana. Amarillo el vestido de Claudinna. Y en ambas, el pañuelo magenta del cupo laboral trans en la muñeca. Vestuario elegido y confirmado, mientras Graciela planifica en silencio cómo escaparse del rodaje del videoclip para comprar material sintético para las trenzas de su hija. Quiere que sea sorpresa.

– Elegir su ropa, poder comprarse ropa de nena, fue toda una hazaña. En su ropero había pilas de remeras de varón, de pantalones largos, cortos, cortitos y pasó a tener sólo dos vaqueros de nena, tres remeras y un vestido. Pero en su transición a nivel físico, lo que a ella más le importaba en ese momento era su pelo. Hoy sigue siendo lo que más cuida, es su tesoro.

Tiziana baila con su pelo, lo mueve en el aire y deja una estela de colores: su escudo.

La Escuela

Lunes de julio de 2017. Una llamada desde la Escuela de Tiziana interrumpe la rutina de Graciela. “Las maestras tienen que hablar con vos”, le dijo Tiziana asustada. “Porque, mami, nos olvidamos las uñas”.

– Para esa época ella en general ya iba vestida de nena a todos lados, menos a la escuela y ahí entendí por qué. Los fines de semana nos pintábamos las uñas las dos, jugábamos, ella ya podía sentirse libre como nena. Y cuando llegaba el domingo a la noche había que despintar esas uñitas para que al otro día fuera a la escuela. Pero hubo un domingo en que nos olvidamos, se nos pasó. Y cuando la vieron las maestras fue un escándalo, ‘cómo iba a estar un varón con las uñas pintadas’.

El escándalo empujó a Graciela a apurar la charla con las maestras y se lo planteó a Tiziana.

“Lo que pasa es que mi hijo no es mi hijo sino que es mi hija, porque mi hija es una niña trans”, les dijo. “Pero me miraron como si hablara en chino básico, no entendían absolutamente nada. Fue un año horrible, nunca se la respetó a mi hija en ningún sentido, siempre se la llamó en masculino”.

Tiziana tenía decidido hacer su cambio de identidad de género en el documento a los 10 años. “Por simple coquetería. Ella quería tener su pelo largo para poder hacerse una colita para la foto del documento”. Y lo consiguió.

Sin embargo, en la escuela nunca dejaron de referirse a ella como Tiziano.

– Aun teniendo el documento de identidad, la seguían llamando en masculino. Para las maestras era un varón vestido de nena. Tuve que firmar un montón de notas y de actas para que mi hija pudiera tener el pelo largo o usar aritos, para lo más mínimo. Fue la verdad una experiencia horrible, para ella que era la que constantemente sufría el grito y el reto de las maestras y para nosotros, la impotencia como papás de que no se la respetara a nuestra hija.

– Un día la trataron en masculino delante mío y exploté, hice las denuncias no solamente mediáticas sino en el INADI. A raíz de la mediatización, la ministra de Educación me llamó. Pero ella tampoco tenía idea de lo que era la Ley de Identidad de Género.

A, de activismo

Ser como ellas:

fuertes, luchadoras.

Tiziana necesita útiles para la escuela. Una lista impresa en blanco y negro sobre el estante del comedor, espera convertirse en mochila con unicornios, en tijeras verdes, en un cuaderno de color naranja.

Yo me fui acercando de a poco”, cuenta Graciela, “Antes decía ‘no, no me interesa’. Estaba en mi casa cuidando a mis hijos y de militancia realmente no tenía idea. Cuando empecé a ver todas las luchas, y especialmente la del colectivo trans, me amplié al feminismo. Y la verdad es que me explotó la cabeza. Ahora estoy comprometida con toda la lucha.

Pía

Luego del acercamiento a ATTTA y a Mary Robles, Graciela y Tiziana conocieron a la activista Pía Ceballos.  “Ella es la hada madrina de mi hija y no solamente es una referente para ella, sino para mi”.

Pía era una niña cuando, subida a los hombros de su papá, veía pasar el corso. “Lo que más me atraía eran esas majestuosas corporalidades travesti-trans que desfilaban en esos únicos espacios en que les era permitido circular sus cuerpas disidentes”, dice Pía.

Cuerpas como las de Mary iluminaron el deseo con claridad: “´Yo quiero ser así, quiero ser eso, quiero ser ellas, qué magníficas’, decía adentro mío. Mi padre me habrá escuchado decirlo e inmediatamente fui callada”.

Pía tiene un curriculum enorme, pero para presentarse prioriza decir que es “una militante, activista por los derechos de la diversidad sexual, particularmente por el movimiento Travesti-Trans”. Además, es hoy la secretaria nacional de Mujeres Trans Argentina, “que nuclea personas travestis y trans de todo el territorio nacional en pos de los derechos de nuestra población” e integra el directorio del Observatorio de Violencia contra las Mujeres de Salta.

Su activismo comenzó en la adolescencia, con un hecho que la marcaría para siempre. Cuando iba al colegio, una de sus mejores amigas tuvo un aborto clandestino, su vida corrió riesgo, y eso la llevó a una internación de un par de meses. El contexto de su formación secundaria fue la crisis económica y política en el país en el 2001. “Todo eso me llevó a una militancia comprometida con los derechos sexuales y reproductivos, con la educación sexual integral”.

Cuando pienso en los sueños que tuve de niña, recuerdo cuando a los cuatro o cinco años, me miraba en el espejo y soñaba crecer. Pero lo que veía poco tenía que ver con la imagen de un varón. Era una mujer.  A la vez, entendía que no era ese ser mujer con vulva sino que era algo que rompía los esquemas en ese momento”, recuerda. Y se cuela en su infancia la imagen de su tía travesti, que ya murió.

A sus 15 años, Pía se subió a unos tacones y fue a un boliche gay.

– En la construcción de mi identidad, a mis 15 años no sólo tenía claro cuál era mi identidad de género, sino que era un proceso en el que necesitaba del acompañamiento de mis padres, de mi familia, de la comunidad. No lo tuve y hubo muchas dificultades para que me lograran entender, para que respetaran mi nombre propio, mi vida, para que no me obligaran a ir al psicólogo.

En Salta, desde la organización Mujeres Trans Argentina han acompañado a once niños, niñes, niñas, adolescentes y trans. El caso más visible fue el de Tiziana por la decisión de su familia de hablar con los medios de comunicación.

– Sabía que mi rol tenía que ser de acompañamiento, en un proceso también de formación, de charlar, de invitarla a las reuniones. Graciela no faltó a ninguna. Y participaron de las marchas asumiendo no sólo las identidades trans, sino ellas conociendo otras vidas travestis y trans. Eso las llevó a contactar a otras experiencias, otras vidas, y pudimos decirles que esto no iba a ser sencillo y hay que caminarlo de manera colectiva- cuenta Pía.

Disputar el poder travesti-trans

Graciela y Damián daban las notas a los medios de comunicación, al principio. Para cuidar a Tiziana no querían mostrar su cara. “Hasta que un día ella se paró así como es, enfrente nuestro, y nos preguntó si teníamos vergüenza de ella. Nosotros le explicamos que obviamente no, que la estábamos cuidando, porque si bien había mucha gente que la iba a apoyar, había mucha gente que quizás no y la podía pasar mal en la calle”.

Ante la respuesta de sus padres, Tiziana argumentó que era su historia y que podía ayudar a algún otro nene u otra nena que estuviera en la misma situación que ella. “Nos dijo que ella no tenía miedo, que ella quería contar y nos pidió que estuviéramos al lado”.

Cuando en abril de este año, el periodista antiderechos, Agustín Laje, estuvo realizando una serie de conferencias transodiantes en Salta , Graciela, Damián y Tiziana no dudaron en salir a la calle a repudiarlo.

“La verdad es que a Tiziana la golpeó muchísimo esa situación y a nosotros como papás obviamente también. Recibimos el apoyo de mucha gente y de organizaciones. A pesar de la lluvia, estuvimos ahí repudiándolo y mi hija le gritó ‘Vení, da la cara, yo no soy una mentira’. Verla tan empoderada a mi hija fue lo más grande que pasó ese día”.

De las calles a las políticas públicas

Pía Ceballos repasa algunos de los roles institucionales que están ejerciendo mujeres trans en Salta.

“Dentro de los once ministerios que hay en la provincia de Salta, sólo en el Área de Diversidad del ministerio de Gobierno de Justicia y DDHH, tenemos a una compañera, Victoria Liendro, que está como jefa del espacio. Mientras que en Asuntos Indígenas, hay una compañera como parte de un equipo de acción social dentro de ese ministerio.

”En cuanto al municipio, tenemos una encargada de un programa de empleabilidad para las personas trans. Y en educación, tenemos algunas compañeras que son docentes, pero que no están dentro de las escuelas. Eso es una gran dificultad”. En términos de jerarquías, explica, todas dependen de otras áreas. “Es decir que hacia arriba hay entre tres o cuatro jefes o jefas, a las cuales deben responder”.

Porque tiene que ver con el poder y con cómo la disidencia sexual a lo largo de estos años ha ido conquistando algunos temas que tienen que ver con la inclusión. Por ejemplo, el cupo laboral. Mientras,  aún hoy nos morimos a los 35 años, porque nuestras vidas no importan para los Estados, no están en las agendas de las políticas públicas”.

A de Tiziana

Me sentí libre, sentí que puedo bailar,

sentí que puedo ser una niña

 y a la vez sentí que soy una mariposa.

 – Ella viene un día y me dice ‘ésta es mi firma mamá’, y me muestra una A mayúscula de imprenta, -recuerda Graciela-. Pero quedó así como una anécdota, que su firma era una A. Cuando nosotros le preguntamos cómo quería que la llamáramos, ella me dice: ‘¿Vos te acordás cómo era mi firma?’, ‘Sí, una A’, ‘Bueno, era porque yo quería que mi nombre terminara en A. Entonces yo quiero llamarme Tiziana”.

Fuente Agencia Presentes

General , , , ,

Niño trans se gradúa de octavo básico con pleno respeto a su identidad de género

Sábado, 28 de diciembre de 2019

niño-trans-movilh-820x394Aunque fue obligado a ir con jumper al ensayo de graduación, finalmente pudo usar vestimentas masculinas en la ceremonia de egreso.

Un niño trans pudo graduarse de octavo básico con pleno respeto a su identidad de género, situación que fue valorada por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

“El proceso fue difícil, pues inicialmente la dirección del colegio, ubicado en La Florida, se negó a respetar el nombre y sexo social del niño, llegando al extremo de obligarlo a ir con jumper al ensayo de graduación. Esto provocó profunda tristeza a él y a su familia. Solo iban a permitirle ir vestido como hombre a la fiesta de graduación, pero a la ceremonia de egreso”, señaló la activista trans del Movilh, Paula Dinamarca.

Añadió que tras la intervención “de nuestra abogada, Mónica Arias, el colegio se abrió a la posibilidad y comenzó un nuevo diálogo con la familia del menor, hasta comprender que es un derecho legal respetar el nombre y sexo social. El niño pudo graduarse siendo tratado en todo momento como hombre. Su familia y sus compañeros quedaron muy felices. Todo esto demuestra que dialogando se pueden derribar prejuicios y ejercer derechos”.

De acuerdo a la Encuesta Identidad aplicada por el Movilh a 326 personas, el 59,17% de la población trans tiene conciencia de su transexualidad antes de los 10 años y el 25,9% entre los 11 y 15 años. Sin embargo, antes de los 10 años solo el 3.7% habla con alguien sobre su identidad de género. La mayor parte (44,2%) lo comenta entre los 16 y 20 años.

“El retraso en comentarlo implica mantenerlo más tiempo en reserva, lo cual provoca profundo daño emocional. Nos emociona mucho que cada vez sean más las familias que generan las condiciones para hablar a temprana edad del tema con sus hijos e hijas, como ocurrió con el niño que se graduó en La Florida, pues ello contribuye a mejorar la calidad de vida”, finalizó Dinamarca.

*Foto solo de referencia

Fuente MOVILH

General, Historia LGTB , , , , , ,

Impresionante discurso de una niña trans: «No permitan que nos arrebaten la felicidad»

Viernes, 6 de diciembre de 2019

elsa-extremadura‘NO PERMITAN QUE NADIE NOS ARREBATE LA FELICIDAD’

Con esta contundente frase termina Elsa, de 8 años, su discurso de poco más de un  minuto en el que nos cuenta, con la voz nerviosa pero segura, cómo es su vida siendo una niña trans. Es increíble que exista alguien que pueda negarle ser quien es.

Su intervención ha sido una de muchas en el IV Pleno Escolar contra el acoso por LGBTIfobia, celebrado en la Asamblea de Extremadura y organizado por el Instituto Santiago Apóstol de Almendralejo y la Fundación Triángulo.

«Tengo el derecho a ser llamada como yo me siento»

En la cuenta de Twitter de la Asamblea de Extremadura podéis seguir un hilo con todas las intervenciones del profesorado y alumnado sobre el acoso escolar y la LGTBIfobia. El vídeo de Elsa ya es viral, siendo compartido en este momento miles de veces.

Silvia Tostado, presidenta de Fundación Triángulo Extremadura, nos cuenta: «Elsa forma parte del grupo trans de Fundación Triángulo Extremadura desde hace 4 años.Cuatro años hace justo que iniciamos la experiencia del Pleno contra el bullying por LGBTIfobia en la Asamblea de Extremadura. Ella y su familia siempre han estado en primera línea de batalla para plantar cara al odio y para avanzar en materia de derechos y consideramos, entre el equipo de preparación del pleno y su familia, que era un momento importante para que ella interviniera. Y, por supuesto, la primera que quería hacerlo era Elsa».

Su madre, Anabel Pastor, participó hace algo más de cuatro años en el I Pleno contra el Bullying LGBTIfóbico. «Mi niña no ha sufrido ningún tipo de acoso. Ojalá ella pueda vivir en un mundo sin odio»

Os dejamos el vídeo completo del I Pleno contra el Bullying LGTBIfóbico, donde intervino su madre hace ya cuatro años.

Fuente Oveja Rosa

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , ,

Cloe: de niño modelo a valiente influencer trans

Miércoles, 4 de diciembre de 2019

Cloe-trans-2Interesante entrevista de Marta Márquez que hemos podido leer en Oveja Rosa:

Cloe es una niña que nació hace poco más de un año aunque realmente llegó a este mundo hace 8 años. Cuando la sacaron del cuerpo de su madre les dijeron que habían tenido un niño y, basándose en cómo la sociedad asigna el género y los roles, la criaron como tal.

Ahora, unos cuantos años después, Cloe ha enseñado a su madre, su padre, el resto de su familia y a los miles de seguidores que tienen en Instagram que el género, los roles y la identidad es mucho más.

Oveja Rosa: ¿Cuándo se creó el perfil de Cloe_aicart y con qué fin?

Carolina: El perfil de cloe_aicart no nació así como tal. Yo cree, como todo el mundo, un perfil hace muchos años @caroleo, por el 2011 creo, antes de nacer Cloe. En él iba subiendo mis cosas. De hecho no está borrado.

Con  pocos  meses de vida, Cloe empezó a hacer catálogos de moda, luego con 3 años algún anuncio, luego más y más, y mira que es difícil desde Castellón moverse a un casting, pero tenía un perfil bueno y además hablaba muy muy bien. Total que iban cogiéndola y cogiéndola, y nosotros detrás. A todo esto, claro, iba subiendo cosas al perfil, que cada vez se iba haciendo más grande. Y de los 1.000 pasamos a los 10.000 en un tris. De ahí pasé a un perfil de  “él” solo y la gente nos seguía y seguía sus trabajos.

O.R.: ¿Cuándo llegó Cloe?

C.: Con 6 años seguía en el mundo de la moda y con 7 habíamos ido hasta China incluso. Pero ya con 7 no podía más y empezó a manifestar que se sentía niña, de hecho en los shooting cada vez se ponía más de niña. Yo al principio en el perfil no decía casi nada, mantenía la ambigüedad, no mostraba la parte de abajo de sus looks, para no generar controversia.

Hasta que un buen día en el verano del año pasado ya llevábamos unos meses con Cloe en casa yo le dije que teníamos dos opciones: cerrarlo o intentar utilizar los miles de seguidores que teníamos en visibilizar una situación, que a la vista de muchos es rara, tabú, y que genera muchas dudas, pero que en definitiva cuanto más normalizado estuviera menos tendríamos que explicar. Y eso hicimos, un consenso en casa junto a papá. Los tres decidimos salir del armario.

O.R.: Y Cloe ha llegado a ser todo un éxito.

C.: Un buen día, todos esos años de fotos de Instagram cobraron un sentido: explicar al mundo que se puede nacer con unos genitales masculinos, pero ser una niña. De hecho hay miles de comentarios en los posts donde se ve como desde siempre ha sido una niña.

Total que así, sin más, cobró todo forma y desde entonces explicamos cada día el proceso. Que sí se puede, que es feliz, que se puede sin traumas. Eso sí, con un poco de valor, porque he de reconocer que a veces me da miedo.

O.R.: ¿Pensabais que tendríais esta repercusión?

C.: La verdad no, pero tampoco es tanta, si te soy sincera. Hay mucha gente detrás ayudando, muchas cuentas amigas, muchas madres que se han animado después de ver a Cloe feliz. Aunque me gustaría que fuera más, que la gente viera, sintiera y no juzgara nunca más a una persona transexual. Yo he sido una analfabeta en todo esto, y pienso en lo que han sufrido las personas trans, y lo que de verdad han vivido de niñ@s como Cloe, y no me imagino. Por eso, me gustaría que se viera más la infancia trans,  porque existe, y si entendiéramos a esos niñ@s, no nos reiríamos de las personas trans mayores. Han nacido así, y no hay nada cuestionable, son lo que son y han sufrido muchísimo. Y hay que vivirlo para sentirlo.

O.R.: ¿Cómo se consigue llegar a tener casi 27 mil seguidores?

Cloe-trans-10-600x401C.: Pues la verdad  con bastante apoyo de muchas otras cuentas. También de un trabajo continuo, de explicar, de escribir, pero sobre todo de los que siempre están ahí. Cuando quieres gritar tus derechos, ellos están. Y la verdad esto es lo bonito de Instagram y las redes. La red de seguridad que se genera. Somos muchos y más fuertes juntos, y es una realidad que las redes nos ayudan a visibilizar muchas situaciones, y es maravilloso cada día hablar con otras madres, que no les pones cara, pero que están ahí, que un día lo tienes malo y te animan, que te preguntan.  A otras les ha animado a reconocer a sus niños, a ayudarles, a otros a salir del armario, y muchos jóvenes trans que están y les gusta vernos, y de verdad que muchos días me siento arropada y feliz de tener tanta gente.

O.R.: Recientemente has tenido problemas con la cuenta ¿Qué ha sucedido y cómo lo has solventado?

C.: Uff, ese es un tema difícil. A veces, desde que mostramos a Cloe, nos suelen denunciar la cuenta, suele ser porque es de una menor dicen, pero es obvio que es mía, que escribo yo. Alguna vez he escrito en nombre de Cloe y quizás debería entrecomillar sus palabras. Ahora cada vez salgo más yo por ese motivo, pero me genera muchas dudas, cuando solo mostraba a un niño modelo como tantas cuentas jamás en años me han bloqueado, igual ahora con más seguidores es eso, pero también tuve una persona que publicó fotos de Cloe antes y ahora haciéndose preguntas muy transfóbicas. Esta última vez hable con Facebook unas 250 veces por mail. De momento está solucionado y hemos vuelto a cambiar el nick y estamos en principio tranquilas, y seguiremos intentando mostrar una realidad que a muchos les hace falta ver. Lo que no se ve no existe. Me siento casi en la obligación de visibilizar.

O.R.: En vuestra cuenta casi siempre sale Cloe y de vez en cuando tú ¿qué sucede con papá? ¿no le gustan las redes u os deja la fama a vosotras? 😉

C.: Jajajaja. Papá está todo el tiempo detrás, pero está. Es una parte muy importante. Corrige textos, mira las fotos y hace fotos, y además tenemos un pique, cuando él aparece ¡hay más likes! Siempre le ha dado un poco de vergüenza salir en redes, pero ahora para apoyar a Cloe sí sale, cada vez más.

O.R.: ¿A qué edad os dijo Cloe que era una niña? ¿Cuál fue vuestra reacción?

C.: Cloe, con unos cinco años y medio, cuando íbamos a rodajes ya se inquietaba y le gustaba interpretar. Yo creo que ya lo sabía, pero teníamos varios factores que no le dejaban florecer. Uno era el colegio, que no dejaba mucho fluir sin roles de género. Entonces, cuando expresaba su verdad la rectificaban y  ella pensaba que estaba mal y que no se podía. Luego en verano siempre florecía algo en ella, un verano fueron los looks, las uñas, los maquillajes, pero en esta familia esos roles nunca nos han preocupado.

Pero justo después de verano cuando volvía al cole se sentía mal. El verano de 6 años ya empezó a manifestar que quiera operarse, que ella quería tetas, decía.

Yo creo que en su cabecita lo más fácil era operase, y ya ser una niña. Pero luego llegaron las angustias, el no querer verse, el decir que esta vida era un sueño, que cuando se despertaría y nacería niña y a esconder su genitales. Y ahí es cuando nosotros actuamos.

O.R.: ¿Y la familia extensa/amigos/colegio? ¿Tiene hermanos/hermanas?

Cloe-trans-1-480x600C.: En el colegio no lo asimilaron muy bien, y fue un error decirle que no lo dijera por temor a que fuera a peor. Le dijeron que mejor lo dijera solo a los profesores por miedo a que le pegaran, y eso le hizo daño, ella pensaba que estaba mal todo el tiempo. Y eso hizo que se metiera en más peleas. Así que pasamos un curso mal, con idas y venidas, con ropa interior femenina escondida debajo de un uniforme. Con muchos lloros, muchos conflictos.

Así que pedimos ayuda, primero fuimos nosotros dos solos a la unidad de identidad de género, y nos dieron mucha información. También fue duro, en esa primera cita te hablan del sufrimiento, de la tasa de suicidio en adolescentes sobre todo.

Nosotros pasamos unos meses muy mal, encerrados casi, sin amigos por no contar, por miedo, pero en casa generamos un circulo de felicidad los tres.

Y luego está la familia. No dijimos nada hasta que lo tuvimos todo atado y cambiado  y estábamos serenos y seguros. Para ellos fue un shock, nadie había pensado en ello antes, y la verdad esa es la peor parte, te aísla. A parte de nuestra familia le ha costado muchísimo aceptarlo, nos han echado la culpa y nos han hecho el vacío.

Cloe no tiene hermanos. A ella le hubiera gustado, pero ha sido completamente inviable. Yo he padecido cáncer, y muchas veces me falta la energía. Y, la verdad, desde que Cloe empezó a sentirse mal, solo hemos pensado en cómo cuidarla.

O.R.: Cloe sigue en el mundo de la moda ¿habéis notado diferencia de antes a ahora?

C.: Bueno, las malas lenguas dijeron en su día que yo la cambiaba de sexo porque quería llevarla a castings de niñas, y nada más lejos de la realidad. La realidad es que ahora es mucho, mucho más difícil, de hecho solo ha hecho dos o tres cosas pequeñas, y siempre porque la conocen ya o son amigos.

Si las personas trans mayores sufren discriminación laboral casi todo el tiempo, cómo va a ser con una niña de 8 años, muchos ni se plantean contratarla, yo creo que por mucho miedo y desconocimiento. Y es un error, porque merecen su lugar en la moda infantil.

El mundo no está preparado para decirles a las familias “mirad, existen niñas con pene y niños con vulva, y mi marca los enseña”.  Es un tema tabú. Muchos padres de niños trans nos sentimos en el punto de mira, constantemente nos dicen que cómo les dejamos opinar, si con esa edad no saben lo que quieren, y eso es lo que muchos no se atreven a enseñar o hablar.

O.R.: ¿Qué mensaje le enviaríais Cloe y tú a las niñas y niños en su situación? 

C.: “Cloe: que da igual lo que piensen los demás, que sean lo que sientan ser, que sean felices, y que les dé igual todo, que no pasa nada!!”

Mama: que no miren atrás, que el proceso es largo, duro, y difícil, pero que es como todo, el fin merece la pena, y el fin no es otro que ver  feliz a tu hij@. Y ver cómo deja de sufrir, cómo deja de llorar, cómo ya no va a querer morirse y que por todo eso merece la pena.

Por último, dar las gracias a todos los que nos apoyáis cada día, extensible a todas las familias trans que nos siguen.

Fuente Oveja Rosa

General, Historia LGTB , , ,

Jóvenes trans y sus familias luchan por una ley para menores de 18 en Ciudad de México

Martes, 22 de octubre de 2019

10_09-Presentación-de-Iniciativa-2-3950x1975

Por Milena Pafundi, desde Ciudad de México

El pasado 10 de octubre, la presidenta de la Comisión de Igualdad la diputada Paula Soto presentó ante la Cámara de Diputados de Ciudad de México un proyecto de ley para que las personas trans menores de 18 años puedan rectificar su acta de nacimiento mediante un procedimiento administrativo en el Registro Civil. La iniciativa fue motorizada por la Asociación por las Infancias Transgénero en el Parlamento de Mujeres. Desde 2015 existe la ley de identidad de género en Ciudad de México pero sólo contempla a mayores de 18 años.

“Ya existe una vía en la ciudad de México para que las personas menores de 18 años tengan reconocimiento a la identidad. Pero la vía ahora mismo es discriminatoria. Además, esta iniciativa surge como una necesidad social, impulsada como un ejercicio de participación ciudadana a la que se han sumado familias, feministas, personas trans jóvenes, organizaciones LGBT+ y aliades”, dijo a Presentes Tania Morales, presidenta de la Asociación por las Infancias Transgénero.

Presentes conversó con adolescentes trans, sus familias y activistas para saber cómo han sido sus experiencias en estos últimos años y cómo una ley que les contemple podría cambiar sus vidas.

Marcela, madre de Sara

“Cuando Sara decidió decirme que se identificaba con las personas trans, antes le pidió apoyo a la psicóloga de la escuela. En ese entonces estaba en Primero de secundaria en una privada. Al principio fue un shock tremendo. La psicóloga me dijo que algunos ya le decían Sara porque se los dijo desde que entró a clases y yo apenas me enteraba -entraron a clases en septiembre y me dijeron en abril del siguiente año-.  Mi reacción fue sacarle de la escuela porque no me lo habían dicho antes y porque debía empezar a recibir terapia de apoyo. Posteriormente la metí a la secundaria federal y le dije al director que estaba pasando una situación complicada debido a su adolescencia. Nunca mencioné que era una chica trans para inscribirla y aún yo no tenía mucho conocimiento del tema. Ahí terminó el primer año y segundo año. El bullying fue terrible. Algunas veces intervine y en otras no porque aún no comprendía o aceptaba por completo que mi hija era trans. Sin embargo respeté el hecho de llamarle por su nombre, aquí en casa. Poco a poco fui platicándole a la familia y amigxs hasta que logré acostumbrarme y a verle normal vestirse con ropa de chica. 

marcela-y-sara-1024x877Marcela, Sara y su hermanito

Para tercer grado volvimos a la escuela privada que tanto le gusta a Sara por el nivel educativo. Me siento muy orgullosa de Sara pues es muy inteligente. Ella me pidió: “Mamá pregúntales si puedo llevar uniforme de chica y que me llamen Sara por favor”. La respuesta de la directora fue: “Tiene que usar el uniforme de acuerdo al género que le fue asignado de nacimiento y debemos usar el nombre que tiene su acta. Yo sentí que mi corazón se hizo chiquito. Y me dije si yo siento esto, ¿qué siente Sara todos los días? Ahí empezó nuestra lucha por visibilizar nuestra realidad de ser trans siendo menor. 

¿Qué facilitaría y cambiaría esta ley? Permitiría que Sara pudiera ser la persona que siempre ha querido ser, sin limitaciones, más segura y más feliz consigo misma. El solo hecho de contar con su acta de nacimiento con el nombre que ha elegido le cambiaría la vida y tendría más fe en la humanidad”.

Sara, 14 años

“Cuando hablaba con la directora de mi escuela sobre mi nombre o el uniforme, ella dijo que la sociedad no estaba lista y que teníamos que esperar a que lo estuvieran, y así si me llamarían por mi nombre real. En mi opinión nadie está listo para el cambio, pero eso no detuvo a las minorías de todo el mundo a luchar por sus derechos. La lucha por los derechos de la gente negra en Estados Unidos causó varias muertes, el feminismo en Latinoamérica también, pero eso no detuvo a nadie, no podemos esperar a que las cosas cambien por sí solas. Si me tengo que morir para que una niña trans al otro lado del país pueda tener su nombre lo haré”.

Teicuh, 16 años

Hasta ahora, la lucha ha sido en mi interior, lo más difícil ha sido, primero, procesar mis pensamientos y sentimientos, luego, ponerlo en palabras.  De pequeño, probé usar vestidos, hacerme trenzas, jugué con los ponys y mi color favorito era el rosa. A los 5 años ya me había hartado y sabía que eso no era para mí. Me corté el cabello solito, 2 o 3 veces, entre los 2 y los 5 años. Después de regaños por mi seguridad, me escondieron las tijeras y dejé de hacerlo; pero insistí en que quería mi cabello corto de forma consistente hasta los 14 años, cuando por fin me hicieron caso. Tampoco usaba la falda del uniforme, sólo llevaba el uniforme de deportes. Tuve un breve periodo de experimentación en la adolescencia como género fluido, pero cada vez que se referían a mí de forma neutra cada célula de mi cuerpo lo rechazaba totalmente. Mi cabeza rechazaba la idea de ser trans, pero la primera vez que mi amiga se refirió a mí en masculino, sentí felicidad pura… Él se sintió correcto”.

Alexandra, madre de Teicuh 

“Mi hijo siempre fue muy inquieto y travieso, corría y brincaba por todos lados, todo el tiempo. Cuando se cortaba el cabello, se lo dejaba super cortito de enfrente, cuando lo cachaba lo regañaba porque podía picarse un ojo. De sus juguetes, no le gustaban las muñecas, jugaba con animales y monstruos; y a veces se ponía algún vestido de princesa en Halloween, pero siempre anduvo de pants. Trabajo en educación especial, sé de los diferentes talentos, fortalezas, dificultades y retos que podemos enfrentar por las diferencias con las que nacemos. Existe discriminación pero también empatía, pero no se acerca ni tantito a la transfobia de nuestra sociedad, eso era lo que más me asustaba. Busqué asesoría especializada, me puse a estudiar y de ahí la transición social fue dándose muy natural en él; en mí, no tanto, aunque lo amaba y apoyaba incondicionalmente. Cambiar lo pronombres a masculino me costó mucho trabajo, afortunadamente, le puse unos nombres poco convencionales, así que, aunque todavía no cambiemos el género en su acta, no le afecta tanto como a otros de los niños y niñas trans.

Mi hijo ha estado en concursos de su escuela y le han dado algunos reconocimientos, pero me dice que si tuviera un nombre que lo identificara como del género contrario no iría o no los aceptaría, para que no dijeran su nombre en el micrófono. Y eso les pasa a muchos de los niños y adolescentes en esa situación: dejan de estudiar, de participar en sus actividades deportivas o culturales, sufren más bullying, angustia, ansiedad y más estrés que la mayoría de sus pares. Como familias, ha sido una bendición encontrarnos y compartir nuestros retos, experiencias, alegrías, tristezas, muchas separaciones y divorcios”

Que las instituciones públicas acompañen

La parlamentaria Erika Yamada Kubo, integrante del Primer Parlamento de Mujeres del Congreso de la Ciudad de México, dijo a Presentes que además de esta iniciativa es fundamental se impulsen políticas de no discriminación que transversalicen todas las instituciones públicas, sobre todo en relación al acceso a la educación. «Las escuelas deben adoptar medidas incluyentes que contemplen la prevención y la atención al bullying, el respeto a la diversidad (sobre todo a las poblaciones LGBT+) y la capacitación con enfoque de derechos humanos y perspectiva de interseccionalidad a docentes y demás personal educativo. Sería ideal que el currículo oficial del sistema educativo mexicano contemple materias de educación integral en sexualidad. Todavía una larga trayectoria para garantizar una vida digna para toda la niñez y adolescencia trans, pero este es un buen comienzo en esta trinchera de la Ciudad de México».

Por su parte, Jessica Marjane, fundadora de Red de Juventudes Trans México, explicó a Presentes la importancia de la reforma de 2015 y la posibilidad de rectificar los documentos de identidad, que tiene efectos en las demás instituciones. «Esto abrió un nuevo vocabulario, una nueva concepción y sobre todo construyó sujetos políticos más visibles en la vida y la participación política. También generó una nueva conciencia y percepción de que somos sujetos de derechos y libertades. El derechos a la identidad es un principio para ejercer otros derechos en tanto es un metaderecho. Desde Redes Juventudes Trans México justo participamos en ambos procesos. Todo el tiempo argumentado desde la intersección y fuera de la tutela. Para que nuestra voz no sea tutelada por el discurso médico ni el jurídico».

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

‘El calendario de Ángela’ es el primer cuento que trata la diversidad familiar y la identidad de género en la infancia

Viernes, 18 de octubre de 2019

El-calendario-de-Angela-portadaCuando, hace algo más de tres años, escribí esta historia, el que fuese publicada solo era un sueño en una larga lista de deseos. En aquel momento no era más que una historia de vida y un deseo de libertad.

El calendario de Ángela’ es un cuento enfocado a peques de todas las edades, pero también para personas adultas de todas las edades porque nunca es pronto ni tarde para tratar de comprender que la vida no es siempre como nos la enseñaron.

«El calendario de Ángela» es, además, el primer cuento infantil que trata la identidad de género dentro de una familia con dos madres.

La transexualidad infantil es una realidad, pero las familias están preparadas para afrontarla. Vivimos en un mundo en el que se presupone la heterocisexualidad (que todos somos hetero y que nuestro sexo asignado al nacer corresponde con lo que sentimos). Aquí tenemos un horizonte muy grande para tratar y es que ni siquiera parte del colectivo LGTBI es muy consciente lo que supone la transexualidad, más concretamente la infantil. Con este cuento, lo que trato es de hacer ver que no siempre se vive desde el drama, que por ser pequeñas y pequeños no están menos cargados de razones, de sentimientos y de una realidad tan potente que hace que puedan con todo; incluso con aquellas personas a las que les cuesta entender que hay cosas que se escapan a su entendimiento.

¿De qué trata ‘El calendario de Ángela’?

Ángela es una niña que tiene dos mamás y que solo quiere ser lo que ella sabe desde hace tiempo que es. Su mundo es de fantasía, le gustan las princesas y sueña con tener el pelo muy largo, vestidos brillantes y que su abuela escuche lo que ella tiene que contarle y que parece no querer escuchar.

La Locomotora Editorial nació con el propósito de apostar por una literatura principalmente enfocada al sector infantil y juvenil que aborde temas como Derechos Humanos, Tolerancia, Diversidad,Igualdad…

Si te apetece saber más sobre esta historia puedes hacerte con un ejemplar aquí.

Fuente Oveja Rosa

Biblioteca, General , , , ,

Denuncian a escuela de Bánfield por incumplir Ley de Identidad de Género

Sábado, 12 de octubre de 2019

 A2F7F43A-007F-4B25-AB69-489C44C4E89BPor Alejandra Zani

Foto: Captura de TV

A raíz de la difusión en los medios del caso de un adolescente trans al que le negaron sus derechos en el colegio, organismos LGBT+ intervinieron para que se cumpla con la ley. El Instituto insistía en nombrarlo en femenino y no se le permitía usar el baño de varones, entre otros actos discriminatorios. Finalmente, el colegio acató la Ley.

Tomás, un adolescente de 13 años, se dio cuenta de que quería transicionar a mediados del 2018. Lxs primerxs en saber fueron sus compañerxs de clase del Instituto Ricardo Güiraldes de Banfield. “Tomi jamás recibió ningún comentario negativo por parte de sus pares. Cuando pudo contar en casa lo que le sucedía, expresó su descontento con el trato de algunos docentes y de las autoridades del colegio, y ahí fue cuando mamá puso manos a la obra”, cuenta a Presentes Selene (24 años), hermana de Tomás.

En el colegio se negaron a llamarlo por su nombre de pila y continuaron refiriéndose a él en femenino, con su nombre consignado en el Documento Nacional de Identidad, violando el artículo 12 de la Ley de Identidad de Género. Tampoco le permitieron hacer gimnasia junto a sus compañeros varones y le prohibieron ir al baño en horario de recreo, como a los otros chicos. Solo podía ir al baño de mujeres en horario de clase.

Este tema es importante, porque el colegio se había comprometido a redactar un acta para que todos los profesores estuvieran al tanto de este supuesto beneficio que le otorgaron a para que lo dejaran ir al baño en horas de clase. Pero la primera vez que Tomi pidió permiso a su maestra de Lengua, ella le dijo que no. Es decir, el colegio no cumplió su parte y el acta nunca existió”, expresa Selene.

Cuando Tomás contó en su casa lo que sucedía en el colegio, Mariela (madre de Tomás y Selene) tomó cartas en el asunto. “Al principio, mamá se encontró con una negativa total por parte del Instituto que hacían alusión a que también ella confundía los pronombres. Y en el colegio dijeron que no tomarían decisiones apresuradas porque Tomás todavía podía ‘arrepentirse’. Debió tener una tercera entrevista, a la que también fue papá, para que algo sucediera. En esa entrevista, la directora y el vicedirector los recibieron con la Ley de Identidad de Género en la mano, con un cinismo absoluto, y le pidieron a mis padres que respetaran los tiempos del colegio. Aunque jamás aclararon cuáles eran esos tiempos”.

También el doctor Carlos Sanz, quien está a cargo del equipo de Infancias y Adolescencias trans en el Hospital Elizalde -donde Tomás está siendo acompañado en su transición- debió llamar al Instituto para explicar qué implica la construcción de la identidad en la adolescencia. Para la hermana de Tomás, también el doctor percibió “la necedad de las autoridades, que deberían saber sobre el tema por ser directivos de una institución educativa”. Finalmente, según la hermana de Tomás, “los directivos terminaron haciendo oídos sordos” a estos reclamos.

«Todos deberían hacer valer la ley»

El caso de Tomás llegó a la Defensoría LGBT, que contactó al colegio. “Podemos presuponer que si las autoridades tomaron de esta manera el abordaje frente a un niño que exigía el reconocimiento de su identidad y lo trataron así es porque el abordaje no ha sido integral respecto a la ESI, que es de lo más básico. Porque cuando hablamos de infancia y adolescencias trans hay mucha información dando vueltas respecto a la legislación”, explica a Presentes Flavia Massenzio, coordinadora de la Defensoría LGBT.

F14C51B0-F440-4526-ADCD-C9E8CA41EE56

Nosotros hacemos gestiones directas y en el acto. Llamamos a los organismos para hacer cumplir la legislación vigente. Cuando son lxs niñxs o los padres quienes acercan esta legislación a las autoridades, muchas veces no los escuchan. Pero cuando lo hace un organismo especializado en comunicar esto, lo toman en cuenta. Eso es lamentable, porque la ley debería ser conocida por todxs y todxs deberían hacerla valer”, continúa Flavia. “En este caso nos ponemos a disposición del colegio para dar charlas de sensibilización. Si las autoridades lo manejaron de esta manera es porque no se han informado. Y si no tenemos respuesta, mandamos oficio o iniciamos denuncias que culminan con recomendaciones del Defensor”.

Durante la tarde de ayer y a raíz de la visibilización de la historia de Tomás en los medios de comunicación, las autoridades del Instituto Ricardo Güiraldes citaron a sus padres en el colegio. A través de un audio de WhatsApp acercado por la familia de Tomás a Presentes, Mariela, mamá de Tomás, expresó que la directora y el vicedirector accedieron a cumplir los derechos que su hijo tiene por ley.

A partir de hoy se lo nombrará por toda la comunidad educativa con el nombre elegido. Se modificarán las listas en donde se pondrá el apellido, la inicial del nombre registrado en su DNI y su nombre. También podrá ir al baño de los varones en el recreo, como todos los otros varones, y a partir del año que viene podrá realizar actividad física con los varones. Todo esto se debe a la nota que dio Selene a TN en donde expresa su malestar por el incumplimiento de la ley de género en la escuela. En poco más de 24 hs la lucha de Selene por su hermano dio los resultados que esperaba yo durante la lucha en la escuela en los últimos meses y por eso me siento dichosa”, resume Mariela a través del audio de WhatsApp.

Tomi me agradeció por la nota que se publicó en TN, pero lo vi leer los comentarios de la misma página y en redes sociales y sé que le afectó un montón. Ahí no hay un comentario bueno, no hay nadie objetando sobre la ley ni diciendo algo coherente, y nadie mide que se están diciendo barbaridades sobre un menor de edad”, termina Selene.

49D51537-8390-45FA-8B5E-0779F78E0D16

Escuchar, no presuponer

A la hora de acompañar a niñeces y adolescencias trans, para Juan Duncan, del Movimiento de Juventudes Trans (JT), lo último que debe hacerse es suponer por lxs otrxs. “Cada uno sabrá lo que es mejor para unx. No es el lugar de terceros el decidir por nosotros, pero si tanto les preocupa que nos ‘equivoquemos’ o nos discriminen, bien pueden acompañarnos para que este proceso sea lo más ameno posible”.

Juan Duncan es estudiante universitario. Conoció a Tomás y a su madre, Mariela, porque asistieron a varios talleres dictados por el MJT sobre adolescencias trans. “Lo que le pasa a Tomás es algo que trasciende al ámbito escolar. Lo vivimos la gran mayoría de las personas trans en casi todos los espacios que habitamos”, explica a Presentes.

Este problema de negarse a cambiar los nombres por parte de las instituciones suele ser por tres razones: burocrático, desinformación de la ley o simplemente transfobia. La mayoría de las personas que conozco tuvieron problemas para que se les autorice el cambio en sus colegios o universidades, a mí hace poco también. Básicamente, lo que sucede es que se te está negando el derecho a la identidad dentro de un espacio que debería cuidarte y ayudar a formarte. Te anula”.

Para Duncan, esto conlleva un gran impacto emocional. “Se te restringen derechos básicos como el de ir al baño. Te tratan como a un ciudadano de segunda. Un tercero te dice que no podés ser quien sos, aunque haya una ley que te ampare. A muchas instituciones no les importa la ley, les pesa más la transfobia que tienen que las repercusiones legales que pueden comerse. Hay un desgaste terrible en que no te permitan existir, es imposible estudiar si de manera diaria tenés que ver como te están ninguneando. Mucha gente termina abandonando o suspendiendo sus estudios por esto”.

Las instituciones muchas veces no tienen noción del daño emocional que causan. “Especialmente en ámbitos tan importantes como los académicos. En vez de velar por sus alumnxs, lxs alejan. No se les ocurre que pueden estar sacándole la oportunidad de estudiar a un pibe. Juegan, no solo con su presente, sino también con su futuro. Si ves que están vulnerando los derechos de un compañero, alumno o conocido, no seas indiferente. Trata de acompañar, porque puede ser algo muy solitario”.

BED9C2FF-F9A3-4300-A0E3-B45966228D81

Por infancias y adolescencias libres

Si se trabaja la ESI o no se la trabaja en los colegios es lo mismo. La ESI hoy no contempla la identidad trans. Ni sus cuerpos están en las láminas. Por ende, no hemos encontrado muchxs docentes que sepan cómo acompañar la transición o cómo inscribir y respetar a las niñeces y adolescencia trans travestis”, explica Gabriela Mansilla, mamá de Luana (la primera niña trans argentina en obtener su DNI tras la sanción de la Ley de Identidad de Género) y fundadora de la Asociación Civil de Infancias Libres, que promueve la igualdad de los derechos de niños, niñas y adolescentes trans.

Infancias Libres ha acompañado a más de 150 familias de niñeces y adolescentes trans. En un 90% las escuelas no han respetado el nombre de ningune niñe. Hemos sido nosotres quienes nos acercamos a las escuelas a exigir que se cumpla el artículo 12 de la ley. La educación y formación de este país es binaria y biologicista. Hay que transformar la educación para así tener a las niñeces y adolescencias trans respetadas”, continúa Mansilla.

Mansilla enfatiza: esto no depende de la voluntad de la escuela, es obligatorio. Por lo tanto, no se trata de esperar sus tiempos. “Los derechos de personas menores de edad son vulnerados a cada instante en las escuelas. No necesitamos tiempo, es urgente. Hasta que en las escuelas se capaciten, el daño que les menores reciben a veces es irreparable. Por eso desde la Asociación no aconsejamos, sino que exigimos que se cumpla la ley que establece un trato digno. Tienen que saber que no es necesario tramitar con urgencia el DNI ya que a su solo requerimiento debe de respetarse la identidad de las personas especialmente niños, niñas y adolescentes”.

ARTÍCULO 12. — Trato digno. Deberá respetarse la identidad de género adoptada por las personas, en especial por niñas, niños y adolescentes, que utilicen un nombre de pila distinto al consignado en su documento nacional de identidad. A su solo requerimiento, el nombre de pila adoptado deberá ser utilizado para la citación, registro, legajo, llamado y cualquier otra gestión o servicio, tanto en los ámbitos públicos como privados.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Asesinan en Coyhaique (Chile) a joven trans de 15 años

Lunes, 23 de septiembre de 2019

muerte_transexualMovilh-Aysén solicitó la intervención del Ministerio del Interior

El jueves 19 de septiembre en la madrugada, un joven trans de 15 años identificado como Leandro Parra Hermosilla fue asesinado en Coyhaique, una ciudad ubicada al sur de Chile y a más de 1000 kilómetros de Santiago. Las primeras versiones que entregó Carabineros al Movimiento de LIberación Homosexual (Movilh) de la región de Aysén indican que se trató de una riña con cuchillos, en medio de una celebración por el asueto de fiestas patrias.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh-Aysén) lamentó hoy el asesinato del adolescente trans en Coyhaique, al tiempo que derivó los antecedentes del caso al Ministerio del Interior para que se preste ayuda a su familia y se aclare si el crimen estuvo cruzado por componentes transfóbicos.

El joven, identificado como Leandro Parra Hermosilla (15), fue asesinado a eso de las 4:00 A.M de ayer al interior de una vivienda ubicada en calle Independencia, donde habría sido atacado por otro sujeto de 17 años que fue detenidos horas después.

Personal de Carabineros y del Servicio de Atención Médico de Urgencias (SAMU) llegó al lugar tras recibir una denuncia telefónica de un vecino de la calle Independencia, donde ocurría la fiesta. El capitán Bruno Schulbach, de la 1° comisaría de la ciudad, dijo a la prensa local que los efectivos encontraron al joven tendido en el suelo, intentaron asistirlo con primeros auxilios pero no lograron salvarlo.

“Es muy pronto para confirmar o descartar si estamos frente a un crimen por intolerancia, odio o transfobia. Sabemos que fue en una riña, pero hasta el momento no sabemos la razón”, dijo a Presentes Ariel Amigo, vocero del Movilh Aysén.

Si bien la víctima fue asistida por personal del SAMU y de la Primera Comisaría de Carabineros, no logró sobrevivir. Las primeras versiones hablarían de una pelea con cuchillos y de exceso de alcohol, sin embargo, Movilh-Aysén conoce de otros testimonios que informará a las autoridades competentes. El caso quedó en manos del fiscal Luis Contreras Alfaro.

“Expresamos nuestras profundas condolencias a la familia de Leandro y esperamos que se haga justicia, así como que se aclaren las causas del crimen. Hablar de una pelea motivada solo por alcohol es muy reduccionista, y no se hace cargo de la vulnerabilidad que padecen las personas trans, en especial en regiones, donde el debate sobre la identidad de género es muy incipiente. Antes de llegar a conclusiones, debe investigarse a fondo”, señaló el vocero de Movilh-Aysén, Ariel Amigo.

El dirigente expresó que “hemos derivado los antecedentes del caso a la Subsecretaría de Prevención del Delito, para que brinden orientación legal y psicológica gratuita a la familia de la víctima, así como para que contribuyan a despejar si el caso estuvo cruzado por cualquier señal de tipo de transfóbica, pues de ser esa la situación, debe aplicarse la Ley Zamudio como agravante”.

Por otra parte, este viernes, en el Hospital Regional de Coyhaique, se realizó la audiencia de control de detención del adolescente de 17 años que, según los antecedentes entregados por Carabineros, fue identificado por testigos como el presunto autor del homicidio del adolescente trans identificado como Leandro Parra de 15 años. Sin embargo ,la investigación de la Brigada de Homicidios, determinó que el menor detenido, sería en realidad otra víctima del ataque.

Efectivamente existía una persona en calidad de imputado tras las primeras diligencias y se le cambió el carácter a testigo o víctima, mientras siguen las diligencias que desarrolla la Policía de Investigaciones” señaló tras la audiencia el fiscal, Luis González Aracena.

El responsable del homicidio de Leandro Parra Hermosilla estaría identificado por lo que su detención se podría producir durante las próximas horas.

El velatorio de Parra se realizaba en la capilla El Carmen de la calle Freire en Coyhaique. A propósito de este caso, el Movilh hizo un llamado a toda la población trans de esa pequeña ciudad de 55 mil habitantes: “Acérquense a nosotros si han pasado por alguna situación de vulneración de derechos, si necesitan ayuda legal, si están en transición o si quieren iniciarla. No están solos”, manifestó Ariel Amigo.

Fuente MOVILH/MSNnoticias

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

VOX carga contra los campamentos para niños trans

Miércoles, 28 de agosto de 2019

2019040414201984565Hay que ser mala persona para demostrar tanta cruedad, pero ¿qué vamos a esperar de la extrema derecha?

Tener que andar explicándose todo el día es agotador.

Que si soy o no soy… Que si pienso aquesto o aquello…

Y encima las preguntas amistosas, esas que nos hacen con sonrisa pícara, mirada de entender o cara de “en mi puedes confiar, tengo muchos amigos como tú”.

Gais y lesbianas somos carne fresca para quienes piensan que tienen potestad para preguntar y, por qué no, ayudar a que nos “aclaremos”.

-¿Qué no te gustan las mujeres?

-Pero… tu has visto cómo está aquella, cómo se mueve pidiendo guerra??

-¿Gay? ¿Seguro??? ¿Seguro que estás seguro?

O bien

-No lo pareces ni un pelín, no se nota nada… ¿De verdad eres lesbiana?

-Y entonces… ¿qué entra ahí!?

-Pero… ¿tu has estado con un hombre de verdad (como yo, quiero decir)??

No creo exagerar si digo que lindezas de este estilo -y linduras mucho más barriobajeras- las hemos tenido que soportar casi todas las personas LGBTI+ en algún momento.

Sin embargo, por agotador que resulte, no creo que lo sea tanto como puede serlo para los menores trans. Hormonas, ropa, nombre… dan al club de los amigos de la pregunta perpetua mucho juego.

trans-kWSB-U809995614771BG-624x385@IdealDe ahí mi alegría al saber que en mi tierra jaenera, en la Sierra de Cazorla, se pondrá en marcha, durante el mes de septiembre, el primer “Campamento Trans para jóvenes trans, familiares y amigxs”, organizado por la Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA)-Sylvia Rivera (@ATA_Trans) y con el apoyo del Instituto Andaluz de la Juventud. Se trataría de compartir, durante unos días, un «espacio de convivencia entre iguales».

Imagino las ganas con las que chicas y chicos acuden a un campamento “entre iguales” donde no hay nada que explicar a nadie. Es más, si se explica, cuenta, pregunta o dice algo, será a quién se quiera y porque se quiere.

En estas felices reflexiones andaba yo cuando, por sorpresa, me alcanzó la noticia. La portavoz adjunta de Vox en el Parlamento de Andalucía, Ángela Mulas, nos informaba que no se va a «permitir que el dinero de los andaluces siga destinándose a actos de carga lobista e ideológica».

Sorprendente afirmación de quien se supone, por ser cargo público, que debería hablar desde el conocimiento y no desde la más rancia incultura.

Por desgracia, cuando la incultura croa, rara vez hácelo sola, de manera que el mensaje de la señora Mulas ha alumbrado una cascada de opiniones de gente que cree que dignidad y libertad empiezan por !quetecalles!

La directora del observatorio andaluz contra la LGTBIFOBIA, Natalia Ronco resumía los valientes ataques: “El anonimato de estar detrás de un teclado hace que se saque lo peor de cada persona, con mensajes que llegan a decir que los niños trans son monstruos o Frankenstein y que hay que curarlos”.

Curarlos. ¿Curarlos? ¿De qué?

!Cuánta ignorancia!

Como es lógico, las reacciones en defensa de menores y jóvenes han sido múltiples y el rotundo apoyo social y de organizaciones de familias ha mostrado que el mundo es mejor de lo que piensan los totalitarios.

niños-chilenos-transPero… casi siempre hay un pero. El apoyo, la defensa, la reacción de la población no logra quitar de mi cabeza una imagen. La de un niño o una niña (porque no sé quién eres) en su cama, llorando. Preguntándose por qué es malo, rogando por no sentir como siente, por no saber lo que sabe. Ese secreto del que su familia no quiere ni oír hablar.

Las matemáticas son tozudas. Las estadísticas se cumplen. Y, por pura certeza estadística, en el entorno de la portavoz, en el entorno de Vox, en el contexto de quienes han vomitado su odio en las redes sociales, debe haber, como poco, un menor trans.

Que no puede crecer. Que no puede sentir. Que ha de vivir la vida que dicten de otros. Que ha de reír mientras por dentro se rompe cada día un poquito más. Atrapado. Escondido. Solo y a solas con su angustia.

Quienes respiran odio no piensan en ti. Quienes viven del odio no te presienten.

Pero yo no logro quitarte de mi cabeza. Ni quiero.

Imagino cómo sonreirías en la sierra de Cazorla, con qué ojos mirarías alrededor y… y ¿habrá alguna vez un campamento de verano para ti? Sin dolor, sin miedo, sin esconderse más.

Quiero alargar mi mano hasta la tuya, extenderme para abrazarte. Para decirte que espero conocerte fuerte y libre. Para decirte que te quiero.

Porque no sé ni quién eres ni dónde estás, pero seas quien seas, niñe, yo te quiero. Y espero que quienes deberían ayudarte y ofrecerte su apoyo abran un día los ojos y vean la verdad: que eres una persona maravillosa.

¡StopTransfobia!!

Fuente Oveja Rosa

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

México: Un adolescente trans logró una nueva partida de nacimiento

Lunes, 12 de agosto de 2019

674C4A86-9F75-4141-967B-229CF747BB47Por Milena Pafundi 

Luis es un varón trans mexicano de 15 años. Le gustan las matemáticas, le gusta escribir y además es el cantante de la banda de su escuela. El 23 de julio se convirtió en el primer adolescente en Ciudad de México en obtener una nueva partida de nacimiento con un trámite administrativo en el Registro Civil.

La batalla legal la llevó junto a su madre, Tania Morales, abogada, activista y presidenta de la Asociación por las Infancias transgénero y cofundadora de Familias Trans.  Realizaron un juicio de amparo en el que se otorgó la protección de la Justicia Federal para que un adolescente pudiera contar con ese documento primigenio con el género autopercibido y su nombre elegido.

Luis supo que era trans al leer su sentir definido en un libro que le regaló Tania cuando le contó que le gustaban las chicas. Tenía 13 años. “Descubrí que eso ya tenía un nombre, cómo nombrarlo. Ya podía decirle cómo me sentía. Y  así fue más fácil”, cuenta a Presentes en entrevista junto a su madre.

Llegó con el libro y me dijo: esto es. Yo no sabía absolutamente nada sobre la T.  Entonces yo no pude identificar que toda su vida tuvo expresión de género masculina y que de muchas maneras me explicaba que era un hombre;  solo que yo no entendía porque yo ni siquiera sabía la diferencia entre género, sexo, esas cosas. A partir de su imposición empecé a estudiar y la verdad es que fue bastante rápida la parte de la transición.  Luis fue muy tajante en decir que quería que le llamaran así, todas las personas, ya”, agrega Tania.

Fue a partir de allí que Tania decidió crear la asociación civil y se especializó en la defensa de la infancias y adolescencias trans en México. Actualmente forma parte del Parlamento de Mujeres de Ciudad de México.

-¿Cómo fue la recepción en la escuela? 

L– Me quedé en la misma escuela porque era donde quería seguir estudiando. El proceso fue fácil, comparado con otras vivencias. Porque llegamos con los directores, les contamos; esto es lo que pasa, necesitamos estas cosas, necesitamos que me llamen por mi nombre, que me dejen entrar al baño de hombres, etc. Cuando no hay leyes que respalden eso. La escuela apoyó.

T– A partir de eso decidimos fundar la Asociación Civil con la intención de crear un protocolo que pudiera instalarse más que en las escuelas, en el sistema educativo mexicano. Para quienes no supieran que este es un derecho. Todavía no lo logramos, pero sí trabajamos con varias escuelas porque atendemos familias personalmente y vamos a las escuelas, aunque no se ha logrado institucionalizar.

– ¿Cuáles son las trabas para niñes y adolescentes a la hora de cambiar el documentos? 

T– Hay una gran diferencia en el trato para personas mayores de 18 años y personas menores de 18 cuando se trata de identidad de género. En Ciudad de México, y en seis estados más, hay un proceso administrativo para poder corregir un acta de nacimiento vía registro civil para personas mayores. La Constitución que tiene ahora la Ciudad de México es la primera Constitución de los estados en el país que reconoce la identidad de género. Pero para menores de edad  en CDMX es a través de un juicio familiar. Como si esto en lugar de ser una autoidentificación o autodeterminación tuviera que pasar por un proceso para que otra persona elija. Entonces es frente a un juez de familia. Hay un periodo probatorio donde hay que llevar un dictamen psiquiátrico, un expediente clínico de una terapeuta especialista en género que lleve un proceso largo de tratamiento, se llevan testigos, incluso hay casos donde se han pedido exámenes psiquiátricos a la familia completa. Este es un tratamiento patologizante. ¿no? Luego se  lleva a la persona ante el Ministerio Público, y allí hay otro interrogatorio más, hasta la decisión del juez.

L– Lo más sencillo es ir a juicio. Pero ir a juicio es aceptar que alguien más puede decirte quién eres. Y eso no era algo que ninguno de los dos iba aceptar. Solo yo podría decir quién soy y eso de que te traten como si eres un paciente, nada más para darte los papeles, como si fuera una cura para lo que tienes.

– ¿Cuál fue su estrategia legal? 

T– Hicimos una doble estrategia. La  estrategia del amparo al Registro Civil (que rechazó el pedido) con la  la intención de llegar hasta la Suprema Corte de justicia para que quedara como antecedente para otros casos. El amparo se solicitó en diciembre del año pasado y para abril había una respuesta positiva del Tribunal de Distrito, eso fue muy satisfactorio. Y la estrategia legislativa. Esto fue en enero de este año. Apliqué al Parlamento de Mujeres de la Ciudad de México con la intención de meter esta iniciativa de reforma muy concreta del Código Civil. Me integré al Parlamento para el  proceso de participación ciudadana. Para que esto naciera desde la necesidad social y no desde el contacto con un partido político. Lo muy bueno fue que en la sentencia del tribunal colegiado ya especifican que el Registro Civil l tiene que tomar el consentimiento informado directamente a través de Luis y no a través de sus padres. Esto fue un gran avance. No se llegó a la Suprema Corte, entonces la opción que tenemos es poner público el amparo que tenemos. Estamos viendo estrategias para aplicar en otros dos estados esto mismo, Nayarit Y Michoacan.

L– Yo lo pedí. Yo llené todas las formas. Y eso es novedoso porque siempre son los adultos lo que hacen. Es una forma de afirmar que alguien más tiene que hablar por ti y alguien más tiene que decir quién eres. Creo que estuvo muy bien porque es dejar algo para los demás.

No he dejado la opción de que me traten de otra forma” 

Luis y su madre Tania explican que además de las leyes es fundamental que haya mayor información y educación sobre género en las escuelas y espacios públicos. “¿Cómo podemos pedirle a las infancia que se explique a sí misma si nunca tienes un ejemplo en la realidad? Vas a la escuela y no hay maestras lesbianas u homosexuales visibles. No hay maestros trans Y si una infancia no tiene un ejemplo de referencia para decir yo soy o yo me percibo como esta persona es difícil”, dice Tania.

L:- Yo no he dejado la opción de que me traten de otra forma. Yo soy Luis y mis amigos siguen siendo mis amigos. Pero hay deudas y es dar un poco más, dejar algo que pueda ayudar a otros creo que es importante. Porque si tú te sientes diferente y ves que no hay otra opciones ¿dónde estás? Es como si no te vieran. Como si no tuviéramos voz. Por eso es tan importante no sólo activar por los derechos de las personas trans sino también que haya personas LGBT activando en otras causas, como las medioambientales. Si puedes y tienes la oportunidad de hacerlo es como moralmente una obligación.

General, Historia LGTB , , , , , , ,

Grupo de padres crean organización de apoyo a la comunidad trans

Sábado, 20 de julio de 2019

lizbeth-rodriguez-termino-relacion-amorosa Con el objetivo de crear una red de apoyo a familias, estos padres crearon una organización de apoyo a la comunidad trans en un estado de México.

Las personas que quieren ayudar cada vez son más. Un nuevo grupo de apoyo ha surgido en México. La organización Amor Trans-ParenT fue creada por papás que buscan brindar apoyo a personas de la comunidad trans y a sus familias. Esta agrupación surgió para dar soporte a quienes lo requieran en diversas áreas. Te contamos más al respecto.

El arranque de Amor Trans-ParenT fue anunciado por su líder y fundador, Omar Cervantes Rodríguez, quien se describe como ‘católico’. Este grupo con sede en Puebla está integrado por varios padres de familia con hijos que pertenecen a la comunidad trans. El objetivo de crear esta red de apoyo también es visibilizar a esta parte de la comunidad LGBT+ y garantizar el respeto y los derechos de la infancia trans.

Según indicó un vocero de Amor Trans-ParenT a Homosensual, el grupo cuenta con apoyo psicológico, psiquiátrico, endocrinología y asesoría legal y jurídica. Asimismo, se busca generar ambientes seguros para la comunidad trans y concientizar a la población en materia de tolerancia.

Un grupo creado con base en la experiencia

En el comunicado que fue enviado a Homosensual se menciona que la creación de esta organización surgió, en parte, por las experiencias que vivió su fundador. Omar Cervantes es padre de una persona trans y a raíz de todas las vicisitudes que su hijo y familia vivieron nació la idea de crear Amor es Trans-ParenT.

Aunado a esto, el grupo sirve para que las personas puedan compartir sus experiencias y otros integrantes las apoyen en compañía de expertos. Por otro lado, Omar Cervantes comentó que el apoyo de los padres es crucial para la comunidad trans, pues ya que el rechazo puede tener un precio muy alto.

«Yo preferí investigar y abrir mi mentalidad para comprender lo que pasaba mi hijo».

Bien por estos grupos y papás que suman esfuerzos en pro de las personas trans. Descubre si tú eres (o tienes) un padre de familia homofóbico.

Fuente Homosensual

General, Historia LGTB , , ,

El documental sobre la hija trans de Nacho Vidal se presentaó en Barcelona

Miércoles, 29 de mayo de 2019

nacho-franceska-1553341419“Me llamo violeta” se ha presentado en la 22ª edición del DocsBarcelona, festival de cine documental que se cerró el pasado 25 de mayo con una muestra de 41 documentales de 26 países.

La película documental “Me llamo Violeta” se estrenó el pasado 22 de marzo en el Festival de Cine de Málaga y cuenta la historia de Violeta, hija de los actores de cine porno Nacho Vidal y Franceska Jaimes, que un buen día les dijo a sus padres que no era un niño llamado Ignacio, sino una niña llamada Violeta.

El documental muestra la realidad de los menores trans en la España actual a través de los ojos de sus padres, que pensaban que en realidad su hijo era homosexual. La película narra todos los obstáculos que debe superar una persona trans, en este caso de 11 años, como el cambio de nombre en su DNI u otras decisiones de más calado como tomar bloqueadores de hormonas para evitar el desarrollo de características masculinas.

 Además de la historia de Violeta, la película hace un recorrida por la historia del colectivo LGTBI en España, como la primera manifestación reclamando sus derechos en Barcelona en 1977.

Uno de los directores de “Me llamo Violeta”, Marc Parramon, señaló que “El transgénero se ha retratado siempre de una forma muy oscura, como del submundo, y en este caso hemos querido hacer una película luminosa. Aunque está orientada a un público generalista, sus creadores esperan que tenga especial incidencia en el colectivo LGTBI y más en concreto en el de transexuales.

El documental Me llamo Violeta” tiene una duración de 76 minutos y está producido por Mediapro y Polar Star Films. El próximo 28 de junio se estrena en cines de toda España.

Fuente Cáscara Amarga

Cine/TV/Videos, General , , , , , ,

Juez defiende a los padres que enviaron a su hija trans al colego con uniforme de niña

Jueves, 16 de mayo de 2019

juez-elogia-a-los-padres-que-enviaron-a-su-hija-trans-a-la-escuela-con-uniforme-de-ninaUn juez ha defendido a los padres de una niña trans después de que la enviaran a la escuela con el uniforme de una niña.

Cuando los servicios sociales se enteraron de que los padres permitían que su hija viviera como una niña, intervinieron y amenazaron con sacarla a ella y a sus hermanos de su cuidado, según el Daily Mail.

Sin embargo, el Juez Williams dijo en el tribunal que la identidad de género de la niña no era motivo de preocupación, y elogió a sus padres por ser “cuidadosos“.

Los servicios sociales acusaron a los padres de una niña trans de poner en peligro el desarrollo de su hija.mLa niña -a la que se le llamó “H” en la corte- tiene cuatro años de edad. Los trabajadores sociales afirmaron que su comprensión de que era una niña fue “animada activamente” por sus padres. También acusaron a los padres de ser “resistentes a reconocer cualquier posible desventaja para H de ser identificada como transexual prematuramente”.

Además, afirmaron que los padres habían puesto en peligro el desarrollo emocional, físico y sexual de su hija al permitirle expresar su identidad de género. A pesar de haber recomendado inicialmente que se retirara a la niña del cuidado de sus padres, los servicios sociales se retractaron cuando recibieron brillantes informes de expertos sobre sus habilidades como madre. Sin embargo, los padres de la niña sintieron que había “una nube de sospecha sobre ellos” como resultado de la atención de los servicios sociales, y quisieron llevar el asunto a los tribunales.

El juez exoneró completamente a los padres de la niña transgénero de cualquier maldad.mEl Juez Williams ha exonerado completamente a los padres de cualquier maldad, y ha dicho que están claramente dedicados a su bienestar.

Una especialista en cuestiones de género dijo al juez de los Tribunales Reales de Justicia que la identidad de género del niño era coherente con un diagnóstico de disforia de género. Decían que ella “se identificaba claramente como una niña” y “parecía ser una niña contenta, alerta y socialmente comprometida”.

El juez dijo que no había sufrido ningún daño o efecto adverso debido a su transición a una edad temprana, y añadió: “Las pruebas demuestran lo contrario, era probable que esto minimizara cualquier daño o riesgo de daño. La evidencia no apoya el argumento de que fue fomentada activamente en lugar de ser apoyada apropiadamente.” Además, dijo que `H’ estaba prosperando, al igual que los otros hijos de la pareja, y dijo que era “abrumadoramente obvio” que eran buenos padres.

La identidad de género es “compleja y en desarrollo”. El tribunal también escuchó el testimonio del hermano de H, quien dijo que ella era “un niño cuando nació”. Sin embargo, dijo que su hermana es “ahora una niña” y “crecerá para ser mujer“.

En sus observaciones finales, el Juez Williams dijo: “Las cuestiones relacionadas con la identidad de género y la comprensión médica de estas cuestiones son complejas y están en desarrollo. Inevitablemente, hay un desfase entre los profesionales de vanguardia y otros, en los que me incluyo yo mismo, que podrían haber jugado un papel en la forma en que estos procedimientos se llevaron a cabo.”

Fuente Cromosomax

General, Historia LGTB , ,

La lucha de un padre que obligó a un colegio a dejar de humillar a su hijo trans

Jueves, 16 de mayo de 2019

la-campana-de-papa-obliga-a-la-escuela-a-abandonar-la-politica-dehumillar-al-hijo-transgeneroUn padre de Indiana ha reclamado la victoria en su batalla para evitar que su hijo transgénero sea llamado con su antiguo nombre en su graduación.

Brian Thomas había lanzado una petición el martes (7 de mayo) después de enterarse de que Homestead High School en Fort Wayne, Indiana, se negaba a usar el nombre elegido de su hijo transgénero Wyatt en su graduación.

Wyatt hizo la transición hace tres años, pero los administradores de la escuela le habían informado que su nombre de nacimiento se usaría en la graduación. Thomas había explicado:

“Los maestros, pastores, gerentes, familiares y amigos lo conocen como un niño llamado Wyatt. Pero en la graduación, debido a una norma no escrita que la administración de la escuela no está dispuesta a cambiar, se le llamará por su nombre muerto. Lo que se supone que es una celebración será, en cambio, otro momento de humillación y vergüenza. Como padres de Wyatt, pedimos que nuestros deseos sean cumplidos en nombre de nuestro precioso hijo. Llama el nombre que él llevará legalmente una vez que el largo proceso de cambio de nombre se haya completado. Llámalo como lo llame su futura universidad. Llámalo como nosotros y muchos otros lo llaman todos los días. Llámalo Wyatt”.

La escuela retrocede después de la campaña: La petición al director de la escuela, el Dr. Park Ginder, acumuló más de 14.000 firmas, y aparentemente la presión fue suficiente para forzar a la escuela a dar marcha atrás con respecto a la política.

El orgulloso padre confirmó el viernes (10 de mayo) que la escuela había cambiado de opinión. Dijo:

La escuela ha accedido a llamarlo Wyatt en la graduación. Este ha sido un asunto de discusión intencionada y cuidadosa consideración por parte de la escuela, y se ha tomado una decisión de procedimiento que beneficia a Wyatt. Estamos agradecidos de que la escuela haya tomado en serio esta petición y le haya dado la atención que se merece. Gracias a todos los que firmaron esta petición. El impacto de su apoyo, palabras de aliento y vibraciones positivas se ha sentido y recibido con una gratitud asombrosa. ¡A la graduación!”

El distrito escolar confirmó:

Cada organización tiene políticas, procedimientos y directrices que históricamente les han servido bien. Sin embargo, ninguna política, procedimiento o guía es perfecta o permanente. Una organización debe estar dispuesta a escuchar y reevaluar sus prácticas para asegurarse de que continúan alineándose con su misión más amplia, especialmente cuando la misión implica ser un entorno de aprendizaje seguro y abierto“.

Wyatt se graduará a principios de junio.

Otra escuela en Indiana fue atacada en diciembre después de que un grupo de la Alianza Gay-Straight recibiera la orden de cambiar su nombre y evitar el uso de los términos “gay” y “LGBT+”.

La Unión Americana de Libertades Civiles de Indiana presentó una demanda contra Leo Junior/Senior High School en Leo-Cedarville, Indiana, por esta política. Los administradores de la escuela supuestamente se negaron a permitir el nombre del club Leo Gay-Straight Alliance porque contiene la palabra “gay“. Los administradores de la escuela le dieron al grupo el nombre de Alianza del Orgullo Leo. Según la demanda, el personal también advirtió que los estudiantes “no pueden usar las palabras gay, lesbiana, queer, GSA[o] LGBT+…. en ninguno de los anuncios o promociones para el club”.

Fuente Cromosomax

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Selenna: el libro pedagógico escrito por niñas y niños trans para promover la integración

Jueves, 25 de abril de 2019

C22F4A49-EDBB-4140-A3A2-1A13D6B949D2La Fundación Selenna y la Escuela Amaranta, dos organizaciones no gubernamentales que trabajan en Chile a favor de los derechos de las personas LGTB, específicamente de las personas trans, acaban de publicar un libro que busca promover la inclusión y la aceptación de las diversas identidades de género existentes y así evitar la discriminación y la violencia de las personas trans.

El libro de Selenna, es un cuadernillo de caligrafía ideado y escrito por un grupo de 12 niños y niñas trans después de un año de trabajo. La función de este material es enseñar a leer y escribir por medio de oraciones y palabras que promueven la tolerancia, la inclusión y el reconocimiento de las identidades de género.

https://twitter.com/FSelenna/status/1115396246909403136

El principal objetivo del libro, según explicaron las organizaciones que lo lanzaron, es: Resignificar los clásicos ejercicios de caligrafía con conceptos y valores claves para respetar y ser respetado, porque aprender sobre inclusión es una tarea que debemos hacer juntos”.

4B8493E0-68AB-4237-827A-D0AD363B3419

En 2018 la Fundación Selenna inauguró la Escuela Amaranta, considerada la primera escuela de América Latina dirigida a estudiantes transgénero. Este nuevo proyecto pretende crear un espacio seguro en el que los menores trans puedan acudir a clase sin temor a ser discriminados con base en su identidad de género.

Pensamos en un espacio libre de todo tipo de violencias… desarrollar una educación libre donde les niñes y jóvenes sean protagonistas y encargados de construir el conocimiento como un acto político, desde la relación con los y las educadoras y con sus compañeros y compañeras, pasando de ser seres sociales pasivos a seres sociales activos, autónomos y pensantes”, señaló Evelyn Silva, presidenta de la Fundación Selenna.

Puedes descargar el libro en el este enlace: El libro de Selenna

Fuente Oveja Rosa

Biblioteca, General , , , ,

Recaudan fondos para niña trans que fue atacada en el colegio

Jueves, 11 de abril de 2019

81055CD3-D23E-4485-A9CC-4E217D35D1FAUn café local en Grimsby organizó una noche de recaudación de fondos en apoyo de una adolescente trans, que fue atacada cuando intentaba ir al vestuario de su escuela.

Coron Kraatz, de 15 años, fue agredida por otra estudiante el 19 de marzo cuando se dirigía a un vestuario de la escuela para una clase de educación física en la Academia Oasis de Wintringham, reportó GrimsbyLive.

Kraatz, que se quedó con conmoción cerebral grave y marcas visibles de botas en la cabeza, fue atacada por una alumna de 15 años debido a su identidad de género

Después del ataque, The Globe, una cafetería local en Cambridge Street, organizó una noche de recaudación de fondos en apoyo de Kraatz el miércoles (3 de abril). “Gracias a todos por el amor y el apoyo mostrado a Coron por su reciente ataque,” The Globe publicó en Twitter el jueves (4 de abril). “Anoche fue un triunfo total gracias a todos los que vinieron/donaron premios y apoyo, etc.”

Mientras tanto, una campaña de recaudación de fondos para Kraatz, organizada por el presentador de televisión y ex concursante de Celebrity Big Brother, India Willoughby, ha roto su objetivo de 500 libras esterlinas, con un total de donaciones de 1.291 libras esterlinas.

El 19 de marzo, Kraatz fue agarrada por una compañera de clase mientras caminaba hacia el vestuario, quien le aplastó la cabeza contra el suelo y le pisó la cara. Un maestro detuvo el ataque sacando al estudiante de Kraatz. Kraatz fue llevada al hospital donde recibió tratamiento por magulladuras y conmoción cerebral grave.

La agresión también empeoró su ansiedad y Kraatz informó que está preocupada por su seguridad al salir de la casa. Se dice que es la tercera vez que Kraatz ha sido agredida por su identidad de género. Anteriormente fue atacada en un parque local y de camino a casa desde la escuela.

3D7FA6B6-554F-46DE-808D-DE2925056AA2

La madre de Kraatz, Suzanne, le dijo a GrimsbyLive:”Esta es la tercera vez que mi hija ha sido atacada por bravucones.” Añadió: “Una maestra nos dijo incluso que si no intervenían en el momento oportuno, podría haber sido demasiado tarde, ya que la niña estaba aplastando el templo de su cabeza”.

Suzanne elogió a Oasis Academy Wintringham, que ha excluido permanentemente al otro estudiante, por su respuesta al asalto. Dijo que la escuela también estaba trabajando para que Kraatz regresara a la escuela. La escuela también ha pedido a la madre de Kraatz consejo sobre cómo pueden enseñar a los alumnos sobre temas trans y LGBT+.

Fuente Cromosomax

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

‘Me llamo Violeta’ la película que retrata la vida de menores trans*

Lunes, 18 de marzo de 2019

me_llamo_violeta-cartel‘Me llamo Violeta’ será una coproducción de Mediapro y Polar Star Films se estrenará en el prestigioso Festival de Cine de Málaga, que comienza mañana 15 de marzo y terminará el 24 del mismo. Pero, ¿de qué trata ‘Me llamo Violeta? Vamos a verlo.

“No es una película sobre un tema, es una película sobre personajes y sus historias que esperemos que tenga mucho recorrido en colegios, cines y asociaciones, y que estimule el debate y la reflexión”, declaraba Joan Úbeda, productor de Mediapro.

La idea es seguir las vidas de dos personas trans (menores). La de Alan, tristemente asesinado por una sociedad transfoba, y Violeta, hija de Nacho Vidal y Franceska Jaimes.

Los directores, David Fernández de Castro y Marc Parramon, han buscado historias de amor, historias limpias, por eso las personitas protagonistas son menores, para sacar la idea de transexualidad que tiene mucha gente sobre que únicamente están abocados a la prostitución.

Pero no solo Alan y Violeta están retratados en la cinta sino que también tenemos a Carla Antonelli, primera diputada trans de la Asamblea de Madrid, y Silvia Reyes, quien sufrió represiones durante el franquismo y la incompresión de la sociedad durante la transición.

“Queríamos alejarnos del morbo para contribuir a normalizar el fenómeno del transgénero infantil”

“No puede decir un señor que no conoce a mi hija, ni a mi familia, ni la situación, que no puedo llamar a mi hija Violeta”. Así escuchamos a Nacho Vidal que explica que lleva tres años intentando cambiar el nombre a su hija en el Registro Civil, pero desde la Fiscalía rechazan su petición.

Fernández de Castro y Parramon tuvieron que consultar a la Fiscalía, ya que junto con los padres son los encargados de velar por los intereses de los menores, y el órgano constitucional les recomendó no mostrar la cara de Violeta. De ahí la careta y la piscina (reto creativo). De cualquier forma, Nacho Vidal y su mujer han hecho público el caso de Violeta en programas de televisión y revistas y no es difícil encontrar fotos de Violeta junto a su familia, que la apoya contra viento y marea.

“Las leyes van por detrás de la sociedad, es lo que suele pasar, lo que esperamos es que el público entienda con nuestro documental que hablamos de personas y no de géneros. Forma parte de la sociedad y es por eso que lo hemos incluido en la película”.

Fuente Oveja Rosa

Cine/TV/Videos, General , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.