Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Riesgo’

Riesgo

Sábado, 8 de octubre de 2016

Del blog de la Communion Béthanie:

319dd900925eea4b8bf64b5b5f89b4c7

¡Señor Jesús, para revelar el misterio del Reino de Dios
tomaste muchos riesgos!
Arriesgaste la eternidad en el tiempo,
arriesgaste lo invisible en un rostro de hombre,
arriesgaste lo divino en un cuerpo humano.

Arriesgaste la palabra en la fragilidad de nuestras palabras,
arriesgaste la Bondad de Dios en la trivialidad de los gestos cotidianos.
Hasta aceptaste el riesgo de ser recuperado, mal interpretado, desfigurado.

Señor, desde tu Encarnación,
¿cómo seguirte sin arriesgarse?

Dame el amor por el riesgo
y el valor de aceptarlo con toda lucidez.
Concédeme arriesgar mi corazón,
mi inteligencia y mi razón,
arriesgar mis bienes, mi futuro y mi reputación.

¡Pero, tantos riesgos, lo comprendes bien, piden reflexión,
tantos riesgos merecen que me tome un tiempo para sentarme
para acoger, en el silencio de la oración, tu Espíritu,
fuente y fuerza de mis elecciones, para verificar las fundaciones!

Concédeme la gracia de edificar mi vida en la Roca de tu Palabra,
de permanecer en tu Presencia, de comenzar y de terminar la obra de mi vida Contigo.

*

Michel Hubaut.

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

El riesgo de amar

Lunes, 3 de octubre de 2016

Del blog de Henri Nouwen:

tumblr_neqxpakvzd1r2apj5o1_500

Cada vez que tomamos la decisión de amar a alguien, nos exponemos a un gran sufrimiento, porque aquellos a quienes más queremos no sólo nos dan grandes alegrías sino que nos causan también grandes tristezas. La mayor pena es la de la partida. Cuando el hijo o la hija dejan la casa, cuando el marido o la mujer parten por largo tiempo o de manera definitiva, cuando el amigo querido se va para otro país o muere, el dolor de la partida puede ser desgarrador.

Aún así, si queremos evitar el dolor de la partida, nunca sentiremos la alegría de amar. Y el amor es más fuerte que el temor, la vida es más fuerte que la muerte, la esperanza más fuerte que la desesperación. Hemos de confiar en que siempre vale la pena asumir el riesgo de amar. “

*

Henri Nouwen

cactus-en-flor-5

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

“Dios presente en el riesgo del amor”, por Martín Gelabert Ballester, OP

Domingo, 21 de junio de 2015

keisha_castle_hughes2De su blog Nihil Obstat:

El predicador hablaba de san José. Y lo hacía bien. Decía que una de las cosas más admirables en José era la conjunción entre duda y amor; explicaba cómo la fe le ayudó primero a vivir con la duda y luego a superarla. José, al ver el embarazo de María se tuvo que hacer muchas preguntas, pero el gran amor que le profesaba le invitó a no hacerle daño; por eso pensaba “despedirla en secreto”, sin armar escándalo, sin señalarla. Añadió el predicador: menos mal que el ángel del Señor acudió en su ayuda y le reveló el secreto del embarazo. Una vez conocido el secreto, José se mantiene al lado de María. Entonces el predicador dijo algo que me hizo pensar: “me pregunto por qué el ángel no se apareció antes a José, por ejemplo en el momento de la Anunciación”. Así, pensaba el predicador, se hubieran evitado todas las dudas, pues la cosa hubiera quedado clara desde el principio.

El ángel no se apareció antes a José (dejemos ahora de lado los modos de la aparición) porque Dios no hace magia. En la Biblia, la aparición de un ángel es un modo de expresar la presencia de Dios en la vida de alguien. Pero Dios no se hace presente de forma espectacular. Dios habla a través de los acontecimientos de la historia. Por eso el ángel no podía “aparecerse” a José antes de que se enterase del acontecimiento, puesto que le hablaba a través del acontecimiento. Cuando José se dio cuenta de que María estaba embarazada, lo lógico, si la amaba y confiaba en ella, fue que le preguntase lo que había ocurrido. Probablemente fue un diálogo difícil. Ninguno de los dos debía comprender gran cosa. Pero se fiaban el uno del otro. En este diálogo José y María cobraron conciencia del misterio que les envolvía. Y en este cobrar conciencia estaba hablando Dios. Fiándose de María (que probablemente debía entender que con ella estaba ocurriendo algo muy extraño), José se arriesgó, precisamente porque la amaba. A través del riesgo del amor, Dios se le hizo presente.

Espiritualidad , , ,

Fuego Interior.

Lunes, 9 de junio de 2014

Del blog À Corps… À Coeur:

feu-intc3a9rieur

“¿No has observado algunas veces un cierto desaliento porque tienes la impresión de que las cosas se estancan, que nada se mueve?

Esto es una ilusión, debida al hecho de que dejamos de vivir la vida como una experiencia.

La vida trabaja sin interrupción más allá de las apariencias.

Debemos experimentarlo.

La única manera de salir de este desaliento es tomar este riesgo loco de no estar atado a ninguna expectativa, ningún resultado, ninguna intención.

Y descubrir que hay en lo más profundo de nuestro ser un movimiento permanente, un fuego interior y esta alegría inagotable. “

*

Jean-Philippe Brébion

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , , , , , , , ,

El gusto por el riesgo.

Lunes, 10 de marzo de 2014

Del blog À Corps… À Coeur:

goutdurisque

 

Reír es correr el riesgo de parecer tonto.
Llorar es correr el riesgo de parecer sentimental.
Acercarse a otro es correr el riesgo de involucrarse.
Demostrar tus sentimientos es correr el riesgo de demostrar tu verdadero yo.
Poner tus ideas, tus sueños, delante de la gente es correr el riesgo de ser rechazado.
Amar es correr el riesgo de no ser amado en correspondencia.
Vivir es correr el riesgo de morir.
Esperar es correr el riesgo de decepcionarse.
Intentar es correr el riesgo de fracasar.
Pero los riesgos deben tomarse porque el peligro más grande en la vida es no arriesgar nada.
Los que no arriesgan nada no hacen nada, no tienen nada, y no llegan a ser nada.
Pueden evitar el sufrimiento y el dolor del momento, pero no van a aprender, no sentirán nada , no cambiarán, no crecerán, no amarán, no vivirán.
Encadenados por el miedo, son esclavos que han perdido su libertad
Sólo una persona que arriesga es libre.
El pesimista se queja del viento.
El optimista espera que cambie;
Y el realista ajusta sus velas.

*
Paulo Coelho, El alquimista, 1988

*
(Fuente A D-V)

gout-du-risque

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.