Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Literatura’

10 años de cárcel a una escritora china por incluir sexo gay en una de sus novelas

Miércoles, 21 de noviembre de 2018

bd0d147e-a21c-4615-9d18-fc0641619cb3¿Para qué seguís celebrando el día del Orgullo LGTB+?“, se preguntan algunos homófonos… Pues, entre otras cosas, para que no ocurra esto:

Una escritora de literatura erótica ha sido condenada a 10 años de prisión por escribir un libro en el que describía varias escenas de sexo gay. La escritora, que usa el alias Tian Yi en internet (y que los medios chinos sólo identifican como Liu), publicó en 2017 la novela “Occupation” en la que narra el affaire (bastante inapropiado) entre un profesor y su estudiante.

Aunque la novela solo vendió 7000 copias, Liu ha sido condenada a 10 años de prisión por un tribunal de la región de Wuhu por “crear y distribuir material pornográfico” dado que la novela “incluye comportamiento masculino homosexual, incluyendo actos sexuales perversos como la violación y el abuso“.

Aunque la homosexualidad es legal en China desde 1997, la pornografía sigue siendo ilegal. A pesar de eso la condena ha provocado una ola de indignación en el país, y muchos usuarios de Weibo (la red social más popular en el país) han denunciado por lo que consideran un castigo excesivo. Uno de esos usuarios recordó que en 2013 un oficial del gobierno fue sentenciado a 8 años de prisión por violar a una niña de cuatro años.

Son muchos los que sospechan que, aunque la escritora quebrantara la ley por escribir un texto pornográfico (cosa que ya es bastante preocupante de por si), la sentencia ha sido aún más dura por tratarse de sexo homosexual. Y es que en China llevan bastante tiempo en mitad de una persecución al colectivo bastante absurda: el país se cierra en banda a la difusión de contenido LGTB+ (y lo persigue duramente) mientras las nuevas generaciones (incluidas las del Partido Comunista) protestan frente a la discriminación y mientras otros países del entorno asiático se abren cada vez más a la diversidad.

Fuente | BBC, vía HazteQueer

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Editorial rusa elimina la escena gay en un libro de la serie Shades of Magic

Martes, 22 de agosto de 2017

rusia-censura-escena-gay-shades-of-magic-696x522La autora de los libros de la saga best-seller Shades of Magic denuncia que la editorial rusa ha eliminado varias escenas románticas gais.

La editorial se defiende argumentando que avisaron al agente de la escritoria y que lo han hecho para no quebrantar la ley contra la “propaganda homosexual”.

V.E. Schwab, la autora de la serie de libros Shades of Magic, que han sido traducidos a 12 idiomas y son todo un fenómeno Best Seller (no tardarás en ver la peli, la productora de Gerard Butler ya ha comprado los derechos) está indignada con lo que le ha pasado a su libro en Rusia: han censurado un trozo de su libro en el que había una relación homosexual.

Los libros cuentan la historia de Kell, un mago que viaja a través de cuatro versiones paralelas de Londres. En una de ellas vive Rhy Maresh, el príncipe bisexual del Londres Rojo. En el segundo libro de la trilogía, A Gathering of Shadows, Rhy se reencuentra con su amante: el capitán pirata Alucard Emery.

Pues a los rusos no les gustó para nada la escena del reencuentro y decidieron cargársela.

La edición rusa de Shades of Magic era mi favorita. Esta semana he descubierto que han editado toda la trama queer sin mi permiso.

Schwab ha explicado además que ni siquiera se habría enterado de esa censura de no ser por los fans de los libros en rusia que leen amabas ediciones, y ha denunciado que la editorial “ha roto totalmente nuestro contrato.

Desde Rosman, la editorial que publicó el libro en Rusia, han explicado que tuvieron que editar esa parte del texto para no infringir la ley contra la “propaganda homosexual” del país: “Lo hicimos únicamente para no infringir la ley, pero hemos mantenido toda la trama romántica al completo“, ha explicado Natalya Brovchuk, portavoz de la editorial. Y es que la serie de libros está dirigida al público adolescente y ya sabes que la ley prohíbe hablar de “orientaciones no tradicionales” a menores de edad.

alucard-emery-narcoleptic-banana-600x665El príncipe y el pirata, dándose los buenos días (Ilustración de Narcoleptic Banana)

Rosman, además, es la editorial con licencia para trabajar con marcas internacionales como Barbie, Disney o Dora la Exploradora.

Además Brovchuk asegura que desde la editorial avisaron al agente de la autora de que lo iban a editar y les pareció bien. Pero Victoria Schwab no está para tonterías y además de negar tajantemente que supiera que se iba a editar ha dicho que “habría sido mejor no publicar el libro en absoluto“.

Schwab ha anunciado, además, que va a cancelar el contrato con la editorial Rosman impidiendo que publiquen el nuevo libro de la trilogía en otoño de este año: “Es importante para mí que los libros están disponibles para los lectores rusos, pero con todo su contenido.

Fuente | New Now Next, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Las obras de García Lorca, Valle-Inclán o Unamuno pasan a dominio público en 2017

Jueves, 5 de enero de 2017

orgullo_lorcaSegún la Ley de Propiedad Intelectual las obras de autores fallecidos en 1936 pueden ser ya difundidas al pasar a dominio público.

Durante 2017 la Biblioteca Nacional de Españapresentará un portal dedicado a los escritores.

La obra de autores como Lorca, Valle-Inclán, Ramiro de Maeztu o Miguel de Unamuno han pasado a ser de dominio público con la llegada de 2017 por lo que desde el pasado domingo se encuentra digitalizada y a disposición pública en la web de la Biblioteca Nacional de España (BNE).

En virtud de la Ley de Propiedad Intelectual las obras de los autores fallecidos en 1936 pueden ser difundidas libremente tras haber pasado a ser de dominio público con la entrada del nuevo año.

Según ha informado la BNE, esta institución ha estado trabajando en la selección y digitalización de la obra de los autores que fallecieron durante este trágico año, para lo que ha contado con el asesoramiento del catedrático de la Universidad de Zaragoza, José Carlos Mainer.

Para el catedrático, “el recuerdo de la guerra civil debe hacer presente lo que la contienda tuvo de catástrofe cultural” al margen de identificaciones retrospectivas con sus actores.

Entre ellos, se encuentran autores como Federico García Lorca, Miguel de UnamunoRamón María del Valle-Inclán, Ramiro de Maeztu o Pedro Muñoz Seca y otros que, por diferentes motivos, han caído en un relativo olvido como Ramón Acín, Manuel Ciges Aparicio, Emilio Cotarelo y Mori, Torres Quevedo, Eugenio Noel y muchos otros.

Además de ofrecer la obra de estos autores digitalizada, a lo largo de 2017 la BNE presentará un portal dedicado a escritores relacionados con la literatura española en el que habrá un espacio dedicado a los autores fallecidos en 1936 y en el que se ofrecerá una breve semblanza de la vida y obra de los mismos.

Fuente Agencias, vía Cáscara amarga

Biblioteca, General , , , , , , , , , , , , , ,

James Baldwin: homosexual, afroamericano e intelectual

Jueves, 20 de octubre de 2016

james_baldwin_gayJames Baldwin, en Nueva York en 1963.

Tres veces marginado por la sociedad norteamericana le hicieron creer Europa le había salvado de África y por ello llevado a América.

“En mi infancia, aprendí en los libros de Historia estadounidense que África no tenía Historia, así que yo tampoco. Que yo era un salvaje del cual mejor hablar lo menos posible. Y que había sido salvado por Europa y traído a América. Por supuesto, me lo creí. No tenía muchas opciones, eran los únicos libros que había.

Todo el mundo parecía estar de acuerdo que si sales de Harlem, del centro mismo de Harlem, el mundo concuerda con esa descripción: todo es más grande, más limpio, más blanco, más rico y más seguro. Así que esa realidad parecía un acto divino: ¡Ésa era la verdad! Perteneces al lugar donde los blancos te han puesto“. James Arthur Baldwin (1924– 1987) fue quien pronunció estas palabras. Era afroamericano, homosexual y escritor y sufrió en sus propias carnes la discriminación de la época por estas tres condiciones.

Nació en el Harlem de las películas, con el “Cotton Club”, los clubes de jazz y el ragtime, sin embargo hasta que no se mudó al Village de Manhattan con 20 años y escapó de la opresión religiosa de su familia, no fue cuando descubrió lo que suponía ser negro y homosexual en los años 40 en EE.UU. Decidió conocer mundo y se autoexilió a Francia con 24 años, donde se asentó hasta su muerte con frecuentes visitas a su país natal y a otros lugares como España, donde parece que tuvo un affaire con Gil de Biedma.

Quizá por su condición de escritor exiliado, desarrolló una voz poética en prosa muy apreciada. Compuso una impresionante producción de novelas, ensayos y otras piezas literarias. En 1953 publicó su primera novela: Ve y dilo en la montaña, un libro que relaciona la religión cristiana con la cultura afroamericana. Muy autobiográfico. En 1955 se pasó al ensayo y publicó Notes of a native son, donde explica su teoría sobre el sistema de opresión del hombre blanco sobre los afroamericanos en Estados Unidos.

Pero sin duda el libro que más define la literatura de James Baldwin fue La habitación de Giovanni, publicado en 1956, donde explora las relaciones homosexuales y bisexuales centrándose en el deseo y la pasión y evitando convertir los relatos en proclamas sobre los derechos de este colectivo. Sin embargo, aunque él no lo buscara, tuvo un lugar destacado en los movimientos por los derechos civiles de los afroamericanos, sobre todo en la marcha de 1963, donde apareció junto a Charlton Heston y Marlon Brando.

En los años 60 en Nueva York, la policía hacía redadas en los clubes de homosexuales, los detenía y publicaba sus nombres en el New York Times para que todo el mundo supiera quiénes eran. Acto seguido eran despedidos. Si los homosexuales eran afroamericanos, el hostigamiento era mucho mayor. En muchos restaurantes se negaban a servirlos, por ejemplo.

Baldwin soportó la discriminación de ser afroamericano y homosexual, aparte del rechazo de la sociedad norteamericana de la época a los intelectuales. Era el momento en que los éxitos económicos se anteponían siempre a los artísticos o literarios y donde la superioridad mental era cortada de raíz a las primeras de cambio. Baldwin, sin embargo, supo navegar a contracorriente y sortear las dificultades sin perder su identidad y los valores que le habían llevado a ser admirado entre sus seguidores.

Fuente Cáscara Amarga

Biblioteca, General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

‘A Virginia le gustaba Vita’: Un amor lésbico con sabor a alta literatura

Miércoles, 21 de septiembre de 2016

34537_a-virginia-le-gustaba-vita-portada“Mi amor por ti es absolutamente verdadero, vívido e inalterable”, le escribió Vita Sackville-West a Virginia Woolf en una de las muchas cartas que se intercambiaron.

La editorial Dos Bigotes publica la nueva novela de Pilar Bellver. Un juego literario en el que se mezclan la ficción, la valentía y la documentación para proyectar la historia de amor que vivieron, saborearon, sufrieron y disfrutaron Virginia Woolf y Vita Sackville-West.

Si el amor se va construyendo con el tiempo, nuestra relación con la editorial Dos Bigotes ha dejado el terreno de la amistad para convertirse en un romance eterno.

La editorial se ha especializado en publicar novelas que no sólo tienen calidad sino que tienen la impagable virtud de sorprendernos. De este modo, podemos viajar a los rincones más oscuros del amor con El sonido de los cuerpos, disfrutar del sexo en los tiempos del Grindr con Una barba para dos o disfrtuar del pasar del tiempo y la independencia femenina con La tierra de los abetos puntiagudos.

Ahora, la editorial ha sellado una alianza con Pilar Bellver que gravita sobre una de las figuras más influyentes de la literatura del siglo XX: Virginia Woolf. Un pacto condimentado con unas gotas de diversidad, un chorrito de inclusión y unas cucharadas de amor lésbico.

¿De qué va?

Mi amor por ti es absolutamente verdadero, vívido e inalterable”, le escribió Vita Sackville-West a Virginia Wolf en una de las muchas cartas que se intercambiaron.

Tomando como punto de partida una de esas cartas íntimas y los datos biográficos de los que se disponen, Pilar Bellver ha construido una novela extraordinaria en todos los sentidos: por su deslumbrante calidad literaria, por su raro y perfecto mestizaje entre ficción y documentación y por la osadía del reto creativo al que se enfrenta como autora.

Todo para atreverse a dar cuerpo y voz tanto a Virginia Woolf, una de las escritoras más influyentes del siglo XX, como a su amante, Vita Sackville-West, también escritora y quizá una de las aristócratas más influyentes de la Inglaterra de su época.

Una mujer con una personalidad arrolladora capaz de enamorar a Virginia y de inspirar en ella un personaje tan carismático y poliédrico como Orlando.

‘A Virginia le gustaba Vita’ es una historia de amor real y a la vez magistralmente recreada en la imaginación de Bellver, que logra que admiremos el apasionado sentido de la libertad que llevó a Vita a tratar de conseguir el amor de Virginia saltándose todos los convencionalismos y, lo que es más difícil, que podamos colarnos dentro de la compleja mente de Virginia para entender mejor la lucha que mantuvo con sus fantasmas -físicos y mentales- a los que tuvo que vencer antes de aceptar el abrazo de Vita.

Y todo dentro del rico marco histórico del periodo de entreguerras, dentro del ambiente transgresor que unió a los miembros del grupo de Bloomsbury y sin olvidar los especiales lazos que se establecieron entre ellas y sus maridos, Harold Nicolson y Leonard Woolf.

A Virginia le gustaba Vita, en palabras de su autora

En vida de Virginia Woolf, Vita Sackville-West, también escritora, quiso conocerla a toda costa porque ya la admiraba, ya la había intuido, ya la amaba… así que sólo le faltaba eso, conocerla. Se empeñó y lo consiguió. Aunque no le costó mucho porque Vita era una de las nobles con más rango de Inglaterra, tenía 30 años y era especialmente atractiva: había pocas puertas que no se le abrieran. Sin contar que, además, como escritora, era mucho más conocida, sus libros se vendían bastante más que los de Virginia en aquel momento.

“Le he dado forma de cartas porque al leer a lo largo del tiempo las biografías que han ido saliendo sobre Vita y Virginia, lo que más me ha impactado personalmente ha sido su epistolario, tener acceso a él. Porque representa la parte más íntima que conocemos de las dos, la más sincera, la ajena a la vigilancia que establecemos las escritoras cuando sentimos la amenaza de que un texto pueda ser publicado; y la más equilibrada (otra vez ese concepto), ya que en las cartas hablan las dos en igualdad de condiciones”, afirma la autora.

Virgina Woolf, Granada… y una actriz llamada María Tubau

«Habíamos llegado ante un cuadro que ahora estaba ya en penumbra, tuve que encender todas las luces eléctricas de la habitación para verlo bien porque las que hay fijas por toda la casa apenas sirven solo para transitar sin tropezones. Representaba a una mujer muy atractiva; era un retrato de pie, de cuerpo entero, a tamaño natural. A pesar de ser un cuadro tan grande, y bastante bueno, me pareció, tuve que confesarle que verlo-verlo, lo que se dice verlo, era la primera vez que lo veía. Me temí que fuera obra de algún pintor extraordinario y que ella me tomara por una inculta, por una bárbara indigna de poseer una maravilla. Me acerqué a leer en voz alta la chapa que había en el marco: María Tubau como La dama de las camelias. Luis Taberner y Montalvo, 1878».

En este fragmento de A Virginia le gustaba Vita, la aristócrata británica detalla en una misiva dirigida a Harold Nicolson, su esposo, el momento en el que Virgina Woolf descubre la existencia del retrato de María Tubau en una de las cientos de habitaciones del castillo de Knole. Un hallazgo que dará pie al relato del encuentro en Granada entre la autora de Orlando y la actriz española.

Ficha técnica

A Virginia le gustaba Vita libro

A Virginia le gustaba Vita

Autora: Pilar Bellver

Diseño de Portada: Raúl Lázaro

ISBN: 978-84-945170-7-5

Número de páginas: 256

Formato: 14 x 21 cm.

Encuadernación: Rústica con solapas

Lanzamiento: 19 de septiembre de 2016

Precio: 18,95€

Fuente Nota de prensa Editorial Dos Bigotes/Redacción Chueca

Biblioteca, General , , , , , , , , ,

Vita & Virginia: La película sobre la relación lésbica de Virginia Woolf

Sábado, 16 de julio de 2016

picture37Virginia Woolf es uno de los personajes femeninos más interesantes de la historia y como tal, largo y tendido se ha hablado de su vida, muerte y legado; como por ejemplo la película Las Horas. De Woolf, al margen de su estupenda obra – de la que recomendamos encarecidamente que leáis, si no lo habéis hecho ya, Una habitación propia – diremos que era una persona atormentada, no obstante padecía bastantes depresiones, que tristemente le condujeron al suicidio. Aunque estaba casada con Leonard Woolf, mantenía una relación bastante estable con la también escritora Vita Sackville-West, ya que Virginia Woolf era una mujer bisexual y feminista. Sobre este hecho ha querido incidir la directora británica Chanya Button, llevándolo a la gran pantalla bajo el nombre de Vita & Virginia.

Basada en la obra de Dame Eileen Atkins, la película se centrará en el romance y la amistad que estas dos mujeres mantuvieron a lo largo del tiempo, a pesar de estar ambas casadas y tener otros amantes. La relación con Vita fue tremendamente inspiradora para Virginia, que escribió Orlando tras pasar una temporada con Vita Sackville-West.

Sobre la relación entre Vita y Virginia pudimos ver algo similar en Portrait of a Marriage, la miniserie de la BBC emitida en 1992, si bien estaba más centrada en la vida de Vita Sackville-West, su matrimonio con Harold Nicolson y otros amantes de Vita, como Violet Trefusis.

Vía | AfterEllen

Cine/TV/Videos, General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

‘Erómenos’, 18 poemas sobre la belleza del amor juvenil

Sábado, 7 de mayo de 2016

eromenosLa editorial Amistades Particulares presenta su nuevo proyecto, un conjunto de poemas que, en su mayor parte, celebran de algún modo la belleza y el amor juvenil y la tragedia inevitable de su pérdida.  Se trata de ‘Erómenos’ una colección poética firmada por Luis Antonio de Villena en la que se canta al amor juvenil y a la fugacidad de la belleza como elementos de máximo gozo y disfrute.

Luis Antonio de Villena es uno de los escritores en castellano más importantes de la segunda mitad del siglo XX. A los 19 años publicó su primer libro y desde entonces, tanto en prosa como en verso, ha dado muestras constantes de tener una voz propia dentro de la literatura.

Se trata de  un conjunto de 18 poemas de este autor que, en su mayor parte, celebran de algún modo la belleza y el amor juvenil y la tragedia inevitable de su pérdida. Son poemas que hablan pues de belleza y de caducidad, pero también (y por ello mismo) de gozo y esplendor. Cosas transitorias, como todo en un mundo caedizo, sometido al tiempo.

Desde la editorial afirman que “este libro nace con vocación de minorías, por ello se ha realizado una tirada inicial de solo 65 ejemplares. En caso de agotarse podrían hacerse reimpresiones de pequeñas cantidades adicionales, hasta alcanzar un máximo de 150 ejemplares, momento en que cesarán definitivamente las mismas”. Pero aclaran que no habrá una segunda edición de esta obra ni se comercializará por internet.

Tiene diecinueve años. Moreno, alto, muy grandes
los ojos. Después de la ducha, apenas envuelto
en una toalla azul, se dejó caer en el sillón del estudio.
Estiró los brazos a lo alto, como si se mirara
las velludas axilas, y las piernas hacia el suelo,
haciendo deslizarse, como un paño, la gran toalla.
El cuerpo brillaba largo, con el cabello revuelto
y tanto invisible fuego tan joven… Pensó:
¿cómo describiría él esta postura, que no he buscado?
Era verdad que no había intentado pose ninguna,
pero la respuesta sería: Una melancolía fuertemente
sensual. Seguro. Pues lo cierto era que pese al fulgor
del cuerpo húmedo, de los lánguidos ojos y del pubis
exacto y entrevisto, lo que sentía en ese momento
en su interior era solamente el pasar del tiempo…

De Cármides

***

Biblioteca, General, Poesía , , , ,

“Ser puto es subversivo”, opina el escritor Luis Negrón

Miércoles, 27 de enero de 2016

negron1abreEl escritor portorriqueño Luis Negrón estuvo en Buenos Aires presentando la flamante edición de Mundo cruel (Páprika Editorial) con un caluroso recibimiento y reconocimiento al autor, ganador del Lambda Literary Award 2014 for Gay Fiction. El libro de cuentos recorre el mundo gay desde una mirada no gay y a la vez bien intransigente, cruda y marginal, que deja una sensación seca, angustiante, produciendo placer por el entramado de las historias y la prosa al mejor estilo Carver o Dani Umpi.

En esta entrevista con Facundo R. Soto, para Boquitas pintadas, Negrón habla de su libro, que ya está recorriendo el mundo. Dice: “Yo creo que el libro negocia con la homofobia. Ha tenido éxito amplio, no de gueto, porque no lo leen necesariamente los gay. Juego un poquito con esa idea”. Y agrega: “Mucha gente me dice que no sabía nada de ese mundo. Pero cómo se ríen, cómo lo gozan… Buscamos la igualdad y celebramos las diferencias”.

-¿Te sentís parte del movimiento gay-queer, después de haber ganado este premio?

-Lo que me molesta es la forma en que la mercadean, tapas de libros con chicos lindos, musculosos, desnudos. En Guadalajara, una editorial gay, acaba de publicar una novela brasilera del siglo XVIII y ponen un chico en calzoncillo.

-¿Y por qué pensás que pasa eso? Yo tengo una hipótesis…

-Dicen que si no hay un hombre desnudo en la tapa, la gente gay no lo compra… Es lo mismo que los que piensan que, para vender una motocicleta hay que poner a una chica en traje de baño. Identificar un libro para que se vea que es de temática gay no me molesta, incluso estoy muy pendiente de buscar esa familia extensa que uno tiene. Es buscar, un poquito, reafirmar, que somos similares y que vivimos las mismas situaciones. No hablo por un grupo pero obviamente pertenezco. No soy la voz de una comunidad…

-Marco Berger decía que ahora no quería hacer una película gay para no quedar pegado a ser un director de cine gay: ¿Cómo es en tu caso?

-Pues, que te etiqueten está bien. ¿Cómo no te van a poner una etiqueta de portorriqueño o caribeño? Que te etiqueten está bien. Que digan que sos lumpen, o lo que sea; una más está bien… Y si me invitan a un Congreso gay y me pagan, mejor. Mira esta tapa, bien creativo. El que está buscando algo gay, ahí lo encuentra… (Hace referencia a la edición de Páprika con ilustración de María Luque).

-Es más abarcativa…

-Claro, lo pone en un universo más grande, que pertenece a un todo. Esa dualidad que logran acá me gusta…

-¿Cómo trabajaste los cuentos que tienen, a mi criterio, una estructura firme?

-Cada historia la pienso mucho. Algunos son más espontáneos como el de Por Guayama, que tenía una idea poco clara pero… Tú te sientas a la mesa con pocas cosas pero a la hora de escribir se van multiplicando… Es como sentarte a tomar un café pero terminas cenando. Uno también es el primer lector y editor. Cada cuento manda, exige una trayectoria, cuan vicioso puede ser o cuan ambicioso puede ser. No diría que tengo una técnica, pero sí que sean honestos y evitar la trampa. Lo que sobra lo saco.

-¿Qué es lo que pensás? ¿La historia u otra cosa, la forma por ejemplo?

-Oye, pienso mucho lo que escribo. La atmósfera y el sonido, que es lo más importante para mí. Cómo suena un cuento. Cuando tengo el tono me siento con toda la confianza para escribir, porque es lo que necesito. El tono para mí es todo, ya estoy a salvo. Lo demás es disciplina y oficio. Muchas veces me senté a escribir y fracasé, porque todavía no sabía cómo sonaba esa voz. Cuando tenés una idea de una canción, tú tienes algo, pero es la música la que te ayuda a formar la letra. Después le pones la coreografía, la ropa, la música, pero para hacer la letra necesitas la música; para mí. Yo soy un escritor muy de sonido, me gustan las palabras por cómo suenan.

-¿Escribís poesía?

-No, no, pero leo mucho. Acá conseguí un libro de Jaime Gil de Biedma, que andaba buscando desde hace tiempo… Es un poeta esencial, que cuando lo leas vas a saber porque. Es alguien que te habla muy de cerca…

-El libro tiene más o menos la misma atmósfera, que en parte tiene que ver con el tono, o van por la misma línea, de lo crudo, descarnado… ¿Lo pensas así?

– Bueno, hay coincidencias como el escenario, el barrio donde se da que no importa donde es pero es reconocible. Es algo que yo tengo muy presente cuando escribo, es muy orgánico. No lo describo con detalles porque pienso que no hace falta. La esperanza es que eso se traduzca de otra forma, no directamente como lo haces. Sí, si es un barrio grande o pequeño. En el cuento Botella todo transcurre muy rápido, porque pasa en el barrio de San Juan, donde todo es muy veloz. San Juan es una ciudad que tu recorres bien rápido, porque en tres horas cruzas la isla completa, sábelo, de este a oeste; no nos podemos perder. La frontera del barrio es una imagen importante que yo quería que se permeara en el cuento; yo no sé si esto se transluce… Escribir es pensar mucho, ¿no? No es una cosa así, azarosa…

-A pesar de haber ganado el premio tenés que seguir trabajando, ¿no? Y trabajas de librero en Puerto Rico, ¿no? Bueno, cuando elegís un libro para leer, ¿en qué te fijas? ¿Qué buscas, qué esperas de un libro, como lector?

-Bueno, estoy muy pendiente de los títulos. El primer párrafo. A la gente que tiene dudas, para llevarse un libro, le digo que se siente por ahí y que empiece a leerlo; y si lo agarra que se lo lleve. El primer párrafo tiene que convencerte, la oferta. La entrada a una novela o a un libro de relato es como el lobby, tú sabes que ahí está la información que te lleva, a veces directamente a la habitación.

– Que te lleve a algún lugar…

-Un libro es un compromiso. A veces a largo plazo. Y tenemos cada vez menos tiempo… Hoy, con Maxi [Papandrea], hemos hablado mucho de libros y me mencionó uno, de César Aira, Un episodio en la vida del pintor viajero, y me fascinó…

-Además veníamos para acá y por Salguero vemos caminando a Aira con una bolsita del MALBA. Volvamos a lo que te atrapa de un libro: los títulos

-Los títulos y el primer párrafo son los que me atrapan. Es una buena pregunta que no se contesta de una sola forma. Es como que te digan, qué te gusta de un hombre. Si dices alto, rubio, es mentira, porque siempre hay algo más. Es algo instintivo cuando lo agarro y me lo llevo. Yo soy librero, pero también tengo mi librero. Es como los médicos, ellos no se atienden a sí mismos, tienen su médico… Como librero uno sueña con leer algo primero…

-Como un editor…

-Claro… Es chévere descubrir un libro que va a dejar marcado a la gente, que no lo va a olvidar fácil, eso es lo lindo. Me gusta Luis Chávez, un poeta que ahora acaban de publicar la novela Salvapantalla. Me fascina, él como poeta.

-¿Si tuvieras que recomendarme un libro, a mí y a la gente que lee Boquitas pintadas, qué nos recomendarías?

-¿Leíste a la chilena Nona Fernández? Tiene un libro que te lleva, que te hace… Vas siguiendo, feliz, a un carnaval, y te está llevando a un lugar que… vas a salir igual.

-Ya me lo vendiste…

-Eso se agradece. O Federico Falco, que estoy fascinado… Cómo escribe con esas abundancias… El cagón es cagón, la lluvia es un diluvio… Con pocos elementos te transforma todo. Su forma de escribir es exótica. Que me lleven a otros lugares, que no sabes y la honestidad.

-¿Cómo se desarrolla en tu país la movida de las marchas LGBITQ?

-Pasa de todo. El Festival de Cine Queer de San Juan es el más exitoso de todo el mundo, es donde hacen más plata. Es que lo ve todo el mundo. Y dan películas buenas. Para mucha gente son porno. Judicialmente hay matrimonio igualitario. Adopción de niños. Está a punto de resolverse los estudiantes de escuela pública para que usen el uniforme con el que se sientan más cómodo, con el género con el cual se identifiquen. Un niño que nació varón puede ir con falda; eso ya no lo pueden prohibir porque la ley lo protege. Pero eso no quiere decir que pase. Una cosa es la ley y otra es San Juan, que es la Capital y otra cosa es el resto del país. Todavía está el Medio Evo y la Capital, como pasa también en Estados Unidos. Mirá Francia que todo el mundo pensaba que era pro gay y cuando estaban con el asunto del matrimonio igualitario salieron millones de personas en contra…

-Es que todavía hay mucha gente cristiana, o sea dogmática, que no se cuestiona nada…

-Sí, sí. Siempre hay que convivir porque, por más que estén los espacios hay que conquistarlos permanentemente, porque están las dos cosas; siempre. Hay cierta comodidad. Tú ves una parejita de la mano, en algunas áreas, pero eso no asegura nada. Están estudiando los crímenes de sodomía, en Puerto Rico, en el siglo XVIII, y encontró una historia de una loquita, negro él, que una vecina lo acusa de sodomía con un soldado español. Le preguntan si es verdad y él dice, después de Dios a quién más amo es a él. Tú empiezas a mirar y dices, lo que faltaba es escribir sobre eso, pero eso siempre ha estado ahí. La fuerza de eso se siente, aunque haya sido tres siglos atrás. Yo no sé si con tanta legislación nos atrevemos a decir eso, si tiene esa importancia o no hacía falta… Ser puto es subversivo… ¿Tu eres gay? Yo no, porque no tengo ropa para serlo. Soy puto de barrio. Ser puto es subversivo…

-¿Aportó algo Mundo cruel a tu país, en tu comunidad?

-Yo creo que el libro negocia con la homofobia. Ha tenido éxito amplio, no de gueto, porque no lo leen necesariamente los gay. Juego un poquito con esa idea. Mucha gente me dice que no sabía nada de ese mundo. Pero como se ríen, como lo gozan… Buscamos la igualdad y celebramos las diferencias…

-Es una puerta de entrada…

No presento al gay que todo el mundo quiere ver, el de los escaparates, o al viejo bondadoso, buey. Esto resulta incómodo porque es honesto. Por eso estoy contento.

-Bueno, acá hay muchos consumidores de Osos y otras prácticas que rompen con heternormativo impregnado en la cultura gay…

-Bien. Hace poco que estoy aquí y ya me enamoré de esta ciudad que es preciosa.

-¿A qué publico te dirigís o cuál es tu ideal de lectores? Dani Umpi me decía que son las mujeres solteras, viejas y gordas…

-La esperanza es que encuentres un lector que quiera participar, porque Mundo cruel no te lo da todo. Tiene que ser un lector que pueda llenar los espacios en blanco, que no se detenga en las palabras que tendría que tener y no tiene. Que me acompañe.

-¿Qué sea gay?

-No, no, no necesariamente… ¿Tú como escritor piensas en eso?

-Bueno, a veces, algunos libros, sí. Porque me di cuenta que faltaba contar algunos temas o situaciones que vivimos y que está bueno leerlo o verlo en una peli, para identificarse

-Hace poco un muchacho de Perú me dijo que lo describí a él. Y otro de San Juan que él ha sido todos los personajes del libro a lo largo de su vida. Una maestra de un pueblito que tiene un muchacho autista en su salón les asignó el libro, y uno que casi no puede comunicarse conectó con Mundo cruel. Son cositas con las que uno dice Woow. Me gustan las historias, me gusta contar historias… Me encanta sentarme en una barra y hablar con gente desconocida. En la guagua, el colectivo, me entero de un montón de cosas; mi mamá me regañaba porque decía que para mí todo el mundo es bueno y que era amigo de todo el mundo. Yo soy así, le abro mi casa para todo el mundo.

-Aunque el mundo sea cruel…

-Aunque el mundo sea cruel…

Fuente: Boquitas Pintadas, vía SentidoG

Biblioteca, General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

El instinto del cielo

Sábado, 7 de noviembre de 2015

Del blog À Corps… À Coeur:

linstinct-du-cieldanilomartinsbymanomartinez

Que nos subamos a una barca para una minúscula vuelta al mundo, de un cuarto de hora, el domingo, o que nos quedemos allí veinte minutos, al final del muelle, sentados frente al mar, sentimos entonces en la mirada una especie de resquebrajadura. Por ahí, entra y sale la luz. ¿Por otra parte por qué obstinadamente volveríamos a sentarnos o a marcharnos de aquí, si nada se aferró a este silencio súbito?

Por supuesto, muchas gafas negras y vientres asmáticos … La comedia humana recita con gallos su monótona historia en las terrazas de los cafés y en los bancos del parque por todas partes. Pero el azul obstinado del cielo y del mar vigila este gran desastre, lanzando aquí y allí espuma, señales, pequeñas nubes blancas que llegan a salvar bastantes parcelas de belleza, en bastantes miradas desviadas un instante, para que este decorado se mantenga, por lo menos hasta el próximo verano .

¿Que hará de su vida aquel que no aprendió a permanecer solo consigo? ¿ Qué tipo de sonido devolverá, si la música despierta en él sólo un vago estremecimiento ? ¿Qué inteligencia, si no se le plantea ninguna pregunta? ¿Qué signo sabrá trazar, si no le gusta ni la lengua ni la tierra? ¿Qué palabra si no conoce nada del silencio? ¿Qué llave si no tiene ninguna puerta para abrir?

¿Será para siempre el esclavo de todo lo que se agita alrededor de él? ¿Una embriaguez de imágenes y de ruidos? ¿ La modorra de una verbena? ¿ Una lista de compras que hay que despachar? ¿Una laguna, un olvido? ¿Jugar al escondite? ¿ Una vuelta? ¿Un mal papel? ¿Hipos y espasmos? ¿Cólicos? ¿Abrazos? ¿Volteretas? ¿Que hará de su vida quien no espera ningún fragmento de inmortalidad?

¡Dejad pues pasar a aquellos que van a morir!

Giran como pueden el volante de su vida, cuando no son llevados acostados, con máscara y tubos, en pequeños camiones blancos con cruz azul. Tocan el claxon, se ponen nerviosos, se asfixian en una niebla espesa de gasolina. Corren sobre las aceras. Sueñan sólo con marchar más rápidamente. ¿Hacia qué, hacia quién? Se han hecho una vida que ni los perros querrían. No viven en ninguna parte. El mundo acaba de terminar sin que se dieran cuenta. ¿Dónde está su cielo? Las cosas, por supuesto, están en su sitio. Los relojes giran en el buen sentido. Incluso quedan algunos lugares donde todavía brota su agua, y áreas enteras de esta tierra donde la Historia no ha comenzado todavía. Pero aquí no queda nada más, excepto algunos fragmentos por encima de los humos, a veces en la cabeza un trapo azul, una mirada, una rostro cruzado, el compartir furtivo de este defecto y esta ausencia … Voz quizá, o tocar apenas, como un poco de tinta a destiempo vertida sobre el papel, o como una mano una última vez puesta sobre un hombro.

*

Jean Michel Maulpoix, en “El instinto del cielo

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , ,

‘El sexo intermedio’, reivindicación de la homosexualidad a principios del siglo XX

Miércoles, 7 de octubre de 2015

sexo_intermedioConsiderada una pieza fundamental en la construcción del dis­curso homosexual que desembocaría en los movimientos de libe­ración gay de la segunda mitad del siglo XX, nunca había sido traducida al español hasta ahora, que lo ha hecho ‘Amistades Particulares’.

El sexo intermedio se publicó en 1908, en un momento en que en Inglaterra, donde aún coleaban las secuelas de la condena a Os­car Wilde por sodomía, existía un riesgo real para el autor de un texto que se atrevía a abogar públicamente por los hombres y mujeres que amaban a los de su propio sexo.

Partiendo de la idea, hoy día considerada errónea, de que existía un tercer sexo –o sexo intermedio–, Edward Carpenter buscó argumentos, tanto culturales e históricos como científicos, para reivindicar un espa­cio en la sociedad británica para las personas homosexuales de su época.

En su momento resultó un libro muy valiente y avanzado, lle­no de material valioso y que jugó un gran papel entre los gais y lesbianas de entonces, al ofrecerles herramientas de aceptación, modelos identitarios y una narrativa positiva que les explicaba su manera de sentir diferente, demostrándoles que no estaban solos, convenciéndolos de que no tenían por qué sentirse avergonzados, pues en muchos aspectos eran superiores a los hombres y mujeres normales, todo lo cual proporcionó consuelo y tranquilidad a muchos de ellos.

Aunque no todo el mundo lo recibió de igual manera, pues el British Medial Journal lo condenó por su reiteración de “ala­banzas y adjetivos laudatorios para criaturas y costumbres que generalmente se consideran odiosas”.

Fuente Cáscara Amarga

Biblioteca, General, Historia LGTB , , , , ,

Todo es bodas

Viernes, 14 de agosto de 2015

Del blog À Corps… À Coeur:

flat550***

“En el orden espiritual, no hay espacio para la competencia. El cuerpo tiene sus rivales. Compararse con otro nace del infantilismo, de una falta total de conocimiento. N no hay podio ni medalla para quien trata de orientarse hacia la profundidad.”

 *

Marie-Madeleine Davy,
« Tout est noces », Albin Michel 1993.

AVT_Marie-Madeleine-Davy_4410

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , ,

Las historias gays, también en la literatura para chicos

Jueves, 30 de julio de 2015

hqdefaultPersonajes e historias que acompañan los cambios sociales.Son libros donde aparecen chicos con dos mamás o dos papás y princesas que se enamoran de princesas.

El dos es el número favorito de Paula. Paula tiene dos brazos, dos piernas, dos ojos, dos orejas, dos manos y dos pies. Paula también tiene dos mascotas: un gato de color blanco llamado Nieve y un gran perro negro llamado Noche. Paula tiene dos mamás”. Así empieza Paula tiene dos mamás, uno de los libros que hicieron punta en eso de meterse con el tema LGBT en la literatura infantil.

El libro precursor en el tema se había publicado en Estados Unidos en 1972. William’s Doll (La muñeca de William), de Charlotte Zolotow contaba la historia de un nene que quería una muñeca. Tan simple y abrió un camino.

Uno, porque en realidad son varios: hay libros en los que los chicos tienen dos mamás o dos papás y otros en los que son ellos quienes ponen en juego la cuestión de la orientación sexual y, en menor cantidad, la identidad de género.

El camino fue largo: el original de Paula tiene dos mamás salió en inglés, se llamaba Heather has two mommies y lo había escrito la estadounidense Leslea Newman en 1989. No ahorró conflictos: Paula llora cuando se da cuenta de que no tiene papá.

La idea, cuenta la autora en el epílogo, se le ocurrió cuando una amiga suya que compartía la vida con otra mujer le habló de un problema con la nena que habían adoptado: “No podremos leerle a nuestra hija ningún libro que muestre familias como la nuestra”, le dijeron. “Alguien debería escribir alguno”.

Newman se sintió interpelada: “Yo soy ese alguien”, pensó. Se había identificado con ellas por un lugar singular: su familia era judía y ella no veía nada de sus costumbres en los libros que leía. Así que escribió el libro: cincuenta editoriales se lo rechazaron. Pidió plata en la comunidad gay, quienes quisieran ver el libro publicado eran invitados a aportar diez dólares. Juntó cuatro mil. Al años siguiente una editorial, Alyson Publications, creó una colección para hijos de gays y lesbianas. Paula … estuvo entre sus primeros títulos. El otro fue Daddy’s rommate (El compañero de papá), de Michael Willhoite.

Mucha agua pasó bajo ese puente: país tras país, se aprueba el matrimonio entre personas del mismo sexo. En Argentina, se reconoce a chicos con dos padres o dos madres e incluso con dos madres y un padre y salió la ley de identidad de género. La literatura, era de esperar, acompaña ese proceso.

“El boom a nivel mundial de este tipo de literatura comenzó cerca del año 2000, mientras que a nivel latinoamericano lo hizo diez años después”, dice Gabriela Larralde, autora de Los mundos posibles, un libro donde releva y analiza cómo aparecen las familias y las identidades no heterosexuales en la literatura para chicos. Porque a veces se trata de jóvenes homosexuales, a veces sólo de un nene que se disfraza y al que le cae encima, en forma de risa o de enojo, todo el peso de la cultura; a veces de un adolescente que duda.

En la Argentina, cuenta Larralde, el camino lo abrió La señora Planchita y un cuento de hadas pero no tanto, de Graciela Cabal, publicado en 1988. Ahí se trata de una familia “muy normal” en la que la nena es “un poco, un poquito, un poquitito …. varonera”. Simplemente. En Pateando lunas, del uruguayo Roy Berocay, publicado en 1996, la nena juega al fútbol.

Son pocos los libros donde se ve una marcada inclinación de la sexualidad del niño, cuando hay un personaje homosexual es el adulto”, dice Larralde. Aunque da cuenta de algún caso, como Ito, del cubano Luis Cabrera Delgado (1996), donde a un niño “delicado y fino” le cantan “Juanito, Juanita, Ito, mariquita”.

Esos libros ya no son excepciones. Larralde destaca El vestido de mamá, de Dani Umpi, en el que un nene se deslumbra con el un vestido de su madre y termina poniéndoselo y yéndose, así vestido, a jugar con otros, que se burlan de él. Pero lo que quiere el nene es jugar con el vestido ahora y después lo hará con soldaditos.

La cordobesa María Teresa Andruetto escribió El anillo encantado, donde el emperador Carlomagno está muerto de amor por Ifigenia, que muere. Y pasa el tiempo y su amor sigue intacto. Tanto que en el reino se preocupan y mandan al Arzobispo a revisar el cadáver: encuentra que tiene un anillo. Cuando el Arzobispo toma el anillo, Carlomagno se enamora de él. Y luego, del asistente que recibe el anillo. Y de la gitana a quien se lo entrega el asistente. Y así.

A veces se trata de esquivar prejuicios sobre una manera de vestirse o el gusto por ciertas actividades, como el baile. A veces, se apunta a la elección del objeto amoroso, como en Rey y rey, de las holandesas Linda De Haan y Stern Nijland, donde el príncipe que se enamora de otro príncipe. O en Marta y la sirena, de Luisa Guerrero, donde el amor es entre la chica y la sirena.

Larralde empezó a bucear en el tema a partir de la aprobación del matrimonio igualitario. Se preguntó qué pasaba con los productos culturales alrededor de una práctica que, obviamente, ya existía. Encontró que en la literatura infantil los roles de género eran muy tradicionales: “Se marcaba qué era de varón y qué de mujer, si había un personaje dominante era varón, si un personaje lloraba era una niña. También era tradicional cómo se vestían, hasta qué colores aparecían cerca de ellos. En literatura LGTBI vi que esos estereotipos se desarmaban y se armaban otros”.

-¿Los libros de temática gay tienen una intención didáctica?

-Algunos sí. Algo así como: “Esto es lindo, está bien”. En uno, una familia de dos padres, los dos trabajan, los dos están bien vestidos, no retan a los chicos, no hay discusiones, nadie mira televisión. Un mundo feliz. Como si dijeran: “Si te tocó tener dos papás, todo lo demás va a estar bien”. En uno, que se llama Se pegaron los fideos, los padres son parecidos, es todo perfecto. El conflicto son los fideos.

–Notaste otras construcciones …

–Por ejemplo, si había un personaje no heterosexual, era un varón. Pero si era una familia, el 87% eran dos mujeres. ¿Porque naturalmente una de las dos puede ser la gestante? ¿Porque la mujer está más asociada al cuidado de los niños?

En 2012 se creó en nuestro país la editorial Bajo el Arco Iris, que sólo tiene sus textos en Internet, con descarga gratuita, y edita cuentos y relatos ilustrados cuyos temas principales son el amor entre personas del mismo sexo, el matrimonio gay, la adopción homoparental y la identidad de género. La hacen, por amor al arte y porque creen que la palabra sana, unos quince escritores e ilustradores menores de 25 años: ya sacaron diez cuentos y una novela y sus textos se han publicado en España y en Bulgaria.

Príncipes que se casan con príncipes, princesas que besan ranas, deshacen un hechizo y la rana se vuelve una mujer de la que se enamoran, dos mamás, dos papás y hasta dos pingüinos. ¿A quién está dirigida esta literatura? Según el censo de 2010 –dice Larralde– hay 7600 chicos escolarizados que viven con dos mamás o dos papás. Ese chico convive con veinte, treinta compañeritos en la escuela. Docentes, padres, chicos, conviven con esa realidad aunque en su casa no haya dos papás o dos mamás. Lo digo para salir de la idea de que son libros sólo para quien está en la situación. ¿Quién no?

Pruritos y un campo que se va a abriendo

Con los libros de temática gay, dice la editora María Fernanda Maquieira, de Santillana, “hay algunos pruritos entre algunos docentes a la hora de pedirlos en colegios. Para los jóvenes hay mucha más naturalidad.”.

Laura Leibiker, de Norma, cuenta: “De a poco, los textos que nos llegan contemplan nuevas conformaciones familiares y personajes con variadas inclinaciones sexuales. Hace unos años publiqué un libro con un personaje travesti: me encantó la historia, me conmovieron los personajes. No percibo una demanda amplia, pero estoy segura de que cada vez habrá mayor variedad de personajes y tramas.

Fuente: Clarín, vía SentidoG

Biblioteca, General , ,

El lado gay de los personajes de Charles Dickens

Viernes, 3 de julio de 2015

noticias_file_foto_1009984_1433861718.pngEn el día que se cumplían 145 de la muerte del escritor británico Charles Dickens (este martes 9 de junio), la Universidad de Leicester (Reino Unido) ha publicado un estudio titulado “Queer Dickens” que revela que muchos de los personajes de sus obras tienen “inclinaciones homosexuales”.

Así lo asegura la autora del estudio, Holly Furneaux, que especifica que ha anilizado sus relatos y ha encontrado que muchos de los personajes tienen un trasfondo gay, aunque no lo admitan públicamente.

En ocasiones, los personajes masculinos se enamoran “por conveniencia” con las hermanas de sus mejores amigos, lo que interpreta como el argumento de una relación homosexual.

“A Dickens le hemos asignado una carácter de repetabilidad”, dice la doctora. “Pero en lugar de ser un escritor interesado en el hogar y la familia nuclear, estaba interesado en todo tipo de relaciones sexuales, explica en declaraciones a The Telegraph.

Los personajes de Pip y Herbert, de “Grandes Esperanzas”, serían dos de ellos.  Cuando se conocen y tienen una pelea a puñetazos en la casa de la señorita Havisham, pronto se convierte en un intercambio de cuidados en el que Herbert ofrece Pip una botella de agua y una esponja. Más tarde, Herbert ofrece sus cuidados a Pip. “Hay una escena maravillosa en la que Pip dice: ‘Mírame’ y dice ‘yo miro, mi querido Herbert”, cuenta. “’Tócame“, pide Pip, y Herbert responde “sí, quiero tocarte, mi querido muchacho”. “Eso es lo más cerca que puede llegar Dickens [a las relaciones homosexuales]”, señala. Él no está escribiendo pornografía; él está escribiendo para un público respetable”.

Y es que la obra de Dickens está llena de lo que describió como “dobles de cuerpo de hermanos, donde un personaje masculino se enamora por conveniencia de la hermana de su mejor amigo”.

Por ejemplo, en la novela “Martin Chuzzlewit”, John Westlock se enamora de Ruth, la hermana de su amigo Tom Pinch.

En el estudio existen más ejemplos analizados en profundidad.

Fuente Ragap

Biblioteca, General, Historia LGTB , , , ,

Alberto Rodríguez y Gonzalo Izquierdo, de Dos Bigotes: “La literatura es eficaz para derribar prejuicios”

Miércoles, 10 de junio de 2015
noticias_file_foto_1009133_1433585357Alberto Rodríguez y Gonzalo Izquierdo son los padres de un niño precioso y con vello facial, al menos, en el nombre: la editorial Dos Bigotes, que ya ha cumplido un año de vida y que ha dado voz a autores como Claudio Mazza o Davide Martini. En RAGAP hemos podido charlar con estos dos emprendedores culturales -algo más que loable en tiempos de crisis- para conocer cómo es la trastienda de esta editorial que promueve la literatura protagonizada por personajes gays, lesbianas, bisexuales, intersexuales y transexuales.
 

 ¿De dónde surge la necesidad de crear una editorial específica de temática LGBT?

La decisión de especializarnos en temática LGTBI responde principalmente a tres motivos: creemos que sigue siendo necesario apoyar y fomentar una cultura y una mirada LGTBI, pensamos que existen muchas obras que merece la pena dar a conocer y que por diferentes razones no encuentran su lugar en el mercado, y consideramos que podemos aportar algo diferente, ya sea en la selección de nuestros libros como en el diseño de los mismos. Además, nuestro mayor reto es conseguir que la literatura de temática LGTBI llegue a todo tipo de lectores, con independencia del género, orientación o identidad sexual.

¿Cómo podría describirse al lector medio de las obras de Dos Bigotes?

Como te hemos comentado, nacimos con la vocación de ofrecer literatura LGTBI de calidad a todo tipo de lectores y creemos que, poco a poco, lo vamos consiguiendo. Es evidente que nuestro “nicho de lectores” está formado por aquellos a los que les interesa esta temática, pero en este primer año de vida hemos comprobado cómo el abanico se ha ido abriendo a aquellos que buscan libros que, en cierto sentido, ofrecen una mirada diferente a la realidad. Somos un poco reticentes a encorsetar al tipo de público que se acerca a nuestros libros pero sí creemos que la inquietud por buscar propuestas novedosas y arriesgadas están entre sus características principales.

¿Existe la “literatura queer”?

Pensamos que existe la literatura queer en la medida en que todos los libros transmiten una serie de experiencias vitales a través de los personajes y, si estos tienen una determinada orientación sexual, la visión que ofrecen de su entorno puede (si el autor así lo decide) estar condicionada por este rasgo. Podemos hablar de literatura queer en el sentido de que hay expresiones literarias que plasman una realidad alejada (nos guste o no) de la “norma”. Pero es una cuestión muy compleja que requeriría mucho más espacio…

repositorio_obj_8446_1433583458¿Cómo puede servir la literatura para visibilizar la diversidad sexual?

Estamos convencidos de que la literatura es una herramienta muy eficaz para derribar prejuicios y visibilizar otros puntos de vista y otras realidades. En este sentido, contar historias en las que los personajes formen parte del colectivo LGTBI es esencial para acercar la diversidad sexual a todos los lectores. La calidad literaria de nuestras propuestas, más allá de la temática en la que estamos especializados, es un factor clave para nosotros, por lo que cualquiera a quien le guste leer puede disfrutar con los libros de Dos Bigotes. Al fin y al cabo, se trata de sentimientos universales y todos podemos sentirnos identificados con ellos..

¿Qué ventajas y desventajas tiene el tener una editorial relativamente pequeña?

La mayor ventaja es que no necesitamos de una gran infraestructura para llevar a cabo nuestro trabajo y que podemos controlar bastante los gastos, por lo que el margen de beneficios que debemos obtener para que la editorial sea rentable no es tan grande como el de un sello de mayor tamaño, que tiene que pagar empleados, local, almacén, etc. Además, gozamos de una gran independencia para decidir nuestro catálogo y podemos arriesgar con títulos que no tendrían cabida en otras editoriales. Las desventajas radican en las dificultades para hacerse un hueco en un mercado tan complicado como este, copado por los grandes grupos editoriales, que pueden invertir enormes cantidades de dinero en promoción, en publicidad y en la compra de espacios en librerías, por lo que dificultan que sellos más pequeños tengan visibilidad y presencia en los lugares de venta.

¿Nota la piratería una editorial de estas características?

Es cierto que en el sector cultural en su conjunto la piratería es un tema al que habría que poner remedio, pero a nuestro nivel no es algo que estemos notando especialmente. En principio, nuestros títulos no son grandes best-sellers, que son los que más sufren la piratería, por lo que incluso nos puede ayudar a la difusión y a ser más conocidos entre los lectores. En cualquier caso, creemos que se deben tomar medidas para evitar dañar más todavía a un sector ya de por sí tan maltratado.

Según vuestros datos, ¿se vende más digital o más papel?

Nosotros empezamos a publicar en papel en abril de 2014 y hasta febrero de este año no dimos el salto a digital. En estos momentos, nuestros seis primeros títulos pueden encontrarse en e-book y aunque no disponemos de muchos datos, las ventas en este formato son algo residual para nosotros. Somos unos defensores del libro como objeto y ponemos mucho esfuerzo en el diseño y en la promoción del libro en papel, aunque pensamos que debemos ofrecer al lector todas las posibilidades para que elija en qué formato desea leer.

¿Qué próximos lanzamientos habrá desde la editorial?

Después del verano, publicaremos un libro de microrrelatos escritos por Lawrence Schimel ―que ya participó con un cuento en la obra colectiva ‘Lo que no se dice’―, y una excelente novela de una autora estadounidense de finales del siglo XIX. Tenemos otros proyectos en mente, de los que de momento no podemos contar demasiado, que prometemos que os van a entusiasmar.

Fotos: Dosbigotes.es y Twitter 
Fuente Ragap

Biblioteca, General , , , ,

Descubrir el abismo

Jueves, 7 de mayo de 2015

Del blog À Corps… À Coeur:

tumblr_nnoee5zbhp1r2d8pzo1_1280

… Para no experimentar el fondo del desierto y la sed, el espíritu se agita: Estos son los objetos, proyectos, trabajos, cambios, placeres, esperanzas y temores, latidos del corazón, mil aleteos para encontrar sin cesar un nuevo punto de apoyo.

Ir por delante, a pasos precipitados: es una huida. Ascender: es una caída. Todo es buenopara quien oculta el abismo.

Quien se parase a contemplarlo caería posiblemente en la felicidad como una piedra.

*

Jean Sulivan en “Mais il y a la mer“, Gallimard, 1964

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , , , , , , , , ,

“Para hablar de amor”, por Ramón Martínez

Sábado, 21 de febrero de 2015

romantic-gay-kissPero qué bien escribe este hombre…

Para hablar de amor es difícil encontrar palabras. Más aún para este amor nuestro, este amor distinto, de nombre tantas veces prohibido. Para poder presentarse, durante siglos, no disfrutó de otra fórmula que no fuera decir “yo soy el Amor que no se atreve a pronunciar su nombre”1, y aún así muchas veces se le llamó amistad, tan injustamente, y tuvimos casi que pedir permiso, casi suplicando “deja que diga… amor. Su nombre es ése”2.

Qué diferente es hoy, cuando por fin es posible que aun siendo lesbiana, gay, transexual o bisexual cualquiera pueda “levantar su amor por el cielo / como una nube en la luz”3; ahora que en muchas partes del mundo ya no es preciso temer “la dulce boca que a gustar convida / un humor entre perlas destilado”4. Ya no hace falta que ante la insinuación gritemos “amor amor detén tu planta impura”5, y que tengamos como siempre que recurrir a escondernos “en el oscuro desván del lirio6. Hoy hasta El Corte Inglés, aunque haya sido denunciado en Cataluña por contravenir la Ley contra la LGTBfobia vendiendo en sus librerías el libro Cómo prevenir la homosexualidad, nos hace aparecer en sus cortos para promocionar la compra y venta del amor en San Valentín.

Pero qué triste amor es ése, porque no es el nuestro. Ése es el buen amor de Bécquer y de Garcilaso, no el que nace de “un corazón infiel, desnudo de cintura para abajo”7; es el amor canónico, el que nos enseñaron, “el tierno amor para dormir al lado”8. Tal vez por eso no se nos ajusta, porque aunque tú y yo entendamos “que tu cuerpo de hombre con mi cuerpo de hombre / construyen un lugar necesario en el mundo”9 sabemos que tarde o temprano “el deseo girará locamente en pos de los hermosos / cuerpos que vivifican el mundo un solo instante”10. Este amor aprendido, tan ajeno a veces, no encaja con nuestros deseos ni nuestros intereses. Y lo sabemos, pero es difícil no recaer en sus brazos: igual que los ateos claman a Dios ante cualquier suceso, nosotros y nosotras volvemos a caer en la trampa de ese “mar que traga adolescentes rebeldes”11, ese amor con formas heterosexuales que vimos en nuestros padres, que sólo conoce un camino y que siempre, en algún momento, nos devolverá el dolor. Entonces “será preciso no olvidar la lección”12 y afirmar que, “si odiar da dolor, y amar es también doloroso, de los dos males / escojo el de herida más suave y ligera”13. Trata de construir una forma de amor propia, tuya específicamente, que no imite a nadie. Busca tus propias palabras, que se ajusten a tu propio amor, y ante todo, “no te resignes”14 porque, aunque tenemos derecho a equivocarnos una y mil veces, aunque “nuestras imperfecciones nos hacen merecedores de amor”15, “el amor no tiene esta o aquella forma, / no puede detenerse en criatura alguna”16.

Yo también, como todos, “amé ardientemente a cierta persona no siendo correspondido”17, y “a veces me pregunto que habrá sido de ti”18, tan heterosexualmente. Para mí, por como soy, equivocadamente. En su momento “como el ciervo huiste, / habiéndome herido, / salí tras ti, clamando, y eras ido”19, y aunque ahora “ya sólo me interesa / ser igual que Walt Whitman”20, y “ya puedes ver que he escapado de ti”21, recuerdo que fuiste “un bello niño de junco”22, y que, antes que decirte ahora un demasiado clásico y cortés “yo te he querido como nunca”23, sólo “celebro la presencia de tu cuerpo en mi vida”24. Nuestra brevísima historia se resume al recordarte que “eres fácil si rehuyo, y difícil si lo intento”25, más que seguro por mis propios errores al comportarme como quien no soy. Y aunque ahora me digas de nuevo “suéltame y sigue tu camino”26, “más allá de la vida, / quiero decírtelo con la muerte; / más allá del amor, / quiero decírtelo con el olvido”27. Pero no que te quise, eso quizá sea cosa sólo para heteros. Quiero decirte “únicamente esto. / Que en los actos sociales pienso en ti”28. Y al mismo tiempo contradecirme, recaer un momento, y hacerte llegar el último mal poema que no llegaste a leer. Porque, de momento, sólo las formas heterosexuales nos sirven para hablar de amor. Sigamos buscando nuestras propias formas, de camino hacia Ítaca, y entre tanto honremos “a aquellos que en sus vidas / custodian y defienden las Termópilas”29 mientras “aramos libres surcos por ola y por espuma”30.

Aunque pretendas mantener el muro,
la almena que levantas contra el miedo,
sabes muy bien que, si me empeño, puedo
hacer más blando un corazón tan duro.
Porque aunque quieras parecerme oscuro,
altivo y desdeñoso, yo me quedo
con tus momentos buenos, cuando accedo
al otro tú que escondes inseguro.
Yo quiero ser tu campo de batalla,
columpio y parque para tantos juegos,
la piel que llenes siempre de arañazos.
Tú baja algunas veces la muralla
y déjate de tanto cortafuegos,
que contra tu temor bastan mis brazos.


1Lord Alfred Douglas, 2Jacinto Benavente, 3Luis Cernuda, 4Luis de Góngora, 5Vicente Aleixandre, 6Federico García Lorca, 7Jaime Gil de Biedma, 8Jaime Gil de Biedma, 9Juan Antonio González Iglesias, 10Luis Cernuda, 11Luis Cernuda, 12Jaime Gil de Biedma, 13Eveno, 14Walt Whitman, 15Juan Antonio González Iglesias, 16Luis Cernuda, 17Walt Whitman, 18Jaime Gil de Biedma, 19Juan de la Cruz, 20Juan Antonio González Iglesias, 21Walt Whitman, 22Federico García Lorca, 23Vicente Aleixandre, 24Juan Antonio González Iglesias, 25Estratón, 26Walt Whitman, 27Luis Cernuda, 28Juan Antonio González Iglesias, 29Konstantin Kavafis, 30Oscar Wilde,

ramon_martinez_observatorio_rosa

General , , , , , , , , , , , , , , ,

Walt Whitman y sus ‘Hojas de hierba’ para el siglo XXI

Sábado, 29 de noviembre de 2014

1416511469_945725_1416511762_noticia_normalEl poeta Walt Whitman (1819 – 1892). / Stock Montage (Getty Images)

Una excelente noticia que hemos leído en El País:

La obra maestra del poeta estadounidense se edita íntegra en una nueva traducción, en edición bilingüe y junto a una selección de su prosa y de sus diarios de guerra

Pongámonos de pie. Por JUAN ANTONIO GONZÁLEZ IGLESIAS

Un poeta histórico. Por ANTONIO GAMONEDA

Winston Manrique Sabogal

“Yo me celebro, 

y cuanto hago mío será tuyo también,

porque no hay átomo en mí que no te pertenezca”.

Y un nuevo mundo se abrió con estos versos de Canto de mí mismo. Ciento cincuenta y nueve años separan este comienzo del libro Hojas de hierba, que Walt Whitman terminaría en 1892, tras nueve ediciones y un total de 389 poemas, de esta época que no cesa de ser polinizada por su voz y sus ideas sublimes. Una obra maestra que ahora se puede leer íntegra en un lenguaje actualizado, en edición bilingüe y traducida, por primera vez, por un autor español (las conocidas son de latinoamericanos), que incluye los prólogos o textos introductorios que escribiera Whitman en todas sus ediciones, más una selección de sus prosas y del diario que llevaba como enfermero de campaña durante la Guerra Civil de Estados Unidos. Todo ello presidido por un texto que funde la biografía del poeta estadounidense con su clásico universal y con la de este mismo volumen. El encargado de este trabajo monumental ha sido del poeta y filólogo Eduardo Moga (Barcelona, 1962), bajo el sello de Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores.

3531464b-123b-4322-98b8-754e4fae4560

Walt Whitman y su pareja Peter Doyle

Treinta y tres años tardó Whitman (1819-1892) en completar la “autobiografía de todo el mundo”, como dijera Gertrude Stein. Una epopeya norteamericana y de la vida, íntima, soñada y pública, que resuena llena de realidad y promesa.

Llevó a la gente a reencontrarse consigo misma. Y se convirtió en un guía que abriría insospechadas rutas literarias.

Autoproclamado “Soy poeta del Cuerpo y soy poeta del Alma”, su obra empezó a ser conocida en 1855 con doce poemas sin título, y terminó en 1892, con 389, pocos meses antes de su muerte. “Un crecimiento orgánico, mediante oleadas sucesivas o estratos superpuestos, que era coherente con el crecimiento personal del autor y con el histórico de la nación, y que condecía con la naturaleza dispersa, orbicular, del proyecto whitmaniano”, escribe Eduardo Moga en el volumen.

1416511469_945725_1416512947_sumario_normalPortada de la nueva edición de ‘Hojas de hierba’.

Dos años y medio tardó el escritor español en traducir este clásico. Las anteriores ediciones completas son de escritores latinoamericanos, y otras parciales entre las que brilla la de Jorge Luis Borges. Enfrentarse a Whitman y a ilustres traductores, reconoce Mogan, ha sido un proyecto colosal y arriesgado, “un trabajo muy duro por la complejidad del pensamiento del poeta, su sintaxis y que genera unos poemas, no todos, extensos”.

Un poeta que crea un nuevo vocabulario, que se inventa cosas, neologismos, ideas filosóficas o religiosas, cuya correspondencia para dar en español no es fácil, confiesa Moga. “Por otra parte”, agrega el traductor, “es un poeta oratorio y enumerativo que, a menudo, entra en sucesiones de imágenes que se van engarzando, y esas cláusulas, a su vez, se ramifican y se subdividen. Todo ese trabajo hay que traducirlo sin que se pierda el sentido y mantener la coherencia global y sintáctica”.

La originalidad de Walt Whitman, escribió Harold Bloom en El canon occidental, “tiene menos que ver con su verso supuestamente libre que con su inventiva mitológica y su dominio de las figuras retóricas. Sus metáforas y sus razonamientos rítmicos abren un nuevo camino de una manera aún más eficaz que sus innovaciones métricas”.

Poeta del Yo y del Nosotros. Poeta que invoca y recuerda la dualidad, el binomio del ser humano: hombre y Dios; cielo y tierra; inmortalidad y mortalidad; ternura y erotismo; alegría y tristeza; realidad y sueño; pasión y serenidad; rostro y máscara; prosaico y sublime; dionisíaco y apolíneo; luz y oscuridad; difícil y sutil; carnal y platónico; antiguo y presente; milagro y naturaleza…

Una voz que no ha dejado de sonar. Una voz que renació cuando el 5 de marzo de 1842 asistió como periodista de la revista Aurora a una conferencia de Ralph Waldo Emerson en Nueva York titulada El poeta, donde, palabras más, ideas menos, venía a decir que los poetas son quienes dicen, nombran y representan la belleza como “dioses liberadores”, y que él ha buscado en vano en su país.

1416511469_945725_1416513343_sumario_normalPrimera edición de ‘Hojas de hierba’, de 1855.

Ese primer soplo inspirador quedó en Whitman dando vueltas, creciendo, hasta que en 1850 empezaría a escribir sus poemas bajo la búsqueda de ese nuevo edén, cuyo primer libro financió él mismo, cinco años después.

Poeta que canta a la democracia, que crece con su país, que canta a las necesidades del nuevo mundo. Su voz corrió como el viento que lo removió todo. Reflexivo y cautivador. Que cantó a la libertad, a lo íntimo, a los deseos, a la desgracia de la guerra, a los hombres y a las mujeres, aunque, escribe Bloom en su famoso libro del canon, “su impulso más profundo fue el homoerótico“. Pero su poesía, “rehúsa reconocer cualquier demarcación sexual, al igual que rehúsa aceptar cualquier línea fortificada que divida lo humano y lo divino”.

Whitman dijo que era un libro eminentemente religioso pero no entendido como propio de los credos cristianos sino por la relación que espera establecer por la divinidad, recuerda su traductor: “Esa figura del dios supremo que no se identifica pero representa el espíritu del universo, su viaje a la naturaleza, al ánima de la naturaleza es a lo que pretende llegar”.

Whitman es poeta de todos los tiempos y tradiciones. Para la colombiana María Gómez Lara, reciente ganadora del Premio Loewe de Poesía Joven, el trabajo de Whitman “ha construido paradigmas de innovación y expresión poética en todas partes del mundo, ha abierto múltiples caminos dentro de un espectro muy amplio, similares y también muy distintos de su propia búsqueda, de su voz han salido tantas voces. Whitman intuía en sus versos que su yo contenía multitudes, tenía una visión cósmica, abarcadora, una identidad que viajaba del universo a la tierra en los zapatos. Y entre los muchos Whitmans a mí me arrastró ese yo que se encontraba en la tierra: pensé en la materialidad que la poesía podía lograr. Tal vez, justamente en la era de la imagen, sea cuando más valga la pena recordar que el lenguaje llega todavía más allá, hasta la piel. Pensé en lo táctiles que son a veces las palabras, casi pude tocar esa voz de largo aliento, sensorial, consciente de su respiración. Como lectora quise perseguir ese tacto“.

Hasta ella, y a millones de personas, llegó 159 años después de ser escrito aquel canto con el que Whitman cierra su primer gran poema:

“Si no das conmigo al principio, no te desanimes.

Si no me encuentras en un lugar, busca en otro. 

En algún sitio te estaré esperando”.

Biblioteca, General, Historia LGTB, Poesía , , , , , , , , , , , , , , ,

Música de ser

Sábado, 22 de noviembre de 2014

En el día de Santa Cecilia, patrona de todos los músicos, aprendamos a descubrir nuestra propia música.

Del blog À Corps… Â Coeur:

tumblr_mx8l0eRED11so8ffto1_1280

 Captar  a los seres en sus gestos, su compostura, su presencia

– la calidad de su presencia –

en el timbre de su voz

más que en sus intenciones.

En pocas palabras, su música de ser.

*

Georges Haldas, en “El corazón de todos”

elie-grekkof

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , , , ,

Isherwood, el escritor gay que tuvo que decir adiós a Berlín

Lunes, 10 de noviembre de 2014

Christopher-IsherwoodEn enero se cumplirán 29 años del fallecimiento del escritor británico Christopher Isherwood.

Si hablamos de escritores especiales a lo largo de la historia tenemos que hablar inexorablemente de Christopher Isherwood (Cheshire, Reino Unido, 1904–Santa Mónica, Estados Unidos, 1986). Este hijo de excombatiente de la Gran Guerra, siempre tuvo claro que lo suyo era escribir y nunca se escondió en lo que se refiere a su sexualidad. De hecho, fue de los primeros escritores en proclamar abiertamente su homosexualidad en el siglo XX. No fue buen estudiante y no obtuvo título alguno, pero empezó a publicar muy joven y pronto comenzó a mostrar su inquietud para conocer personas y lugares que alimentaran sus ganas de vivir.

Auden_Isherwood_y_SpenderAuden, Isherwood y SpenderNo le gustaba pertenecer a ningún grupo literario, pero junto a sus íntimos amigos, los poetas Auden, también gay, y Spender, bisexual, tomó el relevo del grupo de Bloomsbury (no en vano, Virginia Woolf era amiga y editora de Isherwood). Los tres amigos estuvieron juntos en los hermosos años de la República de Weimar, donde empezó un activismo importante en la reivindicación de derechos homosexuales, y donde se podía disfrutar de cierta libertad para convivir en armonía. Isherwood dibuja un retrato fantástico de la sociedad berlinesa del momento en su libro más reeditado y de mayor difusión Adiós a Berlín, que fue adaptado al cine en dos ocasiones, la primera en 1955 bajo el título Soy una cámara y la otra para el musical de gran éxito Cabaret, dirigida por Bob Fosse y protagonizada por Liza Minnelli en 1972.

Isherwood se fue a Berlín con 25 años y permaneció allí de 1929 a 1933. Pero Hitler se hizo con el poder y el autor decidió irse del país previendo que todo cambiaría, como así fue. Pero ¿qué hubiera pasado si todo hubiera seguido igual en Alemania? ¿Si no se hubiera extendido esa especie de psicosis, después ampliamente justificada, entre los homosexuales que terminaron huyendo a otros países? Seguramente Isherwood se hubiera hecho alemán en vez de estadounidense, pero eso nunca lo sabremos. Sólo sabemos que tuvo que decir adiós a Berlín muy a su pesar y que ya nunca más volvió.

Después de salir de Alemania, Isherwood y Auden se marcharon a China donde escribieron tres obras de teatro y el libro Viaje a una guerra, donde hablaban de los conflictos entre China y Japón. La Segunda Guerra Mundial estalló y los escritores decidieron irse a Estados Unidos, aunque esta vez no se pusieron de acuerdo a la hora de elegir ciudad, así que como en Tú a Bostón y yo a California, Auden decidió quedarse esta vez en Nueva York e Isherwood se marchó a California, donde consiguió la nacionalidad estadounidense en 1946. Allí conoció grandes figuras de la literatura y otras expresiones artísticas del momento como Tennessee Williams, Truman Capote, Aldous Huxley, Ígor Stravinsky y muchos otros.

Su pasión por el cine le ayudó a conocer a Salka Viertel, célebre guionista del momento y madrina de un grupo de intelectuales y artistas europeos exiliados, con los que Isherwood tuvo contacto, como Thomas Mann o Bertold Brecht, y con un conocido grupo de actrices lesbianas y bisexuales encabezadas por Greta Garbo. Entre sus principales excentricidades fue su adhesión al hinduismo en 1943, pero no llevaba nada bien eso de guardar castidad y finalmente desistió.

En este aspecto, Isherwood dio buena cuenta de sus escarceos sexuales en un libro titulado The lost years, publicado a título póstumo, y en el que contabiliza más de 400 amantes entre 1945 y 1951. Además ofrece muchos detalles de sus encuentros amorosos y lo que él consideraba una carrera alocada y sin rumbo hacia ninguna parte. El título es sin duda muy elocuente, y decidió dedicar un libro a lo que él consideró unos años perdidos y sin saber adónde se dirigía en el terreno sentimental.

isherwood_bachardy

C. Isherwood y D. BachardyNo fue hasta los 48 años cuando encontró la estabilidad que tanto ansiaba. Y se la dio un chico de 18 años, el pintor Don Bachardy, del que ya no se separaría hasta su muerte en 1986. El más que interesante documental Chris and Don: una historia de amor (2008), dirigido por Guido Santi y Tina Mascara, está inspirado en la convivencia de estos dos artistas en Santa Mónica, y cuenta con testimonios de Don Bachardy y otras personas que conocieron bien a Isherwood que nos ofrecen una óptica mucho más amplia de su vida y su obra.

Durante su último tercio de vida publicó A single man, la que para muchos críticos es su mejor obra, una novela dedicada al escritor Gore Vidal, que fue llevada al cine en 2009 por Tom Ford y protagonizada por Colin Firth. En 2011, la BBC produjo un telefilme titulado Christopher and his kind, donde Matt Smith interpreta a Isherwood, en una adaptación del libro autobiográfico escrito por el autor.

Recientemente, la editorial Acantilado ha anunciado que publicará seis obras del autor británico por primera vez en España.

Biblioteca, General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Once relatos que dan la vuelta a los tópicos de la España cañí en ‘Lo que no se dice’

Sábado, 25 de octubre de 2014

lo_que_no_se_diceLuis Antonio de Villena, Eduardo Mendicutti, Luisgé Martín, Lluís Maria Todó, Fernando J. López, Óscar Esquivias, Luis Cremades, Lawrence Schimel, José Luis Serrano, Óscar Hernández y el debutante Álvaro Domínguez dan muestra de su talento en once relatos inéditos cargados de ingenio y originalidad.

En ocasiones, el tamaño sí importa. Mientras la novela ofrece al escritor la oportunidad de disponer de los elementos de la narración siguiendo un esquema determinado por la amplitud del formato, la naturaleza del relato presenta un desafío ante el cual no cabe la opción de hacer –demasiadas– trampas. El autor se la juega a una sola carta poniendo sus recursos expresivos al servicio de una historia que, en unas pocas páginas, debe crear un universo propio que atrape la atención del lector.

Algunos de los autores más reconocidos de las letras españolas se reúnen por primera vez con el propósito de dar una vuelta de tuerca a los tópicos de la España cañí.

Conscientes de este reto, la editorial Dos Bigotes ha decidido plantear a una serie de autores la posibilidad de escribir un cuento que abordara desde una óptica homosexual algunos de los tópicos más identificables de la cultura española. El fútbol, los toros, la Iglesia, la familia tradicional o el ámbito rural fueron algunos de los temas que lanzamos a estos once escritores.

Como editores que no hace mucho que se han estrenado en el oficio, constituye un privilegio haber contado con el apoyo y la complicidad de Luis Antonio de Villena, Eduardo Mendicutti, Luisgé Martín, Lluís Maria Todó, Fernando J. López, Óscar Esquivias, Luis Cremades, Lawrence Schimel, José Luis Serrano y Óscar Hernández. Descubrir nuevas voces es otro de los objetivos de Dos Bigotes, y por ello nos hace muy felices la presencia del joven –aunque sobradamente preparado– Álvaro Domínguez.

No es de extrañar que, en aquellos trabajos en los que la creatividad tiene espacio para desarrollarse con libertad, el resultado vaya más allá de las directrices que han motivado el encargo. Porque, aunque el punto de partida fue dar una vuelta de tuerca a los iconos de la España cañí, Lo que no se dice trasciende esta anécdota argumental para enriquecerse con cada uno de los mundos —tan identificables— creados por los escritores reunidos en esta antología.

La exploración de la mecánica del amor, la construcción de la identidad, el acoso escolar o el disfrute del cuerpo como instrumento de placer son algunos de los asuntos abordados en estos cuentos. Solo nos queda esperar que los lectores disfruten de ellos tanto como lo hemos hecho nosotros.

Lo que no se dice

Sinopsis

Un futbolista que convierte el terreno de juego en el lugar donde librar sus batallas amorosas, las experiencias libertinas de un recluta en el Servicio Militar durante las postrimerías del franquismo, el desasosiego de un adolescente acosado en el instituto por su condición sexual o la relación encubierta entre un director de coro de iglesia y un joven melómano son algunas de las historias reunidas en Lo que no se dice.

Por las páginas de esta antología desfilan toreros, catequistas, bailaores y hasta un escayolista erigido en leyenda lúbrica del Madrid de los ochenta. Un ejercicio de imaginación al amparo de la libertad creativa que aúna calidad literaria, divertimento y compromiso.

Fuente Cáscara Amarga

Biblioteca, General , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.