Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Buenos Aires’

Buenos Aires: Encuentro global LGBTI+ para ganar libertades y frenar el avance antigénero

Martes, 20 de septiembre de 2022

548D4FD6-23BB-49DD-AFF4-F1C6F7381C03

 

La Conferencia GLobal LGBTI de la Coalición por la Igualdad de Derechos reúne en Buenos Aires a más de 140 organizaciones y representantes de 42 países para trabajar sobre la agenda de derechos.

BUENOS AIRES, Argentina. En el Palacio San Martín, el edificio donde funciona la cancillería argentina, flamean con orgullo, además de la bandera nacional, la bandera con los colores del arcoiris, la bandera trans y la de las personas no binarias. Reciben a más de 140 organizaciones de todo el mundo y representantes de 42 países participan en Buenos Aires de un encuentro crucial para la agenda de derechos LGBT+ a nivel mundial. Se trata de la Conferencia Global LGBTI 2022 de la Coalición por la Igualdad de Derechos (ERC), que se realiza 7 y 8 de septiembre en la sede del ministerio de Relaciones Exteriores en esta ciudad. El objetivo de este encuentro: informar, escuchar experiencias de acceso a derechos, identificar buenas prácticas, acordar y comprometerse en acciones que ayuden a mejorar las vidas de las personas LGBT+ de todo el mundo. Pero también afrontar cómo hacer ante el avance de los movimientos antigénero.

1D1A82A3-0A60-44C3-81D2-531D8BB225ACEl canciller argentino Santiago Cafiero abrió hoy la Conferencia Global LGBTI 2022 de la Coalición por la Igualdad de Derechos, que presiden la Argentina y el Reino Unido, destacando el rol del país en materia de derechos LGBTI+. Lo hizo junto a Alba Rueda, la Representante Especial para la Orientación Sexual e Identidad de Género de la Cancillería, un rol que existe en apenas cinco países del mundo. Junto a ellxs estuvo Lord Herbert, quien ocupa ese cargo en Reino Unido. También participan de la Conferencia Jessica Stern, enviada LGBTI+ del gobierno de Estados Unidos; Fabrizio Petri, enviado especial de Italia; el Experto Independiente de la ONU sobre protección contra la violencia y la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género, Víctor Madrigal-Borloz, Miguel Mesquita, de la Comisión Interamericana de DDHH, y la embajadora para la Igualdad de Género de Nueva Zelanda, Louise Wall, entre otres.

«Hoy me toca hablar desde el rol de la Representante especial sobre Orientación Sexual e Identidad de Género de la Argentina, lo que me llena de orgullo porque simboliza el compromiso del Estado argentino en la promulgación de políticas públicas que buscan superar las desigualdades de la comunidad a la que pertenezco”, -dijo Rueda-. “Soy una activista trans en función de gobierno y esto es un enorme logro de nuestras sociedades».

62C9F563-A33E-4B1C-86D1-585159FA381DEn una reunión que Rueda mantuvo ayer con la prensa, junto a Silvina Montenegro, de la Dirección de la Mujer y Asuntos de Género, y a Cecilia Meirovich, Directora de DDHH del ministerio de Relaciones Exteriores, las funcionarias conversaron con periodistas acerca de los objetivos de esta Conferencia. Explicaron que se trata de una instancia de encuentro y diálogo entre los activismos y los gobiernos. Y será también el momento de presentación de un informe a nivel mundial, donde se documentan algunos logros y también los desafíos a afrontar.

Cómo abordar la reacción antigénero

1D1BF429-B101-45D2-B8A3-E93111F72394Hoy uno de los principales obstáculos es la fuerte reacción conservadora contra el ejercicio de libertades de las personas LGBTI+. En la Conferencia, además de informar sobre el progreso y la visión para los próximos dos años, se buscará identificar cuáles son las estrategias y buenas prácticas para el abordaje del movimiento antigénero. “No hay punto neutral ante los derechos humanos. Y esto nos exige tener posiciones explícitas”, expresó Rueda.

La funcionaria destacó que Argentina es referencia a nivel global en materia de ddhh. Lleva 10 años de ley de identidad de género, 12 de matrimonio igualitario, y, sobre todo, una enorme fuerza de la sociedad civil para impulsar la agenda política. “Aunque no hemos saldado todas las deudas, -advirtió -, el sur global tiene algunas buenas prácticas para compartir en materia de inclusión”. Y se refirió, entre otras iniciativas, al cupo laboral travesti trans y a la adopción de la X en los documentos y pasasportes, un modo de romper los sistemas de información binarios.

Las organizaciones y el activismo: expertes

63AF50DB-D26A-4F7B-B415-A3BB7FE394F2
Alba Rueda, Representante Especial para la Orientación Sexual e Identidad de Género de la Cancillería argentina

La Conferencia se realiza en modalidad Chattam House. Esto significa que quienes participan pueden usar libremente la información que allí circula pero no pueden identificar la identidad de quienes disertan. Justamente, porque muchas de ella corren peligro por la criminalización de identidades y orientaciones sexuales que aún subsisten en tantos países del mundo.

Aunque esta Conferencia originalmente iba a realizarse en Londres, ante un reciente escenario de descontento ante la posición del Reino Unido frente a terapias de conversión (avanzar en la prohibición solo en lo que hace a orientación sexual pero no en identidad de género), se decidió cambiar de sede para que ese descontento generalizado no impactara negativamente. Y el evento pasó a Buenos Aires.

Las organizaciones de la sociedad civil, explicaron ayer, participan en todas las instancias y ejercen una copresidencia en paralelo a la de los Estados. Esta vez es el turno de la Asociación de Familias Diversas (por Argentina) y de Stonewall y Kaleidoscope (Reino Unido). La presidencia siguiente estará a cargo de México y Alemania.

“La gran fortaleza de esta Coalición no es solamente su carácter intergubernamental, sino que incluye a las organizaciones de la sociedad civil como parte fundamental. Por eso es maravilloso ver aquí tantas ONG´s de todo el mundo, son los expertos verdaderos”, señaló Lord Nick Herbert, el enviado de Reino Unido.

356AA89D-A1B8-4E91-9684-05DCF38E4676En la primera jornada, el canciller argentino hizo referencia al intento de magnicidio sufrido por la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. “El atentado demuestra la urgencia de terminar con los discursos de odio y con su espiralización”, señaló Cafiero.  Y dirigiéndose a les participantes les dijo: “Ustedes conocen bien cómo funciona esa espiralización si las sociedades no la detienen a tiempo. Empiezan por la búsqueda de chivos expiatorios y siguen por prácticas deshumanizantes que pueden llegar a naturalizar la eliminación de otra u otras personas. Es el paso final de violación de igualdad de derechos. Como lo saben perfectamente, por dramática experiencia propia, muy especialmente las personas LGBTI+ en todos los continentes”.

8 de septiembre de 2022
María Eugenia Ludueña
Irina Dambrauskas y Ariel Pérez Cerviño, Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , ,

Argentina: Reparación a mujeres trans víctimas de la dictadura: “Finalmente nos escucharon”

Viernes, 9 de septiembre de 2022

F66C6D30-7D11-4B68-8384-3E28B946F47CEl gobierno bonaerense las reconoció como presas políticas

Julieta González relata a Página/12 cómo fueron los días en los que estuvo secuestrada en el Pozo de Banfield: los abusos, las humillaciones, los Falcon manchados con sangre y el llanto de un bebé nacido en ese campo de concentración.

“Te llena saber que después de 40 y pico de años diciendo nuestra verdad finalmente nos escucharon, dice con emoción Julieta González, una mujer trans que el martes fue reconocida como presa política por el gobierno bonaerense después de haber estado detenida en el centro clandestino de detención conocido como el “Pozo de Banfield”.

Julieta vivió toda su vida en Tigre. Una noche fue secuestrada mientras estaba con otras dos compañeras ejerciendo el trabajo sexual en la Avenida del Libertador, a la altura del Club Atlético San Isidro (CASI). No recuerda si fue en 1977 o en 1978 porque entonces las violencias eran muchas, cotidianas y asfixiantes. Pero sí recuerda cómo –con sus 20 años a cuestas– fue llevada desde la Brigada de Martínez al lugar que conocía como el “Área Metropolitana” de Banfield.

“Nos trataban como si fuéramos un extraterrestre. Te miraban de arriba a abajo. Como si fueras un marciano, cuenta. Primero las llevaron a buscar un calabozo donde meterlas. “Vi una persona en una celda, sentada en el piso. Toda flaquita y con el pelo largo enredado. Cuando abren la puerta, mira hacia donde estábamos y después vuelve a agachar la cabeza”.

Como ese lugar estaba ocupado, las empujaron a buscar otro calabozo. Las instalaron en uno que tenía una letrina. Nos trajeron dos colchones que estaban llenos de sangre –como con coágulos de sangre– y pelos. Ahí comenzó el martirio”, relata. Para las mujeres trans que estaban alojadas ahí dentro lo común eran los abusos sexuales y los cachetazos ante cualquier mínima resistencia.

A ellas también las usaban como mano de obra esclava en el centro clandestino: tenían que cocinar en unas ollas grandes, limpiar, lustrar botas e incluso picar cascotes. “Párense como hombres”, les gritaban. Si osaban responder, lo que venían eran los golpes.

Las tareas de limpieza incluían lavar los autos que se usaban para secuestrar. Era común que se encontraran ropas rotas y ensangrentadas, pero hay un recuerdo de un Falcon amarillo que, más de 40 años después, aún la estremece. El auto estaba lleno de sangre en los asientos y en el baúl. A veces me miro las manos y pienso que están manchadas con sangre porque nos hacían lavar esos coches”, cuenta.

Durante el día, el Pozo de Banfield funcionaba casi como una dependencia policial más –con sus violencias y arbitrariedades– pero los movimientos se escuchaban particularmente de noche. A Julieta y a sus compañeras les habían prohibido subir hacia los pisos superiores. Un día escucharon que, desde arriba, les preguntaban dónde estaban. “En el Área Metropolitana de Banfield”, se animaron a responder ellas.

El sonido de los motores de los autos son todavía un recuerdo vívido para ella, que hacen que durante las noches esté atenta al menor ruido. Hay otro sonido que no puede olvidar. Los gritos de una mujer y después el llanto de un bebé en el Pozo de Banfield, un lugar usado como una maternidad clandestina dentro de lo que se conoce como el Circuito Camps. “¿Quién será ese bebé? A mí me gustaría decirle: ‘Yo estuve en tu nacimiento. Yo te escuché llorar’. Ojalá Dios haya iluminado a esa criatura”, dice.

Algo parecido a la justicia

Julieta, de 65 años, estuvo el martes en La Plata para recibir el certificado que la reconoce como una presa política y la hace beneficiaria de una pensión graciable a partir de la ley 14042. La acompañó su mamá de 90 años. Qué emoción ver que hoy te reconocen cuando tantas veces vi que te humillaban”, le dijo.

En medio de los abrazos y las fotos, se acercó un hombre joven para saludarla. “Los presento. Él es el juez Ernesto Kreplak”, les dijo una funcionaria que participaba del acto. Kreplak es el juez que procesó a los represores que tuvieron bajo su órbita al Pozo de Banfield por lo que padecieron Julieta y otras siete personas trans que fueron llevadas a ese lugar. En su resolución de abril de este año, el juez reconoció que estas personas fueron víctimas de una violencia diferencial en razón de su orientación sexual e identidad de género.

La investigación sobre lo sucedido con Julieta se hizo conjuntamente con la Unidad Fiscal de Derechos Humanos de La Plata, con el especial impulso de la auxiliar fiscal Ana Oberlin, quien venía trabajando desde hace unos años en casos que nunca habían tenido respuesta judicial. Contó con la ayuda del Archivo de la Memoria Trans, que acercó a otras personas que habían estado secuestradas y nunca habían contado su historia en los tribunales –vistos como un escenario más asociado a la violencia y al maltrato que como una instancia de justicia y reparación–.

Se escucharon sus testimonios y se generaron distintas imputaciones. Eso habilitó que se las considerara presas políticas en manos del terrorismo de Estado. En ese momento fue cuando se intensificaron las violencias, lo que incluyó haber estado en un centro clandestino de detención, tortura y exterminio. Esa persecución se dio en el marco del modelo que quería imponer la dictadura en lo que hace también a lo sexo-genérico: haber transgredido la cis-heteronormatividad iba a ser castigado con mayor saña entonces”, explica Oberlin, que resalta que siguen escuchando testimonios y que quienes quieran acercarse para contar sus historias van a ser recibidas.

Algo parecido a la reparación

El martes, el gobierno provincial no solo reconoció –en el marco del día del detenido-desaparecido– a Julieta sino también a Carla Fabiana Gutiérrez, una mujer trans que se exilió en Europa. Ella fue secuestrada en el verano de 1976-1977, cuando tenía catorce años y sometida a todo tipo de abusos y humillaciones. No pudo viajar pero mandó un video desde Italia, donde vive.

“Fue un acto con características distintas por todo lo que representa este grupo tan vulnerado y se percibió esa sensación de reparación y justicia”, afirma Matías Moreno, subsecretario de Derechos Humanos bonaerense. Si en el imaginario de la dictadura no entraban las disidencias políticas, gremiales o estudiantiles, tampoco entraban las disidencias sexuales”, añade.

A Julieta todavía le cuesta creer que el reconocimiento sea cierto. Será posiblemente otro hito en su historia, como lo fue recibir en 2012 el documento con el nombre que ella había elegido como propio a los catorce años. “El gobierno de Cristina no solo me dio mi identidad, sino que me devolvió la dignidad”, dice. “La vida también recompensa”.

Hace un tiempo, Julieta volvió una vez al Pozo de Banfield con un equipo de periodistas de Brasil. Sintió la conmoción de estar nuevamente cerca de esas paredes llenas de humedad. Sintió la presencia de quienes no pudieron salir de ese infierno. En las últimas horas recibió una invitación para ir al sitio de memoria que allí funciona, sacarse una foto y que su historia se cuente allí. “Es la historia y tiene que saberse para que no pase nunca más. Ojalá que la reparación sea para todas las chicas mayores de 60 que pasaron por este proceso”, pide.

Luciana Bertoia

Por Luciana Bertoia

2 de septiembre de 2022

Fuente Página12

***

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , ,

Absolvieron al juez que agravó una condena de una mujer trans por ser migrante

Jueves, 30 de junio de 2022

juez-ruizAbsolvieron al juez que en 2019 había sido denunciado y suspendido por agravar la condena de una mujer trans por ser extranjera.

Un jurado absolvió a Juan José Ruiz de La Plata, el juez denunciado por agravar la condena de una mujer trans por ser extranjera, en un acto que organizaciones sociales y de la diversidad sexual consideraron discriminatorio. En el fallo, además, el magistrado había nombrado a la mujer, Claudia Córdova Guerra, en masculino. También a las testigas que dieron testimonio.

Presidido por la titular de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Hilda Kogan, el jurado de enjuiciamiento absolvió a Ruiz de La Plata por “mayoría”. Así, el juez vuelve a entrar en funciones. Lo habían suspendido en el cargo que ocupaba en el Tribunal Oral Criminal 1 de La Plata por las denuncias que presentaron distintas organizaciones por su condena “discriminatoria”.

“La absolución nos sorprendió”, expresó a Presentes María Rachid, titular del Instituto contra la Discriminación de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires e integrante de la comisión directiva de la Federación Argentina LGBT+ (FALGBT).

Rachid había realizado una denuncia personal ante el juez. También la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), la Federación Argentina de Lesbianas Gays y Trans y travestis (FALGBT), la Asociación de Travestis Trans y Transgénero de la Argentina (ATTTA) y la Comisión provincial de la Memoria.

La condena discriminatoria

En abril de 2014, Claudia Córdova Guerra, una mujer trans de nacionalidad peruana, fue detenida por el delito de “tenencia de estupefacientes para su comercialización” en La Plata. Ruiz, que en ese entonces era juez del Tribunal en lo Criminal 1, condenó a la mujer a 5 años y 3 meses de prisión, y consideró como agravante que era extranjera.

El Estado puede y debe aplicar sanciones como pena accesoria a la de la prisión y agravar las penas a los extranjeros que cometan delitos comunes en el país, sin que ello importe violación a los principios de igualdad ante la ley y de no discriminación entre otros, siendo que estamos en presencia de una medida excepcional avalada por nuestra Constitución y Tratados internacionales que la integran. Lo único inconstitucional sería no hacerlo”. Así lo explicó en la sentencia.

Además, el fallo del juez trataba a Claudia en masculino y por su nombre anterior, solo utilizando el autopercibido como un “alias”. Y hacía menciones a persona travestida”, en lugar de mujer trans. También trataba en masculino a las testigas que acompañaron a la acusada, las cuales se identificaban como feminidades.

Ser migrante y trans

Para María Rachid, la calidad de migrante de la persona denunciada lejos de agravar su situación, la protege por estar como migrante dentro de lo que llamamos en la doctrina y jurisprudencia nacional e internacional una ‘categoría sospechosa’ de ser víctima de discriminación”. Y explicó “Toda distinción por este motivo (su calidad de migrante) debe probarse -con escrutinio estricto- como no discriminatoria”. Y alertó: “Hay un procedimiento para esto con gran consenso en el campo del derecho al que no se han ajustado en este proceso”

“El mismo juez que tiene que velar por el cumplimiento de la ley. En ningún momento respetó la Ley de Identidad de Género. Esto solo -probado a través de su sentencia y el testimonio de la persona imputada- debería ser suficiente para destituir a este juez”, aseguró Rachid.

En noviembre de 2016 la Sala Quinta del Tribunal de Casación Penal, ante la apelación, la modificó. Ordenó caratular el expediente incluyendo también la identidad de género de Claudia. Pero además cambió la calificación a “tenencia simple de estupefacientes” (eliminando la “comercialización”), y objetó el agravante de “extranjera” esgrimido por Ruiz.

Absuelto por la impunidad del Poder Judicial

Con las denuncias de las organizaciones sociales y de la diversidad sexual, Ruiz fue suspendido por el Jurado de enjuiciamiento de magistrados y funcionarios de la provincia, presidido por Eduardo de Lázzari. Sin embargo, el juez luego afrontó un jury -que podía valerle la destitución-, y en él fue recientemente absuelto.

Para la doctora de Comunicación Social y militante travesti trans, Claudia Vásquez Haro, “es lamentable que estos jueces tomen decisiones basadas en su mirada del mundo, tan reduccionista y sobre todo discriminatoria”. “Sabemos muy bien que el fallo tiene un componente profundamente xenófobo, racista. Esta es una cuestión que tiene que ver con la ideología a la hora de dictar sus sentencias”, afirmó, en diálogo con Presentes.

Frente a la absolución, la también presidenta de OTRANS Argentina, señaló que “esto habla una vez más del grado de impunidad que existe en el poder judicial. También “de una falta de perspectiva transfeminista, interseccional y de Derechos Humanos”. “Pone una vez más a la luz que es necesario una reforma judicial para transformar este tipo de prácticas. Lesionan la vida no solamente de una persona sino, en este caso, de un colectivo, que es el más excluido de esta sociedad civil”, concluyó.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Siete de cada 10 personas no binarias y varones trans sufrieron discriminación en la salud

Sábado, 30 de abril de 2022

WhatsApp-Image-2022-03-29-at-13.28.54-2-1200x600Un estudio reveló que 7 de cada 10 trans e identidades no binaries sufrieron discriminación. Las historias de Carolina e Iván.

BUENOS AIRES, Argentina. La primera vez que fui al ginecólogo fue a los 15. Volví a los 37.” Iván Puhlmann tiene ahora 42 años. Es un varón trans y el acceso a la salud sexual en su vida fue difícil, tuvo muchos baches. Pero no es el único.

De acuerdo a una investigación realizada por Fundación Huésped y ATTTA (Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros), 7 de cada 10 masculinidades trans e identidades no binaries vivieron situaciones de discriminación o un trato negativo relacionados con su identidad de género en los servicios de salud. Y, entonces, muchxs dejaron de ir. 

En 2019, estas dos organizaciones buscaban conocer el estado de salud de masculinidades trans y personas no binaries de Argentina. Para eso, hicieron una encuesta cualitativa y cuantitativa a 415 personas y preguntaron sobre acceso a la salud, salud sexual y reproductiva, identidad de género y expresión social de género, abandono del hogar y deserción escolar y situaciones de abuso y violencia.

Los resultados, que dieron a conocer esta semana, muestran una realidad que tiene que modificarse.Es necesario formar a profesionales de la salud para que puedan brindar una atención ajustada a las necesidades de la población de masculinidades trans e identidades no binaries”, explicó Inés Aristegui, coordinadora de Investigación Social y Participación Comunitaria de Fundación Huésped.

Que nos vean

“Era necesario hacer este estudio sobre la población trans masculina y sus diversidades porque la gente desconocía que existíamos”, dice Iván, hoy militante e integrante de ATTTA Capital. Recién en 2018, a partir de la novela 100 días para enamorarse, donde aparece el personaje de Juani, un chico trans personificado por la actriz Maite Lanata, la sociedad argentina empezó a nombrar las masculinidades trans.

Iván sabe que nombrarse y que lo nombren es importante. De joven vivió en la calle y estuvo internado en centros de rehabilitación. Pudo salir cuando se descubrió. En la calle recuerda que había un instante en que se sentía cómodo: “Cuando me confundían con un varón”.

En el año 2001 empezó a descubrir todas las variantes de sexualidad. “La construcción es única e irrepetible. Nadie nunca debe decirte cómo debes construirte”, dice Iván.  

Ese mismo año, Caro Mattie Dumas, de 43 años, profe de música, integrante de ATTTA Tucumán e identidad no binarie, se fue a vivir a España con su familia. Allá escuchó hablar por primera vez de personas no binarias. “Lo que pasa que cuando vine aquí no había más”, dice ahora desde su ciudad natal.

Uno para nombrarse tenía que hacerlo en relación con otres”, dice Caro. Y eso lo logró cuando conoció la historia de Sasa Testa, escritorx del libro “Soy Sabrina, Soy Santiago: Género fluido y nuevas identidades”. Se identificó con Sasa, y eso fue clave.

“En Tucumán todavía las casas están de hombre o de mujer. Cuando voy a comprarme el pantalón de vestir para la escuela, mucha de la ropa que compro es ropa de hombre. Los empleados no saben cómo atenderme”, dice Caro. Los cambiadores, los baños públicos, todo sigue siendo binario. Y eso es complejo en su cotidiano. 

“El informe es muy importante sobre todo para los médicos, para las familias, porque va visibilizando y le va dando lenguaje, poniéndolo en boca de las personas. Cuando lo leen empiezan a adquirir el vocabulario. Se va poniendo en boca. Todo lo que se haga que se comparta públicamente va visibilizando. Sobre todo, la Fundación Huésped que tiene su prestigio”, apunta Caro.

El (no) acceso a la salud

En los 22 años que Iván no vio ningunx ginecólogx, hizo lo que pudo para que su cuerpo lo acompañe: se inyectó toda medicación que en el prospecto dijera “masculinizante”. Pero eso le trajo muchas complicaciones: “Mi cuerpo no funcionaba como debía. Estaba dañando mi hígado, me llenaba de acné. Porque no lo hacía con los tiempos de descanso correctos y desconocía los efectos adversos”.

“La mayoría va por primera vez al médico porque se quiere hormonizar. Es el primer paso para volver al sistema de salud que dejaron en la pediatría”, sabe Iván.

A pesar de que más de la mitad de las personas encuestadas para el informe de Fundación Huésped y ATTTA declararon que tenían una cobertura de salud prepaga u obra social, la mayoría opta por la atención en servicios públicos. Esto se debe, posiblemente, explica el informe, a la presencia de mayor disponibilidad de servicios inclusivos dentro del sistema público.

“Como coordinador de ATTTA he tratado de abrir otros espacios de salud en espacios públicos. Y los médicos me han dicho: `me viene alguien con uñas pintadas que se quiere hacer una mastectomía´”, explica Iván sobre el sistema de salud, que define como uno de los sistemas más violentos y que erradica más a la población trans.

“Desde esa raíz cuesta mucho salir al sistema. Esa lectura ambigua llega a un grado de discriminación enorme”, apunta.

Caro se hizo la histerectomía total por una cuestión de salud a los 40 años. Tiene endometriosis: el tejido que normalmente recubre el útero crece fuera de él. Durante los cinco años anteriores se la pasó rodando por un montón de ginecólogxs que ni siquiera planteaban la posibilidad de personas trans no binaries.

“Aquí en Tucumán está la doctora Fabiana Reina. A través de conocer personas trans llegué a su consultorio. Ella es médica ginecóloga y endocrinóloga. Me dijo: ‘no hay nada que hacer, esto va mal, cada vez peor’. Vamos a sacar todo. Para mí fue un golpe”, cuenta Caro.

Ahora colabora en la Fundación Transformando Familia, de la doctora Reina, y por eso sabe: “En los cuerpos gestantes y cuerpos vulvares hay poca sensibilidad de parte de los ginecólogos”.

Caro tuvo suerte de encontrar ese consultorio que fue el primero en llevar adelante el programa de hormonización tras la sanción de la Ley de Identidad de Género. Ahora tiene cerca de 500 pacientes. 

De a poco, Caro se convirtió en la persona que acompaña a quienes se realizan la mastectomía, en el tiempo de reposo, en el estar. “He acompañado a muchos compañeros que ocultaban su realidad. Los he cuidado. Y no veo que el médico tenga un compromiso. He visto compañeros con infecciones terribles”, relata.

El mes en reposo sin trabajar, los gastos en gasas, cremas, hace que para muchas personas esto sea mucho más difícil. Pero también el costo de esconderse: “Un chico de 40 años tuvo un desmayo, la familia lo levantó de los brazos y desgarró toda la herida. Me llamó a los dos días: estoy internado de nuevo. La familia no tenía información. Y el médico tampoco tenía el compromiso”.

Autolesión y suicidios

“Más de la mitad (58%) reportó haber tenido al menos un intento de suicidio en su vida que aconteció generalmente en la adolescencia”, dice el informe. 

Iván conoce estas situaciones por su militancia en ATTTA: “En las masculinidades trans hay una gran prevalencia de autolesión o suicidio. Eso tiene que ver con la no contención, las violencias, las correcciones. Un compañero trans fue violentado hasta con una rama”.

En su infancia y adolescencia, a Caro la música le contuvo mucho. Pero sabe que no todos los casos son así. Sus amigues fueron echadxs de sus familias, se intentaron suicidar. Estaba muy presente la “violación correctiva”, el intento de varones heterosexuales por “modificar” la orientación sexual (en el caso de las lesbianas) o la identidad de género violando a la persona. A lo que Higui sobrevivió, eso era moneda corriente en la adolescencia de Caro.

Violencia: en casa y en la escuela

A Iván su madre lo acompañó, pero sabe que no en todos los casos es así. De hecho, el informe muestra que más de la mitad sufrió violencia familiar y el 58% por parte de alguna pareja. Además, 6 de cada 10 sufrieron alguna experiencia de abuso sexual en su vida, la mayoría durante la niñez o la adolescencia. 

Por otra parte, con relación al abandono del hogar, el 53,5% indicó que abandonó su hogar en la adolescencia. El motivo principal estuvo relacionado con su identidad de género: 48,5% por experiencias de discriminación debido a su identidad y 35,6% por cómo se sentían con su identidad. 

Además, el 33,7% abandonó la escuela en la adolescencia por motivos asociados a experiencias de discriminación debido a su identidad de género (16,4%) y a cómo se sentían con su identidad (15,7%). La mayoría -8 de cada 10- sufrió acoso escolar.

La Educación Sexual Integral, sancionada en 2006, no existió en la infancia ni en la adolescencia de Iván o de Caro Mattie.

En la escuela de Iván cuando se hablaba de salud, se hablaba de menstruación: cómo ponerse bien la toallita, cuál era el período de gestación, etc. “Educación sexual, la líbido, el deseo, el no es no, no existía”, cuenta. Y afuera de esa clase, el panorama no mejoraba. La discriminación era constante.

Caro se acuerda que en su colegio (religioso) en Tucumán les pasaron un video que decía que si les gustaban las mujeres o los animales -estaban al mismo nivel-, tenían que ir a confesarse.

Yo ya sabía que mi gusto era hacia las mujeres. Yo decía: en cualquier momento me van a empezar a gustar los animales.

¿A quién me parezco? La falta de referentes

A los 24 años Caro le dijo a su familia que era lesbiana. Todavía no tenía referentes para entender qué sentía y cómo quería vivir. “Mi mamá me decía: podés ser lesbiana, pero vestite mejor. Ahí ella me denominó como unisex. Decía: mi hija es muy unisex”, se ríe hoy.

Cuando salió el debate sobre el lenguaje inclusivo, Caro estaba tomando mates con su cuñada.

¿Cómo me ves vos? ¿Yo soy una señora? -preguntó Caro Mattie.

-No.

– ¿Soy un señor?

-No.

– ¿Entonces qué soy?

-Y… vos sos Caro.

-Por eso, cuando hay una persona que vos no lo podés ver como varón y mujer, está elle. 

“Lo entendió un poco más por ese lado”, dice ahora.

El problema, explica Caro, es la falta de referentes: “Un gran número de chiques pasan un poco esa etapa de autolesión. Pero cuando ves que otre pudo desarrollar su vida te ayuda”.

Hoy su trabajo es en el sistema educativo estatal, dando clases de música en jardines y en primaria, también en una clínica de salud mental. “Por mi aspecto no tengo posibilidades de entrar al sistema de educación privada”, indica. Así, también su identidad no binarie le limita el futuro laboral.

Lo que tiene que cambiar

Para mejorar la situación de salud de masculinidades trans e identidades no binaries, Fundación Huésped y ATTTA cierran el informe con seis recomendaciones, que se reflejan en los pedidos de Iván y de Caro: visibilizar a las masculinidades trans e identidades no binaries e incluirlas explícitamente en programas y políticas públicas, no asumir las prácticas y necesidades de esta población, incluir e implicarles en acciones preventivas en salud sexual, e implementación efectiva de ESI.

Otros dos puntos indican la necesidad de formar profesionales de la salud e incrementar la oferta de servicios de salud mental transafirmativos.

“Hace falta la sensibilización del personal administrativo, de cada persona que trabaja en el hospital. Porque si no cumplimos con la lectura masculina o femenina somos discriminadxs”, dice Iván. Y lo demuestra: en el Hospital Durand de la Ciudad de Buenos Aires, uno de los pioneros en atender personas trans, en laboratorio en un hall con más de 100 personas les preguntan a los varones trans cuándo están menstruando.

En la carrera de medicina tendría que haber abordaje con la población trans para que comprendan el por qué uno necesita el acceso a la salud”, concluye.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Ataque al cantante Leo García: “No puede ser que por ser homosexual se me maltrate tanto”

Viernes, 24 de septiembre de 2021

C6BFACFE-65C4-470E-981E-4DA29AA66715 El cantante pop Leo García denunció en sus redes sociales que recibió una golpiza en la madrugada de este martes en General Rodríguez, provincia de Buenos Aires, “por ser homosexual”. Aún no fue radicada una denuncia policial por el hecho, pero actuó de oficio la Unidad Fiscal de Investigación (UFI) N°9 del distrito.

En una seguidilla de 22 videos, el artista contó lo sucedido en su cuenta de Instagram. “Hablé con un chico, le tiré una onda gay y cuando le tiré una onda gay así respondieron”, dijo y agregó, mientras mostraba la herida sufrida y el rostro ensangrentado: “No puede ser que por ser homosexual se me maltrate tanto”.

El hecho habría sucedido cerca de las 2 de la madrugada de hoy en el bar El Gran Capitán, ubicado en la avenida Juan Domingo Perón 135 de General Rodríguez.

Hasta el momento, el cantante no realizó una denuncia ante la policía, pero el jefe de la Estación de Policía de General Rodríguez, Omar Ramírez, informó que personal policial se acercó al domicilio de Leo. Allí lo entrevistaron a través del portero eléctrico y contó que había estado en una cervecería acompañado por dos hombres y luego de insinuársele a uno de ellos, el otro acompañante lo agredió.

A partir de esto fue invitado a radicar la denuncia y el cantante dijo que lo haría durante el día. Sin embargo, fuentes policiales confirmaron a Presentes que actuó de oficio la Unidad Fiscal de Investigación (UNI) N°9.

3904D806-1F9E-418A-9CBC-85E19995A0FA-768x249

La Directora Nacional de Políticas Antidiscriminatorias del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) y militante trans, Ornella Infante, dijo que trató de contactarse con el músico a través de su teléfono y redes sociales para ponerse a disposición y está esperando su respuesta.

“Estoy sumamente preocupada por estas agresiones. Hace un par de días fue también la agresión a Winfried”, expresó Infante, en referencia a le joven no binarie de La Plata que fue atacade el martes 7 de septiembre al grito de “puto de mierda” y “naciste hombre, no mujer”.

“Hay que tomar dimensión de lo peligrosos que son los discursos de odio, lo peligroso que es que candidatos de partidos de la derecha trabajen fuertemente para sembrar semillitas de odio en lo verbal que terminan en violencia física”, continuó.

En este sentido, indicó que “es importante actualizar de una vez por todas la Ley Antidiscriminatoria y trabajar muy fuertemente promocionando derechos”.

En los videos se lo ve a Leo García lamentar lo sucedido y en un estado emocional delicado. Frente a la posibilidad de brindar acompañamiento psicológico a las víctimas, Infante explicó: “Desde el INADI tenemos la Dirección de Asistencia a la Víctima. Allí, cuando nos llegan los diversos casos nosotrxs lo que no nos compete hacemos el nexo inmediatamente con el organismo que corresponde”.

La línea de Asistencia a Víctimas de Discriminación, Racismo y Xenofobia es el 168 y se puede llamar todos los días (inclusive sábados, domingos y feriados) de 9 a 19. Personas Sordas pueden mandar un video en lengua de señas por WhatsApp al 11 6492 1079. Además, el correo electrónico de atención al público es 0800@inadi.gob.ar.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia., Música , , , , , , , , , ,

Detienen a una monja en Buenos Aires acusada de abuso sexual a una menor

Sábado, 19 de junio de 2021

Sor-Marina-monja-detenida_2349075073_15599587_660x371Sor Marina, de nombre María Fajardo, fue detenida en un convento en San Miguel acusada de abusar de una chica de 14 años, con agravante de abuso de autoridad

La adolescente dio detalles de los vejámenes y aseguró que además de los tocamientos la monja la espiaba

Investigan si hubo más víctimas y más religiosas involucradas en otros hogares. Entre los denunciantes, figuran también la Dirección de Niñez y Adolescencia de las localidades de Tres de Febrero, Pilar y Tigre

Una monja de la comunidad de las Hermanas Trinitarias fue detenida en las últimas horas en un convento de la localidad bonaerense de San Miguel acusada de abusar sexualmente de menores de edad que estaban a su guarda en sedes del Hogar Hermanas Trinitarias, informaron fuentes policiales y judiciales.

Personal policial de la DDI de San Isidro se presentaron en el convento de Avenida Balbín al 775 en San Miguel y tras presentar la orden de allanamiento le pusieron las esposas a Sor Marina y se la llevaron detenida imputada por abuso sexual.

La monja fue acusada por una chica de 14 años, quien denunció sufrir tocamientos en sus genitales cuando se encontraba en el convento que aloja a menores de edad que no tienen dónde vivir.

La adolescente declaró en cámara Gesell y dio detalles de los vejámenes y aseguró que además de los tocamientos la monja la espiaba.

Con intervención del fiscal Marcelo Fuensalida se efectuó también otro allanamiento en el convento de la misma congregación en la localidad de Boulogne, en calle Carlos tejedor al 348.

Los abuso habrían comenzado el año pasado y continuaron hasta este año, y se investiga si otras menores fueron víctimas de Sor Marina y de otras monjas.

Sor Marina, de nombre María Fajardo, quedó imputada por el delito de abuso sexual simple agravado por haber sido cometido por el culto religioso por ser una persona encargada de la guarda aprovechando su relación de autoridad y que la víctima no haya podido consentir libremente dicho accionar.

Dentro de los denunciantes figuran también personal de la Dirección de Niñez y Adolescencia de las localidades de Tres de Febrero, Pilar y Tigre.

 

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

Otro atentado contra una bandera de la diversidad: esta vez fue en el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires

Jueves, 20 de mayo de 2021

Captura-de-pantalla-2021-05-18-a-las-20.34.34-590x295moPQyEIR_400x400La facción juvenil del partido liderado por ex candidato presidencial Gómez Centurión compartió el video y reivindicó el atentado contra la bandera. (en la foto el jefe de estos fascistas José Gómez Centurión)

 Al finalizar el Día de la Lucha Contra la Discriminación por Orientación sexual e Identidad de Género, un grupo de personas encapuchadas atentó contra una bandera de la diversidad sexual izada en el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires.

En la madrugada de este martes, el grupo “Jóvenes NOS”, la fracción juvenil del partido liderado por el ex candidato a la presidencia de la Nación, José Gómez Centurión, publicó en su cuenta de Twitter un video donde se muestra a dos personas sin distinción de rostros cortando la bandera del Orgullo LGBTIQ+ que flameaba en la estructura “BA” del Obelisco. “Cortemos con los lobbys, cortemos con los impuestos. Devuelvan la patria!”, decía el epígrafe del video que se publicó a las 1.14 de la madrugada.

“Lo que es llamativo es que lo haga gente joven. Pero creo que eso tienen que ver también con cierta espectacularidad que le tienen que imprimir a los actos en esta aparición de insistencia con una expresión de una ultraderecha, inspirada en Bolsonaro y en la experiencia de Brasil y un poco prestada de la derecha de Estados Unidos, con las particularidades de nuestra propia historia”, dijo Ricardo Vallarino, integrante de 100% Diversidad y Derechos, Ricardo Vallarino.

“Esto muestra que hay que seguir trabajando”

El lunes 17 de mayo por la mañana, en el marco de la efeméride que celebraba la lucha contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género, la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Ciudad de Buenos Aires había realizado el izamiento de la bandera en el mástil junto al Obelisco.

 

Pamela Malewicz, subsecretaria de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural dijo a Presentes: “Nosotros intentamos con estas acciones visibilizar lo que implica este día a nivel internacional y encontramos en la madrugada un acto de tanta violencia, de tanto odio. Nos pone en una situación de mucho impacto”.

Además, “esta situación muestra que todavía hay que seguir trabajando más aún porque algunos grupos o algunas expresiones extremas generan estas reacciones que son absolutamente violentas”, continuó.

En un comunicado que se difundió en las redes oficiales, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires informó que “ante esta situación intervino la Fiscalía N° 20 para investigar el hecho”. Sobre esto, Malewicz agregó que desde el Gobierno están “a disposición para poder aportar el material disponible, están a disposición las cámaras si la fiscalía las pide también”.

A partir de la información que surge de su página web, el partido NOS “proclama, entre otros postulados, una visión trascendente de la vida”, y agregan sus integrantes: “a la que defendemos desde la concepción, hasta la muerte natural. En este sentido, reconocemos a la familia como núcleo básico de la sociedad”. Además, promueven “la educación basada en valores y a la familia como primera educadora”. Y concluyen: “Por eso decimos ‘No a la ideología de género’”.

“Un ataque repetidos sobre nuestros símbolos”

Desde la organización Zona FALGBT, al tener conocimiento sobre el atentado, expresaron en sus redes: “Qué tristeza nos da que para algunas personas militar sea odiar. Qué bronca nos da pensar que esta ola de fascismo se disfraza de antisistema y tenga el coraje de presentarse a elecciones. Desde ya les decimos que no son ni los primeros ni los últimos que buscan borrar nuestra existencia, y sin embargo seguimos acá, con nuestra bandera en alto, nuestro orgullo al viento y nuestro deseo latiendo”.

“Lo que se ve acá es un ataque repetido sobre nuestros símbolos. Pareciera que estos grupos de ultra derecha están como a la defensiva y de alguna manera repudiando los grandes avances que hubo en materia de derechos LGBT y feminismo en nuestro país”, agregó Vallarino.

Este martes, Día de la Escarapela, Gómez Centurión aprovechó la efeméride para continuar instalando el avasallamiento a los derechos de la población LGBT+. En su cuenta de Twiitter publicó una imagen con la noticia de la afrenta a la bandera junto al comentario: “En el día de la escarapela los medios eligen hablar de una bandera que representa a un lobby de burócratas llenando sus bolsillos con los impuestos de la gente. ¿Cuántas escarapelas puso por Buenos Aires el gobierno de Larreta? ¡Devuelvan la Patria!”.

 

“Sabemos que la derecha utiliza siempre los símbolos patrios, como una manera de totalizar y de oponerse a las supuestas particularidades que reclaman derechos. Y se colocan como representantes de la totalidad, de toda la nación, como si fueran los únicos representantes. Se opone la bandera nacional a la bandera de la diversidad como si la identidad LGBTI estuviera de alguna manera socavando o fuera incompatible con la identidad nacional”, explicó el presidente de 100% Diversidad y Derechos.

“En ese sentido -continuó- hay una incapacidad o una resistencia a concebir a la identidad nacional como una identidad dinámica. Se nos considera una especie de enemigo interno que, al mismo tiempo, como somos un movimiento internaiconal, se nos considera también como un enemigo externo, que estamos infiltrando la nación. Es un fenómeno claramente reactivo y de resistencia frente a un movimiento que ha sido reconocido por el Estado”.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Alejandra, una mujer trans de 54 años, fue asesinada en Ciudad de Buenos Aires

Jueves, 17 de diciembre de 2020

2020-12-15-alejandra-salazar-villa-trans-crimen-balvanera-1101379Foto: Facebook La Rosa Naranja

Los vecinos estaban preocupados porque hace varios días no la veían: estaba desnuda y con una bolsa den la cabeza.

Alejandra Salazar Villa, una mujer trans de 54 años, fue encontrada muerta ayer en el departamento donde vivía en el barrio de Once (Ciudad de Buenos Aires), con una bolsa de nylon en la cabeza. Se presume que fue asfixiada. El hallazgo confirmó la sospecha de los vecinos, que llevaban varios días sin verla.  Todo ocurrió en un departamento del barrio porteño de Balvanera, informaron fuentes policiales, al que los agentes de la Comisaría Vecinal 3A de la Policía de la Ciudad llegaron avisados por los vecinos, que sintieron un fuerte olor que salía de la vivienda ubicada en el cuarto piso del edificio situado en la avenida Corrientes 2221.

Fuentes judiciales que tuvieron acceso al caso confirmaron que su muerte ocurrió varios días antes de que la encontraran. Si bien la puerta del domicilio no estaba forzada, el departamento estaba completamente revuelto, por lo que además del homicidio se investiga si hubo algún robo. La investigación está a cargo de la Fiscalía Criminal y Correccional Nro. 35, que por ahora encargó pericias y prefirió no dar precisiones a los medios.

Alejandra tenía 54 años, había nacido en Perú y se había mudado a Buenos Aires varios años atrás. Vivía sola en un edificio de avenida Corrientes al 2200. Allí se dirigió ayer el personal de la línea 911 luego de la denuncia de lxs vecinxs que notaron olores extraños en el pasillo. Una vez en el lugar, la policía de la Comisaría Comunal 3 constató que el cuerpo tenía un estado de descomposición avanzado. Es por esto que se sospecha que el asesinato no es reciente.

El fiscal Criminal y Correccional 35, Ignacio Mahiques, ordenó que la Unidad Criminalística lleve a cabo las pericias en el departamento para encontrar huellas o elementos que permitan determinar las causas de muerte de la mujer y si hubo más personas en el lugar. Mientras el fiscal aguarda los resultados de las pruebas, fuentes policiales estimaron que la fecha de fallecimiento de Alejandra oscila entre una semana y diez días.

Como muchas femineidades trans, Alejandra ejercía la prostitución para sobrevivir. “Su muerte se suma a tantas otras que siguen sin ser parte de la agenda pública”, denunció Marcela Tobaldi, dirigente de la asociación civil La Rosa Naranja, organización con sede en la Ciudad de Buenos Aires, que lucha frente a la discriminación estructural que padece el colectivo. “Aunque tenemos mucho miedo, la prostitución es la única salida posible frente a la falta de empleo, educación y salud. Y así caemos en manos de locos, de personas con mucha maldad. Estos son crímenes de odio. Las personas travestis trans seguimos siendo aniquiladas”, agregó Tobaldi.

La Rosa Naranja documenta que en 2020 hubo 104 fallecides entre mujeres trans travesti transgénero y un varón trans en Argentina. La mayoría de ellas no fallecieron por muertes violentas sino por lo que clasifican como “travesticidio/transfemicidio social”. Es decir la carencia de acceso a derechos básicos y la violencia estructural que termina conduciendo a muertes tempranas y evitables.

En lo que va del año en Argentina ya informamos desde esta Agencia de al menos seis homicidios de personas travestis/trans: dos en la provincia de Tucumán. Todas ellas ejercían el trabajo sexual o estaban en situación de prostitución. Y dos de ellas eran migrantes nacidas en Perú, igual que Alejandra.

La agrupación, además, informó que en lo que va del año “ya son 104 (las) mujeres trans, travesti, transgénero y un varón trans” las y los fallecidos en el país. En 2019, La Rosa Naranja había reportado la muerte de 75 personas trans, con una edad promedio de 39 años cuando el de toda la población es de 76 años.

En los primeros seis meses de 2020 hubo 42 travestis y trans fallecidas. Por qué es urgente la inclusión laboral, que por estos días empezó a tratar el Congreso.

La asociación civil, además, indicó que la cuarentena y la crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19 recrudecieron las condiciones de vida del colectivo trans: fueron pocas las que lograron acceder a un trabajo formal y muchas otras encontraron la prostitución como único destino.

Fuente Agencia Presentes/Crónica.com.ar

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Absolvieron a Luz Aimé Díaz, trans que pasó dos años presa por un crimen que no cometió

Lunes, 5 de octubre de 2020

Captura-de-pantalla-2020-01-28-a-las-05.12.39-p.m.-586x293Por Verónica Stewart

Luz Aimé Díaz, travesti migrante acusada y encarcelada en 2018 por un crimen que no cometió, fue absuelta hoy por el Tribunal N8 de la Ciudad de Buenos Aires. El juez ordenó que se le quitara el dispositivo de vigilancia electrónica que le había sido colocado como parte de la prisión domiciliaria.

La fiscal María Luz Castany, siguió la línea de la abogada defensora Luciana Sánchez y pidió la absolución, destacando la violencia estructural que sufre el colectivo travesti-trans.

En julio de 2018, Luz fue acusada de “robo agravado y privación de la libertad agravada”. Tras realizar un servicio sexual a dos hombres en Palermo, Luz fue acusada dos meses más tarde de haber maniatado y violentado a un hombre de 50 años del colectivo LGBT+ en la habitación de al lado. A pesar de no existir ninguna prueba de su vinculación al crimen más allá de su paso por la escena del crimen, cumplió una prisión preventiva de ocho meses en el penal de Ezeiza antes de serle otorgada la prisión domiciliaria.

Castañy afirmó que, aunque Luz hubiera aceptado ir a un departamento con dos personas desconocidas, esa decisión correspondía a las características de Luz y al grado de exposición al que se encuentraba por ejercer la prostitución. Concluyó que “es poco verosímil que haya sido coautora de los hechos por los que se la imputa” y que, por lo tanto, correspondía que el Tribunal dictara su absolución.

La fiscal no solo detalló la evidencia forense producida durante el juicio, sino que también hizo mención extensa al informe antropológico brindado durante la segunda audiencia que daba cuenta de las condiciones de vida de la población trans. Además, destacó informes internacionales sobre la importancia del derecho a la identidad y, con ella, a la identidad de género y al respeto por la misma.

Por su parte, la abogada defensora Luciana Sánchez agradeció la posibilidad de sostener el debate mediante la escucha atenta de las pruebas y la posibilidad, en primer lugar, de haberlas producido. Sánchez agregó que espera “que a partir de este caso también estos estándares puedan ser aplicados y extendidos como se viene haciendo en la jurisprudencia que viene incorporando la perspectiva de género”. Agradeció, también, “la posibilidad de poder contar con un precedente donde quede claro que estas vulnerabilidades impiden realmente la persecución penal de determinadas personas y que no debe ser asociada la identidad travesti de mujeres trans ni de las trabajadoras sexuales ni de quienes están en situación de prostitución a la comisión de delitos.

“Procesada por travesti y por migrante”

Luz nació en Salta. A sus 13 años comenzó a prostituirse y eso la acercó a situaciones de extrema violencia. Sufrió tres ataques transfóbicos que la llevaron a perder la visión de un ojo en su totalidad. Solo ve parcialmente a través del ojo derecho y sufre de constantes cataratas. Esos ataques quedaron impunes.

En 2017 y con solo 20 años, Luz se despidió de su Salta natal y llegó a Buenos Aires. En esta ciudad comenzó a estudiar en el Bachillerato Popular Trans Mocha Celis con la intención de conseguir nuevos trabajos. “También acá comenzó a tramitar su certificado de discapacidad en el Instituto Oftalmológico Pedro Lagleyze”, explica Alcalde. “Imaginate que ella en un departamento, de noche, a oscuras y con un problema de visión severo, nunca pudo ver lo que ocurría en el interior de otros ambientes del departamento”.

Nora-Cortiñas-pide-absolucion-Luz-Aime-1024x768

En 2019 se organizó la campaña “Absolución para Luz” de la que participaron defensorxs de derechos humanos

Por este motivo, y tal como le corresponde por el inciso C del artículo 32 de la ley ejecución de la pena privativa de la libertad (ley 24.660) que ordena otorgar el beneficio en caso de que la permanencia en la cárcel de la persona discapacitada sea inadecuada por su condición y/o reciba un trato indigno, inhumano o cruel, a Luz se le otorgó el arresto domiciliario.

“Ella está juzgada y siendo procesada por ser travesti, por tener una discapacidad visual y por ser una migrante interna. Lo que le pasa a Luz nos pasó a todas”, explica Bertolini. La violencia estructural del Poder Judicial no solo es violencia institucional, sino también violencia de género. En la etapa de instrucción, el fiscal tomó lo necesario para poder centrar a Luz como la principal culpable, pero a las personas que actuaron y que llevaron a Luz allí no se las tomó en consideración. Eso solo es posible porque las travestis y transgénero somos seres delincuenciales”.

La falta de equidad, el grado de vulnerabilidad de la población trans, la estigmatización y la marca de la prostitución son algunas de las características que nombra Bertolini que permiten que el sistema jurídico condene a las personas trans como seres delincuenciales. “Existe algo llamado delito del ser existencial, que es un delito por tu existencia. En este caso, el existir como travestis y trans es pensado como un delito. Ante la falta de conocimiento de las identidades de género, al no tener el Estado un registro de las múltiples identidades que emergen reclamando equidad en los derechos, se pierde la garantía constitucional del derecho al principio de inocencia. Para Luz, este principio no existe porque el ser travesti la catapulta a ser condenada jurídicamente y socialmente”.

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

La Justicia argentina falló a favor de una joven trans en riesgo, pero le niegan la vivienda

Sábado, 5 de septiembre de 2020

1-A-justicia-1754x877Por Verónica Stewart

Ilustración: Flor Capella/Agencia Presentes

El pasado 27 de agosto se cumplió un año desde que la Defensoría Oficial en lo Civil Nª 1 del Departamento Judicial de Dolores, provincial de Buenos Aires, falló una acción de amparo a favor de la mujer trans Agustina González. La Justicia debe garantizar “el otorgamiento de un alojamiento digno con condiciones edilicias adecuadas, en virtud de la grave situación de vulnerabilidad, exclusión y discriminación en la que se encontraba por entonces”. Sin embargo, al día de hoy, dicho derecho no ha sido garantizado, y Agustina continúa viviendo en condiciones precarias e indignas.

Actualmente, Agustina se encuentra internada con riesgo de infección por falta de higiene y escaras. “Me conformo solamente con que me arreglen mi casa donde yo vivo”, dijo a Presentes. “Que me revoquen un poco, tener el baño adentro. El techo gotea, y me fui enfermando con el tema de la humedad y con todas las enfermedades que tengo – principalmente, HIV, – me invalida aún más”.

Una cadena de violencias y exclusión

Agustina vivía en lo que su abogada Cecilia Coronel describió a Presentes como “una situación de marginalidad importante. Ha sufrido violencia de género y abuso familiar, y ha tenido que vivir de casa en casa y ejercer la prostitución”, agregó. Vive en una construcción precaria, sin baño interno ni calefacción. El proceso judicial se extendió por varios meses pero cuando el juez dictó sentencia definitiva el 10 de marzo, el amparo indicaba que la Municipalidad de Dolores debía brindarle, en forma inmediata, “un alojamiento digno y seguro en condiciones de habitabilidad por el plazo de un año mientras duren las condiciones de marginalidad y vulnerabilidad”. Debía proveerle, además, una atención a su salud interdisciplinaria, que incluyera tanto a una psicóloga como a una trabajadora social.

“Dijeron que no se pueden comprobar las situaciones de violencia

Pero ante la sentencia favorable del fallo para Agustina, el Municipio apeló. En mayo del presente año, el Tribunal de la Cámara de Apelación en lo Contencioso Administrativo de Mar del Plata ratificó el fallo. Para entonces, habían pasado varios meses y la situación de salud de Agustina, y con ella la urgencia de su pedido, había cambiado. Tras una infección en una muela, Agustina debió ser trasladada al Hospital San Juan de Dios en La Plata y, dado el contexto de Covid-19, el personal médico accedió a que continuara con su tratamiento desde su hogar.

Por lo tanto, la falta de condiciones dignas de habitabilidad se volvió aún más apremiante. “Cuando se volvió a insistir, ahora con el fallo de la Cámara, el abogado llevó la propuesta con un lugar amueblado”, contó Coronel a Presentes. “Primero, dijeron que no se pueden comprobar las situaciones de violencia y de abuso que ha sufrido. Segundo, que cambió de pedido, que al principio había pedido un plan de vivienda y ahora estaba pidiendo un alquiler. Nosotras seguimos insistiendo, pero los medios de Dolores no cubrieron el caso”, agregó. El colectivo de Mujeres y Diversidades Dolorenses se encargó de buscar dicho departamento amueblado, pero todavía no hay respuesta ante la petición de la Defensoría del Pueblo para que el Estado municipal se lo otorgue.

Emergencia habitacional

Según el comunicado “Los derechos humanos de la población travesti y trans en aislamiento obligatorio publicado por CELS el 19 de junio, la situación habitacional para dicha población es crítica. De los 180 hoteles familiares declarados en la Ciudad de Buenos Aires, de los cuales muchos funcionan como vivienda, varios “ofrecen condiciones de habitabilidad precaria: baños sin desagües aptos, goteras en las habitaciones, cocinas comunes sin salubridad ni seguridad. Un departamento en alquiler para vivienda es mucho más barato, pero se vuelve inaccesibles por la exigencia de garantías o porque las inmobiliarias o les dueñes rechazan el contrato a personas travestis y trans”, continúa el informe.

Como indica el artículo académico Visibilizar la vulnerabilidad. Comunidad trans en situación de calle, relatos de trayectorias habitacionales y las respuestas institucionales realizado por FADU, UBA, en 2016 el 33,1% de la muestra estudiada indicó vivir en cuartos de alquiler de hoteles. El artículo también señala que “en general una de cada tres personas trans vive en hogares pobres por ingreso”, y que la expulsión temprana del hogar familiar, la necesidad de ingresar tempranamente al mundo laboral y, en general, tener que hacerlo de modo informal, y “el no contar con las redes de apoyo de los vínculos de la familia de origen”, son algunas posibles causas de este problema

Agencia Presentes informa: Todos nuestros contenidos son de acceso libre. Para seguir haciendo un periodismo independiente, inclusivo y riguroso necesitamos tu ayuda.  Podés colaborar aquí.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Buenos Aires: Cuarentena sin Ramona y con furia travesti en la Villa 31

Lunes, 25 de mayo de 2020

ALMA-FERNANDEZ-31-720x360

Por Alma Fernández*

Fotos: Alma Fernández y archivo Presentes/Ariel Gutraich

Este fin de semana la villa se partió en dos, como mi corazón y como la esperanza con que seguimos esperando la ayuda anunciada en estos tiempos de pandemia, pero nunca llega; y cuando llega, es para pocxs. Los festejos por el Día de la Madre (en Paraguay y otros países de la región, que se viven a pleno en el barrio) este domingo se vieron opacadxs por el fallecimiento de Ramona Medina, la leona villera de La Poderosa en la 31.

A algunxs no les importó el ocaso ni la pena de esta referenta que venía denunciando el hacinamiento, la falta de agua y el rápido aumento de casos de coronavirus en el barrio Carlos Mugica. El virus también terminó matándola a ella, pero no fue solo el virus.

Solía verla organizándose en tiempos neoliberales, porque Ramona fue una de las tantas mujeres que se las ingenió para darle de comer a lxs propixs y lxs ajenxs con dos cebollas, una papa y kilo de pan. Ahora que todo duele pienso: qué lindo hubiera sido ver a Ramona gestionando en los ministerios. Qué lindo es  verla ahora convertirse en bandera. Pero también y sobre todo: qué triste. Qué injusto es no poder escapar a ese destino que se re-escribe una y otra vez como mandato obligatorio en cierta clase de vidas: nuestras vidas, las de quienes llegan a tener más importancia justo cuando nos morimos.

Orgullo_31_AG__DSC0498Marcha del orgullo villero en la 31 de Retiro, noviembre de 2019

El lunes 18 de mayo, mientras nos preparábamos para asistir a una conferencia de prensa en la capilla, organizada y anunciada por los curas villeros, las fuerzas policiales también tenían preparada su actividad a la hora programada. Así lxs vecinxs que habitamos en las manzanas ventitrés y ventitrés bis fuimos aislados con una orden terminante: no salir de nuestras casas hasta que nos hicieran el hisopado y ver si teníamos coronavirus. A lo largo de todo el día estuvimos esperando que vinieran a analizarnos. A veces sin luz y a veces con miedo.

En medio de tanto flagelo, desconcierto y combate invisible, las travas y las personas excluidas, volvemos a ser carne de cañón. Lxs dueñxs de la moral y las buenas costumbres hacen cola para que las travestis y trans seamos las primeras en marchar a hacernos el testeo. Y ay si una de nosotras resulta infectada. Porque automáticamente será apedreada, alejada y quemada en la hoguera de las personas pobres que resisten a esta pandemia que es cruel con los que menos tienen, indiferente  al género y a la orientación sexual.

Orgullo_31_AG__DSC0473Marcha del orgullo villero en la 31, noviembre de 2019.

Me toca esperar en silencio a que me llamen los médicos para el testeo. Miro por la ventana entre la escalera de hierro y pienso “Nada cambió en absoluto. Nunca las calles estuvieron vacías en la villa. A veces pienso que voy a despertar y esto será como un sueño, que nunca pasó.

Observo a los pibes víctimas del paco, cómo caminan agarrándose de las paredes, pasados de cansancio, las manos sucias, los ojos rotos y achinados, abrazando el abandono, como buscando algo que los ayude a superar este momento, este tiempo que sin saber los agarró y de repente todo -o nada- cambió. Esos pibes saben que no  hay opción en el parador, como también saben que no tuvieron precaución, que no le dieron importancia a la cuarentena, que les dió lo mismo. Que cuando empezó esto decían que era una enfermedad de ricos. Recuerdo esos primeros días de confinamiento: la ciudad estaba llena de controles, y en el barrio, la policía ni circulaba por la villa, no hacía controles.

ALMA-FERNANDEZ-FURIA-TRAVA-BOXEO

Ahora que estamos llegando a los 1000 contagios, empezaron a trasladar a lxs pobres al Hospital Muñiz para aislamiento y para hacer la cuarentena. Es aquí donde se nota más la diferencia: para nosotres no habrá un hotel adónde ir. Van a  hacinarnos en el hospital. El mismo hospital especialista en enfermedades infecciosas en el que perdí a un montón de amigas. Un hospital donde a veces no hay agua ni insumos para las travestis.

Me pregunto cuál será la suerte de una de las nuestras, cuando al final el destino inevitable sea éste. Sabemos que en términos de políticas públicas y a la hora de salvarnos, siempre seremos las últimas. La categoría que nos asignó el Gobierno de la Ciudad a la hora de gestionar y resolver el tema habitacional es la de indigentes travestis/trans. Pero para lo único que te alcanza un subsidio habitacional en  la Ciudad de Buenos Aires, la más rica del país, es para alquilar en alguna villa porteña.  Ahí es cuando el virus se vuelve funcional al genocidio trans.

Orgullo_31_AG__DSC0114-1-1000x500Marcha del orgullo villera y plurinacional en la villa 31 de Retiro, Bs As. Noviembre de 2019.

Con barbijo y sin abrigo: no ser más está humanidad

Nosotras sabemos: es mejor cuidarnos por nuestros propios medios. Entre nosotras aprendimos de la experiencia que nos da ser sobrevivientes de muchas cosas, entre ellas de la prostitución. Cuando el VIH/sida rondaba por las llamadas zonas rojas, al ver cómo se nos morían una a una las nuestras, nos consoló decir: “todas lo tenemos”¿Aplicaremos la misma fórmula para esto? 

Porque cuando pase el Covid-19 tendremos que empezar de nuevo, una vez más, desde abajo.  Eso también lo tenemos aprendido. Ahora no hay tiempo para pensar en el amor, ni para construir un proyecto de vida. Sabemos que nos toca sobrevivir y seguir soñando con salir adelante, aunque duela la silicona, te lastime el rechazo y falte el pan. Seguir viva es lo más importante, ¡siempre!  Con barbijo y sin abrigo seguimos queriendo no ser más está humanidad. Con barbijo y con hambre postergamos sueños, anidando recuerdos de un pasado de mariposas libres volando alto y con furia.

*Alma Fernández es activista travesti y vive en la 31, Retiro, Ciudad de Buenos Aires.

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTBI , , , , , , ,

Eva, la primera mujer a reivindicar.

Viernes, 24 de abril de 2020

serpiente_Eva_simioQuizás en esto de buscar la igualdad para las mujeres en la Iglesia, nos podríamos remontar al Gn 3 y reivindicar a Eva. Pero no reivindicarla para sacarle el título de pecadora, de tentadora, que ha cargado a lo largo de la historia, sino para reconocerla como quien, dentro del plan del Creador, nos conquistó la libertad.

Siempre había leído ese texto en clave de “pecado original”, de “caída”. Y veo con tristeza que aún se sigue leyendo de la misma manera. Tuve la suerte y el privilegio de participar hace más de 10 años en un curso de Exégesis y Hermenéutica Feminista de la Biblia, dictado por Mercedes Navarro Puerto, en la ciudad de Córdoba, Argentina. Allí descubrí un relato totalmente novedoso y fascinante.

Voy a tratar de contar con mis palabras lo que me quedó de aquella experiencia con respecto a Eva. Soy consciente de mis limitaciones, y espero ser todo lo fiel posible a la exégesis de Navarro Puerto.

Siempre me enseñaron que Eva es la que lo arruinó todo. Culpa de su pecado fuimos expulsados del paraíso y perdimos esa situación original de vida sin conflicto y sin sufrimiento. Sin embargo, también podríamos decir que gracias a la transgresión de Eva el ser humano adquiere el conocimiento diferenciado, que es justamente lo que nos hace capaces de elegir entre el bien y el mal, o sea, libres.

En el diálogo con la serpiente surge el deseo de Eva de realizar su semejanza a Dios: “Dios sabe muy bien que cuando ustedes coman de ese árbol se les abrirán los ojos y serán como dioses, conocedores del bien y del mal” (Gen 3,5) remitiendo a Gen 1, 26. Y también el hecho de que Eva ve la dimensión buena/bella (Tôb) del árbol, para unirlo analépticamente al capítulo 1 del Génesis. De esta forma el narrador da una pista para que el lector una la dimensión tôb de la creación con el deseo humano de conocer, de adquirir sabiduría.

Desde Génesis 1, el lector va viendo que Dios busca la autonomía de lo que va creando, siendo la libertad, necesaria para lograr dicha autonomía. Como diríamos en mi país, Dios con su prohibición “le dejó a Eva la pelota picando en el área chica”. Esta prohibición tiene una función positiva frente a la libertad, pero necesita de la desobediencia de Eva para que aparezca la capacidad de la libre opción de los humanos. Sabemos que la libertad implica una tensión permanente entre la elección entre el bien y el mal, y que para reconocer la autoridad divina necesitamos ser libres.

Esto es una simplificación y mi propia interpretación de lo que aprendí en el curso acerca de la “caída”. Sé que es una temeridad de mi parte, no siendo ni biblista, abordar este tema. Lo hago reconociendo la capacidad humana de hacer teología, entendiendo por esto, la capacidad de tener nuestra propia “palabra sobre Dios”. Ver en el despliegue del relato una intencionalidad de Dios de darle al ser humano la capacidad de elegir llevando a su Creación a un nivel superior es mucho más interesante. La teología clásica del “pecado original” empobrece la imagen de Dios y culpabiliza a la mujer, con todas las consecuencias que ya conocemos. Salir de los relatos sexistas del origen es indispensable para este tiempo de búsqueda de igualdad entre el varón y la mujer. Dentro y fuera de la Iglesia. Y ya es tiempo agradecerle a Eva por habernos abierto los ojos.

Patricia Paz

Buenos Aires, Argentina

Biblia, Espiritualidad , ,

Apartaron por sexistas, a dos jueces de la causa de Luz, presa por travesti

Jueves, 19 de marzo de 2020

Captura-de-pantalla-2020-01-28-a-las-05.12.39-p.m.-586x293El juicio de Luz Aimé Díaz (23), programado para empezar el 20 de febrero, fue postergado para el 3 abril. La defensa presentó un pedido de recusación y denunció los estereotipos de género con los que se está llevando adelante el proceso. La Cámara Nacional de Casación Penal decidió el apartamiento de dos jueces. Con la firma de su presidente, Daniel Morin, Casación Penal hizo lugar al planteo de recusación por temor de imparcialidad que realizó Luciana Sánchez,  la abogada a cargo de la defensa.

Los jueces apartados son Luis Rizzi y Javier Anzoátegui del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N° 8. En el expediente, nombraban a la imputada, que se define trabajadora sexual, en género masculino como “el acusado” o “imputado con tendencias homosexuales” e incluso llegaron a decir, de acuerdo a un supuesto análisis religioso, que es una persona con una “inclinación objetivamente desordenada.

En julio de 2018, Luz, de 23 años, fue acusada por “robo agravado y privación de la libertad agravada” por un hecho del que no tenía conocimiento. Mientras tanto, seguirá en prisión domiciliario en el Hotel Gondolín.

“El hecho de dar entrevistas y visibilizar el caso le está dando confianza y seguridad”, dice Alcalde. Destaca, también, la importancia de la movilización popular y de las campañas que se gestaron por su absolución en las redes sociales, ya que le dan confianza y seguridad a Luz. “Se siente más acompañada”, agregó.

Presa por travesti y pobre

Tras realizar un servicio sexual a dos hombres en el barrio de Palermo, Luz fue detenida, dos meses más tarde, por un crimen del cual no tenía conocimiento. A medida que avanzó el caso, se supo que Luz estaba siendo acusada de maniatar y violentar a un hombre de 50 años del colectivo LGBT+ que se encontraba en la habitación de al lado. Su paso por la escena del crimen alcanzó para que el Poder Judicial le diera prisión preventiva en el penal de Ezeiza por ocho meses. “La única prueba es que estuvo en el lugar”, explica Alcalde. “Después, nada la vincula con la víctima ni con los agresores”.

La docente del bachillerato resalta, también, la importancia de la cobertura mediática que recibió el caso en los últimos meses. “Queremos darle visibilidad para que las magistradas que tienen la causa a su cargo no se la quieran sacar de encima rápidamente, sino que le dediquen el tiempo que se merece”, continúa.

“A Luz se la tiene detenida más de la necesario”, explica Lara Bertolini, activista travesti y traVajadora judicial. “Se han aportado pruebas donde se demostraba que no hay razón para seguir teniéndola detenida. No presenta peligro ni para ella ni para terceros, no hay peligro de fuga”. Bertolini afirma que Luz ni siquiera debería estar siendo procesada, ya que no hay evidencia de ningún tipo que apoye la denuncia realizada en su contra.Es necesario liberar a Luz porque no hay fundamentación suficiente para mantenerla con arresto domiciliario o en esta situación de restringirle la libertad”, dice.

Para ilustrar más claramente las injusticias que hacen posible la denuncia a Luz, Bertolini cita al concepto del delito de autor de Zaffaroni, que se refiere a cómo tener ciertas características sociales hacen que algunas personas sean propensas a ser revisadas y tratadas como autores delincuenciales. Sin embargo, esta percepción puede ser alterada mediante el uso de vestimenta más formal. Pero cuando se trata de una persona trans, Bertolini afirma que se trata de un ser delincuencial por la identidad.  “A una persona trans, aunque le pongas la mejor vestimenta, si sigue siendo trans sigue siendo acusada, vulnerada, estigmatizada. El delito de autor no tiene cabida. Si le cambias la categoría social a una persona binaria, pasa”, explica.

En vistas de esta estigmatización constante que sufre Luz desde el comienzo del juicio, donde se la trató en repetidas ocasiones del proceso administrativo en masculino, sin respetar su identidad, la defensa presentó un escrito de recusación y pedido de excarcelación en el juzgado. “También denunciaron los estereotipos de género con los cuales se está llevando adelante todo el proceso”, explica Alcalde.

“El pasado lunes 17 de febrero de 2020 se notificó a esta defensa la denuncia del Dr. Fernando Larraín a su cargo de juez subrogante del Tribunal Oral en lo Criminal N8, y la nueva integración del tribunal con los Dres. Luis M. Rizzi, Javier Anzoátegui y Alfredo A. Sañudo”, dice el fallo. “Esta integración del Tribunal ha provocado un grave temor de parcialidad en Luz Aimé Díaz, que motiva el presente planteo de recusación”.

El comunicado de la Campaña de Absolución para Luz Aimé Díaz explica que el temor por la parcialidad de los jueces Rizzi y Anzoátegui se debe a sus declaraciones con respecto a la ley vigente en materia de derechos humanos y, particularmente, de género. El Juez Anzoátegui, por ejemplo, expresó preocupación, con respecto a la Ley de Identidad de Género (26.743), “el totalitarismo de la ideología de género”.

Mientras Luz aguarda el comienzo de su juicio en abril, la campaña busca seguir acompañándola. Como explica Alcalde, “Luz no puede trabajar ni continuar con sus estudios. Está comiendo gracias a la solidaridad de sus compañeras”.

Para brindar algún tipo de ayuda, se puede contactar a la Campaña a través de las redes sociales En Facebook se las puede encontrar como Campaña por la Absolución de Luz Aimé, y en Instagram como “@absolucionparaluz”, o por mail a absolucionparaluz@gmail.com.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Peligra la continuidad del Bachillerato travesti trans Mocha Celis por falta de fondos

Sábado, 7 de marzo de 2020

secundario_trans_cedoc_gEl Bachillerato travesti trans Mocha Celis es una escuela secundaria ubicada en el barrio de Chacarita. Por falta de financiamiento del Gobierno de la Ciudad, no puede garantizar el inicio de clases.

El Bachillerato Popular Mocha Celis es el primer espacio de educación orientado a que personas trans puedan terminar sus estudios secundarios. Pero este año “el Mocha” no podrá comenzar las clases por no poder cubrir los gastos de las instalaciones, en la Mutual Sarmiento.

La vuelta a clases suele relacionarse con niños, guardapolvos o uniformes, conflictos docentes, el precio de la canasta escolar o hasta con rituales del estilo “último primer día” (UPD). Pero el inicio del ciclo escolar tiene otras múltiples historias por detrás, como la del Bachillerato travesti trans Mocha Celis, que hoy no puede garantizar su continuidad por falta de financiamiento. Se trata de una escuela secundaria pública, popular, gratuita e inclusiva dirigida a mayores de 16 años ubicada en Chacarita.

Desde la escuela aseguran que el proyecto nació como respuesta a la histórica exclusión sufrida por las personas travestis, transexuales y transgéneros. En Argentina, la expectativa de vida de la población trans es de 35 años. El impacto de la educación formal en este sector cuyos derechos se siguen vulnerando abre al menos una esperanza. Sin embargo, al no contar con financiamiento integral por parte del Estado ni edificio propio, el Mocha Celis puede cerrar sus puertas. En diálogo con Ámbito, Francisco Quiñones Cuartas, director de la institución, detalló los logros y la necesidad de contar con este colegio en la Ciudad.

Periodista: ¿Cómo y cuándo nace el Bachillerato travesti trans Mocha Celis?

Francisco Quiñones Cuartas: El Bachillerato travesti trans Mocha Celis nació posterior a la Ley de Matrimonio Igualitario y previo a la Ley de Identidad de Género. Empezamos a trabajar a fines del 2010 y se hace su lanzamiento oficial el 11/11/2011. Nos habíamos juntado un grupo de activistas que pensábamos que, a través de la educación, podíamos transformar o impactar sobre ese promedio de vida de 35 años que arrojaban las encuestas. Los estudios informaban sobre el promedio de vida pero también decían por qué las personas trans no terminaban sus estudios secundarios, a pesar de que las escuelas son públicas y tienen sus puertas abiertas. La identidad de género expresada públicamente entre los 8 y los 13 años coincidía con estas etapas escolares con la discriminación y la violencia. No había ningún tipo de acompañamiento de parte de educadores ni de las instituciones que debieran acompañar la niñez y la adolescencia.

P.: ¿Cuántas alumnas y alumnos tiene actualmente?, ¿qué rangos de edades manejan?

F.Q.C.: Actualmente hay alrededor de 120 estudiantes, no todas las personas son trans. Es un espacio inclusivo que tiene perspectiva de género y se define como bachillerato trans porque una de las acepciones del término es “más allá de”; o sea, más allá de la orientación sexual, de la identidad de género o de cualquier categoría, todas y todos tenemos derecho a la educación. Se nombra de esta manera para convocar a la población trans pero también para producir un espacio desde la perspectiva travesti trans que abrace a todas las identidades. Las edades van desde los 18 a los 45 años en promedio.

A673267F-2702-48C8-BF9E-6D0A7231AA21

P.: ¿Cuál es la importancia de un bachillerato dirigido especialmente a la comunidad travesti y trans?

F.Q.C.: No es exclusivo sino que abraza a todas las identidades que quieran finalizar sus estudios secundarios, pero tiene esta perspectiva travesti trans que comprende la realidad de la población aplicando la Ley de Educación Sexual Integral, las perspectivas de la Ley de Identidad de Género y los Principios del Yogyakarta. Tiene en cuenta esta realidad; está pensado por la tarde, de 14 a 18 horas. La mayoría de las personas trans no tienen acceso a un trabajo; muchas son forzadas a la prostitución y no lo desean, hay quienes se definen como trabajadoras sexuales pero muchas se definen en situación de prostitución; a veces no tienen acceso al sistema de salud, no tienen obra social.

Este bachillerato está en un horario específico porque la mayoría trabaja por la noche. También tenemos un equipo de trabajadoras sociales, psicólogas, que acompañan estas trayectorias para hacer un DNI, para resolver una situación de discriminación, para acompañar en algún trámite, para hacer alguna inserción laboral, para trabajar la revinculación familiar. Un montón de cuestiones que tienen que ver con la educación en términos integrales, no en el sentido de transmisión de conocimiento desde alguien que sabe a alguien que no sabe. Nosotros pensamos en una educación en la que realmente les estudiantes puedan producir contenido, generen estos relatos en primera persona y se conviertan en sujetas productoras de conocimiento y de sentido. Por eso es tan importante tener una perspectiva que acompañe y no que sentencie.

P.: ¿Cuál considerás que es el denominador común de las y los alumnos que concurren allí?, ¿por qué eligen al Mocha por sobre otras escuelas?

F.Q.C.: Cuando creamos el espacio eran 15 estudiantes. En principio llegaron personas trans, pero después llegaron madres solteras, mujeres mayores de 50 años, migrantes, afrodescendientes… un montón de población que en la escuela no tiene esa contención y se sentía discriminade. Se trata de eso, la contención, el acompañamiento, pensar proyectos que cada quien quiere construir. Sobre todo con una perspectiva cooperativa, de trabajo conjunto y de acompañamiento por el bienestar común. También poner de manifiesto un montón de saberes travestis y trans que no tienen lugar en la academia. El espacio les permite esta posibilidad de poder contar las propias experiencias y herramientas de esta población, que produce una teoría travesti trans latinoamericana.

P.: ¿Cómo se sostiene económicamente la escuela?, ¿cuál es la situación actual como para garantizar el inicio de clases?

F.Q.C.: La escuela se sostiene con el aporte de docentes, haciendo fiestas y donaciones, pero no tenemos financiamiento integral. El dinero que percibimos es muy poco y es sólo para un sector de los docentes, son 75 horas cátedra y tres puestos de coordinación. Quedan por fuera las trabajadoras sociales, las psicólogas, les talleristas, bibliotecario, portería. Tampoco tenemos sostenimiento para los costos del espacio físico, de los servicios ni todo lo que tiene que ver con el funcionamiento constante. Por parte del Gobierno de la Ciudad, que le corresponde el sostenimiento del lugar, tenemos solamente los títulos oficiales y el dinero para los docentes oficiales de la grilla oficial de contenidos.

mochacelis2-960x480

P.: ¿Cuántos egresados y egresadas tienen?

F.Q.C.: Desde el año 2014, cuando fue el primer grupo de egresados y egresadas, ya son alrededor de 30 a 35 personas por años que se reciben en el Bachillerato Mocha Celis.

P.: ¿Corre peligro el inicio de clases?

F.Q.C.: No hubo ninguna respuesta por parte del Estado. Corre peligro el inicio de clases porque la mutual Sentimiento, que es el lugar donde funcionábamos, financiaba el resto o nos esperaba para que pudiésemos aportar lo que faltaba. La mutual este año no puede absorber esos montos. Estamos a punto de cumplir diez años: hay muchas compañeras trans que han podido conseguir trabajo, hay muchas personas que han podido hacer sus tesis a partir de esta experiencia, tenemos convenios con distintas universidades que vienen a hacer sus pasantías… es un tejido muy complejo que, de no continuar, pone en riesgo todo.

Fuente Ámbito

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Diana Zurco, la primera trans al frente de un noticiero de TV Pública en Argentina

Viernes, 28 de febrero de 2020

diana_0Siempre jugó con las voces y creó personajes. Pero el camino hasta llegar a su vocación de locutora fue largo. Diana Zurco tiene 39 años y hace cuatro se convirtió en la primera mujer trans egresada del ISER con esa identidad de género. Desde 2015 fue una de las voces de Radio Ciudad y ahora conducirá la edición central del noticiero de la TV Pública junto al periodista deportivo Ariel Senosian y se transformará de este modo en la primera conductora trans de la Argentina en un espacio de tanta visibilidad.

Diana creció en Hurlingham, provincia de Buenos Aires, y fue desde el jardín a un colegio de curas, el Cardenal Stepinac. Fue ahí, cuando estaba en cuarto año, que uno de los religiosos le dijo que tenía que hablar con sus padres y decirles lo que le estaba pasando. “Claro que se notaba. Era obvio”, dice ahora. Entonces, tenía 16 o 17 años, el pelo corto, uniforme y nombre de varón. Pero ya sabía que se iba a llamar Diana, como la protagonista de la serie V Invasión Extraterrestre de la que era fanática y a la que jugaba ser desde que era chica. Sus compañeros, salvo su único amigo que era el (otro) chico gay de la clase, le hacían bullying. Ella sobrevivía. “Desde que tengo uso de razón supe que yo no era un varón más. Pero por una cuestión de inmadurez, de una mente en construcción, de lo inculcado, lo vivís con temor y con culpa. Y lo reprimís. Con dolor, porque estás reprimiendo lo que sos. El miedo al rechazo y al maltrato que sufrimos las identidades trans, incluso de los propios padres, es un cóctel devastador para cualquiera”.

-¿Cómo fue el proceso con tu familia?

-Mi familia me respetó y me contuvo. Mis padres, mi mamá y mi padrastro a quien considero mi papá, son los dos del campo y sin estudios. Y aun así lo aceptaron. No me echaron de mi casa y eso para nuestro colectivo ya es un montón. Yo mentí primero y les dije que no sabía si me gustaban los chicos o las chicas, que no sabía lo que me pasaba. Yo sabía, pero no quería ir tan de golpe. Mi viejo, que era mucho mayor que mi mamá, me dijo que ellos me iban a acompañar y que podíamos ver un psicólogo… La típica de los padres cuando les decís que estás confundida, pero pudieron entender. Después, con el tiempo empecé a dejarme el pelo largo y a vestirme como mujer y ahí les costó más. Sobre todo a mi papá, para él fue aceptar mi identidad femenina. Le costaba llamarme Diana. A los 18 años tuve como una gran crisis igual, porque aun cuando en tu familia esté todo bien, después tenés que salir a enfrentar el mundo. No te vas a quedar siempre encerrada.

-¿Fue más difícil enfrentar al mundo que a tu familia?

-Sí, perdí un año de la escuela en esa crisis sin saber qué hacer. Estuve deprimida, no quería salir ni hacer nada. Iba a terapia cada tanto, pero estuve mal. Igual, creo que esa depresión me sirvió para terminar de decir: “Yo no soy un varón gay. Yo soy Diana. Yo voy a vivir como Diana”. Pero no porque la identidad sea una elección. No. No se elige la identidad, pero se elige reprimirla o no reprimirla. Y una vez que yo elegí que no la iba a reprimir, vino toda esa crisis de ¿y de qué voy a trabajar? ¿qué voy a hacer? ¿me voy a tener que prostituir? Porque incluso cuando no te echan de tu casa, se te pasa por la cabeza que no tenés otra opción. Porque ¿cuáles son las posibilidades para una chica trans? Ahí empecé a ir a boliches gays a hacerme amigas trans para ver qué se ponían, porque también empieza todo el tema del cuerpo y las hormonas. En ese momento no existía la Ley de Identidad de Género. Todo te empuja hacia meterte en un mundo más marginal porque el otro es muy hostil para nosotras. Yo nunca me tuve que prostituir y pude hacer otra cosa. Pero no es lo más habitual en mi comunidad.

-¿Cómo fue el camino a la locución?

-Largo. Porque me faltaban muchos pasos que dar en el medio. Primero tuve que buscar de qué vivir, me anoté en un curso de peluquería y empecé a trabajar. Y me fue muy bien. Yo ya ahí me di cuenta de que la comunicación era lo mío, sea con las clientas, con el equipo. Ojo que también ahí había discriminación: una chica trans podía lavar el pelo pero no ir a la caja, ponele, ni ser administrativa. Me llegaron a decir: “Vos, puto, no soñés”. Y yo pasé a la recepción, después a la caja y llegué a ser la jefa de personal con 100 personas a mi cargo… ¿Sabés lo importante que es sentir que tenés un lugar de pertenencia o dónde podés crecer y proyectar? Fue un tiempo lindo pero que llegó a su fin porque trabajaba muchas horas y me pagaban poco, me explotaban y me cansé. Justo me separé y me pasó de todo. Me volví a deprimir y estuve muy mal. Otra vez la pregunta era qué podía hacer. Hice un curso de manicuría, empecé a atender en domicilios. Pero yo no quería eso. Y lo de la locución siempre había estado. Así que averigüé, me puse a terminar el secundario, conseguí los apuntes del ISER, me presenté y entré.

-Además de la vocación, ¿hay una carga simbólica en ser locutora?

-Absolutamente. Primero, yo creo que si no fuera por la voz natural que tengo, el ISER no me habría tomado. Yo tengo una vocación y algo concreto que es mi color de voz, femenino. Pero además la salud de la voz, porque tenés que hacer exámenes de todo tipo como audiometrías y cuerdas vocales. Eso en lo más técnico, pero también sin duda hay toda una carga simbólica en esto, porque habla de tener voz en esta sociedad. Por primera vez siento que tengo voz. Voy a decir algo interesante que dijo Franco Torchia cuando fui a su programa, justo antes de entrar a La Once Diez: él dijo algo así como ‘qué interesante sería darle trabajo a Diana. No porque sea trans pero sí porque es trans’. Y me pareció muy piola eso. Porque lamentablemente es así: hoy soy la primera locutora trans y ojalá algún día eso ya no sea noticia. Por eso, desde mi lugar, desde mi vida, desde mis actos, quiero ser una más en su lugar batallando en este proceso por la naturalización de nuestras identidades en la sociedad. Que dejemos de ser personas raras.

-¿Sentís que tenés que activar porque tu situación es excepcional para el colectivo trans?

-Soy consciente de que soy una “privilegiada” y lo llevo con responsabilidad. No tengo una militancia política partidaria, pero yo me siento comprometida con mi colectivo. Mi lucha cotidiana es contra el pensamiento antitrans. Siempre. Y más ahora como comunicadora. Es un trabajo de hormiga en el que estoy embarcada desde mi tarea: llevar un mensaje, fundamentado, claro y concreto. Porque hay mucha desinformación y prejuicios que hay que ir destrabando. Y este lugar que tengo ayuda. ¿Sabés la cantidad de gente que sigue creyendo que el género y lo genital son lo mismo? ¿Sabés que el manual de psiquiatría sigue considerando a la transexualidad una enfermedad o una aberración? ¿Sabés para cuánta gente el hecho de que la locutora sea trans les hace mirarnos distinto? Yo intento cambiar eso. Nosotrxs no podemos ni sentarnos en un colectivo o en un restaurante sin que nos miren, nos señalen o se nos rían. A mí en el tren cuando me voy a mi casa muchas veces me dicen cosas. Por eso, cada vez que me llaman para una nota hablo de que nos están matando. Y hablo de los derechos. Que hoy son muchos más que cuando yo tenía 18 años. Yo hoy gracias a la Ley de Identidad de Género tengo derechos que no tenía. Y eso es gracias al activismo y a muchxs que dieron la vida por esta lucha. Pero todavía en la Argentina, como en el mundo, depende de dónde nazcas es cómo va a ser tu vida: una chica trans acá no es lo mismo que en Tucumán o Salta, donde en 2017 están discutiendo si dar catequesis en escuelas públicas. Y esto es político: fijate cómo desde el Estado te pueden dar las herramientas para que tu vida sea mejor o mucho peor. Cómo lo que hace el Estado te atraviesa.

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTBI , , , , ,

Por qué se postergó el juicio de Luz, presa por ser travesti

Lunes, 24 de febrero de 2020

Captura-de-pantalla-2020-01-28-a-las-05.12.39-p.m.-586x293Por Verónica Stewart

El juicio de Luz Aimé Díaz (23), programado para empezar el 20 de febrero, fue postergado para abril. La defensa presentó un pedido de recusación y denunció los estereotipos de género con los que se está llevando adelante el proceso.

Luz Aimé Díaz (23), que esperaba ansiosa el comienzo de su juicio, deberá esperar un mes y medio más. Programado para ayer, el juicio fue postergado hasta el viernes 3 de abril a las 9.30hs. En julio de 2018, Luz fue acusada por “robo agravado y privación de la libertad agravada” por un hecho del que no tenía conocimiento. Mientras tanto, seguirá en prisión domiciliario en el Hotel Gondolín.

“Le dijeron a la abogada que uno de los jueces llamados a subrogar había renunciado el lunes, por lo que la nueva jueza no llegaba a ponerse al día con el juicio”, dijo a Presentes Andrea Alcalde, docente de Proyecto Formativo Ocupacional en el Bachillerato Popular Trans Mocha Celis, a Presentes. Alcalde también cuenta que, aunque Luz esperaba ansiosa el comienzo del juicio para poder retomar sus estudios en el bachillerato, recibió bien la noticia, y afirmó que usaría el tiempo para seguir preparándose para el juicio.

“El hecho de dar entrevistas y visibilizar el caso le está dando confianza y seguridad”, dice Alcalde. Destaca, también, la importancia de la movilización popular y de las campañas que se gestaron por su absolución en las redes sociales, ya que le dan confianza y seguridad a Luz. “Se siente más acompañada”, agregó.

Presa por travesti y pobre

Tras realizar un servicio sexual a dos hombres en el barrio de Palermo, Luz fue detenida, dos meses más tarde, por un crimen del cual no tenía conocimiento. A medida que avanzó el caso, se supo que Luz estaba siendo acusada de maniatar y violentar a un hombre de 50 años del colectivo LGBT+ que se encontraba en la habitación de al lado. Su paso por la escena del crimen alcanzó para que el Poder Judicial le diera prisión preventiva en el penal de Ezeiza por ocho meses. “La única prueba es que estuvo en el lugar”, explica Alcalde. “Después, nada la vincula con la víctima ni con los agresores”.

La docente del bachillerato resalta, también, la importancia de la cobertura mediática que recibió el caso en los últimos meses. “Queremos darle visibilidad para que las magistradas que tienen la causa a su cargo no se la quieran sacar de encima rápidamente, sino que le dediquen el tiempo que se merece”, continúa.

“A Luz se la tiene detenida más de la necesario”, explica Lara Bertolini, activista travesti y traVajadora judicial. “Se han aportado pruebas donde se demostraba que no hay razón para seguir teniéndola detenida. No presenta peligro ni para ella ni para terceros, no hay peligro de fuga”. Bertolini afirma que Luz ni siquiera debería estar siendo procesada, ya que no hay evidencia de ningún tipo que apoye la denuncia realizada en su contra. “Es necesario liberar a Luz porque no hay fundamentación suficiente para mantenerla con arresto domiciliario o en esta situación de restringirle la libertad”, dice.

Para ilustrar más claramente las injusticias que hacen posible la denuncia a Luz, Bertolini cita al concepto del delito de autor de Zaffaroni, que se refiere a cómo tener ciertas características sociales hacen que algunas personas sean propensas a ser revisadas y tratadas como autores delincuenciales. Sin embargo, esta percepción puede ser alterada mediante el uso de vestimenta más formal. Pero cuando se trata de una persona trans, Bertolini afirma que se trata de un ser delincuencial por la identidad.  “A una persona trans, aunque le pongas la mejor vestimenta, si sigue siendo trans sigue siendo acusada, vulnerada, estigmatizada. El delito de autor no tiene cabida. Si le cambias la categoría social a una persona binaria, pasa”, explica.

En vistas de esta estigmatización constante que sufre Luz desde el comienzo del juicio, donde se la trató en repetidas ocasiones del proceso administrativo en masculino, sin respetar su identidad, la defensa presentó un escrito de recusación y pedido de excarcelación en el juzgado. “También denunciaron los estereotipos de género con los cuales se está llevando adelante todo el proceso”, explica Alcalde.

“El pasado lunes 17 de febrero de 2020 se notificó a esta defensa la denuncia del Dr. Fernando Larraín a su cargo de juez subrogante del Tribunal Oral en lo Criminal N8, y la nueva integración del tribunal con los Dres. Luis M. Rizzi, Javier Anzoátegui y Alfredo A. Sañudo”, dice el fallo. “Esta integración del Tribunal ha provocado un grave temor de parcialidad en Luz Aimé Díaz, que motiva el presente planteo de recusación”.

El comunicado de la Campaña de Absolución para Luz Aimé Díaz explica que el temor por la parcialidad de los jueces Rizzi y Anzoátegui se debe a sus declaraciones con respecto a la ley vigente en materia de derechos humanos y, particularmente, de género. El Juez Anzoátegui, por ejemplo, expresó preocupación, con respecto a la Ley de Identidad de Género (26.743), “el totalitarismo de la ideología de género”.

Mientras Luz aguarda el comienzo de su juicio en abril, la campaña busca seguir acompañándola. Como explica Alcalde, “Luz no puede trabajar ni continuar con sus estudios. Está comiendo gracias a la solidaridad de sus compañeras”.

Para brindar algún tipo de ayuda, se puede contactar a la Campaña a través de las redes sociales En Facebook se las puede encontrar como Campaña por la Absolución de Luz Aimé”, y en Instagram como @absolucionparaluz, o por mail a absolucionparaluz@gmail.com.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

II Conferencia Interamericana y del Caribe de personas intersex

Jueves, 20 de febrero de 2020

collage-adentro-855x1024Con la participación de una treintena de activistas locales e internacionales, durante la primera semana de febrero se llevó adelante la II Conferencia Interamericana y del Caribe de personas intersex en la ciudad de Buenos Aires. En el marco de la misma se constituyó un Foro local.

Por Carolina Balderrama

Fotos: Inmensidades

Activistas intersex de Argentina, Colombia, Bolivia, Perú, México, Chile, República Dominicana, Brasil, se encontraron cara a cara, compartieron y analizaron distintos ejes que les atraviesan. Fue en la II Conferencia Interamericana y del Caribe de personas intersex en la ciudad de Buenos Aires que se realizó del 3 al 5 de febrero.

La primera Conferencia se hizo en 2018 en San José de Costa Rica y culminó con la declaración que fue ratificada en este segundo encuentro. Ver más https://intersexday.org/es/declaracion-san-jose-costa-rica/

Las jornadas abrieron con una presentación pública para luego sesionar a puertas cerradas, y finalizó con una fiesta en Casa Brandon.  “Fue una oportunidad para realizar una evaluación acerca de dónde está la región en términos de DDHH de las personas intersex”, explicó Mauro Cabral, activista argentino con fuerte trabajo internacional, integrante de Justicia Intersex y de la comisión organizadora. Y agregó: “El grupo de personas es muy diverso. Por primera vez participó un matrimonio de Brasil, que son madre y padre de un niño intersex. En general los espacios intersex, tienen que ver tanto con las personas intersex como con las familias, quienes toman las decisiones”.

Violencia mediática hacia cuerpos intersex

Algunos de los ejes que se trabajaron: medios de comunicación, financiamiento, familias, sexualidad, balance regional de legislación, de trabajo con el sistema médico y jurídico, entre otros.Hubo talleres de financiamiento de actividades y de relación con los medios. “Para las personas intersex en general la cobertura mediática es una pesadilla”, dijo Cabral.

Para Natasha Jiménez Mata, Directora de Mulabi – Espacio Latinoamericano de Sexualidades y Derechos, e integrante de la comisión organizadora, saber cómo enfrentar a los medios es muy importante. “Porque no solo existe la violencia quirúrgica en contra de los cuerpos intersex, sino también la violencia mediática. La mayoría de los medios de comunicación a través del morbo desvirtán la información. Para ellos es más importante cómo es nuestra morfología a nivel de los genitales que la información real, que es cómo nos afecta el sistema de salud, cómo vivimos en una sociedad que es dicotómica y sólo acepta cuerpos masculinos y femeninos”.

Primer Foro de activistas: intersex y plurinacional

En el marco de las jornadas se conformó el Primer Foro de Activistas Intersex de Argentina con la participación de activistas de las provincias de Tucumán, Mendoza, Santiago del Estero, Córdoba, La Pampa, Neuquén y también de la CABA y la provincia de Buenos Aires. Si bien todavía se está definiendo el nombre definitivo de ese foro, se sabe que incluirá dos palabras claves: “Intersex y Plurinacional”.

Contextos, demandas, antecedentes y desafíos

MG_1328-1-1024x683Los cuatro primeros foros intersex internacionales, se hicieron en Europa, con muy poca participación latinoamericana, por una cuestión de menores recursos. Por eso esta vez el tema de financiamiento tuvo un espacio importante.

También se abordaron las temáticas particulares con las familias y sexualidades intersex, un tema sobre el cual no se trabaja mucho “a pesar de que el activismo intersex es un activismo de la diversidad corporal, de sexualidad se habla poco y nada. En general, a la mayor parte de las personas les interesa saber qué hacer con niños y niñas intersex y no les interesa tanto la situación de las personas adultas en relación a este tema” señala Cabral.

En la región el crecimiento del movimiento es incipiente y en los últimos años ha tomado mayor impulso en los países latinoamericanos. “Argentina tiene un impulso potenciado: buscamos generar que se acerquen más personas, que se sumen al activismo y a nuestros objetivos para poder impulsar los derechos que necesitamos” dice Gaby González, integrante de la comisión organizadora y de Orquídea Intersexual de Mendoza, quien en 2019 fue coordinadora del primer taller sobre intersexualidad en el 34° Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias de La Plata.

 “Ese taller surgió con la colaboración de otras compañeras. Fue una experiencia muy impactante, poder expresar una vivencia que ha sido para la gran mayoría, un lastre, una situación muy compleja, con ocultamiento, negándonos a vivir nuestra naturaleza corporal desde el nacimiento. Poder hablar también te saca esas sensaciones negativas de adentro y podés liberarte. Muchas de las personas que vinieron a este encuentro surgieron de ahí”.

Hana Aoi, integrante del Comité Organizador y de la organización Vivir y Ser Intersex de México, destaca que “no es que no haya habido un activismo antes, justamente esa imposibilidad para conectar es algo de lo que apenas nos hemos venido sobreponiendo en los últimos 7 u 8 años pero realmente ha sido significativa la creación de una comunidad que se puede intercomunicar para romper un poco el cerco de aislamiento, de las condiciones sociales, y la precariedad misma de nuestra región. Definitivamente las redes fueron la herramienta fundamental para poder comunicarnos, contactarnos y poder mover ese tipo de espacios”.

“Lo que tenemos para compartir es muy doloroso”

En abril de 2019 se presentó El Libro Intersexual en al Centro Cultural Tierra Violeta, una obra que forma parte del proyecto multimedia de la artista mexicana Adiós al Futuro (https://brujulaintersexual.org/2019/01/15/biblioteca-el-libro-intersexual-adios-al-futuro-2018/). Durante esa actividad, recuerda Cabral, “hubieron personas del público que se levantaron y dijeron yo soy intersex. O se quedan y se acercan después, nos viene pasando bastante seguido. Por un lado, es maravilloso ver la cantidad de gente, por otro, es terrible darte cuenta que todas las historias se parecen mucho y que todas las personas venimos con cargas muy tremendas de violencia encima. Y que lo que tenemos para compartir es muy doloroso”.

el-libro-intersex3-696x432

Por qué hacen falta leyes comprensivas

Sumar y fortalecer el activismo es algo muy importante para Mauro, “conocemos la situación de las familias, los distintos cuerpos intersex, los tratamientos médicos, los sistemas legales. Sin soberbia: sabemos todo lo que hay para saber acerca del tema, lo más difícil de todo es lograr que algo cambie. Pero al mismo tiempo tenemos que seguir empujando, y eso produce mucho desgaste, cansa mucho ser parte de un movimiento que no está ganando. Queremos que no haya más intervenciones no consentidas, medicamente innecesarias, que las personas tengan acceso a la información que necesitan y tengan acceso a la reparación por el daño que se les hizo. Lo que hace falta son leyes comprensivas que digan que estas prácticas no se pueden hacer, en nuestros países necesitamos esas leyes.

Tanto en la apertura como en la actividad de cierre no se pudo sacar fotos sin la autorización expresa de las personas intersex. Esta decisión tiene un argumento que viene de la práctica de la fotografía y filmación médica de la que fueron objeto en la infancia.

La realidad es que una de las cuestiones que más se ha estudiado acerca del impacto de esta práctica médica de la fotografía en las conductas de las personas es que sí dejan una marca, una huella. Condicionan la disposición del cuerpo de la persona para poder interactuar con otros seres humanos, con la vida, con el entorno, realmente crea un trauma que se repite de manera inesperada en distintas condiciones. Vos ves en los libros, en las conferencias, cuerpos desnudos sin caras, con los ojos tapados, vos no sabes si es tu cuerpo o cuerpo de alguien más que conoces.” relata Hana.

Activismo gordo: aliade intersex

MG_1634-1024x683En la actividad de cierre se leyó de manera colectiva la ratificación de la declaración final del Primer encuentro en San José de Costa Rica. Hubo testimonios y agradecimientos a la comisión organizadora. Mauro agradeció la alianza con otro movimiento de la diversidad corporal como es el movimiento gordo. Gracias a su empuje, remarcó: “conseguimos que las demandas intersex fueran introducidas en lugares que las personas intersex no podíamos entrar. Fueron las activistas del movimiento gordo las que llevaron nuestras demandas y consiguieron que fueran incorporadas”.

Hacia el final hubo abrazos, música y festejo por el encuentro “la oportunidad de venir y pasar unos días acá es el estar con otras personas que se nos parecen, ayuda al activismo, pero también te salva la vida, para mi venir y estar en conjunto tiene que ver con sobrevivir”, dice Mauro.

Testimonios

Cecilia de Tucumán

“Venir y conocer a personas que transitan lo mismo que yo fue una oportunidad única de encuentro. Una, cuando transita todo esto que muchas veces es perturbador, piensa que está sola y es única en el mundo. Poder escuchar las vivencias de las otras personas fue fuerte”.

Andrea de Colombia

“Las jornadas nos permitió encontramos en otros participantes. Hay unas experiencias de activismos que están muy desarrolladas de México, Argentina y Chile, que sientan las bases para nuestro trabajo futuro para que la gente pueda tener conciencia”.

Macarena de Córdoba

“Muchos agradecimientos a la comisión organizadora, expresar el alivio que se siente después de tantos años de estar soles y sintiendo que no tenemos en quién apoyarnos, que somos les úniques del mundo y llegar acá y encontrar este acompañamiento, esta generosidad, es muy emocionante”.

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Piden absolución para Luz Aimé Díaz, presa por travesti, migrante y pobre

Martes, 4 de febrero de 2020

Captura-de-pantalla-2020-01-28-a-las-05.12.39-p.m.-586x293En julio de 2018, la joven de 22 años fue acusada por “robo agravado y privación de la libertad agravada”. Estuvo 8 meses presa en el Penal de Ezeiza y hoy se encuentra con arresto domiciliario. El 20 de febrero comenzará el juicio oral.

Por Alejandra Zani

En un cuarto del Hotel Gondolín, cumpliendo su prisión domiciliaria, Luz Aimé Díaz (22) espera la llegada de su juicio. La acusan por “robo agravado y privación de la libertad agravada” en un crimen del que su defensa asegura que no tuvo conocimiento ni participación. Esta acusación le valió 8 meses de prisión en el Penal de Ezeiza.

“Una noche del 2018, Luz estaba trabajando en una esquina del barrio en Palermo y dos personas la contrataron para un servicio sexual. Fue llevada a un departamento donde realizó su trabajo y luego se fue. Dos meses más tarde, mientras trabajaba en la misma esquina, la detuvieron. La acusaban de un crimen que ocurrió en el departamento en el que había estado, pero del que ella no sabía nada”, explica Andrea Alcalde, docente de Proyecto Formativo Ocupacional en el Bachillerato Popular Trans Mocha Celis, a Presentes.

Luego se supo que, poco tiempo antes de que Luz entrara al departamento, las personas que pidieron su servicio habían maniatado y violentado a un hombre de 50 años perteneciente al colectivo LGBT+ que se encontraba en una habitación contigua a ellos. Este hombre sobrevivió al ataque, aunque gravemente herido.

El paso de Luz por el departamento fue prueba suficiente para el Poder Judicial, que no indagó acerca de la presencia de más gente en la escena. “Son personas de las que no hay rastro. El fiscal ni siquiera ahondó ni intentó buscarlos. Por eso decimos que la Justicia es patriarcal, machista y heteronormativa, porque pretende responsabilizar a una identidad travesti que estaba realizando su trabajo y se la acusa de ser la organizadora de un crimen contra un miembro del colectivo, cuando los verdaderos ejecutores están libres y probablemente sigan cometiendo los mismos delitos”, continúa Alcalde. Por este motivo y desde julio de 2018, Luz estuvo en prisión preventiva a disposición del Juzgado Criminal Número 40 a cargo de la jueza Paula González.

Una Justicia binaria y heteronormativa

En una primera instancia, a Luz se le otorgó una defensa oficial que no estaba formada en perspectiva de género y que no respetó su identidad. Le decían ‘el travestido’. “Por eso decidimos formar un comité de justicia integrado por docentes del bachi, por abogadas y por una psicóloga”, cuenta Alcalde. También se propuso para Luz una defensa particular conformada por la abogada Luli Sánchez, quien también trabajó con el juicio de Diana Sacayán, Natalia Dalessandro, quien estuvo en la querella contra Lucas Carrasco, y Lara Bertolini, teórica y activista travesti y traVajadora judicial.

Durante 8 meses, Luz estuvo privada de su libertad en el Penal de Ezeiza. La Comisión por la Memoria (CPM) a través del programa Comité contra la Tortura, en un informe de 2019 sobre lugares de encierro en la provincia de Buenos Aires expone que “el uso abusivo de la prisión preventiva tiene consecuencias específicas para las travestis y trans”. Esto se deba a que “los sistemas de exclusión que atraviesan antes de ingresar al penal se agravan por la prisionización y la mayor exposición a las violencias” y concluye con la idea de que “este contexto de desigualdad estructural no es tenido en cuenta por el Poder Judicial al momento de resolver la prisión preventiva”. Recién en abril de 2019 se le otorgó la prisión domiciliaria.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Daniela Castro, la primera funcionaria trans de Buenos Aires

Sábado, 11 de enero de 2020

DANIELALa marplatense Daniela Castro tendrá a su cargo el área de Diversidad Sexual en el Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad que preside Estela Díaz. Se convierte así en la primera funcionaria trans de la provincia de Buenos Aires.

Daniela Castro es sin dudas una referencia a la hora de batallar por los derechos. Luego de que en 2011 se convirtió en la primera mujer trans de la Provincia en obtener un DNI acorde a su identidad de género, esta semana fue designada como directora en el área de Diversidad Sexual en el ministerio de Mujeres, Política de Género y Diversidad sexual de Buenos Aires.

“Siempre es gratificante asumir nuevos roles. Te genera mucha adrenalina. Hacemos política para poder dar respuestas concretas y para transformar la realidad de la gente. Este nuevo desafío me agarra en un momento personal muy bueno, con mayor experiencia para recorrer el territorio con un gobierno que quiere ocuparse de aquellas personas que siempre fueron postergadas, le asegura a Ámbito la dirigente del Movimiento Popular La Dignidad.

Nacida en Mar del Plata hace 44 años, Castro, que milita en el Frente Patria Grande (liderado por Juan Grabois), batalló durante años para poder ingresar en política. No le fue fácil. Según declaró en su momento sufrió todo tipo de discriminación. Sin embargo, a partir de la obtención de su documento, pudo presentarse como candidata a concejal en su ciudad natal en 2011 y como senadora en representación de la quinta sección en 2017. Los resultados electorales no la acompañaron.

Esta será su primera experiencia a nivel provincial luego de un paso firme por la dirección de la Secretaría de Derechos Humanos en Mar del Plata. “El foco estará en la generación de derechos y en darle prioridad a las organizaciones sociales. En hacer que todas las personas que son menos escuchadas tengan alguien que las escuche. Es necesario levantar la bandera de que la función pública debe ser un factor de transformación para todos y todas”, asegura Castro quien fue convocada por la ministra provincial Estela Díaz.

En relación a cómo fueron los últimos cuatro años en materia de política de diversidad sexual, la funcionaria pone un ejemplo para graficar la situación. En 2015, antes de que (Daniel) Scioli deje la gobernación se sancionó la ley de cupo laboral trans en la provincia. No llegó a ser promulgada porque se fue. Sin embargo, (María Eugenia) Vidal tampoco lo hizo en sus cuatro años de gestión pese a que durante todo ese tiempo hubo una gran demanda ya que se trata de personas en extrema vulnerabilidad”, dice Castro. Y agrega que “terminó saliendo dos semanas antes de dejar el gobierno casi como una carcajada. Sin ser una herramienta que genere déficit”.

Con respecto a la expectativa en relación a lo que pueda generar este nuevo gobierno, Castro sostiene que “me da mucha tranquilidad estar en una nueva etapa de gobierno en la que el pueblo será escuchado. Las organizaciones sociales de mujeres y trans estábamos pidiendo algo así como lo que generó Alberto Fernández con la creación del Ministerio de la Mujer, Géneros y Diversidad. Ahora necesitamos que se generen políticas públicas y que haya presupuesto en género y diversidad. La respuesta del presidente fue muy gratificante, finaliza.

Fuente: Ámbito

General, Historia LGTBI , , , , ,

Porteros de un boliche en un boliche de Necochea (Argentina) agreden a chica trans y su pareja

Jueves, 9 de enero de 2020

bolicheNecochea-1190x595Por Rosario Marina

En la madrugada del 6 de enero P. y R, una chica trans y su pareja, fueron agredidas salvajemente por los patovicas del boliche Uffa Don Ramón, en Necochea. Además de no respetar su identidad de género, los empleados de seguridad golpearon y ahorcaron a P.

P. y R. viven en Buenos Aires, tiene entre 30 y 35 años y todavía tienen miedo. Lograron que les dieran un botón antipánico para los días que les quedan en Necochea. Prefieren que no se divulguen sus nombres porque, aunque desde el Municipio recibieron apoyo, se enteraron de que en ese mismo boliche ya habían golpeado a unxs pibxs unos días antes.

“Estábamos paseando el domingo y decidimos ir a un boliche con karaoke. Tomábamos una birra y de repente R. va al baño, a eso de las 3am. Al segundo voy yo al baño. Y en el baño hay un chabón parado ahí. La puerta del baño es una puerta común. Pasás esa puerta y elegís varón o mujer. El tipo me intercepta y me dice que el baño de hombres era en el sector de abajo. Le dije: “Googleá la identidad de género”. Y sin mediar palabra me encajó una piña en la boca”, contó P. a Presentes.

En ese momento, R. se dio cuenta de que le estaban pegando a su pareja y gritó: “No le peguen, es una piba”. Entonces ella también recibe un golpe de la misma persona. “Vino otra persona y me agarró del cuello. Muy fuerte. Y me empezó a llevar hasta las escaleras que son muy empinadas. El chabón me soltaba y yo me caía. Me empieza a llevar para abajo. R. queda con 3 chabones arriba y les dice: “Le están pegando a una piba”. Nadie se metió”, relató P. El patovica le apretó el cuello tan fuerte que P. sentía que se estaba por desmayar por la falta de aire. “A partir de ahí fueron violencias una atrás de la otra”.

“Hagan la denuncia porque yo me tengo que cubrir”

Entre las 3 y las 5 de la mañana estuvieron intentando que el boliche les devolviera sus pertenencias. A la salida se les acercó un hombre que dijo llamarse Ariel y les advirtió: “Hagan la denuncia porque yo me tengo que cubrir”.

Antes del mediodía fueron a hacer la denuncia a la Comisaría de la Mujer. Ahí identificaron a uno de los patovicas y consiguieron fotos en el Facebook del boliche. Horas después del ataque se enteraron de  que todos varones que les habían pegado eran patovicas.

“Queremos que se siente un precedente. Que no nos puede pasar esto. Fue muchísima violencia, sin mediar palabra. Estamos todas marcadas con moretones en el cuerpo. Van apareciendo muchos más dolores musculares. Tuvimos que hacer mucha fuerza para que no nos lastimen más”, dijo P. a Presentes. Decidieron no mostrar fotos ni decir sus nombres porque no quieren seguir siendo violentadas.

Mañana irán a la Fiscalía para saber qué va a pasar con ellas. Mientras, P. tiene el botón antipánico y así terminará de pasar unas vacaciones que se convirtieron en discriminación y violencia.

El Municipio

La directora de Políticas de Género del Municipio de Necochea, Noelia Oter, habló con P. y R. para ofrecerles apoyo. Hoy se reunieron. “Tenían lesiones, moretones en el cuerpo”, dijo Oter a Presentes.

“Desde la Dirección las estamos acompañando con el equipo de trabajadora social, psicóloga y abogada. Hoy mantuvimos una reunión con ellas. Mañana tienen una entrevista en la UFI. Quedamos a disposición. Comunicándonos con los organismos para que las esperen”, explicó la directora del área municipal.

El cuerpo médico de la comisaría constató las heridas que tenían P. y R. en sus cuerpos, pero no les sacó fotos. “Tenemos las fotos que nos sacamos nosotras”, dijo P. a Presentes.  “La Secretaría de Gobierno hablará con los dueños del boliche para ver qué sucedió y si se puede tomar alguna medida con respecto al patovica”, explicó el jefe de comunicación municipal.

La respuesta del boliche

Presentes se comunicó con el boliche Uffa Don Ramón por Facebook. “Lo mismo que le dije a ellas, es lo que te puedo decir a vos. Nada justifica ningún tipo de violencia. Pero me gustaría que antes de emitir una opinión, la justicia se expida, ya que en el día de ayer tomé conocimiento de la documentación fílmica de lo sucedido y eso será aportado a la justicia para que se pueda tener una conclusión más cerca de lo que pudo haber sucedió”, dijo un hombre que se identificó como Ariel, responsable del lugar.

Las cámaras que, según él, grabaron el momento de los golpes son internas y externas del boliche, y serán presentadas ante la Justicia. “Me quedé mucho más tranquilo después de ver las imágenes”, dijo a Presentes el responsable del boliche donde la pareja fue violentada. Sólo agregó que “le rompieron la boca, no digo nada más”, pero no dio  más datos sobre el contenido del video y se negó a mostrarlo.

Movilización para visibilizar

En un comunicado público, P. y R. denunciaron a «Uffa/Don Ramón Bar» no sólo no cumplir con la ley de identidad de género sino también por la complicidad de perpetuar y ejercer la violencia cissexista.

Por eso, convocaron a toda la comunidad LGBTIQPA+ y toda persona que desee acompañarlas a una concentración de denuncia y repudio al bar el día miércoles 8 de enero a las 20hs en la plaza San Martín, calle 6 y 83.

El comunicado termina con los pedidos urgentes de #Basta de violencias machistas a nuestras cuerpas deseantes, gozosas y disidentes, #Las lesbianas y translesbianas existimos porque resistimos, y #Ante la violencia machista autodefensa lesbotransfeminista.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.