Archivo

Archivo para Viernes, 7 de enero de 2022

Una luz en el camino

Viernes, 7 de enero de 2022

aane_15

Ahora que no hay novedad en nuestra vida
ni en los caminos de la historia,
ni en nuestra memoria personal y colectiva,
ni en lo que proponen los gurús y la ciencia…
es tiempo de reflexionar y ahondar
en todo lo que llevamos a cuestas,
y en las zonas yermas del mundo
y de las entrañas nuestras.

Ahora que tu palabra rompe nuestros planes,
y las estrellas desaparecen de nuestro horizonte,
y en los caminos se mezclan tantas huellas,
y la vida se nos nubla y cierra…
es tiempo de hacer silencio,
de olvidar los tristes sentimientos
y acoger tu insólita propuesta
de ir al reverso del historia.

Porque en esos lugares
Tú siempre estás a la vista,
esperando nuestra llegada
para cuidar la vida
y ofrecernos tu buena noticia.
¡Qué gran horizonte y tarea, para no aburrirnos,
y recrearnos, en esta época triste y oscura!

¡Vamos a encontrarnos, Señor,
en las encrucijadas y caminos,
en las plazas y en las casas que vivimos.

*

Florentino Ulibarri
Fuente Fe Adulta

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

Epifanía 2. Manifestación de Dios, misión cristiana (Mt 2, 1-12 y 28, 16-20). Buscar el centro, salir a las periferias

Viernes, 7 de enero de 2022

Clipboard-17825-R154Oj1xNPTlUbyTU1rxsiO-568x320@LaStampa.it.jpg f=detail_558&h=720&w=1280&$p$f$h$w=3bc683aDel blog de Xabier Pikaza:

Presenté ayer el tema más externo de la epifanía, con la revelación de la Estrella, y el viaje iniciático (actual) de los Magos desde un fondo de astronomía bíblica. Hoy completo el tema evocando el fondo teológico de la epifanía, con sus dos elementos.

(a) La Epifanía es, por un lado, la fiesta de la Manifestación de Dios, del brillo y fulgor escondido de su divinidad en la vida de los hombres. Está en el fondo la certeza de que los hombres son (somos) revelación de Dios, manifestación afortunada de la “estrella” o luz que viene de lo alto (como sabe Mt 2, 1-12)..

(b) La Epifanía se abre, por otro lado, a la misión cristiana. No somos simplemente revelación de Dios, sino que tenemos que “decirlo”, como mensajeros del Cristo de Dios en la tierra, caminando desde el centro (Belén y Galilea) a las periferias de la tierra enriqueciendo a todo el mundo con la estrella (gracia) luz de Dios  que es el sentido y futuro de la vida (Mt 28, 16-20).

 Introducción “litúrgica”.

Recuerdo con nostalgia el “orden” de la liturgia romana anterior al Vaticano II cuando, después de Navidad, venía el “tiempo de la epifanía” que, de hecho, se alargaba hasta cuaresma, como primera versión del Cristianismo, con sus tres tiempos centrales: De Navidad-Epifanía, de Cuaresma-Pascua y de Pentecostés.

Con la reforma postconciliar (que en esto ha sido desafortunada, los liturgos del post-concilio se equivocaron), este “tiempo de epifanía” desaparece prácticamente de tal forma que tras el domino 2º después de Navidad comienza un “tiempo ordinario”, que, a mi juicio, está “descafeinado” de evangelio.

Se pierde así el “tiempo de epifanía”, con todo lo referente al principio de la “manifestación de Dios en Cristo” (en su nacimiento y en el comienzo de su vida “apostólica”: Bautismo, bodas de Caná). Ciertamente, la misión cristiana se funda en la muerte y pascua de Cristo-Mesías, pero sin esta epifanía o manifestación misionera de la encarnación-nacimiento de Cristo (como primera parte del tiempo de Pentecostés) se corre el riesgo de perder algo importante en la visión del origen y expansión del cristianismo.

El tema no es que nosotros propaguemos la misión de Cristo, sino que Dios se manifiesta en nuestra vida, que seamos revelación de Dios.

Somos epifanía de Dios. Sentido general

Icono de la huida a egiptoLa palabra epifanía (manifestación) ha entrado en la liturgia cristiana, para evocar la presencia y manifestación de Dios en el nacimiento de Cristo, tal como aparece en el relato de los magos (Mt 2, 1-12).

(1)  Religiones epifánicas y proféticas.En sí misma, la palabra epifanía (con su experiencia de fondo) no pertenece a la tradición de la Biblia hebrea, de tal manera que los especialistas han tendido a distinguir dos tipos de religiones.

(a) Las religiones paganas, que pueden llamarse religiones de epifanía, porque en ellas se revela el misterio eterno de Dios en formas inmutables, de presencia o manifestación de lo divino.

(b) Por el contrario, la religión bíblica es de tipo profética: no da testimonio del Dios «que siempre es», sino del Dios que actúa en el tiempo, abriendo un camino de historia que culminará en el día de Yahvé, el momento de su revelación final, de tipo apocalíptico, no epifánico (significativamente, el nombre de Antioco Epífanes ha quedado como símbolo de los enemigos de Yahvé: 2 Mac 2, 20; 2, 13).

            De todas formas, esta distinción no puede tomarse como absoluta y, así en los textos finales del Antiguo Testamento se alude con frecuencia a la epifanía de Dios, entendida como “salida” de Dios  (por utilizar un lenguaje del Papa Francisco), un camino que nos lleva del centro (Belén-Galilea) a los confines de la tierra.

Epifanía cristiana. Textos básicos del NT

Los textos más antiguos del Nuevo Testamento no hablan de la epifanía de Dios, sino que emplean un lenguaje vital de manifestación y presencia de Dios en la vida de Jesús. Pero los textos más tardíos (especialmente las Cartas Pastorales de la tradición de San Pable)   han empleado un lenguaje de epifanía, , que aparece ya también en Lc 2, 11-12, donde Jesús viene a mostrarse como manifestación de Dios sobre la tierra (cf. Lc 2, 10-11).

En esa línea se sitúa la pequeña confesión de 1 Tim 3, 16 donde se dice que es

  • «el misterio se manifestó en la carne y fue justificado en el Espíritu;
  • se apareció a los ángeles y fue predicado a las gentes;
  • fue creído en el cosmos y fue asumido en Gloria».

            El misterio se ha manifestado (ephanerôthê), de tal forma que se ha dejado ver en el nivel angélico. De la epifanía (de Dios o de Cristo) hablan también  1 Tim 6, 14 y 2 Tim 4, 1-8. Pero el texto epifánico por excelencia es el de Tito 2, 11-13:

«Se ha manifestado (epephanê) la gracia salvadora de Dios a todos los hombres, enseñándonos a vivir de manera prudente, justa y piadosa en este tiempo, renunciando a la impiedad y a las pasiones mundanas, aguardando la bienaventurada esperanza, la manifestación (epiphaneian) de la gloria de nuestro gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo».

El autor de la carta a Tito ha interpretado el cristianismo como religión de epifanía, pero conservando un elemento escatológico: se ha manifestado (epephan) ya la gracia de Dios que nos salva. Frente a los mitos o cultos orientales que hablaban de la epifanía de un Dios cósmico (o de un emperador sagrado), la carta a Tito habla de la epifanía de «nuestro Dios Jesucristo», es decir, del Mesías crucificado. Quizá en ningún otro lugar del Nuevo Testamento se ha presentado el cristianismo con expresiones tan helenistas. En ningún otro lugar se ha destacado tanto la divinidad de Jesús, en claves de epifanía sagrada, conservando, sin embargo, las bases cristianas.

Magos de Mt 2 y misioneros de Mt 28.

El texto básico de la Epifanía de Dios en el NT es el de Mt 2, 1-12.  Este motivo) nos sitúa en el centro de una extensa tradición astro-lógica (-nómica) que vincula al ser humano (y especialmente al que aparece como salvador) con un (=el) Astro del cielo: es como luz en el firmamento, marcando la línea de futuro de la historia. Por eso, allí donde ha nacido el Rey de los judíos ha debido encenderse (simbólicamente) una luz, que atrae a los “magos”, que vienen hacia Jerusalén, iniciando la marcha de los pueblos hacia el futuro de su plena humanidad. Por eso, este pasaje debe interpretarse en la línea que lleva del mesianismo particular judío (Mt 10, 5-6) al mesianismo universal de Mt 28, 16-20.

          Desde ese fondo se distinguen y completan los dos tipos de cristología y misión que han definido el comienzo de la iglesia, según el evangelio de Mateo: una es centrípeta (los gentiles tienen que venir a Jerusalén para adorar al Dios israelita en su Mesías); la otra es centrifuga (los enviados del Cristo pascual salen a ofrecer en todas las direcciones su mensaje). La primera tradición (Mt 2) es más judía y puede entenderse como principio del evangelio de Mateo. La segunda (Mt 28, 16-20) es más pascual, expresando mejor la novedad cristiana. Entre ambas se extiende el evangelio, que ahora interpretamos como relato de transformación cristológica y misionera. Ambos modelos resultan paradójicos.

Los magos (gentiles) buscan en Jerusalén al Rey de los judíos. Vienen pero no encuentran al Rey en Sión/Jerusalén, sino en Belén; no lo descubren venerado y victorioso, sino escondido y perseguido; por eso tienen que volver a su país, no pueden quedarse en Judea, ni cultivar de una forma nacional el mesianismo. Ese retorno de los magos es un signo del carácter todavía incompleto de un mesianismo cerrado en Israel.

Los discípulos de Jesús llevarán su mensaje y vida (su discipulado), pero no desde Jerusalén sino desde la montaña de la pascua de Galilea (Mt 28). No van para volver a Jerusalén (donde estaría el centro de la iglesia establecida), sino para ofrecer su fermento de vida (su discipulado) a todos los pueblos de la tierra, quedándose entre ellos. Son portadores del mensaje-vida de Jesús, pero no de una forma nacional judía (o cristiana), sino que deben aceptar en cada país el esquema de vida (cultura, religión fundante) de los pueblos hacia los que se dirigen.

El evangelio de Mateo (=Mt) ha elaborado una cristología del camino misionero, que pasa del camino de los Magos a Jerusalén-Belén (Mt 2) al camino de los misioneros de Jesús desde el monte de Galilea a todos los pueblos de la tierra (Mt 28, 16-20), como seguiré indicando. Ésta es una reflexión programáticaes de tipo académico. proviene de un trabajo publicado Estudios trinitarios (2003), recogido on line en Mecabá, recreado pora el Aula de Teología de la Universidad de Cantabria y reelaborado, finalmente,  en Comentario de Mateo, con anotaciones del Diccionario de la Biblia. Es un texto académico, muy matizado, con abundantes notas. Buen tiempo de epifanía a todos

EPIFANÍA DE DIOS Y MISION CRISTIANO: DE MAGOS DE ORIENTE A LOS MISIONEROS GALILEOS DE JESÚS (Mt 2, 1-12; 28, 16-20)

Magos. Rey de los judíos y mesías pascual

 Los magos vienen a Jerusalén porque han visto en oriente la estrella del Rey de los judíos…Ese tema nos sitúa en el centro de una extensa tradición astro-lógica (-nómica) que vincula al ser humano (y especialmente al salvador) con un (=el) Astro del cielo: es como luz en el firmamento y futuro de la historia. Por eso, allí donde ha nacido el Rey de los judíos ha debido encenderse una luz, se expande una esperanza de salvación sobre la tierra. Esa luz atrae a los “magos”, que vienen hacia Jerusalén, iniciando la marcha de los pueblos hacia el futuro de su plena humanidad. Por eso, como venimos suponiendo, este pasaje debe interpretarse en la línea que lleva al mesianismo universal de Mt 28, 16-20.

Los magos preguntan por el mesías en Jerusalén, pero no lo encuentran allí (en la ciudad del templo, donde habita un rey de este mundo), sino en Belén, capital donde se centran y cumplen las promesas. De esa forma, este segundo capítulo de Mt, con su procesión de pueblos buscando al mesías, puede entenderse ya como anuncio de la culminación pascual del evangelio: una prolepsis de lo que será la misión final cristiana, interpretada aquí en forma centrípeta (desde el modelo de la gran peregrinación de pueblos hacia el centro de la tierra, que es Jerusalén).

 – La cristología de los magos brota de la tradición israelita: los pueblos paganos de Oriente vienen hacia Jerusalén, para adorar al Rey de los judíos, que ha nacido ya, pues ha surgido su Estrella. Ellos, los magos, son signo de un camino de búsqueda y fe universal, que desborda el nivel israelita, tanto por su origen como por su meta. Por su origen: la fuerza que les lleva hacia Jesús no es la ley de Israel, sino la luz o estrella de su propia religión (de su paganismo). Por su meta: tras adorar a Jesús no quedan allí, para formar parte del pueblo judío, sino que vuelven a sus tierras, como indicando que el camino y luz del Rey israelita ha de interpretarse desde sus propias tradiciones religiosas y culturales.[1]

– La cristología del envío final (28, 16-20) empalma con los magos, pero invierte y completa su sentido: no son ellos (magos gentiles) los que deben buscar en Jerusalén al Rey israelita, para encontrar al Niño de Belén y marchar por otro camino hacia su tierra; son los mismos cristianos quienes deben expandir la experiencia mesiánica ia todos los pueblos de la tierra, como enviados del Cristo pascual, desde la montaña de su resurrección (en Galilea, no en Jerusalén). Los cristianos ya no esperan la venida de los pueblos, como parece haber hecho la iglesia primera de Jerusalén y la tradición de las comunidades judeo-cristianas, cuya dotrina ha recogido (y superado) Mt en su evangelio, sino que deben ir a las naciones (y no sólo a las de oriente), llevando la buena nueva del discipulado, de la comunicación fraterna, poniéndose así en manos de la cultura y vida de los pueblos. [2]

Leer más…

Biblia, Espiritualidad , , , , , ,

“ Nuestra naturaleza es la esperanza”, por Carlos Osma.

Viernes, 7 de enero de 2022

99BEC659-4F88-4D5B-9C2F-6033B6B9436CLeído en su blog:

Podríamos hacer correr ríos de tinta sobre cualquiera de los temas que aparecen delante de nuestros ojos cuando leemos los relatos bíblicos sobre el nacimiento de Jesús: la voz de las mujeres, el respeto a sus decisiones, la marginación social, la humildad, el servicio, el atreverse a correr riesgos, la opresión del poder, la diversidad familiar, el patriarcalismo… Pero hay uno que para mí se presenta como esencial para abordar el resto: la esperanza. Porque las personas LGTBIQ «necesitamos de la esperanza crítica como el pez necesita el agua incontaminada» [1].

La esperanza es algo más que nuestro medio natural, o que la piel con la que sentimos y entramos en contacto con aquello que nos rodea. Las personas LGTBIQ llevamos la esperanza tatuada en cada una de las cadenas de polinucleótidos que forman nuestro ADN. La evolución ha jugado a favor nuestro incrustándola en cada uno de nuestros genes. Tenemos esperanza por naturaleza, o mejor dicho, ella es nuestra naturaleza, y cuando la perdemos, nos quedamos sin identidad, a merced de quienes nos quieren mal, a merced de quienes viven sin esperanza.

No nos cuesta nada imaginar formas de familia diferentes, relaciones diversas, iglesias inclusivas, sociedades plurales y abiertas, o un mundo mejor. Y eso ocurre porque esas son las familias, relaciones, iglesias, sociedades y mundos, donde nuestra vida es viable de forma humana. Pero también, porque otras personas LGTBIQ que vinieron antes de nosotras hicieron posibles muchas de esas esperanzas que en su momento eran imposibles, inviables, inimaginables. No tenemos que esforzarnos demasiado, ni echar mano de una fe inquebrantable, la esperanza surge espontánea, de manera natural, sería estúpido desesperar para quienes hemos visto a lo largo de la vida como nuestros sueños inalcanzables se quedaban cortos ante lo que hoy es nuestra normalidad.

Pero «pensar que la esperanza sola transforma el mundo y actuar movido por esa ingenuidad, es un modo excelente de caer en la desesperanza, en el pesimismo, en el fatalismo».[2] Los relatos bíblicos de la Navidad muestran la esperanza cristiana, a Jesús, como un bebé indefenso de una familia humilde que corrió muchos riesgos para traerlo al mundo. Para que Jesús se hiciera historia, para que pudiera llegar a la vida, no se necesitó únicamente esperanza, sino también práctica, acciones decididas. Para que nuestra esperanza innata, biológica, genética, profética, no se quede en nada, para que se expanda y alcance también a quienes hoy la necesitan, urge compromiso. Tampoco las amenazas que pretenden hacer retroceder nuestros derechos y libertades, se esfumaran únicamente con esperanza.

Hay muchas personas LGTBIQ a las que su identidad les pesa, que lo único que quieren es vivir en paz, sin necesidad de echar mano de la esperanza. Sienten como una responsabilidad que no han pedido el hecho de tener que transformar sus familias, sus relaciones, la iglesia, la sociedad y el mundo. Solamente aspiran a ocupar los espacios que les dejan, y a alimentarse con las migajas que las buenas personas les lanzan. El mundo tal y como está les es suficiente, la esperanza les atormenta. Por eso se sienten a gusto en los establos donde habitan quienes no son merecedores de derechos humanos, en lugares donde el frío de la noche hace imposible sus sueños. Pero muy a su pesar, en esos establos se hace siembre un hueco la vida de donde surge la esperanza cristiana. No es posible para las personas LGTBIQ evadirse de la esperanza por mucho tiempo, al final resurge, es nuestra naturaleza, y lanza un grito desesperado, como el de un bebé que necesita la leche materna para sobrevivir.

Lo que esperamos tiene que ver con nuestra vida, pero también con la de los demás. Tiene que ver con el respeto a la diversidad, pero también con la eliminación de cualquier discriminación. No es esperanza exigir que todo el mundo tenga derecho a amar a cualquier persona, pero no exigir que todo el mundo tenga derecho a un trabajo digno, o a un hogar, a la libre circulación, a poder desarrollarse y expresarse libremente en el lugar donde ha nacido, a tener hijos o no tenerlos… Las esperanzas no se pueden agotar en lo particular, lo que las caracteriza es que tienen un imán que las aproxima a otras esperanzas.

Tratar de vivir en la esperanza concreta tiene sus riesgos, contradicciones y fracasos. Sin embargo para nosotras no hay elección posible, no la podemos arrancar de nuestro ADN, siempre acaba por resurgir, huyendo del cielo y de los imposibles para tomar forma en el presente, quizás de forma imperfecta, pero muy real. No esperamos a mañana, ni al más allá, esos no son nuestros espacios, los nuestros son el hoy y la realidad. Porque el Mesías, cuyo nacimiento celebramos estos días, no nos trajo doctrinas, ni nos llamó a la pasividad y la resignación, sino que «nos mostró como los objetos de nuestra esperanza se encarnan día a día en realidades concretas»[3]. Celebrar la Navidad, es vivir y celebrar la vida bajo esa esperanza.

Carlos Osma

Notas:

[1] Paulo Freire, Pedagogía de la esperanza, México: Siglo XXI Editores 1999, p.24.

[2] Ibid. 24.

[3] Enric Capó, Per què i per a què sóc cristià, Madrid: Fliedner Ediciones 2011, p.96

Sígueme en mi página de Instagram:@blogcarlososma

Sígueme en mi página de Twitter: @blogcarlososma

Suscribirte a mi canal de Telegram: Blog Carlos Osma

Consulta dónde encontrar “Solo un Jesús marica puede salvarnos”

***

.

Biblia, Espiritualidad , , ,

El autor pregunta: ¿Cuánto tiempo pasará hasta que la Iglesia se disculpe por la guerra contra las personas transgénero?

Viernes, 7 de enero de 2022

Albert_Lynch_-_Jeanne_d'Arc“La Iglesia tardó 350 años en admitir que se equivocaron en todo ese asunto de Galileo. ¿Cuánto tiempo les tomará disculparse por hacer la guerra contra las personas transgénero? “ Esta pregunta es la provocativa planteada recientemente por un comentarista de LGBTQ Nation, una revista de noticias LGBTQ en línea.

En el comentario, titulado “The Catholic Church is still trying to kill Joan of Arc,” (“La Iglesia Católica todavía está tratando de matar a Juana de Arco”), Warren Blumenfeld lamenta el lento progreso de la Iglesia Católica en el reconocimiento de la dignidad de las personas trans y de género disconforme. Blumenfeld establece un paralelo entre la hostilidad de la iglesia hacia los descubrimientos científicos de Galileo Galilei y su actual falta de voluntad para afirmar las identidades trans.

Además, señala que el comportamiento opresivo tiene efectos deshumanizadores no solo en sus víctimas, sino también en sus perpetradores. Argumenta que aunque la iglesia “[habla] con vehemencia ahora contra la no conformidad de género y la sexualidad entre personas del mismo sexo”, eventualmente estos esfuerzos fracasarán.

Cita el ejemplo muy reciente de las pautas restrictivas emitidas por la Diócesis de Marquette en las que se instruye a los sacerdotes a rechazar los sacramentos a las personas transgénero y no binarias a menos que se “arrepientan”. Blumenfeld dice que este requisito significa pedir a las personas que nieguen quiénes son:

“’Arrepentirse’ para la diócesis representa una negación total de las identidades esenciales de las personas y de su integridad personal. Para ser aceptados en el rebaño, deben negar su humanidad, pero este ‘amor’ equivale nada menos que al acoso e intimidación conspirativo y de larga data de la Iglesia Católica hacia las personas trans “.

Blumenfeld contrasta el atuendo litúrgico que usa el clero con el caso de una niña de nueve años a la que se le negó la Primera Comunión en su parroquia porque quería usar un traje, no un vestido.

Blumenfeld señala que incluso uno de los grandes santos de la iglesia, Juana de Arco, no se ajustaba a las normas de género:

“[L] a Iglesia Católica Romana juzgó y condenó a Joan por el cargo de herejía al rechazar la autoridad de la Iglesia en preferencia a la inspiración directa de Dios, pero lo más importante, al ponerse ropa de hombre. Juana murió quemándose en la hoguera a manos de la Iglesia ”.

1280px-Vigiles_du_roi_Charles_VII_10

Blumenfeld está algo decepcionado con la forma en que el Papa Francisco ha manejado los problemas LGBTQ durante su papado hasta ahora:

“Muchos observadores de la Iglesia esperaban que Francisco hubiera sacado a la Iglesia del siglo XVII, donde ha permanecido estancada durante algún tiempo, y la hubiera llevado en alas de paloma hasta al menos el siglo XIX, si no el XX o XXI, con respecto a su opresión. preceptos e ‘instrucciones’ sobre las personas LGBTQ. Pero, ay, la paloma ha muerto como la esperanza “.

Cierra llamando a los líderes de la iglesia a ser más responsables de su discurso que daña la dignidad de las personas trans, señalando los resultados del mundo real de un lenguaje tan negativo:

“Casi cada dos o tres días, una persona muere en algún lugar del mundo por expresar inconformidad de género. ¿Pasarán otros 350 años para que la Iglesia Católica finalmente admita que se equivocó? “

El ensayo de Blumenfeld llama a los católicos a ser una iglesia que realmente escucha las experiencias de las personas trans y que no se ajustan al género. Sin escuchar, no puede haber un verdadero cambio.

—Grace Doerfler (ella / ella), New Ways Ministry, 5 de enero de 2022

Fuente New Ways Ministry

Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , ,

El rapero Lil Nas X condena a la industria musical por maltratar a la comunidad LGTB+

Viernes, 7 de enero de 2022

873477C7-8A2A-470B-807A-35D556C1C4C0Lil Nas X 

Lil Nas X ha lanzado una advertencia a la industria musical por las restricciones que impone a los músicos LGBT+ durante una entrevista con la CBS el domingo (2 de enero).

Siempre ha sido: ‘Vale, si eres gay, esto tiene que estar saneado. No incluyamos nada sexual”, dijo. “Es como: ‘Sé gay sin serlo. No queremos saber lo que pasa a puerta cerrada, o no queremos que lo expreses'”.

Sin embargo, el músico también admitió que está “definitivamente más afuera” que otros artistas abiertamente gay en la industria.

Lil Nas X, cuyo nombre real es Montero Lamar Hill, no es ajeno a la controversia con su trabajo. En el pasado, ha irritado a los conservadores al lanzar una edición limitada de las “zapatillas Satanás” de Nike con el colectivo artístico neoyorquino MSCHF. Cada zapatilla contenía una gota de sangre humana, con un pentagrama y una cruz invertida.

Entre los muchos que criticaron el lanzamiento del calzado estaba la experta política de derechas Candace Owens. Ella arremetió contra Lil Nas X por “promover los zapatos de Satanás para llevar en nuestros pies”, añadiendo: “Pero estamos convencidos de que es la supremacía blanca la que mantiene atrasada a la América negra. ¿Cómo podemos ser tan estúpidos?”.

Lil Nas X permaneció imperturbable, devolviendo el golpe con un tuit citando: “Sabes que has hecho algo bien cuando ella habla de ello”.

https://twitter.com/lilnasx/status/1376254381482332160?s=21

La publicación se produjo después de que le diera un baile erótico a Satanás en el vídeo musical de su exitosa canción “Montero (Call Me By Your Name)”.

A pesar de las ingeniosas y desenfadadas réplicas del creador de éxitos a los críticos, también ha hablado anteriormente sobre su intención al hacer el vídeo musical. De hecho, la reacción fue exactamente lo que esperaba.

“Siento que hemos llegado a un momento en la música en el que todo es bonito y ya nada es realmente vanguardista o inicia conversaciones“, dijo a TIME. “Quiero formar parte de una conversación que realmente se aplique a mi situación y a tantas personas que conozco”.

Su uso de la imaginería religiosa, en concreto, pretendía abordar la represión a la que se enfrentan los jóvenes LGBT+, especialmente en los espacios cristianos. Crecí en un hogar bastante religioso, y para mí estaba muy basado en el miedo”, explicó. “Incluso cuando era pequeño, tenía mucho miedo de cada uno de los errores que podía o no cometer. Quiero que los niños que crecen sintiendo estos sentimientos, sabiendo que forman parte de la comunidad LGBTQ, sientan que están bien y que no tienen que odiarse a sí mismos.”

El rapero también habló de su salida del armario en la entrevista con la CBS. Tomó la decisión de salir del armario tras el enorme éxito de su canción “Old Town Road”. Según Lil Nas X, sintió que era el momento “más auténtico” para salir del armario. “No lo hago para llamar la atención”, dijo. “Ya soy como el artista número uno del mundo ahora mismo”.

En el pasado, ha hablado de su posición en la industria como hombre negro abiertamente gay desde que salió del armario. En declaraciones a XXL, dijo que sentía que era su deber hacerlo.

“Creo que nunca habría salido del armario”, dijo, “honestamente sentí que era mi deber. Sobre todo si quería seguir adelante. Y [con] lo que estaba haciendo, porque la autenticidad es muy real, y siento que la gente puede ver a través de eso. Y eso es una parte de mí”.

También señaló su trayectoria al salir del armario, pasando de dudar sobre la inclusión de la sexualidad en su trabajo a abrazarla de corazón en su totalidad.

Solía dar “me gusta” a los comentarios en los que la gente decía: “Oh, me gusta, porque no es tan directo”, recuerda, “y entonces me di cuenta de lo que era eso. Es algo así como cuando la gente dice: ‘Oh, tengo un amigo negro’, y eso [se sienta en] todo lo que tiene que ver con su historia y cultura negra… Yo soy algo así como, no soy esa persona, ¿sabes?”

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia., Música , , , , ,

Los monjes benedictinos de la Academia Benet en Illinois, abandonan dramáticamente la escuela católica después de que contrataran a una entrenadora de lacrosse lesbiana.

Viernes, 7 de enero de 2022

116133771_4299826823390722_5134118472716559569_nEl abad Austin Murphy

Un grupo de monjes benedictinos cortó lazos con una escuela secundaria católica de Illinois después de que ésta acordase contratar a una entrenadora de lacrosse lesbiana. Los 50 monjes del monasterio de San Procopio anunciaron el martes (4 de enero) que dejarían de gobernar la Academia Benet en Lisle, Illinois.

Su decisión se produjo después de que la escuela secundaria católica privada, fundada por los monjes hace más de 120 años, decidiera ofrecer el trabajo de entrenadora de lacrosse a una candidata lesbiana.

A Amanda Kammes, quien se graduó de la Academia Benet en 2001, le revocaron su oferta de trabajo en septiembre del año pasado después de que la escuela descubriera que estaba casada con una mujer.

Según NBC Chicago, miles de personas firmaron una carta pidiendo a la escuela que revocara su decisión, y los estudiantes realizaron una manifestación para apoyar a Kammes. Finalmente, la escuela le ofreció el trabajo, admitiendo que su “formación y experiencia la convertían en la candidata adecuada para el puesto”.

Pero la decisión no agradó a los monjes de San Procopio. Aunque la decisión de contratación no se mencionó explícitamente en la declaración conjunta de los líderes de la Academia Benet y la comunidad benedictina de la Abadía de St. Procopius, ambas en Lisle, Illinois, el ímpetu de la decisión se denominó “eventos de los últimos meses”.

El abad Austin Murphy que se desempeña como rector de la escuela, y Dennis Flynn, presidente de la junta escolar, expresaron en un comunicado en ese momento:

“Los acontecimientos de los últimos meses han sido una ocasión para que los monjes benedictinos de la Abadía de San Procopio examinen su futura relación con la Academia Benet. Después de mucha deliberación, los monjes como comunidad han discernido que ya no tienen los recursos necesarios para el gobierno y la supervisión de la Academia. Actualmente, se están estudiando alternativas para la gobernanza de la Academia. Mientras tanto, la Abadía continuará con su papel en el gobierno de la escuela secundaria. El objetivo es que Benet Academy continúe operando con énfasis en la excelencia académica y la identidad católica dentro de la tradición benedictina ”.

“El asunto plantea la pregunta de qué debería exigir una escuela secundaria católica de quienes trabajan con sus estudiantes y los forman. En particular, ¿es  necesario que el testimonio de su vida pública no se oponga a la enseñanza moral católica? Creo que este requisito es necesario y, por lo tanto, estoy profundamente preocupado por la decisión de la escuela que cuestiona su adhesión a las doctrinas de la fe católica. A su vez, quiero que todos sepan que estoy llevando este asunto a oración y discerniendo cómo proceder”.

Ahora, parece que su “discernimiento” ha terminado, y Murphy dijo esta semana que “después de mucha deliberación, los monjes como comunidad han discernido que ya no tienen los recursos necesarios para el gobierno y la supervisión de la Academia”.

La Abadía de St. Procopius fundó Benet Academy hace 120 años y sigue siendo hasta ahora uno de los principales donantes. En el futuro, ABC 7:

“Se espera que la transición a un nuevo patrocinio ocurra en los próximos meses, dijo el director de la escuela, Stephen Marth, en una carta enviada el martes por la tarde a los padres, la facultad y el personal. Mientras tanto, la abadía continuará desempeñando su función de gobernanza.

Marth señaló el martes el “firme compromiso de Benet de garantizar que la Academia mantenga su identidad católica, en la tradición benedictina, en los próximos años”.

“Dijo que un comité que incluirá representantes de la Diócesis de Joliet, la Congregación de Benedictinos de Cassinese estadounidense, la Junta Directiva de Benet y la administración de la escuela colaborarán en cuál será el próximo paso para la escuela, que tiene 1300 estudiantes inscritos”.

78178819_3376307382409342_2947348412695052288_n

El abad Austin Murphy, abad de los monjes de San Procopio. (Facebook / Abad Austin G. Murphy, OSB)

A pesar de contratar a una entrenadora lesbiana, la escuela mantiene sus políticas anti-LGBT +. Mientras que la Academia Benet, bajo presión, acordó contratar a la entrenadora de lacrosse lesbiana Amanda Kammes, e incluso se peleó con sus monjes fundadores y donantes principales en el proceso, el director Stephen Marth insistió en que la escuela “mantendría su identidad católica, en la tradición benedictina, en los años que vendrán”.

Aparentemente, esto también significa aferrarse a sus políticas anti-LGBT + para los estudiantes: La guía de la escuela 2021-2022 dice a los estudiantes:

“Los actos sexuales pertenecen al matrimonio, que se ve como una unión indisoluble de un hombre y una mujer de por vida y, por lo tanto, se les enseña a los estudiantes a abstenerse de actos sexuales antes del matrimonio y a cultivar la virtud de la castidad.

Además, el cuerpo humano, tal como fue creado masculino o femenino por Dios (Génesis 1:27), se considera parte de la identidad personal de uno y debe ser respetado como tal.

“Como enseña el Papa Francisco, ‘los jóvenes necesitan que se les ayude a aceptar su propio cuerpo tal como fue creado, porque pensar que disfrutamos de un poder absoluto sobre nuestros propios cuerpos se convierte, a menudo sutilmente, en pensar que disfrutamos de un poder absoluto sobre la creación’. “

El código de vestimenta de la escuela obliga a los estudiantes a “vestirse como corresponde a los hombres y mujeres jóvenes de su sexo biológico al nacer”, e incluso sus blazers deben ser “hechos a la medida de la talla y el sexo biológico del estudiante”.

Las parejas del mismo sexo tienen estrictamente prohibido asistir a bailes escolares, bailes de graduación o cualquier actividad social patrocinada por la escuela, y pueden ser expulsadas si desafían esta regla. La academia también organiza viajes escolares a marchas contra el aborto.

La separación de Benet Academy de la abadía que la fundó y ayudó a contribuir a la identidad de la escuela es una pérdida para ambas comunidades. Pero Benet Academy no ha perdido su identidad como institución católica benedictina. De hecho, esta identidad es aún más fuerte porque la escuela eligió el camino de la justicia y la hospitalidad a pesar del costo de la separación.

Fuente Pink News/New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

Una pareja de lesbianas denuncia que un hospital de Valladolid les impidió inscribir a su hija: “Nos dijeron que solo matrimonios normales”

Viernes, 7 de enero de 2022

E53C2DB4-B96E-4A45-9C00-5027B8E87F04Silvia y Violeta antes de dar a luz. Imagen cedida a El Diario.

El Hospital Clínico pide disculpas a la familia y tomará las medidas oportunas para que no vuelva a suceder

Ángel Villascusa
4 de enero de 2022 10:50h

Ada tiene dos madres, Silvia y Violeta. Nació en el Hospital Clínico de Valladolid el último día de 2021. Silvia, su madre, puso el óvulo y Violeta, su otra madre, el útero. Como el resto de progenitores deberían haber podido inscribir a su hija en el centro hospitalario, tal y como señala la Ley del Registro Civil para parejas casadas, pero las mandaron directamente a una oficina del registro civil. “Nos dijeron que solo hacían el registro con matrimonios normales [sic]. Ni homosexuales, ni extranjeros, ni madres solteras, ni divorciadas“, explica por teléfono Silvia Sánchez. El hospital pide disculpas a la familia y tomará las medidas oportunas para que este tipo de cosas no vuelvan a suceder.

“Después de que mi mujer diera a luz, me presenté en la ventanilla. Tenía delante a un chico y a otro detrás, los padres de dos niños recién nacidos, pero a ellos sí les dejaron inscribir a sus hijos“. A ella no. “La persona que estaba en el mostrador me dijo que, aunque yo era el ‘declarante’, estos casos aquí no se podían gestionar“. Les dijeron que fueran a la oficina del registro porque necesitaban un papel y que era una “tontería“ iniciar el proceso en el hospital porque acabarían allí.

Según les explicaron, necesitaban un documento que no estaba en ese hospital. “Faltaba un formulario que pudiera contener la información de dos madres, en lugar de un padre y una madre. Vamos, que los formularios son de la edad de piedra… No faltaba ningún documento, ni pidieron más que la inscripción legal del nacimiento“, explica Yolanda Rodríguez de la asociación LGTBI CINHOMO, que ha dado visibilidad al caso.

Aunque viven a treinta kilómetros de Valladolid y al día siguiente era festivo —con lo que el la oficina administrativa cerraba—, el personal se negó a inscribir a su hija. “Antes de bajar al mostrador, en el paritorio, me dijeron que no iba a tener problemas“. Silvia tenía dudas porque no era la primera vez que escuchaba que en ese y en otros hospitales de España ponían impedimentos a las mujeres lesbianas. Tenía razón.

El día tres de enero acudieron a la oficina del registro. Allí les informaron de que el hospital debería haber accedido a la inscripción y que, desde ese misma oficina, ya habían notificado a los hospitales Clínico y al Rio Hortega de Valladolid que debían permitir el trámite a las parejas del mismo sexo. El matrimonio pidió una hoja de reclamaciones en el Hospital y han puesto una queja telemática al Sacyl, la sanidad de Castilla y León. Ahora, la Fundación LGTBI Triángulo les va ayudar a presentar una queja formal. “Es injusto que el día del nacimiento de tu hija llores porque te has sentido discriminada“, subraya Silvia.

Fuente El Diario

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.