Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Código Penal’

La ONU exige a Brunéi que no lapide a homosexuales pero se niega

Martes, 2 de abril de 2019

thumbs_b_c_bd9192f0cb4d32b22fd4f9c92770da73Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU en Derechos Humanos, exige a Brunéi que el nuevo y terrorífico Código Penal no entre en vigor.

Hace unos días sabíamos que el sultanato de Brunéi comenzará a partir de este jueves 4 de abril de 2019 a sentenciar a muerte a personas acusadas de homosexualidad o de adulterio. El nuevo Código Penal del país está basado en la interpretación más estricta de la ley islámica, la sharía, y aunque hace años que el sultán tiene la intención de aplicar la pena de muerte por lapidación para estos casos. La presión internacional hizo que Brunéi dejara en suspenso la aplicación de esa ley, pero hace unos días salió a la luz un documento de la Fiscalía que había pasado desapercibido hasta el momento en el que se anunciaba la fecha en que comenzará a aplicarse la ley.

Michelle Bachelet, actual Alta Comisionada de la ONU en materia de Derechos Humanos, ha emitido un comunicado condenando la nueva ley del sultanato que “castiga con pena de muerte delitos como la violación, el adulterio, la sodomía, el sexo extramarital entre musulmanes, el robo, el insulto o la difamación del Profeta Mahoma” y que también “castiga con flagelación el aborto, el robo con amputaciones y criminaliza la exposición de niños musulmanes a las creencias y prácticas de otras religiones que no sean el Islam.

Es por eso que Bachelet apela al gobierno de Brunéi para que “detenga la entrada en vigor de este nuevo código penal draconiano, que marcaría un serio retroceso para los derechos humanos de los ciudadanos de Brunéi si se implementa“. Bachelet también recuerda que “la evidencia muestra que la pena de muerte se aplica de forma desproporcionada contra personas que ya son vulnerables, y hay un alto riesgo de errores judiciales.

La Alta Comisionada exige que el gobierno mantenga la moratoria “de facto” que existe sobre la aplicación de la pena de muerte y recuerda que “ninguna legislación basada en la religión puede vulnerar los derechos humanos, incluyendo los derechos que los forman parte de la mayoría religiosa como de las minorías religiosas o los no creyentes. Los derechos humanos y la fe no son fuerzas opuestas; es, de hecho, la interpretación humana la que crea tensiones“.

El comunicado de Bachelet llega poco después de que la oficina del primer ministro de Brunéi emitiera un comunicado en el que defendían este nuevo código penal asegurando que “La Ley Sharía, aparte de criminalizar y disuadir frente a actos que son contrarios a las enseñanzas del Islam, también busca educar, respetar y proteger los derechos legítimos de todos los individuos, sociedades o nacionales de todas las fés y razas.”

George Clooney fue uno de los primeros famosos en expresar su oposición a las intenciones de Brunéi, proponiendo además un boicot a varios hoteles por todo el mundo que son propiedad del Sultán de Brunéi. A Clooney se ha sumado también el cantante Elton John, que en un tweet ha mostrado apoyo a los trabajadores de esos hoteles (“muchos de los cuales sabemos que son gais“) y recuerda que “debemos mandar un mensaje, como podamos, de que ese tratamiento es inaceptable. Por eso David y yo hace mucho que nos negamos a quedarnos en esos hoteles y por lo que seguiremos haciéndolo. Esperamos que os unáis a nosotros en solidaridad.

Fuente Towleroad, vía HazteQueer

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , ,

Angola despenaliza las relaciones homosexuales tras 133 años de considerarla delito y prohíbe la discriminación por orientación sexual.

Lunes, 28 de enero de 2019

iris2-angola-lgtbiEl país ha eliminado de su código penal el artículo que criminalizaba la homosexualidad y que fue redactado en 1886.

El Parlamento de Angola ha aprobado un nuevo Código Penal que supone el fin de la criminalización de las relaciones homosexuales en ese país. Una magnífica noticia que convierte al país africano en el primero en despenalizar la homosexualidad en este año 2019. El cambio va incluso más allá, al sumarse a la prohibición de discriminar a personas en base a su orientación sexual.

El pasado miércoles 23 de enero Angola hizo historia al convertirse en el primer país del mundo en despenalizar la homosexualidad en 2019. La iniciativa se aprobó con 155 votos a favor, uno en contra y siete abstenciones.

Hasta el momento la homosexualidad en Angola podía suponer penas de cárcel de 6 meses a 3 años por lo que se consdieraban “actos contra natura“. Esa ley formaba parte del Código Penal aprobado en 1886 y que el país no ha reformado ni una sola vez desde que en 1975 se independizó de Portugal.

Los legisladores aprobaron la aplicación de un proyecto de ley que reforma el Código Penal de 1886, el cual contenía prohibiciones y concepciones heredadas de la época colonial. El Código Penal vigente hasta el momento, heredado de la época colonial portuguesa, castigaba a quienes practicaren de manera habitual actos contra natura. Es cierto que en Angola, a diferencia de otros países de África, la homosexualidad no ha sido objeto de persecución sistemática, pero la persistencia de una norma que podía ser aplicada a cualquier tipo de relación homosexual mantenía en una situación especialmente vulnerable al colectivo LGTB. El nuevo Código Penal elimina esta posibilidad.

Ya el último informe sobre homofobia de Estado de ILGA, de hecho, dejaba entrever una buena predisposición por parte de las autoridades angoleñas a modificar la situación. «En 2013, la delegación de Angola respondió a una pregunta del Comité de Derechos Humanos de la ONU sobre discriminación social de las personas en función de su orientación sexual, diciendo: ‘El principio de igualdad se encuentra consagrado en la Constitución, pero mensurar la discriminación contra los homosexuales en la sociedad es difícil. Sin embargo, las actitudes culturales estarían cambiando. Por ejemplo, la representación de dos parejas de personas del mismo sexo en una telenovela angoleña no fue condenada por los televidentes», puede leerse en el informe, que también destaca como hecho positivo que la institución nacional encargada de los derechos humanos incluya la orientación sexual en sus trabajos. Precisamente en junio de 2018 anticipamos la mejora de la situación del colectivo LGTB en Angola, cuando recogimos la noticia de la legalización del primer colectivo LGTB en la historia del país, Íris Angola.

Con la reforma, el Código Penal de Angola no se limita a la despenalización de las relaciones homosexuales, sino qué también prohíbe la discriminación en el empleo basada en la orientación sexual de las personas. Así, por ejemplo, rechazar a un trabajador o negarse a prestar servicios a un ciudadano por su orientación sexual podría costar hasta dos años de cárcel.

La decisión ha sido saludada no solo por entidades LGTB (como ILGA, organización paraguas que agrupa a colectivos de todo el mundo) o de defensa de los derechos humanos (como Human Rights Watch), sino también por la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que dirige desde septiembre de 2018 la expresidenta chilena, Michelle Bachelet:

Con esta decisión, Angola se convierte en el primer país en despenalizar la homosexualidad durante 2019. Por su parte, el  partido que gobierna el país se mostró a favor de la decisión y dijo que el nuevo Código Penal era “genuinamente angoleño”.

“Al eliminar esos vestigios arcaicos de la época colonial, Angola rechaza las discriminaciones  basadas en la orientación sexual”, señaló Human Rights Campaigne (HRC), una de las organizaciones civiles de defensa de los derechos humanos más importantes del mundo, por medio de un comunicado. Tal y como informa la Human Rights Watch, el parlamento del país ha aprobado un nuevo Código Penal que no contempla la homosexualidad como delito, protege frente a la discriminación en el empleo en base a la orientación sexual y que, en algunos casos, también despenaliza el aborto.

El año pasado, se produjo ya un triunfo para el colectivo LGBT en África. La asociación Íris Angola logró que tras cinco años de espera, al fin el Gobierno de esa nación, formalizara su registro legal. En este país, donde la ley no menciona la actividad homosexual, la comunidad LGBT vive de forma anónima y discriminada en el acceso a la salud y educación.

Alrededor de 70 países siguen penalizando la homosexualidad

Según el mencionado informe de ILGA, publicado por última vez en 2017, 72 estados criminalizaban los actos sexuales consentidos entre personas adultas del mismo sexo  a través de diversas figuras legales como la “sodomía” y las “relaciones sexuales no tradicionales”; asimismo, se castiga a las personas LGBT bajo leyes relacionadas con la moralidad y la conservación del orden, con datos de detenciones recientes bajo estas leyes en 45 estados. El dato suponía una mínima mejoría respecto a lo que el mismo informe recogía en 2016, cuando 74 países penalizaban las relaciones homosexuales (según el criterio de ILGA, ya que según la fuente a la que se recurra pueden existir diferentes criterios interpretativos sobre cuál es la realidad legal en algunos países y territorios).

A la espera de una nueva evaluación de la situación, que previsiblemente se publicará este año, hoy día hay que excluir de esa lista al menos a los países más recientes en despenalizar la homosexualidad son  Trinidad y Tobago e India, el primero anuló las prohibiciones contra las relaciones del mismo sexo en abril del año pasado, y la Corte Suprema de Trinidad y Tobago ha confirmó su sentencia del pasado mes de abril en la que declaraba que la penalización de la homosexualidad vulneraba la Constitución y emitió el texto que reforma los artículos afectados del Código Penal. Asimismo, denegó al Gobierno la solicitud de suspender la sentencia. Recordemos que la Iglesia Católica se manifiestó a favor de la despenalización de la homosexualidad en Trinidad y Tobago; mientras que la corte suprema de India lo hizo en septiembre de 2018.

Fuente Agencias e información de HRC/Dosmanzanas/Cristianos Gays

Imagen tomada de Global Voices.

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Indonesia ilegalizará la homosexualidad, pero sin que parezca “discriminatorio”

Jueves, 31 de mayo de 2018

558x367Uno de los miembros de la comisión parlamentaria que está revisando el Código Penal de Indonesia -que ilegalizará la homosexualidad- asegura que no quieren que el texto parezca “discriminatorio“

Ya llevamos meses contando que la situación del colectivo LGTB+ en Indonesia es catastrófica. Ser LGTB+ en Indonesia no es ilegal (por ahora) salvo en la provincia de Aceh, en la que se han registrado decenas de incidentes, agresiones, detenciones y abusos hacia el colectivo tanto por parte de las fuerzas de seguridad como por parte de civiles. La situación en Aceh es tan escandalosa que las autoridades hace poco decidieron dejar de torturar a personas acusadas de homosexualidad en público, porque consideran que la difusión de esas imágenes dañan la reputación internacional del país. Lo fácil sería dejar de torturar a personas LGTB+ ¿no? Pues no. En Aceh quieren seguir haciéndolo y, ya que están, quieren empezar a cortar cabezas. Literalmente.

 Mientras todo el mundo avanza en materia de derechos humanos, Indonesia decidió hace unos meses que lo suyo era llevar la contraria, declaró la homosexualidad un “desorden mental” y, en un movimiento que hasta la ONU ha criticado, decidió renovar el Código Penal del país para (entre otras cosas) ilegalizar la homosexualidad.

Durante varios meses un comité especial del Parlamento, formado por miembros de todos los partidos políticos, está revisando el Código Penal del país para introducir varios cambios. Desde la prohibición del sexo o la convivencia antes del matrimonio (…) hasta volver a introducir la pena de muerte, pasando por leyes que penalizan las críticas al presidente o ilegalizan la promoción de anticonceptivos. Y sí, también quieren ilegalizar la homosexualidad. Y todos los partidos políticos están a favor de esa medida. Pero no quieren que les llames homófobos y por eso han sorprendido las palabras de Arsul Sani, uno de los miembros de ese comité.

Según Sani, que pertenece al Partido Unido del Desarrollo, el artículo referente a las personas LGTB+ en el Código Penal es uno de los pocos en los que aún no se han puesto todos de acuerdo; pero en declaraciones al diario Tempo.co ha asegurado que: “Ese artículo no se borrará, pero la fórmula se mejorará para que no exista percepción alguna de discriminación“.

El gobierno de Indonesia quiere prohibir los actos homosexuales, algo claramente discriminatorio, pero quiere hacerlo de forma que el texto legal que penalice la homosexualidad no parezca discriminatorio.

Ayer miércoles 30 la comisión parlamentaria se ha vuelto a reunir para terminar de decidir sobre los artículos del código penal que no consiguen zanjar (que incluyen el del colectivo LGTB+, la pena de muerte y los métodos de reproducción asistida). Pero lo que está claro es que, pase lo que pase, Indonesia ilegalizará la homosexualidad en breve. Todo el comité espera que el nuevo código penal esté listo para ser votado y aprobado en el Parlamento el próximo 17 de agosto de 2018.

Posible criminalización de la homosexualidad en todo el país

La noticia tiene lugar en un contexto especialmente hostil, dada la discusión que se ha abierto sobre una posible criminalización de las relaciones entre personas del mismo sexo, de la que también hablamos hace pocos días, y que ha desencadenado una auténtica espiral de LGTBfobia. De hecho, un diputado indonesio proponía la semana pasada modificar la legislación nacional para no solo castigar las relaciones homosexuales con cárcel, sino incluir además la pena de muerte para el colectivo LGTB (o, como mínimo, la cadena perpetua). El artífice de tal propuesta es Muslim Ayub, miembro del Partido Mandato Nacional Islámico (PAN).

Hanafi Rais, otro diputado del mismo partido, aseguraba que el debate sobre la criminalización de la homosexualidad está siendo acordado “por la mayoría de los partidos políticos indonesios”. Los seis partidos seculares, que controlan a la mayoría en la presente legislatura, no parecen, en todo caso, querer ponerse en contra a los extremistas islámicos antes de las elecciones de junio, en las que 171 regiones votarán por nuevos gobernadores, alcaldes y jefes de distrito.

Escalada de LGTBfobia de Estado en Indonesia

Hace algunos días recogíamos, precisamente, la detención de cuatro personas en Banda Aceh, a manos de patrullas ciudadadanas, acusadas de «practicar la homosexualidad»: tres varones y una mujer transexual, que se enfrentan a penas que incluyen los mencionados castigos físicos. A principios de año recogíamos el último y descarnado caso de LGTBfobia de Estado en Indonesia. La policía de Aceh detuvo a doce mujeres trans, les afeitó el cabello y las obligó a vestirse como«hombres normales». En Aceh, desde 2005 rige la sharia o ley islámica gracias a la autonomía que le fue concedida al firmar la paz con los separatistas, poco después del tsunami que asoló la región. En septiembre de 2014, además se aprobó una terrible ley que castiga las relaciones homosexuales con la pena de recibir cien azotes en público con una vara de ratán. La legislación entraba en vigor en octubre de 2015 y fue aplicada, entre otras ocasiones, el pasado mes de mayo a dos jóvenes de 20 y 23 años. En el mismo mes de octubre de 2015 nos hacíamos eco de la detención de dos jóvenes lesbianas (de 18 y 19 años) por abrazarse públicamente y confesar que eran pareja. Según el jefe de la policía islámica las chicas serían “sometidas a rehabilitación con la participación de psicólogos en dependencias sociales”.

Indonesia también votó en 2014 en contra de la resolución del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas contra la homofobia y la transfobia y ha sido calificado, por su propia población, como un mal lugar para vivir si eres gay o lesbiana (solo un 2% opina lo contrario) en una encuesta de Gallup.

En el mes de octubre de 2016, informábamos de la detención de una pareja gay por subir a su cuenta de Facebook unas fotos besándose, junto con un mensaje de amor, que fue considerada por las autoridades como “pornografía”. A estos hechos se suman un deterioro homófobo que reconocía el presidente Joko Widodo, quien lejos de atajarla ha llegado a aprobar medidas discriminatorias, como confiscar preservativos, o la persecución de webs LGTB, bloqueando aplicaciones de citas entre personas del mismo sexo o autorizar formas de discriminación laboralcon el veto de aspirantes LGTB a plazas públicas, el cierre de la única escuela y mezquita para personas trans de Indonesia, aparte de permitir las irresponsables declaraciones homofóbicas de políticos y alcaldes demonizando al colectivo LGBTy la radicalización de líderes religiosos que han llegado a fomentar el boicot a empresas internacionales que apoyan al colectivo LGBT.

En diciembre de 2017 nos hacíamos eco la condena de diez hombres a dos años de cárcel en Indonesia por participar en una supuesta «fiesta gay» en Yakarta, la capital de este país asiático. A diferencia de Aceh, en Yakarta las relaciones homosexuales no son ilegales, por lo que los detenidos fueron condenados por violar la ley contra la pornografía.

El hecho de que se utilice esta ley para perseguir penalmente la homosexualidad en un territorio en el que supuestamente esta no está criminalizada pone de manifiesto la gravedad de la situación que se vive hoy día en Indonesia. De hecho, solo en las provincias autónomas de Aceh y Sumatra Meridional, en las cuales se aplica la sharía o ley islámica (en Aceh a todos los ciudadanos, en Sumatra Meridional solo a los musulmanes, que en cualquier caso son mayoría), las relaciones homosexuales son formalmente ilegales, castigándose incluso con castigos físicos.

Pero también en el resto del país la situación se está deteriorando. Ya lo recogíamos en febrero de 2016, cuando hacíamos alusión a la ola de LGTBfobia protagonizada por políticos y líderes religiosos. Desde entonces, por desgracia, no hemos dejado de conocer casos de detenciones y abusos. Un ejemplo es la redada de mayo de 2017 en el que la policía indonesia detenía en Yakarta a 141 hombres por asistir a lo que las autoridades han calificado como una supuesta “fiesta de sexo gay”, pese a que la homosexualidad no es ilegal en la capital y que desembocó en la citada condena de diez hombres, pero ha habido muchos otros. Días antes de aquella redada, otros ocho hombres eran detenidos, igualmente acusados de celebrar una «fiesta gay» en Surabaya, la segunda ciudad del país. En Java Occidental, la provincia más poblada de Indonesia, el jefe de policía hizo pública por su parte su intención de constituir un grupo de trabajo policial para investigar la actividad de personas LGTB. Y en octubre de 2017 tuvo lugar otra redada en un local de ambiente gay de Yakarta, en la que fueron detenidos 51 hombres. Una estigmatización a la que también ha contribuido la decisión de la Asociación Psiquiátrica Indonesia de clasificar la homosexualidad, la bisexualidad y la transexualidad como trastornos mentales.

Esta espantosa situación podría agravarse de prosperar la iniciativa legislativa que pretende castigar en todo el país las relaciones homosexuales con penas de hasta cinco años de prisión. Sin embargo, en diciembre también aludíamos al “respiro provisional” que había supuesto la decisión del Tribunal Constitucional de Indonesia de rechazar una propuesta de criminalización de las relaciones sexuales entre personas no casadas, cuyo objetivo principal no era otro que el de castigar por vía indirecta las relaciones homosexuales. Poco duraba el respiro, por desgracia.

Fuente | Tempo.co, vía EstoyBailando/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , ,

Indonesia reformará su código penal para criminalizar la homosexualidad

Sábado, 3 de febrero de 2018

wire-1928652-1513584657-846_634x396El parlamento indonesio redacta una modificación del Código Penal que criminalizará la homosexualidad y el sexo extra-matrimonial.

La nueva ley se aprobará con el apoyo de todos los partidos políticos pocas semanas después de que el Constitucional se negara a aplicar esas medidas por no estar incluidas en el Código Penal.

A pesar de las críticas de la comunidad internacional contra la persecución del colectivo LGBT, y de una sentencia en contra de la criminalización de la homosexualidad por parte del Tribunal Constitucional, el gobierno de Indonesia sigue empeñado en criminalizar el adulterio, la homosexualidad y las relaciones sexuales fuera del matrimonio en un país en el que en los dos últimos años se ha incrementado considerablemente la discriminación contra las personas homosexuales, bisexuales y transexuales.

Llevamos bastante tiempo publicando que la situación del colectivo LGTB+ en Indonesia es bastante preocupante. A pesar de ello en Indonesia la homosexualidad solo es ilegal en la provincia de Aceh, la única provincia del país en la que se aplica la Sharia (la ley islámica). Algo que, por lo que parece, cambiará en un par de semanas porque los 10 principales partidos políticos del país han mostrado su apoyo a una reforma del Código Penal que criminalice la homosexualidad en todo el país.

En diciembre del año pasado el Tribunal Constitucional de Indonesia rechazó una petición presentada por la Alianza por el Amor Familiar (un grupo islamista de extrema derecha y AntiLGTB+) para criminalizar el sexo homosexual y el sexo prematrimonial. En su momento la votación fue muy ajustada (5 contra 4) y se rechazó, básicamente, porque el Constitucional no tiene potestad para ello. Como explicaba la sentencia “cualquier limitación a los derechos de las personas ha de ser decidida a través del proceso legislativo” y aclaraban que si el código penal no castiga la homosexualidad el Tribunal no puede hacer nada.

indonesiaEste tipo de manifestaciones homófobas cada vez son más habituales

¿Y qué han hecho ahora los políticos? Pues proponer una modificación del Código Penal, que podría aprobarse el mismo día de San Valentín, en la que se castigue el sexo homosexual con penas de hasta cinco años de prisión. La modificación de la ley, que aún se está redactando en comisión parlamentaria y a la que Reuters ha tenido acceso, criminalizará el sexo extra-matrimonial, la homosexualidad y la co-habitación. Arsul Sani, secretario general del PPP, ha sido uno de los redactores de este nuevo código penal y ha explicado que las condenas “Se aplicarán a personas del mismo género que tienen sexo, lo que básicamente es un acto prohibido. Se considera igual que el adulterio, por lo que un hombre y una mujer que tienen sexo fuera del matrimonio podría considerarse un crimen.

Para la redacción de la ley los miembros del parlamento han tenido en cuenta la opinión de líderes religiosos y diversos juristas (obviamente no han contado con ningún colectivo LGTB+ ni defensor de los derechos humanos) para encontrar la forma de ilegalizar el sexo fuera del matrimonio. Curiosamente la criminalización de la homosexualidad les ha dado menos problemas porque parece que todos los partidos políticos están a favor: “En términos legales, en términos religiosos y en términos éticos, no podemos tener eso en nuestro país“, declaró Junimart Girsang, parlamentario miembro del Partido Demócrata.

indonesia-latizagos-homofobia-696x522Imagen de la tortura pública a la que se sometió a dos hombres en Aceh sospechosos de ser homosexuales.

Como explica Andreas Harsono de la Human Rights Watch esta ley “creará nuevos delitos discriminatorios que no existen en el actual código penal. Frenará los esfuerzos de Indonesia por desarrollar su economía, su sociedad, su conocimiento y su educación y tendrá a las fuerzas de la ley muy ocupadas vigilando la moral. Es igual que la ley Sharia en Aceh.

“Indonesia, cuya constitución garantiza los derechos humanos y ha ratificado muchos convenios de derechos humanos, será ridiculizada por el mundo por crear una ley que potencialmente viola muchos de esos derechos”, declara Said Muhammad Isnur, director de defensa legal en la Fundación del Instituto de Asistencia Jurídica del país. Activistas y expertos legales temen que se propague la vigilancia parapolicial, lo que ya se produce en algunas zonas de Indonesia, y se produzca un retroceso de los derechos humanos y la privacidad en el que es el cuarto país más poblado del mundo, con 250 millones de habitantes, por lo que ya se han movilizado para combatir este proyecto desde la oposición del gobierno. Asimismo, también consideran que la joven democracia del país mayoritariamente musulmán se debilitaría si salen adelante propuestas como tildar de difamación cualquier crítica potencial al presidente y otras revisiones que tendrían como objetivo debilitar las medidas para combatir la corrupción.

Dos años después de su elección, el presidente de Indonesia, Joko Widodo, habla en octubre de 2016 sobre el alarmante incremento de la discriminación contra la comunidad LGTB en su país. Cuatro meses después, en febrero de 2017, el Parlamento Europeo condena que se esté produciendo este incremento de la discriminación de las personas homosexuales, bisexuales y transexuales en su país, pronunciándose en la misma línea el Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU. Precisamente, a lo largo de 2016 y 2017, hasta 1220 personas habrían participado en una encuesta realizada en las 34 provincias del archipiélago mediante la que se concluye que el 87,6 % de los ciudadanos indonesios que entienden qué significa el término “LGTB” se sienten “amenazados” por el colectivo y creen que su religión prohíbe las relaciones homosexuales, rechazando hasta el 79 % la idea de tener como vecino a una persona homosexual, bisexual o transexual.

Ese alto porcentaje ha llevado a que muy pocos políticos muestren su apoyo a las personas LGTB, entre otras cosas porque el año que viene hay elecciones presidenciales y nadie quiere enfadar a una base de votantes eminentemente conservadora.

Este tipo de valoraciones parece estar ligada con el hecho de que hasta un 81,5 % está convencida que las relaciones entre personas del mismo sexo están prohibidas en todas las religiones, no sólo en la musulmana que se practica de forma moderada por el 88 % de los indonesios, aunque el los últimos años se ha producido un incremento del fundamentalismo religioso, según denuncian los activistas. Asimismo, desde Human Rights Watch denuncian un aumento de la retórica contra el colectivo LGBT en los últimos dos años, lo que se ha traducido en acciones por parte de «justicieros» civiles, además de las redadas realizadas por las autoridades amparados en la mayoría de las veces por la ley contra la pornografía.

Hace tan solo unos días la policía de Aceh detenía a una docena de mujeres trans a las que raparon la cabeza en público y han sido retenidas contra su voluntad mientras se les aplicaba un “curso” para que volvieran a ser hombres. Las mujeres, que buscan la forma de huir de la región, han sido puestas en libertad con la condición de que vistan y actúen como hombres.

Indonesia, un infierno para la comunidad LGTB

En febrero de 2016 publicábamos un artículo que recogía cómo la oleada de virulenta homofobia y transfobia se abre paso a un ritmo preocupante en Indonesia. Publicábamos entonces que políticos y líderes religiosos se turnan con declaraciones incendiarias que estigmatizan cada vez más a la población LGTB. Desde entonces, por desgracia, no hemos parado de recoger casos de detenciones, abusos y crueles castigos físicos. Lo que ha hecho que Amnistía Internacional reclame el fin de la cruel persecución al colectivo LGBT en Indonesia.

Indonesia presenta una realidad muy diferente para su comunidad LGTB dependiendo de la región. Formalmente, la homosexualidad no es delito en el país con mayor número de fieles musulmanes del mundo, que mantiene un código penal heredado de la época colonial neerlandesa. La excepción son las provincias autónomas de Aceh (situada en la zona norte de Sumatra) y Sumatra Meridional, aunque en este caso la prohibición rige solo para los musulmanes.

En Aceh, desde 2005 rige la sharia o ley islámica gracias a la autonomía que le fue concedida al firmar la paz con los separatistas, poco después del tsunami que asoló la región. En septiembre de 2014, además se aprobó una terrible ley que castiga las relaciones homosexuales con la pena de recibir cien azotes en público con una vara de ratán. La legislación entraba en vigor en octubre de 2015 y fue aplicada, entre otras ocasiones, el pasado mes de mayo a dos jóvenes de 20 y 23 años.

Fuera de Aceh también se ha registrado un incremento de la represión. También en mayo de este año, la policía indonesia detenía en Yakarta a 141 hombres por asistir a lo que las autoridades han calificado como una supuesta “fiesta de sexo gay”, pese a que la homosexualidad no es ilegal en la capital. No obstante, el portavoz de la policía de Yakarta, Raden Argo Yuwono, aseveraba que los detenidos podrían ser acusados bajo las duras leyes contra la pornografía vigentes en el país. Unas semanas antes, ocho hombres eran detenidos, igualmente acusados de celebrar una “fiesta gay” en Surabaya, la segunda ciudad más grande de Indonesia. Y en octubre, la policía de Indonesia detiene a 58 personas en una redada a una sauna gay de Yakarta

El pasado 20 de diciembre publicábamos que diez hombres habían sido condenados a dos años de cárcel en Indonesia por participar en una supuesta “fiesta gay” en Yakarta, la capital. La noticia supone un paso más en la escalada de LGTBfobia de estado que vive aquel país. Las detenciones se produjeron en Yakarta, la capital, donde las relaciones homosexuales no son formalmente delito. No ha hecho falta: el tribunal ha considerado probado que los condenados violaron la ley contra la pornografía.

El 15 de noviembre del pasado 2016 conocíamos que el gobierno de Indonesia  acaba de prohibir el uso de GIFS en WhatsApp. Pero no sólo porque no se puedan enviar imágenes en movimiento  sino que lo han hecho para evitar que la gente se envíe imágenes pornográficas a través de la aplicación.

Son solo algunos ejemplos de la penosa situación de los ciudadanos LGTB en el país.

Fuente | Reuters, vía EstoyBailando/Universogay/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , ,

Marruecos rechaza legalizar la primera asociación LGTB en solicitarlo

Martes, 31 de enero de 2017

ilf0yqliEl artículo 489 del Código Penal marroquí castiga la homosexualidad con penas de entre seis meses y tres años de cárcel, además de que se enfrenta a una gran reprobación social.

Las autoridades marroquís denegaron la legalización a la primera asociación de homosexuales en Marruecos que la había solicitado, el colectivo Akaliyat (minorías). Akaliyat explicó que el wali (gobernador) de Rabat-Salé rechazó recibir el expediente de parte del presidente de la asociación, lo que equivale a la ilegalización, aunque no se exprese de forma explícita.

El wali explicó a los activistas que su solicitud no respetaba varios dispositivos legales, y dijo que la asociación no informó a las autoridades de la asamblea general constitutiva que habían celebrado el pasado 24 de diciembre. Akaliyat celebró su asamblea constitutiva en medio de un gran secretismo en un acto en el que no estaban presentes tampoco los medios de comunicación y eligió un órgano directivo formado por 24 miembros, antes de solicitar su legalización.

“Nos aferramos a nuestro derecho de constituirnos como asociación (…); seguiremos luchando por las libertades y por dar protección a las minorías”, subrayó Akaliyat, que denunció los “repetidos acosos” que dicen sufrir por parte de las autoridades. La asociación dijo que su línea consiste en defender a “las personas oprimidas por su orientación sexual o religiosa, rechazar la violencia y el extremismo y propagar los valores de tolerancia y convivencia en la sociedad”.

16115006_1282199211837383_1805564746069078126_n

Akaliyat es la primera asociación de minoría sexual o religiosa en Marruecos que da el paso de pedir permiso para legalizarse, ya que el resto de asociaciones similares operan en la clandestinidad a pesar de la incipiente visibilidad que están adquiriendo en los últimos años.

El artículo 489 del Código Penal marroquí castiga la homosexualidad con penas de entre seis meses y tres años de cárcel, además de que se enfrenta a una gran reprobación social.

La propia ley que regula la creación de asociaciones estipula en su artículo 3 que «es nula cualquier asociación fundada en una causa o en un objetivo ilícito, contraria a las leyes o a la moral pública y que tenga como objetivo atentar contra la religión islámica, la integridad territorial o al régimen monárquico».

Página Web Akaliyat

Página de Facebook Akaliyat

Página de Twitter Akaliyat

Fuente Agencias/Akaliyat/

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , ,

Un diputado del PSOE denuncia al obispo de Córdoba por or “incitación al odio”

Lunes, 29 de agosto de 2016

Hurtado demetrio-Fernández1La Fiscalía ya cuenta con tres denuncias contra Demetrio Fernández

El diputado socialista Antonio Hurtado formalizó el pasado viernes su denuncia ante la Fiscalía de Córdoba contra el obispo de esta diócesis, Demetrio Fernández, al considerar que ha podido incurrir en un delito de odio contra el colectivo LGBT e «incitar al odio», en su «constante falta de respeto a través de sus declaraciones públicas».

Según la última reforma del Código Penal, el delito de incitación al odio y a la violencia prevé penas de hasta cuatro años de cárcel a quienes «distribuyan, difundan o vendan escritos» que fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia.

Hurtado presentó su denuncia junto al aval de 2.000 firmas que han apoyado su iniciativa en la plataforma de internet change.org para que la Fiscalía investigase al prelado por equiparar la llamada «ideología de género» con «una bomba atómica».

El diputado considera que su denuncia no cuestiona la libertad de expresión, pero que ésta «tiene un límite y es el derecho al honor y a la dignidad de las personas». Con la de Hurtado, la Fiscalía tiene ya tres denuncias (la de Ganemos Córdoba y un particular) para investigar este caso.

Fuente Religión Digital/Agencias

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , ,

El precio de pegar a un homosexual en Madrid… 250€: Agrede a cuatro jóvenes al grito de “maricones de mierda” y la jueza no aprecia homofobia

Sábado, 20 de agosto de 2016

justicia-no-ciegaLlamar a un grupo de chicos gais “maricones de mierda” y agredirlos físicamente no es homofobia para el Juzgado de Instrucción nº 39 de Madrid. Y ello pese a que la propia sentencia reconoce ambos hechos como probados. El agresor únicamente ha sido condenado a pagar 250 euros a cada uno de los cuatro agredidos. Una sentencia que traduce una dolorosa indefensión y que esperamos sea corregida en el correspondiente recurso.

La agresión fue recogida en su momento por esta misma página. Ocurrió en la noche del 25 al 26 de abril de 2015, en la zona de la Gran Vía, cuando un grupo de cuatro chicos, que se dirigían a una discoteca, se toparon con dos individuos que los increparon al grito de “maricones”. Uno de ellos cometió una primera agresión física. El otro, que mantuvo una actitud más pasiva, excusó al que se mostraba más violento, argumentando que “estaba borracho”. Los jóvenes fueron atendidos en ese primer momento por una patrulla de la Policía Nacional, pero prefirieron minimizar lo sucedido, pensando que se había tratado de un incidente puntual motivado por el alcohol.

No fue así, sin embargo: los localizaron de nuevo, continuaron con los exabruptos y los volvieron a atacar. Los muchachos se toparon en ese momento con una patrulla de la Policía Municipal, a la que denunciaron lo sucedido. De hecho, los agentes encontraron a los agresores. Según contó entonces una de las víctimas los policías no supieron muy bien qué hacer, “quizá por falta de formación en delitos de odio”. Lejos de desistir en su actitud, los agresores regresaron a por los muchachos mientras estos se dirigían a la comisaría de la calle Leganitos y la tomaron con uno de ellos, propinándole patadas y golpes en la cabeza, hasta que quedó tendida en el suelo. Ya ahí aparecieron varios coches de la Policía Nacional.

Un año y cuatro meses después, el agresor que propinó los golpes a los jóvenes ha sido juzgado. Estos han presentado los correspondientes informes médicos, que atestiguan las lesiones sufridas por los chicos. Y sin embargo, a pesar de que la jueza Belén Sánchez considera probados los hechos, no los interpreta como delito de odio ni aplica el agravante por homofobia. La sentencia concluye simplemente que el acusado ha cometido cuatro faltas de lesiones. Sobre la expresión “maricones de mierda” la jueza afirma que “podría ser en su caso constitutiva de una falta de vejaciones injustas o injurias, que ha quedado despenalizada con la reforma operada en el Código Penal, pero no es constitutiva de una falta de amenazas”. Ni una sola mención a su carácter homófobo. El agresor ha sido finalmente condenado a pagar 250 euros a cada uno de los cuatro agredidos.

Para Gerardo Arribas, uno de los muchachos agredidos, la sentencia “lanza un mensaje a la sociedad de que es barato pegar a un homosexual”. El activista Rubén López, vocal de delitos de odio de Arcópoli (colectivo que en su momento denunció la agresión y a la que de hecho pertenecía una de las víctimas), considera por su parte que condenas de este tipo “no alientan a las víctimas a denunciar, sino todo lo contrario”. La sentencia, por cierto, ha sido recurrida: confiamos en que el sentido común acaba por imponerse.

¿Y el artículo 510 del Código Penal…?

El artículo 510 del Código Penal, en su apartado 2, castiga con a quienes “lesionen la dignidad de las personas mediante acciones que entrañen humillación, menosprecio o descrédito de alguno de los grupos a que se refiere el apartado anterior, o de una parte de los mismos, o de cualquier persona determinada por razón de su pertenencia a ellos por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad” a pena de prisión de seis meses a dos años y multa de seis a doce meses.

No somos juristas, pero creemos que llamar a un grupo de chicos gais “maricones de mierda” y agredirlos físicamente es más que suficiente para considerar lesionada su dignidad por razón de orientación sexual. Y si la justicia no lo interpreta así, al menos los agredidos se merecen una explicación digna que contemple todas las sutilezas jurídicas. De lo contrario, la propia sentencia se convierte en un acto más de agravio y humillación a los chicos agredidos, y por extensión a todo el colectivo LGTB.

Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia

Conviene recordar que Arcópoli, con el apoyo de la Fundación 26 de Diciembre, del colectivo Fuenla Entiende y del Movimiento Contra La Intolerancia, puso en marcha a principios del 2016: en marcha acaba de poner en marcha: el denominado Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia. Una herramienta similar a la que, por ejemplo, ya funciona desde hace años en Cataluña, el Observatori Contra l’Homofòbia, a la que hemos hecho referencia en muy diversas ocasiones, y que también fue puesto en marcha por las ONG. La idea es ofrecer una labor de acompañamiento y asesoramiento a las víctimas desde el mismo instante en que sufren la agresión, pero también hacer un seguimiento del recorrido de la denuncia en los juzgados.

Puedes contactar con el Observatorio a través del teléfono 618 54 71 66 (llamada o WhatsApp) y online en la dirección web http://contraelodio.org

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Una valiente joven sale del armario en redes sociales, haciendo frente a la homofobia en Marruecos

Miércoles, 16 de diciembre de 2015

68a408b66ee259b084d1f3c26dde3a6eEl vídeo ha ocasionado una gran polémica en la sociedad de Marruecos donde la homosexualidad está criminalizada con penas de cárcel.

Una lesbiana marroquí llamada Hajar Mutawakil ha “salido del armario” públicamente en un vídeo donde aparece a cara descubierta, lo que ha suscitado un enorme impacto en las redes sociales.

El vídeo fue publicado por la revista dirigida al público homosexual marroquí Akaliyat (Minorías) en el marco de la campaña que está llevando a cabo bajo el tema “El amor es un derecho humano” con motivo del Día de los Derechos Humanos, que se celebró el pasado 10 de diciembre.

En esta grabación de 33 segundos aparece la activista lesbiana Hajar Mutawakil llamando a la tolerancia: “El amor no es un pecado, no es un crimen, amad a quienes quieran y donde quieran”.

En su cuenta en Facebook, Mutawakil dijo no sentirse portavoz de los homosexuales y que con su vídeo pretendía básicamente “expresarse como persona”, y aclaró que no tiene ningún problema con los musulmanes como personas, sino “con sus creencias que les dan derecho a insultarme, pegarme y hasta matarme”.

En una declaración inusual en una sociedad musulmana, Hajar añade que el Islam “me denigra primero como persona, segundo como mujer, tercero como no musulmana y por último como homosexual”.

Las redes sociales y los medios locales comentaron con profusión el vídeo generando reacciones tanto positivas como negativas, y varios activistas izquierdistas compartieron el vídeo como señal de apoyo.

Mutawakil dijo en una entrevista con el diario electrónico Al yaum24 que los homosexuales deben imponer su existencia en la sociedad “porque forman parte de esta sociedad que debe respetarles”.

La homosexualidad está criminalizada en Marruecos por el artículo 489 del Código Penal, que castiga con una pena de entre seis meses y tres años a “quien cometa un acto impúdico contra natura con un individuo de su mismo sexo”, y sufre también de una gran reprobación social.

El movimiento homosexual marroquí, clandestino, cuenta con varias decenas de jóvenes activistas que publican algunas revistas “on line”, pero nunca hasta ahora habían dado la cara de forma pública.

Fuente Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , ,

El Ministro de Turismo de Marruecos se retracta: ‘La despenalización del sexo gay no está en la agenda del Gobierno’

Lunes, 16 de noviembre de 2015

2012-06-29T022916Z_698054977_GM1E86T0S6V01_RTRMADP_3_MOROCCO-HILTON_10102012121021Marruecos es un país que arresta homosexuales en secreto y sin que la opinión pública los conozca. Por eso, nos supuso una grata sorpresa que el Ministro de Turismo del reino alauita pidiera la despenalización de la homosexualidad y del sexo consensuado fuera del matrimonio. Lahcen Haddad hizo estos comentarios a finales de octubre en una entrevista con la cadena CNN árabe. Es el mismo hombre que defendió el espectáculo de Jennifer López cuando fue muy criticado el pasado mes de junio por el jefe de su gobierno, Abdelilah Benkirán, que lo tachó de ‘inmoral’.

El artículo 489 del Código Penal marroquí castiga las actividades sexuales entre personas del mismo sexo con penas que oscilan entre los seis meses a tres años de prisión. Por lo que, Lahcen Haddad, dijo que era el momento de iniciar un debate sobre la homosexualidad en el país de mayoría musulmana y que su partido, el Movimiento Popular, defiende las libertades individuales: ‘Estas prácticas entran en la libertad de la libertad individual y no deben ser castigados con penas de prisión’. Durante la entrevista se definió así mismo como ‘un liberal moderno’.

Sin embargo, después de que sus comentarios comenzaron a circular en los medios franceses esta semana, Haddad emitió un comunicado aclarando sus comentarios. El ministro dijo que su partido no se había adoptado un posicionamiento sobre la homosexualidad y era un problema ‘que no estaba en el orden del día’.

“Quiero hacer hincapié en que mis declaraciones en relación con este asunto. Eran parte de una respuesta a una pregunta sobre el Código Penal, en el que he subrayado la necesidad de encontrar un compromiso entre los principios de libertad, como universalmente están consagrados en las convenciones internacionales, y las especificidades de la privacidad y de la sociedad marroquí, sus tradiciones y las disposiciones de la Constitución”, dijo.

Marruecos seguirá persiguiendo la homosexualidad. Mucho tiene que cambiar las cosas para que algo cambie en el país y tengamos un rayo de esperanza de libertad y tolerancia.

Estas fueron las palabras del Ministro de Turismo, Lahcen Haddad, en la entrevista que le realizó la CNN:

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , ,

Mozambique despenaliza la homosexualidad

Miércoles, 1 de julio de 2015

Random Mozambique (5)Pese a la existencia de la normativa contra la homosexualidad, no se habían registrado casos de su aplicación desde la independencia de Mozambique en 1975 de Portugal.

Mozambique ha despenalizado la homosexualidad, con la entrada en vigor de un nuevo Código Penal que elimina la posibilidad de perseguir a personas por su orientación sexual.

El Código vigente hasta ahora -redactado en 1886 por las autoridades coloniales portuguesas- contemplaba “medidas de seguridad” para quienes “se entregaran habitualmente a la práctica de vicios contra la naturaleza”.

La nueva legislación, promovida en diciembre de 2014 por el presidente saliente Armando Guebuza, elimina esta mención, por lo que desaparece cualquier posibilidad de castigar penalmente la homosexualidad.

Mozambique se convierte así en uno de los primeros países en despenalizar la homosexualidad en el continente africano, donde más de treinta Estados castigan legalmente las relaciones con personas del mismo sexo.

Algunos mandatarios africanos, como los de Uganda, Zimbabue o Gambia, han hecho declaraciones en términos muy agresivos contra gais y lesbianas, que sufren una dura persecución social e institucional.

Recientemente, el presidente de Gambia, Yahya Jammed, advirtió en un mitin a los hombres del país que quieran casarse con otros hombres de que, si son sorprendidos, les cortará la garganta.

Fuente Cáscara amarga

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Escándalo en Granada: El Evangelio es más tajante que el derecho penal

Viernes, 21 de noviembre de 2014

1416224677_234270_88105800_fotograma_1Leído en su blog Teología sin Censura:

Los obispos ni abordan el caso de los abusos de Granada

Desolacion en la Conferencia Episcopal‘, por J. G. BEDOYA

Jesús Maeztu, Defensor del Pueblo andaluz califica del caso de “horrible” : “Tolerancia cero más cero“. 

Monseñor Martínez prepara una misa de “desagravio” el próximo domingo

Martínez habla en Cope de “presunta víctima”

El arzobispo de Granada admite que los abusos sexuales “son verosímiles”

Prodeni estudia personarse como acusación popular contra los curas investigados

Como es lógico, Granada está sufriendo estos días el escándalo y la indignación por los abusos sexuales de menores que presuntamente han cometido algunos curas y dos laicos. Lo razonable sería dejar que la justicia actúe y aceptar su veredicto. Por otra parte, ya es bien sabido que, en este penoso asunto, el papa Francisco ha sido el que ha tomado la iniciativa, el que ha pedido que el presunto delito se denuncie en el juzgado, y el que controla al detalle la solución que requiere el caso, así como la ayuda que se ha de prestar a las víctimas.

Sin embargo, parece que hay gente empeñada en que el escándalo se siga agitando. Se sabe, en efecto, de no pocas personas que están preparando, para el próximo domingo día 23, una especie de manifestación de “desagravio” en la catedral, coincidiendo con la misa que allí celebra el arzobispo. No dudo de la buena voluntad de las personas que están preparando semejante desagravio. Lo que no tengo tan claro es que sea un acierto organizar ese acto. ¿A quién quieren desagraviar? ¿Tienen estas personas tan claro que a quien quieren desagraviar es completamente inocente? ¿No se dan cuenta de que, cuando ocurre un incidente de este tipo, lo mejor es dejar actuar a las autoridades competentes y no dar más motivos de agitación o chismorreo?

Y ya, puestos a hablar sobre el tema, leo en algunos comentarios de Religión Digital que hay quienes me acusan a mí, como profesor que fui de la Facultad de Teología de Granada, de haber sido yo formador o educador de alguno (o algunos) de los presuntos delincuentes. Pues bien, a quienes andan difamando con semejantes disparates, yo les recomendaría que tengan mucho cuidado con lo que dicen. La Facultad de Teología de Granada es una institución muy digna, de un alto nivel intelectual y religioso, y a la que es mucho lo que le debe la archidiócesis de Granada. Por la cantidad de excelentes sacerdotes que en ella se han formado desde el año 1939, cuando en la misma casa de la Facultad fueron acogidos todos los estudiantes diocesanos de la archidiócesis que tenían sus seminarios derruidos por la violencia de la Guerra Civil. Y por lo que a mí respecta en concreto, yo no pude ser profesor de ninguno de los presuntos delincuentes, si es que efectivamente se trata de hombres que tienen en torno a cuarenta años. Yo tuve que abandonar mi cátedra de teología dogmática el año 1983, y en 1988 se me retiró desde Roma (sin juicio y sin saber por qué) la “venia docendi”. Desde entonces no he podido enseñar nada, ni bueno ni malo, a ningún cura de Granada. En todo caso, doy la cara por mis compañeros, profesores de la Facultad, los que eran en mi tiempo de profesor. Y los que están ahora, que son excelentes personas en todos sentidos.

Y termino recordando lo más fuerte. Según los evangelios, Jesús dijo: “Al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más les valdría que le colgasen una piedra de molino al cuello y lo arrojasen al fondo del mar” (Mt 18, 6; Mc 9, 42). Un texto que, en cualquier caso, es la sentencia del Evangelio para quienes van por la vida dando motivo de escándalo a quienes buscan el bien y la verdad, sobre todo si son personas desprotegidas.

Espiritualidad, General , , , , ,

Detenido en la India tras ser grabado con cámara oculta por su esposa manteniendo sexo gay

Sábado, 1 de noviembre de 2014

Screen-Shot-2014-06-12-at-10.58.28-AMEsta semana hemos conocido el caso de un hombre ha sido detenido en la ciudad india de Bangalore después de que su esposa lo grabara con cámara oculta manteniendo sexo en su domicilio conyugal con otro hombre. El detenido, identificado como John F., de 32 años de edad, un ingeniero en el departamento de servicios financieros de Ipsos, fue acusado en virtud del artículo 377 del código penal, que castiga las relaciones homosexuales con hasta 10 años de cárcel. ‘Fue el brillo de labios de color rosa lo que primero despertó mis sospechas. Se lo ponía todos los días y si se le quitaba, volvía a retocarse inmediatamente. Sus gestos y ademanes también son femeninos y cada vez que le pregunté por sus gustos sexuales siempre me dio respuestas poco fiables’, aseguraba la esposa agraviada, de 31 años de edad, al periódico El Espejo de Bangalore.

La pareja era fruto de un matrimonio concertado, una práctica muy habitual en la India. Se habían casado en noviembre del año pasado pero él se había negado a consumar las relaciones íntimas y dormían en habitaciones separadas.

Los chismorreos sobre la sexualidad del hombre se habían extendido por el barrio e incluso los vecinos le contaron a la esposa que llegaba a casa temprano con diferentes hombres cada vez que ella trabajaba hasta tarde. Así que la esposa decidió acabar con todas las dudas y contrató a un detective que instaló cámaras ocultas por las principales habitaciones de la casa antes de emprender un viaje de una semana a su ciudad natal. Cuando regresó y revisó el material de archivo vio a su marido acostándose con un hombre. Grabó el vídeo en un CD y presentó una denuncia en una comisaría cercana. ‘También he presentado una denuncia contra mis suegros porque me engañaron ya que creo que sabían que su hijo era gay pero intencionalmente me hizo creer que no lo era. Ellos me han arruinado la vida por conseguir que me casara con él”, ha declarado la afectada.

El comisionado Adjunto de la Policía Central en Bangalore, Sandeep Patil, ha explicado los motivos por los que sólo se ha detenido al marido: “Arrestamos al esposo poco después de que la mujer presentara la denuncia aportando la prueba. Ella asegura que sus suegros le han engañado pero estas denuncias tienen que ser completamente probadas antes de que podamos detenerlos”.

En la India siguen siendo ilegales los actos sexuales que vayan ‘contra el orden de lo natural’. Pese a esto, el gobierno no persigue a los mayores de edad que consienten una relación homosexual y la llevan a cabo en extrema privacidad.

El 2 de julio de 2009, en un fallo sorprendente, la Corte Suprema de Nueva Delhi derogó la sección del Código Penal que consideraba ilegal a todo acto homosexual. En el fallo pronunciado, los jueces dijeron que se debía integrar a las personas homosexuales y que se les debía de respetar su dignidad. También, hablaron de una nueva visión de la sociedad india hacia la homosexualidad, más tolerante y abierta. Pese a esto, no se puede aún decir que la homosexualidad es legal en la India, ya que el fallo, si bien sienta un precedente para acciones similares en toda la nación, es sólo aplicable en la jurisdicción de Delhi. Tras la apelación, la Corte Suprema de la India revertía en diciembre de 2013 el fallo de la Corte Suprema de Nueva Delhi, volviendo a dar vigencia a la sección 377 del Código Penal indio, que castiga la homosexualidad con hasta 10 años de cárcel.

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

El Tribunal de Apelación de Singapur determina que la penalización de las relaciones homosexuales es constitucional

Viernes, 31 de octubre de 2014

noticias_file_foto_887105_1414585165Malas noticias desde el sudeste asiático. El Tribunal de Apelación de Singapur (la más alta instancia judicial del país) decidió este miércoles que la sección 377-A del Código Penal, que establece la criminalización de las relaciones homosexuales masculinas, se ajusta a la Constitución de la ciudad-estado, y deja su posible derogación en manos del legislativo.

La Corte Suprema de Singapur ha dictaminado hoy (29 de octubre) que la ley que tipifica como delito las relaciones sexuales entre los hombres es constitucional, en respuesta a dos apelaciones presentadas por tres hombres que denunciaban que esta norma infringía los derechos humanos. La comunidad LGBT venía solicitando durante los últimos meses que se le reconocieran ciertos derechos, si bien se enfrentaban a una nación tradicionalmente conservadora como es esta república asiática. Este tribunal es el encargado de ratificar la constitucionalidad de las leyes en el país.

Tan Eng Hong por un lado, y la pareja formada por Lim Meng Suang y Kenneth Chee Mun-Leon por otro, fueron los percusores de la iniciativa que buscaba derogar la ley que castiga con penas de hasta dos años de prisión a los hombres que practicasen “actos indecentes graves en público o en privado”, y donde incluyen el sexo gay. Sostienen que esta ley homófoba viola sus derechos a la igualdad, a la vida y a la libertad individual, una postura que la corte no comparte. Esta decisión judicial supone un duro golpe para ellos.

El artículo en cuestión es, como en otros muchos países, una herencia de la época colonial británica, y había sido recurrido por un hombre y una pareja gays. Tan Eng Hong fue llevado ante la justicia en 2010 tras ser descubierto practicando sexo oral con otro hombre en los baños de un centro comercial. Hong se enfrentaba entonces a una posible pena de dos años de cárcel, aunque con posterioridad se decidió acusarlo de un delito no contra la sección 377-A, sino contra la sección 294, que castiga de forma genérica los actos obscenos en lugares públicos, lo que rebajaba la amenaza de cárcel a tres meses como máximo. Pese a todo, su abogado M. Ravi decidió solicitar la declaración de inconstitucionalidad de la sección 377-A para acabar con la posibilidad de persecución penal de los hombres homosexuales. La Alta Corte rechazó valorar el caso al no haber sido finalmente aplicada la mencionada sección. Sin embargo, dos años después, el Tribunal de Apelación reconoció el derecho del demandante a acudir a la justicia para preguntar si la sección 377-A es constitucional o no. “Esta provisión afecta las vidas de una porción nada insignificante de nuestra comunidad de una manera muy real e íntima”, expresaba la sentencia. “Un efecto indeseado de la 377-A es que puede convertir en criminales a las víctimas”, añadía.

El segundo caso ante la justicia singapurense es el de la pareja formada por Gary Lim y Kenneth Chee, que presentaron una demanda ante la Alta Corte de Singapur en 2012 con el objetivo de que la criminalización de las relaciones homosexuales masculinas fuera declarada inconstitucional. Lim y Chee, aunque no se sentían directamente amenazados por una penalización que en la práctica no se aplica cuando las relaciones homosexuales tienen lugar en privado, denunciaban sentirse etiquetados como “criminales y que cualquiera pueda denunciarles con la ley en la mano.

El tribunal señala que la ley, conocida como la Sección 377A del Código Penal, pasó una prueba para determinar si cumple con el derecho constitucional de igualdad, según apunta AP.  Ahora, el Tribunal de Apelación ha rechazado ambas demandas, arguyendo que la sección 377-A no viola el derecho a la vida y la libertad recogido en la Constitución de Singapur, porque este artículo se refiere a la protección frente al encarcelamiento ilegal y no al derecho a la privacidad y la autonomía personal. En cuanto a la no discriminación, según el juez, las categorías de género, sexo y orientación sexual no están protegidas por la Carta Magna, a diferencia de la religión, la raza o el lugar de nacimiento. El Tribunal afirma “entender los profundos sentimientos de los demandantes”, pero no hay nada que este tribunal pueda hacer para ayudarles. Su solución está, en todo caso, en el ámbito legislativo”, apunta en relación a la sentencia el juez Andrew Phang Boon Leong, uno de los que han rechazado el recurso y traslada el “remedio” de esta situación a la “esfera legislativa”. El abogado M. Ravi ha lamentado una decisión que, según él, supone “un enorme paso atrás para los derechos humanos en Singapur”.

M. Ravi, abogado de Tan, sostiene que esta decisión judicial supone un retroceso para los derechos humanos en Singapur. “Esta ley absurda y discriminatoria criminaliza el aspecto central de la identidad de las personas, en este caso, de los hombres homosexuales”, expresa en un comunicado. “Esta desigualdad de trato en la ley se basa en el odio por el odio, y la discriminación por la discriminación, y nada más”, añade.

La medida no afecta a las relaciones sexuales entre mujeres.

Una sociedad muy conservadora

Singapur es una ciudad-estado del sudeste asiático, con una economía capitalista fuertemente desarrollada. Poblada por diferentes grupos étnicos y religiosos, la mayor parte de su población es de origen chino, aunque hay una elevada proporción de malayos e indios. La religión más practicada es el budismo, si bien existen importantes minorías musulmana y cristiana. Es, en cualquier caso, una sociedad globalmente muy conservadora.

Singapur no despenalizó hasta 2007 tanto el sexo oral como el sexo anal, pero sólo para heterosexuales. Las relaciones homosexuales masculinas siguen penalizadas como actos de indecencia” de acuerdo a la ya mencionada sección 377-A del Código Penal, aunque en la práctica no se persiguen, siempre y cuando se practiquen, como se dijo arriba, en privado. De hecho, en 2006 se anunció una reforma para despenalizarlas que nunca se llegó a materializar. Tímidamente empieza además a surgir un movimiento en favor de los derechos de las personas LGTB (hace cinco años hacíamos referencia a una concentración en su apoyo). Y el año pasado salía del armario el primer político abiertamente gay del país.

Foto: Edificio Corte Suprema de Singapur

Fuente Ragap y Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.