Inicio > General, Homofobia/ Transfobia., Islam > Indonesia incluye al colectivo LGTB en una guía de enfermedades mentales

Indonesia incluye al colectivo LGTB en una guía de enfermedades mentales

Lunes, 5 de febrero de 2018

780x580-noticias-indonesiaEl ministerio de Sanidad indicó que ha terminado el manual y considera que las personas LGTB corren el riesgo de sufrir problemas o enfermedades mentales.

También fija una serie de derechos de este colectivo como el acceso al tratamiento y a la información médica.

El pasado sábado informábamos de que el Parlamento de Indonesia discute la posibilidad de incluir en su Código Penal el adulterio y la homosexualidad … Hoy vemos que ha dado un paso más en la escalada homófoba al filtrarse que están preparando una guía de enfermedades mentales entre las que se contempla a las personas homosexuales, bisexuales y transexuales.

Indonesia ha incluido al colectivo de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGTB) en una guía médica de enfermedades mentales, a las que lo considera proclive por su orientación e identidad sexual, informaron fuentes oficiales.

A pesar de que una sentencia del Tribunal Constitucional de Indonesia, rechazando la declarar ilegal tanto el adulterio como la homosexualidad, la Cámara Baja del Parlamento de Indonesia sigue discutiendo actualmente la modificación del Código Penal para tipificar como delito las relaciones sexuales consentidas entre personas adultas del mismo sexo o las relaciones sexuales fuera del matrimonio, entre otras medidas. En la guerra sin tregua contra la diversidad sexual de la república de Indonesia, una nueva batalla se filtra a los medios de comunicación gracias al director de prevención y control de enfermedades del Ministerio de Salud de Indonesia, Fidiansyah, que revela la intención del gobierno de desarrollar una guía de enfermedades mentales entre las que se explicaría cómo combatir a las inclinaciones homosexuales, bisexuales y transexuales.

El ministerio de Sanidad indicó que ha terminado el manual, cuyo contenido aún no ha sido publicado, pero considera que las personas LGTB corren el riesgo de sufrir problemas o enfermedades mentales. “Los últimos arreglos ya han finalizado y este año habrá reuniones con las partes interesadas”, dijo el director de prevención y control de enfermedades mentales del ministerio, Fidiansyah, que como muchos indonesios utiliza solo un nombre.

La guía se basa en dos documentos y se trata de una especie de manual sobre enfermedades mentales, según Fidiansyah, uno redactado en 2016 por la Asociación de Psiquiatras de Indonesia (PDSKJI, en indonesio) y otro elaborado por el ministerio de Sanidad el año pasado.

El texto del PDSKJI establece que los homosexuales y bisexuales están en riesgo de “ser catalogados como personas con problemas mentales”  mientras que los transexuales  se señalan directamente “como personas con enfermedades mentales”. La asociación también fija una serie de derechos de este colectivo como el acceso al tratamiento y a la información médica. “Inaceptable en Indonesia”. Por su parte, el documento del ministerio de Sanidad consiste en un compendio de fuentes médicas y legales que incluye las opiniones de otros ministerios, como el de Religión, y concluye que “el fenómeno LGTB es inaceptable en Indonesia”.

El polémico documento concluye que “aunque no es una enfermedad mental, una persona LGTB puede sufrir por la inseguridad sobre su identidad u orientación sexual, lo que puede llevar a la depresión”. Pensando, sin duda, en el bienestar de personas que pretende considerar enfermas, Indonesia ha decidido desarrollar su propia guía sobre enfermedades mentales para distanciarse de la postura de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Mundial de Psiquiatría (WPA), y la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) que no consideran ni la homosexualidad y ni la transexualidad como enfermedades mentales y que no permiten esas modificaciones.

Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid o el Consejo General de la Psicología de España quien alerta sobre la inutilidad y el peligro de las “terapias reparadoras” de la homosexualidad . Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir. Y en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en el mismo sentido.

El Parlamento indonesio discute actualmente modificar el Código Penal para tipificar como delito el sexo consentido entre adultos homosexuales o las relaciones sexuales extramaritales, entre otros.

Grupos proderechos humanos como Human Rights Watch denuncian un aumento de la retórica homófoba por parte de cargos públicos desde enero de 2016, instigada por grupos islamistas que condenan la homosexualidad en el país, con la mayor población musulmana del mundo.

Salvo en la provincia de Aceh, en la isla de Sumatra, donde rige la sharia, la homosexualidad es legal en Indonesia. Cabe preguntarse si, de llegar a considerar a las personas homosexuales y transexuales como enfermas mentales, pasarán igualmente a tratarlas como a cualquier otro paciente, en lugar de como a delincuentes.

Indonesia, un infierno para la comunidad LGTB

En febrero de 2016 publicábamos un artículo que recogía cómo la oleada de virulenta homofobia y transfobia se abre paso a un ritmo preocupante en Indonesia. Publicábamos entonces que políticos y líderes religiosos se turnan con declaraciones incendiarias que estigmatizan cada vez más a la población LGTB. Desde entonces, por desgracia, no hemos parado de recoger casos de detenciones, abusos y crueles castigos físicos. Lo que ha hecho que Amnistía Internacional reclame el fin de la cruel persecución al colectivo LGBT en Indonesia.

Indonesia presenta una realidad muy diferente para su comunidad LGTB dependiendo de la región. Formalmente, la homosexualidad no es delito en el país con mayor número de fieles musulmanes del mundo, que mantiene un código penal heredado de la época colonial neerlandesa. La excepción son las provincias autónomas de Aceh (situada en la zona norte de Sumatra) y Sumatra Meridional, aunque en este caso la prohibición rige solo para los musulmanes.

En Aceh, desde 2005 rige la sharia o ley islámica gracias a la autonomía que le fue concedida al firmar la paz con los separatistas, poco después del tsunami que asoló la región. En septiembre de 2014, además se aprobó una terrible ley que castiga las relaciones homosexuales con la pena de recibir cien azotes en público con una vara de ratán. La legislación entraba en vigor en octubre de 2015 y fue aplicada, entre otras ocasiones, el pasado mes de mayo a dos jóvenes de 20 y 23 años.

Fuera de Aceh también se ha registrado un incremento de la represión. También en mayo de este año, la policía indonesia detenía en Yakarta a 141 hombres por asistir a lo que las autoridades han calificado como una supuesta “fiesta de sexo gay”, pese a que la homosexualidad no es ilegal en la capital. No obstante, el portavoz de la policía de Yakarta, Raden Argo Yuwono, aseveraba que los detenidos podrían ser acusados bajo las duras leyes contra la pornografía vigentes en el país. Unas semanas antes, ocho hombres eran detenidos, igualmente acusados de celebrar una “fiesta gay” en Surabaya, la segunda ciudad más grande de Indonesia. Y en octubre, la policía de Indonesia detiene a 58 personas en una redada a una sauna gay de Yakarta

El pasado 20 de diciembre publicábamos que diez hombres habían sido condenados a dos años de cárcel en Indonesia por participar en una supuesta “fiesta gay” en Yakarta, la capital. La noticia supone un paso más en la escalada de LGTBfobia de estado que vive aquel país. Las detenciones se produjeron en Yakarta, la capital, donde las relaciones homosexuales no son formalmente delito. No ha hecho falta: el tribunal ha considerado probado que los condenados violaron la ley contra la pornografía.

El 15 de noviembre del pasado 2016 conocíamos que el gobierno de Indonesia  acaba de prohibir el uso de GIFS en WhatsApp. Pero no sólo porque no se puedan enviar imágenes en movimiento  sino que lo han hecho para evitar que la gente se envíe imágenes pornográficas a través de la aplicación.

Son solo algunos ejemplos de la penosa situación de los ciudadanos LGTB en el país.

Fuente Cáscara Amarga/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.