Archivo

Archivo para Lunes, 26 de febrero de 2018

Espacio sagrado

Lunes, 26 de febrero de 2018

Del blog Nova Bella:

tumblr_nv9fwbPGHD1qd2onxo1_1280

La duda misma crea espacio y es, en ese preciso momento, cuando las palabras se desvanecen y uno no puede hacer más que retirarse, amablemente, para recibir las enseñanzas del gran maestro: el silencio interior.

*

Oriol Teixidor

***

barragan

Luis Barragán, Capilla de las capuchinas, Ciudad de México

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

“¿Qué es la Cuaresma y qué implica para los creyentes?”

Lunes, 26 de febrero de 2018

cuaresma_portada_01No pocos cánticos chirigoteros y cuchufletas (*) habrían de ser otros tantos puntos de reflexión y examen de conciencia para corregir comportamientos, también jerárquicos, dentro y fuera de la Iglesia.

De “tiempo santo y aceptable” califica la liturgia a los 46 días comprendidos entre el “Miércoles de Ceniza” y el Domingo de la Pascua de la Resurrección –“quadragésimo dies”– y que se consagra a la penitencia y al ayuno “modelado sobre el ejemplo de Moisés y Elías antes de ser admitidos ante la visión de Dios”. Las siguientes reflexiones podrán contribuir a la reconversión de tiempo tan sagrado en marco y academia doctrinal y ascética para la auténtica vida cristiana.

Ya en el concilio de Nicea (a.325), en su cánon 5, se da por supuesta en las principales Iglesias de Oriente la dedicación de este tiempo litúrgico al ayuno riguroso, a veces mitigado, como preparación adecuada para el bautismo- y con-resurrección de Cristo Jesús. “Como el líquido no rompe el ayuno”, las fórmulas para sobrellevarlo en conformidad con el ritual litúrgico no siempre resultaban tan enfadosas e incómodas como para llegar a impedir el trabajo propio o ajeno.

Además, a los ricos, con bulas e indulgencias, se les facilitaban cuantas dispensas fueran precisas para eximirles de las culpas y pecados, aún los incluidos en el apartado de la gula y la glotonería.

El número “cuarenta” se hace reiteradamente presente en los textos bíblicos, por lo que la consideración e interpretación literales, no siempre tienen por qué ser fieles, sino más o menos aproximadas y simbólicas. El diluvio universal duró cuarenta días. La estancia de los israelitas en Egipto perduró cuatrocientos años. La peregrinación por el desierto, camino de la Tierra Prometida, fue de cuarenta años.

Las horas que permaneció enterrado Cristo en el sepulcro resultaron ser cuarenta, al igual que los días de su ayuno antes de haber sido bautizado por Juan. Alrededor de cuarenta años se aceptaba en aquellas épocas el tiempo transcurrido entre una y otra generación entre los humanos…

La Cuaresma, es decir, toda la vida, es también el tiempo del segundo bautismo, no habiéndose insistido catequísticamente en que también lo es la penitencia, en igualdad de condiciones que la abstinencia, la limosna y la oración, que son valores tan cuaresmales, o más, que los sacrificios y actos de mortificación corporales.

Estos, como otros tantos frutos y consecuencias de la pujanza y validez de la fe, convirtieron la vida de muchos en constantes programaciones de tristezas, incomodidades y desesperanzas, sin posibilidad de disfrutar de lo bueno que con legitimidad proporciona la vida en esferas familiares, sociales y amistosas, no confiando ser verdad aquello de que “Dios creó el mundo para nuestra satisfacción y servicio”.

La certeza de esta aseveración está documentada hasta en el propio organigrama de la liturgia cuaresmal. Exactamente el cuarto domingo -“dominica laetare“- se denomina de esta manera, por la generosa aportación de santa alegría y apacible serenidad contenida en los textos sagrados de la misa y del Oficio Divino, permitiéndose además que el altar sea revestido de flores, que suene el órgano, y que los celebrantes usen las dalmáticas “jucunditatis”, con el color rosa, y no el morado habitual.

La bendición de la “Rosa de Oro”, que les era concedida por el papa a benefactores de la Iglesia y a determinadas instituciones u obras, exactamente en este domingo, y las bullanguerías populares que se organizaban en tal ceremonia cívico-religiosa, manifiesta con claridad y tersura que la tristeza, por tristeza, es menos, mucho menos, religiosa, que la fe verdadera. La fe es alegría, por lo que cualquier Cuaresma que se ritualice sobre textos y símbolos de desesperanza y tristeza, reclama hoy revisión y restructuración esencialmente litúrgica y piadosa.

Es religiosamente constructivo desvelar que los términos “carnestolendas” y “carnaval” definen el periodo de tres días que precede a la Cuaresma y a la fiesta popular, que consiste generalmente en mascaradas, bailes y comparsas. Los dos términos están compuestos con las palabras “carne” y “tollere” o “levare”, que significa la desaparición de este alimento de la dieta, además del uso y disfrute de determinados encuentros en la intimidad amorosa. “Antruejo”, equivalente también a carnestolendas y a carnaval, procede en su etimología de “introito” o entrada.

Merece destacarse además y penitencialmente que no pocos cánticos chirigoteros y cuchufletas habrían de ser otros tantos puntos de reflexión y examen de conciencia para corregir comportamientos, también jerárquicos, dentro y fuera de la Iglesia. Lo de “irreverente” no deja de ser, normalmente, y por vulgar, un simple, disculpable y anecdótico episodio.

Como punto y aparte de estas sugerencias aporta la anécdota de que el obispo de una diócesis española prohibió la celebración de un festival taurino en el que intervendrían los más “famosos y notables espadas” en beneficio de la promoción de un grupo de viviendas para pobres…

La razón “oficial” aportada no fue otra que la coincidencia del citado festival con el tiempo litúrgico de la sagrada Cuaresma. (Si a alguien le asaltara la tentación de pensar que se trata de un invento antiepiscopal por mi parte, estoy dispuesto a proporcionales cuantos datos, circunstancias, nombres y apellidos, precisen). Algunos lo justificarán aseverando que se trataba de otros tiempos y hasta de otros obispos…

(*) Bromas, con letras llenas de ingenio, que se cantan en los carnavales en España y más propiamente en Cádiz.

Antonio Aradillas

Fuente Religión Digital

Espiritualidad ,

Fabio Meneses: “Cuando acepté que ser homosexual no era enfermedad ni pecado, mi vida cambió”

Lunes, 26 de febrero de 2018

fabio-1Fabio Meneses tiene 37 años y es de Bogotá. Es licenciado en inglés y trabaja coordinando proyectos de lectura en colegios.

A Fabio le enseñaron, en la iglesia y en su casa, que ser homosexual no era parte de su identidad sino un castigo o un pecado.

Por María Mercedes Acosta

Culpa, dolor, frustración e ideas suicidas fueron los sentimientos que durante años acompañaron a Fabio Meneses. Después de intentarlo todo para dejar de ser homosexual, hoy se ama y se acepta como es y dedica parte de su tiempo a evitar que otras personas pasen por el sufrimiento que él vivió.

religionmasdiversidad-11

El objetivo era completar 14 pasos. De lograrlo, le decían a Fabio Meneses, recibiría una recompensa: dejaría de sentir atracción por los hombres. O, en otras palabras, renunciaría a su orientación sexual, una parte de su identidad.

Este no es el guión de una comedia de humor negro. Es una de las tantas historias de dolor y culpa por cuenta de las promesas que algunos líderes religiosos les hacen a las personas lesbianas, gais, bisexuales y trans (LGBT).

Fabio completó los 14 pasos que incluían ayunos, largas jornadas de oración y hasta exorcismos del “espíritu de la homosexualidad”, lo que implicaba revisar su historia familiar para identificar si él cargaba con un pecado de sus antepasados.

Sus gurús espirituales partían de la base de que así como ciertas enfermedades son genéticas, la orientación sexual de Fabio era el castigo por los malos comportamientos de otros.

El antecedente inmediato: Fabio nació en un hogar cristiano evangélico. Forma parte de una familia conformada por papá, mamá y hermano menor, que no asistía a celebraciones, no consumía bebidas alcohólicas ni escuchaba música -excepto religiosa- y donde su mamá no se sentía autorizada para maquillarse, arreglarse o usar pantalones.

En las reuniones familiares con tíos y primos estaban juntos pero no revueltos para evitar tentaciones mundanas. Si iban, lo hacían con cierta prevención, marcando una distancia.

Fabio llegó a la iglesia que marcó su infancia y adolescencia a los cinco años. Su papá trabajaba en Vichada cuando un día, en medio de la soledad en la que vivía, una señora lo invitó a la iglesia cristiana Asambleas de Dios y le dijo que cuando regresara a Bogotá buscara el Centro Misionero Bethesda. Así lo hizo.

Durante 13 años él y su familia asistieron a esa iglesia los sábados por la tarde, todo el domingo y martes y jueves por la noche. Rápidamente Fabio aprendió que si no hacía lo que le decían en la iglesia se iría para el infierno.

Para la muestra: los domingos acostumbraban ir en ayunas a la iglesia. Un día Fabio se dio cuenta de que un carpintero del barrio desayunaba antes de llegar a la iglesia. Le dijo a su mamá que ese señor se condenaría.

Su comentario resultó tan categórico que hasta su mamá tuvo que responderle: “no, tampoco. Si él no ayuna es su problema, pero no quiere decir que se vaya a ir para el infierno”.

Y ni qué decir con el tema LGBT. Finalmente, el Centro Misionero Bethesda, como tantas otras iglesias, tiene una posición contudente al respecto: un “no” rotundo. Un pecado, una aberración y un motivo para condenarse.

Son tan radicales que cuando Fabio empezó a ver a una mujer trans asistiendo a su iglesia, se preguntó por qué el pastor no se expresaba públicamente contra ella. No entendía por qué abiertamente no la rechazaban. Lo que no se imaginaba era que, de cumplirse esa premisa, él también sufriría ese rechazo.

El descubrimiento de su orientación sexual empezó cuando tenía seis años y un pastor visitó su iglesia. Al finalizar su prédica, mucha gente se acercó a saludarlo. “Recuerdo que el pastor me alzó y me dio un beso. Olía muy rico y yo sentí algo especial, algo que me gustó”, señala Fabio.

Años después, estando en primaria, algunos compañeros del colegio comenzaron a decirle “el volteado” y Fabio no entendía a qué se referían pero el calificativo le incomodaba. Así que le comentó a su mamá y ella habló con la directora de grupo, quien reunió al curso y frenó la situación.

Más adelante Fabio se vinculó al grupo scout de la iglesia donde sintió atracción por algunos hombres. Ya para ese entonces se había fijado en varios de sus compañeros de colegio. “Esto no me puede estar pasando a mí“, se repetía. Rezaba, ayunaba, iba a la iglesia y le pedía a Dios que “eso” se le pasara.

Fabio está convencido de que las religiones no son para para hacerles daño a otros: los problemas empiezan cuando uno intenta regular la ropa, la sexualidad o el comportamiento de los demás. Foto: Andrés Camilo Gómez.

Un día no pudo más. Tenía 14 años cuando, saliendo de la iglesia, le contó angustiado a su mamá que los hombres le gustaban. Ella lo tranquilizó diciéndole que era una etapa que pronto superaría, que no se preocupara y que mejor le rezara a Dios para que lo sanara.

Así lo hizo. Y dio el tema por cerrado. “Yo creía que podía controlar lo que sentía y durante años no me involucré ni sexual ni afectivamente con nadie“, señala Fabio.

Para evitar tentaciones nunca salía con sus compañeros de colegio. Se llevaba bien con ellos, pero mantenía una distancia. Su círculo de amigos eran los “ñoños” del salón que no salían ni tomaban.

Durante su adolescencia no tuvo ningún conflicto propio de esta etapa. “A mí no me daban ganas de fumar, rumbear ni tomar. Mucho menos me cuestionaba los discursos de la iglesia. Estuve lejos de ser un adolescente rebelde“.

De hecho, era uno de los jóvenes más espirituales de la iglesia, un buen candidato a pastor, decían algunos. Y sí, ese era su sueño: ser un pastor, predicar y dedicarse tiempo completo a la iglesia.

Por eso, una vez se graduó del colegio no entró a la universidad. Durante un tiempo contempló la idea de prepararse para ser pastor, pero al final optó por estudiar licenciatura en inglés.

En esa decisión fue determinante la lucha interior por la que pasaba. A medida que iba creciendo, la atracción por los hombres era más clara. “¡Cómo voy a ser pastor así!“, se decía, porque tenía muy claro que no iba a llevar una vida doble.

Por eso durante años no tuvo relaciones con hombres y encontró la manera de hacerle el quite a la presión social de tener novia. Como en la iglesia les enseñaban que debían esperar a la mujer ideal, su respuesta a la tradicional pregunta “¿tienes novia?”, era: “estoy esperando a la mujer idónea“.

Para ese entonces, 19 años, Fabio no conocía saunas ni bares gay, lo máximo que hacía era ver pornografía y masturbarse. Eso sí, cada vez que hacía lo uno o lo otro, se prometía que sería la última vez y bloqueaba -temporalmente- páginas de Internet.

Una vez entré a un chat y rápidamente me salí y en otra ocasión abrí un perfil en Messenger y poco después lo cerré“. Quería. Intentaba. Pero el miedo era más poderoso.

Sin embargo, llegó el día en que pudo poner en palabras -internas- lo que sentía: “me gustan los hombres“. Aunque no aceptó la etiqueta “gay”, porque seguía convencido de que lo superaría.

El problema era que ya no solo le atraían sino que el interés sexual por ellos era cada vez más fuerte. El paso a seguir: hablar con el pastor. “Tranquilo, aférrese a la palabra de Dios, apréndase versículos y a medida que lo haga va a ver un cambio, seguro le quedará algo pero muy pequeño“, le respondió el pastor.

Fabio puso en práctica sus recomendaciones, pero como él mismo lo dice, la maricada seguía intacta. En medio del desespero, buscó ayuda virtual y encontró una organización llamada Exodus, en Estados Unidos, que ofrecía “superar la homosexualidad”.

Entró a un chat de la organización. Estando allí un joven de Bogotá lo contactó y le propuso que se conocieran. Fue la primera vez que Fabio se encontró con alguien que, abiertamente, se identificaba como gay. Almorzaron y ya.

Sin embargo, ese joven le contó que alguien de Exodus vendría a Colombia a abrir un “grupo de apoyo”, llamado Romanos VI, dirigido a personas LGBT creyentes que quisieran “superar la homosexualidad”. De inmediato se apuntó.

Al inicio del curso “deshomosexualizador” les entregaron un libro muy pesado, casi como una Biblia, llamado Los 14 pasos para superar la homosexualidad, basado en los grupos de apoyo de alcohólicos anónimos.

 “Yo asistía a esos grupos con la ilusión de que sería heterosexual y no sufriría más”.

Fabio arrancó el curso con la mejor energía. Preparaba las clases, asistía a las reuniones, se desahogaba, sentía alivio, ayunaba, reprendía el “espíritu de la homosexualidad” y acudía a vigilias, pero seguía igual.

De hecho, la atracción por los hombres aumentó al escuchar las historias de sus compañeros. “Esas conversaciones me llevaron a buscar pornografía específica, a conocer más detalles de cómo se hacía lo uno o lo otro y a saber los nombres de los sitios que frecuentaban“. Y eso que una de las reglas del grupo era no dar detalles para no despertar la curiosidad.

De su vida cristiana evangélica a Fabio le quedó el poco gusto por las bebidas alcohólicas, aunque le gusta la rumba y la buena comida.

fabio-3Poco a poco, los líderes del grupo se dieron cuenta de que el programa había fracasado. Pero no se rindieron sino que optaron por implementar otro. Eso sí, les advirtieron a los asistentes un pequeño detalle que la vez anterior pasaron por alto: “ustedes no se van a volver heterosexuales“. Les dijeron que tenía una especie de enfermedad crónica, como la diabetes, y que el objetivo ahora era aprender a vivir con ella.

Cada vez sentía mayor frustración y tristeza. “Tenía sentimientos de culpa porque pensaba que me faltaba fe, compromiso y fuerza de voluntad para ser heterosexual. Estaba haciendo todo lo que me decían y nada funcionaba“.

Su dolor era tan profundo que tuvo ideas suicidas, pero le daba miedo intentarlo, no morirse y quedar mal física y emocionalmente. “Pensé en lanzarme desde el Salto del Tequendama y una vez empecé a ponerme una bolsa plástica en la cabeza pero reaccioné y dije qué estoy haciendo“.

Fabio llegó a ser líder del “grupo de apoyo” Romanos VI. Allá practicaban una “terapia de sanidad interior” que mezclaba la lectura de la Biblia con recordar momentos traumáticos para pedirle a Dios que sanara esas situaciones, asumiendo que la homosexualidad era producto de un trauma.

En el grupo también implementaron un semáforo para medir cómo le iba a cada uno durante la semana, una especie de “rendición de cuentas”: si la persona se ponía el color rojo significaba que había tenido una caída tipo masturbación, pornografía o sexo; si optaba por amarillo, que estuvo a punto pero no pasó; verde, si estuvo lejos de una recaída.

Era terrible porque yo era el líder y muchas veces estaba en rojo. A veces optaba por decir ‘amarillo’ para no ser tan evidente y rara vez decía ‘verde’ a menos de que fuera cierto“. Con el tiempo se enteró de que la mayoría decía mentiras.

Ser líder del grupo lo confrontó con historias desgarradoras que lo llevaron a pensar que aunque esas personas estaban ahí para tener paz y tranquilidad, la mayoría era realmente infeliz. “¿Cómo puede ser que alguien que está tratando de hacer la voluntad de Dios se sienta así de mal?”, se preguntaba Fabio.

“Mientras en una iglesia me decían que hiciera tal cosa, en otra me decían lo contrario. Y nada funcionaba”.

Por esos días Fabio vio la película Plegarias por Bobby que relata la historia del suicidio de un joven gay por presiones religiosas. “Lloré mucho. Me reforzó la pregunta de si sería que los equivocados eran los otros y no yo. Incluso mi mamá ya la había visto pero ella está tan convencida de su discurso que no vio el mensaje de la película“.

Al “grupo de apoyo” Romanos VI asistía un joven que a Fabio le parecía atractivo. Así que un viernes lo invitó a la iglesia. A la salida le dijo “quédese conmigo”. Así fue. Y aunque le pidió que no fuera a decir nada en el grupo, el joven contó. Sin mencionarlo, dio muchas pistas que dejaron a Fabio en evidencia.

Los organizadores del grupo decidieron que Fabio no podría seguir como líder. Y en una reunión lo invitaron a ofrecerle públicamente excusas a su “víctima”. Ese escarnio público fue la gota que derramó la copa.

Habló con sus papás. Tenía 34 cuando les dijo: “soy gay y punto“. Ellos insistieron en que podría superarlo. Le decían que lo lograría, que la voluntad de Dios no era esa.

“De mil maneras intenté ‘curarme’ hasta que entendí que mi orientación sexual no era una enfermedad”.

Con lágrimas en los ojos, Fabio les dijo “lo intenté todo. Todo“. Su mamá se puso a llorar, mientras que su papá lo llamó aparte. Fabio le repitió: “yo soy así y esto no está en discusión“.

Ahí paró la conversación que han repetido un par de veces más, pero siempre concluye igual: “no insistan. Yo respeto su posición y ustedes déjenme ser quien soy”. (

Después de su “salida del clóset” Fabio siguió asistiendo a la iglesia El Río, evangélica, mientras que de manera paralela abrió perfil en aplicaciones para conocer hombres. Un día se encontró con alguien, también cristiano, que ya conocía. Fue la primera persona con la que salió a un bar gay y la primera vez que fue a una residencia.

Con el tiempo dejó de ir a la iglesia porque tenía muy claro que no iba a llevar una doble vida. Siguió identificándose como cristiano, pero tuvo su primer amor y su primer desamor.

“Desde el momento en que dije soy gay y punto, dejé de sentir culpa”.

fabio-4Su vida cambió. Lo primero, su autoestima subió. “Yo me sentía feo y cuando me empezaron a caer hombres churros dije a lo mejor no soy tan feo“. También se dio cuenta de que era inteligente y que podía fijarse metas y cumplirlas.

Fabio vivía en un estado permanente de culpa. Durante mucho tiempo no entendió que los equivocados eran sus líderes religiosos y no él. Foto: Andrés Camilo Gómez.

Cuando uno se enfrenta al mundo y dice fuerte y claro soy gay adquiere seguridad, fortaleza y deja de importarle el que dirán. Ya no vivo de la aprobación de los demás“, afirma Fabio.

Con el tiempo descubrió que su sueño de ser pastor era una manera de buscar reconocimiento. “Como me sentía culpable por ser gay, pretendía destacarme y que todo ‘lo malo’ quedara atrás. Ahora soy una persona compasiva, dispuesta a ponerme en los zapatos del otro. Cuando uno se acepta, acepta a los demás como son, sin juzgarlos“.

Dejó de pensar que por ser cristiano era moralmente superior a los demás o que él sí se iba a salvar mientras que los otros se irían para el infierno. “Yo veo a las otras personas como mis pares, crean o no en Dios“.

En algún momento pensó que hasta ahí llegaría su relación con las religiones, pero no pudo desconectarse de la fe porque sentía que Dios tenía algún propósito con él.

A finales de 2015 Fabio conoció a Jhon Botía Miranda, su pareja desde hace dos años, en un grupo espiritual para personas LGBT que Jhon lideraba en su casa. “Rápidamente me di cuenta de que Fabio y yo teníamos muchas cosas en común pero acordamos que primero nos íbamos a conocer y empezamos a salir como amigos“, recuerda Jhon.

Fabio es una persona servicial, que sabe escuchar y está listo para dar un consejo cuando se lo piden”, Jhon Botía Miranda.

Ahora los dos forman parte de la Iglesia Metodista Príncipe de Paz, en Bogotá. “Desde el principio nos hicieron saber que éramos iguales al resto y que nuestra relación afectiva era tan válida como las demás“, recuerda Jhon, quien fue ordenado pastor de la Iglesia Colombiana Metodista.

En la Iglesia Príncipe de Paz creemos ajustándonos al rigor bíblico teológico, que todos estamos invitados a participar de la mesa del Señor. Yo no veo acá personas homosexuales, afro o blancas, solo veo hijos de Dios“, señala Óscar Quevedo, teólogo y pastor de la Iglesia Colombiana Metodista Príncipe de Paz, en Bogotá.

Fabio y Jhon quieren casarse. “Para mí es importante poder decir en voz alta y con orgullo que Fabio es mi esposo. Es tan importante que solo creo en el matrimonio una sola vez y que es un vínculo que trasciende esta vida“, añade Jhon, quien tiene 28 años.

“Existimos las personas LGBT que creemos en Dios y asistimos a una iglesia. Esto también es válido”, Fabio Meneses.

Al principio, recuerda el pastor Quevedo, Fabio asistía a las eucaristías y a las liturgias, pero se sentaba atrás y nunca tomaba la comunión. Se mostraba retraído, sensible y a la defensiva. “Esa es la imagen inicial que tengo de él“.

Fabio sabe que hay muchas personas LGBT creyentes que no van a las iglesias porque no se sienten acogidas, pero que quisieran tener espacios para vivir su espiritualidad.

Ahora Fabio es una persona que propone y que ayuda en la iglesia. Es parte fundamental de esta comunidad. De hecho, uno de los días más gratificantes de mi ejercicio como ministro del cristianismo fue cuando Fabio tomó la comunión: ese día se reconcilió con Dios“, añade Quevedo.

Desde hace un tiempo Fabio le apuesta a un activismo con quienes están pasando por una experiencia de vida similar a la suya, a quienes les están diciendo que la homosexualidad es una enfermedad o un pecado.

Parte de ese trabajo lo lleva a cabo en Redconciliarte, una iniciativa de Jhon, su pareja, inspirada en la Iglesia Metodista Unida de los Estados Unidos, quienes crearon una red de iglesias incluyentes donde las personas LGBT son bienvenidas. En Redconciliarte tienen grupo de apoyo, dan talleres y organizan cine foros, entre otros.

Fabio se refiere a casos como el del coreógrafo Nerú, quien un día anunció que Dios lo “restauró” y ya no es homosexual. “Seguramente él estaba en una crisis de vida y por la razón que sea llegó a una iglesia cristiana, las cuales tienen un sistema muy bien montado para la gente que está pasando por un mal momento. La reciben muy bien, la acogen, la hacen sentir valorada y con un sentido de pertenencia“.

Pero también les dicen que la homosexualidad no está bien y que es un desorden que puede arreglarse. “Lo que Nerú está haciendo es reprimir parte de su identidad por culpa de un discurso que dice ‘Dios no quiere que seas así’.

“Ni el youtuber cristiano, ni la senadora Viviane Morales ni el ex procurador Ordóñez son los voceros de las personas creyentes de este país”, Fabio Meneses.

La organización Exodus, aquella que ofrecía ayuda para “superar la homosexualidad”, cerró sus puertas en Estados Unidos pero en Latinoamérica quedan rezagos. Y quien dirigía el “grupo de apoyo” Romanos VI, al que Fabio asistió, reconoció que los hombres le gustaban pero que aprendió a vivir con “eso” y se casó con una mujer.

Parte del problema, explica el pastor Quevedo, es que cualquier persona amparada en la Ley de libertad religiosa, sin necesidad de tener estudios teológicos formales, puede solicitar una personería jurídica, arrendar un local, poner unas sillas, abrir una iglesia y decir que es pastor.

“El caballito de batalla de muchas religiones es el miedo: si no haces esto o lo otro te vas para el infierno”, pastor Óscar Quevedo.

Y en muchos casos, carecer de estudios teológicos lleva a quienes lideran estas iglesias o “grupos de apoyo” a desconocer que los autores bíblicos escribieron partiendo de una necesidad y en un momento específico. “Nuestra labor como teólogos es hacer una relectura de la Biblia según nuestro contexto para evitar malas interpretaciones”, explica el pastor Quevedo.  El mensaje fundamental de Jesús fue el amor. Y Fabio lo sabe bien.

#ReligiónMásDiversidad es un proyecto apoyado por la Fundación Open Society Institute en cooperación con el Programa para América Latina de Open Society Foundations.

Fuente Sentiido.com
Fotos: Andrés Camilo Gómez
Vídeo: Go Team 

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , ,

Por primera vez una mujer trans podrá jugar en una liga femenina profesional de fútbol

Lunes, 26 de febrero de 2018

54c13ac5a0399092d82cd53b230da7d7Hannah Mouncey es australiana y tiene de 28 años y ha conseguido algo único hasta la fecha; poder jugar en la liga profesional de fútbol femenino siendo una mujer trans. Lo ha conseguido después de haberlo solicitado a la Australian Football League (AFL).

La decisión ha sido que esta temporada podrá jugar en la liga del estado de Victoria pero no en la liga nacional.

La decisión de permitir que Mouncey juegue fue aprobada por el asesor general de la AFL, Andrew Dillon, y la gerente de inclusión y política social, Tanya Hosch, la cual dijo que:

 “Estamos comprometidos con la inclusión, y queremos que todos los australianos puedan jugar o participar en nuestro juego. Estos son asuntos complejos y estamos considerando la opinión de expertos, los marcos internacionales y los comentarios de las comunidades que se ven afectadas por nuestras decisiones “.

La jugadora ha hecho unas declaraciones en las que muestra su malestar por haber entrado en un “circo” (palabras textuales) para ver si es capaz de jugar al fútbol o no. Ella cree que es lamentable que se la juzgue por algo que está al alcance de cualquier persona australiana (cis, claro).

Para mí [ser trans] ha significado grandes desafíos para encontrar vivienda y empleo, pero más significativamente la pérdida de algunas personas que fueron muy importantes para mí, incluido mi mejor amigo. Debe entenderse que para las personas que apoyan a alguien que está en transición, el proceso a veces puede ser aún más difícil.

hannah-comunicado-592x600

En un comunicado a través de sus redes sociales expuso que: No daré las gracias a la AFL por dejame hacer algo que cualquier australiana puede hacer. Era su obligación

Fuente Oveja Rosa

General, Historia LGTB , , , , , ,

Una demanda judicial intenta recuperar el matrimonio igualitario en Bermudas

Lunes, 26 de febrero de 2018

rglogo1-giflogoxpos5logoypos5maxw630maxh350Mark Pettingill

Comienza la lucha legal por el restablecimiento del matrimonio igualitario en la dependencia británica de Bermudas. A principios de febrero entraba en vigor de la ley que lo derogó y lo sustituyó por una figura específica, con derechos similares pero diferenciada. Apenas una semana después, el abogado y ex fiscal general Mark Pettingill presentaba una demanda contra la medida, en nombre de un ciudadano bermudés que considera discriminatorio que se le niegue la posibilidad de casarse con una persona de su mismo sexo. Pettingill ya representó a la pareja del mismo sexo que consiguió que la Corte Suprema dictaminara a favor del matrimonio igualitario, antes de que el legislativo revirtiera esta sentencia.

La situación del matrimonio entre personas del mismo sexo en Bermudas era un tanto peculiar. En mayo de 2017, la magistrada de la Corte Suprema Charles-Etta Simmons sentenció a favor de dos hombres que habían reclamado ante los tribunales su derecho a casarse. La jueza consideró entonces que la legislación sobre matrimonio vigente en Bermudas era incompatible con los derechos humanos, ya que contenía una discriminación basada en la orientación sexual de los contrayentes. La sentencia tuvo efectos inmediatos y estableció recomendaciones para reformar la normativa, de manera que hiciera referencia a “dos personas” en lugar de a “hombre y mujer”.

Sin embargo, el renuente Partido Laborista Progresista, actualmente en el poder, no obedeció esas recomendaciones, apoyado por una sociedad que solo unos meses antes, había rechazado en referéndum la posibilidad de reconocer jurídicamente las uniones entre personas del mismo sexo, ya fueran en forma de matrimonio o de unión civil. El referéndum, consultivo y no vinculante, no alcanzó, sin embargo, el quórum necesario para ser considerado válido.

Dispuesto a satisfacer a sus votantes más conservadores, el Gobierno de Bermudas no llevó a cabo ninguna de las recomendaciones establecidas en la sentencia de la Corte Suprema, por lo que dos personas del mismo sexo podían conseguir que su unión fuera llamada matrimonio, pero las diversas leyes y normativas que tuvieran que ver con el vínculo matrimonial seguían sin aplicárseles. Finalmente, como una forma de “cortocircuitar” a la Corte Suprema, la Asamblea de Bermudas aprobó un proyecto de ley que en lugar del matrimonio igualitario instituye la figura de las uniones civiles para las parejas del mismo sexo. La medida fue aprobada en diciembre por 24 votos a favor y 10 en contra. A principios de este mes, el gobernador John Rankin, en representación de la reina de Inglaterra, estampaba su firma en la ley, otorgándole plena validez.

Desde entonces, las parejas del mismo sexo no pueden contraer matrimonio, sino una unión civil que otorga derechos similares pero que es una institución diferenciada. Eso sí, para evitar problemas jurídicos la nueva figura legal no tiene efectos retroactivos, por lo que los matrimonios de parejas del mismo sexo que han tenido lugar desde la sentencia de la Corte Suprema hasta la entrada en vigor de la ley que eliminó esa posibilidad siguen vigentes. Se tiene constancia de diez enlaces en el territorio y cuatro más en barcos con bandera de Bermudas.

El abogado y ex fiscal general Mark Pettingill, sin embargo, no se da por vencido. La semana pasada presentó una demanda ante la Corte Suprema contra la ley de uniones civiles para las parejas del mismo sexo en representación de Rod Ferguson, un ciudadano de Bermudas residente en Estados Unidos. Ferguson considera que negarle su derecho a contraer matrimonio es inconstitucional por suponer un “trato inhumano o degradante”.

El demandante y su representante legal esperan conseguir la derogación de la ley de uniones civiles por vulnerar los derechos constitucionales de libertad de conciencia, expresión, asociación y credo y algunos relacionados con la propiedad. Pettingill cree que el caso podría llegar incluso a los tribunales europeos, por la singularidad de una situación en el que las parejas del mismo sexo pudieron contraer matrimonio durante un periodo de tiempo y después se las despojó de este derecho. Estaremos pendientes del recorrido de la demanda.

El matrimonio igualitario en el Reino Unido

La composición política y territorial del Reino Unido es compleja, lo que repercute en la legislación de derechos como el matrimonio igualitario, ya que cada territorio o dependencia tiene competencia plena al respecto. La situación es la siguiente (entre paréntesis, la entrada en vigor de la correspondiente legislación):

En las tres dependencias de la Corona:

  • La isla de Man (2016), Guernsey (2017) y Jersey (pendiente de sanción real) cuentan ya con leyes que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo.
  • El Bailinazgo de Guernsey tiene, a su vez, dos dependencias: en Alderney las parejas del mismo sexo puede casarse desde el 13 de diciembre de 2017, mientras que en Sark aún no se ha legislado al respecto, pero sus responsables políticos se han comprometido a hacerlo próximamente.

En los 14 territorios de ultramar:

En el propio Reino Unido en sí:

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

El Partido Popular se queda sólo en el Congreso: La Ley LGTBI sigue adelante y su enmienda a la totalidad ha sido rechazada

Lunes, 26 de febrero de 2018

Congreso de los Diputados cercaLos parlamentarios han recordado en sus intervenciones a Ekai, el joven trans que se suicidó el pasado 15 de febrero en Ondarroa (Vizcaya)  y han deseado que no haya más víctimas por ese motivo.

La Ley de Igualdad LGTB podría ver la luz este verano, a tiempo para la celebración del Orgullo.Se hicieron la foto en el WorldPride Madrid 2017.

Prometieron apoyar la ley contra la LGTBIfobia… pero a la hora de la verdad han presentado una enmienda a la totalidad. El Partido Popular ha jugado, una vez más, con el colectivo LGTBI. Pero, esta vez, han perdido. Se han quedado solos. El Pleno del Congreso de los Diputados ha rechazado hoy la enmienda a la totalidad que el Grupo Popular ha presentado a la proposición de Ley de Unidos Podemos-En Común Podem-En Marea contra la discriminación por orientación sexual, identidad o expresión de género y características sexuales, que continúa así su tramitación.

El Pleno aprobó la toma en consideración de esta proposición de ley el pasado 19 de septiembre de 2017, pero el Grupo Popular presentó una enmienda a la totalidad de esta iniciativa que ha defendido hoy en Pleno, con un texto alternativo que es el que hoy se ha votado con resultado desfavorable para el PP.

El Congreso, con el voto de todos los grupos de la oposición, ha rechazado el texto alternativo del PP a la ley LGTBI de Podemos, por considerar que es una propuesta vacía y ofensiva para las víctimas, como Ekai, el adolescente transexual que se suicidó en Euskadi.

Durante el debate el Pleno del Congreso de los Diputados, los grupos de la oposición han pedido al PP que retire su enmienda a la totalidad, que ha obtenido 207 votos en contra y solo 131 a favor, y han propuesto que presente sus propuestas de cambio a través de enmiendas a la ley de Igualdad LGTBI.

Representantes de la FELGTB, que han asistido al debate aunque se han retirado durante la intervención del PP, han celebrado que haya “triunfado la razón y el sentido común”, porque suponía una “ofensa”, especialmente para el colectivo trans porque no reconoce el “derecho histórico” a que la transexualidad deje de ser considerada una enfermedad.

Su presidente, Jesús Generelo, ha subrayado que “esta enmienda a la totalidad no debería de haberse producido nunca porque había un gran consenso”.

El vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, ha justificado que su partido haya rechazado la proposición de ley LGTB de Podemos por las “barbaridades” que incluye, como la de permitir cerrar medios de comunicación que difundan algo en contra del colectivo.

En los pasillos del Congreso, Maroto ha asegurado que el PP “no tiene ningún problema” con el colectivo LGTB pero la propuesta de Podemos “se equivoca” en algunas cuestiones, y ha reprochado al PSOE y Cs por apoyar la iniciativa pese a que en privado están de acuerdo en los errores que incluye.

Entre ellos se ha referido a la posibilidad de poder cerrar medios de comunicación que “digan algo en contra del colectivo”, y también ha criticado que el texto incluya la posibilidad de quitar la custodia a los padres que no autoricen a sus hijos el cambio de género, ya que se trata de cuestiones “muy importantes” que se “deben tratar en familia”.

El PP se ha quedado hoy solo como único partido contrario a la propuesta de Podemos y ha visto como el resto del arco parlamentario ha rechazado su enmienda a la totalidad.

Una enmienda que Maroto ha destacado porque incluía una proposición alternativa, que era además, ha dicho, la primera del PP sobre el colectivo LGTB, al que su partido, ha asegurado, defiende.

La ley en defensa del colectivo LGTBI sigue, por tanto, su trámite parlamentario. Y no gracias al PP. Que no se le olvide a nadie cuando en el próximo Orgullo quieran desfilar, tener carroza y hacerse la foto.

Fuente Agencias, vía AmbienteG

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

La Universidad de Navarra propone “debatir” si la homosexualidad tiene cura

Lunes, 26 de febrero de 2018

universidad-de-navarraUn cuestionario (que no examen) del curso de Antropología del grado de Diseño de la Universidad de Navarra pregunta a los alumnos si creen que las “terapias homosexuales” deberían prohibirse o financiarse con dinero público.

Los alumnos de Antropología del primer curso del grado de Diseño de la Universidad de Navarra aún no se han recuperado del susto. Hace unos días les repartieron un cuestionario con 10 preguntas (la mayoría de respuesta Sí o No) en los que se planteaban cosas como la ecología sexual (¿?), el tiempo que hace que no se escucha el término “adulterio”… o si la homosexualidad se puede curar.

Hay un buen número de personas que afirman haber corregido su tendencia homosexual. ¿Crees que los poderes públicos deberían prohibirlo mediante algún tipo de ley? ¿Y financiar el tratamiento con idea de conseguirlo?” Preguntaba el test que solo daba como opción de respuesta un Sí o un No. A pesar de eso desde la Escuela de Arquitectura aseguran que la intención del profesor era crear “un debate abierto“.

Qué debate cabe sobre una práctica (la de las “terapias de conversión”) rechazada por toda la comunidad científica porque LA HOMOSEXUALIDAD NO SE CURA, LA HOMOFOBIA SÍ

Pero había otra pregunta, la número 8, que tampoco era nada homófoba ni nada. Atención:

¿Qué significado darías al hecho de que los humanos posean sus órganos genitales de tal modo que el acto sexual se realice cara a cara y el resto de animales lo realicen por la espalda?

Desde la Universidad  pidieron disculpas por un formulario mal planteado: “Un profesor ha querido plantear un debate abierto y desde el respeto; para ello ha formulado por escrito una serie de cuestiones, no un examen, con el objetivo de que los alumnos reflexionaran” explica la UN en un comunicado en el que añaden que “el profesor reconoce que se ha confundido en el planteamiento, pide disculpas, e insiste en que no ha querido ofender a nadie.” Les faltó decir que el profesor tiene muchos amigos gais y son bellísimas personas.

 cuestionario-homofobo-universidad-navarra-696x685
El cuestionario.

A pesar de las disculpas, es igual de ofensivo que crean que la “curación” de la homosexualidad puede ser un “debate”.  No se debaten mentiras. Los hechos son los que son y no son debatibles.

Desde la plataforma 28J, de la que forman parte entidades como Kattalingorri, Sare o la Comisión Ciudadana Antisida, han criticado el cuestionario (que no examen) y lo han considerado claramente homófobo. Laura Berro, concejala del Ayuntamiento de Pamplona, además de creer que el cuestionario atenta contra la libertad sexual cree que algunas de las preguntas son “antifeminista“.

“No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras. “Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente | Noticias de Navarra, vía EstoyBailando/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

La Fiscalía pide nueve años de cárcel para dos de los autores de una grave agresión homófoba en Barcelona

Lunes, 26 de febrero de 2018

StopLGTBFobia-copiaEl fiscal especial para delitos de odio y discriminación de Barcelona, Miguel Ángel Aguilar, solicita una pena de nueve años de prisión para dos de los autores de una grave agresión homófoba que tuvo lugar en octubre de 2016 en la capital catalana.

Lo recoge eldiario.es. Los hechos ocurrieron en el barrio del Putget de Barcelona. Tres hombres golpearon a una pareja gay a la que ya venían acosando desde tiempo atrás mediante “miradas desafiantes y hostiles” y “evidente desprecio a su condición sexual”. El día 31 de octubre de 2016, el acoso desembocó en agresión física. Mientras la pareja bajaba del coche a su perro y otros efectos personales, tres jóvenes comenzaron a increparles, con insultos y amenazas del tipo de “maricones que estáis molestando con este perro” u “os voy a matar cuando no haya nadie, maricones de mierda”.

Uno de los agredidos intentó entonces hacer una foto de los agresores con el teléfono móvil, lo que provocó que inicialmente estos desaparecieran de la vista. Pasados unos minutos, sin embargo, “por la espalda y sin posibilidad alguna de defensa”, los ahora acusados “golpearon reiteradamente con un casco y con los puños” a la pareja. Una de las víctimas llegó a perder el conocimiento. Ambas sufrieron además lesiones de diversa consideración que precisaron 60 y 90 días de curación y estrés postraumático. Según el escrito del fiscal, los agresores también arrebataron a las víctimas sus teléfonos, que arrojaron “deliberadamente” contra el suelo dejándolos inservibles.

La Fiscalía pide nueve años de cárcel para dos de los agresores, a los que considera principales responsables, por sendos delitos de lesiones con instrumento peligroso y un delito leve de daños. Les solicita además el pago de 39.000 y 16.000 euros a las dos víctimas en concepto de indemnización. Al tercer acusado le pide dos años de cárcel por un delito de amenazas. La petición de pena incluye la agravante de discriminación por razón de orientación sexual (artículo 22.4 del Código Penal).

Cataluña: la comunidad con más agresiones por LGTBfobia

Según la estadística de delitos de odio del Ministerio del Interior correspondiente a 2016, Cataluña fue la comunidad que más delitos de odio por LGTBfobia registró oficialmente (60). Respecto a 2017, no se han hecho públicas todavía cifras oficiales, pero los datos provisionales del Observatori contra l’Homofòbia recogen un total de 112 incidencias, de las cuales 18 son agresiones físicas. Siempre según este recuento provisional, en 2017 se habrían registrado 28 incidencias más que el año anterior (en 2016 se registraron 84 incidencias). Es cierto que dicho crecimiento puede responder tanto a un aumento real de la LGBTIfobia como a una mayor tendencia por parte de las víctimas a denunciar lo sucedido.

El último episodio de agresión por LGTBfobia que recogimos ha ocurrido este mismo mes: dos chicas, una de ellas trans, caminaban de madrugada por el barrio de Sants cuando fueron agredidas por tres jóvenes que a bordo de un coche se detuvieron a su altura, haciéndose pasar por agentes de policía. Las jóvenes no cayeron en la trampa y continuaron su camino, pero los agresores descendieron del coche, las insultaron y las agredieron físicamente. La chica trans sufrió fractura nasal y diversos hematomas.

Si a ello añadimos el repunte de episodios de homofobia relacionados de una u otra forma con el conflicto político catalán, protagonizados mayoritariamente por grupos de extrema derecha (en noviembre dedicamos una entrada al tema), el panorama es ciertamente preocupante.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Tres personas heridas en un violento ataque homofóbico en una zona de ocio en Blackpool

Lunes, 26 de febrero de 2018

630x800-noticias-joe-clark-facebook-1Joe Clark Facebook – Foto: Uso permitido

De vuelta a casa tras pasar la noche de fiesta después de salir de trabajar, un grupo de tres personas es víctima de un violento ataque homofóbico sin provocación previa por el que tienen que ser atendidos en el hospital. La policía busca a los agresores investigando el caso como un crimen de odio.

Blackpool es una localidad costera del noroeste de Inglaterra, en la que tras pasar un noche de fiesta, Joe Clarke, de 22 años de edad, junto con sus amigos, Summer Tarrant y David Westworth, de 20 y 24, están de vuelta a casa cuando son brutalmente atacados alrededor de las 5:30 de la madrigada del domingo, 18 de febrero, en lo que la policía investiga como una agresión de carácter homofóbico. Con lesiones faciales y una cuenca ocular dañada, Clarke es atendido en Blackpool Victoria Hospital, donde sus amigos son quienes le explican cómo tras el primer puñetazo que recibe en la cara, queda inconsciente y le siguen golpeando en la cabeza cuando está en el suelo.

«Todos habíamos salido y habíamos pasado una gran noche en la ciudad. Estábamos caminando hacia la casa de Joe cuando estos hombres comenzaron a gritarnos abusos homofóbicos. Caminaban hacia nosotros y traté de hablar con ellos y me golpearon en la boca y puñetazos en la cara», explica Westworth, quien tras caer al suelo continúan golpeando en las costillas. «Estaba tirado en el suelo, arrollado en una bola tratando de proteger mi cabeza y mi rostro con mis brazos. Fue horrible. Cuando me las arreglé para incorporarme pude ver a Joe inconsciente, con la sangre goteándole por la cara», explica el joven, quien afirma se lo pensará dos veces antes de acudir a algún establecimiento fuera de la escena gay de Blackpool.

Summer Tarrant también fue golpeada en la cara, quedando en estado de shock en el suelo viendo cómo se ensañaban con la cabeza de su amigo inconsciente. Las secuelas psicológicas también han hecho mella en ella, asegurando que ahora tiene miedo de salir a la calle. «Se cree que los delincuentes son hombres de mayores de 25 años de edad», declara la policía, quienes acuden una vez son alertados de que había tenido lugar una agresión, que consideran aislada y que se ha producido sin que hubiera ninguna provocación previa.

«Salimos de noche después del trabajo. Estaba cerca de casa cuando un hombre nos gritó insultos homofóbicos», declara el propio Clark, natural de Blackpool, explicando que «un hombre me dio un puñetazo en el lateral de la cara y luego me caí al suelo inconsciente. Mis amigos me dijeron que luego me patearon la cabeza. Ha sido realmente doloroso. Simplemente no quiero ir a ningún sitio cerca de donde sucedió (…). Nunca antes me había pasado algo como esto. Me hace sentir tan inseguro». El joven tenía planeado mudarse a Macnchester, pero se plantea ahora hacerlo incluso antes debido a la inseguridad que el ataque le ha provocado. «Solo quiero saber por qué lo hicieron? Nunca antes me había pasado algo así».

«Es muy decepcionante porque a Blackpool se la conoce como una ciudad amiga de los homosexuales», declara Nina Parker, pastor de Liberty Church Blackpool y defensora activa de la comunidad LGBT. «La gente ve el abuso verbal como algo que casi se acepta, lo que es espantoso. Nadie debería tener que aguantar el abuso verbal solo por lo que son», afirma, asegurando que muchas personas todavía tienen dificultades para denunciar las agresiones, animando a quienes hayan sufrido este tipo de agresiones a que lo hagan, incluso en su iglesia si no se atreven a acudir a la policía. «Si le sucedió a usted, esa persona podría hacérselo a otra persona», advierte mientras alaba la manera en la que la policía ha venido tratando los incidentes causados por homofobia.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

El saltador de trampolín Tom Daley y el guionista Dustin Lance Black comunican su próxima paternidad y se desata la homofobia

Lunes, 26 de febrero de 2018

tom-daley-y-lance-black-paternidad-300x155Coincidiendo con la celebración del Día de San Valentín, el saltador de trampolín Tom Daley y el guionista Dustin Lance Black han comunicado a través de las redes sociales que están esperando un hijo. La pareja, que contrajo matrimonio en mayo de 2017 tras cuatro años de noviazgo, siempre ha expresado su intención de formar una familia. Aunque la respuesta ha sido mayormente positiva, los sectores más conservadores han aprovechado para criticar la existencia de familias homoparentales.  Medios como el Daily Mail han publicado columnas llenas de LGTBfobia, que han tenido como consecuencia la retirada de la publicidad de grandes empresas. ¡Por nuestra parte, damos la enhorabuena a los futuros padres!

El pasado día 14 de febrero, Día de los Enamorados, Tom Daley y Dustin Lance Black publicaban sendas fotos en sus cuentas de Instagram. En ellas aparecían ambos mostrando laa ecografía de un futuro bebé, dando a conocer discretamente a sus seguidores la noticia de que están esperando un hijo.

Tom Daley acompañaba la fotografía con el mensaje: «¡Felíz Día de San Valentín!».

Dustin Lance Black, por su parte, lo hacía con la siguiente felicitación: «Un muy feliz Día de San Valentín de nuestra parte para todos vosotros».

La única declaración al respecto ha partido de su representante, que ha difundido este escueto comunicado«Tom y Dustin están encantados de compartir que esperan su primer hijo este 2018». No se han dado a conocer más detalles, pero se especula con que la pareja haya recurrido a la gestación subrogada, algo legal tanto en el Reino Unido, donde actualmente tiene su residencia la pareja, como en el estado de California, de donde es originario Dustin Lance Black, si bien las legislaciones respectivas difieren.

La respuesta en las redes sociales ha sido mayoritariamente positiva y de apoyo a los futuros padres. Sin embargo, también han recibido mensajes lleno de odio hacia las familias homoparentales, entre ellas la de grupos católicos que afirman que «no importa cuánto quieran a su hijo Tom Daley y su pareja, eso no compensará la gran pérdida que supone privarle de una madre». Richard Littlejohn, columnista del Daily Mail, publicaba una soflama titulada «Por favor, no pretendan que tener dos padres es ahora lo normal», en la que vertía toda su LGTBfobia, no solo conta la pareja, sino contra cualquier familia que no esté formada por un hombre y una mujer cisexuales. La perorata concluye con un vergonzoso «estoy deseando ver las fotos de Tom Daley amamantando a su nuevo bebé». El tono y el contenido de la columna de opinión han provocado que grandes empresas hayan comunicado su intención de dejar de publicar publicidad en el Daily Mail. Entre ellas, se encuentran Natwest, Centre Parcs, Southbank Centre o EA (Electronic Arts).

Ante estas reacciones, Dustin Lance Black publicaba en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje: «Mi reacción al odio, el fanatismo y la desinformación de los demás no incluye la ira o el odio. Para mí, el camino a recorrer se ilumina con la curiosidad, escuchando, corrigiendo cuando corresponde y lo mejor que puedo, guiándome por ejemplos de fortaleza y amor».

Una historia de amor con final feliz

Fue a finales de 2013 cuando Tom Daley, el popular saltador olímpico británico, confirmó en una entrevista su relación con el estadounidense Dustin Lance Black, ganador de un Óscar por el guión de Mi nombre es Harvey Milk. Daley contó en aquella ocasión que el origen de la relación se remontaba a cuando ambos coincidieron en marzo de ese año en la ceremonia de los Kids’ Choice Awards, en Los Ángeles. En palabras del joven atleta, fue «amor a primera vista».

Desde entonces todo cambió para ellos. Tom Daley, que cuenta con 23 años, salió “oficialmente” del armario como gay en abril de 2014 y hoy día es ya todo un icono de visibilidad. Dustin Lance Black, de 43 años, ha continuado con su labor como reconocido y premiado guionista, que compagina con su activismo a favor de los derechos LGTB. Black terminó trasladando su residencia a Londres, para acabar con las dificultades que entraña la distancia. La pareja comunicó su compromiso en 2015, para culminar su relación el pasado mes de mayo de 2017 con lo que calificaron como «una boda de cuento de hadas»

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.