Archivo

Archivo para Sábado, 3 de febrero de 2018

En la desnudez

Sábado, 3 de febrero de 2018

Del blog Amigos de Thomas Merton:

a_39

  “Exactamente igual que tenemos una máscara externa y superficial producto de nuestras palabras y nuestros actos, pero que no representa totalmente todo lo que está en nosotros, así los creyentes tratan con un Dios que está hecho de palabras, sentimientos, consignas tranquilizadoras, y esto no es el Dios de la fe, es el producto de la conducta social y religiosa. Un ‘Dios’ como ese, se convierte en un sustituto del Dios invisible de la fe y de ese modo, aún cuando esa imagen confortadora puede parecernos real, en realidad no es más que una especie de ídolo. Su función principal es protegernos contra un encuentro profundo con nuestro auténtico yo interior y con el verdadero Dios.

El silencio es, por lo tanto, importante incluso en la vida de la fe y en nuestro más profundo encuentro con Dios. No podemos estar hablando continuamente, rezando con palabras, argumentando o manteniendo continuamente una especie de música devota como fondo. Gran parte de nuestro bien intencionado diálogo religioso interior es, de hecho, una cortina de humo y una evasión. … En vez de encontrarnos realmente con Dios en la desnudez de la fe, en la cual nuestro ser más íntimo queda desnudo ante él, realizamos un acto de ritual interior que no tiene función alguna, pero que aquieta la ansiedad.

La fe más pura tiene que ser sometida a la prueba del silencio, en el cual escuchamos lo inesperado, en el que estamos abiertos a lo que hasta ahora no sabemos, en el cual nosotros lenta y gradualmente nos preparamos para el día en que hayamos alcanzado un nuevo nivel de ser con Dios.”

*

Thomas Merton.
Amar y Vivir. Silencio Creativo.
(fragmento)

nueva-edicion

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

“Sacudirse la culpa”, por Carlos Osma

Sábado, 3 de febrero de 2018

culpa2De su blog Homoprotestantes:

Cada día conozco más homosexuales cristianos de esos que los heterosexuales exclaman cuando se enteran: ¡Quién lo diría! Homosexuales ejemplares que se embarcan en acciones loables para salvar el mundo, su país, su ciudad, su barrio, a cuatro amigas suyas, o incluso a la foca con capucha que está en peligro de extinción. Mujeres y hombres, hay de todo, que se pasan por el forro lo que piense la mayoría fundamentalista y se niegan a abandonar sus iglesias solo porque la ignorancia y la falta de empatía se hayan apropiado del discurso cristiano políticamente correcto. Y no es que hayan renunciado a nada, porque hay algunos que incluso después de las celebraciones dominicales o de los estudios bíblicos de los miércoles por la tarde, se van a su casa a re(to)zar con su pareja del mismo sexo que conocieron en un curso de meditación o en una discoteca de ambiente.

Es verdad que más de una tiene que escuchar de vez en cuando desde el púlpito predicaciones en las que el mensaje liberador del evangelio brilla por su ausencia, e incluso en ocasiones, con la excusa de ir al baño, han preferido escapar de una charla en la que un teólogo sin estudios, un psicólogo sin escrúpulos, o simplemente alguna sabelotodo con aspiraciones papales, hablan sobre el peligro de la ideología de género o de lo perversas y antinaturales que son las relaciones sexuales entre dos hombres o dos mujeres. Pero no les importa, de hecho, mientras esperan que terminen los ataques de odio, envían sentados desde la taza del váter un whatsapp a sus parejas para decirles que las quieren mucho y que les esperen despiertos porque esa noche quieren guerra. Después, al salir del lavabo, sonríen como si nada hubiera pasado y se integran con sus hermanas de la iglesia en conversaciones sobre cómo hacer un mundo mejor y más humano.

Son cristianas que levantan la voz contra la falta de políticas sociales, que se rasgan las vestiduras frente a la corrupción política, o que se manifiestan para pedir salarios dignos y una renta mínima garantizada para toda la población. Incluso a veces, mirando dentro de sus comunidades, se atreven a animarlas a implicarse en todas esas luchas, a ser una voz profética y a vivir un cristianismo encarnado en la vida de los más desfavorecidos. Sin embargo, cuando se habla de la discriminación a las personas lgtbi, su voz profética se diluye en un susurro y prefieren no entrar en confrontación. Como mucho a veces, balbucean afirmaciones como: “quién esté libre de culpa que tiré la primera piedra”, “no somos nadie para juzgar”, o “parece que las cosas no están tan claras y hay otras interpretaciones”.

Incongruencias y contradicciones tenemos todas, eso que vaya por delante, pero creo que es justo indicar que hay algo en esta actitud que chirría. ¿Defienden al pobre por coherencia con el evangelio o porque el cristianismo políticamente correcto afirma que hay que hacerlo? Y si lo hacen por coherencia, ¿por qué no son coherentes cuando tiene que ver con algo que les implica personalmente como es su identidad sexual o de género? ¿No será en el fondo que, para parecer aceptables, para pagar el precio por no ser lo que los demás esperan, juegan a ser abanderados de otras luchas por la justicia? ¿No será que en realidad más que seguir el evangelio, viven presas de un sentimiento de culpa?

También es cierto que prefiero mil veces a una persona que intenta hacer un mundo mejor porque necesita silenciar su malestar y su falta real de aceptación, que otra que se siente maravillosamente consigo misma lo destruya. No quiero minusvalorar el trabajo y la actitud de estas personas, ya me gustaría a mí parecerme un poco a muchas de ellas, pero dudo de que su motivación nazca de un compromiso real con el evangelio. (Aunque que yo lo dude no tiene aquí la mínima importancia, más bien lanzo esta duda a esas personas -si me leen- por si quieren pararse a pensar si en algo tengo razón, o estoy completamente equivocado). Creo que, si una persona cristiana es consciente de una injusticia que vive en carne propia, debe posicionarse y denunciarlo. Evidentemente la denuncia tiene un precio, pero: ¿No tiene un precio tomar partido contra el autoritarismo de un gobierno? ¿No tiene un precio ayudar a la gente que no tiene techo y denunciar a los bancos por arrebatarles sus casas? ¿O es que en realidad solo hacemos discursos bonitos porque no nos acarrean consecuencias? ¿Es el evangelio una denuncia de todo aquello a lo que somos inmunes? ¿Sobre lo que nos incumbe debemos mantenernos callados?

Ser cristianos lgtbi nos convierte necesariamente en activistas por los derechos lgtbi. Y el activismo empieza siempre en nuestro entorno más cercano. Junto a la familia, las amistades y la iglesia. Esos son los lugares donde nos curtimos más, los lugares más difíciles para ser activistas, porque la incomprensión y el rechazo duele más de la gente a la que queremos. Aquí es donde ponemos a prueba si nos aceptamos tal y como somos, o estamos intentando hacer trampas con discursos rimbombantes. Si de verdad hemos entendido qué es el evangelio de Jesús, o si estamos decididos a edulcorarlo para no enfrentarnos al rechazo y la incomprensión. Es mejor sincerarse con una misma y no decir que en nuestras iglesias nos callamos lo que somos porque no nos gusta ponernos una etiqueta; o porque nuestras hermanas son buenas personas, pero incapaces de entender el tema. Se hace por pura cobardía, por temor a perder algo que aporta mucho en multitud de aspectos, porque se es consciente (con razón) de que todo va a cambiar cuando se sepa y nadie volverá a mirarnos de la misma forma.

Se hace por miedo, pero en la medida que de verdad creamos que el evangelio nos mueve a construir un mundo más justo para todas, levantaremos nuestra voz para defender un mundo más justo también para nosotras. Si no somos capaces de afrontar el propio dolor, el rechazo o la incomprensión; es poco creíble que pidamos a otras personas que luchen por salir del lugar donde otros las han marginado. Si no podemos decirles a nuestras familias, amistades, a nuestra iglesia, que cometen una injusticia con nosotras; perdemos toda credibilidad cuando lo hacemos hacia instituciones o gobiernos que hacen lo mismo con otras personas. Si no somos valientes, es lógico que los demás se pregunten qué nos motiva para pedirles a otros que lo sean. Y para eso yo solo veo una solución: sacudirse la culpa. No digo que sea sencillo, pero sí que es lo coherente.

Carlos Osma

Espiritualidad ,

Cristianos homosexuales que decidieron salir del armario cuentan su historia

Sábado, 3 de febrero de 2018

cristianos-homosexuales

Mi abuela creció en el seno de una familia que no concebía vida alejada del catolicismo. Después de besar la estampa del Cristo de su dormitorio, una noche me reveló la verdad de su hermano Bartolo: “Nunca se casó. Solía andar con sus amiguitos. No se atrevió a decirlo, pero estoy convencida de que le gustaban los hombres”Cristiano y bisexual. Cristiano y homosexual. Cristiano y transexual. O cristiano con una forma ‘distinta’ de amar.

Quizás para ella, y por lo que le tocó vivir, estas son realidades que pueden ir de la mano. Por desgracia, la realidad es que hay un incontable número de creyentes que han estado condenados al ostracismo por no cumplir los estándares que el Vaticano insiste en imponer.

Óscar Escolano, 37 años: “A los 10 años me di cuenta de que era gay. Me puse a llorar”

oscarescolano-768x576Entre la homofobia que se respiraba en los noventa y la educación de una familia muy religiosa, Escolano pasó un tiempo enfadado con Dios. “Me preguntaba a mí mismo: ‘¿Por qué me manda esto si quiero ser bueno?’”, recuerda sobre su adolescencia. Mientras lo que se esperaba de los jóvenes mayores de edad era que se juntaran con una persona del sexo opuesto para labrar un futuro, él se planteó entrar en el seminario para evitar preguntas indiscretas.

Pero sin una vocación de sacerdote a la que aferrarse y con una afectividad que acabaría ganando el pulso a las convenciones sociales del momento, acabó optando por mostrarse cómo era. La aceptación de su madre y conversaciones con tres jesuitas que le aseguraron que sus sentimientos no le convertían en pecadorfueron su liberación.

Corría el año 2000, se apartó de la parroquia en la que algunos feligreses se habían compadecido de él y no se despojó de su fe. Fue a partir de entonces cuando comprendió que las armas más feroces del clero para repudiar la homosexualidad no son más que el resultado de una interpretación ‘errónea’ de textos bíblicos escritos hace miles años, que la homofobia jamás habría sido una enseñanza de Jesús.

Escolano reconoce que tuvo suerte. Hoy no se olvida de aquellos que han sido rechazados en sus iglesias, de otros que no pueden evitar odiar a las instituciones eclesiásticas, ni de un joven que creyó que el Opus Dei podía ‘curarle’. “Un día me lo encontré por la calle y me dijo: ‘¿cómo puedes ser homosexual y cristiano? No es posible’. Más tarde me enteré de que se había casado con una mujer. Pobre chico. ¿Cómo lo consiguieron?”, se pregunta.

Escolano es secretario de CRISMHOM, la asociación de Cristianas y Cristianos de Madrid LGBT+H

Paulina Blanco, 67 años: “Cuando aprendes que tienes que esconderte no haces otra cosa”

paulina-blancoLos millennials LGTBI no solo hemos crecido sabiendo que podemos ser lo qué queramos, sino que tenemos legitimidad para combatir al que nos lo impida. Pero legislaciones como la de Ley de Vagos y Maleantes de 1933 y la de Peligrosidad y Rehabilitación Social de 1970posicionan a nuestra realidad a años luz del franquismo.

A Paulina le tocó sufrir ambas. En su pueblo natal de Cáceres fue bautizada, hizo la comunión y entró en un colegio de monjas. Después se percató de que era lesbiana. “¿A quién podía explicar lo qué me pasaba? A nadie. Pensaba que algún día llegaría mi príncipe azul y me libraría de ese tormento… Nunca lo reconocí”.

El deseo de ser una buena cristiana entró en confrontación con sus pulsiones al conocer con 23 años a Encarnita: su primer amor y actual esposa. Insultos de familiares, amigos que les dieron la espalda y una terapia de electro shock recomendada por un psiquiatra para ‘arrancar’ a Paulina sus sentimientos, son algunos de los infortunios que nunca tendrían que haber vivido.

Cuando el gobierno del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero aprobó el matrimonio homosexual en 2005, ya vivían juntas en Barcelona. Fue allí donde, al rezar en repetidas ocasiones por el colectivo LGTBI, un párroco les cerró las puertas de su iglesia para siempre.

Hoy se definen como ovejas sin pastor. Y sus fuerzas para seguir reivindicando la creación de una pastoral para personas LGTBI no piensan flaquear: “Estamos hartas de declaraciones insólitas del Papa Francisco. Queremos que actúen. Que nosotras no tengamos que salir de la Iglesia. Porque nosotras no somos personas indeseables”.

Paulina es asociada a AGCIL (Associació de Lesbianes, Gais, Bisexuals o Transexuals de Catalunya) y una de las fundadoras de la Fundació Enllaç.

Andrés Gioeni, 46 años: “Al terminar la jornada en una librería eclesiástica desfilaba en slips”

andres-gioeni-derecha-768x768“¡Tortilleras!”. “¡Maricón!”. “¡Desviados!”. En alguna ocasión la mayor parte de nosotros hemos sido testigos de expresiones homófobas que inmediatamente nos han generado aversión. Aunque la sospecha de que el más intolerante puede esconder aquello que aborrece, es incluso capaz de suscitarnos compasión.

Desde Argentina, Gioeni escribió un guión muy similar. Durante el sacerdocio discriminó a compañeros que consideraba afeminados llegando a ordenar cuatro expulsiones del seminario. “Era muy homófobo. Tenía un espejo enfrente en el que no quería mirarme”, reconoce.

La verdadera lucha interna llegó después de su primera relación sexual con un hombre: “Me sentí sucio. Me convertí en todo lo que creía que era malo. Me bañé y fui directo a confesarme sin decir que era sacerdote”. Nada cambió. Cuando el paso de los meses le confirmó que entre las paredes de la iglesia nunca podría materializar sus sentimientos, colgó los hábitos.

En 2001 pasó a ser comercial de una editorial religiosa de Buenos Aires, pero no le faltaban ganas de querer romper la burbuja en la que había vivido asilado en el mundo eclesiástico. Lo consiguió. Trabajar de incógnito como modelo de ropa interior en una tienda de la calle Santa Fe le catapultó a posar desnudo para una revista gay de tirada nacional llamada Imperio.

Los llantos de su madre a través del teléfono le notificaron que las imágenes habían llegado a su Mendoza natal. Y una carta de expulsión del episcopado, aunque ya no era sacerdote, anunció que todo el clero estaba al corriente de su sexualidad. No le importó que llegaran palabras desconsoladas a sus oídos. Había alcanzado su meta: sacarse el disfraz que le oprimía. Más tarde llegó Luis. El marido que nunca le hizo elegir entre él y su fe.

 Juani, 57 años: “Quiero que la Iglesia sea una comunidad en la que todos nos respetemos”

 Juani siempre lo supo. Pero nunca se sintió culpable. “Desde que tengo uso de razón soy homosexual y creyente. Creo que si Jesús es amor y bondad es imposible que piense que soy mala persona”, dice con total convicción.

Durante años defendió en su parroquia de Madrid los derechos de los homosexuales hablando en tercera persona. Un día decidió que no quería esconderse ni un minuto más. Varios asuntos personales, junto a la certeza de que los feligreses no harían más que intentar convencerla de que era heterosexual, provocaron que dejara la comunidad en el 2002.


Un paso que la llevó a ensalzar su fe sin miedo entre grupos cristianos LGTBI y a ofrecer consuelo a monjas lesbianas que viven tan atrapadas como lo estuvo ella en su momento. Siendo presas de la culpa, sienten que llevan una doble vida que podría marcar el fin de su vida eclesiástica. Y para Juani eso solo puede tacharse de estupidez. “Tiene narices la cosa. Si estáis viendo que somos tan cristianas como vosotros, ¿qué os importa lo qué nos guste”?.

Hayamos tenido a un Dios al que venerar o no, seamos de la comunidad LGTBI o no, todos podemos sentir empatía por la verdad que se asoma entre estas cuatro historias. Nadie tiene potestad para determinar si somos dignos de espiritualidad. Y por descontado, tampoco para decirnos a quién debemos querer.

Juani, que prefiere conservar su anonimato, es activista y miembro de Nueva Magdala y de Mujeres y teología.

Fuente Código

Cristianismo (Iglesias), General, Historia LGTB , , , , , , , , ,

Ritual Hoteles firma un convenio para obligarse a contratar a personas trans

Sábado, 3 de febrero de 2018

629227-600-338La cadena Ritual Hoteles firma un convenio en el que se obliga a contratar personal trans para todos sus hoteles.

La tasa de desempleo en el colectivo trans se sitúa en torno al 80%

Con dos hoteles en Sevilla (y unos apartahoteles en proyecto), uno en Torremolinos y otro proyectado en Vejer de la Frontera, Ritual Hoteles cuenta con una plantilla de unos 200 empleados que puede llegar a doblarse en temporada alta. Y tú dirás ¿y a mí qué me importa? Pues porque a partir de ahora una parte de esa plantilla estará formada, por auto-obligación de la empresa, por personas trans.

La firma de este convenio supone la primera vez que una empresa hace algo parecido en España y es una iniciativa que celebran desde la asociación ATA-Silvia Rivera. “Aunque no va a solucionar el problema de exclusión laboral, pondrá en el punto de mira que hay empresas que rompen barreras y estereotipos a nivel empresarial“, explica Mar Cambrollé presidenta de la asociación, que añade que “estamos orgullosos de la ley que garantiza nuestros derechos, pero también queremos comer.

Ritual Hoteles no solo se compromete a contratar personal trans para sus establecimientos sino que además pasará a identificarse como una marca “transfriendly. En la firma de este convenio han estado Mariano Ruiz Araújo, delegado de Empleo de la Junta en Málaga; Javier López, coordinador de políticas LGTB de la Consejería de Igualdad; Francisco Javier Merino, representante de Ritual Hoteles y la presidenta de ATA-Silvia Rivera, Mar Cambrollé.

En la Ley Integral Trans que se aprobó en Andalucía en 2014 ya se contemplaba la incentivación de políticas de empleo para el colectivo trans cuya tasa de desempleo ronda el 80%. “No estamos hablando de parados” explica Cambrollé, “estamos hablando de gente excluida.

Aunque el convenio firmado por Ritual Hoteles supone una buena noticia para el colectivo evidentemente aún queda muchísimo trabajo por hacer. ATA-Silvia Rivera tiene un servicio de orientación e integración laboral que cuenta con el apoyo económico del Ayuntamiento de Sevilla, pero reclaman a las Administraciones que faciliten el acceso de personas trans a formaciones de empleo. “Instamos a la Junta a que incentive a las empresas que faciliten la selección de cursos destinados a este colectivo” insiste Cambrollé que añade que “la pobreza y la discriminación son también una forma de violencia.

Fuente | Nueva Tribuna, vía EstoyBailando

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , ,

Valladolid Diversa lamenta la sorprendente decisión de la Fiscalía de Delitos de Odio defendiendo a los agresores homófobos

Sábado, 3 de febrero de 2018

cartel-concentracion-3-febreroSORPRENDENTE DECISIÓN DE LA FISCALÍA DE DELITOS DE ODIO DEFENDIENDO A LOS AGRESORES HOMÓFOBOS.

Desde la asociación Valladolid Diversa lamentamos tener que informar de un nuevo paso hacia la impunidad de los homófobos que agredieron a nuestros compañeros Álvaro y Jose Manuel en junio.

Se ha solicitado la impugnación de nuestro recurso nada más y nada menos que por parte de la propia Fiscalía de Delitos de Odio argumentando que “hay un enfrentamiento previo y ajeno a la condición sexual del recurrente que impide afirmar que los hechos ocurridos lo han sido por la misma”.

Entendemos que esto no impide que la agresión que sufrieron nuestros compañeros sea delito de odio. ¿En el caso de una agresión por violencia machista se tiene en cuenta si hubo una discusión previa de la pareja “ajena al género de la misma” y por eso deja de ser violencia machista? Lógicamente no. La violencia machista es violencia machista en cualquier contexto. Del mismo modo una agresión homófoba también es una agresión homófoba independientemente de que haya una discusión previa. No cabe duda de que si la estética o la expresión de género de Álvaro y Jose Manuel hubiera sido otra, como por ejemplo cabeza rapada, botas militares y no darse la mano, no se habrían dado esas agresiones ni mucho menos esos insultos, que fueron claramente homófobos.

La jueza que lleva el caso previsiblemente rechazará el recurso, ya que es la misma que desestimó que fuera delito de odio, y para colmo de males ahora encima la apoya la Fiscalía. En caso de que eso ocurra, desde Valladolid Diversa apoyaremos a nuestros compañeros y les animaremos y acompañaremos con su recurso a la siguiente instancia judicial ya que:

– Fue la orientación sexual de las víctimas lo que hizo que el encuentro con los agresores pasara de palabras tranquilas a insultos, amenazas y por último a la agresión física.

– La agresión fue producida por su orientación sexual, por tanto, es un delito de odio. Debe reconocerse como tal y contabilizarse correctamente en los informes sobre delitos de odio. Demasiado bajo es el porcentaje de agresiones homófobas que se denuncian (10%) como para que encima las pocas que se denuncian caigan en saco roto por culpa de la administración.

– Ningún caso de homofobia debe quedar impune. Las personas homófobas no deberían sentir amparo y defensa dentro de nuestro sistema judicial, porque esa sensación de impunidad las anima a seguir atacándonos. El sistema judicial debería perseguir y condenar sus actos.

– Las agresiones homófobas afectan a todo el colectivo. Cada vez que un homófobo agrede a una persona por tener una orientación sexual diversa, es un ataque contra todas las personas de Géneros y Sexualidades Diversas.

impugnacion-fiscalia-delitos-de-odio(Podéis pinchar encima para ampliar la foto)

Lamentamos la decisión de la Fiscalía de Delitos de Odio, ya que parece una impugnación hecha con prisa, sin ganas, en la que no ha expresado siquiera su apoyo a las personas de Géneros y Sexualidades Diversas (GSD), personas que pertenecemos a un colectivo discriminado. Es lamentable que desde la Fiscalía defiendan a los homófobos. Creemos que esa impugnación es más propia de cualquier fiscal que desconoce y no está sensibilizada con los delitos de odio. Lo que nos lleva a cuestionarnos si las personas GSD de Valladolid podemos considerar a la Fiscalía de Delitos de Odio como una aliada o si directamente sería mejor que no existiera.

A la vista de todo lo ocurrido, y de lo que queda por llegar, podemos decir que todavía queda mucho por sensibilizar a todos los niveles, también en la Justicia, ya que ni siquiera la Fiscalía de Delitos de Odio se muestra sensible a la discriminación que sufrimos las personas GSD y que muchas veces se materializa en insultos, amenazas y agresiones físicas.

Hemos convocado una concentración para mañana, sábado, día 3 de febrero a las 20:00 h en Fuente Dorada, para seguir reivindicando justicia y dignidad para las personas GSD. Queda mucho por hacer y la única forma de conseguirlo es seguir luchando todas unidas.

Web: vadiversa.blogspot.com
Twitter: @VaDiversa
Instagram: @VaDiversa
Facebook: facebook.com/vadiversa

General, Homofobia/ Transfobia., Tablón de Anuncios , ,

Lanzan una campaña para que Amazon no ubique su nueva sede en un estado con leyes homofóbicas

Sábado, 3 de febrero de 2018

780x580-noticias-estados-homofobicos-que-aspiran-a-ser-sede-de-amazon-hq2Estados homofóbicos que aspiran a ser sede de Amazon HQ2 – Foto: Uso permitido

Después de que Amazon haya reducido a 20 las opciones para ubicar su segunda sede en los Estados Unidos, una decena de activistas lanza una campaña para no la ubique un estado con leyes homofóbicas como son Ohio, Texas, Georgia, Florida, Indiana, Virginia, Tennessee, Pensilvania o Carolina del Norte.

El gigante del comercio electrónico, Amazon, anuncia en septiembre de 2017 su intención de invertir alrededor de cuatro mil millones de dólares en la puerta en marcha de Amazon HQ2, su segunda sede en los Estados Unidos, a través de la que calcula dar empleo a 50.000 personas. Siendo su sede principal uno de los mayores generadores de empleo de Seattle, muchas son las ciudades que no han dudado en presentar sus candidaturas, consientes del impulso económico que supone un proyecto de tal envergadura, tal y como sugiere su fundador Jeff Bezos, al adelantar que espera «que la segunda sede empresarial sea idéntica a nuestra sede de Seattle. Amazon HQ2 traerá miles de millones de dólares en inversiones iniciales y en curso, y decenas de miles de empleos bien pagados ». El viernes pasado, 23 de enero, Amazon anuncia una lista de las 20 ciudades que han quedado finalistas para albergar esta segunda sede, haciendo saltar las alarmas de una decena de activistas del colectivo LGBT, sorprendidos por encontrar en esta lista hasta 11 ciudades en estados que carecen de protección contra la discriminación basada en la orientación sexual.

Amazon es un de las muchas empresas que ha demostrado su apoyo al colectivo LGBT de muy diferentes maneras: apoyando económicamente a los nuevos escritores con relatos sobre personas homosexuales, bisexuales y transexuales, produciendo series como Transparent, apoyando el matrimonio igualitario y los derechos de las personas transexuales ante el Tribunal Supremo en diferentes casos judiciales, o uniéndose a la Coalición Empresarial para la Ley de Igualdad, además del proyecto GLAmazon, un grupo activo de empleados LGBT. De hecho, en su convocatoria hablan de una ciudad con «un entorno cultural y comunitario compatible», que incluya la «presencia y el apoyo de una población diversa». De ahí que un grupo de activistas no haya dudado en crear la plataforma NoGayNoWay con el objetivo de disuadir a la multinacional a de llevarse Amazon HQ2 a ciudades con legislaciones homofóbicas, como Dallas, Austin, Atlanta, Pittsburgh, Filadelfia, Nashville, Raleigh, Columbus, Miami, Virginia del Norte o Indianapolis.

«31 estados fracasan en proteger a las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero de la discriminación en el empleo, la vivienda y el servicio público. Sorprendentemente, 9 de esos estados albergan a 11 de las 20 ciudades finalistas que compiten por la segunda sede de Amazon. Es impactante que Amazon considere ubicar HQ2 con sus más de 50,000 empleados en un estado que no protege a las personas LGBT ni a sus familias. En estos nueve estados, es legal despedir a alguien, negarle vivienda o negarle el servicio solo por ser quien es o por quién ama», declara este grupo de activistas encabezado por Conor Gaughan, quien cuenta con el apoyo de Kate Kendall, del National Center for Lesbiasn Rights, entre otros grupos.

«Queremos que nuestros empleados, y las comunidades donde operamos, acepten que todos somos humanos, que todos somos diferentes y que todos somos iguales. En Amazon, la igualdad es un valor fundamental para nosotros, y es simplemente correcto», es la declaración de Bezos que recogen los activistas en su página para reforzar su oposición a la elección de cualquiera de estas 11 ciudades. Asimismo, ayer, 1 de febrero, una avioneta con un cartel volaba sobre la sede de Amazon en Seattle, para ejercer presión en el día en el que la compañía presentaba su cuarto informe de ganancias trimestrales. «Si me preguntaran qué queremos ver, es que todos esos 31 estados que no tienen protecciones (para LGBT) las adopten (…). No podemos alentar a Amazon a tomar una decisión que ponga a esas personas en riesgo, que no tenga protecciones para ellos, que no honre su igualdad», declara Gaughan, consciente de que su plataforma se enfrenta a la controversia que puede generar su postura, pero afirmando que su lealtad permanece con los empleados LGBT que puedan terminar trabajando en Amazon HQ2.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Indonesia reformará su código penal para criminalizar la homosexualidad

Sábado, 3 de febrero de 2018

wire-1928652-1513584657-846_634x396El parlamento indonesio redacta una modificación del Código Penal que criminalizará la homosexualidad y el sexo extra-matrimonial.

La nueva ley se aprobará con el apoyo de todos los partidos políticos pocas semanas después de que el Constitucional se negara a aplicar esas medidas por no estar incluidas en el Código Penal.

A pesar de las críticas de la comunidad internacional contra la persecución del colectivo LGBT, y de una sentencia en contra de la criminalización de la homosexualidad por parte del Tribunal Constitucional, el gobierno de Indonesia sigue empeñado en criminalizar el adulterio, la homosexualidad y las relaciones sexuales fuera del matrimonio en un país en el que en los dos últimos años se ha incrementado considerablemente la discriminación contra las personas homosexuales, bisexuales y transexuales.

Llevamos bastante tiempo publicando que la situación del colectivo LGTB+ en Indonesia es bastante preocupante. A pesar de ello en Indonesia la homosexualidad solo es ilegal en la provincia de Aceh, la única provincia del país en la que se aplica la Sharia (la ley islámica). Algo que, por lo que parece, cambiará en un par de semanas porque los 10 principales partidos políticos del país han mostrado su apoyo a una reforma del Código Penal que criminalice la homosexualidad en todo el país.

En diciembre del año pasado el Tribunal Constitucional de Indonesia rechazó una petición presentada por la Alianza por el Amor Familiar (un grupo islamista de extrema derecha y AntiLGTB+) para criminalizar el sexo homosexual y el sexo prematrimonial. En su momento la votación fue muy ajustada (5 contra 4) y se rechazó, básicamente, porque el Constitucional no tiene potestad para ello. Como explicaba la sentencia “cualquier limitación a los derechos de las personas ha de ser decidida a través del proceso legislativo” y aclaraban que si el código penal no castiga la homosexualidad el Tribunal no puede hacer nada.

indonesiaEste tipo de manifestaciones homófobas cada vez son más habituales

¿Y qué han hecho ahora los políticos? Pues proponer una modificación del Código Penal, que podría aprobarse el mismo día de San Valentín, en la que se castigue el sexo homosexual con penas de hasta cinco años de prisión. La modificación de la ley, que aún se está redactando en comisión parlamentaria y a la que Reuters ha tenido acceso, criminalizará el sexo extra-matrimonial, la homosexualidad y la co-habitación. Arsul Sani, secretario general del PPP, ha sido uno de los redactores de este nuevo código penal y ha explicado que las condenas “Se aplicarán a personas del mismo género que tienen sexo, lo que básicamente es un acto prohibido. Se considera igual que el adulterio, por lo que un hombre y una mujer que tienen sexo fuera del matrimonio podría considerarse un crimen.

Para la redacción de la ley los miembros del parlamento han tenido en cuenta la opinión de líderes religiosos y diversos juristas (obviamente no han contado con ningún colectivo LGTB+ ni defensor de los derechos humanos) para encontrar la forma de ilegalizar el sexo fuera del matrimonio. Curiosamente la criminalización de la homosexualidad les ha dado menos problemas porque parece que todos los partidos políticos están a favor: “En términos legales, en términos religiosos y en términos éticos, no podemos tener eso en nuestro país“, declaró Junimart Girsang, parlamentario miembro del Partido Demócrata.

indonesia-latizagos-homofobia-696x522Imagen de la tortura pública a la que se sometió a dos hombres en Aceh sospechosos de ser homosexuales.

Como explica Andreas Harsono de la Human Rights Watch esta ley “creará nuevos delitos discriminatorios que no existen en el actual código penal. Frenará los esfuerzos de Indonesia por desarrollar su economía, su sociedad, su conocimiento y su educación y tendrá a las fuerzas de la ley muy ocupadas vigilando la moral. Es igual que la ley Sharia en Aceh.

“Indonesia, cuya constitución garantiza los derechos humanos y ha ratificado muchos convenios de derechos humanos, será ridiculizada por el mundo por crear una ley que potencialmente viola muchos de esos derechos”, declara Said Muhammad Isnur, director de defensa legal en la Fundación del Instituto de Asistencia Jurídica del país. Activistas y expertos legales temen que se propague la vigilancia parapolicial, lo que ya se produce en algunas zonas de Indonesia, y se produzca un retroceso de los derechos humanos y la privacidad en el que es el cuarto país más poblado del mundo, con 250 millones de habitantes, por lo que ya se han movilizado para combatir este proyecto desde la oposición del gobierno. Asimismo, también consideran que la joven democracia del país mayoritariamente musulmán se debilitaría si salen adelante propuestas como tildar de difamación cualquier crítica potencial al presidente y otras revisiones que tendrían como objetivo debilitar las medidas para combatir la corrupción.

Dos años después de su elección, el presidente de Indonesia, Joko Widodo, habla en octubre de 2016 sobre el alarmante incremento de la discriminación contra la comunidad LGTB en su país. Cuatro meses después, en febrero de 2017, el Parlamento Europeo condena que se esté produciendo este incremento de la discriminación de las personas homosexuales, bisexuales y transexuales en su país, pronunciándose en la misma línea el Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU. Precisamente, a lo largo de 2016 y 2017, hasta 1220 personas habrían participado en una encuesta realizada en las 34 provincias del archipiélago mediante la que se concluye que el 87,6 % de los ciudadanos indonesios que entienden qué significa el término “LGTB” se sienten “amenazados” por el colectivo y creen que su religión prohíbe las relaciones homosexuales, rechazando hasta el 79 % la idea de tener como vecino a una persona homosexual, bisexual o transexual.

Ese alto porcentaje ha llevado a que muy pocos políticos muestren su apoyo a las personas LGTB, entre otras cosas porque el año que viene hay elecciones presidenciales y nadie quiere enfadar a una base de votantes eminentemente conservadora.

Este tipo de valoraciones parece estar ligada con el hecho de que hasta un 81,5 % está convencida que las relaciones entre personas del mismo sexo están prohibidas en todas las religiones, no sólo en la musulmana que se practica de forma moderada por el 88 % de los indonesios, aunque el los últimos años se ha producido un incremento del fundamentalismo religioso, según denuncian los activistas. Asimismo, desde Human Rights Watch denuncian un aumento de la retórica contra el colectivo LGBT en los últimos dos años, lo que se ha traducido en acciones por parte de «justicieros» civiles, además de las redadas realizadas por las autoridades amparados en la mayoría de las veces por la ley contra la pornografía.

Hace tan solo unos días la policía de Aceh detenía a una docena de mujeres trans a las que raparon la cabeza en público y han sido retenidas contra su voluntad mientras se les aplicaba un “curso” para que volvieran a ser hombres. Las mujeres, que buscan la forma de huir de la región, han sido puestas en libertad con la condición de que vistan y actúen como hombres.

Indonesia, un infierno para la comunidad LGTB

En febrero de 2016 publicábamos un artículo que recogía cómo la oleada de virulenta homofobia y transfobia se abre paso a un ritmo preocupante en Indonesia. Publicábamos entonces que políticos y líderes religiosos se turnan con declaraciones incendiarias que estigmatizan cada vez más a la población LGTB. Desde entonces, por desgracia, no hemos parado de recoger casos de detenciones, abusos y crueles castigos físicos. Lo que ha hecho que Amnistía Internacional reclame el fin de la cruel persecución al colectivo LGBT en Indonesia.

Indonesia presenta una realidad muy diferente para su comunidad LGTB dependiendo de la región. Formalmente, la homosexualidad no es delito en el país con mayor número de fieles musulmanes del mundo, que mantiene un código penal heredado de la época colonial neerlandesa. La excepción son las provincias autónomas de Aceh (situada en la zona norte de Sumatra) y Sumatra Meridional, aunque en este caso la prohibición rige solo para los musulmanes.

En Aceh, desde 2005 rige la sharia o ley islámica gracias a la autonomía que le fue concedida al firmar la paz con los separatistas, poco después del tsunami que asoló la región. En septiembre de 2014, además se aprobó una terrible ley que castiga las relaciones homosexuales con la pena de recibir cien azotes en público con una vara de ratán. La legislación entraba en vigor en octubre de 2015 y fue aplicada, entre otras ocasiones, el pasado mes de mayo a dos jóvenes de 20 y 23 años.

Fuera de Aceh también se ha registrado un incremento de la represión. También en mayo de este año, la policía indonesia detenía en Yakarta a 141 hombres por asistir a lo que las autoridades han calificado como una supuesta “fiesta de sexo gay”, pese a que la homosexualidad no es ilegal en la capital. No obstante, el portavoz de la policía de Yakarta, Raden Argo Yuwono, aseveraba que los detenidos podrían ser acusados bajo las duras leyes contra la pornografía vigentes en el país. Unas semanas antes, ocho hombres eran detenidos, igualmente acusados de celebrar una “fiesta gay” en Surabaya, la segunda ciudad más grande de Indonesia. Y en octubre, la policía de Indonesia detiene a 58 personas en una redada a una sauna gay de Yakarta

El pasado 20 de diciembre publicábamos que diez hombres habían sido condenados a dos años de cárcel en Indonesia por participar en una supuesta “fiesta gay” en Yakarta, la capital. La noticia supone un paso más en la escalada de LGTBfobia de estado que vive aquel país. Las detenciones se produjeron en Yakarta, la capital, donde las relaciones homosexuales no son formalmente delito. No ha hecho falta: el tribunal ha considerado probado que los condenados violaron la ley contra la pornografía.

El 15 de noviembre del pasado 2016 conocíamos que el gobierno de Indonesia  acaba de prohibir el uso de GIFS en WhatsApp. Pero no sólo porque no se puedan enviar imágenes en movimiento  sino que lo han hecho para evitar que la gente se envíe imágenes pornográficas a través de la aplicación.

Son solo algunos ejemplos de la penosa situación de los ciudadanos LGTB en el país.

Fuente | Reuters, vía EstoyBailando/Universogay/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , ,

Neo-nazi que planeó un ataque contra la comunidad LGBT se defiende alegando que es bisexual

Sábado, 3 de febrero de 2018

pri_668719471-e1517407668169La estrategia de defensa de Ethan Stables, neo-nazi detenido cuando pretendía atentar contra la comunidad LGBT en la localidad de Barrow (Reino Unido), sorprende al sostener que ni es supremacista porque su mejor amigo es de color, ni tampoco homofóbico porque él mismo es bisexual.

La policía del condado de Cumbria (Reino Unido), detiene en junio de 2017 a Ethan Stables, supremacista blanco de 20 años de edad, como sospechoso de planear un ataque terrorista contra la comunidad LGBT en New Empire, un espacio público de la localidad de Barrow en el que estaba previsto celebrar un evento del orgullo LGBT. Una vecina de la localidad alerta de las intenciones de Stables después de que publicara varios mensajes prometiendo «masacrar a todos los bastardos homosexuales» en un grupo neo-nazi de Facebook. Es detenido cuando se encuentra realizando un último acto de reconocimiento, antes de perpetrar su plan de regresar posteriormente con armas. En las últimas semanas del proceso legal para esclarecer los hechos, la defensa del acusado ha sorprendido a todo el mundo con una insólita estrategia, alegando que ni es supremacista ni es homofóbico porque es bisexual.

El fiscal del caso, Jonathan Sandiford, sostiene ante el tribunal de Egerton que los supremacistas blancos tienen un «odio profundo» contra las minorías, particularmente contra las personas homosexuales, describiendo a Stables como un neonazi que apoya a Adolf Hitler, asegurando que pretendía «lanzar un ataque asesino» contra varias comunidades, explicando cómo estuvo a lo largo de siete meses investigando sobre armas y llegando a fabricar sus propios explosivos. Sin embargo, el representante legal del acusado, Patrick Upward, sostiene frente al jurado que su defendido «nunca esperó que nadie creyera lo que tenía que decir», justificándole por los mensajes publicados en Facebook, alegando que padece síndrome de Asperger y defendiendo que no es supremacista, sino tan sólo un «fantasioso», como prueba el hecho de que su mejor amigo es de color, así como tampoco es homofóbico, porque tiene un tío abiertamente homosexual y además él mismo asegura ser bisexual.

«Anteriormente había tenido demasiado miedo de revelar su sexualidad porque sus padres se habrían disgustado», explica el abogado, revelando que su defendido habría mantenido relaciones sexuales con personas de su mismo sexo. «Estoy indignado y avergonzado de mí mismo por lo que hice. Me gustaría poder volver el tiempo atrás. Lo siento», asegura Stables, quien había defendido anteriormente en un vídeo que los «homosexuales se ven mejor en el fuego», quemando a continuación una bandera arco iris. « Tengo un sexto sentido para ese tipo de cosas. Era un niño solitario (…). Prefería estar solo. Nunca hubo ningún problema con su capacidad intelectual, pero desde pequeño era testarudo y solitario. Él es consciente de que soy gay y no creo que sea homofóbico (…). Sentí que comenzó a tener fantasías paranoides. A veces tenia ideas muy fijas en su mente», asegura Phillip Loveless, el tío gay de Stables, quien es además su padrino, defendiendo que su ahijado no le habría dado ninguna razón para pensar que era homofóbico.

Independientemente de que Kevin Spacey demostrara que salir del armario es una pobre estrategia para desviar la atención sobre cosas peores, tampoco es la primera vez que el sospechoso de un crimen de odio utiliza su orientación sexual en un intento de demostrar que no es homofóbico. Acusado de matar a balazos a un gay en Manhattan en 2013, Elliot Morales, se defendía alegando ser bisexual y que había mantenido una relación sentimental durante una década con una mujer transgénero, lo que no le sirve de nada porque finalmente es condenado de todos los cargos, incluido el delito de odio. También reclamaba ser bisexual James Howell, natural de Indiana y arrestado en 2016 después de que la policía encuentra armas en su automóvil, de camino al desfile del orgullo gay en West Hollywood.

Lo que quizás su defensa no haya calibrado es que nada impide que Stables sea realmente bisexual y aún así tuviera intención de atentar contra el colectivo LGBT, impulsado por una homofobia internalizada y el odio a sí mismo, como consecuencia de pertenecer a un colectivo que detesta y presionado por sus compañeros neonazis. «También parece que tiene problemas de salud mental», declara el activista bisexual Gregory Ward, fundador de Fluid Array Foundation, organización estadounidense bi / pan / fluid +, asegurando «que no es poco común entre hombres bi cerrados, que no tienen salida a expresar su rareza». No es la primera vez que la homofobia está detrás de un atentado de estas características, así se explica desde el colectivo LGBT la causa de la matanza de Orlando, por mucho que el FBI defienda lo contrario.

Fuente Universogay

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Peligra la continuidad de Apoyo Positivo por el reparto de las ayudas del IRPF

Sábado, 3 de febrero de 2018

cierre_apoyo_positivoEl reparto de las ayudas del IRPF, por parte de la Comunidad de Madrid, deja fuera a programas de esta ONG financiados desde el año 2000.

La organización estatal, con sede en Madrid y Málaga, Apoyo Positivo denuncia públicamente la grave situación en la que el gobierno regional de la Comunidad de Madrid deja a su estructura y programas al desestimar todas las ayudas públicas que la entidad recibía de la convocatoria del IRPF.

La entidad comunitaria cuestiona la transparencia en los procesos de ejecución y resolución de la convocatoria de subvención, “algo que ha sucedido peor que en ninguna otra comunidad autónoma”, comenta Reyes Velayos, presidenta de Apoyo Positivo, “y perjudica a proyectos de continuidad de muchas entidades de Madrid que llevamos años trabajando por los colectivos con mayores necesidades. Somos una de las pocas entidades de la Comunidad con viviendas para personas con VIH en exclusión, ¿qué se supone que debemos hacer ahora con esas personas?”, afirma Reyes Velayos.

En estos proyectos, Apoyo Positivo ha atendido directamente durante el año 2017 a un total de 3.227 personas afectadas por VIH/sida y/o Hepatitis C y en riesgo de exclusión, personas LGTBIQ, mujeres en vulnerabilidad, jóvenes, migrantes y mayores, y personas a las que se les vulneraron los derechos por su diversidad, como los 97 accesos a tratamiento del VIH que se tramitaron en 2017 desde nuestro equipo de Madrid. Y el impacto de estos programas y sus acciones o campañas alcanza un número superior a 1.500.000 personas en la Comunidad.

“La situación se agrava en la Comunidad de Madrid, porque la respuesta al VIH es prácticamente nula”, comenta Jorge Garrido, director de la entidad. “Nuestro recurso lleva meses esperando convocatorias y resoluciones de subvenciones, incluso ingresos de partidas justificadas pendientes de pago, desde el año 2015, por lo que al total del dinero no recibido por el IRPF hay que sumarle otras partidas del resto de financiaciones, alguna para esos mismos programas, lo que hace prácticamente imposible continuar con el trabajo”.

 Mientras la Comunidad de Madrid busca soluciones ante su evidente error, Apoyo Positivo se ve obligado a paralizar los servicios de Programa de promoción de la salud integral para afectados por cormobilidades asociadas a VIH/sida o hepatitis: rehabilitación domiciliaria, autonomía y calidad de vida ( 176 beneficiarios), Programa de orientación laboral, formativo y asesoria juridica y guia basica para personas afectadas por el VIH/sida (49 beneficiarios y 50 profesionales laborales sensibilizados en talleres formativos), Programa de pisos tutelados autogestionados de apoyo a la estabilizacion para personas que viven con el VIH/sida (12 beneficiarios y 6 talleres formativos a residentes), Programa de atención psicosocial para personas afectadas por el VIH, hepatitis y otros colectivos vulnerables con problemáticas en salud sexual por identidad de género, diversidad sexual, funcional o cultural (626 beneficiarios directos y 2.314 participantes en talleres y charlas y asesoramientos).

Exigimos a la Comunidad de Madrid asumir su responsabilidad en esta situación y la urgencia de una solución que pueda solventar el perjuicio causado, y que abra un camino de diálogo para la respuesta al VIH y a la salud sexual en la capital.

Apoyo Positivo, como entidad miembro de CESIDA, se une a la petición de la Coordinadora al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, para que exija al Gobierno de la Comunidad de Madrid que respecte los acuerdos alcanzados y asegure los programas de continuidad financiados por este Ministerio en anteriores convocatorias del IRPF, en defensa de los proyectos y servicios asistenciales de las entidades de VIH en la Comunidad de Madrid.

Fuente Cáscara Amarga

General , , , ,

CESIDA denuncia que la Comunidad de Madrid deja sin recursos asistenciales a las personas con VIH

Sábado, 3 de febrero de 2018

S_mbolo_CESIDA_400x400Las ayudas han sido ya abonadas a las entidades adjudicatarias, sin que haya sido publicada la resolución de las mismas.

Peligran programas de continuidad en VIH esenciales en Madrid

La Coordinadora Estatal de VIH y Sida (CESIDA) ha denunciado hoy que el reparto de las ayudas territorializadas del IRPF de la Comunidad de Madrid, dadas a conocer por el gobierno de Cristina Cifuentes, no respetan el acuerdo alcanzado entre el Estado, las Comunidades Autónomas y las organizaciones sociales, a fin de garantizar los proyectos de continuidad que venían siendo subvencionados por esta convocatoria durante el año pasado, cuando el Estado gestionaba aún el 100% de las ayudas.

CESIDA ha mostrado su rechazo y perplejidad ante el reparto llevado a cabo por el gobierno de la Comunidad de Madrid, que deja sin ayudas a proyectos de continuidad que venían siendo financiados hasta ahora en la Convocatoria del IRPF, y que suponen el cierre de algunos programas y recursos muy necesarios en el ámbito del VIH, tales como dos casas de acogida para personas con VIH en riesgo de exclusión, así como numerosos programas de atención a poblaciones vulnerables desarrollados por entidades de CESIDA en la Comunidad de Madrid.

Para Ramón Espacio, presidente de CESIDA, “es inaceptable que el gobierno de Cristina Cifuentes siga maltratando a las organizaciones de VIH en la Comunidad de Madrid, que tras ver paralizadas las subvenciones de VIH desde hace dos años, ven ahora como peligran programas de continuidad en VIH esenciales en Madrid, saltándose el acuerdo alcanzado entre el Estado y las comunidades autónomas sobre el proceso de transición en la territorialización de estas ayudas”.

En este sentido, CESIDA pide al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que exija al Gobierno de la Comunidad de Madrid que respete los acuerdos alcanzados y asegure los programas de continuidad financiados por ese ministerio en anteriores convocatorias del IRPF en la Comunidad de Madrid, a fin de evitar los previsibles recursos administrativos contra el reparto de estas ayudas en muy diferentes ámbitos, recursos a los que CESIDA se sumaría en defensa de los programas y servicios de las entidades de VIH en la Comunidad de Madrid.

CESIDA ha denunciado además que estas ayudas han sido ya abonadas a las entidades adjudicatarias, sin que haya sido publicada la resolución de las mismas, en lo que ha calificado como un procedimiento de concesión tardío, irregular y discrecional; en el que la administración autonómica no ha cumplido los plazos que estableció de sacar la resolución antes de finalizar el año, que pone en grave peligro a los servicios prestados.

Para Ramón Espacio, “Esta falta de transparencia nos impide conocer qué respuesta se le da va a dar al VIH en la Comunidad de Madrid, al desconocer a qué programas y entidades han destinado las partidas presupuestarias para dar respuesta al VIH”.

Fuente CESIDA

General , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.