Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Bogotá’

Colombia: Claudia López, primera alcaldesa lesbiana de Bogotá, se casa con su novia

Jueves, 19 de diciembre de 2019

colombia-claudiaClaudia López, la primera mujer LGTBQ elegida alcaldesa de la capital colombiana de Bogotá, se casó el lunes con Angélica Lozano Correa, su novia desde hace tres años. Angélica Lozano, activista LGTBI que fue también concejala en Bogotá y que ya en 2014 hizo también historia al convertirse en la primera representante abiertamente lesbiana en el Congreso de Colombia. En 2018 fue elegida senadora, también por el partido Alianza Verde.

López, politóloga abiertamente lesbiana, es conocida por su disciplina, carácter combativo y origen de clase trabajadora.  Con 49 años, logró el triunfo en un país históricamente gobernado por hombres de las élites conservadora y liberal. Como investigadora académica, denunció la llamada parapolítica, una alianza de líderes públicos con los sanguinarios grupos de ultraderecha, lo que le costó el exilio en dos ocasiones.

López compartió tan gran acontecimiento en su red de Twitter:

“¡Dirigiéndome al momento más feliz de mi vida! Te amo mi divina Angélica! Gracias por existir y por amarme siempre. ¡Prometo honrarte y amarte toda tu vida! ¡Gracias a la vida por este maravilloso año: me gradué del doctorado, gané la Alcaldía y me casé con el amor de mi vida!

Aunque el país es profundamente religioso y conservador, el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal y las parejas homosexuales tienen derecho a adoptar niños, sean o no hijos biológicos de uno de los miembros de la pareja.

A finales de octubre Claudia López fue elegida alcaldesa de Bogotá: “Hicimos historia”, subrayó entre gritos de “alcaldesa” en su discurso de victoria. “Soy consciente que recibo el fruto del trabajo y las luchas de muchas generaciones, de muchas mujeres que han defendido no solo a las mujeres, no solo a sus hijos, sino a toda la sociedad”, señaló. La ciudad votó para que «desaprendamos el machismo, el racismo, el clasicismo, la homofobia y la xenofobia», dijo en su discurso la alcaldesa electa de Bogotá, Claudia López, bajo una lluvia de confetis verdes y en medio de la ovación de sus seguidores en un auditorio privado. Asumirá su cargo el 1 de enero de 2020.

López, de 49 años, consiguió un 35,2% de los votos, por delante del independiente Carlos Fernando Galán, que obtuvo un 32,5% y del izquierdista Hollman Morris, que consiguió un 14%. Miguel Uribe, candidato de la derecha, se tuvo que conformar con la cuarta posición y un 13,5% de los votos.

Claudia López es graduada en Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales por la Universidad Externado de Colombia. Tiene además un máster en Administración Pública y Política Urbana por la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, y recientemente se ha doctorado en Ciencias Políticas por la Northwestern University, otra universidad estadounidense. Fue senadora entre 2014 y 2018 y candidata a la vicepresidencia de Colombia en las elecciones presidenciales de 2018 por la Coalición Colombia (el candidato a presidente fue Sergio Fajardo). Fajardo y López lograron el tercer puesto en la primera vuelta, a solo 1,3 puntos de Gustavo Petro, que fue el que disputó la segunda vuelta al derechista Iván Duque (que finalmente se hizo con la victoria).

Formación y militancia

López comenzó a militar en los años ’80 en el Movimiento Estudiantil e integró «La Séptima Papeleta», una agrupación que promovía la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyentela cual fue finalmente convocada y produjo la proclama de la Constitución de 1991, la cual rige actualmente al país.

Por esos años, López estudió Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales en la Universidad Externado, instituto privado al cual logró acceder por medio de un crédito de estudios. Dos años después, en 1993, daría sus primeros pasos en la política uniéndose a la campaña de Enrique Peñalosa a la Alcaldía de Bogotá, de la que fue funcionaria.

También estudió Administración Pública y Política Urbana en la Universidad de Columbia, Nueva York, becada por la OEA y el BID. Después de graduarse trabajó durante seis años en Naciones Unidas.

López regregó a Colombia en 2004 y se convirtió en una reconocida investigadora y analista política. Dirigió la Misión de Observación Electoral (MOE), organismo que hace seguimiento y veeduría a las elecciones en Colombia. Publicó varias investigaciones sobre el fenómeno de la parapolítica que fueron la base de las condenas a cerca del 30% del Congreso de la República tras comprobarse sus vínculos con grupos paramilitares.

Su primera candidatura formal fue en 2014, cuando se lanzó al Senado de la República por el partido Alianza Verde y se convirtió en la mujer más votada.

«No voy a enclosetar mi vida»

En 2018 formó parte de la fórmula presidencial de Coalición Colombia, alianza de partidos de centroizquierda que tuvo como candidato presidencial a Sergio Fajardo. López terminó siendo su fórmula a la vicepresidencia.

«Yo no voy a enclosetar nada en mi vida. No lo he hecho en 49 años, no voy a empezar ahorita (…) Ser mujer no es un defecto; ser una mujer de carácter, firme, frentera, no es un defecto. Ser gay no es un defecto; ser hija de una familia humilde no es un defecto», dijo en su discurso.

Fuente Oveja Rosa/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Quién es Claudia López, alcaldesa electa de Bogotá, ecologista y lesbiana

Jueves, 31 de octubre de 2019

claudia-lópez-colombia-600x334El pasado martes anunciábamos que Claudia López había sido elegida alcaldesa de Bogotá pero, ¿quién es esta mujer que ha hecho historia?

La ciudad votó para que «desaprendamos el machismo, el racismo, el clasicismo, la homofobia y la xenofobia», dijo en su discurso la alcaldesa electa de Bogotá, Claudia López, bajo una lluvia de confetis verdes y en medio de la ovación de sus seguidores en un auditorio privado. Asumirá su cargo el 1 de enero de 2020.

La aspirante por la coalición del Partido Verde y el Polo Democrático (izquierda) se impuso por menos de tres puntos porcentuales sobre su inmediato rival, el liberal Carlos Fernando Galán. Obtuvo el 35,21% de los votos contra el 32,48% del hijo del ex candidato presidencial Carlos Galán, asesinado por el narcotráfico en 1989.

López, politóloga abiertamente lesbiana, es conocida por su disciplina, carácter combativo y origen de clase trabajadora.  Con 49 años, logró el triunfo en un país históricamente gobernado por hombres de las élites conservadora y liberal. Como investigadora académica, denunció la llamada parapolítica, unaalianza de líderes públicos con los sanguinarios grupos de ultraderecha, lo que le costó el exilio en dos ocasiones.

Formación y militancia

López comenzó a militar en los años ’80 en el Movimiento Estudiantil e integró «La Séptima Papeleta», una agrupación que promovía la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyentela cual fue finalmente convocada y produjo la proclama de la Constitución de 1991, la cual rige actualmente al país.

Por esos años, López estudió Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales en la Universidad Externado, instituto privado al cual logró acceder por medio de un crédito de estudios. Dos años después, en 1993, daría sus primeros pasos en la política uniéndose a la campaña de Enrique Peñalosa a la Alcaldía de Bogotá, de la que fue funcionaria.

También estudió Administración Pública y Política Urbana en la Universidad de Columbia, Nueva York, becada por la OEA y el BID. Después de graduarse trabajó durante seis años en Naciones Unidas.

López regregó a Colombia en 2004 y se convirtió en una reconocida investigadora y analista política. Dirigió la Misión de Observación Electoral (MOE), organismo que hace seguimiento y veeduría a las elecciones en Colombia. Publicó varias investigaciones sobre el fenómeno de la parapolítica que fueron la base de las condenas a cerca del 30% del Congreso de la República tras comprobarse sus vínculos con grupos paramilitares.

Su primera candidatura formal fue en 2014, cuando se lanzó al Senado de la República por el partido Alianza Verde y se convirtió en la mujer más votada.

«No voy a enclosetar mi vida»

En 2018 formó parte de la fórmula presidencial de Coalición Colombia, alianza de partidos de centroizquierda que tuvo como candidato presidencial a Sergio Fajardo. López terminó siendo su fórmula a la vicepresidencia.

«Yo no voy a enclosetar nada en mi vida. No lo he hecho en 49 años, no voy a empezar ahorita (…) Ser mujer no es un defecto; ser una mujer de carácter, firme, frentera, no es un defecto. Ser gay no es un defecto; ser hija de una familia humilde no es un defecto», dijo en su discurso.

La alcaldesa electa es pareja sentimental de la también política de Alianza Verde, Angélica Lozano, actual senadora de la República.

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Claudia López, abiertamente lesbiana, primera mujer en ser elegida alcaldesa de Bogotá

Martes, 29 de octubre de 2019

claudia-lópez-colombia-600x334Magnífica noticia: Claudia López, candidata de la Alianza Verde (una formación de centro-izquierda) ha sido elegida alcaldesa de Bogotá en las elecciones municipales y regionales que han tenido lugar este domingo en Colombia. López, que será la primera mujer en ostentar el cargo, es abiertamente lesbiana. Todo un hito de visibilidad en un país en el que la lucha por los derechos de las personas LGTBI cuenta con enemigos poderosos.

López, de 49 años, ha conseguido un 35,2% de los votos, por delante del independiente Carlos Fernando Galán, que ha obtenido un 32,5% y del izquierdista Hollman Morris, que ha conseguido un 14%. Miguel Uribe, candidato de la derecha, se ha tenido que conformar con la cuarta posición y un 13,5% de los votos.

Claudia López es graduada en Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales por la Universidad Externado de Colombia. Tiene además un máster en Administración Pública y Política Urbana por la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, y recientemente se ha doctorado en Ciencias Políticas por la Northwestern University, otra universidad estadounidense. Fue senadora entre 2014 y 2018 y candidata a la vicepresidencia de Colombia en las elecciones presidenciales de 2018 por la Coalición Colombia (el candidato a presidente fue Sergio Fajardo). Fajardo y López lograron el tercer puesto en la primera vuelta, a solo 1,3 puntos de Gustavo Petro, que fue el que disputó la segunda vuelta al derechista Iván Duque (que finalmente se hizo con la victoria).

claudia-lópez-colombia-1-600x310

La alcaldesa y su pareja, la senadora Angélica Lozano. Esta foto ha quedado como una de las postales de su triunfo.

Claudia López es pareja desde hace varios años de Angélica Lozano, activista LGTBI que fue también concejala en Bogotá y que ya en 2014 hizo también historia al convertirse en la primera representante abiertamente lesbiana en el Congreso de Colombia. En 2018 fue elegida senadora, también por el partido Alianza Verde.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , ,

Discriminan adolescentes por besarse y su madre les defiende

Lunes, 17 de junio de 2019

Pareja-gay-reprimida-696x378Una pareja de adolescentes fue reprimida cuando se besaba en una piscina del club Cafam. La mamá decidió encarar al salvavidas acusándolo de homofóbico.

Una pareja fue reprimida en el Club Cafam Campestre, de la ciudad de Bogotá, Colombia. Los jóvenes iban en compañía de Beatriz Arce, mamá de uno de los adolescentes. Mientras se encontraban en la piscina, la pareja empezó a besarse, al mismo tiempo que lo hacía una pareja hetero. Sin embargo, un salvavidas llegó a interrumpirlos, asegurando que las demostraciones sentimentales estaban prohibidas.

Inmediatamente, la mamá calificó de discriminatoria la indicación del salvavidas, por lo que decidió grabar y exponer la homofobia del individuo. En el video, que se ha vuelto viral en redes sociales, se aprecia a la señora Arce encarando al sujeto. Su argumento fue que el salvavidas reprimió a la pareja por besarse, pero no a la pareja hetero.

«El encargado dijo que están prohibidas las manifestaciones de afecto, porque entre dos hombres (ellos son pareja) no podía existir ninguna manifestación de afecto. Cuando una pareja heterosexual se estaba besando le hice el reclamo. Él me dijo que no, porque los que sí podían hacerlo eran hombre y mujer, pero no dos hombres».

El salvavidas argumentó que no discriminó a la pareja. Según el salvavidas, él simplemente les había indicado que no podían besarse frente a niños. Y agregó que las muestras afectivas entre homosexuales no están permitidas al interior del inmueble de Cafam. Por su parte la mujer exigió ver la «norma» donde estuvieran prohibidas estas demostraciones. Sin embargo, el salvavidas solo se limitó a decir que el supervisor podría enseñársela.

«Es una persona [el salvavidas] a la que le gusta discriminar a la gente y colocar reglas que él solo se inventa».

Investigarán a fondo. Mediante un comunicado de prensa, el club Cafam dio a conocer que ya se puso en contacto con los involucrados y con testigos para determinar si la pareja fue reprimida y establecer las sanciones correspondientes. Finalmente, aseguraron que todas las personas son bienvenidas en el club, disfrutando de sus instalaciones y de sus servicios.

No es la primera vez que se da un caso de discriminación por homofobia en Colombia. En abril de 2019, una pareja fue agredida física y verbalmente en el centro comercial Andino mientras se besaba. En este caso, las autoridades determinaron que la pareja no había cometido ningún tipo de delito, por lo que el comparendo no procedió.

Fuente SoyHomosensual

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Colombia impone la primera condena por feminicidio de una mujer trans

Viernes, 21 de diciembre de 2018

davinson_stiven_erazo_sanchez_fue_condenado_por_el_asesinato_de_anyela_ramos_claros._El 9 de febrero de 2017 Ányela Ramos Claros, activista Lgbt, recibió un tiro de escopeta en la espalda. La jueza determinó que se trató de un crimen de odio por su condición de mujer trans. 

Una jueza del Departamento del Huila (Colombia) -en el interior del país- condenó a 20 años de reclusión en un centro psiquiátrico a Davinson Stiven Erazo Sánchez (23), por ser el responsable del feminicido cometido contra Ányela Ramos Claros, mujer trans, quien además era activista por los derechos del colectivo LGBT.

Se trata de la primera condena en esta nación en la que un juez tipifica el homicidio de una mujer transexual como feminicidio, agravante que se creó en el 2015 con la ley de Rosa Elvira Cely, quien fue brutalmente violada y asesinada en Bogotá, capital del país suramericano.

La organización Colombia Diversa informó que en el caso de Ramos el juzgado consideró que su asesinato fue “por un prejuicio a causa de la identidad de género de la mujer trans”.

Sin embargo, en el proceso, según la jueza Catalina Manrique, se demostró que Erazo tiene un trastorno mental, específicamente esquizofrenia, que se suma a farmacodependencia, intentos suicidas por psicosis tóxica, delirio paranoico, místico y religioso. Por este motivo se le estableció como centro de reclusión una institución psiquiátrica y no una cárcel.

Ányela, quien era dueña de una peluquería, fue asesinada el 9 de febrero de 2017, al recibir un disparo por la espalda. Además, en el juicio se constató que no era la primera vez que Erazo la agredía ya que en otra ocasión la atacó con un machete, discriminándola por su identidad de género.

En el juicio se determinó que su identidad correspondía a la de una mujer trans, aunque sus documentos de identidad aún figuraba del sexo masculino. Pues, se respectó su identidad autopercibida. “Se presentó con claridad que la identidad de género correspondía a la femenina, por las sencillas razones que en su medio social, público y familiar, Luis Ángel (Anyela) era una mujer trans”, aseguró la jueza. Previamente, la Fiscalía General había identificado a la víctima como del sexo masculino.

En ese sentido, se determinó que Anyela era una mujer trans no sólo por su físico, sino también por la forma en la que se desenvolvía en sus relaciones personales y familiares. Así, su hermano testificó, por ejemplo, que Anyela siempre se identificó como una mujer y que, incluso, se hizo una cirugía de senos para cumplir con esa aspiración.

Esta sentencia es la segunda en Latinoamérica en la que se considera que el asesinato de una mujer trans constituye feminicidio. El primer caso de asesinato de una mujer trans en América Latina, que fue considerado penalmente como una situación de odio por su identidad de género, fue el de Diana Sacayán, en Argentina, activista de los derechos humanos. Fue asesinada en 2015.

Según Medicina Legal de Colombia, en el 2017 fueron asesinadas 758 mujeres y, ese año, 109 personas asesinadas eran LGBT. De ese total, 36 eran mujeres trans.

Fuente El Tiempo, vía Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Bogotá aspira convertirse en un importante destino turístico LGBT

Martes, 7 de agosto de 2018

640x0-noticias-conversatorio-perspectivas-y-oportunidades-del-turismo-lgbt-en-el-mundo-cclgbtcoConversatorio “Perspectivas y Oportunidades del Turismo LGBT en el mundo @cclgbtco | Foto: Uso Permitido

En la capital de Colombia existe un importante movimiento que busca impulsar el turismo gayfriendly, tomando en cuenta la importante oferta de rumba, comercio y vida nocturna que ofrece la ciudad.

El potencial de Bogotá como destino turístico para el mercado LGBT fue planteado en el conversatorio Perspectivas y Oportunidades del Turismo LGBT en el mundo, organizado por la Cámara de Comerciantes LGBT de Colombia (CCLGBTCO).

“Todos estamos persiguiendo negocios. Nosotros queremos que este sea un segmento dinámico, promotor de la industria turística colombiana. Desde nuestra gestión trabajamos en el perfeccionamiento de las relaciones entre los diferentes actores de la industria turística a través de un lenguaje directo con un cambio de enfoque que nos permita promover el turismo LGBT en Colombia y el mundo”, dijo Felipe Cárdenas, presidente de la Cámara.

Actualmente, Colombia con su marca “El riesgo es que te quieras quedar” ofrece una muy variada oferta turística. En este sentido, su capital Bogotá se consolida con excelentes opciones para el segmento LGBT, principalmente, en su oferta de rumba y vida nocturna.

La Cámara también informó que impulsarán otros productos que también son necesario tomar en cuenta, como por ejemplo: el turismo de aventura, bodas y lunas de miel, planes vacacionales para familias homoparentales.

A su vez discutieron en cómo se está preparando el sector y los diferentes gremios del turismo colombiano para recibir a estos nuevos viajeros que llevarán al país a convertirse en definitiva en un destino amigable.

“Invitamos a la industria turística a no ser tímida y a trabajar en este segmento involucrando y combinando diferentes opciones, destinos y productos. Vemos una gran oportunidad y estamos en capacidad de apoyar el turismo emisivo, el cual es una gran oportunidad también para todos”, comentó John Tanzella, presidente de la Asociación Internacional de Turismo (IGLTA sus siglas en inglés), organización que cuenta con más de 5 mil afiliados en 75 países.

El arribo de turistas extranjeros a Colombia aumento 35,78% entre enero y junio de 2018, en comparación con el mismo periodo en 2017. En cifras pasó de 2.922.702 a 3.968.406 visitantes. En junio pasado registró un aumento del 23,4%, de acuerdo con las cifras del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

En el 2017 Colombia fue elegida como el destino LGBTI emergente en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) realizada en Madrid, España.

¿La razón? Uno de los aspectos que más ha favorecido este hecho, según experto, guarda relación con los avances legales a favor de la inclusión y la igualdad que han posicionado a Colombia como un lugar atractivo para los viajeros homosexuales.

Las parejas homosexuales viajen 3,5 veces más que las heterosexuales. El turismo especializado LGBTI crece a una tasa dos veces mayor.

Fuente Universogay

General, Historia LGTBI , , , , , ,

Fabio Meneses: “Cuando acepté que ser homosexual no era enfermedad ni pecado, mi vida cambió”

Lunes, 26 de febrero de 2018

fabio-1Fabio Meneses tiene 37 años y es de Bogotá. Es licenciado en inglés y trabaja coordinando proyectos de lectura en colegios.

A Fabio le enseñaron, en la iglesia y en su casa, que ser homosexual no era parte de su identidad sino un castigo o un pecado.

Por María Mercedes Acosta

Culpa, dolor, frustración e ideas suicidas fueron los sentimientos que durante años acompañaron a Fabio Meneses. Después de intentarlo todo para dejar de ser homosexual, hoy se ama y se acepta como es y dedica parte de su tiempo a evitar que otras personas pasen por el sufrimiento que él vivió.

religionmasdiversidad-11

El objetivo era completar 14 pasos. De lograrlo, le decían a Fabio Meneses, recibiría una recompensa: dejaría de sentir atracción por los hombres. O, en otras palabras, renunciaría a su orientación sexual, una parte de su identidad.

Este no es el guión de una comedia de humor negro. Es una de las tantas historias de dolor y culpa por cuenta de las promesas que algunos líderes religiosos les hacen a las personas lesbianas, gais, bisexuales y trans (LGBT).

Fabio completó los 14 pasos que incluían ayunos, largas jornadas de oración y hasta exorcismos del “espíritu de la homosexualidad”, lo que implicaba revisar su historia familiar para identificar si él cargaba con un pecado de sus antepasados.

Sus gurús espirituales partían de la base de que así como ciertas enfermedades son genéticas, la orientación sexual de Fabio era el castigo por los malos comportamientos de otros.

El antecedente inmediato: Fabio nació en un hogar cristiano evangélico. Forma parte de una familia conformada por papá, mamá y hermano menor, que no asistía a celebraciones, no consumía bebidas alcohólicas ni escuchaba música -excepto religiosa- y donde su mamá no se sentía autorizada para maquillarse, arreglarse o usar pantalones.

En las reuniones familiares con tíos y primos estaban juntos pero no revueltos para evitar tentaciones mundanas. Si iban, lo hacían con cierta prevención, marcando una distancia.

Fabio llegó a la iglesia que marcó su infancia y adolescencia a los cinco años. Su papá trabajaba en Vichada cuando un día, en medio de la soledad en la que vivía, una señora lo invitó a la iglesia cristiana Asambleas de Dios y le dijo que cuando regresara a Bogotá buscara el Centro Misionero Bethesda. Así lo hizo.

Durante 13 años él y su familia asistieron a esa iglesia los sábados por la tarde, todo el domingo y martes y jueves por la noche. Rápidamente Fabio aprendió que si no hacía lo que le decían en la iglesia se iría para el infierno.

Para la muestra: los domingos acostumbraban ir en ayunas a la iglesia. Un día Fabio se dio cuenta de que un carpintero del barrio desayunaba antes de llegar a la iglesia. Le dijo a su mamá que ese señor se condenaría.

Su comentario resultó tan categórico que hasta su mamá tuvo que responderle: “no, tampoco. Si él no ayuna es su problema, pero no quiere decir que se vaya a ir para el infierno”.

Y ni qué decir con el tema LGBT. Finalmente, el Centro Misionero Bethesda, como tantas otras iglesias, tiene una posición contudente al respecto: un “no” rotundo. Un pecado, una aberración y un motivo para condenarse.

Son tan radicales que cuando Fabio empezó a ver a una mujer trans asistiendo a su iglesia, se preguntó por qué el pastor no se expresaba públicamente contra ella. No entendía por qué abiertamente no la rechazaban. Lo que no se imaginaba era que, de cumplirse esa premisa, él también sufriría ese rechazo.

El descubrimiento de su orientación sexual empezó cuando tenía seis años y un pastor visitó su iglesia. Al finalizar su prédica, mucha gente se acercó a saludarlo. “Recuerdo que el pastor me alzó y me dio un beso. Olía muy rico y yo sentí algo especial, algo que me gustó”, señala Fabio.

Años después, estando en primaria, algunos compañeros del colegio comenzaron a decirle “el volteado” y Fabio no entendía a qué se referían pero el calificativo le incomodaba. Así que le comentó a su mamá y ella habló con la directora de grupo, quien reunió al curso y frenó la situación.

Más adelante Fabio se vinculó al grupo scout de la iglesia donde sintió atracción por algunos hombres. Ya para ese entonces se había fijado en varios de sus compañeros de colegio. “Esto no me puede estar pasando a mí“, se repetía. Rezaba, ayunaba, iba a la iglesia y le pedía a Dios que “eso” se le pasara.

Fabio está convencido de que las religiones no son para para hacerles daño a otros: los problemas empiezan cuando uno intenta regular la ropa, la sexualidad o el comportamiento de los demás. Foto: Andrés Camilo Gómez.

Un día no pudo más. Tenía 14 años cuando, saliendo de la iglesia, le contó angustiado a su mamá que los hombres le gustaban. Ella lo tranquilizó diciéndole que era una etapa que pronto superaría, que no se preocupara y que mejor le rezara a Dios para que lo sanara.

Así lo hizo. Y dio el tema por cerrado. “Yo creía que podía controlar lo que sentía y durante años no me involucré ni sexual ni afectivamente con nadie“, señala Fabio.

Para evitar tentaciones nunca salía con sus compañeros de colegio. Se llevaba bien con ellos, pero mantenía una distancia. Su círculo de amigos eran los “ñoños” del salón que no salían ni tomaban.

Durante su adolescencia no tuvo ningún conflicto propio de esta etapa. “A mí no me daban ganas de fumar, rumbear ni tomar. Mucho menos me cuestionaba los discursos de la iglesia. Estuve lejos de ser un adolescente rebelde“.

De hecho, era uno de los jóvenes más espirituales de la iglesia, un buen candidato a pastor, decían algunos. Y sí, ese era su sueño: ser un pastor, predicar y dedicarse tiempo completo a la iglesia.

Por eso, una vez se graduó del colegio no entró a la universidad. Durante un tiempo contempló la idea de prepararse para ser pastor, pero al final optó por estudiar licenciatura en inglés.

En esa decisión fue determinante la lucha interior por la que pasaba. A medida que iba creciendo, la atracción por los hombres era más clara. “¡Cómo voy a ser pastor así!“, se decía, porque tenía muy claro que no iba a llevar una vida doble.

Por eso durante años no tuvo relaciones con hombres y encontró la manera de hacerle el quite a la presión social de tener novia. Como en la iglesia les enseñaban que debían esperar a la mujer ideal, su respuesta a la tradicional pregunta “¿tienes novia?”, era: “estoy esperando a la mujer idónea“.

Para ese entonces, 19 años, Fabio no conocía saunas ni bares gay, lo máximo que hacía era ver pornografía y masturbarse. Eso sí, cada vez que hacía lo uno o lo otro, se prometía que sería la última vez y bloqueaba -temporalmente- páginas de Internet.

Una vez entré a un chat y rápidamente me salí y en otra ocasión abrí un perfil en Messenger y poco después lo cerré“. Quería. Intentaba. Pero el miedo era más poderoso.

Sin embargo, llegó el día en que pudo poner en palabras -internas- lo que sentía: “me gustan los hombres“. Aunque no aceptó la etiqueta “gay”, porque seguía convencido de que lo superaría.

El problema era que ya no solo le atraían sino que el interés sexual por ellos era cada vez más fuerte. El paso a seguir: hablar con el pastor. “Tranquilo, aférrese a la palabra de Dios, apréndase versículos y a medida que lo haga va a ver un cambio, seguro le quedará algo pero muy pequeño“, le respondió el pastor.

Fabio puso en práctica sus recomendaciones, pero como él mismo lo dice, la maricada seguía intacta. En medio del desespero, buscó ayuda virtual y encontró una organización llamada Exodus, en Estados Unidos, que ofrecía “superar la homosexualidad”.

Entró a un chat de la organización. Estando allí un joven de Bogotá lo contactó y le propuso que se conocieran. Fue la primera vez que Fabio se encontró con alguien que, abiertamente, se identificaba como gay. Almorzaron y ya.

Sin embargo, ese joven le contó que alguien de Exodus vendría a Colombia a abrir un “grupo de apoyo”, llamado Romanos VI, dirigido a personas LGBT creyentes que quisieran “superar la homosexualidad”. De inmediato se apuntó.

Al inicio del curso “deshomosexualizador” les entregaron un libro muy pesado, casi como una Biblia, llamado Los 14 pasos para superar la homosexualidad, basado en los grupos de apoyo de alcohólicos anónimos.

 “Yo asistía a esos grupos con la ilusión de que sería heterosexual y no sufriría más”.

Fabio arrancó el curso con la mejor energía. Preparaba las clases, asistía a las reuniones, se desahogaba, sentía alivio, ayunaba, reprendía el “espíritu de la homosexualidad” y acudía a vigilias, pero seguía igual.

De hecho, la atracción por los hombres aumentó al escuchar las historias de sus compañeros. “Esas conversaciones me llevaron a buscar pornografía específica, a conocer más detalles de cómo se hacía lo uno o lo otro y a saber los nombres de los sitios que frecuentaban“. Y eso que una de las reglas del grupo era no dar detalles para no despertar la curiosidad.

De su vida cristiana evangélica a Fabio le quedó el poco gusto por las bebidas alcohólicas, aunque le gusta la rumba y la buena comida.

fabio-3Poco a poco, los líderes del grupo se dieron cuenta de que el programa había fracasado. Pero no se rindieron sino que optaron por implementar otro. Eso sí, les advirtieron a los asistentes un pequeño detalle que la vez anterior pasaron por alto: “ustedes no se van a volver heterosexuales“. Les dijeron que tenía una especie de enfermedad crónica, como la diabetes, y que el objetivo ahora era aprender a vivir con ella.

Cada vez sentía mayor frustración y tristeza. “Tenía sentimientos de culpa porque pensaba que me faltaba fe, compromiso y fuerza de voluntad para ser heterosexual. Estaba haciendo todo lo que me decían y nada funcionaba“.

Su dolor era tan profundo que tuvo ideas suicidas, pero le daba miedo intentarlo, no morirse y quedar mal física y emocionalmente. “Pensé en lanzarme desde el Salto del Tequendama y una vez empecé a ponerme una bolsa plástica en la cabeza pero reaccioné y dije qué estoy haciendo“.

Fabio llegó a ser líder del “grupo de apoyo” Romanos VI. Allá practicaban una “terapia de sanidad interior” que mezclaba la lectura de la Biblia con recordar momentos traumáticos para pedirle a Dios que sanara esas situaciones, asumiendo que la homosexualidad era producto de un trauma.

En el grupo también implementaron un semáforo para medir cómo le iba a cada uno durante la semana, una especie de “rendición de cuentas”: si la persona se ponía el color rojo significaba que había tenido una caída tipo masturbación, pornografía o sexo; si optaba por amarillo, que estuvo a punto pero no pasó; verde, si estuvo lejos de una recaída.

Era terrible porque yo era el líder y muchas veces estaba en rojo. A veces optaba por decir ‘amarillo’ para no ser tan evidente y rara vez decía ‘verde’ a menos de que fuera cierto“. Con el tiempo se enteró de que la mayoría decía mentiras.

Ser líder del grupo lo confrontó con historias desgarradoras que lo llevaron a pensar que aunque esas personas estaban ahí para tener paz y tranquilidad, la mayoría era realmente infeliz. “¿Cómo puede ser que alguien que está tratando de hacer la voluntad de Dios se sienta así de mal?”, se preguntaba Fabio.

“Mientras en una iglesia me decían que hiciera tal cosa, en otra me decían lo contrario. Y nada funcionaba”.

Por esos días Fabio vio la película Plegarias por Bobby que relata la historia del suicidio de un joven gay por presiones religiosas. “Lloré mucho. Me reforzó la pregunta de si sería que los equivocados eran los otros y no yo. Incluso mi mamá ya la había visto pero ella está tan convencida de su discurso que no vio el mensaje de la película“.

Al “grupo de apoyo” Romanos VI asistía un joven que a Fabio le parecía atractivo. Así que un viernes lo invitó a la iglesia. A la salida le dijo “quédese conmigo”. Así fue. Y aunque le pidió que no fuera a decir nada en el grupo, el joven contó. Sin mencionarlo, dio muchas pistas que dejaron a Fabio en evidencia.

Los organizadores del grupo decidieron que Fabio no podría seguir como líder. Y en una reunión lo invitaron a ofrecerle públicamente excusas a su “víctima”. Ese escarnio público fue la gota que derramó la copa.

Habló con sus papás. Tenía 34 cuando les dijo: “soy gay y punto“. Ellos insistieron en que podría superarlo. Le decían que lo lograría, que la voluntad de Dios no era esa.

“De mil maneras intenté ‘curarme’ hasta que entendí que mi orientación sexual no era una enfermedad”.

Con lágrimas en los ojos, Fabio les dijo “lo intenté todo. Todo“. Su mamá se puso a llorar, mientras que su papá lo llamó aparte. Fabio le repitió: “yo soy así y esto no está en discusión“.

Ahí paró la conversación que han repetido un par de veces más, pero siempre concluye igual: “no insistan. Yo respeto su posición y ustedes déjenme ser quien soy”. (

Después de su “salida del clóset” Fabio siguió asistiendo a la iglesia El Río, evangélica, mientras que de manera paralela abrió perfil en aplicaciones para conocer hombres. Un día se encontró con alguien, también cristiano, que ya conocía. Fue la primera persona con la que salió a un bar gay y la primera vez que fue a una residencia.

Con el tiempo dejó de ir a la iglesia porque tenía muy claro que no iba a llevar una doble vida. Siguió identificándose como cristiano, pero tuvo su primer amor y su primer desamor.

“Desde el momento en que dije soy gay y punto, dejé de sentir culpa”.

fabio-4Su vida cambió. Lo primero, su autoestima subió. “Yo me sentía feo y cuando me empezaron a caer hombres churros dije a lo mejor no soy tan feo“. También se dio cuenta de que era inteligente y que podía fijarse metas y cumplirlas.

Fabio vivía en un estado permanente de culpa. Durante mucho tiempo no entendió que los equivocados eran sus líderes religiosos y no él. Foto: Andrés Camilo Gómez.

Cuando uno se enfrenta al mundo y dice fuerte y claro soy gay adquiere seguridad, fortaleza y deja de importarle el que dirán. Ya no vivo de la aprobación de los demás“, afirma Fabio.

Con el tiempo descubrió que su sueño de ser pastor era una manera de buscar reconocimiento. “Como me sentía culpable por ser gay, pretendía destacarme y que todo ‘lo malo’ quedara atrás. Ahora soy una persona compasiva, dispuesta a ponerme en los zapatos del otro. Cuando uno se acepta, acepta a los demás como son, sin juzgarlos“.

Dejó de pensar que por ser cristiano era moralmente superior a los demás o que él sí se iba a salvar mientras que los otros se irían para el infierno. “Yo veo a las otras personas como mis pares, crean o no en Dios“.

En algún momento pensó que hasta ahí llegaría su relación con las religiones, pero no pudo desconectarse de la fe porque sentía que Dios tenía algún propósito con él.

A finales de 2015 Fabio conoció a Jhon Botía Miranda, su pareja desde hace dos años, en un grupo espiritual para personas LGBT que Jhon lideraba en su casa. “Rápidamente me di cuenta de que Fabio y yo teníamos muchas cosas en común pero acordamos que primero nos íbamos a conocer y empezamos a salir como amigos“, recuerda Jhon.

Fabio es una persona servicial, que sabe escuchar y está listo para dar un consejo cuando se lo piden”, Jhon Botía Miranda.

Ahora los dos forman parte de la Iglesia Metodista Príncipe de Paz, en Bogotá. “Desde el principio nos hicieron saber que éramos iguales al resto y que nuestra relación afectiva era tan válida como las demás“, recuerda Jhon, quien fue ordenado pastor de la Iglesia Colombiana Metodista.

En la Iglesia Príncipe de Paz creemos ajustándonos al rigor bíblico teológico, que todos estamos invitados a participar de la mesa del Señor. Yo no veo acá personas homosexuales, afro o blancas, solo veo hijos de Dios“, señala Óscar Quevedo, teólogo y pastor de la Iglesia Colombiana Metodista Príncipe de Paz, en Bogotá.

Fabio y Jhon quieren casarse. “Para mí es importante poder decir en voz alta y con orgullo que Fabio es mi esposo. Es tan importante que solo creo en el matrimonio una sola vez y que es un vínculo que trasciende esta vida“, añade Jhon, quien tiene 28 años.

“Existimos las personas LGBT que creemos en Dios y asistimos a una iglesia. Esto también es válido”, Fabio Meneses.

Al principio, recuerda el pastor Quevedo, Fabio asistía a las eucaristías y a las liturgias, pero se sentaba atrás y nunca tomaba la comunión. Se mostraba retraído, sensible y a la defensiva. “Esa es la imagen inicial que tengo de él“.

Fabio sabe que hay muchas personas LGBT creyentes que no van a las iglesias porque no se sienten acogidas, pero que quisieran tener espacios para vivir su espiritualidad.

Ahora Fabio es una persona que propone y que ayuda en la iglesia. Es parte fundamental de esta comunidad. De hecho, uno de los días más gratificantes de mi ejercicio como ministro del cristianismo fue cuando Fabio tomó la comunión: ese día se reconcilió con Dios“, añade Quevedo.

Desde hace un tiempo Fabio le apuesta a un activismo con quienes están pasando por una experiencia de vida similar a la suya, a quienes les están diciendo que la homosexualidad es una enfermedad o un pecado.

Parte de ese trabajo lo lleva a cabo en Redconciliarte, una iniciativa de Jhon, su pareja, inspirada en la Iglesia Metodista Unida de los Estados Unidos, quienes crearon una red de iglesias incluyentes donde las personas LGBT son bienvenidas. En Redconciliarte tienen grupo de apoyo, dan talleres y organizan cine foros, entre otros.

Fabio se refiere a casos como el del coreógrafo Nerú, quien un día anunció que Dios lo “restauró” y ya no es homosexual. “Seguramente él estaba en una crisis de vida y por la razón que sea llegó a una iglesia cristiana, las cuales tienen un sistema muy bien montado para la gente que está pasando por un mal momento. La reciben muy bien, la acogen, la hacen sentir valorada y con un sentido de pertenencia“.

Pero también les dicen que la homosexualidad no está bien y que es un desorden que puede arreglarse. “Lo que Nerú está haciendo es reprimir parte de su identidad por culpa de un discurso que dice ‘Dios no quiere que seas así’.

“Ni el youtuber cristiano, ni la senadora Viviane Morales ni el ex procurador Ordóñez son los voceros de las personas creyentes de este país”, Fabio Meneses.

La organización Exodus, aquella que ofrecía ayuda para “superar la homosexualidad”, cerró sus puertas en Estados Unidos pero en Latinoamérica quedan rezagos. Y quien dirigía el “grupo de apoyo” Romanos VI, al que Fabio asistió, reconoció que los hombres le gustaban pero que aprendió a vivir con “eso” y se casó con una mujer.

Parte del problema, explica el pastor Quevedo, es que cualquier persona amparada en la Ley de libertad religiosa, sin necesidad de tener estudios teológicos formales, puede solicitar una personería jurídica, arrendar un local, poner unas sillas, abrir una iglesia y decir que es pastor.

“El caballito de batalla de muchas religiones es el miedo: si no haces esto o lo otro te vas para el infierno”, pastor Óscar Quevedo.

Y en muchos casos, carecer de estudios teológicos lleva a quienes lideran estas iglesias o “grupos de apoyo” a desconocer que los autores bíblicos escribieron partiendo de una necesidad y en un momento específico. “Nuestra labor como teólogos es hacer una relectura de la Biblia según nuestro contexto para evitar malas interpretaciones”, explica el pastor Quevedo.  El mensaje fundamental de Jesús fue el amor. Y Fabio lo sabe bien.

#ReligiónMásDiversidad es un proyecto apoyado por la Fundación Open Society Institute en cooperación con el Programa para América Latina de Open Society Foundations.

Fuente Sentiido.com
Fotos: Andrés Camilo Gómez
Vídeo: Go Team 

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , ,

Jhon Botia, primer pastor abiertamente gay de la Iglesia Metodista en Colombia

Lunes, 5 de febrero de 2018

jhon-botia-679x350Jhon Botia es un enérgico activista LGBTI en la ciudad de Bogotá y todo el territorio nacional. Su trabajo se ha desarrollado al rededor de la ayuda a la comunidad gay y otros actores sociales, luchando contra la discriminación, exclusión y desigualdades con respecto a diversos grupos más favorecidos. Desde su servicio en la iglesia Metodista Príncipe de Paz en la ciudad de Bogotá, ha participado en programas de ayuda social en la localidad de Chapinero, donde han prestado, junto a otros miembros de su comunidad cristiana, soporte a personas en estado de vulnerabilidad como niños de escasos recursos económicos, madres cabeza de hogar einmigrantes venezolanos.

Así mismo, ha creado diferentes iniciativas de inclusión entre organizaciones de fe y comunidades víctimas de segregación, al igual que participa activamente en espacios ecuménicos y de diálogo interreligioso a favor de la inclusión y el desarrollo de programas igualitarios en diversos escenarios a lo largo y ancho del territorio nacional. Tras la renuncia del pastor Oscar Quevedo a su cargo ministerial al frente de la iglesia Metodista Príncipe de Paz en la ciudad de Bogotá, el Obispado ha considerado su nombre para asumir dicha responsabilidad, lo que deja un precedente sin igual en Colombia, pues de esta manera, se convierte John en el primer pastor abiertamente gay reconocido por una organización cristiana tradicional.

Hablé con él a propósito de su nombramiento y cómo este precedente puede aportar o generar inconformidad en medio del desarrollo de la fe cristiana en nuestro país.

¿Por qué consideraron su nombre en la Metodista para ser pastor?

La Iglesia Metodista Nacional hace casi un año pidió a sus pastores enviar nombres de posibles candidatos al ministerio que sintieran el llamado de Dios, además del deseo de servir con amor y devoción, esto con el fin de capacitarlos en cuanto a la historia, doctrina y disciplina de la denominación. Atendiendo a esta invitación, durante el año 2017 viajé varias veces a recibir capacitación. De mi iglesia local fuimos 4, sin embargo el único que terminó el proceso fui yo.

En diciembre del año pasado el Pastor de Bogotá, renunció voluntariamente al cargo, dejando la vacante. El Obispo después de mucha meditación y oración, además de ver mi experiencia y preparación, me designa como el Pastor de La Iglesia Metodista Príncipe de Paz.

¿Es usted el primer pastor Gay de la Metodista?

Creo que dentro de la Iglesia Metodista y del cristianismo siempre ha existido la diversidad sexual, sin embargo esto ha sido un tema tabú, lo que ha hecho que muchos ministros religiosos jamás hayan podido ser o amar con libertad. La Iglesia en Colombia es completamente inclusiva. Sé que puede haber algunos ya ejerciendo el ministerio, sin embargo, yo seré consagrado siendo el primero abiertamente homosexual ante mi familia, la iglesia y la comunidad en general.

¿Usted es ahora pastor laico u ordenado?

Seré consagrado el próximo domingo 25 de febrero como Pastor Laico, aún necesito terminar mi Licenciatura en Teología y prepararme todavía más para el Ministerio ordenado.

¿Qué orientación le dará a la iglesia Metodista Príncipe de Paz durante su pastorado, se convertirá en una iglesia gay?

Como metodistas afirmamos que construimos comunidades de mentes abiertas para afirmar a todos los hijos e hijas de Dios, corazones abiertos para amarles incondicionalmente y puertas abiertas para recibirles y que se sientan en familia. Esa es la orientación que durante mi pastoral tendrá nuestra comunidad Príncipe de Paz. No hacemos iglesias gay, como no hacemos iglesias heterosexuales; hacemos iglesia, hacemos familia.

No somos una iglesia con apellido, ni que se casa sólo con una línea. Todas las causas de justicia y equidad son la causa del Padre, el reino de Dios no se construye sólo con manos gay, de hecho, este no se interesa por la sexualidad, raza, género, edad, vestimenta, estrato, o nacionalidad que haya detrás de las manos que lo construyen. Sólo se interesa por que haya comunidades construyendo paz, justicia, amor y equidad para toda la humanidad.

Mientras exista una comunidad Metodista en Bogotá, habrá un oasis espiritual para todas las personas, de todos los credos, de todas las razas, de todas las nacionalidades. En el barrio Juan XXIII, en la localidad de Chapinero, estamos construyendo un rincón sin estrato, sin nacionalidad, sin odio. En ese lugar solo importa que vengamos a buscar el rostro divino de Dios que se refleja en todos los rostros que entran por nuestras puertas.

Y nuestra misión es una, construir un hogar espiritual para todos, vivimos la misión de Cristo y creemos que esta es nuestra misión. A eso invitamos a todos; heterosexuales, LGBT, Inmigrantes, blancos, negros, indígenas, de todas las clases sociales, del sur, del norte, del occidente, del oriente. Todos, significa todos.

¿Está usted en medio de una relación homoamorosa?

botia2Sí, actualmente tengo un hombre maravilloso a mi lado, Fabio Meneses es mi pareja, llevamos casi 20 meses de relación.

¿Viven juntos?

No, hemos pensado en vivir juntos y esperamos hacerlo pronto.

¿Por qué no se han casado?

Estamos comprometidos y ansiosos por casarnos, pero todos tenemos una boda ideal, estamos trabajando para hacer de ese momento algo íntimo y especial.

¿Cómo lo sortearán? Ya que la legislación colombiana no contempla el matrimonio homosexual

Según la Corte Suprema de Justicia y la sentencia SU-214 del 2016, se aprobó el matrimonio civil entre parejas del mismo sexo en Colombia, ¡Estamos felices por esto!

¿Cómo ha tomado la iglesia Príncipe de Paz su designación como pastor?

Todo cambio siempre trae algo tensión, sobre todo por que el Pastor anterior es muy querido por las personas. Sin embargo, sólo he recibido palabras de consejo, ánimo y felicitaciones; es un gran reto, sobre todo por el gran trabajo que viene realizando Príncipe de Paz en la comunidad. En términos generales diría que muy bien.

¿Y Cómo cree que la comunidad externa, como iglesias cristianas y sociedad colombiana tomen este nombramiento?

La sociedad colombiana aún es muy conservadora. Creo que la mayoría de Iglesias y grupos espirituales cristianos no estarán de acuerdo. Sin embargo, también muchos celebrarán este acontecimiento, muchas personas LGBT, sus familias y amigos que pertenecen a iglesias conservadoras, pero que no están de acuerdo con la discriminación y señalamientos de sus líderes.

¿Cómo se prepara para afrontar estas actitudes?

Siguiendo el ejemplo de Cristo, entendiendo al otro aún en la diferencia, respetando y amando, pero también compartiendo y educando en cuanto a diversidad sexual. Los mayores temores surgen a causa de la desinformación y la ignorancia.

¿Cómo son las relaciones de la iglesia Metodista con otras expresiones de fe protestantes y evangélicas en Colombia, pertenecen a Cedecol?

La Iglesia Metodista es ecuménica y participa activa y ampliamente de diversos eventos y espacios donde puede dialogar con otras expresiones de fe, por ejemplo la Oficina de Asuntos Religiosos del Ministerio del Interior donde yo aporto para seguir construyendo la política pública de libertad religiosa. También estamos ayudando a organizar el Foro Cristiano Mundial, etc; podemos decir que tenemos relaciones cordiales con otras expresiones de fe, no hacemos parte de Cedecol.

¿Su ordenación pastoral sumará o restará frente a las relaciones interministeriales?

No sabría decir qué tanto impactará mi consagración de forma positiva o negativa las relaciones ecuménicas de la Iglesia.

La mayoría de la cristiandad en Colombia concibe la homosexualidad como pecado de abominación
En la cristiandad de Colombia y el mundo, pero creo que hemos dado un paso importante para la plena inclusión de las personas sexualmente diversas. Todo gran cambio comenzó por algo pequeño.

Pero según la Biblia, ¿No es contradictorio un pastor gay?

dt7kdrrx4aa9nacEsa pregunta reside en la mente de mucha gente, de hecho es una de las que más nos formulan a quienes somos LGBT, ¿No es contradictorio ser gay y cristiano? Este interrogante no responde a lo que dicen las Escrituras, sino a cómo estas han sido interpretadas por la derecha cristiana y por el patriarcado que impera en nuestras tradiciones.

Tan cerca como en la década de 1960, era contradictorio ser mujer y pastora, anterior a eso era contradictorio ser negro y pastor, o negro y ser humano. Lo cierto es que con la Biblia no podemos hablar de género, ahí está el primer error de tal interpretación. En las Escrituras más antiguas disponibles, no aparece la palabra homosexual, la cual es invención de la modernidad a finales del siglo XVIII, y la palabra gay, a mediados del siglo XX.

Por tal motivo, toda traducción bíblica que nos coloque homosexual en ella, está errada. Las palabras que aparecen tanto en Corintios, como en Romanos, hablan de malakos, palabra en Griego para describir a los hombres que se afeitan la barba o que juegan roles sexuales de pasivos. No por condenar el acto sexual, sino para condenar las tradiciones que celebraban orgías públicas para adorar a la diosa de la Fertilidad, como en las tradiciones griegas, egipcias y cananeas, entre otras.

Las Escrituras de Israel condenan todo acto que es utilizado por otras tradiciones para adorar a diversos dioses; a esto llama abominaciones: Mezclar tipos de tela, comer camarones, cerdo, conejo, tocar la carne de animales muertos, etc. Si tomamos estas cosas literales, sería contradictorio ser cristiano y jugar cualquier deporte que utilice balones hechos de piel de animal, o ser cristiano y vestir de traje que no sea de lino puro, o ser cristiano hombre y afeitarse, o ser cristiano y comer lechona.

El texto, por ejemplo, no condena, ni menciona el lesbianismo, pues el pecado también estaba en el desperdicio de la semilla del hombre, el semen. La mujer no tiene semilla según la tradición judía de la antiguedad. El pecado no sería el acto sexual entonces, sino la eyaculación que no va dirigida a la procreación. Así diríamos que las familias que no quieren procrear por x o y razón, son pecadores.

Hay que tener mucho cuidado cuando interpretamos el texto sagrado. Nosotros los Metodistas, creemos como la tradición profética judía creía, la palabra de Dios es igual a justicia; todo lo que no hable de justicia y equidad, no es Palabra de Dios. Esto lo creemos con mucho respeto a la diversidad de interpretaciones, pues toda interpretación es respetable, pero no toda es válida. La interpretación del texto tiene que ser responsable y bien estudiada, de lo contrario podríamos convertir un texto de vida, en uno de muerte.

_______

Visita el blog del autor de la entrevista: David Gaitán

Fuente Lupa Protestante

General, Historia LGTBI, Iglesia Metodista , , , , ,

Los socios alemanes de HazteOír fletan un autobús contra la ley de matrimonio igualitario para pasearlo en los días previos a las elecciones

Miércoles, 6 de septiembre de 2017

demo-fuer-alle-buss-weissLa derecha ultraconservadora y LGTBfoba busca su cuota de protagonismo en las próximas elecciones alemanas. Demo für alle, el movimiento contra las leyes de igualdad LGTB inspirado en la tristemente exitosa Manif pour tous francesa, ha presentado una campaña contra el matrimonio igualitario. Los medios empleados recuerdan ostensiblemente a los de sus correligionarios de HazteOír en España, y de hecho su marca internacional, CitizenGo, aparece también como promotora. La organización pretende pasear un autobús con mensajes contra la igualdad LGTB, que circularía por varias ciudades alemanas en los días previos a los comicios del próximo 24 de septiembre.

La campaña de odio LGTBfobo de HazteOír y sus acólitos internacionales salta una nueva frontera. Bajo el paraguas de CitizenGo, el movimiento Demo für alle ha presentado un boceto del autobús que pretende hacer circular por varias ciudades alemanas en plena campaña electoral. El diseño revela su fuente de inspiración: color naranja y las imágenes esquemáticas de una pareja de distinto sexo y de la misma con dos hijos como únicos modelos válidos de matrimonio y familia, respectivamente. Debajo, la traducción casi literal al alemán de una frase del autobús tránsfobo de HazteOír: “¡Que no te confundan!”.

Los promotores pretenden mostrar el vehículo en diez ciudades alemanas, empezando por Múnich el próximo miércoles, donde el movimiento Vielfalt statt Einfalt (“Diversidad en lugar de ignorancia”) ya ha convocado una concentración de protesta. La comitiva se cerraría en Berlín el día 15. Allí quieren entregarle a la canciller Angela Merkel una petición, firmada previsiblemente por más de 220.000 personas, para que “el matrimonio siga siendo matrimonio”. Entre los principales responsables de este “autobús de la libertad de opinión” se encuentra Hedwig von Beverfoerde, que ha colaborado estrechamente con la eurodiputada ultraconservadora de Alternativa para Alemania (AfD) Beatrix von Storch.

El vínculo entre Demo für alle y la extrema derecha de AfD se remonta a la movilización contra los programas de diversidad afectivo-sexual en los centros educativos tramitados por varios estados alemanes. La organización LGTBfoba es un calco de la Manif pour tous francesa, aunque afortunadamente no haya llegado al mismo nivel de agitación y virulencia en las calles. El movimiento retoma ahora su campaña contra el matrimonio igualitario, aprobado por el Bundestag hace dos meses. Con la probable intención de reintroducir un tema por ahora prácticamente ausente en la campaña para las elecciones generales del próximo 24 de septiembre.

Parece claro que la derecha más ultramontana no renuncia a replicar tácticas empleadas en otros países con el objetivo de atraer el foco mediático e intentar introducir en el debate político su agenda reaccionaria. En España, HazteOír reaparecía hace un mes para ensuciar el debate sobre la ley de igualdad LGTB, envalentonada por la impunidad judicial y la pasividad del Gobierno (que la sigue considerando entidad de utilidad pública). Autobuses con mensajes de odio tránsfobo llegaron también a Nueva York, con el patrocinio de la Organización Nacional para el Matrimonio (NOM), y a Bogotá. Su presencia en la capital de Colombia dejó de nuevo clara la intención de influir en la agenda política al coincidir con el rechazo parlamentario a un referéndum contra la adopción homoparental.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La ciudadanía LGBTI de Colombia marcha por el Estado laico ante la arremetida fundamentalista contra sus derechos

Jueves, 6 de julio de 2017

marcha-lgtbi-bogota-2017-300x167“Seres libres, Estado laico” fue el lema de la XXI marcha de la ciudadanía LGBTI de Bogotá, que este domingo 2 de julio movilizó a decenas de miles de personas en la capital colombiana (entre 55.000 y 80.000, según las fuentes). El lema de este año, en favor del Estado laico, fue elegido como respuesta a la arremetida fundamentalista que vive en estos momentos Colombia y que persigue revertir los importantes avances en derechos que la población LGBTI colombiana ha alcanzado (principalmente de la mano de la Corte Constitucional).

Colectivos LGBTI, feministas, ecologistas, ateos, iglesias inclusivas, partidos políticos y empresas como Google Colombia o IBM, entre otras, marcharon hasta la céntrica Plaza de Bolívar, ubicada entre el Congreso de la República y el Palacio de Justicia. Dos escenarios que encierran un simbolismo especial, al representar las dos caras de la sensibilidad institucional hacia la lucha en favor de la igualdad de las personas LGTBI: el más adverso y el más favorable. En Colombia, recordemos, el avance de los derechos LGTB se ha producido no por decisión de las fuerzas políticas representadas en el legislativo, sino a golpe de sentencia de la Corte Constitucional“Más que una manifestación es una marcha que congrega a los ciudadanos con la voluntad de decirle al Estado y a la sociedad que la comunidad LGBTI está aquí construyéndose de forma diversa”, declaró al respecto el director de Diversidad Sexual de la Alcaldía de Bogotá, Juan Carlos Prieto.

“Esto es un mensaje muy claro a las diferentes confesionalidades, somos respetuosos de la religión, pero marchamos para que haya un Estado laico y seres libres. La Biblia no puede continuar siendo usada como un escenario de discriminación a esta población”, manifestó por su parte Alejandro Michells, miembro de la Mesa LGBT de Bogotá. Y es que el embate de los movimientos religiosos más conservadores es en estos momentos muy fuerte. Buena muestra de ello ha sido el intento de referendo para prohibir la adopción por parejas del mismo sexo y personas viudas, separadas y solteras, una iniciativa liderada por la senadora evangélica Viviane Morales y apoyada por grupos evangélicos y por la Iglesia católica, o el hecho de que numerosos pastores evangélicos hayan hecho de la homofobia su señuelo para hacer carrera política. Otra muestra es el anuncio del consumado homófobo Alejandro Ordoñez, que durante los años que fue procurador general ejerció como el mayor enemigo de los derechos LGTBI (en temas como el matrimonio igualitario, la adopción homoparental, las leyes contra la discriminación o el reconocimiento de la identidad de género en el documento de identidad, entre otros), que ha lanzado su candidatura como precandidato presidencial prometiendo modificar la Constitución de 1991 y limitando las facultades de la Corte Constitucional.

El discurso central, que tuvo lugar en la histórica Plaza de Bolívar, recordó que el pasado año 106 personas fueron asesinadas en Colombia por su orientación sexual o identidad o expresión de género, que los episodios de violencia policial contra personas LGTBI han aumentado en los últimos años, o que la sentencia de la Corte Constitucional que, a raíz del caso Sergio Urrego, ordenaba al Ministerio de Educación Nacional revisar los manuales de convivencia para combatir el acoso por LGTBIfobia sigue sin implementarse (un fallo que de hecho desató la ira de los sectores homófobos), evidenciando la necesidad de pugnar por la separación entre Estado e iglesias en Colombia. “A los pastores venidos a la escena política quiero decirles que no es justo ni honesto que en el juego político, se use a la población LGBTI como el chivo expiatorio de su falsa cruzada moral. Es injusto y vil que para conseguir votos los pastores nos señalan de ser los destructores de la familia y la sociedad, cuando los verdaderos males que afectan a todas las familias son el desempleo, el subempleo, la baja calidad y cobertura de la salud y la educación; cuando el verdadero mal moral es la rampante corrupción de los políticos de siempre con los que ahora los pastores se han unido para negar nuestros derechos y negarle al  país la oportunidad de vivir en paz y reconciliación. Esto es vergonzoso. Es intolerable”, expresó Ferney Rodríguez, de Bogotá Atea, ante las personas que llenaban la plaza.

Cabe señalar que la de Bogotá no fue la única marcha que se celebró este domingo. Las hubo en 27 ciudades y pueblos de toda Colombia, de los cuales Sogamoso y Corozal lo hacían por primera vez.

Insertamos a continuación un vídeo que recoge el discurso central del acto de Bogotá:

Puedes ver también algunas imágenes de la marcha aquí.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El bus tránsfobo de HazteOír llega a Colombia, enfrentando a ultraconservadores y a partidarios de los derechos LGTB en Bogotá

Miércoles, 24 de mayo de 2017

bus_odio_colombia-300x150HazteOír y su marca internacional CitizenGo comienzan la ruta del autobús del odio LGTBfóbico en América Latina. Colombia se ha convertido en el primer país del continente que recibe la indeseada visita del vehículo tránsfobo. Pero la elección no ha sido en absoluto arbitraria, pues coincide con el reciente rechazo al referéndum contra la adopción por parejas del mismo sexo, promovido por Viviane Morales. Las organizaciones españolas contrarias a la igualdad cuentan con la colaboración de la Mesa Nacional de Educación y Autonomía (Menacea) y el Movimiento Nacional por la Familia de Colombia. Representantes de estas organizaciones, junto a grupos cristianos, acompañaron la llegada del bus tránsfobo a la plaza de Bolívar, frente a la sede del Congreso. El concejal bogotano Marco Fidel Ramírez, conocido por su trayectoria LGTBfóbica, se paseó delante del autobús con una gran banderola en la que se podía leer “Jesucristo es el señor”. Activistas y partidarios de los derechos LGTB han desplegado pancartas y han lanzado pintura multicolor al autobús.

Tras el rechazo que el “autobús del odio” de HazteOír cosechó en los Estados Unidos, su andadura se traslada ahora a América Latina, empezando por Colombia. El lema escogido en esta ocasión es “Los niños nacen siendo niños, las niñas nacen siendo niñas. Es biología, no ideología”. Como decíamos, la llegada del vehículo tránsfobo a Colombia coincide con el intenso debate LGTBfóbico que ha despertado la frustrada iniciativa de la senadora Viviane Morales para intentar impedir, mediante referéndum, la adopción por parejas del mismo sexo en el país. Tampoco es casual que el autobús se aparcara frente a la sede del Congreso.

En la plaza de Bolívar de Bogotá, este sábado, se congregaron en torno al vehículo representantes HazteOír y CitizenGo, junto a miembros de la Mesa Nacional de Educación y Autonomía (Menacea) y el Movimiento Nacional por la Familia de Colombia. También su unieron grupos cristianos, que llegaron a montar una carpa desde la que lanzaron proclamas contra la igualdad, en materia de identidad de género y de orientación sexual. Entre ellos se encontraba el concejal bogotano Marco Fidel Ramírez (conocido por protagonizar distintas polémicas LGTBfóbicas), que ondeó una banderola con la inscripción “Jesucristo es el señor”. El autocar tránsfobo estuvo protegido por agentes de la policía.

Por otra parte, un grupo de activistas y de partidarios de los derechos LGTB quisieron protestar y demostrar su malestar por esta campaña de odio tránsfobo. En este sentido, desplegaron pancartas con mensajes como “los niños trans existen” o “la infancia trans tiene derechos en Colombia”. La policía desalojó a los activistas igualitarios, haciendo uso de la fuerza, cuando intentaron impedir la permanencia del autobús en la plaza de Bolívar. Entonces, algunos manifestantes lanzaron pintura multicolor contra el vehículo, impactando también contra algunos agentes y miembros de las organizaciones convocantes. Así se expresaba tras el choque el concejal Ramírez:

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

El padre de Sergio Urrego, el adolescente gay que se suicidó en 2014 en Colombia, trata de impedir el estreno de una película inspirada en su hijo

Miércoles, 10 de mayo de 2017

sergio-urregoMariposas verdes es el nombre del proyecto multiformato inspirado, entre otros, en el caso del joven colombiano Sergio Urrego, que se quitó la vida en 2014 tras sufrir discriminación homófoba por parte de la dirección de su colegio. Mientras que el libro, escrito por Enrique Patiño, se acaba de presentar, el estreno de la película se ve aplazado por segunda vez. En esta ocasión, Robert Urrego (el padre del fallecido Sergio) ha interpuesto una tutela para impedir el estreno de la película. En su opinión, porque el film “viola el derecho a la dignidad, el buen nombre, la memoria y la imagen” de su hijo. Una medida que, en este caso, comparte su exmujer y madre de la víctima, Alba Reyes. No así el director de la cinta, Gustavo Nieto Roa, quien ha explicado que “la idea de hacer esta película surgió a raíz de muchos casos de suicidios y matoneo que comenzaron a hacerse públicos para escándalo de toda la opinión pública”.

El escritor, cronista y fotógrafo Enrique Patiño, acaba de ver publicada la novela Mariposas verdes, cuyo subtítulo es: el amor no tiene género. La presentación tenía lugar el pasado domingo, 7 de mayo, en la Feria del Libro de Bogotá. El libro, “inspirado en hechos reales” (en referencia a la historia de homofobia padecida por Sergio Urrego), como reconoce el autor en la portada, ve la luz pública bajo el sello de Ediciones B.

Este es un fragmento de la sinopsis del libro: “Mateo ha decidido morir. Antes de hacerlo, escribe una última carta a su mejor amigo del colegio, Daniel, en la que resume sus pensamientos, pero también sus inquietudes sobre de la vida, la libertad, el amor y sobre sus propias elecciones, que chocan contra un entorno incapaz de aceptar la diferencia”. Una descripción que guarda una clara relación con la experiencia de Sergio Urrego.

En cambio, la película del mismo nombre que la novela y que forma parte de un proyecto multiplataforma, no podrá estrenarse por el momento. Su fecha inicial de lanzamiento era en abril, pero como consecuencia del estado de salud del director, Gustavo Nieto Roa (de 75 años), se tuvo que retrasar unas semanas. Ante la proyección mediática de la noticia del estreno, el padre de Sergio, Robert Urrego, ha decidido interponer una tutela que impide su exhibición pública por el momento. Esta acción legal, compartida por Alba Reyes (madre de Sergio y exesposa de Robert).

Mientras que los padres parece que están de acuerdo, al menos por el momento, en que la película no se proyecte en los cines, Idania Velásquez, una de las promotoras e ideólogas del proyecto, alude a la “libertad de expresión” para que no se censure.

Para Nieto Roa, “la idea de hacer esta película surgió a raíz de muchos casos de suicidios y matoneo que comenzaron a hacerse públicos para escándalo de toda la opinión pública”. No obstante, los progenitores de Sergio Urrego sostienen que el film “viola el derecho a la dignidad, el buen nombre, la memoria y la imagen” de su hijo, tristemente fallecido tras sufrir acoso de carácter homófobo. Por el momento, habrá que esperar a conocer la decisión sobre el fallo de la tutela por parte de la justicia colombiana.

En Mariposas verdes intervienen actores de México y Colombia. Protagonizada por Deivi Duarte y Kevin Bury, que interpretan a una pareja de novios acosados en su centro escolar debido a su orientación sexual. Julio Bracho, Cecilia Suárez, Andrés Cardona, Juliana Rendón y Victoria Ortiz son otros rostros de la película. Completan el reparto otros actores experimentados como Consuelo Luzardo, Juan Pablo Gamboa y María Elena Döring. Este es el tráiler de la película:

La historia de Sergio Urrego

Cristianos Gays siguió en su momento con cierto detalle la historia de Sergio Urrego, un adolescente gay, ateo y anarquista que cursaba (con gran brillantez académica, por cierto) bachillerato en el colegio Gimnasio Castillo Campestre, un centro privado y de orientación católica de Bogotá. El 4 de agosto de 2014 Sergio decidió quitarse la vida lanzándose desde la terraza de un centro comercial tras ser injustamente acusado de acosar a otro alumno, después de que un profesor descubriera en su móvil una foto en la que ambos aparecían besándose. En ese momento, el centro acusó a los dos jóvenes de haber cometido una falta grave, porque el manual de convivencia decía que estaban prohibidas “las manifestaciones de amor obscenas, grotescas o vulgares en las relaciones de pareja dentro y fuera de la institución” y que estas relaciones debían ser autorizadas por los padres.

Por ello, la psicóloga del centro obligó a ambos adolescentes a contar lo sucedido a sus progenitores. Los padres de Sergio reaccionaron positivamente, pero los del otro joven aislaron a su hijo y le impidieron seguir acudiendo a clase. La madre de Sergio, Alba Reyes, mantuvo entonces una reunión con la rectora Amanda Azucena Castillo, quien le dijo que su hijo no podía volver. Decidió por ello presentar una queja por la discriminación a la que su hijo se estaba viendo sometido. La dirección del centro se defendió alegando que el motivo por el cual Sergio no podía volver era porque existía una queja por acoso sexual contra él, algo sobre lo que el centro nunca presentó prueba alguna. La familia de Sergio llegó a aportar, además, a requerimiento del centro, un certificado de acompañamiento psicológico según el cual el joven no tenía problema alguno, pese a lo cual se le negó el poder reanudar sus clases y terminar el curso. Finalmente, los padres del novio de Sergio interpusieron una demanda por supuesto acoso sexual, lo que acabó de destrozar al joven, que se quitó la vida después de dejar varias notas que probaban su inocencia.

Durante todo este tiempo se han sucedido diversas noticias relacionadas con el caso, como la sorprendente revocación del fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca que en primera instancia reconoció la discriminación sufrida por Urrego o la sanción impuesta al colegio por las autoridades educativas. La acción de tutela interpuesta por la madre de Sergio acabó llegando hasta la Corte Constitucional de Colombia, que además de ordenar en 2015 que se llevara a cabo un acto público de desagravio a la memoria del estudiante, determinó que el Ministerio de Educación Nacional debía revisar los manuales de convivencia para, según reza la sentencia“determinar que los mismos sean respetuosos de la orientación sexual e identidad de género de los estudiantes y para que incorporen formas nuevas y alternativas para incentivar y fortalecer la convivencia escolar y el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos de los estudiantes, que permita aprender del error, respetar la diversidad (…).

Un fallo que, como también recogimos en su momento, desató la ira de los sectores ultraconservadores colombianos, que entre otras cosas situaron en el punto de mira durante los meses posteriores a Gina Parody, ministra de Educación y abiertamente lesbiana, por sus esfuerzos a la hora de implementar la sentencia e introducir el respeto a la diversidad sexual y de género en las aulas. Parody, de hecho, acabó presentando su dimisión en octubre de este año.

El proceso penal

En cualquier caso, en paralelo al proceso administrativo, la Fiscalía investigó también lo ocurrido por la vía penal. Fue en mayo de 2015, después de varios intentos fallidos por dilaciones de las acusadas, que se imputaba a Amanda Azucena Castillo, rectora del centro, a Ivón Andrea Cheque, la psicóloga, y a Rosalía Ramírez, veedora del colegio, por los delitos de discriminación agravada y ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio y falsa denuncia. De hecho, el que fuera novio de Sergio apareció para declararse víctima en el proceso y denunciar que hubo presión a su familia por parte de la rectora para denunciar a Urrego. Las declaraciones de varios compañeros de clase a la Fiscalía aportaron también indicios de que el colegio denigró a Urrego por su condición de homosexual y de ateo, llegando incluso a prohibirles faltar a clase para acudir a su funeral.

A finales de 2016, después de que la acusada llegara a un acuerdo con la Fiscalía que le supone una rebaja de la pena, la veedora del Gimnasio Castillo Campestre, Rosalía Ramírez, era condenada a 27 meses de prisión domiciliaria y a pagar 90 millones de pesos por su participación en los hechos, en lo que se considera primera condena penal por discriminación homófoba en la historia de Colombia.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“La vida y Dios me premiaron con un hijo gay”

Lunes, 10 de abril de 2017

sergio-4“A los heterosexuales no nos están cuestionando quién nos atrae o de quién nos enamoramos, entonces por qué nos vamos a sentir con el derecho de hacerlo. Amor es amor”,
Adriana Iannini.

Aprendan, señores obispos y gentes varias de HazteOir y similares… Al contrario que muchos padres que sienten desilusión o rabia cuando se enteran de que tienen un hijo LGBT, para Adriana Iannini esto es un don. No duda de que la relación entre padres e hijos está fundamentada en el amor, un sentimiento que no discrimina.

El domingo 3 de julio de 2016 Adriana Iannini, de 57 años, participó por primera vez en la marcha LGBT de Bogotá. Ella no es lesbiana, gay, bisexual ni trans, pero su único hijo, Sergio Camacho, es homosexual. Y Adriana siempre había querido ir a este evento que para ella es sinónimo de libertad, solidaridad y de “la unión hace la fuerza”.

No había asistido porque su hijo no participaba y a ella le aburría ir sola. Pero este año Sergio celebró su cumpleaños número 30 en esta fiesta de la diversidad. Así que el sábado anterior le preguntó a su mamá “¿te gustaría ir?”. “Que él me dijera que quería ir conmigo fue lo máximo”, recuerda Adriana.

La marcha le gustó más de lo que imaginaba. “Me encantaron las arengas, admiré los cuerpos de muchas mujeres trans y los tambores que invitaban a moverse. Fue un ambiente de fiesta que me gocé al máximo”.

Adriana, psicopedagoga y diseñadora, siempre supo que Sergio era homosexual. “En la adolescencia mucha gente le preguntaba ‘¿y tú novia?’. Y yo decía qué jartera la presión de por qué no tienes novia”, señala Adriana.

Un día Sergio le dijo que quería hablar con ella. “Yo pensaba: no puede ser que perdió el año porque acababa de graduarse. Así que sí alcancé a preguntarme ‘¿será que me va a decir que es gay?’”. El momento llegó y, en medio de un almuerzo, Sergio le dijo lo que ella sospechó. Su respuesta fue un abrazo y las palabras “hoy te amo más que nunca”. “Para mí es un premio ser su mamá”. Así que le dio las gracias no por contarle sino por ser quien es. “Uno de mamá siempre lo sabe. Solo le confirman una información”.

La única preocupación que le surgió era que alguien le fuera a hacer daño a Checho, como le dice a Sergio, miedo que ya superó. “Me acuerdo que alguna vez, antes de eso, él me contó que en el colegio le habían dicho ‘marica’ porque no jugaba fútbol. Yo le respondí que la orientación sexual no depende de si a una persona le gusta o no un deporte. A mí no me gusta y soy heterosexual”, le explicó Adriana.

Después de enterarse de que Sergio era gay, la relación entre ellos se fortaleció aún más. Finalmente Adriana se separó de Eduardo, el papá de Sergio, cuando él tenía 12 años y desde entonces viven juntos con Lorenzo (el gato). Adriana dice que Sergio vive muy ocupado con su trabajo como periodista en Presidencia de la República y con el diplomado que cursa, pero que siempre saca el espacio para decirle que vayan a tomarse algo, a almorzar o a cine.

Para ella, tener un hijo gay es un don. “Yo veo su forma de ser y de trabajar y pienso que si hubiera sido heterosexual no tendría esa sensibilidad tan bonita que lo caracteriza. Habla de las mujeres con un profundo respeto y se siente muy mal cuando escucha casos de violencia contra ellas. La vida y Dios me premiaron con un hijo gay ¿por qué? No sé”.

sergio-2Adriana nunca pasó por los sentimientos de culpa por los que suelen atravesar algunos papás cuando se enteran de que uno de sus hijos es LGBT. Jamás pasaron por su mente frases como “qué habré hecho mal” o “en qué fallé para que mi hijo fuera homosexual”. Adriana no tiene la menor duda de que mucha gente quiere a Sergio porque es un ser de luz. “De qué iba a sentir culpa si ser homosexual no es un defecto ni una enfermedad. Ningún papá se cuestiona por qué su hijo es heterosexual, entonces por qué habría de cuestionarme si es homosexual”. Tampoco pasó por la fase de “es una etapa que se le pasará” o “eso se debe a ser una mamá sobreprotectora”.

De hecho, al poco tiempo de enterarse, le dijo feliz a una amiga “¡Sergio es gay!”. “A mí me pasa algo: si una pareja heterosexual está enamorada, me parece bien, pero si es una pareja del mismo sexo me inspira una ternura infinita”.

Poco después de esa conversación, Sergio empezó a presentarle a sus amigos a quienes ahora ella considera sus hijos. “Ellos saben que pueden ir a la casa cuando quieran. Acá se pueden dar besos, a mí no me importa lo que hagan”. Hace unos días Sergio le mostró que un amigo suyo que vive en Francia se casó con su pareja. “Me parecieron divinos y pensé que el día que Sergio se case, moriré de la emoción y de la ternura”. Aunque hasta ahora, agrega, su hijo solamente ha tenido dos novios. “Él busca una persona con muy buena conversación, un hombre profundo, para él la parte intelectual es muy importante. Yo le digo que cuando tenga novio, no olvide presentarme a mi ‘nuero’”, con quienes siempre se ha llevado muy bien.

Una de las cosas que Adriana más admira de su hijo, es el respeto que siente por las mujeres. Según Sergio, él es así por su mamá, pero ella dice que Sergio llegó así a este mundo.

Adriana se sorprende cuando escucha casos de papás que rechazan a sus hijos por ser quienes son. Por ejemplo, un buen amigo de Sergio del colegio salió del clóset con su mamá y ella lo echó de la casa. “¿Cómo puede hacer eso?”, se pregunta. También sabe de casos de papás que sienten desilusión, tristeza o rabia cuando se enteran de que uno de sus hijos es LGBT. Aquellos que dicen: “esto es terrible”, “su vida va a ser un fracaso” o “va a sufrir”. “No juzgo a esos papás ni me siento lo máximo porque no diferencio entre tener un hijo homosexual, heterosexual o bisexual, pero sí siento que esta es una relación fundamentada en el amor y este es un sentimiento que no discrimina”.

Sabe que detrás de esas ideas de rechazo se oculta una educación tradicional, conservadora y fundamentada en principios religiosos. Justo como la que Adriana recibió, pero que no logró influenciarla.

sergio-5“Yo formo parte de una familia católica, donde me obligaban a ir a misa. Recuerdo que a los 9 años, cuando iba a hacer la primera comunión, me dijeron que fuera a confesar mis pecados. Como yo ni siquiera entendía qué era un pecado, me inventé cualquier cosa”, recuerda Adriana.

En su casa, como en muchas otras, jamás se habló de sexo y mucho menos de homosexualidad. “Eran temas prohibidos. Y en el colegio la educación sexual se limitaba a explicar cuáles eran los órganos genitales masculinos, cuáles los femeninos, cómo se hace un bebé y cómo nace”. Aunque su mamá era una mujer que se fijaba en los apellidos de la gente para ubicar su clase social, Adriana nunca ha sido así. “Por el contrario, mi base es el amor en todos los aspectos de la vida”. Por tanto, nunca le aterró ni se sorprendió cuando sabía que alguien era gay. Siempre ha tenido muy claro que todas las personas son iguales, sin importar la clase social u orientación sexual. “Nunca me pregunto si una persona es o no homosexual”.

Adriana tampoco siguió la tradición católica que le enseñaron en su casa. No cree en los sacerdotes, no va a misa y no tiene una religión. De cada una toma lo que le gusta. “Soy más de filosofías de vida como el budismo y de servir a los demás”. Desde hace varios años, Adriana está dedicada a elaborar mandalas en técnica de vitral, así como móviles y pulseras inspiradas en rosarios budistas hechas con material reciclado (o recuperado, como prefiere llamarlo). “Los elaboro con la intención de tener paz interna y con esta misma intención los entrego”. Y paz interior tiene de sobra.

Fuente Sentiido

Cristianismo (Iglesias), General, Historia LGTBI , , , , ,

Centenares de personas azuzadas por los obispos colombianos protestan en Bogotá contra los Derechos LGTBI defendiendo la discriminación.

Viernes, 12 de agosto de 2016

28909511915-e6645c4c7b-b_560x280

Multitudinaria manifestación convocada por la Conferencia Episcopal de Colombia

“¡Hombres y mujeres, así nos hizo Dios!”, “¡A mis hijos los educo yo, no el Estado!”

Como publicábamos hace unos días, un fallo de la Corte Constitucional de Colombia ordenó en 2015 la revisión de los manuales de convivencia escolar a fin de evitar la discriminación de estudiantes por su orientación sexual e identidad de género. Dio un año de plazo, el cual vence el próximo 15 de septiembre. La medida ha provocado las protestas de grupos religiosos, que no han dudado en sembrar la polémica desinformando sobre el alcance de la medida y alarmando a muchos padres de familia. Y a ello se ha sumado la Conferencia Episcopal colombiana quien, basándose en las últimas declaraciones del papa Francisco no han dudado en azuzar a sus “fieles” con la mentira y la homofobia… En España ya salieron a la calle y perdieron la batalla.

Una revisión que ha generado toda una serie de protestas y reclamos por parte de grupos religiosos, que no han dudado en exagerar y desinformar sobre su alcance, argumentando por ejemplo que Gina Parody, ministra de Educación de Colombia y abiertamente lesbiana, desea “homosexualizar a la juventud”, o que el requerimiento de no discriminar a los menores transexuales en el acceso a los aseos de los colegios supone acabar con las distinciones entre sexos. La escalada de LGTBfobia ha llegado al punto que la diputada por el departamento de Santander, Ángela Hernández, miembro de la Iglesia Cuadrangular (una iglesia evangélica), citó a un debate de control calificando la norma de “colonización gay”, ha llegado a afirmar ante los medios de comunicación que los gais tienen privilegios en lugar de derechos (en referencia al matrimonio igualitario) así como que lo ideal es que los niños LGTB estudien en colegios separados.

Esta estrategia de desinformación no conoce límites. Los grupos conservadores han llegado a decir que se pretende obligar a que los baños de los centros sean mixtos o que los estudiantes podrán vestir el uniforme que deseen en cada momento. Al respecto, Mauricio Albarracín, activista LGTB e investigador del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (DeJusticia), ha declarado a Vanguardia Liberal que“se ha formado una tormenta en un vaso de agua. No se puede obligar a un niño trans que se identifica como niño a ponerse un uniforme de niña. Esto es inconstitucional. No significa que ahora todos los niños van a ponerse el uniforme de la niña: esto es una banalización del tema”.  Y agrega que “este debate es un escándalo que oculta un problema muy grave: los estudiantes son discriminados por su orientación sexual e identidad de género. Los mismos profesores y rectores que se quejan por la modificación del manual han hecho afirmaciones homofóbicas. Hay que hacer pedagogía sobre lo que se está haciendo y se deben establecer nuevas preguntas orientadoras se pueden proponer. Ese trabajo es de los colegios”.

***

Pues bien, centenares de padres de familia y profesores, entre otros, hicieron un plantón frente al Ministerio de Educación para protestar contra la implementación de lo que llaman “ideología de género” en los manuales de convivencia de los colegios, lo que ha desatado una polémica en el país.

Estas manifestaciones, llamadas “Marcha por la familia, fueron convocadas por la Iglesia católica con el apoyo de confesiones evangélicas y partidos de derecha y se llevaron a cabo en al menos 14 ciudades del país, aunque la principal se realizó llevó una multitud a las puertas del Ministerio de Educación en Bogotá.

En ese lugar los padres de familia gritaban “¡No a la ideología de género!”, “¡Hombres y mujeres, así nos hizo Dios!”, “¡A mis hijos los educo yo, no el Estado!” y “¡Familia con Cristo jamás será vencida!”, ideas que también expresaban en carteles en los que defendían el derecho a la educación integral de los niños.

Otros pidieron la renuncia de la ministra de Educación, Gina Parody, a quien atribuyen los cambios en el modelo de educación sexual en los colegios.

En respuesta a la manifestación, varios funcionarios del Ministerio salieron con camisas blancas con el mensaje “La inclusión y no discriminación también es educación” y con una pancarta que rezaba: “Los recibimos con amor, paz y reconciliación”. Asimismo, los funcionarios que se encontraban en el techo del edificio lanzaron varios globos blancos al cielo y dentro de las oficinas.

“Lo que estamos defendiendo es que nos respeten el derecho a la familia y que el Estado no le enseñe a nuestros hijos la ideología de género. Respetamos a las personas, pero no queremos que se metan con nuestros hijos”, dijo Leonardo Arteaga, uno de los asistentes del encuentro.

La polémica comenzó el pasado fin de semana por la difusión de unas cartillas con educación sexual para niños, supuestamente del Ministerio de Educación que, según padres de familia, tergiversan la sexualidad al afirmar por ejemplo que no se nace con un sexo determinado sino que eso se decide a lo largo de la vida.

Algunas de esa publicaciones tienen contenido homosexual explícito, ante lo cual la ministra Parody, afirmó que ese material no fue elaborado por esa el Ministerio y que todo es una “manipulación”.

Todo comenzó con un fallo de la Corte Constitucional que ordenó al Ministerio hacer una “revisión extensiva e integral” de los manuales de convivencia elaborados por los colegios, bajo orientaciones de ese despacho, para establecer las normas de conductas y directrices de funcionamiento en general.

En su decisión, la Corte pidió determinar que los manuales “sean respetuosos de la orientación sexual y la identidad de género”, después de que el estudiante Sergio Urrego se suicidara en 2014 tras ser presuntamente discriminado en su colegio por su orientación sexual.

En las protestas de hoy participó la senadora Viviane Morales, del Partido Liberal, una de las activistas más importantes en contra de la adopción por parejas del mismo sexo.

“Nosotros tenemos el derecho de elegir cómo es la educación de nuestros hijos y bajo qué principios estarán orientados”, afirmó Fernanda Galvis, otra asistente a la manifestación.

Otra manifestación multitudinaria fue la de Barranquilla, donde miles de personas, entre ellos profesores y rectores de colegios, se congregaron en la Plaza de la Paz y caminaron hasta la Gobernación del Atlántico para pedir la renuncia de la ministra.

La Iglesia felicita a las familias por su implicación en la lucha por “una educación sexual integral” en Colombia

“Lamentamos que la Corte Constitucional y el Ministerio de Educación estén abusando del Derecho para promover la ‘ideología de género’ en la revisión de los manuales de convivencia, tergiversando así la definición constitucional de la familia”, aseguró el vicepresidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Óscar Urbina, en una rueda de prensa el día antes de la llamada “Marcha por la familia”.

Monseñor Urbina manifestó, asimismo, que ese “arreglo legal no permite que los niños gocen de la libertad de recibir una educación acorde a la ética de sus padres”.

“Nosotros tenemos que defender la libre discusión de las ideas basadas en la verdad, no queremos que se tergiverse la información. Sólo decimos públicamente que rechazamos la implementación de la ideología de género en la educación en Colombia porque destruye al ser humano”, puntualizó el cardenal Rubén Salazar en la misma rueda de prensa.

Frente a la polémica, los padres de familia se unieron a la iniciativa de la Iglesia Católica para protagonizar la marcha que tiene como fin “abrir un debate para que exista una educación sexual integral en Colombia”, agregó el prelado.

“Felicitamos a los padres de familia y organizaciones civiles de diferentes credos que durante los últimos días han manifestado su molestia por la implementación de la ideología de género en la revisión de los manuales de convivencia de los colegios que está haciendo el Ministerio de Educación”, agregó.

marchas-en-defensa-de-la-familia-en-colombia

Comunicado sobre las orientaciones del Ministerio de Educación respecto a los manuales de convivencia de los colegios

(Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia)

Los obispos católicos de Colombia reconocemos como un valor fundamental para la sana convivencia el respeto por todo ser humano independientemente de su raza, sexo, orientación sexual, origen nacional o familiar, lengua, religión u opinión política.

Basados en este principio, saludamos y felicitamos a los padres de familia y organizaciones civiles de diferentes credos que durante los últimos días han manifestado públicamente su preocupación por la implantación de la ideología de género en la revisión de los Manuales de Convivencia y de los Proyectos de Educación Institucional (PEI) de los colegios por parte del Ministerio de Educación de la República.

La ideología de género afirma que no se nace hombre o mujer sino que la identidad sexual es el fruto de una construcción cultural. Por eso, establece que se debe “(“.) empezar por deconstruir la idea de que sólo existen dos sexos y abrir la posibilidad de entenderlos más allá de aquello que históricamente se nos ha enseñado”. De esta manera, la ideología de género, con el pretexto del derecho a la inclusión, pretende imponerse como la única forma válida deconvivencia.

En esta coyuntura no podemos menos que recordar las enseñanzas del Papa Francisco, según las cuales la ideología de género “niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y de mujer. Ésta presenta una sociedad sin diferencias de sexo y vacía el fundamento antropológico de la familia. Esta ideología lleva a proyectos educativos y directrices legislativas que promueven una identidad personal y una intimidad afectiva radicalmente desvinculadas de la diversidad biológica entre hombre y mujer” (Exhortación Apostólica Postsinodal “La alegría del
amor”).

Lamentamos que la Corte Constitucional y ahora el Ministerio de Educación estén abusando del Derecho para promover la ideología de género en los más variados ámbitos de nuestra sociedad. Aún tenemos presente cómo se tergiversó la definición constitucional de la familia para imponer un modelo que no estaba previsto en nuestro ordenamiento superior. Ahora, el Ministerio, en el proceso de revisión de los manuales de convivencia de los colegios en Colombia, ejerce facultades que no están consagradas en la ley para imponer criterios extraídos de la ideología de género.

Este desarreglo legal atenta contra la familia como institución esencial de la sociedad, contra la autonomía educativa, la libertad religiosa, el derecho de los padres de escoger la educación de sus hijos, la libertad de conciencia, la libertad de asociación y el derecho de los niños de recibir una educación acorde a la ética y a la moral de sus padres. Sin duda es necesario promover el respeto de todas las personas en todos los ambientes de la vida social -comenzando por la
familia, la comunidad educativa y la comunidad en general- pero esto no puede implicar la imposición de la ideología de género como norma para que el respeto debido se garantice.

Hacemos un llamado a las instituciones del gobierno colombiano para que oigan la voz de millones de personas, sin distinción de credo, que se están manifestando públicamente por todo el país, rechazando la imposición de una ideología. La Colombia que queremos construir debe acogernos a todos en armonía. No se debe permitir que una ideología en particular resulte determinando las reglas de convivencia de toda una sociedad.

Los Obispos de Colombia hacemos un llamado especial a los sacerdotes de todo el país para que, en su calidad de pastores de la Iglesia, acompañen la formación de la conciencia de los fieles sobre estos aspectos y apoyen las expresiones públicas en favor de la autonomía educativa de los padres y de la familia como núcleo esencial de la sociedad. En el mismo sentido, instamos a los padres de familia a formar a sus hijos en los valores cristianos y a acompañarlos muy de cerca en su proceso de desarrollo integral.

Por último, exhortamos a los padres de familia y a los colombianos en general a unirse a las marchas que se han programado para el 10 de agosto en diversas regiones del país para defender públicamente la familia y preservar en nuestra sociedad el derecho a educar a los más pequeños en un ambiente libre de ideologías.
Dios bendiga a nuestro país

+Óscar Urbina Ortega
Arzobispo de Villavicencio
Vicepresidente de la Conferencia Episcopal
Bogotá, 8 de agosto de 2016

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

Una revisión de los manuales de convivencia escolar ordenada por la Corte Constitucional de Colombia alborota a los sectores homófobos

Jueves, 11 de agosto de 2016

escuela-gay-300x225Como ya habiamos publicado todo este acoso empujó a la alcaldía colombiana de Bucaramanga al izado de la bandera arco iris en su frontis para apoyar a colectivo y mostrar su rechazo a la discriminación por motivos de orientación e identidad sexual.

Un fallo de la Corte Constitucional de Colombia ordenó en 2015 la revisión de los manuales de convivencia escolar a fin de evitar la discriminación de estudiantes por su orientación sexual e identidad de género. Dio un año de plazo, el cual vence el próximo 15 de septiembre. La medida ha provocado las protestas de grupos religiosos, que no han dudado en sembrar la polémica desinformando sobre el alcance de la medida y alarmando a muchos padres de familia.

En el año 2014 Sergio Urrego, un joven de 16 años, se suicidó tras sufrir un implacable acoso por parte de la dirección del colegio en el que estudiaba debido a su condición de homosexual, ateo y anarquista. El acto de presión mayor fue la notificación de que los padres de su pareja, un compañero de colegio, le habían demandado penalmente por acoso sexual (se llegaron a imputar, de hecho, cargos criminales a tres directivas del centro, entre ellas la rectora Azucena Castillo).

De esto ya han pasado dos años. En este intervalo de tiempo, la acción de tutela interpuesta por la madre de Sergio acabó llegando hasta la Corte Constitucional de Colombia, que además de ordenar en 2015 que se llevara a cabo un acto público de desagravio a la memoria del estudiante determinó que el Ministerio de Educación Nacional debía revisar los manuales de convivencia para, según reza la sentencia“determinar que los mismos sean respetuosos de la orientación sexual e identidad de género de los estudiantes y para que incorporen formas nuevas y alternativas para incentivar y fortalecer la convivencia escolar y el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos de los estudiantes, que permita aprender del error, respetar la diversidad (…). El Ministerio alegó no tener la capacidad de hacer tal revisión, pero traspasó la tarea a las Secretarías de Educación locales, con el apoyo de entidades como la ONG Colombia Diversa o Unicef, entre otras.

Una revisión que ha generado toda una serie de protestas y reclamos por parte de grupos religiosos, que no han dudado en exagerar y desinformar sobre su alcance, argumentando por ejemplo que Gina Parody, ministra de Educación de Colombia y abiertamente lesbiana, desea “homosexualizar a la juventud”, o que el requerimiento de no discriminar a los menores transexuales en el acceso a los aseos de los colegios supone acabar con las distinciones entre sexos. La escalada de LGTBfobia ha llegado al punto que la diputada por el departamento de Santander, Ángela Hernández, miembro de la Iglesia Cuadrangular (una iglesia evangélica), citó a un debate de control calificando la norma de “colonización gay”, ha llegado a afirmar ante los medios de comunicación que los gais tienen privilegios en lugar de derechos (en referencia al matrimonio igualitario) así como que lo ideal es que los niños LGTB estudien en colegios separados.

Declaraciones a las que han respondido diferentes asociaciones de ateos de Colombia, que han emitido un comunicado de prensa en el que aseguran que “el reconocimiento de derechos a las minorías no es un obsequio, sino el desarrollo jurisprudencial propio de un estado laico y social de derecho. Por demás, denunciamos que quienes gozan de privilegios excesivos son las iglesias, quienes no pagan impuesto alguno ni declaran renta”. Puedes ver a continuación un vídeo de Bogotá Atea en la que se incluyen algunas de las declaraciones de la diputada Álvarez:

Por su parte, el concejal de Bogotá y pastor pentecostal Marco Fidel Ramírez, bien conocido por sus posiciones homófobas, avaló a Hernández y convocó junto con las iglesias evangélicas a una marcha de protesta contra los derechos LGTB para este miércoles 10 de agosto. Ramírez también ha distribuido información falsa, asegurando por ejemplo que se está distribuyendo una cartilla que muestra actividad homosexual explícita.

Esta estrategia de desinformación no conoce límites. Los grupos conservadores han llegado a decir que se pretende obligar a que los baños de los centros sean mixtos o que los estudiantes podrán vestir el uniforme que deseen en cada momento. Al respecto, Mauricio Albarracín, activista LGTB e investigador del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (DeJusticia), ha declarado a Vanguardia Liberal que“se ha formado una tormenta en un vaso de agua. No se puede obligar a un niño trans que se identifica como niño a ponerse un uniforme de niña. Esto es inconstitucional. No significa que ahora todos los niños van a ponerse el uniforme de la niña: esto es una banalización del tema”.  Y agrega que “este debate es un escándalo que oculta un problema muy grave: los estudiantes son discriminados por su orientación sexual e identidad de género. Los mismos profesores y rectores que se quejan por la modificación del manual han hecho afirmaciones homofóbicas. Hay que hacer pedagogía sobre lo que se está haciendo y se deben establecer nuevas preguntas orientadoras se pueden proponer. Ese trabajo es de los colegios”.

Y mientras tanto, otro episodio de discriminación en Barranquilla

William 03Mientras tanto, ha salido a la luz pública otro caso de discriminación de un estudiante gay. Se trata de William Triana Carvajal, un chico de 17 años que estudia en el Centro Educativo Aures de Barranquilla (ya en su último grado escolar, el 11, y con muy buenas calificaciones).

El pasado mes de abril, con motivo de la conmemoración de los 203 años de la fundación de la ciudad, su colegio llevó a cabo un acto en el que se obligó a los estudiantes a rezar. William, que además de ser gay se define agnóstico, se negó expresamente, por lo que se le puso una nota baja en disciplina. “Comenzó a discriminarme porque me rehusaba a orar [en referencia al coordinador del centro, José Luis Manotas], ha declarado al diario caribeño El Heraldo el joven. Días después se repetía la historia: el colegio organizó un evento con un motivador que lideró la actividad con canciones y oraciones religiosas, en el que el joven se negó participar. El coordinador, en este caso, le ordenó redactar como castigo un ensayo.

Pero el joven denuncia haber sufrido también discriminación por su orientación sexual. “Un día saqué en clases una camisa con el logo LGBTI para cubrirme un poco y la profesora me dejó en evidencia delante de mis compañeros. Ellos dan a entender que yo soy una mala influencia”, asegura. El estudiante también ha declarado a El Espectador que desde el centro se le ha acusado de querer imponer su condición homosexual al resto. Un argumento por cierto muy de moda entre los conservadores que consideran que no esconder la propia orientación homosexual o bisexual es una afrenta contra los valores.

William ha recibido el apoyo de la ONG Caribe Afirmativo y ha interpuesto una acción de tutela ante los tribunales. El juez le ha dado la razón, de hecho, por lo que al aspecto religioso se refiere, si bien en lo referente a la orientación sexual considera que no hay suficiente evidencia para determinar que se le había discriminado por ello (Caribe Afirmativo ha anunciado que presentará el caso ante la Defensoría del Pueblo). Un fallo que el coordinador Manotas ha acatado a regañadientes, permitiéndole a William no participar en actos religiosos al tiempo que se pronuncia en contra de las personas sin religión y los gais. Manotas también se ha posicionado, por cierto, en contra de la orden del Ministerio de Educación que pide revisar los manuales de convivencia de los colegios a  fin que no haya discriminación por motivos de orientación sexual o cualquier otra índole.
Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Colombia se manifiesta en el Orgullo contra la discriminación y a favor de la paz

Sábado, 9 de julio de 2016

orgullo_colombiaSegún Integración Social, una entidad de la Alcaldía de la capital colombiana, al menos 7 de cada 10 integrantes de la comunidad LGBT de Bogotá han sido víctimas de discriminación o vulneración de sus derechos.

Cientos de personas marcharon este sábado por las céntricas calles de Bogotá para celebrar el Orgullo en una jornada en la que reivindicaron sus derechos, apoyaron la paz y el fin del conflicto armado en el país y protestaron contra la discriminación sexual.

Los participantes entonaron consignas contra el expresidente colombiano y actual senador, Álvaro Uribe. También, y en medio de la lluvia que los acompañó en los primeros metros de la marcha, los participantes entonaron cánticos a favor de la paz y del proceso de diálogo entre el Gobierno colombiano y las FARC en Cuba.

Después de casi cuatro años de negociaciones, el pasado 23 de junio, el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), anunciaron en La Habana un acuerdo sobre el punto del “Fin del conflicto” que recoge entre otras cosas el cese del fuego y de hostilidades bilateral y definitivo.

Fuente Agencias

General , , , , ,

Noticia histórica para los derechos LGTB: la Corte Constitucional de Colombia dictamina a favor del matrimonio igualitario

Sábado, 9 de abril de 2016

corte-constitucional-colombiaLa decisión judicial de la Corte Constitucional ha conseguido pintar todos los rincones del país cafetero con los colores de la Diversidad. Un gran paso para el colectivo LGTB, y para el resto de la sociedad colombiana que llevaba tiempo reclamando una legislación más equitativa. En un histórico fallo, los magistrados avalaron por seis votos a tres una demanda que exigía dotar a las uniones civiles homosexuales de los mismos derechos que el matrimonio. Desde este viernes ningún juez ni notario podrá legalmente rechazar la petición de matrimonio de una pareja según su orientación sexual.. Anteriormente las parejas homosexuales en Colombia podían registrarse ante un notario bajo la fórmula de “uniones de hecho” o “uniones civiles” pero sin que constituyera un matrimonio. Colombia se suma al pequeño grupo de países en América Latina que han aprobado el matrimonio igualitario con igualdad de derechos que el contraído por una pareja heterosexual y entre los que está Argentina y Brasil.

Por una mayoría de 6 votos contra 3, la Corte Constitucional de Colombia ha dictaminado este 7 de abril que ningún juez ni notario puede negarse a celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo. La esperada sentencia cierra un proceso iniciado en 2011, cuando el alto tribunal reconoció la condición de familia de las parejas del mismo sexo y dio un plazo de dos años para que se legislara al respecto. Sin embargo, la inoperancia del poder legislativo al respecto demoró su resolución hasta agotar el plazo, teniendo que ser de nuevo el poder judicial quien haya tenido que dictar sobre la igualdad de derechos de los ciudadanos LGTB colombianos. Colombia amplía de esta manera a 21 el número de los países que permiten el matrimonio igualitario en todo el mundo.

El proceso legal del matrimonio igualitario en Colombia se remonta a 2011, cuando en una histórica sentencia la Corte Constitucional ratificó que las parejas del mismo sexo constituyen familia y dio un plazo de dos años al Congreso para que legislara su reconocimiento con los mismos derechos que el matrimonio civil. El plazo venció en junio de 2013, después de que el intento de aprobar una ley de matrimonio igualitario fracasara. La Unión Colegiada del Notariado de Colombia elaboró entonces, para intentar responder a la exigencia del tribunal, un contrato denominado “formalización y solemnización del vínculo”, institución inexistente en las leyes del país y que los colectivos LGTB rechazaron de plano.

Los jueces pasaron entonces a ser la clave. Ya en julio de 2013 se celebró una primera unión entre dos hombres, pero entonces la jueza, aunque reconoció a los miembros de la pareja el estado civil de “casados”evitó definir la unión como matrimonio. Otro juez ordenaba en julio a un notario celebrar una unión entre dos hombres regida “por la normatividad aplicable al matrimonio civil, tanto en sus derechos como en sus deberes, y en las demás prerrogativas que de él deriven”. Pero no fue hasta el 20 de septiembre de 2013 cuando se celebró en Bogotá el primer matrimonio pleno entre personas del mismo sexo. Matrimonio que fue luego anulado, pero cuya validez fue luego restaurada por el Tribunal Superior de Bogotá.

En octubre de ese año otra pareja celebró su matrimonio, y al igual que en el caso anterior fue anulado y luego restaurado. En ambos casos la justicia había dado la razón en primera instancia a las acciones de tutela interpuestas por la mencionada “Fundación Marido y Mujer”, organización contraria al matrimonio igualitario cuyas acciones tienen lugar de manera coordinada con las del procurador general Alejandro Ordoñez. Un tercer matrimonio, sin embargo, vio su enlace confirmado en primera y segunda instancia. La batalla judicial quedaba de esa forma pendiente de que la Corte Constitucional despejase de una vez la incertidumbre jurídica, resolviese las acciones de tutela interpuestas y se pronunciase de forma clara.

Una decisión que llevaba demorándose cerca de dos años, y que finalmente se ha resuelto favorablemente. Y eso que la decisión de la Corte era imprevisible, pues la ponencia que llevaba varios meses sobre la mesa, elaborada por el magistrado conservador Jorge Pretelt (envuelto, por cierto, en varios escándalos de corrupción) era negativa. La propuesta de Pretelt rechazaba autorizar el matrimonio igualitario por considerar que ello es competencia del Congreso, máximo órgano legislativo. Pero ello no significaba que necesariamente esa fuera a ser la posición final de la Corte (no sería ni mucho menos la primera vez que una ponencia es rechazada por una mayoría de la Corte). La vuelta a la Corte Constitucional del magistrado progresista Alberto Rojas (cuya designación había sido anulada un año antes por supuestos vicios de procedimiento, y que finalmente recuperó dicha posición por decisión del Consejo de Estado) permitía de hecho ser optimista respecto a la posibilidad de que la Corte otorgase el sí al matrimonio igualitario.

f3-0rrrrrrY así ha ocurrido efectivamente. Rechazada por el pleno de la Corte Constitucional la ponencia de Jorge Pretelt, quien ha defendido ante la Sala Plena de la Corte que la figura del matrimonio debería seguir aplicándose solamente a los casos en los que se hable de la unión entre un hombre y una mujer, fue Alberto Rojas (en la fotografía) el designado para elaborar el texto de la sentencia definitiva, aprobada por seis de los nueve magistrados, cuya integridad será dada a conocer en los próximos días. Como anticipo, se ha dado a conocer el siguiente fragmento:

Hombres y mujeres forman parte de la especie humana, la igualdad implica dar trato igual a los que son iguales (…) Todo ser humano, por el hecho de serlo, le asiste el derecho fundamental a contraer matrimonio sin ninguna clase de discriminación (…) La propuesta de fallo es una oportunidad perdida para remediar una situación de discriminación secular contra una minoría sexual en Colombia, en términos de dignidad humana, libertad e igualdad para contraer matrimonio en las mismas condiciones que usualmente lo celebran las parejas heterosexuales.

El magistrado estimaba que Colombia no puede seguir perpetuando la discriminación de las personas LGTB, además de hacer un recuento de los países que han aprobado el matrimonio igualitario en todo el mundo, de quienes ya forma parte Colombia. La lista, por orden cronológico de su entrada en vigor, es la siguiente:

Holanda (2001), Bélgica (2003), España (2005), Canadá (2005), Sudáfrica (2006), Noruega (2009), Suecia (2009), Portugal (2010), Islandia (2010), Argentina (2010), Dinamarca (2012), Brasil (2013), Francia (2013), Uruguay (2013), Nueva Zelanda (2013), Reino Unido, a excepción de Irlanda del Norte (2014), Luxemburgo (2015), Estados Unidos (2015), Irlanda (2015), Colombia (2016) y Finlandia (entrará en vigor en 2017).

Según declaraciones del abogado Germán Rincón Perfetti, la sentencia de la Corte Constitucional blinda a los notarios y jueces que celebren matrimonios entre parejas del mismo sexo, llenando las lagunas de la sentencia del 2011, por lo que se trata de “una decisión trascendental porque la Corte garantiza la democracia en Colombia. Eso le va a permitir cumlir a los notarios su función constitucional frente al miedo de la hoguera disciplinaria del Procurador General, que no les había permitido realizar la labor que ellos tenían y a unas interpretaciones acomodadas que nos permitían seguir siguendo personas de tercera y cuarta categoria”. Para el abogado “la Corte Constitucional hoy despeja el panorama y le cumple a los derechos humanos a una poblacion excluída y discriminada hoy”.

La Corte Constitucional ha actuado, a lo largo de los últimos años, como gran impulsora de los derechos LGTB en Colombia. La sentencia a favor del matrimonio igualitario es la más destacada, pero ya antes ha fallado a favor de reconocer derechos a las parejas del mismo sexo (2009), a favor de reconocer a estas como familia (2011, como mencionamos arriba) y más recientemente a favor de la adopción homoparental, que precisamente se enfrenta ahora a la amenaza de un posible referéndum de reforma constitucional promovido por los contrarios a los derechos LGTB. Que en Colombia son muy activos y que seguirán, sin duda, dando la batalla. Pero hoy han sufrido una importante derrota…

30293_pareja-de-chicas-colombia-manifestacion31729_pareja-chicos-beso-mexico

La decisión judicial de la Corte Constitucional ha conseguido pintar todos los rincones del país cafetero con los colores de la Diversidad. Un gran paso para el colectivo LGTB, y para el resto de la sociedad colombiana que llevaba tiempo reclamando una legislación más equitativa.

“Entramos al club de los 30 países con igualdad para los homosexuales” ha celebrado la diputada Angélica Lozano, quien acudió a las puertas de la Corte a celebrar el fallo. “Hoy ganamos los derechos constitucionales pero ahora y nos toca luchar a nivel social en las calles y en las casas”, dijo.

Junto a ella un grupo de activistas celebró la decisión al coro de “Sí se pudo” y con besos y abrazos. “Triunfamos, ganó el amor y me casaré” dijo el periodista David Alonso, de 25 años. “Esta es una deuda histórica que el país ahora nos reconoce”, señaló.

En mayo del 2015 el gobierno colombiano, a través de Juan Fernando Cristo ministro del Interior, reiteraba su compromiso con el colectivo LGTB, un contrato verbal que no se ha quedado en un simple brindis al sol y ha conseguido modificar la realidad del país.

Apenas un mes después, se aprobaba una nueva ley por la que se facilitaba el cambio de sexo en los documentos oficiales con un simple trámite notarial. Antes de terminar el año, otra nueva ley dibujaba una sonrisa entre el colectivo: La Corte Constitucional de Colombia fallaba a favor de la adopción homoparental.

Ahora, el mismo órgano de justicia vuelve a situarse en el lado de la inclusión. El alto tribunal ha determinado que las parejas del mismo sexo tienen “los mismos derechos” y, por lo tanto, “ni los jueces pueden negar la celebración de matrimonios igualitarios en Colombia”. Así, dicho contrato establece las mismas garantías jurídicas que para las parejas heterosexuales, evitando casos de discriminación.

Patricia Mena y la oblicua historia del colectivo trans en Colombia, nos recuerdan que todavía queda mucho por hacer. Sin embargo, esta nueva realidad sobre la que seguir trabajando resulta mucho más grata. Colombia se ha convertido en el cuarto país latinoamericano en aprobar el matrimonio igualitario. La equiparación de derechos se encuentra más cerca.

Fuente Agencias/Dosmanzanas/Chueca

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , ,

Primera bebé de Colombia registrada con dos mamás

Martes, 2 de febrero de 2016

UntitledEn una notaría de Bogotá fue inscripta una menor de edad, hija de una pareja del mismo sexo.

Este miércoles se dio otro logro para la comunidad LGTBI de Colombia. Una niña de siete meses y medio de nacida es la primera bebé colombiana que obtiene un registro civil en el que figuran dos mujeres como sus mamás.

La situación de los derechos de las familias LGTB en Colombia sigue dando pasos en la buena dirección. Pocas semanas después de que la Corte Constitucional rechazase, en primer lugar, que se pueda negar a un menor su derecho a ser adoptado por el hecho de ser los adoptantes una pareja del mismo sexo, y de que pocos días después fallase a favor de una pareja de hombres que en su momento no pudo registrar a sus dos hijos nacidos en California mediante gestación subrogada, ahora dos mujeres han podido registrar como madres a su hija, esta sí nacida en Colombia. Y lo han hecho acogiéndose precisamente a los derechos que esta última sentencia reconocía.

Además de dar vía libre a la inscripción de hijos nacidos por gestación subrogada, en esta última sentencia la Corte Constitucional ordenaba adecuar el formato de los registros de nacimiento y que estos admitiesen a los hijos de parejas del mismo sexo. El más alto tribunal colombiano consideró que los argumentos contrarios a estas inscripciones “se basan en una interpretación tradicional y heterosexual de la familia que aunque se encuentra plenamente protegida por la Constitución, no es la única unión familiar amparada por la Carta”. Hay que tener en cuenta, en este sentido, que ya en 2011, en otra histórica sentencia, la Corte Constitucional de Colombia determinó que las parejas del mismo sexo están protegidas por el derecho constitucional a“conformar una familia”.

El caso de Juliana y Carla es especialmente simbólico porque, aunque cubierto por esta última sentencia de la Corte Constitucional, no ha sido examinado directamente por esta. Tras diez años de convivencia y con registro de una unión marital de hecho, la pareja quiso registrar a Luciana, una bebita concebida por inseminación artificial en la propia Colombia, sin tener que recurrir a la adopción en el seno de la misma pareja (posibilidad a la que también la Corte Constitucional ya dio vía libre en 2014). En su momento presentaron una acción de tutela que les fue denegada, pero esta última sentencia de la Corte les abrió las puertas.

La organización Colombia Diversa acompañó el caso. “Este es el primer caso de una niña nacida en Colombia porque ya teníamos los casos de niños nacidos en el extranjero que fue precisamente la tutela que dio paso a la sentencia de presunción de legitimidad”, ha expresado su directora, Marcela Sánchez. Sánchez ha explicado que ha habido ciertas dificultades y que el trámite se alargó durante dos semanas, al ser el primer caso de estas características que se acogía a la sentencia, pero “después hasta los mismos funcionarios de la registraduría lloraron de emoción”.

Insertamos a continuación un breve reportaje de CM& la noticia con declaraciones de las madres y de Marcela Sánchez:

Marcela Sánchez, directora de Colombia Diversa, señaló que “estas dos madres presentaron una acción de tutela en el pasado, pero se las negaron. Sin embargo, hoy (este miércoles) la Registraduría autorizó el trámite a través de la sentencia de presunción de legitimidad”.

Según la activista, esto se logró a raíz de la sentencia SU- 696 de la Corte Constitucional de noviembre pasado. En esa providencia, de autoría de la magistrada Gloria Stella Ortiz, se analizó el caso de dos colombianos que son pareja y residen en Estados Unidos, y a quienes dos notarías de Medellín y dos de Itagüí les negaron la inscripción de sus hijos en el registro civil de nacimiento.

“Las notarías violaron los derechos fundamentales de los menores de edad a la dignidad humana, a la igualdad y no discriminación, al reconocimiento a la personalidad jurídica y la cláusula de la prevalencia de los derechos de los menores de edad”, dice uno de los apartes del fallo.

La decisión adoptada le ordena a la Registraduría que implemente un nuevo formato en el que “claramente se señale que en las casillas destinadas a identificar al ‘padre’ y ‘madre’ del menor de edad es admisible incorporar el nombre de dos hombres o dos mujeres, en el orden que voluntariamente señale la pareja para efectos de los apellidos legales de su hijo”.

Juliana González, una de las mamás de la pequeña, asegura que llevaban nueve meses y medio luchando para que les dejaran registrar a su hija en Colombia. “Es un logro para los niños, un reconocimiento a nuestra comunidad, un importante avance social y un mensaje de respeto”, dijo. La pareja lleva 10 años junta. Juliana es de Bucaramanga y es abogada.

A su vez, Carla, quien tuvo a Luciana, nació en Bogotá, es ingeniera química y trabaja para una multinacional. Su hija fue concebida por asistencia artificial de un donante que no conocen.

Luego de una sentencia emitida por la Corte Constitucional, en la cual se ordena modificar el formato del registro civil de nacimiento, la Registraduría Nacional del Estado Civil elaboró uno nuevo. Según Marcela Sánchez, en la entidad electoral “hay un formulario en el que se registra el nombre de los padres o de las madres, y son ellos quienes deciden el orden de los apellidos que tendrá el hijo”.

Fuente: El Tiempo/Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Latinoamérica: Violencia hacia jóvenes LGBTIQ: Encuesta nacional sobre ambiente escolar.

Viernes, 22 de enero de 2016

FlyerSe trata de una iniciativa regional que se llevará a cabo durante los meses de enero, febrero y marzo en Argentina y toda Latinoamérica. Las conclusiones del estudio serán presentadas a las autoridades educativas de cada país y a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

100% Diversidad y Derechos lanza Encuesta Nacional sobre ambiente escolar dirigida a jóvenes LGBT. El relevamiento se hará a través de internet y permitirá contar con datos sobre violencia y discriminación por orientación sexual e identidad de género en instituciones educativas de nivel medio y reclamar el diseño de políticas públicas para erradicar el acoso.

La encuesta está dirigida a jóvenes de entre 13 y 20 años y se puede acceder al formulario online ingresando a: 100porciento.wordpress.com. Se trata de una iniciativa regional que se llevará a cabo durante los meses de enero, febrero y marzo en Argentina y toda Latinoamérica. Las conclusiones del estudio serán presentadas a las autoridades educativas de cada país y a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO)

El objetivo de la encuesta es construir un diagnóstico sobre el ambiente escolar de los jóvenes LGBT y hacer visible una realidad por todos conocida pero aún invisible para los Estados, dándole voz a la juventud LGBT en el ámbito público.

La encuesta indaga sobre situaciones cotidianas de violencia simbólica, verbal y física contra estudiantes LGBT en los colegios y su impacto en la asistencia y permanencia de los jóvenes en las instituciones educativas. También pregunta sobre la respuesta de docentes y autoridades frente a situaciones de discriminación y sobre la existencia de mecanismos para abordarlos, entre otros aspectos.

Ricardo Vallarino, Vicepresidente de 100% Diversidad y Derechos, sostuvo que la encuesta “nos permitirá disponer de datos precisos sobre las experiencias de violencia y discriminación en los colegios de nuestro país y a partir de allí discutir las políticas públicas necesarias para erradicar el acoso y el ataque en los ámbitos escolares”.

Por su parte el Secretario de 100% Diversidad y Derechos, Martín Canevaro, explicó que “la pedagogía del insulto es la experiencia común por la que atraviesan las y los jóvenes LGBT en las instituciones educativas. El proceso de aprendizaje está atravesado por situaciones de violencia verbal, física y simbólica que esta encuesta contribuirá enormemente a visibilizar”.

En octubre de 2014 UNESCO invitó a 100% Diversidad y Derechos a la Consulta Regional sobre homo-transfobia en ámbitos educativos, llevada a cabo en Bogotá, Colombia. Una de las conclusiones del encuentro fue la falta de datos a nivel regional que puedan servir de insumo para el diseño de políticas públicas específicas.

El estudio cuenta con el apoyo de GLSEN (Gay, Lesbian & Straight Education Network de EE.UU.) y es llevado a cabo en Argentina por 100% Diversidad y Derechos, en Chile por la Fundación Todo Mejora, en Colombia por Colombia Diversa y la Fundación Sentiido, en Perú por Promsex, en Brasil por Asociación Brasileira de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Travestis y Transexuales (ABGLT), en México por la Coalición de Jóvenes por la Educación y la Salud Sexual (COJESS) y en Uruguay por el Colectivo Ovejas Negras.

Invitamos a participar de la encuesta a jóvenes de entre 13 y 20 años y a contribuir con su difusión a docentes, familias y adultos comprometidos con la erradicación de la violencia escolar. Desde 100% Diversidad y Derechos emprendemos esta iniciativa con la convicción de que la violencia contra jóvenes LGBT es la punta del iceberg del maltrato por sexismo, racismo y de la presión por reforzar estigmas sociales.

Para garantizar el derecho a una educación de calidad para todos y todas la UNESCO promueve una respuesta integral que enfrente los distintos tipos de violencia que se expresan en el ambiente educativo; inclusive las motivadas por género, orientación sexual o identidad de género. En ese sentido, el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, declaró en 2011 que el bulling homofóbico es “un ultraje moral, una grave violación a los derechos humanos y una crisis de salud pública”.

Link de acceso directo a la encuesta: https://glsen.az1.qualtrics.com/jfe/form/SV_6mu1UEUhn3KTzEx

Fuente: 100% Diversidad y Derechos

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Piden investigar a los magistrados que avalaron la adopción homoparental en Colombia

Lunes, 16 de noviembre de 2015

adopcion_homosexualEl concejal Marco Fidel Ramírez considera que la decisión viola la Constitución y los derechos fundamentales de los niños.

Una senadora, Viviane Morales, ha iniciado una campaña de recogida de firmas contra la sentencia.

La Corte Constitucional de Colombia avaló la adopción para parejas homosexuales la semana pasada pero esta decisión no ha estado exenta de polémica. Una de las más graves es la protagonizada por Marco Fidel Ramírez, un concejal de Bogotá que ha solicitado a la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes que los magistrados que tomaron la decisión sean investigados porque considera que emitieron un veredicto contrario a la Ley.

El concejal Ramírez entiende que los magistrados violaron el artículo 42 de la Constitución de Colombia que establece a la familia como núcleo fundamental de la sociedad “por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla”.

Ramírez, de posiciones claramente conservadores y religiosas, piensa que la decisión del alto tribunal colombiano también viola los derechos fundamentales de los niños. El texto legal que aprobó el Constitucional es el Código de Infancia y Adolescencia, la norma que regula las adopciones en Colombia y que, por primera vez, incluía la posibilidad de la adopción para parejas del mismo sexo. Para el alto tribunal la identidad sexual del solicitante no puede ser un criterio para definir si una persona puede adoptar o no.

Defender los derechos del niño es la principal excusa de quienes se oponen a la decisión del alto tribunal. También en contra de esta decisión se ha mostrado el colegio Guillermo Carey que aprovechó una circular interna en la que se explicaban las actividades del final del año para pedir a los padres que firmen en contra de la sentencia del alto tribunal. La noticia causó gran revuelo entre la comunidad LGBT colombiana y entre la sociedad en general.

Noemí Janson, la portavoz del colegio, ha declarado que “como institución debemos defender los derechos de los niños. A diario vemos que cuando se fractura la estructura de la familia, los mayores afectados son los menores”. Sin embargo, asegura, la firma por parte de los padres es opcional y se engloba dentro de la iniciativa de la senadora Viviane Morales, que también se opone a la decisión de la Corte Constitucional.

Fuente Cáscara amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.