Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Manif pour tous’

El proyecto de ley para abrir la reproducción asistida a las parejas de mujeres llega a la Asamblea francesa

Martes, 24 de septiembre de 2019

familia-lesbianasEl debate sobre la reforma de la legislación sobre reproducción asistida llega por fin a la Asamblea francesa. El proyecto de ley sobre bioética, aprobado por el Gobierno del primer ministro Édouard Philippe el pasado mes de julio, se someterá al escrutinio de los diputados a partir de la semana que viene. La comisión correspondiente ya ha dado su visto bueno a la norma, que incluye el fin de la prohibición del acceso a las técnicas de reproducción asistida para las parejas de mujeres y las mujeres sin pareja. La derecha política, organizaciones ultraconservadoras y la iglesia católica participarán en una manifestación contra la reforma.

En Francia, la reproducción asistida (PMA por sus siglas en francés) solo está permitida a las parejas de distinto sexo, casadas o no, que además deben acreditar la esterilidad de al menos uno de sus miembros. Se trata de una prohibición total, que afecta tanto a clínicas públicas como privadas, y que obliga a cualquier mujer francesa sin pareja masculina que desee ser madre a acudir a centros de países vecinos, como Bélgica o España.

Esta situación podría cambiar durante el transcurso de la actual legislatura. Ya en su campaña electoral de 2017, el presidente Emmanuel Macron defendió que se permita el acceso a las parejas de mujeres y a las mujeres solteras a las técnicas de reproducción asistida. Lo hizo, eso sí, «a título personal» y expresando su deseo de que en todo caso se aprobara como una decisión técnica, no como fruto de «un combate identitario».

Meses después, con Macron ya en la presidencia y un Gobierno a su medida, la secretaria de Estado de Igualdad Marlène Schiappa anunciaba una modificación de la ley sobre bioética para abrir la PMA a todas las mujeres. La medida contaba ya con el respaldo del Comité Consultivo Nacional de Ética, que se había pronunciado a petición del Gobierno del primer ministro Édouard Philippe. Schiappa calificó la futura propuesta como una «cuestión de justicia social» para acabar con la discriminación de las mujeres que no pueden permitirse viajar al extranjero para someterse a un proceso de reproducción asistida.

El pasado mes de julio, el Gobierno de Philippe aprobaba finalmente el anunciado proyecto de ley sobre bioética. Entre los muchos puntos que contempla, la norma incluye la apertura de la PMA a las parejas de mujeres y a las mujeres sin pareja. La ministra de Sanidad Agnès Buzyn anunció que los tratamientos estarán cubiertos por el sistema público de salud. La propuesta mantiene la prohibición de la gestación subrogada, contra la que se había pronunciado el propio Macron.

El proyecto se trasladó entonces al Parlamento, donde el comité correspondiente le dio su visto bueno el pasado fin de semana. La Asamblea debatirá a partir del próximo martes sobre la medida. La mayoría absoluta de la que disfruta el grupo de La República en Marcha, que sostiene al Gobierno, debería facilitar su aprobación. La derecha de Los Republicanos ya ha expresado su oposición y varios de sus cargos electos han anunciado que acudirán a la manifestación del próximo 6 de octubre contra la medida. Se trata de una movilización convocada por una veintena de asociaciones entre la que destaca la Manif pour Tous, el movimiento homófobo de infame recuerdo por su violenta campaña contra el matrimonio igualitario. Junto a políticos de la derecha y la extrema derecha, también ha llamado a la participación la conferencia episcopal francesa.

Una reforma aplazada por largo tiempo

La movilización homófoba fue la principal causa del fracaso del anterior intento de aprobar la apertura de la reproducción asistida. El fin de la prohibición del acceso para las parejas de mujeres y las mujeres sin pareja había sido durante años una de las banderas del Partido Socialista francés en materia de derechos LGTB, y de hecho la promesa formaba parte de su programa electoral para las elecciones de 2012. El propio expresidente François Hollande se posicionó, siendo aún candidato, a favor del cambio. Tras su elección, sin embargo, pasó a adoptar una posición ambigua, respondiendo cuando se le preguntaba una cosa u otra en función del auditorio que tuviera delante.

Pero no fue hasta 2014, tras la remodelación que convirtió a Manuel Valls en el nuevo primer ministro, cuando se anunció la renuncia a aprobar la modificación legal. Laurence Rossignol, que entró con Valls en el Gobierno francés como secretaria de Estado de Familia, recibió a los representantes de la Manif pour tous, ante los cuales adelantó la renuncia a modificar la reproducción asistida. Una posición que confirmó tras ser ascendida a ministra. Esperemos que, en esta ocasión, los homófobos no consigan doblegar la voluntad de los representantes políticos.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos no admite a trámite la demanda de los alcaldes franceses que se niegan a celebrar matrimonios de parejas del mismo sexo

Martes, 23 de octubre de 2018

tribunal-de-estrasburgoEl Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha dictaminado este 4 de octubre la inadmisión a trámite del recurso presentado por un grupo de alcaldes franceses contra su obligación como servidores públicos de celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo. Una larga batalla perdida por parte del sector más LGTBfobo de los ediles franceses, que ya vieron derrotadas sus intenciones por el Consejo Constitucional de su país. El dictamen es claro: no hay objeción de conciencia que ampare la homofobia de los servidores públicos en el ejercicio de sus funciones.

El matrimonio igualitario fue aprobado en Francia en mayo de 2013 tras un largo proceso parlamentario que fue acompañado por un extraordinario despliegue de homofobia social, cuya expresión máxima fueron las manifestaciones organizadas por el grupo LGTBfobo Manif pour tous. Se multiplicaron los discursos de odio, que llegaron a normalizarse socialmente, y se produjeron numerosas agresiones verbales y físicas hacia las asociaciones o particulares que defendían los derechos civiles de las minorías. Desde una parte del espectro político, gran parte de quienes proclamaban consignas discriminatorias se sintió respaldado y apoyado.

Con ese respaldo social, una vez promulgada la reforma del Código Civil para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, algunos alcaldes expresaron su intención de negarse a celebrar este tipo de enlaces, amparándose en el supuesto derecho a la objeción de conciencia debido a sus creencias religiosas. El Ministerio de Justicia difundió entonces una circular en la que recordaba que el incumplimiento de la ley de la República por parte de los servidores públicos podría conllevar sanciones disciplinarias, penas de prisión de hasta cinco años y multas de hasta 75.000 euros.

En respuesta a esta medida, varios de estos alcaldes se agruparon en un colectivo denominado Maires pour l’enfance (Alcaldes por la infancia, una manera muy poco sutil de relacionar una vez más homosexualidad y pederastia, al ligar la defensa de la infancia con la oposición a los derechos de las parejas del mismo sexo). Bajo estas siglas, presentaron un recurso de inconstitucionalidad a la directriz de Ministerio de Justicia, que fue denegado por el Consejo Constitucional francés en octubre de 2013, al dictaminar que la circular del Ministerio de Justicia estaba ajustada a derecho «porque el Estado únicamente está garantizando la aplicación de la ley por parte de los servidores públicos y el buen funcionamiento y la neutralidad del servicio público».

Tras el dictamen desfavorable del Consejo Constitucional, el colectivo decidió interponer demanda contra el mismo ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en febrero de 2014, arguyendo que se había violado el artículo 9 de la Convención Europea de Derechos Humanos, que proclama el derecho a «la libertad de pensamiento, conciencia y religión». Sin embargo, este 4 de octubre un juez único del Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha comunicado la inadmisión a trámite del recurso, ya que los demandantes ejercían sus funciones en nombre del Estado francés y, por lo tanto, no actuaban como particulares. Ya no cabe, pues, otra instancia a la que recurrir para eludir sus obligaciones como servidores públicos y tener patente de corso para discriminar a los ciudadanos en función de su orientación sexual. No hay objeción de conciencia que ampare la homofobia de los servidores públicos en el ejercicio de sus funciones.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Condenados a 11 y 7 años de prisión los responsables de la muerte del joven antifascista francés Clément Méric

Martes, 18 de septiembre de 2018

85f5aeab-762b-4774-89d1-e01fae48f342Dos de los acusados por la muerte del joven antifascista francés Clément Méric han sido condenados a penas de 11 y 7 años de cárcel, mientras que el tercero ha quedado en libertad sin cargos. El hecho tuvo lugar en junio de 2013 en París, en un ambiente social enrarecido por la fuerte campaña homófoba durante la aprobación del matrimonio igualitario. Un enfrentamiento entre antifascistas y un grupo de skinheads concluyó en una reyerta en la que Clément Méric fue golpeado hasta morir por Esteban Morillo, un joven nacido en Cádiz miembro de las ultraderechistas Juventudes Nacionalistas Revolucionarias, que empuñó un puño americano facilitado por el otro condenado, Samuel Dufour. Los abogados de ambos han comunicado que presentarán el correspondiente recurso.

Durante el período de aprobación legislativa del matrimonio igualitario en Francia, las calles se llenaron de opositores a la igualdad de derechos de las personas LGTB convocados por el movimiento Manif pour tous. Para conseguir su objetivo de agrupar al mayor número de manifestantes posible, no dudaron en aliarse con miembros de la extrema derecha, que incendiaron el ambiente social francés durante meses.

Clément Méric, un joven de 18 años, estudiante de Ciencias Políticas y perteneciente a la agrupación Acción Antifascista, había participado activamente en las manifestaciones contra la discriminación, que proliferaban también en respuesta a la intensa homofobia diseminada por los opositores al matrimonio entre personas del mismo sexo. Sin embargo, el encuentro entre los grupos de jóvenes antifascistas y skinheads fue fortuito.

ff136fce-f911-426a-b746-49868fe86e9dEsteban Morillo

Según la sentencia, ambos grupos coincidieron en un mercadillo donde se saldaba ropa de determinada marca y empezaron a interpelarse. Pero algunos de los cabecillas ultraderechistas decidieron iniciar las agresiones físicas, y se dirigieron hacia Clément Méric. Según las pruebas, Samuel Dufour llevaba consigo un puño americano, considerado un arma blanca, que prestó a su compañero Esteban Morillo para que golpease al joven Clément. La desproporción del ataque se evidencia al saber que el activista antifascista se estaba recuperando de una leucemia, por lo que, su aspecto lo dejaba claro, no suponía ninguna amenaza. Morillo ha confesado durante el proceso que fue él quien asestó el golpe que hizo que Clément cayera al suelo, aunque sigue negando la utilización del puño americano. La autopsia, no obstante, reveló que los golpes mortales fueron asestados precisamente con esta arma.

7ef42718-98dd-4bc1-9e2e-716d686ca783Samuel Dufour

Por la voluntad de querer hacer el mayor daño posible y utilizar para ello un arma es por lo que Esteban Morillo ha sido condenado a 11 años de prisión. Samuel Dufour, por su parte, ha sido sancionado con 7 años de cárcel por posesión de un arma blanca y participación en la agresión. Un tercer detenido, Alexandre Eyraud, ha sido absuelto, pues no se ha podido probar que agrediera físicamente a nadie. Esteban Morillo y Samuel Dufour, que cuentan en la actualidad con 25 años de edad, han comunicado a través de sus abogados que presentarán apelación contra la condena, que creen excesiva, sobre todo porque no creen que se haya probado debidamente la utilización del arma blanca. Ambos, a instancias del presidente del tribunal, han expresado su arrepentimiento por los hechos y se han disculpado ante la familia de Clément Méric. Morillo, de nacionalidad francesa aunque nacido en Cádiz, ha llegado a afirmar que «todas las noches pienso en ello y desearía que me hubiera pasado a mí en vez de a él».

Violencia en un ambiente de fuerte homofobia

Dado el ambiente enrarecido que se respiraba en Francia en aquella época, causado por los opositores al matrimonio igualitario, son muchos los que señalaron a estos con dedo acusador como responsables de la agresión del joven Clément Méric. El industrial y activista a favor de los derechos LGTB Pierre Bergé, pareja del conocido diseñador Yves Saint Laurent, expresó públicamente lo que parecía ser un sentir compartido por muchos: «estos inconscientes de la ‘Manif pour tous’ son los que han preparado el terreno. Asociándose con la extrema derecha les han permitido existir», o «la ‘Manif pour tous’ ha aceptado en sus filas a esos fascistas que han matado a Clément. Son ellos quienes deben reflexionar». Tampoco dudó en poner un nombre propio a los responsables: «la inmunda Frigide Barjot había prometido sangre, ahí tenéis a quien salpica a la democracia y a la República», refiriéndose a la tristemente famosa amenaza «si Hollande quiere sangre, la tendrá» que la cómica y responsable del movimiento homófobo Manif pour tous profirió cuando el Senado aprobó la ley de matrimonio igualitario.

En la misma línea se expresó la ensayista Caroline Fourest, quien consideró que «con la ‘Manif pour tous’ estos grupos se han sentido arropados y difundidos». Act-Up Paris, la conocida asociación de lucha contra el sida, también puso nombres: «Frigide Barjot hizo un llamamiento a la sangre, Christine Boutin prometió guerra. Ambas fueron escuchadas. Esta es la consecuencia de meses de discursos de incitación al odio, legitimados por la derecha y difundidos por los medios de comunicación».

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Los tuits de un chico gay al que de pequeño obligaron a ir a una manifestación homófoba se vuelven virales

Miércoles, 4 de abril de 2018

manifpourtousImagen: Agnès Varraine-Leca

Como dicen los homófobos y homófobas… ¿Es que nadie piensa en los niños?

Un usuario de Twitter explica lo mal que lo pasó con 12 años cuando sus padres lo obligaron a participar en una de las manifestaciones homófobas de La Manif pour Tous

Algunos pensarán que el tema del matrimonio igualitario ya está zanjado pero hay que recordar que las  cosas no fueron tan sencillas como pudiera parecer y que hace tan solo cinco años en Francia un día sí y otro no salían los homófobos de La Manif pour Tous a manifestarse en contra de nuestros derechos mientras decían que no eran homófobos aunque está claro que lo eran.

Ellos tampoco se han olvidado de sus performances callejeras y esta semana han publicado un tuit recordando una de las mayores protestas homófobas que vivió Francia, la del 24 de marzo de 2013, que por cierto terminó violentamente. En su publicación dicen que “ellos son el pueblo” y que marchaban por los niños. Acompañan el tuit con su hashtag  #ONLR (On ne lâche rien, “no renunciamos a nada”) para dejar claro que siguen siendo unos homófobos que además usan como excusa a los niños.

Los miembros de La Manif se caracterizaban por instrumentalizar sin pudor a alguno a sus hijos, y era muy habitual ver a menores de edad  en la cabecera de la marcha o siendo usados directamente como escudos humanos delante de la policía. Tampoco era raro que obligaran a algunos a posar amordazados para representar que, según ellos, el gobierno amordazaba a las familias francesas.

manif-ninos-amordazados

Pues bien, para esos niños también ha pasado el tiempo y ahora uno de ellos, que ya tiene 17 años, ha explicado en Twitter como respuesta al tuit de los homófobos que es gay y que cuando tenía 12 sus padres lo obligaron a repetir consignas que no entendía y a manifestarse en contra de sus propios derechos:

“Un día mis padres me llevaron a una manifestación. Grité eslóganes que no entendía. Tenía 12 años. Aquel día mis padres me llevaron a manifestarme en contra de mis propios derechos. Me pongo enfermo cada vez que vuelvo a pensar en ello”

Su respuesta se hizo rápidamente viral en Francia y por supuesto no faltaron los energúmenos que le respondieron cosas de esas que dicen como que él no es el centro del mundo y que aquella manifestación era sobre no sé qué del interés superior del menor. Como es habitual en esta gente, parece que solo les interesaba el menor cishetero y no los niños gais que estuvieron allí o que vieron como una enorme cantidad de gente se echaba a la calle para decir tonterías sobre lo mucho que les preocupaba un único modelo de familia.

Salvatore continuó explicando que el tipo de personas que van a esta manifestación no le van a dar lecciones (ni a él, ni a nadie) de cómo se debe criar a un hijo:

“Así que no vengáis a explicarnos cómo se debe criar a un niño los que causáis depresiones y ansiedad o los que insultáis, rechazáis y echáis a la calle a vuestros hijos , a los que no sois capaces de amar. Sé que es devastador para ellos.”

En el curiouscat de Salvatore se puede leer el mensaje de otro usuario que dice que sus padres también fueron con él a una de aquellas manifestaciones LGTBfóbicas de 2013, aunque hasta entonces iban de que eran personas muy abiertas de mente.

También le preguntan sobre su salida del armario y qué piensan sus padres de la homosexualidad de su hijo y la respuesta es que están enterados pero que prefieren hacer como que no saben nada. En otras respuestas explica que sus padres no se caracterizan por su apertura mental y que no han cambiado mucho de forma de pensar y que  entonces, con 12 años, aún no tenía muy clara su orientación sexual pero que recuerda una mezcla de emociones autodestructivas al pensar  en aquella manifestación y que había, en general, odio  tremendo en el ambiente.

Ya podéis ver cómo son esas personas que dicen que piensan tanto en los niños…

Fuente | Hornet, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , ,

Italia juzgará a dos activistas gais que se besaron en público durante una protesta LGTBfóbica

Lunes, 12 de febrero de 2018

stefano-bucaioni-antonio-fabrizio-696x464Stefano Bucaioni y Antonio Fabrizio

Stefano Bucaioni y su novio Antonio Fabrizio fueron denunciados, junto con otros activistas, por “quebrantar la paz social” de una concentración LGTBfóbica.

Sorprendentemente, el juzgado ha decidido no archivar la demanda, por lo cual tendrán que ir a juicio.

Últimamente parece que no hacemos más que hablar de un pasado vergonzoso (y muy reciente) de nuestra querida Europa,  en la que a la mínima que rascas la LGTBfobia más vergonzosa sale a la luz.

Ya hemos hablado muchas veces del movimiento homófobo francés La Manif pour tous que fue, entre otras cosas, un experimento para diseñar un sistema organizado de acciones para impedir o retrasar lo más posible la aprobación del matrimonio igualitario en todo el mundo, polarizando además al máximo el debate social. No hemos hablado tanto de uno de sus spin-offs, el de los veilleurs (o vigilantes), que no tienen nada mejor que hacer que estar de pie mucho rato ocupando espacios públicos porque según ellos si el colectivo LGTB+ gana en derechos e igualdad la libertad de expresión y la democracia están en juego.

sentinelle-in-piediLa actividad favorita de los “Sentinelle in piedi” italianos es pasar la tarde fingiendo que leen.

Cuando en Italia se empezaron a debatir dos proyectos de ley, uno contra la homofobia y otro de uniones civiles, a estos grupos que no tienen nada en contra de nosotros pero se pasan el día demostrando todo lo contrario les faltó tiempo para importar toda la maquinaria homófoba francesa.

El equivalente italiano de los veilleurs se hace llamar Sentinelle in piedi y organizaban sus performances de club de lectura callejera para, entre otras cosas, defender la familia tradicional y protestar contra la ley de uniones civiles. Una ley de uniones civiles que, por cierto, ahora el partido de Berlusconi dice que quiere modificar y que es tan light que en teoría debería tener el visto bueno de los colegas europeos de estas personas, esos que en otros países decían que estaban a favor de las uniones civiles para parejas homosexuales y que sólo se oponían a que se llamaran matrimonios.

 A los activistas de Omphalos, una asociación LGTBI de Perugia, no les hacía mucha gracia, como es lógico, ver a esta gente tan desagradable manifestándose en contra de sus derechos en el centro de la ciudad y el 29 de marzo de 2014 acudieron a una de las reuniones “informales” de los Sentinelle para mostrar su desacuerdo. Armados con una pandereta y boas de colores. Os contamos lo de la pandereta porque al parecer su ruido fue tan molesto para los que estaban en su momento de lectura silenciosa que pasó a formar parte del texto de la demanda que presentaron.

Como parte de la protesta Stefano Bucaioni, el presidente de la asociación, se besó con su novio Antonio Fabrizio, algo que por supuesto en Italia no es delito aunque seguramente a los Sentinelle les gustaría que lo fuera.

bacio-gay

Los miembros de Omphalos no tenían permiso para manifestarse en ese momento, aunque imaginamos que tampoco lo habían pedido esos señores que espontáneamente habían aparecido allí.

Como resultado de esta acción los activistas LGTB+ fueron acusados de quebrantar la paz social y en el texto de la demanda se precisa que acudieron a la plaza “cantando y bailando con una gran pandereta, boas de plumas, sombreros y sombrillas multicolores“.

No podía falta el “¿es que nadie va a pensar en los niños?” que siempre tiene que adornar el discurso de los homófobos y continúan diciendo que  uno de los manifestantes “se acercó a otro varón y se besó con él en prolongada concupiscencia en la boca, en medio de Corso Vannucci y en presencia de numerosas familias con niños y jóvenes, muchos de ellos menores de edad, que llenaban el centro de la ciudad en ese momento, escandalizando a los transeuntes“.

perugia-1-480x320Una concentración de Omphalos en la puerta de los juzgados y en los carteles se lee “Denunciad@ por un beso” , “por amor ilegal”, “por ser maravillosa” o “por mi deslumbrante sombrero”

Si ya nos parece totalmente ridículo el texto de la demanda contra la asociación todavía lo es mucho más que el juzgado de Perugia que se ocupa del caso haya decidido continuar adelante con el proceso en lugar de desestimarlo y archivarlo, como de hecho ha ocurrido con otros similares en Italia. En total, serán juzgados seis de los activistas de Omphalos que formaron parte de esta acción en la plaza.

Bucaioni dice que este proceso no tiene ningún sentido pero que acudirán con serenidad y tranquilidad al juicio y que llegados a este nivel de absurdez no esperan menos que una sentencia absolutoria. Tal como ha dicho, “Estábamos ejerciendo nuestro derecho de expresión, previsto en la Constitución italiana, de mostrar nuestro desacuerdo con una manifestación que incitaba al odio contra nosotros. Me parece absurdo tener que explicar que he besado a mi pareja, tendría que encontrar un país occidental en el que estuviera prohibido.

Fuente | Gay.it, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

La Justicia absuelve finalmente a la exministra francesa Christine Boutin, que había sido condenada por calificar la homosexualidad de “abominación”

Sábado, 13 de enero de 2018

Christine-Boutin-2La que fuera ministra de Vivienda de Francia en el Gobierno de Nicolás Sarkozy, Christine Boutin, ha celebrado que la Corte de Casación (Cour de Cassation) haya decidido anular la condena que pesaba sobre ella por calificar la homosexualidad de “abominación”. Para Boutin, “las libertades de expresión y conciencia todavía existen en Francia”. La LGTBfóbica y ultraconservadora exministra (retirada de la política activa desde abril de 2017) se ha librado así de pagar los 5.000 euros que le había impuesto previamente otro tribunal. La Corte de Casación le anula la condena porque su declaración, aunque fue “indignante”, no la entiende como una “exhortación al odio o la violencia contra homosexuales”.

En noviembre de 2016, recogíamos la condena a Christine Boutin, ministra de Vivienda de Francia entre 2007 y 2009 en el Gobierno derechista de Nicolás Sarkozy. En una entrevista publicada en la revista Charles en abril de 2014, Boutin decía que “la homosexualidad es una abominación. Pero no la persona. El pecado nunca es aceptable, pero el pecador siempre ha sido perdonado. Tengo amigos homosexuales”. El Tribunal de Apelaciones de París le imponía una sanción de 5.000 euros por dichas declaraciones. Sin embargo, después de que la homófoba política del del Partido Cristiano-Demócrata francés recurriera la condena, finalmente la Corte de Casación del país galo ha decidido absolverla.

Al conocerse la condena hace poco más de un año, la defensa de la exministra solicitaba su absolución, que finalmente ha conseguido, al considerar que la ofensa de Boutin a la comunidad LGTB es solo “una opinión”. Según el letrado, la sentencia condenatoria “tendrá enormes consecuencias sobre la libertad de expresión”. Ahora, con la anulación de su condena, la propia Boutin ha dicho a través de su cuenta de Twitter que “el más alto tribunal francés confirma que las libertades de expresión y conciencia aún existen en Francia”.

La comunidad igualitaria francesa, encabezada por la Inter-LGTB (parte de la acusación en el enjuiciamiento a Christine Boutin), aseguró en 2016 que  “en un contexto en el que las agresiones LGTBfóbicas están aumentado y no están concluidos los debates sobre la ley del matrimonio para todos, la justicia envía una fuerte señal a la sociedad”. Ahora, con la absolución de la exministra, dejan claro que “para nosotros estaba claro que era incitación al odio, porque lo que dijo la señora Boutin es parte de una cronología, denunciada por Clémence Zamora Cruz, portavoz de la Inter-LGBT. Esta no es la primera vez que [Boutin] hace comentarios extremos sobre homosexuales”.

Por su parte, el activista Jean-Luc Romero, al que citábamos hace poco más de un año en la noticia sobre la condena a Boutin, confiesa sentir “vergüenza” por la decisión de la Corte de Casación de absolverla y lo califica como una “muy mala noticia”.

 

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Los socios alemanes de HazteOír fletan un autobús contra la ley de matrimonio igualitario para pasearlo en los días previos a las elecciones

Miércoles, 6 de septiembre de 2017

demo-fuer-alle-buss-weissLa derecha ultraconservadora y LGTBfoba busca su cuota de protagonismo en las próximas elecciones alemanas. Demo für alle, el movimiento contra las leyes de igualdad LGTB inspirado en la tristemente exitosa Manif pour tous francesa, ha presentado una campaña contra el matrimonio igualitario. Los medios empleados recuerdan ostensiblemente a los de sus correligionarios de HazteOír en España, y de hecho su marca internacional, CitizenGo, aparece también como promotora. La organización pretende pasear un autobús con mensajes contra la igualdad LGTB, que circularía por varias ciudades alemanas en los días previos a los comicios del próximo 24 de septiembre.

La campaña de odio LGTBfobo de HazteOír y sus acólitos internacionales salta una nueva frontera. Bajo el paraguas de CitizenGo, el movimiento Demo für alle ha presentado un boceto del autobús que pretende hacer circular por varias ciudades alemanas en plena campaña electoral. El diseño revela su fuente de inspiración: color naranja y las imágenes esquemáticas de una pareja de distinto sexo y de la misma con dos hijos como únicos modelos válidos de matrimonio y familia, respectivamente. Debajo, la traducción casi literal al alemán de una frase del autobús tránsfobo de HazteOír: “¡Que no te confundan!”.

Los promotores pretenden mostrar el vehículo en diez ciudades alemanas, empezando por Múnich el próximo miércoles, donde el movimiento Vielfalt statt Einfalt (“Diversidad en lugar de ignorancia”) ya ha convocado una concentración de protesta. La comitiva se cerraría en Berlín el día 15. Allí quieren entregarle a la canciller Angela Merkel una petición, firmada previsiblemente por más de 220.000 personas, para que “el matrimonio siga siendo matrimonio”. Entre los principales responsables de este “autobús de la libertad de opinión” se encuentra Hedwig von Beverfoerde, que ha colaborado estrechamente con la eurodiputada ultraconservadora de Alternativa para Alemania (AfD) Beatrix von Storch.

El vínculo entre Demo für alle y la extrema derecha de AfD se remonta a la movilización contra los programas de diversidad afectivo-sexual en los centros educativos tramitados por varios estados alemanes. La organización LGTBfoba es un calco de la Manif pour tous francesa, aunque afortunadamente no haya llegado al mismo nivel de agitación y virulencia en las calles. El movimiento retoma ahora su campaña contra el matrimonio igualitario, aprobado por el Bundestag hace dos meses. Con la probable intención de reintroducir un tema por ahora prácticamente ausente en la campaña para las elecciones generales del próximo 24 de septiembre.

Parece claro que la derecha más ultramontana no renuncia a replicar tácticas empleadas en otros países con el objetivo de atraer el foco mediático e intentar introducir en el debate político su agenda reaccionaria. En España, HazteOír reaparecía hace un mes para ensuciar el debate sobre la ley de igualdad LGTB, envalentonada por la impunidad judicial y la pasividad del Gobierno (que la sigue considerando entidad de utilidad pública). Autobuses con mensajes de odio tránsfobo llegaron también a Nueva York, con el patrocinio de la Organización Nacional para el Matrimonio (NOM), y a Bogotá. Su presencia en la capital de Colombia dejó de nuevo clara la intención de influir en la agenda política al coincidir con el rechazo parlamentario a un referéndum contra la adopción homoparental.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Matrimonio póstumo entre Xavier Jugelé, el policía asesinado en París, y su viudo Étienne Cardiles

Viernes, 2 de junio de 2017

etienne-cardiles-y-xavier-jugele-300x154Según ha informado Le Parisien, Étienne Cardiles ha contraido matrimonio a título póstumo con Xavier Jugelé, el policía asesinado el pasado abril en París en un atentado que fue reivindicado por el Estado Islámico. Jugelé, abiertamente gay, era miembro de la asociación LGTB de policías y gendarmes Flag !, y su pareja Étienne Cardiles (al que se encontraba unido civilmente) fue objeto de atención gracias al emotivo discurso que pronunció en el homenaje que Francia dedicó a Jugelé. Un discurso que Le Monde calificó como “lección de dignidad y civismo”, que dió la vuelta al mundo y del cual nos hicimos eco en su integridad. Ahora Cardiles y Jugelé ya son oficialmente esposos, gracias a una figura legal, la del “matrimonio póstumo”, que el Estado francés permite en circunstancias especiales. 

La ceremonia de matrimonio entre Cardiles y Jugelé se celebró este martes en el Ayuntamiento del Distrito XIV de París. Fue un acto discreto, que no se anunció previamente, y en el cual estuvieron presentes el expresidente François Hollande (que presidió el homenaje de Estado a Jugelé) y la alcaldesa de París, la socialista de origen gaditano Anne Hidalgo.

Francia es uno de los pocos países que permiten a día de hoy la celebración de matrimonios póstumos, aunque solo en casos expresamente autorizados por el presidente de la República (artículo 171 del Código Civil francés). La fecha oficial de boda es, en este caso, el día anterior al del fallecimiento del cónyuge difunto (en este caso, el 19 de abril). Todo apunta a que fue el propio François Hollande el que, antes de ceder la presidencia a su sucesor Emmanuel Macron, autorizó la boda.

El profundo simbolismo de una boda

La boda de Étienne Cardiles y Xavier Jugelé, además de una ceremonia que en el plano privado muy posiblemente haya confortado a Cardiles y a los seres queridos de ambos, supone además un espaldarazo simbólico al matrimonio igualitario, cuyo proceso de aprobación en Francia ha sido el más convulso de entre todos los países que lo han hecho por vía parlamentaria, debido a la fortísima oposición de la derecha política y social francesa. Nunca hasta entonces las fuerzas homófobas se habían organizado de una forma tan efectiva, dando lugar al nacimiento de fenómenos como La manif pour tous o Sens commun, su articulación política, que fue capaz por ejemplo de situar al homófobo François Fillon como candidato de Los Republicanos, el principal partido de la derecha francesa, a las elecciones presidenciales en lugar del moderado y mucho más favorable a los derechos LGTB Alain Juppé (una elección que vista de forma retrospectiva seguramente costó la presidencia a Los Republicanos).

Por no recordar lo que sucedió en su momento, cuando cientos de miles de manifestantes se movilizaron con un discurso muy duro mientras florecía un ambiente inaudito de crispación y violencia, hasta el punto de que las agresiones homófobas se incrementaron en un 78% durante ese periodo. Locales de ambiente violentados, constantes enfrentamientos con la policía, la jerarquía católica culpando a las víctimas de ser los causantes de la violencia, la agresividad en los discursos de los políticos opuestos al proyecto de ley sobrepasando todas las barreras… La amenaza de la entonces portavoz de la Manif pour tous, la cómica Frigide Barjot, de que correría la sangre, se convirtió en realidad. En dosmanzanas tuvimos que informar de agresiones como la sufrida por una pareja gay en Parísla muerte por una paliza de un joven antifascista y participante en manifestaciones contra la discriminación o ataques a militantes LGTB por parte de fanáticos.

Hoy todo aquello parece un mal sueño, pero sucedió en realidad y dejó un poso de odio que costará mucho eliminar. De hecho, según una encuesta conocida poco antes de que Hollande abandonase la presidencia, los franceses solo “salvan” dos de sus logros: la lucha contra el terrorismo y la aprobación del matrimonio igualitario, ambos con un 54% de apoyo. Este último, de hecho, es considerado por la mitad de los franceses como el logro principal de su presidencia.

 

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Una economista abiertamente lesbiana, cabeza de cartel de la extrema derecha de AfD para las elecciones alemanas

Viernes, 28 de abril de 2017

afd-koeln-alice-weidelNo hay nada peor que una víctima que defienda a sus verdugos…

Entre la estrategia política y el cinismo absoluto: Alternativa para Alemania (AfD), partido de derecha reaccionaria, ha elegido a una candidata abiertamente lesbiana como cabeza de cartel para las próximas elecciones generales, junto a un exmiembro de la CDU. Alice Weidel, unida civilmente a otra mujer y con dos hijos, defenderá un programa que pretende, entre otras cosas, acabar con la educación en la diversidad afectivo-sexual y blindar la discriminación de las parejas del mismo sexo.

Los partidos políticos alemanes calientan motores para las elecciones generales del próximo mes de septiembre. El pasado fin de semana, Alternativa para Alemania celebró su congreso en Colonia. Además de discutir el programa electoral, los miembros del partido de extrema derecha eligieron a sus dos cabezas de cartel, que serán las caras más visibles durante la campaña. Tras la renuncia de la líder Frauke Petry a presentarse, la formación escogió a Alexander Gauland, exmiembro de la CDU con la que ocupó diversos cargos públicos, y a Alice Weidel, economista afiliada a la AfD desde 2013.

Especialmente llamativo es el caso de Weidel. De 37 años de edad, unida civilmente a otra mujer y con dos hijos, su designación choca frontalmente con las posiciones indisimuladamente LGTBfobas del partido. En el programa electoral acordado, la AfD aboga por la promoción de la “familia tradicional” como “modelo” a seguir, invocando para ello la “protección especial” que establece la Constitución alemana para la familia y el matrimonio. Dos instituciones en las que, para la formación ultraconservadora, no caben modelos diferentes del tradicional.

La educación en la diversidad afectivo-sexual es otro de los caballos de batalla de la AfD. El programa apela a terminar con lo que califican de “adoctrinamiento político-ideológico” y condena la enseñanza positiva de la homosexualidad y la transexualidad y lo que ellos llaman “ideología de género” (“Gender-Mainstreaming”). “La escuela no debe convertir a nuestros hijos en un juguete de las inclinaciones sexuales de una minoría ruidosa”, llega a afirmar el documento.

Weidel se suma ahora a otros dirigentes LGTB en partidos de extrema derecha. Por ejemplo Florian Philippot, vicepresidente del Frente Nacional francés, cuya homosexualidad reveló una revista. El holandés Pim Fortuyn, asesinado en 2002, es otro caso. E incluso se discutió mucho sobre la orientación del austriaco Jörg Haider, presidente del FPÖ fallecido en 2008, después de que un hombre asegurara haber sido su pareja durante muchos años. Por el momento, la flamante candidata de AfD no se ha pronunciado sobre los postulados de su partido con respecto a la realidad LGTB.

Lo que está claro también es que hay una parte de los homosexuales que se sienten atraídos por el discurso islamófobo de las formaciones de extrema derecha en auge en Europa. Recientemente nos referíamos a este fenómeno, confirmado por alguna encuesta con motivo de la clasificación de Marine Le Pen para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas. Y aventuramos que la AfD no va a dudar en intentar zafarse de las acusaciones de LGTBfobia utilizando a su candidata lesbiana.

El preocupante ascenso de la AfD en Alemania

El ascenso continuado de la AfD, que a pesar de un cierto estancamiento en los últimos meses sigue en tercera posición en las encuestas, es una pésima noticia para la comunidad LGTB alemana. La formación se apuntó con entusiasmo al movimiento homófobo Demo für alle, un calco de la francesa Manif pour tous que lucha contra la educación en la diversidad afectivo-sexual en las escuelas alemanas. El plan educativo propuesto por el Gobierno regional de Baden-Wurtemberg provocó la ira de los ultraconservadores por incluir entre sus objetivos la “aceptación de la diversidad sexual”. La Demo für alle llevó a cabo una serie de manifestaciones en las cuales participó activamente el partido derechista.

Bajo la dirección de Frauke Petry, la formación también ha hecho causa común con el movimiento islamófobo Pegida. Con el debate sobre la llamada crisis de los refugiados todavía candente, la AfD obtuvo sus mayores éxitos hasta la fecha en las elecciones regionales celebradas en marzo de 2016. Plenamente establecidos como un nuevo actor de la política alemana, la AfD presentó también en marzo del año pasado su programa marco para las próximas citas electorales, que ahora han desarrollado.

Mientras tanto, las declaraciones LGTBfobas se fueron sucediendo: en abril del año pasado, una representante de la AfD sugería que los hijos de las parejas del mismo sexo son más propensos a convertirse en criminales. Unos meses después, un diputado del parlamento regional de Sajonia-Anhalt lanzaba una exclamación, matizada después, a favor del encarcelamiento de la población LGTB en Alemania. En resumen, una formación que, si se confirman los pronósticos, traerá consigo una derechización de la política alemana y abrirá un panorama aún más sombrío para los derechos LGTB en el país más poblado y económicamente poderoso de la Unión Europea.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

#Conmishijosnotemetas: La ciudad de Lima se llena de carteles homófobos

Martes, 17 de enero de 2017

conmishijosnotemetas-peru-750x400El colectivo #conmishijosnotemetas trata de impedir que se hable de diversidad en las escuelas de Perú.

Cada país tiene su grupo de “defensores de la familia”. Aquí tenemos al Foro de la Familia junto a su satélite de HazteOir, en Francia está la Manif pour tous, en Estados Unidos las One Million Moms… y en Perú los de #conmishijosnotemetas, que están intentando evitar que se hable de diversidad en las aulas peruanas, tal y como pretende el gobierno con su nuevo programa de educación que comenzará a implantarse este mismo año.

¿Sus argumentos? Los de siempre: que si el matrimonio es entre un hombre y una mujer, que si los derechos de los niños, el adoctrinamiento, blablabla. La verdad es que esta gente es muy mala dando excusas. Eso sí, como siempre todo disfrazado de palabras amables y buenrollistas. Ellos mismos se definen como “Un colectivo civil formado por ciudadanos responsables, que buscan un desarrollo y crecimiento sano para sus hijos”. Para sus hijos heterosexuales y cisexuales porque claro, esta gente no tiene hijos LGTB. ¿Cómo va a ser eso posible si se han educado en un entorno heterosexual y de recta moral?

Y como esta gente debe tener mucho tiempo libre, el lunes pasado se dedicaron a colgar carteles con su lema por las principales vías de Lima. Eso sí, en unos preciosos azul niño y rosa niña.

conmishijosnotemetas1-520x298

conmishijosnotemetas2-520x390

conmishijosnotemetas3-520x293

Como ya sabes, a los defensores de la familia les encanta salir a la calle a manifestarse. Y estos no iban a ser menos. El pasado mes de diciembre salieron a la calle para decir que no son homófobos pero que sus hijos van a ser muy heterosexuales todos.

Hasta han hecho un video dirigido a Pedro Pablo Kuczynski, presidente del país, que da mucha vergüenza ajena porque parecen una caricatura de si mismos cuando hablan de que “la ideología de género quiere distorsionar la sexualidad de los niños”.

Eso sí, parece que las autoridades no les están haciendo mucho caso.

Fuente EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

La derecha francesa elige como candidato a la presidencia a Fillon, que ha hecho de la oposición a los derechos LGTB una de sus señas de identidad

Miércoles, 30 de noviembre de 2016

francois-fillonDeprimente panorama el que ofrece Francia por lo que a la futura evolución de los derechos LGTB se refiere tras el triunfo del muy conservador François Fillon en las primarias de Los Republicanos, el gran partido de la derecha francesa. El que hasta hace solo unas semanas era principal favorito, y “esperanza” del activismo LGTB, Alain Juppé, ha sido claramente derrotado en la segunda vuelta. Fillon será, por tanto, el que con casi total seguridad se enfrentará a Marine Le Pen, la candidata del ultraderechista Frente Nacional, en la ronda definitiva de las elecciones presidenciales francesas, que se celebrarán el próximo 7 de mayo (siempre que en la primera vuelta, que se celebra dos semanas antes, ningún candidato obtenga más del 50% de los votos). 

Hace una semana hacíamos un primer análisis de lo sucedido después de la derrota en la primera vuelta del expresidente Nicolas Sarkozy, que quedó en tercera posición pese a que parecía destinado a ser él el que se enfrentase a Juppé. Pero en las últimas semanas la candidatura de Fillon creció como la espuma, arrastrado, en buena parte, por el empuje del sector más ultraconservador de la derecha francesa, representado por Sens commun, un movimiento político nacido al calor de las movilizaciones contra la aprobación del matrimonio igualitario.

Movimiento al que Sarkozy, que hasta hace unos meses se había significado precisamente por su oposición al matrimonio igualitario, defraudó al hacer público su cambio de opinión sobre el tema en un libro en el que repasaba su trayectoria política. Allí lamentaba “vivamente” no haber cumplido su viejo compromiso de aprobar la unión civil entre parejas del mismo sexo cuando pudo hacerlo, y respecto al matrimonio igualitario, defendió que aunque debería haber sido decidido en referéndum, una vez aprobado no había lugar a dar marcha atrás. “Es un punto sobre el que, lo asumo, he evolucionado”, afirmaba.

El giro de Sarkozy decepcionó a los activistas homófobos de La manif por tous y de Sens commun, que a la larga acabaron por abandonarle y dar su apoyo expreso al que había sido su primer ministro entre 2007 y 2012, el muy conservador y católico François Fillon. Un político profundamente anti-LGTB, que a diferencia de Sarkozy (y por supuesto de Juppé), ha seguido presentándose durante todo este tiempo como un ferviente opositor al matrimonio igualitario. Una actitud que le viene de lejos: ya en 1982 se opuso a igualar la edad de consentimiento para mantener relaciones homosexuales a la de las relaciones heterosexuales, mientras que en 1999 se opuso al PACS (Pacte Civile de Solidarité, la limitada ley de parejas que antecedió al matrimonio igualitario).

Fillon, que de hecho se ha mostrado orgulloso de “seguir diciendo lo mismo, a diferencia de otros” ha prometido “reescribir” la ley de matrimonio igualitario para modificar los aspectos relativos a la homoparentalidad. En concreto, su propuesta es eliminar la posibilidad de adopción plena por parejas del mismo sexo (mantendría solo la “adopción simple”, una fórmula de acogida de niños que seguirían manteniendo los vínculos de parentalidad con sus padres biológicos). Así lo recalcó, de hecho, en el debate televisado con Juppé que tuvo lugar la pasada semana. Otras propuestas que el entorno de Fillon ha barajado serían legislar para hacer aún más explicita la ya vigente prohibición del acceso a las técnicas de reproducción asistida a las parejas del mismo sexo y a las mujeres sin pareja masculina, así como impedir el registro de hijos nacidos por gestación subrogada en países extranjeros (aunque en este caso la modificación legal chocaría con la jurisprudencia europea: el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado ya dos veces a Francia por esa razón).

El derrotado, un centrista moderado favorable al matrimonio y a la adopción

El gran derrotado de las primarias de la derecha francesa es Alain Juppé, alcalde de Burdeos, un político moderado que en su momento no presentó su candidatura a la presidencia del partido (que ganó Sarkozy) y que prefirió jugar la carta de las primarias, pensando que un escenario “abierto” a todos los ciudadanos, y no solo a los militantes, le daría ventaja.

De hecho, es cierto que durante todo este tiempo Juppé parecía favorito frente a Sarkozy. Lo que era una buena noticia para el colectivo LGTB, dado el giro pro-LGTB que Juppé había experimentado en el pasado. Juppé comenzó su “proceso” publicando en octubre de 2012 una entrada en su blog en la que contaba que después de reunirse con activistas LGTB comprendía sus puntos de vista, añadiendo que aunque él hubiera preferido una ley de unión civil no se oponía al matrimonio igualitario. Con posterioridad afirmó ya con claridad que el matrimonio igualitario estaba integrado en la sociedad francesa y se declaró opuesto a la reescritura de la ley, para finalmente, en noviembre de 2014, declararse además favorable a la adopción homoparental después de un proceso de “madura reflexión”.

Por desgracia, los electores franceses (las primarias estaban abiertas a todos los ciudadanos, y no solo a los militantes republicanos) han castigado a Juppé y han preferido, para disputar la presidencia a Marine Le Pen, un candidato más próximo a la extrema derecha que esta representa.

Salvo improbable sorpresa, un futuro oscuro en materia LGTB

Está por ver cómo afecta esta nueva variable a la situación política. Los hay que piensan que Fillon será capaz, con su discurso ultraconservador en lo social, de quitar votantes a Le Pen. Nosotros no lo tenemos tan claro. De hecho, como en otras ocasiones hemos comentado, el Frente Nacional de Le Pen se cuidó mucho de no tener un gran protagonismo en las protestas contra el matrimonio igualitario, y nunca ha querido hacer de su oposición a los derechos LGTB un eje llamativo de su discurso (lo que no quiere decir, por supuesto, que no exista). Por el contrario, los vínculos entre el pujante movimiento surgido de las protestas contra el matrimonio igualitario con el sector más conservador de Los Republicanos (antes UMP) eran ya muy evidentes. Y más que en el votante ultracatólico, Le Pen quiere cazar votos en el que tradicionalmente era el caladero de la izquierda, las clases obreras, azuzando para ello un discurso anti-Unión Europea, antiinmigración y a favor de un “proteccionismo inteligente”. No nos parece tan claro que ese voto vaya a sentirse más atraído por Fillon (neoliberal en lo económico) que por Le Pen… Lo que sí nos parece es que las personas que voten en clave LGTB no tendrán especiales motivos para decidirse en favor de uno u de la otra si es que ellos son los candidatos finales (a la espera, por supuesto, de que se formalicen los programas electorales).

Un panorama muy oscuro en materia LGTB, en definitiva. Lo que no supone una especial sorpresa: ya hace tiempo que los propios socialistas franceses, desfondados tras el “esfuerzo” que les supuso aprobar el matrimonio igualitario, dejaron de lado al colectivo LGTB tras la incorporación como primer ministro de Manuel Valls. En febrero del año pasado nos hacíamos eco, por ejemplo, de como la propia ministra francesa de Familia, Infancia y Derechos de las Mujeres, Laurence Rossignol, confirmaba la renuncia a modificar la vergonzante ley que impide a las parejas de mujeres o a las mujeres sin pareja acceder a la reproducción asistida. “No quiero que se diga que la izquierda promueve debates sociales para distraer la atención, como fue el caso durante el debate sobre el matrimonio igualitario”, justificó.

De hecho, el único avance que se ha producido en este tiempo, la aprobación de una nueva normativa para la modificación de la referencia al sexo legal en el Registro Civil, ha sido decepcionante, al mantener el proceso bajo tutela judicial“El peor texto escrito nunca en el mundo sobre el cambio registral de las personas transgénero”, la calificó la Fédération LGBT francesa.

En cualquier caso, todos los analistas dan por hecho que ni el candidato socialista, sea el que sea, ni el que presenten las fuerzas a su izquierda logrará pasar a la segunda vuelta (así lo prevén todas las encuestas, y no parece que en este caso vayan a fallar). Salvo en el improbable caso de que en los próximos meses la situación política francesa dé un vuelco…

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El triunfo de François Fillon en las primarias de la derecha francesa augura tiempos oscuros en materia LGTB

Martes, 22 de noviembre de 2016

francois-fillonPues nada… Aviso a navegantes… Los que dicen que derecha e izquierda son iguales y se resisten a votar a una izquierda moderada ya que ellos son tan puros, revolucionarios y arcangélicos, al final tendrán que votar a la derecha para que el fascismo de Marine Le Pen no salga vecedor… Los “puros” que hicieron posible el ascenso del Nazismo con todas sus consecuencias y que vivieron tan campantes mientras no les tocó a ellos… Es tan maravillosos ser “puro” mientras eres “intelectual” o “profesor de la Uni”, tienes un patrimonio inmobiliario enorme pero eres muy revolucionario y no te embargan ni te desahucian… pero eso sí, “puro“, muy “puro“… Y la derecha sigue gobernando… recortando… ciscándose en el pueblo soberano… Y los “puros“… muy “puros“…

Malas noticias para los derechos LGTB, otra vez. El resultado de la primera vuelta de las elecciones primarias de Los Republicanos, el gran partido de la derecha francesa, ha arrojado como inesperado vencedor a François Fillon, cuyas posturas contrarias al matrimonio igualitario y a la homoparentalidad son bien conocidas. El que era principal favorito, y “esperanza” del activismo LGTB, Alain Juppé, ha quedado en segunda posición, pero a una importante distancia de Fillon, y sus opciones parecen ya pocas una vez que el tercero en discordia, Nicolas Sarkozy, ha anunciado su apoyo a Fillon en la segunda vuelta.

El resultado de las primarias de Los Republicanos es de gran importancia: de ellas saldrá el candidato que con casi total seguridad se enfrentará a Marine Le Pen, la candidata del ultraderechista Frente Nacional, en la ronda definitiva de las elecciones presidenciales francesas, que se celebran el próximo 7 de mayo (siempre, claro está, que en la primera vuelta, que se celebra dos semanas antes, ningún candidato obtenga más del 50% de los votos). Todos los analistas dan por hecho que ni el candidato socialista, sea el que sea, ni el que presenten las fuerzas a su izquierda logrará pasar a la segunda vuelta (así lo prevén todas las encuestas, y no parece que en este caso vayan a fallar).

Hasta hace apenas unos días, se consideraba que la batalla en el seno de Los Republicanos era básicamente cosa de dos, Nicolas Sarkozy y Alain Juppé. Ya lo mencionábamos en una entrada publicada hace ahora dos años, en la que recogíamos las profundas divergencias en materia LGTB entre Sarkozy, que por aquel entonces prometía derogar el matrimonio igualitario si llegaba al poder, y Juppé, que se había posicionado claramente a favor del matrimonio igualitario y de la adopción homoparental. “He dicho que la ley debe ser reescrita de cabo a rabo, pero si preferís digo que lo hay que hacer es derogarla para hacer una nueva, en francés es lo mismo. Si así os parece mejor, eso cuesta poco”, declaraba por entonces el expresidente Sarkozy en un acto de Sens commun, un movimiento político ultraconservador nacido al calor de las movilizaciones contra el matrimonio igualitario y vinculado a la que entonces aún se llamaba UMP. Sarkozy consiguió poco después hacerse con la presidencia de esta fuerza política, que pocos meses después cambiaría su nombre a “Los Republicanos”.

Ya por entonces se consideraba que el gran rival de Sarkozy sería Juppé, alcalde de Burdeos, un político moderado y muy popular, que no presentó su candidatura a la presidencia del partido y que prefirió jugar la carta de las primarias, pensando que un escenario “abierto” a todos los ciudadanos, y no solo a los militantes, le daría ventaja. De hecho durante todo este tiempo Juppé parecía favorito frente a Sarkozy. Lo que era una buena noticia para el colectivo LGTB, dado el giro pro-LGTB que Juppé habia experimentado. El alcalde de Burdeos comenzó su “proceso” publicando en octubre de 2012 una entrada en su blog en la que contaba que después de reunirse con activistas LGTB comprendía sus puntos de vista, añadiendo que aunque él hubiera preferido una ley de unión civil no se oponía al matrimonio igualitario. Con posterioridad afirmó ya con claridad que el matrimonio igualitario estaba integrado en la sociedad francesa y se declaró opuesto a la reescritura de la ley, para finalmente, en noviembre de 2014, declararse además favorable a la adopción homoparental después de un proceso de “madura reflexión”.

François Fillon, la sorpresa… desagradable

Nouveau nom de l'UMP, nouveau logo possible.

Nouveau nom de l’UMP, nouveau logo possible.

El propio Nicolas Sarkozy, que pese a su alto grado de conocimiento fuera de Francia nunca fue en realidad favorito para repetir como presidente del país, hizo su propio viraje en materia LGTB (bastante menos ambicioso que el de Juppé). El pasado enero hacía pública su nueva opinión sobre el tema en un libro en el que repasaba su trayectoria política: lamentaba “vivamente” no haber cumplido su viejo compromiso de aprobar la unión civil entre parejas del mismo sexo cuando pudo hacerlo, y respecto al matrimonio igualitario, defendió que aunque debería haber sido decidido en referéndum, una vez aprobado no había lugar a dar marcha atrás. “Es un punto sobre el que, lo asumo, he evolucionado”, afirmaba. Un giro, por cierto, que causó estupor entre los activistas homófobos de La manif por tous y de Sens commun.

Activistas que por cierto se cuentan entre los que han acabado dando su apoyo a un tercer candidato, el derechista François Fillon, por el que nadie daba un duro hace solo unas semanas pero que ha subido como la espuma conforme se acercaba el día de la votación. Las encuestas previas a la votación de este domingo, de hecho, le daban prácticamente empatado con Sarkozy en el segundo puesto, y con posibilidades de quitarle el puesto a este. No solo ha sido así, sino que Fillon se ha impuesto con rotundidad, al obtener el 44,2% de los votos, frente al 28,3% de Juppé y el 20,8% de Sarkozy. La segunda vuelta de las primarias será, por tanto, entre Fillon y Juppé, pero el primero se perfila como gran favorito, y no solo por su ventaja de 16 puntos. El propio Sarkozy le ha dado ya su apoyo explícito frente a Juppé. Solo una grandísima movilización del voto de izquierda (recordemos que las primarias de Los Republicanos están abiertas a toda la ciudadanía) podría impedir su victoria, algo que no parece muy probable.

¿Por qué creemos que la elección de Fillon es una mala noticia? En primer lugar, porque el que fuese primer ministro de Sarkozy entre 2007 y 2012, a diferencia de Juppé e incluso del propio Sarkozy, sigue presentándose como opositor al matrimonio igualitario. No es de extrañar: ya en 1982 se opuso a la despenalización de la homosexualidad, al igual que en 1999 se opuso al PACS (Pacte Civile de Solidarité, la limitada ley de parejas que antecedió al matrimonio igualitario).

Fillon, que de hecho se muestra orgulloso de “seguir diciendo lo mismo, a diferencia de otros” en esta materia ha prometido “reescribir” la ley de matrimonio igualitario para modificar los aspectos relativos a la homoparentalidad. En concreto, eliminaría la posibilidad de adopción plena por parejas del mismo sexo (mantendría solo la “adopción simple”, una fórmula de acogida de niños que seguirían manteniendo los vínculos de parentalidad con sus padres biológicos). También se legislaría para hacer aún más explicita la ya vigente prohibición del acceso a las técnicas de reproducción asistida a las parejas del mismo sexo y a las mujeres sin pareja masculina, y se impediría el registro de hijos nacidos por gestación subrogada en países extranjeros (aunque en este caso la modificación legal chocaría con la jurisprudencia europea: el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado ya dos veces a Francia por esa razón).

Veremos qué sucede el próximo domingo, 27 de noviembre, en la segunda vuelta de las primarias. Pero si como parece Fillon se convierte en el candidato de Los Republicanos frente a Marine Le Pen, las personas que voten en clave LGTB no tendrán especiales motivos para decidirse en favor de uno u otro candidato. Una situación que augura, en cualquier caso, tiempos oscuros para los derechos LGTB en Francia.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Se ratifica la multa de 5.000 euros a la ex ministra de Sarkozy Christine Boutin, por decir que ‘la homosexualidad es una abominación’

Martes, 15 de noviembre de 2016

Christine-Boutin-2Merecida condena para la diputada Christine Boutin, del Partido Cristiano-Demócrata (asociado en la coalición conservadora de Nicolás Sarkozy). La que fuera ministra de Vivienda de Francia entre 2007 y 2009 afirmó en una entrevista que “la homosexualidad es una abominación. Pero no la persona. El pecado nunca es aceptable, pero el pecador siempre ha sido perdonado. Tengo amigos homosexuales”. Estas palabras fueron publicadas en la revista Charles en abril de 2014. Ahora, Boutin tendrá que pagar por ellas a instancias de la Justicia francesa.

Aunque algunos medios ultraderechistas agitan la bandera de la “libertad de expresión y pensamiento” para descalificar la decisión de la Justicia francesa de condenar a Christine Boutin, lo cierto es que es una magnífica noticia. La que fuera ministra de Vivienda de Francia en el Gobierno de Nicolás Sarkozy, y fundadora del Partido Demócrata Cristiano, radicalmente contraria a la igualdad y a los derechos humanos de las personas LGTB, tendrá que pagar 5.000 euros por su discurso de “incitación pública al odio o la violencia”. En una entrevista publicada en 2014, Boutin espetó que “la homosexualidad es una abominación”. Si bien la cuantía económica no es demasiado significativa para alguien de su nivel económico, su condena legal “envía una fuerte señal a la sociedad”, defiende la federación Inter-LGTB.

Esta ex líder conservadora francesa ha sido multada con 5.000 euros por ‘incitación al odio o la violencia pública contra las personas LGBTI”. La cosa viene de lejos, un tribunal de París dictó sentencia el 17 de diciembre de 2015 contra Christine Boutin, ex-presidenta del Partido Demócrata Cristiano, por decir en abril de 2014 que “la homosexualidad es una abominación”. Boutin,  también deberá pagar 2.000 euros en concepto de ‘reparación de daños’ a dos grupos LGBTI, Mousse y Le Refuge. “Esta decisión sienta un precedente por varias razones. Ya no es posible escapar a la responsabilidad penal por hacer comentarios homófobos bajo el disfraz del discurso religioso”, dijo Etienne Deshoulières, el abogado del grupo LGBTI Mousse.

repositorio_obj_9225_1450869993En el año 2014 en unas declaraciones a la revista Charles, el 2 de abril de 2014, esta señora se refirió así a la homosexualidad: “yo jamás he condenado a un homosexual. La homosexualidad es una abominación. Pero no la persona. El pecado nunca es aceptable pero el pecador siempre está perdonado”. Y así, citando la Biblia, o eso dice ella, se quedó tan campante.

Durante el juicio, Christine Boutin dijo no haber cambiado de opinión, “pero esto no significa que yo condene a las personas homosexuales. No era consciente del daño que podían provocar mis palabras. Desde entonces no las he repetido”, explicaba la ex ministra homófoba.

La ley que condena la incitación al odio por orientación sexual en Francia es de 2004. “Prácticamente no hay jurisprudencia es por eso que la decisión se ha retrasado varios meses”, explicó el fiscal.

Boutin anunció en Twitter su intención de apelar pero la multa ha sido confirmada por la Corte de Apelaciones de París que ha ratificado una sentencia anterior. Además deberá abonar 2000 como indemnización a dos asociaciones LGTB que se habían presentado como acusación particular.

La defensa de la exministra, en cambio, solicitaba su absolución al considerar que la ofensa de Boutin a la comunidad LGTB es solo “una opinión”. Según el letrado, la sentencia condenatoria “tendrá enormes consecuencias sobre la libertad de expresión”. Pues bien, esperemos que así sea cuando este derecho colisione con otros derechos fundamentales de las personas LGTB.

Para la comunidad igualitaria francesa, encabezada por la Inter-LGTB (parte de la acusación en el enjuiciamiento a Christine Boutin), “en un contexto en el que las agresiones LGTBfóbicas están aumentado y no están concluidos los debates sobre la ley del matrimonio para todos, la justicia envía una fuerte señal a la sociedad”.

Por su parte, el activista Jean-Luc Romero ha publicado en su cuenta de Twitter un mensaje en el que responde a Christine Boutin que “no somos ninguna abominación y no creo que vuestro Dios aprueba vuestra labor”.

Por supuesto,  los medios de derechas han puesto el grito en el cielo asegurando que se trata de un atentado a la libertad de expresión, a las creencias personales,  a la libertad religiosa y a todas esas cosas de ciencia ficción a las que se aferran y usan como excusa para justificar su odio,  discriminación y desprecio.

La Justicia francesa: una de cal y otra de arena

Hace solo unos días, nos hacíamos eco de otra noticia relacionada con la Justicia de Francia, en ese caso perjudicial para la comunidad LGTB. El Tribunal de Apelaciones de París, el mismo que ha dictado sentencia contra la exministra Boutin, condenaba por injurias a una asociación LGTB por calificar a la Manif pour tous de grupo homófobo.

El citado tribunal ha dictaminado que tildar a la Manif pour tous de grupo homófobo constituye un delito de injurias públicas. Por ello, condena a la antigua presidenta de la asociación de defensa de los derechos LGTB Act Up-Paris a una multa de 800 euros más el pago de las costas judiciales. La sentencia entra en conflicto con una anterior del mismo tribunal, que desestimó una denuncia por injurias presentada también por la Manif pour tous. Desde Act Up-Paris comunicaron que presentarían un recurso de casación, dada la injusticia de negar a las personas LGTB el derecho a dar el nombre apropiado a quienes abogan por discriminarles.

Sin embargo ahora tenemos una duda: Si en Francia ahora es delito decirle a un homófobo que era homófobo,  entonces… ¿Ahora pueden condenar a la Corte de Apelaciones por lo mismo? Entraríamos en un bucle espaciotemporal para el que no estamos preparados.

Fuente: France Info, vía EstoyBailando/Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Llamar “homófobo” a un homófobo es ahora delito en Francia: El Tribunal de Apelaciones de París condena por injurias a una asociación LGTB por calificar a la “Manif pour tous” de grupo homófobo

Jueves, 10 de noviembre de 2016

4500846_7_e556_dans-la-manif-pour-tous-dimanche-apres-midi_224cb858e01d83750f784fc9ba917927Un juzgado francés considera que llamar “homófobos” a los organizadores de la manifestación homófoba La Manif Pour Tous es un delito de “difamación”.

Graves noticias para los defensores de los derechos LGTB en Francia. El Tribunal de Apelaciones de París ha dictaminado que calificar a la Manif pour tous de grupo homófobo constituye un delito de injurias públicas. Por ello, ha condenado a la antigua presidenta de la asociación de defensa de los derechos LGTB Act Up-Paris a una multa de 800 euros más el pago de las costas judiciales. La sentencia entra en conflicto con una anterior del mismo tribunal, que desestimó una denuncia por injurias presentada también por la Manif pour tous. Desde Act Up-Paris han comunicado que presentarán un recurso de casación, dada la injusticia de negar a las personas LGTB el derecho a dar el nombre apropiado a quienes abogan por discriminarles.

La Manif Pour Tous es el nombre que se han puesto los colectivos homófobos que organizan las manifestaciones homófobas (que venga un juzgado francés a decirme lo contrario) que protestan contra el matrimonio igualitario y la adopción por parte de parejas homosexuales, niegan las “teorías de género” y se oponen a los derechos de las personas trans. Así que oye, bien pensado, no deberíamos llamarla manifestación homófoba, sino LGTBfóbica. O Todófoba, que también les queda bien. Ah, el nombre de La Manif Pour Tous es un intento de ironizar sobre el nombre que se le daba al proyecto de ley del matrimonio igualitario: Mariàge Pour Tous.

Durante la tramitación del matrimonio igualitario en 2013, el grupo la Manif pour tous consiguió convocar a cientos de miles de ciudadanos franceses que se oponían a que las personas LGTB pudieran alcanzar la igualdad de derechos. El discurso de los manifestantes y convocantes fue en muchas ocasiones extraorinariamente duro y agrio, lo que hizo que se viviese en Francia un ambiente de crispación y violencia inaudito, hasta el punto de que se estima que las agresiones homófobas se incrementaron en un 78 % durante ese período.

violencia-en-la-asamblea-nacional-francesa1-300x243Bares de clientela gay violentados, manifestaciones diarias ante la Asamblea Nacional con constantes enfrentamientos con la policía, la jerarquía católica culpando a las víctimas de ser los causantes de la violencia, la agresividad en los discursos de los diputados opuestos al proyecto de ley sobrepasando todas las barreras, incluso la de la agresión física… La amenaza de la líder de quienes se oponían al proyecto de ley, la cómica Frigide Bajot, de que correría la sangre, se convirtió en realidad y tuvimos que informar de agresiones como la sufrida por una pareja gay en París, la muerte por una paliza de un joven antifascista y participante en manifestaciones contra la discriminación o ataques a militantes LGTB por parte de fanáticos, entre ellos un concejal del ultraderechista Frente Nacional.

la-manif-pour-tous-homofoba-300x155Pero incluso después de la aprobación definitiva de la ley de matrimonio igualitario la Manif pour tous siguió convocando a sus partidarios. En una ocasión, desplegó una manifestación en la que se profirieron consignas a favor de la ley contra la llamada “propaganda homosexual” en Rusia y contra el derecho de asilo para los perseguidos por su orientación sexual e identidad de género. Como respuesta, el 4 de agosto de 2013, un grupo de activistas de la AIDS Coallition to Unleash Power, también conocidos como Act Up-Paris decidió actuar ante la sede de la Fundación Jérôme Lejeune, y se manifestaron contra la fundación anti-abortista Jerome Lejeune que es una de las organizaciones que apoya La Manif Pour Tous donde ejercía su actividad la presidenta de la Manif pour tous, Ludovine de la Rochère. Allí arrojaron condones rellenos con líquido que imitaba la sangre contra el edificio de la Jerome Lejeune Foundation y pegaron carteles en los que se calificaba a la Manif pour tous de ser un grupo homófobo y se colgaron pósters con la foto de La Rochère y la palabra “homófoba” impresa sobre su cara.

Ludovine de la Rochère presentó una demanda por injurias en nombre de la Manif pour tous y otra por difamación a título personal. La demanda inicialmente fue desestimada en primera instancia por defecto de forma. Los responsables de la Manif pour tous recurrieron esa desestimación y el pasado 2 de noviembre el Tribunal de Apelaciones de París, que no pareció reparar en esos defectos formales, resolvió a su favor, condenando a la antigua presidenta de Act Up-Paris, Laure Pora, a indemnizar a la Manif pour tous con 800 euros por un delito de injurias públicas, y a pagar otros 1.500 euros de costas procesales.

act-up-paris-520x328Pósters con la cara de Ludovine La Rochère (Foto: ACT UP Paris Facebook)

Pues a los de La Manif Pour Tous esto les pareció intolerable porque decidieron demandar a Laure Pora, la presidenta de ACT UP en ese momento, argumentando que acusarles de homófobos era un “delito criminal“. Y lo más lamentable es que el Tribunal de Apelaciones de París ha condenado a Pora a pagar 800€ en concepto de daños y perjuicios a La Manif Pour Tous por “difamación“, además de hacerse cargo de los 1.500€ de costas del juicio.

La sentencia, ha causado conmoción entre las asociaciones LGTB, entra en contradicción con una anterior del mismo Tribunal de Apelaciones de París de febrero de 2014. Da la casualidad de que en 2014 La Manif Pour Tous también demandó al por entonces senador Jean-Pierre Michel por lo mismo después de que Michel dijera que sus manifestaciones mostraban “el peor tipo de homofobia“. En ese caso el juzgado le absolvió. En aquella ocasión, la corte desestimó los cargos por injurias contra el senador socialista Jean-Pierre Michel, ponente de la ley de matrimonio igualitario en el Senado, que había dirigido un escrito a los miembros de la Manif pour tous en el que los acusaba de “representar la peor de las homofobias”. El Tribunal de Apelaciones estimó entonces que el senador estaba haciendo uso de su libertad de expresión en el ejercicio de su cargo parlamentario y no cabía condenarle por un delito de injurias.

La abogada de ACT UP, Karine Géronimi, ha dicho que esta decisión del tribunal es “particularmente injusta” y sigue defendiendo que no ve la difamación ni el insulto por ninguna parte al llamar homófobos a los que, efectivamente, son homófobos.

Para Act Up-Paris, la sentencia niega a las personas LGTB el derecho a calificar a quienes trabajan por denegarles sus derechos:

La palabra “homofobia” no es un insulto, sino la caracterización política de un discurso de desprecio hacia los homosexuales, que avala la desigualdad ante la ley con respecto a los heterosexuales y alimenta la discriminación y la violencia.

¿Cómo se puede designar a aquellos cuyas palabras y actos se oponen habitualmente a todo lo que podría servir a la emancipación de las personas LGTB? No podemos aceptar que el Tribunal de Apelaciones nos niegue así los medios para nombrar y denunciar los discursos políticos de nuestros adversarios.

Los activistas han comunicado que recurrirán la sentencia en casación, con la esperanza de que una más alta instancia permita a las personas LGTB poder dar un nombre a la discriminación que sufren y a quienes las discriminan. También se encuentran a la espera de que se resuelva la segunda de las demandas, la interpuesta por Ludovine de la Rochère a título personal por difamación, cuya audiencia tendrá lugar el próximo 17 de noviembre.

Fuente: Gay Star News, vía EstoyBailando/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

El movimiento homófobo francés “Manif pour tous” quiere que los ayuntamientos promocionen el matrimonio heterosexual

Lunes, 26 de septiembre de 2016

BzMblUACYAANXH2Noticia cuando menos curiosa que nos llega de Francia. La Manif pour tous ha presentado sus propuestas para las elecciones presidenciales, y, además de la derogación del matrimonio igualitario, propugna una serie de medidas destinadas a privilegiar el matrimonio heterosexual. Entre estas medidas, se incluye que los poderes públicos animen explícitamente a las parejas heterosexuales no casadas a que contraigan matrimonio.

El movimiento homófobo francés Manif pour tous presentó el pasado 13 de septiembre sus propuestas sobre “la familia y el interés del niño”. Entre ellas, se incluyen la petición, ya “clásica”, de derogar la ley del matrimonio igualitario o la de prohibir la adopción por parte de “homosexuales”. Especifican, eso sí, que no buscan “descasar” o “desadoptar” a nadie, pues toda ley “mira al futuro”, lo que cabe interpretar como que se respetaría el estatus de los ya casados y adoptados, pero se prohibiría en lo sucesivo. Asimismo, también hablan de reforzar la prohibición ya existente de la gestación subrogada.

Sin embargo, la Manif pour tous va en esta ocasión aún más lejos. Para empezar, pretenden consagrar constitucionalmente el matrimonio heterosexual, introduciendo en la Constitución francesa la siguiente enmienda: “El matrimonio es la unión de un hombre y de una mujer que se comprometen libremente el uno con la otra y con los hijos que nacerán de su unión ante la nación, en igualdad de derechos y deberes”. Pero hay más aún. El apartado 4.6 de su informe, titulado “promover el matrimonio, marco más estable y protector para la vida familiar”, propone “presentar la institución del matrimonio en los cursos de educación cívica”, “sistematizar la preparación al matrimonio civil en los ayuntamientos como ya se hace en algunos (…)” o “restablecer la intervención del juez en el divorcio por consentimiento mutuo”.

Más adelante, el grupo homófobo francés promueve “repensar” la educación afectiva y sexual, ya que según ellos los manuales escolares de Ciencias de la vida y de la tierra “incluyen capítulos que promueven claramente la ideología de género (…). Además, confunden la lucha contra la homofobia con la promoción de las reivindicaciones de las asociaciones LGBT”.

Entre las medidas concretas que proponen incluyen además “derogar la circular Taubira sobre la nacionalidad de los niños nacidos por gestación subrogada en el extranjero”, “denunciar la Convención europea de derechos del hombre” o incluso “proponer el matrimonio a los padres jóvenes no casados al inscribir el nacimiento en el registro civil”. En definitiva, no solo buscan una derogación del matrimonio igualitario, sino una promoción activa del matrimonio tradicional por parte de los poderes públicos.

La mayoría de los franceses han pasado página sobre el matrimonio igualitario

Está claro que el movimiento conservador que sacudió el país galo durante el proceso de aprobación de la ley de matrimonio igualitario busca pervivir en el nuevo escenario político que surgirá en Francia en 2017, año en el que con bastante probabilidad (así lo indican todas las encuestas) derecha y extrema derecha disputarán la presidencia. Sin embargo, con los datos en la mano, sus exigencias son más bien la deriva de quien ha perdido todo contacto con la realidad. Según un estudio reciente, el 65% de los franceses es partidario de mantener el matrimonio igualitario tal y como está, incluyendo un 53% de simpatizantes de Los Republicanos, el partido de kiss-inNicolas Sarkozy, cuyos últimos pronunciamientos sobre la materia van en la línea de mantener la ley de matrimonio igualitario pese a haber defendido su abolición hace solo dos años (el que se prevé su gran rival por la candidatura de Los Republicanos a la presidencia, Alain Juppé, hace ya tiempo que se declaró de forma explícita a favor del matrimonio igualitario).

Por último, queremos señalar una iniciativa que busca responder con alegría la próxima manifestación homófoba de la Manif pour tous en París. Frente a una manifestación de este colectivo en París el próximo 16 de octubre, Jacky Majda, político centrista y activista a favor del matrimonio igualitario, ha convocado una “besada gigante” ese mismo día. El objetivo es desviar el foco de atención, que ese día París no sea noticia solo porque la homofobia se haya manifestado en ella. Esperemos que tengan éxito, y que logren que París destaque ese día como la ciudad que en su día vio florecer la Ilustración.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Iglesia católica y sectores homófobos reproducen en México el modelo de oposición al matrimonio igualitario ya ensayado en España y Francia

Jueves, 15 de septiembre de 2016

frente-nacional-por-la-familia-homofobia-mexico-300x163Ampliamos la noticia que ya dimos hace tres días con este buen resumen de Dosmanzanas:

Sensación de déjà vu. Se trata, al fin y al cabo, de la misma estrategia que se ejerció en 2005 en España o en 2012 y 2013 en Francia: la articulación de un movimiento ciudadano, supuestamente espontáneo y transversal, “independiente” de la Iglesia católica, en contra del matrimonio igualitario disfrazado de “defensa de la familia”. Los mismos logos. La misma utilización de niños que necesitan “un papá y una mamá”. Las mismas manifestaciones multitudinarias. El mismo odio.

Miles de personas participaron este sábado en las numerosas manifestaciones contra el matrimonio igualitario convocadas en diversas ciudades de México por el autodenominado “Frente Nacional por la Familia”, una organización que, a imitación del Foro Español de la Familia en España o la Manif por Tous en Francia, se ha constituido en eje articulador de los sectores homófobos de la sociedad mexicana. El desencadenante: el compromiso hecho público en mayo pasado por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, de promover la reforma tanto de la Constitución mexicana como del Código Civil federal para asegurar la plena vigencia del matrimonio igualitario en todo el país.

Conviene recordar, en este punto, que México es un país federal, en el cual cada estado goza de amplia autonomía legislativa y cuenta con códigos civiles propios. En este sentido, son ya varios los territorios que han aprobado el matrimonio igualitario (el primero fue el Distrito federal, allá por 2009. Fue, de hecho, el primer lugar de América Latina en hacerlo). Pero es que, además, la prohibición del matrimonio igualitario por los estados que aún no permiten su celebración es considerada inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y, de hecho, en prácticamente todos los estados de México se han celebrado ya bodas por orden judicial.

Es por eso que, cinco años después de que el Distrito Federal lo aprobase, y después de toda una cascada judicial de fallos favorables, Peña Nieto decidía este año que había llegado la hora de que la legislación se armonizase, de acuerdo a las directrices de la Suprema Corte, y que Constitución y leyes federales reconociesen expresamente el matrimonio igualitario en todo el país. Un movimiento que despertó, casi de forma inmediata, las iras de la Iglesia católica mexicana, que, pese a haberse opuesto estado a estado al avance de los derechos LGTB, no había conseguido, en un país socialmente muy conservador pero de tradición política laica, cristalizar un movimiento homófobo organizado.

Este mes de julio nos hacíamos eco, por ejemplo, de las opiniones expresadas en Desde la Fe, publicación semanal dependiente de la arquidiócesis de México, que atacaba el matrimonio igualitario con argumentos del tipo de “el cuerpo humano no está diseñado para la relación homosexual” . La publicación también entraba directamente en política atacando a Peña Nieto, al que acusaba de “conceder prestaciones y compensaciones multimillonarias a once ministros del Poder Judicial [en referencia a la Corte Suprema de Justicia] apoltronados y envueltos en carísimas togas de seda de más de medio millón de pesos, que encubren su pragmatismo y favoritismo por ideologías que dinamitan instituciones del Derecho, vulnerando preciadísimos valores sociales como el Matrimonio entre un hombre y una mujer, la protección de la familia o el respeto a la vida de los niños en el seno materno”. Una campaña de odio en toda regla que la Iglesia católica mexicana ha continuado promoviendo desde las páginas de Desde la Fe, que este mismo domingo publicaba un lamentable artículo en defensa de las “terapias reparadoras” de la homosexualidad titulado “No se nace homosexual”.

“Frente Nacional por la Familia”: odio disfrazado de defensa de la familia

Finalmente, los homófobos mexicanos acababan por adoptar el mismo modelo que ya se ensayó en España en 2005 (torpemente) o en Francia en 2012-2013 (con bastante más éxito, aunque no consiguiese paralizar la aprobación del matrimonio igualitario): la articulación de un “movimiento civil”, supuestamente al margen de la Iglesia católica, que en lugar de utilizar argumentos religiosos dice ser un movimiento transversal en defensa de la familia. En México, en concreto, su principal demanda es la modificación de la Constitución mexicana para proteger “a la familia” y “a los niños”. Esta es su propuesta de modificación (en negrita, el nuevo texto que se añadiría a su artículo 4):

El varón y la mujer, siendo diferentes y complementarios entre sí, son iguales ante la ley. Esta protegerá la organización y el desarrollo de la familia.

La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y debe ser protegida y apoyada por la sociedad y el Estado, a fin de que su entorno les garantice a todos sus miembros las condiciones necesarias para alcanzar un óptimo desarrollo.

Se reconoce el derecho del varón y de la mujer a contraer matrimonio y a fundar una familia. El matrimonio no podrá celebrarse sin el libre y pleno consentimiento de los contrayentes.

El matrimonio es una institución de interés público y el fundamento natural de la familia; como tal debe ser protegido por el Estado, como un compromiso público que toman libremente un varón y una mujer, para amarse, fundar una familia y educar a sus hijos hasta que alcancen la mayoría de edad.

Todo matrimonio o concubinato tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y el espaciamiento de sus hijos.

En todas las decisiones y actuaciones del Estado se velará por el desarrollo integral de la familia, siendo este el principio que guiará el diseño, ejecución, seguimiento y evaluación de todas las leyes, programas y políticas públicas de los tres órdenes (niveles) de gobierno de los tres Poderes de la Unión.

Los padres tienen el derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos; incluyendo la correspondiente al desarrollo de las aptitudes intelectuales, morales y religiosas, la educación sexual, las actitudes y virtudes.

En todas las decisiones y actuaciones del Estado se velará y cumplirá con el principio del interés superior de la niñez, garantizando de manera plena sus derechos. Los niños y las niñas tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral.

A fin de garantizar el respeto del interés superior de la niñez, todos los niños y niñas tienen el derecho a crecer en su familia, bajo el cuidado y protección de su padre y su madre. En el caso de orfandad de padre y madre de un menor o si fuese privado de manera definitiva de su familia de origen, se deberá asegurar su cuidado y protección por un padre y una madre adoptivos. El Estado no puede por ninguna causa privar deliberadamente a un niño de este derecho.

Los ascendientes, tutores y custodios tienen la obligación de preservar y exigir al Estado el cumplimiento de estos derechos y principios.

En definitiva, una reforma que bloquearía de forma definitiva la igualdad jurídica de las personas LGTB, tanto por lo que se refiere al matrimonio igualitario como a la homoparentalidad y los derechos de las familias LGTB.

Éxito de movilización en las calles

Las protestas homófobas de este sábado en México, y eso es innegable, ha sido un éxito de participación. Lejos del “más de un millón de personas” del que hablan los medios ultraconservadores, pero multitudinarias. Como lo fue la gran manifestación homófoba del 18 de junio de 2005 en Madrid, o como lo fueron las diversas movilizaciones de la Manif pour tous en Francia. Miles de personas han salido a las calles de las más importantes ciudades mexicanas. Una movilización que se repetirá el próximo 24 de septiembre en la capital del país, donde el Frente Nacional por la Familia quiere congregar a una gran multitud y exhibir músculo ante un Peña Nieto que políticamente se encuentra sensiblemente debilitado por otras muchas razones al margen del debate sobre el matrimonio igualitario.

Nadie duda de que lo conseguirá. Si algo ha quedado contrastado a lo largo de estos últimos años es la gran fortaleza del movimiento homófobo. Está por ver si en el caso de México, apoyada en una sociedad fuertemente conservadora, esa fuerza será suficiente para contrarrestar su potente tradición laica. En el caso francés, por ejemplo, no pudo detener la aprobación del matrimonio igualitario, pero sí pudo congelar el avance de otros derechos LGTB, como la posibilidad de que las mujeres lesbianas puedan recurrir a la reproducción asistida. “No quiero que se diga que la izquierda promueve debates sociales para distraer la atención, como fue el caso durante el debate sobre el matrimonio igualitario. La vociferación de la Manif pour tous lo paralizó todo. No quiero verme impotente en todo lo que tengo que hacer por lanzar un debate sobre la PMA [procréation médicalement assistée, o reproducción asistida], declaraba hace unos meses la nueva ministra de la Familia, la socialista Laurence Rossignol…

La imagen del día: un niño frente a una de las manifestaciones

Pese a todo, la imagen del pasado sábado que posiblemente pasará a la historia será la del niño que en Celaya (estado de Guanajuato) hizo ademán de “detener” a los manifestantes homófobos. Una instantánea tomada por el fotógrafo Manuel Rodríguez y compartida en su muro de Facebook, que a lo largo de este lunes ha acabado por hacerse viral y ser recogida por numerosos medios internacionales:

Rodríguez, según ha contado, lo alcanzó corriendo y pudo hablar brevemente con el niño. “Pensé que era un niño jugando. Al llegar le pregunté: ‘¿por qué lo hiciste?’. Y él contestó que tenía un familiar que era gay y que no le gustaba que lo odien”, ha explicado. “Intenté grabarlo pero inmediatamente una mujer desde la calle le llamó la atención y lo retiró del lugar”, ha añadido.

Desconocemos en este momento si la historia que contó el niño a Manuel Rodríguez es 100% verdadera. En cualquier caso, la potencia de la imagen y el eco que ha alcanzado seguro que ha amargado el lunes a más de un manifestante…

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La AfD, el partido alemán de derecha populista, delinea un programa antiLGTB y opuesto a la educación en la diversidad afectivo-sexual

Martes, 5 de abril de 2016

ale. afd candidatoEl partido de derecha populista y xenófoba Alternativa para Alemania (AfD) ha revelado su programa marco para las próximas convocatorias electorales. La AfD, que ha conseguido un gran éxito en las elecciones regionales del pasado 13 de marzo, plantea la defensa de la “familia tradicional” y la prohibición de referirse a la realidad LGTB en los centros educativos.

Desde su fundación en febrero de 2013, la AfD se va implantando en las instituciones germanas tras cada nueva elección.

Pocos meses después de su presentación oficial, y con un programa centrado en la salida de Alemania de la zona euro, el partido daba la sorpresa en las elecciones federales de septiembre de 2013 al alcanzar un 4,7% de los votos y quedarse a las puertas de entrar en el Bundestag (la barrera de entrada a la cámara baja del Parlamento alemán es el 5%). En las siguientes citas electorales, la nueva formación consiguió entrar en el Parlamento Europeo con siete diputados, y en los parlamentos regionales de Brandeburgo, Sajonia y Turingia, con resultados alrededor del 10%.

Centrados en un principio en las propuestas económicas y de regeneración política, la AfD no tardó en mostrar su lado más reaccionario en materia de libertades, y en concreto, de derechos LGTB. Si bien al principio mostrar una cara amable alejada de extremismos, iniciativas como la de apoyar la equiparación fiscal de las parejas del mismo sexo (a la que se sumó AfD Berlín) se toparon con el rechazo de la cúpula del partido. La división entre los partidarios de un enfoque más centrado en lo económico y los que defienden el discurso duro contra la inmigración se saldó con la salida del exportavoz Bernd Lucke, quien fundó su propio partido (Alianza para el Progreso y el Resurgir, ALFA).

La AfD ya se había apuntado con entusiasmo al movimiento homófobo Demo für alle, un calco de la francesa Manif pour tous que lucha contra la educación en la diversidad afectivo-sexual en las escuelas alemanas. El plan educativo propuesto por el Gobierno regional de Baden-Wurtemberg incluía entre sus objetivos la “aceptación de la diversidad sexual”; algo que motivó la ira de los ultraconservadores, que llevaron a cabo una serie de manifestaciones en las cuales participó activamente el partido populista. Otras dos muestras de sus posiciones contrarias a los derechos LGTB fueron invitar a un defensor de los homófobos en Francia y Rusia como Jürgen Elsässer a un acto de su partido o reafirmar su posición contraria a la adopción homoparental.

Decididamente escorado hacia los planteamientos más derechistas bajo la dirección de Frauke Petry, la formación también ha hecho causa común con el movimiento islamófobo Pegida. Con el debate sobre la llamada crisis de los refugiados todavía candente, la AfD obtuvo sus mayores éxitos hasta la fecha en las elecciones regionales celebradas hace apenas unas semanas. El partido se alzó con la segunda posición en el Land oriental de Sajonia-Anhalt con un 24,2% y ascendió al tercer lugar en Baden-Wurtemberg y Renania-Palatinado, con un 15,1% y un 12,6% respectivamente.

Plenamente establecidos como un nuevo actor de la política alemana, la AfD presentaba el miércoles pasado su programa marco para las próximas citas electorales. Un documento que subraya el carácter reaccionario de la formación y que, en materia LGTB, pone por escrito lo que ya venía defendiendo en las calles. A saber, el “reconocimiento de la familia tradicional” formada por “padre, madre e hijos” como “el ideal”, o el rechazo a la enseñanza de la diversidad afectivo-sexual y a la perspectiva de género: “nuestros hijos no deben convertirse en el juguete de una ruidosa minoría sexual”. En resumen, una formación que, de confirmar su consolidación, traerá consigo una derechización de la política alemana y abrirá un panorama aún más sombrío para los derechos LGTB en el país más poblado y económicamente poderoso de la Unión Europea.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

130 médicos y biólogos de Francia se autoinculpan por haber ayudado a mujeres sin pareja masculina a acceder a la reproducción asistida

Martes, 22 de marzo de 2016

imagesHasta 130 médicos y biólogos se han autoinculpado, en una carta publicada en el diario Le Monde, de haber colaborado en los procesos de reproducción asistida de parejas de mujeres y de mujeres solas, una práctica prohibida en Francia y que el gobierno de ese país, pese a su promesa electoral, ha decidido mantener en la ilegalidad para no provocar la ira de los grupos conservadores. 

En Francia, la reproducción asistida solo está permitida a parejas de distinto sexo, casadas o no, que además deben acreditar la esterilidad de al menos uno de sus miembros. Se trata de una prohibición total, que afecta tanto a clínicas públicas como privadas, y que obliga a cualquier mujer francesa sin pareja masculina que desee ser madre a acudir a países vecinos, como Bélgica o España.

La modificación de esta prohibición había sido durante años una de las banderas del Partido Socialista francés en materia de derechos LGTB, y de hecho la promesa estaba incluida en el programa con el que los socialistas ganaron las elecciones legislativas de 2012. El propio presidente François Hollande se posicionó siendo candidato presidencial a favor del cambio. Tras su elección, sin embargo, pasó a adoptar una posición ambigua, respondiendo cuando se le preguntaba una cosa u otra en función del auditorio que tuviera delante. No fue sin embargo hasta 2014, tras la remodelación que siguió a la derrota socialista en las elecciones municipales y que convirtió a Manuel Valls en el nuevo jefe de gobierno, cuando se anunció la renuncia a aprobar la modificación legal.

Una marcha atrás que tenía lugar en el contexto de la derechización que Valls impuso al Gobierno socialista, uno de cuyos elementos ha sido el acercamiento a la Iglesia católica y a los contrarios a los derechos LGTB. Laurence Rosignol, que entró con Valls en el gobierno francés como secretaria de estado de Familia, recibió, en el que fue uno de sus primeros gestos políticos, a los representantes de la Manif pour tous, el movimiento homófobo que lideró las protestas contra el matrimonio igualitario, ante los cuales adelantó la renuncia a modificar la reproducción asistida. La propia Rossignol, ahora ascendida a ministra de Familia, Infancia y Derechos de las Mujeres, confirmaba la marcha atrás en una entrevista a Libération publicada en febrero. “No quiero que se diga que la izquierda promueve debates sociales para distraer la atención, como fue el caso durante el debate sobre el matrimonio igualitario. La vociferación de la Manif pour tous lo paralizó todo. No quiero verme impotente en todo lo que tengo que hacer por lanzar un debate sobre la PMA [procréation médicalement assistée, o reproducción asistida]. Ahora, usted dice ‘PMA’ y las redes sociales arden. Estos temas deben ser tratados por una sociedad apaciguada. Y yo ahora trabajo para apaciguarla”,  justificaba, pese a asegurar que ella, “a título personal”, estaba en contra de la prohibición.

Una argumentación especialmente cobarde: que un gobierno democráticamente elegido renuncie a acabar con una disposición legal discriminatoria en materia de derechos civiles, tal y como había prometido en su programa, para así mantener “apaciguados” a los defensores de dicha discriminación no hace sino reforzar a estos. No está de más recordar que la cobardía del Gobierno francés va incluso más allá de negar a las mujeres sin pareja masculina el derecho a la reproducción asistida, aún pagándola de su bolsillo en una clínica privada. El gobierno de Valls se negó incluso a apoyar en 2014 una enmienda legislativa presentada por dos diputados verdes cuyo objetivo era asegurar que al menos en aquellas parejas de lesbianas que ya son madres (por haber recurrido a la reproducción asistida en otros países) la madre no gestante fuese reconocida legalmente. Afortunadamente, pese a la negativa gubernamental, la Corte francesa de Casación acabó por confirmar ese derecho, aunque obligando a las madres no gestantes a iniciar un proceso de adopción de los que al fin y al cabo son sus propios hijos.

Los firmantes piden actualizar una legislación anacrónica

La postura del gobierno ha enfurecido no solo a los colectivos LGTB, sino a muchos profesionales de la reproducción asistida que no entienden esta marcha atrás. En en este contexto que 130 de ellos han decidido visibilizar públicamente que ellos mismos han ayudado a las mujeres que tienen prohibido el acceso a la reproducción asistida en su proceso, como una forma de denunciar la actual situación, y han solicitado una modificación de la legislación de reproducción asistida para permitir la donación de esperma a mujeres con independencia de su esquema relacional y orientación sexual. La carta, promovida por el ginecólogo René Frydman, considerado el padre del primer “bebé probeta” francés, está firmada por algunos de los más prestigiosos especialistas franceses en este campo, como François Olivennes o Israël Nisand.

Los especialistas firmantes piden además, de una forma general, la puesta en marcha de un verdadero plan de apoyo a la reproducción asistida que contemple otras actualizaciones de la ley francesa, como que se facilite la donación de ovocitos, que las mujeres puedan congelar sus ovocitos en previsión de un embarazo posterior (algo que en Francia solo se permite si la mujer presenta una patología que amenaza su fertilidad) o que se permita el diagnóstico genético preimplantacional.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

La nueva ministra francesa de Familia confirma que las parejas de lesbianas seguirán teniendo prohibido el acceso a la reproducción asistida

Martes, 23 de febrero de 2016

laurence-rossignolEl Gobierno francés ha renunciado a modificar la ley que impide a las parejas de mujeres o a las mujeres sin pareja acceder a la reproducción asistida. Lo ha confirmado la nueva ministra francesa de Familia, Infancia y Derechos de las Mujeres, la socialista Laurence Rossignol, que asegura sin embargo estar a favor “a título personal” e incluso asegura estar convencida de que “toda la izquierda” lo está…

En Francia, la reproducción asistida solo está permitida a parejas de distinto sexo, casadas o no, que además deben acreditar la esterilidad de al menos uno de sus miembros. Se trata de una prohibición total, que afecta tanto a clínicas públicas como privadas, y que obliga a cualquier mujer francesa sin pareja masculina que desee ser madre a acudir a centros de países vecinos, como Bélgica o España.

La modificación de esta prohibición había sido durante años una de las banderas del Partido Socialista francés en materia de derechos LGTB, y de hecho la promesa estaba incluida en su programa electoral (“L’accès à l’AMP [Assistance Médicale à la Procréation] doit être ouvert aux femmes sans condition de situation de couple ou d’infertilité”, puede leerse en la página 50 del programa electoral con el que los socialistas franceses ganaron las elecciones legislativas de 2012). El propio presidente François Hollande se posicionó siendo candidato presidencial a favor del cambio. Fue en abril de 2012, justo antes de las elecciones, en una entrevista concedida a la revista Têtu. Tras su elección, sin embargo, pasó a adoptar una posición ambigua, respondiendo cuando se le preguntaba una cosa u otra en función del auditorio que tuviera delante.

No fue sin embargo hasta 2014, tras la remodelación que siguió a la derrota socialista en las elecciones municipales y que convirtió a Manuel Valls en el nuevo jefe de gobierno, cuando se anunció la renuncia a aprobar la modificación legal. Una marcha atrás que tenía lugar en el contexto de la derechización que Valls impuso al Gobierno socialista, uno de cuyos elementos ha sido el acercamiento a la Iglesia católica y a los contrarios a los derechos LGTB. La propia Laurence Rosignol, que entró con Valls en el gobierno francés como secretaria de estado de Familia, recibió, en el que fue uno de sus primeros gestos políticos, a los representantes de la Manif pour tous, el movimiento homófobo que lideró las protestas contra el matrimonio igualitario, ante los cuales adelantó la renuncia a modificar la reproducción asistida. 

Una renuncia que ahora la propia Rossignol, recién ascendida a ministra, se ha encargado de confirmar en una entrevista al diario francés Libération. “No tengo hoy más razones que ayer, cuando estaba al cargo de las políticas de familia, para relanzar este asunto. A título personal, soy favorable para las parejas de lesbianas, y creo que toda la izquierda lo es. El problema es claro: ¿hasta dónde volver a incrementar el nivel de excitación?”, justifica. “No quiero que se diga que la izquierda promueve debates sociales para distraer la atención, como fue el caso durante el debate sobre el matrimonio igualitario. La vociferación de la Manif pour tous lo paralizó todo. No quiero verme impotente en todo lo que tengo que hacer por lanzar un debate sobre la PMA [procréation médicalement assistée, o reproducción asistida]. Ahora, usted dice ‘PMA’ y las redes sociales arden. Estos temas deben ser tratados por una sociedad apaciguada. Y yo ahora trabajo para apaciguarla”,  añade.

Una argumentación cobarde

Una argumentación, la de Rossignol, que nos parece especialmente cobarde. Que un gobierno democráticamente elegido renuncie a acabar con una disposición legal discriminatoria en materia de derechos civiles, tal y como había prometido, para así mantener “apaciguados” a los defensores de dicha discriminación hace virtualmente imposible el avance.

No está de más recordar que la cobardía del actual Gobierno francés va incluso más allá de negar a las mujeres sin pareja masculina el derecho a la reproducción asistida, aún pagándola de su bolsillo en una clínica privada. El gobierno que preside Valls se negó incluso a apoyar en 2014 una enmienda legislativa presentada por dos diputados verdes cuyo objetivo era asegurar que al menos en aquellas parejas de lesbianas que ya son madres (por haber recurrido a la reproducción asistida en otros países) la madre no gestante fuese reconocida legalmente. Afortunadamente, pese a la negativa gubernamental, la Corte francesa de Casación acabó por confirmar ese derecho, aunque obligando a las madres no gestantes a iniciar un proceso de adopción de los que al fin y al cabo son sus propios hijos.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Tras asegurar hace poco más de un año que lo derogaría, Sarkozy dice ahora que mantendrá el matrimonio igualitario si llega al poder

Jueves, 28 de enero de 2016

14160768464708En materia de derechos LGTB, pocos políticos tan mentirosos hemos conocido como Nicolas Sarkozy. Durante su anterior etapa en la presidencia de la República Francesa incumplió su promesa de mejorar el reconocimiento de las uniones entre personas del mismo sexo. Tras perder las elecciones frente al socialista François Hollande, que sí cumplió con la promesa de legalizar el matrimonio igualitario (aunque dejó otras por el camino…) se convirtió en adalid de la peor homofobia, asegurando que derogaría la ley si volvía al poder. Ahora asegura que no lo hará.

La presidencia de Nicolas Sarkozy se caracterizó por la negativa a permitir ningún avance en materia LGTB, y ello pese a que en la campaña de 2007 había prometido mejorar el PACS (Pacte Civile de Solidarité, la figura jurídica abierta a las parejas del mismo sexo pero con derechos mucho más restringidos que los del matrimonio que el gobierno socialista de Lionel Jospin promovió en 1999) y convertirlo en una verdadera unión civil con derechos similares a los del matrimonio entre heterosexuales (dejando fuera la adopción). No fue así, y de hecho durante la campaña electoral de 2012 recuperó su perfil más conservador y justificó el incumplimiento de aquella promesa con el argumento de que “nos dimos cuenta de que sería inconstitucional reservar un contrato así solo a los homosexuales. Este contrato de unión civil habría socavado la institución del matrimonio”.

Finalmente el Partido Socialista francés se hizo con la mayoría en el Parlamento y Hollande ganó las presidenciales. El matrimonio igualitario fue finalmente aprobado, pero las fuerzas de la derecha (política y social) aprovecharon las vacilaciones de los socialistas durante el proceso y promovieron la que hasta la fecha ha sido la mayor campaña de odio contra el matrimonio igualitario vista en un país de la Europa occidental. GayLib, el que era grupo LGTB de la UMP, acabó de hecho por desvincularse del partido ante la hostilidad desplegada por sus compañeros. La reacción fue tal que movimientos fuertemente homófobos como la Manif pour tous adquirieron vida propia y se convirtieron desde entonces en agentes que condicionan de forma significativa la política francesa.

Sarkozy, en su afán por recuperar popularidad entre la derecha, se sumó sin dudarlo a la ola homófoba. En noviembre de 2014, en un acto de Sens commun, uno de los movimientos nacidos al calor de las movilizaciones contra el matrimonio igualitario pero afín a la UMP, prometió derogar la ley que lo hace posible si llegaba de nuevo al poder. En aquel momento Sarkozy hacía campaña para ser elegido presidente de la UMP (cosa que consiguió, por cierto) y sus declaraciones fueron interpretadas como un movimiento para hacerse con el favor del sector más conservador de su partido frente a su gran rival interno, Alain Juppé, que no se presentaba como candidato a ese cargo pero al que muchos ven como el gran rival de Sarkozy en las elecciones primarias de las que en 2017 deberá salir el próximo candidato conservador a la presidencia de la República. Juppé, más centrado que Sarkozy, se había alejado ya de los posicionamientos más extremos y se había declarado de forma explícita a favor del matrimonio igualitario y de la adopción homoparental.

Ahora Sarkozy, quizá habiendo recalculado sus fuerzas y ante la pujanza del Frente Nacional (un partido también contrario al matrimonio igualitario pero que en todo este proceso ha preferido huir de la primera línea), vuelve a dar un giro de 180 grados. Ha sido en un libro que acaba de publicarse, La France pour la vie, en el que repasa su trayectoria política, y en que “lamenta vivamente” no haber cumplido su viejo compromiso de aprobar la unión civil entre parejas del mismo sexo. Respecto al matrimonio igualitario, defiende que Hollande debería haberlo llevado a referéndum, pero una vez aprobado asegura que no ha lugar a dar marcha atrás y “descasar” a las parejas que han contraído matrimonio. “Es un punto sobre el que, lo asumo, he evolucionado”, afirma.

Estupor de los grupos homófobos

La marcha atrás de Sarkozy, como era de esperar, ha generado estupor entre los grupos homófobos. Es el caso de La manif pour tous, que lo acusa de traicionar sus convicciones y que le ha solicitado ya una entrevista para pedirle explicaciones y ofrecerle “soluciones jurídicas” para las parejas ya casadas en caso de que se derogase la ley. El giro tampoco ha sentado bien en Sens commun, que lo califica de “deplorable” y que ha anunciado que no apoyará a ningún candidato republicano que no respete sus compromisos en esta materia.

También en su propio partido (que por cierto ya no es la UMP, formación que como tal dejó de existir en 2015 para convertirse en una nueva marca, “Los Republicanos”) se han comenzado a escuchar voces críticas. Es el caso de Hervé Mariton, el que fuera uno de sus competidores por la presidencia de la UMP y que también optará por ser elegido candidato de la derecha a las presidencia de la República, que en un tuit dice lamentar la marcha atrás de Sarkozy y asegura que él sí “mantiene su compromiso”.

Una situación política, en cualquier caso, poco prometedora

La marcha atrás de Sarkozy puede considerarse una buena noticia, más allá de que el personaje tenga un más que evidente déficit de credibilidad. En este momento, y salvo nuevo giro de la situación, los dos candidatos que parecen con más posibilidades de ser candidatos de la derecha a las próximas elecciones presidenciales, Juppé y Sarkozy, no serían hostiles al matrimonio igualitario.

En cualquier caso, incluso al margen de Los Republicanos, la situación de los derechos LGTB en Francia arroja pocos motivos para el optimismo, dada por un lado la pujanza del Frente Nacional y por otro el giro derechista del Partido Socialista tras el nombramiento como primer ministro de Manuel Valls. Valls, recordemos, dio al traste con las intenciones de su predecesor de permitir a las mujeres lesbianas el acceso a la reproducción asistida, solo permitido en Francia a parejas de distinto sexo, casadas o no, que además deben acreditar la esterilidad de al menos uno de sus miembros. Se trata de una prohibición total, que afecta tanto a la sanidad pública como a la privada, y que obliga a cualquier mujer francesa sin pareja masculina que desee ser madre a acudir (si se lo puede permitir) a clínicas privadas de países vecinos, como Bélgica, Holanda o España. Hace pocas semanas, de hecho, Le Monde denunciaba como aún hoy un médico que colabore con una pareja de lesbianas para ayudarle a ser madres se expone a una pena de cárcel de cinco años de prisión y multa de 75.000 euros. Increíble, pero cierto.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.