Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Renania-Palatinado’

Alemania discutirá el blindaje en la Constitución de la prohibición de la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género

Lunes, 4 de junio de 2018

BundesratLos Gobiernos de cinco estados federados alemanes registraron este miércoles una iniciativa legislativa ante el Bundesrat alemán para elevar a rango constitucional la prohibición de la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género. Las administraciones regionales, en las que están representados los partidos socialdemócrata, verde, liberal y Die Linke (La Izquierda), atienden así una demanda histórica de los colectivos LGTB. El acuerdo de gran coalición entre la CDU/CSU y el SPD, que concedió a Angela Merkel su cuarto mandato, la había pasado por alto. Pero la aprobación de la reforma constitucional requeriría necesariamente el concurso del partido de la canciller.

Los Gobiernos regionales de Berlín (SPD-Linke-Verdes), Brandeburgo (SPD-Linke), Bremen (SPD-Verdes), Renania-Palatinado (SPD-FDP-Verdes) y Turingia (Linke-SPD-Verdes) han presentado una iniciativa para blindar el derecho a la no discriminación de las personas LGTB en la Ley Fundamental alemana. La reforma presentada en el Bundesrat, la cámara de representación de los estados federados, consistiría en añadir la «identidad sexual y de género» a las categorías merecedoras de protección que recoge el artículo 3.3 de la Constitución, que en la actualidad reza:

Nadie debe ser discriminado o privilegiado por razón de su sexo, su origen familiar, su raza, su lengua, su procedencia, sus creencias, sus ideas religiosas o políticas. Nadie debe ser discriminado por razón de su discapacidad.

El blindaje constitucional de la protección contra la discriminación basada en la orientación sexual y en la identidad de género es una reivindicación histórica del activismo LGTB alemán, que lo puso sobre la mesa tras las elecciones de 2017. El decepcionante acuerdo que renovó la gran coalición entre la CDU/CSU y el SPD ignoró este punto junto con el resto de las demandas de los colectivos.

Ahora, sin embargo, el SPD se une al resto de fuerzas favorables a la igualdad LGTB representadas en el Parlamento alemán y con las que gobierna en cinco Länder para reclamar la medida. Se trata de una iniciativa promovida por el Gobierno de la ciudad-estado de Berlín, a la que se han unido otros estados federados regidos por coaliciones sin presencia de los democristianos de la CDU o la CSU.

El auge de los discursos de odio LGTBfobo, que tiene en la presencia parlamentaria de la extrema derecha de Alternativa para Alemania (AfD) su más clara expresión política, ha sido la principal motivación de las fuerzas representadas en los Gobiernos que han propuesto la medida. La legislación alemana contempla la prohibición expresa de la discriminación basada en la «identidad sexual» desde la aprobación en 2006 de la Ley General de Igualdad de Trato, pero su plasmación a nivel constitucional serviría de blindaje de estos derechos.

El proyecto presentado el pasado miércoles en el Bundesrat necesita el apoyo de los dos tercios tanto de esta cámara como del Bundestag, por tratarse de una reforma de la Constitución. Descartada la AfD por su abierta LGTBfobia, el concurso de la CDU/CSU se hace por tanto imprescindible para su aprobación. La conocida reticencia de la formación de la canciller a los avances legislativos en la igualdad LGTB enfría las expectativas de éxito de la propuesta.

Actualmente, las Constituciones de Bolivia, Ecuador y Malta hacen referencia explícita a la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género. Las de México, Portugal, Sudáfrica y Suecia mencionan solo la orientación sexual. Dentro de Alemania, los estados federados de Brandeburgo y Turingia se refieren en sus leyes fundamentales a la protección de las personas LGTB.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La AfD, el partido alemán de derecha populista, consigue de nuevo la segunda posición en unas elecciones regionales

Martes, 6 de septiembre de 2016

AfD-Thomas-Fernandes-724x1024La fortaleza de Alternativa para Alemania (AfD), el partido de derecha populista y xenófoba, no da muestras de decaer. En las elecciones al Parlamento regional del estado de Mecklemburgo-Antepomerania, la formación se ha alzado con la segunda posición, solo por detrás de los socialdemócratas del SPD. La derechización de la política alemana de la mano de un partido con claros tintes homófobos y tránsfobos es una mala noticia para la igualdad LGTB de cara a las elecciones federales que se celebrarán de aquí a un año.

Nuevo triunfo de la AfD, partido fundado hace tres años y que ha puesto patas arriba la política alemana. La formación ha superado el 20% de los votos en las elecciones al Parlamento de Mecklemburgo-Antepomerania, según las encuestas a pie de urna. El resultado es especialmente simbólico por ser la primera ocasión en la que supera a la CDU de la canciller Angela Merkel. La AfD llega así de nuevo en segunda posición en un estado de la antigua Alemania Oriental: el pasado marzo logró un inesperado 24,2% de los votos en la vecina Sajonia-Anhalt, además de entrar con fuerza en otras dos legislaturas regionales. El partido derechista va consolidando así su presencia en las instituciones, con la vista puesta en las próximas elecciones generales que tendrán lugar en septiembre de 2017. Las encuestas le pronostican ya en torno al 12% de los votos.

El ascenso continuado de la AfD es una pésima noticia para la comunidad LGTB. La formación se apuntó con entusiasmo al movimiento homófobo Demo für alle, un calco de la francesa Manif pour tous que lucha contra la educación en la diversidad afectivo-sexual en las escuelas alemanas. El plan educativo propuesto por el Gobierno regional de Baden-Wurtemberg provocó la ira de los ultraconservadores por incluir entre sus objetivos la “aceptación de la diversidad sexual”. La Demo für alle llevó a cabo una serie de manifestaciones en las cuales participó activamente el partido populista. Otras dos muestras de sus posiciones contrarias a los derechos LGTB fueron invitar a un defensor de los homófobos en Francia y Rusia como Jürgen Elsässer a un acto de su partido o reafirmar su posición contraria a la adopción homoparental.

Decididamente escorada hacia los planteamientos más derechistas bajo la dirección de Frauke Petry, la formación también ha hecho causa común con el movimiento islamófobo Pegida. Con el debate sobre la llamada crisis de los refugiados todavía candente, la AfD obtuvo sus mayores éxitos hasta la fecha en las elecciones regionales celebradas en marzo de este año. Además de su sorprendente resultado en Sajonia-Anhalt, ascendió al tercer lugar en Baden-Wurtemberg y Renania-Palatinado, con un 15,1% y un 12,6% respectivamente.

Plenamente establecidos como un nuevo actor de la política alemana, la AfD presentó también en marzo su programa marco para las próximas citas electorales. Un documento que subraya el carácter reaccionario de la formación y que, en materia LGTB, pone por escrito lo que ya venía defendiendo en las calles. A saber, el “reconocimiento de la familia tradicional” formada por “padre, madre e hijos” como “el ideal”, o el rechazo a la enseñanza de la diversidad afectivo-sexual y a la perspectiva de género: “nuestros hijos no deben convertirse en el juguete de una ruidosa minoría sexual”.

Unos meses después, un diputado del parlamento regional de Sajonia-Anhalt lanzaba una exclamación, matizada después, a favor del encarcelamiento de la población LGTB en Alemania. No era la primera vez que ocurría algo así: en abril de este año, otra representante de la AfD sugería que los hijos de las parejas del mismo sexo son más propensos a convertirse en criminales. Curiosamente, en las elecciones de este domingo en Mecklemburgo-Antepomerania ha resultado elegido un diputado abiertamente gay de la lista de AfD. Thomas de Jesus Fernandes se ganó en enero el veto a la entrada en la organización LGTB Klub Einblick por su apoyo a los postulados contra la “ideología de género”, lo que demuestra que la LGTBfobia no parte solo de las personas heterosexuales cisgénero.

En resumen, una formación que, de confirmar su consolidación, traerá consigo una derechización de la política alemana y abrirá un panorama aún más sombrío para los derechos LGTB en el país más poblado y económicamente poderoso de la Unión Europea.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Nuevo exabrupto homófobo de un diputado de la AfD, el partido de la derecha populista alemana

Miércoles, 8 de junio de 2016

índiceAlternativa para Alemania (AfD), el partido de derecha populista que se ha hecho fuerte en los últimos años, vuelve a darnos motivos de preocupación. Un diputado del parlamento regional de Sajonia-Anhalt lanzó una exclamación, según recoge el diario de sesiones, a favor del encarcelamiento de la población LGTB en Alemania. El partido ha matizado sus declaraciones sin negar su contenido homófobo.

Ocurrió el pasado jueves. El Landtag o parlamento del estado alemán de Sajonia-Anhalt discutía la designación de los Estados magrebíes como “seguros”, lo cual facilitará la rápida repatriación de los refugiados procedentes de los mismos. Como recogíamos hace unas semanas, esta decisión del Gobierno alemán dejará en la desprotección a los solicitantes de asilo LGTB, que en Argelia, Marruecos y Túnez se enfrentan al hostigamiento social y del Estado.

La diputada de La Izquierda Henriette Quade se refirió al asunto de forma crítica. “La seguridad [en el Magreb] es especialmente precaria para los homosexuales. Está prohibida y ampliamente estigmatizada. Quien vive su homosexualidad abiertamente se enfrenta a penas de cárcel”, afirmaba. Justo tras esta intervención, el diario de sesiones recoge el exabrupto del diputado de AfD Andreas Gehlmann: “¡Deberíamos hacer eso también en Alemania!”.

Aunque en la grabación de la sesión no se escucha la exclamación de Gehlmann, el grupo parlamentario de la AfD ha emitido un comunicado en el que asegura que el diputado se estaba refiriendo a la “estigmatización” y no al encarcelamiento: “Gehlmann había expresado que ‘se debería estigmatizar a quien viva abiertamente su homosexualidad’”, afirma la nota de prensa, que añade que Gehlmann “rechaza frontalmente la corrupción moral y la expresión pública de la sexualidad en general”.

Queda claro, por tanto, que con independencia de las opiniones reales del diputado de AfD, el partido de derecha populista (que en Sajonia-Anhalt se alzó con la segunda posición en las elecciones del pasado marzo) se posiciona claramente contra la libertad de expresión de la población LGTB. La formación, que ha acusado a los taquígrafos de no situar correctamente el exabrupto de Gehlmann en el diario de sesiones, vuelve a utilizar un discurso de odio homófobo del que hace dos meses recogíamos otro ejemplo.

El crecimiento de AfD y su preocupante deriva homófoba

Desde su fundación en febrero de 2013, la AfD se va implantando en las instituciones germanas tras cada nueva elección. Pocos meses después de su presentación oficial, y con un programa centrado en la salida de Alemania de la zona euro, el partido daba la sorpresa en las elecciones federales de septiembre de 2013 al alcanzar un 4,7% de los votos y quedarse a las puertas de entrar en el Bundestag (la barrera de entrada a la cámara baja del Parlamento alemán es el 5%). En las siguientes citas electorales, la nueva formación consiguió entrar en el Parlamento Europeo con siete diputados, y en la actualidad tiene representación en la mitad de los parlamentos regionales del país.

Centrados en un principio en las propuestas económicas y de regeneración política, la AfD no tardó en mostrar su lado más reaccionario en materia de libertades, y en concreto, de derechos LGTB. Si bien al principio mostrar una cara amable alejada de extremismos, iniciativas como la de apoyar la equiparación fiscal de las parejas del mismo sexo (a la que se sumó AfD Berlín) se toparon con el rechazo de la cúpula del partido. La división entre los partidarios de un enfoque más centrado en lo económico y los que defienden el discurso duro contra la inmigración se saldó con la salida del exportavoz Bernd Lucke, quien fundó su propio partido (Alianza para el Progreso y el Resurgir, ALFA).

La AfD ya se había apuntado con entusiasmo al movimiento homófobo Demo für alle, un calco de la francesa Manif pour tous que lucha contra la educación en la diversidad afectivo-sexual en las escuelas alemanas. El plan educativo propuesto por el Gobierno regional de Baden-Wurtemberg incluía entre sus objetivos la “aceptación de la diversidad sexual”. Una mención que motivó la ira de los ultraconservadores, que llevaron a cabo una serie de manifestaciones en las cuales participó activamente el partido populista. Otras dos muestras de sus posiciones contrarias a los derechos LGTB fueron invitar a un defensor de los homófobos en Francia y Rusia como Jürgen Elsässer a un acto de su partido o reafirmar su posición contraria a la adopción homoparental.

Decididamente escorado hacia los planteamientos más derechistas bajo la dirección de Frauke Petry, la formación también ha hecho causa común con el movimiento islamófobo Pegida. Con el debate sobre la llamada crisis de los refugiados todavía candente, la AfD obtuvo sus mayores éxitos hasta la fecha en las elecciones regionales celebradas hace unas semanas. El partido se alzó con la segunda posición en el Land oriental de Sajonia-Anhalt con un 24,2% y ascendió al tercer lugar en Baden-Wurtemberg y Renania-Palatinado, con un 15,1% y un 12,6% respectivamente.

Plenamente establecidos como un nuevo actor de la política alemana, la AfD presentaba en marzo su programa marco para las próximas citas electorales. Un documento que subraya el carácter reaccionario de la formación y que, en materia LGTB, pone por escrito lo que ya venía defendiendo en las calles. A saber, el “reconocimiento de la familia tradicional” formada por “padre, madre e hijos” como “el ideal”, o el rechazo a la enseñanza de la diversidad afectivo-sexual y a la perspectiva de género. En resumen, una formación que, de confirmar su consolidación, traerá consigo una derechización de la política alemana y abrirá un panorama aún más sombrío para los derechos LGTB en el país más poblado y económicamente poderoso de la Unión Europea.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La AfD, el partido alemán de derecha populista, delinea un programa antiLGTB y opuesto a la educación en la diversidad afectivo-sexual

Martes, 5 de abril de 2016

ale. afd candidatoEl partido de derecha populista y xenófoba Alternativa para Alemania (AfD) ha revelado su programa marco para las próximas convocatorias electorales. La AfD, que ha conseguido un gran éxito en las elecciones regionales del pasado 13 de marzo, plantea la defensa de la “familia tradicional” y la prohibición de referirse a la realidad LGTB en los centros educativos.

Desde su fundación en febrero de 2013, la AfD se va implantando en las instituciones germanas tras cada nueva elección.

Pocos meses después de su presentación oficial, y con un programa centrado en la salida de Alemania de la zona euro, el partido daba la sorpresa en las elecciones federales de septiembre de 2013 al alcanzar un 4,7% de los votos y quedarse a las puertas de entrar en el Bundestag (la barrera de entrada a la cámara baja del Parlamento alemán es el 5%). En las siguientes citas electorales, la nueva formación consiguió entrar en el Parlamento Europeo con siete diputados, y en los parlamentos regionales de Brandeburgo, Sajonia y Turingia, con resultados alrededor del 10%.

Centrados en un principio en las propuestas económicas y de regeneración política, la AfD no tardó en mostrar su lado más reaccionario en materia de libertades, y en concreto, de derechos LGTB. Si bien al principio mostrar una cara amable alejada de extremismos, iniciativas como la de apoyar la equiparación fiscal de las parejas del mismo sexo (a la que se sumó AfD Berlín) se toparon con el rechazo de la cúpula del partido. La división entre los partidarios de un enfoque más centrado en lo económico y los que defienden el discurso duro contra la inmigración se saldó con la salida del exportavoz Bernd Lucke, quien fundó su propio partido (Alianza para el Progreso y el Resurgir, ALFA).

La AfD ya se había apuntado con entusiasmo al movimiento homófobo Demo für alle, un calco de la francesa Manif pour tous que lucha contra la educación en la diversidad afectivo-sexual en las escuelas alemanas. El plan educativo propuesto por el Gobierno regional de Baden-Wurtemberg incluía entre sus objetivos la “aceptación de la diversidad sexual”; algo que motivó la ira de los ultraconservadores, que llevaron a cabo una serie de manifestaciones en las cuales participó activamente el partido populista. Otras dos muestras de sus posiciones contrarias a los derechos LGTB fueron invitar a un defensor de los homófobos en Francia y Rusia como Jürgen Elsässer a un acto de su partido o reafirmar su posición contraria a la adopción homoparental.

Decididamente escorado hacia los planteamientos más derechistas bajo la dirección de Frauke Petry, la formación también ha hecho causa común con el movimiento islamófobo Pegida. Con el debate sobre la llamada crisis de los refugiados todavía candente, la AfD obtuvo sus mayores éxitos hasta la fecha en las elecciones regionales celebradas hace apenas unas semanas. El partido se alzó con la segunda posición en el Land oriental de Sajonia-Anhalt con un 24,2% y ascendió al tercer lugar en Baden-Wurtemberg y Renania-Palatinado, con un 15,1% y un 12,6% respectivamente.

Plenamente establecidos como un nuevo actor de la política alemana, la AfD presentaba el miércoles pasado su programa marco para las próximas citas electorales. Un documento que subraya el carácter reaccionario de la formación y que, en materia LGTB, pone por escrito lo que ya venía defendiendo en las calles. A saber, el “reconocimiento de la familia tradicional” formada por “padre, madre e hijos” como “el ideal”, o el rechazo a la enseñanza de la diversidad afectivo-sexual y a la perspectiva de género: “nuestros hijos no deben convertirse en el juguete de una ruidosa minoría sexual”. En resumen, una formación que, de confirmar su consolidación, traerá consigo una derechización de la política alemana y abrirá un panorama aún más sombrío para los derechos LGTB en el país más poblado y económicamente poderoso de la Unión Europea.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

El Bundesrat alemán aprueba una moción de apoyo al matrimonio igualitario

Martes, 16 de junio de 2015

BundesratEl Bundesrat, la cámara alta del Parlamento alemán en la que están representados los estados federados, aprobó el pasado viernes una resolución que insta al Gobierno de Angela Merkel a abrir el matrimonio a las parejas del mismo sexo. Además, una comisión del propio Bundesrat comenzará a tramitar su propio proyecto de ley en esa misma dirección.

Crece la presión sobre el Gobierno de gran coalición entre democristianos (CDU/CSU) y socialdemócratas (SPD) en relación al matrimonio igualitario: el asunto está políticamente candente desde su aprobación por la vía del referéndum en Irlanda. Sin embargo, aunque el SPD es favorable a la medida choca con sus impenetrables socios de gobierno y la intransigencia del partido de la canciller (en el que sin embargo se empiezan a escuchar voces discrepantes) provocan una situación de inmovilismo en el Bundestag. Una cámara en la que, a pesar de que los partidos favorables a la igualdad suman mayoría absoluta, los intentos de Los Verdes y La Izquierda (Die Linke) de introducir el tema en la agenda legislativa no lo han conseguido por la dureza del partido de Angela Merkel.

En este contexto, los gobiernos regionales conformados por coaliciones de izquierda (SPD-Verdes, SPD-Linke, Linke-SPD-Verdes) han unido sus votos en el Bundesrat para pedir al Gobierno que acabe con la discriminación de las parejas del mismo sexo en el acceso al matrimonio. Conviene aclarar que, a diferencia del Bundestag, la cámara alta está conformada por representaciones de los gobiernos de los estados federados y no por grupos parlamentarios. Cada Land cuenta con entre tres y seis miembros, según su población, y el apoyo o no a una iniciativa parlamentaria por parte de un estado debe estar respaldado por todos los partidos que forman parte de su gobierno.

Así pues, los estados de Baden-Wurtemberg, Baja Sajonia, Brandeburgo, Bremen, Hamburgo, Renania del Norte-Westfalia, Renania-Palatinado, Schleswig-Holstein y Turingia, gobernados todos ellos por coaliciones de partidos de izquierda que suman 40 de los 69 votos del Bundesrat acordaron solicitar al Gobierno federal acabar con la discriminación de las parejas del mismo sexo que todavía existe y establecer una equiparación completa del matrimonio entre parejas del mismo y de distinto sexo en todo el derecho federal. Lo cual comprende la apertura del matrimonio mediante reforma del Código Civil y con ello la creación de un derecho completo de adopción conjunta para las parejas del mismo sexo.

La resolución, que no es vinculante pero posee un importante valor simbólico, se adoptó en paralelo al anuncio de que la misma cámara comenzará a tramitar su propio proyecto de ley de matrimonio igualitario, con independencia de los pasos que mientras tanto puedan dar el Gobierno y el Bundestag. La iniciativa se tramitará ahora en la comisión correspondiente de la cámara alta. Los precedentes, sin embargo, no invitan a ser optimistas: Ya en 2013, el Bundesrat aprobó una propuesta en este sentido, que fue completamente ignorada por el Bundestag hasta que se celebraron las elecciones generales de ese año.

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Se cumplen 20 años de la despenalización completa de la homosexualidad en Alemania

Miércoles, 18 de junio de 2014

Hiller_tract_against_Paragraph_175Hoy en día, la legalidad de las relaciones entre personas del mismo sexo en un país de Europa occidental se da por hecha. Sin embargo, no está de más recordar que la homosexualidad formó parte del Código Penal alemán hasta la relativamente reciente fecha de 1994. Por desgracia, en la semana en la que se cumplen 20 años de la derogación del infame artículo 175, todavía hay quien añora los largos años de su vigencia.

La criminalización de las relaciones sexuales consentidas entre hombres llegó a Alemania en 1871, año en que se ilegalizaron “los actos contra natura entre personas del sexo masculino o entre personas y animales”. La pena alcanzaba entonces los seis meses de prisión. La situación empeoró considerablemente bajo el régimen nazi, cuando toda forma de afecto entre hombres fue castigada con cinco años de prisión; miles de homosexuales o sospechosos de serlo fueron enviados a los campos de concentración, donde la mayoría de ellos murieron a causa de los malos tratos y los trabajos forzados.

Pero mientras que las demás víctimas del Holocausto fueron debidamente compensadas y reconocidas tras la Segunda Guerra Mundial, y las leyes contra ellas derogadas, el artículo 175 mantuvo su vigencia y las personas LGTB siguieron siendo perseguidas; a veces, incluso, con pruebas recogidas durante los años del nazismo. La evolución fue diferente en la República Federal (RFA) y la República Democrática (RDA): el Gobierno comunista de la RDA dejó de perseguir a homosexuales a partir de finales de los años 50, reformó la legislación para permitir las relaciones consentidas entre varones adultos en 1968 y equiparó la edad de consentimiento con la del sexo heterosexual en 1988. Sin embargo, la RFA castigó las relaciones entre varones hasta 1973 y no eliminó por completo el vergonzante artículo 175 hasta 1994, ya después de la reunificación.

Con posterioridad a la derogación, los colectivos LGTB se centraron en conseguir la anulación de las sentencias por homosexualidad y la reparación de sus víctimas. Por sorprendente que parezca, hasta 2002 no se consiguió la nulidad de las condenas dictadas durante el régimen nazi, y ello todavía contra el criterio de los democristianos de la CDU/CSU y de los liberales del FDP. Las sentencias posteriores a 1945, a pesar de basarse en la versión agravada del artículo 175 aprobada por los nazis, siguen siendo consideradas como válidas. Según la CDU, “las decisiones de un Estado de derecho y sus tribunales no pueden ser consideradas de manera global como injustas”. Una posición que condena a cientos de homosexuales a vivir con el estigma de tener antecedentes penales por el mero hecho de serlo.

Dirigente local de la CDU lamenta el fin de la persecución LGTB

A pesar de la más que evidente injusticia cometida, y todavía sin reparar, contra las personas LGTB en Alemania, algunos sienten nostalgia de los años en los que la homosexualidad era un delito. El ya exlíder de la CDU en la localidad de Wallmerod (en el estado de Renania-Palatinado), Sven Heibel, duda de que la derogación del artículo 175 “sea un motivo de celebración y se jacta de poseer un Código Penal anterior a 1994 en el que todavía figura el párrafo homófobo. Heibel, de 32 años, se justifica remitiéndose  “como cristiano” a la Biblia, así como ironizando: “en la mayoría de los países del mundo [la homosexualidad] está penada… entonces están todos equivocados” y esgrimiendo la “obligación de proteger a los niños”.

Las reacciones dentro de su partido han sido de un rápido distanciamiento: las juventudes democristianas lo han expulsado de sus filas, y la federación de la CDU de Renania-Palatinado se ha desmarcado de las posiciones de Heibel señalando que “no representan la opinión del partido”. Finalmente, el político ha abandonado el partido este lunes aduciendo que la CDU “no acepta la expresión libre de mis propias opiniones” y ha borrado su página de Facebook. Eso sí, sin retractarse en ningún momento de sus homófobas opiniones.

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.