Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Bundesrat’

Alemania retoma la reforma constitucional para prohibir la discriminación basada en la orientación sexual

Martes, 12 de noviembre de 2019

verfassungggwdrimagogjpg100~_v-TeaserAufmacher.jpgAlemania está un paso más cerca de aprobar una reforma constitucional que proteja a sus ciudadanos LGTBI al máximo nivel normativo. El Bundestag inició el viernes pasado el debate sobre la inclusión en la Ley Fundamental de la prohibición de la discriminación basada en la orientación sexual. El cambio de postura de la CDU/CSU de la canciller Angela Merkel, que tras rechazar la iniciativa se muestra ahora favorable a estudiarla, aumenta las posibilidades de que se alcance un acuerdo en las próximas semanas.

El blindaje constitucional de la protección contra la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género es una reivindicación histórica del activismo LGTB alemán, que lo puso sobre la mesa tras las elecciones de 2017. Aunque el consenso parecía posible en las fallidas negociaciones entre CDU/CSU, FDP y Verdes, el decepcionante acuerdo que finalmente renovó la gran coalición entre democristianos y socialdemócratas ignoró este punto junto con el resto de las demandas de los colectivos.

En junio del año pasado, sin embargo, el SPD se unía al resto de fuerzas favorables a la igualdad LGTB representadas en el Parlamento alemán y con las que gobierna en cinco Länder para reclamar la medida. El Gobierno regional de Berlín, al que se unieron los de Brandeburgo, Bremen, Renania-Palatinado y Turingia, presentaba una iniciativa para blindar el derecho a la no discriminación de las personas LGTB en la Ley Fundamental alemana. La reforma presentada en el Bundesrat, la cámara de representación de los estados federados, consistiría en añadir la «identidad sexual y de género» a las categorías merecedoras de protección que recoge el artículo 3.3 de la Constitución, que en la actualidad reza:

Nadie debe ser discriminado o privilegiado por razón de su sexo, su origen familiar, su raza, su lengua, su procedencia, sus creencias, sus ideas religiosas o políticas. Nadie debe ser discriminado por razón de su discapacidad.

La reforma constitucional necesita el apoyo de los dos tercios tanto de la cámara alta como del Bundestag, por lo que el concurso de la CDU/CSU se hace imprescindible para su aprobación. La reticencia de la formación de la canciller a los avances legislativos en la igualdad LGTB provocó que la propuesta de los Länder en el Bundesrat quedara en suspenso por falta de mayoría. Ello a pesar de que a los cinco estados promotores se les había unido Schleswig-Holstein, gobernado por una coalición «jamaicana» entre CDU, liberales y verdes.

Bloqueada la vía del Bundesrat, los partidos de la oposición democrática (FDP, La Izquierda y Los Verdes) pusieron en marcha una iniciativa paralela en la cámara baja. El pasado mes de mayo anunciaron una proposición de ley para incluir la «identidad sexual» en el artículo 3.3 de la carta magna, una iniciativa que presentaron en el Bundestag en septiembre. Todavía entonces, los democristianos del partido de Merkel cuestionaban la necesidad del cambio. A diferencia del proyecto del Bundesrat, los legisladores omitieron la expresión «identidad de género», alegando que las personas trans ya están cubiertas por la referencia al sexo.

El debate sobre la proposición comenzó el pasado viernes con la grata sorpresa de la disposición de los democristianos a sumarse al consenso por la reforma. Un giro que explicitó Volker Ullrich al mostrarse favorable a un debate «abierto, sincero y constructivo» sobre la propuesta. Más aún, el diputado de la CSU defendió el blindaje de la no discriminación como una forma de disipar dudas sobre la constitucionalidad de las leyes de igualdad LGTBI, como el matrimonio igualitario. El apoyo de la formación de la canciller despejaría el camino hacia la aprobación de la reforma de la Ley Fundamental, a pesar de la beligerante oposición de la extrema derecha de Alternativa para Alemania (AfD). Su diputado Fabian Jacobi justificó su rechazo a la medida en que, según su visión, la mayoría de los homosexuales querría mantener su orientación «en la esfera privada».

Precisamente el auge de los discursos de odio LGTBfobo, como el de los representantes de AfD, ha sido la principal motivación de las fuerzas políticas que han propuesto la medida. La legislación alemana contempla la prohibición expresa de la discriminación basada en la «identidad sexual» desde la aprobación en 2006 de la Ley General de Igualdad de Trato, pero su plasmación a nivel constitucional serviría de blindaje de estos derechos.

Actualmente, las Constituciones de BoliviaEcuador y Malta hacen referencia explícita a la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género. Las de MéxicoPortugalSan Marino, Sudáfrica y Suecia mencionan solo la orientación sexual. Dentro de Alemania, los estados federados de Brandeburgo y Turingia se refieren en sus leyes fundamentales a la protección de las personas LGTB.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Más de 32.000 parejas del mismo sexo se han casado en Alemania desde la entrada en vigor del matrimonio igualitario

Jueves, 5 de septiembre de 2019

christopher-street-day-muenchenLa Oficina Federal de Estadística de Alemania ha hecho públicos los datos de nupcialidad de 2018, primer año completo en el que fue posible el matrimonio entre personas del mismo sexo en el país. Desde el 1 de octubre de 2017, día en el que entró en vigor la ley de igualdad matrimonial, hasta el final de 2018, se celebraron 32.904 bodas entre parejas del mismo sexo. Aproximadamente la mitad de ellas fueron entre hombres y la otra mitad entre mujeres, y en conjunto representan un 7,3% del total. En dos de cada tres casos se trató de uniones civiles, que se llevan celebrando desde 2001, reconvertidas a matrimonios.

En una jornada histórica, el Bundestag alemán aprobaba el matrimonio igualitario el 30 de junio de 2017. Tras recibir el visto bueno de los estados federados representados en el Bundesrat, el presidente de la República ratificaba la norma con su firmaSu entrada en vigor se produjo el 1 de octubre de 2017: la formada por Karl Kreile y Bodo Mende (en la imagen superior) fue la primera pareja en contraer matrimonio, después de 38 años de relación.

ddjdx8cxoaixj4tDesde entonces, según los datos que publicó la Oficina Federal de Estadística la semana pasada, más de 32.000 parejas han hecho lo propio. Las cifras recogen el periodo comprendido entre la entrada en vigor de la norma y el 31 de diciembre de 2018. Un 7,3% de las bodas celebradas en esos quince meses (aproximadamente uno de cada catorce enlaces) fueron entre personas del mismo sexo. La contribución de estas parejas impulsó la tasa de nupcialidad global del 4,9‰ al 5,4‰, una cifra que no se alcanzaba desde el año 1994.

Conviene aclarar que, en dos de cada tres casos, los enlaces se celebraron entre parejas ya unidas civilmente que reconvirtieron su unión a un matrimonio. Este proceso fue especialmente intenso en los primeros tres meses de vigencia de la norma. La ley de matrimonio igualitario abrió esta posibilidad, pero cerró la celebración de nuevas uniones civiles, figura instaurada en 2001. Por lo que se refiere a la proporción entre sexos, la cifra total de bodas entre hombres y entre mujeres es similar, con un ligerísimo predominio de las primeras (51%).

9495067403_dcff1d3bb7_o-696x391El desglose por estados federados no está disponible en la página del organismo estadístico. En septiembre del año pasado nos hicimos eco de una encuesta sobre matrimonios entre personas del mismo sexo en las principales ciudades alemanas durante el primer año de vigencia de la ley. En ese estudio despuntaba claramente Berlín, con un 25% de bodas de parejas del mismo sexo sobre el total.

¿Y en España?

En España, el Instituto Nacional de Estadística (INE) viene registrando la cifra de matrimonios por sexo de los contrayentes desde la entrada en vigor de la igualdad matrimonial en 2005. Según los últimos datos provisionales publicados, cerca de 50.000 parejas del mismo sexo se han casado legalmente en España. En 2018 representaron el 2,9% del total de enlaces. La proporción entre los matrimonios celebrados entre hombres y entre mujeres se ha ido igualando progresivamente y el año pasado los segundos fueron por primera vez mayoritarios.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , ,

Alemania discutirá el blindaje en la Constitución de la prohibición de la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género

Lunes, 4 de junio de 2018

BundesratLos Gobiernos de cinco estados federados alemanes registraron este miércoles una iniciativa legislativa ante el Bundesrat alemán para elevar a rango constitucional la prohibición de la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género. Las administraciones regionales, en las que están representados los partidos socialdemócrata, verde, liberal y Die Linke (La Izquierda), atienden así una demanda histórica de los colectivos LGTB. El acuerdo de gran coalición entre la CDU/CSU y el SPD, que concedió a Angela Merkel su cuarto mandato, la había pasado por alto. Pero la aprobación de la reforma constitucional requeriría necesariamente el concurso del partido de la canciller.

Los Gobiernos regionales de Berlín (SPD-Linke-Verdes), Brandeburgo (SPD-Linke), Bremen (SPD-Verdes), Renania-Palatinado (SPD-FDP-Verdes) y Turingia (Linke-SPD-Verdes) han presentado una iniciativa para blindar el derecho a la no discriminación de las personas LGTB en la Ley Fundamental alemana. La reforma presentada en el Bundesrat, la cámara de representación de los estados federados, consistiría en añadir la «identidad sexual y de género» a las categorías merecedoras de protección que recoge el artículo 3.3 de la Constitución, que en la actualidad reza:

Nadie debe ser discriminado o privilegiado por razón de su sexo, su origen familiar, su raza, su lengua, su procedencia, sus creencias, sus ideas religiosas o políticas. Nadie debe ser discriminado por razón de su discapacidad.

El blindaje constitucional de la protección contra la discriminación basada en la orientación sexual y en la identidad de género es una reivindicación histórica del activismo LGTB alemán, que lo puso sobre la mesa tras las elecciones de 2017. El decepcionante acuerdo que renovó la gran coalición entre la CDU/CSU y el SPD ignoró este punto junto con el resto de las demandas de los colectivos.

Ahora, sin embargo, el SPD se une al resto de fuerzas favorables a la igualdad LGTB representadas en el Parlamento alemán y con las que gobierna en cinco Länder para reclamar la medida. Se trata de una iniciativa promovida por el Gobierno de la ciudad-estado de Berlín, a la que se han unido otros estados federados regidos por coaliciones sin presencia de los democristianos de la CDU o la CSU.

El auge de los discursos de odio LGTBfobo, que tiene en la presencia parlamentaria de la extrema derecha de Alternativa para Alemania (AfD) su más clara expresión política, ha sido la principal motivación de las fuerzas representadas en los Gobiernos que han propuesto la medida. La legislación alemana contempla la prohibición expresa de la discriminación basada en la «identidad sexual» desde la aprobación en 2006 de la Ley General de Igualdad de Trato, pero su plasmación a nivel constitucional serviría de blindaje de estos derechos.

El proyecto presentado el pasado miércoles en el Bundesrat necesita el apoyo de los dos tercios tanto de esta cámara como del Bundestag, por tratarse de una reforma de la Constitución. Descartada la AfD por su abierta LGTBfobia, el concurso de la CDU/CSU se hace por tanto imprescindible para su aprobación. La conocida reticencia de la formación de la canciller a los avances legislativos en la igualdad LGTB enfría las expectativas de éxito de la propuesta.

Actualmente, las Constituciones de Bolivia, Ecuador y Malta hacen referencia explícita a la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género. Las de México, Portugal, Sudáfrica y Suecia mencionan solo la orientación sexual. Dentro de Alemania, los estados federados de Brandeburgo y Turingia se refieren en sus leyes fundamentales a la protección de las personas LGTB.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El matrimonio igualitario recibe el visto bueno de los estados alemanes representados en el Bundesrat y queda solo pendiente de la rúbrica del jefe del Estado

Lunes, 10 de julio de 2017

BundesratEl Bundesrat o Consejo Federal, la institución que representa a los dieciseis estados federados de Alemania y que actúa a modo de cámara alta, ha dado su visto bueno sin necesidad de voto a la ley de matrimonio igualitario aprobada hace solo una semana por el Bundestag. Incluso Baviera, cuyo gobierno se opone a la ley, ha optado por no obstaculizar su aprobación, con lo que ya solo falta que el presidente de la República, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, la rubrique. La ley entrará en vigor el próximo 1 de octubre.

Hace una semana el Bundestag aprobaba el proyecto de ley de matrimonio igualitario por 393 votos a favor frente a 226 en contra. Como entonces detallamos, los acontecimientos se habían precipitado días antes, cuando la canciller Angela Merkel avanzaba su intención de otorgar libertad de voto a sus diputados en esta materia. Un cambio de criterio que provocaba, de forma inmediata, la reacción de los socialdemócratas, que durante toda la legislatura habían rechazado sumar sus votos a los de la oposición para aprobar una medida que quedaba expresamente fuera del acuerdo de gobierno entre democristianos y socialdemócratas (la “gran coalición”) y que abría la puerta a una rápida aprobación de un texto que llevaba esperando desde 2015, año en que lo aprobó el Bundesrat.

Solo una semana después de que el Bundestag aprobara con una clara mayoría la ley (que contó incluso con el apoyo de 75 de los 309 diputados democristianos), el Bundesrat le ha dado su visto bueno. Lo ha hecho por acuerdo de todos los estados allí representados, lo que muestra además de forma evidente el deseo de la CDU de Merkel (y de sus socios bávaros de la CSU) de dejar resuelto este tema antes de la inminente campaña electoral. Lo explicamos: a diferencia, por ejemplo, del Senado español, el Bundesrat es una verdadera cámara de representación territorial, en la cual están representados los dieciséis gobiernos de los estados alemanes. Los representantes de cada estado deciden en bloque, y en el caso de los gobiernos de coalición (que en este momento son todos, salvo Baviera) los partidos que la forman deben acordar su posición. Si no hay acuerdo, el estado se abstiene.

Todos los ojos estaban puestos, en este caso, tanto en los estados en los que la CDU forma parte de un gobierno de coalición (con socialdemócratas y/o verdes y/o liberales), como sobre todo en el estado de Baviera, el único que a día de hoy gobiernan en solitario los conservadores (en concreto, la CSU o Unión Social Cristiana, el homólogo bávaro de la CDU, que se mantiene como partido independiente y que de hecho suele mantener posturas especialmente conservadoras). Pues bien, ninguno de ellos ha hecho uso de su derecho a solicitar el voto, lo que hubiera obligado a los estados en los que de una u otra forma gobierna la CDU a pronunciarse. Dado que estos son hoy día mayoría, podría haberse dado la circunstancia de que hubiera mayoría de abstenciones, lo que hubiese supuesto enviar la ley a un comité de mediación y muy posiblemente dejarla en vía muerta dada la fecha (la de hoy era la última sesión del Bundesrat antes de la pausa veraniega) y la cercanía de las elecciones. Ni siquiera Baviera, cuyo ministro de Justicia Winfried Bausback ha intervenido mostrando su convencimiento de que el matrimonio es “entre un hombre y una mujer” y dudando de la constitucionalidad de la ley, ha querido obstaculizar su aprobación definitiva…

En este momento, solo queda un trámite: la rúbrica del presidente de la República Federal de Alemania, Frank-Walter Steinmeier. A pesar de que sus atribuciones son sobre todo protocolarias y de representación, Steinmeier puede negarse a rubricar una ley si tiene dudas de su constitucionalidad, solicitando antes la opinión del Tribunal Constitucional. Nadie duda, sin embargo, que Steinmeier, un socialdemócrata, firmará la ley, que entrará en vigor el próximo 1 de octubre (precisamente una semana después de las elecciones generales).

Un sencillo articulado

Como explicamos hace una semana, el Proyecto de ley para la introducción del derecho al matrimonio para las personas del mismo sexo” es un texto muy parecido a la ley española de 2005, y en cuyo primer artículo se modifica el Código Civil con la frase:

El matrimonio se contrae por dos personas de distinto o del mismo sexo para toda la vida.

La ley también prevé la conversión de las uniones civiles a matrimonios, como han hecho otros países.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , ,

¡Por fin! El Parlamento alemán aprueba el matrimonio igualitario por abrumadora mayoría… con el voto en contra de Angela Merkel

Sábado, 1 de julio de 2017

ddjdx8cxoaixj4tDía histórico para los derechos LGTB en Europa: el Bundestag de Alemania aprueba el matrimonio igualitario

En la mañana de ayer el Parlamento alemán ha aprobado la medida con 393 votos a favor y 226 en contra.

Alemania se convierte en el 14º país europeo en eliminar la discriminación de las parejas del mismo sexo en el acceso al matrimonio, tras una larga lucha y con un amplísimo respaldo social.

Después de muchas idas y venidas, se venían debatiendo y votando distintas propuestas desde el 2010, el Bundestag ha dicho sí. La propuesta partía del SPD, el partido socialdemócrata, que había amenazado a la Unión Cristianodemócrata que no habría coalición tras las elecciones si no se aprobaba el matrimonio.

Alemania celebrará elecciones en septiembre, y para evitar que este asunto se convirtiera en “tema electoral”, Merkel decidió dar libertad de voto a sus diputados, aunque ella votó en contra porque dice que “el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer”. Eso sí, ahora dice que ha cambiado de idea respecto a la adopción y que en ese punto está a favor.

Parecía impensable hace tan solo una semana, y hoy es una realidad. El Bundestag alemán ha dado su visto bueno, por 393 votos a favor frente a 226 en contra, al proyecto de ley de matrimonio igualitario que aprobó el Bundesrat en septiembre de 2015. Respaldaron el proyecto los diputados del Partido Socialdemócrata (SPD), de La Izquierda y los Verdes, además de miembros de la Unión Cristianodemócrata que lidera Merkel, que dio libertad de voto para que se votara en conciencia.Los acontecimientos se han precipitado desde que Angela Merkel avanzara su intención de otorgar libertad de voto a sus diputados este lunes. En una jugada maestra de Martin Shulz, en apenas cuatro días, el levantamiento del bloqueo por parte de los socialdemócratas ha permitido la tramitación de la medida y ha hecho valer, en la recta final de la legislatura, la mayoría progresista de la cámara baja. Alemania deja de ser una excepción en Europa occidental y sienta un importante precedente para otros países de su órbita cultural y política. Ahora el texto debe ser ratificado de nuevo por la cámara alta y firmado por el presidente Frank-Walter Steinmeier, antes de entrar en vigor. Las primeras bodas se celebrarán previsiblemente en octubre.

alemania-matrimonio-igualitario-696x392La canciller fue una de las primeras en depositar su voto en la urna colocada en el centro del salón de plenos y eligió la tarjeta azul, que hoy representaba el “no” a la legalización del matrimonio homosexual.

El portavoz socialdemócrata, Thomas Oppermann, defendió el paso dado por su partido, que forzó que se debatiera la iniciativa antes de finalizar la legislativa rescatando un proyecto de ley de 2015 del estado federado de Renania-Palatinado que ya había pasado por el Bundesrat, la cámara alta, y que estaba aparcado en el Bundestag. “Esta decisión quizá no es buena para la coalición, pero es buena para las personas, y buena para el Parlamento”, manifestó Oppermann, quien rechazó que sea necesario reformar la Constitución. “Si el matrimonio para todos llega, se habrá dado algo a alguien, pero no se le habrá quitado nada a nadie“, subrayó intentando convencer a los diputados reticentes, a quienes mostró su respeto.

 En nombre de la Unión Cristianodemócrata (CDU), el líder del grupo parlamentario, Volker Kauder, se convirtió en portavoz de quienes defienden que “el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer”, aunque manifestó su respeto a sus compañeros con una opinión diferente. “Yo personalmente nunca pondré mi firma en algo que represente el matrimonio para todos, por motivos de conciencia”, declaró Kauder, quien expresó dudas sobre la constitucionalidad de la ley al entender que la concepción cristiana del matrimonio está protegida en la ley fundamental alemana.

Desde el mismo partido, el diputado Jan Marco Luczak defendió el “sí” al proyecto al recordar que el respeto, el amor y la convivencia son valores tradicionales que deben defender los conservadores y consideró que no se necesita ninguna reforma constitucional para abrir el matrimonio.

Desde La Izquierda y los Verdes se felicitaron por el logro “histórico” alcanzado y reivindicaron su lucha durante décadas por los derechos de los homosexuales, con numerosos activistas presentes hoy en la tribuna de invitados.

Merkel se ha mostrado a favor del derecho de adopción para las parejas homosexuales, pero justificó su “no” al proyecto para legalizar el matrimonio homosexual al señalar que, para ella, el matrimonio según la Constitución es la unión de un hombre y una mujer. Merkel argumentó su voto en una breve comparecencia ante los medios después de que el pleno del Bundestag (cámara baja) aprobara la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, con los votos de los diputados socialdemócratas, de La Izquierda y de los Verdes y también de parlamentarios conservadores, que tuvieron libertad de voto. La canciller recordó que en los últimos años se habían eliminado “paso a paso” todas las discriminaciones para las parejas homosexuales y faltaba el derecho a adoptar niños. Tras reflexionar mucho sobre el bienestar de los menores, dijo , llegó a la conclusión de que “la adopción también debería ser posible” para las parejas homosexuales.

Sin embargo, a su juicio, el artículo 6 de la Constitución alemana, cuando señala que “el matrimonio y la familia se encuentran bajo la protección especial del orden estatal”, está hablando del matrimonio entre un hombre y una mujer. Merkel, consciente de las diferentes opiniones en su partido, decidió que los diputados del grupo parlamentario conservador votaran en conciencia. Calificó el debate que ha derivado en la aprobación del matrimonio homosexual de “emocional”, también para ella, y confió en que ahora no se pierda el respeto y que, con la votación, se haya generado paz social y cohesión.

123103_688elconstitucionalalemandaluzverdealmatrimoniogay_principalLa lucha por la igualdad de todas las parejas en el acceso al matrimonio en Alemania se remonta muchos años atrás. Desde que el Gobierno de Gerhard Schröder, de coalición entre socialdemócratas y verdes, aprobó una ley de uniones civiles en 2001, los activistas LGTB reivindican su derecho a no ser tratados como ciudadanos de segunda. Su incansable trabajo y la aprobación de leyes de matrimonio igualitario en otros países europeos y del resto del mundo acabaron por convencer a las principales formaciones políticas del centro y la izquierda. Pero la posición dominante de los democristianos de la CDU/CSU de Angela Merkel desde 2005, impidió a sus socios de coalición (fueran el SPD o el FDP) hasta ahora los intentos de aprobar la medida.

Durante la legislatura 2009-2013, en la que la canciller se apoyó en los liberales del abiertamente gay Guido Westerwelle para gobernar, la igualdad matrimonial llegó a la primera línea política. En septiembre de 2010, el Bundesrat (cámara de representación de los estados federados) rechazaba una propuesta presentada por el estado de Berlín. En junio de 2012 era el Bundestag el que votaba contra un proyecto de ley de Los Verdes. Solo unos meses antes, el SPD, entonces en la oposición, había decidido incluir la defensa del matrimonio igualitario y la adopción homoparental a su ideario. Unos meses más tarde hacía lo propio el FDP, si bien su posicionamiento no se materializó en un apoyo a las iniciativas que iban llegando al Parlamento. A pesar de ello, el Bundesrat aprobaba en 2013 una propuesta de matrimonio igualitario, que no llegó al Bundestag y entró en vía muerta con las elecciones de septiembre de ese año.

El resultado de esos comicios animaba a un moderado optimismo: la salida de los liberales dejaba una mayoría progresista de partidos favorables a la igualdad matrimonial en el Bundestag. Ya durante las negociaciones para formar Gobierno, sin embargo, el panorama se ensombrecía. Y efectivamente, la decepción se instaló al constatar que el acuerdo de gran coalición entre la CDU/CSU y el SPD carecía prácticamente de compromisos concretos en el ámbito LGTB. Todos los focos se dirigieron desde entonces a los socialdemócratas, de cuyo apoyo dependía cualquier avance. Pero la la obstinación de la CDU/CSU en el acuerdo de Gobierno impidió cumplir su compromiso electoral de “igualdad al 100%”.

Quedó bloqueada durante toda la legislatura la tramitación de tres proyectos de ley de matrimonio igualitario. El primero lo presentó La Izquierda (Die Linke) ya en octubre de 2013. El segundo lo introdujo el grupo de Los Verdes en junio de 2015. Y el tercero lo aprobó el Bundesrat en septiembre de ese mismo año y es el que casi dos años después ha votado por fin el Bundestag. Durante meses, que se convirtieron en años, las tres iniciativas languidecieron en la comisión de Asuntos Jurídicos de la cámara baja. Mientras tanto, el Tribunal Constitucional eliminaba importantes discriminaciones de las parejas en una unión civil con respecto a las casadas.

El impasse se mantuvo durante la mayor parte de la legislatura. Hasta en treinta ocasiones, los socialdemócratas unieron sus votos a los democristianos para impedir que el Bundestag debatiera y votara los proyectos de ley de matrimonio igualitario. La nominación de Martin Schulz, en enero de este año, como candidato a canciller por el SPD despertaba nuevas esperanzas, pero tampoco consiguió doblegar a Merkel.

martin-schulz-devrait-etre-designer-candidat-du-spdEn abril, sin embargo, se produjo un movimiento que se reveló posteriormente como decisivo, al iniciar la reacción en cadena que ha desembocado en la votación de hoy. Los Verdes establecían la apertura del matrimonio como línea roja en una futura negociación de Gobierno. Fue decisiva la insistencia de Volker Beck, incansable defensor de la igualdad. Un mes después, los socialdemócratas sugerían que adoptarían la misma posición. También el líder del FDP, partido al que todas las encuestas auguran la reentrada en el Bundestag, se comprometía a defender la medida. El SPD esperaría a la convención de su partido, el domingo pasado, para hacer un pronunciamiento más rotundo.

Excluida la extrema derecha de la AfD y la izquierda de Die Linke, la probable cuarta victoria consecutiva de Merkel se tendrá que apoyar en el FDP, el SPD o Los Verdes para llegar a la mayoría absoluta en un Parlamento fragmentado. Con los tres partidos firmemente instalados en el compromiso irrenunciable con la igualdad matrimonial, la canciller debió de pensar que era mejor ceder a tiempo. Este lunes por la noche, calificó la discusión del matrimonio igualitario como una “cuestión de conciencia. Unas palabras que hacían pensar en el levantamiento de la disciplina de voto de su grupo parlamentario.

9495067403_dcff1d3bb7_o-696x391Aprovechando el momento, el SPD reaccionaba el martes por la mañana anunciando que impulsaría una votación en el Bundestag esta semana. Los socialdemócratas vieron una ventana de oportunidad ante el cambio de posición de Merkel y decidieron utilizarla para levantar el bloqueo en la tramitación del proyecto de ley de matrimonio igualitario que aprobó el Bundesrat en septiembre de 2015. El órdago del SPD provocaba un revuelo político en sus socios de coalición, pero apenas unas horas después, se imponía la visión de la canciller. La CDU y sus aliados bávaros de la CSU anunciaban que sus diputados tendrían libertad de voto sobre la igualdad matrimonial. Finalmente, 75 (sobre un total de 309) de ellos han votado a favor. Entre ellos Jan-Marco Luczak, que defendió lo que considera un valor “conservador y cristiano“.

Una ley con un sencillo articulado

La comisión de Asuntos Jurídicos daba vía libre este miércoles a la votación en el pleno del Bundestag, con el apoyo de SPD, Verdes y Linke y la oposición de la CDU/CSU. Esa misma tarde se anunciaba el orden del día de la sesión plenaria de este viernes, cuyo primer punto era la discusión y votación del “Proyecto de ley para la introducción del derecho al matrimonio para las personas del mismo sexo”. Un texto muy parecido a la ley española de 2005, y en cuyo primer artículo se modifica el Código Civil con la frase:

El matrimonio se contrae por dos personas de distinto o del mismo sexo para toda la vida.

La ley también prevé la conversión de las uniones civiles a matrimonios, como han hecho otros países. El debate parlamentario del viernes por la mañana lo abrió Thomas Oppermann, del SPD, que defendió la ley como una medida que “dará mucho a algunos sin quitarle nada a nadie“. A favor de la medida hablaron también los portavoces de Linke, Dietmar Bartsch, y Los Verdes, Katrin Göring-Eckardt, quien agradeció el trabajo de su compañero Volker Beck, que también tomó la palabra. En contra se manifestó el líder del grupo de la CDU/CSU Volker Kauder, convencido oponente de los derechos LGTB. El histórico resultado final, 393 votos a favor frente a 226 en contra… incluido el de la propia canciller.

La aprobación de la medida podría ejercer una influencia en Austria, cuyo canciller, el socialdemócrata Christian Kern, ha prometido impulsar el matrimonio igualitario antes de que termine la legislatura. La votación de hoy en Alemania, el país más poblado y locomotora económica de la Unión Europea, puede de hecho sentar un importante precedente en otros Estados de su órbita cultural y económica. No olvidemos que en el país viven comunidades numerosas de ciudadanos procedentes de Turquía, Oriente Próximo y Europa oriental y meridional entre otros.

Sobre las consecuencias internas, en pleno periodo preelectoral, se harán muchos análisis. Parece claro que, a pesar de la rabia de los sectores más reaccionarios de la CDU/CSU, la canciller se quita de encima un asunto polémico que podía complicar las negociaciones de Gobierno tras las elecciones de septiembre. El SPD, por su parte, lo utilizará sin duda para intentar marcar distancia con los democristianos y remontar en las encuestas. El miedo de la formación de Merkel a perder electores conservadores contrasta con el amplísimo respaldo social a la igualdad matrimonial, que alcanza el 83% de la población, de acuerdo con una encuesta del pasado mes de enero.

Evelyne Paradis, directora ejecutiva de ILGA, ha declarado que “Después de años de espera y esperanzas, las familias arcoíris en Alemania recibirán ahora el mismo reconocimiento ante la ley. Este es un hito histórico que inspirará aún más cambios para las personas LGTB+”.

La de hoy es sin duda una jornada histórica para los derechos LGTB, un sentimiento incrementado si cabe por lo inesperado de la noticia hasta hace escasos días. El matrimonio para todos (Ehe für alle) es ya una realidad en Alemania. Glückwunsch! Nosotros nos alegramos mucho pero el matrimonio es solo un paso más. Queda mucho por hacer.

Por su parte, la Iglesia Evangélica Alemana (39% población de Alemania) celebra que el Parlamento apruebe el matrimonio homosexual

Y es que varias Iglesias evangélicas de diferentes regiones alemanas han equiparado este año la alianza entre dos mujeres o dos hombres. Ya sea con inscripción en los registros parroquiales, una simple bendición o aún algo inoficial: el camino al altar será más fácil para las parejas homosexuales alemanas. Varias Iglesias evangélicas de diferentes regiones alemanas han equiparado este año la alianza entre dos mujeres o dos hombres. Y a pesar de que en la Iglesia católica la bendición de estas parejas solo sucede en secreto, cada vez se elevan más voces pidiendo una regulación oficial, y no sólo en las bases. El hecho de que el papa haya cambiado totalmente el tono respecto al tema de la homosexualidad, es para muchos una señal de esperanza… Sin embargo, los obispos alemanes han afirmado ante los matrimonios homosexuales que  “No es discriminatorio que se llamen de otra manera”…

Fuentes | El País y El Mundo, vía EstoyBailando, Dosmanzanas, Universogay, AmbienteG

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Constitucional alemán avala el bloqueo impuesto por la gran coalición a la tramitación del matrimonio igualitario

Sábado, 24 de junio de 2017

123103_688elconstitucionalalemandaluzverdealmatrimoniogay_principalSe cierra una nueva puerta al matrimonio igualitario en Alemania. El Tribunal Constitucional de ese país ha desestimado el recurso presentado por Los Verdes contra el bloqueo parlamentario de democristianos y socialdemócratas a tres proyectos de ley para la apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo. La gran coalición tiene vía libre para seguir posponiendo una votación sobre el tema en el Bundestag hasta después de las elecciones de septiembre y, de hecho, es lo que volvió a hacer este miércoles. El SPD, además, mantiene las dudas sobre su compromiso con la igualdad matrimonial como condición irrenunciable para entrar en una nueva coalición de Gobierno.

Pocas novedades y mucha frustración en Alemania. Los últimos movimientos políticos y judiciales no son muy halagüeños para la igualdad LGTB. El martes pasado, el Tribunal Constitucional hacía pública su decisión de desestimar el recurso presentado hace un mes por el diputado Volker Beck, incansable promotor de la equiparación de derechos. El político verde pretendía obligar a los partidos del Gobierno, por la vía judicial, a desbloquear la tramitación parlamentaria de los proyectos de ley sobre matrimonio igualitario que llevan gran parte de la legislatura encallados por decisión de democristianos y socialdemócratas.

Concretamente son tres. El primero lo presentó La Izquierda (Die Linke) justo después de las elecciones de 2013, que resultaron en el acuerdo de gran coalición CDU/CSU – SPD. El segundo lo introdujo el grupo de Los Verdes en junio de 2015. Y el tercero lo aprobó el Bundesrat, la cámara alta del Parlamento donde están representados los estados federados, en septiembre de ese mismo año. Los partidos del Gobierno han sacado sistemáticamente del orden del día la discusión en el Pleno de los tres proyectos de ley, que languidecen en la comisión correspondiente del Bundestag.

El inmovilismo es una táctica que les conviene a ambos. A la CDU/CSU de Angela Merkel, por su posición contraria y para evitar la posibilidad de que aparezcan diputados “rebeldes” en sus filas, que voten favorablemente a la igualdad matrimonial. Y al SPD, para no tener que escoger entre rechazar la medida, contraviniendo su programa y sus promesas electorales, o votar a favor, provocando una posible crisis con sus socios de Gobierno. La perdedora de este juego de táctica partidista es la comunidad LGTB y la sociedad alemana en general, donde la igualdad de derechos goza de un apoyo ampliamente mayoritario.

Si los democristianos son coherentes con su posición oficial contraria a la equiparación, los socialdemócratas siguen jugando a la indefinición. En mayo, el ministro de Justicia Heiko Maas anunciaba lo que parecía un compromiso, y así lo recogimos, con la igualdad matrimonial como condición irrenunciable para entrar en una nueva coalición de Gobierno: “No me puedo imaginar que el SPD firme un acuerdo de coalición en el que el matrimonio para todos no esté incluido. Es una cuestión de justicia”. Pues bien, la dirección del partido ha decidido no incluir una propuesta de SPDqueer, el grupo LGTB del SPD, para fijar sobre papel precisamente la posición innegociable del partido sobre la igualdad matrimonial. La iniciativa se habría discutido en la convención de la que saldrá el programa electoral de los socialdemócratas y que tendrá lugar el próximo fin de semana.

El otro gran partido de centroizquierda, Los Verdes, sí que ha reafirmado su compromiso con el matrimonio igualitario en su programa electoral: “Con nosotros no habrá ningún acuerdo de coalición sin matrimonio igualitario”. Los democristianos de la CDU, por su parte, no descartan un acuerdo a nivel federal con la formación ecologista, con la que ya gobiernan en los Länder de Baden-Wurtemberg y Hesse. En ese caso, las posiciones inmovilistas de la CDU podrían flexibilizarse, según admite (a su pesar) el portavoz de política interior de la formación democristiana. En definitiva, todo dependerá de la correlación de fuerzas que salga de las elecciones de septiembre, para la que las últimas encuestas auguran de nuevo un claro triunfo de la formación de Merkel y la entrada de los liberales del FDP y la extrema derecha de AfD.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los socialdemócratas alemanes prometen que el matrimonio igualitario será condición para entrar en una coalición de Gobierno

Miércoles, 24 de mayo de 2017

123103_688elconstitucionalalemandaluzverdealmatrimoniogay_principal220px-Maas_HeikoHeiko Maas, ministro de Justicia

Tras meses de presión, el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) anuncia por fin lo que parece un compromiso: el matrimonio igualitario será una condición necesaria para entrar en una coalición de Gobierno tras las elecciones federales del próximo septiembre. Así lo afirmaba el ministro de Justicia, Heiko Maas, con motivo del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia el pasado miércoles. Los Verdes, mientras tanto, acuden al Tribunal Constitucional para denunciar la reiterada negativa de la gran coalición a discutir en el Parlamento los proyectos de ley que ya se han presentado sobre el asunto.

Era el movimiento decisivo, toda vez que está ya prácticamente descartada una votación favorable sobre el matrimonio igualitario en lo que queda de legislatura. La pregunta clave, que el SPD se resistía a contestar, era si la medida iba a ser irrenunciable a la hora de negociar un pacto de Gobierno tras las elecciones de septiembre. El ministro de Justicia, Heiko Maas, ha dado una respuesta: “no me puedo imaginar que el SPD firmara un acuerdo de coalición en el que el matrimonio para todos no esté incluido. Es una cuestión de justicia”. El posicionamiento, sin ser taxativo, es el más claro que ha emitido un político socialdemócrata sobre la cuestión hasta la fecha.

La cuestión es fundamental después de que, el pasado mes de abril, la CDU de la canciller Angela Merkel rechazara el intento del SPD de introducir la cuestión de la equiparación de derechos en la reunión de seguimiento del pacto de Gobierno. A dicha reunión asistía por primera vez el candidato socialdemócrata Martin Schulz, que tras esquivar el tema en las primeras semanas tras su designación, había expresado su posición “inequívoca a favor del matrimonio igualitario y a la adopción homoparental.

La posición inflexible de los democristianos hacía desvanecer las posibilidades de que la medida sea una realidad antes de las próximas elecciones. Unos comicios en los que el SPD, sin miedo a la incoherencia, volverá a enarbolar la bandera de la igualdad matrimonial, como ya hizo en 2013 sin que luego haya sido capaz de llevar esta promesa a la práctica. Veremos ahora si llevan su compromiso hasta el final.

Los Verdes acuden al Constitucional

Los que se han posicionado más claramente sobre el asunto son Los Verdes, quienes por boca de su líder Cem Özdemir fijaban el matrimonio igualitario como línea roja para firmar un acuerdo de coalición. El diputado Volker Beck, incansable promotor de la equiparación de derechos, acudió el jueves al Tribunal Constitucional con sede en Karlsruhe. Bajo el brazo, un recurso contra el bloqueo al someten los partidos de la gran coalición a las iniciativas para aprobar el matrimonio igualitario cuya tramitación aún está pendiente.

El último aplazamiento del debate había tenido lugar el día anterior, cuando los grupos de la CDU/CSU y SPD rechazaron la tramitación de los tres proyectos de ley que se encuentran pendientes de votación en el Bundestag, algunos desde hace años: el de La Izquierda (Die Linke), el de los propios Verdes y el que aprobó el Bundesrat, la cámara alta. El objetivo del diputado verde es que sea el Constitucional el que obligue a los partidos que sostienen el Gobierno de Merkel a retratarse con una votación parlamentaria sobre la igualdad matrimonial.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

El Bundestag alemán debatirá sobre el matrimonio igualitario en las próximas semanas

Viernes, 15 de enero de 2016

in-der-edathy-affaere-hat-nun-die-staatsanwaltschaft-hannover-die-durchsuchung-von-servern-und-computern-im-deutschen-bundestag-angeordnet-La cámara baja del Parlamento alemán debatirá y votará en las próximas semanas un proyecto de ley de matrimonio igualitario. Lo ha logrado el grupo parlamentario de Los Verdes (Die Grünen) haciendo uso de una cláusula del reglamento, después de que la gran coalición entre democristianos y socialdemócratas se haya negado durante meses a admitir a trámite las iniciativas legislativas de la oposición sobre el asunto.

La aprobación del matrimonio igualitario en Alemania, único gran país de Europa occidental (junto con Italia) que no reconoce este derecho, sigue siendo una carrera de obstáculos. Eso sí, este miércoles se ha dado un paso importante para, al menos, obligar al Gobierno de Merkel y sus socios del SPD a “retratarse” ante el pleno del Bundestag con una votación. Una oportunidad que no se esperaba hasta que llegara a la cámara baja el proyecto aprobado por el Bundesrat en septiembre del año pasado.

En los dos años que han transcurrido de la tercera legislatura con la canciller al frente, la oposición de verdes e Izquierda (Die Linke) veía como los miembros de la gran coalición bloqueaban sistemáticamente  en la comisión parlamentaria correspondiente sus proposiciones de ley para abrir el matrimonio a las parejas del mismo sexo; la última vez, el pasado mes de diciembre. Con ello pretendían evitar que el asunto fuera debatido por el pleno de la cámara, donde a pesar de que los partidos de izquierda y favorables a la igualdad LGTB suman mayoría, los socialdemócratas ven dificultades por el acuerdo de gobierno con la formación de Merkel.

Un desenlace parecido era el que se esperaba en la sesión de este miércoles, pero la diputada de Los Verdes Renate Künast ha encontrado una salida en el reglamento del Bundestag. Según la cláusula a la que se ha remitido, el pleno de la cámara deberá discutir todo asunto que no se haya tramitado en comisión en las diez semanas siguientes a su presentación. Ese es el caso de la iniciativa verde de matrimonio igualitario, por lo que los grupos de CDU/CSU y SPD no han tenido más remedio que acceder a que la proposición de ley se debata y vote por el conjunto del Bundestag.

No cabe hacerse muchas ilusiones, sin embargo: nada hace esperar que los socialdemócratas, en los que recae el peso de la decisión, vayan a cambiar de criterio y desmarcarse de sus ataduras con los democristianos. Y el partido de Merkel descartó dar un paso adelante en su posición contraria a los derechos LGTB en el congreso que celebró el pasado mes de diciembre.

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , ,

La CDU de Merkel, opuesta al matrimonio igualitario, propone obligar a los inmigrantes a respetar los derechos LGTB

Lunes, 7 de diciembre de 2015

Wahl_MerkelCDU2Sin miedo a la incoherencia: la CDU, partido de Angela Merkel, propone un contrato de integración para los extranjeros que quieran instalarse en Alemania en el que se comprometan a respetar la igualdad LGTB. La iniciativa se discutirá en el mismo foro en el que los democristianos defenderán la exclusión de las parejas del mismo sexo del matrimonio igualitario.

La convención federal (Bundesparteitag) de la CDU tendrá lugar los próximos días 14 y 15 de diciembre. La cita había despertado una cierta expectación por parte de la comunidad LGTB alemana después de que varios miembros del partido de la canciller mostraran su apoyo al matrimonio igualitario. Los socialdemócratas del SPD, socios de Gobierno de Merkel, alentaron esas expectativas al avanzar un posible cambio en la posición oficial de la CDU (por ahora contraria a la igualdad matrimonial) tras su foro político.

Pero las esperanzas de un cambio en la fuerza hegemónica de Alemania parecen difuminarse conforme se acerca la convención. Una de las tres ponencias aprobadas, con el título Fortalecer la unión – modelar el futuro de la sociedad civil, defiende la promoción del matrimonio como “el vínculo duradero entre hombre y mujer”. Una alusión que no deja lugar a dudas sobre la nula voluntad de avance de la CDU en este asunto. El documento también otorga a las uniones civiles una “calidad vinculante”, pero desde una institución de segunda clase en relación a la del matrimonio.

Aunque decepcionante, la posición del partido democristiano en este asunto no sorprende en especial. Pero sí han llamado la atención algunos aspectos de otra propuesta, consistente en introducir un contrato de integración para los ciudadanos que quieran instalarse en Alemania. Concretamente, la inclusión de una cláusula por la que los inmigrantes no solo se comprometan a respetar la igualdad entre hombres y mujeres sino entre las personas de diferente orientación sexual.

Las creencias religiosas no se podrán esgrimir como excusa para eximirse de este compromiso, según el documento de la CDU. El incumplimiento del contrato podría suponer desde la pérdida de prestaciones sociales hasta la revocación del permiso de residencia. Una firmeza en la exigencia del respeto a la igualdad LGTB que resulta sorprendente cuando proviene de una fuerza política que se niega sistemáticamente a otorgar esa igualdad a sus propios compatriotas.

Mientras tanto, las voces que dentro del partido se habían alzado hace unos meses en pro del matrimonio igualitario parecen haberse silenciado. Es el caso por ejemplo de la vicepresidenta del grupo parlamentario en el Bundestag, Nadine Schön, quien hace unos meses se había mostrado “favorable a una apertura del matrimonio para las parejas homosexuales”. También el líder de la CDU en el parlamento del Schleswig-Holstein, así como diputados democristianos de las cámaras regionales del Sarre y de Baja Sajonia, habían mostrado el mismo apoyo a la medida. Ninguno de ellos, sin embargo, ha podido o querido cambiar la posición mayoritaria de los democristianos.

Pero por mucho que la CDU continúe en el inmovilismo y el SPD  no logre convencerle, no pasará mucho tiempo sin que el matrimonio igualitario vuelva a discutirse en el Bundestag: en septiembre, el Bundesrat aprobaba una proposición de ley en esa dirección. Se trata de la segunda vez en dos años que la cámara alta muestra su apoyo mayoritario a la medida, pero en esta ocasión, hay tiempo suficiente hasta las próximas elecciones para que la propuesta llegue a la cámara baja, donde la gran coalición tendrá que retratarse de nuevo. La gran coalición sí aprobó el mes pasado ampliar los derechos de las uniones civiles.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Alemania: la “gran coalición” CDU-SPD amplía los derechos de las uniones civiles pero sigue rechazando el matrimonio igualitario

Miércoles, 21 de octubre de 2015

merkel-gabriel-koalition-2-540x304La cámara baja del Parlamento alemán aprobó el pasado jueves una nueva ley de ampliación de derechos de las parejas del mismo sexo en tres ámbitos concretos. La gran coalición de Gobierno entre democristianos y socialdemócratas rechazó, sin embargo, una propuesta que incluyera la adopción conjunta y dos mociones de apoyo al matrimonio igualitario presentadas por la oposición.

Lo adelantábamos el pasado mes de mayo: presionado por el debate generado a raíz de la aprobación en referéndum del matrimonio igualitario en Irlanda, el SPD anunciaba entonces un proyecto de ley para equiparar los derechos de las parejas casadas con los de las uniones civiles en una serie de disposiciones legales. Un procedimiento de “parcheado” al que ya nos tienen acostumbrados y que la oposición tacha de incompleto y chapucero, pero que parece ser el único con el que los democristianos transigen.

La nueva ley, aprobada el jueves en última lectura con los votos de la CDU/CSU y SPD, contempla la modificación de unas doce regulaciones que afectan a las causas civiles, las ejecuciones judiciales y el derecho de arrendamiento. Los partidos gobernantes, no obstante, votaron en contra de una propuesta de Los Verdes (Die Grünen) para conseguir una equiparación más completa de las uniones civiles y los matrimonios (que incluyera por ejemplo la adopción conjunta). También rechazaron sendas mociones de Los Verdes y La Izquierda (Die Linke) de apoyo al matrimonio igualitario.

Durante el debate parlamentario se escucharon en el Bundestag argumentos contra la apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo que fueron superados hace tiempo en la gran mayoría de los países de Europa occidental. Así, la diputada de la CDU Sabine Sütterlin-Waack volvió a insistir en que la medida requeriría una reforma constitucional; la ley fundamental alemana establece simplemente la “protección especial del matrimonio y la familia”. Los socialcristianos bávaros de la CSU viajaron más atrás aún en el pasado al reivindicar la familia tradicional como “origen de la vida” para oponerse a la igualdad LGTB.

Los socialdemócratas continúan en la indefinición

La posición más comprometida es sin duda la de los socialdemócratas del SPD, partidarios en teoría del matrimonio igualitario pero incapaces de superar sus ataduras con la formación de Merkel y apoyar decididamente en el Parlamento esa postura. Sus portavoces en el Bundestag intentaron de nuevo desviar la responsabilidad hacia la CDU/CSU e incluso llegaron a expresar el deseo (que suena casi cínico…) de que la próxima vez que se debata sobre la igualdad matrimonial en la cámara sea para su aprobación definitiva.

Precisamente contra el partido del vicecanciller Sigmar Gabriel se dirigieron las críticas más airadas de la oposición. El portavoz verde Volker Beck calificó de “disparate” y propio “de los años cincuenta” apelar a la Constitución alemana para rechazar los derechos LGTB. Desde La Izquierda también tacharon de “vergonzoso” el seguidismo socialdemócrata de los planteamientos discriminatorios de la CDU/CSU.

En cualquier caso, no pasará mucho tiempo sin que el tema vuelva a discutirse en el Bundestag: hace menos de un mes, el Bundesrat aprobaba una proposición de ley de matrimonio igualitario. Se trata de la segunda vez en dos años que la cámara alta muestra su apoyo mayoritario a la medida, pero en esta ocasión, hay tiempo suficiente hasta las próximas elecciones para que la propuesta llegue a la cámara baja, donde la gran coalición tendrá que retratarse de nuevo.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Senado de Alemania aprueba un proyecto de ley para legalizar el matrimonio igualitario

Lunes, 28 de septiembre de 2015

BundesratEl proyecto de ley, que implica reformar el Código Civil alemán, fue presentado en la Cámara Alta por los gobiernos de cuatro estados federados en los que gobiernan coaliciones del SPD, Los Verdes y La Izquierda.

La batalla por la igualdad jurídica de las personas LGTB en Alemania continúa a pesar del muro aparentemente infranqueable del Gobierno de Angela Merkel. Por segunda vez en dos años, el Bundesrat o cámara alta del Parlamento alemán ha aprobado una proposición de ley para abrir el matrimonio a las parejas del mismo sexo. El texto pasará al Bundestag, donde la gran coalición tendrá que retratarse de nuevo.

El Bundesrat es la cámara que representa a los estados federados y sus miembros no se agrupan por partidos políticos, sino por delegaciones de cada uno de los gobiernos regionales. Cada Land cuenta con entre tres y seis miembros, según su población, y el apoyo o no a una iniciativa parlamentaria por parte de un estado debe estar respaldado por todos los partidos que forman parte de su gobierno.

En la actualidad, cinco Länder cuentan con ejecutivos de gran coalición (CDU y SPD); en uno gobiernan los socialcristianos de la CSU con mayoría absoluta (Baviera); en otro la CDU con Los Verdes (Hesse); y los nueve restantes están regidos por diferentes coaliciones de izquierdas. Ya en junio informábamos de la moción de apoyo al matrimonio igualitario que respaldaron estos nueve estados. La resolución no era vinculante, pero preparaba el camino para una anunciada nueva propuesta de ley. Un proyecto que el viernes pasado se sometió a votación y obtuvo el apoyo de 42 de los 69 miembros. Los Länder con presencia de la CDU se han abstenido y Baviera ha sido el único en votar en contra.

La aprobación en el Bundesrat del “Proyecto de ley para la implantación del derecho a contraer matrimonio para las personas del mismo sexo pone de nuevo la pelota en el tejado del Gobierno de Merkel, y muy en particular de sus socios de coalición socialdemócratas. El texto debe ser discutido por el Bundestag, cámara en la que a pesar de que los partidos favorables a la igualdad suman mayoría absoluta, los intentos de introducir el tema en la agenda legislativa se han topado hasta ahora con el cierre en banda de la CDU/CSU. La canciller alemana, Angela Merkel, ha dejado claro en recientes intervenciones públicas que para ella el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer, pero ha reconocido también que existe un debate con distintas opiniones en el seno de su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU) que recientemente rechazó el matrimonio igualitario, en una consulta a militantes.

El Partido Socialdemócrata (SPD), socio en el gobierno de Berlín, es favorable al reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo, aunque su legalización no es un punto incluido en el acuerdo de gran coalición firmado con Merkel al inicio de la legislatura.

El proyecto de ley, que implica reformar el Código Civil alemán, fue presentado en la Cámara Baja por los gobiernos de cuatro estados federados en los que gobiernan coaliciones del SPD, Los Verdes y La Izquierda.

Los antecedentes, por tanto, no invitan al optimismo. Salvo sorpresa mayúscula, los partidos del Gobierno federal rechazarán la proposición de ley por ideología (en el caso de los democristianos) o lealtad al acuerdo de legislatura (el motivo que los socialdemócratas han “calcado” de los liberales, antiguos socios de Merkel). La CDU ha conseguido enfriar un debate que se había instalado en la sociedad y la clase política alemana tras el ejemplo de Irlanda. Y a pesar de que ya se empiezan a escuchar voces disidentes en su seno, la discusión, si es que se produce, tendrá que esperar al congreso del partido del próximo diciembre.

El referéndum de Irlanda, argumentan en su iniciativa, reabrió un debate que hizo patentes los cambios en las relaciones de pareja y “que no había ningún motivo” para tratar de manera diferente a heterosexuales y homosexuales. Éstos últimos pueden registrarse en Alemania como parejas de hecho, una fórmula considerada un hito en la lucha por los derechos de los homosexuales al ser aprobada en 2001 por el entonces gobierno de coalición de socialdemócratas y verdes, que lideraba Gerhard Schröder. Sin embargo, y a pesar de los avances dados para equiparar los derechos entre los matrimonios y las parejas de hecho, todavía hay diferencias entre ambas fórmulas, especialmente ante la adopción, subrayan los defensores de la reforma legal.

Que la lucha es larga lo demuestra el hecho de que no es la primera vez que el Bundesrat aprueba una proposición de ley de matrimonio igualitario. En 2013, una iniciativa similar obtuvo el aval de la mayoría de la cámara, pero debido a la proximidad de las elecciones de septiembre de ese año su discusión en el Bundestag nunca llegó a producirse. En esta ocasión, por el contrario, la tramitación comienza en el ecuador de la legislatura, por lo que la cámara baja tendrá que pronunciarse al respecto.

A pesar de la probable respuesta negativa, el movimiento Ehe für alle (“Matrimonio para todos”) ya ha tomado forma en el país y está preparado para seguir dando la batalla. Al menos hasta que Alemania legisle un derecho que ya reconocen cinco de los países con los que comparte frontera y que cuenta con el apoyo de hasta un 74 % de la población según las encuestas.

Fuente Agencias, Cáscara Amarga y Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Bundesrat alemán aprueba una moción de apoyo al matrimonio igualitario

Martes, 16 de junio de 2015

BundesratEl Bundesrat, la cámara alta del Parlamento alemán en la que están representados los estados federados, aprobó el pasado viernes una resolución que insta al Gobierno de Angela Merkel a abrir el matrimonio a las parejas del mismo sexo. Además, una comisión del propio Bundesrat comenzará a tramitar su propio proyecto de ley en esa misma dirección.

Crece la presión sobre el Gobierno de gran coalición entre democristianos (CDU/CSU) y socialdemócratas (SPD) en relación al matrimonio igualitario: el asunto está políticamente candente desde su aprobación por la vía del referéndum en Irlanda. Sin embargo, aunque el SPD es favorable a la medida choca con sus impenetrables socios de gobierno y la intransigencia del partido de la canciller (en el que sin embargo se empiezan a escuchar voces discrepantes) provocan una situación de inmovilismo en el Bundestag. Una cámara en la que, a pesar de que los partidos favorables a la igualdad suman mayoría absoluta, los intentos de Los Verdes y La Izquierda (Die Linke) de introducir el tema en la agenda legislativa no lo han conseguido por la dureza del partido de Angela Merkel.

En este contexto, los gobiernos regionales conformados por coaliciones de izquierda (SPD-Verdes, SPD-Linke, Linke-SPD-Verdes) han unido sus votos en el Bundesrat para pedir al Gobierno que acabe con la discriminación de las parejas del mismo sexo en el acceso al matrimonio. Conviene aclarar que, a diferencia del Bundestag, la cámara alta está conformada por representaciones de los gobiernos de los estados federados y no por grupos parlamentarios. Cada Land cuenta con entre tres y seis miembros, según su población, y el apoyo o no a una iniciativa parlamentaria por parte de un estado debe estar respaldado por todos los partidos que forman parte de su gobierno.

Así pues, los estados de Baden-Wurtemberg, Baja Sajonia, Brandeburgo, Bremen, Hamburgo, Renania del Norte-Westfalia, Renania-Palatinado, Schleswig-Holstein y Turingia, gobernados todos ellos por coaliciones de partidos de izquierda que suman 40 de los 69 votos del Bundesrat acordaron solicitar al Gobierno federal acabar con la discriminación de las parejas del mismo sexo que todavía existe y establecer una equiparación completa del matrimonio entre parejas del mismo y de distinto sexo en todo el derecho federal. Lo cual comprende la apertura del matrimonio mediante reforma del Código Civil y con ello la creación de un derecho completo de adopción conjunta para las parejas del mismo sexo.

La resolución, que no es vinculante pero posee un importante valor simbólico, se adoptó en paralelo al anuncio de que la misma cámara comenzará a tramitar su propio proyecto de ley de matrimonio igualitario, con independencia de los pasos que mientras tanto puedan dar el Gobierno y el Bundestag. La iniciativa se tramitará ahora en la comisión correspondiente de la cámara alta. Los precedentes, sin embargo, no invitan a ser optimistas: Ya en 2013, el Bundesrat aprobó una propuesta en este sentido, que fue completamente ignorada por el Bundestag hasta que se celebraron las elecciones generales de ese año.

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.