Inicio > General, Historia LGTB > El Senado de Alemania aprueba un proyecto de ley para legalizar el matrimonio igualitario

El Senado de Alemania aprueba un proyecto de ley para legalizar el matrimonio igualitario

Lunes, 28 de septiembre de 2015

BundesratEl proyecto de ley, que implica reformar el Código Civil alemán, fue presentado en la Cámara Alta por los gobiernos de cuatro estados federados en los que gobiernan coaliciones del SPD, Los Verdes y La Izquierda.

La batalla por la igualdad jurídica de las personas LGTB en Alemania continúa a pesar del muro aparentemente infranqueable del Gobierno de Angela Merkel. Por segunda vez en dos años, el Bundesrat o cámara alta del Parlamento alemán ha aprobado una proposición de ley para abrir el matrimonio a las parejas del mismo sexo. El texto pasará al Bundestag, donde la gran coalición tendrá que retratarse de nuevo.

El Bundesrat es la cámara que representa a los estados federados y sus miembros no se agrupan por partidos políticos, sino por delegaciones de cada uno de los gobiernos regionales. Cada Land cuenta con entre tres y seis miembros, según su población, y el apoyo o no a una iniciativa parlamentaria por parte de un estado debe estar respaldado por todos los partidos que forman parte de su gobierno.

En la actualidad, cinco Länder cuentan con ejecutivos de gran coalición (CDU y SPD); en uno gobiernan los socialcristianos de la CSU con mayoría absoluta (Baviera); en otro la CDU con Los Verdes (Hesse); y los nueve restantes están regidos por diferentes coaliciones de izquierdas. Ya en junio informábamos de la moción de apoyo al matrimonio igualitario que respaldaron estos nueve estados. La resolución no era vinculante, pero preparaba el camino para una anunciada nueva propuesta de ley. Un proyecto que el viernes pasado se sometió a votación y obtuvo el apoyo de 42 de los 69 miembros. Los Länder con presencia de la CDU se han abstenido y Baviera ha sido el único en votar en contra.

La aprobación en el Bundesrat del “Proyecto de ley para la implantación del derecho a contraer matrimonio para las personas del mismo sexo pone de nuevo la pelota en el tejado del Gobierno de Merkel, y muy en particular de sus socios de coalición socialdemócratas. El texto debe ser discutido por el Bundestag, cámara en la que a pesar de que los partidos favorables a la igualdad suman mayoría absoluta, los intentos de introducir el tema en la agenda legislativa se han topado hasta ahora con el cierre en banda de la CDU/CSU. La canciller alemana, Angela Merkel, ha dejado claro en recientes intervenciones públicas que para ella el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer, pero ha reconocido también que existe un debate con distintas opiniones en el seno de su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU) que recientemente rechazó el matrimonio igualitario, en una consulta a militantes.

El Partido Socialdemócrata (SPD), socio en el gobierno de Berlín, es favorable al reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo, aunque su legalización no es un punto incluido en el acuerdo de gran coalición firmado con Merkel al inicio de la legislatura.

El proyecto de ley, que implica reformar el Código Civil alemán, fue presentado en la Cámara Baja por los gobiernos de cuatro estados federados en los que gobiernan coaliciones del SPD, Los Verdes y La Izquierda.

Los antecedentes, por tanto, no invitan al optimismo. Salvo sorpresa mayúscula, los partidos del Gobierno federal rechazarán la proposición de ley por ideología (en el caso de los democristianos) o lealtad al acuerdo de legislatura (el motivo que los socialdemócratas han “calcado” de los liberales, antiguos socios de Merkel). La CDU ha conseguido enfriar un debate que se había instalado en la sociedad y la clase política alemana tras el ejemplo de Irlanda. Y a pesar de que ya se empiezan a escuchar voces disidentes en su seno, la discusión, si es que se produce, tendrá que esperar al congreso del partido del próximo diciembre.

El referéndum de Irlanda, argumentan en su iniciativa, reabrió un debate que hizo patentes los cambios en las relaciones de pareja y “que no había ningún motivo” para tratar de manera diferente a heterosexuales y homosexuales. Éstos últimos pueden registrarse en Alemania como parejas de hecho, una fórmula considerada un hito en la lucha por los derechos de los homosexuales al ser aprobada en 2001 por el entonces gobierno de coalición de socialdemócratas y verdes, que lideraba Gerhard Schröder. Sin embargo, y a pesar de los avances dados para equiparar los derechos entre los matrimonios y las parejas de hecho, todavía hay diferencias entre ambas fórmulas, especialmente ante la adopción, subrayan los defensores de la reforma legal.

Que la lucha es larga lo demuestra el hecho de que no es la primera vez que el Bundesrat aprueba una proposición de ley de matrimonio igualitario. En 2013, una iniciativa similar obtuvo el aval de la mayoría de la cámara, pero debido a la proximidad de las elecciones de septiembre de ese año su discusión en el Bundestag nunca llegó a producirse. En esta ocasión, por el contrario, la tramitación comienza en el ecuador de la legislatura, por lo que la cámara baja tendrá que pronunciarse al respecto.

A pesar de la probable respuesta negativa, el movimiento Ehe für alle (“Matrimonio para todos”) ya ha tomado forma en el país y está preparado para seguir dando la batalla. Al menos hasta que Alemania legisle un derecho que ya reconocen cinco de los países con los que comparte frontera y que cuenta con el apoyo de hasta un 74 % de la población según las encuestas.

Fuente Agencias, Cáscara Amarga y Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.