Archivo

Archivo para Sábado, 5 de septiembre de 2015

A veces…

Sábado, 5 de septiembre de 2015

6a00d83451cc7469e201538fc9420b970b-500wi

“A veces hasta un simple suspiro

puede ser una oración

*

Frère Roger+ de Taizé

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

Oratioterapia.

Sábado, 5 de septiembre de 2015

oratioterapiaUn excelente texto que publican las monjas Trinitarias de Suesa en su blog:

Docenas. Hay docenas de terapias para estar mejor, para ser más felices, para solucionar conflictos personales que se hacen comunitarios, sociales,…

Existe un porcentaje elevadísimo de personas que han hecho alguna clase de terapia. Yo entro en el tanto por ciento. Cada día hay más tipos: psicoterapia, logoterapia, auriculoterapia, risoterapia, reflexoterapia, terapias de escucha, corporales, cognitivas,de profundización, de comunicación, con personas, con animales, con cosas, con elementos naturales,… breves, más largas, más o menos intensas…, en grupo, individuales, con o sin deberes para casa…, más o menos creativas, más o menos clásicas…, más o menos caras… La variedad es increíble. El objetivo prácticamente el mismo.Algo nos pasa si necesitamos tanta terapia y tanto terapeuta. Quizás tenemos que acudir a un terapeuta para averiguar porqué necesitamos hacer terapia… No sé.

¿Es bueno hacer terapia? Ni idea. No es malo ni bueno, es necesitarlo o no. Y viceversa. Y no siempre. Depende, de según cómo se mire todo depende, dice la canción.

Las terapias ayudan a parar el ajetreo diario, a dedicar un tiempo a mejorar la calidad interior de nuestra vida. Obligan a hurgar en una misma, a sacudir algunas alfombras viejas, a descubrir otros muebles nuevos que no conocíamos y a pasar un trapo a parte del alma. Digo a parte, no digo a toda el alma.

Para hacer este ejercicio de “empleada de hogar” es preciso cierto silencio, algo de calma, bastante sinceridad e ir dejando de lado el pudor, mientras se adquiere la capacidad de abandono. De esta manera es más fácil investigar nuestros conflictos, reconocer su origen y buscar la solución (si la tiene), para encontrarnos más livianas, más libres, llenas de energía positiva.

Y, sin embargo, mi experiencia me enseña que las terapias tienen un techo, un tope. Ayudan hasta un punto del cual ya no pueden avanzar más. Por eso decía anteriormente que facilitan la limpieza de parte del alma. Otra parte queda sin pulir. Pero indudablemente son el comienzo de un nuevo camino. Y todo empieza por un principio.

Después de buscar, e incluso practicar, terapias y métodos que me ayudasen a crecer, a solucionar conflictos personales, a liberarme de ataduras propias y sociales, a sacudirme comportamientos adheridos con el paso de los años…, he encontrado la que mejor me va. Se llama “oratioterapia”. Es perfectamente adaptable a cualquier edad, no es excesivamente complicada y, con el tiempo, puede hacerse en cualquier momento y lugar, de hecho puede ser algo intrínseco a la naturaleza propia.

Bromas aparte, en mis prácticas terapéuticas llegó un momento en el que ya no sabía si me encontraba mejor por el ejercicio de reflexión o por el ejercicio, más intenso, de la oración.

La oración, la “oratioterapia”, exige intimidad, discreción, sinceridad, docilidad ante lo que puedas encontrarte en el avance de la “terapia”. Conlleva silencio interior, confrontación con tu propia realidad y con el yo imaginado y creado, el que se alza como un gigante pero con pies de barro.

Sentarse a hacer oración significa derramar muchas lágrimas, descubrir varios cajones revueltos y bastantes paquetes de regalos entregados en nuestro nacimiento y aún sin desenvolver.

Es un misterio. La oración es misterio, apertura a la comunicación, desarraigo. La oración es sanación, por eso es terapéutica, pero sin techo, una especie de terapia infinita, en la que avanzarás tanto como quieras avanzar, y siempre en compañía.

Comenzar un camino de oración, o retomarlo, no es sólo recitar fórmulas ya aprendidas sino que es inventar palabras nuevas, saborear frases que se han quedado vibrando en nuestra piel, que despiertan la belleza que espera tras nuestra mirada. Dejar al alma deslizarse, como la niebla sobre la ría, e ir haciéndola cálida y húmeda, fértil.

La mayor parte de las técnicas utilizadas en terapias son válidas para la oración: la relajación, las visualizaciones, la introspección, la confrontación, el ejercicio de la consciencia atenta y motivada, el descubrimiento propio, los pensamientos positivos, la aceptación,… todo entra en la “oratioterapia”, todo y más, porque aunque son elementos útiles para la oración no son en sí oración.

La oración te religa con Alguien que está en ti y más allá de ti, Alguien que te suscita preguntas y te sugiere respuestas, Alguien que te desnuda y te cubre,… Alguien que te sana, que cauteriza tus heridas, que las besa, en silencio, que no las borra pero sí las cicatriza y honra. En las heridas está escrita una parte de nuestra historia, ellas mismas son elemento constitutivo de la tinta con que se ha escrito.

La oración es como la sal: intensifica los sabores, hace los alimentos más sabrosos.

La “oratioterapia” es técnica viejísima, adaptada a lo largo del tiempo, con diferentes métodos y corrientes, con distintos maestros. Y siempre hay expertos ejercitantes dispuestos a iniciar y acompañar, por ejemplo, monjes y monjas, verdaderos terapeutas y sanadores, compañeros en el camino ajeno.

Invito, humildemente, a practicar “oratioterapia”, sin prejuicios, con absoluta desnudez, olvidando lo que creemos saber.

Acércate a alguien que ore con las entrañas descarnadas, alguien que esté reconstruyendo su vida tal y como un día la ideó Dios.

Sé tú oración, para ti y para otros. Ya sabes lo que se dice: “año nuevo, vida nueva”

Espiritualidad , , ,

La funcionaria estadounidense que niega licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo “bajo la autoridad de Dios”, a prisión

Sábado, 5 de septiembre de 2015

535481-1e201458-50b9-11e5-8ffe-a0d4079a7abbBuena respuesta a la noticia que publicábamos hace unos días

“Emitir una licencia matrimonial que entra en conflicto con la definición divina de matrimonio, con mi nombre en ella, viola mi conciencia. No es un tema inocuo para mí. Se trata del cielo o del infierno”, expresaba en un comunicado Kim Davis, secretaria del condado de Rowan (Kentucky) para justificar su negativa a acatar la sentencia del Tribunal Supremo de los Estados Unidos que consideró contrario a la Constitución prohibir el matrimonio igualitario y que, en consecuencia, lo hizo extensivo a todo el país. El pasado martes, al ser preguntada por una pareja del mismo sexo sobre bajo qué autoridad les negaba su solicitud, respondía que “bajo la autoridad de Dios”. Este jueves un juez federal ha decretado su ingreso en prisión por un delito de desacato.

La vida de esta delincuente no ha sido precisamente ejemplar en su respeto a la “santidad” del matrimonio: divorciada tres veces, casada cuatro (dos de ellas con el mismo marido), tuvo dos hijos fuera del matrimonio… Hace cuatro años, sin embargo, se refugió en la religión y se convirtió en una ”cristiana renacida”. Elegida por sus conciudadanos como secretaria del condado en 2014 (tiene, de hecho, afiliación demócrata) dispone de un mandato de cuatro años, y no puede ser despedida. Sucedía en el cargo a su propia madre, que lo ocupó durante 37 años… Biografías aparte, su rebelión contra el estado de derecho es ya todo un símbolo de la resistencia de la derecha religiosa estadounidense contra el matrimonio igualitario.

Después de que el Tribunal Supremo diera a conocer su histórica sentencia sobre el derecho al matrimonio de las parejas del mismo sexo, en varios estados del sur se vivieron varios conatos de rebelión contra la decisión, protagonizados sobre todo por personalidades conservadoras, como el gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, o el presidente de la Corte Suprema de Alabama, Roy Moore. La fuerza de los hechos ha debilitado –que no vencido–esta resistencia inicial, pero el fanatismo de Davis, que dispuesta desde el primer momento a convertirse en una “mártir cristiana”, ha permanecido incólume, y su caso ha sido el primero al que la justicia federal ha tenido que enfrentarse al máximo nivel. Y lo ha hecho con rotundidad.

Como protesta contra la decisión del Supremo, Kim Davis decidió dejar de emitir licencias de matrimonio argumentando el principio de libertad religiosa. Cuatro de las parejas que recibieron la negativa (dos del mismo sexo y dos de distinto sexo) la demandaron ante la justicia federal. Y el juez federal David Bunning les dio la razón, al considerar en su sentencia que las creencias religiosas de Davis no la liberan de cumplir con las que son sus obligaciones como funcionario público.

Davis recurrió ante la Corte de Apelaciones del Sexto Circuito, bajo cuya jurisdicción se encuentra Kentucky. Hace una semana el panel de tres jueces al que correspondió analizar el caso decidía de forma unánime avalar la decisión del juez Bunning y ordenaba a Kim Davis comenzar a emitir licencias de matrimonio. Los abogados de Davis acudieron entonces al Tribunal Supremo, para conseguir que este emitiera, como hace en otros casos (lo hizo, por ejemplo, con sentencias favorables al matrimonio igualitario) una orden de suspensión temporal de la sentencia. El Supremo se limitó a rechazar la petición el pasado lunes, sin acompañar el rechazo de pronunciamiento alguno. Davis debía comenzar a emitir licencias de matrimonio, tal y como es su deber como persona al cargo de dicha tarea en el condado de Rowan, y punto. Pero llegó el martes, y Kim Davis continuó negándose, al tiempo que hacía público el comunicado al que hacíamos alusión en la introducción.

Antes de ser encarcelada, se le dio la oportunidad de delegar en otros

Este jueves, finalmente, el juez David Bunning la citaba para decidir, tras escuchar sus alegaciones, si la condenaba a prisión por desacato. Es importante destacar que Bunning se había mostrado dispuesto a evitar el encarcelamiento si Davis hubiese aceptado, al menos, delegar la concesión de licencias de matrimonio a sus funcionarios subordinados. Aunque con diferente grado de “entusiasmo”, cinco de los seis se habrían mostrado dispuestos a hacerlo. Un sexto, hijo de la propia Kim Davis, se habría negado también. Pero Davis ni siquiera ha aceptado este arreglo, y el juez no ha tenido otro remedio que enviarla a prisión. “Este tribunal no puede tolerar la desobediencia consciente a una orden judicial legalmente emitida”, ha argumentado.

El culebrón Davis, en cualquier caso, no puede darse aún por terminado. Personalidades conservadoras, especialmente del bando político republicano, ya le han mostrado su apoyo. Lo que suceda finalmente con ella será un buen termómetro de hasta qué punto el estado de derecho aguanta, en los Estados Unidos, el embate del fundamentalismo cristiano. El condado de Rowan no es el único que se resiste a emitir licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo. Hay otros varios diseminados no solo por Kentucky, también en Alabama o en Texas. Diversos recursos judiciales están en curso, y los sectores más reaccionarios no van a cejar en su empeño. No olvidemos que, perdida la batalla de la extensión del matrimonio igualitario a todo el país, se abre con fuerza la batalla de restringir los derechos de las parejas del mismo sexo, casadas o no, en base al tramposo argumento del respeto a la “libertad religiosa”. La guerra no está ni mucho menos ganada.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

El cantante Evripidis Sabatis denuncia un ataque homófobo que le rompió un tobillo

Sábado, 5 de septiembre de 2015

evripidis-ataque-homofoboUn cantante traumatizado y con un tobillo roto: así fue el ataque homófobo a Evripidis.

Por si no te suena su nombre o su cara, Evripidis Sabatis es un músico de origen griego que vive en Barcelona, responsable de Evripidis And His Tragedies. Pero desgraciadamente esta semana no es noticia por presentar un nuevo disco, sacar un nuevo videoclip o presentar nuevos conciertos. Lo es por el relato que ha hecho en sus redes sociales de un ataque homófobo.

El cantante Evripidis Sabatis denuncia un ataque homófobo que le rompió un tobillo: fue el año pasado cuando estaba con su novio en Atenas. Fueron rodeados por 8 moteros buscando problemas claramente, que empezaron a dirigirles insultos homófobos en medio de la noche, donde nadie podía socorrerles. Evripidis y su novio tuvieron que huir corriendo, esconderse hasta que dejaron de perseguirles y pedir ayuda sin éxito. Quedaron en shock, traumatizados y con un tobillo roto, como ves en la foto de arriba. La homofobia en Grecia parece ser mucho más grave de lo que podrías pensar. Aquí tienes el relato de Evripidis:

Hace un año yo y mi novio de entonces iban abajo de la colina Lycabettus  en Atenas después de algunas horas maravillosas de beber, besar, reír, viendo las luces de la ciudad y en general ser feliz. En nuestro camino nos vimos rodeados por 8 hombres en 4 motos que iban claramente buscando problemas. Después de los primeros, insultos homofóbicos violentos y dado el hecho de que estábamos en el medio de la nada y era tarde en la noche tomamos la única opción disponible: corrimos como animales perseguidos por la empinada ladera de la colina y prácticamente nos tiramos de un pequeño (pero al menos 4 m de altura) acantilado para escapar. Los dos estábamos heridos, pero todavía nos las arreglamos para llegar a las primeras casas por debajo de la colina. Nos escondimos en el interior de un edificio y esperamos hasta que el sonido de las motos se desvaneció, esos cabrones habían  bajado la colina y todavía nos estaban buscando. No hace falta decir que no importa lo alto que había gritado nadie había contestado, ninguna puerta se había abierto, nadie  apareció en un balcón. Mi novio estaba de visita en Grecia y estaba en tal shock, que ni siquiera había sido capaz de llorar para pedir ayuda. Por suerte logramos ir más abajo de las colinas y coger un taxi de vuelta a la seguridad.

Terminé con un talón roto y un temor permanente de los grupos de ‘bros’ heterosexuales que todavía tengo que dejar ir. Mi compañero tenía lesiones menos visibles pero con cuidados médicos por un mes y un trauma psicológico que nunca había experimentado antes en sus 45 años. Al parecer, no éramos los únicos – Hace un  años hubo un estallido de violencia adicional contra las personas LGBT en Atenas con varios casos documentados. Y Grecia sigue siendo un país en el que a veces puede ser un poco difícil ser quien eres. Hay muchos sitios peores para ser una persona LGBT que mi país, por supuesto, y las personas terminan con mucho más que un hueso roto. Mi pensamiento se dirige a ellos.

Con el pie roto y mi confianza magullada seguí con mi vida, viajar, tocar conciertos y haciendo todo lo posible con el fin de no dejar que ese incidente me llevase hacia abajo. Después de algunos meses pude caminar bien otra vez. Me las arreglé para subir esa colina dos veces para ahuyentar a los demonios. También seguí con mi política de no esconder lo que soy y mostrar en público mi afecto cuando me apetece hacerlo.

Aún así, cada vez que me siento un poco amenazado en los espacios públicos sin una razón aparente, cada vez que abro mis ojos en medio de un beso dado en la calle, yo sé de dónde viene.

 

Fuente Cromosomax

Cine/TV/Videos, General, Homofobia/ Transfobia., Música , , , ,

Un soldado detiene una brutal agresión a un joven gay en Ghana

Sábado, 5 de septiembre de 2015

gay-guysGhana sigue siendo un infierno –otro más– para su propia población LGTB. Nos llega otro episodio de salvaje agresión homófoba a manos de un grupo de jóvenes. Por fortuna la aparición en escena de un soldado detuvo la agresión y posiblemente salvó la vida de la víctima. Resulta significativo, sin embargo, que se haya preferido mantener el nombre del soldado en el anonimato.

Lo sucedido, tal y como lo relata la prensa de Ghana, es muy demostrativo del clima de homofobia social del país. Ocurrió el pasado domingo. El joven Abdul Kadiri Mutawakil fue invitado por un conocido a ver un partido de fútbol en un parque de la capital, Accra. Cuando llegó al lugar se encontró con que se trataba de una encerrona. Un grupo de jóvenes comenzaron a agredirlo, al tiempo que le exigían confirmar si era gay, tal y como se rumoreaba de él. El joven acabó por admitirlo. Trató de explicar a sus agresores que no era algo que él hubiese elegido o que pudiese cambiar a voluntad, pero de poco sirvió: en ese momento la agresión fue a más, y posiblemente hubiera derivado en un auténtico linchamiento.

Afortunadamente, un soldado –y buena persona– que en ese momento se encontraba en las cercanías se interesó por lo que estaba sucediendo. Cuando comprendió que el joven estaba siendo agredido solo por el hecho de ser gay pero que no había cometido falta alguna impuso su autoridad y detuvo el ataque. El nombre del soldado no ha sido hecho público por los medios de Ghana. Mucho nos tememos que es lo mejor para él.

Ser LGTB en Ghana

Hace solo unas semanas recogíamos como Teshie, en la región costera del país africano, había aparecido cubierta de imágenes de mujeres percibidas como lesbianas, que contenían amenazas de represalias si no abandonan la localidad. El día anterior, dos jóvenes hermanas gemelas habían sido atacadas por el mismo motivo. En aquella ocasión la turba irrumpió en un ritual tradicional de sanación que estaban llevando a cabo las hermanas con su madre enferma. Ante la sospecha de que el ritual era en realidad una “fiesta lésbica de cumpleaños”, la horda violenta persiguió y arrojó piedras y excrementos a las jóvenes. Este mismo año se han conocido otros dos ataques (uno de ellos un intento de linchamiento de dos alumnos dentro de un centro educativo por parte de sus propios compañeros), aunque resulta obvio que deben haberse producido muchos más.

Y es que la vida de las personas LGTB en Ghana, donde las relaciones homosexuales masculinas son ilegales y pueden conllevar penas de cárcel, es muy difícil, aunque en las ciudades más grandes –como Accra o Kumasi– pueda hablarse incluso un tímido y discreto “ambiente”. El clima de opresión no proviene solo del “pueblo llano”. En noviembre de 2013,  el propio Ministerio de Educación de Ghana decretaba la persecución de los alumnos percibidos como gais o lesbianas a raíz de la denuncia de una alumna que aseguraba sentirse presionada por sus compañeras para “practicar el lesbianismo”. En abril de ese año, dos colegios expulsaban a 53 alumnos por ser supuestamente homosexuales.

Anteriormente, en julio de 2011, el ministro para la región occidental del país ordenó el arresto de todas las personas homosexuales en su jurisdicción, poco después de que una pareja de hombres fuera desterrada de su localidad por haber celebrado una ceremonia privada de boda. Un año antes, varios cientos de personas participaban en una manifestación homófoba en la ciudad de Sekondi-Takoradi, cuyo organizador habría recurrido al argumento de la supuesta “homosexualización” de los jóvenes ghaneses a manos de los extranjeros.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.