Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Act Up-Paris’

Condenados a 11 y 7 años de prisión los responsables de la muerte del joven antifascista francés Clément Méric

Martes, 18 de septiembre de 2018

85f5aeab-762b-4774-89d1-e01fae48f342Dos de los acusados por la muerte del joven antifascista francés Clément Méric han sido condenados a penas de 11 y 7 años de cárcel, mientras que el tercero ha quedado en libertad sin cargos. El hecho tuvo lugar en junio de 2013 en París, en un ambiente social enrarecido por la fuerte campaña homófoba durante la aprobación del matrimonio igualitario. Un enfrentamiento entre antifascistas y un grupo de skinheads concluyó en una reyerta en la que Clément Méric fue golpeado hasta morir por Esteban Morillo, un joven nacido en Cádiz miembro de las ultraderechistas Juventudes Nacionalistas Revolucionarias, que empuñó un puño americano facilitado por el otro condenado, Samuel Dufour. Los abogados de ambos han comunicado que presentarán el correspondiente recurso.

Durante el período de aprobación legislativa del matrimonio igualitario en Francia, las calles se llenaron de opositores a la igualdad de derechos de las personas LGTB convocados por el movimiento Manif pour tous. Para conseguir su objetivo de agrupar al mayor número de manifestantes posible, no dudaron en aliarse con miembros de la extrema derecha, que incendiaron el ambiente social francés durante meses.

Clément Méric, un joven de 18 años, estudiante de Ciencias Políticas y perteneciente a la agrupación Acción Antifascista, había participado activamente en las manifestaciones contra la discriminación, que proliferaban también en respuesta a la intensa homofobia diseminada por los opositores al matrimonio entre personas del mismo sexo. Sin embargo, el encuentro entre los grupos de jóvenes antifascistas y skinheads fue fortuito.

ff136fce-f911-426a-b746-49868fe86e9dEsteban Morillo

Según la sentencia, ambos grupos coincidieron en un mercadillo donde se saldaba ropa de determinada marca y empezaron a interpelarse. Pero algunos de los cabecillas ultraderechistas decidieron iniciar las agresiones físicas, y se dirigieron hacia Clément Méric. Según las pruebas, Samuel Dufour llevaba consigo un puño americano, considerado un arma blanca, que prestó a su compañero Esteban Morillo para que golpease al joven Clément. La desproporción del ataque se evidencia al saber que el activista antifascista se estaba recuperando de una leucemia, por lo que, su aspecto lo dejaba claro, no suponía ninguna amenaza. Morillo ha confesado durante el proceso que fue él quien asestó el golpe que hizo que Clément cayera al suelo, aunque sigue negando la utilización del puño americano. La autopsia, no obstante, reveló que los golpes mortales fueron asestados precisamente con esta arma.

7ef42718-98dd-4bc1-9e2e-716d686ca783Samuel Dufour

Por la voluntad de querer hacer el mayor daño posible y utilizar para ello un arma es por lo que Esteban Morillo ha sido condenado a 11 años de prisión. Samuel Dufour, por su parte, ha sido sancionado con 7 años de cárcel por posesión de un arma blanca y participación en la agresión. Un tercer detenido, Alexandre Eyraud, ha sido absuelto, pues no se ha podido probar que agrediera físicamente a nadie. Esteban Morillo y Samuel Dufour, que cuentan en la actualidad con 25 años de edad, han comunicado a través de sus abogados que presentarán apelación contra la condena, que creen excesiva, sobre todo porque no creen que se haya probado debidamente la utilización del arma blanca. Ambos, a instancias del presidente del tribunal, han expresado su arrepentimiento por los hechos y se han disculpado ante la familia de Clément Méric. Morillo, de nacionalidad francesa aunque nacido en Cádiz, ha llegado a afirmar que «todas las noches pienso en ello y desearía que me hubiera pasado a mí en vez de a él».

Violencia en un ambiente de fuerte homofobia

Dado el ambiente enrarecido que se respiraba en Francia en aquella época, causado por los opositores al matrimonio igualitario, son muchos los que señalaron a estos con dedo acusador como responsables de la agresión del joven Clément Méric. El industrial y activista a favor de los derechos LGTB Pierre Bergé, pareja del conocido diseñador Yves Saint Laurent, expresó públicamente lo que parecía ser un sentir compartido por muchos: «estos inconscientes de la ‘Manif pour tous’ son los que han preparado el terreno. Asociándose con la extrema derecha les han permitido existir», o «la ‘Manif pour tous’ ha aceptado en sus filas a esos fascistas que han matado a Clément. Son ellos quienes deben reflexionar». Tampoco dudó en poner un nombre propio a los responsables: «la inmunda Frigide Barjot había prometido sangre, ahí tenéis a quien salpica a la democracia y a la República», refiriéndose a la tristemente famosa amenaza «si Hollande quiere sangre, la tendrá» que la cómica y responsable del movimiento homófobo Manif pour tous profirió cuando el Senado aprobó la ley de matrimonio igualitario.

En la misma línea se expresó la ensayista Caroline Fourest, quien consideró que «con la ‘Manif pour tous’ estos grupos se han sentido arropados y difundidos». Act-Up Paris, la conocida asociación de lucha contra el sida, también puso nombres: «Frigide Barjot hizo un llamamiento a la sangre, Christine Boutin prometió guerra. Ambas fueron escuchadas. Esta es la consecuencia de meses de discursos de incitación al odio, legitimados por la derecha y difundidos por los medios de comunicación».

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

La justicia francesa absuelve a ACT UP por llamar homófobos a la Manif Pour Tous

Jueves, 8 de febrero de 2018

manif-pour-tous-homophobes-696x522El Tribunal Supremo francés  absuelve a la antigua presidenta de Act-Up Paris, la asociación que había colgado carteles tachando de homófobos a los que participaban en los actos de una organización homófoba.

Recordemos la vergüenza ajena que dio Francia al mundo hace muy pocos años cuando estaba a punto de aprobar el matrimonio igualitario. Fue un espectáculo bochornoso, en el que los chicos de la Manif pour tous organizaban manifestaciones homófobas en muchas ciudades que se convocaban cada poco.

Todo esto iba acompañado de las declaraciones públicas de todo tipo de personajes esperpénticos contrarios a la igualdad (entre ellos, varios homosexuales-títere, en general  meapilas y muy de derechas). Aunque en España también tuvimos lo nuestro unos años antes, lo de Francia fue un gran experimento para poner en marcha la fórmula que luego han repetido en todos los países en los que se ha planteado el debate sobre el matrimonio.

En 2016 Laure Pora, la entonces presidenta de la asociación parisina Act-Up, fue condenada por injurias al acusar a la Manif pour tous de ser homófobos. Act-Up, por cierto, es la asociación a la que pertenecen los activistas que aparecen en la película 120 pulsaciones por minuto. Y, como se puede ver en ella, es una organización que no se caracteriza por quedarse cortos o por conformarse con el activismo académico de act-upsalón. En una de sus acciones, en agosto de 2013, colgaron en el edificio donde trabajaba Ludovine de la Ròchere (la principal responsable de la asociación homófoba) unos carteles con el logo de la Manif sobre los que habían escrito la palabra “homófobos“.

 Los señores homófobos, que se justificaban diciendo que ellos solo defendían el derecho de los niños a tener un padre y una madre, se sintieron muy ofendiditos por esta acción y demandaron a la asociación, por lo que finalmente Laure Pora fue condenada a pagar una multa además de los costes del proceso.

Para contribuir aún más al disparate, una parte de la prensa francesa quiso abrir un debate sobre si la Manif era o no homófoba y llegaron a decir que la condena a Pora equilibraba, en cierto modo, que se condenase a Christine Boutin por decir que la homosexualidad era una aberración. Boutin, es una señora que entre otras cosas llegó a ser ministra de vivienda y que también estuvo en esa época apoyando cuanta manifestación contra el matrimonio igualitario hubiera.

Esta muchachada que decía que no era nada homófoba no tenía ningún reparo, por cierto, en juntarse con esta gente (y otra peor) en sus acciones mientras la LGTBfobia en Francia no dejaba de aumentar:

5681358083530“Francia necesita niños, no homosexuales”

Hace poco os publicábamos que Boutin había sido finalmente absuelta por el TS francés con la excusa (a la que desgraciadamente estamos tan acostumbrados) de la libertad de expresión .

Afirman que no hay nada condenable en llamar homófobos a los que participan en un acto homófobo, pero lo justifican en el marco del intenso debate que se vivía en ese momento en la sociedad francesa y que tanto una asociación como la otra tenían unas posturas muy claras al respecto.

Las asociaciones LGTB+ francesas hablan de un triunfo de la libertad de expresión porque bueno, está bien poder llamar homófobos a los que lo son. Incluso entienden que alguien se ofenda si le llaman homófobo, aunque les parece bastante ridículo que un homófobo se indigne por ello.

El problema es que también Boutin y sus seguidores hablaban de que por fin se restablecían las libertades en Francia, así que realmente tenemos la impresión de que se está poniendo todo al mismo nivel de una forma muy peligrosa.

Fuente | France Info, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

La Justicia absuelve finalmente a la exministra francesa Christine Boutin, que había sido condenada por calificar la homosexualidad de “abominación”

Sábado, 13 de enero de 2018

Christine-Boutin-2La que fuera ministra de Vivienda de Francia en el Gobierno de Nicolás Sarkozy, Christine Boutin, ha celebrado que la Corte de Casación (Cour de Cassation) haya decidido anular la condena que pesaba sobre ella por calificar la homosexualidad de “abominación”. Para Boutin, “las libertades de expresión y conciencia todavía existen en Francia”. La LGTBfóbica y ultraconservadora exministra (retirada de la política activa desde abril de 2017) se ha librado así de pagar los 5.000 euros que le había impuesto previamente otro tribunal. La Corte de Casación le anula la condena porque su declaración, aunque fue “indignante”, no la entiende como una “exhortación al odio o la violencia contra homosexuales”.

En noviembre de 2016, recogíamos la condena a Christine Boutin, ministra de Vivienda de Francia entre 2007 y 2009 en el Gobierno derechista de Nicolás Sarkozy. En una entrevista publicada en la revista Charles en abril de 2014, Boutin decía que “la homosexualidad es una abominación. Pero no la persona. El pecado nunca es aceptable, pero el pecador siempre ha sido perdonado. Tengo amigos homosexuales”. El Tribunal de Apelaciones de París le imponía una sanción de 5.000 euros por dichas declaraciones. Sin embargo, después de que la homófoba política del del Partido Cristiano-Demócrata francés recurriera la condena, finalmente la Corte de Casación del país galo ha decidido absolverla.

Al conocerse la condena hace poco más de un año, la defensa de la exministra solicitaba su absolución, que finalmente ha conseguido, al considerar que la ofensa de Boutin a la comunidad LGTB es solo “una opinión”. Según el letrado, la sentencia condenatoria “tendrá enormes consecuencias sobre la libertad de expresión”. Ahora, con la anulación de su condena, la propia Boutin ha dicho a través de su cuenta de Twitter que “el más alto tribunal francés confirma que las libertades de expresión y conciencia aún existen en Francia”.

La comunidad igualitaria francesa, encabezada por la Inter-LGTB (parte de la acusación en el enjuiciamiento a Christine Boutin), aseguró en 2016 que  “en un contexto en el que las agresiones LGTBfóbicas están aumentado y no están concluidos los debates sobre la ley del matrimonio para todos, la justicia envía una fuerte señal a la sociedad”. Ahora, con la absolución de la exministra, dejan claro que “para nosotros estaba claro que era incitación al odio, porque lo que dijo la señora Boutin es parte de una cronología, denunciada por Clémence Zamora Cruz, portavoz de la Inter-LGBT. Esta no es la primera vez que [Boutin] hace comentarios extremos sobre homosexuales”.

Por su parte, el activista Jean-Luc Romero, al que citábamos hace poco más de un año en la noticia sobre la condena a Boutin, confiesa sentir “vergüenza” por la decisión de la Corte de Casación de absolverla y lo califica como una “muy mala noticia”.

 

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

“120 pulsaciones por minuto” y “Una mujer fantástica”, triunfadoras de los Premios Sebastiane 2017

Lunes, 2 de octubre de 2017

logo-sebastiane-fondo-azulEl pasado sábado concluyó el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, pero ya conocemos las obras ganadoras de los Premios Sebastiane, el galardón que a iniciativa de Gehitu comenzó a concederse en el año 2000 a la mejor obra de temática LGTB de entre las que participan en cualquiera de las secciones del Festival, de modo similar a los que se conceden en otros importantes festivales internacionales de cine (como el Teddy berlinés, la Palma Queer de Cannes o el Queer Lion de Venecia). Desde 2013 se concede además un segundo galardón, el Premio Sebastiane Latino. Dos magníficas películas que ya se han alzado con premos en Cannes y Berlín.

La ganadora de la 18ª edición del Premio Sebastiane no es otra que 120 battements par minute (“120 pulsaciones por minuto”, es su título oficial en castellano), del francés Robin Campillo, que ya se hizo en mayo con la Palma Queer (en Cannes, de hecho, fue una de las triunfadoras de la sección oficial: logró el Gran Premio del Jurado y el Premio de la Crítica). La película supone un homenaje al activismo de Act Up-Paris, histórico grupo francés en favor de las personas con VIH/sida, fundado en 1989 e inspirado en la misma filosofía de “acción directa” que otros grupos ya habían empezado a desarrollar en Estados Unidos. Un grupo que aún hoy sigue siendo una referencia para el activismo europeo.

“Por ser una película que sin dejar de recuperar para toda la sociedad la memoria de los gais y del sida reivindica como valores el compromiso, la lucha contra la injusticia, la valentia, la superacion o la alegría. Y a la vez habla de intimidad y amor, esa fuerza que rompe etiquetas. Por dar visibilidad histórica a la lucha solitaria de los jovenes de los ochenta y noventa por sobrevivir a la enfermedad, apoyarse y concienciar contra los poderes que deberían haberles protegido y la sociedad que debería haberlos cuidado. Porque con su compromiso hasta la muerte salvaron vidas”justifica el jurado del Premio Sebastiane el galardón. También “porque Robin Campillo y su equipo demuestran que se puede hacer cine de una gran factura técnica, narrativa, plástica e ideológica y llegar a todo tipo de públicos”.

La película de Robin Campillo (que también es responsable del guión) está protagonizada por Arnaud Valois y Nahuel Pérez Biscayart. Este es el tráiler:

Sebastiane Latino, para la chilena Una mujer fantástica

La 5º edición del Sebastiane Latino, por su parte, ha sido para la película chilena Una mujer fantástica, de Sebastián Lelio. Otra cinta ya premiada en el circuito europeo de grandes festivales, puesto que se alzó, el pasado febrero, con el Teddy 2017 en la Berlinale, que también concedió a la cinta el Oso de Plata al mejor guión.

Una Mujer Fantástica relata la vida de Marina, una chica trans interpretada por Daniela Vega, que tras el fallecimiento repentino de su pareja Orlando (interpretado por Francisco Reyes), un hombre mayor que ella y cuya familia rechaza por completo a Daniela, se enfrenta a la discriminación tránsfoba: le niegan el derecho a estar presente en su funeral, e incluso trata de culpabilizarla de su muerte:

Como ya en en febrero subrayábamos, Una mujer fantástica destaca además por el hecho de estar interpretada por una actriz trans. Daniela Vega, cuyo nombre llegó a estar entre los favoritos a hacerse con el Oso de Plata a mejor actriz en Berlín, no solo no reniega de ser conocida como una actriz transexual, sino que se siente feliz por ello. “¿Cómo te sientes cuándo te califican como actriz transexual?”le preguntaban hace un año en la prensa chilena“Siento que es un apellido que no me molesta, transexual o transgénero, como quieran, todo lo contrario, más que orgullo me da placer físico incluso. Y si tengo que volver a nacer, volvería a ser transexual. Soy orgullosa de ser transexual y mi cuerpo llegó para responderme un sinfín de cosas. Mi cuerpo llegó para entregarme un sinfín de libertades también y esas libertades las saqué de un sinfín de prohibiciones”, respondía la actriz.

“Por construir con mucha sensibilidad el personaje de Marina, y mostrar las distintas aristas de un personaje femenino que debido a su transexualidad tiene que hacer frente a los prejuicios para poder despedirse del ser amado. Por mostrar el mundo trans alejado de cualquier estereotipo, como la prostitución y el espectáculo, para enseñarnos la vida cotidiana de una mujer luchadora, amante, educada y… fantástica”destaca el jurado del Premio Sebastian Latino a la hora de explicar su decisión. El jurado también agradece que la película “ponga de relevancia la necesidad de que existan leyes integrales de género para que el cambio nominal de las personas trans no se haga sólo a nivel oficial, sino que sirva para poder cambiar su identidad en todos los espacios públicos, como las bibliotecas o los clubes deportivos”A su juicio, Una mujer fantástica recalca la importancia de la palabra escrita, de la oficialidad. Sin papeles que reconozcan nuestro ser las personas se vuelven invisibles, carne de corrupción o quedan en manos del funcionario de turno que decide qué o quién somos”.

Dos películas, en definitiva, que estamos deseando poder ver en las salas de cine (su estreno en España está anunciado en próximas semanas). No han sido las únicas cintas de temática LGTB que se han podido disfrutar en San Sebastián, sin embargo. Juan Roures, responsable de nuestra sección Apolo vive enfrente, ha estado allí tomando buena nota, y nos lo contará en sus próximas columnas.

 Fuente Dosmanzanas

Cine/TV/Videos, General , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“120 battements par minute”, merecido homenaje al activismo del VIH/sida, gana la Palma Queer y triunfa en la sección oficial de Canne

Miércoles, 31 de mayo de 2017

120_battements_par_minute120 battements par minute (“120 latidos por minuto”, aunque no sabemos si ese será el título oficial en castellano), del francés Robin Campillo, ha sido la ganadora de la Palma Queer 2017, el galardón que al margen del palmarés oficial reconoce desde 2010 la mejor cinta de temática LGTB de entre todas las presentadas en cualquiera de las secciones del Festival de Cannes. No ha sido el único reconocimiento de una cinta que rinde homenaje al activismo en favor de las personas con VIH/sida en los años duros de la pandemia. La película también es una de las grandes triunfadoras de la sección oficial: ha gando el Gran Premio del Jurado y se ha hecho con el codiciado Premio de la Crítica.

“Principio de los años 90. Mientras que el sida lleva casi diez años matando, los militantes de Act Up-Paris multiplican las acciones para luchar contra la indiferencia general. Recién llegado al grupo, Nathan quedará conmocionado por la radicalidad de Sean, que consume sus últimas fuerzas en la acción”, reza la sinopsis de 120 battements par minute en la web oficial del Festival de Cannes. Y es que la película supone un homenaje al activismo de Act Up-Paris, histórico grupo activista francés en favor de las personas con VIH/sida, fundado en 1989 e inspirado en la misma filosofía de “acción directa” que otros grupos ya habían empezado a desarrollar en Estados Unidos. Un grupo que aún hoy sigue siendo una referencia para el activismo europeo.

Para el jurado de la Palma Queer, presidido este año 2017 por el director y guionista estadounidense Travis Mathews, “sin derivar hacia el melodrama, la película nos hace revivir algunas de las páginas más sombrías de nuestra historia reciente, al tiempo que nos recuerda que siempre somos más fuertes cuando unimos nuestras energías, cuando nos amamos un poco más, cuando nos apoyamos entre nosotros un poco más, y desde luego cuando bailamos juntos un poco más”.

La película de Robin Campillo (que también es responsable del guión) está protagonizada por Arnaud Valois y Nahuel Pérez Biscayart, cuya interpretación ha sido unánimemente alabada, es también una de las grandes triunfadoras del palmarés oficial del Festival de Cannes. Aunque no ha ganado la Palma de Oro, a la que era firme candidata, sí que se ha hecho con el Gran Premio del Jurado (el segundo en importancia del Festival) y con el codiciado Premio de la Crítica (que otorga la FIPRESCI, Federación Internacional de Críticos de Cine).

Como mejor cortometraje de temática LGTB, un galardón que en ocasiones queda desierto, el jurado de la Palma Queer ha elegifo este año Les îles, del también realizador francés Yann Gonzalez.

Os dejamos con el tráiler de 120 battements par minute, que estamos ya ansiosos por disfrutar:

Fuente Dosmanzanas

 

Cine/TV/Videos, General , , , , , , , , , , , , , , ,

Se ratifica la multa de 5.000 euros a la ex ministra de Sarkozy Christine Boutin, por decir que ‘la homosexualidad es una abominación’

Martes, 15 de noviembre de 2016

Christine-Boutin-2Merecida condena para la diputada Christine Boutin, del Partido Cristiano-Demócrata (asociado en la coalición conservadora de Nicolás Sarkozy). La que fuera ministra de Vivienda de Francia entre 2007 y 2009 afirmó en una entrevista que “la homosexualidad es una abominación. Pero no la persona. El pecado nunca es aceptable, pero el pecador siempre ha sido perdonado. Tengo amigos homosexuales”. Estas palabras fueron publicadas en la revista Charles en abril de 2014. Ahora, Boutin tendrá que pagar por ellas a instancias de la Justicia francesa.

Aunque algunos medios ultraderechistas agitan la bandera de la “libertad de expresión y pensamiento” para descalificar la decisión de la Justicia francesa de condenar a Christine Boutin, lo cierto es que es una magnífica noticia. La que fuera ministra de Vivienda de Francia en el Gobierno de Nicolás Sarkozy, y fundadora del Partido Demócrata Cristiano, radicalmente contraria a la igualdad y a los derechos humanos de las personas LGTB, tendrá que pagar 5.000 euros por su discurso de “incitación pública al odio o la violencia”. En una entrevista publicada en 2014, Boutin espetó que “la homosexualidad es una abominación”. Si bien la cuantía económica no es demasiado significativa para alguien de su nivel económico, su condena legal “envía una fuerte señal a la sociedad”, defiende la federación Inter-LGTB.

Esta ex líder conservadora francesa ha sido multada con 5.000 euros por ‘incitación al odio o la violencia pública contra las personas LGBTI”. La cosa viene de lejos, un tribunal de París dictó sentencia el 17 de diciembre de 2015 contra Christine Boutin, ex-presidenta del Partido Demócrata Cristiano, por decir en abril de 2014 que “la homosexualidad es una abominación”. Boutin,  también deberá pagar 2.000 euros en concepto de ‘reparación de daños’ a dos grupos LGBTI, Mousse y Le Refuge. “Esta decisión sienta un precedente por varias razones. Ya no es posible escapar a la responsabilidad penal por hacer comentarios homófobos bajo el disfraz del discurso religioso”, dijo Etienne Deshoulières, el abogado del grupo LGBTI Mousse.

repositorio_obj_9225_1450869993En el año 2014 en unas declaraciones a la revista Charles, el 2 de abril de 2014, esta señora se refirió así a la homosexualidad: “yo jamás he condenado a un homosexual. La homosexualidad es una abominación. Pero no la persona. El pecado nunca es aceptable pero el pecador siempre está perdonado”. Y así, citando la Biblia, o eso dice ella, se quedó tan campante.

Durante el juicio, Christine Boutin dijo no haber cambiado de opinión, “pero esto no significa que yo condene a las personas homosexuales. No era consciente del daño que podían provocar mis palabras. Desde entonces no las he repetido”, explicaba la ex ministra homófoba.

La ley que condena la incitación al odio por orientación sexual en Francia es de 2004. “Prácticamente no hay jurisprudencia es por eso que la decisión se ha retrasado varios meses”, explicó el fiscal.

Boutin anunció en Twitter su intención de apelar pero la multa ha sido confirmada por la Corte de Apelaciones de París que ha ratificado una sentencia anterior. Además deberá abonar 2000 como indemnización a dos asociaciones LGTB que se habían presentado como acusación particular.

La defensa de la exministra, en cambio, solicitaba su absolución al considerar que la ofensa de Boutin a la comunidad LGTB es solo “una opinión”. Según el letrado, la sentencia condenatoria “tendrá enormes consecuencias sobre la libertad de expresión”. Pues bien, esperemos que así sea cuando este derecho colisione con otros derechos fundamentales de las personas LGTB.

Para la comunidad igualitaria francesa, encabezada por la Inter-LGTB (parte de la acusación en el enjuiciamiento a Christine Boutin), “en un contexto en el que las agresiones LGTBfóbicas están aumentado y no están concluidos los debates sobre la ley del matrimonio para todos, la justicia envía una fuerte señal a la sociedad”.

Por su parte, el activista Jean-Luc Romero ha publicado en su cuenta de Twitter un mensaje en el que responde a Christine Boutin que “no somos ninguna abominación y no creo que vuestro Dios aprueba vuestra labor”.

Por supuesto,  los medios de derechas han puesto el grito en el cielo asegurando que se trata de un atentado a la libertad de expresión, a las creencias personales,  a la libertad religiosa y a todas esas cosas de ciencia ficción a las que se aferran y usan como excusa para justificar su odio,  discriminación y desprecio.

La Justicia francesa: una de cal y otra de arena

Hace solo unos días, nos hacíamos eco de otra noticia relacionada con la Justicia de Francia, en ese caso perjudicial para la comunidad LGTB. El Tribunal de Apelaciones de París, el mismo que ha dictado sentencia contra la exministra Boutin, condenaba por injurias a una asociación LGTB por calificar a la Manif pour tous de grupo homófobo.

El citado tribunal ha dictaminado que tildar a la Manif pour tous de grupo homófobo constituye un delito de injurias públicas. Por ello, condena a la antigua presidenta de la asociación de defensa de los derechos LGTB Act Up-Paris a una multa de 800 euros más el pago de las costas judiciales. La sentencia entra en conflicto con una anterior del mismo tribunal, que desestimó una denuncia por injurias presentada también por la Manif pour tous. Desde Act Up-Paris comunicaron que presentarían un recurso de casación, dada la injusticia de negar a las personas LGTB el derecho a dar el nombre apropiado a quienes abogan por discriminarles.

Sin embargo ahora tenemos una duda: Si en Francia ahora es delito decirle a un homófobo que era homófobo,  entonces… ¿Ahora pueden condenar a la Corte de Apelaciones por lo mismo? Entraríamos en un bucle espaciotemporal para el que no estamos preparados.

Fuente: France Info, vía EstoyBailando/Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Llamar “homófobo” a un homófobo es ahora delito en Francia: El Tribunal de Apelaciones de París condena por injurias a una asociación LGTB por calificar a la “Manif pour tous” de grupo homófobo

Jueves, 10 de noviembre de 2016

4500846_7_e556_dans-la-manif-pour-tous-dimanche-apres-midi_224cb858e01d83750f784fc9ba917927Un juzgado francés considera que llamar “homófobos” a los organizadores de la manifestación homófoba La Manif Pour Tous es un delito de “difamación”.

Graves noticias para los defensores de los derechos LGTB en Francia. El Tribunal de Apelaciones de París ha dictaminado que calificar a la Manif pour tous de grupo homófobo constituye un delito de injurias públicas. Por ello, ha condenado a la antigua presidenta de la asociación de defensa de los derechos LGTB Act Up-Paris a una multa de 800 euros más el pago de las costas judiciales. La sentencia entra en conflicto con una anterior del mismo tribunal, que desestimó una denuncia por injurias presentada también por la Manif pour tous. Desde Act Up-Paris han comunicado que presentarán un recurso de casación, dada la injusticia de negar a las personas LGTB el derecho a dar el nombre apropiado a quienes abogan por discriminarles.

La Manif Pour Tous es el nombre que se han puesto los colectivos homófobos que organizan las manifestaciones homófobas (que venga un juzgado francés a decirme lo contrario) que protestan contra el matrimonio igualitario y la adopción por parte de parejas homosexuales, niegan las “teorías de género” y se oponen a los derechos de las personas trans. Así que oye, bien pensado, no deberíamos llamarla manifestación homófoba, sino LGTBfóbica. O Todófoba, que también les queda bien. Ah, el nombre de La Manif Pour Tous es un intento de ironizar sobre el nombre que se le daba al proyecto de ley del matrimonio igualitario: Mariàge Pour Tous.

Durante la tramitación del matrimonio igualitario en 2013, el grupo la Manif pour tous consiguió convocar a cientos de miles de ciudadanos franceses que se oponían a que las personas LGTB pudieran alcanzar la igualdad de derechos. El discurso de los manifestantes y convocantes fue en muchas ocasiones extraorinariamente duro y agrio, lo que hizo que se viviese en Francia un ambiente de crispación y violencia inaudito, hasta el punto de que se estima que las agresiones homófobas se incrementaron en un 78 % durante ese período.

violencia-en-la-asamblea-nacional-francesa1-300x243Bares de clientela gay violentados, manifestaciones diarias ante la Asamblea Nacional con constantes enfrentamientos con la policía, la jerarquía católica culpando a las víctimas de ser los causantes de la violencia, la agresividad en los discursos de los diputados opuestos al proyecto de ley sobrepasando todas las barreras, incluso la de la agresión física… La amenaza de la líder de quienes se oponían al proyecto de ley, la cómica Frigide Bajot, de que correría la sangre, se convirtió en realidad y tuvimos que informar de agresiones como la sufrida por una pareja gay en París, la muerte por una paliza de un joven antifascista y participante en manifestaciones contra la discriminación o ataques a militantes LGTB por parte de fanáticos, entre ellos un concejal del ultraderechista Frente Nacional.

la-manif-pour-tous-homofoba-300x155Pero incluso después de la aprobación definitiva de la ley de matrimonio igualitario la Manif pour tous siguió convocando a sus partidarios. En una ocasión, desplegó una manifestación en la que se profirieron consignas a favor de la ley contra la llamada “propaganda homosexual” en Rusia y contra el derecho de asilo para los perseguidos por su orientación sexual e identidad de género. Como respuesta, el 4 de agosto de 2013, un grupo de activistas de la AIDS Coallition to Unleash Power, también conocidos como Act Up-Paris decidió actuar ante la sede de la Fundación Jérôme Lejeune, y se manifestaron contra la fundación anti-abortista Jerome Lejeune que es una de las organizaciones que apoya La Manif Pour Tous donde ejercía su actividad la presidenta de la Manif pour tous, Ludovine de la Rochère. Allí arrojaron condones rellenos con líquido que imitaba la sangre contra el edificio de la Jerome Lejeune Foundation y pegaron carteles en los que se calificaba a la Manif pour tous de ser un grupo homófobo y se colgaron pósters con la foto de La Rochère y la palabra “homófoba” impresa sobre su cara.

Ludovine de la Rochère presentó una demanda por injurias en nombre de la Manif pour tous y otra por difamación a título personal. La demanda inicialmente fue desestimada en primera instancia por defecto de forma. Los responsables de la Manif pour tous recurrieron esa desestimación y el pasado 2 de noviembre el Tribunal de Apelaciones de París, que no pareció reparar en esos defectos formales, resolvió a su favor, condenando a la antigua presidenta de Act Up-Paris, Laure Pora, a indemnizar a la Manif pour tous con 800 euros por un delito de injurias públicas, y a pagar otros 1.500 euros de costas procesales.

act-up-paris-520x328Pósters con la cara de Ludovine La Rochère (Foto: ACT UP Paris Facebook)

Pues a los de La Manif Pour Tous esto les pareció intolerable porque decidieron demandar a Laure Pora, la presidenta de ACT UP en ese momento, argumentando que acusarles de homófobos era un “delito criminal“. Y lo más lamentable es que el Tribunal de Apelaciones de París ha condenado a Pora a pagar 800€ en concepto de daños y perjuicios a La Manif Pour Tous por “difamación“, además de hacerse cargo de los 1.500€ de costas del juicio.

La sentencia, ha causado conmoción entre las asociaciones LGTB, entra en contradicción con una anterior del mismo Tribunal de Apelaciones de París de febrero de 2014. Da la casualidad de que en 2014 La Manif Pour Tous también demandó al por entonces senador Jean-Pierre Michel por lo mismo después de que Michel dijera que sus manifestaciones mostraban “el peor tipo de homofobia“. En ese caso el juzgado le absolvió. En aquella ocasión, la corte desestimó los cargos por injurias contra el senador socialista Jean-Pierre Michel, ponente de la ley de matrimonio igualitario en el Senado, que había dirigido un escrito a los miembros de la Manif pour tous en el que los acusaba de “representar la peor de las homofobias”. El Tribunal de Apelaciones estimó entonces que el senador estaba haciendo uso de su libertad de expresión en el ejercicio de su cargo parlamentario y no cabía condenarle por un delito de injurias.

La abogada de ACT UP, Karine Géronimi, ha dicho que esta decisión del tribunal es “particularmente injusta” y sigue defendiendo que no ve la difamación ni el insulto por ninguna parte al llamar homófobos a los que, efectivamente, son homófobos.

Para Act Up-Paris, la sentencia niega a las personas LGTB el derecho a calificar a quienes trabajan por denegarles sus derechos:

La palabra “homofobia” no es un insulto, sino la caracterización política de un discurso de desprecio hacia los homosexuales, que avala la desigualdad ante la ley con respecto a los heterosexuales y alimenta la discriminación y la violencia.

¿Cómo se puede designar a aquellos cuyas palabras y actos se oponen habitualmente a todo lo que podría servir a la emancipación de las personas LGTB? No podemos aceptar que el Tribunal de Apelaciones nos niegue así los medios para nombrar y denunciar los discursos políticos de nuestros adversarios.

Los activistas han comunicado que recurrirán la sentencia en casación, con la esperanza de que una más alta instancia permita a las personas LGTB poder dar un nombre a la discriminación que sufren y a quienes las discriminan. También se encuentran a la espera de que se resuelva la segunda de las demandas, la interpuesta por Ludovine de la Rochère a título personal por difamación, cuya audiencia tendrá lugar el próximo 17 de noviembre.

Fuente: Gay Star News, vía EstoyBailando/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.