Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Manuel Valls’

A los cinco años de la aprobación del matrimonio igualitario en Francia, más de 40.000 parejas del mismo sexo se han dado el «sí, quiero»

Sábado, 5 de mayo de 2018

kiss-in-parisEl 23 de abril de 2013, Francia se convertía en el 14º país del mundo, y el 9º de Europa, en abrir la  institución del matrimonio a las parejas del mismo sexo. Lo hacía tras la que posiblemente ha sido la pugna política y social más dura hasta el momento en los países en los que se ha producido este avance, y en la que los sectores más conservadores y la derecha política protagonizaron una movilización homófoba sin precedentes. Cinco años después, más de 40.000 parejas del mismo sexo ha contraído matrimonio en suelo francés.

En 2013, 7.367 parejas del mismo sexo contrajeron matrimonio tras la aprobación de la ley (4.307 bodas fueron entre hombres, 3060 entre mujeres). Pero fue 2014 el año que batió récords: 10.522 parejas del mismo sexo se dieron el «sí» ese año (se celebraron 5.666 bodas entre hombres y 4856 entre mujeres). Un fenómeno por cierto similar al que se produjo en España, cuando en 2006, justo el año siguiente a la aprobación del matrimonio igualitario, se produjo el récord de bodas. En ambos casos, recordemos, el matrimonio igualitario se encontraba amenazado por la actitud de la oposición política en ambos países, por lo que posiblemente se produjo un efecto «acumulativo» de bodas entre parejas que llevaban ya juntas muchos tiempo y que querían asegurar jurídicamente su estatus. En 2015 las bodas del mismo sexo cayeron a 7.751 (4.085 entre hombres, 3.666 entre mujeres), y a partir de entonces se produce la estabilización en torno a las 7000 bodas anuales. En 2016, último año del que se dispone de cifras detalladas, fueron 7.113 bodas (3.672 entre hombres, 3.441 entre mujeres).

En 2017, según cifras adelantadas por el INSEE (Institut National de la statistique et des études économiques) el número ronda también las 7.000 bodas. En total, entre 2013 y 2017, unas 39.700 bodas. Teniendo en cuenta que en los primeros meses de 2018 se habrán celebrado ya otras pocas miles de bodas, se puede afirmar con total seguridad que el número de bodas celebradas desde la entrada en vigor de la ley supera con creces las 40.000.

En cifras porcentuales, las bodas entre personas del mismo sexo suponen alrededor del 3% de las bodas totales celebradas en Francia (en 2016, último año del que se tienen cifras detalladas, se celebraron un total de 232.725 bodas. De ellas, 7.113 fueron entre personas del mismo sexo). Por lo que se refiere a la distribución regional, es el departamento de París el que registra el mayor porcentaje de bodas entre personas del mismo sexo: el 9,7%, seguido de Calvados, en Normandía (5,62%). En general, por lo que se refiere a la Francia continental, se aprecia un mayor porcentaje de bodas entre personas del mismo sexo en los departamentos del Oeste del país, el Mediterráneo (con la excepción de Córcega) y en Provenza, mientras que el porcentaje tiende a disminuir conforme avanzamos hacia el nordeste. En cualquier caso, son los departamentos de Ultramar los que registran un menor porcentaje.

La campaña de odio contra el matrimonio igualitario: una historia para no olvidar

La apertura del matrimonio y la adopción a parejas del mismo sexo en 2013 se consiguió, recordemos, a pesar de una intensa campaña de odio desplegada entonces por los sectores más conservadores de la sociedad francesa y por la derecha política de ese país. Cientos de miles de manifestantes se movilizaron con un discurso muy agresivo mientras florecía un ambiente de crispación y violencia. Las agresiones homófobas se incrementaron en un 78% durante ese periodo, según datos de SOS-Homophobie. Locales de ambiente violentados, enfrentamientos con la policía, la jerarquía católica culpando a las víctimas de ser los causantes de la violencia, la agresividad en los discursos de los políticos opuestos al proyecto de ley sobrepasando todas las barreras… La amenaza de la que entonces era la portavoz de la Manif pour tous, la cómica Frigide Barjot, de que correría la sangre, se convirtió en realidad. Tuvimos que informar de agresiones como la sufrida por una pareja gay en Parísla muerte por una paliza de un joven antifascista y participante en manifestaciones contra la discriminación o ataques a militantes LGTB por parte de fanáticos.

Incluso hoy día, mientras que el matrimonio igualitario parece ampliamente aceptado, la LGTBfobia sigue siendo una lacra en la sociedad francesa. En 2016, primer año en el que Francia ha realizado un registro específico de delitos motivados por el odio LGTBfóbico, se contabilizaron 1.020 agresiones por la orientación sexual o la identidad de género de la víctima, siendo objeto de las mismas en un 70% de los casos hombres gais o bisexuales (a las cifras oficiales habría que sumar la cantidad indeterminada de los ataques que no fueron denunciados). Y a nivel jurídico Francia continúa todavía rezagada en materia LGTB. En su última reforma legal, aprobada en 2016, el país mantuvo bajo tutela judicial el reconocimiento legal de la identidad de las personas trans, y a estas alturas las parejas del mujeres (así como las mujeres sin pareja) siguen sin poder acceder a las técnicas de reproducción asistida. Una promesa del expresidente François Hollande que su entonces primer ministro Manuel Valls no quiso cumplir y que Emmanuel Macron, que también lo ha prometido, tampoco parece tener excesiva prisa por cumplir.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

El homófobo François Fillon, fuera de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas

Miércoles, 26 de abril de 2017

imagen-sin-tituloAunque con matices, publicamos este resumen que publica Dosmanzanas con respecto a las recientes elecciones francesas, sin dejar de mirar el peligro que supone el paso a la segunda vuelta de la homófoba, antieuropea y xenófoba Marine Le Pen, realmente un peligro mayor que el de Fillon:

Ya se ha celebrado la primera vuelta de las elecciones francesas. No faltarán estos días análisis sobre el resultado (un verdadero terremoto político) pero como página LGTB que somos no podemos sino destacar la que, desde este punto de vista, es sin duda una excelente noticia: la derrota del candidato conservador François Fillon, que hace solo unos meses parecía destinado a convertirse en el próximo presidente de la República francesa. Fillon, uno de los políticos más abiertamente hostiles a los derechos LGTB, ha quedado fuera de la segunda vuelta.

Los dos candidatos más votados en la primera vuelta de las elecciones francesas han sido Emmanuel Macron (candidato de En Marche !, una formación política construida en realidad en torno a su persona) y Marine Le Pen (Frente Nacional). Inmediatamente por detrás han quedado François Fillon (Los Republicanos) y Jean-Luc Mélenchon (Francia Insumisa). En quinto lugar, ya muy alejado, se sitúa el candidato del Partido Socialista francés, Benoît Hamon. Pasan a la segunda vuelta, por tanto, Macron y Le Pen. Un centrista surgido de las filas socialistas (partido en el que militó y con el que llegó a ser ministro de Economía entre 2014 y 2016) y la representante de la extrema derecha, a la que todos situaban como candidata segura desde al menos 2014, cuando su partido consiguió la victoria en las elecciones europeas.

No era este, sin embargo, el caso de Macron. Hasta hace pocos meses, todos los analistas daban como cierto que el candidato a disputar la segunda vuelta con Le Pen (y que según las encuestas conseguiría la presidencia) sería el que presentasen Los Republicanos (la antigua UMP, el principal partido de la derecha francesa). De ahí que toda la tensión política se centrase en las elecciones primarias de ese partido. Desde dosmanzanas prestamos gran atención a aquellas primarias, en las que se impuso Fillon, un candidato abiertamente homófobo. Mucho han cambiado las cosas desde entonces.

Fillon, el candidato preferido de los homófobos

francois-fillonYa tras la primera vuelta de las primarias de Los Republicanos, el pasado noviembre, alertábamos del peligro de Fillon. En aquellas elecciones quedaba fuera el expresidente Nicolas Sarkozy, que solo pudo conseguir la tercera posición pese a que parecía destinado a ser él quien se enfrentase al que todos consideraban favorito semanas antes, el moderado Alain Juppé. Juppé quedó segundo y la victoria ya en la primera vuelta fue para Fillon, cuya candidatura había crecido como la espuma en pocas semanas, arrastrado en buena parte por el empuje del sector más ultraconservador de la derecha francesa, representado por Sens commun, un movimiento político nacido al calor de las movilizaciones contra la aprobación del matrimonio igualitario.

Fillon, un católico conservador y profundamente anti-LGTB pasaba a ser el gran favorito. A diferencia de Sarkozy (y por supuesto de Juppé), Fillon no dudó en seguir presentándose durante su campaña como un ferviente opositor al matrimonio igualitario. Una actitud que le viene de lejos: ya en 1982 se opuso a igualar la edad de consentimiento para mantener relaciones homosexuales a la de las relaciones heterosexuales, mientras que en 1999 se opuso al PACS (Pacte Civile de Solidarité, la limitada ley de parejas que antecedió al matrimonio igualitario). Fillon, que de hecho se ha mostrado orgulloso de “seguir diciendo lo mismo, a diferencia de otros” prometía incluso “reescribir” la ley de matrimonio igualitario para modificar los aspectos relativos a la homoparentalidad. En concreto, su propuesta era eliminar la posibilidad de adopción plena por parejas del mismo sexo (mantendría solo la “adopción simple”, una fórmula de acogida de niños que seguirían manteniendo los vínculos de parentalidad con sus padres biológicos). Así lo volvió a recalcar, de hecho, en un debate televisado con Juppé, al que acabó finalmente imponiéndose.

Otras propuestas que el entorno de Fillon barajaba era legislar para hacer aún más explicita la ya vigente prohibición del acceso a las técnicas de reproducción asistida a las parejas del mismo sexo y a las mujeres sin pareja masculina, así como impedir el registro de hijos nacidos por gestación subrogada en países extranjeros (aunque en este caso la modificación legal chocaría con la jurisprudencia europea: el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado ya dos veces a Francia por esa razón).

Y en estas llegó Macron

6a00d8341bfe5d53ef01b8d243b95a970c-600wiSin embargo, cuando todo parecía abocado a un enfrentamiento entre una candidatura de extrema derecha y otra de derecha extrema, comenzó a adquirir pujanza la candidatura de Emmanuel Macron, antiguo militante socialista y ministro de Economía entre 2014 y 2016, que encabeza En Marche !, un movimiento político centrista construido en torno a su persona. Hasta el punto de que desde la derecha se desencadenó contra él una campaña de indisimulados tintes homófobos: un diputado de Los Republicanos le acusó de estar apoyado “por el lobby gay” y Macron vio de hecho como revivían viejos rumores sobre su posible homosexualidad. Rumores que ya en noviembre había desmentido, asegurando que “nunca había llevado una doble vida” (Macron está casado desde 2007 con Brigitte Trogneux). Tras reaparecer el rumor, Macron se mostraba aún más explícito y se permitía ironizar sobre su hipotética relación con Mathieu Gallet, el actual director general de Radio France.

Emmanuel Macron, decíamos entonces, era, de los candidatos que contaban con posibilidades reales de llegar a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales (por aquel entonces el izquierdista Mélenchon estaba muy por atrás en las encuestas) el menos hostil a los derechos LGTB. Partidario del matrimonio igualitario y de la adopción homoparental, Macron defiende también que se permita el acceso a las parejas de mujeres y a las mujeres solteras a las técnicas de reproducción asistida, una vieja promesa socialista que el primer ministro Manuel Valls bloqueó.

Eso no significa que sea un tema del que haya hecho bandera o con el que parezca familiarizado. Buen ejemplo de ello fue su intentona de congraciarse con los opositores al matrimonio igualitario, al declarar que “uno de los errores” del quinquenio de Hollande había sido humillarles. Unas declaraciones que fueron recibidas con gran enfado por el colectivo LGTB francés y que muestran que, si bien Macron no es abiertamente hostil a sus reivindicaciones, tampoco parece muy dispuesto a dar la batalla por ellas.

Le Pen, sin sorpresas

marine-le-pen-600x300Por lo que se refiere a Marine Le Pen, lo cierto es que siempre ha adoptado un perfil bajo por lo que a su oposición a los derechos LGTB se refiere. Ello no quiere decir que su partido no mantenga el ideario homófobo que corresponde a la extrema derecha, y de hecho entre los compromisos de Le Pen está el de derogar el matrimonio igualitario, si bien lo expresa de forma muy alambicada.

En lugar de hablar abiertamente de la derogación del matrimonio igualitario, en su programa Le Pen propone “crear una unión civil (PACS mejorado) que reemplazará las disposiciones de la ley Taubira, sin efectos retroactivos”. Es decir, Le Pen es partidaria de regresar a la situación previa a la apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo en 2013. La medida regresiva no afectaría a los enlaces que hubieran tenido lugar durante el periodo de vigencia de la ley de matrimonio igualitario, lo que ya de por sí supone una importante dificultad jurídica. A cambio propone una versión “mejorada” del Pacto Civil de Solidaridad, una ley limitada de parejas con derechos inferiores a los de las casadas que existe desde 1999. Para que pudiera poner en práctica este retroceso, eso sí, Le Pen necesitaría reunir también una mayoría parlamentaria a su favor en las elecciones legislativas de junio.

Quizá entre las razones del “perfil bajo” de Le Pen (una mujer que no se caracteriza precisamente por su continencia) se encuentra el hecho de que, según algunas encuestas, no son pocos los homosexuales que parecen dispuestos a votarla por su discurso islamófobo. Y decimos “los homosexuales” de forma consciente, porque esta tendencia ha sido detectada sobre todo entre varones gais, no tanto entre mujeres lesbianas.

Las elecciones francesas, un terremoto político

Hasta aquí nuestra primera aproximación a un resultado electoral que dará mucho que hablar en próximos días. Motivos no faltan: el hundimiento del bipartidismo tradicional (por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial habrá unas elecciones presidenciales en las que no estarán al menos o los viejos gaullistas o los socialistas), y muy especialmente del Partido Socialista; el inesperado surgimiento de un importante espacio electoral a la izquierda de los socialistas (no faltarán los paralelismos con España)… Habrá que ver, no obstante, que sucede el próximo 7 de mayo, cuando se celebre la segunda vuelta de las presidenciales: si finalmente Macron se impone a Le Pen, y con qué margen. Y las que cobran también un gran interés son las elecciones legislativas del próximo mes de junio, en las que el escenario de repente aparece muy abierto.

En cualquier caso, nosotros esta noche ya nos felicitamos por el mal resultado de Fillon.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

Campaña homófoba contra Emmanuel Macron, el candidato que amenaza con dejar fuera de las presidenciales francesas al anti-LGTB François Fillon

Viernes, 10 de febrero de 2017

6a00d8341bfe5d53ef01b8d243b95a970c-600wiCuando todo parecía abocado a un enfrentamiento entre una candidatura de extrema derecha (la de Marine Le Pen) y otra de derecha extrema (la de François Fillon, el candidato más explícitamente anti-LGTB de todo el espectro político), la pujanza que está adquiriendo en las encuestas el candidato centrista, Emmanuel Macron, modifica radicalmente el panorama. No es por eso de extrañar que desde ciertas plataformas se haya lanzado una campaña de indisimulados tintes homófobos contra Macron, al que un diputado de Los Republicanos (el partido de Fillon y Sarkozy) ha acusado de estar apoyado “por el lobby gay”.

Numerosos medios recogían este martes la noticia de que Emmanuel Macron ha desmentido que mantenga una relación homosexual fuera de su matrimonio (Macron está casado desde 2007 con Brigitte Trogneux). En realidad, los rumores sobre la homosexualidad de Macron vienen de lejos, y ya en noviembre los desmintió asegurando que “nunca había llevado una doble vida”. La esposa de Macron es veinte años mayor que él, circunstancia que de haberse producido a la inversa no llamaría la atención, pero que en este caso ha contribuido a alimentar las especulaciones.

Este lunes por la noche, sin embargo, Macron se mostraba explicito y se permitía ironizar sobre su hipotética relación con Mathieu Gallet, el actual director general de Radio France, asegurando que en todo caso, dado que en su vida privada no se separa de su esposa, esa relación la habría mantenido “mi holograma” (Macron aprovechaba la frase para hacer una broma sobre la presentación de la candidatura presidencial del izquierdista Jean-Luc Mélenchon, que se desdobló entre Lyon y Paris gracias precisamente a un holograma).

Lo que no todos los medios recogían es el contexto en el que se producía el desmentido de Macron, cuando desde algunas plataformas informativas vinculadas a Rusia se le acusaba de ser el candidato del “lobby gay”. Muy singularmente destaca la entrevista publicada por la agencia rusa Sputnik al diputado de Los Republicanos Nicolas Dhuicq, que directamente asegura que “uno de los tipos que le apoya [a Macron] es el famoso hombre de negocios Pierre Bergé, socio y durante mucho tiempo amante de Yves Saint Laurent, que es abiertamente homosexual y promueve el matrimonio gay. Hay un verdadero lobby gay, muy rico, detrás de él. Esto creo que lo dice todo”.

El mismo artículo de Sputnik acusa, por cierto, a Emmanuel Macron de ser un agente del establishment bancario estadounidense y de haber mantenido vínculos con Hillary Clinton después de que el pasado 1 de febrero la organización WikiLeaks hiciese público un correo electrónico que demuestra que Macron, por entonces ministro de Economía, fue uno de los invitados a una serie de encuentros que en el año 2015 organizó el primer ministro francés, Manuel Valls, con Clinton. En este sentido, el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha desmentido que esta organización (a la que en los últimos meses algunos han acusado de simpatías prorrusas) esté contribuyendo de forma intencionada a una campaña de desprestigio de Macron, el menos “prorruso” de los tres candidatos que hoy día parecen con posibilidades de hacerse con la presidencia.

Macron, el menos hostil a los derechos LGTB de los candidatos con posibilidades

Emmanuel Macron, antiguo militante socialista y ministro de Economía entre 2014 y 2016, encabeza ahora En Marche!, un movimiento político centrista construido en torno a su persona. Dejando de lado otras consideraciones políticas, lo cierto es que de los tres candidatos que a día de hoy cuentan con posibilidades reales de llegar a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, Macron es sin duda el menos hostil a los derechos LGTB. A la espera de que haga público su programa electoral y se conozcan con precisión sus posiciones en esta materia, se da por hecho su apoyo al matrimonio igualitario y a la adopción homoparental. Posición muy distinta a la del Frente Nacional de Marine Le Pen (si bien la formación de extrema derecha nunca ha querido hacer de su oposición a los derechos LGTB un eje llamativo de su discurso) y desde luego a la de François Fillon, que sí ha hecho bandera de la homofobia (lo que de hecho le permitió obtener el apoyo del sector más conservador de la derecha francesa para derrotar al moderado Alain Juppé en las primarias de Los Republicanos).

Todo ello teniendo en cuenta que, salvo sorpresa, ni el candidato del Partido Socialista ni otros candidatos de la izquierda parecen contar hoy día con posibilidades de pasar a la segunda vuelta de las presidenciales. Por lo que se refiere a los socialistas, la derrota de Manuel Valls en las primarias frente al más izquierdista Benoît Hamon puede considerarse en cualquier caso una buena noticia en clave LGTB, dado el vergonzante bloqueo de Valls a la ampliación tanto a las mujeres sin pareja masculina como a las parejas de mujeres del derecho a recurrir a la reproducción asistida.

Seguiremos con atención lo que suceda en próximas semanas…

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La derecha francesa elige como candidato a la presidencia a Fillon, que ha hecho de la oposición a los derechos LGTB una de sus señas de identidad

Miércoles, 30 de noviembre de 2016

francois-fillonDeprimente panorama el que ofrece Francia por lo que a la futura evolución de los derechos LGTB se refiere tras el triunfo del muy conservador François Fillon en las primarias de Los Republicanos, el gran partido de la derecha francesa. El que hasta hace solo unas semanas era principal favorito, y “esperanza” del activismo LGTB, Alain Juppé, ha sido claramente derrotado en la segunda vuelta. Fillon será, por tanto, el que con casi total seguridad se enfrentará a Marine Le Pen, la candidata del ultraderechista Frente Nacional, en la ronda definitiva de las elecciones presidenciales francesas, que se celebrarán el próximo 7 de mayo (siempre que en la primera vuelta, que se celebra dos semanas antes, ningún candidato obtenga más del 50% de los votos). 

Hace una semana hacíamos un primer análisis de lo sucedido después de la derrota en la primera vuelta del expresidente Nicolas Sarkozy, que quedó en tercera posición pese a que parecía destinado a ser él el que se enfrentase a Juppé. Pero en las últimas semanas la candidatura de Fillon creció como la espuma, arrastrado, en buena parte, por el empuje del sector más ultraconservador de la derecha francesa, representado por Sens commun, un movimiento político nacido al calor de las movilizaciones contra la aprobación del matrimonio igualitario.

Movimiento al que Sarkozy, que hasta hace unos meses se había significado precisamente por su oposición al matrimonio igualitario, defraudó al hacer público su cambio de opinión sobre el tema en un libro en el que repasaba su trayectoria política. Allí lamentaba “vivamente” no haber cumplido su viejo compromiso de aprobar la unión civil entre parejas del mismo sexo cuando pudo hacerlo, y respecto al matrimonio igualitario, defendió que aunque debería haber sido decidido en referéndum, una vez aprobado no había lugar a dar marcha atrás. “Es un punto sobre el que, lo asumo, he evolucionado”, afirmaba.

El giro de Sarkozy decepcionó a los activistas homófobos de La manif por tous y de Sens commun, que a la larga acabaron por abandonarle y dar su apoyo expreso al que había sido su primer ministro entre 2007 y 2012, el muy conservador y católico François Fillon. Un político profundamente anti-LGTB, que a diferencia de Sarkozy (y por supuesto de Juppé), ha seguido presentándose durante todo este tiempo como un ferviente opositor al matrimonio igualitario. Una actitud que le viene de lejos: ya en 1982 se opuso a igualar la edad de consentimiento para mantener relaciones homosexuales a la de las relaciones heterosexuales, mientras que en 1999 se opuso al PACS (Pacte Civile de Solidarité, la limitada ley de parejas que antecedió al matrimonio igualitario).

Fillon, que de hecho se ha mostrado orgulloso de “seguir diciendo lo mismo, a diferencia de otros” ha prometido “reescribir” la ley de matrimonio igualitario para modificar los aspectos relativos a la homoparentalidad. En concreto, su propuesta es eliminar la posibilidad de adopción plena por parejas del mismo sexo (mantendría solo la “adopción simple”, una fórmula de acogida de niños que seguirían manteniendo los vínculos de parentalidad con sus padres biológicos). Así lo recalcó, de hecho, en el debate televisado con Juppé que tuvo lugar la pasada semana. Otras propuestas que el entorno de Fillon ha barajado serían legislar para hacer aún más explicita la ya vigente prohibición del acceso a las técnicas de reproducción asistida a las parejas del mismo sexo y a las mujeres sin pareja masculina, así como impedir el registro de hijos nacidos por gestación subrogada en países extranjeros (aunque en este caso la modificación legal chocaría con la jurisprudencia europea: el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado ya dos veces a Francia por esa razón).

El derrotado, un centrista moderado favorable al matrimonio y a la adopción

El gran derrotado de las primarias de la derecha francesa es Alain Juppé, alcalde de Burdeos, un político moderado que en su momento no presentó su candidatura a la presidencia del partido (que ganó Sarkozy) y que prefirió jugar la carta de las primarias, pensando que un escenario “abierto” a todos los ciudadanos, y no solo a los militantes, le daría ventaja.

De hecho, es cierto que durante todo este tiempo Juppé parecía favorito frente a Sarkozy. Lo que era una buena noticia para el colectivo LGTB, dado el giro pro-LGTB que Juppé había experimentado en el pasado. Juppé comenzó su “proceso” publicando en octubre de 2012 una entrada en su blog en la que contaba que después de reunirse con activistas LGTB comprendía sus puntos de vista, añadiendo que aunque él hubiera preferido una ley de unión civil no se oponía al matrimonio igualitario. Con posterioridad afirmó ya con claridad que el matrimonio igualitario estaba integrado en la sociedad francesa y se declaró opuesto a la reescritura de la ley, para finalmente, en noviembre de 2014, declararse además favorable a la adopción homoparental después de un proceso de “madura reflexión”.

Por desgracia, los electores franceses (las primarias estaban abiertas a todos los ciudadanos, y no solo a los militantes republicanos) han castigado a Juppé y han preferido, para disputar la presidencia a Marine Le Pen, un candidato más próximo a la extrema derecha que esta representa.

Salvo improbable sorpresa, un futuro oscuro en materia LGTB

Está por ver cómo afecta esta nueva variable a la situación política. Los hay que piensan que Fillon será capaz, con su discurso ultraconservador en lo social, de quitar votantes a Le Pen. Nosotros no lo tenemos tan claro. De hecho, como en otras ocasiones hemos comentado, el Frente Nacional de Le Pen se cuidó mucho de no tener un gran protagonismo en las protestas contra el matrimonio igualitario, y nunca ha querido hacer de su oposición a los derechos LGTB un eje llamativo de su discurso (lo que no quiere decir, por supuesto, que no exista). Por el contrario, los vínculos entre el pujante movimiento surgido de las protestas contra el matrimonio igualitario con el sector más conservador de Los Republicanos (antes UMP) eran ya muy evidentes. Y más que en el votante ultracatólico, Le Pen quiere cazar votos en el que tradicionalmente era el caladero de la izquierda, las clases obreras, azuzando para ello un discurso anti-Unión Europea, antiinmigración y a favor de un “proteccionismo inteligente”. No nos parece tan claro que ese voto vaya a sentirse más atraído por Fillon (neoliberal en lo económico) que por Le Pen… Lo que sí nos parece es que las personas que voten en clave LGTB no tendrán especiales motivos para decidirse en favor de uno u de la otra si es que ellos son los candidatos finales (a la espera, por supuesto, de que se formalicen los programas electorales).

Un panorama muy oscuro en materia LGTB, en definitiva. Lo que no supone una especial sorpresa: ya hace tiempo que los propios socialistas franceses, desfondados tras el “esfuerzo” que les supuso aprobar el matrimonio igualitario, dejaron de lado al colectivo LGTB tras la incorporación como primer ministro de Manuel Valls. En febrero del año pasado nos hacíamos eco, por ejemplo, de como la propia ministra francesa de Familia, Infancia y Derechos de las Mujeres, Laurence Rossignol, confirmaba la renuncia a modificar la vergonzante ley que impide a las parejas de mujeres o a las mujeres sin pareja acceder a la reproducción asistida. “No quiero que se diga que la izquierda promueve debates sociales para distraer la atención, como fue el caso durante el debate sobre el matrimonio igualitario”, justificó.

De hecho, el único avance que se ha producido en este tiempo, la aprobación de una nueva normativa para la modificación de la referencia al sexo legal en el Registro Civil, ha sido decepcionante, al mantener el proceso bajo tutela judicial“El peor texto escrito nunca en el mundo sobre el cambio registral de las personas transgénero”, la calificó la Fédération LGBT francesa.

En cualquier caso, todos los analistas dan por hecho que ni el candidato socialista, sea el que sea, ni el que presenten las fuerzas a su izquierda logrará pasar a la segunda vuelta (así lo prevén todas las encuestas, y no parece que en este caso vayan a fallar). Salvo en el improbable caso de que en los próximos meses la situación política francesa dé un vuelco…

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“Hermanos, salid con un cuchillo,con lo que sea necesario, y atacadlos, matadlos en masa”

Domingo, 31 de julio de 2016

28519109772-d60f38f09c-b_720x241Difunden nuevas grabaciones de los terroristas de Normandía: “Vamos a destruir vuestro país”

“Los tiempos han cambiado. Ahora sufriréis lo que nuestros hermanos y hermanas han sufrido”

Abdel Malik Petitjean, uno de los terroristas de Normandía, ha animado a los musulmanes a “despertar” y atacar con los medios que puedan objetivos de los países que forman parte de la coalición internacional contra Estado Islámico, en un nuevo vídeo difundido por la agencia de noticias Amaq, vinculada a la organización terrorista.

Petitjean habla directamente al presidente y al primer ministro de Francia, François Hollande y Manuel Valls, respectivamente.

“Los tiempos han cambiado. Ahora sufriréis lo que nuestros hermanos y hermanas han sufrido. Vamos a destruir vuestro país, dice.

“Hermanos, salid con un cuchillo, con lo que sea necesario, y atacadlos, matadlos en masa“, añade apelando al “despertar” de los musulmanes en suelo europeo, como verdugos, y a la coalición internacional contra el Estado Islámico, como víctima.

Estados Unidos lidera una coalición internacional integrada por más de 60 países -entre ellos España- que desde hace dos años bombardea las posiciones de combate de los milicianos de negro en el territorio que controlan en Iraq y Siria.

La identidad de Petitjean se ha conocido después de que apareciera junto al segundo terrorista de Normandía, Adel Kermiche, en otra grabación difundida por Amaq este miércoles en la que ambos juran lealtad al Estado Islámico.

Dos hombres armados con cuchillos y falsos explosivos irrumpieron alrededor de las 9.00 del martes en la iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, en Normandía, y retuvieron como rehenes al párroco, Jacques Hamel, tres religiosas y una pareja de feligreses.

Las autoridades francesas intentaron negociar con ellos, pero aún así degollaron a Hamel y lo grabaron en vídeo, por lo que finalmente fueron abatidos por la Policía mientras gritaban “Allahu Akbar” (“Alá es el más grande”).

abdel-malik-petitjeanKermiche, de 19 años de edad y originario de la región gala de Seine-Maritime, estaba bajo vigilancia electrónica porque en los últimos años había intentado viajar hasta dos veces a Siria para unirse al Estado Islámico.

En las semanas previas al ataque, en su cuenta de Telegram -un servicio de mensajería encriptado y por eso especialmente apreciado por los terroristas- Kermiche había alardeado de su intención de perpetrar una masacre, según grabaciones publicadas esta semana por la revista L’Express.

“Coges un cuchillo, vas a una iglesia y haces una carnicería. ¡Bim! Cortas dos o tres cabezas y está bien. Se acabó”, dictó el joven en un mensaje de audio que luego compartió con un grupo de unos 200 radicales. “Bajad lo que va a seguir”, añadió a las ocho y medio de la misma mañana del asesinato de Jacques Hamel, “y compartidlo entre muchos”: mensaje que revela su intención de difundir el vídeo que los terroristas grabaron del atentado, pero que habrían sido frustrada por las autoridades francesas cuando les abatieron a los atacantes de varios disparos.

Petitjean, por su parte, tenía 19 años y era natural de Saboya. Las autoridades francesas le tenían en el punto de mira desde el 29 de junio tras recibir información de los servicios secretos de otro país alertando de su radicalización y de que podría atentar.

Este atentado sigue a los del 14 de julio en Niza -que causó 84 muertos- y el 13 de noviembre en París -con 130 víctimas mortales-, lo que ha llevado al presidente, François Hollande, a afirmar que Francia “está en guerra” contra el yihadismo.

Fuente: Religión Digital/Agencias

Cristianismo (Iglesias), Islam , , , , , , , , , ,

Dos hombres armados con cuchillos secuestran y degüellan a Jacques Hamel, sacerdote en una iglesia de Normandía (Francia).

Miércoles, 27 de julio de 2016

14695479843987 Jacques Hamel.

La sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos.

Oremos por nuestro hermano asesinado. Que su sangre haga florecer el testimonio de los que permanecemos vivos.

Toda nuestra solidaridad con Francia, objetivo preferente de los enemigos de la concordia y la Paz entre diferentes.

Los asaltantes fueron abatidos después de irrumpir en una misa y mantener rehenes

El cura, dos monjas y dos feligreses fueron retenidos. Otra religiosa logró escapar y dar la alarma

Jacques Hamel, el cura incansable que murió a manos del IS

“Grabaron el asesinato del padre Jacques. Fue horrible”

El Estado Islámico reivindica el ataque en la iglesia de Francia donde se degolló a un sacerdote

El Papa muestra su “dolor y horror” ante “esta violencia absurda”

Manuel Valls, “horrorizado” ante el “ataque bárbaro

La amenaza yihadista ha vuelto a sembrar hoy el pánico en Normandía (Francia). Un cura ha sido degollado en un ataque por dos hombres armados en una iglesia en la localidad francesa de Saint-Etienne-du-Rouvray, en la región de la Alta Normandía, cerca de Rouen. Un hecho que rápidamente fue reivindicado por el Estado Islámico.

Dos individuos armados han acuchillado a Jacques Hamel, cura de una iglesia de Normandía, de 84 años, y dejado en estado crítico a otro de los 5 rehenes. La policía ha abatido a los secuestradores. El presidente y el ministro del Interior llegan al lugar.

Dos hombres armados con cuchillos han tomado este martes varios rehenes en una iglesia de una ciudad situada en Normandía, una región del norte de Francia, durante la celebración de una misa, según han informado fuentes policiales citadas por Reuters. La cadena de radio France Info indica que ambos agresores han sido neutralizados por las fuerzas del orden, y han indicado que uno de los rehenes ha sido asesinado.

Dos hombres armados con cuchillos han sido abatidos por la Policía tras tomar cinco rehenes en una iglesia de la localidad francesa de Saint-Etienne-du-Rouvray, en la región de la Alta Normandía, cerca de Rouen. Uno de los rehenes, un cura, ha muerto degollado, según indican varios medios franceses. Se trata de Jacques Hamel, el párroco auxiliar de esta iglesia, de 84 años.

En el suceso, que comenzó sobre las 9.30 de esta mañana, han intervenido agentes del cuerpo de elite de la Brigada de Investigación e Intervención (BRI) y militares. Los hechos comenzaron cuando los dos hombres entraron por la parte posterior de la iglesia durante la misa y cerraron las puertas, reteniendo en el interior al cura, dos monjas y dos feligreses. Otra monja habría conseguido escapar y dar la alerta.

Una fuente policial ha señalado a Reuters que el párroco fue agredido con una espada, aunque el portavoz del Ministerio del Interior ha evitado confirmar el modo en el que ha fallecido la víctima y pronunciarse sobre las “motivaciones y el perfil” de los autores. Otro de los rehenes, una mujer, está en estado crítico y los otros tres han sido liberados sanos y salvos. En total, cinco personas habían sido retenidas: un cura, dos monjas y dos fieles. Una religiosa, que huyó, ha sido quien ha dado la voz de alarma, según el indicó Le Figaro.

La Sección Antiterrorista de la Fiscalía de París se ha hecho cargo de la investigación. El mismo portavoz de Interior indicó que se ha registrado la iglesia en busca de posibles artefactos explosivos.

El presidente francés, François Hollande, y el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, se han dirigido a la localidad, según ha indicado la cadena de noticias de información continua francesa BFM.

Según la cadena francesa de noticias Itele, uno de los asaltantes abatidos es un joven natural de la propia Saint-Etienne-du-Rouvray, que trató de viajar a Siria el 15 de mayo del año pasado, pero fue devuelto por las autoridades turcas. Este individuo, según la misma fuente, fue procesado en Francia a su regreso por el delito de asociación terrorista. El pasado 22 de marzo, salió en libertad condicional, pero controlado con una pulsera electrónica. La Fiscalía recurrió sin éxito la decisión del juez de sacarlo de la prisión preventiva.

Fuentes policiales citadas por Le Figaro han indicado que uno de los dos secuestradores llevaba barba y portaban una ‘chachia’, un tipo de gorro que visten los musulmanes.

De acuerdo con la información disponible, los dos asaltantes entraron en la iglesia por la puerta trasera en torno a las 10 horas durante la misa y cerraron las puertas. Retuvieron en el interior al cura, dos monjas y dos feligreses. Otra religiosa consiguió escapar y dar la voz de la alarma. Sobre las 11 horas, agentes del cuerpo de élite de la Brigada de Investigación e Intervención (BRI) abatieron a los dos secuestradores, que habían salido al atrio de la iglesia.

La unidad de intervención de la Policía ha matado a los dos secuestradores armados con cuchillos que habían tomado cinco rehenes en una iglesia de Saint Etienne du Rouvray, junto a Ruán, en Normandía, ha informado la Policía Nacional francesa. “Fin de la intervención de la BRI (Brigada de Investigación e Intervención (BRI). Los dos secuestradores neutralizados por la policía. Balance en curso, ha señalado la Policía Nacional en un mensaje en Twitter.

22373359024_74492d2f6a_o

El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, y el presidente francés, François Hollande, ya están en el lugar de los hechos. Durante el viaje, Hollande ha llamado por teléfono al arzobispo Georges Pontier, presidente de la Conferencia Episcopal de Francia.

El vicario general de Rouen, Philippe Maheut, se encuentra en el lugar de los hechos, debido a la ausencia del arzobispo, Dominique Lebrun, actualmente en la Jornada Mundial de la Juventud. La JMJ se celebra desde este martes en Cracovia (Polonia) con la presencia del Papa Francisco. La dirección nacional, al frente de los 35.000 jóvenes católicos franceses presentes en la celebración, mantiene una reunión de crisis tras los sucesos de Saint-Etienne-du-Rouvray.

Las fuerzas de seguridad han pedido que no se suban ni fotos ni vídeos del suceso a las redes sociales, como ya habían solicitado en otros atentados como el ocurrido en Niza el pasado 14 de julio.

La gente que necesite ayuda psicológica puede acercarse al Ayuntamiento, donde se ha habilitado un equipo de psicólogos.

En la zona alrededor de la iglesia, se ha solicitado a los comerciantes que cierren sus tiendas. Una empleada de un centro de enseñanza de música, situado en una calle adyacente al lugar de culto, cuenta que, de momento, no saben qué hacer ni cuánto tiempo va a durar.

Las televisiones ofrecen imágenes de un fuerte despliegue tanto de las fuerzas de seguridad como de los bomberos y servicios sanitarios en torno a la iglesia de la calle Gambetta, en el centro de Saint Etienne du Rouvray. Al menos una decena de disparos de armas de fuego se escucharon en el lugar, pese a que se cree que los secuestradores iban armados con cuchillos.

Según pasan las horas se empiezan a conocer detalles aportados por los testigos e información sobre los detenidos. Una religiosa presente esta mañana en la iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, a la hora de la misa matinal, y que escapó para avisar de lo que allí dentro estaba ocurriendo, ha declarado a Le Fígaro: Ellos entraron bruscamente. Tomaron el espacio. Hablaban árabe. Yo he visto un cuchillo. Me marché en el momento que ellos comenzaron a agredir al padre Jacques. Ni yo misma sé si se dieron cuenta de que me iba”.

Los atacantes habrían forzado al cura asesinado a ponerse de rodillas antes de matarle y filmaron el asesinato, según la monja que consiguió escapar en declaraciones a Reuters y que ha sido identificada como hermana Danielle.

La hermana Danielle explicó, en un testimonio a la emisora de radio RMC, que los asesinos ordenaron agruparse a los cinco presentes y que no se detuvieron pese a que todos les imploraban que no siguieran adelante.

Los hombres forzaron al sacerdote Jacques Hamel, de 84 años, a arrodillarse, y cuando éste intentó defenderse “allí comenzó el drama”, relató la monja. “Se grabaron en vídeo. Hicieron una especie de sermón en torno al altar en árabe. Fue horroroso”, dijo Danielle, quien agregó que ella consiguió huir en el momento en que los hombres atacaron al sacerdote, tras lo cual pudo dar la alerta a una persona que circulaba en coche, publicó Efe. “Yo no sé lo que nos han contado”, pero ha ellos han gritado: “Vosotros los cristianos nos oprimís”.

También comienzan a salir los datos de los sospechosos de cometer el secuestro y el ataque. Uno de los terroristas, según ha informado Efe, estaba fichado y llevaba un brazalete electrónico para tenerlo controlado. La identidad del hombre todavía no ha sido confirmada, ni tampoco la de su compañero. Según ha informado una fuente judicial a la emisora France Info, el hombre, cuya identidad aún no ha sido confirmada al igual que la de su compañero, tenía permiso para salir de casa de sus padres, donde residía, entre las 8.30 y las 12.30.

El terrorista que falleció abatido por la policía había sido encarcelado en prisión preventiva en 2015, cuando fue abortado en Turquía su intento de unirse al Estado Islámico en Siria. Sin embargo, en marzo de este año quedó libre, controlado desde entonces por el brazalete electrónico, agregó la fuente.

La policía judicial francesa ha detenido a un hombre durante una redada que ha tenido lugar tras el secuestro. De acuerdo a la información de L’ Express, que cita a una fuente cercana a la investigación, el joven puesto bajo custodia esta tarde sería un menor de 16 años, cuyas iniciales son HB. Su hermano mayor habría ido a Siria con 16 años en la primavera de 2015, según el semanario . El adolescente es sospechoso de tener vínculos con uno de los asesinos , A. K. , de 18 años, quien presuntamente trató varias veces de llegar a Siria.

“Muy valiente para su edad”, así describía a su compañero fallecido el padre Auguste Moanda-Phuati, entre lágrimas para Le Figaro. “Los sacerdotes pueden retirarse ya a los 75 años, pero él prefirió seguir ofreciendo su servicio a las personas porque aún se sentía con fuerzas”.

Jacques Hamel nació en 1930 en Darnétal, población de la Alta Normandía. Fue ordenado sacerdote en 1958 y celebró sus “bodas de oro” en 2008 tras rendir 50 años de servicio, según apunta la web oficial de la diócesis de Rouen.

Philippe Maheut, vicario general de la archidiócesis de Rouen, destacaba el cariño que los vecinos tenían hacia el fallecido, según informa EFE. Una vecina del lugar contaba a la BBC que conocía al párroco desde su niñez: “Mi familia lleva viviendo aquí 35 años y siempre hemos sabido de él”, “era muy apreciado por todos los vecinos”. Tal es así que algunos incluso se han pronunciado en Twitter: “Me bautizó, me enseñó el catecismo… Estoy indignada, sorprendida, triste…” “Realmente conmocionado con su muerte, el cura que bautizó a mi hermana y mi madre, que murió sin haber hecho nada para merecerlo.

“Era un hombre sencillo, vivía de la manera más austera posible, sin extravagancias”, su compañero Moanda-Puhati también destacaba su calidez, “hemos aprendido muchísimo de su experiencia y sabiduría en la parroquia de Saint-Etienne”, añadía el cura congoleño que ha interrumpido sus vacaciones para reunirse con sus feligreses rápidamente.

“Siempre era un rayo de luz en nuestras reuniones parroquiales” afirmaba el padre Aimé-Rémi Mputu Amba, decano de Sotteville-lés-Rouen, quien describía al cura como una persona discreta pero muy atenta. Mputu también destacaba la pasión de Jacques Hamel por su oficio “a pesar de su avanzada edad aún aportaba vida a la parroquia. Siempre que le decían que debía retirarse con su edad, él siempre respondía ‘¿alguna vez has visto un cura retirado? Seguiré trabajando hasta mi último aliento‘. Para él dar misa, desde el momento en que comenzaba, era una forma de consagración, a pesar de las dramáticas circunstancias” explicaba sobre su compañero a Le Figaro.

En la hoja parroquial del pasado mes de junio, con motivo de las vacaciones de verano, Hamel sostenía “(…) En estos momentos podemos escuchar la llamada que nos hace Dios para cuidar este mundo en el que vivimos, con el fin de hacerlo más cálido, más humano, más fraternal (…)”. En el blog de la parroquia donde se colgó dicha hoja parroquial ya han convocado la misa en memoria del padre Hamel para este mismo martes en la Catedral de Rouen, a las 18 horas. “Reunámonos para lanzar juntos nuestras oraciones” añaden.

“Desde el comienzo de los ataques en Francia hemos estado teniendo reuniones en el comité interreligioso entre nuestras comunidades” afirma Mohammed Karabila, presidente del Consejo Regional de la Fe Musulmana de Normandía, que describe para Le Figaro al padre Hamel como un hombre de paz, religión, carismático. Ha dedicado su vida a su religión, sacrificaba su vida por los demás.

El arzobispo de Rouen, Dominique Lebrun, abandonará este martes la Jornada Mundial de la Juventud de Cracovia para volver a su diócesis en Normandía tras el trágico suceso. “Esta noche estaré en mi diócesis, con las familias y la comunidad parroquial, que están en estado de shock”, ha dicho Lebrun desde Cracovia. Los obispos españoles sumaban sus oraciones a las de la Iglesia francesa por el alma del sacerdote asesinado.

El Papa Francisco se ha mostrado “particularmente afectado” por el “acto de violencia durante una misa” y ha pedido “paz para todo el mundo”. “Estamos particularmente afectados por esta violencia horrible y que ha ocurrido en una iglesia, un lugar sagrado en la que se anuncia el amor de Dios, agregaba el portavoz vaticano.

Fuente Agencias/Religión Digital

General, Iglesia Católica, Islam , , , , , , , , , , , , ,

130 médicos y biólogos de Francia se autoinculpan por haber ayudado a mujeres sin pareja masculina a acceder a la reproducción asistida

Martes, 22 de marzo de 2016

imagesHasta 130 médicos y biólogos se han autoinculpado, en una carta publicada en el diario Le Monde, de haber colaborado en los procesos de reproducción asistida de parejas de mujeres y de mujeres solas, una práctica prohibida en Francia y que el gobierno de ese país, pese a su promesa electoral, ha decidido mantener en la ilegalidad para no provocar la ira de los grupos conservadores. 

En Francia, la reproducción asistida solo está permitida a parejas de distinto sexo, casadas o no, que además deben acreditar la esterilidad de al menos uno de sus miembros. Se trata de una prohibición total, que afecta tanto a clínicas públicas como privadas, y que obliga a cualquier mujer francesa sin pareja masculina que desee ser madre a acudir a países vecinos, como Bélgica o España.

La modificación de esta prohibición había sido durante años una de las banderas del Partido Socialista francés en materia de derechos LGTB, y de hecho la promesa estaba incluida en el programa con el que los socialistas ganaron las elecciones legislativas de 2012. El propio presidente François Hollande se posicionó siendo candidato presidencial a favor del cambio. Tras su elección, sin embargo, pasó a adoptar una posición ambigua, respondiendo cuando se le preguntaba una cosa u otra en función del auditorio que tuviera delante. No fue sin embargo hasta 2014, tras la remodelación que siguió a la derrota socialista en las elecciones municipales y que convirtió a Manuel Valls en el nuevo jefe de gobierno, cuando se anunció la renuncia a aprobar la modificación legal.

Una marcha atrás que tenía lugar en el contexto de la derechización que Valls impuso al Gobierno socialista, uno de cuyos elementos ha sido el acercamiento a la Iglesia católica y a los contrarios a los derechos LGTB. Laurence Rosignol, que entró con Valls en el gobierno francés como secretaria de estado de Familia, recibió, en el que fue uno de sus primeros gestos políticos, a los representantes de la Manif pour tous, el movimiento homófobo que lideró las protestas contra el matrimonio igualitario, ante los cuales adelantó la renuncia a modificar la reproducción asistida. La propia Rossignol, ahora ascendida a ministra de Familia, Infancia y Derechos de las Mujeres, confirmaba la marcha atrás en una entrevista a Libération publicada en febrero. “No quiero que se diga que la izquierda promueve debates sociales para distraer la atención, como fue el caso durante el debate sobre el matrimonio igualitario. La vociferación de la Manif pour tous lo paralizó todo. No quiero verme impotente en todo lo que tengo que hacer por lanzar un debate sobre la PMA [procréation médicalement assistée, o reproducción asistida]. Ahora, usted dice ‘PMA’ y las redes sociales arden. Estos temas deben ser tratados por una sociedad apaciguada. Y yo ahora trabajo para apaciguarla”,  justificaba, pese a asegurar que ella, “a título personal”, estaba en contra de la prohibición.

Una argumentación especialmente cobarde: que un gobierno democráticamente elegido renuncie a acabar con una disposición legal discriminatoria en materia de derechos civiles, tal y como había prometido en su programa, para así mantener “apaciguados” a los defensores de dicha discriminación no hace sino reforzar a estos. No está de más recordar que la cobardía del Gobierno francés va incluso más allá de negar a las mujeres sin pareja masculina el derecho a la reproducción asistida, aún pagándola de su bolsillo en una clínica privada. El gobierno de Valls se negó incluso a apoyar en 2014 una enmienda legislativa presentada por dos diputados verdes cuyo objetivo era asegurar que al menos en aquellas parejas de lesbianas que ya son madres (por haber recurrido a la reproducción asistida en otros países) la madre no gestante fuese reconocida legalmente. Afortunadamente, pese a la negativa gubernamental, la Corte francesa de Casación acabó por confirmar ese derecho, aunque obligando a las madres no gestantes a iniciar un proceso de adopción de los que al fin y al cabo son sus propios hijos.

Los firmantes piden actualizar una legislación anacrónica

La postura del gobierno ha enfurecido no solo a los colectivos LGTB, sino a muchos profesionales de la reproducción asistida que no entienden esta marcha atrás. En en este contexto que 130 de ellos han decidido visibilizar públicamente que ellos mismos han ayudado a las mujeres que tienen prohibido el acceso a la reproducción asistida en su proceso, como una forma de denunciar la actual situación, y han solicitado una modificación de la legislación de reproducción asistida para permitir la donación de esperma a mujeres con independencia de su esquema relacional y orientación sexual. La carta, promovida por el ginecólogo René Frydman, considerado el padre del primer “bebé probeta” francés, está firmada por algunos de los más prestigiosos especialistas franceses en este campo, como François Olivennes o Israël Nisand.

Los especialistas firmantes piden además, de una forma general, la puesta en marcha de un verdadero plan de apoyo a la reproducción asistida que contemple otras actualizaciones de la ley francesa, como que se facilite la donación de ovocitos, que las mujeres puedan congelar sus ovocitos en previsión de un embarazo posterior (algo que en Francia solo se permite si la mujer presenta una patología que amenaza su fertilidad) o que se permita el diagnóstico genético preimplantacional.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

La nueva ministra francesa de Familia confirma que las parejas de lesbianas seguirán teniendo prohibido el acceso a la reproducción asistida

Martes, 23 de febrero de 2016

laurence-rossignolEl Gobierno francés ha renunciado a modificar la ley que impide a las parejas de mujeres o a las mujeres sin pareja acceder a la reproducción asistida. Lo ha confirmado la nueva ministra francesa de Familia, Infancia y Derechos de las Mujeres, la socialista Laurence Rossignol, que asegura sin embargo estar a favor “a título personal” e incluso asegura estar convencida de que “toda la izquierda” lo está…

En Francia, la reproducción asistida solo está permitida a parejas de distinto sexo, casadas o no, que además deben acreditar la esterilidad de al menos uno de sus miembros. Se trata de una prohibición total, que afecta tanto a clínicas públicas como privadas, y que obliga a cualquier mujer francesa sin pareja masculina que desee ser madre a acudir a centros de países vecinos, como Bélgica o España.

La modificación de esta prohibición había sido durante años una de las banderas del Partido Socialista francés en materia de derechos LGTB, y de hecho la promesa estaba incluida en su programa electoral (“L’accès à l’AMP [Assistance Médicale à la Procréation] doit être ouvert aux femmes sans condition de situation de couple ou d’infertilité”, puede leerse en la página 50 del programa electoral con el que los socialistas franceses ganaron las elecciones legislativas de 2012). El propio presidente François Hollande se posicionó siendo candidato presidencial a favor del cambio. Fue en abril de 2012, justo antes de las elecciones, en una entrevista concedida a la revista Têtu. Tras su elección, sin embargo, pasó a adoptar una posición ambigua, respondiendo cuando se le preguntaba una cosa u otra en función del auditorio que tuviera delante.

No fue sin embargo hasta 2014, tras la remodelación que siguió a la derrota socialista en las elecciones municipales y que convirtió a Manuel Valls en el nuevo jefe de gobierno, cuando se anunció la renuncia a aprobar la modificación legal. Una marcha atrás que tenía lugar en el contexto de la derechización que Valls impuso al Gobierno socialista, uno de cuyos elementos ha sido el acercamiento a la Iglesia católica y a los contrarios a los derechos LGTB. La propia Laurence Rosignol, que entró con Valls en el gobierno francés como secretaria de estado de Familia, recibió, en el que fue uno de sus primeros gestos políticos, a los representantes de la Manif pour tous, el movimiento homófobo que lideró las protestas contra el matrimonio igualitario, ante los cuales adelantó la renuncia a modificar la reproducción asistida. 

Una renuncia que ahora la propia Rossignol, recién ascendida a ministra, se ha encargado de confirmar en una entrevista al diario francés Libération. “No tengo hoy más razones que ayer, cuando estaba al cargo de las políticas de familia, para relanzar este asunto. A título personal, soy favorable para las parejas de lesbianas, y creo que toda la izquierda lo es. El problema es claro: ¿hasta dónde volver a incrementar el nivel de excitación?”, justifica. “No quiero que se diga que la izquierda promueve debates sociales para distraer la atención, como fue el caso durante el debate sobre el matrimonio igualitario. La vociferación de la Manif pour tous lo paralizó todo. No quiero verme impotente en todo lo que tengo que hacer por lanzar un debate sobre la PMA [procréation médicalement assistée, o reproducción asistida]. Ahora, usted dice ‘PMA’ y las redes sociales arden. Estos temas deben ser tratados por una sociedad apaciguada. Y yo ahora trabajo para apaciguarla”,  añade.

Una argumentación cobarde

Una argumentación, la de Rossignol, que nos parece especialmente cobarde. Que un gobierno democráticamente elegido renuncie a acabar con una disposición legal discriminatoria en materia de derechos civiles, tal y como había prometido, para así mantener “apaciguados” a los defensores de dicha discriminación hace virtualmente imposible el avance.

No está de más recordar que la cobardía del actual Gobierno francés va incluso más allá de negar a las mujeres sin pareja masculina el derecho a la reproducción asistida, aún pagándola de su bolsillo en una clínica privada. El gobierno que preside Valls se negó incluso a apoyar en 2014 una enmienda legislativa presentada por dos diputados verdes cuyo objetivo era asegurar que al menos en aquellas parejas de lesbianas que ya son madres (por haber recurrido a la reproducción asistida en otros países) la madre no gestante fuese reconocida legalmente. Afortunadamente, pese a la negativa gubernamental, la Corte francesa de Casación acabó por confirmar ese derecho, aunque obligando a las madres no gestantes a iniciar un proceso de adopción de los que al fin y al cabo son sus propios hijos.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Tras asegurar hace poco más de un año que lo derogaría, Sarkozy dice ahora que mantendrá el matrimonio igualitario si llega al poder

Jueves, 28 de enero de 2016

14160768464708En materia de derechos LGTB, pocos políticos tan mentirosos hemos conocido como Nicolas Sarkozy. Durante su anterior etapa en la presidencia de la República Francesa incumplió su promesa de mejorar el reconocimiento de las uniones entre personas del mismo sexo. Tras perder las elecciones frente al socialista François Hollande, que sí cumplió con la promesa de legalizar el matrimonio igualitario (aunque dejó otras por el camino…) se convirtió en adalid de la peor homofobia, asegurando que derogaría la ley si volvía al poder. Ahora asegura que no lo hará.

La presidencia de Nicolas Sarkozy se caracterizó por la negativa a permitir ningún avance en materia LGTB, y ello pese a que en la campaña de 2007 había prometido mejorar el PACS (Pacte Civile de Solidarité, la figura jurídica abierta a las parejas del mismo sexo pero con derechos mucho más restringidos que los del matrimonio que el gobierno socialista de Lionel Jospin promovió en 1999) y convertirlo en una verdadera unión civil con derechos similares a los del matrimonio entre heterosexuales (dejando fuera la adopción). No fue así, y de hecho durante la campaña electoral de 2012 recuperó su perfil más conservador y justificó el incumplimiento de aquella promesa con el argumento de que “nos dimos cuenta de que sería inconstitucional reservar un contrato así solo a los homosexuales. Este contrato de unión civil habría socavado la institución del matrimonio”.

Finalmente el Partido Socialista francés se hizo con la mayoría en el Parlamento y Hollande ganó las presidenciales. El matrimonio igualitario fue finalmente aprobado, pero las fuerzas de la derecha (política y social) aprovecharon las vacilaciones de los socialistas durante el proceso y promovieron la que hasta la fecha ha sido la mayor campaña de odio contra el matrimonio igualitario vista en un país de la Europa occidental. GayLib, el que era grupo LGTB de la UMP, acabó de hecho por desvincularse del partido ante la hostilidad desplegada por sus compañeros. La reacción fue tal que movimientos fuertemente homófobos como la Manif pour tous adquirieron vida propia y se convirtieron desde entonces en agentes que condicionan de forma significativa la política francesa.

Sarkozy, en su afán por recuperar popularidad entre la derecha, se sumó sin dudarlo a la ola homófoba. En noviembre de 2014, en un acto de Sens commun, uno de los movimientos nacidos al calor de las movilizaciones contra el matrimonio igualitario pero afín a la UMP, prometió derogar la ley que lo hace posible si llegaba de nuevo al poder. En aquel momento Sarkozy hacía campaña para ser elegido presidente de la UMP (cosa que consiguió, por cierto) y sus declaraciones fueron interpretadas como un movimiento para hacerse con el favor del sector más conservador de su partido frente a su gran rival interno, Alain Juppé, que no se presentaba como candidato a ese cargo pero al que muchos ven como el gran rival de Sarkozy en las elecciones primarias de las que en 2017 deberá salir el próximo candidato conservador a la presidencia de la República. Juppé, más centrado que Sarkozy, se había alejado ya de los posicionamientos más extremos y se había declarado de forma explícita a favor del matrimonio igualitario y de la adopción homoparental.

Ahora Sarkozy, quizá habiendo recalculado sus fuerzas y ante la pujanza del Frente Nacional (un partido también contrario al matrimonio igualitario pero que en todo este proceso ha preferido huir de la primera línea), vuelve a dar un giro de 180 grados. Ha sido en un libro que acaba de publicarse, La France pour la vie, en el que repasa su trayectoria política, y en que “lamenta vivamente” no haber cumplido su viejo compromiso de aprobar la unión civil entre parejas del mismo sexo. Respecto al matrimonio igualitario, defiende que Hollande debería haberlo llevado a referéndum, pero una vez aprobado asegura que no ha lugar a dar marcha atrás y “descasar” a las parejas que han contraído matrimonio. “Es un punto sobre el que, lo asumo, he evolucionado”, afirma.

Estupor de los grupos homófobos

La marcha atrás de Sarkozy, como era de esperar, ha generado estupor entre los grupos homófobos. Es el caso de La manif pour tous, que lo acusa de traicionar sus convicciones y que le ha solicitado ya una entrevista para pedirle explicaciones y ofrecerle “soluciones jurídicas” para las parejas ya casadas en caso de que se derogase la ley. El giro tampoco ha sentado bien en Sens commun, que lo califica de “deplorable” y que ha anunciado que no apoyará a ningún candidato republicano que no respete sus compromisos en esta materia.

También en su propio partido (que por cierto ya no es la UMP, formación que como tal dejó de existir en 2015 para convertirse en una nueva marca, “Los Republicanos”) se han comenzado a escuchar voces críticas. Es el caso de Hervé Mariton, el que fuera uno de sus competidores por la presidencia de la UMP y que también optará por ser elegido candidato de la derecha a las presidencia de la República, que en un tuit dice lamentar la marcha atrás de Sarkozy y asegura que él sí “mantiene su compromiso”.

Una situación política, en cualquier caso, poco prometedora

La marcha atrás de Sarkozy puede considerarse una buena noticia, más allá de que el personaje tenga un más que evidente déficit de credibilidad. En este momento, y salvo nuevo giro de la situación, los dos candidatos que parecen con más posibilidades de ser candidatos de la derecha a las próximas elecciones presidenciales, Juppé y Sarkozy, no serían hostiles al matrimonio igualitario.

En cualquier caso, incluso al margen de Los Republicanos, la situación de los derechos LGTB en Francia arroja pocos motivos para el optimismo, dada por un lado la pujanza del Frente Nacional y por otro el giro derechista del Partido Socialista tras el nombramiento como primer ministro de Manuel Valls. Valls, recordemos, dio al traste con las intenciones de su predecesor de permitir a las mujeres lesbianas el acceso a la reproducción asistida, solo permitido en Francia a parejas de distinto sexo, casadas o no, que además deben acreditar la esterilidad de al menos uno de sus miembros. Se trata de una prohibición total, que afecta tanto a la sanidad pública como a la privada, y que obliga a cualquier mujer francesa sin pareja masculina que desee ser madre a acudir (si se lo puede permitir) a clínicas privadas de países vecinos, como Bélgica, Holanda o España. Hace pocas semanas, de hecho, Le Monde denunciaba como aún hoy un médico que colabore con una pareja de lesbianas para ayudarle a ser madres se expone a una pena de cárcel de cinco años de prisión y multa de 75.000 euros. Increíble, pero cierto.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Victoria del populismo ultraderechista del Frente Nacional en las elecciones regionales de Francia

Miércoles, 9 de diciembre de 2015

marine-le-pen-600x300“La victoria del Frente Nacional es la revuelta del pueblo contra las élites”… Con el mismo lenguaje de los populismos emergentes o caídos en desgracia… la sombra del régimen de Vichy  sobrevuela Francia…

La primera vuelta de las elecciones regionales francesas se ha saldado con la victoria del Frente Nacional (FN), el partido de extrema derecha liderado por Marine Le Pen. 6 de las 13 regiones de Francia han dado una clara victoria al populismo ultraconservador. La segunda vuelta será decisiva para determinar el grado de poder territorial de las principales fuerzas políticas en Francia de cara a las próximas elecciones legislativas (que se celebrarán dentro de 18 meses).

El Partido Socialista del presidente François Hollande ha sido el más castigado por los electores. Hasta los comicios del 6 de diciembre, los socialistas tenían el control de 21 de las 22 regiones (el año pasado el mapa cambió, reduciéndose a 13). El caso es que el Partido Socialista solo podrá conservar el gobierno de 2 o 3 regiones. De cara a la segunda vuelta, los socialistas retirarán sus listas en aquellos territorios en los que la izquierda no tenga ninguna opción, con la esperanza de frenar el avance del FN. La más beneficiada de esta decisión será la derecha del homófobo declarado Nicolas Sarkozy, encarnada en Los Republicanos, la nueva marca electoral de la vieja UMP. Sarkozy, por su parte, ha dejado bien claro que no apoyará ninguna candidatura socialista donde cuentes con la posibilidad de gobernar.

El diario francés Le Monde, en su editorial de este lunes, califica de “reaccionario y xenófobo” al FN y define su ideología como “contraria a los valores de la república”. Esto le lleva a preguntarse, retóricamente, “¿cómo entender que es capaz de gobernar por sí solo el destino de casi un cuarto de la población francesa, si gana el 13 de diciembre en el Norte, en Provenza y en el Este?”. El rotativo galo achaca el triunfo de los de Le Pen a su discurso sobre la inmigración (especialmente tras la llegada masiva de refugiados procedentes de Siria e Irak) y a los atentados yihadistas de París, el pasado 13 de noviembre. El miedo es el caldo de cultivo ideal para el florecimiento y el éxito de los populismos. A esto se une la crisis de la izquierda, el aumento del paro y el estancamiento económico. El Frente Nacional ha construido su discurso jugando estas bazas y su líder, Marine Le Pen, resume así el éxito electoral de la formación: “el resultado increíble del FN es la rebelión del pueblo contra la élite”.

Incertidumbre en materia LGTB

Desde el punto de vista de las políticas LGTB, el avance del FN plantea inquietantes interrogantes. Si los resultados de los comicios regionales se repitieran en las generales, la derecha y la ultraderecha contarían con una holgada mayoría parlamentaria. Y aunque se haya revelado que varios dirigentes del FN son homosexuales ello no garantiza que el partido vaya a respetar los derechos de la comunidad LGTB. Haciendo un ejercicio de memoria histórica Ernst Röhm, líder de las SA, era homosexual, y esto no impidió que el nazismo persiguiera, torturara y asesinara en campos de concentración a miles de personas LGTB (el propio Röhm acabaría siendo eliminado, finalmente, con la aprobación de Hitler).

le-fn-toujours-homophobeEn enero del año pasado, sin ir más lejos, dosmanzanas recogía la infame propuesta de Julien Rochedy (en la fotografía de la izquierda), director del Frente Nacional de la Juventud, de proponer una ley que prohíba la “propaganda LGTB en los colegios de Francia. “Estoy en contra de la propaganda LGTB en la escuela, yo no quiero que mis hijos aprendan eso”, en estos términos justificaba Rochedy su propuesta homófoba. La aversión hacia la diversidad sexual de este joven dirigente se ponía de manifiesto al reconocer que tampoco le gusta la visibilidad del colectivo “en las calles o en las paredes”.

Incluso la mismísima Marine Le Pen se atrevió a asegurar sin vacilar que “Rusia no persigue a los homosexuales”, ignorando los reiterados ataques a personas homosexuales en ese país, amén de la supresión en la práctica de la libertad de expresión de los ciudadanos rusos LGTB. Le Pen manifestó en su momento, además, que le parecería “sorprendente” que el anuncio del presidente Hollande y del ministro de Asuntos Exteriores francés, Laurent Fabius, de no asistir a la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi tuviera alguna relación con la violación de derechos humanos del colectivo LGTB en Rusia.

Un panorama en cualquier caso poco favorable

fn-produire-francaisCartel xenófobo del Frente Nacional

En cualquier caso, y aunque el FN no viese confirmadas sus expectativas, el actual panorama político francés ofrece pocas esperanzas en materia LGTB. No está de más recordar que la derecha tradicional se significó bastante más que el propio FN en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo, y de hecho el propio Sarkozy se ha posicionado en este tema con una virulencia que Le Pen, pese a oponerse, siempre ha preferido evitar.

Por lo que se refiere al Partido Socialista, aunque justo es reconocerle su papel en la histórica aprobación del matrimonio igualitario, posteriormente se ha caracterizado por su tibieza a la hora de abordar otras reformas, especialmente tras el nombramiento como primer ministro de Manuel Valls, representante de su ala más derechista, que dio al traste con las intenciones de su predecesor de permitir a las mujeres lesbianas el acceso a la reproducción asistida. En Francia, el acceso solo está permitido a parejas de distinto sexo, casadas o no, que además deben acreditar la esterilidad de al menos uno de sus miembros. Se trata de una prohibición total, que afecta tanto a la sanidad pública como a la privada, y que obliga a cualquier mujer francesa sin pareja masculina que desee ser madre a acudir (si se lo puede permitir) a clínicas privadas de países vecinos, como Bélgica, Holanda o España.

En definitiva, la situación de Francia en estos momentos arroja pocos motivos para el optimismo en materia LGTB.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Esto no es Religión… es pura Barbarie. Esto no puede ser en nombre de ningún Dios….

Miércoles, 7 de enero de 2015

14206297546093B6vtkYPCYAAkGdSFrancia ha sufrido este miércoles el atentado más grave de los últimos 40 años. Sobre las once de la mañana, tres terroristas con armas automáticas han irrumpido en la redacción del semanario satírico ‘Charlie Hebdo‘ y han abierto fuego contra sus periodistas. Han muerto 12 personas y otras 11 han resultado heridas. Los atacantes están huidos. La revista publicó en 2006 las caricaturas de Mahoma y tiene una gran tradición crítica y reivindicativa.

Con las mismas palabras del el rector de la mezquita de Burdeos, Tareq Oubrou: Los musulmanes están traumatizados, están cansados, la mayoría silenciosa se ve a sí misma como rehén tomado por los extremistas, mostramos nuestro deseo de “que la comunidad musulmana consiga actuar unida, se manifieste“.“Es necesario que los musulmanes salgan a la calle en masa”, ya que “es necesario que la comunidad musulmana se rebele” para expresar su “disgusto” ante la confiscación del Islam por “extremistas”, por “locos”… Y el presidente de la Unión de Mezquitas de Francia, Mohammed Moussaoui, también pide una “reacción” de los musulmanes, cuya religión es “explotada por los delincuentes.”

Los terroristas tras matar a 12 personas en París: “¡Alá es grande!”

París: 12 muertos en un atentado islamista en el semanario de las caricaturas de Mahoma

Hollande: “Ninguna barbarie terrorista podrá con la libertad”

Hollande, tras el atentado contra ‘Charlie Hebdo’: ‘Son nuestros héroes. La República ha sido atacada’

El rector de la mezquita de París condena el atentado y muestra su «inquietud por el radicalismo religioso»

La Santa Sede califica como “abominable” el ataque contra la revista satírica “Charlie Hebdo”

Al menos una decena de personas han muerto y cinco han resultado heridas esta mañana víctimas de un tiroteo que ha tenido lugar en la sede del semanario satírico francés Charlie Hebdo, cuya popularidad aumentó tras la publicación de varias caricaturas de Mahoma en 2012.

Los testigos han contado que dos hombres vestidos de negro y armados con un fusil automático AK-47, conocido popularmente como Kalachnikov, han entrado en el edificio y han comenzado a disparar.

El diario francés 20 minutos asegura haber contactado con un empleado en la redacción de Charlie Hebdo. “¡Es una masacre! Hay muertos”, le ha confirmado el periodista.

noticias_file_foto_927728_1420647815Vincent Justin, un periodista que trabaja en un edificio junto a la sede del semanario satírico, ha afirmado que los autores del tiroteo reivindicaron su acción con la frase “vamos a vengar al profeta”.

France Info ha señalado que dos vehículos estaban esperando para ayudar a escapar del lugar a los dos hombres.

Según Le Figaro, un oficial de policía en el lugar fue alcanzado por un disparo. Algunos testigos aseguran haber escuchado hasta 30 tiros en la sede del semanario, que se encuentra en el bulevar Richard-Lenoir, en pleno centro de París.

El presidente francés François Hollande, acaba de llegar, junto al primer ministro Manuel Valls, al escenario de la masacre, y ha convocado un Consejo de Gobierno de urgencia. Es un ataque a la libertad de expresión: vamos a atrapar a los agresores”, apuntó. En estos momentos, se está llevando a cabo una persecución por las calles de París.

La publicación era objetivo de la amenaza islamista desde que en 2012 publicara varios dibujos dedicados al profeta Mahoma. De hecho, no es la primera vez que su sede resulta atacada. Con motivo de un monográfico sobre las revueltas en Túnez en el que se bromeaba con que Mahoma había hecho las veces de editor, sufrió un incendio en su sede por parte de radicales musulmanes.

Los atacantes han huido, según informa Le Monde y en su huida atacaron un coche policial y un policía fue alcanzado por un disparo, informó un testigo. El diario informa de una gran presencia policial en la zona y treinta disparos fueron escuchados por el testigo. El diario publicó hace unos años caricaturas de Mahoma, provocando indignación entre la comunidad musulmana.

14206485727004

No es la primera vez que Charlie Hebdo, que se edita desde 1970 y distribuye unos 50.000 ejemplares por semana, es atacado pero nunca antes había tenido que lamentar víctimas mortales.

En 2006, tras reproducir las caricaturas de Mahoma del periódico danés Jyllands-Posten que provocaron la ira de los islamistas radicales en varios países, el periódico recibió amenazas y llegó a ser denunciado por injurias con base religiosa.

En 2011, sus oficinas en París fueron incendidas con cócteles molotov después de que el periódico publicase un número sobre la victoria de los islamistas en las elecciones celebradas en Túnez.

General, Islam , , , , , , , , , , , , , ,

Sarkozy: “Hay que desechar el matrimonio gay”

Martes, 18 de noviembre de 2014

14160768464708Nicolas Sarkozy, en un acto en Saint Etienne. JEFF PACHOUD AFP

Nicolas Sarkozy, en su empeño por volver a la primera fila de la política francesa, no ha dudado en sumarse a la ola de homofobia que recorre Francia y que parece haber arraigado con fuerza entre los sectores más conservadores. En un acto de Sens commun, movimiento político vinculado a la UMP y nacido al calor de las movilizaciones contra el matrimonio igualitario, Sarkozy ha prometido derogar la ley que lo hace posible si llega de nuevo al poder. Lo cierto es que la declaración de Sarkozy parece sobre todo un movimiento táctico para hacerse con el favor del sector más conservador de su partido frente a su gran rival interno, Alain Juppé, que se ha posicionado en favor del matrimonio igualitario y de la adopción homoparental. ¿Hay que recordar, Sarkozy ha sido acusado de corrupción y tráfico de influencias por las autoridades francesas?.

El expresidente francés Nicolas Sarkozy defiende ahora “derogar” la ley que regula el matrimonio homosexual después de haber propuesto hasta el momento una “reescritura” de la norma, promulgada en mayo de 2013. 

Nicolas Sarkozy, a la caza en Francia del voto antihomosexual

El ex presidente apuesta por reescribir la ley actual para permitir la unión entre gays

Rechaza, sin embargo, la adopción en el seno de las parejas homosexuales

La carrera por el liderazgo del principal partido de la oposición en Francia, la UMP, alcanzó ayer su punto álgido con un evento inusual. Convocados por la organización que se opone al matrimonio entre homosexuales, los tres candidatos a la presidencia de la formación -Nicolas Sarkozy, Hervé Mariton y Bruno Le Maire- coincidieron en un mismo acto. La ocasión era perfecta para cazar adeptos entre los votantes de derechas que se oponen a estas bodas y los que las toleran.

En el acto participaban los tres candidatos a la presidencia de la UMP, el principal partido de la derecha francesa: el propio Sarkozy, Hervé Mariton y Bruno Le Maire. Como era de esperar, los seguidores de Sens commun, movimiento político vinculado a la UMP que comparte ADN con la Manif pour tous, el conocido lobby homófobo francés, reclamaron a los tres candidatos que se posicionaran frente al matrimonio igualitario. Fue entonces cuando Sarkozy, que comenzaba su intervención proponiendo modificar “de cabo a rabo” la ley que permite en Francia el matrimonio entre personas del mismo sexo, acababa prometiendo lisa y llanamente su derogación. “He dicho que la ley debe ser reescrita de cabo a rabo, pero si preferís digo que lo hay que hacer es derogarla para hacer una nueva, en francés es lo mismo. Si así os parece mejor, eso cuesta poco”, declaraba el expresidente entre los vítores de un público entregado.

A petición del equipo de campaña del ex presidente, los rivales no se cruzaron en el atril. Juntos pero no revueltos, cada uno trató de sacar músculo en este debate sin cara a cara que puede ser crucial para que los militantes decidan a finales de noviembre quién será el presidente de la formación y el posible candidato a las elecciones presidenciales de 2017.

En este examen oral colectivo, Nicolas Sarkozy se vendió como el líder capaz de unir fuerzas dentro de la UMP. “No quiero que imitemos al Partido Socialista“, señaló en referencia a la fractura abierta dentro de la izquierda entre los que apoyan la política de François Hollande y los que la contestan.

El ex presidente no quiso un cara a cara en la tribuna, los tres políticos sí respondieron a las preguntas de los asistentes sobre el tema de la familia y la polémica ley del matrimonio homosexual. El acto había sido convocado por la organización Sens Común, la vertiente política de la Manif Pour Tous, el movimiento ciudadano creado en 2013 en oposición a la norma impulsada por François Hollande.

Sarkozy vinculó su rechazo al matrimonio igualitario con su rechazo a la homoparentalidad. “No sirve de nada decir que se está en contra de la reproducción asistida [para las mujeres lesbianas] o de la gestación subrogada si uno no se compromete a abolir la ley Taubira. Con el matrimonio para todos, la separación entre el matrimonio y la filiación es imposible”, añadió. conviene recordar, en este punto, que no solo la UMP, sino el propio gobierno socialista de Manuel Valls rechazan tanto la apertura de la reproducción asistida a las mujeres lesbianas (que deben viajar para ello a países vecinos, como Bélgica o España, y que solo muy recientemente han visto parcialmente confirmada por la justicia francesa su derecho a verse reconocidas como madres de los hijos así concebidos) como la gestación subrogada.

Aplausos a Sarkozy

Le Maire fue abucheado cuando aseguró que no pensaba pedir la derogación de la ley actual. A Sarkozy la audiencia le aplaudió cuando dijo que la norma tenía que ser reescrita “de arriba abajo” para conservar estas uniones pero eliminar la posibilidad de que estas parejas puedan adoptar.

Hasta ahora el ex presidente se había pronunciado vagamente sobre este tema, algo que le habían reprochado muchos militantes del partido. “La ley debe ser reescrita de arriba abajo, incluso derogarla, al fin y al cabo es lo mismo, hay que desecharla“(…) Hay que derogarla para hacer otra. Yo quiero que exista un matrimonio para los homosexuales y un matrimonio para los heteros“, dijo. Declaraciones homófobas que preocupan al sector más liberal de Francia. Tras mencionar en el mitin la necesidad de una “reescritura completa” de la ley del matrimonio entre parejas del mismo sexo, Sarkozy rectificó sobre la marcha para defender su abolición. “Si preferís que digamos derogar la ley Taubira (por el nombre de la ministra de Justicia), para hacer otra, aunque quiera decir lo mismo (…), no cuesta nada llamarlo así”, dijo, en respuesta a los militantes que le pedían a voz en grito la “derogación”.

Decenas de miles de personas han salido a las calles de París en el último año para pedir la revocación del matrimonio igualitario convocados por el colectivo “Manif pour tous”, aunque las encuestas indican que el apoyo a este tipo de uniones mantiene un respaldo mayoritario entre la población.

El dirigente había llegado al acto de ayer reforzado, tras conocerse esta semana que el ex primer ministro François Fillon intentó que el Elíseo presionara a la Justicia para que acelerara los procesos por corrupción abiertos contra Sarkozy. Este supuesto complot para eliminar al rival ha jugado a favor del ex mandatario que, a pesar de ello, no parte como favorito en la carrera por liderar la UMP.

Lucha de poder en la derecha francesa: Sarkozy frente a Juppé

El posicionamiento de Sarkozy era secundado por Hervé Mariton -nada sorprendente, teniendo en cuenta que se trata de un conocido opositor a la ley de matrimonio igualitario- pero no por Bruno Le Maire, el más joven y moderado de los tres candidatos a presidir la UMP, que reafirmaba -entre abucheos, eso sí- su ya conocida posición de no tocar la ley si el partido llega de nuevo al gobierno.

En cualquier caso, a pocos observadores de la política francesa se les escapa que el verdadero destinatario de la jugada era el principal rival político de Sarkozy, Alain Juppé, que aunque no se presenta a dirigir la UMP sí tiene intención de presentarse a las primarias para ser el candidato presidencial en 2017 (la que en definitiva es también la gran ambición política de Sarkozy). Juppé, que además de sempiterno alcalde de Burdeos ha ocupado varias carteras ministeriales y ha sido primer ministro, está considerado el político más popular de su partido y las encuestas le dan como el actual favorito de los electores del centro-derecha frente a Sarkozy.

Y es que Juppé, que parece deseoso de romper el cordón umbilical entre la UMP y la Manif por tous, se ha mostrado abiertamente favorable al matrimonio igualitario y a la adopción homoparental. Juppé comenzó su “proceso” publicando en octubre de 2012 una entrada en su propio blog en la que contaba que después de reunirse con activistas LGTB comprendía sus puntos de vista, añadiendo que aunque él hubiera preferido una ley de unión civil no se oponía al matrimonio igualitario. Entonces decía oponerse, sin embargo, a la adopción homoparental. Hace dos meses afirmaba ya con claridad que el matrimonio igualitario estaba integrado en la sociedad francesa y se mostraba opuesto a la reescritura de la ley, para finalmente, este 12 de noviembre, declararse favorable a la adopción homoparental después de un proceso de “madura reflexión”.

Recortando ventaja

El 36% de los franceses, según la última encuesta de popularidad de Ifop, prefieren al ausente en el acto de ayer, el ex ministro Alain Juppé. Un 21% se decanta por Sarkozy. Entre los simpatizantes de la UMP es el ex mandatario el que tiene ventaja, aunque esta se va recortando. Si hace unos meses apostaba por él un 59%, ahora sólo lo hace un 53%.

El efecto Sarkozy amenaza con desinflarse, sobre todo porque son los militantes de la UMP los que tendrán que votar al líder del partido en noviembre. Consciente de que la batalla es reñida, el ex presidente ha tratado de acaparar la atención mediática, con mítines programados en ciudades clave e introduciendo fórmulas novedosas en sus actos, como el debate abierto con los militantes que participan en sus actos.

“Es la misma relación de fuerzas (Sarkozy-Fillon) que había a principios de septiembre, antes de que Sarkozy anunciara su vuelta a la política. Es como si el tirón que supuso ese anuncio se hubiera disipado rápidamente”, aseguran en el Ifop.

Críticas en su propio partido

De hecho, las declaraciones de Sarkozy han recibido críticas de varios compañeros de su propio partido, instalado en una situación de permanente esquizofrenia por lo que al matrimonio igualitario se refiere. Es el caso de la antigua portavoz de Sarkozy y excandidata de la UMP a la alcaldía de París, Nathalie Kosciusko-Morizet, que en su momento se abstuvo en la Asamblea Nacional cuando se votó la ley de matrimonio igualitario (y que ya hace más de un año advirtió de que no se puede engañar a los electores prometiendo una marcha atrás que no es viable), de la exministra de Familia Nadine Morano o del senador conservador y abiertamente gay Roger Karoutchi, todos ellos reconocidos “sarkozystas”.

Karoutchi, que ha opinado incluso que la derogación de la ley sería inconstitucional,  se ha mostrado favorable sin embargo a una reforma legal que cierre definitivamente las puertas al acceso de las mujeres lesbianas a la reproducción asistida o de cualquier pareja a la gestación subrogada. Un nuevo y lamentable ejemplo de que se puede ser abiertamente gay y contrario a los derechos LGTB…

Fuente El Mundo y Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El odio homófobo de la ‘Manif pour tous’ contra los derechos de las personas LGTB vuelve a tomar las calles de Francia

Martes, 7 de octubre de 2014

4500847_7_2d56_dans-la-manif-pour-tous-dimanche-apres-midi_73135289f573e2c265069faf797e0e4bLa Manif pour tous, el gran movimiento homófobo surgido al calor del proceso de aprobación del matrimonio igualitario en Francia, vuelve a las calles. Entre 70.000 (según la policía) y 500.000 personas (según los organizadores) han desfilado en París para expresar su oposición a la reproducción asistida para las mujeres lesbianas o al reconocimiento de los hijos nacidos por gestación subrogada en el extranjero. Bastantes menos (7.500 según la policía, 30.000 según los organizadores) lo han hecho en Burdeos, la otra ciudad en la que tenían lugar movilizaciones. Los moviemientos LGBT han respondido con una concentración “por la legalidad de todas las parejas y familias”, convocada por la ONG All Out para el mismo día en la Plaza de la República de París. Presentan más de 250.000 firmas recogidas a través de Internet “que debe ser contemplada por todos los políticos franceses”.

Fue en febrero pasado cuando los homófobos franceses celebraron su última gran movilización callejera contra el reconocimiento de derechos a las familias homoparentales (en aquella ocasión centraron su protesta contra el conocido como “informe Lunacek”, una propuesta de hoja de ruta contra la homofobia y la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género aprobada por el Parlamento Europeo pocos días después). Sin embargo la Manif pour tous no ha permanecido inactiva durante este tiempo. De hecho, el movimiento homófobo se ha consolidado como un poderoso lobby que de hecho ha conseguido la marcha atrás sobre la modificación de las leyes de reproducción asistida.

 Los manifestantes han arremetido contra la eventual legalización de las madres portadoras y contra el recurso de las lesbianas a la gestación artificial, aunque ninguno de esos puntos están en el orden del día del Ejecutivo. La última manifestación de este tipo se remonta a febrero, cuando mostraron su oposición más de 500.000 personas en París, y otras 40.000 en Lyon, según los organizadores, frente a las 80.000 y 40.000, respectivamente, de los cálculos de la policía. “Las parejas homosexuales ya existían. No hacía falta consagrar su matrimonio y menos que accedan a técnicas de fecundación”, decía un manifestante, dentista de París. Una madre de Versalles caminaba a su lado rodeada de sus cinco hijos. No le gusta el programa de igualdad en la escuela. “Niños y niñas no son iguales”. “Se trata solo de meter más socialismo en la escuela”, dice un jubilado de Lyon.

Para la presidenta de la “Manif pour tous”, Ludovine de La Rochère, que se ha mostrado confiada en superar esas cifras, la ley impulsada por la ministra de Justicia, Christiane Taubira, es “el árbol que impide ver el bosque”, porque conduce en su opinión a esas “prácticas oscurantistas e inaceptables en el país de los derechos humanos”.

noticias_file_foto_870497_1412525102Si son dos padres, ¿quién friega los platos?”: Sarcasmo contra  el machismo y homofobia en la Manif Pour Tous

La agrupación ha desplegado su habitual marea de banderolas azules y rosas con lemas como “Protejamos la familia”, “No a las madres portadoras” y otros en contra de la “mercantilización” de los cuerpos de quienes se prestan a ese servicio. “Los niños no son mercancía”, rezaban los eslóganes más habituales de la manifestación. “Hollande, enemigo de la familia”, decía otro. Los recortes en prestaciones familiares y leyes que han ampliado la igualdad y el derecho al aborto, además de la legalización del matrimonio homosexual, son las decisiones que este colectivo rechaza de plano. Un nuevo sondeo de opinión, esta vez de IFOP (Instituto Francés de Opinión Pública), demuestra que el 61% de los franceses, sin embargo, es favorable a equiparar en derechos a los matrimonios homosexuales. El 55% está a favor del sistema del vientre de alquiler. El Gobierno, no obstante, ha advertido que no legalizará este recurso. No ha apelado, sin embargo, el fallo del Supremo, lo que el movimiento conservador deplora. Este colectivo, según sus portavoces, acusa al Gobierno de Hollande de demoler la familia tradicional. En cuanto a la enseñanza de igualdad en la escuela, el movimiento conservador está contra los que llama “la ideología de género” por considerar que es “malsana”. A todo ello se unió la semana pasada la decisión gubernamental de recortar las ayudas familiares. Se ha reducido a un tercio las ayudas por hijo a partir del segundo y se ha recortado el permiso parental, que ya no se podrá ampliar hasta los 36 meses (a partir del segundo hijo), salvo que se lo repartan padre y madre. Es una decisión, enmarcada en la política de contención de gastos para reducir el déficit público, que ha alentado al movimiento a redoblar su acusación de que el Ejecutivo socialista sufre “familiafobia”.

Ha sido la justicia la que se ha visto obligada a reconocer a los nuevos modelos de familia algunos de los derechos que el gobierno se niega a promover por vía legislativa. Por un lado, hace solo dos semanas la Corte francesa de Casación confirmaba el derecho a que, en el seno de los matrimonios de mujeres lesbianas que se ven obligadas a acudir a otros paises (como Bélgica o España) para concebir a sus hijos, la madre no gestante adopte al hijo de la madre gestante. Y a finales de junio era el Tribunal Europeo de Derechos Humanos el que fallaba a favor de dos matrimonios heterosexuales franceses que tuvieron tres hijas mediante gestación subrogada en Estados Unidos y a las que Francia se negó a registrar por estar dicho procedimiento prohibido en su suelo. Sentencia que por cierto obligó al gobierno español a claudicar y anunciar que cursaría a todos los consulados de España la orden inmediata de volver a inscribir en el Registro Civil a estos menores.

repositorio_obj_5719_1412526802Caras tapadas en la performance en la que MPT compara subrogación y fecundación asistida con comprar en el Carrefour

Es en este contexto en el que los homófobos franceses se han vuelto a movilizar en favor de la familia tradicional como único modelo de familia posible y en contra del matrimonio igualitario, del acceso de las lesbianas a la reproducción asistida, de la gestación subrogada o de la educación en la diversidad en las escuelas. Lo han hecho, además, con asistencia de destacados miembros tanto de la UMP, el principal partido de la derecha francesa, como del Frente Nacional, la más que pujante formación de extrema derecha.

Según un sondeo realizado entre los pasados 29 de septiembre y 1 de octubre, el 57 % de los franceses se opone a la abolición de la “ley Taubira”, y el 53% se dice favorable a ampliar la procreación médicamente asistida a las parejas de lesbianas. Otro 55%, según esa encuesta, efectuada por el instituto demoscópico Ifop, es partidario de autorizar “en un marco reglamentado” la gestacion subrogada en Francia, actualmente prohibidos sea cual sea la orientación sexual de la pareja. El Gobierno, no obstante, se muestra particularmente inflexible en ese último punto: Una de las primeras acciones de Manuel Valls tras ser designado primer ministro fue de hecho viajar al Vaticano y declarar que su gobierno no promovería dicha modificación, pese a formar parte del programa electoral con el que los socialistas ganaron las elecciones legislativas. La secretaria de estado de Familia, Laurence Rossignol, llegaba a recibir a los representantes de la Manif por tous y confirmarles la renuncia de su gobierno a modificar la normativa de reproducción asistida. “Estamos felices de que el gobierno reconozca el peso de nuestro movimiento. Esperamos ahora que detrás de las palabras lleguen los hechos”, declaraba entonces el coordinador general de la plataforma homófoba, Albéric Dumont. Además, el primer ministro, Manuel Valls, anunció el viernes que se va a promover una “iniciativa internacional” para que los países donde la gestación subrogada es legal no los permitan para los nacionales de Estados donde están prohibidos. Para Valls, se trata de “una práctica intolerable de comercialización de los seres humanos y de mercantilización del cuerpo de las mujeres“, razón por la que afirmó que la postura francesa no va a cambiar pese a la condena de Francia por el Tribunal de Estrasburgo en junio.

BzMblUACYAANXH2Risas contra la igualdad, manipulación infantil, homofobia en grado superlativo…

Habrá que ver hasta qué punto, la Manif pour tous –que en buena parte debió su pujanza inicial al afán de la derecha de desgastar al presidente Hollande- sobrevive como agente político.

Fuente El País

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un médico de Torremolinos le dice a una paciente lesbiana que la homosexualidad es “antinatural” y le recomienda salir con chicos

Sábado, 22 de febrero de 2014

StopLGTBFobia-copiaLa Junta considera “suficientes” las disculpas del médico de Torremolinos por supuesto trato homófobo

COLEGA Torremolinos denunció el trato lesbófobo recibido por Noelia Ramírez, una joven de 21 años, en el Centro de Salud San Miguel de esa localidad malagueña por parte de Manuel Valls, uno de los médicos del centro. Según esta organización, Valls le dijo a Noelia que la homosexualidad es “antinatural” y le recomendó “hacer excursiones por el campo y reunirse con chicos”.

Según el comunicado de COLEGA Torremolinos, Noelia acudió  a las urgencias de dicho centro de salud acompañada por su pareja, Nazaret S., debido a una lumbalgia. En un momento determinado, el médico les preguntó que relación les unía. Según explica la nota, “cuando le aclaró que era su pareja, empezó a cuestionar su homosexualidad declarando que era ‘antinatural’ y que no podían ser pareja. En vez de ofrecerle medicación para apaciguar los dolores, le dijo que debería hacer excursiones por el campo y reunirse con chicos, además de otra serie de consejos porque ‘no era bueno ser homosexual’. La joven pareja no oculta su indignación por el trato recibido y por la moralina arcaica y homófoba recibida por dicho doctor en la consulta”.

COLEGA Torremolinos y la Federación Andaluza COLEGANDALUS (entidades pertenecientes a la Confederación COLEGAS) asesoran a la pareja en la interposición de una denuncia ante la Fiscalía, además de una reclamación ante el distrito sanitario Costa del Sol, al que pertenece el centro en el que ocurrieron los hechos, para que se abra un expediente disciplinario al médico. “Hay que evitar la sensación de impunidad que en demasiadas ocasiones tienen los colectivos minoritarios en la defensa de su derecho a no sufrir discriminación, y el área de la salud es uno donde más frecuentemente son discriminados”, ha declarado Santiago Rubio, presidente de COLEGA Torremolinos.

Veremos como se desarrolla el proceso y si finalmente el médico es sancionado. Aún tenemos fresco el recuerdo de lo sucedido hace unos pocos meses en Jaén, cuando otra denuncia por homofobia contra una médica quedaba resuelta tras unas “disculpas mutuas” sin que la Junta de Andalucía impusiera sanción. Una resolución que, según ya opinábamos entonces, cerraba en falso el caso sin resolver el problema de raíz. Las autoridades competentes (en este caso la Junta de Andalucía) debe actuar como garante de que ninguno de sus profesionales sanitarios lleva a cabo, difunde o sugiere que la homosexualidad es un trastorno o que la orientación sexual es susceptible de ser modificada mediante intervención alguna. Por lo pronto, según afirma el diario El País, desde el distrito sanitario Costa del Sol manifiestan “su más absoluto respeto” a la orientación sexual de cada persona pero argumentan que el médico se ha disculpado y que no había “mala intención” en sus palabras. No parecen signos muy prometedores…

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

El Gobierno francés recula ante la presión de los ultraconservadores y aplaza el proyecto de Ley de la Familia, del que excluye la reproducción asistida para parejas de lesbianas.

Jueves, 6 de febrero de 2014

1391458566_871142_1391458908_noticia_normalManifestación en contra de la Ley de Familia del Gobierno francés. / ERIC FEFERBERG (AFP)

El pasado 3 de febrero, el primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, informaba de que su Gobierno no presentaría el proyecto de Ley de la Familia en el presente año, dejando sin fecha definitiva un texto que en principio debía ser examinado en consejo de ministros el próximo mes de abril para ser debatido en el Parlamento durante el segundo semestre de 2014. También confirmaba las declaraciones efectuadas por el ministro del Interior, Manuel Valls, según las cuales el Gobierno se opondría a la introducción de cualquier enmienda parlamentaria que pretendiera incluir las técnicas de reproducción asistida (PMA, según las siglas francesas para Procréation Médicalement Assistée) para parejas de lesbianas y mujeres solteras o la legalización de la gestación subrogada.

Tan solo un día después de la concentración del movimiento homófobo Manif pour tous por las calles de París y Lyon, en protesta contra el reconocimiento de los derechos de las familias homoparentales, el ministro del Interior, Manuel Valls, era invitado por la cadena RTL. Interrogado sobre las protestas de los manifestantes, el ministro afirmaba que “la idea de que el Gobierno trabajaba en contra de las familias no tiene sentido”, desmintiendo que las teorías de género fueran a ser enseñadas en las escuelas y aclarando que “el Gobierno se opondrá a las enmiendas parlamentarias que introduzcan la PMA o la gestación subrogada en la Ley de la Familia”.

 El jefe del grupo parlamentario socialista, Bruno Le Roux, rectificaba en cierto modo al ministro, estimando que el anuncio de cuál sería la actitud del Gobierno al respecto era “prematuro”, y asegurando que el grupo socialista “seguirá luchando para abrir nuevos derechos en nuestro país”. Respecto a la PMA, remitía a lo que resolviera el Comité Nacional de Ética. Estas declaraciones forzaron  al primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, a confirmar lo declarado por el ministro del Interior respecto a la oposición del Gobierno a la ampliación de la PMA, a la vez que declaraba que la Ley de la Familia no se debatiría en el Parlamento este año debido a lo apretado de la agenda parlamentaria. Por su parte, el Comité Nacional de Ética informaba que su informe no estaría preparado hasta el 2015.

Cuenta Dosmanzanas que lo cierto es que la apertura de las técnicas de reproducción asistida a las parejas de lesbianas y mujeres solteras siempre fue un asunto controvertido dentro del seno del Partido Socialista. Inicialmente se previó introducirlo dentro del proyecto de ley de matrimonio igualitario, que también regulaba la adopción de las familias homoparentales, lo que ocasionó la protesta de un grupo de parlamentarios socialistas que se oponían a esta inclusión por razones éticas. Tanto el presidente François Hollande como el primer ministro Jean-Marc Ayrault también expresaron sus reticencias al respecto. Finalmente fue eliminado del proyecto de ley de matrimonio, en espera de un nuevo proyecto de ley sobre la familia que ya se anunciaba por entonces.

 La ley francesa en vigor solo permite esas técnicas a parejas heterosexuales, que además deben acreditar la esterilidad de al menos uno de sus miembros. Asimismo impide la donación de óvulos o embriones por parte de terceros. Tanto las mujeres solteras como las parejas de lesbianas francesas que quieren hacer uso de las técnicas de reproducción asistida deben viajar a países donde está permitido, como Bélgica o España.

Según informaciones, el entorno del presidente Hollande siempre se ha mostrado contrario a la ampliación de la PMA, aunque alguno de sus ministros se declarara favorable. Por ello creyó imprescindible acudir al Comité Nacional de Ética para que elaborara un informe. En cuanto a la gestación subrogada, ya en marzo de 2013 declaraba categóricamente que “permanecerá prohibida en Francia mientras yo sea presidente de la República”.

 Una de las ministras favorables a la ampliación de la PMA es la titular de la cartera de Familia, Dominique Bertinotti, que, aun reiterando su postura favorable, confirmaba la exclusión de este asunto de la futura Ley de Familia, aunque aventuraba que el tiempo para su debate podría llegar en “dos, tres o cinco años”.

 Los miembros del movimiento homófobo Manif pour tous expresaban su satisfacción por la exclusión de la PMA de la Ley de la Familia y por la dilación sin fecha de la misma, atribuyéndose el mérito de haber doblegado al Gobierno. Los comentaristas políticos, por su parte, lo atribuyen a la necesidad expresada por el presidente Hollande de no dar excusas a la extrema derecha para “alterar la calle” en un año electoral. Según estas informaciones, François Hollande, Jean-Marc Ayrault y Bruno Le Roux habrían decidido enterrar el proyecto de ley hace días, teniendo previsto darlo a conocer cuando los ecos de las manifestaciones homófobas se acallaran. Al parecer, la indiscreción del ministro del Interior obligó a precipitar los acontecimientos.

Por otra parte, leemos en El País:

Protestas en Europa contra leyes igualitarias para la comunidad LGBT

Es “la primera vez desde el final de la ocupación que se oye gritar ‘fuera los judíos’ en las calles de París”

La presión de la Francia más reaccionaria y ultra —que en las últimas tres semanas ha tomado repetidamente las calles para manifestar su rabia y su odio al Gobierno, al presidente, François Hollande, y al mundo en general— cosechó ayer una significativa victoria. El Ejecutivo francés anunció este lunes su decisión de retrasar la promulgación de la Ley de la Familia, anunciada para este año, hasta el siguiente ejercicio, en un intento de frenar las protestas católicas.

Tras la Marcha Pro-Vida del 19 de enero, y la llamada Jornada de la Ira, que reunió el 26 de enero en París a 17.000 personas para protestar por la presión fiscal —la marcha degeneró en consignas antisemitas, racistas y homófobas, y hubo disturbios y 250 detenciones—, este domingo fue el turno de más de 100.000 ciudadanos pacíficos, muchos de ellos niños, jóvenes y abuelos.

Ataviadas con los colores pastel de la Manif pour Tous, el movimiento tradicionalista que lideró la masiva oposición a la ya aprobada ley de matrimonio homosexual, las familias protestaron en París y Lyon contra la supuesta familifobia del Ejecutivo socialista. El queroseno de la protesta eran dos rumores, o más bien dos patrañas: la introducción de la teoría de género en la escuela para promover la homosexualidad de los alumnos, y los planes del Gobierno para legalizar los vientres de alquiler.

Lejos de calmarse, el delirio de una parte históricamente silenciosa de la sociedad francesa parece ir a peor. Estos indignados, herederos de la derecha antisemita y pétainista, han tomado el relevo de la dividida y desaparecida izquierda radical; y su creciente presencia en los medios y en las calles ha generado un ambiente en la quinta potencia económica mundial que cada vez recuerda más a los años treinta.

Bajo la mirada, a medias complaciente y a medias asustada de sus partidos de referencia, el exgaullista y hoy populista Unión por un Movimiento Popular (UMP) y el extremista y antisistema Frente Nacional (FN), esta heterogénea galaxia reaccionaria, formada por católicos más o menos fundamentalistas, cargos electos de ideología retrógrada, grupúsculos violentos, asociaciones de estudiantes racistas, seguidores del cómico Dieudonné —al que ayer Reino Unido prohibió la entrada en el país— e intelectuales negacionistas como Alain Soral, expresa sin filtros ni tabúes su anhelo de insurrección.

Se autodenominan “revolucionarios” y no dejan títere con cabeza. Un día exigen para Francia una ley del aborto como la que prepara el Gobierno español; otro día insultan al presidente Hollande y exigen su dimisión –el domingo le cantaban: “¿acaso, François, tu madre se llama Robert?”- otros intimidan a los homosexuales y a los inmigrantes.

El intelectual y senador Robert Badinter ha subrayado este domingo en Le Parisien que es “la primera vez desde el final de la ocupación que se oye gritar ‘fuera los judíos’ en las calles de París”, y ha lamentado la “débil reacción de los partidos republicanos” y la “degeneración del debate político”. El viernes, Hollande había alertado desde Oxford contra “los movimientos extremistas que no tienen fronteras e intentan crear un clima de odio”, y el ministro del Interior, Manuel Valls, redobló el domingo ese mensaje afirmando que está naciendo un “Tea Party a la francesa” que solo puede ser combatido desde la izquierda.

A medida que se acercan las municipales de marzo y las europeas de mayo, y en vista de que los sondeos no mejoran, Valls ha cambiado su discurso. Primero ha dejado atrás sus diatribas contra la comunidad gitana y la libre circulación de personas, esencia del proyecto europeo. Y ayer decidió retrasar la promulgación de la Ley de la Familia.

En paralelo, se van conociendo cada vez más detalles sobre el entramado económico e ideológico del Frente Nacional de Marine Le Pen, y ambos parecen bastante menos inocentes de lo que asegura su líder. Según el libro del periodista Frédéric Haziza Vol au-dessus d’un nid de fachos, Frédéric Chatillon, uno de los asesores favoritos de Le Pen, ex líder del grupo neonazi GUD y prestamista del FN, tiene lazos con el historiador negacionista Robert Faurisson y participa en cenas de homenaje a Hitler. Chatillon ha replicado pidiendo a la justicia que censure algunos pasajes del libro.

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.