Inicio > General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica > Centenares de personas azuzadas por los obispos colombianos protestan en Bogotá contra los Derechos LGTBI defendiendo la discriminación.

Centenares de personas azuzadas por los obispos colombianos protestan en Bogotá contra los Derechos LGTBI defendiendo la discriminación.

Viernes, 12 de agosto de 2016

28909511915-e6645c4c7b-b_560x280

Multitudinaria manifestación convocada por la Conferencia Episcopal de Colombia

“¡Hombres y mujeres, así nos hizo Dios!”, “¡A mis hijos los educo yo, no el Estado!”

Como publicábamos hace unos días, un fallo de la Corte Constitucional de Colombia ordenó en 2015 la revisión de los manuales de convivencia escolar a fin de evitar la discriminación de estudiantes por su orientación sexual e identidad de género. Dio un año de plazo, el cual vence el próximo 15 de septiembre. La medida ha provocado las protestas de grupos religiosos, que no han dudado en sembrar la polémica desinformando sobre el alcance de la medida y alarmando a muchos padres de familia. Y a ello se ha sumado la Conferencia Episcopal colombiana quien, basándose en las últimas declaraciones del papa Francisco no han dudado en azuzar a sus “fieles” con la mentira y la homofobia… En España ya salieron a la calle y perdieron la batalla.

Una revisión que ha generado toda una serie de protestas y reclamos por parte de grupos religiosos, que no han dudado en exagerar y desinformar sobre su alcance, argumentando por ejemplo que Gina Parody, ministra de Educación de Colombia y abiertamente lesbiana, desea “homosexualizar a la juventud”, o que el requerimiento de no discriminar a los menores transexuales en el acceso a los aseos de los colegios supone acabar con las distinciones entre sexos. La escalada de LGTBfobia ha llegado al punto que la diputada por el departamento de Santander, Ángela Hernández, miembro de la Iglesia Cuadrangular (una iglesia evangélica), citó a un debate de control calificando la norma de “colonización gay”, ha llegado a afirmar ante los medios de comunicación que los gais tienen privilegios en lugar de derechos (en referencia al matrimonio igualitario) así como que lo ideal es que los niños LGTB estudien en colegios separados.

Esta estrategia de desinformación no conoce límites. Los grupos conservadores han llegado a decir que se pretende obligar a que los baños de los centros sean mixtos o que los estudiantes podrán vestir el uniforme que deseen en cada momento. Al respecto, Mauricio Albarracín, activista LGTB e investigador del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (DeJusticia), ha declarado a Vanguardia Liberal que“se ha formado una tormenta en un vaso de agua. No se puede obligar a un niño trans que se identifica como niño a ponerse un uniforme de niña. Esto es inconstitucional. No significa que ahora todos los niños van a ponerse el uniforme de la niña: esto es una banalización del tema”.  Y agrega que “este debate es un escándalo que oculta un problema muy grave: los estudiantes son discriminados por su orientación sexual e identidad de género. Los mismos profesores y rectores que se quejan por la modificación del manual han hecho afirmaciones homofóbicas. Hay que hacer pedagogía sobre lo que se está haciendo y se deben establecer nuevas preguntas orientadoras se pueden proponer. Ese trabajo es de los colegios”.

***

Pues bien, centenares de padres de familia y profesores, entre otros, hicieron un plantón frente al Ministerio de Educación para protestar contra la implementación de lo que llaman “ideología de género” en los manuales de convivencia de los colegios, lo que ha desatado una polémica en el país.

Estas manifestaciones, llamadas “Marcha por la familia, fueron convocadas por la Iglesia católica con el apoyo de confesiones evangélicas y partidos de derecha y se llevaron a cabo en al menos 14 ciudades del país, aunque la principal se realizó llevó una multitud a las puertas del Ministerio de Educación en Bogotá.

En ese lugar los padres de familia gritaban “¡No a la ideología de género!”, “¡Hombres y mujeres, así nos hizo Dios!”, “¡A mis hijos los educo yo, no el Estado!” y “¡Familia con Cristo jamás será vencida!”, ideas que también expresaban en carteles en los que defendían el derecho a la educación integral de los niños.

Otros pidieron la renuncia de la ministra de Educación, Gina Parody, a quien atribuyen los cambios en el modelo de educación sexual en los colegios.

En respuesta a la manifestación, varios funcionarios del Ministerio salieron con camisas blancas con el mensaje “La inclusión y no discriminación también es educación” y con una pancarta que rezaba: “Los recibimos con amor, paz y reconciliación”. Asimismo, los funcionarios que se encontraban en el techo del edificio lanzaron varios globos blancos al cielo y dentro de las oficinas.

“Lo que estamos defendiendo es que nos respeten el derecho a la familia y que el Estado no le enseñe a nuestros hijos la ideología de género. Respetamos a las personas, pero no queremos que se metan con nuestros hijos”, dijo Leonardo Arteaga, uno de los asistentes del encuentro.

La polémica comenzó el pasado fin de semana por la difusión de unas cartillas con educación sexual para niños, supuestamente del Ministerio de Educación que, según padres de familia, tergiversan la sexualidad al afirmar por ejemplo que no se nace con un sexo determinado sino que eso se decide a lo largo de la vida.

Algunas de esa publicaciones tienen contenido homosexual explícito, ante lo cual la ministra Parody, afirmó que ese material no fue elaborado por esa el Ministerio y que todo es una “manipulación”.

Todo comenzó con un fallo de la Corte Constitucional que ordenó al Ministerio hacer una “revisión extensiva e integral” de los manuales de convivencia elaborados por los colegios, bajo orientaciones de ese despacho, para establecer las normas de conductas y directrices de funcionamiento en general.

En su decisión, la Corte pidió determinar que los manuales “sean respetuosos de la orientación sexual y la identidad de género”, después de que el estudiante Sergio Urrego se suicidara en 2014 tras ser presuntamente discriminado en su colegio por su orientación sexual.

En las protestas de hoy participó la senadora Viviane Morales, del Partido Liberal, una de las activistas más importantes en contra de la adopción por parejas del mismo sexo.

“Nosotros tenemos el derecho de elegir cómo es la educación de nuestros hijos y bajo qué principios estarán orientados”, afirmó Fernanda Galvis, otra asistente a la manifestación.

Otra manifestación multitudinaria fue la de Barranquilla, donde miles de personas, entre ellos profesores y rectores de colegios, se congregaron en la Plaza de la Paz y caminaron hasta la Gobernación del Atlántico para pedir la renuncia de la ministra.

La Iglesia felicita a las familias por su implicación en la lucha por “una educación sexual integral” en Colombia

“Lamentamos que la Corte Constitucional y el Ministerio de Educación estén abusando del Derecho para promover la ‘ideología de género’ en la revisión de los manuales de convivencia, tergiversando así la definición constitucional de la familia”, aseguró el vicepresidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Óscar Urbina, en una rueda de prensa el día antes de la llamada “Marcha por la familia”.

Monseñor Urbina manifestó, asimismo, que ese “arreglo legal no permite que los niños gocen de la libertad de recibir una educación acorde a la ética de sus padres”.

“Nosotros tenemos que defender la libre discusión de las ideas basadas en la verdad, no queremos que se tergiverse la información. Sólo decimos públicamente que rechazamos la implementación de la ideología de género en la educación en Colombia porque destruye al ser humano”, puntualizó el cardenal Rubén Salazar en la misma rueda de prensa.

Frente a la polémica, los padres de familia se unieron a la iniciativa de la Iglesia Católica para protagonizar la marcha que tiene como fin “abrir un debate para que exista una educación sexual integral en Colombia”, agregó el prelado.

“Felicitamos a los padres de familia y organizaciones civiles de diferentes credos que durante los últimos días han manifestado su molestia por la implementación de la ideología de género en la revisión de los manuales de convivencia de los colegios que está haciendo el Ministerio de Educación”, agregó.

marchas-en-defensa-de-la-familia-en-colombia

Comunicado sobre las orientaciones del Ministerio de Educación respecto a los manuales de convivencia de los colegios

(Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia)

Los obispos católicos de Colombia reconocemos como un valor fundamental para la sana convivencia el respeto por todo ser humano independientemente de su raza, sexo, orientación sexual, origen nacional o familiar, lengua, religión u opinión política.

Basados en este principio, saludamos y felicitamos a los padres de familia y organizaciones civiles de diferentes credos que durante los últimos días han manifestado públicamente su preocupación por la implantación de la ideología de género en la revisión de los Manuales de Convivencia y de los Proyectos de Educación Institucional (PEI) de los colegios por parte del Ministerio de Educación de la República.

La ideología de género afirma que no se nace hombre o mujer sino que la identidad sexual es el fruto de una construcción cultural. Por eso, establece que se debe “(“.) empezar por deconstruir la idea de que sólo existen dos sexos y abrir la posibilidad de entenderlos más allá de aquello que históricamente se nos ha enseñado”. De esta manera, la ideología de género, con el pretexto del derecho a la inclusión, pretende imponerse como la única forma válida deconvivencia.

En esta coyuntura no podemos menos que recordar las enseñanzas del Papa Francisco, según las cuales la ideología de género “niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y de mujer. Ésta presenta una sociedad sin diferencias de sexo y vacía el fundamento antropológico de la familia. Esta ideología lleva a proyectos educativos y directrices legislativas que promueven una identidad personal y una intimidad afectiva radicalmente desvinculadas de la diversidad biológica entre hombre y mujer” (Exhortación Apostólica Postsinodal “La alegría del
amor”).

Lamentamos que la Corte Constitucional y ahora el Ministerio de Educación estén abusando del Derecho para promover la ideología de género en los más variados ámbitos de nuestra sociedad. Aún tenemos presente cómo se tergiversó la definición constitucional de la familia para imponer un modelo que no estaba previsto en nuestro ordenamiento superior. Ahora, el Ministerio, en el proceso de revisión de los manuales de convivencia de los colegios en Colombia, ejerce facultades que no están consagradas en la ley para imponer criterios extraídos de la ideología de género.

Este desarreglo legal atenta contra la familia como institución esencial de la sociedad, contra la autonomía educativa, la libertad religiosa, el derecho de los padres de escoger la educación de sus hijos, la libertad de conciencia, la libertad de asociación y el derecho de los niños de recibir una educación acorde a la ética y a la moral de sus padres. Sin duda es necesario promover el respeto de todas las personas en todos los ambientes de la vida social -comenzando por la
familia, la comunidad educativa y la comunidad en general- pero esto no puede implicar la imposición de la ideología de género como norma para que el respeto debido se garantice.

Hacemos un llamado a las instituciones del gobierno colombiano para que oigan la voz de millones de personas, sin distinción de credo, que se están manifestando públicamente por todo el país, rechazando la imposición de una ideología. La Colombia que queremos construir debe acogernos a todos en armonía. No se debe permitir que una ideología en particular resulte determinando las reglas de convivencia de toda una sociedad.

Los Obispos de Colombia hacemos un llamado especial a los sacerdotes de todo el país para que, en su calidad de pastores de la Iglesia, acompañen la formación de la conciencia de los fieles sobre estos aspectos y apoyen las expresiones públicas en favor de la autonomía educativa de los padres y de la familia como núcleo esencial de la sociedad. En el mismo sentido, instamos a los padres de familia a formar a sus hijos en los valores cristianos y a acompañarlos muy de cerca en su proceso de desarrollo integral.

Por último, exhortamos a los padres de familia y a los colombianos en general a unirse a las marchas que se han programado para el 10 de agosto en diversas regiones del país para defender públicamente la familia y preservar en nuestra sociedad el derecho a educar a los más pequeños en un ambiente libre de ideologías.
Dios bendiga a nuestro país

+Óscar Urbina Ortega
Arzobispo de Villavicencio
Vicepresidente de la Conferencia Episcopal
Bogotá, 8 de agosto de 2016

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.