Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Despenalización de la homosexualidad’

Escocia otorgará la anulación de los antecedentes adquiridos durante la penalización de la homosexualidad

Lunes, 28 de octubre de 2019

justflagsEscocia otorgará el perdón oficial a las personas perseguidas por conducta homosexual en el pasado. La semana pasada entró en vigor la ley aprobada en el Parlamento de Holyrood el año pasado, que concederá la anulación de las sentencias a los miles de condenados por la penalización de las relaciones del mismo sexo, vigente hasta 1980. A diferencia del caso alemán, la nueva norma no contempla el pago de indemnizaciones. En 2017, Westminster aprobó para Inglaterra y Gales una ley de indulto póstumo a las víctimas de la persecución homófoba.

Aunque ya existían leyes contra la sodomía desde el siglo XVI, el Reino Unido comenzó a penalizar cualquier actividad sexual entre hombres en 1885. Estas leyes permanecieron en el código penal de Irlanda del Norte hasta 1982; en Inglaterra y Gales la despenalización llegó en 1967 y en Escocia en 1980. En este periodo se condenó a unos 75.000 hombres por este motivo. La equiparación en la edad de consentimiento, por su parte, no llegó hasta 2001.

En febrero de 2017, el Parlamento de Westminster aprobaba una ley para resarcir, a título póstumo, a las personas que sufrieron la persecución homófoba en Inglaterra y Gales. Un año después, en junio de 2018, el Parlamento escocés aprobaba por unanimidad la ley, redactada por el Gobierno de Nicola Sturgeon, que permite la anulación de las condenas por conductas homosexuales que actualmente son legales. El texto entró en vigor el martes de la semana pasada.

Bajo la nueva norma, los afectados podrán reclamar la eliminación completa de los antecedentes policiales por estos motivos o bien que estos pierdan su validez legal sin ser borrados de los registros. El proceso será gratuito y se aplicará también a título póstumo. La ley no contempla ningún tipo de indemnización, algo que ha criticado el activista Peter Tatchell. El Gobierno escocés consideró que el pago de compensaciones sería injusto con los que han sufrido otras formas de discriminación homófoba. En Alemania, la norma aprobada en 2017 sí que prevé reparaciones económicas a las víctimas del artículo 175.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

El Gobierno de Botsuana anuncia un recurso contra la sentencia que despenalizó las relaciones homosexuales

Miércoles, 10 de julio de 2019

sweet-closure-botswana-agrees-to-recognise-trans-manPoco le ha durado el alivio a la comunidad LGTB de Botsuana. Apenas un mes después de que el Alto Tribunal fallara en contra de la criminalización de las relaciones homosexuales, el fiscal general ha anunciado que recurrirá la sentencia. El representante del Gobierno está convencido de que los jueces, que se pronunciaron por unanimidad, se «equivocaron» en sus argumentos que defendían la inconstitucionalidad de la norma de origen colonial británico. El Tribunal de Apelaciones tendrá la última palabra sobre el mantenimiento o la reversión de la despenalización.

El proceso que concluyó con la despenalización de la homosexualidad lo inició un estudiante de la Universidad de Botsuana llamado Letsweletse Motshidiemang en noviembre de 2017. La organización LGTB LEGABIBO se personó en la causa como amicus curiae. La demanda buscaba la derogación de los artículos 164 y 167 del código penal botsuano, que castigan las relaciones «contra natura» y los actos de «indecencia grave». Se trata, como en tantos otros países, de una herencia de la época colonial británica. Las penas derivadas podían alcanzar los siete años de cárcel, y afectaban tanto a hombres como a mujeres, si bien es cierto que se aplicaban raramente.

Los demandantes alegaban que la ley homófoba es inconstitucional por coartar los derechos fundamentales de libertad y privacidad y que la sociedad botsuana ha evolucionado en su aceptación de la realidad LGTB. Los representantes del Estado, por el contrario, defendían la permanencia de la norma, alegando que no discriminaba contra las personas LGTB al prohibir ciertas prácticas con independencia de la orientación sexual de los implicados. Un argumento que, por ridículo que pueda parecer, fue uno de los esgrimidos hace menos de un mes por el Tribunal Superior de Justicia de Kenia para mantener, allí sí, la penalización de las relaciones homosexuales.

El Alto Tribunal de Botsuana fijó inicialmente marzo de 2018 como la fecha en la que escucharía los argumentos orales, pero la cita fue pospuesta en dos ocasiones y en diciembre del año pasado se anunció que la vista se produciría el 14 de marzo de 2019, como finalmente ocurrió. Tres meses después el tribunal hizo público su fallo, que dio la razón a los demandantes al considerar la criminalización de las relaciones homosexuales discriminatoria y contraria a la Constitución del país. «Cuando se margina a los grupos minoritarios, la dignidad humana se lesiona», argumentaba el juez Michael Leburu al hacer pública la sentencia. «La orientación sexual no es una moda, es un atributo importante de la personalidad», añadió.

Menos de un mes después de conocerse el fallo, sin embargo, el fiscal general del país ha expuesto la disconformidad del Gobierno con su contenido. Abraham Keetshabe sostiene que los jueces se «equivocaron» en sus conclusiones, aunque no ha especificado cuáles son los argumentos concretos que a su parecer son erróneos. El pasado viernes anunció la próxima interposición de un recurso ante el Tribunal de Apelaciones. Si este sale adelante, podría revertir la sentencia del Alto Tribunal, reinstaurando la criminalización de las relaciones entre personas del mismo sexo.

Se trataría de un grave retroceso en un país que, además de la despenalización, ha visto algunos avances significativos en los últimos años. En 2016, por ejemplo, se conseguía una pequeña victoria con el fallo a favor del reconocimiento legal de la asociación de defensa de los derechos LGTB LEGABIBO. El registro ya había sido convalidado por el Alto Tribunal en noviembre de 2014, pero el Gobierno botsuano recurrió entonces la sentencia. La Corte de Apelaciones dio la razón a LEGABIBO y estimó que promover los derechos humanos y defender la derogación de las leyes que penalizan la homosexualidad no es ilegal, y que ser homosexual tampoco lo es.

Otro hito fue la aprobación por unanimidad de una moción de apoyo a la despenalización de las relaciones entre personas del mismo sexo en el ayuntamiento de la capital, Gaborone, en marzo de 2016. Y en septiembre de 2017, el Alto Tribunal reconocía por primera vez la identidad de género de una persona trans, que tres meses después pudo obtener un nuevo documento de identidad, poniendo fin a un proceso que se había alargado por diez años.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

El Alto Tribunal de Botsuana considera discriminatoria la prohibición heredada de la época colonial británica y despenaliza las relaciones homosexuales

Miércoles, 12 de junio de 2019

sweet-closure-botswana-agrees-to-recognise-trans-manPor unanimidad de los tres jueces encargados, el Alto Tribunal de Botsuana ha emitido una sentencia que despenaliza las relaciones homosexuales en este país africano. Se trata de la contundente respuesta a una demanda presentada el año pasado contra la ley de origen colonial que castigaba las relaciones «contra natura». Se confirma, de esta forma, las esperanzas que la adopción de varias medidas antidiscriminatorias en los últimos años habían despertado sobre el sentido final del fallo.

El proceso que ha concluido con la despenalización de la homosexualidad lo inició un estudiante de la Universidad de Botsuana llamado Letsweletse Motshidiemang en noviembre de 2017. La organización LGTB LEGABIBO se personó en la causa como amicus curiae. La demanda buscaba la derogación de los artículos 164 y 167 del código penal botsuano, que castigan las relaciones «contra natura» y los actos de «indecencia grave». Se trata, como en tantos otros países, de una herencia de la época colonial británica. Las penas derivadas podían alcanzar los siete años de cárcel, y afectaban tanto a hombres como a mujeres, si bien es cierto que en Botsuana se aplicaban raramente.

Los demandantes alegaban que la ley homófoba es inconstitucional por coartar los derechos fundamentales de libertad y privacidad y que la sociedad botsuana ha evolucionado en su aceptación de la realidad LGTB. Los representantes del Estado, por el contrario, defendían la permanencia de la norma, alegando que no discriminaba contra las personas LGTB al prohibir ciertas prácticas con independencia de la orientación sexual de los implicados. Un argumento que, por ridículo que pueda parecer, ha sido uno de los esgrimidos hace menos de un mes por el Tribunal Superior de Justicia de Kenia para mantener, allí sí, la penalización de las relaciones homosexuales.

El Alto Tribunal fijó inicialmente marzo de 2018 como la fecha en la que escucharía los argumentos orales, pero la cita fue pospuesta en dos ocasiones y en diciembre del año pasado se anunció que la vista se produciría el 14 de marzo de 2019, como finalmente ocurrió. Tres meses después el tribunal ha hecho público su fallo, que da la razón a los demandantes al considerar la criminalización de las relaciones homosexuales discriminatoria y contraria a la Constitución del país. «Cuando se margina a los grupos minoritarios, la dignidad humana se lesiona», ha argumentado el juez Michael Leburu al hacer pública la sentencia. «La orientación sexual no es una moda, es un atributo importante de la personalidad», ha añadido.

Avances que anticipaban un resultado positivo

El activismo LGTB de Botsuana, como era de esperar, ha recibido con alborozo la noticia:

No obstante, ya antes de conocer el resultado, los activistas se mostraban cautelosamente optimistas sobre el resultado final, habida cuenta de que en los últimos años se habían producido algunos avances significativos en el país. En 2016, por ejemplo, se conseguía una pequeña victoria con el fallo a favor del reconocimiento legal de la asociación de defensa de los derechos LGTB LEGABIBO. El registro ya había sido convalidado por el Alto Tribunal en noviembre de 2014, pero el Gobierno botsuano recurrió entonces la sentencia. La Corte de Apelaciones dio la razón a LEGABIBO y estimó que promover los derechos humanos y defender la derogación de las leyes que penalizan la homosexualidad no es ilegal, y que ser homosexual tampoco lo es.

Otro hito fue la aprobación por unanimidad de una moción de apoyo a la despenalización de las relaciones entre personas del mismo sexo el ayuntamiento de la capital Gaborone en marzo de 2016. Y en septiembre de 2017, el Alto Tribunal reconocía por primera vez la identidad de género de una persona trans, que tres meses después pudo obtener un nuevo documento de identidad, poniendo fin a un proceso que se había alargado por diez años.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

La Asamblea Nacional de Bután aprueba la despenalización de la homosexualidad

Martes, 11 de junio de 2019

DFA88E02-9403-4DEA-9613-7EB96FA54B7DBuenas noticias desde Asia. La Asamblea Nacional, la cámara baja del Parlamento de Bután, ha aprobado un proyecto de ley para despenalizar la homosexualidad. La propuesta para eliminar del Código Penal los artículos que castigan con hasta un año de cárcel la «sodomía» y las relaciones «contra natura» supera así el primer paso. Ahora debe ser ratificada por el Consejo Nacional, momento en el que el país se unirá a su vecina India en suprimir la criminalización de la comunidad LGTB.

La propuesta surgió del ministro de Hacienda, Lyonpo Namgay Tshering, que calificó la penalización de la homosexualidad como una «espina en el ojo de las organizaciones internacionales de derechos humanos». El Código Penal butanés califica como «delito de sexo antinatural» la «sodomía o cualquier otra conducta sexual que vaya contra el orden de la naturaleza». Le corresponden penas de entre un mes y un año de cárcel, aunque no se tiene constancia de sentencias por este motivo.

El viernes pasado, la Asamblea Nacional aprobaba con un solo voto en contra el proyecto para eliminar estos artículos del Código Penal. Ahora, el texto pasará al Consejo Nacional, la cámara alta de miembros parcialmente designados por el rey. Se espera que esta institución también le de su visto bueno a la iniciativa. Bután se unirá a su vecina India, cuya Corte Suprema decretó la despenalización de la homosexualidad en septiembre del año pasado en una decisión histórica.

A pesar de la poca visibilidad de la comunidad LGTB en este remoto país del Himalaya, un grupo de activistas se congregó en Timbu para celebrar el voto parlamentario. El budismo, la principal religión del país, no condena expresamente las relaciones entre personas del mismo sexo. La actitud más extendida entre la sociedad es la del desconocimiento de la realidad LGTB y el colectivo carece de derechos específicos. La despenalización es una excelente noticia que puede contribuir a mejorar la visibilidad y las condiciones de vida de la comunidad.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , ,

En un decepcionante fallo de su Tribunal Superior de Justicia, Kenia mantiene vigente la criminalización de las relaciones homosexuales

Martes, 28 de mayo de 2019

kenyaDecepcionante fallo judicial el conocido este viernes en Kenia, por el cual la Alta Corte de Justicia de ese país mantiene la criminalización de las relaciones homosexuales. El proceso judicial se remonta a 2016, cuando la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Gais y Lesbianas (NGLHRC en sus siglas en inglés) presentó una demanda contra la ley que castiga las relaciones homosexuales con hasta 14 años de cárcel.

Son varios los artículos del Código Penal de Kenia (modificado en 2003) que castigan las relaciones homosexuales (página 99 del informe Homofobia de Estado de ILGA 2017). El artículo 162 establece penas de 14 años de cárcel para quienes «tengan conocimiento carnal con otra persona contra el orden de la naturaleza» o «quien permita que un varón tenga conocimiento carnal con él o ella contra el orden de la naturaleza».  El artículo 163, por su parte, castiga a «quien intente cometer alguno de los delitos establecidos en el artículo 162 comete delito grave y será penado con prisión de 7 años».

Asimismo, el artículo 165 establece que «el varón que, en público o en privado, cometa un acto de indecencia grave con otro varón, o indujera a otro varón a cometerlo con él mismo, o intentara inducir la realización de un acto similar, incluso con terceras personas, es culpable de un delito grave y será penado con prisión de 5 años». Según los datos del propio Gobierno de Kenia, solo entre 2010 y principios de 2014 se procesó a 595 personas por estos cargos.

La denuncia presentada por NGLHRC en abril de 2016 consideraba que estas normas «degradan la dignidad inherente de las personas afectadas al prohibir las más privadas e íntimas posibilidades de autoexpresión”. Para Eric Gitari, director ejecutivo de la asociación, la ley además hace socialmente aceptable la persecución y el sometimiento a chantaje de las minorías sexuales, especialmente a quienes temen salir del armario. «Hemos tratado una gran cantidad de casos de violencia, de personas que dan palizas a otras porque no están de acuerdo con su orientación sexual. Pero nuestros clientes no se atreven a denunciarlo a la policía porque no sabrían cómo explicar lo que estaban haciendo con otros hombres en la intimidad de sus habitaciones, sin admitir que estaban cometiendo un delito», denunciaba entonces Gitari.

Pese a todo ello, tras un largo proceso plagado de dilaciones (hace más de un año que se esperaba su resolución), un panel de tres jueces (Roselyn Aburili, Chacha Mwita y John Mativo) han decidido por unanimidad que los artículos 162 y 165 del Código Penal keniano no son discriminatorios hacia las personas homosexuales, argumentando que persiguen a cualquier persona que cometa los actos en ellos detallados y señalando que, a su juicio, los demandantes no han aportado pruebas suficientes de que las personas homosexuales se vean discriminadas por el Estado debido a la redacción de estos artículos, que mantienen de esta forma vigentes.

Un pasado de persecución y LGTBfobia de Estado

 

Kenia es un país mayoritariamente cristiano (aunque con una importante minoría musulmana), en el que a las leyes vigentes y a la agresividad de las fuerzas policiales se suma una marcada homofobia social. Según un estudio del Pew Global Attitudes Project de 2013, únicamente un 8% de sus 44 millones de habitantes estaba dispuesto a algún reconocimiento social de los homosexuales, y un 90% consideraba tal orientación sexual inaceptable. La prensa ha contribuido en buena parte a alentar esta homofobia social: en mayo de 2015 se publicaba, en la portada de un periódico keniano, un listado con el nombre y la fotografía de las que supuestamente eran las doce personas gais y lesbianas más influyentes en el país, poniendo en grave riesgo su vida.

Aun así, existe en Kenia un valeroso grupo de activistas LGTB. Entre sus miembros se encuentra por ejemplo Denis Nzioka, que en 2012 trató de presentarse a las elecciones presidenciales como candidato y así visibilizar a la población LGTB. También David Kuria Mbote se presentó entonces como senador, aunque tuvo que cancelar su campaña debido a las fuertes amenazas recibidas y la falta de fondos. Su breve campaña, sin embargo, sirvió para que por primera vez un político abiertamente gay pudiera dirigirse a sus conciudadanos. El de Kuria fue, como no podía ser menos, uno de los nombres citados en la mencionada publicación.

La salida del armario del escritor keniano Binyavanga Wainaina y el que se desarrollaran sin incidentes las protestas convocadas en Nairobi el pasado 2014 contra la legislación ugandesa alentaban incluso la esperanza de una mayor apertura en Kenia para los derechos LGTB. Esperanza que vio luego truncada, como muestra la detención en julio de 2014 de sesenta personas en un club de ambiente de Nairobi. Incluso se  presentó una iniciativa ante el Parlamento de la nación, que pretende que los actos homosexuales sean sancionados con cadena perpetua para los kenianos y lapidación para los extranjeros. El propio presidente Uhuru Kenyatta declaraba en 2015 que, si bien no permitiría “cazas de brujas” contra la población LGBT de Kenia, tampoco derogaría las leyes que castigan la homosexualidad debido a su gran aceptación social. Más recientemente, en junio de 2016, un tribunal de este país consideraba “legal” y “razonable” usar torturas anales para incriminar a sospechosos de ser gaislo que no fue aceptado por los tribunales. Kenyatta se reafirmaba en su posición en abril de este año tachando los derechos LGTB de asunto «no aceptable» y «sin importancia para el pueblo de la República de Kenia».

Triunfo de CitizenGO

En clave nacional no está de más recordar, por cierto, la campaña que CitizenGO, la marca internacional de la organización ultraconservadora HazteOír, ha llevado a cabo contra la despenalización de las relaciones homosexuales en Kenia. No es de extrañar, dado el peso de Kenia en África y en la Commonwealth. Lamentablemente, en este caso se han apuntado una victoria que hará aún más difícil la ya complicada vida de las personas LGTB en buena parte del continente africano.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Un tribunal militar de Líbano falla a favor de cuatro acusados por homosexualidad: «La sodomía no es punible por ley»

Viernes, 5 de abril de 2019

gaylebanonNueva sentencia favorable a los derechos LGTB en Líbano. Un tribunal militar ha levantado los cargos contra cuatro miembros del Ejército acusados de homosexualidad al estimar que «la sodomía no es punible por ley». El fallo se une a otros que se han ido produciendo en los últimos años en el mismo sentido, en particular el emitido por el Tribunal de Apelaciones en julio del año pasado. El objetivo sigue siendo la derogación del artículo 534 del Código Penal, que castiga los actos «contra natura» y se ha utilizado contra la comunidad LGTB.

El artículo 534 del Código Penal libanés castiga con un año de prisión los actos sexuales «contra natura». Hasta ahora, a pesar de no existir en la legislación nacional una referencia explícita a la homosexualidad, las autoridades han usado la provisión como arma arrojadiza para perseguir y detener a activistas o a miembros de la comunidad LGTB. Entre 2009 y 2016, tres sentencias judiciales interpretaron la necesidad de revocar el artículo 534 por considerarlo discriminatorio y en clara oposición con el artículo 183, que garantiza los derechos fundamentales de la ciudadanía.

El asunto llegó hasta el Tribunal de Apelaciones, que en dos fallos estimó que las relaciones entre personas del mismo sexo no deberían ser objeto de persecución. El primero de ellos se produjo en enero de 2017. El juez Rabih Maalouf sentenciaba a favor del «derecho de los homosexuales a establecer unas relaciones humanitarias o íntimas con las personas que deseen, sin ningún tipo de discriminación en términos de orientación, ya que es uno de los derechos naturales más elementales, inherentes a ellos como seres humanos». En julio de 2018, una nueva sentencia del alto tribunal decretaba que la homosexualidad «no es un delito» y consideraba «desactualizado» el artículo 534 del Código Penal.

La sentencia emitida el pasado sábado por el juez Peter Germanos apunta en el mismo sentido y es la primera que procede del ámbito militar. El caso afectaba a cuatro miembros del Ejército libanés expulsados de la milicia tras ser procesados por homosexualidad. El magistrado ha levantado los cargos contra los acusados al considerar que «la sodomía no es punible por ley», ya que el artículo 534 no especifica qué tipos de actos son susceptibles de ser considerados «contra natura». Se espera que el Ejército recurra la sentencia, que en cualquier caso sienta un precedente importante.

El artículo 534 del Código Penal libanés en la diana

Todos estos importantes hechos jurídicos del Líbano parecen confirmar que los tribunales, como ha ocurrido en otros países del mundo, están por delante de la clase política en lo que a la defensa de los derechos del colectivo LGTB se refiere. Otro ejemplo de esta realidad es el de la sentencia de la jueza libanesa Janet Hanna a favor de los derechos de un hombre transexual, que solicitaba ver reconocida su condición de varón en el registro civil.

Además, importantes instituciones y organizaciones de diversa naturaleza también apoyan a la comunidad LGTB. La Sociedad Libanesa de Psiquiatría ha hecho público en diversas ocasiones la necesidad de que «el artículo 534 del Código Penal libanés que procesa actividades homosexuales sea abolido», siendo el primer país árabe en el que tiene lugar tal posicionamiento. La decisión está en manos del Gobierno y el legislativo, con la dificultad añadida del complejo equilibrio de cuotas étnico-religiosas por el que se rige el sistema político y que en las elecciones de mayo del año pasado produjo una extrema fragmentación parlamentaria.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

El Alto Tribunal de Botsuana decidirá en junio sobre la despenalización de la homosexualidad

Viernes, 22 de marzo de 2019

sweet-closure-botswana-agrees-to-recognise-trans-manEl Alto Tribunal de Botsuana ha anunciado que el próximo 11 de junio emitirá una sentencia sobre la posible despenalización de la homosexualidad. Se trata de la respuesta a una demanda presentada el año pasado contra la ley de origen colonial que castiga las relaciones «contra natura». La corte ha pospuesto la fecha del fallo, previsto inicialmente para este mes, después de escuchar los argumentos de los activistas LGTB. La adopción de varias medidas antidiscriminatorias en los últimos años animan a un cierto optimismo sobre el sentido final del fallo.

El proceso que puede concluir con la despenalización de la homosexualidad lo inició un estudiante de la Universidad de Botsuana llamado Letsweletse Motshidiemang en noviembre de 2017. La organización LGTB LEGABIBO se personó en la causa como amicus curiae. La demanda persigue la derogación de los artículos 164 y 167 del código penal botsuano, que castigan las relaciones «contra natura» y los actos de «indecencia grave». Se trata, como en tantos otros países, de una herencia de la época colonial británica. Las penas pueden alcanzar los siete años de cárcel y afectan tanto a hombres como a mujeres, aunque en la práctica se aplican raramente.

Los demandantes alegan que la ley homófoba es inconstitucional por coartar los derechos fundamentales de libertad y privacidad y que la sociedad botsuana ha evolucionado en su aceptación de la realidad LGTB. Los representantes del Estado, sin embargo, han defendido la permanencia de la norma. Alegan que no discrimina contra las personas LGTB porque prohíbe ciertas prácticas con independencia de la orientación sexual de los implicados y retan a los demandantes a demostrar que la población realmente ha cambiado su percepción de la homosexualidad.

El Alto Tribunal fijó inicialmente marzo de 2018 como la fecha en la que escucharía los argumentos orales, pero la cita fue pospuesta en dos ocasiones y en diciembre del año pasado se anunció que la vista se produciría el 14 de marzo de 2019, como finalmente ha ocurrido. La sentencia se conocerá, si no hay retrasos, el próximo 11 de junio. Los activistas guardan un moderado optimismo sobre el resultado final, habida cuenta de que en los últimos años se han producido algunos avances significativos en el país.

En 2016, por ejemplo, se conseguía una pequeña victoria con el fallo a favor del reconocimiento legal de la asociación de defensa de los derechos LGTB LEGABIBO. El registro ya había sido convalidado por el Alto Tribunal en noviembre de 2014, pero el Gobierno botsuano recurrió entonces la sentencia. La Corte de Apelaciones dio la razón a LEGABIBO y estimó que promover los derechos humanos y defender la derogación de las leyes que penalizan la homosexualidad no es ilegal, y que ser homosexual tampoco lo es.

Otro hito fue la aprobación por unanimidad de una moción de apoyo a la despenalización de las relaciones entre personas del mismo sexo el ayuntamiento de la capital Gaborone en marzo de 2016. Y en septiembre de 2017, el Alto Tribunal reconocía por primera vez la identidad de género de una persona trans, que tres meses después pudo obtener un nuevo documento de identidad, poniendo fin a un proceso que se había alargado por diez años.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , ,

Angola despenaliza las relaciones homosexuales tras 133 años de considerarla delito y prohíbe la discriminación por orientación sexual.

Lunes, 28 de enero de 2019

iris2-angola-lgtbiEl país ha eliminado de su código penal el artículo que criminalizaba la homosexualidad y que fue redactado en 1886.

El Parlamento de Angola ha aprobado un nuevo Código Penal que supone el fin de la criminalización de las relaciones homosexuales en ese país. Una magnífica noticia que convierte al país africano en el primero en despenalizar la homosexualidad en este año 2019. El cambio va incluso más allá, al sumarse a la prohibición de discriminar a personas en base a su orientación sexual.

El pasado miércoles 23 de enero Angola hizo historia al convertirse en el primer país del mundo en despenalizar la homosexualidad en 2019. La iniciativa se aprobó con 155 votos a favor, uno en contra y siete abstenciones.

Hasta el momento la homosexualidad en Angola podía suponer penas de cárcel de 6 meses a 3 años por lo que se consdieraban “actos contra natura“. Esa ley formaba parte del Código Penal aprobado en 1886 y que el país no ha reformado ni una sola vez desde que en 1975 se independizó de Portugal.

Los legisladores aprobaron la aplicación de un proyecto de ley que reforma el Código Penal de 1886, el cual contenía prohibiciones y concepciones heredadas de la época colonial. El Código Penal vigente hasta el momento, heredado de la época colonial portuguesa, castigaba a quienes practicaren de manera habitual actos contra natura. Es cierto que en Angola, a diferencia de otros países de África, la homosexualidad no ha sido objeto de persecución sistemática, pero la persistencia de una norma que podía ser aplicada a cualquier tipo de relación homosexual mantenía en una situación especialmente vulnerable al colectivo LGTB. El nuevo Código Penal elimina esta posibilidad.

Ya el último informe sobre homofobia de Estado de ILGA, de hecho, dejaba entrever una buena predisposición por parte de las autoridades angoleñas a modificar la situación. «En 2013, la delegación de Angola respondió a una pregunta del Comité de Derechos Humanos de la ONU sobre discriminación social de las personas en función de su orientación sexual, diciendo: ‘El principio de igualdad se encuentra consagrado en la Constitución, pero mensurar la discriminación contra los homosexuales en la sociedad es difícil. Sin embargo, las actitudes culturales estarían cambiando. Por ejemplo, la representación de dos parejas de personas del mismo sexo en una telenovela angoleña no fue condenada por los televidentes», puede leerse en el informe, que también destaca como hecho positivo que la institución nacional encargada de los derechos humanos incluya la orientación sexual en sus trabajos. Precisamente en junio de 2018 anticipamos la mejora de la situación del colectivo LGTB en Angola, cuando recogimos la noticia de la legalización del primer colectivo LGTB en la historia del país, Íris Angola.

Con la reforma, el Código Penal de Angola no se limita a la despenalización de las relaciones homosexuales, sino qué también prohíbe la discriminación en el empleo basada en la orientación sexual de las personas. Así, por ejemplo, rechazar a un trabajador o negarse a prestar servicios a un ciudadano por su orientación sexual podría costar hasta dos años de cárcel.

La decisión ha sido saludada no solo por entidades LGTB (como ILGA, organización paraguas que agrupa a colectivos de todo el mundo) o de defensa de los derechos humanos (como Human Rights Watch), sino también por la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que dirige desde septiembre de 2018 la expresidenta chilena, Michelle Bachelet:

Con esta decisión, Angola se convierte en el primer país en despenalizar la homosexualidad durante 2019. Por su parte, el  partido que gobierna el país se mostró a favor de la decisión y dijo que el nuevo Código Penal era “genuinamente angoleño”.

“Al eliminar esos vestigios arcaicos de la época colonial, Angola rechaza las discriminaciones  basadas en la orientación sexual”, señaló Human Rights Campaigne (HRC), una de las organizaciones civiles de defensa de los derechos humanos más importantes del mundo, por medio de un comunicado. Tal y como informa la Human Rights Watch, el parlamento del país ha aprobado un nuevo Código Penal que no contempla la homosexualidad como delito, protege frente a la discriminación en el empleo en base a la orientación sexual y que, en algunos casos, también despenaliza el aborto.

El año pasado, se produjo ya un triunfo para el colectivo LGBT en África. La asociación Íris Angola logró que tras cinco años de espera, al fin el Gobierno de esa nación, formalizara su registro legal. En este país, donde la ley no menciona la actividad homosexual, la comunidad LGBT vive de forma anónima y discriminada en el acceso a la salud y educación.

Alrededor de 70 países siguen penalizando la homosexualidad

Según el mencionado informe de ILGA, publicado por última vez en 2017, 72 estados criminalizaban los actos sexuales consentidos entre personas adultas del mismo sexo  a través de diversas figuras legales como la “sodomía” y las “relaciones sexuales no tradicionales”; asimismo, se castiga a las personas LGBT bajo leyes relacionadas con la moralidad y la conservación del orden, con datos de detenciones recientes bajo estas leyes en 45 estados. El dato suponía una mínima mejoría respecto a lo que el mismo informe recogía en 2016, cuando 74 países penalizaban las relaciones homosexuales (según el criterio de ILGA, ya que según la fuente a la que se recurra pueden existir diferentes criterios interpretativos sobre cuál es la realidad legal en algunos países y territorios).

A la espera de una nueva evaluación de la situación, que previsiblemente se publicará este año, hoy día hay que excluir de esa lista al menos a los países más recientes en despenalizar la homosexualidad son  Trinidad y Tobago e India, el primero anuló las prohibiciones contra las relaciones del mismo sexo en abril del año pasado, y la Corte Suprema de Trinidad y Tobago ha confirmó su sentencia del pasado mes de abril en la que declaraba que la penalización de la homosexualidad vulneraba la Constitución y emitió el texto que reforma los artículos afectados del Código Penal. Asimismo, denegó al Gobierno la solicitud de suspender la sentencia. Recordemos que la Iglesia Católica se manifiestó a favor de la despenalización de la homosexualidad en Trinidad y Tobago; mientras que la corte suprema de India lo hizo en septiembre de 2018.

Fuente Agencias e información de HRC/Dosmanzanas/Cristianos Gays

Imagen tomada de Global Voices.

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Canadá lanzará una nueva moneda en honor a la despenalización de la homosexualidad

Jueves, 10 de enero de 2019

moneda-de-canadá-lgtb-600x319justin-trudeauCanadá ha anunciado la puesta en marcha de una nueva moneda de un dólar en la que se acuñará un evento histórico: la despenalización de la homosexualidad.

La Casa de Moneda Canadiense, para celebrar el 50 aniversario de las reformas constitucionales que dejaron de sancionar las relaciones entre personas del mismo sexo acaba de anunciar que la nueva moneda será puesta en circulación en 2019.

Aunque su diseño permanece en secreto para, según las autoridades, crear un mayor impacto al momento de su lanzamiento, se han filtrado ya algunos detalles, como que aparece en inglés y francés, los dos idiomas oficiales de Canadá, la palabra “Igualdad” y las fechas que marcan la conmemoración del primer medio siglo: 1969 y 2019.

Este nueva moneda, y su diseño, fue aprobada el pasado 14 de diciembre por el primer ministro Justin Trudeau, según informan los medios locales.

El proceso de despenalización de la homosexualidad comenzó en 1967 con el padre de Justin Trudeau, Pierre Trudeau, también primer ministro canadiense entre 1968 y 1979, quien propuso cambios constitucionales mientras se desempeñaba como ministro de Justicia.

Dos años después de sus propuestas de reformas de ley, ser homosexual en Canadá ya no era sinónimo de criminal.

Esperamos ansiosos el lanzamiento de la nueva moneda.

Fuente Oveja Rosa

General, Historia LGTB , , , , ,

La despenalización de la homosexualidad entre las promesas de los candidatos a las elecciones en Líbano

Martes, 8 de mayo de 2018

gaylebanonLa despenalización de la homosexualidad, los derechos de la mujer y la introducción de leyes seculares son algunas de las promesas electorales de los candidatos agrupados en una coalición independiente para movilizar a los votantes del Líbano, que acudieron este domingo a las urnas

Ser homosexual en Líbano es ilegal. La homosexualidad en Líbano se castiga con hasta un año de prisión, aunque el Artículo 534 del Código Penal (el que prohíbe las relaciones sexuales “antinaturales”) no se utiliza para encarcelar a nadie por su sexualidad desde hace bastante tiempo. Pero eso no evita que la policía siga escudándose en él para arrestar e intimidar a la población LGTB+. Como explica Georges Azzi, director ejecutivo de la Fundación Árabe por la Libertad y la Igualdad, a Gay Star News: “Aunque el gobierno no ordene detener a gente basándose en su sexualidad, la policía aún tiene el derecho de hacerlo. Es la ley. Y la policía puede usarla como quiera.

La abolición del matrimonio infantil, la introducción de leyes seculares, mejorar los derechos de la mujer y despenalizar las relaciones entre personas del mismo sexo son algunas de las promesas que muchos candidatos independientes han proclamado para llamar la atención de los 3,6 millones de votantes que están llamados a las urnas en el Líbano este mismo domingo, 6 de mayo.  La Falange Libanesa  emitió el pasado domingo 11 de marzo un anuncio en televisión en el que explicaban cuáles eran sus propuestas para gobernar el país si ganaban las elecciones. Entre las 131 propuestas que tienen para el país, las Falanges Libanesas quieren eliminar la ley que criminaliza la homosexualidad. Y aunque sean de extrema derecha se trata de un momento histórico porque hasta ahora ningún otro partido había defendido jamás al colectivo LGTB: “Esto es muy grande“, explica Georges Azzi, “Llevamos mucho tiempo presionando a los partidos para que apoyen públicamente a la comunidad LGTBI. Nos han hecho muchas promesas a puerta cerrada, pero ésta es la primera vez que unos políticos nos han apoyado de forma pública.

Como si se tratara de una lacra de la sociedad actual, la corrupción también ha hecho estragos en la República Libanesa, cuyo actual gobierno se ha extendido a lo largo de tres mandatos. La participación en las elecciones es tradicionalmente baja en el Líbano, pero dos factores contribuyen ha que estas elecciones sean diferentes: los ciudadanos no acuden a las urnas desde hace nueve años, lo que quiere decir que es la primera vez que van a votar aquellas personas que tienen entre 21 y 30 años de edad, y un gran número de los candidatos que se presentan en candidaturas independientes de los partidos tradicionales se han agrupado en un gran coalición que aboga por reformas profundas.

«La tendencia general entre los jóvenes es no preocuparse por la política», afirma Walid Fakhereddine, director de Take Action, un grupo no partidista que trabaja para involucrar a los votantes primerizos, para lo que han desarrollado una campaña en redes sociales y acciones en universidades y zonas de ocio de Beirut. «Antes no había ningún político que pudiera respaldar públicamente la eliminación del artículo 534», declara Georges Azzi, director ejecutivo de la Fundación Árabe para las Libertades e Igualdad (AFE por sus siglas en inglés: Arab Foundation for Freedom and Equality), desde donde animaban a sus seguidores a participar en las elecciones a través de un vídeo en el que enumeran a los candidatos que se han pronunciado públicamente a favor de la despenalización de la homosexualidad, así como a los que están en contra.

Sin embargo, los expertos no están seguros de que los candidatos independientes puedan obtener muchos escaños debido a que el sistema electoral instaurado en 1990 que reserva cuotas precisas para cada religión y fija el reparto de los tres principales puestos de poder: debiendo ser cristiano maronita el presidente, suní el primer ministro y chií el jefe de parlamento, lo que dificulta que la secularización a la que está ligadas las propuestas de los independientes pueda traducirse en escaños. Mientras que los principales partidos aseguran no sentirse amenazados por el movimiento de la sociedad civil, hay signos que sugieren lo contrario, como la guerra sucia de desacreditación que les lleva a proclamar que son grupos financiados por la CIA, el Mossad o el gobierno de Qatar.

Según Bassam Khawaja, miembro de Human Rights Watch, ninguno de los partidos tradicionales está dispuesto a comprometerse con una lista de diez recomendaciones para mejorar los derechos humanos en el Líbano, que incluyen la despenalización de la homosexualidad, la erradicación del matrimonio infantil, proporcionar derechos de ciudadanía a los hijos de madres libanesas y mejorar los derechos de refugiados y los trabajadores extranjeros, entre otras cosas. Una lista a la que sí se han comprometido 24 candidatos independientes de forma pública, además de proponer leyes seculares como el matrimonio civil.

El camino hacia la despenalización de la homosexualidad en el Líbano

Todos estos importantes hechos jurídicos del Líbano parecen confirmar que los tribunales, como ha ocurrido en otros países del mundo, están por delante de la clase política en lo que a la defensa de los derechos del colectivo LGTB se refiere. Además, importantes instituciones y organizaciones de diversa naturaleza también apoyan a la comunidad LGTB. La Sociedad Libanesa de Psiquiatría ha hecho público en diversas ocasiones la necesidad de que “el artículo 534 del Código Penal libanés que procesa actividades homosexuales sea abolido”, siendo el primer país árabe en el que tiene lugar tal posicionamiento.

Desde dicha entidad profesional argumentan que aunque antaño se consideró, erróneamente, que “la homosexualidad era el resultado de dinámicas familiares problemáticas o del desarrollo psicológico”, en las últimas décadas se ha demostrado que esas premisas estaban basadas “en desinformación y prejuicios”. La Sociedad Libanesa de Psiquiatría, a su vez, se refiere a los posicionamientos de la Asociación Americana de Psiquiatría de 1973 o al de la Organización Mundial de la Salud de 1990, entre otros, para declarar que internacionalmente “la homosexualidad no cumple los criterios para ser considerada una enfermedad”, por lo que “la experiencia clínica indica que quienes integraron su orientación sexual en un sentido positivo del yo funcionan de manera psicológicamente más saludable que aquellos que no lo han hecho”.

Por su parte, otras organizaciones como el colectivo LGTB Helem, Legal Agenda y la Arab Humans Rights Fund también trabajan por los derechos humanos de la ciudadanía, con independencia de su orientación sexual o identidad de género. Hace unos meses, estas asociaciones publicaron un vídeo pedagógico en el que explican de forma muy básica los derechos de las personas detenidas acusadas de homosexualidad.

En dicho vídeo, que insertamos a continuación, se pone de manifiesto que “en 2016 personas homosexuales todavía son detenidas y perseguidas por su orientación sexual”. En este sentido, recuerdan a las víctimas que tienen derecho a mantener la privacidad de sus relaciones sexuales, a guardar silencio y a realizar una llamada telefónica. Igualmente, informan que los acusados pueden negarse a revelar sus comunicaciones privadas y a que se les practique un examen anal, considerado como una prueba ilegal.

Activismo versus LGTBfobia institucionalizada

Las relaciones homosexuales en el Líbano (una república árabe multiconfesional en la que coexisten musulmanes sunitas, musulmanes chiítas, cristianos de diversas confesiones y drusos) son formalmente ilegales. Una de las manifestaciones proigualitarias más importantes de los últimos años tuvo lugar en 2012. Entonces, decenas de personas se manifestaron frente a los tribunales de justicia en Beirut (capital del país), para protestar por el uso de exámenes anales contra hombres sospechosos de ser homosexuales. La concentración tenía lugar tras la detención de 36 hombres en un cine frecuentado por gais, que fueron posteriormente sometidos a dichos exámenes. El acto fue convocado por el colectivo LGTB Helem bajo el lema “contra los exámenes de la vergüenza, vaginales o anales”, en solidaridad también hacia las mujeres víctimas de exámenes vaginales para determinar su virginidad”.

En mayo de 2013 año informábamos de las declaraciones del ministro del Interior libanés, Marwan Charbel, que se jactó de que su país es hostil a los gais y propuso negar la entrada al mismo de las parejas del mismo sexo que se casen en Francia, precisamente durante el proceso de aprobación del matrimonio igualitario en el país galo. Estas declaraciones homófobas tenían lugar apenas dos semanas después de que se produjera una redada en la principal discoteca gay de Beirut, la capital del país. La policía arrestó, desnudó y golpeó a seis asistentes, que fueron acusados de “promover la prostitución, las drogas y la homosexualidad”. En 2014, asimismo, recogíamos que  27 hombres fueron detenidos en un hamam por sospechas de comportamiento homosexual.

Cristianismo (Iglesias), General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , ,

Belice despenaliza la homosexualidad y allana el camino para que otros países del Caribe como Jamaica sigan sus pasos

Sábado, 13 de agosto de 2016

BELICE-LGTB-300x150Buenas noticias las que nos llegan desde este pequeño país centroamericano, cuya población ronda los 380.000 habitantes. El Tribunal Superior, finalmente, ha declarado “inconstitucional” la criminalización de la “sodomía, que acarreaba penas de hasta 10 años de prisión. El activismo LGTB ha sido clave en este proceso judicial, que se remonta a 2010. Muy especialmente, sobresale el nombre de Caleb Orozco, presidente de United Belize Advocacy Movement (UNIBAM), quien presentó en su día el primer recurso de inconstitucionalidad contra el Código Penal. Tanto en Belice como en otros países de la región, la legislación homófoba tiene su origen en el antiguo colonialismo británico. Ahora, todas las miradas apuntan hacia Jamaica, un país con altos índices de homofobia social y política.

“Mientras que Belice es el tercer país de despenalizar las relaciones íntimas entre personas del mismo sexo este año, defensores y abogados desde la India hasta Kenia están trabajando diligentemente en los esfuerzos de descriminalización”, asegura Ty Cobb, director de Human Rights Campaign (HRC). Con la declaración de inconstitucionalidad de la persecución de la homosexualidad en Belice, el número de países que criminalizan las relaciones entre personas del mismo sexo cae a 72.

La organización LGTB que ha liderado la lucha contra la eliminación del homófobo artículo 53 del Código Penal de Belice, UNIBAM, ha expresado su enorme satisfacción por la histórica sentencia judicial. A través de su cuenta de Twitter, los activistas de esta entidad se congratulaban porque “hemos ganado en todos los sentidos” y han confesado encontrarse “sin palabras” para manifestar su emoción.

Antes de conocerse el fallo del Tribunal Superior, recientemente, se han producido algunos indicios positivos de que la situación de Belice parecía estar cambiando. El pasado mes junio la Embajada de los Estados Unidos en Belmopán (capital del país) izó una bandera del arcoíris para conmemorar el mes del Orgullo LGBT. Era la primera vez que el emblema igualitario se exhibía públicamente en el país por parte de una institución (en este caso, una embajada).

El embajador estadounidense en Belice, Carlos Moreno, aseveraba entonces que “los derechos LGBT son derechos humanos, los derechos humanos son los derechos LGBT, no hay distinción y no hay ninguna diferencia”. Por su parte, el activista LGTB Caleb Orozco (sin duda, uno de los principales protagonistas de la despenalización de la homosexualidad en Belice) decía que “ningún otro caso legal ha provocado un debate igual en una mesa durante la cena, ningún otro caso ha desafiado a los beliceños a reflexionar sobre la dignidad y los derechos de los ciudadanos como lo ha hecho la situación de la comunidad LGBT”.

Una larga batalla en los tribunales del activismo LGTB

Desde 2013, como recogía dosmanzanas, el Tribunal Supremo del pequeño estado centroamericano de Belice lleva debatiendo sobre la eliminación de la homosexualidad de su Código Penal a instancias del activista por los derechos LGTB Caleb Orozco, que en septiembre de 2010 interpuso un recurso de inconstitucionalidad. Orozco, debido a su valiente iniciativa, se ha tenido que enfrentar a constantes amenazas de muerte.

El entonces fiscal general de Belice, Nigel Hawke, defendía “el derecho como nación soberana de mantener el artículo 53 del Código Penal si así se desea”, estimando que no se quebrantaba con ello ningún derecho constitucional. Un extremo que, afortunadamente, ha sido 3 años después contrariado por la Justicia. La homosexualidad ha dejado de ser ilegal en Belice.

A la espera de un efecto dominó en la región

Belice es el tercer país que despenaliza la actividad sexual entre personas del mismo sexo este año, uniéndose a Nauru (un pequeño Estado insular en el Océano Pacífico) y Seychelles (un estado insular en el Océano Índico). Ahora, todas las miradas y las esperanzas de las respectivas comunidades LGTB apuntan a un efecto dominó en el Caribe y Centroamérica. Entre otros países, muy singularmente se esperan cambios en Jamaica.

Carolyn Gomes, directora ejecutiva de la Coalición de Comunidades Vulnerables del Caribe, se ha felicitado por el fallo del Tribunal Superior de Belice. Gomes argumenta que esta sentencia no solo tendrá consecuencias positivas para los hombres homosexuales en Belice sino en toda la región en general. Asimismo, ha indicado que “fomentará una mayor tolerancia para los miembros de la comunidad gay, teniendo en cuenta que todas las personas nacemos iguales en dignidad y derechos”.

En unos términos similares se ha manifestado Dane Lewis, directora ejecutiva del Foro de Jamaica de Lesbianas, Todo-Sexuales y Gais (J-FLAG). “La respuesta de la comunidad es que la victoria es una victoria para la región. Estamos muy orgullosos de Caleb Orozco, que ha sido muy valiente en su pretensión de ser reconocido como un ciudadano igual en su país”, remarca Lewis.

El Partido Laborista de Jamaica, encabezado por Andrew Holness, que ganó las elecciones generales de 25 de febrero, dijo que la ley de “sodomía” sería una de varias cuestiones que se someterían a referéndum. Sin embargo, no ha habido ningún movimiento reciente que indicara que el nuevo Gobierno cumpliría con su palabra. Esperemos que las noticias de Belice sirvan para precipitar un cambio en Jamaica y otros países del entorno.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.