Inicio > General, Homofobia/ Transfobia., Islam > El Ministro de Seguridad de Uganda, General Elly Tumwine, afirma que las personas LGTB son “terroristas”

El Ministro de Seguridad de Uganda, General Elly Tumwine, afirma que las personas LGTB son “terroristas”

Miércoles, 9 de octubre de 2019

FB_IMG_1546200805725El Ministro de Seguridad de Uganda, General Elly Tumwine y el opositor Robert Kyagulanyi (Bobi Wine)

El ministro de seguridad de Uganda ha llamado “terroristas” a las personas LGBT+ en un visceral ataque contra un candidato presidencial y sus partidarios.

El actual presidente del país, Yoweri Museveni, ha gobernado la república africana durante décadas, pero su gobierno se enfrenta a una ferviente oposición del grupo People Power, Our Power.

Con el apoyo del cantante y candidato presidencial Bobi Wine, el movimiento de resistencia pretende poner fin a la administración de Museveni a medida que se acercan las elecciones de 2021.

El 3 de octubre, el Ministro de Seguridad de Uganda, Elly Tumwine, habló con NBS TV y criticó abiertamente el movimiento, declarándolo una “organización terrorista” con vínculos con la criptomoneda.

Pero el político lanzó su espina más afilada cuando dijo que el grupo “se asocia” con personas LGBT+, una declaración condenatoria en un país donde ser gay se castiga con cadena perpetua.

VIDEO: Elly Tumwine, Ministro de Seguridad, sobre el movimiento “Poder popular”

El líder ugandés llama “terroristas” a las personas LGBT+. “Quiero advertir al público que hay una amenaza para el mundo llamada el Movimiento Rojo [Poder Popular]”, dijo en NBS TV Morning Freeze. “Es una organización terrorista.” Continuó: “Está asociado con el movimiento LGBT y las criptomonedas y cosas que quieren romper el orden establecido de las cosas.”

M7-2

El general Elly Tumwine Presidió jurando su cargo de Ministro de Seguridad en la Casa de Estado, Entebbe (foto del Facebook del presidente Yoweri Kaguta Museveni.

El mensaje de Tumwine llega en medio de una violenta represión en el país sin salida al mar, donde el gobierno de Museveni está obstaculizando el apoyo al Poder Popular. Esta misma semana, los militares ugandeses anunciaron que cualquier civil que sea sorprendido con boinas rojas -un símbolo del Poder Popular- será castigado con hasta cinco años de prisión.

Los partidarios ya están emprendiendo acciones legales contra la prohibición, informaron los medios de comunicación locales esta semana.

KAMPALA, UGANDA - 2019/10/01: Musician and opposition candidate Robert Kyagulanyi aka Bobi Wine during the press conference encouraging his "people power" supporters to continue wearing their trademark red berets in Kampala.Uganda's military announced that red berets had been banned, and civilians in possession of them could be punished with up to five years in prison. (Photo by Sally Hayden/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

El músico y candidato de la oposición Robert Kyagulanyi (Bobi Wine) durante una conferencia de prensa en la que animó a sus partidarios del People Power a seguir usando sus boinas rojas de marca registrada. (Sally Hayden / SOPA Images / LightRocket a través de Getty Images)

Wine, cuyo nombre real es Robert Kyagulanyi, declaró su intención de presentarse a la presidencia en julio. Con una crítica audaz y franca del presidente, las autoridades ugandesas, se vieron sacudidas por la noticia, que considera que este hombre de 37 años de edad es una amenaza de enormes proporciones para Museveni.

Sin embargo, el candidato de la oposición no siempre fue bien recibido por la población LGBT+ de Uganda. El cantante escribió una vez una canción en la que animaba a los oyentes a “quemar a todo hombre loco“, lo que llevó a pedir que se cancelara su gira por el Reino Unido. Desde entonces, la estrella del pop, convertido en legislador, se ha suavizado en su postura.

Un año antes de ser elegido en el parlamento en 2017, Wine comenzó a reunirse con activistas LGBT y declaró que abogaba por “la paz y la tolerancia de los diferentes puntos de vista” en Twitter.

En el último año he abogado por la paz y la tolerancia desde diferentes puntos de vista. Desprecio la violencia. @usmissionuganda

MALTA COMMONWEALTH MEETINGYoweri Museveni

El gobierno de Museveni ha gobernado el país desde 1986, más de tres décadas, en las  que ha eliminado las excepciones de la legislación antiLGTBI.

Además, Museveni, de 72 años, firmó el draconiano Proyecto de Ley contra la Homosexualidad en febrero de 2014, que exigía que los reincidentes fueran condenados a 14 años de prisión y que no denuncien a nadie por ser gay.

Sin embargo, la Corte Constitucional del país rechazó posteriormente el proyecto de ley y concluyó que el presidente del parlamento actuó ilegalmente al seguir adelante con la votación de la ley a pesar de que al menos tres legisladores se opusieron por la falta de quórum.

Museveni ha afirmado anteriormente que el sexo oral es un invento occidental que es “más terrible” que la homosexualidad.

Los ugandeses LGBT+ han denunciado las comparaciones del ministro de seguridad., mientras los defensores locales LGBT+ condenaron las palabras de Tumwine.

“El movimiento LGBTIQ no es parte del grupo terrorista”, dijeron los Defensores de los Derechos Humanos en una declaración en Facebook. “Somos personas pacíficas que predican la paz, la igualdad, los derechos humanos para todos y el amor.

Mientras Frank Mugisha, un defensor de los derechos de los homosexuales, tuiteaba: “Los ugandeses LGBT siempre han sufrido en el centro de todas las culpas”.

La difícil situación del colectivo LGTB en Uganda

Protesters-outside-Uganda-009-460x214La situación de las personas LGTB en Uganda es muy complicada. El artículo 145 del Código Penal castiga con penas que pueden llegar hasta la cadena perpetua a aquellos que «tengan conocimiento carnal contra natura con otra persona». El mero intento de mantener relaciones homosexuales o lo que se denominan «prácticas indecentes» se castiga con hasta siete años de prisión.

El año pasado el Orgullo LGTB de Uganda tuvo que ser cancelado tras amenazar el Gobierno de este país africano con detenciones masivas. Unas amenazas que, unidas al antecedente de 2016 (cuando la policía ugandesa interrumpió la celebración y detuvo a varios activistas), llevaban a los activistas LGTB ugandeses a dar prioridad a su seguridad.

Pero esta durísima normativa no parece satisfacer a los LGTBfobos. La presidenta del Parlamento, Rebecca Kadaga, insistía también en reintroducir un proyecto de ley que endurecía el trato penal a la homosexualidad, con la pretensión de establecer la pena de muerte en determinados casos, y a la cual ella misma llegó a llamar «un regalo de Navidad». El proyecto fue aprobado por el Parlamento en diciembre de 2013, pero finalmente fue invalidado por el Tribunal Constitucional a causa de una falta de procedimiento: se había votado sin el quórum necesario.

Y aunque por el momento parece que este proyecto ha quedado aparcado, lo que no dejan de sucederse son los ataques a la libertad de reunión y asociación. En 2015, de hecho, se aprobó una ley, y esa sí está en vigor, que permite al gobierno tener un control férreo sobre las ONG y asociaciones del país, pudiendo no autorizar sus actividades e incluso disolverlas si no se adecuan al «interés público» o si son «contrarias a la dignidad del pueblo de Uganda». Las asociaciones LGTB ya avisaron de su peligro, ya que los activistas que trabajen en una organización que no cuente con el visto bueno del gobierno pueden llegar a ser encarcelados. Ello supone llevar la lucha por los derechos LGTB a la ilegalidad.

Por fortuna,  el Tribunal Constitucional de Uganda aliviaba un poco la presión a finales de 2016, al declarar contraria a derecho la normativa que impedía a determinados grupos, marcados en la ley como «inmorales o socialmente inaceptables», la posibilidad de reclamar ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en los casos de discriminación. Entre los colectivos señalados tan ignominiosamente se encontraban el de las personas LGTBI (para quienes fue diseñada especialmente la norma), los trabajadores del sexo o las personas que viven con el VIH. Pero conviene tener en cuenta que no todo depende del marco jurídico: la sociedad civil ugandesa también es fuente de ataques homófobos. Un ejemplo es el intento de linchamiento a un grupo de hombres homosexuales o los ataques que reciben los activistas que intentan llevar adelante la lucha.

La valiente e importantísima labor del activismo LGTB de este país se veía reconocida, en todo caso, a finales de 2017, cuando el Gobierno Vasco reconocía con el Premio René Cassin 2017 el activismo LGTB de la asociación africana Sexual Minorities Uganda.

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.