Archivo

Archivo para Viernes, 25 de octubre de 2019

Viernes, 25 de octubre de 2019

Del blog Nova Bella:

aa_18

Envuélveme, rodéame, provócame, invítame, embísteme, enloquéceme, enlázame, rúgeme, grítame, consuélame, mírame, abrázame, olvídame, quiéreme, llórame, recuérdame, sonríeme, enfádame, cántame, ofréceme, regálame, atúrdeme, sacrifícame, apúntame, dispárame, aciértame, contágiame, empújame, atraviésame, abrásame, quémame, condúceme, guíame, oriéntame, ruégame, implórame, solicítame, hiéreme…

Si ha de ser de amor, por amor y en amor de tu nombre

*

José Antonio Sáez,
Los ojos deseados

Herbert-List-Light-and-Shadow-1936

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

Cristianisme i Justicia: Dios en tiempos líquidos (I).

Viernes, 25 de octubre de 2019

es215_0Cuaderno número 215

Fecha de publicación:  Septiembre 2019

Toda búsqueda de espiritualidad es un hecho positivo, desde el punto de vista cristiano y humano, pero obliga a un esfuerzo de examen y autocrítica: hay unos elementos ineludibles de la teología cristiana que no pueden pasarse por alto, entre ellos el hecho de construirse desde los “últimos” de este mundo. Es a este debate el que quiere contribuir este cuaderno, fruto de la reflexión de todo un curso del seminario teológico de Cristianisme i Justícia.

UN PUNTO DE PARTIDA: LA FE NACE DE UN GRITO

–¿Qué te ha pasado en la mano?

Hacía ya un tiempo que conocía a Nasser. Siempre me había fijado en su mano, pero hasta ahora no me había atrevido a preguntarle nada. Una profunda cicatriz entre la base del dedo gordo y la muñeca. Parece como si le faltara un trozo de carne.

–¿Esto? –me contesta–. Un trozo de mi mano quedó en la valla.

Silencio. Nos miramos a los ojos. Paseamos. Y poco a poco va relatando su historia que generará mis preguntas.

Abandonó su país natal, allá en el África subsahariana porque no tenía futuro. Atravesó el desierto, como pudo. Llegó junto a la valla que separa África de España. Allí estuvo un tiempo. Esperando, durmiendo al raso, calentándose con otros compañeros que había ido conociendo en el viaje o al llegar al campamento. Hasta que una noche alguien dio el aviso. Era el momento. Salieron en silencio. Todos corriendo. Como pudieron subieron la valla.

–Muchos no lo consiguieron –me dice–. Yo sí, pero dejé allí un trozo de mano y mucha sangre.

Tenía trece años cuando saltó la valla. Luego, todo debería ser más fácil. Pero no siempre lo es. Atravesó el estrecho. Ese trozo de agua que separa el continente africano de España. Sus ojos se hundían en la inmensidad de ese mar que se había comido tantas vidas y tantas esperanzas.

–Yo miraba al fondo. Intentaba encontrar a mi familia muerta, a los amigos que se tragó el mar.

Pero no solo miraba abajo. También alzó su mirada al cielo. Buscando a ese Dios suyo, intentando encontrar respuestas en él.

Nos despedimos con un abrazo, como tantas otras veces desde que nos conocimos. Yo regreso a casa. El corazón me late más fuerte. Poco antes había estado en una charla sobre la fe. Mis seguridades se convierten ahora en preguntas… Las respuestas solo pueden estar en Nasser y en su vida. Y también en la mía.

Recuerdo cómo la fe nació de la repuesta a la petición de un Dios que había oído el grito de su pueblo y al que había que liberar. Recuerdo el grito de Jesús desamparado en la cruz y resucitado por Dios.

Recuerdo sus historias, sus narraciones desde la vida, de Él que es el rostro de la misericordia. Una misericordia solo explicable desde su proyecto de reino de Dios y desde la centralidad de los pobres.

Me miro entonces a mí, miro a mi alrededor. Miro la religión que estamos construyendo, olvidando a veces nuestro origen, olvidando las preguntas importantes, construyendo una religión burguesa que no sé si tiene mucho que ver con el Dios de Jesús de Nazaret. Quizá sería bueno escribir algo que responda a esta situación actual, para no perder el horizonte y el camino presente.

¿Qué es la salvación? No sé si para Nasser y para mí es lo mismo. En ocasiones, yo la pongo en mi persona, en mi plenitud. Él la pone en su comunidad, en su familia.

Pero creo que él acierta más. No puedo hablar de salvación sin hablar de la salvación de Nasser.

¿En qué Dios creo? Nasser levantaba sus ojos al cielo generando preguntas. Yo…, parece que me he olvidado del misterio y que tengo respuestas para todo. Pero, ante su historia, me quedo vacío. Ya sé que la respuesta es decir que Dios está ahí. Pero yo no estoy ahí. Y cuando me acerco me encuentro sin Dios, cuando ese es su sitio.

Tal vez, le he sacado de su sitio y por eso no acabo de encontrarlo, y, por eso, me creo un dios a mi imagen y semejanza.

¿En qué Cristo creo? Lo he descontextualizado tanto, he espiritualizado tanto su mensaje que ya me olvido de quién es. Y cuando me encuentro con Nasser, representante de Cristo, me encuentro desnudo. Hay que plantear esta pregunta para recuperar al Cristo de la fe, a aquel que era tan humano que solo podía ser hijo de Dios.

Y en consecuencia, ¿qué Iglesia construyo? En función del Dios en quien crea, del Cristo al que siga, de la salvación que espere, será mi iglesia. ¿Ubicada en su ser, o alejada de su realidad? ¿Preocupada más de su pose y su imagen que de su esencia verdadera?

(Relato basado en hechos reales)

INTRODUCCIÓN: UNA ESPIRITUALIDAD SITUADA

DESDE LAS VÍCTIMAS

Todo pensar –también el teológico– es un pensar situado. La pertinencia de las respuestas siempre depende del «lugar» donde provienen las preguntas. Reflexionar sobre Dios, la salvación o la espiritualidad en la cultura posmoderna exige detenerse previamente en el sujeto que hace la pregunta: ¿quiénes preguntan hoy por las cuestiones trascendentes que dan título a este cuaderno? Porque no basta con afirmar el innegable revival de la religión en nuestra sociedad secularizada para lanzarse a una actualización teológica siempre necesaria,  sino que es vital reconocer el origen de la demanda para no caer en discursos tan sabidos como irrelevantes.

Las preguntas del sufrimiento no son las mismas que las preguntas de la insatisfacción. La víctima y el insatisfecho no reclaman la misma respuesta por más que ambos parezcan coincidir, al menos nominalmente, en la búsqueda de Dios, de salvación o de espiritualidad. Por eso hemos querido comenzar este cuaderno recopilatorio con el testimonio de Nasser, para anclar nuestras reflexiones en el humus del grito que reclama la respuesta urgente e inapelable de la salvación, y no en la queja descontenta de quienes pueden conformarse con el consuelo de la terapia.

En poco tiempo han aparecido entre nosotros corrientes cada vez más intensas de busca de espiritualidad.

Esa búsqueda puede ser fruto, en buena parte, del vacío y la falta de sentido que ofrece la sociedad de consumo y del cansancio, así como de la decepción ante las promesas de las pasadas revoluciones. Es una búsqueda que trasciende las fronteras de creyente o no creyente, y mantiene una relación dialéctica con las religiones: si, por un lado, molesta todo lo dogmático e institucional de ellas; por otro lado, se va descubriendo poco a poco que en muchas de ellas hay una espiritualidad común que está más allá de dogmas y verdades, por importantes que estas parezcan.

Esa espiritualidad común nos parece que cabe en tres búsquedas: la profundidad, la salida de uno mismo (o de la terna: placer-tener-poder) y la comunión (con los demás y con la naturaleza).

Toda busca de espiritualidad es un dato positivo, desde el punto de vista cristiano y humano –por más que pueda descolocar a algunos–, pero obliga a un sano afán de examen y autocrítica,

pues, desde una óptica radicalmente cristiana, la complejidad y la enfermedad del corazón humano (cfr. Jer 17,9) es tal que puede llevarle a convertir la misma espiritualidad en el último recurso que inventa el hombre para eludir a un Dios que es el Dios de los pobres, de los oprimidos y de los crucificados.

El ser humano, buscando escapar de la sequedad y esterilidad de nuestro mundo material y tecnológico, puede buscar refugio en una espiritualidad narcisista que le protege de un Dios que le interpela constantemente por el bienestar de su hermano sufriente.

Por eso, hace ya una generación, cuando, ante el paradigma dominante de la secularidad, algunos avisaban de la necesidad de un retorno a lo sagrado, publicamos otro Manifiesto en el que afirmábamos que «si la secularidad amenaza con perder de vista a Dios, el retorno a lo sagrado amenaza con falsificar al Dios verdadero» … Y que «el cristianismo no es compatible con una evasión espiritualista que busca refugio en un “sagrado” trascendente».

En el mismo sentido, y con formulación más laica, cabe citar los magníficos versos de Gabriel Celaya, que antaño popularizó Paco Ibáñez:

Poesía para el pobre,

poesía necesaria

como el pan de cada día,

como el aire que exigimos

trece veces por minuto.

Pero a continuación añadía: «maldigo la poesía del que no toma partido…».

Igualmente, ahora cabría decir: maldigo la espiritualidad del que no toma partido. Por eso, las nuevas, y comprensibles, búsquedas de «espiritualidad» deben ser sometidas a un «discernimiento de espíritus»: ¿qué Dios y qué salvación reclaman los hombres y mujeres espirituales de nuestro siglo xxi?, ¿qué respuestas se están ofreciendo desde ámbitos religiosos y seculares?, ¿son todas las ofertas compatibles con la construcción de un mundo más fraterno, justo e igualitario?

Fuente Cristianisme i Justicia s.j.

Espiritualidad , , , ,

Olivia, una bebé con VIH, es adoptada por dos papás despues de ser rechazada por 10 familias heterosexuales

Viernes, 25 de octubre de 2019

olivia-dos-papas-vih Ariel Vijarra y Damián Pighin son una pareja como cualquier otra que deseaban ser padres. Decidieron que la adopción era la forma en la que querían acceder a la paternidad y así dar amor a algún niño o niña con necesidad. Después de muchos años de espera llegaron Olivia y Victoria, cumpliendo así su deseo de ser padres en Argentina.

Hemos podido conocer esta historia porque su primera hija, Olivia, que llegó a ellos con tan solo 28 días, había sido rechazada por 10 familias antes de que llamasen a Ariel y Damián para confirmarles que había un bebé para ellos. Solo había una pequeña pega: tenía VIH y «las familias heterosexuales, perfectas, no la querían». Por supuesto, para Damián y Aries esto no fue un problema y Olivia llegó a sus vidas para llenarlas de amor y felicidad. Y, para su sorpresa, cuatro meses más tarde volvería a sonar el teléfono para anunciar la llegada de Victoria. Una mujer había leído un libro donde Ariel había escrito su experiencia y había decidido que quería que ellos fuesen los padres de su hija.

Fueron la primera pareja homosexual en contraer matrimonio en la provincia de Santa Fe y siempre habían tenido claro que querían ser papás. Damián ya llevaba tres años inscrito como adoptante, aunque no había tenido el resultado esperado con lo que, después de casarse, volvieron a presentar la solicitud; esta vez como familia avalada por la ley en el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos.

«Mi marido me llamó llorando, diciéndome que teníamos que salir ya para los tribunales porque había recibido la llamada del juez explicando que había un bebé abandonado. Nadie la quería porque era portadora del VIH. Para nosotros era solo una anécdota. Teníamos claro que era nuestra hija, después de seis años de búsqueda».

Los padres han declarado que el juez les explicó que Olivia tenía VIH porque su progenitora, que la abandonó nada más nacer, también lo tenía.

«Nos preguntó si estábamos seguros de iniciar los trámites de adopción y nos sugirió que lo pensáramos bien antes de aceptar. Pero nosotros nunca lo dudamos y lo primero que le pedimos fue que nos autorizara a conocerla ese mismo día”.

En una preciosa entrevista cuenta que «jamás lloró y luchó con todas sus fuerzas. Y creo que los buenos actos tienen su recompensa».

Olivia está feliz y muy sana. Le realizaron el último análisis al año y medio de vida y dio negativo. Aunque no es portadora de VIH, siguió el tratamiento de manera preventiva. En este momento, Olivia acaba de cumplir cinco años y Victoria los hará en febrero del año que viene.

Fuente Oveja Rosa

General , , , , ,

Kellogg lanza unos cereales ‘All Together’ para luchar contra el acoso escolar homofóbico y celebrar la diversidad

Viernes, 25 de octubre de 2019

kelloggs-all-together3Kellogg ha puesto esta semana el salvado de pasas, los copos de maíz, el arroz Krispies, Frosted Flakes, Froot Loops y los Frosted Mini Wheats, «All Together» (Todos Juntos) para hacer una declaración sobre la inclusión de LGTBQ. Además, realizó una donación de $ 50,000 a GLAAD para apoyar su Día Anual contra el acoso escolar.

La empresa escribió: “Todos estamos juntos. Entonces, por primera vez en la historia, nuestras famosas mascotas y cereales se ofrecen exclusivamente juntos en la misma caja para All Together Cereal. Es un símbolo de aceptación sin importar cómo te veas, de dónde eres o a quién amas. Creemos que todas las personas merecen un entorno en el que puedan ser lo mejor de sí mismas. Es por eso que Kellogg’s ha unido sus fuerzas como socio oficial de GLAAD para celebrar el Día del Espíritu, la mayor campaña contra el acoso escolar más visible del mundo, donde millones de personas usan el color morado para enfrentarse al acoso escolar y para apoyar un mundo más receptivo para los jóvenes LGTBQ. Kellogg ha donado $ 50,000 a GLAAD para apoyar su trabajo de defensa contra el bullying y acoso LGTBQ. Cada caja de edición limitada de All Together Cereal incluye cajas individuales: Raisin Bran, Corn Flakes, Rice Krispies, Frosted Flakes, Froot Loops y Frosted Mini Wheats.”

Priscilla Koranteng, Vicepresidenta de Talento Global y Directora de Diversidad, dijo: “En Kellogg, estamos firmemente comprometidos con la equidad y la inclusión en el lugar de trabajo, el mercado y las comunidades donde trabajamos y vivimos. Durante mucho tiempo hemos sido aliados y partidarios de los empleados LGTBQ, sus familias y la comunidad. Durante más de 100 años, Kellogg ha nutrido a las familias para que puedan prosperar cada vez más, y la compañía continúa dando la bienvenida a todos a la mesa».

Fuente Oveja Rosa

General , , , ,

Braulio Rodríguez, arzobispo de Toledo: “Decir que un hombre puede ser hombre o mujer cuando y como quiera es una mentira”

Viernes, 25 de octubre de 2019

braulio-rodriguez_270x250No se entera de nada…

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha avisado de la “destrucción o el agotamiento sistemático de las fuentes de la vida —el suelo, el agua y el aire—” y ha defendido la “convivencia amistosa con la tierra y con el prójimo” y la necesidad de “conseguir una reconciliación con la tierra”, convencido de que los “esfuerzos por hacer de este mundo un hogar han terminado en fracaso”.

En su escrito semanal, que ha titulado El arte de cuidar la casa común’ el arzobispo apela a ese cuidado ya que, sin él, ha añadido, “todo se volverá contra nosotros, sobre todo contra los más pobres”.

Monseñor Rodríguez opina que del fracaso en este sentido “dan testimonio nuestras huidas del mundo virtual y nuestra dependencia creciente de sustancias estimulantes, de antidepresivos, de antiácidos, de consumo de espectáculos que alientan los poderes públicos en gran parte”.

Todo ello “es una prueba de nuestra indisposición o incapacidad para hacer de este mundo un hogar, para encontrar en nuestros lugares y en nuestras comunidades, en nuestros cuerpos y en nuestros trabajos, un lugar gozoso de descanso. Y lo que es quizás más dañino: estamos enseñado a generaciones enteras de niños a que consideren nuestras formas de vida cargadas de ansiedad como la norma a seguir”.

Asegura que el Papa Francisco y otros muchos luchan “por todo lo contrario”, aunque precisa que “no se trata de volver todos al campo, a los pueblos vacíossino de “conseguir una reconciliación con la tierra, con el prójimo, con Dios: un camino que se fundamenta en el reconocimiento del lugar que nos corresponde en la inmensidad del universo”.

El carácter destructivo de nuestro cacareado progreso no siempre ha sido evidente, sino que, despreciando todas las actividades agrarias y sus sensibilidades, sólo pensamos en la oferta de recursos naturales que no basta para nuestras demandas de ellas”, expresa el arzobispo, que pone como ejemplo de ellola erosión y el envenenamiento del suelo, la contaminación y el agotamiento del agua, el fuego para, engañosamente, tener nuevas disponibilidades de recursos, sin pensar en los habitantes del medio donde están esos recursos”.

Recordando que el Papa Francisco clausurará el Sínodo de los Obispo de la Amazonía, alude también en su escrito semanal a la deforestación de esta zona del planeta para considerar que “no es algo sin importancia, porque, además despreciamos a los nativos, como nos reímos de los que viven en el medio rural de nuestra patria; con la destrucción de las comunidades rurales, que se despueblan por no atender a un desarrollo sostenible, que vea posibilidades para no abandonar nuestros pueblos”.

En último término, se refiere a la existencia de una sociedad sin dimensión ética y moral, preguntándose “de quién nos fiaremos” si se huye de la verdad. “Es más cómodo decir que un hombre puede ser hombre o mujer cuándo y cómo quiera. Pero eso es una mentira, porque la biología es determinante: una mujer es una mujer y un hombre es un hombre. ¿Qué reflexión harán quienes aceptan la ideología de género sin una actitud meramente crítica?”, concluye.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , ,

A las personas trans se les sigue imponiendo que un profesional sanitario verifique su identidad

Viernes, 25 de octubre de 2019

dia-despatologizacion-transLa Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) recuerda, con motivo del Día Internacional de la Despatologización Trans, que se conmemora cada tercer sábado de octubre, que las personas trans en España siguen necesitando un diagnóstico de “disforia de género”, emitido por un profesional sanitario, para ver reconocida su identidad, de manera que puedan ejercer otros derechos, como el de disponer de una documentación oficial de acuerdo a su género que les abra las puertas del mercado laboral, entre otros.

Pese a que el Parlamento Europeo instó el pasado mes de febrero a los Estados miembros a incluir en sus legislaciones el derecho de la autodeterminación de género (que no se requiera de ninguna autoridad médica o legal para ver reconocida la propia identidad), en España, las personas siguen sin tener este derecho en la mayor parte del territorio estatal.

Y es que, en la actualidad, solo está reconocido en nueve de las 17 comunidades autónomas: Comunitat Valenciana, Aragón, Baleares, Cataluña, Extremadura, Madrid, Navarra, Andalucía y Murcia y éstas sólo pueden aplicarlo en algunas de las competencias que tengan asumidas.

Este es uno de los motivos que llevó a España al undécimo puesto del ranking europeo sobre la situación de los derechos de las personas LGTBI elaborado por la entidad internacional referente en derechos LGTBI, ILGA Europa, en 2018. Se trata de la posición más baja en la que se encuentra España desde 2010, año en el que se comenzó a generar esta comparativa entre los países con mejores legislaciones en materia LGTBI.

Tal y como explica la presidenta de FELGTB, Uge Sangil, en España, “la paralización de la aprobación de la Ley Estatal de Igualdad LGTBI y de la reforma de la Ley 3/2007, debido al adelanto electoral y al contexto político actual, están perpetuando la situación de especial desprotección legislativa a la que se enfrentan las personas trans, las más vulnerables dentro del colectivo LGTBI”. “España, que fue un país puntero en el reconocimiento de los derechos de nuestro colectivo, se está quedando atrás por la falta de compromiso de nuestra clase política”, añade.

Así, denuncia que “mientras los partidos políticos permanecen en una eterna campaña electoral, las personas trans siguen siendo sometidas a exámenes psiquiátricos y obligadas a seguir tratamientos hormonales durante al menos dos años para poder cambiar registralmente de género, siempre y cuando, además, tengan nacionalidad española porque este derecho está directamente vetado para toda persona que no la tenga”.

Así, la coordinadora del grupo de políticas trans de FELGTB, Marcos Ventura, recuerda que las personas trans no estamos enfermas, no necesitamos la tutela de ninguna autoridad médica que verifique nuestra identidad y tenemos derecho a que se respete nuestra dignidad”. “No permitir la autodeterminación del género, es decir, no reconocer que la única persona que puede determinar su género sea ella misma es patologizante, porque nos obliga a encajar en unos criterios diagnósticos para que un tercero valide nuestra identidad”, explica Ventura.

Además, Ventura incide en que “no existen criterios estándar que puedan definir el género porque cada persona tiene los suyos propios”. “Además, nos preocupa especialmente la mirada binarista sobre el género, que deja fuera a las personas no binarias, cuya realidad sigue sin estar reconocida ni por la sexología oficial, ni por muchos de los profesionales de la Psicología o la Psiquiatría que trabajan en las unidades de atención a las realidades trans”, denuncia.

Solo pedimos la libertad de que cada persona pueda desarrollar su personalidad y su género de forma no coaccionada y sin tutelas, eso es la autodeterminación del género, y esta medida tan sencilla, es la que reclamamos hoy con motivo del Día Internacional de la Despatologización Trans que se conmemora cada tercer sábado de octubre desde 2009, cuando la plataforma activista Stop Trans Pathologization (STP) inició la primera convocatoria”, concluye Ventura.

Fuente FELGTB

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Homofobia contra las personas refugiadas LGTBI

Viernes, 25 de octubre de 2019

problema-refugiados-gays-2016-veranoDesgraciadamente hoy en día todavía hay 77 países en el mundo en que las relaciones entre personas del mismo sexo se castigando con cárcel e incluso con la pena de muerte. Esto lleva a que cierto número de personas tengan que huir de su país de origen y buscar fortuna en otro.

El número de refugiados LGBT ha aumentado considerablemente en los últimos años, así lo recogen los datos recogidos de ACNUR una ONG de la ONU en cargada de proteger a los refugiados que hay a lo largo del mundo.

Muchas de estas personas forman parte del colectivo LGBT, que sufren a diario todo tipo de discriminación, persecución con violencia incluida. Aunque huyan de su país de origen siguen encontrándose con el mismo problema en mayor o menor medida al país al que llegan.

Cada año ACNUR hace entrega de un premio, llamado premio Nansen para los Refugiados, a todas las personas o asociaciones que dedican sus esfuerzos a ayudar de cualquier manera posible a los refugiados. Con motivo de la edición de este año, ha sido premiada Bianka Rodríguez, una joven transexual de El Salvador. Bianka es directora ejecutiva de la organización Comcavis Trans, asociación dedicada a defender los derechos de los refugiados LGBT.

En el evento celebrado en México, Rodríguez declaró lo siguiente: “el galardón reconoce y visibiliza una realidad que enfrentamos miles de personas que por nuestra orientación sexual y nuestra identidad de género nos son negados esos derechos, donde nuestro diario vivir es la discriminación y la violencia. Vivimos en países donde nos toca resistir, sobrevivir, huir o morir; esa es nuestra cruda realidad”. También al recibir el premio homenajeo a 89 víctimas LGBT en México asesinadas por su condición sexual durante este año y a las 15 personas asesinadas en su país El Salvador.

Fuente Cromosomax

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.