Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Boris Johnson’

Tres hombres arrestados por atacar al periodista gay de izquierda Owen Jones

Lunes, 2 de septiembre de 2019

Owen_Jones_2016Owen Jones, Wikipedia

Los manifestantes se reunieron en las afueras de Downing Street para protestar contra el anuncio de Tory Boris Johnson como nuevo Primer Ministro del Reino Unido, que fue elegido sólo por menos de 150.000 miembros del Partido Conservador, un partido que no tiene mayoría en el Parlamento. Exigen unas elecciones generales inmediatas y lanzaron planes para protestar en la conferencia nacional del Partido Conservador a finales de este año.

La Policía Metropolitana confirmó que tres personas han sido arrestadas por el incidente del 17 de agosto. Jones, un prominente activista de izquierda, alegó que fue víctima de un ataque premeditado de “matones de extrema derecha” mientras celebraba su cumpleaños con sus amigos en un pub. Dijo que fue el blanco directo del ataque, y añadió: “Se me acercaron, me patearon por la espalda, me tiraron al suelo y luego me patearon la cabeza”. Owen Jones tenía un ojo morado después del incidente. Los amigos de Jones también sufrieron lesiones en el ataque.

En un comunicado, la Policía Metropolitana confirmó: “Alrededor de las 02:00 horas del sábado 17 de agosto, un hombre de unos 30 años de edad, fue abordado frente al bar de Lexington en Pentonville Road, N1. El hombre fue agredido por cuatro hombres sospechosos. Cuando las amigas de la víctima intentaron intervenir, también fueron agredidas. Ninguno de los heridos requería tratamiento hospitalario o servicio de ambulancias de Londres. Tres hombres de entre 40 y 30 años fueron arrestados hoy, jueves 29 de agosto, después de haber asistido a una comisaría de policía del norte de Londres. Los tres fueron arrestados bajo sospecha de desorden violento y agresión que causó daños corporales reales. Los tres permanecen en custodia.”

En respuesta a la noticia, Jones tuiteó un emoji con los dedos cruzados. También volvió a compartir un tuit de un día de antigüedad que dice: “Todos los activistas de extrema derecha que me envían spam afirmando que fingí un ataque en mi contra y en contra de mis amigos que me defendieron. Así que una de dos cosas sucederá. O nos acusan a mí y a mis amigos de pervertir el curso de la justicia, o los humillarán a todos. Pronto lo sabremos!

El sargento detective Scott Barefoot dijo antes: “Este fue un ataque sin sentido a un hombre que simplemente disfrutaba de una noche con sus amigos. Aunque no hubo heridas graves, los efectos de ser víctima de tal ataque pueden continuar cuando las heridas se hayan curado.”

Fuente Cromosomax

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Los activistas LGTB denuncian que las relaciones homosexuales están penalizadas en el 70 % de los países de la Commonwealth

Miércoles, 25 de abril de 2018

2018-04-12_6_757721Ampliamos la noticia que ayer mismo publicábamos… Con ocasión de la reunión en Londres de los jefes de Gobierno de los 53 países que componen la Commonwealth (o Mancomunidad de Naciones), los defensores de los derechos LGTB han reclamado que se tomen medidas para que se despenalicen las relaciones homosexuales en todos esos territorios. En 36 de esos países, la homosexualidad está castigada con penas de cárcel que pueden llegar hasta la cadena perpetua, en su mayor parte como herencia de la legislación vigente en el entonces Imperio Británico del que formaban parte. La primera ministra británica, Theresa May, ha calificado de «equivocada» esta penalización histórica, y ha solicitado a los representantes de los países miembros de la Mancomunidad de Naciones la derogación de las leyes discriminatorias.

Durante la semana del 16 al 22 de abril, se ha celebrado en Londres la reunión bienal de los jefes de Gobierno de la Mancomunidad de Naciones (también conocida por Commonwealth). Aprovechando la ocasión, los activistas que defienden los derechos LGTB han organizado manifestaciones en protesta por las legislaciones que condenan las relaciones homosexuales en 36 de los 53 países integrantes.

peter-tatchell-300x155Peter Tatchell, uno de los organizadores de las protestas, resumía así la situación: «La Commonwealth es un bastión de la homofobia. El 70 % de los estados miembros tienen leyes homófobas y no protegen a las personas LGTB contra la discriminación y los crímenes de odio. La cumbre bienal de la Commonwealth se ha negado durante décadas a debatir, y mucho menos apoyar, la igualdad LGTB. Este año no es diferente. Una vez más, los derechos LGTB han sido excluidos de la agenda de los mandatarios». El activista reclamaba que los jefes de Gobierno de la Mancomunidad «pongan fin a la persecución de más de cien millones de ciudadanos LGTB sancionada por el Estado».

theresa-may-300x155Aunque, efectivamente, ningún debate sobre los derechos LGTB estaba programado, la primera ministra británica sí quiso hacer alguna referencia al respecto en su discurso de apertura de la cumbre del pasado día 17 de abril. Ante los jefes de Gobierno de los 53 países miembros de la Commonwealth, Theresa May condenó con contundencia las leyes que castigan las relaciones homosexuales, reconociendo la responsabilidad de la herencia británica. Según la mandataria, «a lo largo de todo el mundo, leyes discriminadoras creadas hace muchos años continúan afectando a la vida de mucha gente, al criminalizar las relaciones entre personas del mismo sexo, o no protegiendo a mujeres y niñas. Soy muy consciente de que, a menudo, esas leyes fueron implementadas por mi propio país. Estaban equivocadas entonces y están equivocadas ahora».

May se felicitaba porque los tres últimos países en despenalizar las relaciones homosexuales sean miembros de la Commonwealth, pero también estimaba que «aún queda mucho por hacer. Nadie debería enfrentarse a persecución o discriminación por quién es o a quién ama. Y el Reino Unido está dispuesto a apoyar a cualquier miembro de la Commonwealth que desee reformar la legislación obsoleta que hace posible tal discriminación». Efectivamente, desde la última cumbre celebrada en Malta en 2015, las relaciones homosexuales se han despenalizado en Belice, Nauru y las Seychelles. La primera ministra no ha incluido a Trinidad y Tobago, cuya Corte Suprema ha declarado recientemente inconstitucionales las leyes que castigan la homosexualidad, pues el dictámen no será firme hasta dentro de tres meses.

boris-johnson-300x155También ha efectuado declaraciones sobre este asunto el ministro de Asuntos Exteriores británico, Boris Johnson, que quiso dar repuesta a las reclamaciones efectuadas por el saltador olímpico Tom Daley tras conseguir la medalla de oro en los campeonatos de la Commonwealth celebrados este mes. Daley había expresado su deseo de que todas las personas LGTB de los países miembros pudieran vivir abiertamente su orientación sexual o identidad de género. En una entrevista radiofónica, Johnson se comprometió a utilizar su influencia para tratar de que cambiaran las actitudes entre los distintos mandatarios, si bien, aclaraba, «no pretendo que esas actitudes vayan a cambiar de un día para otro». Sin embargo, hizo alusión a un reciente encuentro con un jefe de Gobierno de un país de la Commonwealth, que no quiso concretar, en el que, según sus palabras «me tomé el asunto con absoluta pasión», prometiendo que habría más noticas próximamente. El ministro quiso remarcar que «el Reino Unido defiende sus valores en la Commonwealth, y en todos los foros defendemos los derechos LGTB y enarbolamos su bandera en todas nuestras embajadas».

Los críticos, sin embargo, alegan que, cuando hay intereses comerciales o estratégicos de por medio, los derechos LGTB quedan automáticamente al margen. Sería deseable que se implementaran medidas diplomáticas y políticas útiles, y que no quedara todo en discursos de buenas intenciones y reivindicaciones puramente simbólicas.

La penalización de las relaciones homosexuales en los países de la Commonwealth y las excolonias británicas

Del total de 53 países miembros actuales de la Commonwealth, en 36 se penalizan las relaciones homosexuales con penas de cárcel, en la mayoría de ellos como herencia de la legislación británica. La duración de las penas oscila entre varios meses y la cadena perpetua. En algunos de los países, las leyes penalizadoras se han agravado por la adaptación de sus códigos penales a la doctrina islámica, llegando incluso a implementarse la pena de muerte:

  • Antigua y Barbuda
  • Bangladés
  • Barbados
  • Botsuana
  • Brunéi
  • Camerún
  • Dominica
  • Gambia
  • Ghana
  • Granada
  • Guyana
  • India
  • Jamaica
  • Kenia
  • Kiribati
  • Malaui
  • Malasia
  • Mauricio
  • Namibia
  • Nigeria (castigadas hasta con la pena de muerte en los territorios donde se aplica la sharía o ley islámica)
  • Pakistán (la sharía o ley islámica permite la pena de muerte, pero no hay noticias de que se esté aplicando)
  • Papúa Nueva Guinea
  • Islas Salomón
  • Samoa
  • San Cristóbal y Nieves
  • San Vicente y las Granadinas
  • Santa Lucía
  • Sierra Leona
  • Singapur
  • Sri Lanka
  • Suazilandia
  • Tanzania
  • Tonga
  • Tuvalu
  • Uganda
  • Zambia

En los otros 17 países se han derogado las leyes penalizadoras (entre paréntesis, la fecha de la despenalización):

  • Australia (en 1997 se despenalizó en el último territorio, Tasmania)
  • Bahamas (1991)
  • Belice (2016)
  • Canadá (1969)
  • Chipre (1998, en 2014 en la República Turca del Norte de Chipre)
  • Fiyi (2010)
  • Lesoto (2012)
  • Malta (1973)
  • Mozambique (2015)
  • Nauru (2016)
  • Nueva Zelanda (1986, en 2007 en la provincia autónoma de Tokelau).
  • Reino Unido (en 1967 en Gales, en 1980 en Inglaterra, en 1982 en Escocia y en 1983 en Irlanda del Norte. En 2001 se despenalizó en los últimos territorios: Islas Pitcairn; Santa Elena, Ascensión y Tristán de Acuña)
  • Ruanda (1980)
  • Seychelles (2016)
  • Sudáfrica (1998)
  • Trinidad y Tobago (2018, pendiente de firmeza de la resolución de la Corte Suprema)
  • Vanuatu (2007)

Este es el mapa de los países de la Mancomunidad de Naciones según su legislación sobre las relaciones homosexuales (pinchad en él para verlo a mayor tamaño):

las-relaciones-homosexuales-en-los-paises-de-la-commonwealth-768x377

Pero la herencia de la legislación homófoba británica también ha dejado huella en otros países cuyos territorios, total o parcialmente, pertenecieron en su día al Imperio Británico y no forman parte de la Mancomunidad de Naciones. También en este caso, en algunos de ellos la penalización de las relaciones homosexuales se ha visto agravada por la adaptación de sus códigos penales a las leyes islámicas, hasta incluso implementar la pena de muerte:

  • Bután
  • Catar (la sharía o ley islámica permite la pena de muerte, pero no hay noticias de que se esté aplicando)
  • Egipto (las leyes no castigan explícitamente las relaciones homosexuales, pero son frencuentes las detenciones de personas LGTB utilizando la legislación contra la indecencia)
  • Emiratos Árabes Unidos (la sharía o ley islámica permite la pena de muerte, pero no hay noticias de que se esté aplicando)
  • Irak (castigadas hasta con la pena de muerte en los territorios donde se aplica la sharía o ley islámica por parte de tribunales locales o actores no formalmente estatales)
  • Islas Cook (territorio asociado a Nueva Zelanda)
  • Kuwait
  • Maldivas
  • Myanmar
  • Omán
  • Palestina/Franja de Gaza
  • Somalia (castigadas hasta con la pena de muerte en los territorios donde se aplica la sharía o ley islámica)
  • Sudán (castigadas hasta con la pena de muerte)
  • Sudán del Sur
  • Yemen (castigadas hasta con la pena de muerte)
  • Zimbabue

La homosexualidad no está penada tan solo en cinco países cuyos territorios han formado parte de colonias británicas y no pertenecen a la Commonwealth (entre paréntesis el año de despenalización):

  • Baréin (1976)
  • Irlanda (1993)
  • Israel (1988)
  • Jordania (1951)
  • Nepal (2007)

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El gobierno británico reconoce su responsabilidad en el homofóbico legado histórico de la era colonial

Lunes, 23 de abril de 2018

theresa-may-an103106230epa05433683La Primera Ministra británica, Theresa May, y el Ministro de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, reconocen en la Cumbre de la Commonwealth la responsabilidad del Reino Unido en el homofóbico legado histórico de la era colonial, comprometiéndose a luchar por la derogación de las leyes contra la homosexualidad que todavía están vigentes en 37 de los 53 países que forman la Commonwealth. 

A sus 23 años de edad, Thomas Daley, se hace con la medalla de oro en salto de trampolín en los Juegos de la Commonwealth Gold Coast 2018 el pasado domingo, 15 de abril, en Australia, aprovechando para alzar la voz por la comunidad LGBT al lamentar que todavía hoy en día se persiguen las relaciones homosexuales en 37 de los 53 países que forman la Commonwealth. Un gesto que ha tenido respuesta tanto por parte de la Primera Ministra británica, Theresa May, como del Ministro de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, reconociendo ambos el homofóbico legado histórico que los británicos han dejado en las antiguas colonias. «Me siento muy afortunado de poder ser quien soy abiertamente sin preocupaciones. Espero que algún día los atletas de todas las naciones en la Commonwealth puedan competir libremente siendo quienes son también», publica en su cuenta de Twitter el atleta, abiertamente homosexual desde 2013.

«Leyes discriminatorias hechas hace muchos años continúan afectando a las vidas de personas en todo el mundo, criminalizando relaciones de personas del mismo sexo ( …). Soy muy consciente de que estas leyes a menudo fueron implementadas por mi propio país. Estaban mal entonces y lo están ahora», declara May este martes, 17 de abril, en la Reunión de Jefes de Gobierno de la Mancomunidad de Naciones (CHOGM por sus siglas en inglés: Commonwealth Heads of Government Meeting) que tiene lugar esta semana en Londres, expresando su arrepentimiento por el papel que el Reino Unido ha tenido en las «leyes de sodomía» que todavía se aplican en las antiguas colonias británicas, asegurando que su gobierno está dispuesto a apoyar la reforma contra la discriminación de las personas homosexuales, bisexuales y transexuales en las antiguas colonias.

«Si permites a la gente vivir su vida como ellos elijan y expresar su amor como quieran, entonces se darán cuenta de que se puede conseguir mayores éxitos económicos como consecuencia», declara Johnson al día siguiente, 18 de abril, respondiendo de esta manera también a Daley y secundando las declaraciones de May, asegurando su intención de defender los derechos de las personas homosexuales en la cumbre de la Commonwealth. De acuerdo con un informe de Human Rights Watch, «Este legado extranjero», las leyes que castigan la homosexualidad se introducen en Asia, África, Oriente Medio, el Pacífico y el Caribe bajo el dominio colonialista británico, contribuyendo al clima de hostilidad, violencia y discriminación contra los miembros del colectivo LGBT que perdura todavía hoy en día, particularmente en países como Ghana, Sri Lanka, Malasia, Kenia, Birmania, Nigeria, Uganda, Jamaica y los países del Caribe Oriental.

Reconocer el peso de su homofóbico legado contribuye a motivar a otras países a seguir el ejemplo de Belice, última de las antiguas colonias en las que se han derogado las leyes contra la homosexualidad, que asimismo ha servido de modelo a Trinidad y Tobago, cuyo Tribunal Supremo acaba de declararlas anticonstitucionales, como también los tribunales de India y Kenia se encuentran actualmente valorando sobre su proceder en este sentido. Sin embargo, organizaciones que luchan por los derechos de los homosexuales consideran que May debería presionar a los jefes de gobierno para reformar esas leyes antes de que se pronuncien los tribunales, devolviendo la dignidad y la igualdad ante la ley a los miembros de la comunidad LGBT que integran la Commonwealth.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Estados Unidos sanciona al presidente de Chechenia por “ejecuciones extrajudiciales” y “graves violaciones de derechos humanos” y el reino Unido se enfrenta a Rusia por la situación en Chechenia

Martes, 26 de diciembre de 2017

300x300_rusia-investiga-chechenia-gays_fb_thumbEstados Unidos prohíbe la entrada al país del presidente de Chechenia, Ramzan Kadyrov, por considerar que vulnera sistemáticamente los derechos humanos de su país.

El ministro de exteriores británico, Boris Johnson, visita Rusia por primera vez en cinco años y afea al gobierno de Putin que no defienda al colectivo LGTB en lugares como Chechenia.

No es que la cosa haya cambiado mucho, pero estos días han ocurrido un par de gestos relativamente importantes que vale la pena destacar. Por un lado los Estados Unidos han prohibido la entrada al país a Kadyrov por sus crímenes contra la humanidad y por otro lado el Ministro de Exteriores británico ha afeado a Rusia su actitud respecto al colectivo LGTB.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de los Estados Unidos, dependiente del Departamento del Tesoro, ha impuesto sanciones contra el presidente de la república semiautónoma rusa de Chechenia, Ramzán Kadýrov, y otras cuatro personas más. En aplicación de la llamada Ley Magnitsky” de 2012, Estados Unidos puede retener visas y congelar activos financieros a la luz de violaciones de los derechos humanos. En este sentido, la OFAC sanciona a Kadýrov “por ser responsable de ejecuciones extrajudiciales, torturas u otras graves violaciones de los derechos humanos”. Por su parte, el presidente checheno, que sobre los homosexuales dijo no tener “ese tipo de gente aquí”, responde ahora que Estados Unidos “no tiene nada mejor que hacer” que prohibirle la entrada en el país. A través de las redes sociales, Kadýrov ha ironizado sobre la noticia y ha añadido que este país norteamericano tiene en su haber “miles de casos sangrientos”, por lo que “puedo estar orgulloso si no soy adecuado para los servicios especiales de Estados Unidos”.

La persecución a homosexuales en Chechenia, república que forma parte de la Federación Rusa, saltó a los medios internacionales a principios de abril gracias al diario ruso Novaya Gazeta, y pese a las negativas tanto de las autoridades chechenas como de las rusas, así como de los esfuerzos de los defensores de Vladimir Putin por presentarla como una campaña de intoxicación, informes posteriores de organizaciones de derechos humanos la han confirmado. El propio presidente checheno, Ramzán Kadýrov, aunque sin admitir de forma explícita la persecución, ha dedicado frases insultantes a los homosexuales y ha reconocido estar dispuesto a perdonar los asesinatos de estos que sus propias familias cometan para limpiar su honor.

Líderes internacionales, como Angela Merkel y Emmanuel Macron habrían exigido a Vladimir Putin que pusiera fin a estos abusos, lo que llevaba a Rusia a abrir una investigación para esclarecer los hechos, que finalmente determinaría que «no hay víctimas de persecución, amenazas o violencia» en la República de Chechenia. Ante la pantomima que se traduce de esta investigación, Novaya Gazeta publicaba el mes pasado la lista de hasta 27 personas que habrían sido asesinadas a manos de los funcionarios de Kadyrov por el mero hecho de ser gays o bisexuales. Mientras tanto, siguen llegando testimonios de personas que denuncian haber sido sometidos a torturas en campos de concentración clandestinos, para sufrir después el escarnio ante sus propios familiares a los que culpabilizan de deshonor.

Con estos antecedentes, a los que se suman otras graves acusaciones, Estados Unidos ha decidido sancionar a Kadýrov. A través de un comunicado, la OFAC ha acusado al mandatario al mandatario regional de “ser responsable de ejecuciones extrajudiciales, torturas u otras graves violaciones de los derechos humanos, internacionalmente reconocidas, cometidas contra personas que intentan denunciar actividades ilegales llevadas a cabo por funcionarios del Gobierno de la Federación de Rusia, o para obtener, ejercer, defender, o promover los derechos humanos y las libertades, como las de religión, expresión, asociación y reunión; el derecho a un juicio justo y elecciones democráticas en Rusia”.

Además, añaden, “como jefe de la República de Chechenia, Kadýrov supervisa una administración involucrada en desapariciones y asesinatos extrajudiciales. Se cree que uno de los opositores políticos de Kadýrov habría sido asesinado por orden suya, después de presentar denuncias de tortura y malos tratos en Chechenia, incluidas presuntas torturas perpetradas personalmente por el mismo Kadýrov”. En el mencionado comunicado, la administración de Trump, sin embargo, no menciona explícitamente a personas homosexuales como víctimas específicas de la represión en Chechenia.

Aunque desde la GLAAD han aplaudido el movimiento porque creen que es un primer paso para exigir responsabilidades a los que vulneran los derechos humanos, a Kadyrov le ha dado bastante igual. La respuesta de Kadýrov no se ha hecho esperar. El líder checheno ha subido a su cuenta de Instagram una fotografía en la que aparece levantando pesas en un gimnasio, acompañada de un comentario sarcástico. Comienza diciendo que al conocer la noticia “me espera una noche de insomnio”, junto a emoticonos de caras sonrientes. A continuación, se pregunta irónicamente: “¿cómo no me va a afligir si he estado planeando viajar a Estados Unidos durante cuarenta años, hacer negocios allí y abrir cuentas bancarias en Manhattan?”. Kadyrov ha ironizado sobre el sueño que le va a quitar no poder entrar a EE.UU., país al que no tiene pensado ir nunca porque “los EE.UU. no pueden perdonarme que dedique toda mi vida a la lucha contra los terroristas extranjeros, entre los cuales hay bastardos de los servicios secretos americanos.

Con respecto a las denuncias de violaciones de derechos humanos, Ramzán Kadýrov ha negado a Estados Unidos la autoridad moral suficiente para acusarle: “¿por qué buscar esta lista de personas en el otro lado del mundo, si están en la Casa Blanca y el Pentágono?”. El homófobo presidente checheno se ha referido a “los indios asesinados, millones de esclavos africanos, las víctimas de Hiroshima y Nagasaki, millones de vietnamitas, la aldea de Songmi, Afganistán, Iraq, Libia, Belgrado… Mi lista contiene miles de casos sangrientos en los Estados Unidos”.

Al final de su exposición, Kadýrov agrega que “he dedicado mi vida a luchar contra terroristas extranjeros”. Incluso ha asegurado que “famosos en todo el mundo, grandes estadounidenses, vienen sistemáticamente a visitarme, y algunos planean establecerse en Chechenia”. No ha nombrado a ninguno, pero nos gustaría saber quiénes son, si es que existen en realidad.

Por otro lado el Ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, ha estado estos días de visita oficial en Rusia. Es la primera vez que un Ministro de Exteriores británico visita Rusia en los últimos cinco años y en una reunión con Sergey Lavrov, el ministro de exteriores ruso, ha dejado claro que ambos países tienen una relación complicada. Aunque Johnson ha basado su visita en denunciar las injerencias del gobierno ruso en elecciones como las francesas, las americanas o las alemanas también ha dejado claro que uno de los puntos en los que menos se parecen ambos gobiernos es que Reino Unido “habla en nombre de la comunidad LGTB en Chechenia y en cualquier otro sitio, como cabría esperar.

Desde el Kremlin,  han dicho que es TODO MENTIRA. Que ni hay hackers rusos metiendo mano en elecciones ni hay persecución LGTB en su país ni en Chechenia. Y ambos ministros han acabado reconociendo que los dos países continuarán trabajando juntos porque, a pesar de todo, hay algunas cosas en las que sí están de acuerdo.

Fuente | Gay Star News,  vía Dosmanzanas/EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

El “brexit”, en clave LGTB: la salida del Reino Unido de la Unión Europea, una mala noticia para el activismo continental

Miércoles, 29 de junio de 2016

bandera-arcoíris-Parlamento-británico-290x150Interesante reflexión:

ILGA Europa, la organización “paraguas” que agrupa a los colectivos LGTB más importantes del continente europeo, ha emitido un comunicado de prensa en el que, tras la decisión de la ciudadanía británica de abandonar la Unión Europea, ha hecho un llamamiento a seguir luchando en favor de la igualdad de las personas LGTB en el Reino Unido y el resto de Europa. Y es que el Reino Unido, no lo olvidemos, es hoy día uno de los estados miembros de la Unión Europea más avanzados en materia de derechos LGTB. 

El referéndum convocado por David Cameron se saldó con una victoria de los partidarios de abandonar la Unión Europea por cuatro puntos de diferencia (un 52% frente al 48%). Lo hizo, además, con una participación más elevada de lo previsto. La decisión parece haber pillado con el pie cambiado a la clase política de medio mundo, además de a buena parte de analistas y opinadores, desatando además una reacción que en ocasiones ha bordeado la histeria. Y ello a pesar de que el referéndum para decidir sobre la permanencia en la Unión Europea era una de las promesas electorales de Cameron y de que días antes las encuestas ya señalaban la tendencia favorable al brexit, que solo amortiguó el terrible asesinato de la diputada laborista Jo Cox.

Dejando aparte otras importantes consecuencias políticas, económicas y sociales en las que no entraremos, ¿qué supondrá la salida de la Unión Europea para los derechos LGTB en Reino Unido? Es difícil decirlo, pero posiblemente no demasiado, al menos a corto o medio plazo. Si bien es cierto que el resultado supone un reforzamiento de las posiciones mas conservadoras, tradicionalmente asociadas a una mayor oposición a los derechos LGTB, la situación jurídica en Reino Unido se sitúa ya entre las más avanzadas del continente (así lo atestigua el propio barómetro anual de ILGA Europa) y no es previsible que haya marcha atrás a este respecto. De hecho, el mayor impulsor del Brexit, el conservador Boris Johnson (a quienes muchos consideran probable primer ministro en unos meses, tras el anuncio de retirada de Cameron) siempre ha presumido de ser un claro partidario de los derechos LGTB, y de hecho durante su etapa como alcalde de Londres se preocupó muy especialmente de consolidar una buena relación con la comunidad LGTB. Él fue, por ejemplo, uno de los políticos conservadores que más se significó por su apoyo al matrimonio igualitario, un tema en el que hizo causa común con Cameron pese a adivinarse ya como su principal rival en el seno de su partido.

Muy comentada (y ridiculizada por sus adversarios, por cierto) fue la llamada de Boris Johnson al colectivo LGTB para que se unieran a la corriente anti Unión Europea, con el argumento de que un Reino Unido no sometido a las directrices de Bruselas era una mejor garantía para sus derechos. Incluso se llegó a constituir un grupo de apoyo al Brexit formado por seguidores LGTB de Johnson, denominado Out & Proud. “Hicimos campaña asegurando que los derechos LGTB estarían mejor aquí y en el exterior fuera de la Unión Europea. Demostraremos que teníamos razón”, tuiteaba el grupo, tras conocerse el resultado del referéndum:

Sin embargo, sí creemos que la salida del Reino Unido de la Unión Europea es una muy mala noticia para los derechos LGTB en el resto del continente. Una Europa que queda en buena parte huérfana del componente anglosajón, en la que el peso de Alemania -un país cuya clase política se resiste como gato panza arriba a aprobar el matrimonio igualitario-  será aún mayor y en la que la homofobia institucional de los estados de Europa del Este tendra menos contrapesos no ofrece, desde luego, un horizonte especialmente halagüeño. Esperamos equivocarnos.

Quizá por eso ILGA Europa ha querido hacer un llamamiento a que la salida de la Unión Europea del Reino Unido no suponga freno al avance de los derechos LGTB en el continente. “En nuestros 20 años de historia, hemos apoyado el esforzado trabajo de nuestros miembros del Reino Unido, y aprendido mucho de ellos a cambio. Por eso, como la red europea de activistas de derechos humanos que somos, lamentamos naturalmente el hecho de que el Reino Unido ya no será una voz para el progreso de la Unión Europea”, se lamenta ILGA Europa en su comunicado, en el que muestra además su preocupación por el debilitamiento del activismo compartido que puede suponer. ILGA Europa pide de hecho que del resultado del referéndum británico se derive “mayor solidaridad, no menos”, y no solo por lo que respecta a los derechos LGTB, sino a otros derechos humanos y a otras organizaciones que lucan por la igualdad.

Veremos si Europa reacciona en la dirección adecuada tras el varapalo británico. Porque mucho se habla de los perjuicios para Reino Unido del brexit, pero poco de la delicada situación en la que esta Europa se encuentra… con y sin brexit.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

La reina Isabel II sanciona la ley escocesa de matrimonio igualitario.

Sábado, 15 de marzo de 2014

gay-Scottish-marriageisabel-iiLeemos en Dosmanzanas que la reina Isabel II ha sancionado este jueves 13 de marzo la ley que permitirá a las parejas del mismo sexo contraer matrimonio en Escocia antes de que termine el año. La sanción de la ley escocesa coincide con la entrada efectiva en vigor de la ley de matrimonio igualitario en Inglaterra y Gales. Irlanda del Norte queda así como el único de los cuatro territorios que forman el Reino Unido que no reconoce el derecho de las parejas del mismo sexo al matrimonio.

El Parlamento de Escocia aprobaba el pasado 4 de febrero en tercera y última ronda el derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio. Lo hacía con un amplio consenso: por 105 votos contra solo 18, recogiendo apoyos entre diputados de todas las fuerzas representadas en la cámara (además del gobernante Partido Nacional Escocés, laboristas, liberal-demócratas, conservadores y verdes). Concluía así un proceso que comenzó hace ya más dos años, y que permitirá que antes de que acabe el año (probablemente en otoño) puedan ya celebrarse bodas, una vez se completen una serie de plazos y trámites normativos.

Este tipo de demoras entre la aprobación de la ley y su entrada efectiva en vigor son comunes en el sistema parlamentario anglosajón. Buen ejemplo es lo sucedido en Inglaterra y Gales, cuya ley de matrimonio igualitario recibió la sanción real en julio de 2013, pero que no ha entrado en vigor hasta este jueves, día a partir del cual las parejas del mismo sexo que quieran casarse ya podían solicitar la inscripción en el registro. Teniendo en cuenta que la ley contempla un plazo de 15 días entre la solicitud y la celebración del matrimonio, está previsto que las primeras bodas tengan lugar el 29 de marzo (salvo que alguna pareja solicite un adelanto extraordinario por enfermedad terminal de alguno de los solicitantes).

Eso no significa que no haya ya parejas del mismo sexo legalmente casadas en Inglaterra y Gales, dado que aquellas parejas que hubieran celebrado su matrimonio en otro país (España, por ejemplo) y que ya estuvieran reconocidas en el Reino Unido como unión civil sí que ven desde esta semana reconocido su matrimonio. En cambio, las parejas del mismo sexo que han contraído una unión civil en el propio Reino Unido deberán esperar todavía unos meses para solicitar su conversión en matrimonio (una posibilidad que el nuevo marco legal ofrece).

Inglaterra, Gales y Escocia, pero no Irlanda del Norte

Tras la aprobación del matrimonio igualitario en Inglaterra, Gales y Escocia, Irlanda del Norte queda como el único de los cuatro territorios que forman el Reino Unido sin matrimonio igualitario debido a la férrea oposición unionista. Una situación que puede llegar a ser aún más paradójica en 2015, cuando la República de Irlanda celebrará un referéndum sobre el tema que según las encuestas podría dar la victoria a los partidarios de la igualdad.

La ley escocesa, por cierto, introduce ciertas mejoras sobre el proyecto que fue aprobado para Inglaterra y Gales. Elimina por ejemplo el “veto conyugal” en el caso de las personas transexuales casadas: en Inglaterra y Gales, en el caso de los matrimonios ya existentes pero en los que uno de los cónyuges sea una persona transexual y desee ver reconocida su identidad de género (pasando a ser oficialmente un matrimonio entre personas del mismo sexo) el otro cónyuge debe dar su permiso. Una disposición discriminatoria hacia las personas trans que los activistas LGTB reclaman que sea derogada. La ley escocesa tampoco contempla el blindaje religioso que prohíbe a la iglesia de Inglaterra y a la iglesia de Gales celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo. En Escocia todas las confesiones tendrán libertad para decidir si quieren permitir el matrimonio religioso igualitario, si bien ningún ministro de ninguna confesión podrá ser forzado a celebrarlo contra su voluntad.

Y la reina felicita por primera vez a una organización LGTB…

La sanción real de la ley escocesa tiene lugar pocos días después de conocerse que por primera vez en la historia la reina Isabel había felicitado expresamente a una organización LGTB por su labor. Se trata de la London Lesbian & Gay Switchboard, que mantiene la línea telefónica de ayuda a personas LGTB más antigua del Reino Unido. Fundada en 1974, este año cumple 40 años, motivo por el cual ha recibido la felicitación de la reina, del primer ministro David Cameron y del alcalde de Londres, Boris Johnson, entre otras personalidades.

La London Lesbian & Gay Switchboard ya fue distinguida en 2008 con el Queen’s Award for Voluntary Service, el galardón más prestigioso del Reino Unido a una ONG sustentada en el trabajo de voluntarios.

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.