Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Lesbos’

“Lo que sucede en la frontera entre Turquía y Grecia pone a prueba nuestra humanidad”

Viernes, 13 de marzo de 2020

20190916124359afpp--afp_1kb8g6.hRescate en Lesbos AFP/Aris Messinis

Obispos católicos y luteranos piden no olvidar a los refugiados

“En este momento, nuestras fronteras físicas y mentales están siendo puestas a prueba por el nuevo coronavirus y la situación de los refugiados en la periferia de Europa”

“Es inaceptable que los seres humanos que huyen se consideren una amenaza, y que asegurar el orden y la prosperidad en Europa se haga al precio del caos en las fronteras exteriores”

“Lo que sucede en la periferia de Europa, en la frontera entre Turquía y Grecia, pone a prueba nuestra humanidad” Una decena de obispos católicos y luteranos de varios países nórdicos han emitido una declaración conjunta en defensa de los derechos de los refugiados.

“En este momento, nuestras fronteras físicas y mentales están siendo puestas a prueba por el nuevo coronavirus y la situación de los refugiados en la periferia de Europa”, señala el texto, que aboga por “una responsabilidad personal y compartida, más allá de todas las barreras e independientemente de las posiciones políticas”.

Para los líderes de estas iglesias, la atención a los refugiados es un desafío para cada uno individualmente y como sociedad, que debe empujarnos a “compartir y llevar la carga juntos: si fallamos, perdemos nuestra humanidad”.

Asumir nuestras responsabilidades

“Los miedos deben ser tomados en serio, pero no deben mantenernos atrapados e impedirnos asumir responsabilidades” animan los obispos, que tildan de “inaceptable” que “los seres humanos que huyen se consideren una amenaza” e “incompatible con los valores éticos sobre los que se construye la Europa en la que vivimos” que asegurar el orden y la prosperidad en Europa se haga al precio del caos en las fronteras exteriores.

En opinión de los obispos, la UE “debe seguir siendo un proyecto de paz”, ayudando hoy “a resolver” situaciones “que obligan a la gente a huir”. Porque el peligro para Europa no es la gente de las fronteras sino “la falta de confianza en el futuro, la pérdida de los valores universales y una política a corto plazo”. “Somos una sola humanidad de Dios que vive junta bajo el mismo cielo”.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General, Iglesia Católica, Iglesia Luterana , , , , , , ,

La iglesia de la Asunción de María, refugio del “infierno” de Lesbos

Viernes, 26 de abril de 2019

Funeral-parroquia-Asuncion-Maria-refugiado_2115098501_13534208_660x371Funeral en la parroquia de la Asunción de María por un refugiado camerunés/Claire Paccalin/Infomigrants

Cada vez más migrantes acuden al único templo católico de la isla para escapar de sus problemas

La parroquia ha crecido de solo un puñado de fieles en 2016 a más de 120 hoy en día

Los refugiados que llegan a Lesbos llaman a esta isla griega “la prisión” o “Guantánamo”. Porque aguantan el calor muchas veces sin suficiente agua para beber. Porque allí sufren otros problemas de salud física y mental que pueden llegar incluso a intentos de suicidio. Y porque pueden salir del campo de internamiento en el que viven para dar un paseo solo dos veces por semana. Pero hay un lugar en este “infierno” que les da esperanza. La única iglesia católica de la isla, que ha crecido de un puñado de fieles en 2016 a más de 120 hoy en día.

¿Cuál es el secreto, entonces, de la iglesia de la Asunción de María para atraer a tanta gente? No son el sacerdote francés y el subdiácono inglés que aterrizaron hace poco en la isla, aunque su presencia se agradece, ya que la vasta mayoría de los refugiados no hablan griego. Más bien, es la atención personal y la sensación de comunidad que se da en esta parroquia particular, tal y como se evidenciaban la semana pasada en el funeral por Jean-Paul, un migrante camerunés que murió hace poco en el campo de Moria, de acuerdo con lo publicado por Infomigrants.

Según el director del campo, Jean-Paul, que solo tenía 24 años, murió por problemas de salud ya existentes. Pero según sus amigos, su muerte fue provocada por las condiciones escuálidas del campo. Las mismas que sufren gente como el también camerunés Christian (un nombre asumido), que cuenta que “me llevó mucho tiempo llegar a Lesbos. En todo el viaje, me decía a mí mismo: ‘Evita el infierno que encontrarás en Libia’. Pero me encontré con el infierno en Europa.

Y es que, para Christian, el infierno de Lesbos ha sido exacerbado por los tres meses que pasó nada más llegar en la sección de alta seguridad del campo de Moria. Está en esta sección donde acaban los recién llegados de países que se considera no están en conflicto, mientras que la zona principal del campo está reservada para refugiados de países como Siria, Afganistán o Iraq. Pero no es que esté mejor esta otra zona, como cuenta ‘Jean’, congoleño de solo 17 años, quien lamenta que su salud haya deteriorado en este tiempo que haya pasado viviendo en la sección reservada en Moria para menores no acompañados.

“A menudo tengo pensamientos oscuros”, admite este joven. “Es difícil hablar de ello. No lo hablamos entre nosotros. Pero muchos jóvenes han intentado suicidarse. No aguantan la vida aquí”.

Y es por eso que, en medio de tanta oscuridad, la iglesia de la Asunción de María tiene un futuro brillante. Los migrantes africanos tienen al menos un año en Lesbos hasta que se procesen sus solicitudes de asilo, y durante este tiempo no pueden trabajar. Pero al menos una hora o dos a la semana, en misa, pueden olvidarse de la miseria en la que viven y vislumbrar el futuro que tanto anhelan.

Jean-Paul-refugiado-camerunes-fallecido-Lesbos_2115098502_13534245_667x375

Jean-Paul, refugiado camerunés fallecido en Lesbos Claire Paccalin/Infomigrants

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

La lucha de un sirio gay para no ser deportado llega a Estrasburgo

Miércoles, 8 de junio de 2016

índiceUn grupo de abogados alemanes ha presentado una solicitud ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos para detener la deportación de un refugiado sirio homosexual al que se le ha denegado el asilo en Grecia y que ha recibido amenazas de Daesh.

La solicitud informa de que el hombre, que trabajaba en la industria petrolera, había sido amenazado de muerte por Daesh si no volvía a Siria para trabajar en las operaciones petroleras del grupo terrorista.

El Gobierno griego rechazó su solicitud de asilo, junto a la de otra persona, de un grupo de 30 solicitantes. “La decisión es incomprensible, especialmente teniendo en cuenta su orientación sexual”, ha declarado un portavoz del grupo Pro Asyl, Karl Kopp, haciendo referencia a la persecución que los homosexuales sufren en los territorios bajo el control de Daesh. “Hemos llevado a cabo medidas temporales por que el hombre estaría en un grave riesgo si regresa a Turquía”, ha añadido.

El hombre ahora se encuentra en una comisaría de Lesbos esperando la deportación. Tres abogados de Pro Asyl se han unido a un abogado local en Lesbos y al consejo griego de refugiados (GCR) para solicitar ante el tribunal en Estrasburgo que se cancele la deportación de manera provisional, para así poder avanzar en el caso.

Además, en un comunicado la organización Pro Asyl ha denunciado que Turquía es uno de los países más discriminatorios para los homosexuales y donde éstos sufren más problemas y peligros.

Este sería el primer caso en el que se pone en cuestión ante Estrasburgo el acuerdo al que llegaron Turquía y la Unión Europea que permite al Gobierno griego deportar al país vecino a todos los refugiados que lleguen de manera ilegal. Normalmente, Estrasburgo atiende las solicitudes de acciones temporales mucho más rápido que otro tipo de apelaciones.

Fuente Agencias/Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , ,

Dios de misericordia y Padre de todos, despiértanos del sopor de la indiferencia,

Jueves, 28 de abril de 2016

Situacion-Lesbos-cadaveres-refugiados-ahogados_841427270_52504083_667x375

Dios de Misericordia,
te pedimos por todos los hombres, mujeres y niños
que han muerto después de haber dejado su tierra,
buscando una vida mejor.

Aunque muchas de sus tumbas no tienen nombre,
para ti cada uno es conocido, amado y predilecto.

Que jamás los olvidemos,
sino que honremos su sacrificio con obras más que con palabras.

Te confiamos a quienes han realizado este viaje,
afrontando el miedo, la incertidumbre y la humillación,
para alcanzar un lugar de seguridad y de esperanza.

Así como tú no abandonaste a tu Hijo
cuando José y María lo llevaron a un lugar seguro,
muéstrate cercano a estos hijos tuyos
a través de nuestra ternura y protección.

Haz que, con nuestra atención hacia ellos,
promovamos un mundo en el que nadie se vea forzado a dejar su propia casa
y todos puedan vivir en libertad, dignidad y paz.

Dios de misericordia y Padre de todos,
 despiértanos del sopor de la indiferencia,
 abre nuestros ojos a sus sufrimientos
 y líbranos de la insensibilidad, fruto del bienestar mundano
 y del encerrarnos en nosotros mismos.

Ilumina a todos, a las naciones, comunidades y a cada uno de nosotros,
para que reconozcamos como nuestros hermanos y hermanas
a quienes llegan a nuestras costas.

Ayúdanos a compartir con ellos las bendiciones
que hemos recibido de tus manos y a reconocer que juntos,
como una única familia humana,
somos todos emigrantes, viajeros de esperanza hacia ti,
que eres nuestra verdadera casa,
allí donde toda lágrima será enjugada,
donde estaremos en la paz y seguros en tu abrazo.

Amén

*

Papa Francisco en Lesbos

mundo_refugiados

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

Todos somos Lesbos: extranjeros, desnudos…

Sábado, 23 de abril de 2016

imagesDel blog de Xabier Pikaza:

El Papa Francisco ha ido a Lesbos, para decir que aquella isla, que antaño fue patria de amor (de allí fue Safo), se ha convertido en un inmenso basurero

Ha ido para decir que aquella gente es su gente, y para decirnos así que todos nosotros tenemos dos patrias, la propia y la de Lesbos (todos los Lesbos del mundo….).

Jesús quiso crear un “pueblo nuevo” (el Reino de Dios), a partir de los pobre y expulsados de las aldeas de Galilea, que habían perdido sus tierras y campos, en manos de los nuevos conquistadores romanos y de otros terratenientes judíos.

Jesús era de aquel Lesbos de Galilea, donde fue (donde estuvo) para quedarse y para iniciar desde allí un camino de transformación y de acogida. Por eso, el mismo Jesús resucitado pudo decir y dice (confirmando así que aquellos de Lesbos son su pueblo…):

images2«Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui extranjero/emigrante y me acogisteis; estaba desnudo y me vestisteis; enfermo y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí».

Jesús compartió el hambre de Lesbos, la sed de su gente… Fue extranjero en Lesbos, allí estuvo desnudo, enfermo, encarcelado.

Nuevos emigrantes, emigrantes antiguos

A veces, los emigrantes han sido poderosos. Han dejado su viejo lugar para triunfar y han triunfado en el nuevo donde se han establecido: son conquistadores militares, emigrantes del dinero, que se imponen por la fuerza de las armas y la supremacía cultural o comercial, esclavizando o marginando a los anteriores habitantes de la tierra. Así han hecho (y siguen haciendo) los invasores más afortunados.

Pero en la actualidad la mayoría de los emigrantes de Jesús no son conquistadores sino pobres en busca de comida: vienen huyendo del hambre, de la necesidad material y de la muerte. Salen de países de miseria (de África y Asia, de América del Sur) y buscan comida entre los miembros de la sociedad más “avanzada” (en la gran ciudad, en los países capitalistas de occidente).

Los países ricos tienden a cerrarles las puertas y controlarles. El ideal del evangelio es que no exista invasión de ricos ni exilio de pobres, sino comunicación entre todos, sabiendo que acoger a los exilados, se la raza o religión que sea, es acoger a Cristo.

‒ No sólo emigrantes, sino también desnudos! Significativamente (en la palabra de Jesús que acabamos de citar), los desnudos vienen después de los exilados, emigrantes y/o extranjeros, como signo de una enfermedad o carencia aún mayor.

‒ Los extranjeros carecen de patria o grupo que les garantice un espacio de humanidad. Son pobres porque, careciendo en general de bienes económicos, carecen también de bienes sociales, culturales, afectivos: están doblemente desposeídos y humillados, en un entorno adverso.

‒- Ellos aparecen así, en general, como desnudos (sin educación, sin cultura, sin honor…). Desnudo no es el que no tiene ropa sin más, sino el que no tiene dignidad, ni ley que le proteja, ni seguridad.

Acoger a los extranjeros

Los extranjeros de Mt 25 no son simplemente forasteros, personas de otra nación, sino también hombres y mujeres que pertenecen a otro grupo social y cultural, los expulsados de cualquier grupo humano. Pues bien, estos xenoi, ajenos a la comunidad y al grupo dominante, son presencia de Cristo, que dice era extranjero y me acogisteis.

Acoger se dice en griego synagô, recibir, reunir en un grupo, palabra de la que viene singoga, reunión o comunidad, en sentido social. Pues bien, en ese contexto, Jesús pide que acojamos en nuestro grupo (asamblea) a los extraños (xenoi), en un plano de hospitalidad humana más que simplemente espiritual. No se trata de recibir sólo en un “iglesia” entendida como grupo confesional creyente, sin más vínculos que un tipo de oración, sino en la “sinagogé” o comunidad social.

Ciertamente, los matices de acoger en la iglesia confesante (o en una sinagoga social) resultan difíciles de precisar en cada caso, pues en aquel tiempo (y hoy) ambos aspectos se encontraban estrechamente unidos. Sea como fuere, el texto supone que, de un modo individual o en grupo, los seguidores de Jesús han de estar dispuestos a recibir a los xenoi o extranjeros, no integrados en la comunidad mayoritaria.

Entendido así, tanto en un plano personal y familiar como grupal, nuestro pasaje (Mt 25, 31-46) eleva una propuesta de inmensas consecuencias para una iglesia, que no puede encerrarse como grupo/secta separada, sino que ha de abrirse a los de fuera, para ofrecerles un espacio de vida física y social, una casa, en el sentido que tenía entonces ese término.

No se trata sólo de no rechazar (de respetar, de no matar), sino recibir al xenos en la comunión vital de los creyentes, en un tiempo como aquel en que los no integrados en un grupo se hallaban amenazados de muerte social e incluso física, pues era muy difícil vivir sin grupo (patria), sin un espacio que garantice una experiencia de humanidad.

Los xenoi/extranjeros provenían de otros lugares, con otras culturas, pues habían debido abandonar su tierra, casi siempre por razones económicas, para vivir en entornos económicos, culturales y sociales extraños, en medio de un ambiente casi siempre adverso. Solían ser pobres y así carecían en general no sólo de bienes económicos, sino también personales y afectivos.

Lógicamente, ellos formaban parte de los estratos socialmente menos reconocidos (valorados) de la población, condenados al ostracismo, dentro de una sociedad de clases, donde era muy difícil cambiar de estamento social. Por eso, al decir “fui xenos y (no) me acogisteis”, el texto piensa ante todo en una iglesia o comunión creyente que ha de ser casa para los sin casa (como se dice en 1 Pedro). Ésta es, sin duda, una propuesta universal (todos los hombres y pueblos están invitados a acogerla), pero Mt 25 piensa de manera especial en los cristianos, que debían ofrecer a los extraños un espacio de vida, una casa, como sucedía al principio de la Iglesia.

Esta obra de misericordia nos sitúa ante un tema social de máxima importancia, en el que se decide el futuro de nuestra sociedad, e incluso de la vida humana, en un momento de grandes migraciones y cambios sociales. Es evidente que la iglesia no puede sustituir la responsabilidad política de la sociedad. Más aún, es posible que una emigración indiscriminada y una apertura indistinta a los extranjeros puede resultar poco eficaz, e incluso peligrosa para todos.

Pero, desde un punto de vista cristiano (conforme a esta obra de misericordia) la solución no está en cerrar fronteras sino en abrir espacios de colaboración y acogida, poniendo tierra y bienes al servicio de todos, de manera que nadie tenga que salir por fuerza y todos puedan hacerlo, si quieren, pues el mundo es hogar de comunión universal.

La patria del cristiano es el diálogo y la acogida, abierta con y por Jesús a los más necesitados. Sobre los derechos estatales, por encima de las imposiciones de tipo nacional o militar, los cristianos creemos en la palabra, esto es, en la comunicación y la acogida (sinagoga). Hogar para los sin hogar, casa para los sin casa, ha de ser la Iglesia, conforme a 1 Pedro y Mt 25.

Vestir al desnudo (Mt 25, 36)

Los extranjeros no tenían patria o grupo que les garantizara un espacio de humanidad. Los desnudos, en cambio, carecen de protección personal, son indefensos, desarmados, a merced de la violencia de los otros. En un sentido, unos y otros se identifican: son personas sin protección social (extranjeros) o personal (desnudos). Pero los desnudos están incluso más desamparados que los extranjeros, pues no carecen simplemente de ropa material, sino de “hábito” (apariencia humana) y “honra”, de manera que son desechables, como basura de un mundo que les expulsa. Leer más…

Biblia, Espiritualidad , , , ,

El Papa en el campo de Moria: “Éste es el mensaje que hoy deseo dejaros que no perdáis la esperanza”

Domingo, 17 de abril de 2016

el-papa-con-un-bebe-en-lesbos_720x241“El Papa es nuestra esperanza” y “Sálvanos, Santidad”, rezan las pancartas

Bartilomé: “Los que tienen miedo de ustedes no les han mirado a los ojos ni ven a sus hijos”

Jerónimo: “Pedimos un cambio de actitud a los que tienen en sus manos el destino de las naciones. Vamos actuar hasta que se ponga fin a esta aberración contra la dignidad humana”

José Manuel Vidal, 16 de abril de 2016 a las 12:15

(José M. Vidal).- Flanqueado por el Patriarca Bartolomé y Jerónimo, Francisco entra en el campo de Moria, una prisión a cielo abierto, donde se hacinan 2.500 refugiados que huyen de la guerra. Pero Europa les cierra las puertas. Tras saludar a los refugiados, los líderes religiosos firman una declaración conjunta. En su discurso, el Papa pide a Europa que abra su corazón y sus fronteras y a los refugiados que “no pierdan la esperanza”

bienvenido-a-lesbosA la puertas del campo, le esperan los refugiados. Algunos portan pancartas improvisadas en cartones, en sábanas y en folios: “El Papa es nuestra esperanza o “Help me” o “bienvenido, Papa Francisco”. Muchos jóvenes y niños que piden “libertad”. Entre eellos, varios carteles que pieden paz y libertad para el pueblo yazidi, un pueblo minoritario arrasado por el ISIS en Irak.

Nada más bajarse del autobús, el Papa se dirige a los refugiados y saluda, uno a uno, a los más de 250 jóvenes que le esperan, le sonríen y le aplauden. Le acompañan Barolomé y Jerónimo.

El Papa saluda a las mujeres musulmanas con la mano en el corazón. A su lado, el Patriarca Bartolomé reparte caramelos a los niños y coge a un bebé en brazos y lo levanta al aire.

Los refugiados saludan y graban al Papa. Algunos le entregan pequeños papeles. Tras recorrer la entrada al campo, los tres religiosos se dirigen a una gran tienda, donde la esperan más refugiados. Besos, saludos, abrazos y muchos niños que le entregan al Papa sus dibujos en hojas de libretas. El Papa los recoge, hace preguntas, los alaba y los pasa a sus secretarios.

A su lado, siempre atento, Bartolomé le coloca el pectoral al Papa, que sigue recolectando dibujos de los niños, que hablan de fugas, de guerras, de travesías por el mar en busca del sueño de la paz en Europa.

detalle-de-bartolome-en-lesbosFrancisco no se cansa de saludar y de escuchar las tragedias de los refugiados. A alguno de ellos, cristiano que huye, le regala un rosario.

Un refugiado le pide la bendición y llora, emocionado, mientras el Papa lo consuela. Sin prisa alguna, derrochando un inmenso cariño con su mirada, su sonrisa y sus gestos de ternura. Es su peculiar interpretación del Evangelio de la misericordia.

 La gente le pide al Papa: “Ayúdenos, por favor. Que abran las fronteras. Que nos den libertad”. El Papa les escucha y asiente, con tristeza en su mirada.

“Tengo un hijo de 15 años en Alemania. Ayúdeme a encontrarme con él”, le dice una madre. El Papa asiente y escucha con atención.

Un chaval le pide que lo bendiga, se arrodilla ante él y le explica su caso. Otra chica hace lo mismo entre lágrimas. Una niña le besa los pies y le pide ayuda. Otra mujer que está sola con su pequeña. A su lado, un anciano saluda al Papa y llora emocionado, mientras el Papa le acaricia.

el-papa-en-lesbos-panoramicaTras saludar a toda la gente que hay en la tienda, los tres religiosos acceden a un pequeño estrado, con tres sillas y con sus respectivas banderas y, en un pequeño atril pronuncian sus discursos. Antes, un pequeño coro de niños le dedica una canción. Y el Papa escucha, atento y emocionado y les aplaude.

Los tres líderes religiosos suben al estrado, entre gritos de “libertad, libertad”. Entre los presentes, el primer ministro Tsipras. El primero en intervenir es el Patriarca de Grecia Jerónimo. “Acogemos con alegría, hoy en Lesbos, al Papa Francisco…Juntos llamamos la atención al mundo sobre la actual tragedia de los refugiados…Unimos nuestras voces para denunciar los ataques a la dignidad de las personas humanas”

“Pedimos un cambio de actitud a los que tienen en sus manos el destino de las naciones. Vamos actuar hasta que se ponga fin a esta aberración contra la dignidad humana”.

“Estoy orgulloso del pueblo griego que contribuye a que el calvario de los refugiados sea menos pesado y menos duro…Lloramos la smuchas vidas que se pierden en el mar Egeo…Una sola petición a la ONU para que afronte esta trágica situación que estamos viviendo. Espero ver pronto a los niños disfrutar de una infancia feliz y no muertos en las orillas del mar Egeo”, concluyó su Beatitud.

A continuación, el Patriarca Bartolomé. “Hemos viajado hasta aquí para mirarlos a los ojos y sostener sus manos, para decirles que nos preocupamos por ustedes, para decirles que el mundo no les ha olvidado…Para expresar nuestra solidaridad y apoyo al pueblo griego…para recordarles incluso cuando las personas le dan la espalda…NO debemos tener miedo...”

el-papa-con-los-refugiados-en-lesbos“Sabemos que sus corazones están llenos de ansiedad por sus familias y que buscan un futuro más digno…Lloramos cuando vimos la dureza de los corazones de los que les han cerrado las fronteras y les dan la espalda… Los que tienen miedo de ustedes no les han mirado a los ojos ni ven a sus hijos…Olvidan que la dignidad y la libertad va más allá del miedo y de la división...”

“Este es un problema de todo el mundo, que será juzgado por la forma en que les ha tratado… El Mediterráneo no debe ser una tumba, sino un lugar de vida, intercambio y diálogo“El mar Egeo debe convertirse en un mar de paz. Que los conflictos en Oriente Medio cesen y sea restairada la paz…”

“Les prometemos que nunca les olvidaremos ni dejaremos de hablar por ustedes…Haremos todo lo posible para abrir los ojos y el corazón del mundo…”

 Algunas frases del discurso del Papa

“Quiero deciros que no estáis solos”

“Habéis sufrido mucho en busca de una vida mejor”

“Habéis hecho grandes sacrificios por vuestras familias, dejando detrás todo lo que más queríais y sin saber lo que os puede deparar el futuro”

“Esperando construir una nueva vida en este continente”

“He venido aquí, con mis hermanos, para estar con vosotros y para escuchar vuestras historias. Hemos venido para llamar la atención del mundo sobre esta grave crisis humanitaria y para implorar que se resuelva”

“Hablaremos abiertamente en nombre vuestro. Esperemos que el mundo responda de una forma digna de nuestra común humanidad”

“Dios creó el género humano para que fomre una sola familia. Cuando un hermano sufre, todos sufrimos…Esta crisis puede hacer surgir lo mejor de nosotros…El pueblo griego ha respondido generosamente a vuestras necesidades en medio de sus dificultades…Lo habéis visto en muchos jovenes que han venido aquí para ayudaros…Dios no nos deja nunca solos. Siempre hay alguien que nos puede tender la mano y ayudarnos”.

“Éste es el mensaje que hoy deseo dejaros: No perdáis la esperanza. El mayor don que podemos ofreceros es el amor…El Buen samaritano, una parábola que se refiere a la misericordia de Dios, el misericordioso…”

“Dios os bendiga a todos, especialmente a los niños, a los ancianos y a los que sufren. SObre vosotros invoco el don divino de la esperanza y de la paz”.

Firma de la declaración conjunta

A continuación, los tres líderes religiosos firman la declaración común, mientras se escucha el murmullo de la gente y el llanto de los niños.

Terminada la firma, los tres líderes religiosos se retiran a un prefabricado contiguo, donde hay una mesa y donde el Papa y los líderes religiosos van a comer con algunos refugiados. El Papa bendice la mesa y se sientan a comer con los refugiados.

Texto íntegro del discurso del Papa

Queridos amigos He querido estar hoy con vosotros. Quiero deciros que no estáis solos. En estas semanas y meses, habéis sufrido mucho en vuestra búsqueda de una vida mejor. Muchos de vosotros os habéis visto obligados a huir de situaciones de conflicto y persecución, sobre todo por el bien de vuestros hijos, por vuestros pequeños. Habéis hecho grandes sacrificios por vuestras familias. Conocéis el sufrimiento de dejar todo lo que amáis y, quizás lo más difícil, no saber qué os deparará el futuro. Son muchos los que como vosotros aguardan en campos o ciudades, con la esperanza de construir una nueva vida en este Continente.

He venido aquí con mis hermanos, el Patriarca Bartolomé y el Arzobispo Hieronymos, sencillamente para estar con vosotros y escuchar vuestras historias. Hemos venido para atraer la atención del mundo ante esta grave crisis humanitaria y para implorar la solución de la misma. Como hombres de fe, deseamos unir nuestras voces para hablar abiertamente en vuestro nombre. Esperamos que el mundo preste atención a estas situaciones de necesidad trágica y verdaderamente desesperadas, y responda de un modo digno de nuestra humanidad común.

Dios creó la humanidad para ser una familia; cuando uno de nuestros hermanos y hermanas sufre, todos estamos afectados. Todos sabemos por experiencia con qué facilidad algunos ignoran los sufrimientos de los demás o, incluso, llegan a aprovecharse de su vulnerabilidad. Pero también somos conscientes de que estas crisis pueden despertar lo mejor de nosotros. Lo habéis comprobado con vosotros mismos y con el pueblo griego, que ha respondido generosamente a vuestras necesidades a pesar de sus propias dificultades. También lo habéis visto en muchas personas, especialmente en los jóvenes provenientes de toda Europa y del mundo que han venido para ayudaros. Sí, todavía queda mucho por hacer. Pero demos gracias a Dios porque nunca nos deja solos en nuestro sufrimiento. Siempre hay alguien que puede extender la mano para ayudarnos.

Este es el mensaje que os quiero dejar hoy: ¡No perdáis la esperanza! El mayor don que nos podemos ofrecer es el amor: una mirada misericordiosa, la solicitud para escucharnos y entendernos, una palabra de aliento, una oración. Ojalá que podáis intercambiar mutuamente este don. A nosotros, los cristianos, nos gusta contar el episodio del Buen Samaritano, un forastero que vio un hombre en necesidad e inmediatamente se detuvo para ayudarlo. Para nosotros, es una parábola sobre la misericordia de Dios, que se ofrece a todos, porque Dios es «todo misericordia». Es también una llamada para mostrar esa misma misericordia a los necesitados. Ojalá que todos nuestros hermanos y hermanas en este Continente, como el Buen Samaritano, vengan a ayudaros con aquel espíritu de fraternidad, solidaridad y respeto por la dignidad humana, que los ha distinguido a lo largo de la historia.

Queridos amigos, que Dios os bendiga a todos y, de modo especial, a vuestros hijos, a los ancianos y aquellos que sufren en el cuerpo y en el espíritu. Os abrazo a todos con afecto. Sobre vosotros y quienes os acompañan, invoco los dones divinos de fortaleza y paz.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), Iglesia Católica, Iglesia Ortodoxa , , , , , , ,

Confirmado: el Papa Francisco viajará a Lesbos el próximo 16 de abril

Domingo, 10 de abril de 2016

francisco-en-lampedusa_560x280Para encontrarse “con los prófugos y con los allí acogidos”, segun la Santa Sede

Bergoglio irá acompañado del Patriarca Bartolomé y del arzobispo de Atenas

(Jesús Bastante/Agencias).- Confirmado: el Papa Francisco viajará a Lesbos el próximo 16 de abril, según acaba de confirmar la Santa Sede en un comunicado, en el que indica que allí se encontrará con los prófugos y con los allí acogidos”. La visita de Bergoglio es un oasis en el marasmo de hipocresía y de fracaso institucional, político y humanitario de la Unión Europea ante el drama de los refugiados.

Así reza el comunicado, emitido este mediodía por la Sala Stampa: “Su Santidad el Papa Francisco, acogiendo la invitación de Su Santidad Bartolomé, Patriarca Ecuménico de Constantinopla y del Presidente de la República de Grecia, irá a Lesbos el sábado 16 de abril de 2016.

En esa isla el Santo Padre, Su Santidad Hieronimus II, y Su Beatitud Hieronimus II, arzobispo de Atenas y de toda Grecia, encontrarán a los prófugos y a los allí acogidos”.

El objetivo del viaje no es otro que brindar apoyo a los refugiados y llamar la atención sobre la crisis de inmigración en Europa.

Cientos de miles de refugiados, que en su mayoría están escapando de la guerra en Siria, han arribado a la isla del Mar Egeo en el último año, pero, bajo los términos de un acuerdo, la Unión Europea comenzó a devolver a los inmigrantes a la vecina Turquía este mes.

El Papa se ha pronunciado en reiteradas ocasiones en apoyo a los refugiados, pidiendo a las iglesias Católico Romanas en Europa que acepten a las familias de inmigrantes. Su primer viaje luego de convertirse en pontífice en el 2013 fue a la isla siciliana de Lampedusa, que al igual que Lesbos, ha recibido a cientos de miles de inmigrantes.

Francisco, ¡vete a Lesbos, sí!
“Que no muera en un gesto y mil portadas”

“Los cristianos quieren ir con él hasta el final”

(José Ignacio Calleja).- Me preguntan, con razón, que por qué hablo de una campaña “Francisco, vete a Lesbos, sí”, cuando es seguro que va. Es posible que el desconfiado sea yo. Simplemente es crear una corriente pública de apoyo alrededor de ese hecho, para que suceda y para mostrar que la mayoría del mundo cristiano, y la gente de buena voluntad, quiere ir con él hasta el final.

Es para que todo esto no muera en un gesto y mil portadas; es para ir en la solidaridad justa con los refugiados y migrantes pobres, hasta el final, con todo el significado humano y político que para Europa ha de tener; con toda la intención de mostrar que no se puede alabar el gesto del Papa y seguir en casa, o en la misma política, o en el mismo silencio, o en la misma pastoral cristiana, o en los mismos consumos y egoísmos, o en el mismo mundo y sus repartos, o en las mismas élites satisfechas de su simpatía por el Papa, o en la misma visión de la vida, o en los mismos objetivos económicos para los mismos, o en los mismos fraudes…

Es una oportunidad de concienciación en el problema mucho mayor que si lo hace solo y entre gobiernos que en dos días lo apagarán. Seguramente, es que el desconfiado soy yo y de ahí, lo de de hacer nuestro el hecho y la campaña de ir con él, de contarla como nuestra, de sumarnos socialmente a su denuncia y exigencias.

En cristiano, es “ir a Galilea porque allí veréis al Resucitado”. Así avanza la dignidad de los grupos sociales más pobres a la medida humana, sin duda.

Religión Digital, Agencias

General, Iglesia Católica, Iglesia Ortodoxa , , , , ,

Boda simbólica de diez parejas homosexuales en Paraguay para reclamar el derecho a casarse

Jueves, 23 de julio de 2015

paraguay_pride_2015Paraguay Pride 2015

Con anillos en la mano y tímidos besos, los participantes se casaron en una ceremonia dirigida por una ‘drag queen’ con túnica en una plaza simbólica del centro de la capital de Paraguay.

Una decena de parejas del mismo sexo se casó simbólicamente este sábado pasado en la Plaza de la Libertad de Asunción, la capital paraguaya, para reivindicar los derechos de las personas gais, lesbianas, trans y bisexuales.

El evento, convocado por las organizaciones SomosGay y Lesbos, congregó a un millar de jóvenes que marcharon por las calles Palma, Colón y Estrella con pancartas y banderas arcoiris.

“Están casándose simbólicamente para reivindicar la igualdad ante la ley y la igualdad de matrimonio”, dijo el director ejecutivo de SomosGay, Simón Cazal, quien recordó que Paraguay no permite la unión de personas del mismo sexo, ni tiene una ley contra la discriminación como otros países de la región. “El colectivo LGTB está discriminado en el trabajo, la educación, el acceso a vivienda. Y este gobierno no ha hecho más que aumentar eso”, añadió el activista gay.

“La Parada de la Igualdad” exigió este año el matrimonio igualitario y la equiparación de derechos para las personas LGBT y sus familias.

La cita, con conciertos actuaciones, se dio en la Plaza de la Libertad del casco antiguo, un lugar de especial importancia para la comunidad gay paraguaya porque era donde se reunían durante la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989) para evitar a la policía, declaró Cazal.

El activista aseguró que en Paraguay el 81 por ciento de la población “está en contra de cualquier tipo de reconocimiento a la comunidad LGTB y el 90 por ciento está en contra de la adopción por parte de personas del mismo sexo”.

Cazal destacó también que la discriminación afecta sobre todo a las personas trans y recordó que en Paraguay hay 54 asesinatos de personas transexuales sin investigar por la justicia.

SomosGay suele convocar este evento en coincidencia con el Día Internacional del Orgullo Gay, pero este año lo retrasaron por la visita del papa Francisco a Paraguay.

El pontífice visitó el país sudamericano entre el 10 y el 12 de julio y convocó a SomosGay a la reunión que celebró durante dos horas en un estadio con repesentantes de otro centenar de organizaciones sociales y de la sociedad civil. Según Cazal, la invitación del papa a SomosGay “fue un acto simbólico” y desde entonces más gente les apoya. “Creemos que su visita va a traer cambios culturales y esperamos que se acompañe también con cambios legales”, manifestó Cazal, a pesar de la desconfianza que suscitó esta visita en el resto de colectivos LGTB de Paraguay.

General, Historia LGTBI , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.