Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Personas refugiadas’

Pedro Miguel Lamet: Pedro Arrupe, profeta de los refugiados

Jueves, 3 de diciembre de 2020

711A59EC-E20D-4E5F-B1A9-61F6F56AE755Leído en su blog:

Se adelantó a su tiempo

En una reunió alguien comentó últimas dramáticas noticias llegadas del Sureste asiático y referidas a las boat people (refugiados que, hacinados en frágiles embarcaciones, vagan por los mares de aquellas zonas sin tener dónde desembarcar). En ese instante al general de la Compañía de Jesús se le iluminan los ojos y siente la primera llamada de este maltratado colectivo.

Desde entonces existe en Roma un centro, el Jesuit Refugee Service, destinado a coordinar y sostener todos estos esfuerzos, así como otros centros continentales en el Sureste asiático (Bangkok) y en África (Nairobi), etc. La iniciativa espoleó otras nuevas ideas en el nivel local y universal

¿Qué hay en sus raíces? El corazón grande de un cristiano ejemplar que ya desde joven había experimentado la injusticia de una forma dramática en el cinturón de los suburbios de Madrid, cuando estudiaba la carrera de medicina

A él no le dio tiempo de ver un mundo transformado. Pero quizás una de sus frases debería en este campo empujarnos al compromiso: “No me resigno a que, cuando yo muera, siga el mundo como si yo no hubiera vivido”.

“Estamos llamados a reconocer en sus rostros –ha dicho el papa recientemente- el rostro de Cristo, hambriento, sediento, desnudo, enfermo, forastero y encarcelado, que nos interpela (cf. Mt 25,31-46). Si lo reconocemos, seremos nosotros quienes le agradeceremos el haberlo conocido, amado y servido“

20.11.2020 | Pedro Miguel Lamet

Todo surgió en una tarde, en vísperas de la Navidad de 1979. Charlaba Pedro Arrupe, en el ambiente distendido de una conversación familiar, con sus asistentes. Alguien comentó el asunto de las últimas dramáticas noticias llegadas del Sureste asiático y referidas a las boat people (refugiados que, hacinados en frágiles embarcaciones, vagan por los mares de aquellas zonas sin tener dónde desembarcar). En ese instante al general de la Compañía de Jesús se le iluminan los ojos y siente la primera llamada de este maltratado colectivo.

La Compañía tiene que responder inmediatamente a este reto”, exclama. A la mañana siguiente, cursa una veintena de telegramas a otros tantos provinciales de Extremo Oriente y de la India, así como de Europa y América del Norte. Pocos meses más tarde, observará Arrupe: “La respuesta fue realmente notable. Inmediatamente llegaron ofrecimientos de ayuda en forma de personas, de material y de todo tipo de recursos. Llegaron también alimentos, medicinas y dinero. En más de un país se hicieron esfuerzos por influir, a través de los medios de comunicación, en los respectivos Gobiernos e instituciones privadas capaces de intervenir. Se ofrecieron personas tanto para el trabajo pastoral como para servicios de organización en favor de los refugiados”.

Era un punto de partida. Los jesuitas comenzaron a trabajar intensamente en campos de refugiados de Tailandia, Camboya, Indonesia, Filipinas, África negra y Centroamérica. Desde entonces existe en Roma un centro, el Jesuit Refugee Service, destinado a coordinar y sostener todos estos esfuerzos, así como otros centros continentales en el Sureste asiático (Bangkok) y en África (Nairobi), etc. La iniciativa espoleó otras nuevas ideas en el nivel local: esfuerzos por la reconciliación en Irlanda del Norte, presencia de jesuitas en la zona de los Apalaches, en Estados Unidos, así como en una comunidad terremotada de Italia meridional.

Hoy, cuarenta años después, aquella semilla es un árbol frondoso. ¿Qué hay en sus raíces? El corazón grande de un cristiano ejemplar que ya desde joven había experimentado la injusticia de una forma dramática en el cinturón de los suburbios de Madrid, cuando estudiaba la carrera de medicina, y que llevaba el futuro en las entrañas. Que denunció una Europa encerrada en sí misma, y que gritó confuerza a una sociedad que permite que “unos se mueren de hambre cuando otros lo hacen por exceso de colesterol”. Hoy las lacerantes imágenes que nos llegan de todo el mundo de familias de refugiados huyendo de la guerra, el hambre o hacinados en campos vergonzantes, son una prueba más de que Pedro Arrupe se adelantó a su tiempo, con la intuición de un profeta y la visión de un místico, porque sus acciones no brotaban de mera filantropía sino del evangelio contemplado en muchas horas de oración y un apasionado amor a Jesucristo.

A él no le dio tiempo de ver un mundo transformado. Pero quizás una de sus frases debería en este campo empujarnos al compromiso: “No me resigno a que, cuando yo muera, siga el mundo como si yo no hubiera vivido.” Sin duda en este aspecto como en otros, el papa Francisco, con su opción decidida por los marginados, refugiados e inmigrantes, sigue sus huellas. Así lo reconoció en su visita al centro de inmigrantes de Asti, que Arrupe quiso también visitar antes de morir. “Estamos llamados a reconocer en sus rostros –ha dicho el papa recientemente- el rostro de Cristo, hambriento, sediento, desnudo, enfermo, forastero y encarcelado, que nos interpela (cf. Mt 25,31-46). Si lo reconocemos, seremos nosotros quienes le agradeceremos el haberlo conocido, amado y servido“.

Publicado en https://escuela.entreculturas.org/pedro-arrupe-profeta-de-los-refugiados/

Para conocer más sobre el padre Arrupe, te recomendamos leer: Arrupe. Testigo del siglo XX, profeta del XXI
Para más obras del mismo autor: consulta esta web
Te invitamos también a visitar la página  www.pedrolamet.com

 

Espiritualidad , , , ,

Llega a Washington una réplica de “Ángeles sin saberlo”, para recordar que las vidas de los migrantes importan

Jueves, 1 de octubre de 2020

Angeles-saberlo-refugiados-Vaticano-Washington_2272882751_14950723_660x371La escultura de la Plaza de San Pedro que representa una barca con refugiados

Se trata de la escultura que, hace un año, en el marco de la 105ª Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, el Papa Francisco bendijo en la Plaza de San Pedro del Vaticano

En el marco de la 105ª Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, se ha instalado en los exteriores de la Universidad Católica de América, en un parque cercano a la Basílica Nacional

En un acto de concienciación, han dado la bienvenida a la escultura diferentes miembros de la Iglesia metropolitana y de la comunidad universitaria, entre ellos Brayan Hernández, refugiado y estudiante

“Brazos negros edificaron la Casa Blanca”, escribió Eduardo Galeano. Con el mismo ánimo de denuncia y de recordar, en medio de la capital de los Estados Unidos, que las vidas de los migrantes importan, ha llegado a Washington una réplica de “Ángeles sin saberlo”.

Se trata de la escultura que, hace un año, en el marco de la 105ª Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, el Papa Francisco bendijo en la Plaza de San Pedro del Vaticano. Actualmente, la pieza sigue anclada en el Vaticano, y una reproducción ha llegado a los exteriores de la Universidad Católica de América, en Washington.

En un parque cercano a la Basílica Nacional, Angels Unawares ha sido recibida por monseñor Wilton D. Gregory, el arzobispo de Washington D.C.. Junto a él, en un acto de concienciación, han dado la bienvenida a la escultura diferentes miembros de la comunidad universitaria, entre ellos Brayan Hernández, refugiado y estudiante de una doble especialización en educación y política.

Como ha recogido Vatican News, el rector de la universidad, John Garvey, ha manifestado la intención de que la escultura se transforme en “un recordatorio visible” de los derechos de los refugiados. Por su parte, el arzobispo D. Gregory llamó a recibir con generosidad a quienes se lanzan “a una nueva vida” en Estados Unidos.

Por último el autor de la obra, también presente, explicó lo que para él simboliza la escultura. “Las personas de diferentes culturas, diferentes razas, todos están representadas juntas como en un tapiz. Y es adrede que estén todos agrupados, para mostrar unidad”, puntualizó el artista canadiense.

Papa-escultura-emigrantes-refugiados_2220687973_14491029_667x375

Fuente Religión Digital

General , , , , , , ,

Lesbiana habla sobre el desgarrador proceso de tratar de “probar” su sexualidad al gobierno del Reino Unido para solicitar asilo

Sábado, 29 de febrero de 2020

Asylum-social-media-imageUna lesbiana de Zimbabwe ha hablado sobre cómo le tomó cinco años agotadores convencer al Ministerio del Interior de que es homosexual y que debe recibir asilo.

Angel huyó al Reino Unido hace cinco años, después de que la policía la encontró desnuda en la cama con otra mujer y las golpeó.

Si bien el sexo entre dos hombres es un delito penal en Zimbabwe, técnicamente ser lesbiana no es algo por lo que se te pueda arrestar. En cambio, la policía dará su propia “justicia instantánea”, dijo Angel.

En 2015, se encontró en una sala de entrevistas con un funcionario del Ministerio del Interior cuyo trabajo consistía en determinar si Angel mentía o si realmente era lesbiana.

Es una de las más de 1.500 personas que buscan asilo en el Reino Unido por motivos de sexualidad cada año.

La conclusión del funcionario determinaría si Angel recibiría asilo en el Reino Unido, sobre la base de que sería perseguida por su sexualidad si regresara a Zimbabwe. “¿Cómo sé que soy lesbiana? ¿Cuántos años tenía cuando lo supe? ¿A quién le dije? Angel recuerda que le preguntaron. Es como si el Ministerio del Interior esperara una fecha y hora”.

Angel fue entrevistada durante siete horas. Ella le contó al entrevistador del Ministerio del Interior sobre una relación secreta que había tenido con una niña en la escuela secundaria y cómo fue traicionada por un miembro de la familia en quien había confiado.

Angel también habló sobre ser violada por dos hombres, cuando tenía unos treinta años, quienes dijeron que tenían la intención de “enderezarla”.

Las anotaciones en la transcripción de la entrevista dejan en claro que Angel estaba angustiada reviviendo estas cuentas. “** El solicitante todavía está llorando **” se repitió tres veces.

Luego, el entrevistador comenzó a preguntarle por qué había tenido tan pocas relaciones con mujeres, especialmente desde que llegó al Reino Unido. Angel explicó que estaba tomando tiempo abrirse a la gente y recuperarse de lo que le habían enseñado era el gran estigma de ser lesbiana.

El entrevistador siguió preguntando, describiendo la falta de relaciones a largo plazo de Angel y preguntando cómo Angel podría identificarse como lesbiana. “Es por los sentimientos que siento”, dijo Angel. “No me han dado una plataforma gratuita para practicar mi sexualidad”.

La decisión del Ministerio del Interior sobre si concede o rechaza el asilo depende de si el entrevistador considera que el relato del solicitante de asilo es auténtico y creíble, pero cada entrevistador puede tener sus propios puntos de vista sobre lo que es un relato creíble.

Tres meses después de su entrevista de siete horas, Angel descubrió que se le había negado el asilo.

Entre 2015 y 2018, la tasa de rechazo del Ministerio del Interior para las solicitudes de asilo basadas en la sexualidad aumentó del 61 por ciento al 71 por ciento.

Con el apoyo de su iglesia y una organización benéfica LGBT +, y durmiendo mal después de que su apoyo de asilo se cortó, Angel finalmente recibió asilo en 2019, después de demostrar minuciosamente lo peligroso que sería para ella regresar a Zimbabwe.

Ella le dijo a la BBC que la seguridad de obtener asilo no comenzó a hundirse hasta que su permiso de residencia oficial llegó un mes después. “Al mirarlo, lloré pensando en lo que había pasado”, dijo.

Fuente PinkNews

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Solicitantes de asilo por causas de género: los otros refugiados

Sábado, 5 de noviembre de 2016

refugiadas-lgtbLos solicitantes de asilo por motivo de género son un colectivo invisibilizado en la mayoría de medios de comunicación, a pesar de tener los mismos derechos que aquellas personas perseguidas por cualquier otro motivo.

Mutilación genital, matrimonios forzosos, rechazo por identidad de género, redes de trata de personas… Miles de solicitantes de asilo huyen de sus países cada año para poder vivir su condición sexual o identidad de género libremente, o al menos, sin amenazas de muerte. Aunque son miles, se trata de un colectivo invisibilizado, algo que ha denunciado la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) durante el encuentro “Personas refugiadas y solicitantes de asilo por motivos de género. Realidad y tratamiento informativo”. “Las personas refugiadas por motivos de género tienen el mismo derecho a solicitar asilo y obtener la misma protección que las personas que huyen de un conflicto armado” ha sido el principal reclamo. En el encuentro, la coordinadora del Área Jurídica de CEAR, Paloma Favieres, reclama mejoras en el acceso al asilo de estas personas, sobre todo “en los puestos fronterizos y CIE”, para dotarles de mayores garantías.

En España, la ley recoge el derecho a solicitar asilo por causas de género o identidad sexual pero con una serie de matices que excluyen, por ejemplo, a los ciudadanos comunitarios o a personas que procedan de un país catalogado como “seguro”. Esto supone una traba para la comunidad LGTB procedente de países en los que, a pesar de no estar perseguida la homosexualidad, tampoco sus gobiernos protegen a estas personas”. Según datos de ACNUR, cerca de 1,2 millones de niños y niñas son víctimas de trata anualmente; un 80% de las personas con las que se trafica son mujeres y niñas; la mutilación genital femenina afecta a 3 millones de niñas actualmente en 28 países de África, Asia y Oriente Medio; una de cada tres mujeres en el mundo ha sido golpeada, maltratada u obligada a mantener relaciones sexuales a lo largo de su vida y entre los 15 y los 44 años de edad, se produce el mismo número de muertes de mujeres por actos de violencia que por cáncer. El proceso de solicitud de asilo es todo un calvario para estas personas: humillaciones en los países de tránsito, la ruptura con su anterior vida y desconfianza en las personas y la justicia. “Cada día que me levanto, tengo que reinventarme”, lamenta una refugiada colombiana.

En 2015, en España, se registraron 14.881 solicitudes de asilo por motivo de género, según CEAR. Como señalan Patricia Bárcena, representante de coordinadores territoriales de CEAR y Leire Lasa, equipo de Incidencia y Participación Social en CEAR Euskadi, lo que hace falta en España es “formación, mecanismos de identificación, medidas específicas en centros de acogida, medidas para evitar prejuicios, estereotipos sociales o preguntas intrusivas, ofensivas”. Pero lo que más echan de menos es la “falta voluntad política para trasformar un sistema heteropatriarcal que hace aguas ante la realidad que viven tantas mujeres y personas no normativizadas y para protegerlas”. “Concienciar y proteger” son las claves para acabar con esto.

Fuente Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.