Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Queer’

Suavidad

Lunes, 13 de julio de 2020

Del blog Nova Bella:

1240

“Lo que yo digo es que la suavidad puede ser poderosa, incluso más que la dureza. En cualquier caso, ese es el único poder que tenemos los inmigrantes, pobres y queer. Mi libro se cuestiona cómo podemos empoderarnos sin recurrir al disfraz tradicional del poder”

*

Ocean Vuong

***

Ocean Vuong (Ciudad Ho Chi Minh, antes Saigón, 1988) emigró a Estados Unidos con su familia en 1990, tras pasar un año en un campo de refugiados en Filipinas. En 2014 recibió la beca Ruth Lilly / Sargent Rosenberg de la Poetry Foundation y con el poemario Cielo nocturno con heridas de fuego ganó el Whiting Award y el Forward Prize en Estados Unidos y el Premio T. S. Eliot en Inglaterra. Sus textos se han publicado en medios como The Atlantic, Harper’s, The Nation, New Republic,The New Yorker y The New York Times. Es profesor en el Amherst College de Massachusetts. En la tierra somos fugazmente grandiosos es su primera novela.

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

“Pentecostés queer en tiempos de confinamiento”, por Diarmuid O’murchu.

Lunes, 1 de junio de 2020

pentecostesLa celebración de Pentecostés, 50 días después del domingo de Pascua, se considera desde antiguo como el comienzo de la Iglesia, cuando el Espíritu Santo empujó a los primeros apóstoles a salir a la calle y proclamar el Evangelio. El texto más relevante, leído en todas las iglesias cristianas, es el de Hechos 2,1-11.

En realidad, este pasaje tiene dos partes:

a) vv. 1-4, que describe el descenso del Espíritu Santo a través de lenguas de fuego, sobre lo que se supone que es el grupo reconstituido de 12 apóstoles. Además, el arte cristiano temprano representa a una mujer en medio del grupo, ampliamente considerada como María, la madre de Jesús.

b) vv. 5-11: estos versículos describen un grupo amorfo de diversos países, culturas e idiomas, ninguno de los cuales había sido todavía evangelizado (según la cronología de los Hechos), que escuchan a los predicadores, cada uno en su propio idioma, reconociendo el mensaje de declaración del Evangelio, por lo que dan gracias a Dios.

Durante mucho tiempo me ha intrigado el hecho de que nunca he escuchado una homilía de Pentecostés centrada en los vv. 5-11. Y me pregunto por qué. En mi intento de responder esa pregunta por mí mismo, he descubierto que la teoría queer es enormemente útil. Así que, por favor, permítanme una digresión para presentar brevemente de qué trata la teoría queer.

La teoría queer

Asociada a menudo con los estudios LGBTQI, la Teoría Queer es una elaboración de la década de 1990, relacionada con la teoría crítica de la literatura, la historia y las ciencias sociales. (Varias páginas de la red darán más detalles). Su adopción de ideas sobre religión, teología y escritura es aún más reciente. El teólogo británico, Chris Greenough, ofrece una excelente descripción de las teologías queer (Queer Theologies: The Basics, Routledge 2020).

Según Greenough, mirar los textos sagrados desde la perspectiva queer, significa querer ir más allá de la rigidez del dogma, y poner al descubierto esa dinámica de poder que puede tolerar sólo una comprensión de la verdad. Greenough describe cinco dimensiones de este proceso:

lo queer se resiste a las ideas de categorización;

lo queer desafía la idea del esencialismo;

lo queer desafía lo “normal”;

lo queer elimina el pensamiento binario y los prejuicios;

lo queer denuncia y quiebra las relaciones de poder y las jerarquías (Greenough, 26).

El libro de los Hechos hoy

Considerado durante mucho tiempo como un resumen de lo que sucedió en la Iglesia primitiva, los estudiosos de las Escrituras ahora están planteando dudas sobre la fiabilidad histórica de este libro.

Lucas, el autor, está interesado sobre todo por Pedro y Pablo, a quienes describe como dos héroes destacados. Así como Lucas, en su evangelio, lleva a Jesús a Jerusalén para su triunfo final (su muerte y resurrección), también Lucas lleva a Pedro y Pablo a Roma, para culminar su esfuerzo misionero. Y en ese itinerario, el Pablo de Lucas a veces es representado de una manera que parece muy diferente del propio relato de Pablo en sus cartas auténticas. Más que la historia de la fe, lo que interesa a Lucas es el aspecto heroico de la evangelización.

Vayamos ahora al acontecimiento de Pentecostés, para el que Lucas trae de vuelta a los apóstoles originales, ahora reconstituidos como un grupo de Doce. El grupo tiene dos reuniones. En primer lugar, Hechos 1,12-14: los Once (menos Judas), junto con María, la madre de Jesús y “las mujeres”. En segundo lugar, Hechos 2,1-4: el grupo reconstituido de Doce solamente. Parece que Lucas necesita que los apóstoles reconstituidos, vueltos, pongan una base apostólica sólida para sus dos héroes patriarcales: Pedro y Pablo. ¿Pero volvieron todos? Tengo serias dudas, a pesar de la profunda fe eclesial que tenían.

El experto bíblico James Carroll, afirma que el relato de Lucas en Hechos puede compararse con una novela histórica con intención ideológica, a lo que otro biblista, Sean Freyne, agrega: “El análisis literario reciente de los escritos de Lucas tiende a considerar su narración de esos nuevos comienzos como un relato idealizado y simbólico, con poco o ningún contenido histórico”. La teóloga Elizabeth Johnson afirma que Hechos no contiene una imagen representativa del liderazgo de la Iglesia en las primeras décadas; sólo cuenta una historia parcial.

Además, recordemos que Lucas escribió Hechos después del 80 EC, momento en el cual los seguidores del Camino se habían separado de sus orígenes judíos, y ahora se esforzaban por establecer una identidad superior y diferente.

El evento mismo

Cada elemento de Hechos 2,1-4 está tomado de las Escrituras hebreas (Antiguo Testamento).

Pentecostés se basa en el A.T: la fiesta del Grano Nuevo (la cosecha), asociada con Moisés que recibe la Ley en el monte Sinaí, 50 días después del éxodo de Egipto. Según la tradición, Dios habría dado la Ley en los 70 idiomas de la humanidad… Filón afirma que cuando fue dada la Ley, cayó fuego del cielo, y una voz que salía de las llamas se convirtió en un discurso articulado. Por otra parte, algunos comentaristas sugieren que el relato de Pentecostés puede entenderse como una antítesis del relato de la Torre de Babel.

El hecho de que Lucas haya tomado prestados del A.T. los ingredientes principales y los esté usando aquí para su propio propósito, no debe alarmarnos; todos los escritores del Evangelio, y otros de aquel tiempo, hicieron lo mismo. Sin embargo, nos obliga a preguntar: ¿Lucas está describiendo algo que sucedió, o está creando él mismo la escena? Pero, en realidad, aunque Lucas invente él mismo lo que escribe, según los estándares del tiempo está dentro de los límites normales del periodismo profesional.

Una vez más, debemos recordarnos a nosotros mismos: Lucas está haciendo esto para dar una base sólida a sus dos grandes héroes, Pedro y Pablo. Con ese propósito, quiere traer de vuelta a los (reconstituidos) Doce, y someterlos a una experiencia profunda y transformadora, para sacarlos de la desorientación e incredulidad que sufrieron debido a la trágica pérdida de Jesús, su líder. Y a partir de ese nuevo “inicio”, pueden reanudarlo donde había quedado interrumpido, proclamando ahora con valentía a Jesús como Señor y Salvador.

Para el teórico queer, todo parece demasiado ordenado como para ser verdad. El aposento del piso de arriba huele a clausura eclesiástica. Y parece que hay demasiado deseo de poder patriarcal y de dominio. Ya en los capítulos iniciales de Hechos vemos a Pedro realizando obras milagrosas semejantes a las atribuidas a Jesús… Una imagen que está ya muy lejos de aquel bipolar y reaccionario Pedro que vimos en los evangelios.

En este momento, el teórico queer se impacienta y quiere pasar al material que el predicador tiende a omitir, a saber, Hechos 2,5-11. Este grupo tan diverso es realmente increíble. De una forma u otra, pueden escuchar todo lo que se dice y, al parecer, pueden comprender el significado, como el de las poderosas obras de Dios (v. 11). Pero según Hechos, ninguno de ellos ha sido bautizado ni evangelizado. Entonces ¿qué está pasando?

Aquellos de nosotros que tenemos algún conocimiento y experiencia del método ignaciano de discernimiento espiritual podemos ver fácilmente los paralelos. Las personas de este grupo están dotadas de una escucha profunda, un discernimiento centrado en el corazón, y están asombrados y admirados por el divino mensaje de vida. Éstas son precisamente algunas de las características centrales del discernimiento ignaciano, que, según quienes han estudiado durante mucho tiempo ese método, no se pueden poseer a menos que una persona esté primero profundamente imbuida del Espíritu Santo de Dios.

Ésta es la ruptura que el teórico queer estaba intentando provocar: ¡estas personas ya tenían la plenitud del Espíritu Santo! Por eso son tan brillantes en el arte del discernimiento. Entonces, ¿de dónde sacaron el Espíritu Santo? No es necesario ser teólogo/a o biblista para responder.

Según el Libro del Génesis, el Espíritu Santo está trabajando plenamente en la Creación desde tiempos inmemoriales. En palabras del teólogo australiano Denis Edwards: “lo que necesitamos es una teología holística del Espíritu, una que comience no con Pentecostés, sino con el origen del Universo, hace 13 mil setecientos millones de años”. En consecuencia, el Espíritu Santo también está trabajando plenamente en los corazones de todos los humanos, a menos, por supuesto, que bloqueemos u obstaculicemos esa gracia por algo como el miedo irracional, que los doce bien podrían estar experimentando.

¡Ahora ves mi decepción por no haber escuchado nunca una homilía sobre Hechos 2,5-11! De esto se trata. Este es el Espíritu que sopla donde quiere, renovando la faz de la tierra y despertando sueños poderosísimos incluso en los corazones de los no bautizados. ¡Qué mensaje tan asombroso!

¡No es de extrañar que el teórico queer se sienta tan disgustado de que hayamos ignorado o callado esto por tanto tiempo!

¿Dónde están las mujeres?

¡Pero el teórico queer ha notado algo aún más extraño! Según el teólogo, Christ Greenough

(114), “los enfoques queer en los estudios bíblicos respiran aire fresco en textos saturados de patriarcado, misoginia y negatividad hacia las personas transexuales y homosexuales”. En este caso es con la misoginia con lo que tenemos que lidiar. ¿Qué ha sucedido con las mujeres a las que se hace referencia en Hechos 1,14? ¿Por qué están excluidas de aquella clausura eclesiástica del segundo piso?

¿Por qué las hemos hecho invisibles?

Seguramente, Lucas ha tenido que haber oído hablar de María Magdalena y sus co-discípulos, su destacado testimonio en la Muerte y Resurrección de Jesús, y su papel crucial en el desarrollo de la Iglesia en sus primeras décadas, ¿una buena visión de conjunto de lo que tenemos en Romanos 16?

¿Por qué quiere ignorar o suprimir esa información? Ésta es la respuesta de la teóloga Elizabeth

Johnson:

Deseando impresionar a sus lectores del Imperio Romano con la confiabilidad de este nuevo movimiento, Lucas constantemente presentaba varones en los papeles de liderazgo público y, para cumplir con los estándares del imperio, mantiene a las mujeres bajo control en posiciones inferiores, como de apoyo. Teniendo ojos principalmente para varones de élite, desplaza a las mujeres a un trasfondo insignificante, ignorando los roles de liderazgo que de hecho tenían. En consecuencia, Hechos no trasmite una imagen representativa realmente del liderazgo en la Iglesia de las primeras décadas. Sólo cuenta una parte de la historia. (Elizabeth Johnson, Truly our Sister, 300).

Pentecostés es una fiesta queer

Los teólogos queer, Colby Dickinson y Meghan Toomey, en 2017 escriben: “Una teología queer nos llama a ir más allá de lo que se conoce, a superar lo establecido y a dejar totalmente de controlar tales estructuras”. En una línea similar, el teórico queer, David Halperin, en 1995, afirma: “Queer es, por definición, lo que está en desacuerdo con lo normal, con lo legítimo, con lo dominante. No hay nada en particular a lo que queer se refiera necesariamente. Es una identidad sin esencia”.

Ambas citas iluminan lo que he estado intentando en estas reflexiones, sintiendo un llamado a “ir más allá de lo que sabemos”, “pasar de lo establecido”, “no hay nada en particular a lo que necesariamente se refiera”, “una identidad sin una esencia”. Para algunos, eso sonará como una deconstrucción mordaz, y algunos preguntarán con razón: “¿qué vamos a dejar en pie?”.

Y esto es lo que me atrae hacia la sabiduría del queering. En el mismo proceso de deconstrucción, estamos también involucrados en la reconstrucción. Recuerda que, en física cuántica, el vacío es un vacío fértil, lleno de posibilidades. Los místicos lo sabían mucho antes que los físicos. Por lo tanto, no me estoy deshaciendo de Pentecostés (¡al menos, todavía no!). Me sorprende que el evento descrito en Hechos 2,1-4, en realidad nunca sucedió (“una identidad sin esencia: Halperin”).

¡Pero la experiencia de Hechos 2,5-11, nunca deja de suceder! Y en palabras de Halperin, ¡ésa es la esencia!

¡Esa es la esencia, ese increíble Espíritu potenciador cósmico que necesitamos celebrar el domingo de Pentecostés! ¡La homilía debe estar en Hechos 2,5-11, en el reconocimiento profundo del Espíritu, que sopla donde quiere, demoliendo cualquier clausura eclesiástica! En medio del coronavirus, necesitamos la sabiduría y la guía de ese Espíritu potenciador. A medida que enfrentamos la “nueva normalidad”, más que cualquier otra cosa, sugiero que necesitemos una nueva teología del Espíritu Santo, ¡y quizás, cuanto más anormal sea, mejor!

The Spirit and Covid-19

En todo el mundo, los gobiernos nos han estado advirtiendo que la resolución de esta pandemia está principalmente en nuestras manos. Los poderosos patriarcas del gobierno y de la ciencia creen que llegará una vacuna, pero mientras tanto, somos nosotros los que tenemos el poder de detener este virus, y podemos hacerlo por fidelidad a una variedad de comportamientos humanos modificados.

Nosotros, la gente, el pueblo, estamos exactamente en el mismo lugar en el que estaban los partos, los medos y los elamitas el primer día de Pentecostés. Nuestros altos patriarcas pueden tener lenguas de fuego en su cónclave cerrado de la habitación superior, ¡pero es a nosotros, los del piso bajo, a quienes se nos ha confiado la sabiduría para detener este virus! ¡Ahora bien, a eso es a lo que podríamos llamar, superqueer!

El poder está con la gente, pero también está ahí una enorme cantidad de dolor, vulnerabilidad, descoyuntamiento social, pérdida de empleos, inseguridad financiera, caos. Vale la pena recordar aquí la voz de otra teóloga queer (procesual también), Catherine Keller (de la Universidad de Drew, EEUU), y su profundo discernimiento de Génesis 1,2, cuando el Espíritu que saca poder creativo de la oscuridad de las profundidades (tohu vabohu): “La divinidad surge de esas profundidades rebeldes, sobre las cuales el lenguaje recupera el aliento… La teología necesita la deconstrucción del supremacismo sutil del espíritu occidental”.

Este no es el espíritu triunfalista de Hechos 2,1-4, sino lo que el teólogo Shelly Rambo (de la Universidad de Boston) llama el Espíritu Medio. Rambo, terapeuta de traumas convertido en teólogo (autor de Spirit and Trauma), se conecta con el Espíritu que permanece y siempre permanecerá, sin que importe cuánto tiempo duren las consecuencias del trauma. El Espíritu está trabajando en y a través del coronavirus, en medio de todo el dolor y el caos que produce. ¡Este es el Espíritu que persiste, no el que todo lo conquista!

Partos, medos, elamitas y compañía tenían buenas razones para alegrarse, siempre fortalecidos por el Espíritu queer de Dios. Sin embargo, no tenían todo resuelto. Hechos 2,12 nos informa que estaban a la vez asombrados y perplejos. ¿Era el Espíritu Medio en lugar del Espíritu Triunfante quien los acompañaba en su camino? ¡Ellos también tuvieron su trauma y sus luchas queer, sin embargo, aguantaron y sobrevivieron!

Entonces, por favor, en este domingo de Pentecostés de 2020, dejemos el aposento alto, dejemos a los patriarcas encerrados para controlar las lenguas de fuego. En cambio, ¡salgamos a las calles con los partos, los medos y los elamitas, y juntos aplaudamos una homilía diferente, para fundamentar nuestra esperanza y significado en estos tiempos llenos de Espíritu, ¡aunque tan inquietantes!

Diarmuid O’Murchu  

Fuente Fe Adulta

Biblia, Biblia Queer, Espiritualidad, Historia LGTBI , , , ,

Grupo de fundamentalistas cristianos acusa a Disney de adoctrinar a los niños con la “agenda LGBT

Lunes, 2 de marzo de 2020

76A53C83-F21C-45B5-8586-55536720BBAF (Imágenes de Disney / Karwai Tang / Getty)

Lena Waithe hará historia en Disney como el primer personaje abiertamente lésbico del estudio en la próxima película Onward.

Un grupo cristiano de derecha acusó a Disney de tratar de adoctrinar a sus hijos al presentar un personaje abiertamente gay en la nueva película Onward.

One Million Moms, un grupo que forma parte de la American Family Association, etiquetado como grupo de odio por el Southern Poverty Law Center, se estrelló en la película sobre su personaje gay, el Oficial Spectre, quien es la voz de Lena Waithe.

“¡Alertando a todos los padres!” el grupo escribió en su sitio web. “One Million Moms necesita su ayuda para asegurarse de que tanta gente como sea posible esté al tanto de que Disney está impulsando la agenda LGBTQ sobre las familias, especialmente los niños, en la próxima película animada”.

Disney’s Onward presentará su primer personaje abiertamente homosexual y, como era de esperar, los cristianos no están contentos.

En una oración que realmente necesita ser impresa, enmarcada y colgada en una galería de arte, el grupo escribió: “El personaje del Oficial Spectre, expresado por la abiertamente gay Lena Waithe, es una cíclope lesbiana púrpura cuyo diálogo revela su sexualidad”. Los cíclopes lesbianos morados son bien conocidos por el inmenso daño que presentan a los niños.

El grupo continúa afirmando que Onward es solo el último esfuerzo de Disney para “adoctrinar a los niños con la agenda LGBTQ discretamente [sic] y ahora más abiertamente”.

One Million Moms necesita tu ayuda para asegurarte de que tanta gente como sea posible esté al tanto de que Disney está impulsando la agenda LGBTQ sobre las familias, especialmente los niños, en la próxima película animada Onward.

Visitaron Disney para obtener ejemplos breves y fugaces de representación LGBT + en Star Wars, La bella y la bestia y Toy Story 4, y sugirieron que el estudio principal está tratando de hacer que sus hijos sean homosexuales.

One Million Moms insistió en que Disney estaba “impulsando una agenda” al presentar un personaje LGBT +. Estas escenas son sutiles para desensibilizar a los niños. Pero ahora Disney ha cambiado su sutileza por intencionalidad. Disney ha decidido ser políticamente correcto en lugar de proporcionar una programación familiar. Disney debería apegarse al entretenimiento, no a impulsar una agenda ”.

Casi 20,000 personas han firmado la petición del grupo diciéndole a Disney que no mirarán a Onward debido a su carácter extraño.

Disney anunció la semana pasada que Onward presentaría su primer personaje abiertamente gay, con la voz de la extraña actriz y escritora Lena Waithe.

Waithe celebró la noticia en Instagram, tomando una captura de pantalla de un artículo del Abogado sobre el anuncio, subtitulado con un emoji arcoíris.

Fuente PinkNews

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , ,

Concilium 383. San Valentín, amor queer

Lunes, 17 de febrero de 2020

Concilium_383Tiene buena pinta este número de la revista  teológica Concilium que nos recomienda Xabier Pikaza en su blog:

Jesús: Amor por ínsulas extrañas

Si algo fue Jesús, fue un amor “por ínsulas extrañas”, como decía Juan de la Cruz, amor de hombre por todos los hombre, amor queer. No vino a confirmar ninguna regla, sino a subvertir las leyes del templo y escribas, pues “al principio no era así” (Mt 19, 8). Encontró y sembró amor entre leprosos y excluidos, cojos, mancos, ciegos, centuriones, publicanos, prostituidas, eunucos… Fue un amor en y con ellos, de manera que su iglesia puede y debe llamarse cuerpo queer.

En esa línea recordamos hoy (14.2.20) a San Valentín, obispo de amor queer. El amor era en su tiempo (hacia el III d.C.) un asunto muy legal, reglado por normas imperiales, al servicio del “status”, desde la perspectiva del dinero, en un momento en que únicamente los ricos podían casarse de verdad. Rompiendo esa ley que condenaba al no-amor a muchos pobres (especialmente mujeres), Valentín (obispo real o simbólico de Terracina, en Italia, donde estuve una vez para “honrarle”),  quiso que hombres y mujeres pudieran amarse en libertad, gratuitamente, sin necesidad de avales económico-sociales, y así les ofreció dinero y medios para que pudieran “casarse” (hacer casa) como vieran, pudieran  y quisieran, en amor.

 Demos un salto en los siglos. Actualmente (siglo XXI)  el tema no es si es bueno o no es bueno el amor queer en abstracto, sino que hay personas queer  (un número significativo)… y que no sólo tienen derecho a amar, sino que están invitados por Jesús a entrar los primeros en el reino del amor (los publicanos os precederán…).  Y sobre ellas trata este número extraordinario de Concilium 383, que recomiendo a todos mis lectores.

En esa línea quiero afirmar, en la línea de San Juan de la Cruz, que todo amor es queer, tal como él lo define en el Cántico Espiritual estrofa 14 (siguiendo al Cantar de los Cantares). Todo amor es transgresión, es único y distinto, es queer, sobre todas las leyes. Ciertamente, en un segundo momento, el amor puede reglarse de algún modo, pero no para apagarlo, sino para que brille y arda con más potencia.

84352797_1458993124277875_5713093165594968064_n Escuchen y sientan el comentario que hago delos versos del Cántico Espiritual 14,   precedidos quizá por la palabra de San Agustín, entendida en sentido radical: Ama y haz lo que quieras, ama y atrévete a vivir en libertad, diciendo y sintiendo: Mi Amado, mi Amor las montañas / los valles solitarios nemorosos/ las ínsulas extrañas / los ríos sonorosos/ el silbo de los aires amorosos.  Por montes y valles, ínsulas y ríos, escucha y sigue la voz del Amor  que te está llamando:
Mi amado/amor… las montañas. Descubrir el amor es escalar la montaña de la vida. Negarse a caminar sin más en la llanura de las vacas, es subir, per vias caprarum (por el camino escarpado de las cabras  o los corzos) como decía Huarte de San Juan, el primer psicólogo hispano (vasco de Iparralde*). Quien no haya sentido el impulso de subir y arriesgarse a la montaña del amor no sabrá jamás lo que es la vida. Por eso hay que decir que el amor es queer, contra-corriente.

Mi amado/amor… los valles solitarios, nemorosos. El amor es escalada personal, subir a la montaña para encontrarse allí con él o ella. Pero al mismo tiempo es el descenso aún más arriesgado; bajar al valle y verle allí, verse y gozarse (gocémonos, amado, dirá Juan de la Cruz). Ésa es la única soledad verdadera, soledad a dos, para encontrarse cada uno a sí mismo en el misterio de la vida, en cuerpo y alma. Ese valle de amor es “nemoroso” es el misterio o paraíso original, que todos tienen/tenemos derecho a encontrar, antes de toda ley o norma externa, por principio de Dios, en el valle de la vida húmeda, salada, temblorosa…

Mi amado/amor… las ínsulas extrañas. Todos los legalistas del amor, desde Hammurabi a muchos eclesiásticos cristianos, musulmanes o neo-liberales del siglo XXI se han esforzado por “colonizar” el amor, poniéndolo al servicio de otras cosas (de un Estado, de Iglesia o Capital…). Pero el amor debe transitar siempre por ínsulas extrañas (como repite Juan de la Cruz también en otra estrofa del Cántico, hablando de aquella que va por ínsulas extrañas, al otro lado de la noche). El amor no es recorrer lo ya sabido, lo bien reglamentado, conforme a derecho… En sentido  originario, el amor es lo “torcido”, lo queer, las islas extrañas que cada uno ha de arriesgarse a recorrer, como quiere Jesús y por eso llama a los cojos-mancos-ciegos-prostitutas-eunucos… En ese sentido, el amor es siempre queer.

Caminos XL_ejercicio de amor_PORTADA_5239-4.inddMi amado/amor… los ríos sonorosos.  El amor es también  la inundación del agua potente, que desciende irresistible por los riscos de montaña, para todo, como voz que ensordece y acalla todas las restantes voces. Cuando se descubre y se vive así el  fragor del río de amor quedan en suspenso (no pueden escucharse) otras voces y leyes, ni de Estado ni de Iglesia. Ese amor fragoroso-sonoroso es lo primero, primero, la palabra-espíritu de Dios en nuestra vida, y así podemos confesar que “somos”: Soy amado y amo, luego existo, somos dos o más en compañía.  Sólo en un segundo momento, cuando nos sentemos, podremos pensar en algún tipo de leyes, es decir, de pactos de amor, no para acallar el agua de su voy, sino para mantenerla siempre viva.

Mi amado/amor… el Silbo de los aires amorosos. Tras el fuerte fragor del agua que acalle todas las restantes voces viene el “silbo” amoroso, esto es, el canto enamorado, la música callada, el temblor de estrellas al amanecer… El mismo Dios (la Vida de nuestra vida) nos está silbando/llamado en amor. Ésta es la inspiración suprema, la más honda revelación de lo que somos.

Este es el principio de todo amor queer, es decir, de todo amor… Muchos “escribas” de Estado o Iglesia, de Capitalismo o Comunismo, tienen miedo al amor, y por eso han querido y quieren regularlo,  para que los hombres y mujeres sean todos iguales (como vacas por el llano prado amurallado)…, no como cabras monteses (que decía Huarte de San Juan), no como el ciervo enamorado que salta por los altos montes, desciende a los valles, se pierda y encuentra en las ínsulas extrañas…

Ese ciervo enamorado (vulnerado y curado de amor) del que habla San Juan de la Cruz es el protagonista de esta fiesta de San Valentín 2020, el protagonista queer de Concilium 383,  que hoy invito a leer a mis lectores.

***

Concilium 383: Teologías queer: devenir el cuerpo queer de Cristo
Stefanie Knauss y Carlos Mendoza-Álvarez: Editorial

Las teologías queer se inspiran en el análisis crítico de la teoría queer, que emergió a finales del siglo XX a partir de las experiencias de sujetos y subjetividades que son marginadas por su sexualidad no normativa (gais, lesbianas, bisexuales) o su identidad de género (transexuales, intersexuales, no binarios).

Partiendo de experiencias personales de exclusión dentro de la Iglesia, Cuerpo de Cristo, este número de la revista Concilium nos introduce en todas las cuestiones y perspectivas necesarias para que la teología ayude a la Iglesia a «hacerse» realmente el Cuerpo de Cristo inclusivo de todos los cuerpos martirizados por tener «diferencias» que son tan «naturales» como las hegemónicamente sostenidas por la tradición cultural y religiosa.

Fundamentos

1.1. André S. Musskopf: Tan queer como sea posible
1.2. Susannah Cornwall: Perspectivas teológicas constructivas: ¿Qué es la teología queer?

Experiencias

1.3. Murph Murphy: Queer es Dios
1.4. Paul Uchechukwu: La voluntad de Dios
1.5. Lukas Avendaño: Carta de un indio remiso

Teologías

1.6. Gwynn Kessler: «Queerizar» la teología judía en las parábolas
1.7. Carmenmargarita Sánchez de Léon: Los múltiples cuerpos de Jesús
1.8. Sharon A. Bong: Eclesiología: Hacerse el cuerpo queer, poscolonial y (eco)feminista de Cristo en Asia
1.9. Nontando Hadebe: «¿Puede salir algo bueno de Nazaret? –Ven y verás». Invitación a un diálogo entre teorías queer y teologías africanas
1.10. Ángel F. Méndez-Montoya: El amor en los últimos tiempos: La inscripción escatológica en cuerpos afines a un deseo infinitamente cuir
1.11. Marilú Rojas Salazar: Liturgia queer
1.12. Gerald O. West y Charlene van der Welt: Un (comienzo) queer de la Biblia
1.13. Shanon Shah: Teologías musulmanas queer

2. FORO TEOLÓGICO:

2.1. Conrado Zepeda Miramontes: Los exilios en la aldea global y la compasión política
2.2. Reynaldo D. Raluto: El imperativo de la reforestación a la luz de la lucha contra el cambio climático en Asia

***

 * Iparralde: En euskera o lengua vasca, Iparralde significa lado norte y se refiere a la zona del País Vasco que pertenece a Francia, siendo Hegoalde -lado sur- la perteneciente a España.

***

Biblia, Biblia Queer, Biblioteca, Espiritualidad , , , ,

Janelle Monáe: Debemos hacerlo mejor por nuestros hermanos trans

Martes, 2 de julio de 2019

índicegettyimages-983142438-1529914214La cantante estadounidense nominada al Grammy Janelle Monáe dice que las personas queer y transgénero de color deben ser empoderadas y apoyadas por el resto de la comunidad LGBT+.

En una entrevista con la revista Paper Magazine, Monáe dijo: “De la misma manera que queremos que los blancos nos apoyen y sean mejores aliados y usen su privilegio para hacer cambios en esas dinámicas de poder, nos corresponde a nosotros proteger a aquellos que pueden no ser tan privilegiados”.

La cantante de “Dirty Computer”, que presentó a Mj Rodríguez – la actriz trans Pose – en su actuación de Americans en The Late Late Show con Stephen Colbert, dijo: “Miro a Indya Moore, Mj Rodriquez, Janet Mock (mi familia Pose)…. Laverne Cox, esas mujeres se están poniendo a sí mismas y a sus vidas en la línea del frente todos los días. Cuando sus hermanos y hermanas trans son asesinados, lo sienten. Tenemos que apoyarlos… Es sólo una responsabilidad que siento. Podría hacerlo mejor. Lo haré mejor”.

Monáe asistió a su primer desfile del Orgullo en Nueva Orleans este mes. La cantante dedicó sus dos nominaciones al Grammy de Dirty Computer en 2018 a sus “hermanos y hermanas trans”, y salió como pansexual en una entrevista con Rolling Stone justo antes de lanzar el álbum. “Estoy feliz de que mi historia personal también haya sido una historia personal para tantas otras personas”, dijo Monáe a la revista Paper. “Hay tantos jóvenes que crecieron en el Sur o en familias bautistas, a quienes se les dijo que no serían aceptados por Cristo. Pueden escuchar este álbum y sentirse abrazados. Pueden sentirse amados. Pueden sentirse vistos. Pueden sentir que se les escucha. Eso es lo más hermoso”.

También habló de darse cuenta de que era rara a la edad de ocho años. “No creo que realmente supiera cómo me identifiqué. Sabía que me atraían las mujeres, las niñas, los hombres, los niños. Lo sabía”, dijo.

Monáe también habló de no presionar a las personas LGBT+ más jóvenes para que salieran. “No todo el mundo tiene el mismo conjunto de circunstancias”, dijo. “Hay personas, especialmente los jóvenes, que serán separados de su familia, ahorcados o encarcelados si caminan en su verdad. Gente que no se siente cómoda hablando de su sexualidad públicamente, la vemos y usted es válida y usted importa. Tenemos que proteger a nuestros bebés, especialmente en la comunidad LGBTQIA+. Tenemos que hacerlo mejor.”

Fuente Cromosomax

General , , ,

“La pirámide gay”, por Carlos Osma.

Martes, 9 de octubre de 2018

802e5a50-e33e-4f33-a276-c20738061aa1De su blog Homoprotestantes:

“…los primeros serán últimos y los últimos, primeros…[1]

Como tiene que haber de todo, hay personas que creen que no es así y que la suya es la única posibilidad de existencia, pero para quienes entendemos que la diversidad es, junto al amor, el regalo más preciado que se nos ha dado, sabemos que en cualquier lugar donde no se trabaje todos los días por hacer copias de no sé qué ser humano ideal; las personas somos, para lo bueno y lo malo, irrepetibles. Y esto evidentemente ocurre también dentro del colectivo LGTBIQ, no existen dos mujeres trans iguales, ni dos intersexuales. No hay dos bisexuales idénticos, con los mismos sueños, la misma forma de ver la vida y enfrentarse a ella… Y no hay, y sobre nosotros va esta reflexión, dos hombres gais calcados o salidos de la misma cadena de producción.

Cierto es que las cadenas de producción de hombres gais existen y tienen mucho éxito, sobre todo con aquellas cosas que tienen que ver con nuestro cuerpo. Pero hay que reconocer que, a pesar de eso, uniformizarnos es una tarea tan titánica como imposible. Será por eso, y porque muchos de los que se llenan la boca del valor de la diferencia en el fondo la(se) detestan, que se opta a veces por hacer una jerarquización, un arriba y un abajo, de la categoría hombre gay. Y la sor-presa que encontramos arriba de esta pirámide social tan nuestra, es el hombre que cumple con las expectativas de género, o más bien aquel que logra pasar desapercibida (perdón, quería decir desapercibido) como hombre gay. Si no fuera por que le gusta el sexo con otros hombres, se podría decir que en la parte más elevada de la pirámide gay, la que está más cercana a la divinidad, se sienta a levantar pesas y enseñar músculo el varón patriarcal de toda la vida. En la base de esta estructura rainbow no hay sor-presa ninguna, allí están las que salieron femeninas desde el seno de su madre o las que se hicieron femeninas por causa de la justicia.

Pues sí, después de dar durante años la tabarra, algunos hombres gais han logrado ser considerados hombres (sin ninguna aclaración más). Han conseguido dar el salto de la cima de nuestra pirámide multicolor que decían adorar, al paraíso de la masculinidad. Y bueno, el aterrizaje a ese mundo anhelado que rebosa testosterona, no ha sido el que muchos esperaban. Se han dado de bruces con aquello que Jesús explicaba diciendo: “Los primeros serán los últimos”. Y para saber quienes son los últimos en el Edén de los machos, utilizo una expresión que he oído decir a mis alumnos adolescentes cuando quieren poner a prueba su masculinidad: “maricón el último”. Es verdad que algunos han preferido despertar de la pesadilla sin necesidad de que un príncipe azul venga a darles un casto beso para sacarles de patriarcalandia, y se han negado a colaborar con tanta injusticia. Así que han hecho de nuevo su maleta, esta vez poniendo los zapatos de tacón, y se han vuelto por donde habían venido. Una vez allí, han decidido seguir bajando escalones en la pirámide gay hasta alcanzar una zona en la que no haya más sor-presas. Pero no vamos a negar que muchos otros han dado por bueno que les hayan perdonado sus pecados de la carne, si con eso pueden permanecer en virilandia. Músculo, una voz grave, actitud enérgica y pelo, mucho pelo… ¡Que nada les delate!, que la sorpresa aparezca en la cara de quienes se enteran de que son gais, esa es la victoria a la que aspiran. Esa que evidencia la homofobia interiorizada que hay en la homonormatividad que se pretende imponer, esa que rebosa misoginia por todos lados y que está dispuesta a cualquier cosa por permanecer en la cumbre, en la categoría hombre, en quienes se han erigido en la medida de todas las cosas.

Como no podía ser de otra forma, me he dejado para el final a esos hombres feliz o tristemente afeminados que cortocircuitan lo que se espera de cualquier hombre como Dios manda. Es ridículo e incluso gracioso (si no fuera por el patetismo que transmiten) observarlas en un compromiso familiar, en su puesto de trabajo, o en la iglesia los domingos, intentando ser fieles al rol de género que les impusieron quienes al nacer vieron un pene entre sus piernas. Pero sería añadir más leña al fuego echárselo ahora en cara, porque el rechazo a ser como son lo desayunaban ya con la leche y las galletas en la cocina de casa cuando tenían cuatro años. Y en esas últimas, y en quienes no se toman demasiado en serio el papel masculino que les ha tocado en esta telenovela que es la vida, y que tampoco están dispuestas a reírles las gracias a los gais de diseño, resuenan las palabras de Jesús: “y los últimos, (serán) primeros”. A nuestras reinas hormonadas, a nuestros señores de traje y corbata que se pasan todo el día diciendo que no todas somos iguales, hay que explicárselo todo, y decirles que lo que Jesús prometía con estas palabras no era un ascensor social, un quítate tú para ponerme yo. Nada más lejos de la realidad.

Los últimos son los primeros en visibilizar que es necesario hacer saltar por los aires el patriarcado. Y esas últimas que se niegan, o que no pueden, ser domesticadas por los machos, son las primeras en hacerles un jaque. En advertirles que su voluntad es acabar con sus privilegios, para redistribuirlos entre todas. Cuando una de las nuestras subvierte el rol de macho con sus manos, su voz, su deseo… con toda ella; el mundo que anhelamos está más cerca. Ese mundo donde el trans y el cisgénero pacerán juntos; los homosexuales, bisexuales y heterosexuales se alimentarán de justicia, y en el que las imposiciones de género morderán el polvo. Si la identidad gay es asimilada no será útil para nada de todo esto, y tendremos que dejar atrás este capullo de seda para poder volar como mariposas, más alto. Si algunos hombres gais prefieren arrastrarse como gusanos, ¡allá ellos! Los maricones, los últimos, estamos aquí para otra cosa. Lo nuestro es lo humano, la igualdad y el respeto de la diferencia. Lo nuestro es una gran fiesta, un banquete de boda queerinterminable, donde todo el mundo está invitado. Y las masculinidades que quieren defender sus privilegios y se consideran demasiado buenas para asistir: ¡que ardan en el infierno!

Carlos Osma

[1] Mt 20,16

El título original de este artículo era “Maricón el último”, pero Facebook no permite la promoción del artículo con este título. Por eso el título actual.

Espiritualidad , ,

“Releyendo la historia yahvista de la creación”, por Carlos Osma

Sábado, 30 de junio de 2018

buckled-book-2180047_1280De su blog Homoprotestantes:

En el libro del Génesis encontramos dos historias diferentes que explican la creación del ser humano. La primera la encontramos en el capítulo uno[1], y forma parte de lo que se denomina tradición sacerdotal[2] (fuente P); mientras que la segunda aparece en los capítulos dos y tres, y proviene de la tradición yahvista[3] (fuente J). Muchas personas hacen una lectura literal de estas historias, o al menos eso es lo que dicen, porque releyendo esta tarde la segunda, que relata lo ocurrido en el jardín del Edén, a mí me asaltaban un mar de dudas y preguntas.

Para empezar, me ha resultado irónico que, si para muchas personas el Edén es un lugar paradisíaco donde el ser humano vivía sin responsabilidad alguna, el texto lo que más bien dice es que el hombre fue creado con la intención de que lo labrara y lo cuidara. Después me he sentido un poco incómodo al leer que la mujer fue creada por Dios con la única intención de que su creación primera, el hombre, no estuviera solo. Pero en seguida me he dicho a mí mismo… A ver, a ver… Es evidente que los autores de esta historia tienen una idea clara de qué y quiénes eran Adán y Eva… Pero: ¿Cómo se comprendían a sí mismos Eva y Adán según el texto yahvista?

“Entonces Dios formó al hombre con polvo del suelo[4]”… ¿Qué significaba para Adán ser un hombre si era el primero y nunca había visto uno? ¿Ser algo diferente a la tierra? ¿No ser Dios? ¿Ser el jardinero del Edén? ¿Estar aburrido? ¿Cómo debe comportarse un ser humano para ser un hombre si nadie le ha enseñado a serlo? ¿Imitaba Adán a Dios? ¿Es Dios un hombre? Y si lo que hacía un hombre a Adán era algo físico… ¿Cómo sabía que el trozo de carne que tenía entre las piernas era más determinante que su oreja para clasificarlo dentro de la categoría humana como un hombre? Y si era su orientación sexual… Si no había más seres humanos, cuando fue creado: ¿Adán se sabía heterosexual? … ¿Por qué? ¿Quizás porque no tenía ningún tipo de atracción por los animales a los que después puso nombre? ¿Tenía algún tipo de atracción sexual?

“De la costilla que Dios había tomado del hombre formó una mujer…[5]”. Ser creada a partir de un hueso y no del barro: ¿La convirtió en mujer? ¿O fue no saberse única en el mundo? Ser mujer para Eva: ¿Era no recibir el nombre directamente de Dios sino de otro ser humano? ¿Somos por tanto todos mujeres después de Adán? Y si la categoría mujer tenía que ver con su cuerpo… ¿Ser mujer significaba no ser hombre? ¿Se podía ser las dos cosas al mismo tiempo? ¿La única diferencia entre su cuerpo y el de Adán eran los genitales? ¿Por qué ser más alta o más baja, más gorda o más delgada, importaba menos que tener más pechos que Adán para ser nombrada “mujer”? Y si ser mujer es sentirse exclusivamente atraída sexualmente por un hombre… ¿A Eva le atraía Adán? ¿Cómo podía saber que no le atraían también (o exclusivamente) otras mujeres, si no había visto ninguna? ¿O es que ser heterosexual es lo que les ocurre a millones de mujeres en el mundo que no pueden escoger ellas mismas quién les atrae? Pensando un poco, si yo hubiera sido el segundo ser humano y me hubieran llamado “mujer”, creo que pensaría que ser mujer significaba ser compañera de otro ser humano, formar comunidad (únicamente a partir de Eva existe la comunidad humana), ser capaz de ver, convivir, ayudar y ser ayudada por otro ser humano…

Después de detallarnos la creación del hombre y la mujer, el yahvista nos dice aquellas palabras tan conocidas: “Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y se harán una sola carne[6]”. Sorprende, leído miles de años después, que la historia contada anteriormente se utilice como la justificación del matrimonio heteronormativo. De hecho, ni Adán ni Eva abandonaron padres o madres, más aún, en el pueblo Israelita los hombres no abandonaban la casa familiar para casarse (¿no serían hombres?), sino las mujeres. Pero la historia no acaba aquí… si no que continúa explicándonos cómo Adán y Eva desobedecieron a Dios y comieron del fruto prohibido. Y de pronto, tras este hecho: “se les abrieron a ambos los ojos, y se dieron cuenta de que estaban desnudos[7]”. Y yo me pregunto, si Adán y Eva no se habían dado cuenta de cómo era su cuerpo o el de su pareja: ¿Cómo pueden ser la justificación del matrimonio heteronormativo? Según el libro del Génesis, a Adán no le importaban los genitales de Eva para unirse en “una sola carne”, y a ésta tampoco los de Adán. Es evidente que a quienes les importan sus genitales son a los lectores homófobos de esta leyenda, pero a Adán y Eva, no.

Si leemos literalmente la historia yahvista de la creación, es difícil ver en ella hombres y mujeres, o machos y hembras. Al menos si estos conceptos son los que utilizamos actualmente. Por otra parte, mucho han debatido los literalistas sobre si hubo o no hubo sexo en el paraíso, pero lo que está claro es que sexo heterosexual solo ha habido en sus mentes, porque sería difícil catalogar de esa manera una relación sexual entre dos seres humanos que son incapaces de percibirse como hombres o mujeres, y que no pueden ver el cuerpo desnudo del otro. Si Adán y Eva fueron una sola carne en el Edén del literalismo, lo hicieron sin que esa carne tuviera necesariamente una forma determinada. De hecho, la primera confirmación clara de sexo en la Biblia, la encontramos fuera del Edén: “Conoció el hombre a Eva, su mujer, la cual concibió y dio a luz a Caín[8]… Forzando un poco algunos conceptos podríamos catalogar esta práctica sexual como heterosexual… Pero es imposible hacerlo dentro del Edén. Solo después del pecado, de la caída, hay heterosexualidad.  Antes, en todo caso, hubo dos seres humanos que se relacionaban libremente sin ningún tipo de tabú ni condicionante. No había categorías, ni identidades. Solo dos seres humanos que se encontraban y se complementaban mutuamente. Todo lo demás vendrá después, tras la caída, tras el pecado, tras la expulsión del Edén.

La heteronormatividad y el binarismo de género, intentan volver a entrar todos los días en aquel paraíso lejano para apoderarse del conocimiento del bien y del mal… Ellos dicen que aquel lugar les pertenece. Que aquel es su sitio, y de nadie más. Pero no hay que hacerles demasiado caso, aquel jardín no es de nadie, y quienes intenten apropiárselo se encontrarán a la entrada querubines y la llama de una espada zigzagueante que les impedirán entrar. Mejor les sería a ellos y ellas, pero también a nosotras y nosotros, dirigirnos hacia la cruz en vez de al Edén. Allí está realmente la medida de cualquier identidad que pretenda ser verdaderamente humana, y esencialmente cristiana.

Carlos Osma

NOTAS:
[1] Concretamente hasta el capítulo 2 y versículo 3.

[2] Sus autores serían los sacerdotes. Compuesta en el exilio de Babilonia alrededor del 450 a.C.

[3] Proviene del Reino de Judá. Es la más antigua y fue compuesta sobre el 950 a.C.

[4] Gn 2,7

[5] 2,22

[6] 2,24

[7] 3,7

[8] 4,1

Biblia, Espiritualidad , ,

Twitter banea a usuarios porque cree que “queer” es un insulto

Martes, 27 de marzo de 2018

twitter-censura-palabra-queer-696x522Varios usuarios anglosajones se quejan de que Twitter ha bloqueado sus cuentas de usuario por haber utilizado la palabra “queer” como descripción y no como insulto.

“Queer” es un término antaño ofensivo que ahora la juventud LGTB+ reclama para poder identificarse.

Facebook suele bloquear a menudo perfiles que utilizan la palabra “maricón” aunque no sea como insulto.

Una de las cosas que hacemos los colectivos como el LGTBQWERTY es apropiarnos de los insultos y empoderarnos a través de su uso.

Algunos usuarios de Twitter están empezando a denunciar que la red del pajarito ha suspendido sus cuentas tras escribir “queer” sin la connotación ofensiva.

 “Esto pasó ayer” explicó la twittera @theb00kwitch en su timeline: “Twitter cree que queer es un insulto, lo que básicamente significa que todo el mundo al que conozco será bloqueado en algún momento“.
main1main2

Desde hace un tiempo la palabra “queer” se utiliza por un gran grupo de jóvenes que no se identifican con el acrónimo LGTB, ni el acrónimo LGTBI, ni el acrónimo LGTBIQ, ni el acrónimo LGTB+, ni el acrónimo LGTBIJKLMNÑOPQRSTU. Sí, nosotros mismos nos reímos de la sopa de letras que es nuestro colectivo y por eso hablamos de Colectivo LGTBQWERTY o ponemos LGTB+ porque en el “+” entra todo. Como explica la organización LGTB+ británica Stonewall, “queer” es un término que en el pasado (énfasis en el “pasado”) se utilizaba de forma derogatoria contra personas LGTB+. Pero con el paso del tiempo cada vez más gente abraza ese término y empieza a formar parte de la cultura popular. Un ejemplo:

 queereye

A pesar de que algunas personas siguen pensando que “queer” es un insulto (sobre todo heteros, si tenéis la oportunidad preguntadle a Gabriel J. Martín qué le pareció a sus amigos heteros que titulara su primer libro “Quiérete mucho, maricón”) los usuarios de Twitter han decidido seguir reclamando y utilizando el término.

reply1

Algunos incluso están mencionando al CEO de Twitter, @jack, para que entienda cuál es el uso actual que se le está dando a la palabra y por qué es indignante que se bloquee a usuarios por utilizarla sin ese contexto ofensivo:

reply7

Esto es excesivo, @twitter, @jack. “Queer” es un término utilizado por una comunidad marginada para auto describirse. Es cómo yo me identifico. Es un área creciente de los estudios académicos. Es un término común, y solo es un insulto en contextos muy particulares.

Otros usuarios, además, están denunciando la hipocresía de Twitter al perseguir palabras como “queer” sin importarles el contexto en que se pronuncien… mientras permiten que en su red se propaguen discursos de odio fomentados por fascistas, neonazis, racistas, homófobos, tránsfobos y otros especímenes en general.

reply2

Así que Twitter trata la palabra ‘queer’ como un insulto y está suspendiendo cuentas por utilizarlo. Oye, @Twitter, está bien saber que mi identidad es algo que puede hacer que me expulsen mientras aquellos que quieren destruirnos pueden hacer lo que quieran por aquí. *aplaude lentamente mientras se prepara para la suspensión*

reply8

Usuarios: Oye, Twitter, ¿podéis hacer algo respecto al creciente número de fascistas usando abiertamente vuestra plataforma?

Twitter: ¿Qué es eso que dices? ¿Que suspendamos a un grupo de gente queer? ¡HECHO!

No es la primera (ni será la última) vez que Twitter se ve metido en un embolao de este tipo. Hace unos meses, sin venir a cuento, la red empezó a ocultar los hashtags “bisexual” y “transexual”, algo por lo que pidieron disculpas aduciendo el problema a un error en una lista de términos potencialmente inapropiados.

Algo parecido a lo que le pasó a Youtube y a Tumblr, cuando ocultó todo el contenido LGTB+ por defecto en sus resultados de búsqueda, lo que llevó a muchos vloggers a poner a parir a al compañía que no tuvo más remedio que dar marcha atrás sin reconocer que estaba dando marcha atrás.

Fuente | Pink News, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , ,

Lena Waithe prepara el piloto de una serie sobre una afroamericana queer para TBS: «Twenties»

Viernes, 23 de febrero de 2018

lena-waitheLa que fuera primera mujer afroamericana en conseguir un premio Emmy como guionista de una serie de comedia, Lena Waithe prepara el guion del piloto de «Twienties», a la que TBS le ha dado luz verde en el que es su mejor momento profesional. 

Ganadora del premio Emmy por el guion del episodio Thanksgiving de la serie Master of none, Lena Waithe tiene luz verde para escribir el episodio piloto de la serie Twenties, según confirma el miércoles pasado, 14 de febrero, TBS, el canal de televisión fundado por Ted Turner en 1976. Se trata del pilo te una serie que estaría protagonizada por una afroamericana gay, Hattie, y sus dos mejores amigas, que la guionista tendría en preparación desde 2009 y sería una adaptación de una serie suya que habrái creado para YouTube, que habría desarrollado previamente para un piloto en 2014.

«Siempre quise contar una historia en la que una mujer negra queer era la protagonista y estoy muy agradecida con TBS por darme una plataforma para contar esta historia (…). Los personajes negros queer han sido el compañero (secundario) durante el tiempo suficiente, es hora de que finalmente seamos los protagonistas», declara Waithe en su cuenta de Twitter. La guionista será igualmente productora ejecutiva de la serie. «Mi corazón está hoy tan lleno. Agradecida de que TBS haya creído en mí y en este programa. Voy a seguir peleando para verlo en televisión, así podrás ver toda mi sangre, sudor y lágrimas. REALMENTE quiero que conozcas a Hattie y sus compañeros. #Twenties», asegura la guionista.

Waithe hace historia doblemente, primero al ser la primera mujer afroamericana en conseguir una nominación en la categoría de guion para serie de comedia y después al llevarse el premio Emmy junto a su coguionista, Azia Ansari. «Las cosas que nos hacen diferentes, esos son nuestros superpoderes. Todos los días, cuando te sales de la puerta, ponte tu capa imaginaria y ve allá y conquista el mundo. Porque el mundo no sería tan hermoso como lo es», decía en su discurso, dando las gracias a su «familia LGBTQIA».

La guionista vive un momento dorado ya que en enero se estrenaba otra serie creada por ella, The Chi, y producida por Showtime que ya ha aprobado su segunda temporada. La serie se centra en un barrio del sur de Chicago en el que «un giro fatal de los acontecimientos conecta las vidas de sus protagonista de maneras inesperadas y cuyo episodio piloto estuvo dirigido por Rick Famuyiwa, director de títulos como Brown sugar (2002, EE.UU.), La boda de mi familia (Our family wedding, 2010, EE.UU.) y Dope (2015, EE.UU.).

Fuente Universogay

Cine/TV/Videos, General, Historia LGTBI , , , , ,

“De teologías y lugares santísimos”, por Carlos Osma

Viernes, 18 de agosto de 2017

traserosDe su blog Homoprotestantes:

En la primera carta que Pablo escribió a la iglesia de Corinto les recordaba: “Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo1, además explicaba que unos eran mano, otros ojo, oreja, o píe. Es decir, que cada uno tenía una función en ese cuerpo que era la comunidad de Corinto, y gracias a todos ellos y ellas, la comunidad funcionaba correctamente. Posteriormente esta metáfora se ha utilizado para hablar de todos los cristianos y cristianas que forman la Iglesia independientemente de cualquier condición. Y como la reflexión cristiana se hace siempre desde el lugar simbólico que ocupamos, la Iglesia se ha visto influenciada por teologías que provienen de diferentes lugares corporales. Dicho de otro modo, la teología no sólo ha modelado cuerpos, sino que los cuerpos también han construido teologías.

Algunas se han elaborado desde el cerebro, situándolo a él como el elemento principal desde el que entender quien es Dios y qué quiere de nosotros. Otras, alejándose o no del cerebro, creen que el lugar privilegiado desde el que podemos hablar de Dios son las manos. Gracias a la labor que ellas realizan el Reino de Dios se puede hacer presente. También hay teologías que se centran en la boca, en repetir como cacatúas lo que antes han dicho otros, sin pasar en ningún momento esa información por el cerebro, y mucho menos utilizando las manos para verificar que se está diciendo algo con sentido. Por descontado también están las que se hacen desde el ombligo, desde la reflexión en uno mismo, en lo que necesito, lo que quiero, lo que es mío. Y podríamos seguir y seguir enumerando el resto de lugares del cuerpo y las teologías que de ellas se desprenden, pero para no aburrir a nadie acabaré recordando la teología indecente que hacía Marcella Althaus-Reid quitándose las bragas.

Antes de seguir avanzando con mi reflexión, animo a mis lectoras y lectores más conservadores en lo teológico a que aborten su lectura en ese momento y vayan en busca de otros u otras autoras que no les pongan de los nervios con sus experimentaciones teológicas. Y es que al leer el otro día un comentario que me envió una lectora y que decía: “Dios no creó el ano para que lo penetre un hombre”, caí en la cuenta de que siguiendo el símil corporal de Pablo había personas que en el cuerpo de Cristo debían ocupar el ano, y por tanto su reflexión teológica debía proceder de allí. Entonces me pregunté porqué después de tantos años de haber escuchado comentarios similares, nunca antes me había percatado de que las teologías homófobas que padecemos los cristianos y cristianas LGTBI, están elaboradas a partir de los traseros presuntamente impenetrables de muchos especialistas.

Dice el mismo Pablo que ese cuerpo que los creyentes formamos es el Templo del Espíritu Santo2, y si en la Biblia hay un Templo, así con mayúsculas, es el que construyó Salomón en Jerusalén en el siglo X a.C. Así que para un judío como Pablo es posible que el templo que forman todas las cristianas y cristianos fuera muy similar al de Salomón. Si alguien tiene interés en saber como era, solo tiene que buscar en su Biblia, o si no la tiene a mano, hacer una búsqueda en Google. Allí descubrirá que el Templo de Jersusalén estaba dividido en tres zonas: el vestíbulo, el Lugar Santo y el Lugar Santísimo. Supongo que el superlativo habrá ayudado a deducir que el Lugar Santísimo era el más importante. Tan importante que nadie podía entrar ya que allí dentro se creía que residía la presencia de Dios en toda su plenitud. Por todo lo dicho anteriormente uno ata cabos y deduce que la relevancia del ano en muchas teologías se debe a que éstas lo consideran su Lugar Santísimo, el espacio privilegiado donde pueden encontrar al Dios del que nos hablan. Un Dios que rechaza a quienes se atreven a entrar en sus aposentos, y que acepta a quienes sumisamente se niegan a traspasar el bello y fino velo que les permitiría estar en la gloria (la gloria de Dios me refiero).

El comentario que me envió mi lectora y que ha dado pié a esta reflexión, no tiene en cuenta que en el caso de los hombres es recomendable que a partir de cierta edad visitemos un urólogo para que éste, previamente enguantado, haga la revisión pertinente de nuestra próstata. Así que como todo en la vida, las normas tienen sus excepciones, y si es un doctor con tan buenas intenciones, y en nuestra cara solo se vislumbra el malestar por el difícil trago que hemos de pasar, pues tendremos que estar agradecidos de que Dios haya creado tan sensible orificio para que, con la única intención de salvarnos la vida, pueda ser penetrado por los dedos firmes y precisos de un urólogo. Llegados a este punto me percato de que también en el Lugar Santísimo había excepciones y que en el día de Yon Kipur el Sumo Sacerdote (¿un urólogo espiritual?) podía introducir sus deditos y el resto del cuerpo dentro de esta pequeña estancia para intentar salvar la vida de todo el pueblo de Israel, pidiendo a Dios perdón por los pecados realizados el año anterior. A día de hoy muchas personas sin ser judías siguen viviendo su particular Yon Kipur cuando se percatan de la intención de algún Sumo Sacerdote o Sacerdotisa (las cosas avanzan que es una barbaridad) de introducirse dentro de su trasero con la intención de pedir perdón por no se qué pecados y excesos cometidos.

Personalmente no soy mucho de dar prioridad a unas partes del cuerpo más que a otras, y por muy interesante que me puedan parecer algunos Lugares Santísimos, me niego a creer que las teologías que intentan hacer de ellos un lugar impenetrable sean cristianas. Para empezar porque creo que es bastante significativo que el evangelio nos aclare que tras la muerte de Jesús el velo del Templo se rasgó3. Una manera de decir que el Dios de Jesús no está encerrado en ningún lugar en particular, y que del Lugar Santísimo podemos ahora entrar y salir sin temor alguno a estar realizando una aberración castigada con la muerte. No sé si esto ayudará a quienes tan preocupados están por los anos de los demás, y supongo que por el suyo, aunque mucho me temo que no, porque lo que a estas personas les motiva es decir a la gente como tienen que vivir, pensar o incluso que pueden o que no pueden hacer con su culo. Lo que les hace tilín, y así entre nosotras, lo que les pone tontorrones y tontorronas, es crear un mundo donde la naturalidad, espontaneidad, felicidad, placer, o las ganas de experimentar, brillen por su ausencia. No hace falta mirarles el trasero, su cara deja bien claro lo infelices e insatisfechos que viven con su teología.

Volviendo a lo que la muerte de Jesús puede decirnos sobre lugares privilegiados para hacer teología, supongo que pensando un poco, y desdiciéndome de lo dicho en el párrafo anterior, sólo la teología hecha desde el corazón es netamente cristiana. Esa fue la máxima de Jesús, el amor, por mucho que no les guste a los teólogos y teólogas del ano. Por eso creo que más que la cabeza, las manos, la boca o el ano, Jesús es el corazón del cuerpo que formamos todos los creyentes. Y su sangre la que nos da vida y nos dignifica. Cualquier teología que privilegie un lugar del cuerpo que no sea el corazón, que no sea Jesús, lo hace para humillar o hacer sufrir a algún ser humano. Y las teologías que se centran únicamente en el corazón, y olvidan la importancia del resto de partes del cuerpo (el prójimo), son teologías muertas, incapaces de bombear la sangre necesaria al resto de órganos para seguir con vida. Así que a todas esas teólogas y teólogos del ano, yo le diría que se pasen al corazón, a un corazón que bombee vida constantemente, que por muy Santísimo que les parezca el trasero de algunas personas, no hay nada más Santo que el amor.

Carlos Osma

1  1 Cor 12,27
2  1 Cor 3,16

3  Mc 15,38)

Espiritualidad , , , ,

Tate Britain organiza primera gran exposición de arte gay británico

Lunes, 10 de abril de 2017

cuadro_oscarwildeUn retrato de Oscar Wilde que colgó una vez sobre su chimenea se exhibe en el museo Tate Britain de Londres junto con la puerta de la celda carcelaria del escritor.

 El museo Tate Britain de Londres abre esta semana la primera gran exposición de arte gay británico, en el marco de las conmemoraciones del 50º aniversario de la despenalización de la homosexualidad en el país.

Queer British Art 1861-1967 (“Arte británico gay“) explora los cien años que pasaron entre la derogación de la pena de muerte por sodomía y la despenalización de la homosexualidad, y se presenta como “la primera gran exposición dedicada al arte británico gay” (o “queer“, usando el término inglés coloquial).

La retrospectiva incluye el cuadro que el pintor estadounidense Robert Goodloe Harper Pennington hizo del escritor Oscar Wilde en 1881, como regalo de bodas, y que se exhibe por primera vez en el Reino Unido.

El cuadro “lo representa en la cúspide de su éxito como escritor, y a su lado podemos ver la puerta de su celda”, dijo la comisaria de la exposición, Clare Barlow.

Barlow se refería al portón de madera de la celda del presidio de Reading en el que Wilde pasó dos años, entre 1895 y 1897, condenado a trabajos forzados por delitos homosexuales. “Cuando ves un objeto así, cobras conciencia de lo que ocurrió. Hablamos de alguien a quien le arruinaron la vida”, señala.

La exposición se extiende a ocho salas, dedicadas a temas como los deseos ocultos, la indecencia pública, las tradiciones teatrales, el desafío a las convenciones y el conflicto entre vida privada y pública.

Las obras muestran cómo los artistas del siglo XIX pudieron expresar con su arte lo que no podía decirse -pintando, por ejemplo, a hombres desnudos- y cómo los artistas posteriores a la Segunda Guerra Mundial abrieron nuevos caminos.

“Entre aquellos dos hitos legales, hay grandes cambios en la sociedad, la identidad, en el modo en que la gente se veía a sí misma en las artes y la cultura”, explicó Barlow. “En muchas de estas obras, la homosexualidad salta a la vista para ciertas audiencias pero no para otras. Tienes una gran variedad de respuestas”, añade. “Si uno mira más allá de la superficie, verá que una gran riqueza de historias esperando a ser descubiertas”, continúa. “Es una historia de personas liberándose, liberando a otras, buscando maneras de ser ellas mismas”, apostilla.

Un retrato de Oscar Wilde que colgó una vez sobre su chimenea se exhibe en el museo Tate Britain de Londres junto con la puerta de la celda carcelaria del escritor.

La pintura del artista estadounidense Robert Goodloe Harper Pennington, que muestra a un elegante Wilde de cuerpo entero, se vendió para pagar deudas mientras Wilde aguardaba su juicio por conducta obscena. En 1895, el autor fue sentenciado a dos años de prisión, un periodo que inspiró su poema “La balada de la cárcel de Reading”.

La retrospectiva incluye obras de Francis Bacon, David Hockney, Gluck, Cecil Beaton, Simeon Solomon y Henry Scott Tuke, entre otros.

Además, exhibe objetos como el batín rojo de seda del compositor Noel Coward, e imágenes de transformistas como Danny La Rue.

“Cada una de estas obras de arte está incompleta si no se entienden las vidas sexuales de aquellos de quienes surgieron”, estimó el director de la Tate Britain, Alex Farquharson. “Esta exposición cobra más importancia si ejerce de excavación de un pasado semioculto. Es una historia que habla totalmente de nuestro presente”, agrega.

La exposición abre al público el miércoles y estará habilitada hasta el 1 de octubre.

Fuente Agencias, vía Cáscara Amarga

Biblioteca, General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , ,

‘Queer’, homosexual, Intersexual, transexual… maneras de definir la identidad sexual

Jueves, 23 de febrero de 2017

intersexualHombre y mujer; heterosexual y homosexual, bisexual… ¿sabes cuántas categorizaciones más -reconocidas formalmente- se usan para identificar la orientación sexual y de género de una persona?

Naciones Unidas, por ejemplo, acepta el “tercer género” como las personas que no se identifican ni con el femenino ni con el masculino.En algunos países, incluso, tiene validez legal.

Es el caso de India, en donde un fallo de la Corte Suprema permite a quienes lo deseen aparecer en documentos oficiales emitidos por el gobierno como “tercer género”.

El concepto se utiliza para reconocer que la identidad del ser humano puede no estar limitada a lo femenino y masculino.

La Asociación Psicológica Americana (APA, por sus siglas en inglés) reconoce que los términos que se usan para conceptualizar la orientación sexual de una persona y la identidad de género (sentirse mujer, hombre o algo más) varían.

“La comprensión de estas definiciones se está desarrollando, y el uso de los términos a veces cambia”, se indica en las directrices de la organización.

Coincide con este punto Introducción a la Psicología Lesbiana, Gay, Bisexual, Trans y Queer, publicado recientemente por la Universidad de Cambridge, en Reino Unido.

“No hay definiciones universales acordadas con respecto a estos términos, muchos de los cuales se asocian con culturas occidentales. Otras, utilizan diferentes palabras y conceptos”.

Asociaciones de psicología, psiquiatría, universidades y organismos oficiales aceptan que los géneros no son solo el masculino y el femenino.

Queer (raro)

Es un término que se utiliza para describir orientación sexual, identidad de género o expresión de género (la manera de manifestar la masculinidad o feminidad externamente) que no se adecúa a las normas sociales dominantes. También se le conoce como “fluidez de género”.

Según la APA, históricamente, la palabra en inglés se usaba de manera despectiva para referirse a personas dentro del colectivo LGBTQ (lesbianas, gay, bisexual, transgénero y queer).

En la actualidad, muchos la utilizan de forma neutral o incluso positiva. También se le conoce como “fluidez de género”. “Algunos jóvenes la emplean como un término de identidad para no identificarse como hombre o mujer, lo que también se conoce como géneros binarios. Su uso también les permite escaparse de las restricciones impuestas por las orientaciones de lesbianas, homosexuales y bisexuales”, explica la APA.

Intersexual

Son las personas que nacen con una anatomía sexual, órganos reproductivos o cromosomas que no se corresponden con la definición típica de un hombre o una mujer.

Estas características pueden ser aparentes al momento del nacimiento o pueden aparecer años después, generalmente en la pubertad.

“Hay muchos tipos de condiciones médicas intersexuales, pero quienes se agrupan en esta categoría, no están de acuerdo con que se les defina con un término médico”, de acuerdo al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

La organización explica que muchos infantes intersexuales son sometidos a procedimientos médicos, entre los que se incluyen cirugías genitales, para que sus cuerpos se adapten a la definición culturalmente dominante de feminidad o masculinidad.

Pansexual / Pangénero / Poligénero

De acuerdo al Centro LGBT de la Universidad de Wisconsin-Madison, en EE.UU., el término pansexual se utiliza para identificar a personas que tienen un deseo sexual por parejas que se basa en la atracción a rasgos físicos específicos, identidades y/o de personalidad.

Estos que pueden corresponderse -o no- con las características tradicionales de sexualidad e identificación de género de un hombre o una mujer.

Los términos que se utilizan para definir la orientación sexual, identidad de género o expresión de género de una persona van cambiando.

Según la misma organización, una persona pangénero es aquella cuya identidad de género está integrada por varias identidades de género o expresiones de las mismas.

Poligénero, por su parte, sirve para identificar a una persona que tiene más de un género o una combinación de géneros.

Transgénero

Según la Organización Mundial de la Salud, el término se utiliza como “paraguas” para identificar a las personas cuya identidad de género y de expresión no se corresponde con las normas y las expectativas tradicionalmente asociadas con un hombre o una mujer.

Un individuo transgénero (trans) no se identifica con el género con el que nació. Una mujer trans nace con genitales masculinos pero se siente como mujer.

Mientras que un hombre trans nace con genitales femeninos pero se identifica con el género masculino.

Según ONUSida, se calcula que aproximadamente 1% de la población en edad reproductiva es transgénero.

Asexual

El Departamento de Igualdad e Inclusión de la Universidad de Berkeley, en EE.UU., define a este grupo de personas como aquellas que no se sienten atraídas hacia ningún género.

Soy asexual: no siento deseo sexual por nadie… y no quiero sentirlo

También explica que se utiliza el término “sin género”, para identificar a quienes no tienen un género interno definido o carecen de un sentido de identidad de género.

Quienes se incluyen en las categorías descritas con anterioridad, suelen necesitar un tiempo para saber con claridad cómo se sienten.

El término que diferentes organizaciones de defensa de los derechos de grupos LGBTQ utilizan para definir el proceso a través del cual las personas exploran su orientación sexual y su identidad de género es el de questioning, que se puede traducir como cuestionar.

Fuente Cáscara Amarga

Biblioteca, General , , , , , , , , , , , , , ,

Canto Queer ¿Bienaventurados los perseguidos por homosexuales?

Viernes, 22 de julio de 2016

imagesDel blog de Xabier Pikaza:

Algunos prelados de España, con palabras que atribuyen a Benedicto XVI, se pasan un poco al criticar la ideología de género, por lo menos tres pueblos.

— Se pasan el pueblo del conocimiento, pues en general no precisan lo que significa ideología y menos “genero”; ni concretan bien lo que significa naturaleza, ni persona, ni reconocen la novedad del evangelio, en línea de gratuidad y de libertad personal, desde los más pobres.

— Se pasan el pueblo de la justicia y caridad, entendida en el sentido más simple de respeto al prójimo… No, no es que me gusten los orgullos gays tomando la calle, pues la calle es de todos, aunque nuestro Ministro del Interior saliente (?) quiera hacerla suya. Pero el respeto por la calle por donde caminan ideologías distintas es fundamental en un plano social, y más en perspectiva cristiana. Quienes quieren “salvar” a los demás haciéndoles a su imagen y semejanza se van a (o se quedan en) su propio infierno.

— Se pasan el pueblo de la misión cristiana, que no consiste en obligar a los demás a ser buenos conforme a mi manera de entender las cosas, sino a ofrecer a todos el discipulado, que los diversos pueblos y grupos humanos ser “discípulos” de Cristo, aprender con él a ser mejores, en la línea judía o gentil, en la queer o en la “sin curvas” (que a ello voy).

Me avergüenzo un montón de algunos de esos “perlados”, como decía Teresa de Jesús. Son buena gente, de buena intención pero la amplitud y profundidad del evangelio les ha “cogido” de pie torcido.

Me gustaría que aprendan a disfrutar, y a dejar disfrutar, y a vivir en libertad y en gozo…, que mucho podremos hacer en esa línea todos, empezando por ellos, pues como decía el Pablo de las pastorales “quien aspira al episcopado tiene una buena aspiración” (1 Timoteo 3, 1). Y con eso paso al tema.

Introducción

Un amigo cristiano, vinculado de manera activa, desde el evangelio, a las comunidades “gay”, me envía unas reflexiones sobre el valor y riesgo de la teología queer . En principio, esa teología pone de relieve la profunda libertad evangélica de los hombres y mujeres, en el plano afectivo y personal…

Hasta aquí todo me parece bien, pero quiero que esa libertad no se separe de la opciòn preferencial por los pobres y, de un modo especial, de la atenciòn a los pobres y oprimidos en el campo sexual. Agradezco a mi amigo su confianza al enviarme material para esta reflexión, que sigue siendo suya.

Una objeción… Unas palabras del Card. Ratzinger

Dicen que escribía Ratzinger:

La ideología de género es la última rebelión de la creatura contra su condición de creatura.

Con el ateísmo, el hombre moderno pretendió negar la existencia de una instancia exterior que le dice algo sobre la verdad de sí mismo, sobre lo bueno y sobre lo malo.

Con el materialismo, el hombre moderno intentó negar sus propias exigencias y su propia libertad, que nacen de su condición espiritual.

Ahora, con la ideología de género el hombre moderno pretende librarse incluso de las exigencias de su propio cuerpo: se considera un ser autónomo que se construye a sí mismo; una pura voluntad que se autocrea y se convierte en un dios para sí mismo.

No he logrado encontrar el lugar en el que Ratzinger decía esas palabras… Pero en el caso de que las hubiera dicho habría que interpretarlas en su contexto.

Teología queer

La “teología queer” se funda Gálatas III,28 – thopos al que todos/as debemos arribar: no hay hombre ni mujer –. Una cosa y otra tiene sus valores y sus riesgos… Pero no podemos olvidar que los homosexuales son (han sido, en general) más perseguidos que otros, por eso están más cerca de Jesús, el pobres (el perseguido sexual, si vale esa palabra, que puede deducirse de M9 19, 10-11).

En esa línea puede suceder que sin pasar por la “teología queer” uno no aprecie el absurdo radical de la marginación espiritual de los/as homosexuales como un pecado del mismo calibre que la opresión, la explotación de los pobres a manos de los ricos… de forma que de ese principio tengamos que a las Bienaventuranzas para su “relectura queer”.

Queer en inglés significa lo extraño, lo diferente… y así ha llegado a significar lo sexualmente distinto, vinculado al mundo de lo GLBT (es decir de los gays, lesbianas, bisexuales y transexuales…).La teología queer ha querido romper desde el mismo Nuevo Testamento la construcción social de las categorías hombre/mujer, gay/lesbiana… La teología queer quiere rechazar (superar) los limites de lasexualidad, del génereo, genero, de la nacionalidad, clase, raza, edad…

Lo queer es estar abiert@ a la diversidad, no definir el genero de una persona en funcion de su aspecto o de sus genitales. Queer son los que dicen que “podemos cambiar según nuestro humor, nuestro estado de animo o de momento; por eso, ellos rechazan la sexualidad hetero-normalizada y homo-normalizada, propia de los hétero-oficiales y de los homo-oficiales….Desde nuestra realidad, día a día, intentemos vivir contra todo lo establecido, lo impuesto, lo institucional. Queer no es solo una cosa. Queer es lo que queremos que sea y lo que hagamos de ello; no impone limites, solamente los que nosotr@s queremos.”s

El riesgo queer. ¡Bienaventurados los homosexuales!

El riesgo queer está en exaltar la libertad… pero no darse cuentra de que algunos están más oprimidos que otros. El riesgo está en no descubrir la necesidad en que se encuentran y la marginación que sufren muchos homosexuales… Porque El mismo que dijo: “Bienaventurados los pobres, pues de ellos es el Reino de Dios”, grita hoy a quienes quieren oírle Bienaventurados los/as homosexuales, pues de ellos es el Reino de Dios”. Y Jesús no habla de los/as homosexuales buenos/as o creyentes, como tampoco hablaba de los/as pobres buenos/as y creyentes. Dice que en cuanto que marginados/as espiritualmente por un cristianismo heterosexista, el Reino de Dios es primero de los/as homosexuales como lo es de los/as pobres.

Dios ofrece su Reino en primer lugar a los/as despreciados/as por este mundo. Y los ricos podrán entrar si se ponen al nivel de los pobres y luchan contra las causas de su pobreza, y los/as heterosexuales pueden tener esperanza en la medida que se solidaricen espiritualmente con sus hermanos/as homosexuales y digan alto, claro y radical “NO” a la “homofobia cristiana”. Por eso, los queer podrán ser buenos cristanos en la medida en que ayuden a los hombre y mujeres más marginados…

Los homosexuales como piedra de escándalo

Los homosexuales, como pobres, se convierten así en piedra de escándalo, y quien tropiece con ella no podrá levantarse para ir a Su encuentro. Porque en Aquel Día muchos/as dirán: “pero nuestra Biblia decía”, “Tus representantes decían”,… y Él responderá: “Jamás tuvisteis Mi Espíritu: ni Me conocéis ni os conozco”, porque fuí homosexual y no me quisisteis ni me respetasteis.

Los homosexuales no son sólo sólo piedra de escándalo para cada uno a nivel individual, sino para la Iglesia misma: ya no tiene sentido – si lo tuvo – hablar de “opción preferencial por los pobres” mientras tal expresión no vaya acompañada de “opción preferencial por el mundo GLBT”… No se puede hablar de opción preferencial por los pobres allí donde las Iglesias ofiales son enemigas del reconocimiento legal de derechos de los GLBT (Gay-Lesbico-Bisexual-transexual)

Recientemente, la Iglesia Católica ha reafirmado – a nivel magisterial – su autoconciencia de ser “la única Iglesia verdadera”. ¿Bajo qué criterios? ¿Bajo éstos? ¿ES la Iglesia verdadera por ponr más de relieve la opción preferencias por los pobres? Bueno, todos sabemos dónde ha quedado esa opción. La opción preferencial por el colectivo GLBT no sólo no se ha planteado, sino que va contra las consignas de la jerarquía, de los obispos. El problema es que quien se abra al sentido pleno, hoy, de la historia de epulón y Lázaro, comprenderá que también podría titularse “el señor obispo y Lázaro el gay”

De nuevo el riesgo queer….

Si duda, la teología queer tiene sus valores… porque la buena religión tiene siempe un aspecto queer, es como el arte, el desafío de la vida, el amor sin límites… La teología queer (que ve las cosas desde el otro lado) y pone de relieve la plena libertad en el campo sexual-afectivo, tiene sus valores… Pero tiene también sus límites. Y esos límites están en el reconocimiento y valoración de los oprimidos…

Un queer puede ser libre en su forma de vivir el sexo y la afectividad… sin atarse a normas, porque la libertad es el don cristiano por excelencia. Pero la libertad queer limita con los derechos de los oprimidos y marginados. El queer puede hacer lo que quiera, pero siempre que esté muy atento a los necesitados, siempre que sepa entender y acoja en amor a los marginados sexuales.

Lo que se dice al queer hay que decirlo a la Iglesia oficial, con sus grandes valores. También puede hacer lo que vea más conveniente, para conservar la fe, para organizar la vida de la comunidad… pero sólo en la medida en que sepa asumir el mensaje de las bienaventuranzas y de Mt 25, 31-46, acogiendo y ayudando a los marginados.

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , ,

Instagram prohíbe los hashtags #gays #lesbiana #bi

Miércoles, 1 de junio de 2016

instagram_lesbianSorprendente pero cierto. La red social de los amantes de la fotografía de mascotas, chulazos, moda y comida, Instagram, tiene una larga lista de etiquetas o hashtags – las palabras que siguen a la almohadilla o # – prohibidos que va eliminando paulatinamente. Y esa lista encontramos unas cuantas relacionadas con la comunidad LGBT como #bi, #lesbiana, #lesbian, #gays. Si pruebas, verás como no encuentras ni una sola publicación.

¿Es acaso Instagram una aplicación homófoba a pesar de que el colectivo LGBT es mucho más activo en redes que el resto o de la iniciativa para ayudar a los jóvenes LGBT como la creación del hashtag #VisibleMe?

Pues no. Resulta que Instagram toma esta medida única y exclusivamente para frenar la masiva afluencia del porno entre sus publicaciones, intentando evitar el contenido explícito. La verdad, si sois usuarios de Instagram y un poco avispados, habréis comprobado que dicha medida no es tan efectiva como cabe esperar y que la imaginación siempre va por delante.

Otros tags prohibidos son #lesbiansofinstagram, #snapchatgay o #iamgay, o los de ciertas partes del cuerpo o contenido explícito como #anal, #gaysex #penis, entre muchos otros. Sin embargo, etiquetas como #gaylove, #queer, #bisexual, #girlswholikegirls, #guyswholikeguys o #transgender, por ejemplo, si que están permitidos.

Qué os parece la medida: ¿eficaz o es tratar de detener el mar con las palmas de las manos?

Fuente AmbienteG

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ballez reimagina los clásicos de la danza en versión queer

Jueves, 7 de abril de 2016

33662_ballez-compania-danza-queerLa compañía creada por Katy Pyle y Jules Skloot y cuya sede se encuentra en Nueva York presenta un nuevo e interesante proyecto. Después del rotundo éxito de su primera obra, Ballez regresan con el montaje ‘Sleeping Beauty & the Beast’, un original espectáculo de danza con la que quieren seguir explorando los límites del género a la vez que reinventan los cánones del ballet cálsico

De proyecto entre amigxs a convertirse en una de las compañías de danza más aplaudidas de los últimos años. El crecimiento de Ballez es simplemente espectacular gracias a una propuesta que mezcla arte, activismo, danza y experimentación.

Creada por Katy Pyle y Jules Skloot, la compañía está empeñada en borrar los patrones del ballet que se han quedado anclados en el pasado para crear unos proyectos que reflejen la multiplicidad de la identidad, del deseo, del género y de la propia expresión de cada uno.

Los proyectos encabezados por la compañía se encargan de desnudar la complejidad de los géneros impuestos para conseguir una fluidez que arrastra los géneros binarios para crear un paisaje mucho más amplio e inclusivo.

De este modo, la compañía se encarga de reescribir las clásicas historias de la danza para acercarlas a la comunidad LGTB y mostrar los personajes arquetípicos de la danza de un modo que hasta ahora no habíamos podido disfrutar.

Su primer espectáculo, ‘The Firebird, a Ballez‘, fue estrenado en 2013 dentro del Proyecto Danspace en la iglesia de San Marcos de Nueva York y de inmediato se convirtió en un éxito en taquilla y de crítica. Y tres años después se han lanzado a los beneficios que ofrece el crowdfunding para lanzarse a por su segundo proyecto.
A la búsqueda de nuevos retos

Durante los últimos tres años, la compañía ha trabajado en la obra ‘Sleeping Beauty & Beast‘. Una reinterpretación de estos dos cuentos clásicos que introducen dos historias que se centran en el movimiento feminista y en el colectivo LGTB: la huelga de trabajadoras de la confección de 1893 y las protestas de los activistas contra el VIH en 1993.

El espectáculo se estructura en dos actos, en dos teatros diferentes y con un intermedio que hará las funciones de performance, puesto que de camino del Teatro Ellen Stewart hasta el Teatro de La Mama se llevará a cabo una protesta callejera que servirá de nexo de unión entre las dos historias.

Una obra que contará con un reparto de 23 bailarines, con partituras musicales originales de Tchaikovsky que serán interpretadas en directo por la Queer Urban Orquest encabezada por JD Samson.

‘Sleeping Beauty & Beast’ apuesta por reformular el universo de la danza. Ballez quiere construir una base amplia y sólida abriendo una puerta al lado más queer de la danza. Una puerta abierta que crea un espacio nuevo en el que cuerpos e historias disidentes encuentran su acomodo en el ballet canónico.

Vídeo: Ballez – ‘The Princes Dance

  • Si quieres, puedes colaborar con la financiación de este proyecto en Kickstarter
Fuente Redacción Chueca /Fuente Gráfica: elyssamaxxgoodman.com

General , , , , , ,

La astrofísica queer Nergis Mavalvala, una de las descubridoras de las ondas gravitacionales de Einstein

Miércoles, 24 de febrero de 2016

mavalvala.jpgAlbert Einstein predijo la existencia de ondas gravitacionales hace casi un siglo. Sin embargo, durante todo este tiempo nadie había logrado observarlas. Ahora, y gracias a la labor de un equipo de científicos, entre los que se encuentra la astrofísica queer de origen pakistaní Nergis Mavalvala, ha sido posible comprobar su existencia en el espacio.

Lo cierto es que aún hoy las mujeres son una rareza en el mundo de las ciencias —y más aún las mujeres pakistaníes—. Pero Mavalvala, de 47 años y profesora asociada de Física en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), reveló en una entrevista concedida en 2012 a la revista Science que no le importa “estar al margen de cualquier grupo social“.

A principios de 1990, Mavalvala fue tutelada por el profesor del MIT Rainer Weiss, que estaba investigando las ondas gravitacionales.  La astrofísica llegó a Estados Unidos en 1986, procedente de Pakistán, siendo aún adolescente. Allí asistió al Wellesley College, universidad en la que pronto consiguió hacerse un hueco en el departamento de Física. Además, en 2010 logró hacerse con uno de los prestigiosos premios ‘genio’ que concede la Fundación MacArthur.

Sobre su orientación sexual, Mavalvala no salió del armario hasta unos años después de su llegada a América. Encontró el amor por primera vez siendo ya una veinteañera. Su novia comenzó a visitarle en el laboratorio y entró a formar parte de su círculo y vida social. Nergis Mavalvala se define a sí misma como queer, un término inglés que comenzó siendo aplicado de forma despectiva a las personas homosexuales y que con el tiempo ha sido asumido como propio por parte del colectivo LGTB, muy especialmente por aquellas personas que disienten del discurso dominante en materia de género.

Nunca he tenido experiencias negativas debido a esto [su orientación]. Mi entorno de trabajo siempre fue un gran apoyo”, reconoce. “Algunas personas se aventuran en territorios que otros consideran peligrosos o desagradables. No son ni tontos ni intrépidos. Ellos ven una situación y tienen confianza en que la están interpretando lo suficientemente bien, así que allá van“, comenta Mavalvala, quien añade que, en relación a su salida del armario, tan solo miró a su alrededor e hizo balance de su entorno de trabajo. Pensó que su sexualidad marcaría poco la diferencia con respecto a los que le rodeaban. Y lo cierto es que sus instintos demostraron estar en lo cierto.

La científica apunta que se crió en un ambiente familiar poco represivo. “Crecí en una familia donde no se observaban realmente los estereotipos de género. Así que crecí pensando que las mujeres pueden, deben y deberían hacer cualquier cosa. Eso es muy importante para mí”, apostilla. También comenta que sus padres siempre dieron prioridad a su educación de ella y a la de sus hermanas, incluso cuando esto no resultaba fácil. “La educación es un valor importante en nuestra familia. Algunos miembros de la familia no entienden completamente lo que hago, pero les gusta ¡porque a mí me encanta lo que hago!“, comenta.

Durante la mencionada entrevista a Science, la física se describió a sí misma como una “declarada [fuera del armario] persona queer de color“. En 2014, Mavalvala recibió el premio al ‘Científico del año’ otorgado por la Organización Nacional de Científicos y Técnicos Profesionales Gais y Lesbianas. Y, en octubre del pasado año, Mavalvala fue la protagonista de Out To Innovate, un congreso para estudiantes y científicos LGTB.

Cabe señalar que incluso en Pakistán, donde la situación de las personas LGTBI es bastante complicada, el primer ministro Nawaz Sharif ha elogiado a Mavalvala, que actualmente vive con su pareja y su hijo en Boston, como fuente de inspiración para científicos y estudiantes paquistaníes. “Toda la nación está orgullosa de su valiosa contribución”, aseguró Nawaz. De momento, la astrofísica planea continuar trabajando en la mejora de la sensibilidad de los detectores LIGO, uno de los mayores detectores de ondas gravitacionales.

El histórico descubrimiento, uno de las más importantes de las últimas décadas, en tanto en cuanto se trataba de la última predicción de Einstein que faltaba por observar de forma directa, ha recibido una gran atención mediática y podría ser merecedor del Premio Nobel de Física. Todo ha sido posible gracias al trabajo de un equipo de científicos del Instituto de Tecnología de California, el Instituto Tecnológico de Massachusetts y la colaboración científica LIGO (Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales).

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“¿Se puede ser maricón y cristiano?”, por Carlos Osma

Sábado, 13 de febrero de 2016

Two young men wearing rainbow colored wings march in the annual gay pride parade, past an evangelical church with a sign that reads in Spanish, "Jesus Christ does miracles," in Lima, Peru, Saturday, June 27, 2015. (AP Photo/Rodrigo Abd) De su blog Homoprotestantes:

¿Se puede ser maricón, bujarrón, puto, sarasa, trolo, amariposado, sopla nucas, muerde almohadas, joto, loca, invertido… y cristiano? ¿Se puede ser tortillera, leñadora, come concha, machorra, come almejas, soldadora, zapatona, camionera… y cristiana? ¿Es posible? ¿O estamos intentando resolver la cuadratura del círculo?

Antes de responder si podemos ser ambas cosas a la vez quizás nos deberíamos preguntar si es posible ser cada una de ellas por separado. Para empezar no tengo muy claro eso de ser maricón o bollera… porque en realidad no nacimos bujarrones ni machorras sino que nos dijeron que lo éramos. Ese fue el castigo por no responder al modelo de hombre o mujer normativo. Es así de sencillo, no hay que hacer grandes disquisiciones, cada sociedad tiene una idea más o menos amplia de lo que es ser hombre o mujer, y por mucho que vivamos en una que se dice tolerante, se utilizan herramientas como el insulto y la injuria para regular que nadie se salga del molde.

No somos camioneras o sarasas, esas palabras solo quieren decir que no imitamos bien a ese hombre y mujer ideal que el resto de mortales logran reproducir casi a la perfección (al menos en público). Quizás sea por la manera en la que ponemos las manos, por el tono de voz, por desear a una persona del mismo sexo, por vestir de una forma poco convencional, por llorar cuando deberíamos reprimir nuestros sentimientos, o por tener una voluntad de hierro cuando sólo se espera de nosotras que nos digan lo que tenemos que hacer. Cada sociedad, cada clase social, cada familia, cada entorno, decide si nuestra imitación del género es bendecida, o si necesitamos ser marcados y devaluados como seres humanos.

Aplicarnos la etiqueta de loca o come almejas también es una manera de desplazarnos, de excluirnos, de repudiarnos, de situarnos en una zona invisible, inhabitable e inhumana. Es declarar que somos peligrosos para el bien común, para los buenos, para las dignas. Y además es la manera de decir que lo que otras y otros merecen, en nuestro caso hay que ganárselo. Todo el mundo tiene derecho a la vida, a la felicidad, a amar, a ver protegida su familia, a expresar lo que siente, lo que desea, a rezar en la iglesia si quiere… todo el mundo, excepto a quienes se nos llama camioneras o sopla nucas. Esta etiqueta que nos han colgado significa, para los guardianes y las guardianas del género, que debemos aceptar con naturalidad y resignación el menosprecio.

Así que en realidad no somos maricones ni machorras… pero podemos llegar a serlo si nos da la gana. Podemos levantarnos todos los días con ganas de mostrar a todo el mundo que su imitación de la masculinidad o la feminidad sólo es eso, una imitación, y que a nosotros y nosotras nos apetece innovar. Cada cual puede hacer lo que le dé la gana, puede pasarse toda la vida diciendo que él no es “como esa loca”, o que ella no es como “esa camionera”, pero no importa lo que uno diga de sí mismo, porque el cartel no nos lo hemos puesto nosotros. Para el resto del mundo somos unas invertidas cariñosas, inteligentes, serias y respetables… pero unas invertidas al fin y al cabo. Y aunque no nos lo digan, nos miran, evalúan y tratan como tal.

Por tanto la respuesta a la pregunta es un no rotundo: no podemos ser maricones y cristianos porque para empezar no somos maricones. Pero si en vez de intentar escapar de la etiqueta y del insulto, nos reapropiamos de él, y nos reconocemos como mariposones y bolleras porque nos da la gana, porque nos apetece y nos gusta ser como somos; si tenemos la convicción de que un mundo lleno de muerde almohadas y come conchas sería mucho más justo e igualitario; si creemos que lo que le hace falta a nuestra sociedad es mucha pluma y mucho martillo para que no se desprecie a nadie por los agudos que alcanza su voz… entonces la pregunta puede seguir teniendo sentido: ¿Podemos ser mariconas o machorras y además cristianas?

Para responder a la segunda parte de la pregunta deberíamos aclarar que entendemos nosotros por ser cristiano. Si ser cristiana significa formar parte de una iglesia determinada, pues habrá que ver en el contrato con dicha institución cuales son las cláusulas. La mayoría de iglesias a día de hoy nos dirán que no, que es imposible, que regocijarse en el delito de género invalida a una persona para ser cristiana. Uno puede ser todo lo puto que quiera en privado, pero dentro de la iglesia uno tiene que parecer un hombre o una mujer honorable. Si eres tortillera tendrás que aguantarte tus deseos y parecer una heterosexual reprimida, casta y pura. Los maricones contentos de serlo no serán bienvenidos, sólo los que disfracen sus ademanes con un halo de espiritualidad y entrega que les haga pasar por hombres comprometidos con el evangelio. Así que lo queramos o no, por mucha fe que digamos tener en Jesucristo, nos es imposible ser sarasas o bolleras cristianas. En las iglesias VIP sólo hay sitio para hombres y mujeres de verdad. Sólo por ellas y ellos murió Jesucristo en una cruz… sólo la masculinidad y la feminidad normativas tienen derecho a la salvación y a un banco en las iglesias.

Haría aquí un inciso para hacer notar que el cristianismo, como el género, no es más que un ideal que otorga derecho de existencia a quienes constantemente lo imitan con más o menos aproximación. No existe un cristianismo verdadero con el que medir la bondad o maldad de las personas que dicen ser cristianas… Lo que cada tradición cristiana tiene son unas convenciones más o menos restrictivas de lo que significa ser seguidor de Jesucristo. Y esas convenciones van cambiando a lo largo de la historia, por mucho que les moleste a los fundamentalistas e integristas cristianos. La manera de entender a Jesús, el evangelio, la Iglesia o al ser humano, en una iglesia del siglo III en el norte de África, no tiene nada que ver con como entiende todo eso una iglesia del siglo XXI en Estados Unidos (por poner un ejemplo). El modelo va cambiando, y quien en un momento pudo ser llamado cristiano, quizás hoy no lo sería. De la misma manera que quien hoy es rechazada, puede ser mañana mismo un ejemplo de buena cristiana (espero que no a costa de rechazar otras diversidades).

Pero volvamos a la pregunta… y si entendemos que ser cristiano pasa porque una iglesia nos dé su visto bueno, nos encontramos con el primer rayo de luz, con la primera posibilidad de responder que sí, que las invertidas podemos ser cristianas. Esto se debe a que hay iglesias que han decidido abrirse a nuestra diversidad. De todas formas creo que es mejor no poner el grito en el cielo y entrar a valorar en cada caso si es verdad eso de que podemos ser bolleras y cristianas en esas comunidades, si de verdad nuestra experiencia sirve para construir la iglesia, o sólo somos unas invitadas a la casa del dios Heterosexual comprensivo y moderno. ¿Se han dado cuenta de que las camioneras y los muerde almohadas de verdad ponemos en entredicho muchos de sus principios porque nacieron y crecieron en un mundo que adoraba al dios Hombre y la diosa Mujer? Hay veces que la respuesta es sí, y entonces habremos llegado a la conclusión de que se puede ser maricón y ser aceptado en una comunidad cristiana. Si eso le sirve a alguien… pues entonces que lo disfrute. Pero en el fondo esa necesidad de aceptación en una determinada comunidad, ¿no nos impide ser verdaderos maricones y bolleras? ¿No estamos vendiendo nuestra identidad al diablo? Los chupaculos y las come conchas de verdad no necesitan la aceptación a toda costa, lo que buscan es poder vivir su fe junto a otros cristianos diversos, imperfectos, pecadores e incongruentes. ¿Todo vale para ser aceptados? ¿Incluso la tolerancia a cambio de que no hagamos alarde de nuestra desviación?

Tengo la convicción de que de la misma manera que podemos llegar a ser amanerados o machungas por elección propia, por reapropiación de la injuria, también somos cristianas y cristianos porque así lo hemos decidido y nos da la gana, porque hemos dicho sí a la llamada del maestro. No se trata de que una iglesia nos abra sus puertas, por muy importante que eso pueda ser no es aquí donde se decide nuestra pertenencia a Cristo. Los bujarrones y las tortilleras somos cristianas por la fe en Jesucristo. Es en el seguimiento de Jesús, un Jesús que se pasó en más de una ocasión el género por el forro, donde nos convertimos en cristianos. Y cuidado con ir siguiendo al hombre Jesús que los adoradores del dios Hombre y la diosa Mujer predican… Lo han adulterado a su conveniencia. Seamos valientes y miremos a ese Jesús con nuestros propios ojos, con nuestras plumas, y digamos de verdad lo que pensamos: que ese Jesús no era un hombre como los demás, que era una de las nuestras. Una perdedora a la que le podía el sentimiento… Una luchadora que no se comportó como todo el mundo esperaba.

Y una vez sabido que podemos elegir ser chupa pollas o come almejas y cristianos, y que esa elección depende siempre en primera instancia de nosotras mismas y no de los carteles que el resto del mundo nos ponga; trabajemos para que algún día esta pregunta, como esta reflexión… no tengan ningún sentido.

Carlos Osma

Espiritualidad, General , , ,

‘Queer Kids’, el proyecto sobre los adolescentes LGBTQ de hoy en día

Martes, 25 de agosto de 2015

6_20150817gSH9koEstar en el armario ya no mola entre los adolescentes: así son los QUEER KIDS.

El fotógrafo Michael Sharkey sufrió en su adolescencia por ser diferente a los demás. Un gay adolescente en los suburbios de Colorado en los años 80: no era fácil salir del armario en un lugar en el que no había comunidad gay y ser abiertamente homosexual podría tener consecuencias peligrosas. Pero él tampoco quería ocultar el amor que sentía por su primer novio, con 15 añitos.

Por eso décadas más tarde comenzó con Queer Kids, el proyecto sobre los adolescentes LGBTQ de hoy en día. Un proyecto fotográfico que trata de retratar a los jóvenes homosexuales, bisexuales, transexuales y queer de la actualidad. Un joven colectivo LGBTQ que ya no tiene miedo a salir del armario y que no quieren esconder lo que son. En la galería puedes contemplar estas hermosas fotografías de jóvenes libres en distintos lugares del mundo, desde Brasil o Bélgica hasta multitud de estados de Estados Unidos. ¡Compártelas!

Fuente Cromosomax

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Impurezas y posesiones diabólicas.

Lunes, 27 de abril de 2015

mathisDel blog Homoprotestantes:

Segunda parte del estudio: Un Mesías saliendo del armario

Una lectura queer de Mc 3,20-6,6

  1. UNA CASA Y DOS LUGARES. ESTAR DENTRO Y ESTAR FUERA (3,20-3,34)
  • 1. ¿Quién está dentro?

El evangelista nos sitúa ahora dentro de una casa, probablemente la de Pedro. Jesús está allí con sus discípulos y la casa comienza a llenarse de gente. La acción no tiene lugar en Jerusalén, lo que allí ocurre está alejado del discurso religioso oficial. Estamos en los márgenes del poder, en un espacio donde éste es cuestionado. Es por eso que, como ya vimos anteriormente, los representantes religiosos reaccionan defendiendo el lugar que ocupan. Su lugar es Jerusalén, pero deciden salir de allí, para acercarse al entorno de Jesús y sus discípulos y desacreditarle. La manera es sencilla, intentan resignificar las acciones salvíficas y sanadoras de Jesús como diabólicas. Pretenden que la mirada de sus seguidoras y seguidores no se dirija hacía las acciones liberadoras de Jesús sobre las personas oprimidas, sino que se centren en un discurso teórico que condena al maestro: “los escribas que habían venido de Jerusalén decían que tenía a Beelzebú, y que por el príncipe de los demonios echaba fuera los demonios [1]”. En otras palabras, las personas que habían sido liberadas de los poderes opresivos que las hacían sufrir, lo habían sido no por un maestro, no por voluntad divina, sino por el más grande de los poderes opresivos. Ese Jesús que daba esperanza a la gente, pero que cuestionaba la enseñanza de los religiosos, era un embaucador.

Sabemos que las mujeres y hombres de la comunidad marcana se reunían todos los domingos en una casa, no en las sinagogas, para recordar la resurrección del maestro que les había liberado; ese era su alimento. Su fe en Jesús, basada en la experiencia vivida de sentirse salvados por él, convierte al maestro en el centro de su espiritualidad, en aquel que resignifica todo discurso teórico, toda acción religiosa. Eso, hizo que el discurso oficial de la religión judía reaccionara negando el lugar que se le estaba dando a Jesús, en detrimento de la Ley y el monoteísmo. El Jesús que usurpa lo establecido por el poder religioso, aunque pueda haberse revelado como un salvador, no es más que un poder demoníaco. Un mentiroso que llevará a la perdición.

Los espacios abiertos en el mundo por las personas LGTBI para poder vivir libremente y poder dar expresión a todas sus potencialidades, son cada vez mayores, aunque no deberíamos dejarnos llevar por lo que ocurre en las grandes urbes de muchas ciudades occidentales; esos espacios, aunque ya no son anecdóticos, sólo existen para una pequeña minoría de la población LGTBI mundial. Y esos terrenos ganados a la exclusión, son para cristianas y cristianos, como la casa donde Jesús se reúne con sus discípulos y discípulas. Lugares de liberación, donde los poderes opresivos desaparecen, y donde los seres humanos se sienten a salvo. Ante eso, como el evangelio nos indica, los poderes patriarcales intentan desviar la mirada de la experiencia sanadora que han vivido las personas LGTBI que forman parte de estos espacios, para lanzar un discurso teórico que hace de nuestro Jesús liberador un demonio. Sólo el Jesús de sus leyes, el de sus dogmas, el de sus costumbres, es el verdadero. El Jesús en el que creen muchos cristianos y cristianas LGTBI es un engaño, una falacia. La justicia por la que trabajan miles de entidades LGTBI es una opresión.  Lo que la realidad muestra, sólo es un espejismo, la verdad es la de siempre: el patriarcalismo, la naturaleza y la doctrina. Y las tres dicen, que vuestro Jesús es demoníaco.

  • 2. ¿Quién está fuera?

Fuera de la casa están la madre, los hermanos y las hermanas de Jesús que han creído a los maestros de la Ley y dan por hecho que su hijo está “fuera de sí”. No hay en ellos una crítica a quienes pretenden etiquetar a su hijo como desviado, les creen a pies juntillas, no ponen en duda los poderes establecidos. Quizás porque sería poner en duda el suyo propio, y la familia tenía por aquel entonces un lugar central en la estructuración de la sociedad. A primera vista parece que la familia de Jesús actúa desde el amor y se preocupa por la salud de su hijo, por eso quieren sacarlo del lugar que ocupa en aquella casa donde predica, para situarlo en su lugar, en el hogar familiar. Pero lo que la madre, las hermanas y los hermanos de Jesús vienen a hacer, es sacar a Jesús de un espacio que les avergüenza. El comportamiento de Jesús trae la deshonra para la familia, y ante eso sólo tienen dos posibilidades: intentar convencerlo para que salga de allí o rechazarlo.

Lo que representa en el texto la familia no es más que una estructura al servicio del poder semejante a los fariseos. Pero a diferencia de la estructura religiosa, que ejerce un ataque directo a lo que Jesús es, la familia aquí representada tiene otra estrategia. Lo que parece mover su comportamiento es el amor, la responsabilidad, la preocupación por Jesús. Quieren que Jesús viva dentro de la casa familiar sin tanta estridencia, sin hacer ruido. Es evidente que la finalidad tanto de la familia como la de los fariseos es la misma: hacer callar a un Jesús que cuestiona el modelo social y religioso que ellos representan. Leer más…

Biblia, Espiritualidad , , , ,

“Trinidad Indecente”, por Carlos Osma

Miércoles, 12 de noviembre de 2014

TrinityUn texto, seguro que provocador y que busca despertar conciencias, que hemos leído en el blog Homoprotestantes:

En el principio era el Dios Macho, y todas las demás no éramos nada, nuestra insignificante existencia sólo fue posible gracias a su potente voz masculina que lo ordenó todo. Nada éramos antes que Él y nada fuimos después, y si en algún momento pudimos llegar a ser, lo hicimos por Él y para Él.

 El Dios Macho increado e inengendrado no necesitó jamás justificación, Él siempre fue así, y su poder que lo impregnaba todo era incuestionable. Fue un Dios pringoso, invisible y fantasmagórico que siempre nos vigilaba, y que decía estar escondido en los templos, pero también en nuestras casas, nuestras habitaciones y nuestras camas. Amarle no era una opción, sino el mandamiento primero, y debíamos hacerlo sobre todas las cosas, incluso sobre nosotras mismas. Algunas alucinadas se lo imaginaron con barba y túnica blanca, pero lo predicaron como un padre bigotudo y barrigudo al que la cerveza, y su voluntad de ocuparlo todo, hicieron saltar por los aires los botones de su usada y sucia camisa a cuadros.

Ese Dios peludo, moreno y con callos en las manos, se reveló como un juez con muy mala leche que necesitaba siempre culpables para los sacrificios sangrientos que sus seguidoras más fieles no dejaron nunca de realizarle. Sus sacerdotisas integristas y fundamentalistas se tatuaron su Ley en la lengua, y lamieron con ella hasta los rincones más íntimos de nuestros cuerpos. Explican que entonces, el Dios Macho, sintió una gran satisfacción.

 Jamás mantuvo contacto alguno con la feminidad, con lo último, excepto para embarazar a una adolescente sumisa con una simple mirada. Más tarde la abandonó con su bebé esperando que algún padre putativo se hiciese cargo de la criatura. La realidad, la cotidianidad, lo concreto jamás fueron relevantes para Él. Se sintió siempre más libre en un mundo espiritual que nadie más que Él podía tocar.

 Quizás fue el contacto con una maternidad y una paternidad de carne y hueso la que hizo que aquel hijo engendrado, que no creado por el Dios Macho, se convirtiera en una divinidad gay mucho más humana. El Dios Gay abandonó pronto sus raíces orientales y se convirtió en un occidental rubio y depilado, con una gran formación intelectual y acostumbrada a ir todos los sábados al gimnasio-sinagoga para sacar músculo ante los regordetes adoradores del Dios Macho.

 Como buen hijo, siempre se sintió atraído por las personas que su Padre detestaba, se sentó con ellas y decidió vivir y amar junto a ellas. Explican que le encantaban los imposibles, que se apuntaba a todas las causas y ONG’s que valiesen la pena, y que jamás se perdía una manifestación o un buen escrache. Fue lo que se dice un Dios comprometido, cercano, aunque excesivamente emocional. Atrás dejó la Ley para entregarse en los brazos del amor, la libertad y la justicia.

 Quizás también por contradecir a su Padre, le gustaron las mujeres, pero no quiso con ellas nada físico. Eran para Él algo etéreo, como almas sin cuerpo y sin sexo, que revoloteaban sin nombre ni derechos a su alrededor. Esa excesiva complicidad con el sexo contrarío fue mal vista por sus discípulas no mujeres que pensaban que todo eso podría dar lugar a malentendidos. Sin embargo el Dios Gay dejó bien claro que Él era un Dios masculino alternativo y sensible, pero no una Diosa. Se afanó en mostrar que amar a otros hombres, que dejarse abrazar o dormir junto a ellos, no le convertían en un Dios mujer, en una Diosa.

 Se equivocó claramente con tanta justificación, el ser un Dios tan poco macho, se podía admitir en Galilea, lejos de Jerusalén. Allí en realidad su presencia sólo fue una anécdota, una curiosidad que sorprendía, agradaba y divertía a sus conciudadanas bastante hartas de la ortodoxia y necesitadas de cotilleos y parábolas entretenidas. Pero en Galilea en el fondo, el Dios Gay no cambió nada ni cuestionó la esencia de la religiosidad del Dios Macho. Sólo cuando se atrevió a ir a Jerusalén se dio cuenta de que los dioses maricas no son bien recibidos. Sólo cuando se atrevió a gritar en el Templo del Dios Macho que quería acabar con tanta farsa y que estaba dispuesto a destruirlo todo, se dio cuenta de que su pluma, su amaneramiento y su desviación, por muy divinas que fueran, no eran admisibles.

 Por eso lo clavaron en una cruz, porque era un Dios maricón, un Dios indecente. Y quienes pensaron alguna vez que con un Dios Gay habría suficiente, que sería el último paso hacia la libertad, se equivocaron. Un Dios Gay no es suficiente, los dioses gay son siempre abandonados en una cruz por el Dios Macho que jamás se da por vencido. Pero tras la resurrección y la marcha del Dios Gay, conocimos una Diosa Pansexual y Pangénero.

 La Diosa Pansexual y Pangénero procede tanto del Dios Macho como del Dios Gay, y aunque no nos habíamos percatado antes, su Espíritu se movía desde el principio sobre la faz de las aguas. Es un Espíritu capaz de todo que no se deja encasillar en conceptos opresivos; una Diosa nacida para abarcarlo todo y ser toda en todos. Una Diosa que puede abrazar cualquier realidad, y cualquier modificación de esa realidad; porque para nuestra Diosa el cambio constante no es un problema sino el lugar donde se mueve con más naturalidad. Por eso en ocasiones se revela como una Diosa lesbiana que se enamora de un hombre bisexual, y en otra como un trans hetero al que le encantan las madres maricas. En el fondo a la Diosa Pangénero y Pansexual le sobrarían tantas etiquetas, o necesitaría muchas y más dinámicas, para reflejar infinidad de realidades no nombradas.

 Se manifiesta claramente en el acompañamiento, en el ir con todas y llevarlas hacia todos, no hacia ellas mismas. La Diosa Pansexual y Pangénero que no niega lo concreto y que se abre al conocimiento de las diversas realidades tal y como son, llama al reconocimiento de formar parte de una misma humanidad, de una misma creación múltiple y diversa. Su centro de gravedad no es la institución, ni los ritos, ni los cuerpos, ni los sexos, ni los géneros; ya que eso la llevaría a marginar a quienes viven y practican todo eso de una forma distinta. Su esencia es sin lugar a dudas la experiencia desde la fe que relativiza cualquier tipo de absoluto y sitúa al sujeto como verdadero centro de todo. Pero no al sujeto yo, sino al sujeto otro, que es donde se nos revela a todas esta Diosa de la vida abundante.

 Su mayor pecado es que a menudo en su intento de mostrar diversas realidades, parece negarlas todas. Y en su voluntad de vivir junto a todas las realidades, parece no vivir en ninguna. Por eso en vez de pringarse con lo concreto, como las seguidoras del Dios Gay, se eleva y evapora en la nada.  Y sus adoradoras se quedan con ellas mismas, y sin nadie más, deseando ser penetradas por la revelación de una Diosa tan lejana. Vemos a algunas de ellas en sus modernos burdeles-templos del siglo XXI, levantando las manos para mostrar que están receptivas para revolcarse en el suelo de gozo cuando su amada invisible entre dentro de ellas. Otras, se encierran en la soledad de sus habitaciones con la Diosa sabiduría, y buscan en libros prohibidos razonamientos y teorías que les hagan sentir placeres indescriptibles. Orgías del Espíritu en la que el sexo se tiene con una misma; una verdadera autosatisfacción divina.

 Pero la Diosa Pansexual y Pangénero se resiste a ser manipulada, encerrada o etiquetada y se revuelve ante tanto interés travestido de divinidad amorosa. Decidida está a reventar los muros en los que las buenas cristianas viven escondidas. Si lo consigue, si logra tener éxito, promete llevarlas a ellas y el resto de amigas y enemigas, a la consumación final. Lo que todavía parece desconocer, es que en esa consumación, Ella, junto al Dios Macho y el Dios Gay, será también purificada ante quien es La Eternamente Otro.

 Carlos Osma

 

Espiritualidad , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.