Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Albert Einstein’

Lo místico

Jueves, 27 de febrero de 2020

Del blog Nova Bella:

14607908674234

“La emoción más hermosa y profunda que podemos experimentar es la sensación de lo místico.

Es la fuente de toda ciencia verdadera.

El que sienta esta emoción como extraña, que no pueda ya maravillarse y estar ensimismado en el respeto, está prácticamente muerto”.

*

Einstein

cristinoDeVera

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad ,

“Sobre la autenticidad religiosa”, por Fernando Jiménez Hernández-Pinzón..

Viernes, 26 de octubre de 2018

escuchandomusicaCon una larga experiencia de religión y de psicoterapia, Fernando nos propone superar una religiosidad supersticiosa (infantil) mediante una religiosidad cósmica (de madurez), con los pies en la tierra. Y lo concreta en cinco criterios muy sensatos; que abarcan tanto nuestra dimensión vertical hacia Dios (humildad y asombro) como nuestra dimensión horizontal (justicia y compasión humana). Una buena síntesis de nuestra posición religiosa y humana. (Gonzalo Haya)

Pensaba Albert Einstein que la religiosidad (o el “sentimiento religioso”, o la “mentalidad religiosa”) tiene dos modalidades diferenciales. Él las denomina religiosidad supersticiosa y religiosidad cósmica.

La religiosidad supersticiosa se genera a partir de las más remotas etapas de la evolución de la humanidad desde el sentimiento de miedo: el temor de la criatura, incluso el pavor, a los designios implacables del Creador (“perdona a tu pueblo, Señor”, “no estés eternamente enojado”… cantábamos despavoridos en las procesiones y misiones populares del pasado siglo). Y los rezos, súplicas y oraciones estaban dirigidas a influir en el Ser Supremo para que cambiara sus designios… (Lo cual no deja de parecerle a Einstein una incongruencia, además de considerar su inutilidad fehaciente, por estar empíricamente demostrado que la marcha del mundo y de los procesos sociales y biológicos están regidos por leyes bastante independientes de las plegarias humanas).

La religiosidad cósmica parte de otra mentalidad para la que rezar no consistiría en hablar, sino en escuchar.

Quien reza desde esta mentalidad o este concepto de su Fe no pretende influir en los designios de Dios para que cambie en benevolencia su presunta crueldad, o sus actuaciones justicieras y vengativas. Lo único que se pretende con la oración, o con los rezos, es abrirse a lo inescrutable, es escuchar su Palabra (el Logos) a través de los aconteceres que envuelven el misterio del mundo.

Y es confiar que es la genuina respuesta de la Fe (fides es la raíz etimológica de la confianza…). Confiar en una sabiduría y una bondad absoluta y transcendente.

Tal vez no sea mala cosa reflexionar con Einstein…

…Ni con Beltrand Russell, cuando afirma: “Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas”. Pues, situándonos en el terreno de las personas inteligentes, me atrevo a sugerir que podría ser de provecho intelectual y moral un ejercicio saludable, siguiendo la línea de la duda metódica de Descartes: poner en duda, como método intelectal, algunas de nuestras convicciones, en este caso, la de la religiosidad que de toda la vida practicamos, si es auténtica o está falseada, o descafeinada, o trasnochada, o excesivamente rutinizada… Es por lo que propongo que nos pongamos en situación mental de duda cartesiana, y nos apliquemos, metódicamente, un test de autenticidad religiosa.

      Estos serían los ítems del test:

  • si es piadosa (en su sentido etimológico, derivado de su raíz latina, pietas). Es decir, si es efectivamente compasiva, respetuosa, benevolente, misericordiosa… con hechos, no solo con palabras o con sentimientos);
  • si inspira sentimientos, actitudes y acciones adecuados para una convivencia equitativa, justa y, sobre todo (cada persona desde su limitada parcela de poder), promotores de justicia, de gratuidad y de amor;
  • si enfoca la inabarcabilidad de lo transcendente desde una actitud de humildad realista y asombrada, abierta a la esperanza y lejana de cualquier clase de fanatismo, sin creerme, desde mis criterios personales, poseedor de la verdad absoluta);
  • si no se limita a juzgar, sino que es perdonadora e inspiradora de sentimientos positivos (misericordiosos) para con los errores humanos de las personas y sus limitaciones existenciales;
  • si promueve asombro estético ante la belleza enigmática de lo creado, lo cual eleva la experiencia existencial a regiones superiores del espíritu, abiertas a la creatividad y al progreso...

Es decir: Todo lo que no tiene que ver con el fanatismo inautentificador, ni con el pernicioso narcisismo, que tan peligrosamente se infiltran hasta en las más bienintencionadas actitudes y exigencias religiosas y morales.

Fernando Jiménez Hernández-Pinzón

Fuente Atrio

Espiritualidad , , , , , ,

La astrofísica queer Nergis Mavalvala, una de las descubridoras de las ondas gravitacionales de Einstein

Miércoles, 24 de febrero de 2016

mavalvala.jpgAlbert Einstein predijo la existencia de ondas gravitacionales hace casi un siglo. Sin embargo, durante todo este tiempo nadie había logrado observarlas. Ahora, y gracias a la labor de un equipo de científicos, entre los que se encuentra la astrofísica queer de origen pakistaní Nergis Mavalvala, ha sido posible comprobar su existencia en el espacio.

Lo cierto es que aún hoy las mujeres son una rareza en el mundo de las ciencias —y más aún las mujeres pakistaníes—. Pero Mavalvala, de 47 años y profesora asociada de Física en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), reveló en una entrevista concedida en 2012 a la revista Science que no le importa “estar al margen de cualquier grupo social“.

A principios de 1990, Mavalvala fue tutelada por el profesor del MIT Rainer Weiss, que estaba investigando las ondas gravitacionales.  La astrofísica llegó a Estados Unidos en 1986, procedente de Pakistán, siendo aún adolescente. Allí asistió al Wellesley College, universidad en la que pronto consiguió hacerse un hueco en el departamento de Física. Además, en 2010 logró hacerse con uno de los prestigiosos premios ‘genio’ que concede la Fundación MacArthur.

Sobre su orientación sexual, Mavalvala no salió del armario hasta unos años después de su llegada a América. Encontró el amor por primera vez siendo ya una veinteañera. Su novia comenzó a visitarle en el laboratorio y entró a formar parte de su círculo y vida social. Nergis Mavalvala se define a sí misma como queer, un término inglés que comenzó siendo aplicado de forma despectiva a las personas homosexuales y que con el tiempo ha sido asumido como propio por parte del colectivo LGTB, muy especialmente por aquellas personas que disienten del discurso dominante en materia de género.

Nunca he tenido experiencias negativas debido a esto [su orientación]. Mi entorno de trabajo siempre fue un gran apoyo”, reconoce. “Algunas personas se aventuran en territorios que otros consideran peligrosos o desagradables. No son ni tontos ni intrépidos. Ellos ven una situación y tienen confianza en que la están interpretando lo suficientemente bien, así que allá van“, comenta Mavalvala, quien añade que, en relación a su salida del armario, tan solo miró a su alrededor e hizo balance de su entorno de trabajo. Pensó que su sexualidad marcaría poco la diferencia con respecto a los que le rodeaban. Y lo cierto es que sus instintos demostraron estar en lo cierto.

La científica apunta que se crió en un ambiente familiar poco represivo. “Crecí en una familia donde no se observaban realmente los estereotipos de género. Así que crecí pensando que las mujeres pueden, deben y deberían hacer cualquier cosa. Eso es muy importante para mí”, apostilla. También comenta que sus padres siempre dieron prioridad a su educación de ella y a la de sus hermanas, incluso cuando esto no resultaba fácil. “La educación es un valor importante en nuestra familia. Algunos miembros de la familia no entienden completamente lo que hago, pero les gusta ¡porque a mí me encanta lo que hago!“, comenta.

Durante la mencionada entrevista a Science, la física se describió a sí misma como una “declarada [fuera del armario] persona queer de color“. En 2014, Mavalvala recibió el premio al ‘Científico del año’ otorgado por la Organización Nacional de Científicos y Técnicos Profesionales Gais y Lesbianas. Y, en octubre del pasado año, Mavalvala fue la protagonista de Out To Innovate, un congreso para estudiantes y científicos LGTB.

Cabe señalar que incluso en Pakistán, donde la situación de las personas LGTBI es bastante complicada, el primer ministro Nawaz Sharif ha elogiado a Mavalvala, que actualmente vive con su pareja y su hijo en Boston, como fuente de inspiración para científicos y estudiantes paquistaníes. “Toda la nación está orgullosa de su valiosa contribución”, aseguró Nawaz. De momento, la astrofísica planea continuar trabajando en la mejora de la sensibilidad de los detectores LIGO, uno de los mayores detectores de ondas gravitacionales.

El histórico descubrimiento, uno de las más importantes de las últimas décadas, en tanto en cuanto se trataba de la última predicción de Einstein que faltaba por observar de forma directa, ha recibido una gran atención mediática y podría ser merecedor del Premio Nobel de Física. Todo ha sido posible gracias al trabajo de un equipo de científicos del Instituto de Tecnología de California, el Instituto Tecnológico de Massachusetts y la colaboración científica LIGO (Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales).

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , ,

‘Diferente de los otros’, la primera película de temática gay

Sábado, 24 de enero de 2015

Anders_als_die_AndernAnders als die Andern, producida en 1919, habla de las dificultades de una pareja de gays acorralada por las leyes y el rechazo social.

Raúl Jiménez

Alemania, 1918. Comienza la República de Weimar después de la Gran Guerra. La censura queda abolida y un director de cine, Richard Oswald, y un sexólogo, Magnus Hirschfeld, ambos homosexuales, deciden hacer una película a favor de los derechos de los gays en Alemania. Un colectivo fuertemente golpeado con el famoso artículo 175 del código penal alemán, que es el verdadero protagonista de la historia. Anders als die Andern (en España con el nombre de Diferente de los otros), fue el título de esta película estrenada en 1920.

En ese momento las leyes en Alemania castigaban duramente al colectivo homosexual, incluso llegando en ocasiones a la castración, aludiendo que las relaciones homosexuales suponían un peligro para la salud pública. Por tanto no era un momento especialmente propicio para hacer una película de estas características.

Hirschfeld había desarrollado la teoría del tercer sexo y defendía la transexualidad y la libertad de género. Desde el Institut für Sexualwissenschaft (Instituto para el estudio de la sexualidad), ubicado en Berlín, creó una plataforma a favor de la abolición del artículo 175, que contó con el respaldo de intelectuales muy importantes como Albert Einstein. Hermann Hesse o Thomas Mann, entre otros.

El escándalo después del estreno de la película agitó a la opinión pública alemana de tal forma que la censura volvió en 1920. Una mala noticia para los creadores alemanes del momento. El filme fue prohibido en los canales de exhibición pero, sin embargo, se permitió que la vieran médicos e investigadores.

Conrad Veidt es el actor más destacado del filme, aunque no fue hasta su siguiente película, El gabinete del Dr. Caligari, cuando fue consagrado como estrella fulgurante del momento. Después llegaron los nazis al poder y comenzó la brutal represión, y lo que el colectivo había ganado en la República de Weimar, se perdió en un abrir y cerrar de ojos. Se destruyó el Instituto para el estudio de la sexualidad con todos los libros de su excelsa biblioteca –una de las más importantes de Europa–, se quemaron todas las películas y se persiguió implacablemente a todos los “diferentes”, ampliando los delitos que aparecían en el artículo 175. Unos 100.000 homosexuales fueron fichados y condenados desde 1936 hasta el final del nazismo.

Sin embargo, se encontraron con alguna dificultad como el propio Conrad Veidt, que tenía miles de seguidores en Alemania y no se le podía discriminar por razones étnicas, ya que era alemán “puro”, así que los nazis iniciaron una campaña de desprestigio contra él, aprovechando que había interpretado a un personaje judío en una película inglesa.

Veidt sabía que la Gestapo iba tras de él y tuvo que huir a Londres y después a Hollywood, donde hizo películas inolvidables como Casablanca (1942), donde interpreta al mayor Heinrich Strasser, El espía negro (1939) o El ladrón de Bagdad (1940). Por su parte, Osvald y Hirschfeld, de origen judío, tuvieron que huir al exilio.

La cinta se dio por perdida hasta 1970, cuando apareció en Munich una copia con subtítulos ucranianos. Se restauró y completó con fotos fijas utilizando el programa de recuperación de películas clásicas perdidas de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA).

Hay un dato revelador después de conocer la historia de esa película. Y es que no fue hasta 1994 cuando se derogaron las leyes alemanas que criminalizaban a las personas por razones sexuales, 75 años después de estrenarse la película. Un dato que habla a las claras de las dificultades del colectivo LGTB por reclamar sus derechos durante el siglo XX y que aún hoy continúan haciendo.

En 1961 se estrenó en Reino Unido la película Victim, basada en el argumento de Diferente de los otros.

La película

Fuente Cáscara amarga

Cine/TV/Videos, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.