Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Gambia’

Los activistas LGTB denuncian que las relaciones homosexuales están penalizadas en el 70 % de los países de la Commonwealth

Miércoles, 25 de abril de 2018

2018-04-12_6_757721Ampliamos la noticia que ayer mismo publicábamos… Con ocasión de la reunión en Londres de los jefes de Gobierno de los 53 países que componen la Commonwealth (o Mancomunidad de Naciones), los defensores de los derechos LGTB han reclamado que se tomen medidas para que se despenalicen las relaciones homosexuales en todos esos territorios. En 36 de esos países, la homosexualidad está castigada con penas de cárcel que pueden llegar hasta la cadena perpetua, en su mayor parte como herencia de la legislación vigente en el entonces Imperio Británico del que formaban parte. La primera ministra británica, Theresa May, ha calificado de «equivocada» esta penalización histórica, y ha solicitado a los representantes de los países miembros de la Mancomunidad de Naciones la derogación de las leyes discriminatorias.

Durante la semana del 16 al 22 de abril, se ha celebrado en Londres la reunión bienal de los jefes de Gobierno de la Mancomunidad de Naciones (también conocida por Commonwealth). Aprovechando la ocasión, los activistas que defienden los derechos LGTB han organizado manifestaciones en protesta por las legislaciones que condenan las relaciones homosexuales en 36 de los 53 países integrantes.

peter-tatchell-300x155Peter Tatchell, uno de los organizadores de las protestas, resumía así la situación: «La Commonwealth es un bastión de la homofobia. El 70 % de los estados miembros tienen leyes homófobas y no protegen a las personas LGTB contra la discriminación y los crímenes de odio. La cumbre bienal de la Commonwealth se ha negado durante décadas a debatir, y mucho menos apoyar, la igualdad LGTB. Este año no es diferente. Una vez más, los derechos LGTB han sido excluidos de la agenda de los mandatarios». El activista reclamaba que los jefes de Gobierno de la Mancomunidad «pongan fin a la persecución de más de cien millones de ciudadanos LGTB sancionada por el Estado».

theresa-may-300x155Aunque, efectivamente, ningún debate sobre los derechos LGTB estaba programado, la primera ministra británica sí quiso hacer alguna referencia al respecto en su discurso de apertura de la cumbre del pasado día 17 de abril. Ante los jefes de Gobierno de los 53 países miembros de la Commonwealth, Theresa May condenó con contundencia las leyes que castigan las relaciones homosexuales, reconociendo la responsabilidad de la herencia británica. Según la mandataria, «a lo largo de todo el mundo, leyes discriminadoras creadas hace muchos años continúan afectando a la vida de mucha gente, al criminalizar las relaciones entre personas del mismo sexo, o no protegiendo a mujeres y niñas. Soy muy consciente de que, a menudo, esas leyes fueron implementadas por mi propio país. Estaban equivocadas entonces y están equivocadas ahora».

May se felicitaba porque los tres últimos países en despenalizar las relaciones homosexuales sean miembros de la Commonwealth, pero también estimaba que «aún queda mucho por hacer. Nadie debería enfrentarse a persecución o discriminación por quién es o a quién ama. Y el Reino Unido está dispuesto a apoyar a cualquier miembro de la Commonwealth que desee reformar la legislación obsoleta que hace posible tal discriminación». Efectivamente, desde la última cumbre celebrada en Malta en 2015, las relaciones homosexuales se han despenalizado en Belice, Nauru y las Seychelles. La primera ministra no ha incluido a Trinidad y Tobago, cuya Corte Suprema ha declarado recientemente inconstitucionales las leyes que castigan la homosexualidad, pues el dictámen no será firme hasta dentro de tres meses.

boris-johnson-300x155También ha efectuado declaraciones sobre este asunto el ministro de Asuntos Exteriores británico, Boris Johnson, que quiso dar repuesta a las reclamaciones efectuadas por el saltador olímpico Tom Daley tras conseguir la medalla de oro en los campeonatos de la Commonwealth celebrados este mes. Daley había expresado su deseo de que todas las personas LGTB de los países miembros pudieran vivir abiertamente su orientación sexual o identidad de género. En una entrevista radiofónica, Johnson se comprometió a utilizar su influencia para tratar de que cambiaran las actitudes entre los distintos mandatarios, si bien, aclaraba, «no pretendo que esas actitudes vayan a cambiar de un día para otro». Sin embargo, hizo alusión a un reciente encuentro con un jefe de Gobierno de un país de la Commonwealth, que no quiso concretar, en el que, según sus palabras «me tomé el asunto con absoluta pasión», prometiendo que habría más noticas próximamente. El ministro quiso remarcar que «el Reino Unido defiende sus valores en la Commonwealth, y en todos los foros defendemos los derechos LGTB y enarbolamos su bandera en todas nuestras embajadas».

Los críticos, sin embargo, alegan que, cuando hay intereses comerciales o estratégicos de por medio, los derechos LGTB quedan automáticamente al margen. Sería deseable que se implementaran medidas diplomáticas y políticas útiles, y que no quedara todo en discursos de buenas intenciones y reivindicaciones puramente simbólicas.

La penalización de las relaciones homosexuales en los países de la Commonwealth y las excolonias británicas

Del total de 53 países miembros actuales de la Commonwealth, en 36 se penalizan las relaciones homosexuales con penas de cárcel, en la mayoría de ellos como herencia de la legislación británica. La duración de las penas oscila entre varios meses y la cadena perpetua. En algunos de los países, las leyes penalizadoras se han agravado por la adaptación de sus códigos penales a la doctrina islámica, llegando incluso a implementarse la pena de muerte:

  • Antigua y Barbuda
  • Bangladés
  • Barbados
  • Botsuana
  • Brunéi
  • Camerún
  • Dominica
  • Gambia
  • Ghana
  • Granada
  • Guyana
  • India
  • Jamaica
  • Kenia
  • Kiribati
  • Malaui
  • Malasia
  • Mauricio
  • Namibia
  • Nigeria (castigadas hasta con la pena de muerte en los territorios donde se aplica la sharía o ley islámica)
  • Pakistán (la sharía o ley islámica permite la pena de muerte, pero no hay noticias de que se esté aplicando)
  • Papúa Nueva Guinea
  • Islas Salomón
  • Samoa
  • San Cristóbal y Nieves
  • San Vicente y las Granadinas
  • Santa Lucía
  • Sierra Leona
  • Singapur
  • Sri Lanka
  • Suazilandia
  • Tanzania
  • Tonga
  • Tuvalu
  • Uganda
  • Zambia

En los otros 17 países se han derogado las leyes penalizadoras (entre paréntesis, la fecha de la despenalización):

  • Australia (en 1997 se despenalizó en el último territorio, Tasmania)
  • Bahamas (1991)
  • Belice (2016)
  • Canadá (1969)
  • Chipre (1998, en 2014 en la República Turca del Norte de Chipre)
  • Fiyi (2010)
  • Lesoto (2012)
  • Malta (1973)
  • Mozambique (2015)
  • Nauru (2016)
  • Nueva Zelanda (1986, en 2007 en la provincia autónoma de Tokelau).
  • Reino Unido (en 1967 en Gales, en 1980 en Inglaterra, en 1982 en Escocia y en 1983 en Irlanda del Norte. En 2001 se despenalizó en los últimos territorios: Islas Pitcairn; Santa Elena, Ascensión y Tristán de Acuña)
  • Ruanda (1980)
  • Seychelles (2016)
  • Sudáfrica (1998)
  • Trinidad y Tobago (2018, pendiente de firmeza de la resolución de la Corte Suprema)
  • Vanuatu (2007)

Este es el mapa de los países de la Mancomunidad de Naciones según su legislación sobre las relaciones homosexuales (pinchad en él para verlo a mayor tamaño):

las-relaciones-homosexuales-en-los-paises-de-la-commonwealth-768x377

Pero la herencia de la legislación homófoba británica también ha dejado huella en otros países cuyos territorios, total o parcialmente, pertenecieron en su día al Imperio Británico y no forman parte de la Mancomunidad de Naciones. También en este caso, en algunos de ellos la penalización de las relaciones homosexuales se ha visto agravada por la adaptación de sus códigos penales a las leyes islámicas, hasta incluso implementar la pena de muerte:

  • Bután
  • Catar (la sharía o ley islámica permite la pena de muerte, pero no hay noticias de que se esté aplicando)
  • Egipto (las leyes no castigan explícitamente las relaciones homosexuales, pero son frencuentes las detenciones de personas LGTB utilizando la legislación contra la indecencia)
  • Emiratos Árabes Unidos (la sharía o ley islámica permite la pena de muerte, pero no hay noticias de que se esté aplicando)
  • Irak (castigadas hasta con la pena de muerte en los territorios donde se aplica la sharía o ley islámica por parte de tribunales locales o actores no formalmente estatales)
  • Islas Cook (territorio asociado a Nueva Zelanda)
  • Kuwait
  • Maldivas
  • Myanmar
  • Omán
  • Palestina/Franja de Gaza
  • Somalia (castigadas hasta con la pena de muerte en los territorios donde se aplica la sharía o ley islámica)
  • Sudán (castigadas hasta con la pena de muerte)
  • Sudán del Sur
  • Yemen (castigadas hasta con la pena de muerte)
  • Zimbabue

La homosexualidad no está penada tan solo en cinco países cuyos territorios han formado parte de colonias británicas y no pertenecen a la Commonwealth (entre paréntesis el año de despenalización):

  • Baréin (1976)
  • Irlanda (1993)
  • Israel (1988)
  • Jordania (1951)
  • Nepal (2007)

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El “presidente” de Gambia, que decía curar el SIDA los lunes y los martes laborales, pierde por sorpresas las elecciones y se ve obligado a huir del país.

Miércoles, 25 de enero de 2017

Par934006El presidente de Gambia, Yahya Jammeh, conocido por su mano de hierro en el gobierno del país y sus feroces diatribas LGTBfobas, perdió las elecciones presidenciales después de 22 años de mandato. El vencedor fue Adama Barrow, un político que nunca ha ocupado un cargo público, que se presentaba por el Partido Democrático Unido y ha sido apoyado por una coalición de siete grupos opositores. Sin saber el talante específico de Barrow respecto a los asuntos LGTB, en principio no cabe más que felicitarse por el derrocamiento de Jammeh, quien ha hecho de la LGTBfobia uno de los rasgos distintivos de su figura y es responsable último del endurecimiento de la ya rigurosa legislación anti-LGTB existente en Gambia, hasta conseguir castigar las relaciones homosexuales con penas que pueden alcanzar la cadena perpetua.

A Yayah Jammeh le conocemos porque aunque no es un señor gracioso (bueno, me refiero a su figura de dictador africano claro, a lo mejor en persona el hombre es un no parar de chistes) nos hizo mucha gracia cuando hace un tiempo dijo que él podía curar el SIDA, pero sólo los lunes y los martes laborables. Otras cosas que Jammeh decía y que no tenían tanta gracia era que la homosexualidad es “más mortal que todos los desastres naturales puestos juntos”, que somos “alimañas” y que vamos a acabar con el mundo.

Jammeh ha dejado de ser “presidente” de Gambia y se ha largado del país. Pero claro, es un dictador, cuando un dictador “pierde” unas elecciones lo primero que hace es quejarse de que están manipuladas. Aunque sea él el que manda. Y eso que lo intentó, que justo antes de las elecciones bloqueó el acceso a internet en el país, prohibió que hubiera observadores internacionales y dijo que no habría recuento. Cosa de la que probablemente se arrepintiera al perder pero claro, es un dictador. El caso es que Yayah Jammeh perdió frente a su adversario, Adama Barrow.

Tras 22 años en el poder, Jammeh ha tenido que coger a su familia, meterla en un avión y largarse. Según parece se va a esconder en Guinea, pero no hay nada oficial por el momento y lo único que Barrow ha dicho es que “a partir de ahora vivirá en un país extranjero“.

No tenemos ni idea de cuáles son las ideas de Barrows sobre la homosexualidad pero hay que tener en cuenta que Gambia es un país eminentemente homófobo…

Un presidente ferozmente LGTBfobo

El ya presidente saliente de Gambia ha hecho de la LGTBfobia uno de los rasgos más distintivos de su figura. Sin duda, es el responsable último de la aprobación en 2014 de una ley que agravaba la consideración penal de las relaciones entre personas del mismo sexo —ya antes castigadas con 14 años de prisión— hasta alcanzar la cadena perpetua. La legislación, a diferencia de lo que ocurre en otros países, afecta indistintamente a hombres y mujeres, pues ya en 2005 se “actualizó” el Código Penal para incluir también a las lesbianas. Como es habitual cuando se aprueban leyes represoras contra las personas LGTB, de inmediato comenzaron las detenciones, que han continuado sucediéndose durante el mandato de Jammeh.

Pero Yahya Jammeh también ha destacado por sus frecuentes diatribas personales contra la población LGTB. En febrero de 2014 contábamos cómo comparaba a las personas homosexuales con alimañas. “Combatiremos a esas alimañas llamadas homosexuales o gais de la misma forma que combatimos a los mosquitos que causan malaria, si no de una manera más agresiva”, expresaba entonces Jammeh en un discurso conmemorativo de la independencia gambiana. “No aceptaremos ninguna amistad, ayuda u otro gesto que lleve como condición aceptar a los homosexuales o a los LGTB”, añadía. Unas siglas que según él “solo pueden significar Lepra, Gonorrea, Tuberculosis y Bacterias, que son todas nocivas para la existencia humana”.

No era sin embargo la primera vez que Jammeh hacía uso de la homofobia para ganar popularidad. En su discurso de Navidad de 2013, dirigido a la minoría cristiana, tachó a los homosexuales de “cáncer social. Pero quizás más grave fue que aprovechara su intervención ante la 68ª Asamblea General de Naciones Unidas ese mismo año para pronunciar un virulento discurso de incitación al odio en el que calificó a la homosexualidad de “una de las mayores amenazas para la existencia humana” y a las relaciones entre personas del mismo sexo como “más mortales que todos los desastres naturales juntos”.

Años antes, en 2008, amenazó con decapitar a todos los homosexuales que no abandonaran el país, y en 2009 hacía un llamamiento al Ejército para detectar conductas homosexuales en su seno, que entonces también calificó de “diabólicas”. En febrero de 2012, Jammeh insistía en que los derechos de las personas homosexuales no pueden considerarse derechos humanos; y en abril del 2013, amenazó a los homosexuales que visiten su país con “arrepentirse de haber nacido”.

En 2015, en otro de sus discursos durante una gira por los territorios agrícolas gambianos, advirtió de que “si haces eso [mantener relaciones homosexuales] en Gambia, te cortaremos la garganta”. Más tarde añadió:Si eres un hombre y quieres casarte con otro hombre en este país y te atrapamos, nadie volverá a verte, y ningún blanco podrá hacer nada al respecto”, refiriéndose probablemente a los dirigentes de la Unión Europea, que en diciembre de 2013 habían cancelado las ayudas de 13 millones de euros destinadas al país africano por su quebrantamiento de los derechos humanos y a las sanciones de EE.UU..

Fuente: Pink News, vía EstoyBailando/Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Yahya Jammeh, el ferozmente LGTBfobo presidente de Gambia, pierde las elecciones después de 22 años de mandato

Miércoles, 7 de diciembre de 2016

Par934006El presidente de Gambia, Yahya Jammeh, conocido por su mano de hierro en el gobierno del país y sus feroces diatribas LGTBfobas, ha perdido las elecciones presidenciales después de 22 años de mandato. El vencedor ha sido Adama Barrow, un político que nunca ha ocupado un cargo público, que se presentaba por el Partido Democrático Unido y ha sido apoyado por una coalición de siete grupos opositores. Sin saber el talante específico de Barrow respecto a los asuntos LGTB, en principio no cabe más que felicitarse por el derrocamiento de Jammeh, quien ha hecho de la LGTBfobia uno de los rasgos distintivos de su figura y es responsable último del endurecimiento de la ya rigurosa legislación anti-LGTB existente en Gambia, hasta conseguir castigar las relaciones homosexuales con penas que pueden alcanzar la cadena perpetua.

El pasado jueves 1 de diciembre se celebraron elecciones presidenciales en Gambia. Desde hace 22 años, el cargo de presidente lo ostentaba Yahya Jammeh, desde que derrocó a Dawda Jawara tras perpetrar un golpe de Estado militar contra él. En esta ocasión, los resultados han favorecido al candidato del Partido Democrático Unido, Adama Barrow, que ha obtenido el 45,5 % de los votos, frente al 36,7 % de Jammeh. El restante 17,8 % lo ha conseguido Mammah Kandeh, líder de Congreso Democrático Gambiano.

adama-barrowEl vencedor de las elecciones, Adama Barrow, ha sido apoyado por una coalición de siete grupos opositores. Barrow, un empresario del sector inmobiliario de 51 años, no ha ocupado nunca un cargo público, y durante la campaña electoral ha fijado como su principal compromiso el saneamiento de la empobrecida economía del país, que ha empujado a miles de gambianos a emigrar hacia los países de la Unión Europea.

Según un informe del embajador en Gambia de African Human Rights Coalition, Barrow es el candidato más propenso a respetar los derechos humanos, y el que con mayor probabilidad deje de perseguir y convertir en un objetivo a la población LGTB, tal y como hacían Yahya Jammeh y sus fuerzas policiales.

Jammeh ha gobernado el país con mano de hierro, siendo denunciado por su continuo quebrantamiento de los derechos humanos, hasta el punto de que Amnistía Internacional ha pedido tras su derrota que sea procesado inmediatamente “por las violaciones de los derechos humanos, incluyendo asesinatos, desapariciones y torturas de opositores a su régimen”.

Según ha denunciado repetidamente Human Rights Watch, entre quienes han sufrido detenciones arbitrarias y horribles torturas bajo el régimen de Jammed se encuentran defensores de los derechos humanos, periodistas, líderes estudiantiles, opositores políticos y también activistas LGTB. Precisamente la población de gais, lesbianas, bisexuales y transexuales ha estado en múltiples ocasiones en el punto de mira de Yahya Jammeh.

Un presidente ferozmente LGTBfobo

El ya presidente saliente de Gambia ha hecho de la LGTBfobia uno de los rasgos más distintivos de su figura. Sin duda, es el responsable último de la aprobación en 2014 de una ley que agravaba la consideración penal de las relaciones entre personas del mismo sexo —ya antes castigadas con 14 años de prisión— hasta alcanzar la cadena perpetua. La legislación, a diferencia de lo que ocurre en otros países, afecta indistintamente a hombres y mujeres, pues ya en 2005 se “actualizó” el Código Penal para incluir también a las lesbianas. Como es habitual cuando se aprueban leyes represoras contra las personas LGTB, de inmediato comenzaron las detenciones, que han continuado sucediéndose durante el mandato de Jammeh.

Pero Yahya Jammeh también ha destacado por sus frecuentes diatribas personales contra la población LGTB. En febrero de 2014 contábamos cómo comparaba a las personas homosexuales con alimañas. “Combatiremos a esas alimañas llamadas homosexuales o gais de la misma forma que combatimos a los mosquitos que causan malaria, si no de una manera más agresiva”, expresaba entonces Jammeh en un discurso conmemorativo de la independencia gambiana. “No aceptaremos ninguna amistad, ayuda u otro gesto que lleve como condición aceptar a los homosexuales o a los LGTB”, añadía. Unas siglas que según él “solo pueden significar Lepra, Gonorrea, Tuberculosis y Bacterias, que son todas nocivas para la existencia humana”.

No era sin embargo la primera vez que Jammeh hacía uso de la homofobia para ganar popularidad. En su discurso de Navidad de 2013, dirigido a la minoría cristiana, tachó a los homosexuales de “cáncer social. Pero quizás más grave fue que aprovechara su intervención ante la 68ª Asamblea General de Naciones Unidas ese mismo año para pronunciar un virulento discurso de incitación al odio en el que calificó a la homosexualidad de “una de las mayores amenazas para la existencia humana” y a las relaciones entre personas del mismo sexo como “más mortales que todos los desastres naturales juntos”.

Años antes, en 2008, amenazó con decapitar a todos los homosexuales que no abandonaran el país, y en 2009 hacía un llamamiento al Ejército para detectar conductas homosexuales en su seno, que entonces también calificó de “diabólicas”. En febrero de 2012, Jammeh insistía en que los derechos de las personas homosexuales no pueden considerarse derechos humanos; y en abril del 2013, amenazó a los homosexuales que visiten su país con “arrepentirse de haber nacido”.

En 2015, en otro de sus discursos durante una gira por los territorios agrícolas gambianos, advirtió de que “si haces eso [mantener relaciones homosexuales] en Gambia, te cortaremos la garganta”. Más tarde añadió:Si eres un hombre y quieres casarte con otro hombre en este país y te atrapamos, nadie volverá a verte, y ningún blanco podrá hacer nada al respecto”, refiriéndose probablemente a los dirigentes de la Unión Europea, que en diciembre de 2013 habían cancelado las ayudas de 13 millones de euros destinadas al país africano por su quebrantamiento de los derechos humanos y a las sanciones de EE.UU..

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Países y territorios del mundo que penalizan la homosexualidad: 50 % de mayoría musulmana, 43 % de mayoría cristiana y 7 % de otras religiones

Martes, 27 de septiembre de 2016

250px-religious_syms-svgTras la derogación de las leyes homófobas de Nauru, Belice y Seychelles, las relaciones homosexuales siguen castigadas en 72 países y 4 territorios del mundo. Atendiendo a la religión mayoritaria en cada uno de ellos, la homosexualidad estaría penada en 38 de mayoría musulmana (el 50 %), en 33 países o territorios de mayoría cristiana (el 43 % del total) y en 5 cuya población profesa otras religiones (el 7 % restante). El número de habitantes que viven bajo regímenes que condenan la homosexualidad asciende a 2.326.265.000, un 31,5 % de la población mundial (estimada en 7.386.010.000 personas). De ellos, 488.045.000 lo hacen en países de mayoría cristiana (el 21 %), 434.987.000 en países de mayoría musulmana (el 19 %) y 1.404.039.000 en países que profesan otras religiones (el 60 %, un elevado porcentaje debido a la enorme población de la India). Sin embargo, los 13 países que castigan las relaciones homosexuales con la pena de muerte son de mayoría musulmana, o bien solo se aplica en los territorios donde rige la ley islámica. No hay ningún país que castigue la homosexualidad entre aquellos en los que su población mayoritariamente se declara no creyente o poco interesada en la religión.

Los datos de los países que penalizan las relaciones homosexuales se han recogido del último informe de ILGA, restando a Nuaru, Belice y Seychelles, que han despenalizado las relaciones homosexuales recientemente. Por otra parte, se han sumado territorios como Palestina/Franja de Gaza, no reconocido internacionalmente o el Estado Islámico; también provincias autónomas como las Islas Cook o los territorios con legislación homófoba de Indonesia. Para el dato de la población de cada país se ha tomado una proyección estimatoria de la población mundial al 01/07/2016. Podéis comprobar gráficamente estos datos en el siguiente mapa (pinchad en él para verlo a mayor tamaño):

paises-que-penalizan-la-homosexualidad-1024x512

Países de mayoría cristiana

Los 33 países y territorios de mayoría cristiana que penalizan las relaciones homosexuales representan el 43 % del total. Los 488.045.000 habitantes que albergan suponen el 21 % del total de la población mundial que habita en países que penalizan la homosexualidad. Hay que hacer la salvedad de que el presidente de Dominica aseguró en 2014 que no aplicaría las leyes homófobas, aunque aún persisten en su Código Penal. Muchas de estas legislaciones son herencia de las leyes coloniales británicas o francesas, pero la fuerte presión social (sobre todo proveniente de las organizaciones religiosas) hace que aún se mantengan.

País Población
Angola 27.782.000
Botsuana 2.225.000
Burundi 10.113.000
Camerún 22.498.000
Ghana 28.404.000
Kenia 45.508.000
Liberia 4.132.000
Malawi 16.830.000
Namibia 2.327.000
Nigeria 188.549.000
Suazilandia 1.133.000
Tanzania  50.143.000
Togo 7.269.000
Uganda 36.596.000
Zambia 15.934.000
Zimbabue 13.661.000
Antigua y Barbuda 90.000
Barbados 284.000
Dominica 71.000
Granada 104.000
Guyana 747.000
Jamaica 2.732.000
San Cristóbal y Nieves 46.000
Santa Lucía 173.000
San Vicente y las Granadinas 110.000
Trinidad y Tobago 1.355.000
Islas Cook 15.000
Islas Salomón 652.000
Kiribati 115.000
Papúa Nueva Guinea 8.151.000
Samoa 195.000
Tonga 101.000
Tuvalu  10.000
Total 488.045.000

Países de mayoría musulmana

Los 38 países y territorios de mayoría musulmana que penalizan las relaciones homosexuales representan el 50 % del total. Los 434.987.000 de habitantes que albergan suponen el 19 % del total de la población mundial que habita en países que penalizan la homosexualidad. Hay que tener en cuenta que en el Líbano existe una sentencia de un tribunal superior que considera que la legislación que castiga la indecencia no es aplicable a las personas homosexuales. En Irak no existen oficialmente leyes que castiguen la homosexualidad, pero la violencia homófoba es intensa y habitual. Se incluye asimismo al Estado Islámico, que no duda en exhibir un grado de violencia y barbarie inauditos contra las personas LGTB como arma propagandística, si bien la población afectada está enmarcada en la de cada país ocupado. En Palestina/Franja de Gaza está en vigor una legislación que castiga la homosexualidad proveniente de cuando esos territorios estaban bajo mandato británico. Indonesia no tiene una legislación discriminadora de ámbito nacional, pero sí que la mantiene en las provincias de Aceh y Sumatra Meridional.

Sin embargo, los 13 países o territorios que castigan las relaciones homosexuales con la pena de muerte son todos de mayoría musulmana: Afganistán, Arabia Saudí, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Estado Islámico (en los territorios que controla en el norte de Iraq y Siria), Irak (aplicada por jueces islámicos), Irán, Mauritania, Pakistán, Somalia (en algunos estados del sur), Sudán, y Yemen. También Nigeria, pues aunque aparece en el listado de países de mayoría cristiana, la pena de muerte solo se aplica en los estados del norte donde rige la ley islámica.

Libia 6.330.000

País Población
Argelia 40.856.000
Comoras 806.000
Egipto  91.139.000
Eritrea  7.274.000
Etiopía  92.206.000
Gambia  2.089.000
Guinea 11.063.000
Mauritania  3.719.000
Mauricio  1.266.000
Marruecos  34.098.000
Senegal 14.800.000
Sierra Leona 7.206.000
Somalia  12.961.000
Sudán  39.599.000
Sudán del Sur  13.265.000
Túnez  11.273.000
Afganistán  27.353.000
Arabia Saudí  32.248.000
Bangladesh  160.935.000
Brunei  425.000
Catar  2.402.000
Ejército Islámico
Emiratos Árabes Unidos  9.015.000
Indonesia (provincias de Aceh y Sumatra Meridional)  10.911.000
Irak  37.638.000
Irán  79.794.000
Kuwait  4.331.000
Líbano  5.576.000
Malasia  31.446.000
Maldivas  351.000
Omán  4.444.000
Pakistán  199.321.000
Palestina/Franja de Gaza  4.817.000
Siria  23.843.000
Turkmenistán  4.964.000
Uzbekistán  32.324.000
Yemen  27.536.000
Total 434.987.000

Otras religiones

Aunque los cinco países que profesan otras religiones cuya legislación castiga las relaciones homosexuales solo representan el 7 % del total, la enorme población de la India hace que supongan el 60 % de la población mundial que habita en países que penalizan la homosexualidad. Se hace evidente así la dimensión extraordinaria de la decisión de la Corte Suprema india, que en 2013 ordenó que volvieran a considerarse delito las relaciones homosexuales, un dictamen que afecta a un país de más de mil millones de habitantes.

País Población
 Bután 774.000
 India 1.320.900.000
 Myanmar 52.921.000
 Singapur 5.601.000
 Sri Lanka 23.843.000
Total 1.404.039.000

Fuente Dosmanzanas

Budismo, Cristianismo (Iglesias), General, Hinduísmo, Islam, Judaísmo , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo siguen castigadas en 78 países y territorios de todo el mundo

Viernes, 27 de mayo de 2016

Informe-ILGA-2016-interior-212x300Como acostumbra desde el año 2006, ILGA (Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales) ha publicado este mes de mayo el informe anual que recoge la situación legal de las personas LGTBI en cada uno de los países pertenecientes a las Naciones Unidas. 74 de esos países aún penalizan las relaciones entre personas del mismo sexo. A ellos habría que sumar otros 4 territorios donde se persigue igualmente a la población LGTBI, aunque no sean reconocidos por la ONU o la legislación opresora no sea de ámbito nacional. En 13 países, bien sea en todo su territorio o en parte de él, la legislación establece la pena de muerte para quienes mantengan relaciones homosexuales, en todos los casos por la aplicación de la sharia o ley islámica.

El primer informe titulado “Homofobia de Estado” elaborado por ILGA data del año 2006. En él se contaban 92 países y territorios en los que se perseguía legalmente a las personas LGTBI. En el memorándum de 2016 se cuentan 74, a los que habría que sumar otros 4 territorios no reconocidos por Naciones Unidas, o donde la persecución no es de ámbito nacional, pero sí lo suficientemente relevante en cuanto a la población afectada, por lo que la cifra asciende a 78 países y territorios.

El único país que ha despenalizado las relaciones homosexuales en este 2016 son las Seychelles, aunque la ley aprobada por su Asamblea Nacional aún no ha sido promulgada.

Las relaciones sexuales entre varones están penadas en los 78 países y territorios, mientras que las relaciones entre mujeres se castigan en 45 de ellos.

Los países que castigan las relaciones homosexuales en el mundo

A continuación os detallamos el listado de los países con homofobia de Estado institucionalizada, a los que se añaden algunos territorios no reconocidos por las Naciones Unidas, como Palestina/Franja de Gaza u otros donde la violencia contra las personas LGTBI está extendida, aunque se cometa por grupos insurgentes, como en el caso de Iraq o las zonas ocupadas por el Estado Islámico. También se incluye a Indonesia, que, aunque no tiene una legislación discriminadora de ámbito nacional, sí que la mantiene en provincias de considerable población.

Añadimos por cada continente el dato más estremecedor, el de los 13 estados o territorios que establecen en sus leyes la pena de muerte para quienes mantengan relaciones sexuales con personas de su mismo sexo.

También mostramos los 17 países que, al margen de tener o no una legislación penalizadora de las relaciones homosexuales, castigan la difusión de información positiva sobre la homosexualidad (conocidas en Europa como “leyes contra la propaganda homosexual”), o que mantienen normativas “de moralidad” cuyo objetivo es coartar la libertad de expresión en lo que respecta a la información sobre orientación sexual.

Este es el mapa de los países del mundo en los que están penalizadas las relaciones entre personas del mismo sexo, tomando como referencia la traducción al español del incluido en el informe de ILGA, con la actualización referente a las Seychelles (y una corrección, pues en el mapa original traducido al español han rotulado Letonia en vez de Lituania). Podéis pinchar en él para verlo a mayor tamaño:

Mapa-de-la-criminalización-de-la-homosexualidad-en-todo-el-mundo-768x432

África

  • Penalización de las relaciones entre personas del mismo sexo (en 33 países)

Angola, Argelia, Botsuana, Burundi, Camerún, Comoras, Egipto, Eritrea, Etiopía, Gambia, Ghana, Guinea, Kenia, Liberia, Libia, Malawi, Mauritania, Marruecos, Mauricio, Namibia, Nigeria, Senegal, Seychelles, Sierra Leona, Somalia, Suazilandia, Sudán, Sudán del Sur, Tanzania, Togo, Túnez, Uganda, Zambia, Zimbabue.

En los 33 países se penalizan las relaciones sexuales entre varones, en 24 de ellos también se castigan las relaciones sexuales entre mujeres.

Aunque el Gobierno de Malawi decretó en 2012 una moratoria en la aplicación de las leyes que penalizan la homosexualidad, que reiteró recientemente, un juez ha ordenado en febrero de 2016 que sigan aplicándose.

Las Seychelles aparecen en el informe de ILGA, pues su redacción es anterior al pleno de la Asamblea Nacional del pasado 18 de mayo, en el que mayoritariamente se votó por la derogación de las leyes que penalizan la homosexualidad. Si bien aún es preciso que esta decisión sea promulgada por el presidente, hemos eliminado al país insular de la lista.

ILGA en realidad no incluye a Egipto en su listado (aunque sí detalla la realidad legal egipcia en su informe), debido a una cuestión puramente formal, pues sus leyes no penalizan específicamente las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo. Sin embargo, se utilizan los ambiguos términos “indecencia o libertinaje”, “conducta inmoral” u “ofensa a los sentimientos religiosos” para efectivamente castigar las relaciones homosexuales. En el último caso dado a conocer, once varones fueron condenados a 12 años de prisión por estos delitos. Las repetidas redadas contra homosexuales que se han difundido internacionalmente en los últimos tiempos, y de las que se ha dado cumplida cuenta, parecen motivo suficiente para que Egipto engrose la lista.

  • Pena de muerte (en 4 países)

Mauritania, Nigeria (en los estados del norte), Somalia (en algunos estados del sur) y Sudán.

  • Leyes contra la “propaganda homosexual” o de “moralidad” (en 7 países)

Argelia, Egipto, Libia, Marruecos, Nigeria, Somalia y Túnez.

Asia

  • Penalización de las relaciones entre personas del mismo sexo (en 22 países y 4 territorios)

Afganistán, Arabia Saudí, Bangladesh, Bután, Brunéi, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Estado Islámico, India, Indonesia (provincias de Aceh y Sumatra Meridional), Irak, Irán, Kuwait, Líbano, Malasia, Maldivas, Myanmar, Omán, Pakistán, Palestina/Franja de Gaza, Singapur, Siria, Sri Lanka, Turkmenistán, Uzbekistán, Yemen.

En los 26 países o territorios se penalizan las relaciones sexuales entre varones, en 13 de ellos también se castigan las relaciones sexuales entre mujeres.

En Iraq no existen oficialmente leyes que castiguen la homosexualidad, pero la violencia homófoba es intensa y habitual, incluso con la connivencia de sus fuerzas del orden. También se han denunciado casos de aplicación de la sharia por conducta homosexual por parte de los autoproclamados jueces islámicos.

Se incluye asimismo al Estado Islámico, que no duda en exhibir un grado de violencia y barbarie inauditos contra la población LGTB como arma propagandística.

En la Franja de Gaza y los territorios bajo dominio de Palestina, está en vigor una legislación que castiga la homosexualidad proveniente de cuando esos territorios estaban bajo mandato británico. Desde que Hamas llegó al Gobierno en 2007, se han introducido en el cuerpo legislativo diversas propuestas para adaptar esas ordenanzas a la ley islámica, aunque ninguna ha sido aún aprobada. De llegar a convertirse en ley, los castigos y penas establecidos serían mucho más severos que los actuales.

Indonesia, como comentábamos anteriormente, no tiene una legislación discriminadora de ámbito nacional, pero sí que la mantiene en la provincias de Aceh y Sumatra Meridional, ambas de considerable población.

  • Pena de muerte (en 9 países o territorios)

Afganistán, Arabia Saudí, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Estado Islámico (en los territorios que controla en el norte de Iraq y Siria), Irak (aplicada por jueces islámicos), Irán, Pakistán y Yemen.

La reforma del Código Penal de Brunéi de 2014, que se aplica por fases, establecía que en 2016 se castigarían con la pena de muerte por lapidación las relaciones entre personas del mismo sexo. Sin embargo, según las fuentes de ILGA, todo parece indicar que el jefe de estado aún no ha promulgado la implementación de esta fase.

  • Leyes contra la “propaganda homosexual” o de “moralidad” (en 8 países)

Arabia Saudí, Catar, Irak, Irán, Jordania, Kuwait, Líbano y Siria.

Kirguizistán comenzó a debatir una ley que prohibía dar información positiva sobre la homosexualidad en 2014, aunque aún está en trámite. Sin embargo, tras el inicio de su debate, la situación de violencia social y policial contra el colectivo LGTBI adquiere tintes dramáticos.

América

  • Penalización de las relaciones entre personas del mismo sexo (en 11 países)

Antigua y Barbuda, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Trinidad y Tobago.

En los 11 países se penalizan las relaciones sexuales entre varones, en 6 de ellos también se castigan las relaciones sexuales entre mujeres.

En los Estados Unidos, las leyes contra la sodomía fueron declaradas inconstitucionales por el Tribunal Supremo en 2003 (Lawrence vs. Texas), pero todavía aparecen en los textos legales de 13 estados: Alabama, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Florida, Idaho, Kansas, Luisiana, Michigan, Mississippi, Oklahoma, Texas, Utah y Virginia. Los legisladores conservadores se niegan a derogar estas leyes y, en algunos casos, la Policía todavía intenta hacerlas cumplir. En los últimos años, más de una docena de personas LGTBI han sido detenidas por violar esas leyes, aunque los cargos fueron retirados por las fiscalías por ser legalmente inaplicables.

Oceanía

  • Penalización de las relaciones entre personas del mismo sexo (en 7 países)

Islas Cook, Islas Salomón, Kiribati, Nauru, Papúa Nueva Guinea, Samoa, Tonga, Tuvalu.

En los 7 países se penalizan las relaciones sexuales entre varones, en 2 de ellos también se castigan las relaciones sexuales entre mujeres.

Europa

Con la derogación de las leyes discriminadoras en la República Turca del Norte de Chipre en 2014, no existe ningún territorio europeo en el que las relaciones entre personas del mismo sexo estén penadas.

  • Leyes contra la “propaganda homosexual” o de “moralidad” (en 2 países)

Lituania y Rusia.

Las leyes homófobas como la aprobada en Rusia, aunque teóricamente no penalizan las relaciones homosexuales o bisexuales, en la práctica están siendo utilizadas para estigmatizarlas y que queden reducidas a una conducta privada, invisible a los ojos de la sociedad. A ello hay que sumar las continuadas agresiones hacia homosexuales, bisexuales y transexuales por parte de grupos homófobos, cada vez más organizados.

En Lituania, sus leyes prohíben la manifestación y promoción de contenidos publicitarios que hagan referencia a la orientación sexual. Como en el caso ruso, sirven para impedir que se ofrezca información positiva sobre homosexualidad o bisexualidad, con el estigma social consecuente.

Otros países que han intentado promulgar leyes semejantes han sido Bielorrusia, Moldavia y Ucrania, aunque finalmente han sido aplazadas, desestimadas o derogadas.

Fuente dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Alertan sobre la arriesgada situación LGTB en Rusia, Malasia, Egipto y otros países africanos

Sábado, 21 de noviembre de 2015

32602_tristeza-lamento-llorarEl director del Programa de Derechos Humanos LGTB de Human Rights Watch denuncia en un amplísimo artículo las mermas de los derechos del colectivo en varios países cuyas autoridades autoridades gubernamentales usan la homofobia como estrategia para mantener su poder represivo a toda la ciudadanía.

No hay duda de que nos encontramos en un favorable momento para el impulso de los derechos LGTBI en todo el mundo. Prueba es el efecto dominó que ha suscitado en tan sólo cuatro meses la aprobación del matrimonio igualitario en EEUU, una decisión judicial que ha motivado la legalización del derecho en otros países occidentales como México, Irlanda, y el debate de la opinión pública, como es el caso de Italia.

Sin embargo, la estos notables desarrollos en el reconocimiento y apoyo a las personas homo, bi, trans e intersexuales tienen lugar de manera paralela al recrudecimiento de los discursos de odio y leyes contra el colectivo que se emiten desde los poderes políticos de determinados países, con objetivos puramente represivos y de conservación de la estructura que patrocina el estatus dirigente.

Con el fin de arrojar luz y alertar a la comunidad internacional sobre los réditos políticos que materializa la demonización de las personas LGTB, el director del Programa de Derechos Humanos LGTB de Human Rights Watch Graeme Reid ha publicado un extenso artículo en ESTUDIOS DE POLÍTICA EXTERIOR localizando los puntos del planeta donde se promociona -y ejecuta- el odio antiLGTB de manera institucional.

¿Cómo funciona la estrategia política homofóbica?

Tal y como afirma Graeme Reid, el uso político de la homofobia se ha convertido en un componente omnipresente del paisaje contemporáneo, en el que las élites dirigentes utilizan la mano dura contra las personas LGBT para obtener rédito político a corto plazo.

Por esta razón, en los últimos tiempos se han aprobado un buen número de leyes que prohíben la expresión pública o apoyo al colectivo, otorgando a los gobiernos el poder de frenar a sus adversarios acusándolos de simpatía o respaldo a las causas homosexuales.

De esta manera, es fácil observar cómo las leyes homófobas sirven a los intereses de los Estados represivos, pues al calificar a un grupo social como marginal y amenazador, la legislación crea una dicotomía entre ”integrados” y ‘‘marginales”, estableciendo los parámetros de la ”comunidad’ e identificando a las personas LGBT como una amenaza externa.

Y con no sólo son los grupos LGTB lo que pueden ser víctimas de estas políticas represoras. Declarar ilegal la expresión pública de la identidad va acompañada casi siempre de ataques más amplios, pues la opresión LGBT proporciona la coartada para restringir el papel que desempeña la sociedad civil en su totalidad.

¿Dónde se observa su impacto?

África subsahariana:

  • Nigeria: Desde inicios de 2014, el presidente de Nigeria se alineó con otros dirigentes africanos para criminalizar la condición homosexual y castigar a las ONG dedicadas al colectivo. Lo que consigue con este movimiento es desviar la atención de los graves problemas políticos y sociales a los que se enfrenta su estado. Además, la redacción vaga de la ley permite la acusación arbitraria de miembros de la oposición, lo que constituye un poderoso mecanismo en su favor.
  • Uganda: Al mismo tiempo que su homólogo nigeriano, el presidente de Uganda -desde 1986-, dio su visto bueno a otra ley antigay. Y pesar de la presión internacional contra su mandato, durante el tiempo que fue discutida se benefició de la distracción que produjo frente a las protestas contra la inflación y la ineficacia de gestión de su gobierno. Razón por la cual no extraña que después de su derogación por el Tribunal Constitucional, amenace de nuevo de cara a su candidatura presidencial del año que viene.
  • Gambia: Su presidente se vio sometido a la presión de la Unión Europea debido a su pésimo historial en materia de derechos humanos. Y su reacción fue enarbolar incendiarios discursos de odio contra la población LGTB de su país, acusándoles de ser víctimas del ”contagio de las prácticas sodomitas europeas” y persiguiéndoles con su policía secreta a través de una ley antigay calcada de la ugandesa. No obstante, en la actualidad es posible que la misma estrategia política comience a volverse en su contra, pues la mediatización de su odio LGTB ha sacado a la luz más que nunca los abusos cotidianos que ejerce sobre toda su población.

Oriente Próximo y norte de África:

  • Egipto: El presidente golpista, refrendado por las elecciones de 2014, ha recurrido a leyes en favor de la ”moral y contra el libertinaje” para desviar la atención de las detenciones arbitrarias generalizadas, las torturas y el desprecio por los derechos civiles y políticos en su país. En un incidente ampliamente difundido, la policía detuvo a 26 hombres durante una redada en unos baños de El Cairo, y ocho de ellos se enfrentaron a un juicio por ”practicar el libertinaje’. Su humillación pública sirve como método ejemplarizante para reprimir la expresión de la homosexualidad en todos los estratos sociales. Y su extensión a los turistas extranjeros supone un paso más en la intrusión en la privacidad de la sociedad egipcia.

Asia:

Malasia: Según investigaciones de la Iniciativa por la Candidatura de las Mujeres, desde 1938 se ha invocado siete veces la sección 377 del Código Penal que prohíbe la sodomía en Malasia. ¿El objetivo? Utilizarla reiteradamente contra oponentes políticos con una alta proyección pública, como es el caso del exviceprimer ministro Anwar Ibrahim, a quien se le ha retirado la posibilidad de volver al Parlamento durante los próximos 5 años por haber cumplido una pena de cárcel por sodomía. A sus 67 años, esta prohibición extigue prácticamente el futuro de su carrera política.

Europa y Asia Central:

En conclusión, Graeme Reid afirma que en esta época específica los derechos de las personas LGBT se han convertido en ”un pararrayos’‘ que atrae a dos visiones del mundo enfrentadas: una en la que los derechos humanos se consideran un valor que hay que conservar y defender, y otra en la que son vistos como una profunda amenaza para quienes están en el poder.

Por politicaexterior.com / Redacción chueca

General , , , , , , , , , , , , , , , ,

Gambia expulsa a la diplomacia europea por criticar la criminalización de la homosexualidad

Lunes, 15 de junio de 2015

Par934006La Unión Europea ha confirmado la salida de su encargada de negocios, Agnès Gillaud, la más alta representante diplomática, en Gambia tras no llegar a acuerdo con el Gobierno del país africano para evitar su expulsión y ha avisado de que el paso puede afectar “negativamente” a las relaciones con el país africano.

La expulsión, sobre la que la UE ha rechazado especular ni pronunciarse, parece estar relacionada con las críticas a las leyes contra la homosexualidad vigentes en el país y la reciente decisión de la UE de cancelar una ayuda de 13,45 millones de euros para dos proyectos.

“La UE ha trasladado regularmente sus preocupaciones en las áreas de los Derechos Humanos a las autoridades gambianas, incluido por ejemplo la pena de muerte, las alegaciones de tortura, la libertad de expresión, la discriminación y la criminalización de la homosexualidad agravada”, han explicado fuentes comunitarias a Europa Press.

El presidente de Gambia, Yahya Jamé,  ha dicho en un discurso público que “cortará el cuello” a los homosexuales que vivan en el país y ha advertido de que nadie podrá hacer nada para detenerlo, reiterando así una postura homófoba a la que no está dispuesto a renunciar pese a las críticas de los “blancos”.

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Las relaciones homosexuales aún siguen penadas en 79 países y territorios de todo el mundo

Jueves, 28 de mayo de 2015

CE4_2sYWEAAbPUDILGA (Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales) ha publicado este mes de mayo su informe anual que recoge la situación legal de las personas LGTB en cada uno de los países pertenecientes a las Naciones Unidas. Destaca la abrumadora lista de 75 países que aún penalizan las relaciones entre personas del mismo sexo. A ellos habría que sumar otros 4 territorios donde se persigue igualmente a la población LGTB, aunque no sean reconocidos por la ONU o la legislación opresora no sea de carácter nacional. En 8 de estos países la legislación establece la pena de muerte para quienes mantengan relaciones homosexuales.

El primer informe titulado “Homofobia de Estado” elaborado por ILGA data del año 2006. En él se contaban 92 países y territorios en los que se perseguía legalmente a las personas LGTB. En el memorándum de 2015 se cuentan 75, a los que habría que sumar otros 4 territorios no reconocidos por Naciones Unidas, o donde la persecución no es de ámbito nacional, pero sí lo suficientemente relevante, hasta alcanzar la cifra de 79 países y territorios.

Entre las bajas de la lista de países discriminadores que se han producido en el último año, destacan la de la República Turca del Norte de Chipre, que en 2014 despenalizó las relaciones homosexuales, siendo el último territorio europeo en hacerlo; también lo hizo Mozambique en su nuevo Código Penal, aunque la discriminación social de las personas LGTB persiste; Lesoto y Santo Tomé fueron otros dos territorios africanos que también eliminaron el pasado año el delito de homosexualidad en sus reformas legislativas; lo mismo sucedió en Palaos, el archipiélago situado en el Pacífico Occidental.

La lista más estremecedora es la de los países que castigan las relaciones homosexuales con la pena de muerte: Mauritania, Sudán, Irán, Arabia Saudí y Yemen. A ellos habría que sumar algunas de las provincias de Nigeria y Somalia donde se aplica la sharia (o ley islámica), y los territorios de Iraq y Siria ocupados por el Estado Islámico. A todos ellos se unirá Brunéi en el año 2016, al entrar en vigor la tercera fase de su reforma del Código Penal, que establece la pena de muerte por lapidación para quienes mantengan relaciones sexuales con personas de su mismo sexo.

Los países que castigan las relaciones homosexuales en el mundo

A continuación os detallamos el listado de los países con homofobia de Estado institucionalizada, a los que se añaden algunos territorios no reconocidos por las Naciones Unidas, como Palestina/Franja de Gaza u otros donde la violencia contra las personas LGTB está extendida, aunque se cometa por grupos insurgentes, como el caso de Iraq o las zonas ocupadas por el Estado Islámico. También se incluye a Indonesia, que, aunque no tiene una legislación discriminadora de ámbito nacional, sí que la mantiene en provincias de considerable población.

África

Angola, Argelia, Botsuana, Burundi, Camerún, Comoras, Egipto, Eritrea, Etiopía, Gambia, Ghana, Guinea, Kenia, Liberia, Libia, Malawi, Mauritania, Marruecos, Mauricio, Namibia, Nigeria, Senegal, Seychelles, Sierra Leona, Somalia, Suazilandia, Sudán, Sudán del Sur, Tanzania, Togo, Túnez, Uganda, Zambia, Zimbabue.

Hay que hacer la salvedad de que el Gobierno de Malawi decretó en 2012 una moratoria en la aplicación de las leyes que penalizan la homosexualidad.

Asia

Afganistán, Arabia Saudí, Bangladesh, Bután, Brunei, Emiratos Árabes Unidos, Estado Islámico, India, Iraq, Irán, Kuwait, Líbano, Malasia, Maldivas, Myanmar, Omán, Pakistán, Palestina/Franja de Gaza, Qatar, Singapur, Siria, Sri Lanka, Turkmenistán, Uzbekistán, Yemen.

En Iraq no existen oficialmente leyes que castiguen la homosexualidad, pero la violencia homófoba es intensa y habitual, incluso con la connivencia de sus fuerzas del orden. También se han denunciado casos de aplicación de la sharia por conducta homosexual por parte de los autoproclamados jueces islámicos. Se incluye asimismo al Estado Islámico, que no duda en exhibir un grado de violencia y barbarie inauditos contra la población LGTB como arma propagandística.

América

Antigua y Barbuda, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Trinidad y Tobago.

Oceanía

Indonesia (provincias de Aceh y Sumatra Meridional), Islas Cook, Islas Salomón, Kiribati, Nauru, Papúa Nueva Guinea, Samoa, Tonga, Tuvalu.

Europa

Con la derogación de las leyes discriminadores en la República Turca del Norte de Chipre, no existe ningún territorio europeo en el que las relaciones entre personas del mismo sexo estén penadas.

Sin embargo, leyes homófobas aprobadas en Rusia, aunque teóricamente no penalizan las relaciones homosexuales o bisexuales, en la práctica están siendo utilizadas para estigmatizarlas y que queden reducidas a una conducta privada, invisible a los ojos de la sociedad. A ello hay que sumar las continuadas agresiones hacia homosexuales, bisexuales y transexuales por parte de grupos homófobos, cada vez más organizados.

Otro país con legislación discriminadora es Lituania, cuyas leyes prohíben la manifestación y promoción de contenidos publicitarios que hagan referencia a la orientación sexual. Como en el caso ruso, la ley sirve para impedir que se ofrezca información positiva sobre homosexualidad o bisexualidad, con el estigma social consecuente.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El presidente de Gambia, Yahya Jammeh dice que “cortará el cuello” a los gays de Gambia y que “nadie podrá detenerle”

Sábado, 16 de mayo de 2015

Par934006El presidente de Gambia, Yahya Jamé, ha dicho en un discurso público que “cortará el cuello” a los homosexuales que vivan en el país y ha advertido de que nadie podrá hacer nada para detenerlo, reiterando así una postura homófoba a la que no está dispuesto a renunciar pese a las críticas de los “blancos”.

“Si eres un hombre que quiere casarse con otro hombre en este país y te encuentro, te cortaré el cuello y nadie te verá otra vez; y ninguna persona blanca podrá detenerme”, ha coreado en lenguaje wolof ante una multitud en la ciudad de Farafeni, después de una semana de charlas sobre agricultura por todo el país, según ha recogido el portal Vice News.

El presidente Jamé, que llegó al poder tras un golpe de Estado hace ya 21 años, ha intentado sofocar la disidencia en el país y se ha enfrentado a las crecientes críticas de la comunidad internacional, que denuncia violaciones sistemáticas de los Derechos Humanos. Estados Unidos y la Unión Europea han alertado en varias ocasiones de los abusos en la pequeña nación de África Occidental durante el último año.

“Estamos preocupados por las continuas informaciones sobre desapariciones forzosas y detenciones arbitrarias, que incluyen a periodistas, defensores de Derechos Humanos y funcionarios públicos, además de la persecución a miembros de la comunidad homosexual”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Bernadette Meehan, a través de un comunicado en diciembre. En los últimos años, Jamé ha llevado a cabo numerosas reorganizaciones en el Ejército y entre la administración civil, unos ajustes que han impedido ascensos y que los militares acumulasen demasiado poder en sus manos pero que, al mismo tiempo, han aumentado la inestabilidad y el descontento entre las filas del Ejército.

Fuente Ragap

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

Presidente de Gambia: “La Tierra está condenada por los gay”

Viernes, 16 de enero de 2015

Par934006Yahya Jammeh, presidente de Gambia ha vuelto a declarar en contra de los homosexuales para asegurar esta vez que “la Tierra está condenada por los gay” e insiste en que hay que exterminar a los mismos.

El homófobo presidente de Gambia, Yahya Jammeh, siempre bien cargado de acusaciones contra el mundo LGBT, ataca de nuevo al afirmar que: “El mundo ha caído en la estupidez por culpa de los homosexuales. Además, dijo que el mundo que conocemos se colapsaría por dejar que sus derechos sigan desarrollándose “Voy a decirlo muy claro, los gays son estúpidos, más aún si creen que van a establecer la homosexualidad por imposición en todo el mundo”.

“Ellos dicen que soy intolerante y que oprimo a la minoría homosexual en este país. Bien, todos los libros religiosos condenan la homosexualidad, lo sagrado la condena. En cambio, un poder inventado por los hombres, la democracia, dice que es un derecho. Esto va en contra del todopoderoso Alá, por los que la maldad del imperio de los homosexuales irá al infierno, como la peor de las basuras” apuntó convencido el presidente del país africano.

El pasado año, Yahya firmó una ley que encarcelaría a todos aquellos con agravio de homosexualidad que condena a los homosexuales a ser encarcelados de por vida. Una vez aprobada, hasta 12 personas fueron arrestadas inmediatamente.

El propio Jammeh, que entre sus disparatadas creencias se encuentra la de que es posible curar el SIDA con plátanos y hierbas, se ha referido en otras ocasiones a los gays como “persona en contra de la creación y de Dios”, “no-humanos” o “bichos”. Además, en un discurso de Naciones Unidas dijo que “la homosexualidad es la mayor amenaza a la que se ha enfrentado el ser humano.

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia. , ,

Sanción comercial de EE.UU. a Gambia por arrestar y torturar homosexuales

Viernes, 2 de enero de 2015

Par934006La homofobia sale cara. Estados Unidos ha despojado a Gambia del estatus de socio especial comercial que había permitido al país africano exportar bienes por valor de 37 millones de dólares al año a los EE.UU. sin pagar impuestos.

El motivo de esta sanción es la ley que castiga la homosexualidad con cadena perpetua y que ha sido promovida y firmada por el presidente Yahya Jammeh (en la fotografía), el mismo que sostiene en televisión que los gais “son perjudiciales para la existencia humana” y que los perseguirá “como a la malaria”
.

La Casa Blanca ha informado que desde el pasado octubre cuando salió adelante esta norma se han producido “arrestos, detenciones y torturas de personas debido a su orientación sexual o identidad de género.”

Jean Freedberg director del Centro para la Prevención del Genocidio ha declarado que esta decisión “es un primer paso importante en el envío de una señal clara al presidente Yayha Jammeh acerca de su historial de derechos humanos. No se puede permitir que pisotear los derechos de los LGBT gambianos”.

.
Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Gambia se resiste a derogar su ley antigays pese a las advertencias de la UE

Jueves, 4 de diciembre de 2014

8802590233_8d1ca6eee4_zEl ministro de Exteriores de Gambia, Bala Garba Jahumpa

El ministro de Exteriores de Gambia, Bala Garba Jahumpa, ha anunciado que romperá el diálogo con la Unión Europea y ha rechazado lo que según él son intentos de usar la ayuda humanitaria europea para obligar a su país a retirar la nueva ley contra la homosexualidad.

Jahumpa ha asegurado en la televisión estatal que “el Gobierno de Gambia no tolerará ninguna negociación con respecto a la homosexualidad con la UE o con cualquier otro país”. “No vamos a mantener ningún diálogo con la UE”, ha asegurado Jahumpa, que ha calificado la homosexualidad como un “acto infame” que va contra las tradiciones africanas.

El ministro ha anunciado también que Gambia no participará en los Acuerdos de Asociación Económica entre la UE y varios países africanos. “Moriremos antes de dejarnos colonizar por segunda vez”, ha asegurado Jahumpa.

La disputa viene cuando el mes pasado el presidente gambiano, Yahya Jammeh, firmó una ley que incorporaba el “crimen de homosexualidad con agravantes”, que se castiga con la cadena perpetua en algunos casos. La “homosexualidad con agravantes” se aplicará para casos en los que alguien tenga relaciones con un menor de edad del mismo sexo o que un enfermo de VIH mantenga relaciones homosexuales.

La tensión con Banjul se ha producido porque Bruselas debe decidir este mes si dona 150 millones de euros de ayuda al desarrollo a este país de África occidental. Esta decisión está siendo puesta en duda por los organismos europeos ya que Jammeh, que llegó al poder con un golpe de Estado hace años, no se ha caracterizado por el respeto de los Derechos Humanos.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Amnistía Internacional: “Gambia debe parar la ola homofóbica de arrestos y torturas”

Lunes, 24 de noviembre de 2014

Par934006La historia, tristemente, se repite: como ya ocurriera en Uganda, la promulgación el pasado mes de octubre de la ley que endurece el trato penal de las personas homosexuales en Gambia ha desatado una persecución que, según ha denunciado Amnistía Internacional (AI), se ha saldado ya con numerosas detenciones y presuntas torturas. Amnistía Internacional ha exigido a Gambia que detenga su ofensiva contra la homosexualidad tras una serie de informes que muestran que en este país del oeste africano han detenido y torturado a 8 personas pertenecientes al colectivo LGBT desde el pasado 7 de noviembre. El pasado mes de Septiembre, la Asamblea Nacional de Gambia aprobó una ley que impone penas de cadena perpetua por “homosexualidad agravada.

Esta semana ha salido a la luz que el presidente gambiano, Yahya Jammeh  ratificó con su firma el pasado 9 de octubre la ley homófoba aprobada en el parlamento en septiembre. Recordamos que las relaciones homosexuales, tanto entre hombres como entre mujeres, estaban ya castigadas con hasta 14 años de prisión en el país. Algo que no les parecía suficiente a los legisladores gambianos, que decidieron imponer penas más duras a lo que denominaron “homosexualidad agravada”, en aquellos casos de reincidencia o que impliquen a personas que viven con VIH, que ahora pueden llegar a ser castigados con cadena perpetua.

Jammeh y su entorno habían mantenido la entrada en vigor de la ley en relativo secreto, pero su aplicación no ha tardado en llegar. Según informa AI, entre el 7 y el 13 de este mes, la Agencia Nacional de Inteligencia (NIA) y la Guardia Presidencial del pequeño país africano arrestaron a cinco hombres, entre ellos un menor de 17 años, y a tres mujeres, acusados de forma genérica de homosexualidad. Los detenidos habrían sido sometidos a torturas y malos tratos para obligarlos a confesar sus “delitos” y a revelar los nombres de otras personas LGTB. Los agentes de la NIA, siempre según los testimonios recogidos por AI, habrían golpeado, aplicado privación sensorial y amenazado con violar a los arrestados, diciéndoles que, si no confesaban, “les introducirían un dispositivo por el ano o la vagina para ‘probar’ su orientación sexual”.

El 13 de noviembre se produjo la liberación de las tres mujeres, que sin embargo siguen bajo investigación y con sus documentos de identidad confiscados para no poder abandonar el país. Los varones, incluyendo el menor de edad, seguirían detenidos (a fecha del jueves pasado), incomunicados y sin la asistencia de un abogado. La NIA, mientras tanto, estaría recopilando una lista de nombres de “sospechosos”, algunos de los cuales han sido informados por familiares y han podido huir. Es el caso del testimonio de una joven recogido por AI, que afirma que las fuerzas de seguridad fueron a buscarla a su casa sin encontrarla, y amenazaron con matarla si la localizaban; la víctima ha conseguido huir al vecino país de Senegal. Seis mujeres más no han tenido esa suerte y habrían sido capturadas entre los días 18 y 19 de noviembre.

A los arrestados se les dijo que estaban bajo investigación por “homosexualidad”, pero no fueron acusados legalmente, ya que las garantías constitucionales de Gambia exigen un mínimo de 72 horas para cargar un crimen estas detenciones se llevaron a cabo en medio de un clima de temor y represión hacia los que tienen una orientación sexual diferente manifestó Steve Cockburn, director regional adjunto de Amnistía Internacional para África occidental y central.

Ante la gravedad de los hechos denunciados por AI, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Zeid Ra’ad Al Hussein emitió el pasado jueves un comunicado de condena de la situación en Gambia. Zeid denuncia que la nueva ley “viola derechos humanos fundamentales” como la privacidad, la no discriminación y la protección frente a la detención arbitraria, además de aumentar el “estigma” que sufre la población LGTB en el país africano. El Alto Comisionado hace un llamamiento al Gobierno gambiano para que “cumpla con sus obligaciones internacionales”, retire todas las provisiones legales que castigan las relaciones sexuales consentidas entre adultos y ponga fin a las detenciones “inmediatamente”.

Esta represión es inaceptable y revela la magnitud de la homofobia patrocinada por el estado en Gambia. La intimidación, el acoso y cualquier detención basada únicamente en la orientación sexual o la identidad de géero es una clara violación del derecho internacional y regional de derechos humanos. Las autoridades de Gambia deben detener cuanto antes estos asaltos homófobos”.

Para su presidente, los homosexuales no son más que “alimañas”

El Presidente de Gambia, Yahya Jammeh es un reconocido homófobo que hace poco tildó a los gay de “bichos que deben ser aplastados como los mosquitos”.

El presidente de Gambia Yahya Jammeh ha hecho de la homofobia uno de los rasgos más distintivos de su figura. Ya en febrero contábamos como comparaba a las personas homosexuales con alimañas. “Combatiremos a esas alimañas llamadas homosexuales o gays de la misma forma que combatimos a los mosquitos que causan malaria, cuando no de una manera más agresiva”, expresaba entonces Jammeh en un discurso conmemorativo de la independencia gambiana. “No aceptaremos ninguna amistad, ayuda u otro gesto que lleve como condición aceptar a los homosexuales o a los LGTB”, añadía. Unas siglas que según él “solo pueden significar Lepra, Gonorrea, Tuberculosis y Bacterias, que son todas nocivas para la existencia humana”.

No era sin embargo la primera vez que Jammeh hacía uso de la homofobia para ganar popularidad. En su discurso de Navidad de 2013, dirigido a la minoría cristiana, tachó a los homosexuales de “cáncer social. Pero quizás más grave fue que aprovechara su intervención ante la 68ª Asamblea General de Naciones Unidas, hace ahora un año, para pronunciar un virulento discurso de incitación al odio en el que calificó a la homosexualidad de “una de las mayores amenazas para la existencia humana” y a las relaciones entre personas del mismo sexo como “más mortales que todos los desastres naturales juntos”.

Años antes, en 2008, amenazó con decapitar a todos los homosexuales que no abandonaran el país, y en 2009 hacía un llamamiento al Ejército para detectar conductas homosexuales en su seno, que entonces también calificó de “diabólicas”. En febrero de 2012, Jammeh insistía en que los derechos de las personas homosexuales no pueden considerarse derechos humanos; y en abril del año pasado, amenazó a los homosexuales que visiten su país con “arrepentirse de haber nacido”.

Fuente Ragap y Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , ,

Crean fondo de apoyo para LGBTs africanos que emigran a EE.UU.

Martes, 28 de octubre de 2014

facd66a8-744c-40a6-8576-c3024731f0a1-620x372-585x351Una colecta de fondos lanzada en los EEUU para ayudar a los LGBTI africanos perseguidos a huir de sus países ha originado una controversia.

Una colecta de fondos lanzada en los EEUU para ayudar a los LGBTI africanos perseguidos a huir de sus países ha originado una controversia.Desde Uganda a Nigeria, el endurecimiento de las leyes antigay amenaza con empujar a miles y miles de personas LGTBI al exilio. Frente a esta situación, una iniciativa ha surgido en California. Una joven abogada sudafricana especializada en los demandantes de asilo ha puesto en marcha un fondo de apoyo a los africanos LGBTI perseguidos que quieran emigrar. El “Rescue Fund To Help LGBTI People Escape Africa ya ha juntado cerca de 14.000 dólares en pocas semanas en la plataforma de financiamiento participativo Indiegogo.com Espera llegar a los 20.000 dólares.

Melanie Nathan explica su iniciativa: “Desde muy pequeña tomé consciencia del Holocausto y del fenómeno de los chivos expiatorios, así como de la importancia para los judíos de la Diaspora de ayudar a los demás a escapar de las persecuciones”. Dispone de una “lista de Schindler”, según su propia expresión, de 30 casos “verificados” de personas LGBTI perseguidas en Uganda, Nigeria y Gambia, entre otros. Para motivar a los donantes, ofrece una lista de premios para los más generosos: una bandera sudafricana firmada por la militante Edie Windsor y piezas conmemorativas con la efigie de Elie Wiesel o Nelson Mandela.

El dinero debe servir para financiar la obtención de pasaportes, de visas y de pasajes de avión. El proyecto es en realidad bastante impreciso en lo tocante al destino y a las condiciones de acogida de los posibles beneficiarios.

 “Un asunto de vida o muerte”

“Para muchos, es una cuestión de vida o muerte”, insiste la joven abogada. Sin embargo, la iniciativa le provoca un cierto malestar a algunos por el paralelo sugerido entre los llamados Justos que salvaron a judíos durante la Segunda Guerra Mundial y la situación actual de las minorías sexuales de África.

En un artículo publicado en la página web del diario británico “The Guardian”, la bloguera sudafricana Melanie Judge critica muy severamente esta iniciativa. “Ciertamente, la huída forzada de los LGBTI exigirá la instalación de plazas de acogida para los refugiados. La promoción de una red que vaya desde África hacia las verdes praderas norteamericanas, sin atacar las condiciones que provocan esa migración, es peligrosa y oportunista. Al no estar asociada a las luchas llevadas a cabo en África por la justicia social, estas intervenciones, llenas de buenas intenciones, no ofrecen ninguna solución a largo plazo a las cuestiones sistémicas que son los motores de la homofobia. En el mejor de los casos son un paliativo condescendiente, y en el peor refuerzan la victimización de los africanos y el estatus de los occidentales como salvadores.”

 En nombre de la africanidad

Sobre esta cuestión, Melanie Judge piensa que el gobierno sudafricano, hasta ahora muy timorato en este tema (a pesar de su constitución en materia de “orientación sexual”), debe asumir sus responsabilidades y luchar contra la idea sostenida por numerosos países de que la homosexualidad es “antiafricana”. Según ella, “Sudáfrica debería estar preparada para emitir un discurso contrario al que profesan los prejuicios en nombre de la africanidad”. Cita a ese respecto la Comisión de los Derechos Humanos de Pretoria: “Vivir libre y amar sin miedo a la violencia no es una idea proveniente de los países occidentales. La lucha por esas libertades ha estado siempre en el corazón de la lucha por la liberación del continente africano.”

Vía SentidoG

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

El Congreso de Gambia aprueba la cadena perpetua para “actos homosexuales”

Jueves, 11 de septiembre de 2014

save_the_young_black_manSerán castigadas las relaciones con menores de 18 años o las de una persona con VIH

El presidente de Gambia promete perseguir a los gais como a “alimañas”

El presidente de Gambia se niega a aceptar la libertad sexual en su país

Condena de por vida para los homosexuales de África

África, los homosexuales y los derechos humanos

Gambia libera a dos españoles apresados por homosexualidad

 Elproyecto de ley ahora está pendiente de aprobación por parte del presidente Yahya Jammeh, un gobernante autocrático que en 2008 exigió a los gays y lesbianas a salir del país o correr el riesgo de ser decapitados.

La Asamblea Nacional de Gambia, en África Occidental, ha aprobado un proyecto de ley para introducir en el Código Penal el delito de “homosexualidad agravada”, que en algunos casos contempla penas de cadena perpetua. Serán castigadas, por ejemplo, las relaciones homosexuales con menores de 18 años o las de una persona con VIH.

El presidente de Gambia, Yahya Jammeh, que en febrero pasado calificó a los homosexuales como “alimañas” y aseguró que su Gobierno se enfrentaría a ellos de la misma manera que combate a los mosquitos de la malaria, aún debe firmar la enmienda del Código Penal, aprobada por el Parlamento el 25 de agosto.

Una persona que comete el delito de homosexualidad agravada enfrenta una condena de cadena perpetua, dice una sección de la ley. El día que fue aprobada en el Parlamento, la ministra de Justicia de Gambia, Fátima Singhateh, fue destituida, aunque no se explicaron las razones de su salida.

El proyecto de ley que modifica el Código Penal fue aprobada el mes pasado y conlleva cadena perpetua por “homosexualidad agravada”. Esa es una acusación hecha a los delincuentes reincidentes y personas que viven con el VIH y sida, denunció Samba Jallow, líder de un partido minoritario en la oposición. Jallow dijo que a pesar de que su Partido de Reconciliación Nacional no aprueba la homosexualidad, votó en contra del proyecto porque “en nuestra opinión, (los homosexuales) no han cometido un crimen digno de cadena perpetua o de cualquier delito de traición“. Los actos homosexuales ya eran castigados con hasta 14 años de prisión en virtud de una ley que fue modificada en 2005 para aplicarla también a las mujeres.

El presidente de Gambia no ha ahorrado insultos al colectivo, víctima de ataques violentos: “Por lo que a mí respecta, LGTB significa lepra, gonorrea, tuberculosis y bacterias, las cuales son un peligro para la existencia de los seres humanos”. En declaraciones a la televisión estatal en febrero, el presidente del país dijo: “Vamos a luchar contra estos bichos llamados homosexuales o gays de la misma manera que luchamos los mosquitos que causan la malaria, si no más agresivamente”. También, en julio del año pasado, Jammeh, que llegó al poder tras un golpe de Estado de 1994 y que es conocido por sus discursos condenando las potencias occidentales, declaró que si los homosexuales visitan mi país se arrepentirán de haber nacido y volvió a cargar contra las personas homosexuales unos meses después en la Asamblea General de la ONU.

El presidente de la Asamblea Nacional, Abdoulie Bojang, confirmó que la nueva ley fue aprobada el mes pasado, pero no dio más detalles. Sin embargo, en un borrador, el texto legal era idéntico a la ley antigays de Uganda.

Además de los denominados “delincuentes en serie” y de las personas que viven con el VIH y sida, los dos textos legislativos dan ejemplos de lo que consideran “homosexualidad agravada“, incluyendo cuando el sospechoso se involucra en actos homosexuales con alguien que es menor de 18 años, con personas con discapacidad o que estén drogadas. El término también se aplica cuando el sospechoso es el padre, madre o tutor de la otra persona o tiene “autoridad sobre” él o ella.

La homosexualidad sigue siendo tabú en las sociedades africanas más conservadoras; algunos grupos religiosos la han calificado como “importación corruptora”. Si Gambia da paso a estas reformas seguiría así el camino de Uganda, que tiene una de las leyes más restrictivas. La legislación aprobada por el Parlamento en diciembre y firmada por el presidente en febrero castiga con cadena perpetua determinados actos homosexuales. La Corte Constitucional la anuló en agosto pasado por un tecnicismo, pero el Gobierno quiere volver a emitirla.

La Ley contra la homosexualidad de Uganda, que provocó la condena internacional generalizada, fue revocada el mes pasado por el Tribunal Constitucional del país, que declaró la ley ilegal porque fue aprobada durante una sesión parlamentaria que carecía de quórum.

Gambia ha lanzado previamente ofensivas ocasionales contra las personas homosexuales del país. Una intervención policial en 2012 durante una fiesta de cumpleaños en la capital, Banjul, condujo a la detención de 18 hombres, algunos de los cuales aseguraron que fueron interrogados y golpeados antes de ser sometidos a un juicio muy público que destruyó su reputación.

Fuente Cáscara Amarga y El País

Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , ,

El coste de la homofobia para el desarrollo

Miércoles, 16 de julio de 2014

1403262285_422111_1403781414_noticia_normalAdebisi Alimi. / Project Syndicate

La protección legal a los colectivos homosexuales es también una cuestión económica

Existen vínculos entre la pobreza y la homofobia en países que condenan estas relaciones

La discriminación institucionalizada es perjudicial para la gente y para las sociedades

El Banco Mundial debería hacer que los países que quieran recibir préstamos brinden protección legal a la orientación sexual

Retratos que captan el activismo LGTBI en Sudáfrica

EE UU aplica nuevas sanciones a Uganda por su ley contra los homosexuales

La ley antigais ugandesa convierte en criminales a miles de personas

Condena de por vida para los homosexuales de África

Caza al homosexual

FOTOGALERÍA Condenados por ser gais

 Al ser un homosexual que vivía en Nigeria, mi mayor desafío fue tener que elegir entre mi sexualidad y mi trabajo. En 2004 iniciaba mi carrera como actor. Acababa de salir de la universidad y me dieron un papel en Rosas y espinas, una telenovela en horario de máxima audiencia en Galaxy Television, una de las cadenas más populares del país. Mi personaje era Ricardo, el único hijo de una familia adinerada que mantenía una relación con la sirvienta de la casa. Fue entonces cuando empezaron a circular rumores sobre mi vida privada, así que decidí que era hora de sincerarme. Para hacerlo, acepté ir al programa de entrevistas más popular de Nigeria y hablar en él de mi sexualidad.

Casi de inmediato, mi personaje fue eliminado de la serie. Y, junto con mi empleo, también se esfumó mi seguridad financiera. Al igual que muchos hombres homosexuales y lesbianas en África, tuve que elegir entre la libertad económica y el encarcelamiento mental.

Ese año, Nigeria y Uganda aprobaron leyes draconianas contra los homosexuales, lo que desató un debate mundial sobre Derechos Humanos. Este debate también se inició en el Banco Mundial, cuyo presidente, Jim Yong Kim, recientemente ha declarado que la discriminación institucionalizada “es perjudicial para la gente y para las sociedades“.

Las palabras de Kim generaron críticas y controversia. En países como Uganda y Nigeria oímos decir a menudo que la oposición a la discriminación contra hombres y mujeres homosexuales, bisexuales y transexuales (LGBT por su sigla en inglés) por parte de los gobiernos no es más que una manera de imponer valores “occidentales” en África. Pero esto supone que la homosexualidad es “antiafricana”. Y, a pesar de la falta de evidencia de que algún país o continente no tenga gente LGBT (y una amplia evidencia que demuestra lo contrario), es una presunción aceptada por una cantidad cada vez mayor de líderes africanos.

En 2006, el entonces presidente de Nigeria Olusegun Obasanjo fue uno de los primeros en hacerlo. El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, siguió sus pasos cuando convirtió en ley un proyecto antihomosexual en 2014. Otros líderes, desde el presidente de Gambia, Yahya Jammeh, hasta el de Zimbabue, Robert Mugabe, se han manifestado en el mismo sentido.

Estas actitudes oficiales han generado un sufrimiento significativo a los homosexuales y las lesbianas de África. De hecho, el precio de la homofobia hacia la gente gay en muchos países africanos es dolorosamente evidente: sanciones legales, ostracismo social y justicia callejera.

Sin embargo, lo que los líderes homófobos de África no entienden es que la protección legal a los colectivos gais no es solo una cuestión de Derechos Humanos, sino también una cuestión económica. Kim tiene toda la razón y la investigación ha comenzado a medir los costos económicos de la homofobia al explorar los vínculos entre el sentimiento antigay y la pobreza en países donde las leyes y las actitudes sociales condenan las relaciones entre personas del mismo sexo.

M.V. Lee Badgett, un economista de la Universidad de Massachusetts-Amherst, presentó los hallazgos iniciales de un estudio sobre las implicaciones económicas de la homofobia en la India durante una reunión del Banco Mundial, en marzo de 2014. Badgett estimó que la economía india podría haber perdido hasta 23.100 millones de dólares en 2012 en costes de salud directos debido a problemas de depresión, suicidio y disparidades en el tratamiento del VIH causados por el estigma y la discriminación contra los homosexuales.

Además de estos gastos concretos, ser diferente puede generar violencia, pérdida de empleo, rechazo familiar, acoso en las escuelas y presión para contraer matrimonio. Como resultado de esto, muchos homosexuales tienen menos educación, menos productividad, menores ingresos, una salud peor y una expectativa de vida menor.

En Nigeria, yo comencé el Proyecto Independiente para Derechos Iguales (TIERS) en 2005 con la intención de responder y atender a la creciente cantidad de personas que estaban perdiendo el empleo debido a las sospechas sobre su sexualidad. Durante nuestro primer año ofrecimos apoyo a decenas de ellas. Un joven, Olumide, recibió una vivienda después de que su familia lo echara de su casa por ser gay. Otro, Uche, fue despedido de su empleo como cocinero después de que se revelara su sexualidad. TIERS lo ayudó con el alojamiento y con una cantidad de dinero para montar su propio negocio de servicio de comidas. Aunque ya han pasado casi 10 años, todavía no pueden usar sus nombres reales por razones de seguridad.

En toda África, los costes económicos de la discriminación aumentan de forma paralela a la creciente presión sobre empleadores, propietarios, proveedores de atención médica, instituciones educativas y otros para que excluyan a la gente LGBT.

Hoy, el Banco Mundial y otras agencias de desarrollo están planificando las prioridades de desarrollo global que vendrán después de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que oficialmente terminan en 2015 e incluían puntos específicos para promover la igualdad de género y empoderar a las mujeres como una estrategia para lograr el crecimiento económico. De cara al futuro, el Banco debería adoptar el mismo enfoque sobre los derechos de la gente LGBT y hacer que los países que quieran recibir préstamos brinden protección legal a la orientación sexual y la identidad de género.

Generar reconocimiento por los derechos de las mujeres en los ODM no corrompió a las culturas africanas imponiendo valores “occidentales”. De hecho, fortaleció a muchos países africanos, que ahora son líderes mundiales desde el punto de vista de representación de mujeres en el gobierno. Si se intenta aplicar una protección similar para la gente LGBT, la inversión y la ayuda internacional pueden mejorar el desempeño económico y robustecer el respeto por los derechos humanos básicos.

El Banco Mundial, siempre cauteloso en no involucrarse en cuestiones “políticas”, enfatiza que no es el encargado de hacer cumplir los Derechos Humanos. Pero también reconoce, y cada vez más, su propio papel como facilitador a la hora de ayudar a los miembros del Banco a cumplir con sus obligaciones en tal área. Los derechos de los LGBT debería ser un caso que sentara jurisprudencia.

La ayuda a los gobiernos que permiten que ciertos grupos sociales sean excluidos puede implicar costes económicos muy reales. A la hora de considerar nuevos préstamos se deberían tomar medidas para asegurar que los beneficios sean lo más inclusivos posibles.

Si el Banco —que actualmente le presta a Nigeria casi 5.500 millones de dólares y espera otorgar otros 2.000 millones de dólares en cada uno de los próximos cuatro años— avanzara en esta dirección, otras entidades de financiamiento podrían seguir sus pasos. La gente LGBT de África necesita desesperadamente de estos aliados poderosos en su lucha por los Derechos Humanos y económicos.

Adebisi Alimi (@bisialimi), defensor LGBT y activista por el VIH, huyó al Reino Unido después de un intento de asesinato sufrido en Nigeria. Aspen New Voices Fellow en 2014 el Aspen Institute.

Copyright: Project Syndicate, 2014. www.project-syndicate.org

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Resolución africana contra la homofobia y transfobia.

Martes, 27 de mayo de 2014

835-Por la Comisión Africana de los Derechos Humanos y de los Pueblos.

Resolución sobre la protección contra la violencia y otras violaciones de Derechos Humanos contra las personas por su real o imputada Orientación Sexual o Identidad de Género.

La Comisión Africana sobre los Derechos Humanos y de los Pueblos (La Comisión Africana), reunida en su 55ª Sesión Ordinaria que tuvo lugar en Luanda (Angola) del 28 de abril al 12 de mayo de 2014:

Recordando que el Artículo 2 de la Carta Africana sobre Derechos Humanos y de los Pueblos (la Carta Africana) prohíbe la discriminación del individuo por motivos de cualquier difencia, tales como raza, grupo étnico, color, sexo, lenguaje, religión, opinión política u otra tipo de opinión, origen social y nacional, fortuna, nacimiento o cualquier otro estatus;

Además recordando que el Artículo 3 de la Carta Africana estipula que todas las personas se beneficien de una completa igualdad ante la ley;

Señalando que los Artículos 4 y 5 de la Carta Africana otorgan a cada individuo respeto por la vida e integridad de su persona, y prohíbe la tortura y cualquier otro trato castigo cruel, inhumano y degradante;

Alarmada por los actos de violencia, discriminación y otras violaciones a los derechos humanos que continuan siendo cometidos sobre individuos en muchas partes de África debido a su real o imputada orientación sexual o identidad de género;

Señalando que dicha violencia incluye las llamadas violaciones “correctivas”, ataques físicos, torturas, asesinatos, arrestos arbitrarios, detenciones, asesinatos extra-judiciales y ejecuciones, desapariciones forzadas, extorsión y chantaje;

Mas alarmada aún por la incidencia de la violencia, las violaciones de derechos humanos y los abusos por parte de actores Estatales y No-Estatales dirigidos contra defensores de los derechos humanos y las organizaciones de la Sociedad Civil que trabajan en temas de Orientación Sexual e Identidad de Género.

Profundamente preocupada por la incapacidad de las fuerzas encargadas del cumplimiento de la ley para investigar de forma diligente y perseguir a los responsables de la violencia y otras violaciones de los derechos humanos contra las personas en base a su imputada o real orientación sexual o identidad de género

CONDENA el incremento de los incidentes violentos y otras violaciones de los derechos humanos, incluyendo asesinatos, violaciones, ataques, detenciones arbitrarias y otras formas de persecución de personas sobre la base de su imputada o real orientación sexual o identidad de género.

ESPECÍFICAMENTE CONDENA la situación de ataques sitemáticos por actores Estatales y No-Estatales contra personas sobre la base de su real o imputada orientación sexual e identidad de género.

LLAMA a los Estados Miembros a asegurar que los defensores de derechos humanos trabajan en un entorno adecuado que esté libre de estigma, represalias o persecución criminal como resultado de sus actividades de protección de los derechos humanos, incluyendo los derechos de las minorías sexuales; y

URGE FIRMEMENTE a los Estados a poner fin a todo acto de violencia y abuso, sea cometido tanto por actores Estatales como No-Estatales, incluyendo la aprobación y puesta en marcha de forma efectiva de leyes prohibiendo y castigando toda forma de violencia, inlcuyendo aquella que se dirige contra personas en base a su real o imputada orientación sexual o identidades de género, asegurando adecuadas investigaciones y una persecución diligente de los agresores, y estableciendo procedimientos judiciales que respondan a las necesidades de la víctima.

Adoptado por la 55ª Sesión Ordinaria de la Comisión Africana de los Derechos Humanos y de los Pueblos en Luanda (Angola), el 28 de abril de 2014.

Nota de ÁfricaLGBT tomado de la web de la Comisión Africana: La Carta Africana de los Derechos Humanos y de los Pueblos estableció la Comisión Africana de los Derechos Humanos y de los Pueblos. La Comisión fue inaugurada el 2 de noviembre de 1987 en Addis Abeba (Etiopía). El Secretariado de la Comisión se encuentra en Banjul, Gambia.

Además de realizar las tareas que puedan serle encomendas por la Asamblea de Jefes de Estado y de Gobierno, la Comisión está a cargo de tres funciones principales:

– La protección de los Derechos Humanos y de los Pueblos.

– La promoción de los Derechos Humanos y de los Pueblos.

– La interpretación de la Carta Africana de los Derechos Humanos y de los Pueblos.

 Son firmantes de la Carta Africana y por tanto Estados Miembros de la Comisión Africana TODOS los países africanos, excepto Marruecos.

(Traducción propia para ÁfricaLGBT gracias a nuestro voluntario Madrid Mars. Puedes leer el idioma original en los enlaces adjuntos. Este texto se tradujo desde el idioma inglés).

http://www.achpr.org/sessions/55th/resolutions/275/

 

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

El presidente de Gambia considera a los homosexuales como “alimañas”.

Jueves, 20 de febrero de 2014

Par934006Leíamos que ONUSIDA alerta sobre que la ley anti gays hará repuntar el sida en Uganda. Mientras tanto, en unas declaraciones televisadas, el presidente de Gambia ha asegurado que combatirá contra la homosexualidad como si fueran alimañas. Leemos en El País:

Yahya Jammeh arremete con odio contrael colectivo, comparándolo con mosquitos de la malaria

Por lo que a mí respecta, LGTB significa lepra, gonorrea, bacterias y tuberculosis”, declara

Asegura que “no aceptará la ayuda” de ningún país que se oponga a su política

El presidente de Gambia, Yahya Jammeh, ha tildado este martes de “alimañas” a los homosexuales y ha asegurado que su Gobierno se enfrentará a ellos de la misma manera que combate a los mosquitos de la malaria.

Combatiremos contra estas alimañas llamadas homosexuales y gais de la misma manera que luchamos contra los mosquitos de la malaria, si no de una forma aún más agresiva”, ha dicho Jammeh durante un discurso televisado con motivo del 49 aniversario de la independencia de Reino Unido.

El presidente ha asegurado que Gambia “no aceptará ninguna amistad, ayuda o cualquier otro gesto” de países que esté condicionado a la aceptación de los homosexuales o la comunidad LGTB, “tal y como los han bautizado los poderes que les promueven”.Por lo que a mí respecta, LGTB significa lepra, gonorrea, bacterias y tuberculosis, todas las cuales son un peligro para la existencia de los seres humanos”, ha rematado.

Los comentarios del mandatario, que el año pasado aseguró que los homosexuales eran una amenaza a la humanidad, coinciden con una nueva oleada de restricciones contra las relaciones entre personas del mismo sexo en África, donde la homosexualidad es ilegal en 37 países. El Parlamento de Uganda aprobó el 20 de diciembre un proyecto de ley contra la homosexualidad, que tendrá que ser ratificado por el presidente de este país subsahariano,Yoveri Museweni. La norma prevé cadena perpetua para los homosexuales “reincidentes”.

La homosexualidad es ilegal en 37 países africanos, incluyendo Gambia. Estas declaraciones se unen a las que hizo el año pasado presentando la homosexualidad como una amenaza contra la humanidad.

noticias_file_foto_728351_1392829372

Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.