Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Melanie Nathan’

Los responsables de la muerte de un chico de 15 años al que pretendían “masculinizar” en Sudáfrica, culpables de asesinato

Viernes, 6 de marzo de 2015

Raymond_Buys_Deathbed_Gay_Cure_CampRaymond Buys

Un tribunal sudafricano ha encontrado culpable de asesinato al responsable de un campo de entrenamiento paramilitar destinado a “masculinizar” a jóvenes afeminados o considerados de carácter débil, ingresados allí por sus propias familias, en el cual fallecieron varios jóvenes víctimas de los malos tratos sufridos. El escándalo trascendió a raíz de la trágica muerte en 2011 de Raymond Buys, un muchacho de 15 años. También ha merecido veredicto de culpabilidad un ayudante.

Además, tres jóvenes sudafricanos fallecieron, en 2011 y 2007, víctimas de los malos tratos sufridos en un campo de entrenamiento paramilitar destinado a “masculinizar” a jóvenes afeminados o considerados de carácter débil, ingresados allí por sus propias familias. Se ha juzgado al responsable del campo, Alex de Koker, y a su ayudante Michael Erasmus, de 20 años por la muerte de Raymond Buys. Como decimos, la muerte de Buys rescató además del olvido otras dos muertes ocurridas cuatro años antes, en 2007: la de Erich Calitz, de 18 años, y la de Nicholas van der Walt, de 19. Calitz sufrió también palizas que le provocaron lesiones cerebrales, pese a lo cual Alex de Koker evitó entonces una sentencia de cárcel. La muerte de Nicholas van der Walt, en cambio, fue considerada una “muerte natural” y atribuida a un ataque cardíaco.

Como conocimos entonces, Buys había sido ingresado en el campo de entrenamiento diez semanas antes de su muerte. El chico presentaba al parecer problemas de aprendizaje debido a un déficit de atención y sus padres deseaban “endurecer” su carácter. Cuando abandonó el campo, se encontraba malnutrido y deshidratado (al parecer negarles la comida a los “reclutas” era uno de los castigos habituales del campamento) y presentaba lesiones traumáticas, hematomas múltiples y daño cerebral, consecuencia de las palizas recibidas. Raymond Buys ingresó directamente en la unidad de cuidados intensivos de un hospital, pero finalmente murió. Según el testimonio de Gerhard Oosthuizen, otro joven de 19 años, la estancia de Buys en el campamento fue un auténtico infierno, digno de una película de terror: en una ocasión en la que intentó escapar fue encadenado a la cama, golpeado y obligado a hacerse sus necesidades encima. En otras ocasiones le hicieron comer sus propias heces y su propio vómito.

La terrible muerte de Raymond Buys trajo de nuevo a la actualidad otras dos muertes ocurridas cuatro años antes, en 2007: la de Erich Calitz, de 18 años, y la de Nicholas van der Walt, de 19. Calitz sufrió también palizas que le provocaron lesiones cerebrales, pese a lo cual Alex de Koker, que regentaba el campo, evitó entonces una sentencia de cárcel. La muerte de Nicholas van der Walt, en cambio, fue considerada una “muerte natural” y atribuída a un ataque cardíaco.

1019823_841422Alex de Koker, izquierda, y Michael Erasmus

Alex de Koker, de 49 años, está vinculado al movimiento supremacista afrikáner liderado por el ultraderechista Eugène Terre’Blanche (fallecido en 2010). Y aunque las fuentes de las que hemos recogido la noticia no hacen referencia a ello, parece verosímil pensar que las familias que ingresaban a sus hijos en este campo pertenecen, posiblemente, al círculo de influencia de dicha ideología. La activista sudafricana Melanie Nathan denunció que la actividad del campamento no dejaba de ser en cualquier caso una siniestra variante de las terribles “terapias reparadoras”, cuyo objetivo no era otro que “masculinizar” a adolescentes supuestamente afeminados.

Casi cuatro años después de su muerte el proceso judicial ha llegado a su fin. Alex de Koker (vinculado al movimiento supremacista afrikáner) y el que entonces era su joven ayudante, Michael Erasmus de 20 años, han sido encontrados culpables de asesinato, abuso infantil y lesiones corporales graves por la muerte de Raymond Buys. Hasta dentro de varias semanas no se conocerá la sentencia. Esperemos que esta vez  se evite que otros jóvenes sufran el terrible calvario por el que pasaron Raymond, Erich y Nicholas, todo apunta que empujado por el odio homófobo de sus propias familias.

Según denunció en su momento la activista sudafricana Melanie Nathan, la actividad del campamento no dejaba de ser una siniestra variante de las terribles “terapias reparadoras”, cuyo objetivo no era otro que “masculinizar” a adolescentes supuestamente afeminados o de carácter “blando”.

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Brutal agresión homófoba al activista ugandés Kelly Mukwano

Martes, 2 de diciembre de 2014

screen-shot-2014-11-28-at-3-38-07-pmKelly Mukwano, un conocido activista LGTB ugandés, ha sufrido una brutal agresión homófoba. Según informa la activista y bloguera sudafricana Melanie Nathan, Mukwano fue golpeado por un número indeterminado de atacantes que le provocaron diversas heridas, entre ellas un corte en la cara y un hematoma en la región ocular. Trasladado a un hospital de Kampala, donde en un primer momento se temió lo peor, ha sido dado de alta y se recupera de sus heridas fuera del hospital.

Según las primeras informaciones, Mukwano, que sangraba profusamente, recibió primeros auxilios y fue trasladado al hospital, donde al parecer perdió el conocimiento y llegó a ser trasladado a una unidad de cuidados intensivos. Afortunadamente sus lesiones internas no fueron finalmente tan graves y según la propia Melanie Nathan informa en su blog ha podido ser dado de alta y se encuentra bajo el cuidado de sus amigos.

Kelly Mukwano es un joven pero inquieto activista LGTB ugandés. Estuvo al frente de la campaña Hate No More promovida en 2011 por Freedom and Roam Uganda y actualmente es el director ejecutivo de i freedom Uganda Network. Ha sido detenido por la policía ugandesa en diversas ocasiones y está sometido a constante acoso. En febrero de este año The Telegraph, incluía su historia en un reportaje titulado “Ser gay en Uganda”, en el que Mukwano contaba como su casera le había dado 24 horas para dejar la vivienda tras la aprobación de la conocida ley homófoba. Kelly Mukwano también ha participado en encuentros internacionales, el último de ellos la 27ª Conferencia de la ILGA, que tuvo lugar a finales de otubre en México.

Además de difundir lo sucedido, Melanie Nathan ha mostrado su indignación por el hecho de que el periodista ugandés Andrew Bagala la haya acusado de inventar la historia y ha denunciado que de hecho la prensa ugandesa intenta minimizar, cuando no ocultar, los ataques a personas LGTB.

Uganda, en proceso de aprobar una nueva ley homófoba

Como es bien conocido, el clima de odio hacia las personas LGTB en Uganda se ha exacerbado con motivo del proceso de discusión y aprobación de una ley que pretendía endurecer el trato penal a la homosexualidad, una ley que ha sido anulada por el Tribunal Constitucional de Uganda por un defecto de forma, a pesar de lo cual ya se ha puesto en marcha otra iniciativa para aprobar una nueva ley que sustituya a la anterior. Una norma que eliminaría las referencias directas a la homosexualidad, que sería sustituida por el eufemismo “prácticas sexuales antinaturales” y se centraría en castigar con penas de cárcel cualquier actividad considerada como “promoción” de las relaciones no tradicionales.

Una jugada con la que el presidente Yoweri Museveni intentaría mantener su popularidad sin poner en riesgo la ayuda externa que recibe el país. Aunque el presidente amagó en su momento con vetar la anterior ley, al final optó por sumarse a la corriente homófoba y apoyarla; una decisión adoptada en clave interna, pero que a nivel internacional no le trajo más que quebraderos de cabeza, incluyendo sanciones económicas en forma de reducción de la ayuda exterior.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Crean fondo de apoyo para LGBTs africanos que emigran a EE.UU.

Martes, 28 de octubre de 2014

facd66a8-744c-40a6-8576-c3024731f0a1-620x372-585x351Una colecta de fondos lanzada en los EEUU para ayudar a los LGBTI africanos perseguidos a huir de sus países ha originado una controversia.

Una colecta de fondos lanzada en los EEUU para ayudar a los LGBTI africanos perseguidos a huir de sus países ha originado una controversia.Desde Uganda a Nigeria, el endurecimiento de las leyes antigay amenaza con empujar a miles y miles de personas LGTBI al exilio. Frente a esta situación, una iniciativa ha surgido en California. Una joven abogada sudafricana especializada en los demandantes de asilo ha puesto en marcha un fondo de apoyo a los africanos LGBTI perseguidos que quieran emigrar. El “Rescue Fund To Help LGBTI People Escape Africa ya ha juntado cerca de 14.000 dólares en pocas semanas en la plataforma de financiamiento participativo Indiegogo.com Espera llegar a los 20.000 dólares.

Melanie Nathan explica su iniciativa: “Desde muy pequeña tomé consciencia del Holocausto y del fenómeno de los chivos expiatorios, así como de la importancia para los judíos de la Diaspora de ayudar a los demás a escapar de las persecuciones”. Dispone de una “lista de Schindler”, según su propia expresión, de 30 casos “verificados” de personas LGBTI perseguidas en Uganda, Nigeria y Gambia, entre otros. Para motivar a los donantes, ofrece una lista de premios para los más generosos: una bandera sudafricana firmada por la militante Edie Windsor y piezas conmemorativas con la efigie de Elie Wiesel o Nelson Mandela.

El dinero debe servir para financiar la obtención de pasaportes, de visas y de pasajes de avión. El proyecto es en realidad bastante impreciso en lo tocante al destino y a las condiciones de acogida de los posibles beneficiarios.

 “Un asunto de vida o muerte”

“Para muchos, es una cuestión de vida o muerte”, insiste la joven abogada. Sin embargo, la iniciativa le provoca un cierto malestar a algunos por el paralelo sugerido entre los llamados Justos que salvaron a judíos durante la Segunda Guerra Mundial y la situación actual de las minorías sexuales de África.

En un artículo publicado en la página web del diario británico “The Guardian”, la bloguera sudafricana Melanie Judge critica muy severamente esta iniciativa. “Ciertamente, la huída forzada de los LGBTI exigirá la instalación de plazas de acogida para los refugiados. La promoción de una red que vaya desde África hacia las verdes praderas norteamericanas, sin atacar las condiciones que provocan esa migración, es peligrosa y oportunista. Al no estar asociada a las luchas llevadas a cabo en África por la justicia social, estas intervenciones, llenas de buenas intenciones, no ofrecen ninguna solución a largo plazo a las cuestiones sistémicas que son los motores de la homofobia. En el mejor de los casos son un paliativo condescendiente, y en el peor refuerzan la victimización de los africanos y el estatus de los occidentales como salvadores.”

 En nombre de la africanidad

Sobre esta cuestión, Melanie Judge piensa que el gobierno sudafricano, hasta ahora muy timorato en este tema (a pesar de su constitución en materia de “orientación sexual”), debe asumir sus responsabilidades y luchar contra la idea sostenida por numerosos países de que la homosexualidad es “antiafricana”. Según ella, “Sudáfrica debería estar preparada para emitir un discurso contrario al que profesan los prejuicios en nombre de la africanidad”. Cita a ese respecto la Comisión de los Derechos Humanos de Pretoria: “Vivir libre y amar sin miedo a la violencia no es una idea proveniente de los países occidentales. La lucha por esas libertades ha estado siempre en el corazón de la lucha por la liberación del continente africano.”

Vía SentidoG

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.