Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Zambia’

Zambia: condena a dos hombres por mantener relaciones homosexuales

Lunes, 13 de agosto de 2018

the-two-kapiri-gay-men-being-taken-away-after-making-court-appearanceLos dos hombres son retirados después de comparecer en la corte.

Un año después de su arresto en agosto de 2017, el tribunal de distrito de Kapiri Mposhi, en el centro del país, ha declarado culpables de «actos contra natura» a Japhet Chataba y Stephen Sambo. Los acusados fueron sometidos a la infame práctica de los exámenes anales, considerados por las asociaciones de defensa de los derechos humanos como una forma de tortura. De acuerdo con el Código Penal zambiano, se enfrentan a una pena que puede llegar a los 14 años de cárcel.

Los supuestos hechos se produjeron el 25 de agosto del año pasado. Japhet Chataba y Stephen Sambo fueron detenidos después de que la empleada de un hotel los denunciara por haber mantenido relaciones sexuales. Durante el juicio, cinco testigos afirmaron que habían presenciado los actos por los que se acusa a los dos hombres, que se declararon no culpables. Los acusados se sometieron a la tortura de los exámenes anales, una práctica tan humillante como inútil para la finalidad que pretende.

A pesar de que los resultados de la infame prueba fueron «inconsistentes con las acusaciones», el juez Ackson Mumba consideró que las declaraciones de los testigos y el hecho de que los acusados se negaran a declarar constituían una prueba suficiente para decretar su culpabilidad. El Código Penal de Zambia prevé una pena de 14 años de cárcel por el «conocimiento carnal de cualquier persona contra natura». Ahora será el tribunal el que fije la pena para Chataba y Sambo.

Zambia, LGTBfobia social y de Estado

Zambia heredó la legislación homófoba de la época colonial británica tras su independencia en 1964. Tanto las relaciones homosexuales masculinas como las femeninas son ilegales, con prolongadas penas de cárcel. Se trata, de hecho, de uno de los países africanos en los que la homofobia social es más fuerte: hasta el 98% de la población considera la homosexualidad moralmente inaceptable, según datos de 2010. La fuerte influencia evangélica no sería ajena a este clima de odio homófobo. Ya en 2010 recogíamos cómo múltiples instituciones del país (incluidos dos de los principales partidos políticos y diferentes líderes cristianos) se posicionaban con fuerza en contra de la homosexualidad como reacción al anuncio por parte del Gobierno sueco de que apoyaría a colectivos pro derechos humanos de Zambia, incluidos grupos LGTB.

Buen ejemplo del desprecio con que se tratan los derechos LGTB en Zambia fueron las declaraciones del actual presidente del país Edgar Lungu a principios de 2013, cuando era ministro del Interior. «Los defensores de los derechos de los homosexuales deben ir al infierno. No es un problema que vayamos a tolerar. No habrá discusión alguna sobre los derechos de los homosexuales. Ese asunto es ajeno a este país», afirmaba entonces.

La persecución ha proseguido y la LGTBfobia social, si cabe, ha aumentado. En 2014, el Ministro de Relaciones Exteriores, Gabriel Namulambe afirmaba que despenalizar la homosexualidad sería una afrenta al cristianismo… y ese mismo año, dos hombres eran absueltos por falta de pruebas tras más de un año en prisión preventiva. Pero en noviembre de 2015, una mujer transexual fue condenada a la cárcel por «sodomía» después de que, según el testimonio de la acusada, un taxista la forzara a mantener relaciones sexuales.

El pasado mes de abril, el gobierno de Zambia rechazó la recomendación de ocho países para reconocer las relaciones sexuales entre personas homosexuales, bisexuales y transexuales, remitida entre otras 203 recomendaciones en favor de los derechos humanos que le fueron sugeridas durante el Examen Periódico Universal de la ONU.

Unas  muestras de la homofobia y la transfobia legal que convierten en un infierno la vida de tantas personas LGTB en África

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

El gobierno de Zambia rechaza reconocer las relaciones íntimas entre personas del mismo sexo

Jueves, 26 de abril de 2018

flagge-sambiaEl gobierno de Zambia rechaza la recomendación de ocho países para reconocer las relaciones sexuales entre personas homosexuales, bisexuales y transexuales, remitida entre otras 203 recomendaciones en favor de los derechos humanos que le fueron sugeridas durante el Examen Periódico Universal de la ONU. 

El gobierno de Zambia rechaza las recomendaciones de ocho países para que reconozca las relaciones sexuales entre personas homosexuales, bisexuales y transexuales, tal y como reconoce Mweelwa Muleya, portavoz de la Comisión de Derechos Humanos (HRC por sus siglas en inglés: Human Rights Commission), que le fueron formuladas entre las 203 recomendaciones que fueron sugeridas durante el Examen Periódico Universal presentado por 78 países en noviembre del año pasado en Ginebra, de las que sí habría aceptado un total de hasta 183 de las recomendaciones formuladas.

España se encontraba entre el grupo de países que recomendaron a Zambia la necesidad de reconocer los derechos del colectivo LGBT, junto con Suecia, Francia, Canadá, Australia, Honduras, Argentina y Uruguay. Según el Dr. Muleya, también fueron rechazadas las recomendaciones para abolir la pena de muerte, garantizar los derechos sociales para refugiados y la educación gratuita para emigrantes. Asimismo también habría rechazado la recomendación de elevar a los 21 años la edad mínima para contraer matrimonio, debido a que ya estaría contemplado en un proyecto de ley en el Parlamento de Zambia.

Entre las recomendaciones que habrían aceptado esta la revisión de la Ley de orden Público, la promoción de la inclusión y la criminalización de la tortura. En total, el gobierno de Zambia habría aceptado el 90 % de las recomendaciones, según confirma el Sr. Maluya durante un taller de Derechos Humanos celebrado en Choma, donde pide a los medios de comunicación que sean valientes a la hora de exponer todas las formas de violación de los derechos humanos.

La República de Zambia es uno de los 37 países que no han tenido problema alguno en acoger el legado homofóbico de la época colonial. Independizado del Reino Unido desde 1964, se trata de un país tradicionalmente homofóbico que no penaliza específicamente que una persona pueda ser homosexual, sino solamente que dos personas del mismo sexo puedan involucrarse en relaciones íntimas, según el artículo 155 de su Código Penal, que se refiere a las Infracciones Antinaturales de la misma manera que el artículo 158 persigue el comportamiento de aquellas personas que puedan promover lo que definen como un comportamiento indecente.

Zambia, homofobia social y de Estado

Zambia heredó la legislación homófoba de la época colonial británica tras su independencia en 1964. Tanto las relaciones homosexuales masculinas como las femeninas son ilegales, con prolongadas penas de cárcel. Se trata, de hecho, de uno de los países africanos en los que la homofobia social es más fuerte: hasta el 98% de la población considera la homosexualidad moralmente inaceptable, según datos de 2010. La fuerte influencia evangélica no sería ajena a este clima de odio homófobo. Ya en 2010 recogíamos cómo múltiples instituciones del país (incluidos dos de los principales partidos políticos y diferentes líderes cristianos) se posicionaban con fuerza en contra de la homosexualidad como reacción al anuncio por parte del Gobierno sueco de que apoyaría a colectivos pro derechos humanos de Zambia, incluidos grupos LGTB.

Buen ejemplo del desprecio con que se tratan los derechos LGTB en Zambia fueron las declaraciones de Edgar Lungu, su ministro de Interior, a principios de 2013. “Los defensores de los derechos de los homosexuales deben ir al infierno. No es un problema que vayamos a tolerar. No habrá discusión alguna sobre los derechos de los homosexuales. Ese asunto es ajeno a este país”, afirmaba entonces. El año 2014, una pareja gay era absuelta por falta de pruebas tras más de un año en prisión preventiva.

La última noticia que conocimos fue el pasado mes de febrero cuando las autoridades de Zambia informaron de que investigaban la identidad de dos jóvenes del mismo sexo como sospechosas de ser lesbianas porque aparecían en unas fotografías que han estado circulado por internet. Antes, en 2015, una mujer transexual fue vejada y condenada a prisión por sodomía. Su delito, haber mantenido supuestamente relaciones sexuales con un joven de 19 años.

En 2014, el Ministro de Relaciones Exteriores, Gabriel Namulambe afirmaba que despenalizar la homosexualidad sería una afrenta al cristianismo

Unas  muestras de la homofobia y la transfobia legal que convierten en un infierno la vida de tantas personas LGTB en África

Fuente Universogay/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Los activistas LGTB denuncian que las relaciones homosexuales están penalizadas en el 70 % de los países de la Commonwealth

Miércoles, 25 de abril de 2018

2018-04-12_6_757721Ampliamos la noticia que ayer mismo publicábamos… Con ocasión de la reunión en Londres de los jefes de Gobierno de los 53 países que componen la Commonwealth (o Mancomunidad de Naciones), los defensores de los derechos LGTB han reclamado que se tomen medidas para que se despenalicen las relaciones homosexuales en todos esos territorios. En 36 de esos países, la homosexualidad está castigada con penas de cárcel que pueden llegar hasta la cadena perpetua, en su mayor parte como herencia de la legislación vigente en el entonces Imperio Británico del que formaban parte. La primera ministra británica, Theresa May, ha calificado de «equivocada» esta penalización histórica, y ha solicitado a los representantes de los países miembros de la Mancomunidad de Naciones la derogación de las leyes discriminatorias.

Durante la semana del 16 al 22 de abril, se ha celebrado en Londres la reunión bienal de los jefes de Gobierno de la Mancomunidad de Naciones (también conocida por Commonwealth). Aprovechando la ocasión, los activistas que defienden los derechos LGTB han organizado manifestaciones en protesta por las legislaciones que condenan las relaciones homosexuales en 36 de los 53 países integrantes.

peter-tatchell-300x155Peter Tatchell, uno de los organizadores de las protestas, resumía así la situación: «La Commonwealth es un bastión de la homofobia. El 70 % de los estados miembros tienen leyes homófobas y no protegen a las personas LGTB contra la discriminación y los crímenes de odio. La cumbre bienal de la Commonwealth se ha negado durante décadas a debatir, y mucho menos apoyar, la igualdad LGTB. Este año no es diferente. Una vez más, los derechos LGTB han sido excluidos de la agenda de los mandatarios». El activista reclamaba que los jefes de Gobierno de la Mancomunidad «pongan fin a la persecución de más de cien millones de ciudadanos LGTB sancionada por el Estado».

theresa-may-300x155Aunque, efectivamente, ningún debate sobre los derechos LGTB estaba programado, la primera ministra británica sí quiso hacer alguna referencia al respecto en su discurso de apertura de la cumbre del pasado día 17 de abril. Ante los jefes de Gobierno de los 53 países miembros de la Commonwealth, Theresa May condenó con contundencia las leyes que castigan las relaciones homosexuales, reconociendo la responsabilidad de la herencia británica. Según la mandataria, «a lo largo de todo el mundo, leyes discriminadoras creadas hace muchos años continúan afectando a la vida de mucha gente, al criminalizar las relaciones entre personas del mismo sexo, o no protegiendo a mujeres y niñas. Soy muy consciente de que, a menudo, esas leyes fueron implementadas por mi propio país. Estaban equivocadas entonces y están equivocadas ahora».

May se felicitaba porque los tres últimos países en despenalizar las relaciones homosexuales sean miembros de la Commonwealth, pero también estimaba que «aún queda mucho por hacer. Nadie debería enfrentarse a persecución o discriminación por quién es o a quién ama. Y el Reino Unido está dispuesto a apoyar a cualquier miembro de la Commonwealth que desee reformar la legislación obsoleta que hace posible tal discriminación». Efectivamente, desde la última cumbre celebrada en Malta en 2015, las relaciones homosexuales se han despenalizado en Belice, Nauru y las Seychelles. La primera ministra no ha incluido a Trinidad y Tobago, cuya Corte Suprema ha declarado recientemente inconstitucionales las leyes que castigan la homosexualidad, pues el dictámen no será firme hasta dentro de tres meses.

boris-johnson-300x155También ha efectuado declaraciones sobre este asunto el ministro de Asuntos Exteriores británico, Boris Johnson, que quiso dar repuesta a las reclamaciones efectuadas por el saltador olímpico Tom Daley tras conseguir la medalla de oro en los campeonatos de la Commonwealth celebrados este mes. Daley había expresado su deseo de que todas las personas LGTB de los países miembros pudieran vivir abiertamente su orientación sexual o identidad de género. En una entrevista radiofónica, Johnson se comprometió a utilizar su influencia para tratar de que cambiaran las actitudes entre los distintos mandatarios, si bien, aclaraba, «no pretendo que esas actitudes vayan a cambiar de un día para otro». Sin embargo, hizo alusión a un reciente encuentro con un jefe de Gobierno de un país de la Commonwealth, que no quiso concretar, en el que, según sus palabras «me tomé el asunto con absoluta pasión», prometiendo que habría más noticas próximamente. El ministro quiso remarcar que «el Reino Unido defiende sus valores en la Commonwealth, y en todos los foros defendemos los derechos LGTB y enarbolamos su bandera en todas nuestras embajadas».

Los críticos, sin embargo, alegan que, cuando hay intereses comerciales o estratégicos de por medio, los derechos LGTB quedan automáticamente al margen. Sería deseable que se implementaran medidas diplomáticas y políticas útiles, y que no quedara todo en discursos de buenas intenciones y reivindicaciones puramente simbólicas.

La penalización de las relaciones homosexuales en los países de la Commonwealth y las excolonias británicas

Del total de 53 países miembros actuales de la Commonwealth, en 36 se penalizan las relaciones homosexuales con penas de cárcel, en la mayoría de ellos como herencia de la legislación británica. La duración de las penas oscila entre varios meses y la cadena perpetua. En algunos de los países, las leyes penalizadoras se han agravado por la adaptación de sus códigos penales a la doctrina islámica, llegando incluso a implementarse la pena de muerte:

  • Antigua y Barbuda
  • Bangladés
  • Barbados
  • Botsuana
  • Brunéi
  • Camerún
  • Dominica
  • Gambia
  • Ghana
  • Granada
  • Guyana
  • India
  • Jamaica
  • Kenia
  • Kiribati
  • Malaui
  • Malasia
  • Mauricio
  • Namibia
  • Nigeria (castigadas hasta con la pena de muerte en los territorios donde se aplica la sharía o ley islámica)
  • Pakistán (la sharía o ley islámica permite la pena de muerte, pero no hay noticias de que se esté aplicando)
  • Papúa Nueva Guinea
  • Islas Salomón
  • Samoa
  • San Cristóbal y Nieves
  • San Vicente y las Granadinas
  • Santa Lucía
  • Sierra Leona
  • Singapur
  • Sri Lanka
  • Suazilandia
  • Tanzania
  • Tonga
  • Tuvalu
  • Uganda
  • Zambia

En los otros 17 países se han derogado las leyes penalizadoras (entre paréntesis, la fecha de la despenalización):

  • Australia (en 1997 se despenalizó en el último territorio, Tasmania)
  • Bahamas (1991)
  • Belice (2016)
  • Canadá (1969)
  • Chipre (1998, en 2014 en la República Turca del Norte de Chipre)
  • Fiyi (2010)
  • Lesoto (2012)
  • Malta (1973)
  • Mozambique (2015)
  • Nauru (2016)
  • Nueva Zelanda (1986, en 2007 en la provincia autónoma de Tokelau).
  • Reino Unido (en 1967 en Gales, en 1980 en Inglaterra, en 1982 en Escocia y en 1983 en Irlanda del Norte. En 2001 se despenalizó en los últimos territorios: Islas Pitcairn; Santa Elena, Ascensión y Tristán de Acuña)
  • Ruanda (1980)
  • Seychelles (2016)
  • Sudáfrica (1998)
  • Trinidad y Tobago (2018, pendiente de firmeza de la resolución de la Corte Suprema)
  • Vanuatu (2007)

Este es el mapa de los países de la Mancomunidad de Naciones según su legislación sobre las relaciones homosexuales (pinchad en él para verlo a mayor tamaño):

las-relaciones-homosexuales-en-los-paises-de-la-commonwealth-768x377

Pero la herencia de la legislación homófoba británica también ha dejado huella en otros países cuyos territorios, total o parcialmente, pertenecieron en su día al Imperio Británico y no forman parte de la Mancomunidad de Naciones. También en este caso, en algunos de ellos la penalización de las relaciones homosexuales se ha visto agravada por la adaptación de sus códigos penales a las leyes islámicas, hasta incluso implementar la pena de muerte:

  • Bután
  • Catar (la sharía o ley islámica permite la pena de muerte, pero no hay noticias de que se esté aplicando)
  • Egipto (las leyes no castigan explícitamente las relaciones homosexuales, pero son frencuentes las detenciones de personas LGTB utilizando la legislación contra la indecencia)
  • Emiratos Árabes Unidos (la sharía o ley islámica permite la pena de muerte, pero no hay noticias de que se esté aplicando)
  • Irak (castigadas hasta con la pena de muerte en los territorios donde se aplica la sharía o ley islámica por parte de tribunales locales o actores no formalmente estatales)
  • Islas Cook (territorio asociado a Nueva Zelanda)
  • Kuwait
  • Maldivas
  • Myanmar
  • Omán
  • Palestina/Franja de Gaza
  • Somalia (castigadas hasta con la pena de muerte en los territorios donde se aplica la sharía o ley islámica)
  • Sudán (castigadas hasta con la pena de muerte)
  • Sudán del Sur
  • Yemen (castigadas hasta con la pena de muerte)
  • Zimbabue

La homosexualidad no está penada tan solo en cinco países cuyos territorios han formado parte de colonias británicas y no pertenecen a la Commonwealth (entre paréntesis el año de despenalización):

  • Baréin (1976)
  • Irlanda (1993)
  • Israel (1988)
  • Jordania (1951)
  • Nepal (2007)

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Contundente respuesta de un profesor de medicina a una pregunta homófoba

Viernes, 13 de abril de 2018

profesor-medico-que-ensena-estudiantes-jovenes-48994874La contundente respuesta de un profesor a una pregunta homófoba durante una clase de medicina se ha hecho viral… Y no es para menos. 

Es inevitable: conforme el colectivo LGTB gana visibilidad más homófobos aparecen por todas partes. Incluso en el ámbito de la medicina, en el que se supone que todo el que se dedica a ello lo hace para ayudar a los demás. Pues no debe de pensarlo así, Donald Trump quien promete proteger al personal sanitario que se niegue a tratar a las personas trans.

Por suerte no todos los doctores y doctoras permiten que sus prejuicios personales afecten a su trabajo y es justo lo que este profesor de medicina quiso dejar claro en clase. El usuario de Twitter @ZachsCubClinic, que estudia medicina en Wisconsin, publicó hace unos días la genial respuesta de su profesor ante la pregunta homófoba de un estudiante:

“Hoy en una de nuestras clases de medicina hemos hablado sobre pacientes LGTB y el profesor no aguanta las gilipolleces de nadie.

Estudiante: ¿Y si no nos sentimos cómodos tratando a alguien que sigue ese estilo de vida?

Profesor: Busca una carrera diferente”

twitter-zachscubclinicAhora mismo la cuenta de Twitter que publicó la historia está desactivada, probablemente porque el propietario o propietaria no quiere recibir demasiada atención.

En un intercambio de mensajes con Pink News explicó que no esperaba que el tweet se hiciera viral y mucho menos que hubiera medios escribiendo sobre ello: “Ni siquiera uso mi verdadero nombre aquí“.

En esos mensajes el/la twittero/a explica que le pareció una forma brillante de callar a ese alumno porque es originario/a de Zambia y allí la homosexualidad es ilegal, “así que estar ahora en un entorno en el que un profesor puede callar abiertamente a alguien de esa forma es, en cierta manera, un alivio.

Lo que no acaba de convencerle es lo de la viralidad (acumulaba casi 30.000 retweets y 80.000 likes), algo que le ha parecido bien pero “bastante raro“.

twitter-zachscubclinic-2La cuenta de Twitter la creó para escribir pensamientos y estar en contacto con algunas personas, pero dado que tiene un familiar transgénero “supongo que si voy a hacerme viral, defender a las personas LGBT es una buena razón para ello“.

Eso sí, lo que pasó después de esa respuesta puede decepcionar un poco. Como explicó en otro tweet: “El hecho de que esto se haya hecho viral y los comentarios me hacen sentir que la situación debería haber acabado con todo el mundo aplaudiendo de pie. Siento decepcionaros a todos pero solo hubo algunas risas, un estudiante avergonzado y la clase continuó.

Fuente | Pink News, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Investigan a dos jóvenes del mismo sexo que subieron sus fotografías a internet en Zambia

Miércoles, 7 de febrero de 2018

780x580-noticias-sospechosas-de-lesbianas-en-zambiaLas autoridades de Zambia investigan la identidad de dos jóvenes del mismo sexo como sospechosas de ser lesbianas porque aparecen en unas fotografía que han estado circulado por internet. 

Los agentes de la unidad de ciberdelincuencia de Zambia se encuentran movilizados desde el martes pasado, 31 de enero, tras abrir una investigación sobre unas imágenes que circulaban por las redes sociales en las que se muestra a dos jóvenes del mismo sexo, sospechosas de estar manteniendo una relación íntima. Las dos jóvenes aparecen en lo que parece ser un establecimiento de ocio, aunque las autoridades desconocen cuál es exactamente el lugar.

«La sección 158 establece que: cualquier mujer que, ya sea pública o privada, cometa cualquier acto de indecencia grave con una niña o persona, o procure que una niña o una persona cometa cualquier acto de indecencia grave con ella, o intenta obtener la comisión de cualquier acto de esa índole por parte de una persona con ella u otra niña o persona, ya sea en público o en privado, comete un delito», declara Esther Katongo, portavoz de la policía, afirmando que es una ofensa en Zambia que dos personas del mismo sexo mantengan relaciones íntimas.

780x580-noticias-sospechosas-de-lesbianas-en-zambia-2De hecho, lo que el Código Penal de Zambia penaliza no es que las personas sean específicamente homosexuales, sino que se involucren en lo que denominan «prácticas indecentes entre personas del mismo sexo». Una persona condenada por este tipo de delitos se enfrenta a penas que oscilan entre los siete y los catorce años de cárcel. «Además, el artículo 155 del Código Penal, referido a Infracciones Antinaturales, criminaliza los encuentros carnales contra el orden de la naturaleza y cualquier persona declarada culpable puede ser encarcelada por un término no menor de quince años, mientras que la sentencia máxima es la cadena perpetua», agrega Katongo, sobre unas leyes que están vigentes en el país desde los tiempos en que era una colonia británica.

Las autoridades han pedido la colaboración de los ciudadanos para identificar a alguna de las dos jóvenes que aparecen en la fotografía, pero sin aclarar que son sospechosas de ser lesbianas. El año pasado, el gobierno ya advirtió su intención de tomar medidas contra aquellos que «promocionaran» la homosexualidad a través de internet. Al igual que la mayoría de países africanos, Zambia dispone de leyes que penalizan la unión entre personas del mismo sexo, a pesar de que los grupos de derechos presionan para que sean revisadas. También países como Tanzania, Zimbabwe o Uganda disponen de leyes contrarias a las relaciones entre personas del mismo sexo. Sudáfrica es una de las raras excepciones en que las relaciones homosexuales sí están protegidas por la ley.

Zambia, homofobia social y de Estado

780x580-noticias-sospechosas-de-lesbianas-en-zambia-1Zambia heredó la legislación homófoba de la época colonial británica tras su independencia en 1964. Tanto las relaciones homosexuales masculinas como las femeninas son ilegales, con prolongadas penas de cárcel. Se trata, de hecho, de uno de los países africanos en los que la homofobia social es más fuerte: hasta el 98% de la población considera la homosexualidad moralmente inaceptable, según datos de 2010. La fuerte influencia evangélica no sería ajena a este clima de odio homófobo. Ya en 2010 recogíamos cómo múltiples instituciones del país (incluidos dos de los principales partidos políticos y diferentes líderes cristianos) se posicionaban con fuerza en contra de la homosexualidad como reacción al anuncio por parte del Gobierno sueco de que apoyaría a colectivos pro derechos humanos de Zambia, incluidos grupos LGTB.

Buen ejemplo del desprecio con que se tratan los derechos LGTB en Zambia fueron las declaraciones de Edgar Lungu, su ministro de Interior, a principios de 2013. “Los defensores de los derechos de los homosexuales deben ir al infierno. No es un problema que vayamos a tolerar. No habrá discusión alguna sobre los derechos de los homosexuales. Ese asunto es ajeno a este país”, afirmaba entonces. El año 2014, una pareja gay era absuelta por falta de pruebas tras más de un año en prisión preventiva.

Fuente Universogay/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Países y territorios del mundo que penalizan la homosexualidad: 50 % de mayoría musulmana, 43 % de mayoría cristiana y 7 % de otras religiones

Martes, 27 de septiembre de 2016

250px-religious_syms-svgTras la derogación de las leyes homófobas de Nauru, Belice y Seychelles, las relaciones homosexuales siguen castigadas en 72 países y 4 territorios del mundo. Atendiendo a la religión mayoritaria en cada uno de ellos, la homosexualidad estaría penada en 38 de mayoría musulmana (el 50 %), en 33 países o territorios de mayoría cristiana (el 43 % del total) y en 5 cuya población profesa otras religiones (el 7 % restante). El número de habitantes que viven bajo regímenes que condenan la homosexualidad asciende a 2.326.265.000, un 31,5 % de la población mundial (estimada en 7.386.010.000 personas). De ellos, 488.045.000 lo hacen en países de mayoría cristiana (el 21 %), 434.987.000 en países de mayoría musulmana (el 19 %) y 1.404.039.000 en países que profesan otras religiones (el 60 %, un elevado porcentaje debido a la enorme población de la India). Sin embargo, los 13 países que castigan las relaciones homosexuales con la pena de muerte son de mayoría musulmana, o bien solo se aplica en los territorios donde rige la ley islámica. No hay ningún país que castigue la homosexualidad entre aquellos en los que su población mayoritariamente se declara no creyente o poco interesada en la religión.

Los datos de los países que penalizan las relaciones homosexuales se han recogido del último informe de ILGA, restando a Nuaru, Belice y Seychelles, que han despenalizado las relaciones homosexuales recientemente. Por otra parte, se han sumado territorios como Palestina/Franja de Gaza, no reconocido internacionalmente o el Estado Islámico; también provincias autónomas como las Islas Cook o los territorios con legislación homófoba de Indonesia. Para el dato de la población de cada país se ha tomado una proyección estimatoria de la población mundial al 01/07/2016. Podéis comprobar gráficamente estos datos en el siguiente mapa (pinchad en él para verlo a mayor tamaño):

paises-que-penalizan-la-homosexualidad-1024x512

Países de mayoría cristiana

Los 33 países y territorios de mayoría cristiana que penalizan las relaciones homosexuales representan el 43 % del total. Los 488.045.000 habitantes que albergan suponen el 21 % del total de la población mundial que habita en países que penalizan la homosexualidad. Hay que hacer la salvedad de que el presidente de Dominica aseguró en 2014 que no aplicaría las leyes homófobas, aunque aún persisten en su Código Penal. Muchas de estas legislaciones son herencia de las leyes coloniales británicas o francesas, pero la fuerte presión social (sobre todo proveniente de las organizaciones religiosas) hace que aún se mantengan.

País Población
Angola 27.782.000
Botsuana 2.225.000
Burundi 10.113.000
Camerún 22.498.000
Ghana 28.404.000
Kenia 45.508.000
Liberia 4.132.000
Malawi 16.830.000
Namibia 2.327.000
Nigeria 188.549.000
Suazilandia 1.133.000
Tanzania  50.143.000
Togo 7.269.000
Uganda 36.596.000
Zambia 15.934.000
Zimbabue 13.661.000
Antigua y Barbuda 90.000
Barbados 284.000
Dominica 71.000
Granada 104.000
Guyana 747.000
Jamaica 2.732.000
San Cristóbal y Nieves 46.000
Santa Lucía 173.000
San Vicente y las Granadinas 110.000
Trinidad y Tobago 1.355.000
Islas Cook 15.000
Islas Salomón 652.000
Kiribati 115.000
Papúa Nueva Guinea 8.151.000
Samoa 195.000
Tonga 101.000
Tuvalu  10.000
Total 488.045.000

Países de mayoría musulmana

Los 38 países y territorios de mayoría musulmana que penalizan las relaciones homosexuales representan el 50 % del total. Los 434.987.000 de habitantes que albergan suponen el 19 % del total de la población mundial que habita en países que penalizan la homosexualidad. Hay que tener en cuenta que en el Líbano existe una sentencia de un tribunal superior que considera que la legislación que castiga la indecencia no es aplicable a las personas homosexuales. En Irak no existen oficialmente leyes que castiguen la homosexualidad, pero la violencia homófoba es intensa y habitual. Se incluye asimismo al Estado Islámico, que no duda en exhibir un grado de violencia y barbarie inauditos contra las personas LGTB como arma propagandística, si bien la población afectada está enmarcada en la de cada país ocupado. En Palestina/Franja de Gaza está en vigor una legislación que castiga la homosexualidad proveniente de cuando esos territorios estaban bajo mandato británico. Indonesia no tiene una legislación discriminadora de ámbito nacional, pero sí que la mantiene en las provincias de Aceh y Sumatra Meridional.

Sin embargo, los 13 países o territorios que castigan las relaciones homosexuales con la pena de muerte son todos de mayoría musulmana: Afganistán, Arabia Saudí, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Estado Islámico (en los territorios que controla en el norte de Iraq y Siria), Irak (aplicada por jueces islámicos), Irán, Mauritania, Pakistán, Somalia (en algunos estados del sur), Sudán, y Yemen. También Nigeria, pues aunque aparece en el listado de países de mayoría cristiana, la pena de muerte solo se aplica en los estados del norte donde rige la ley islámica.

Libia 6.330.000

País Población
Argelia 40.856.000
Comoras 806.000
Egipto  91.139.000
Eritrea  7.274.000
Etiopía  92.206.000
Gambia  2.089.000
Guinea 11.063.000
Mauritania  3.719.000
Mauricio  1.266.000
Marruecos  34.098.000
Senegal 14.800.000
Sierra Leona 7.206.000
Somalia  12.961.000
Sudán  39.599.000
Sudán del Sur  13.265.000
Túnez  11.273.000
Afganistán  27.353.000
Arabia Saudí  32.248.000
Bangladesh  160.935.000
Brunei  425.000
Catar  2.402.000
Ejército Islámico
Emiratos Árabes Unidos  9.015.000
Indonesia (provincias de Aceh y Sumatra Meridional)  10.911.000
Irak  37.638.000
Irán  79.794.000
Kuwait  4.331.000
Líbano  5.576.000
Malasia  31.446.000
Maldivas  351.000
Omán  4.444.000
Pakistán  199.321.000
Palestina/Franja de Gaza  4.817.000
Siria  23.843.000
Turkmenistán  4.964.000
Uzbekistán  32.324.000
Yemen  27.536.000
Total 434.987.000

Otras religiones

Aunque los cinco países que profesan otras religiones cuya legislación castiga las relaciones homosexuales solo representan el 7 % del total, la enorme población de la India hace que supongan el 60 % de la población mundial que habita en países que penalizan la homosexualidad. Se hace evidente así la dimensión extraordinaria de la decisión de la Corte Suprema india, que en 2013 ordenó que volvieran a considerarse delito las relaciones homosexuales, un dictamen que afecta a un país de más de mil millones de habitantes.

País Población
 Bután 774.000
 India 1.320.900.000
 Myanmar 52.921.000
 Singapur 5.601.000
 Sri Lanka 23.843.000
Total 1.404.039.000

Fuente Dosmanzanas

Budismo, Cristianismo (Iglesias), General, Hinduísmo, Islam, Judaísmo , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo siguen castigadas en 78 países y territorios de todo el mundo

Viernes, 27 de mayo de 2016

Informe-ILGA-2016-interior-212x300Como acostumbra desde el año 2006, ILGA (Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales) ha publicado este mes de mayo el informe anual que recoge la situación legal de las personas LGTBI en cada uno de los países pertenecientes a las Naciones Unidas. 74 de esos países aún penalizan las relaciones entre personas del mismo sexo. A ellos habría que sumar otros 4 territorios donde se persigue igualmente a la población LGTBI, aunque no sean reconocidos por la ONU o la legislación opresora no sea de ámbito nacional. En 13 países, bien sea en todo su territorio o en parte de él, la legislación establece la pena de muerte para quienes mantengan relaciones homosexuales, en todos los casos por la aplicación de la sharia o ley islámica.

El primer informe titulado “Homofobia de Estado” elaborado por ILGA data del año 2006. En él se contaban 92 países y territorios en los que se perseguía legalmente a las personas LGTBI. En el memorándum de 2016 se cuentan 74, a los que habría que sumar otros 4 territorios no reconocidos por Naciones Unidas, o donde la persecución no es de ámbito nacional, pero sí lo suficientemente relevante en cuanto a la población afectada, por lo que la cifra asciende a 78 países y territorios.

El único país que ha despenalizado las relaciones homosexuales en este 2016 son las Seychelles, aunque la ley aprobada por su Asamblea Nacional aún no ha sido promulgada.

Las relaciones sexuales entre varones están penadas en los 78 países y territorios, mientras que las relaciones entre mujeres se castigan en 45 de ellos.

Los países que castigan las relaciones homosexuales en el mundo

A continuación os detallamos el listado de los países con homofobia de Estado institucionalizada, a los que se añaden algunos territorios no reconocidos por las Naciones Unidas, como Palestina/Franja de Gaza u otros donde la violencia contra las personas LGTBI está extendida, aunque se cometa por grupos insurgentes, como en el caso de Iraq o las zonas ocupadas por el Estado Islámico. También se incluye a Indonesia, que, aunque no tiene una legislación discriminadora de ámbito nacional, sí que la mantiene en provincias de considerable población.

Añadimos por cada continente el dato más estremecedor, el de los 13 estados o territorios que establecen en sus leyes la pena de muerte para quienes mantengan relaciones sexuales con personas de su mismo sexo.

También mostramos los 17 países que, al margen de tener o no una legislación penalizadora de las relaciones homosexuales, castigan la difusión de información positiva sobre la homosexualidad (conocidas en Europa como “leyes contra la propaganda homosexual”), o que mantienen normativas “de moralidad” cuyo objetivo es coartar la libertad de expresión en lo que respecta a la información sobre orientación sexual.

Este es el mapa de los países del mundo en los que están penalizadas las relaciones entre personas del mismo sexo, tomando como referencia la traducción al español del incluido en el informe de ILGA, con la actualización referente a las Seychelles (y una corrección, pues en el mapa original traducido al español han rotulado Letonia en vez de Lituania). Podéis pinchar en él para verlo a mayor tamaño:

Mapa-de-la-criminalización-de-la-homosexualidad-en-todo-el-mundo-768x432

África

  • Penalización de las relaciones entre personas del mismo sexo (en 33 países)

Angola, Argelia, Botsuana, Burundi, Camerún, Comoras, Egipto, Eritrea, Etiopía, Gambia, Ghana, Guinea, Kenia, Liberia, Libia, Malawi, Mauritania, Marruecos, Mauricio, Namibia, Nigeria, Senegal, Seychelles, Sierra Leona, Somalia, Suazilandia, Sudán, Sudán del Sur, Tanzania, Togo, Túnez, Uganda, Zambia, Zimbabue.

En los 33 países se penalizan las relaciones sexuales entre varones, en 24 de ellos también se castigan las relaciones sexuales entre mujeres.

Aunque el Gobierno de Malawi decretó en 2012 una moratoria en la aplicación de las leyes que penalizan la homosexualidad, que reiteró recientemente, un juez ha ordenado en febrero de 2016 que sigan aplicándose.

Las Seychelles aparecen en el informe de ILGA, pues su redacción es anterior al pleno de la Asamblea Nacional del pasado 18 de mayo, en el que mayoritariamente se votó por la derogación de las leyes que penalizan la homosexualidad. Si bien aún es preciso que esta decisión sea promulgada por el presidente, hemos eliminado al país insular de la lista.

ILGA en realidad no incluye a Egipto en su listado (aunque sí detalla la realidad legal egipcia en su informe), debido a una cuestión puramente formal, pues sus leyes no penalizan específicamente las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo. Sin embargo, se utilizan los ambiguos términos “indecencia o libertinaje”, “conducta inmoral” u “ofensa a los sentimientos religiosos” para efectivamente castigar las relaciones homosexuales. En el último caso dado a conocer, once varones fueron condenados a 12 años de prisión por estos delitos. Las repetidas redadas contra homosexuales que se han difundido internacionalmente en los últimos tiempos, y de las que se ha dado cumplida cuenta, parecen motivo suficiente para que Egipto engrose la lista.

  • Pena de muerte (en 4 países)

Mauritania, Nigeria (en los estados del norte), Somalia (en algunos estados del sur) y Sudán.

  • Leyes contra la “propaganda homosexual” o de “moralidad” (en 7 países)

Argelia, Egipto, Libia, Marruecos, Nigeria, Somalia y Túnez.

Asia

  • Penalización de las relaciones entre personas del mismo sexo (en 22 países y 4 territorios)

Afganistán, Arabia Saudí, Bangladesh, Bután, Brunéi, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Estado Islámico, India, Indonesia (provincias de Aceh y Sumatra Meridional), Irak, Irán, Kuwait, Líbano, Malasia, Maldivas, Myanmar, Omán, Pakistán, Palestina/Franja de Gaza, Singapur, Siria, Sri Lanka, Turkmenistán, Uzbekistán, Yemen.

En los 26 países o territorios se penalizan las relaciones sexuales entre varones, en 13 de ellos también se castigan las relaciones sexuales entre mujeres.

En Iraq no existen oficialmente leyes que castiguen la homosexualidad, pero la violencia homófoba es intensa y habitual, incluso con la connivencia de sus fuerzas del orden. También se han denunciado casos de aplicación de la sharia por conducta homosexual por parte de los autoproclamados jueces islámicos.

Se incluye asimismo al Estado Islámico, que no duda en exhibir un grado de violencia y barbarie inauditos contra la población LGTB como arma propagandística.

En la Franja de Gaza y los territorios bajo dominio de Palestina, está en vigor una legislación que castiga la homosexualidad proveniente de cuando esos territorios estaban bajo mandato británico. Desde que Hamas llegó al Gobierno en 2007, se han introducido en el cuerpo legislativo diversas propuestas para adaptar esas ordenanzas a la ley islámica, aunque ninguna ha sido aún aprobada. De llegar a convertirse en ley, los castigos y penas establecidos serían mucho más severos que los actuales.

Indonesia, como comentábamos anteriormente, no tiene una legislación discriminadora de ámbito nacional, pero sí que la mantiene en la provincias de Aceh y Sumatra Meridional, ambas de considerable población.

  • Pena de muerte (en 9 países o territorios)

Afganistán, Arabia Saudí, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Estado Islámico (en los territorios que controla en el norte de Iraq y Siria), Irak (aplicada por jueces islámicos), Irán, Pakistán y Yemen.

La reforma del Código Penal de Brunéi de 2014, que se aplica por fases, establecía que en 2016 se castigarían con la pena de muerte por lapidación las relaciones entre personas del mismo sexo. Sin embargo, según las fuentes de ILGA, todo parece indicar que el jefe de estado aún no ha promulgado la implementación de esta fase.

  • Leyes contra la “propaganda homosexual” o de “moralidad” (en 8 países)

Arabia Saudí, Catar, Irak, Irán, Jordania, Kuwait, Líbano y Siria.

Kirguizistán comenzó a debatir una ley que prohibía dar información positiva sobre la homosexualidad en 2014, aunque aún está en trámite. Sin embargo, tras el inicio de su debate, la situación de violencia social y policial contra el colectivo LGTBI adquiere tintes dramáticos.

América

  • Penalización de las relaciones entre personas del mismo sexo (en 11 países)

Antigua y Barbuda, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Trinidad y Tobago.

En los 11 países se penalizan las relaciones sexuales entre varones, en 6 de ellos también se castigan las relaciones sexuales entre mujeres.

En los Estados Unidos, las leyes contra la sodomía fueron declaradas inconstitucionales por el Tribunal Supremo en 2003 (Lawrence vs. Texas), pero todavía aparecen en los textos legales de 13 estados: Alabama, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Florida, Idaho, Kansas, Luisiana, Michigan, Mississippi, Oklahoma, Texas, Utah y Virginia. Los legisladores conservadores se niegan a derogar estas leyes y, en algunos casos, la Policía todavía intenta hacerlas cumplir. En los últimos años, más de una docena de personas LGTBI han sido detenidas por violar esas leyes, aunque los cargos fueron retirados por las fiscalías por ser legalmente inaplicables.

Oceanía

  • Penalización de las relaciones entre personas del mismo sexo (en 7 países)

Islas Cook, Islas Salomón, Kiribati, Nauru, Papúa Nueva Guinea, Samoa, Tonga, Tuvalu.

En los 7 países se penalizan las relaciones sexuales entre varones, en 2 de ellos también se castigan las relaciones sexuales entre mujeres.

Europa

Con la derogación de las leyes discriminadoras en la República Turca del Norte de Chipre en 2014, no existe ningún territorio europeo en el que las relaciones entre personas del mismo sexo estén penadas.

  • Leyes contra la “propaganda homosexual” o de “moralidad” (en 2 países)

Lituania y Rusia.

Las leyes homófobas como la aprobada en Rusia, aunque teóricamente no penalizan las relaciones homosexuales o bisexuales, en la práctica están siendo utilizadas para estigmatizarlas y que queden reducidas a una conducta privada, invisible a los ojos de la sociedad. A ello hay que sumar las continuadas agresiones hacia homosexuales, bisexuales y transexuales por parte de grupos homófobos, cada vez más organizados.

En Lituania, sus leyes prohíben la manifestación y promoción de contenidos publicitarios que hagan referencia a la orientación sexual. Como en el caso ruso, sirven para impedir que se ofrezca información positiva sobre homosexualidad o bisexualidad, con el estigma social consecuente.

Otros países que han intentado promulgar leyes semejantes han sido Bielorrusia, Moldavia y Ucrania, aunque finalmente han sido aplazadas, desestimadas o derogadas.

Fuente dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Una mujer transexual, vejada y condenada a prisión por sodomía en Zambia

Sábado, 7 de noviembre de 2015

31Su delito, haber mantenido supuestamente relaciones sexuales con un joven de 19 años. Una nueva muestra de la homofobia y la transfobia legal que convierten en un infierno la vida de tantas personas LGTB en África.

Se llama Hatch Bril, es peluquera, tiene 27 años de edad, vive en la ciudad zambiana de Mongu es transexual y se enfrenta a una pena que oscila entre 15 años de cárcel a cadena perpetua, según la sección 155 del Código Penal de Zambia. Bril se ha declarado inocente de la acusación de sodomía, que fue presentada por el taxista Abraham Chilemu, de 19 años, el cual le denunció ante la policía en Mongu, al oeste de Zambia,

Los hechos ocurrieron el pasado mes de septiembre. Según relata el diario Zambia Daily Mail (que se refiere despectivamente a la acusada como “hombre vestido de mujer” y “falsa mujer”), el taxista Abraham Chilemu denunció a Bril por, según su versión, haberlo engañado para mantener relaciones sexuales. El joven asegura que “se enamoró perdidamente” de Bril cuando la vio y se sintió traicionado al descubrir que era una mujer transexual, alegando que ella le había engañado para tener relaciones sexuales. El policía que registró la denuncia dio por buena la postura de Chilemu. El magistrado aseguró que Bril había ‘insertado el pene de Chilemu en su ano’, pero no había ninguna evidencia clara de una violación por parte del taxista, como manchas de sangre o la ropa rasgada de la joven transexual.

La versión de Bril es bien diferente: asegura que fue el taxista el que le dijo que quería tener sexo con ella. Bril rehusó, pero ante la insistencia de Chilemu, se vio obligada a revelar su condición. El joven la habría forzado de todos modos a mantener relaciones sexuales. Posteriormente la llevó hasta su familia, que la habría golpeado y trasladado a la policía para que fuera detenida.

Como pruebas, se había aportado un sujetador, unas bragas, maquillaje, unas pulseras y una peluca con extensiones pertenecientes a Bril por lo que se dictaminó que Chilemu había sido “engañado en la creencia de que Bril era una mujer”. El Zambia Daily Mail informó que a Chilemu ‘le hicieron creer que en realidad iba a acostarse con una mujer por la forma en que Bril estaba vestida y tenía el pelo largo. El tribunal escuchó que Bril engañó al adolescente en lo que fue amor a primera vista en un bar mientras estaba vestido y apareció como una mujer en el día de autos’.

Tras someterse a los crueles y degradantes “exámenes anales” para determinar si había tenido “conocimiento carnal contra natura” (Bril se vio obligada a someterse a una sonda anal, procedimiento que activistas LGBTI categorizan como una forma de tortura y critican como un indicador nada fiable de si el coito anal se llevó a cabo), el juez encontró a Bril culpable de un delito de sodomía. Para más vejación de la víctima, el forense también tomó una foto de la forma del ano de Bril. El fiscal argumentó la descabellada teoría de que, ‘cuanto mayor sea el ancho es más probable que la persona sea gay’. La condenada se enfrenta a una pena mínima de quince años de prisión, que pueden alargarse hasta la cadena perpetua según las circunstancias del “crimen”. El magistrado dio por probado que se había producido un encuentro sexual por un supuesto corte en la piel que se habría detectado durante la tortura del examen anal.

El fallo también exime al demandante de cualquier cargo al desestimar la posibilidad de una violación, ya que según su versión, no había signos de violencia o restos de sangre en la ropa de la acusada. En un razonamiento rocambolesco, el juez consideró al joven víctima de un engaño de Bril, y a esta culpable por “introducir el pene de Chilemu en su ano”. A la acusada solo le queda ahora la posibilidad de recurrir ante el Tribunal Supremo de Zambia, algo que ya ha anunciado que hará.

Las supuestas pruebas incriminatorias no tienen validez científica y las organizaciones de derechos humanos las han condenado por ser inconcluyentes, degradantes y una forma de tortura. En este caso, el médico forense informó que vio ‘cortes’ en el ano de Bril, con lo que el magistrado afirmó que ‘esto es una evidencia de que había tenido lugar un acto sexual ilegal’.

El tribunal de primera instancia dictaminó que no había “ninguna duda” de que Bril había cometido el delito. El caso llegará a la Corte Suprema, por lo que Bril podría tener una sentencia más dura, que rondaría entre 15 años de cárcel a cadena perpetua.

Zambia, homofobia social y de Estado

Zambia heredó la legislación homófoba de la época colonial británica tras su independencia en 1964. Tanto las relaciones homosexuales masculinas como las femeninas son ilegales, con prolongadas penas de cárcel. Se trata, de hecho, de uno de los países africanos en los que la homofobia social es más fuerte: hasta el 98% de la población considera la homosexualidad moralmente inaceptable, según datos de 2010. La fuerte influencia evangélica no sería ajena a este clima de odio homófobo. Ya en 2010 recogíamos cómo múltiples instituciones del país (incluidos dos de los principales partidos políticos y diferentes líderes cristianos) se posicionaban con fuerza en contra de la homosexualidad como reacción al anuncio por parte del Gobierno sueco de que apoyaría a colectivos pro derechos humanos de Zambia, incluidos grupos LGTB.

Buen ejemplo del desprecio con que se tratan los derechos LGTB en Zambia fueron las declaraciones de Edgar Lungu, su ministro de Interior, a principios de 2013. “Los defensores de los derechos de los homosexuales deben ir al infierno. No es un problema que vayamos a tolerar. No habrá discusión alguna sobre los derechos de los homosexuales. Ese asunto es ajeno a este país”, afirmaba entonces. El año pasado, una pareja gay era absuelta por falta de pruebas tras más de un año en prisión preventiva.

Fuente 76 Crimes y Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Las relaciones homosexuales aún siguen penadas en 79 países y territorios de todo el mundo

Jueves, 28 de mayo de 2015

CE4_2sYWEAAbPUDILGA (Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales) ha publicado este mes de mayo su informe anual que recoge la situación legal de las personas LGTB en cada uno de los países pertenecientes a las Naciones Unidas. Destaca la abrumadora lista de 75 países que aún penalizan las relaciones entre personas del mismo sexo. A ellos habría que sumar otros 4 territorios donde se persigue igualmente a la población LGTB, aunque no sean reconocidos por la ONU o la legislación opresora no sea de carácter nacional. En 8 de estos países la legislación establece la pena de muerte para quienes mantengan relaciones homosexuales.

El primer informe titulado “Homofobia de Estado” elaborado por ILGA data del año 2006. En él se contaban 92 países y territorios en los que se perseguía legalmente a las personas LGTB. En el memorándum de 2015 se cuentan 75, a los que habría que sumar otros 4 territorios no reconocidos por Naciones Unidas, o donde la persecución no es de ámbito nacional, pero sí lo suficientemente relevante, hasta alcanzar la cifra de 79 países y territorios.

Entre las bajas de la lista de países discriminadores que se han producido en el último año, destacan la de la República Turca del Norte de Chipre, que en 2014 despenalizó las relaciones homosexuales, siendo el último territorio europeo en hacerlo; también lo hizo Mozambique en su nuevo Código Penal, aunque la discriminación social de las personas LGTB persiste; Lesoto y Santo Tomé fueron otros dos territorios africanos que también eliminaron el pasado año el delito de homosexualidad en sus reformas legislativas; lo mismo sucedió en Palaos, el archipiélago situado en el Pacífico Occidental.

La lista más estremecedora es la de los países que castigan las relaciones homosexuales con la pena de muerte: Mauritania, Sudán, Irán, Arabia Saudí y Yemen. A ellos habría que sumar algunas de las provincias de Nigeria y Somalia donde se aplica la sharia (o ley islámica), y los territorios de Iraq y Siria ocupados por el Estado Islámico. A todos ellos se unirá Brunéi en el año 2016, al entrar en vigor la tercera fase de su reforma del Código Penal, que establece la pena de muerte por lapidación para quienes mantengan relaciones sexuales con personas de su mismo sexo.

Los países que castigan las relaciones homosexuales en el mundo

A continuación os detallamos el listado de los países con homofobia de Estado institucionalizada, a los que se añaden algunos territorios no reconocidos por las Naciones Unidas, como Palestina/Franja de Gaza u otros donde la violencia contra las personas LGTB está extendida, aunque se cometa por grupos insurgentes, como el caso de Iraq o las zonas ocupadas por el Estado Islámico. También se incluye a Indonesia, que, aunque no tiene una legislación discriminadora de ámbito nacional, sí que la mantiene en provincias de considerable población.

África

Angola, Argelia, Botsuana, Burundi, Camerún, Comoras, Egipto, Eritrea, Etiopía, Gambia, Ghana, Guinea, Kenia, Liberia, Libia, Malawi, Mauritania, Marruecos, Mauricio, Namibia, Nigeria, Senegal, Seychelles, Sierra Leona, Somalia, Suazilandia, Sudán, Sudán del Sur, Tanzania, Togo, Túnez, Uganda, Zambia, Zimbabue.

Hay que hacer la salvedad de que el Gobierno de Malawi decretó en 2012 una moratoria en la aplicación de las leyes que penalizan la homosexualidad.

Asia

Afganistán, Arabia Saudí, Bangladesh, Bután, Brunei, Emiratos Árabes Unidos, Estado Islámico, India, Iraq, Irán, Kuwait, Líbano, Malasia, Maldivas, Myanmar, Omán, Pakistán, Palestina/Franja de Gaza, Qatar, Singapur, Siria, Sri Lanka, Turkmenistán, Uzbekistán, Yemen.

En Iraq no existen oficialmente leyes que castiguen la homosexualidad, pero la violencia homófoba es intensa y habitual, incluso con la connivencia de sus fuerzas del orden. También se han denunciado casos de aplicación de la sharia por conducta homosexual por parte de los autoproclamados jueces islámicos. Se incluye asimismo al Estado Islámico, que no duda en exhibir un grado de violencia y barbarie inauditos contra la población LGTB como arma propagandística.

América

Antigua y Barbuda, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Trinidad y Tobago.

Oceanía

Indonesia (provincias de Aceh y Sumatra Meridional), Islas Cook, Islas Salomón, Kiribati, Nauru, Papúa Nueva Guinea, Samoa, Tonga, Tuvalu.

Europa

Con la derogación de las leyes discriminadores en la República Turca del Norte de Chipre, no existe ningún territorio europeo en el que las relaciones entre personas del mismo sexo estén penadas.

Sin embargo, leyes homófobas aprobadas en Rusia, aunque teóricamente no penalizan las relaciones homosexuales o bisexuales, en la práctica están siendo utilizadas para estigmatizarlas y que queden reducidas a una conducta privada, invisible a los ojos de la sociedad. A ello hay que sumar las continuadas agresiones hacia homosexuales, bisexuales y transexuales por parte de grupos homófobos, cada vez más organizados.

Otro país con legislación discriminadora es Lituania, cuyas leyes prohíben la manifestación y promoción de contenidos publicitarios que hagan referencia a la orientación sexual. Como en el caso ruso, la ley sirve para impedir que se ofrezca información positiva sobre homosexualidad o bisexualidad, con el estigma social consecuente.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Las autoridades de Zambia alegan que no es “racional” esperar que acaben con la homofobia

Lunes, 4 de agosto de 2014

Guy+Scott+XXXGuy Scott, vicepresidente de Zambia, ha manifestado que no es “racional” esperar que las autoridades del país africano pongan fin a las políticas homófobas que impulsan para perseguir a las minorías sexuales. Scott se ha pronunciado al respecto ante la presión que está ejerciendo Reino Unido para que el país respete a la diversidad sexual.

El vicepresidente de Zambia ha instado a las autoridades de Reino Unido a poner fin a sus intenciones de acabar con las políticas homófobas que existen en el país africano.

Guy Scott, vicepresidente de Zambia, ha manifestado en una rueda de prensa celebrada recientemente que la presidencia de su país no tiene intención alguna de respetar los derechos humanos de la diversidad sexual.

Scott ha expresado que la intención de Reino Unido de presionar al país para que se deroguen las leyes homófobas existentes es una “expectativa irracional” por parte del gobierno británico.

El vicepresidente de Zambia no ha dudado en utilizar la demagogia para salir del paso en la rueda de prensa, alegando que antes de tratar temas relacionados con la diversidad sexual deben “erradicar la pobreza, las enfermedades y mejorar el sistema educativo”.

El vicepresidente del país africano alega tener dichas prioridades pese a que el gobierno británico solo busca que Zambia anule la ley existente en el país que condena las relaciones homosexuales entre hombres con penas que pueden llegar a los 14 años de prisión.

Fuente Universogay

Homofobia/ Transfobia. , , ,

Critican que el gobierno de Zambia discrimina a las personas con VIH y con discapacidad

Jueves, 17 de julio de 2014

discapacidad“Son pocos los programas que resultan accesibles a las personas con discapacidad y la estigmatización social impide que reciban servicios de VIH en igualdad de condiciones con el resto de la población, denuncia Human Rights Watch.

Las casi dos millones de personas con discapacidad que integran la población de Zambia enfrentan obstáculos significativos para acceder a programas de prevención, pruebas y tratamiento del VIH, señaló Human Rights Watch en un informe difundido hoy, aunque la organización ha admitido también que “Zambia ha conseguido avances sustanciales en la ampliación de su respuesta al VIH en general”.

El informe de 80 páginas, También nosotros estamos muriendo de sida: Obstáculos a servicios y tratamiento de VIH para personas con discapacidad en Zambia, documenta los escollos que enfrentan las personas con discapacidad tanto en sus comunidades como en los centros de asistencia. Esto incluye actos de estigmatización y discriminación, falta de acceso a iniciativas de prevención del VIH que sean inclusivas, obstáculos para el acceso a pruebas voluntarias y tratamiento del VIH, y falta de asistencia económica adecuada para la continuidad de los tratamientos antirretrovirales. El informe también describe la violencia sexual que sufren mujeres y jóvenes con discapacidad, incluso por parte de sus parejas íntimas, y la necesidad de que el gobierno y los donantes internacionales actúen más enérgicamente para asegurar que los servicios de VIH sean inclusivos y accesibles.

“En la cadena de atención —que incluye desde la educación hasta las pruebas y el tratamiento— las personas con discapacidad de Zambia enfrentan un obstáculo tras otro”, observó Rashmi Chopra, becaria Sandler en Human Rights Watch y autora del informe. “Como líder regional en el desarrollo y la ampliación de servicios integrales de VIH, Zambia debería eliminar estos obstáculos y convertirse en un modelo de inclusión para las personas con discapacidad”.

El informe se elaboró a partir de más de 200 entrevistas realizadas en Zambia a personas con discapacidad, padres de menores con discapacidad, docentes de educación especial, representantes de organizaciones no gubernamentales, funcionarios gubernamentales, trabajadores de atención de la salud y otras personas.

Más de uno de cada diez adultos en Zambia vive con VIH, y la proporción de personas con discapacidad es muy similar. Las personas con discapacidades físicas, sensoriales, psicosociales e intelectuales pueden ser más vulnerables al contagio del VIH que otros miembros de la población de Zambia debido a su menor nivel de educación y alfabetismo, mayores índices de pobreza y mayor exposición a abuso físico y sexual.

Personas con diversas discapacidades dijeron a Human Rights Watch que a menudo son percibidas como asexuales y deben lidiar con actitudes negativas con respecto a su derecho a contraer matrimonio y tener hijos. Estas reacciones a veces restringen su acceso a la prevención del VIH y a las pruebas o servicios de tratamiento correspondientes.

Yvone L. (seudónimo), quien presenta una discapacidad física, dijo a Human Rights Watch: “Cuando uno asiste a sesiones voluntarias de asesoramiento y pruebas de VIH, te miran de arriba abajo, y las personas preguntan ‘¿Por qué estás en la fila? ¿Quién podría haberte contagiado el VIH?’ No esperan que las mujeres con discapacidad sean sexualmente activas.

Los menores con discapacidad no consiguen acceder a información relativa a prevención del VIH en igualdad de condiciones con los demás menores. Numerosos menores con discapacidad no asistan a la escuela, donde podrían recibir información sobre prevención del VIH, debido a la discriminación en el ámbito familiar, los obstáculos a la admisión y la falta de accesibilidad física. Incluso cuando los menores con discapacidad pueden asistir a la escuela, con frecuencia son excluidos de programas que brindan información sobre VIH, o no obtienen materiales que sean comprensibles para ellos.

De manera similar, los adultos con discapacidad a menudo no pueden acceder a información general sobre VIH difundida a través de medios impresos y de comunicación masiva debido a la falta de materiales publicados en formatos sencillos, en braille, en letras grandes o con lenguaje de símbolos.

Entre las mujeres y jóvenes con discapacidad se registran altos índices de violencia sexual, incluso por sus parejas íntimas, lo cual incrementa su riesgo a contraer VIH. La vulnerabilidad de mujeres y jóvenes con discapacidad se ve agravada debido a la falta de acceso equitativo a información sobre violencia de género, prevención del VIH y servicios de protección social.

Diversas personas con discapacidad dijeron a Human Rights Watch que era común que no pudieran conseguir asesoramiento efectivo previo y posterior a pruebas de VIH, debido a que los trabajadores de atención de la salud no contaban con formación adecuada sobre cómo comunicase con personas con discapacidad y abordar sus inquietudes. Una vez que han iniciado un tratamiento retroviral, las personas con discapacidad suelen depender de la disponibilidad de un familiar o amigo para asistirlas con traslados o comunicaciones que les permitan cumplir las citas concertadas.

Cuando no tienen esta asistencia, es muy poco habitual que se hagan concesiones que tengan en cuenta sus circunstancias, como reprogramar citas o proporcionar medicamentos para un período más prolongado. En vez de ello, los trabajadores de la salud a menudo clasifican a las personas con incapacidad como “incumplidoras” si no se presentan a citas, esto provoca que tengan que solicitar citas con mayor frecuencia y limita la entrega de medicamentos.

Zambia ha ratificado una variedad de tratados internacionales y regionales de derechos humanos, entre ellos la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que exige a los gobiernos brindar a las personas con discapacidad atención y programas de salud gratuitos o asequibles del mismo tipo, calidad o estándar que los proporcionados a las demás personas, incluidos los programas de salud pública. Esto implica que las personas con discapacidad deberían poder acceder a servicios de VIH en idénticas condiciones que los demás.

La Ley sobre Personas con Discapacidad de 2012 de Zambia establece que el gobierno deberá ofrecer acceso equitativo a servicios de salud sexual y reproductiva y a programas de salud pública. El gobierno de Zambia reconoce que las personas con discapacidad componen una población vulnerable expuesta al riesgo del VIH, pero no ha puesto en práctica servicios y estrategias específicas para brindar servicios de VIH inclusivos.

Los donantes internacionales y los organismos de las Naciones Unidas tienen conocimiento de la falta de servicios de VIH que sean inclusivos y estén orientados específicamente a personas con discapacidad en Zambia. Sin embargo, tampoco han hecho suficiente para asegurar que los fondos destinados a servicios de VIH se asignen sin discriminación y beneficien equitativamente a personas con discapacidad.

El gobierno de Zambia y los donantes internacionales deberían establecer servicios de VIH específicos para personas con discapacidad y asegurar accesibilidad a los programas y que no haya discriminación en los principales servicios de VIH, señaló Human Rights Watch. El gobierno y los donantes deberían además investigar los factores de riesgo de VIH entre personas con discapacidad.

“Es meritorio que Zambia haya reconocido a las personas con discapacidad como una población expuesta a altos riesgos de VIH”, observó Chopra. “Ahora deberán implementarse cambios concretos para incluir a las personas con discapacidad en la respuesta de Zambia al VIH”.

Fuente Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

En Zambia absuelven por falta de pruebas una pareja gay tras más de un año de prisión preventiva

Sábado, 5 de julio de 2014

James-Mwape-y-Philip-Mubiana-pareja-gay-detenida-en-ZambiaJames Mwape y Philip Mubiana fueron detenidos en mayo de 2013, tras una denuncia efectuada por los familiares de este último, acusados del delito de “sodomía o de mantener relaciones sexuales contra natura”, y han permanecido en prisión desde entonces, a pesar de las reiteradas peticiones de que se les liberara en espera de juicio. Finalmente, han sido absueltos de los cargos y puestos en libertad al estimarse que los hechos de los que eran acusados no han podido probarse fehacientemente. En el proceso, sin embargo, han tenido que sufrir el infame “reconocimiento anal” que pretendía probar su homosexualidad. Tan infame como que la familia de Philip se haya mostrado indignada por su absolución.

Los cargos contra James Mwape y Philip Mubiana podían ocasionarles una pena de hasta 14 años de prisión. Ambos eran acusados de haber mantenido relaciones “contra natura” y convivir como un matrimonio en la localidad norteña de Kapiri Mposh. Entre los ocho testigos aportados por la fiscalía se contaban las doctoras Andrea Bandula y Melody Luhanga, que sometieron a los acusados a terribles y humillantes pruebas forenses para determinar si habían mantenido relaciones anales. La defensa contó con el testimonio del doctor LaLiCk Banda, un experto forense en agresiones sexuales del Hospital Universitario de Kapiri Mposh.

Tras los testimonios, el juez John Mbuzi dictó sentencia, estimando que la acusación no había presentando pruebas suficientes para demostrar que los dos acusados habían mantenido relaciones sexuales entre ellos. Las lesiones reflejadas en los informes forenses de las doctoras Bandula y Luhanga fueron refutadas por el testimonio del doctor Banda, que adujo que se podrían haber producido por procesos derivados de enfermedades que afectasen al sistema inmunitario o similares. Añadiendo a ello el hecho de que no se hubieran realizado pruebas de ADN, el magistrado dictaminó la absolución sin cargos de los acusados y su puesta inmediata en libertad.

20140703-085028-gWilliam Ngwira, abogado de la pareja, se congratulaba de la sentencia, aunque añadía que nos entristece que nuestros clientes hayan estado detenidos durante más de un año”. La absolución de James y Philip, sin embargo, ha tenido lugar en un ambiente de hostilidad manifiesta. La propia abuela de Philip se mostraba profundamente contrariada por su puesta en libertad. “¿Cómo voy a tener ahora nietos que se ocupen de mí?”, se lamentaba, “soy vieja y necesito niños que me cuiden. No es justo, se debería haber aplicado la ley”.

A la puerta del juzgado se encontraba un grupo de jóvenes que portaban pancartas en contra de los homosexuales. Entre ellos Kevin Mukuka, líder local del gobernante Frente Patriótico, que criticaba el que representantes diplomáticos como el embajador alemán Bernd Finke, el responsable de cooperación de la Unión Europea Aad Biesebroek o el miembro de la embajada estadounidense Mark Padat hubieran presentado testimonio en favor de los acusados. Dadnos ayudas económicas y no esta basura”, profería indignado, “esta es una nación cristiana que no permitirá matrimonios del mismo sexo. Si no queréis ayudarnos, marchaos de aquí”.

Zambia, homofobia social y de estado

Zambia heredó la legislación homófoba de la época colonial británica tras su independencia en 1964. Tanto las relaciones homosexuales masculinas como las femeninas son ilegales, con penas que pueden llegar hasta los 14 años de cárcel. Se trata, de hecho, de uno de los países africanos en los que la homofobia social es más fuerte: hasta el 98% de la población considera la homosexualidad moralmente inaceptable, según datos de 2010. La fuerte influencia evangélica no sería ajena a este clima de odio homófobo. Ya en 2010 recogíamos cómo múltiples instituciones del país (incluidos dos de los principales partidos políticos y diferentes líderes cristianos) se posicionaban con fuerza en contra de la homosexualidad como reacción al anuncio por parte del Gobierno sueco de que apoyaría a colectivos pro derechos humanos de Zambia, incluidos grupos LGTB.

Buen ejemplo del desprecio con que se tratan los derechos LGTB en Zambia fueron las declaraciones de Edgar Lungu, su ministro de Interior, a principios de 2013. “Los defensores de los derechos de los homosexuales deben ir al infierno. No es un problema que vayamos a tolerar. No habrá discusión alguna sobre los derechos de los homosexuales. Ese asunto es ajeno a este país”, afirmaba entonces.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Zambia: Despenalizar la homosexualidad sería una afrenta al cristianismo

Jueves, 12 de junio de 2014

923-zambiadescriminalizar-homosexualidad-seria-una-afrenta-al-cristianismoEl gobierno de Zambia ha reafirmado su oposición a la homosexualidad, el etiquetado de los derechos de los homosexuales es una ‘afrenta’ al cristianismo y la Constitución.

 El Ministro de Relaciones Exteriores, Gabriel Namulambe, hizo estos comentarios a los periodistas, hablando después de participar en una reunión con Shannon Smith de la Oficina de Asuntos Africanos EE.UU..

 Él dijo: ‘Quiero dejar muy claro aquí, que como Gobierno, tenemos la obligación de proteger la Constitución ya que en el preámbulo de la misma Zambia es una nación cristiana y, como tal, vivimos en por los valores cristianos y no vamos a ser capaces de a reconocer los derechos de los homosexuales.”

 La homosexualidad es ilegal en Zambia, tanto para hombres y mujeres y los gays se enfrentan a la persecución, los crímenes de odio y detenciones regulares.

 Amnistía Internacional ha pedido reiteradamente al país para actuar, para poner fin a la persecución de los gays.

Cinco hombres han sido detenidos en virtud de las leyes contra la sodomía de Zambia en el pasado año, y que los activistas de derechos humanos han sido blanco de la policía.

Fuente PinkNews, vía InOUtPost

Pareja gay se enfrenta a una pena de 14 años en Zambia

Cristianismo (Iglesias), Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Un tribunal de Zambia absuelve a activista LGTB juzgado por hablar de homosexualidad en televisión.

Lunes, 3 de marzo de 2014

paul-kasonkomona-jailedEn medio del panorama desolador que ofrece el reconocimiento de los derechos de las personas LGTB en diversos países de África, conocemos una noticia que sirve de cierto contrapunto, por más que sea insuficiente. En Zambia, un tribunal ha absuelto al activista Paul Kasonkomona de promover la homosexualidad.

Kasonkomona fue detenido en abril de 2013, después de defender los derechos de las personas homosexuales en un programa de televisión. La policía le esperó a la salida de los estudios y, aunque sus amigos trataron de esconderle en un coche, terminó deteniéndole acusado de infringir la sección 178(g) del Código Penal de Zambia, que castiga la “conducta ociosa y desordenada”, al establecer que con la defensa de los derechos LGTB “incitaba al público a tomar parte en actividades indecentes”. Una vez iniciado el proceso, Kasonkomona solicitó que el caso fuera llevado a la Corte Superior, por entender que la vaguedad de la sección 178(g) vulneraba el derecho recogido en el artículo 20 de la Constitución de Zambia, que ampara el derecho a la libertad de expresión. El juez estimó el recurso y trasladó los cargos al tribunal de mayor rango.

En septiembre pasado, sin embargo, la Corte Superior de Lusaka desestimó el recurso, resolviendo que “la fundada opinión de que el asunto del que trata la sección 178(g) del Código Penal no es el mismo que el referido en el artículo 20 de la Constitución. Ambos temas son distintos. Por tanto, al no haber un problema constitucional relativo a la violación de los derechos fundamentales del acusado, no habría motivo para que el juez nos remitiera el caso. Por ello, se envía el expediente de nuevo al magistrado para que disponga sobre él”. Es decir, el defender de palabra y en público los derechos LGTB no está amparado por el derecho a la libertad de expresión que recoge la Constitución de Zambia.

Finalmente el caso ha sido juzgado, y la sentencia ha resultado favorable a Kasomkomona. El juez, por cierto, ha enmendado la plana a la Corte Superior, al afirmar que “el debate público es importante incluso en temas polémicos que repugnan a algunos miembros de la comunidad”. La sentencia es importante, en tanto que abre las puertas a que hablar en público de relaciones sexuales no heterosexuales tenga cierto encaje legal. un pequeño rayo de esperanza en un entorno geográfico y político del que no paran de llegar malas noticias, como la aprobación de leyes fuertemente homófobas en Uganda y Nigeria. Una creciente homofobia gubernamental que, como señala Alberto Eisman, misionero español en Uganda, responde en buena parte a la necesidad de buscar un chivo expiatorio frente a los problemas sociales en esos países.

Zambia, homofobia social y de estado

Zambia heredó la legislación homófoba de la época colonial británica tras su independencia en 1964. Tanto las relaciones homosexuales masculinas como las femeninas son ilegales, con penas que pueden llegar hasta los 14 años de cárcel. Se trata, de hecho, de uno de los países africanos en los que la homofobia social es más fuerte: hasta el 98% de la población considera la homosexualidad moralmente inaceptable, según datos de 2010. La fuerte influencia evangélica no sería ajena a este clima de odio homófobo. Ya en 2010 recogíamos como múltiples instituciones del país (incluidos dos de los principales partidos políticos y diferentes líderes cristianos) se posicionaban con fuerza en contra de la homosexualidad como reacción al anuncio por parte del Gobierno sueco de que apoyaría a colectivos pro derechos humanos de Zambia, incluidos grupos LGTB.

Buen ejemplo del desprecio con que se tratan los derechos LGTB en Zambia fueron las declaraciones de Edgar Lungu, su ministro de Interior, a principios de 2013. “Los defensores de los derechos de los homosexuales deben ir al infierno. No es un problema que vayamos a tolerar. No habrá discusión alguna sobre los derechos de los homosexuales. Ese asunto es ajeno a este país”, afirmaba entonces.

James Mwape y Philip Mubiana siguen en prisión

james-mwape-and-philip-mubiana-await-trial-zambia-08-28-13Peor suerte que Paul Kasonkomona han corrido James Mwape y Philip Mubiana, detenidos en mayo de 2013 bajo la acusación de “sodomía o de mantener relaciones sexuales contra natura”.

Ya en septiembre recogíamos la petición de Amnistía Internacional de liberar sin cargos a los dos jóvenes, que entre otros malos tratos habrían sido sometidos al infame “reconocimiento anal” (una práctica denunciada por organizaciones internacionales como una forma más de tortura). Desgraciadamente la pareja ha seguido en prisión durante todo este tiempo, como Amnistia Internacional volvía a recordar hace pocos días. El juicio ha tardado casi un año en celebrarse, y el pasado 25 de febrero se esperaba el veredicto (que en nuestro conocimiento aún no ha sido hecho público).

Existe, por cierto, una petición internacional en la plataforma Care2 a favor de la liberación de Mwape y Mubiana, que lleva recogidas casi 37.000 firmas. Puedes sumarte pinchando aquí y cumplimentando el formulario.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Acción urgente de Amnistía Internacional en Zambia.

Domingo, 23 de febrero de 2014

james-mwape-and-philip-mubiana-await-trial-zambia-08-28-13Dos hombres que están siendo juzgados en Zambia acusados de mantener relaciones sexuales “contra natura” esperan que se emita el fallo sobre su causa el 25 de febrero. En caso de ser declarados culpables, podrían ser condenados a un mínimo de 14 años de cárcel. “Ha llegado la hora de que se deje de perseguir a las personas debido a su orientación sexual o su identidad de género, reales o supuestas. Los derechos humanos tienen que ver con la dignidad y la igualdad de todas las personas”, ha afirmado Simeon Mawanza, investigador de Amnistía Internacional para Zambia.

El 6 de mayo 2013, la policía detuvo a Phil Mubiana y James Mwape, ambos de 21 años, en la localidad del Ndeke, en el distrito de Kapiri Mposhi (Provincia Central de Zambia). Era la segunda vez que los detenían por presunta conducta sexual entre personas del mismo sexo, tipificada como delito en el Código Penal de Zambia. La primera detención se produjo el 25 de abril de 2013; estuvieron recluidos en la comisaría de Kapiri Mposhi y quedaron en libertad bajo fianza el 2 de mayo. Ambos niegan todos los cargos en su contra. Se espera que el tribunal emita su fallo el 25 de febrero.

“La detención de cualquier persona por su orientación sexual real o supuesta viola el principio fundamental de no discriminación que sustenta el derecho de los derechos humanos”, ha afirmado Simeon Mawanza.

Amnistía Internacional considera que estos dos hombres son presos de conciencia ya que detenidos en virtud de leyes que penalizan las relaciones sexuales consentidas y en privado entre personas del mismo sexo. Estas leyes contravienen el derecho internacional de los derechos humanos.

La organización considera asimismo preocupantes los informes según los cuales doctores del gobierno realizaron en mayo, en dos ocasiones, exámenes anales a Mwape y a Mubiana en contra de su voluntad. Según el organismo Servicios de Noticias e Información de Zambia (ZANIS), dependiente del gobierno, el director general de la Policía de la provincia Central, Standwell Lungu, confirmó que los exámenes médicos se habían realizado. “Los exámenes anales son intrínsecamente invasivos, abusivos y profundamente humillantes, y se realizan por motivos basados meramente en la discriminación”, ha afirmado Simeon Mawanza. “Este procedimiento no sólo es científicamente ilegítimo, sino que también es una forma de agresión sexual y equivale a tortura. Ninguna ‘conclusión’ que se derive de él puede ser utilizada como prueba en un juicio contra las víctimas.”

Zambia ha ratificado la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes. Esto impone al gobierno la obligación de prohibir la tortura y de poner a disposición de la justicia a quienes la perpetren. Las leyes que prohíben las relaciones sexuales consentidas y en privado entre personas del mismo sexo penalizan el ejercicio legítimo del derecho a la libertad de expresión y de conciencia y el derecho a la intimidad. Estos derechos están protegidos por numerosos tratados ratificados por Zambia, entre ellos el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos.

Un total de 36 países de África penalizan actualmente las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, de los cuales 31 están en el África subsahariana.

***

Ambos hombres se han declarado inocentes de los cargos en su contra. Por razones de seguridad, las acciones emprendidas en su favor NO deben hacer suposiciones sobre la sexualidad de las víctimas, ni hacer alusiones a ella.

Por todo ello, Amnistía Internacional propone que se escriba de forma inmediata a las autoridades de Zambia, en inglés o en castellano, expresando preocupación por que el juicio de Phil Mubiana y James Mwansa, acusados de mantener relaciones sexuales consentidas entres persona del mismo sexo, pueda ser discriminatorio y vulnerar su derecho a la intimidad y a la libertad de expresión; pidiendo a las autoridades que pongan en libertad a los dos hombres de forma inmediata e incondicional; e instando a las autoridades a poner fin a la detención y al hostigamiento de personas a causa de su orientación sexual, real o supuesta.

Adjuntamos la acción urgente propuesta, con todos los datos de contacto e información completa sobre el caso.

Recibid un cordial saludo,

Equipo de Diversidad Afectivo-Sexual
Secretariado Estatal

Amnistía Internacional – España

General , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.