Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Edgar Lungu’

El presidente de Zambia, Edgar Lungu, perdona a dos hombres encarcelados por tener sexo gay después de una feroz disputa diplomática

Jueves, 28 de mayo de 2020

GettyImages-809757830-1024x683El presidente de Zambia, Edgar Lungu. (Dawood Salim/ AFP a través de Getty Images)

El presidente de Zambia Edgar Lungu ha perdonado a dos hombres que fueron encarcelados por tener sexo gay en noviembre de 2019. Con una sentencia de 15 años, el encarcelamiento de Japhet Chataba y Steven Samba por el juez del tribunal superior se cuajó en una protesta internacional de los defensores de LGBT+ y diplomáticos hacia el país cristiano predominantemente conservador.

Chataba, de 39 años, y Samba, de 31, se encontraban entre los casi 3.000 indultados el viernes pasado (22 de mayo) por el líder para conmemorar el Día de la Libertad de África, informó un boletín del gobierno, según BBC News.

El historial irregular y, a veces, lento del continente con los derechos LGBT + refleja una lucha de África con un enfoque una vez progresivo para la gente queer gruñidos por la colonización británica. Con muchos códigos penales coloniales obstaculizando los intentos de los activistas de lograr el cambio.

El año pasado, los tribunales superiores de Kenia dictaminaron aumentar las leyes anti-LGBT + del país, mientras que los legisladores en Uganda se acercaron a introducir la pena de muerte para el sexo gay.

Como resultado, la persecución de Chataba y Samba por lo que el gobierno de Lungu llamó “crímenes contra el orden de la naturaleza” provocó indignación.

El cristianismo evangélico está imbuido en casi todos los aspectos de la vida cotidiana en Zambia, desde el ámbito social hasta el político.

Y la persecución de los hombres demostró ser tan potente que generó críticas del entonces embajador de los Estados Unidos, Daniel Foote. El diplomático intercambió comentarios con funcionarios zambianos por denunciar la sentencia como demasiado dura, lo que llevó a Washington a retirarlo. Foote calificó el trato de los hombres en ese momento como “horroroso” en una declaración combativa y criticó a los funcionarios del ministerio por apropiarse indebidamente de millones. Y afirmó que, “el gobierno de Zambia quiere que los diplomáticos extranjeros cumplan, con bolsillos abiertos y bocas cerradas “.

Más tarde, Lungua le dijo al canal de televisión estatal ZNBC que “quiere que se vaya” de Zambia, informó el New York Times.

the-two-kapiri-gay-men-being-taken-away-after-making-court-appearance

La pareja condenada camino del tribunal

Zambia, LGTBfobia social y de Estado

Zambia heredó la legislación homófoba de la época colonial británica tras su independencia en 1964. Tanto las relaciones homosexuales masculinas como las femeninas son ilegales, con prolongadas penas de cárcel. Se trata, de hecho, de uno de los países africanos en los que la homofobia social es más fuerte: hasta el 98% de la población considera la homosexualidad moralmente inaceptable, según datos de 2010. La fuerte influencia evangélica no sería ajena a este clima de odio homófobo. Ya en 2010 recogíamos cómo múltiples instituciones del país (incluidos dos de los principales partidos políticos y diferentes líderes cristianos) se posicionaban con fuerza en contra de la homosexualidad como reacción al anuncio por parte del Gobierno sueco de que apoyaría a colectivos pro derechos humanos de Zambia, incluidos grupos LGTB.

Buen ejemplo del desprecio con que se tratan los derechos LGTB en Zambia fueron las declaraciones del actual presidente del país Edgar Lungu a principios de 2013, cuando era ministro del Interior. «Los defensores de los derechos de los homosexuales deben ir al infierno. No es un problema que vayamos a tolerar. No habrá discusión alguna sobre los derechos de los homosexuales. Ese asunto es ajeno a este país», afirmaba entonces.

La persecución ha proseguido y la LGTBfobia social, si cabe, ha aumentado. En 2014, el Ministro de Relaciones Exteriores, Gabriel Namulambe afirmaba que despenalizar la homosexualidad sería una afrenta al cristianismo… y ese mismo año, dos hombres eran absueltos por falta de pruebas tras más de un año en prisión preventiva. Pero en noviembre de 2015, una mujer transexual fue condenada a la cárcel por «sodomía» después de que, según el testimonio de la acusada, un taxista la forzara a mantener relaciones sexuales.

En abril de 2018, el gobierno de Zambia rechazó la recomendación de ocho países para reconocer las relaciones sexuales entre personas homosexuales, bisexuales y transexuales, remitida entre otras 203 recomendaciones en favor de los derechos humanos que le fueron sugeridas durante el Examen Periódico Universal de la ONU.

Unas  muestras de la homofobia y la transfobia legal que convierten en un infierno la vida de tantas personas LGTB en África

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , ,

El embajador estadounidense en Zambia se vio obligado a abandonar el país después de enfrentarse con el gobierno por la condena de cárcel a pareja gay

Sábado, 28 de diciembre de 2019

Edgar-Lungu-KOKO-TV-NG-1-Presidente Edgar Lungo y embajador Daniel Foote

El gobierno de Zambia ha emitido esta semana un comunicado diciendo que el trabajo de Foote “ya no es sostenible,” y que lo declara “persona non grata”,  y forzando su regreso a los EE.UU..

El embajador Daniel Foote había dicho que estaba “personalmente horrorizado” por la dura sentencia contra dos hombres homosexuales, Japhet Chataba y Steven Samba, por una relación consensual “que no perjudicó absolutamente nadie.”

También acusó a las autoridades de tener un doble rasero cuando se trata de perseguir otros delitos, señalando: “Los funcionarios del gobierno pueden robar millones de dólares sin ser procesados”.

Los comentarios provocaron una furiosa reacción del presidente Edgar Lungu, que envió una carta de protesta a Washington declarando su negativa a trabajar con el embajador. Foote no pudo asistir a ciertos eventos, debido a “amenazas contra” él.

Un portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos dijo a Reuters: “Estamos consternados por la declaración del gobierno de Zambia acerca de que la posición de embajador Foote ya no es sostenible,lo  que consideramos que es el equivalente de una declaración de que el embajador es persona no grata. A pesar de esta acción, los Estados Unidos siguen comprometidos con nuestra asociación con la población de Zambia“, agregaron.

“Los Estados Unidos se oponen firmemente a los abusos contra las personas LGBTI. Los gobiernos tienen la obligación de garantizar que todas las personas puedan disfrutar libremente de los derechos humanos universales y las libertades fundamentales que les corresponden”.

Cuando Foote informó de que había sido criticado por funcionarios de Zambia, respondió que lo único que quiere Zambio son diplomáticos “con bolsillos abiertos y las bocas cerradas.”

El presidente Lungu afirmó que rechazaría los $ 500 millones de dólares en ayuda de Estados Unidos que el país recibe cada año si se requiere el país para aceptar los derechos LGBT +.

the-two-kapiri-gay-men-being-taken-away-after-making-court-appearance

La pareja condenada camino del tribunal

Zambia, LGTBfobia social y de Estado

Zambia heredó la legislación homófoba de la época colonial británica tras su independencia en 1964. Tanto las relaciones homosexuales masculinas como las femeninas son ilegales, con prolongadas penas de cárcel. Se trata, de hecho, de uno de los países africanos en los que la homofobia social es más fuerte: hasta el 98% de la población considera la homosexualidad moralmente inaceptable, según datos de 2010. La fuerte influencia evangélica no sería ajena a este clima de odio homófobo. Ya en 2010 recogíamos cómo múltiples instituciones del país (incluidos dos de los principales partidos políticos y diferentes líderes cristianos) se posicionaban con fuerza en contra de la homosexualidad como reacción al anuncio por parte del Gobierno sueco de que apoyaría a colectivos pro derechos humanos de Zambia, incluidos grupos LGTB.

Buen ejemplo del desprecio con que se tratan los derechos LGTB en Zambia fueron las declaraciones del actual presidente del país Edgar Lungu a principios de 2013, cuando era ministro del Interior. «Los defensores de los derechos de los homosexuales deben ir al infierno. No es un problema que vayamos a tolerar. No habrá discusión alguna sobre los derechos de los homosexuales. Ese asunto es ajeno a este país», afirmaba entonces.

La persecución ha proseguido y la LGTBfobia social, si cabe, ha aumentado. En 2014, el Ministro de Relaciones Exteriores, Gabriel Namulambe afirmaba que despenalizar la homosexualidad sería una afrenta al cristianismo… y ese mismo año, dos hombres eran absueltos por falta de pruebas tras más de un año en prisión preventiva. Pero en noviembre de 2015, una mujer transexual fue condenada a la cárcel por «sodomía» después de que, según el testimonio de la acusada, un taxista la forzara a mantener relaciones sexuales.

En abril de 2018, el gobierno de Zambia rechazó la recomendación de ocho países para reconocer las relaciones sexuales entre personas homosexuales, bisexuales y transexuales, remitida entre otras 203 recomendaciones en favor de los derechos humanos que le fueron sugeridas durante el Examen Periódico Universal de la ONU.

Unas  muestras de la homofobia y la transfobia legal que convierten en un infierno la vida de tantas personas LGTB en África

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Zambia: confirmada la condena de quince años de cárcel a dos hombres por homosexualidad

Viernes, 13 de diciembre de 2019

the-two-kapiri-gay-men-being-taken-away-after-making-court-appearanceLos dos hombres son retirados después de comparecer en la corte.

Un tribunal de apelación de Zambia ha confirmado la pena de quince años de prisión contra dos hombres por el delito de «actos contra natura». Los acusados, arrestados en 2017, fueron declarados culpables hace un año tras ser sometidos a la tortura de los exámenes anales. El embajador estadounidense en el país africano ha protestado contra la «horrible» sentencia, mientras que el presidente Edgar Lungu ha cargado contra las relaciones homosexuales que según su ignorante opinión «no practican ni los animales». Stephen Sambo, de 30 años, y Japhet Chataba, de 38, fueron el año pasado  acusados del delito de “tener relaciones sexuales contra el orden de la naturaleza” .

Los supuestos hechos se produjeron el 25 de agosto de 2017. Japhet Chataba y Stephen Sambo fueron detenidos después de que la empleada de un hotel los denunciara por haber mantenido relaciones sexuales. Durante el juicio, que tuvo lugar el año pasado, cinco testigos afirmaron que habían presenciado los actos por los que se acusa a los dos hombres, que se declararon no culpables. Los fiscales presentaron “videos y fotografías” de los dos hombres, mientras que un empleado del hotel le dijo a la corte que los vio teniendo sexo a través de una ventana. Los acusados se sometieron a la tortura de los exámenes anales, una práctica tan humillante como inútil para la finalidad que pretende.

A pesar de que los resultados de la infame prueba fueron «inconsistentes con las acusaciones», el juez Ackson Mumba consideró que las declaraciones de los testigos y el hecho de que los acusados se negaran a declarar constituían una prueba suficiente para decretar su culpabilidad. Un año después, un tribunal de apelaciones ha confirmado la sentencia de quince años de prisión por el delito de «conocimiento carnal contra natura».

El embajador estadounidense en Zambia ha expresado su consternación por el fallo, que ha calificado de «horrible». Daniel Foote calificó los hechos de crimen sin víctimas, al que contrapuso la impunidad de la corrupción en la administración zambiana. Según Associated Press, el embajador de los Estados Unidos en Zambia, Daniel Foote, dijo que estaba “horrorizado” por la sentencia. Foote dijo que los funcionarios de Zambia no lo intimidarían y agregó que la relación entre los dos hombres no lastima a nadie mientras que “mientras tanto, los funcionarios del gobierno pueden robar millones de dólares públicos sin enjuiciamiento”.

Unas declaraciones que escocieron al Gobierno del país africano, que envió una nota de protesta a la Casa Blanca. En respuesta, el ministro de Asuntos Exteriores de Zambia, Joseph Malanji, dijo que el embajador se estaba entrometiendo en los asuntos internos del país del sur de África, y que el gobierno enviaría una carta de protesta a Washington por los comentarios de Foote.

El presidente Edgar Lungu pidió una rectificación a su homólogo Donald Trump y aprovechó para lanzar una diatriba homófoba. Hablando sobre la sentencia, el presidente del país, Edgar Lungu, dijo a Sky News: “Estamos diciendo que no a la homosexualidad. ¿Por qué deberíamos decir que vamos a ser civilizados si lo permitimos … ¿Estás diciendo que somos muy primitivos ahora porque estamos desaprobando la homosexualidad? Incluso los animales no lo hacen, entonces, ¿por qué deberíamos vernos obligados a hacerlo porque queremos ser vistos como inteligentes, civilizados y avanzados, etc.?” Lungu dijo anteriormente: “Aquellos que defienden los derechos de los homosexuales deberían irse al infierno … Ese tema es extraño para este país”, añadió, sumando a su discurso de odio su profunda ignorancia sobre el tema.

El departamento de Estado norteamericano rehusó contestar si había recibido el requerimiento de Lungu. El mandatario zambiano reconoció que la economía del país depende en parte de la asistencia al desarrollo que envían países como Estados Unidos, pero se reafirmó en su defensa de la legislación homófoba. «Si quieren que la ayuda esté ligada a la homosexualidad, me temo que Occidente nos puede deja

Según Lusaka Times, el presidente de la Iniciativa de Jóvenes Líderes Africanos (YALI, por sus siglas en inglés), Andrew Ntewewe, dijo en una conferencia de prensa que los embajadores de EE. UU. Deberían “contenerse cuando se trata de la gobernanza de este país o el tipo de leyes que decidimos tener”.

Añadió: “De hecho, esos dos inadaptados que fueron encarcelados a 15 años recibieron clemencia por el juez de sentencia que administró la pena mínima de 15 años cuando podría haber optado por la cadena perpetua máxima”.

Las leyes que criminalizan la homosexualidad se derivan del antiguo código penal colonial británico de Rhodesia. Rhodesia del Norte se convirtió en Zambia en 1964.

Zambia, LGTBfobia social y de Estado

Zambia heredó la legislación homófoba de la época colonial británica tras su independencia en 1964. Tanto las relaciones homosexuales masculinas como las femeninas son ilegales, con prolongadas penas de cárcel. Se trata, de hecho, de uno de los países africanos en los que la homofobia social es más fuerte: hasta el 98% de la población considera la homosexualidad moralmente inaceptable, según datos de 2010. La fuerte influencia evangélica no sería ajena a este clima de odio homófobo. Ya en 2010 recogíamos cómo múltiples instituciones del país (incluidos dos de los principales partidos políticos y diferentes líderes cristianos) se posicionaban con fuerza en contra de la homosexualidad como reacción al anuncio por parte del Gobierno sueco de que apoyaría a colectivos pro derechos humanos de Zambia, incluidos grupos LGTB.

Buen ejemplo del desprecio con que se tratan los derechos LGTB en Zambia fueron las declaraciones del actual presidente del país Edgar Lungu a principios de 2013, cuando era ministro del Interior. «Los defensores de los derechos de los homosexuales deben ir al infierno. No es un problema que vayamos a tolerar. No habrá discusión alguna sobre los derechos de los homosexuales. Ese asunto es ajeno a este país», afirmaba entonces.

La persecución ha proseguido y la LGTBfobia social, si cabe, ha aumentado. En 2014, el Ministro de Relaciones Exteriores, Gabriel Namulambe afirmaba que despenalizar la homosexualidad sería una afrenta al cristianismo… y ese mismo año, dos hombres eran absueltos por falta de pruebas tras más de un año en prisión preventiva. Pero en noviembre de 2015, una mujer transexual fue condenada a la cárcel por «sodomía» después de que, según el testimonio de la acusada, un taxista la forzara a mantener relaciones sexuales.

En abril de 2018, el gobierno de Zambia rechazó la recomendación de ocho países para reconocer las relaciones sexuales entre personas homosexuales, bisexuales y transexuales, remitida entre otras 203 recomendaciones en favor de los derechos humanos que le fueron sugeridas durante el Examen Periódico Universal de la ONU.

Unas  muestras de la homofobia y la transfobia legal que convierten en un infierno la vida de tantas personas LGTB en África

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Zambia: condena a dos hombres por mantener relaciones homosexuales

Lunes, 13 de agosto de 2018

the-two-kapiri-gay-men-being-taken-away-after-making-court-appearanceLos dos hombres son retirados después de comparecer en la corte.

Un año después de su arresto en agosto de 2017, el tribunal de distrito de Kapiri Mposhi, en el centro del país, ha declarado culpables de «actos contra natura» a Japhet Chataba y Stephen Sambo. Los acusados fueron sometidos a la infame práctica de los exámenes anales, considerados por las asociaciones de defensa de los derechos humanos como una forma de tortura. De acuerdo con el Código Penal zambiano, se enfrentan a una pena que puede llegar a los 14 años de cárcel.

Los supuestos hechos se produjeron el 25 de agosto del año pasado. Japhet Chataba y Stephen Sambo fueron detenidos después de que la empleada de un hotel los denunciara por haber mantenido relaciones sexuales. Durante el juicio, cinco testigos afirmaron que habían presenciado los actos por los que se acusa a los dos hombres, que se declararon no culpables. Los acusados se sometieron a la tortura de los exámenes anales, una práctica tan humillante como inútil para la finalidad que pretende.

A pesar de que los resultados de la infame prueba fueron «inconsistentes con las acusaciones», el juez Ackson Mumba consideró que las declaraciones de los testigos y el hecho de que los acusados se negaran a declarar constituían una prueba suficiente para decretar su culpabilidad. El Código Penal de Zambia prevé una pena de 14 años de cárcel por el «conocimiento carnal de cualquier persona contra natura». Ahora será el tribunal el que fije la pena para Chataba y Sambo.

Zambia, LGTBfobia social y de Estado

Zambia heredó la legislación homófoba de la época colonial británica tras su independencia en 1964. Tanto las relaciones homosexuales masculinas como las femeninas son ilegales, con prolongadas penas de cárcel. Se trata, de hecho, de uno de los países africanos en los que la homofobia social es más fuerte: hasta el 98% de la población considera la homosexualidad moralmente inaceptable, según datos de 2010. La fuerte influencia evangélica no sería ajena a este clima de odio homófobo. Ya en 2010 recogíamos cómo múltiples instituciones del país (incluidos dos de los principales partidos políticos y diferentes líderes cristianos) se posicionaban con fuerza en contra de la homosexualidad como reacción al anuncio por parte del Gobierno sueco de que apoyaría a colectivos pro derechos humanos de Zambia, incluidos grupos LGTB.

Buen ejemplo del desprecio con que se tratan los derechos LGTB en Zambia fueron las declaraciones del actual presidente del país Edgar Lungu a principios de 2013, cuando era ministro del Interior. «Los defensores de los derechos de los homosexuales deben ir al infierno. No es un problema que vayamos a tolerar. No habrá discusión alguna sobre los derechos de los homosexuales. Ese asunto es ajeno a este país», afirmaba entonces.

La persecución ha proseguido y la LGTBfobia social, si cabe, ha aumentado. En 2014, el Ministro de Relaciones Exteriores, Gabriel Namulambe afirmaba que despenalizar la homosexualidad sería una afrenta al cristianismo… y ese mismo año, dos hombres eran absueltos por falta de pruebas tras más de un año en prisión preventiva. Pero en noviembre de 2015, una mujer transexual fue condenada a la cárcel por «sodomía» después de que, según el testimonio de la acusada, un taxista la forzara a mantener relaciones sexuales.

El pasado mes de abril, el gobierno de Zambia rechazó la recomendación de ocho países para reconocer las relaciones sexuales entre personas homosexuales, bisexuales y transexuales, remitida entre otras 203 recomendaciones en favor de los derechos humanos que le fueron sugeridas durante el Examen Periódico Universal de la ONU.

Unas  muestras de la homofobia y la transfobia legal que convierten en un infierno la vida de tantas personas LGTB en África

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

El gobierno de Zambia rechaza reconocer las relaciones íntimas entre personas del mismo sexo

Jueves, 26 de abril de 2018

flagge-sambiaEl gobierno de Zambia rechaza la recomendación de ocho países para reconocer las relaciones sexuales entre personas homosexuales, bisexuales y transexuales, remitida entre otras 203 recomendaciones en favor de los derechos humanos que le fueron sugeridas durante el Examen Periódico Universal de la ONU. 

El gobierno de Zambia rechaza las recomendaciones de ocho países para que reconozca las relaciones sexuales entre personas homosexuales, bisexuales y transexuales, tal y como reconoce Mweelwa Muleya, portavoz de la Comisión de Derechos Humanos (HRC por sus siglas en inglés: Human Rights Commission), que le fueron formuladas entre las 203 recomendaciones que fueron sugeridas durante el Examen Periódico Universal presentado por 78 países en noviembre del año pasado en Ginebra, de las que sí habría aceptado un total de hasta 183 de las recomendaciones formuladas.

España se encontraba entre el grupo de países que recomendaron a Zambia la necesidad de reconocer los derechos del colectivo LGBT, junto con Suecia, Francia, Canadá, Australia, Honduras, Argentina y Uruguay. Según el Dr. Muleya, también fueron rechazadas las recomendaciones para abolir la pena de muerte, garantizar los derechos sociales para refugiados y la educación gratuita para emigrantes. Asimismo también habría rechazado la recomendación de elevar a los 21 años la edad mínima para contraer matrimonio, debido a que ya estaría contemplado en un proyecto de ley en el Parlamento de Zambia.

Entre las recomendaciones que habrían aceptado esta la revisión de la Ley de orden Público, la promoción de la inclusión y la criminalización de la tortura. En total, el gobierno de Zambia habría aceptado el 90 % de las recomendaciones, según confirma el Sr. Maluya durante un taller de Derechos Humanos celebrado en Choma, donde pide a los medios de comunicación que sean valientes a la hora de exponer todas las formas de violación de los derechos humanos.

La República de Zambia es uno de los 37 países que no han tenido problema alguno en acoger el legado homofóbico de la época colonial. Independizado del Reino Unido desde 1964, se trata de un país tradicionalmente homofóbico que no penaliza específicamente que una persona pueda ser homosexual, sino solamente que dos personas del mismo sexo puedan involucrarse en relaciones íntimas, según el artículo 155 de su Código Penal, que se refiere a las Infracciones Antinaturales de la misma manera que el artículo 158 persigue el comportamiento de aquellas personas que puedan promover lo que definen como un comportamiento indecente.

Zambia, homofobia social y de Estado

Zambia heredó la legislación homófoba de la época colonial británica tras su independencia en 1964. Tanto las relaciones homosexuales masculinas como las femeninas son ilegales, con prolongadas penas de cárcel. Se trata, de hecho, de uno de los países africanos en los que la homofobia social es más fuerte: hasta el 98% de la población considera la homosexualidad moralmente inaceptable, según datos de 2010. La fuerte influencia evangélica no sería ajena a este clima de odio homófobo. Ya en 2010 recogíamos cómo múltiples instituciones del país (incluidos dos de los principales partidos políticos y diferentes líderes cristianos) se posicionaban con fuerza en contra de la homosexualidad como reacción al anuncio por parte del Gobierno sueco de que apoyaría a colectivos pro derechos humanos de Zambia, incluidos grupos LGTB.

Buen ejemplo del desprecio con que se tratan los derechos LGTB en Zambia fueron las declaraciones de Edgar Lungu, su ministro de Interior, a principios de 2013. “Los defensores de los derechos de los homosexuales deben ir al infierno. No es un problema que vayamos a tolerar. No habrá discusión alguna sobre los derechos de los homosexuales. Ese asunto es ajeno a este país”, afirmaba entonces. El año 2014, una pareja gay era absuelta por falta de pruebas tras más de un año en prisión preventiva.

La última noticia que conocimos fue el pasado mes de febrero cuando las autoridades de Zambia informaron de que investigaban la identidad de dos jóvenes del mismo sexo como sospechosas de ser lesbianas porque aparecían en unas fotografías que han estado circulado por internet. Antes, en 2015, una mujer transexual fue vejada y condenada a prisión por sodomía. Su delito, haber mantenido supuestamente relaciones sexuales con un joven de 19 años.

En 2014, el Ministro de Relaciones Exteriores, Gabriel Namulambe afirmaba que despenalizar la homosexualidad sería una afrenta al cristianismo

Unas  muestras de la homofobia y la transfobia legal que convierten en un infierno la vida de tantas personas LGTB en África

Fuente Universogay/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Una mujer transexual, vejada y condenada a prisión por sodomía en Zambia

Sábado, 7 de noviembre de 2015

31Su delito, haber mantenido supuestamente relaciones sexuales con un joven de 19 años. Una nueva muestra de la homofobia y la transfobia legal que convierten en un infierno la vida de tantas personas LGTB en África.

Se llama Hatch Bril, es peluquera, tiene 27 años de edad, vive en la ciudad zambiana de Mongu es transexual y se enfrenta a una pena que oscila entre 15 años de cárcel a cadena perpetua, según la sección 155 del Código Penal de Zambia. Bril se ha declarado inocente de la acusación de sodomía, que fue presentada por el taxista Abraham Chilemu, de 19 años, el cual le denunció ante la policía en Mongu, al oeste de Zambia,

Los hechos ocurrieron el pasado mes de septiembre. Según relata el diario Zambia Daily Mail (que se refiere despectivamente a la acusada como “hombre vestido de mujer” y “falsa mujer”), el taxista Abraham Chilemu denunció a Bril por, según su versión, haberlo engañado para mantener relaciones sexuales. El joven asegura que “se enamoró perdidamente” de Bril cuando la vio y se sintió traicionado al descubrir que era una mujer transexual, alegando que ella le había engañado para tener relaciones sexuales. El policía que registró la denuncia dio por buena la postura de Chilemu. El magistrado aseguró que Bril había ‘insertado el pene de Chilemu en su ano’, pero no había ninguna evidencia clara de una violación por parte del taxista, como manchas de sangre o la ropa rasgada de la joven transexual.

La versión de Bril es bien diferente: asegura que fue el taxista el que le dijo que quería tener sexo con ella. Bril rehusó, pero ante la insistencia de Chilemu, se vio obligada a revelar su condición. El joven la habría forzado de todos modos a mantener relaciones sexuales. Posteriormente la llevó hasta su familia, que la habría golpeado y trasladado a la policía para que fuera detenida.

Como pruebas, se había aportado un sujetador, unas bragas, maquillaje, unas pulseras y una peluca con extensiones pertenecientes a Bril por lo que se dictaminó que Chilemu había sido “engañado en la creencia de que Bril era una mujer”. El Zambia Daily Mail informó que a Chilemu ‘le hicieron creer que en realidad iba a acostarse con una mujer por la forma en que Bril estaba vestida y tenía el pelo largo. El tribunal escuchó que Bril engañó al adolescente en lo que fue amor a primera vista en un bar mientras estaba vestido y apareció como una mujer en el día de autos’.

Tras someterse a los crueles y degradantes “exámenes anales” para determinar si había tenido “conocimiento carnal contra natura” (Bril se vio obligada a someterse a una sonda anal, procedimiento que activistas LGBTI categorizan como una forma de tortura y critican como un indicador nada fiable de si el coito anal se llevó a cabo), el juez encontró a Bril culpable de un delito de sodomía. Para más vejación de la víctima, el forense también tomó una foto de la forma del ano de Bril. El fiscal argumentó la descabellada teoría de que, ‘cuanto mayor sea el ancho es más probable que la persona sea gay’. La condenada se enfrenta a una pena mínima de quince años de prisión, que pueden alargarse hasta la cadena perpetua según las circunstancias del “crimen”. El magistrado dio por probado que se había producido un encuentro sexual por un supuesto corte en la piel que se habría detectado durante la tortura del examen anal.

El fallo también exime al demandante de cualquier cargo al desestimar la posibilidad de una violación, ya que según su versión, no había signos de violencia o restos de sangre en la ropa de la acusada. En un razonamiento rocambolesco, el juez consideró al joven víctima de un engaño de Bril, y a esta culpable por “introducir el pene de Chilemu en su ano”. A la acusada solo le queda ahora la posibilidad de recurrir ante el Tribunal Supremo de Zambia, algo que ya ha anunciado que hará.

Las supuestas pruebas incriminatorias no tienen validez científica y las organizaciones de derechos humanos las han condenado por ser inconcluyentes, degradantes y una forma de tortura. En este caso, el médico forense informó que vio ‘cortes’ en el ano de Bril, con lo que el magistrado afirmó que ‘esto es una evidencia de que había tenido lugar un acto sexual ilegal’.

El tribunal de primera instancia dictaminó que no había “ninguna duda” de que Bril había cometido el delito. El caso llegará a la Corte Suprema, por lo que Bril podría tener una sentencia más dura, que rondaría entre 15 años de cárcel a cadena perpetua.

Zambia, homofobia social y de Estado

Zambia heredó la legislación homófoba de la época colonial británica tras su independencia en 1964. Tanto las relaciones homosexuales masculinas como las femeninas son ilegales, con prolongadas penas de cárcel. Se trata, de hecho, de uno de los países africanos en los que la homofobia social es más fuerte: hasta el 98% de la población considera la homosexualidad moralmente inaceptable, según datos de 2010. La fuerte influencia evangélica no sería ajena a este clima de odio homófobo. Ya en 2010 recogíamos cómo múltiples instituciones del país (incluidos dos de los principales partidos políticos y diferentes líderes cristianos) se posicionaban con fuerza en contra de la homosexualidad como reacción al anuncio por parte del Gobierno sueco de que apoyaría a colectivos pro derechos humanos de Zambia, incluidos grupos LGTB.

Buen ejemplo del desprecio con que se tratan los derechos LGTB en Zambia fueron las declaraciones de Edgar Lungu, su ministro de Interior, a principios de 2013. “Los defensores de los derechos de los homosexuales deben ir al infierno. No es un problema que vayamos a tolerar. No habrá discusión alguna sobre los derechos de los homosexuales. Ese asunto es ajeno a este país”, afirmaba entonces. El año pasado, una pareja gay era absuelta por falta de pruebas tras más de un año en prisión preventiva.

Fuente 76 Crimes y Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

En Zambia absuelven por falta de pruebas una pareja gay tras más de un año de prisión preventiva

Sábado, 5 de julio de 2014

James-Mwape-y-Philip-Mubiana-pareja-gay-detenida-en-ZambiaJames Mwape y Philip Mubiana fueron detenidos en mayo de 2013, tras una denuncia efectuada por los familiares de este último, acusados del delito de “sodomía o de mantener relaciones sexuales contra natura”, y han permanecido en prisión desde entonces, a pesar de las reiteradas peticiones de que se les liberara en espera de juicio. Finalmente, han sido absueltos de los cargos y puestos en libertad al estimarse que los hechos de los que eran acusados no han podido probarse fehacientemente. En el proceso, sin embargo, han tenido que sufrir el infame “reconocimiento anal” que pretendía probar su homosexualidad. Tan infame como que la familia de Philip se haya mostrado indignada por su absolución.

Los cargos contra James Mwape y Philip Mubiana podían ocasionarles una pena de hasta 14 años de prisión. Ambos eran acusados de haber mantenido relaciones “contra natura” y convivir como un matrimonio en la localidad norteña de Kapiri Mposh. Entre los ocho testigos aportados por la fiscalía se contaban las doctoras Andrea Bandula y Melody Luhanga, que sometieron a los acusados a terribles y humillantes pruebas forenses para determinar si habían mantenido relaciones anales. La defensa contó con el testimonio del doctor LaLiCk Banda, un experto forense en agresiones sexuales del Hospital Universitario de Kapiri Mposh.

Tras los testimonios, el juez John Mbuzi dictó sentencia, estimando que la acusación no había presentando pruebas suficientes para demostrar que los dos acusados habían mantenido relaciones sexuales entre ellos. Las lesiones reflejadas en los informes forenses de las doctoras Bandula y Luhanga fueron refutadas por el testimonio del doctor Banda, que adujo que se podrían haber producido por procesos derivados de enfermedades que afectasen al sistema inmunitario o similares. Añadiendo a ello el hecho de que no se hubieran realizado pruebas de ADN, el magistrado dictaminó la absolución sin cargos de los acusados y su puesta inmediata en libertad.

20140703-085028-gWilliam Ngwira, abogado de la pareja, se congratulaba de la sentencia, aunque añadía que nos entristece que nuestros clientes hayan estado detenidos durante más de un año”. La absolución de James y Philip, sin embargo, ha tenido lugar en un ambiente de hostilidad manifiesta. La propia abuela de Philip se mostraba profundamente contrariada por su puesta en libertad. “¿Cómo voy a tener ahora nietos que se ocupen de mí?”, se lamentaba, “soy vieja y necesito niños que me cuiden. No es justo, se debería haber aplicado la ley”.

A la puerta del juzgado se encontraba un grupo de jóvenes que portaban pancartas en contra de los homosexuales. Entre ellos Kevin Mukuka, líder local del gobernante Frente Patriótico, que criticaba el que representantes diplomáticos como el embajador alemán Bernd Finke, el responsable de cooperación de la Unión Europea Aad Biesebroek o el miembro de la embajada estadounidense Mark Padat hubieran presentado testimonio en favor de los acusados. Dadnos ayudas económicas y no esta basura”, profería indignado, “esta es una nación cristiana que no permitirá matrimonios del mismo sexo. Si no queréis ayudarnos, marchaos de aquí”.

Zambia, homofobia social y de estado

Zambia heredó la legislación homófoba de la época colonial británica tras su independencia en 1964. Tanto las relaciones homosexuales masculinas como las femeninas son ilegales, con penas que pueden llegar hasta los 14 años de cárcel. Se trata, de hecho, de uno de los países africanos en los que la homofobia social es más fuerte: hasta el 98% de la población considera la homosexualidad moralmente inaceptable, según datos de 2010. La fuerte influencia evangélica no sería ajena a este clima de odio homófobo. Ya en 2010 recogíamos cómo múltiples instituciones del país (incluidos dos de los principales partidos políticos y diferentes líderes cristianos) se posicionaban con fuerza en contra de la homosexualidad como reacción al anuncio por parte del Gobierno sueco de que apoyaría a colectivos pro derechos humanos de Zambia, incluidos grupos LGTB.

Buen ejemplo del desprecio con que se tratan los derechos LGTB en Zambia fueron las declaraciones de Edgar Lungu, su ministro de Interior, a principios de 2013. “Los defensores de los derechos de los homosexuales deben ir al infierno. No es un problema que vayamos a tolerar. No habrá discusión alguna sobre los derechos de los homosexuales. Ese asunto es ajeno a este país”, afirmaba entonces.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un tribunal de Zambia absuelve a activista LGTB juzgado por hablar de homosexualidad en televisión.

Lunes, 3 de marzo de 2014

paul-kasonkomona-jailedEn medio del panorama desolador que ofrece el reconocimiento de los derechos de las personas LGTB en diversos países de África, conocemos una noticia que sirve de cierto contrapunto, por más que sea insuficiente. En Zambia, un tribunal ha absuelto al activista Paul Kasonkomona de promover la homosexualidad.

Kasonkomona fue detenido en abril de 2013, después de defender los derechos de las personas homosexuales en un programa de televisión. La policía le esperó a la salida de los estudios y, aunque sus amigos trataron de esconderle en un coche, terminó deteniéndole acusado de infringir la sección 178(g) del Código Penal de Zambia, que castiga la “conducta ociosa y desordenada”, al establecer que con la defensa de los derechos LGTB “incitaba al público a tomar parte en actividades indecentes”. Una vez iniciado el proceso, Kasonkomona solicitó que el caso fuera llevado a la Corte Superior, por entender que la vaguedad de la sección 178(g) vulneraba el derecho recogido en el artículo 20 de la Constitución de Zambia, que ampara el derecho a la libertad de expresión. El juez estimó el recurso y trasladó los cargos al tribunal de mayor rango.

En septiembre pasado, sin embargo, la Corte Superior de Lusaka desestimó el recurso, resolviendo que “la fundada opinión de que el asunto del que trata la sección 178(g) del Código Penal no es el mismo que el referido en el artículo 20 de la Constitución. Ambos temas son distintos. Por tanto, al no haber un problema constitucional relativo a la violación de los derechos fundamentales del acusado, no habría motivo para que el juez nos remitiera el caso. Por ello, se envía el expediente de nuevo al magistrado para que disponga sobre él”. Es decir, el defender de palabra y en público los derechos LGTB no está amparado por el derecho a la libertad de expresión que recoge la Constitución de Zambia.

Finalmente el caso ha sido juzgado, y la sentencia ha resultado favorable a Kasomkomona. El juez, por cierto, ha enmendado la plana a la Corte Superior, al afirmar que “el debate público es importante incluso en temas polémicos que repugnan a algunos miembros de la comunidad”. La sentencia es importante, en tanto que abre las puertas a que hablar en público de relaciones sexuales no heterosexuales tenga cierto encaje legal. un pequeño rayo de esperanza en un entorno geográfico y político del que no paran de llegar malas noticias, como la aprobación de leyes fuertemente homófobas en Uganda y Nigeria. Una creciente homofobia gubernamental que, como señala Alberto Eisman, misionero español en Uganda, responde en buena parte a la necesidad de buscar un chivo expiatorio frente a los problemas sociales en esos países.

Zambia, homofobia social y de estado

Zambia heredó la legislación homófoba de la época colonial británica tras su independencia en 1964. Tanto las relaciones homosexuales masculinas como las femeninas son ilegales, con penas que pueden llegar hasta los 14 años de cárcel. Se trata, de hecho, de uno de los países africanos en los que la homofobia social es más fuerte: hasta el 98% de la población considera la homosexualidad moralmente inaceptable, según datos de 2010. La fuerte influencia evangélica no sería ajena a este clima de odio homófobo. Ya en 2010 recogíamos como múltiples instituciones del país (incluidos dos de los principales partidos políticos y diferentes líderes cristianos) se posicionaban con fuerza en contra de la homosexualidad como reacción al anuncio por parte del Gobierno sueco de que apoyaría a colectivos pro derechos humanos de Zambia, incluidos grupos LGTB.

Buen ejemplo del desprecio con que se tratan los derechos LGTB en Zambia fueron las declaraciones de Edgar Lungu, su ministro de Interior, a principios de 2013. “Los defensores de los derechos de los homosexuales deben ir al infierno. No es un problema que vayamos a tolerar. No habrá discusión alguna sobre los derechos de los homosexuales. Ese asunto es ajeno a este país”, afirmaba entonces.

James Mwape y Philip Mubiana siguen en prisión

james-mwape-and-philip-mubiana-await-trial-zambia-08-28-13Peor suerte que Paul Kasonkomona han corrido James Mwape y Philip Mubiana, detenidos en mayo de 2013 bajo la acusación de “sodomía o de mantener relaciones sexuales contra natura”.

Ya en septiembre recogíamos la petición de Amnistía Internacional de liberar sin cargos a los dos jóvenes, que entre otros malos tratos habrían sido sometidos al infame “reconocimiento anal” (una práctica denunciada por organizaciones internacionales como una forma más de tortura). Desgraciadamente la pareja ha seguido en prisión durante todo este tiempo, como Amnistia Internacional volvía a recordar hace pocos días. El juicio ha tardado casi un año en celebrarse, y el pasado 25 de febrero se esperaba el veredicto (que en nuestro conocimiento aún no ha sido hecho público).

Existe, por cierto, una petición internacional en la plataforma Care2 a favor de la liberación de Mwape y Mubiana, que lleva recogidas casi 37.000 firmas. Puedes sumarte pinchando aquí y cumplimentando el formulario.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.