Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Emmanuel Macron’

Emmanuel Macron quiere combatir la LGTBfobia en Francia

Martes, 7 de marzo de 2017

6a00d8341bfe5d53ef01b8d243b95a970c-600wiSabiendo como sabe que el colectivo LGTB no le mira con tan buenos ojos después de defender a los homófobos, Macron presenta sus propuestas para luchar contra la LGTBfobia y por la igualdad del colectivo.

Emmanuel Macron quiere ser presidente de Francia y para hacerlo decidió que quería llevarse bien con todo el mundo. Y el tiro le salió por la culata.

Aunque Macron siempre se ha definido como aliado de la comunidad LGTB, y de hecho fue uno de los mayores defensores del matrimonio igualitario en el país, en las últimas semanas el colectivo se le ha echado encima por unas declaraciones que hizo intentando apaciguar a la derecha homófoba diciendo que entendía que estuvieran enfadados porque durante el proceso de legalización del matrimonio se les “humilló“. Porque “nunca hay que humillar, hay que hablar y compartir los desacuerdos.

Eso lo dijo, para intentar calmar a una derecha que le acusa día sí y día también (gracias a la inestimable ayuda de los medios controlados por Rusia) de ser gay. De hecho Macron ya desmintió en mitad de un mítin que tuviera un affair homosexual con el presidente de la radio nacional francesa, Mathieu Gallet. Macron dijo hace poco a la revista gay Têtu que esas acusaciones eran “viles” porque “insinuar que no es posible que un hombre viva con una mujer mayor que él salvo que sea homosexual o un buscafortunas es misógino. Y también es homofobia. Si yo fuera homosexual lo diría y viviría con ello.

Como Macron sabe que ahora mismo está en tierra de nadie porque la derecha sigue cabreada con él y el colectivo LGTB, aunque le apoya mayoritariamente, se lo empieza a mirar de reojillo, ha presentado un montón de propuestas para su nuevo gobierno destinadas a combatir la LGTBfobia en el día a día y en los puestos de trabajo. Y también algunas ideas para avanzar en materias de derechos del colectivo.

Una de las ideas que quiere llevar a cabo si es presidente es realizar inspecciones aleatorias a las empresas para comprobar si cumplen con las leyes de igualdad. En el caso de que se determine que no lo hacen, esas empresas no sólo serán multadas sino que serán “nombradas y avergonzadas” ante la sociedad.

Otra de las propuestas que propone Macron es ampliar los servicios de reproducción asistida tanto a mujeres solteras como a parejas de lesbianas aunque no tengan problemas de fertilidad; algo en lo que choca frontalmente con su rival Marine Le pen. De hecho en las propuestas de Le Pen no sólo se limitaba el uso de estas técnicas a mujeres heterosexuales con problemas de fertilidad, sino que se aprovechaba ese texto para aclarar que su idea era eliminar el matrimonio igualitario y “mejorar” las uniones civiles a cambio.

Algo en lo que Macron sabe que no va a poder hacer mucho es en el tema de la gestación subrogada. El documento de Macron no propone hacer ningún cambio para legalizar esta práctica en el país, pero sí para asegurar que las familias que tengan hijos por medio de subrrogación en el extranjero puedan inscribirlos sin problemas en el registro civil para que “esos niños no sean tratados como extranjeros en su propio país.

Fuente: Pink News, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Macron, el candidato francés pro-LGTB, sale en defensa de los homófobos de la Manif pour Tous

Martes, 21 de febrero de 2017

6a00d8341bfe5d53ef01b8d243b95a970c-600wiDespués de que la ultraderecha haya usado su supuesta homosexualidad como arma política, Macron dice que el gobierno francés nunca debió humillar a los homófobos de la Manif pour Tous.

Manifestantes de la “manif pour tous”, ¿De qué vais?

Como ya sabéis, este año se celebran elecciones presidenciales en Francia y  según algunos sondeos la única incógnita es saber si las ganará la ultraderechista Le Pen, o Fillon, que no es nada gayfriendly y que representa a la derecha-derecha sin complejos.  En medio de todo este desastre empezó a remontar Emmanuel Macron, lo más parecido a un canditato de izquierdas que podría parar al Frente Nacional. Macron es el candidato más LGTB-friendly con el que podemos contar, es un firme defensor del matrimonio igualitario y del derecho a la adopción, y esta es una de las razones por las que sus oponentes le “acusan” de ser el candidato del lobby gay y se han dado prisa a lanzar una campaña homófoba contra él.

Hace poco, Macron tuvo que aclarar que no le era infiel a su mujer porque circulaban rumores de que tenía una relación con otro hombre, en una campaña de acoso amañadísima y con extra de regusto prejuicioso contra él, campaña con la que Le Pen  cree que cualquier cosa que su rival haga o diga al respecto le acabará beneficiando.

Macron, que llegó a ser ministro de economía con Hollande (aunque no lo era cuando se debatía la ley del matrimonio) ha abandonado el Partido Socialista para fundar uno nuevo, En Marche!, y coquetea con la peligrosa moda de no ser ni de izquierdas ni de derechas ni todo lo contrario.

BzMblUACYAANXH2Aquí los “humillados” y “ofendidos“…

También le acusan de que no tiene un programa claro con el que presentarse a estas elecciones y él responde, quedándose tan tranquilo, que no hace falta porque lo que tiene es un compromiso social.  En una entrevista a L’Obs que ha concedido recientemente ha demostrado tener ese interés conciliador con todo el mundo y ha presumido, por ejemplo, de hablar con políticos de extrema derecha con los que no está de acuerdo por aquello de que hay que ser corteses y escuchar a todo el mundo.

Pero dijo también que “Uno de los grandes errores de este periodo de cinco años ha sido el ignorar a una parte de Francia que tiene buenos motivos para estar resentidos y tener pasiones lamentables. Es lo que ha pasado con el matrimonio igualitario, que hemos humillado a esa parte de Francia. Nunca hay que humillar, hay que hablar, hay que ‘compartir’ los desacuerdos

Estamos de acuerdo con Macron en que los que protestaban contra la igualdad en el matrimonio eran unos resentidos y que vivían en un mundo de pasiones lamentables por perjudicar a los demás, pero algo que nunca hemos visto es que se sintieran humillados más allá de que se hicieran las víctimas.

 Seguramente recordáis toda la artillería pesada que sacaron los homófobos franceses a las calles, en forma de manifestaciones a cada cual más vergonzosa y todo tipo de personajes estrambóticos que parecían estar de todo menos humillados. Entre otras cosas, Macron también debería acordarse de cómo Taubira, la ministra que impulsó el matrimonio igualitario, tuvo que recibir todo tipo de insultos y ataques racistas, como que la compararan con un orangután y le tiraran plátanos, entre otras muchas cosas que hicieron todos esos señores de tanta moral católica en aquellos años.

5951367927684-520x297Taubira aparecía como un gorila monstruoso en uno de los carteles de La Manif

Al  final, esta estrategia suya de querer ser conciliador y tender la mano a todo el mundo no le está funcionando demasiado bien y como dicen en la propia revista en la que se publicó la entrevista, ha conseguido en poco tiempo enfadar a la derecha, a la ultraderecha (con sus comentarios sobre el pasado colonial francés) y a la comunidad LGTB.

Si os dais un paseo por Twitter podéis ver que le están llamando de todo y recordándole con el hashtag #teamhumilies cómo fueron aquellos años en los que cada dos por tres salían los ultracatólicos en los medios a manifestar su homofobia y en manifestaciones que convocaban continuamente o presentando un programa para que los ayuntamientos promocionasen el matrimonio heterosexual . Desde La Manif también le han contestado diciendo que no necesitan amigos como él y recordándole su pasado con Hollande.

Lo más grave en su intento de ser bueno y poner a todo el mundo al mismo nivel, los que estaban a favor del matrimonio igualitario y los homófobos que intentaron de todo para impedirlo, es que se ha olvidado de que el número de agresiones físicas y verbales contra LGTB creció espectacularmente, un 78%, durante ese periodo, y que con sus palabras daba a entender que no hubo suficiente debate cuando en realidad lo hubo en cantidades industriales.

hommen-520x312Y aquí los jovencitos homófobos a los que les encantaba ir con el torso desnudo ¿Por qué será? en una de sus noches de Walpurgis…

Más tarde, en otra entrevista, ha intentado aclarar las cosas diciendo que es un firme defensor del matrimonio igualitario y que lo protegerá y defenderá, a diferencia de otros candidatos que cuestionan su continuidad como Le Pen, que ya tiene sus planes para eliminarlo.

También dijo algo que no nos acaba de convencer del todo, porque aunque lo hizo para aclarar sus declaraciones anteriores en realidad está repitiendo prácticamente lo mismo: “Hubo que hacer las cosas deprisa y  no podíamos prolongar un debate que ha dividido profundamente a la sociedad y que le ha dejado a una parte de ella la sensación de que no fue lo suficientemente escuchada. Es todo lo que quería decir“.

Fuente: Nouvel Observateur, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Marine Le Pen plantea eliminar el matrimonio igualitario en Francia

Viernes, 17 de febrero de 2017

marine-le-pen-600x300Con el Frente Nacional en plena campaña de pinkwashing conservador, Le Pen presenta un documento con propuestas de gobierno que se cargan los derechos de las parejas homosexuales así, a la francesa.

Sin decirlo abiertamente, pero sin dejar lugar a dudas: la candidata del Frente Nacional (FN) a la presidencia de Francia, Marine Le Pen, quiere derogar el matrimonio igualitario. Así lo ha dejado escrito en un documento con 144 compromisos que pretende promover si gana las elecciones que se celebrarán entre abril y mayo de este año. La favorita en los sondeos para la primera ronda también mantendría la prohibición del acceso a los tratamientos de reproducción asistida a las mujeres solteras y a las parejas de lesbianas.

Que Le Pen va de la mano de los homófobos y los retrógrados de la Manif Pour Tous no es ninguna sorpresa. Pero hasta ahora ella, que presumiblemente se disputará la presidencia del país con Macron (el candidato al que la derecha acusa de tener un “affaire” gay), no había dicho nada concreto sobre si tenía pensado eliminar o no el matrimonio igualitario que se aprobó en Francia en 2013 bajo el gobierno socialista de Hollande, aunque sí lo hizo su sobrina Marion Maréchal-Le Pen.

El Frente Nacional, el partido de Le Pen, lleva un tiempo intentando hacer algo que, curiosamente, es lo mismo que lleva tiempo intentando hacer el PP en España: una campaña de pinkwashing de tomo y lomo. El partido ha rebajado sus ataques al colectivo LGTB e incluso ha utilizado el terrorismo islámico para crear miedo entre el colectivo por la homofobia de los extremistas. Por supuesto también tienen su ristra de gays conservadores (a lo Maroto) que se están encargando de decir todas esas cosas que suelen decir Maroto, Llopart y compañía.

Marine Le Pen, por ahora, no ha hablado claramente sobre el tema, pero sí ha metido en un documento de 144 páginas una referencia bastante inquietante sobre lo que pretende hacer. En el punto 87 del documento dice básicamente que quiere mantener la prohibición de la Gestación Subrogada y reservar la PMA (Procréation Médicalement Assistée, técnicas de reproducción asistidas) únicamente para problemas de esterilidad.

Coomo se ve, la extrema derecha francesa se posiciona contra el mantenimiento de la igualdad en el acceso al matrimonio de cara a las próximas elecciones. Mantiene, eso sí, un perfil bajo: en el documento con 144 “compromisos presidenciales, Le Pen no se atreve a hablar abiertamente de la derogación del matrimonio igualitario. Más claramente se expresa sobre la perpetuación de la exclusión de las mujeres solteras y las parejas de lesbianas a la reproducción asistida (PMA en sus siglas en francés). En el punto 87 de este programa resumido, la candidata escribe:

Frente a las presiones de autoridades supranacionales, mantener la prohibición de la gestación subrogada y reservar la reproducción asistida como respuesta a los problemas de esterilidad. Crear una unión civil (PACS mejorado) que reemplazará las disposiciones de la ley Taubira, sin efectos retroactivos.

marine-le-pen-520x282

Justo después la propuesta de Le Pen es la de crear una “unión civil” mejorada, que reemplazará a la ley Taubira (nombre con el que se conoce a la ley del matrimonio igualitario) y lo hará sin efectos retroactivos. Porque Le Pen tampoco quiere meterse ahora en el berenjenal de decirle a los gays y lesbianas que ya se hayan casado que ahora sus matrimonios no son válidos, pero sí que pretende impedir que las parejas homosexuales se sigan casando.

Es decir, Le Pen es partidaria de regresar a la situación previa a la apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo en 2013, lo que ella llama “ley Taubira” por la entonces ministra de Justicia, Christiane Taubira. La medida regresiva no afectaría a los enlaces que hubieran tenido lugar durante el periodo de vigencia de la ley de matrimonio igualitario. La actualmente eurodiputada del FN propone una versión “mejorada” del Pacto Civil de Solidaridad, una ley limitada de parejas con derechos inferiores a los de las casadas que existe desde 1999. Para que pudiera poner en práctica este retroceso sin antecedentes en Europa, eso sí, Le Pen necesitaría reunir también una mayoría parlamentaria a su favor en las elecciones legislativas de junio.

Como en otras ocasiones hemos comentado, el Frente Nacional de Le Pen se cuidó mucho de no tener un gran protagonismo en las protestas contra el matrimonio igualitario, y nunca ha querido hacer de su oposición a los derechos LGTB un eje llamativo de su discurso. Y más que en el votante ultracatólico, Le Pen quiere cazar votos en el que tradicionalmente era el caladero de la izquierda, las clases obreras, azuzando para ello un discurso anti-Unión Europea, antiinmigración y a favor de un “proteccionismo inteligente”. Algo que explicaría su reticencia a hablar abiertamente de la derogación del matrimonio igualitario en el programa resumido que ha dado a conocer.

Esto haría que Francia diera un paso atrás en la igualdad ante la ley y se plantara justo antes de 2013, cuando las parejas del mismo sexo tenían permitido formar una unión civil, pero no un matrimonio (aquí lo importante no era sólo el nombre, eran también los derechos y obligaciones del mismo). Lo que no queda claro es exactamente qué mejoras quiere añadir a las uniones civiles, aunque huele a movimiento desesperado por equipararlas al matrimonio pero sin llamarlo matrimonio.

En cualquier caso, Le Pen es la segunda candidata que muestra su oposición a esta medida. Tras la nominación de François Fillon como candidato de la derecha de Los Republicanos, dos de los tres candidatos más probables a pasar a la segunda vuelta se han expresado contra la igualdad matrimonial. Fillon apuesta por una “reescritura de la ley Taubira” que eliminaría la posibilidad de adopción plena por parejas del mismo sexo. Al igual que Le Pen, se muestra a favor de perpetuar las actuales restricciones en el acceso a la PMA. La candidatura de Fillon, por fortuna para los derechos LGTB, ha perdido fuelle en las últimas semanas tras el estallido de varias controversias que implicarían un trato de favor a miembros de su familia.

Mientras que el candidato conservador pierde apoyos, el centrista Emmanuel Macron ha ido ganando posiciones y amenaza con desbancarlo de la segunda posición. El hasta ahora militante socialista y ministro de Economía entre 2014 y 2016 es sin duda el menos hostil a los derechos LGTB de los tres candidatos con posibilidades reales de llegar a la segunda vuelta. Como comentávbamos más arriba, su ascenso ha provocado una campaña de indisimulados tintes homófobos contra él, al que han acusado de ser el candidato del “lobby gay”.

Y así los gays y las lesbianas puedan pagar los mismos impuestos que los heterosexuales, pero no utilizar el mismo nombre para su “unión”. Cosa totalmente lógica y nada homófoba, claro.

La derecha de siempre.

Fuente: Pink News, vía EstoyBailando/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Campaña homófoba contra Emmanuel Macron, el candidato que amenaza con dejar fuera de las presidenciales francesas al anti-LGTB François Fillon

Viernes, 10 de febrero de 2017

6a00d8341bfe5d53ef01b8d243b95a970c-600wiCuando todo parecía abocado a un enfrentamiento entre una candidatura de extrema derecha (la de Marine Le Pen) y otra de derecha extrema (la de François Fillon, el candidato más explícitamente anti-LGTB de todo el espectro político), la pujanza que está adquiriendo en las encuestas el candidato centrista, Emmanuel Macron, modifica radicalmente el panorama. No es por eso de extrañar que desde ciertas plataformas se haya lanzado una campaña de indisimulados tintes homófobos contra Macron, al que un diputado de Los Republicanos (el partido de Fillon y Sarkozy) ha acusado de estar apoyado “por el lobby gay”.

Numerosos medios recogían este martes la noticia de que Emmanuel Macron ha desmentido que mantenga una relación homosexual fuera de su matrimonio (Macron está casado desde 2007 con Brigitte Trogneux). En realidad, los rumores sobre la homosexualidad de Macron vienen de lejos, y ya en noviembre los desmintió asegurando que “nunca había llevado una doble vida”. La esposa de Macron es veinte años mayor que él, circunstancia que de haberse producido a la inversa no llamaría la atención, pero que en este caso ha contribuido a alimentar las especulaciones.

Este lunes por la noche, sin embargo, Macron se mostraba explicito y se permitía ironizar sobre su hipotética relación con Mathieu Gallet, el actual director general de Radio France, asegurando que en todo caso, dado que en su vida privada no se separa de su esposa, esa relación la habría mantenido “mi holograma” (Macron aprovechaba la frase para hacer una broma sobre la presentación de la candidatura presidencial del izquierdista Jean-Luc Mélenchon, que se desdobló entre Lyon y Paris gracias precisamente a un holograma).

Lo que no todos los medios recogían es el contexto en el que se producía el desmentido de Macron, cuando desde algunas plataformas informativas vinculadas a Rusia se le acusaba de ser el candidato del “lobby gay”. Muy singularmente destaca la entrevista publicada por la agencia rusa Sputnik al diputado de Los Republicanos Nicolas Dhuicq, que directamente asegura que “uno de los tipos que le apoya [a Macron] es el famoso hombre de negocios Pierre Bergé, socio y durante mucho tiempo amante de Yves Saint Laurent, que es abiertamente homosexual y promueve el matrimonio gay. Hay un verdadero lobby gay, muy rico, detrás de él. Esto creo que lo dice todo”.

El mismo artículo de Sputnik acusa, por cierto, a Emmanuel Macron de ser un agente del establishment bancario estadounidense y de haber mantenido vínculos con Hillary Clinton después de que el pasado 1 de febrero la organización WikiLeaks hiciese público un correo electrónico que demuestra que Macron, por entonces ministro de Economía, fue uno de los invitados a una serie de encuentros que en el año 2015 organizó el primer ministro francés, Manuel Valls, con Clinton. En este sentido, el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha desmentido que esta organización (a la que en los últimos meses algunos han acusado de simpatías prorrusas) esté contribuyendo de forma intencionada a una campaña de desprestigio de Macron, el menos “prorruso” de los tres candidatos que hoy día parecen con posibilidades de hacerse con la presidencia.

Macron, el menos hostil a los derechos LGTB de los candidatos con posibilidades

Emmanuel Macron, antiguo militante socialista y ministro de Economía entre 2014 y 2016, encabeza ahora En Marche!, un movimiento político centrista construido en torno a su persona. Dejando de lado otras consideraciones políticas, lo cierto es que de los tres candidatos que a día de hoy cuentan con posibilidades reales de llegar a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, Macron es sin duda el menos hostil a los derechos LGTB. A la espera de que haga público su programa electoral y se conozcan con precisión sus posiciones en esta materia, se da por hecho su apoyo al matrimonio igualitario y a la adopción homoparental. Posición muy distinta a la del Frente Nacional de Marine Le Pen (si bien la formación de extrema derecha nunca ha querido hacer de su oposición a los derechos LGTB un eje llamativo de su discurso) y desde luego a la de François Fillon, que sí ha hecho bandera de la homofobia (lo que de hecho le permitió obtener el apoyo del sector más conservador de la derecha francesa para derrotar al moderado Alain Juppé en las primarias de Los Republicanos).

Todo ello teniendo en cuenta que, salvo sorpresa, ni el candidato del Partido Socialista ni otros candidatos de la izquierda parecen contar hoy día con posibilidades de pasar a la segunda vuelta de las presidenciales. Por lo que se refiere a los socialistas, la derrota de Manuel Valls en las primarias frente al más izquierdista Benoît Hamon puede considerarse en cualquier caso una buena noticia en clave LGTB, dado el vergonzante bloqueo de Valls a la ampliación tanto a las mujeres sin pareja masculina como a las parejas de mujeres del derecho a recurrir a la reproducción asistida.

Seguiremos con atención lo que suceda en próximas semanas…

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.