Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Russian LGBT Network’

Nueva purga anti-gay en Chechenia

Lunes, 13 de mayo de 2019

300x300_rusia-investiga-chechenia-gays_fb_thumbHuman Rights Watch hace públicos los testimonios de cuatro hombres gais que han sobrevivido a una nueva purga homófoba en Chechenia

Human Rights Watch acaba de hacer públicos los testimonios de cuatro hombres gais chechenos que aseguran que las fuerzas de seguridad del país continúan llevando a cabo «purgas» anti-gais en el país, deteniendo, torturando y asesinando a cualquier persona que sospechen es «culpable» de ser homosexual.

Estos nuevos testimonios aseguran que fueron detenidos entre diciembre de 2018 y febrero de 2019 y que, tras ser detenidos por la policía, fueron pateados, golpeados con palos y tuberías, uno de ellos fue violado con uno de esos palos y tres fueron torturados con electroshocks. “Me hicieron arrodillarme en el suelo y pusieron unas pinzas metálicas en mis pulgares«, explica uno de los supervivientes a HRW, «Un hombre giraba el dial [de la máquina de electroshock], primero poco a poco y luego más y más rápido… Con cada giro, mis manos se sacudían y las recorría un dolor insoportable”

Los cuatro hombres han declarado que durante su detención no se les dio nada de comer y les dieron muy poca agua. Durante la detención no pararon de recibir insultos homófobos y uno de ellos asegura que, tras ser liberado, la policía reveló su identidad sexual a su familia y les animó indirectamente para que lo mataran. El propio gobierno de Ramzan Kadyrov ya presumió, cuando se conoció la primera noticia sobre las purgas anti-gais en el país, de que en Chechenia no había homosexuales porque las propias familias los mataban en lo que el integrismo islámico conoce como un «asesinato por honor».

Por si todo esto fuera poco, los cuatro supervivientes han explicado que durante los interrogatorios y torturas la policía les exigía los nombres de otros hombres gais y, por supuesto, confiscaron sus teléfonos móviles.

La Russian LGBT Network, ONG que lleva desde el primer momento denunciando los crímenes del régimen de Kadyrov contra los derechos humanos, estima que al menos 23 hombres fueron detenidos por sospecha de ser homosexuales entre diciembre de 2018 y abril de 2019. En enero, cuando ya habían contabilizado 14 víctimas, la Russian LGBT Network interpuso una demanda criminal exigiendo una investigación sobre las detenciones ilegales a hombres gais.

FuentePink News, vía HazteQueer

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , ,

Intento de secuestro de un joven refugiado homosexual checheno en San Petersburgo

Jueves, 2 de agosto de 2018

68aba33d-1fc4-4671-9adb-591729dafbd4Los activistas de Russian LGBT Network han denunciado el intento de secuestro de un joven homosexual checheno en San Petersburgo, con el objetivo de llevarlo de nuevo a su región de origen. Según los denunciantes, en la captura del joven participó activamente su propio padre, quien parece ser el principal inductor, y al menos un agente policial checheno. Russian LGBT Network afirma que este sería el quinto caso de secuestro de homosexuales para ser conducidos hasta Chechenia, una región donde se han denunciado detenciones por «sospecha de homosexualidad» e, incluso, la existencia de campos de concentración para homosexuales.

Desde la web activista Russian LGBT Network se ha denunciado el intento de secuestro el pasado 13 de julio del joven de origen checheo Zelimkhan Akhmadov, que actualmente reside en San Petersburgo. Cinco personas atacaron a Zelimkhan cuando se encontraba cerca del lugar donde vivía refugiado y le obligaron a introducirse en un coche. Un amigo del joven, que presenció el ataque, envió un mensaje a un miembro de Russian LGBT Network, que inmediatamente lo puso en conocimiento de la policía.

Agentes policiales acudieron al lugar de los hechos e interrogaron a diversos testigos. Entre ellos se encontraban los miembros de seguridad del refugio donde se alojaba Zelimkhan, quienes, como medida de precaución, anotan las matrículas de los vehículos que estacionan en las inmediaciones. Debido a ello, pudieron facilitar a la policía la del coche donde introdujeron al joven secuestrado, que, según su información, había permanecido aparcado en los alrededores los dos últimos días.

Con este dato pudieron localizar con prontitud el vehículo, donde en ese momento solo se encontraban Zelimkhan y un hombre que se identificó como su padre. También se halló un documento de identificación de un agente policial checheno. Conducidos a comisaría, el padre del joven Zelimkhan siguió amenazando a su hijo, acusándole de ser la vergüenza de la familia y culpándole de que toda ella se encuentre amenazada de muerte debido a su homosexualidad. Allí se esclareció también que el padre había intentado convencer a su hijo de que grabase un vídeo en el que afirmara que no sufría persecución alguna y que no era homosexual, algo a lo que Zelimkhan se negó taxativamente.

Ya por la tarde, Zelimkhan abandonó la comisaría y los miembros de Russian LGTB Network le condujeron a un lugar seguro, donde ahora ha encontrado nuevo refugio. También se ha presentado la correspondiente denuncia y se ha iniciado el procedimiento legal. Según el artículo 126 del Código Penal ruso, el secuestro cometido por un grupo de personas previo concierto es castigado con penas de 5 a 20 años de cárcel.

Para el activista de Russian LGTB Networl Igor Kochetkov, estos casos evidencian la falsedad del discurso oficial de que no existe ningún problema de discriminación o persecución de homosexuales en Chechenia. No solo existe, sino que los ciudadanos homosexuales chechenos son perseguidos incluso fuera de su región.

Recordemos que, hace poco más de un año, las estremecedoras noticias sobre detenciones, torturas y asesinatos de personas homosexuales en la república rusa de Chechenia sacudían a la comunidad internacional. Según reportaba el diario Novaya Gazeta, al menos 100 personas habían sido detenidas y encarceladas por ser «sospechosas de homosexualidad». Más adelante, salía a la luz la posible existencia de auténticos campos de concentración para personas homosexuales cerca de Grozny, la capital chechena. En este tiempo, La homofobia del líder checheno, Ramzán Kadýrov, ha quedado sobradamente demostrada. Sofocada la crisis separatista, el Gobierno checheno ha encontrado en el colectivo LGTB un chivo expiatorio que encaja perfectamente con sus ideales retrógrados. Un año después, sin embargo, las autoridades rusas siguen demostrando una ausencia total de voluntad política para investigar los posibles crímenes y llevar a los responsables ante la justicia. A fecha de hoy, nadie ha sido detenido ni imputado.

Fuenta Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

El futbolista Mohamed Salah se pasea con Ramzan Kadyrov

Miércoles, 13 de junio de 2018

salah-kadyrov-2Foto: Karim Jaafar/AFP/Getty

El futbolista egipcio Mohamed Salah se  pasea y fotografía junto a Ramzan Kadyrov, el presidente de Chechenia que hace un año “purgó” su país de la presencia de homosexuales.

Ramzan Kadyrov secuestró, torturó y asesinó a más de 200 hombres gais y luego salió por la tele a decir que en su país no hay gais.

Suponíamos que en el Mundial de Rusia  se iban a dar episodios de repugnante  LGTBfobia  y  que los medios generalistas iban a ignorar totalmente el tema porque parece el fútbol es la esencia de la vida. Pero cuando ves a un jugador de primer nivel sonriendo y dándole la mano al presidente de Chechenia, hombre que hace un año aseguraba que en su país no hay homosexuales y que perdonará los “crímenes de honor” contra homosexuales cometidos por sus propias familias, que, según informaba El Novaya Gazeta, asesinó en campos de concentración, sin juicio previo a 56 personas en enero de 2017, entre las que  27 personas por ser homosexuales o bisexuales o al cantante Zelim Bakaev (aunque se supone que son muchos más), se te revuelve el estómago.

Mohamed Salah es un jugador del Liverpool que es una de las caras más conocidas del mundo del fútbol y uno de los jugadores más importantes y conocidos de la selección Egipcia, que curiosamente tiene su sede en Grozny, la capital de Chechenia.

Salah accedió a pasear junto a Kadyrov por el campo de entrenamiento de la selección egipcia y posó junto a él frente a la prensa, lo que ha encendido a muchas personas. Rachel Denber, subdirectora de la Human Rights Watch en Europa y Asia Central: “Era 100% previsible. Kadyrov intenta que la presencia de Egipto en Chechenia sirva para impulsar su ego. Se deleita en el punto de mira. Tiene un control despiadado sobre Chechenia e intenta eliminar todo tipo de oposición política en favor de los derechos humanos“.

Lo peor de todo esto es que el aficionado al fútbol medio no solo no ve el problema en las imágenes sino que alguno compara a Obama o Trump con Kadyrov. Esto es lo que comentan en la web de El Mundo Deportivo:

salah-kadyrov

¿Cuántos medios generalistas denunciaron la “purga gay” que se vivió en Chechenia el año pasado? ¿Qué periodista ha denunciado que Putin mira para otro lado, cuando no lo apoya, mientras su amigo Kadyrov asesina a personas homosexuales -o que le parecen homosexuales- sin que nadie haga nada?

El resultado: una figura de primer órden del mundo del fútbol dándose un paseo junto a un señor que asesina a homosexuales por ser homosexuales. Y la FIFA mirando para otro lado.

La situación en Chechenia un año después…

Como informábamos hace casi un mes, hace tan solo un año, las estremecedoras noticias sobre detenciones, torturas y asesinatos de personas homosexuales en la república rusa de Chechenia sacudían a la comunidad internacional. Según reportaba el diario Novaya Gazeta, al menos 100 personas habían sido detenidas y encarceladas por ser «sospechosas de homosexualidad». Más adelante, salía a la luz la posible existencia de auténticos campos de concentración para personas homosexuales cerca de Grozny, la capital chechena. En este tiempo, La homofobia del líder checheno, Ramzán Kadýrov, ha quedado sobradamente demostrada. Sofocada la crisis separatista, el Gobierno checheno ha encontrado en el colectivo LGTB un chivo expiatorio que encaja perfectamente con sus ideales retrógrados. Un año más tarde, sin embargo, las autoridades rusas han demostrado una ausencia total de voluntad política para investigar los posibles crímenes y llevar a los responsables ante la justicia. A fecha de hoy, nadie ha sido detenido ni imputado.

Según ha apuntado Denis Krivosheev, director de la sección de Europa del Este y Asia Central de Amnistía Internacional, «el Gobierno ruso ridiculizó y descartó estas noticias que llegaban de Chechenia hace un año. Desde entonces, hemos presenciado con estupefacción la negación, evasión e inacción de las autoridades respecto a este tema, llegando a denegar en repetidas ocasiones el lanzamiento de una investigación oficial en relación a los crímenes reportados, ignorando las pruebas aportadas por Novaya Gazeta».

En efecto, las investigaciones llevadas a cabo por las organizaciones de derechos humanos han conseguido recabar un elevado volumen de información, pero aún así no se ha incoado ningún procedimiento penal. Pese a las denuncias interpuestas relativas a asesinatos de personas homosexuales, las autoridades siguen afirmando que no hay relación entre esos crímenes y la persecución homófoba que alegan las organizaciones. Sin embargo, activistas LGTB afirman que en diferentes países del mundo hay refugiados chechenos dispuestos a testificar.

Igor Kochetkov, activista de la Russian LGBT Network, ha señalado que «en el pasado año, la Russian LGBT Network, junto a Novaya Gazeta, han hecho el trabajo que debía realizar el Estado». La organización ha velado por la seguridad de las víctimas, y ha recopilado y publicado sus experiencias para denunciar públicamente la persecución que sufrieron. Pero lo que no han podido conseguir es que las autoridades inicien una investigación oficial, ni asegurar que los responsables sean investigados penalmente.

Según Elena Milashina, la periodista de Novaya Gazeta que reveló por primera vez la situación en Chechenia, «sería muy fácil sacar adelante una investigación si las autoridades realmente quisieran». Como ejemplo, señala que las autoridades ni tan sólo han intentado averiguar las localizaciones GPS de los teléfonos móviles de las personas que habrían sido detenidas. Milashina asegura que muchos de esos teléfonos permanecieron encendidos durante las detenciones, y una simple investigación sobre los geolocalizadores de los dispositivos permitiría verificar que dichas personas permanecieron durante varios días en centros de detención ilegal.

Una de las víctimas de la purga homófoba, Maxim Lapunov, presentó una denuncia oficial el pasado mes de septiembre. A día de hoy, las autoridades rusas no han tomado ninguna acción al respecto. Inicialmente, utilizaban la excusa de la falta de denuncias por parte de las víctimas para justificar su inacción. No obstante, después del valiente paso de Lapunov, las autoridades ya no pueden justificar la ausencia de investigaciones.

Kochektov tiene claro cuál es el problema. El activista de la Russian LGBT Network considera que el principal obstáculo para sacar adelante dichas investigaciones es el hecho de que «la homofobia es la política oficial del Estado ruso». Tal es así que las autoridades han tachado de «burda mentira» las denuncias de las organizaciones LGTB, achacándolas a una «nueva campaña informativa contra Rusia».

La reacción internacional ha sido más bien tibia, y se han quedado en poco más de algunas declaraciones puntuales de políticos como Emmanuel Macron o Angela Merkel, que pidieron una respuesta de las autoridades rusas.

Así, el único amparo al que han podido acudir las víctimas del horror checheno han sido el que les han brindado las organizaciones de derechos humanos. El trabajo incansable de organizaciones como la Russian LGBT Network ha permitido que más de 100 personas hayan podido ser reubicadas de forma segura fuera de Chechenia. Francia había empezado a acoger refugiados chechenos perseguidos por su orientación sexual, al igual que Alemania y Canadá. Según Amnistía Internacional, al menos 98 habrían logrado salir de Rusia, mientras que los demás habrían sido reubicados en otras partes del territorio nacional. No todos ellos eran hombres: diez de las personas evacuadas eran mujeres lesbianas, y también se reubicó a dos personas trans. Asimismo, también se ha evacuado a familiares que temían ser objeto de represalias por parte de las autoridades.

Concidiendo con el aniversario de las primeras noticias que se publicaron sobre este escándalo, en diversas ciudades del mundo tuvieron lugar actos de protesta, exigiendo una investigación imparcial y el enjuiciamiento de las personas responsables, y poniendo en evidencia la falta de cobertura mediática de tal vulneración masiva de derechos humanos. También se reclamaba a gobiernos europeos y americanos que asegurasen el derecho de asilo de aquellos que han conseguido huir del infierno checheno.

Pese a la inacción de las autoridades, diversas organizaciones LGTB siguen observando la situación en Chechenia con lupa. «Os estamos observando», apuntaba Matt Beard, de la organización All Out«No descansaremos hasta que consigamos justicia para Maxim, Zelim y para las docenas de personas que fueron torturados y asesinados en Chechenia».

Fuente EstoyBailando/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , ,

Chechenia: un año después, sin justicia para las víctimas

Martes, 15 de mayo de 2018

300x300_rusia-investiga-chechenia-gays_fb_thumbHace tan solo un año, las estremecedoras noticias sobre detenciones, torturas y asesinatos de personas homosexuales en la república rusa de Chechenia sacudían a la comunidad internacional. Según reportaba el diario Novaya Gazeta, al menos 100 personas habían sido detenidas y encarceladas por ser «sospechosas de homosexualidad». Más adelante, salía a la luz la posible existencia de auténticos campos de concentración para personas homosexuales cerca de Grozny, la capital chechena. En este tiempo, La homofobia del líder checheno, Ramzán Kadýrov, ha quedado sobradamente demostrada. Sofocada la crisis separatista, el Gobierno checheno ha encontrado en el colectivo LGTB un chivo expiatorio que encaja perfectamente con sus ideales retrógrados. Un año más tarde, sin embargo, las autoridades rusas han demostrado una ausencia total de voluntad política para investigar los posibles crímenes y llevar a los responsables ante la justicia. A fecha de hoy, nadie ha sido detenido ni imputado.

Según ha apuntado Denis Krivosheev, director de la sección de Europa del Este y Asia Central de Amnistía Internacional, «el Gobierno ruso ridiculizó y descartó estas noticias que llegaban de Chechenia hace un año. Desde entonces, hemos presenciado con estupefacción la negación, evasión e inacción de las autoridades respecto a este tema, llegando a denegar en repetidas ocasiones el lanzamiento de una investigación oficial en relación a los crímenes reportados, ignorando las pruebas aportadas por Novaya Gazeta».

En efecto, las investigaciones llevadas a cabo por las organizaciones de derechos humanos han conseguido recabar un elevado volumen de información, pero aún así no se ha incoado ningún procedimiento penal. Pese a las denuncias interpuestas relativas a asesinatos de personas homosexuales, las autoridades siguen afirmando que no hay relación entre esos crímenes y la persecución homófoba que alegan las organizaciones. Sin embargo, activistas LGTB afirman que en diferentes países del mundo hay refugiados chechenos dispuestos a testificar.

Igor Kochetkov, activista de la Russian LGBT Network, ha señalado que «en el pasado año, la Russian LGBT Network, junto a Novaya Gazeta, han hecho el trabajo que debía realizar el Estado». La organización ha velado por la seguridad de las víctimas, y ha recopilado y publicado sus experiencias para denunciar públicamente la persecución que sufrieron. Pero lo que no han podido conseguir es que las autoridades inicien una investigación oficial, ni asegurar que los responsables sean investigados penalmente.

Según Elena Milashina, la periodista de Novaya Gazeta que reveló por primera vez la situación en Chechenia, «sería muy fácil sacar adelante una investigación si las autoridades realmente quisieran». Como ejemplo, señala que las autoridades ni tan sólo han intentado averiguar las localizaciones GPS de los teléfonos móviles de las personas que habrían sido detenidas. Milashina asegura que muchos de esos teléfonos permanecieron encendidos durante las detenciones, y una simple investigación sobre los geolocalizadores de los dispositivos permitiría verificar que dichas personas permanecieron durante varios días en centros de detención ilegal.

Una de las víctimas de la purga homófoba, Maxim Lapunov, presentó una denuncia oficial el pasado mes de septiembre. A día de hoy, las autoridades rusas no han tomado ninguna acción al respecto. Inicialmente, utilizaban la excusa de la falta de denuncias por parte de las víctimas para justificar su inacción. No obstante, después del valiente paso de Lapunov, las autoridades ya no pueden justificar la ausencia de investigaciones.

Kochektov tiene claro cuál es el problema. El activista de la Russian LGBT Network considera que el principal obstáculo para sacar adelante dichas investigaciones es el hecho de que «la homofobia es la política oficial del Estado ruso». Tal es así que las autoridades han tachado de «burda mentira» las denuncias de las organizaciones LGTB, achacándolas a una «nueva campaña informativa contra Rusia».

El único amparo al que han podido acudir las víctimas del horror checheno han sido el que les han brindado las organizaciones de derechos humanos. El trabajo incansable de organizaciones como la Russian LGBT Network ha permitido que más de 100 personas hayan podido ser reubicadas de forma segura fuera de Chechenia. Según Amnistía Internacional, al menos 98 habrían logrado salir de Rusia, mientras que los demás habrían sido reubicados en otras partes del territorio nacional. No todos ellos eran hombres: diez de las personas evacuadas eran mujeres lesbianas, y también se reubicó a dos personas trans. Asimismo, también se ha evacuado a familiares que temían ser objeto de represalias por parte de las autoridades.

Concidiendo con el aniversario de las primeras noticias que se publicaron sobre este escándalo, en diversas ciudades del mundo tuvieron lugar actos de protesta, exigiendo una investigación imparcial y el enjuiciamiento de las personas responsables, y poniendo en evidencia la falta de cobertura mediática de tal vulneración masiva de derechos humanos. También se reclamaba a gobiernos europeos y americanos que asegurasen el derecho de asilo de aquellos que han conseguido huir del infierno checheno.

Pese a la inacción de las autoridades, diversas organizaciones LGTB siguen observando la situación en Chechenia con lupa. «Os estamos observando», apuntaba Matt Beard, de la organización All Out«No descansaremos hasta que consigamos justicia para Maxim, Zelim y para las docenas de personas que fueron torturados y asesinados en Chechenia».

 Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Rusia es en el país al que solicitan asilo las personas transgénero de la República de Kirguistán

Viernes, 13 de abril de 2018

osh-mapa-de-kirguistan-i1índiceLa veda abierta para el odio contra la comunidad LGBT en la República de Kirguistán (también llamado Kirguisia o Kirguizistán) es particularmente violenta en el caso de las personas transgénero y transexuales, quienes son a menudo víctimas de agresiones sexuales y hasta violaciones correctivas, lo que les ha llevado a solicitar asilo como refugiadas en Rusia. 

Que Rusia no es el mejor lugar para vivir actualmente si eres miembro de la comunidad LGBT es algo que no podemos poner en duda. Sin embargo, la situación es todavía peor en países como Kirguistán, una pequeña nación de Asia central que obtiene su independencia de la antigua Unión Soviética en 1992. «Normalmente era muy buena para distinguir quién era quién, honestamente no sospeché que este tipo era peligroso», declara Anna, quien tras ser víctima de una violenta agresión sexual decide solicitar asilo en Rusia, donde la vida es todavía mejor que su propio país.

Trabajadora sexual, Anna siempre ha sido consciente de que Internet es un lugar peligroso para que las personas trasngénero busquen sus clientes. A mediados de marzo es secuestrada por dos individuos que se hacen pasar por clientes, quienes le drogan introduciendo algún tipo de narcótico en una cerveza, y se la llevan a un paraje de la cordillera de Tian Shan, que se alza sobre Bishkek, la capital de Kirguistán. «Naciste hombre, deberías ser un hombre», le gritan sus agresores cuando recupera el conocimiento. Dolorida, después de que le hayan dado una paliza y todavía incapaz de defenderse por los efectos de la droga, Anna les suplica que pongan fin a su vida. «Estaba feliz de morir en ese momento», explica que siente en el momento en que le cubren la cabeza con una bolsa de plástico, mientras queman sus cigarrillos en su cuerpo, que abandonan una vez le dan por muerta. Cuando se recupera de tal agresión y vuelve a Bishkek se dirige directamente al único refugio LGBT de la ciudad con la idea de pedir asilo en Rusia, donde no tendría la barrera lingüística de otros destinos.

A pesar de que la homosexualidad no está prohibida en Kirguistán, la comunidad LGBT vive en la clandestinidad desde 2014, cuando el gobierno comienza a promover la creación de una ley discriminatoria en la misma línea de la Ley de propaganda homosexual de Vladimir Putin, abriendo la veda para la homofobia. «Si dependiese de mi, los ejecutaría a todos para limpiar la sociedad, son como criminales. Los ciudadanos no quieren saber nada sobre las leyes occidentales relacionadas con los homosexuales», declara Narybek Kyrgyz, miembro del gobierno en 2015, mismo año en el que el Parlamento Europeo presiona a las autoridades kirguís para que cesen en su intento de aprobar una ley que, a pesar de que todavía no ha sido aprobada, desata la homofobia generalizada. Irónicamente, habían pasado sólo cuatro años desde que se aprobara una ley permitiendo a las personas transexuales la modificación de su género en su documentación oficial sin la necesidad de someterse a cirugías de reasignación de género.

«La violación correctiva es común entre la comunidad LGBT, pero especialmente entre la comunidad transgénero», asegura un trabajador social del albergue LGBT dirigido por Kyrgyz Indigo, una asociación que en 2016 realiza una encuesta en la que determina que el 84 % de los encuestados habían experimentando violencia física alguna vez en su vida debido a su orientación sexual o su identidad de género, de los que el 35 % habrían sido víctimas de agresión sexual. Mientras que para las personas cisgénero puede resultar sencillo pasar desapercibidos ocultando su orientación sexual, a las personas transgénero les resulta mucho más complicado, teniendo que recurrir en la gran mayoría de los casos al comercio sexual para subsistir.

«Muchas mujeres transexuales están emigrando. Conocí a 10 que se mudaron a Moscú en los últimos meses. Con las que he hablado desde entonces dicen que la vida no es tan mala allí (…). Creo que la vida será más fácil para nosotras en Rusia porque a pesar de que existe una legislación contra las trabajadoras sexuales, la policía no nos ataca por ser transgénero. Aquí la policía está graba sus encuentros con nosotras, amenazándonos con las imágenes, y luego nos sacan del armario públicamente online», asegura Roma, trabajadora sexual y agente de divulgación de Tais Plus, un organización que lucha por los derechos humanos, quien también está tratando de mudarse a Rusia, a pesar de que nunca ha sido víctima de ninguna agresión.

La prostitución es ilegal en Rusia, pero la pena máxima es de tan sólo 2.000 rublos (alrededor de 35 dólares estadounidenses). Según la Red de Defensa de los Derechos de los Trabajadores Sexuales (SWAN por sus siglas en inglés: Sex Worker Rights Advocacy Network), la industria sexual es amplia y abierta en muchos lugares de Rusia debido a la corrupción policial generalizada. «Las personas transgénero se enfrentan todo tipo de violaciones en la vida cotidiana, más que las personas homosexuales o bisexuales (…). Pero el problema aquí es más con la sociedad en general que con la policía; no les importa si alguien es transexual a menos que viole alguna norma social al hablar públicamente», advierte Svetlana Zakharova de la Russian LGBT Network.

La dura realidad del colectivo LGTB en Kirguizistán

Kirguizistán es el séptimo país de la órbita de la antigua Unión Soviética en discutir un proyecto de este tipo, tras Rusia (que inició la senda homófoba), Ucrania, Moldavia, Lituania, Armenia y Kazajistán, aunque solo en el primero ha entrado plenamente en vigor.

En cualquier caso, la situación del colectivo LGTB en Kirguizistán es ya muy dura, como muestra un informe de Human Rights Watch que recogimos a principios de 2014. Los testimonios hablan de amenazas continuas, violencia psicológica y física, detenciones arbitrarias, abusos sexuales o violaciones. Especialmente frecuentes son el chantaje y la extorsión, de forma que muchos de los extorsionados se ven obligados a pagar cantidades de dinero a los agentes para impedir que estos revelen su orientación sexual a amigos y familiares y les expongan al rechazo social o a la pérdida de sus trabajos.

En las semanas que siguieron a la publicación del informe, uno de los activistas que contribuyó a su elaboración fue amenazado de muerte. La sede de Labrys, una asociación de defensa de los derechos LGTB de Kirguizistán, fue atacada con cócteles molotov el pasado 3 de abril, sin que por suerte hubiera que lamentar daños personales. Y el mes pasado, un grupo de activistas que se habían congregado para conmemorar el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia fue acosado por radicales y retenido durante horas por la policía. Los políticos del país y los líderes religiosos (Kirguizistán es un país de mayoría musulmana, aunque hay una importante población ortodoxa) también añaden leña al fuego de la estigmatización social de gays, lesbianas y transexuales desde los medios de comunicación.

Fuente Universogay/Cristianos Gays/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

La FIFA asegura que no habrá ningún impedimento en mostrar símbolos LGTB en el Mundial de Rusia

Miércoles, 21 de marzo de 2018

homofobia-rusiaSin embargo, organizaciones LGTB locales advierten que el país “no es un país seguro para las personas homosexuales” a causa de la homofobia que impera en la sociedad rusa.

Las banderas del arcoíris podrán usarse libremente en los estadios y en las celebraciones públicas, según se han comprometido tanto la FIFA como el Comité Organizador del Mundial Rusia 2018. “Definitivamente no habrá ningún tipo de impedimento, ni nadie será multado por sus sentimientos”, afirmó Alexei Sorokin, del Comité Organizador. Sin embargo, la FIFA ha recalcado que “si las banderas se exhiben junto con algún tipo de mensaje, evaluaremos caso por caso “.

Aunque las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo no son oficialmente un crimen en Rusia desde 1993, las reacciones homofóbicas, tanto de la sociedad como desde las instituciones se han agravado en los últimos años, especialmente en regiones como Chechenia, de mayoría musulmana, tal y como han denunciado numerosos activistas y organizaciones acerca de secuestros y asesinatos de personas LGTB promovidos desde el gobierno checheno.

Según la FIFA, se ha endurecido la lucha contra la homofobia y no desea que el Mundial Rusia 2018 sea una excepción. Así, ha anunciado la aplicación de sanciones a las federaciones nacionales cuyos hinchas entonen cánticos o gritos homofóbicos. Los árbitros ya han sido alertados para paralizar cualquier partido durante el próximo Mundial en caso de insistencia en un comportamiento discriminatorio por parte de los aficionados, ya sea por homofobia o racismo.

Sin embargo, desde la organización Russian LGBT Network, han advertido que “Rusia no es un país seguro para las personas homosexuales. Existe un nivel de odio muy grande. Las personas pueden ser atacadas en las calles y en los estadios y por eso deben ser cuidadosas”, en palabras de su directora de comunicación, Svetlana Zakharova.

La ley de la propaganda gay, aprobada en 2013,  prohíbe las manifestaciones LGTB en lugares públicos donde los niños puedan estar presentes. Entre las prohibiciones están las celebraciones del Orgullo y la distribución de materiales sobre diversidad sexual. Una encuesta elaborada el mismo año de su aprobación, dirigida por el Centro Ruso de Estudio de Opinión Pública, apuntó que el 90% de los entrevistados eran favorables a la ley.

Fuente Cáscara Amarga

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Un informe de la Russian LGBT Network arroja luz sobre las causas de la represión homófoba en Chechenia

Jueves, 15 de marzo de 2018

indiceLa brutal persecución contra la comunidad LGTB en Chechenia es una de más atroces muestras de homofobia de Estado que vivimos en la actualidad. Medios de comunicación de todo el mundo se han hecho eco a lo largo del último año de las noticias procedentes de esta república rusa, hablando de desapariciones, torturas e incluso asesinatos de personas homosexuales en campos de concentración.

Resulta fácil y tentador achacar dicha ola represiva a una cuestión meramente cultural: considerar simplemente que la sociedad chechena es profundamente homófoba y que la violencia contra personas LGTB es algo habitual en gran parte del mundo. Sin embargo, dicha simplificación, además de ser poco precisa, también perpetua la imagen que el régimen checheno quiere precisamente vender: las identidades no heterosexuales son algo que siempre ha sido ajeno a la población chechena. Un informe publicado por la Russian LGBT Network, no obstante, ha conseguido arrojar luz sobre las causas de la brutal persecución que sufren actualmente las personas homosexuales y bisexuales en este territorio ruso.

Al preguntarnos cuáles son las raíces del brote de violencia homófoba que ha surgido recientemente en esa república caucásica, hace falta que viajemos unos años atrás en el tiempo: concretamente al año 2000. Fue entonces cuando el movimiento independentista checheno perdió la guerra contra Rusia. Chechenia pasó a estar controlada directamente por Moscú, pero la actividad terrorista por parte de grupos separatistas no cesaba. Fue en este contexto cuando el gobierno ruso decidió otorgar el mando de la República chechena a Ramzán Kadýrov, asegurándole total impunidad con tal de que suprimiera los sentimientos separatistas en la región.

En medio del conflicto entre las autoridades rusas y los independentistas chechenos, se popularizó lo que se conoce como “responsabilidad compartida”. Según esta teoría, si en una familia había una persona sospechosa de ser separatista, el resto de familiares se convertían también en responsables, y por lo tanto eran también objeto de represión por parte de las autoridades rusas. Según afirma el informe de la Russian LGBT Network, la combinación de esta teoría con las tradiciones Vainakh -originarias de la región- dieron lugar a una represión sin precedentes, en la que familias enteras fueron desplazadas y expulsadas de la región por el mero hecho de que uno de sus miembros era acusado de ser separatista. El régimen argumentaba que tal separatismo se había originado en la propia familia, y que la responsabilidad para con la propia familia era un elemento clave para proteger a la sociedad chechena. Así, la responsabilidad y el honor de la familia pasaron a ser una cuestión de gran importancia entre la población.

Paralelamente, las leyes rusas fueron substituidas en la región por un régimen ultraconservador -dirigido por Kadýrov- que fue eficazmente utilizado para amenazar y aterrorizar a la población. Chechenia, que formalmente seguía formando parte de Rusia, se convirtió en un Estado de excepción, con la excusa de la lucha antiterrorista.

No obstante, en 2011 se produjo una abrupta disminución de la actividad separatista en Chechenia. La lucha contra el terrorismo ya no era una razón válida para justificar el régimen absolutista de Kadýrov: era preciso encontrar un nuevo enemigo, un nuevo ‘otro’. Las convicciones tradicionalistas y ultraconservadoras del régimen sentaron la base para dirigir la represión contra otros grupos sociales. En un principio, las autoridades chechenas empezaron una campaña que prometía luchar por un “estilo de vida saludable” para el pueblo checheno. Durante esta campaña, diversas comisarías de policía se llenaron de personas sospechosas de ser consumidoras de alcohol o drogas. Las autoridades chechenas declararon que la existencia de dichas personas era una amenaza al bienestar de la nación, y los equiparó a los terroristas.

Sin embargo, si queremos comprender el origen de la actual persecución al colectivo LGTB, es importante matizar una diferencia. Mientras la violencia utilizada contra los terroristas pretendía directamente eliminar a los opositores políticos, el objetivo de esta segunda ola represiva era “transformar y normalizar” a aquellos considerados peligrosos para la sociedad. El objetivo de las detenciones y las torturas era devolver a las personas que “habían perdido el camino” a un estilo de vida que fuera aceptable por el Estado. Así, las campañas represivas dirigidas contra grupos sociales considerados “inadecuados” socialmente se convirtieron en algo habitual en la república. Teniendo en cuenta estas circunstancias, junto con las radicales posiciones ultraconservadoras del gobierno de la región, no es de extrañar que el colectivo LGTB de Chechenia se haya convertido en el nuevo objetivo de las políticas represivas del régimen.

Igual que en el caso de la represión contra el movimiento separatista, la idea de la “responsabilidad compartida” de las familias también se considera aplicable a la persecución al colectivo LGTB. La diferencia es que, en vez de reprimir también a los familiares de personas homosexuales, se les invita a humillarles públicamente cuando son puestos en libertad. Y lo peor es que, basándose en esa misma idea de la responsabilidad compartida, las autoridades chechenas animan a las familias de personas homosexuales a que sean ellas quien “se encarguen” del asunto. De esta forma, si quieren probar su lealtad al gobierno, deben participar también en la persecución a través de los llamados “crímenes de honor”.

La supervivencia del régimen de Kadýrov depende de la existencia un enemigo público al que hay que combatir. Finalizado el problema terrorista, el gobierno ha encontrado en el colectivo LGTB un chivo expiatorio que encaja perfectamente con sus ideales retrógrados.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

“Aquí seréis felices”: refugiados LGTB chechenos empiezan una nueva vida en Canadá

Lunes, 5 de febrero de 2018

refugiado-checheno-canada-300x159canadian-flag-700Acude nervioso a la entrevista de CBC, la radiotelevisión pública canadiense. Mientras se cubre la cabeza con la capucha de su sudadera, insiste en que su identidad no sea revelada. “Tengo miedo por mi vida y por mi familia”, asegura nada más empezar.

Se trata de un superviviente de la brutal persecución homófoba iniciada en Chechenia el pasado año 2017. La pasada primavera nos llegaban noticias estremecedoras de esta república rusa: al menos 100 personas habrían sido detenidas, torturadas y encarceladas , “sospechosas” de ser homosexuales. Algunas fuentes hablaban incluso de la existencia de verdaderos campos de exterminio. Elena Milashina, periodista del diario que reportó los hechos el pasado abril, ya anunciaba que les constaba la existencia de cuatro cárceles secretas donde se mantenían detenidas a personas LGTB y donde estas eran golpeadas, torturadas y asesinadas.

A pesar del miedo, uno de los testigos de este horror accedió a ser entrevistado el pasado septiembre en Canadá, país donde se encontraba refugiado desde hacía dos meses. Según declaró, aceptó a responder a las preguntas de los periodistas ya que “le dolía el alma”. Le dolía por todos aquellos que han tenido que pasar por esta odisea, por todos aquellos que aún están sufriendo esta atroz persecución. Según decía, explicar su historia era también una manera de decir ‘gracias’ a todos aquellos que le habían ayudado a escapar.

Su particular calvario empezó cuando varios militares irrumpieron en su puesto de trabajo para arrestarlo, intoducirlo por la fuerza en el maletero de un coche y llevarlo a una comisaría secreta, donde fue golpeado y torturado. En la entrevista, explica que fue víctima de todo tipo de golpes y patadas, e incluso de electroshocks. “Con tan solo experimentar los electroshocks una vez es suficiente para darte cuenta de que no quieres soportarlo ni una vez más. Eso fue lo más difícil de todo”, aseguró. El objetivo de estas torturas: que revelara información sobre otros hombres homosexuales. Aún así, en un arrebato de valentía, les dio nombres falsos para que nadie más tuviera que pasar por semejante tortura.

Después de tres semanas, fue liberado juntamente con otros detenidos. Sus familias fueron informadas. En la entrevista, prefirió no hablar de la reacción de su familia cuando conocieron lo ocurrido. Finalmente, consiguió ponerse en contacto con una organización de derechos humanos, quienes le ayudaron a huir a Moscú primero, para desde allí empezar su viaje hacia Canadá.

El ‘plan secreto’ del gobierno canadiense

Poco después de que los medios internacionales sacaran a la luz las primeras noticias sobre la persecución homófoba en Chechenia, el gobierno de Canadá condenó los hechos pero lamentaba no poder hacer nada para ayudar a las víctimas puesto que estas aún se encontraban en territorio ruso. No obstante, el ejecutivo presidido por Justin Trudeau ya había puesto en marcha un plan oculto, del que ya informamos hace unos meses.

Todo empezó gracias a la organización Rainbow Railroad, una ONG canadiense que ayuda a personas que han sido víctimas de persecución por su orientación sexoafectiva o su identidad de género en todo el mundo. Rainbow Railroad consiguió alertar al gobierno canadiense sobre la gravedad de la situación en Chechenia, y presionó para que se tomaran medidas. Después de recibir presiones por parte de esta y otras organizaciones como Human Rights Watch, el gobierno de Justin Trudeau se comprometió a actuar, pese al riesgo en que ello ponía las ya deterioradas relaciones entre Rusia y Canadá.

Una vía secreta para escapar

El Gobierno de Canadá y Rainbow Railroad iniciaron una colaboración con Russian LGBT Network, organización LGTB rusa que ha ayudado a decenas de homosexuales chechenos a huir a otras partes de Rusia y al extranjero. Países europeos como Francia, Alemania y Lituania habrían otorgado el asilo a algunas personas que huían de la purga homófoba.

No obstante, tanto el ejecutivo canadiense como las organizaciones colaboradoras eran conscientes de que Europa no era el lugar más seguro para las víctimas de la persecución homófoba en Chechenia, a causa del elevado número de migrantes chechenos presentes en distintos países europeos. De hecho algunos refugiados LGTB provinentes de Chechenia habrían sufrido ya amenazas y ataques por parte de sus compatriotas emigrados a diversos países de Europa. Además, Canadá ha sido el único país que ha adoptado un programa organizado y metódico para ayudar a las víctimas a huir de la persecución.

El secreto se mantuvo durante meses para evitar poner en peligro a las personas a las que se trataba de ayudar. En el trascurso del programa, el Gobierno canadiense ha tenido que afrontar los problemas que supone tramitar peticiones de asilo a distancia –puesto que la mayoría de los solicitantes se encontraban aún en Rusia– y ha tenido que realizar investigaciones para poder demostrar que las personas homosexuales chechenas no podían obtener protección en otras partes de la Federación Rusa. El hecho de no poder pedir esa protección en ningún otro lugar del propio país de origen es uno de los requisitos legales para tramitar la protección internacional. Por otra parte, además de cooperar con la Russian LGBT Network para procesar las peticiones de asilo y ayudar a estas personas a viajar de una forma segura hacia Canadá, el gobierno proporcionó un programa de ayuda de un año para cuando dichos refugiados llegaran al territorio nacional.

Cuando por fin se consiguió que esas personas llegaran al Canadá, llegó la hora de desvelar la existencia del plan secreto de evacuación. Hasta el mes de septiembre había permitido reconocer el asilo a 31 homosexuales chechenos, de los cuales 22 se encontraban ya en esa fecha en territorio canadiense. Según afirmó Kimahli Powell, director ejecutivo de la organización Rainbow Railroad, era necesario que la población canadiense conociera de la llegada de refugiados chechenos para poder ayudarles en la inserción laboral, el aprendizaje de la lengua y proporcionarles el asesoramiento necesario. “Aún se encuentran desconcertados”, afirmaba Powell. “Necesitarán ayuda, aún temen por sus vidas. Todavía se están acostumbrando a entender que están fuera de peligro, que pueden empezar una nueva vida”, añadía.

La concesión del estatus de refugiado ha permitido a todas esas personas obtener el permiso de residencia permanente y la plena nacionalidad canadiense. Muchos de estos refugiados homosexuales están siendo ayudados por organizaciones LGTB locales. Puesto que han sufrido en su propia piel una brutal persecución homófoba, se sienten mucho más cómodos y seguros siendo ayudados por la comunidad LGTB.

La persona que fue entrevistada sonríe cuando es preguntado por su nueva vida en Canadá. Aún no ha superado las secuelas de la persecución sufrida en Chechenia, pero ahora se siente seguro y quiere centrarse en rehacer su vida. Antes de finalizar la entrevista, lanza un mensaje a otras personas que están pasado por su misma situación y que están tratando de huir a Canadá: “Estamos aquí, estamos seguros y todo está bien. No tengo duda de que aquí seréis felices”.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Estados Unidos sanciona al presidente de Chechenia por “ejecuciones extrajudiciales” y “graves violaciones de derechos humanos” y el reino Unido se enfrenta a Rusia por la situación en Chechenia

Martes, 26 de diciembre de 2017

300x300_rusia-investiga-chechenia-gays_fb_thumbEstados Unidos prohíbe la entrada al país del presidente de Chechenia, Ramzan Kadyrov, por considerar que vulnera sistemáticamente los derechos humanos de su país.

El ministro de exteriores británico, Boris Johnson, visita Rusia por primera vez en cinco años y afea al gobierno de Putin que no defienda al colectivo LGTB en lugares como Chechenia.

No es que la cosa haya cambiado mucho, pero estos días han ocurrido un par de gestos relativamente importantes que vale la pena destacar. Por un lado los Estados Unidos han prohibido la entrada al país a Kadyrov por sus crímenes contra la humanidad y por otro lado el Ministro de Exteriores británico ha afeado a Rusia su actitud respecto al colectivo LGTB.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de los Estados Unidos, dependiente del Departamento del Tesoro, ha impuesto sanciones contra el presidente de la república semiautónoma rusa de Chechenia, Ramzán Kadýrov, y otras cuatro personas más. En aplicación de la llamada Ley Magnitsky” de 2012, Estados Unidos puede retener visas y congelar activos financieros a la luz de violaciones de los derechos humanos. En este sentido, la OFAC sanciona a Kadýrov “por ser responsable de ejecuciones extrajudiciales, torturas u otras graves violaciones de los derechos humanos”. Por su parte, el presidente checheno, que sobre los homosexuales dijo no tener “ese tipo de gente aquí”, responde ahora que Estados Unidos “no tiene nada mejor que hacer” que prohibirle la entrada en el país. A través de las redes sociales, Kadýrov ha ironizado sobre la noticia y ha añadido que este país norteamericano tiene en su haber “miles de casos sangrientos”, por lo que “puedo estar orgulloso si no soy adecuado para los servicios especiales de Estados Unidos”.

La persecución a homosexuales en Chechenia, república que forma parte de la Federación Rusa, saltó a los medios internacionales a principios de abril gracias al diario ruso Novaya Gazeta, y pese a las negativas tanto de las autoridades chechenas como de las rusas, así como de los esfuerzos de los defensores de Vladimir Putin por presentarla como una campaña de intoxicación, informes posteriores de organizaciones de derechos humanos la han confirmado. El propio presidente checheno, Ramzán Kadýrov, aunque sin admitir de forma explícita la persecución, ha dedicado frases insultantes a los homosexuales y ha reconocido estar dispuesto a perdonar los asesinatos de estos que sus propias familias cometan para limpiar su honor.

Líderes internacionales, como Angela Merkel y Emmanuel Macron habrían exigido a Vladimir Putin que pusiera fin a estos abusos, lo que llevaba a Rusia a abrir una investigación para esclarecer los hechos, que finalmente determinaría que «no hay víctimas de persecución, amenazas o violencia» en la República de Chechenia. Ante la pantomima que se traduce de esta investigación, Novaya Gazeta publicaba el mes pasado la lista de hasta 27 personas que habrían sido asesinadas a manos de los funcionarios de Kadyrov por el mero hecho de ser gays o bisexuales. Mientras tanto, siguen llegando testimonios de personas que denuncian haber sido sometidos a torturas en campos de concentración clandestinos, para sufrir después el escarnio ante sus propios familiares a los que culpabilizan de deshonor.

Con estos antecedentes, a los que se suman otras graves acusaciones, Estados Unidos ha decidido sancionar a Kadýrov. A través de un comunicado, la OFAC ha acusado al mandatario al mandatario regional de “ser responsable de ejecuciones extrajudiciales, torturas u otras graves violaciones de los derechos humanos, internacionalmente reconocidas, cometidas contra personas que intentan denunciar actividades ilegales llevadas a cabo por funcionarios del Gobierno de la Federación de Rusia, o para obtener, ejercer, defender, o promover los derechos humanos y las libertades, como las de religión, expresión, asociación y reunión; el derecho a un juicio justo y elecciones democráticas en Rusia”.

Además, añaden, “como jefe de la República de Chechenia, Kadýrov supervisa una administración involucrada en desapariciones y asesinatos extrajudiciales. Se cree que uno de los opositores políticos de Kadýrov habría sido asesinado por orden suya, después de presentar denuncias de tortura y malos tratos en Chechenia, incluidas presuntas torturas perpetradas personalmente por el mismo Kadýrov”. En el mencionado comunicado, la administración de Trump, sin embargo, no menciona explícitamente a personas homosexuales como víctimas específicas de la represión en Chechenia.

Aunque desde la GLAAD han aplaudido el movimiento porque creen que es un primer paso para exigir responsabilidades a los que vulneran los derechos humanos, a Kadyrov le ha dado bastante igual. La respuesta de Kadýrov no se ha hecho esperar. El líder checheno ha subido a su cuenta de Instagram una fotografía en la que aparece levantando pesas en un gimnasio, acompañada de un comentario sarcástico. Comienza diciendo que al conocer la noticia “me espera una noche de insomnio”, junto a emoticonos de caras sonrientes. A continuación, se pregunta irónicamente: “¿cómo no me va a afligir si he estado planeando viajar a Estados Unidos durante cuarenta años, hacer negocios allí y abrir cuentas bancarias en Manhattan?”. Kadyrov ha ironizado sobre el sueño que le va a quitar no poder entrar a EE.UU., país al que no tiene pensado ir nunca porque “los EE.UU. no pueden perdonarme que dedique toda mi vida a la lucha contra los terroristas extranjeros, entre los cuales hay bastardos de los servicios secretos americanos.

Con respecto a las denuncias de violaciones de derechos humanos, Ramzán Kadýrov ha negado a Estados Unidos la autoridad moral suficiente para acusarle: “¿por qué buscar esta lista de personas en el otro lado del mundo, si están en la Casa Blanca y el Pentágono?”. El homófobo presidente checheno se ha referido a “los indios asesinados, millones de esclavos africanos, las víctimas de Hiroshima y Nagasaki, millones de vietnamitas, la aldea de Songmi, Afganistán, Iraq, Libia, Belgrado… Mi lista contiene miles de casos sangrientos en los Estados Unidos”.

Al final de su exposición, Kadýrov agrega que “he dedicado mi vida a luchar contra terroristas extranjeros”. Incluso ha asegurado que “famosos en todo el mundo, grandes estadounidenses, vienen sistemáticamente a visitarme, y algunos planean establecerse en Chechenia”. No ha nombrado a ninguno, pero nos gustaría saber quiénes son, si es que existen en realidad.

Por otro lado el Ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, ha estado estos días de visita oficial en Rusia. Es la primera vez que un Ministro de Exteriores británico visita Rusia en los últimos cinco años y en una reunión con Sergey Lavrov, el ministro de exteriores ruso, ha dejado claro que ambos países tienen una relación complicada. Aunque Johnson ha basado su visita en denunciar las injerencias del gobierno ruso en elecciones como las francesas, las americanas o las alemanas también ha dejado claro que uno de los puntos en los que menos se parecen ambos gobiernos es que Reino Unido “habla en nombre de la comunidad LGTB en Chechenia y en cualquier otro sitio, como cabría esperar.

Desde el Kremlin,  han dicho que es TODO MENTIRA. Que ni hay hackers rusos metiendo mano en elecciones ni hay persecución LGTB en su país ni en Chechenia. Y ambos ministros han acabado reconociendo que los dos países continuarán trabajando juntos porque, a pesar de todo, hay algunas cosas en las que sí están de acuerdo.

Fuente | Gay Star News,  vía Dosmanzanas/EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Los crímenes de odio LGTBfóbicos se duplican en Rusia desde la aprobación de la ley anti-gay

Jueves, 30 de noviembre de 2017

Vladimir_Putin_-_2006Desde la aprobación de la Ley contra la “Propaganda” Homosexual rusa se han duplicado los crímenes de odio LGTBfóbico.

De los 250 crímenes analizados, 200 corresponden a asesinatos y la mayoría de las víctimas eran hombres gais.

Cuando en junio de 2013 Rusia aprobó la ley que prohibía la “propaganda” homosexual, que si bien sólo condena la difusión de cualquier tipo de promoción de la homosexualidad dirigida a personas menores de edad, también sirve para dar rienda suelta a la discriminación, tal y como constata el hecho de que en menos de un lustro se hayan incrementado notablemente los crímenes de odio contra los miembros del colectivo LGBT.Así, a pesar de que la homosexualidad fue despenalizada en el país en 1993 (pero se siguió considerando una enfermedad mental hasta 1999) el gobierno dio carta blanca a los crímenes de odio.

Eso es lo que se desprende de un estudio realizado por el Centro Independiente de Investigación Social de San Petersburgo (Center for Independent Research) que se acaba de presentar y ha dejado claro que en los últimos 5 años los crímenes de odio contra el colectivo LGTB+ se han duplicado en el país de Putin. Y los datos son muy preocupantes.

Los crímenes LGTBfóbicos no solo se han duplicado sino que de los 250 que se han analizado 200 fueron asesinatos, la mayoría contra hombres gais. Y con 200 asesinatos sobre la mesa sorprende que el número de sentencias por estos crímenes de odio contra personas homosexuales, bisexuales o transexuales, haya crecido tan sólo de 10 en 2010 a 65 en 2015.

Los investigadores son conscientes de que las agresiones son realmente superiores a las denuncias, dado que muchas personas no llegan siquiera a denunciar, no se investigan y no se judicializan ante la pasividad del gobierno para investigar crímenes de odio de esta índole. «No vamos a abrir el caso porque eres un ‘maricón’ (…). Deberías culparte a ti mismo», le contestan la policía a Lyosha Gorshkov, un ex profesor de ciencias políticas, golpeado hasta que pierde el conocimiento cuando se encuentra con sus amigos en un bar. Esta misma pasividad es la que los activistas denunciaban ante el asesinato del periodista Dmitry Tsilikin, silenciado por el gobierno como una «trágica muerte» cuando había sido asesinado en su propia casa por ser homosexual.

¿Por qué ocurre esto? Fácil. Como explica Svetlana Zakharova, de la Russian LGBT Network, tanto la ley anti-gay como la actitud del gobierno (fuertemente influenciado por la Iglesia Ortodoxa) no solo no persiguen estos crímenes si no que alientan a los criminales: “Se han vuelto más agresivos y tienen menos miedo. Parece que, para ellos, el gobierno apoya de alguna manera sus acciones. Muchos de los criminales hablan abiertamente sobre sus crímenes como si fueran actos nobles.

Amparados en la Ley de Propaganda y gracias al aumento de poder de Vladimir Putin al acercarse a la Iglesia Ortodoxa Rusa, el gobierno ruso ha prohibido sistemáticamente las marchas del orgullo, ha detenido a activistas de los derechos del colectivo LGBT, ha cancelado espectáculos culturales, como el ballet Nureyev, ha sancionado páginas web, ha prohibido el videojuego The Sims 4 o incluso ha llegado a arrestar a turistas. Asimismo, en los últimos meses hemos asistido a la pasividad de las autoridades rusas ante las denuncias de la purga de homosexuales en Chechenia, que ahora aseguran estar investigando.

Hace unos meses el tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo condenó al Kremlin a pagar una indemnización a tres personas multadas por quebrantar la ley contra la “propaganda” homosexual, aclarando que se trata de una ley aleatoria y discriminatoria que sólo ayuda a perpetuar la homofobia.

Fuente | Reuters, vía EstoyBailando/Universogay

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , ,

Una redada contra varios locales de ambiente en Minsk hace temer una nueva ola de homofobia de Estado en Bielorrusia

Sábado, 28 de octubre de 2017

22687887_10155011162517644_512987583263936830_nSegún ha denunciado en redes sociales Russian LGTB Network, el pasado fin de semana tuvo lugar una redada contra clubes de ambiente LGTB en Minsk, la capital de Bielorrusia. Un número indeterminado de personas fueron detenidas. Según la misma denuncia, el acceso a una popular web de citas gais ha sido también interrumpido en el país. Todo apunta a que las autoridades bielorrusas habrían decidido impulsar una nueva ola de homofobia de Estado, en la línea de lo que otras repúblicas del ámbito ruso o exsoviéticas vienen haciendo en las últimas semanas.

Por el momento no hay demasiado información de lo que está sucediendo en Bielorrusia, más allá de lo denunciado por Russian LGTB Network: una redada en los clubes Burlesque y Casta Diva de Minsk en la noche del 20 al 21 de octubre, con un número indeterminado de detenciones, así como la interrupción del acceso a una web de citas gais. Russian LGTB Network ha llamado a la calma a la comunidad LGTB bielorrusa y ha expresado su deseo de que los detenidos sean liberados cuanto antes.

A nivel internacional, la organización estadounidense Human Rights First se ha hecho eco de lo sucedido, asegurando que “es alarmante que la policía hostigue a negocios legales, viole la privacidad de sus clientes, les pidan información personal y detenga a algunos de ellos”. “Todo eso parece ser el último ejemplo del incremento de la persecución a las comunidades LGTB de la región, después de lo graves episodios de Chechenia, Azerbaiyán y Tayikistán”, añaden desde esta organización de defensa de los derechos humanos. Human Rights First ha hecho también un llamamiento al Gobierno de los Estados Unidos a que pida explicaciones a Bielorrusia sobre lo sucedido, algo que a día de hoy parece poco probable.

Bielorrusia, territorio hostil a los derechos LGTB

Human Rights First se refiere en su comunicado a los recientes episodios de homofobia de Estado en Chechenia (república integrante de la Federación Rusa) y en Azerbaiyán y Tayikistán, dos repúblicas exsoviéticas. De todos ellos nos hemos hecho eco en dosmanzanas (ver los correspondientes enlaces). Bielorrusia, en cualquier caso, ya era un territorio difícil para las personas LGTB antes de que se activase esta ola de odio. Ya en 2010 recogíamos los datos de una encuesta según la cual el 63% de los ciudadanos de ese país se mostraba a favor de recuperar la antigua legislación soviética que criminalizaba la homosexualidad (despenalizada en Bielorrusia en 1994). Las autoridades de Minsk, de hecho, se han empecinado en reiteradas convocatorias en obstaculizar la organización del Orgullo y buena parte de sus actividades.

Las detenciones injustificadas de activistas LGTB tampoco son extrañas. Uno de los casos más flagrantes se remonta a 2009, cuando el joven Svyatoslav Sementsov fue detenido por organizar actividades en el nombre de organizaciones “no registradas” y de difundir a “gobiernos y organizaciones extranjeras información falsa con la intención de desacreditar a Bielorrusia”. Los funcionarios de la KGB le ofrecieron poner punto final a su proceso si se convertía en delator. También han sido frecuentes las redadas en los lugares de ambiente homosexual, así como la negativa a legalizar la organización LGTB GayBelarus, cuyos activistas, además, fueron investigados en varias ocasiones.

Asimismo, la intransigencia del presidente Alexander Lukashenko hacia el colectivo LGTB también es notoria y manifiesta. Lukashenko ejerce la presidencia ininterrumpidamente desde 1994, con serias dudas sobre la transparencia democrática de su gobierno y de las sucesivas citas electorales. En 2012, Lukashenko espetó públicamente, en referencia al entonces ministro de Exteriores alemán Guido Westerwelle (abiertamente homosexual), que era “mejor ser un dictador que ser gay” al tiempo que manifestó no entender “cómo un hombre puede vivir con otro hombre”.

Bielorrusa también ha discutido la aprobación de una legislación contra la “propaganda homosexual”, al estilo de la de su vecina Rusia. Finalmente la ley aprobada quedó un escalón por detrás, prohibiendo la difusión a los niños de “hábitos contrarios a un estilo de vida saludable” o que “desacrediten la institución de la familia y el matrimonio” aunque sin llegar a mencionar expresamente la homosexualidad o  las “orientación sexuales no tradicionales”. En cualquier caso es evidente que en un entorno tan fuertemente LGTBfóbico ese texto es más que suficiente para ser utilizado en contra del colectivo LGTB.

Esperemos que lo sucedido este fin de semana no sea el preludio de algo aún más terrible y que no se produzca una escalada de la violencia de Estado contra la población LGTB en Bielorrusia. Estaremos atentos a las noticias que nos lleguen.

Fuente Dosmanzanas

Foto Russian LGBT Network

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Cobran fuerza los temores de que Zelimkhan Bakaev, joven cantante checheno, haya sido asesinado tras ser detenido por “sospecha de homosexualidad”

Miércoles, 25 de octubre de 2017

bez-nazvaniya-e1508762632279Máxima preocupación por la vida de Zelimkhan Bakaev, cantante checheno de 26 años cuya desaparición han denunciado familiares y amigos y que según asegura la organización Russian LGBT Network habría sido capturado durante las recientes redadas contra la población homosexual en ese país, torturado y asesinado. Aunque las autoridades de Grozni alegan que Bakaev está fuera del país e incluso han dado difusión a un vídeo en el que un joven que se le parece mucho asegura estar en Alemania, se teme lo peor.

Bakaev, que residía en Moscú, viajó a su Chechenia natal en agosto para asistir a la boda de una hermana. Pocas horas después de pisar el país desapareció. El 8 de agosto fue visto por última vez, aunque su familia no denunció su desaparición a la policía chechena hasta el 17 de agosto. Tampoco constaba actividad en sus redes sociales. Su cuenta de Instagram, de hecho, había desaparecido misteriosamente. Su cuenta de Twitter aún permanece abierta, aunque el cantante era poco activo en esta red social y su último tuit se remonta al 21 de abril. Su madre y su tía sí que llegaron a recibir un mensaje de WhatsApp procedente de su teléfono pocos días después de la desaparición, asegurando que estaba bien y que tenía que viajar al extranjero. No recibió ningún mensaje más y su teléfono no ha vuelto a dar señales de estar encendido. Su entorno cree, de hecho, que el mensaje lo escribió otra persona, y no concede verosimilitud a la idea de que Bakaev quisiese viajar al extranjero, ya que sus esfuerzos se centraban en la actualidad en desarrollar una carrera musical en Moscú, donde se había trasladado a vivir.

Las primeras semanas tras su desaparición han estado sembradas de absoluta confusión. Fuentes anónimas aseguraban que Bakaev se encontraba retenido en un centro de detención para homosexuales. El hecho de que Bakaev sea un personaje conocido en su país llevó incluso a un ministro del Gobierno checheno a desmentir que hubiese sido detenido. Para añadir aún más desconcierto, en septiembre aparecía colgado en YouTube un vídeo, rápidamente difundido por la televisión pública chechena, en la que un joven que ciertamente guarda gran parecido físico con Bakaev aseguraba encontrarse en Alemania, un país mucho más agradable para vivir que Grozni o Moscú, dos lugares “llenos de gilipollas”. Un vídeo que el entorno del cantante cree que es falso y que de hecho parece rodado en la propia Chechenia (entre otras razones, por aparecer sobre una mesa una bebida energética de marca rusa que no se comercializa en Alemania).

Semanas después de que el sospechoso vídeo fuese hecho público, y sin que familia y amigos hayan vuelto a recibir mensaje alguno de Bakaev, desde Russian LGBT Network, organización que ha denunciado la persecución de personas LGTB en Chechenia y que ha organizado una red de ayuda a las que han conseguido escapar de las redadas (permitiendo, por ejemplo, la huida de varias decenas de ellas a Canadá) aseguran tener confirmación de que en efecto Zelimkhan Bakaev fue detenido tras pisar suelo checheno por “sospecha de homosexualidad”. Otra segunda fuente cercana a activistas LGTB locales habría confirmado a NewNowNext, un medio LGTB estadounidense, que Bakaev habría fallecido tras ser torturado pocas horas después de su detención.

Motivos para la preocupación

La persecución a homosexuales en Chechenia, república que forma parte de la Federación Rusa, salto a los medios internacionales a principios de abril gracias al diario ruso Novaya Gazeta, y pese a las negativas tanto de las autoridades chechenas como de las rusas, así como de los esfuerzos de los defensores de Vladimir Putin por presentarla como una campaña de intoxicación, informes posteriores de organizaciones de derechos humanos la han confirmado. El propio presidente checheno, Ramzán Kadýrov, aunque sin admitir de forma explícita la persecución, ha dedicado frases insultantes a los homosexuales y ha reconocido estar dispuesto a perdonar los asesinatos de estos que sus propias familias cometan para limpiar su honor.

Hay motivos, por tanto, para estar seriamente preocupado por la vida de Zelimkhan Bakaev. Nosotros seremos, de hecho, los primeros que nos alegraríamos de saber que en esta ocasión la propaganda chechena tenía razón y que el joven se encuentra sano y salvo fuera de Chechenia. Nos tememos sin embargo lo peor.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , ,

Continúa la masacre LGTB en Chechenia: 26 muertos, familias coaccionadas y engaños a los investigadores

Lunes, 29 de mayo de 2017

indiceEl siniestro Ramzan Kadirov, primer ministro de Chechenia

El periódico que destapó la persecución a hombres gais en Chechenia asegura ahora que la cifra de asesinados sube a 26 personas.

Afirman además que la policía chechena está presionando a las familias de las víctimas y desaparecidos para firmar declaraciones en las que aseguran que sus familiares se marcharon a Moscú.

El campo de concentración en el que estaban detenidos más de 100 hombres aparece ahora desmantelado, se cree que los prisioneros han sido trasladados a otra base militar. 

La situación del colectivo LGTB en Chechenia continúa siendo dramática y, por ahora, no parece que vaya a terminar. Desde que a principios del mes de abril el periódico ruso Novaya Gazeta denunciara las atrocidades que el gobierno de la república de Chechenia, liderado por el fanático islamista Ramzan Kadirov, muchas han sido las organizaciones internacionales que han denunciado lo que está ocurriendo; recibiendo una respuesta más bien tibia por parte de los gobiernos de todo el mundo.

Ahora el mismo periódico asegura en un nuevo artículo que el número de hombres gais asesinados por la policía chechena asciende ya a 26. Entre las víctimas, según el Novaya Gazeta, habría un miembro de la Guardia Nacional Rusa; aunque desde el cuerpo de seguridad han emitido un comunicado asegurando que “no ha habido ningún incidente en el que un miembro en servicio de la Guardia Nacional haya sido asesinado en el distrito del Cáucaso Norte según nuestra investigación preliminar“.

El Novaya Gazeta asegura además que las familias de las víctimas y también las de los desaparecidos están siendo presionadas por las fuerzas de seguridad chechenas para que firmen una declaración que explique su hijo o hermano “abandonó la república para trabajar en Moscú a finales de febrero. No hay ninguna conexión con la policía chechena“.

Hace unas semanas la canciller alemana Angela Merkel exigía a Vladimir Putin en mitad de una rueda de prensa que utilice su poder para investigar lo que está ocurriendo en el país que, aún siendo relativamente independiente, está bajo control ruso. Aunque la embajada rusa en Israel envió una carta a un periódico asegurando que el gobierno de Putin ha investigado en la región y no han encontrado nada, finalmente enviaron un Comité a la región. Al llegar al lugar en el que, según la información del Novaya Gazeta, se había establecido una prisión ilegal en la que los hombres gais estaban siendo retenidos, descubrieron que el lugar había sido desmantelado y estaba cubierto por escombros. Varios investigadores independientes aseguran que los prisioneros han sido trasladados a una base de entrenamiento de las Fuerzas Especiales de la Policía en Terek, a unos 60 kilómetros de la localización de la prisión ilegal. El acceso del comité de investigación a dicha base fue denegado porque, según las autoridades chechenas, se estaban llevando a cabo maniobras militares.

Desde la Russian LGBT Network aseguran que ya han ayudado a 42 hombres gais a huir de la región, aunque denuncian que les está resultando extremadamente complicado conseguir visados en algunos países. Mientras el presidente de Lituania, Linas Linkevicius, ha concedido asilo a dos hombres gais chechenos y ha apremiado a otros países a que hagan lo mismo, en Estados Unidos parece que se están denegando esos visados de refugiados. Desde el departamento de estado americano se han negado a confirmar o desmentir esas informaciones alegando que los registros de visados “son confidenciales y no podemos hablar de casos individuales“.

Hay que recordar que desde el Human Rights Watch y el International Crisis Group siempre han dado veracidad a las informaciones publicadas por el Novaya Gazeta. Como explicaba el HRW en un informe: “(Las informaciones) Son consistentes con los informes que hemos recibido a través de numerosas fuentes fiables, incluyendo fuentes sobre el terreno. La cantidad de fuentes y la consistencia de las historias no nos dejan lugar a duda de que estos devastadores sucesos han ocurrido.

Ramzan Kadirov, el presidente de Chechenia, no sólo es una persona muy cercana a Vladimir Putin sino que además aseguró en sus redes sociales que su intención es la de exterminar a todos los hombres gais del país “antes de que acabe el Ramadán. Tres ONGs francesas le han denunciado ya ante la Corte Penal de La Haya por ser el arquitecto de un genocidio.

Fuente | Pink NewsQueerty, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Lituania concede asilo a dos refugiados gais de Chechenia mientras que en los Estados Unidos “no hay voluntad política”

Lunes, 22 de mayo de 2017

174541919_0El ministro de Asuntos Exteriores de Lituania, Linas Linkevičius, ha confirmado que desde este país “hemos emitido visas a dos [refugiados] procedentes de Chechenia, que fueron perseguidos a causa de su orientación sexual”. Linkevičius no ha proporcionado más detalles sobre la llegada de estas víctimas de la homofobia de Estado chechena. En cambio, el ministro sí ha querido destacar que Lituania se convierte en uno de los primeros países de la Unión Europea que acoge a refugiados de esta república semiautónoma de la Federación de Rusia. Por otra parte, desde la organización igualitaria Russian LGBT Network denuncian que en los Estados Unidos “no hay voluntad política” para facilitar el asilo, aunque por el momento no se ha denegado ninguna solicitud formalmente. El Gobierno de España, por su parte, sigue manteniéndose al margen de todo y guardando silencio.

Venimos recogiendo en los últimos años la hostilidad política hacia los derechos del colectivo LGTB en Lituania, que podéis comprobar poniendo el nombre de Lituania en el buscador. Por este motivo, sorprende que este país báltico, con escaso reconocimiento legal igualitario, sea de los primeros de Europa en dar el paso de acoger a refugiados de la persecución homófoba de Chechenia. El ministro lituano de Exteriores, Linas Linkevičius, ha explicado a la prensa que “hemos planteado estas cuestiones tanto dentro de la UE como en las estructuras parlamentarias del Consejo de Europa, en cuanto a la posibilidad de ayudar y, si es necesario, otorgar asilo”.

Igor Kochetkov, presidente de Russian LGBT Network, relata que su organización ha ayudado a más de 40 hombres gais a salir de la República de Chechenia, hacia otros territorios rusos menos hostiles, para escapar de la violencia motivada por el odio homófobo. De ellos, nueve ya se encuentran fuera de Rusia (incluyendo los dos refugiados en Lituania), según asevera Kochetkov. Pero, a pesar de la solidaridad expresada por miles de ciudadanos de todo el mundo y de organismos oficiales de Europa y de diversos países comunitarios, desde Russian LGBT Network se lamentan de que “la cuestión de los visados está progresando con gran dificultad, francamente”. Algunas personas, incluso, han huido de Rusia sin documentación.

La misma entidad igualitaria también ha manifestado públicamente que en el caso de los Estados Unidos “no hay voluntad política” para facilitar el asilo a refugiados chechenos. Fuentes gubernamentales estadounidenses han añadido en este sentido que “no hay una clasificación de visas designada específicamente para el socorro humanitario”. Debido a la legislación y a la falta de interés de la Administración que encabeza Donald Trump en el tema únicamente serían elegibles los chechenos que solicitaran visas de turistas, condicionados por la necesidad de demostrar que volverían a Rusia. Tampoco el Gobierno de España ha hecho todavía el más mínimo amago de contribuir a ayudar en cualquier forma a las víctimas de Chechenia.

Ramzán Kadýrov, ante la Corte Penal Internacional acusado de “genocidio”

chechenia-300x150Mousse, Stop Homofobia y el Comité Idaho France son las tres entidades francesas que se han unido para llevar al presidente de Chechenia, Ramzán Kadýrov, ante la Corte Penal Internacional de La Haya por las atrocidades homófobas que siguen saliendo a la luz cometidas en este territorio y que se remontarían, al menos, a 2009. Etienne Deshoulières, la abogada que representa a las citadas organizaciones igualitarias francesas, aclara que “esta es la primera vez que la Corte Penal Internacional tendrá que hacer frente a un genocidio cometido contra los homosexuales. La Corte es competente para abordar esta cuestión. Es su deber iniciar una investigación”.

Lituania, un estado hostil a las personas LGTB

Homófobia LituaniaDesde la Liga Gay Lituana (LGL) han expresado su preocupación por lo que consideran un nuevo episodio discriminatorio por razón de orientación sexual. Lo cierto es que Lituania lleva un tiempo avanzando de manera preocupante hacia posiciones cada vez más intransigentes con la realidad LGTB, y de ello hemos dado cuenta en dosmanzanas. En octubre de 2010 entró en vigor la reforma que prohíbe la “manifestación y promoción” de contenidos publicitarios referidos a orientación sexual. Una prohibición que afecta a servicios publicitarios dirigidos a toda la población, y no solo a menores. Poco antes, en marzo de 2010, había entrado en vigor la ley de “de protección de menores contra el efecto perjudicial de la información pública” con el objetivo de obstaculizar la información positiva sobre diversidad sexual. Y aunque su versión inicial fue corregida por las protestas, su redacción definitiva sigue estigmatizando la información sobre homosexualidad.

En septiembre de 2014 informábamos sobre la prohibición de un inocente spot contra la homofobia, en base a esta legislación. En enero de 2015, un diputado lituano lanzaba veladas amenazas precisamente contra LGL, a la que acusaba de “jugar con fuego” con “provocaciones” que podrían costarles un ataque como el sufrido por la revista satírica Charlie Hebdo en París. Ese mismo mes, un tribunal lituano calificaba de “excéntrica” la foto en la que una pareja gay aparece besándose y descartaba actuar ante las amenazas homófobas que habían recibido sus protagonistas.

En noviembre de 2015, tenía un cariz algo más positivo: el Parlamento del país decidía eliminar del orden del día la votación de una ley contra la llamada “propaganda homosexual” similar a la vigente en Rusia. La propuesta sigue viva, no obstante, y los activistas LGTB temen que pueda ser votada en cualquier otro momento en el que la presión europea se relaje aún más.

La última noticia que recogíamos sobre Lituania  en febrero de 2016 es que las autoridades de inmigración de Lituania habían denegado el permiso temporal de residencia a un hombre de nacionalidad bielorrusa casado en Dinamarca con un ciudadano lituano. La decisión del Ministerio del Interior lituano contravenía abiertamente la directiva 2004/38 de la Unión Europea, que consagra el derecho de los nacionales de países de la Unión Europea y sus familiares a residir libremente en cualquier país de la Unión.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Denuncian el asesinato de un adolescente gay de 17 años en Chechenia, arrojado desde un noveno piso por su propio tío

Lunes, 8 de mayo de 2017

chechenia-300x150Distintos medios de comunicación internacionales recogen el terrible final que habría tenido un joven gay checheno, empujado desde una azotea por su propio tío. Al parecer, el crimen se habría cometido para “lavar la vergüenza” de la familia. Este caso no es el único que ha salido a la luz en los últimos días. Otra víctima del horror homófobo de Chechenia ha explicado que la policía estaría instigando a las familias a acabar con sus hijos homosexuales, alentándoles a “limpiar el honor con sangre”. Aunque el Gobierno de Putin ha hecho hasta ahora oídos sordos a la persecución homófoba de Chechenia, tras la reciente visita a Rusia de la canciller alemana, Angela Merkel, ha acabado prometiendo que investigará los hechos denunciados. Eso sí, un compromiso hecho con la boca pequeña.

Un muchacho homosexual, de apenas 17 años, habría sido arrojado al vacío desde un noveno piso en Chechenia. El propio tío, autor material del crimen, habría procedido de esta forma para “lavar la vergüenza” de la familia. La historia del asesinato del adolescente se produce después de que un superviviente de la purga gay en Chechenia se abriera a la revista rusa Snob sobre su experiencia de crecer en esta república semiautónoma de la Federación de Rusia. De acuerdo con su testimonio, las redadas contra homosexuales en Chechenia habrían estado ocurriendo desde hace años, no solo desde finales de 2016, como publicó Novaya Gazeta (el diario ruso que destapó la persecución organizada de las autoridades chechenas contra su población homosexual).

En la historia de vida publicada por Snob, un hombre gay que consiguió escapar de Chechenia relata que, al menos desde 2009, miembros de las “fuerzas de seguridad” se habrían dedicado detener a homosexuales para chantajearles económicamente. “Un amigo me llamó y me pidió que le llevara cien mil [rublos], me pidió prestado ese dinero, y se reunió con los que lo habían retenido. Fui empujado dentro de un coche y llevado a una comisaría, en un edificio de tres pisos. Ellos comenzaron a decir que éramos maricas, gais y todo eso… Me quitaron el dinero y me golpearon: me rompieron la nariz…”, relata el joven.

En una entrevista concedida a France 24, con el rostro tapado, otra víctima ha contado sus amargas experiencias en Chechenia. Las autoridades estarían, supuestamente, alentando a los padres de hombres homosexuales a “solucionar el problema”, para que no tenga que encargarse el Estado. Ellos lo llaman “la limpieza de su honor con la sangre”, dice el joven. Este es el vídeo de la entrevista (en francés):

Merkel pide a Putin que intervenga y este se “compromete” a investigar

Posiblemente como respuesta a las miles de firmas y peticiones recibidas de toda Europa, la canciller alemana, Angela Merkel, ha instado al presidente Vladimir Putin a proteger a las personas homosexuales en Chechenia. Aunque Merkel no es ningún adalid de los derechos del colectivo LGTB, la líder conservadora planteó la cuestión durante su primera visita a Rusia desde 2015, en la que se entrevistó con Putin en su residencia de verano en Sochi.

merkel-putinLa canciller alemana le explicó al presidente ruso que había recibido “informes negativos sobre el tratamiento de los homosexuales, particularmente en Chechenia”. Por este motivo, explicaba Merkel, “le pedí al presidente Putin que usara su influencia para garantizar los derechos de las minorías”. Ambops dirigentes, por otra parte, trataron otros temas espinosos como la aplicación del acuerdo de Minsk (un acuerdo de paz internacionalmente negociado para Ucrania) o el ataque con armas químicas en una ciudad siria el mes pasado.

Tras la visita diplomática de Angela Merkel y la insistencia de la comisionada para de Derechos Humanos en Rusia, Tatiana Moskalkova (la única miembro del partido del presidente, Rusia Unida, que ha mostrado un mínimo interés por el tema), Putin ha declarado que “por supuesto, hablaré con el Fiscal General, el Ministro de Asuntos Internos, para que les apoyen en el tema que han planteado”. Hace solo unas semanas, tras la reunión de Vladimir Putin con el presidente checheno, Ramzán Kadýrov, el portavoz Dmitry Peskov aseguraba que el Kremlin no tenía conocimiento de “ninguna información creíble” sobre las denuncias de detenciones, torturas y asesinatos de más de 100 hombres gais en Chechenia.

Sin embargo, Tatiana Moskalkova, basándose en las atribuciones de su cargo de comisionada, habría pedido a Putin que diera una orden “sobre el establecimiento de un grupo de trabajo interdepartamental que podría aceptar solicitudes de ciudadanos aquí en la parte central [de Rusia] y no en el territorio de Chechenia”, para proteger a las víctimas.

La escasa credibilidad del Gobierno de Putin

En el caso de Chechenia, resulta muy difícil conocer toda la verdad de los hechos denunciados. Es cierto, pero también lo es que la administración federal rusa, controlada por Putin, carece de legitimidad y veracidad en cuestión de derechos humanos y de respeto al colectivo LGTB.

Esta premisa se sostiene en el hecho contrastado de que, desde la aprobación de las leyes homófobas de estado, no hemos dejado de trasladar a nuestros lectores informaciones sobre la práctica impunidad de los grupos homófobos, dedicados a la extorsión, acoso, tortura e incluso asesinato de personas LGTB, y que son muy tímidamente perseguidos por las autoridades.

detenidos-rusia-chechenia-300x150De hecho, en lugar de perseguir a quienes agreden y torturan, las autoridades alientan aún más la homofobia con leyes como la aprobada en 2013, que prohíbe informar positivamente de la homosexualidad a menores, a la vez que permite que quienes simplemente enarbolan una bandera arcoíris o reivindican la celebración del Orgullo sean detenidos, sancionados con multas considerables o incluso encarcelados. Y aun así sigue habiendo valientes que se atreven a dar la cara, como el joven Ivan Kravistin, del que hablábamos el año pasado, que se niega a volver al armario y hacer más discreta su apariencia pese a haber sufrido una grave agresión por parte de un hombre al que no gustó su aspecto de “maricón”. Kravistin sí que denunció, y aunque el agresor fue acusado de “gamberrismo” no hubo la más mínima intención de considerar el ataque un crimen de odio… Las últimas detenciones se producían hace tan solo unos días, cuando una decena de activistas LGTB eran arrestados en San Petersburgo por manifestarse contra la persecución homófoba de Chechenia.

Tampoco la administración chechena parece una voz autorizada en este sentido y más atendiendo a su primera reacción ante el escándalo. “No puedes detener a personas que no existen en nuestra república. Si personas así existieran en Chechenia, las fuerzas de orden público no tendrían que preocuparse de ellas: sus propias familias se encargarían de enviarlas donde no pudiesen volver”, decía Alvi Karimov, portavoz de Ramzán Kadýrov. La explicación más reciente que ha ofrecido el propio Kadýrov se basa en que todo se trataría de una estrategia de los “políticos occidentales” para ayudar a algunas personas, sin mencionar la orientación sexual de estas, a “moverse hacia el oeste”. Para logar este supuesto objetivo, el presidente checheno sostiene que “sorprende” que desde Occidente se hagan “afirmaciones sin fundamento”.

El horror homófobo de Chechenia

chechenia-campo-concentracion-gaysTras publicar las primeras informaciones sobre persecución organizada de las autoridades chechenas contra su población homosexual, nos hicimos eco de la tortura sufrida por un hombre gay, sometido a la corriente de una silla eléctrica casera para que delatara a otros homosexuales.

Con el mismo objetivo parece que se constituyó un ilegal campo de concentración de prisioneros gais en la ciudad chechena de Argún, a unos 15 kilómetros de Grozni (la capital de la república). Según publicaba Novaya Gazeta, el campo se ubicaba en un antiguo complejo militar, oficialmente sin uso desde hace años. El mismo medio, que no ha parado de recibir amenazas, también dejaba claro que no es el único centro de detenciones que las autoridades chechenas mantienen en secreto.

Miles de activistas LGTB de todo el mundo Londres y México, Ámsterdam, Nueva York, Toronto o Viena, entre muchas otras, incluyendo en Madrid y en otras ciudades de España (Alicante, Cádiz, Cartagena -Murcia-, Córdoba, Huelva, Madrid, Málaga, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Terrassa -Barcelona- y Vigo -Pontevedra-. Otras organizaciones como Wado LGTBI+ Castilla-La Mancha aprovecharon sus actos del Día de la Visibilidad Lésbica para denunciar la situación del colectivo en Chechenia), han estado saliendo a las calles para rebelarse embajada_rusia_chechenia_gaycontra la pasividad que venía manteniendo el Gobierno de Putin hasta ahora, ante las cada vez más informaciones, denuncias y testimonios relacionados con el horror homófobo checheno. También el llamamiento del jesuita James Martin para que las iglesias condenen los hechos, la embajadora de los Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, ya habría exigido ante la ONU que no quedaran impune la persecución a los gays y desde instituciones como el Consejo de Europa o la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), así como desde organizaciones no gubernamentales como ILGA-Europa, Amnistía Internacional o Human Rights Watch vienen denunciando “graves violaciones de las obligaciones de la Federación Rusa” en relación a Chechenia.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Una decena de activistas LGTB detenidos en San Petersburgo por manifestarse contra la persecución homófoba de Chechenia

Miércoles, 3 de mayo de 2017

detenidos-rusia-chechenia-300x150Las imágenes hablan por sí solas: la policía antidisturbios ha efectuado una decena de detenciones de activistas LGTB en la ciudad rusa de San Petersburgo. Las protestas, que han coincidido con las movilizaciones por el Primero de Mayo (Día Internacional de los Trabajadores), pretendían crear conciencia en Rusia sobre la persecución de hombres gais en Chechenia. Una persecución de la que todavía se desconoce el alcance, ante la falta de interés a realizar investigaciones por parte de las autoridades federales y regionales. Sin embargo, atendiendo a las informaciones de Novaya Gazeta y a las denuncias de organizaciones como Russian LGBT Network, podríamos hablar de al menos tres personas asesinadas y un centenar de detenciones ilegales, motivadas por el odio LGTBfóbico.

La policía rusa ha detenido a un grupo de unos diez activistas LGTB que protestaban contra la persecución de hombres homosexuales en Chechenia. Los manifestantes habían organizado una llamativa protesta dramatizada en San Petersburgo, con las caras pintadas con sangre falsa y fingiendo estar muertos en la calzada (una alegoría del horror homófobo que se denuncia en la república semiautónoma rusa de Chechenia). Las banderas arcoíris (emblema internacional de la comunidad LGTB) han sido visibles en manos de los activistas, algunos de los cuales también llevaban dibujada en sus cuerpos la bandera de Chechenia.

El colectivo LGTB de Rusia viene sufriendo las dificultades de manifestarse y alzar su voz públicamente, en especial desde que el Parlamento federal aprobara en 2013 la prohibición de informar positivamente sobre relaciones sexuales “no tradicionales” a menores. Una legislación que, de facto, ha servido en numerosas ocasiones para perseguir a los activistas igualitarios y para recortar sus derechos. Posiblemente por este motivo, un grupo de activistas rusos ha decidido utilizar las movilizaciones con motivo del Día Internacional de los Trabajadores para denunciar la situación de las personas LGTB en Chechenia; saldándose la jornada con una decena de detenciones. El fotoperiodista Dave Frenkel ha compartido a través de Twitter algunas instantáneas de la protesta y de la actuación policial:

Nos preguntamos qué explicación dará ahora la Embajada de Rusia en España, que negó cualquier persecución contra homosexuales en Chechenia o en el resto del país, como respuesta a la concentración celebrada el pasado 21 de abril frente a sus puertas. ¿Estas detenciones ilegales tampoco tienen nada que ver con la Administración Pública y con las políticas discriminatorias de Rusia? Recordemos que, tanto el presidente federal, Vladimir Putin, como el checheno, Ramzán Kadýrov (ambos del mismo partido y con numerosos intereses comunes) también han negado rotundamente los hechos.

Homofobia de Estado en Chechenia

A principios de abril, nos hacíamos eco de la persecución organizada de las autoridades chechenas contra su población homosexual. Posteriormente, recogimos la tortura sufrida por un hombre gay, sometido a la corriente de una silla eléctrica casera para que delatara a otros homosexuales. Con el mismo objetivo parece que se constituyó un ilegal campo de concentración de prisioneros gais en la ciudad chechena de Argún, a unos 15 kilómetros de Grozni (la capital de la república). Según publicaba Novaya Gazeta (el diario ruso que destapó el escándalo sobre los secuestros, torturas y homicidios de homosexuales en la república rusa de Chechenia), el campo se ubica en un antiguo complejo militar, oficialmente sin uso desde hace años. El mismo medio, que no ha parado de recibir amenazas, también dejaba claro que no es el único centro de detenciones que las autoridades chechenas mantienen en secreto.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

El presidente de Chechenia dice que las denuncias sobre persecuciones homófobas son “ridículas” y “afirmaciones sin fundamento” de Occidente

Jueves, 27 de abril de 2017

chechenia-300x150Ni campo de concentración, ni persecución de hombres gais, ni asesinatos. Ramzán Kadýrov, presidente de la República de Chechenia, niega la mayor y califica de “falsas” las informaciones publicadas por el diario ruso Novaya Gazeta, que destapaban el escándalo en la región. En la misma línea, considera que las denuncias de la ONU, de distintos gobiernos y de organizaciones internacionales de derechos humanos son “ridículas”. Kadýrov asevera que “sorprende” que desde Occidente se hagan “afirmaciones sin fundamento”. Mientras tanto, Novaya Gazeta, además de las amenazas, ha recibido sobres con polvo blanco sin identificar y se lamenta en un editorial de que en la Rusia actual “todo se perdona”, haciendo referencia explícita a “las amenazas a periodistas y jueces, el asesinato, la tortura y el crimen organizado”, así como la “burla a los defensores de derechos humanos, detenciones arbitrarias y ejecuciones extrajudiciales”.

Desde que, a principios de mes, recogimos la primera información de que las autoridades chechenas desataban una persecución organizada contra su población homosexual, según publicaba el diario ruso Novaya Gazeta, dosmanzanas viene matizando que, en este caso, resulta muy difícil conocer toda la verdad de los hechos denunciados. Es cierto, pero también lo es que la administración federal rusa, controlada por Putin, carece de legitimidad y veracidad en cuestión de derechos humanos y de respeto al colectivo LGTB. Esta premisa se sostiene en el hecho contrastado de que, desde la aprobación de las leyes homófobas de estado, no hemos dejado de trasladar a nuestros lectores informaciones sobre la práctica impunidad de los grupos homófobos, dedicados a la extorsión, acoso, tortura e incluso asesinato de personas LGTB, y que son muy tímidamente perseguidos por las autoridades.

De hecho, en lugar de perseguir a quienes agreden y torturan, las autoridades alientan aún más la homofobia con leyes como la aprobada en 2013, que prohíbe informar positivamente de la homosexualidad a menores, a la vez que permite que quienes simplemente enarbolan una bandera arcoíris o reivindican la celebración del Orgullo sean detenidos, sancionados con multas considerables o incluso encarcelados.

Tampoco la administración chechena parece una voz autorizada en este sentido y más atendiendo a su primera reacción ante el escándalo. “No puedes detener a personas que no existen en nuestra república. Si personas así existieran en Chechenia, las fuerzas de orden público no tendrían que preocuparse de ellas: sus propias familias se encargarían de enviarlas donde no pudiesen volver”, decía Alvi Karimov, portavoz de Ramzán Kadýrov. La explicación más reciente que ha ofrecido el propio Kadýrov se basa en que todo se trataría de una estrategia de los “políticos occidentales” para ayudar a algunas personas, sin mencionar la orientación sexual de estas, a “moverse hacia el oeste”. Para logar este supuesto objetivo, el presidente checheno sostiene que “sorprende” que desde Occidente se hagan “afirmaciones sin fundamento”.

En cambio, Kadýrov no tiene ningún reparo, a continuación, de afirmar que algunos “demonios corruptos” deben pedir disculpas “a la población chechena” y “arrodillarse, porque nos han insultado, humillado y acusado”. El presidente checheno cuenta con el apoyo de Vladimir Putin que, como ya hemos publicado en dosmanzanas, no reconoce las torturas contra gais en esta república semiautónoma de Rusia, al no considerar la “información creíble”. Pero no olvidemos que los presidentes de la República de Chechenia y de la Federación de Rusia comparten, entre otras cosas, la misma formación política (Rusia Unida).

El Kremlin no tiene “ningún motivo” para dudar del presidente de Chechenia

Lamentablemente, las alianzas políticas y la estabilidad de Chechenia, castigada por los enfrentamientos violentos continuos entre separatistas y prorrusos, son cuestiones que preocupan más al Gobierno de Rusia que los derechos humanos del colectivo LGTB, como hemos expuesto en líneas anteriores. Las últimas declaraciones de Dmitriy Peskov, portavoz del Kremlin, apuntan al refuerzo interesado de los vínculos públicos entre Putin y Kadýrov. Peskov asegura que el Gobierno no tiene “ningún motivo” para desconfiar del presidente checheno y agrega que Putin se está “guiando por la información que recibe de los servicios especiales, las fuerzas del orden, el Servicio de Seguridad Federal” (todos al servicio de sus intereses, por cierto).

Las declaraciones qué sí nos han sorprendido son las del activista LGTB ruso Nikolai Alekseev, de quien hemos hablado en numerosas ocasiones. Alekseev se ha sumado, en esta ocasión, a la versión gubernamental rusa de que las informaciones publicadas sobre Chechenia son “falsas”. Lo ha hecho a través de su cuenta de Facebook y en declaraciones a distintos medios; incluso ha calificado esta posibilidad de “disparate”. No menos llamativa es la explicación de Alekseev de que la verdadera motivación sería la de facilitar una salida a personas que desean emigrar de Rusia.

Por otra parte, resulta muy curioso que para desmentir los supuestos hechos homófobos de Chechenia, las autoridades rusas se remitan ahora a las palabras del activista Alekseev, al que han llegado a detener en varias ocasiones. La propia embajada de Rusia en España, en respuesta a la concentración organizada por el grupo de Facebook “Parad el exterminio y tortura de homosexuales en Chechenia”, que reunió a varios centenares de activistas LGTB el pasado viernes, menciona a Alekseev como referente, concretamente en calidad de “líder y fundador del movimiento LGTB en Rusia” y reitera que todo el asunto se basa en “información falsa”.

Dicho todo esto, desde dosmanzanas hemos valorado que, si bien no podemos saber hasta qué punto son exactas todas las denuncias, seguiremos con la línea informativa acerca de Chechenia. Y lo hacemos respaldados por varias razones. En primer lugar, diversos gobiernos, instituciones y organizaciones no gubernamentales, muchas de ellas de reconocido prestigio, están exigiendo investigaciones exhaustivas sobre los hechos (incluyendo Russian LGBT Network; que ha habilitado una línea telefónica confidencial, operativa las 24 horas, para recoger más datos, llegar a las víctimas y, cuando corresponda, proceder a su urgente evacuación). En segundo lugar, cuando saltó la noticia de que se habría descubierto un campo de concentración para hombres homosexuales en la ciudad chechena de Argún, las autoridades regionales deberían de haber abierto de inmediato las instalaciones militares para mostrar a la opinión pública que, en efecto, no habría habido ninguna actividad ilegal allí.

Además, insistimos, tanto las autoridades rusas como las chechenas carecen de voz autorizada en lo que a respeto de derechos del colectivo LGTB se refiere. Por tanto, teniendo esto último especialmente en cuenta (y ante la falta de pruebas físicas), si se trata de elegir entre creer la palabra de quien lleva años oprimiendo y persiguiendo a la comunidad LGTB y legislando contra ella o a unas víctimas que, aunque no les pongamos rostro (por su seguridad), están denunciando una persecución organizada, lo tenemos claro. No obstante, queremos recordar a nuestros lectores que en todas las informaciones que hemos publicado sobre el tema enlazamos a las fuentes originales y nos nutrimos de la máxima documentación posible.

Crece la intensidad de las amenazas contra el diario Novaya Gazeta

Ya nos hemos hecho eco, días atrás, de las amenazas de muerte que están recibiendo los periodistas del diario ruso Novaya Gazeta. Fanáticos religiosos y nacionalistas chechenos realizaron una llamada para defender el “honor” de su pueblo, frente a las informaciones destapadas en territorio ruso por el diario Novaya Gazeta. De hecho, la mezquita principal de Grozni se llegó a utilizar, según apuntan varios medios rusos e internacionales, para abordar el tratamiento informativo que los profesionales de la comunicación de este medio han realizado sobre el caso de las torturas a homosexuales en Chechenia.

La llamada resolución de la Alta Asamblea de teólogos islámicos y líderes de la opinión pública en Chechenia lanzó la siguiente amenaza: “teniendo en cuenta el insulto a los fundamentos centenarios de la sociedad chechena y la dignidad de los hombres chechenos, así como a nuestra fe, prometemos que la respuesta alcanzará a los verdaderos instigadores, dondequiera que estén y quiénes sean, sin prescripción alguna”. Además, han solicitado “a todas las personas sensatas que luchen contra la difusión de semejante bajeza y provocación de todas las maneras posibles”.

En los últimos días, al diario han llegado varios sobres, uno de ellos con la inscripción de “terrible”. En el interior de los mismos encontraron polvo blanco, lo que desató todas las alarmas; posiblemente, al creer en un primer momento que se pudiera tratar de carbunco o ántrax (Amerithrax). Las primeras investigaciones policiales descartan que se trate de un agente peligroso, pero se han mandado a analizar muestras al laboratorio.

Por otra parte, ante el silencio del Gobierno de Putin a las amenazas a periodistas y el descrédito de las informaciones como único discurso público, en un editorial, Novaya Gazeta se lamenta de que en la Rusia actual “todo se perdona, haciendo referencia explícita a “las amenazas a periodistas y jueces, el asesinato, la tortura y el crimen organizado”, así como la “burla a los defensores de derechos humanos, detenciones arbitrarias y ejecuciones extrajudiciales”. El tema principal del editorial aborda las responsabilidades sobre el asesinato en 2015 de Borís Nemtsov (fue ministro de Boris Yeltsin en 1998 y más recientemente abierto opositor de Putin). Pero se puede interpretar que la denuncia de Novaya Gazeta por la situación del sistema está también relacionada con las amenazas recibidas, ya que el editorial se publicaba solo unos días después de las resoluciones de Chechenia en las que se anima “luchar” por su “honor”.

“Eliminar” a los gais antes del Ramadán

Desde el Reino Unido, el ministro de estado para Asuntos Exteriores y de la Commonwealth, Alan Duncan, ha expresado en el parlamento que “los grupos de derechos humanos informan que estas campañas anti-homosexuales y asesinatos están orquestados por el jefe de la república chechena, Ramzán Kadýrov”. Duncan también ha señalado que Kadýrov “ha llevado a cabo otras campañas violentas en el pasado y esta vez está dirigiendo sus esfuerzos hacia la comunidad LGTB”.

Asimismo, citando a fuentes internacionales y regionales chechenas, el ministro británico ha señalado que “él quiere que la comunidad [de LGTB] sea eliminada antes del comienzo del Ramadán”, cuya fecha de inicio está señalada para el próximo 26 de mayo.

Duncan ha hecho público que habló directamente con su homólogo ruso, el viceministro de Relaciones Exteriores, Vladimir Titov, para exigir actuaciones a la Federación de Rusia por los abusos contra los derechos humanos de las personas LGTB.

Por su parte, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores de Reino Unido, el abiertamente gay Boris Johnson, ha condenado la persecución de hombres gais en la República de Chechenia: “la declaración del Gobierno regional [checheno], que implica que tal tratamiento hacia LGBT es aceptable, es particularmente aborrecible. La situación de los derechos humanos de las personas LGTB en Rusia se ha deteriorado significativamente en los últimos años y seguimos expresando nuestra preocupación ante las autoridades rusas a todos los niveles”.

Protestas internacionales por los derechos LGTB en Chechenia y el resto de Rusia

El viernes, día en el que en España el activismo LGTB salía por primera vez a la calle (frente a la embajada de Rusia en Madrid) para exigir justicia e investigaciones reales sobre las denuncias de persecuciones, detenciones, abusos y asesinatos de hombres homosexuales en Chechenia (sin descartar otras víctimas LGTB), en Portugal se había liado una buena en el parlamento.

A propuesta del Bloco de Esquerda (Bloque de Izquierda), la Asamblea de la República de Portugal aprobaba una resolución de condena sobre el caso de Chechenia, con los votos a favor de todos los partidos, a excepción de la abstención de los diputados del Partido Comunista (PCP). En una justificación del sentido de su voto, que entregaron por escrito, argüían que los “supuestos hechos” no se han confirmado. Este posicionamiento del PCP se puede deber a la sintonía y solidaridad con el Partido Comunista Ruso (que viene apoyando a Putin en cualquier medida de recorte de derechos de la comunidad LGTB). El caso es que al resto de la cámara portuguesa le irritó la actitud de los comunistas y, a gritos, les increparon: “no hay gais en el PCP” (aludiendo, irónicamente, al discurso de los afines al presidente de Chechenia).

En la resolución de Portugal, se destaca que “esta violación de los derechos humanos es parte de una política más general de la persecución de la población LGBT continua” en Chechenia (y, por extensión, en otros territorios de Rusia). Tres días antes de que la cámara portuguesa exigiera una “presión internacional y diplomática” para exigir el respeto de los derechos humanos, cientos de activistas se concentraron frente a la embajada de Rusia en Lisboa, respondiendo a la llamada del grupo de Facebook “Um activismo por dia. A la concentración, según los organizadores, asistieron alrededor de 400 personas, entre ellos los diputados Isabel Moreira (Partido Socialista), Isabel Pires y Sandra Cunha (Bloco de Esquerda), además de Ricardo Robles, candidato bloquista a la Cámara de Lisboa.

En muchas otras ciudades, además de Lisboa y Madrid, se han celebrado protestas similares. Algunos ejemplos son las concentraciones de Londres, Ámsterdam, Nueva York, Toronto o Viena, entre muchas otras.

En España también siguen las movilizaciones. En la tarde de hoy están teniendo lugar actos de protesta y solidaridad por distintas ciudades como Alicante, Cádiz, Cartagena (Murcia), Córdoba, Huelva, Madrid, Málaga, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Terrassa (Barcelona) y Vigo (Pontevedra). El acto en Madrid, que comenzaba a las 18.00 horas, se ha organizado en la plaza de Pedro Zerolo. Otras organizaciones como Wado LGTBI+ Castilla-La Mancha aprovecharán sus actos del Día de la Visibilidad Lésbica de mañana, miércoles 26, para denunciar la situación del colectivo en Chechenia.

Hillary Clinton critica a Donald Trump por no condenar la purga de homosexuales en Chechenia

Hillary Clinton no duda en arremeter contra Donald Turmp por no condenar la purga de homosexuales en Chechenia llevada a cabo por Ramzan Kadyrov, recueprando una lema que ella misma hiciera famoso en campaña: «los derechos de las homosexuales son derechos humanos».

La ex secretaria de Estado y candidata presidencial demócrata 2016, Hillary Clinton, aprovechaba una cena organizada por The Center, una organización LGBT que le hace entrega de un premio por su lucha por la igualdad, en la que aprovecha para arremeter contra el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por no condenar de manera pública la purga de homosexuales en Chechenia, recuperando un lema que ella misma hiciera famoso: «los derechos de los homosexuales son derechos humanos».

«En las últimas semanas, hemos oído relatos aterradores de Chechenia de hombres homosexuales y bisexuales que fueron sacados de sus hogares y familias, torturados e incluso asesinados. Y cuando las autoridades gubernamentales se enfrentan a estos informes, su respuesta es escalofriante. Ellos dijeron: ‘no puedes detener o reprimir a personas que no existen’», explica Clinton, quien no esconde su perplejidad ante las mentiras de Ramzan Kadyrov, quien ha expresado que pretende eliminar a la comunidad LGBT antes del 26 de mayo, fecha en la que da comienzo el ramadán.

«El gobierno de los Estados Unidos, sí, este gobierno, debe exigir el fin de la persecución de personas inocentes en todo el mundo», reclama Clinton, quien ha aprovechado para alertar sobre los peligros de la administración Trump para la comunidad LGBT, quienes «pueden no estar tan seguros como esperábamos (…). Mi corazón se rompió cuando esta administración rescindió las protecciones para los estudiantes transgénero (…). Cuando me enteré de los recortes propuestos en la financiación de la investigación sobre el VIH y el sida, pensé en todos nuestros esfuerzos para tratar de lograr una generación libre de sida, y estábamos en camino. Algunos de los cambios que estamos viendo pueden parecer pequeños, pero importan mucho si usted es la persona afectada (…). Creo que tenemos que enfrentar el hecho de que tal vez no podamos contar con esta administración para liderar en asuntos LGBT».

A pesar de que la embajadora de los Estados Unidos en la Onu, Nikki Haley, reclamara una investigación sobre lo que está sucediendo en la Federación Rusa, el secretario de estado del gobierno de Donald Trump, Rex Tillerson, desaprovechaba la oportunidad de hablar públicamente sobre lo que está sucediendo en Chechenia y presionar al gobierno de Vladimir Putin en su visita a Moscú el pasado 12 de abril, a pesar de que hasta 50 miembros del Congreso, entre los que había 3 republicanos, habían firmado una carta instándole a ello. El gobierno de Mariano Rajoy ha demostrado la misma escasa sensibilidad, a pesar de que el pasado viernes, 21 de abril, Alejandro Amenábar lideraba una manifestación pacífica de condena ante la embajada rusa en Madrid, estando otra convocada por el Observatorio español contra la LGBTfobia el pasado martes, 25 de abril, a las 18:00 horas en la Plaza Pedro Zerolo de Madrid.

Fuente Dosmanzanas/ Universogay

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El activismo LGTB español se moviliza en contra del horror homófobo de Chechenia

Lunes, 24 de abril de 2017

embajada_rusia_chechenia_gayLa ocasión merecía que se sacasen a las calles las banderas del arco iris, escoltadas por reivindicativos carteles de “Ningún amor es ilegal” o “Nuestro pasado es su presente”. Todos los allí congregados se unieron en una misma voz al coro de “Esta embajada está ensangrentada”, “hijos de Putin” y “Chechenia matando y la ONU mirando”.

Varios centenares de personas se concentraban en la tarde de ayer frente a la Embajada de Rusia en Madrid, para protestar por los casos de persecuciones y asesinatos de hombres gais en Chechenia. Se ha llegado a hablar de la existencia de un campo de concentración para homosexuales en un antiguo complejo militar de Argún. Juan Carlos Rodríguez, que creó la página de Facebook “Parad el exterminio y tortura de homosexuales en Chechenia” y ha sido uno de los organizadores de la concentración, ha aseverado que “estamos aquí, para demostrarle a Rusia, la existencia de homosexuales en Chechenia, porque no podemos ayudar a quien, según su Gobierno, no existe”. Él y otro activista, así como la diputada Carla Antonelli, la periodista Berta Collado y el director de cine Alejandro Amenábar, han leído cartas de víctimas de la homofobia en la República de Chechenia. Por su parte, la FELGTB ha anunciado nuevas movilizaciones para la próxima semana.

Dosmanzanas ha participado en la concentración en repulsa por los sucesos homófobos de Chechenia, que tenía lugar ayer por la tarde frente a la Embajada de Rusia en España (ubicada en la calle Velázquez de Madrid). Pasadas las 20.15 horas seguía llegando gente. Dado el modesto interés informativo que el tema ha venido despertando en España (al margen de los medios LGTB) ha sido sorprendente encontrarse con la cantidad de periodistas, fotógrafos y cámaras de televisión que se agolpaban junto a los activistas (por falta de espacio). Berta Collado, Carla Antonelli y Alejandro Amenábar han sido algunas de las voces que han leído los testimonios de las víctimas.

En declaraciones a dosmanzanas, Juan Carlos Rodríguez ha explicado que “ahora toca que a nivel institucional se comience a actuar poco a poco”. Y es que, a estas alturas, el Gobierno de España todavía sigue guardando oficialmente silencio sobre el tema. Por su parte, Carla Antonelli, diputada socialista en la Asamblea de Madrid, también ha insistido en que “tenemos que alzar todos y todas nuestras voces, porque es una cuestión fundamental de derechos humanos”. Según ha justificado, “no podemos permitir que en los momentos de descontento social siempre se va a perseguir a colectivos como el LGTBI, recordemos que ya nos metieron durante el nazismo cámaras de gas y ahora están hablando de campos de concentración”.

Precisamente por lo que argumentaba Antonelli y respondiendo a la petición de la propia convocatoria, la mayoría de las personas concentradas frente a la Embajada de Rusia en Madrid llevaban un triángulo rosa (igual que el que los nazis obligaban a llevar a las víctimas LGTB para su identificación).

Antes y después de las distintas intervenciones, los congregados han gritado lemas como “esta embajada está ensangrentada”, “hijos de Putin” o “ni uno menos, hermanos chechenos”, así como otros más genéricos a otras protestas y manifestaciones igualitarias como “si tocan a una, nos tocan a todas”. Muchas banderas arcoíris se alzaban todo el tiempo por encima de las cabezas de los asistentes.

Aunque la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) se ha sumado a esta concentración, “con la intención de poder concentrar el mayor número de actos en una misma jornada” está convocando actos de protesta y solidaridad por toda España. Tendrán lugar el próximo martes 25 de abril y ya están confirmados los de Alicante, Cádiz, Cartagena (Murcia), Córdoba, Huelva, Madrid, Málaga, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Terrassa (Barcelona) y Vigo (Pontevedra). El acto en Madrid tendrá lugar a las 18.00 horas en la plaza de Pedro Zerolo. Otras organizaciones como Wado LGTBI+ Castilla-La Mancha aprovecharán sus actos del Día de la Visibilidad Lésbica, del próximo miércoles 26, para denunciar la situación del colectivo en Chechenia.

Las cartas de las víctimas de Chechenia

concentracion_chechenia_02-300x225Juan Carlos Rodríguez, en calidad de organizador de la concentración frente a la Embajada de Rusia en España, en repulsa por los acontecimientos homófobos de Chechenia, empezaba reconociendo que “puede que algunos de los testimonios de las cartas nos parezcan de una brutalidad y odio que nos quedan lejanos, pero tenemos que recordar que, no hace mucho, era una costumbre aceptada y aplaudida en este país que las personas de nuestra comunidad sufrieran acoso, fueran objeto de mofas y de abusos constantes”.

Asimismo el también responsable del grupo de Facebook “Parad el exterminio y tortura de homosexuales en Chechenia” proseguía: “no hay que olvidar que solo hace 50 días que ocurrió la última agresión homófoba en Madrid y que hace menos de un mes se condenara, tratada en género masculino, a Cassandra, en un juicio que giraba en torno a la humillación, el respeto y la dignidad”. Se refería al caso de la estudiante trans Cassandra Vera, condenada a un año de cárcel por publicar en Twitter chistes sobre la muerte de Carrero Blanco.

Desde dosmanzanas hemos querido reproducir de forma literal y completa las cartas, por su importancia y para que los lectores saquen sus propias conclusiones.

concentracion_chechenia_03-300x225Berta Collado ha leído una titulada “yo no me quiero ir de Chechenia”. Antes de la lectura, ha comentado que, aunque parezca increíble, “hay gente que tiene más miedo en salir de ahí que en quedarse”. Collado ha querido presentar el perfil de las mujeres en esta república semiautónoma de la Federación de Rusia: “la mujer en Chechenia es susceptible de sufrir asesinatos por honor, violencia doméstica y secuestros con el fin de casarlas, siendo niñas. Les quitan a sus hijos si se divorcian. La violencia sexual ejercida por familiares cercanos, que ocurre con frecuencia, ni siquiera es perseguida por la ley. Si estos crímenes se hacen públicos, la víctima es asesinada para limpiar la vergüenza de la familia”. Y ha añadido que “sabiendo esto, entenderéis mejor la carta que voy a leer”. Esta es la carta que ha leído la periodista y actriz:

«Yo no me quiero ir de Chechenia, eso sería una vergüenza para mi familia y, sobre todo, para mi hermana pequeña, que nunca podrá casarse por mi culpa. Yo no puedo permitir que ella sea juzgada por perder el honor y no puedo permitir que sea culpable de todas las desgracias de mi familia.

Si mis padres se enterasen de mi orientación, me matarían. Sería la única forma de limpiar el honor: matarme. Por eso necesito casarme ahora con una chica para limpiar mi imagen, para utilizarla como una cortina de humo. He conocido a una chica con la que estaría dispuesto a ello, pero no tengo dinero para pagar el matrimonio. Esta sería mi única salida para superar la vergüenza.

Cuando me case, la gente dejará de sospechar de mi orientación. Para mí, mi familia y el honor es más importante que mi propia vida»

concentracion_chechenia_04-300x225A continuación, otro activista LGTB ha leído la carta de un chico gay checheno, que se trasladó hace un par de meses de una ciudad (que han evitado revelar por su seguridad). Reproducimos la carta:

«Quería establecerme aquí, pero no encontré trabajo y me vi en la obligación de volverme a Chechenia a mediados de marzo. Intenté ponerme en contacto con un amigo, a lo largo de una semana, pero me fue imposible. No conseguí localizarlo y a la semana siguiente me dijo que había sido detenido por la fuerzas del Gobierno de Chechenia. Le detuvieron por homosexual.

Intentando sonsacarle información, le flagelaron con una manguera y le realizaron descargas eléctricas. Él me dijo que en esa misma estancia podía haber unas 30 personas y que las fuerzas que lo detuvieron fueron las mismas fuerzas de seguridad de la República de Chechenia.

A los detenidos nos obligaban a dar el contacto de otros homosexuales y por eso, cuantas más personas detuvieron, a más personas podían detener posteriormente».

Este relato coincide con la información recogida por dosmanzanas el pasado 7 de abril, en el que nos hacíamos eco de la tortura a un joven gay, oriundo de la ciudad de Grozni. Entonces, publicábamos que gracias a la mediación de la organización Russian LGBT Network se empezaban a conocer algunos casos como este. Esta red igualitaria rusa estableció una línea telefónica confidencial, operativa las 24 horas, para recoger más datos, llegar a las víctimas y, cuando corresponda, proceder a su urgente evacuación.

El mismo activista ha leído una segunda carta frente a la Embajada de Rusia en España:

«Ya que avanza la tarde, a su coche llegó un Toyota Camry negro y sin matrícula, del que se bajaron un grupo del cuerpo de seguridad ruso de reacción rápida. Metieron al chico en el coche y se fueron a un sitio desconocido para él, sin avisar a su familia de su detención. El joven fue torturado y detenido durante varios días.

Los familiares consiguieron saber el lugar en el que se encontraba su allegado y el padre prometió que su hijo y la vergüenza que les trajo sería condenada en el acto y públicamente. El joven fue liberado, ahora desconocemos su paradero. Solo sabemos que no ha conseguido salir de Chechenia»

concentracion_chechenia_05-300x225La incombustible activista Carla Antonelli ha insistido que, aunque en este caso, se esté hablando mayoritariamente de “hombres gais”, la persecución es en general “contra todo el colectivo LGTBI, ya que también hay personas transexuales. Puede ser un poco impensable que una persona trans pueda realizar un tratamiento en un país donde su propio presidente niega la propia existencia de que haya gais”. Este es el testimonio al que ha dado voz Antonelli:

«Voy a hablar de mí. Hace unos días crearon un cuarto de reclusión, no una cárcel, para homosexuales, aquí en Chechenia. Desde entonces, he perdido el contacto con algunos amigos míos y estoy muy asustado. Tengo miedo de que me descubran si investigan sus teléfonos móviles.

Han matado a un amigo mío que trabajaba en la Orquesta Filarmónica Estatal y él tenía mi número de teléfono escrito en el WhatsApp. Ellos registran los teléfonos móviles y tengo miedo a que me encuentren. No sé si borró o no nuestra conversación y tengo esa incertidumbre. Aquí en Chechenia, la vida humana no tiene ningún valor y mucho menos si eres gay, si eres LGTBI.

Rezo todos los días a Alá para que mi familia no sepa de mi orientación sexual. Lo más duro es que tengo más miedo de mi propia familia que de la policía misma. Mi padre se murió hace tres años y, desde entonces, vivo con mi madre y mis hermanos. Para ellos sería una vergüenza saber que yo soy gay. Mis hermanos me matarían para limpiar el honor de la familia. Aquí la tradición es muy fuerte y ser gay, LGTBI, es una de las mayores vergüenzas.

Mis propios hermanos me agarrarán un día y me matarán. Me arrojarán a un pozo. Nadie me buscará, ni me echaran en falta. Como muchos dirían: me fui para que no hubiese vergüenza en la familia. Además, confunden la homosexualidad con la pedofilia y creen que somos peligrosos para los niños.

Tengo miedo, mucho miedo. Solo salgo a la calle los viernes para ir a la mezquita. El resto de los días permanezco encerrado en casa. Por el día duermo, porque si vienen en a detenerme prefiero estar dormido. Por las noches estoy despierto y dejo el tiempo pasar viendo la televisión. De hecho, he dejado de ir al trabajo, porque cuando comenzaron las detenciones y asesinatos, me paso el día entre cuatro paredes y estoy cansado de todo. Estoy moralmente cansado. Estoy muy triste. Siento que voy a perder el juicio.

Seguir manteniendo el contacto con mis amigos es peligroso. Algunos chicos empezaron a quedar y a hablar de sus problemas. Al poco tiempo fueron todos detenidos. Muchos de ellos trabajan en puestos de importancia: son médicos, periodistas y funcionarios. Con tres de esos chicos yo he tenido relaciones. Por eso no quiero hablar con nadie.

La única salida que veo a todo esto es huir de aquí para siempre y no volver nunca más. Pero al tener ya 26 años y no estar casado levanto sospechas de que no soy capaz de amar a una mujer y han comenzado a sospechar de mi orientación sexual. De hecho, me han escondido el pasaporte internacional, para evitar una posible fuga. Mis hermanos, ya con 20 años, están casados y han tenido hijos. Mi situación es muy sospechosa para todos. Pero huir ahora de este infierno sería muy difícil para mí: no tengo dinero y no hablo español ni inglés. No sé adónde voy a poder encontrar trabajo para vivir. Esperaré a que llegue el verano para que, con la excusa de decir que me voy al mar, intentar cruzar la frontera o ir a Moscú, donde quizá tenga más posibilidades de vivir en paz.

El apoyo que nos estáis dando es muy importante para nosotros. Nos hace muy fuertes. Muchas gracias por todo, de verdad. Le pido a Alá todos los días que todo vuestro apoyo pueda salvarme algún día».

concentracion_chechenia_06-300x225El último en intervenir ha sido Alejandro Amenábar, director de películas como Tesis, Abre los ojos, Los otros, Mar adentro o Ágora, abiertamente gay. En 2012, por ejemplo, agradecía a Madrid haberle dado libertad para vivir abiertamente su homosexualidad. Esta es la carta que leía Amenábar:

«El lugar al que me llevaron, aparenta ser un sitio abandonado, pero no lo es en absoluto. Parece más una prisión de cuya existencia nadie sabe nada. Éramos en torno a una docena de chicos. El número cambiaba constantemente, ya que de vez en cuando liberaban a alguno y, posteriormente, traían a otros nuevos.

Nos obligaron a sentarnos en una habitación de piedra, junto al resto de presos y allí nos dejaron, en un espacio de dos o tres metros a cada uno, sin posibilidad de salir. Permanecimos allí por semanas. Algunos, incluso meses. Tres veces al día nos llevaban a un baño que se situaba al otro punto de la calle. De hecho, varias veces al día nos golpeaban para intentar sonsacarnos información. Querían hacer una lista de contactos.

Para ellos, el hecho de que haya sido tomado como rehén, suponía que toda tu lista de contactos eran prácticamente homosexuales. Por esto mismo, nos prohibían apagar nuestros teléfonos, a la espera de recibir algún mensaje o llamada. Cualquier hombre que llamase o escribiese algún mensaje se convertía en una nueva víctima. A menudo, las personas eran invitadas a través de señuelos para así, posteriormente, capturarlos.

Nos atacaban con pistolas de descargas eléctricas. Es muy doloroso. Yo aguanté el dolor como pude. Pero pronto perdí el conocimiento y caí al suelo. El momento en el que el cuerpo entra en contacto con la electricidad, empieza a temblar y solo puedes gritar y llorar. Cada vez que una persona llegaba a la prisión, se iniciaba de inmediato la tortura con golpes con tubos de propileno por debajo de la cintura, piernas, muslos, nalgas y espalda. Mientras tanto nos decían cosas como “sois unos perros y no tenéis derecho ni a vivir”.

Los presos nos sentíamos sin ningún tipo de esperanza de ser liberados. Entendimos rápidamente que no teníamos opción ninguna y volvíamos a ser golpeados con palos. Nos pusieron en dos filas, una frente a otra, y empezamos a recibir sacudidas. Tres o cuatro golpes son dolorosos, pero cuando ya alcanza el vigésimo, es difícil mantenerse en pie. Yo no sabía cómo apaciguar el dolor y mordía mis nudillos hasta que me sangraban.

Algunas veces se ensañaban con alguien en especial. Había un hombre sentado con nosotros que era golpeado de manera brutal y terminó con el cuerpo lleno de heridas abiertas. Fue liberado y devuelto a sus familiares, pero nos enteramos de que al poco tiempo lo enterraron.

Además de torturas físicas, nos humillaron moralmente: obligados a limpiar la celda, mientras nos escupían en la cara. Constantemente nos repetían que no éramos libres. Cada día traían nuevas personas para someterlas a interrogatorios y conseguir nuevos contactos telefónicos. Después de varias semanas de estar tratados como animales, llamaban a nuestros familiares para “dejarnos en sus manos”».

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Putin no reconoce las torturas contra homosexuales en Chechenia, mientras los periodistas rusos que las destaparon están amenazados de muerte

Martes, 18 de abril de 2017

chechenia-300x150El clamor internacional para que el Gobierno de Rusia investigue la existencia de un campo de concentración para homosexuales en Chechenia y depure responsabilidades es cada vez mayor. Existen evidencias y testimonios directos del horror, así como varios cadáveres. Sin embargo, para la administración que encabeza Vladimir Putin no se trata de “información creíble”, razón por la cual, al menos por el momento, las autoridades federales permanecerán con los brazos cruzados ante el horror perpetrado por las “fuerzas de seguridad” chechenas, con el supuesto conocimiento de su presidente, Ramzán Kadýrov. Esta pasividad contrasta con las amenazas de muerte que están recibiendo los periodistas de Novaya Gazeta (el mismo diario ruso que destapó el escándalo sobre los secuestros, torturas y homicidios de homosexuales en la República de Chechenia).

Como venimos explicando, los presidentes de la República de Chechenia y de la Federación de Rusia comparten formación política (Rusia Unida) e intereses comunes, entre los que se encuentra la LGTBfobia de Estado. Quizá los métodos del checheno Ramzán Kadýrov sean excesivamente comprometedores para la línea trazada por Putin, pero todo apunta a que, lamentablemente, las alianzas políticas y la estabilidad de esta república semiautónoma (castigada por los enfrentamientos violentos continuos entre separatistas y prorrusos) son cuestiones que preocupan más al Kremlin que los derechos humanos del colectivo LGTB.

El negacionismo ante las evidencias parece la táctica escogida por los afines a Vladimir Putin, con la esperanza de que pronto amaine la tormenta y se vaya disipando el foco informativo internacional sobre lo que está ocurriendo en Chechenia. El portavoz principal de Putin, Dmitry Peskov, ha asegurado que el Kremlin no tiene conocimiento de “ninguna información creíble” sobre las denuncias de detenciones, torturas y asesinatos de más de 100 hombres gais en Chechenia.

Por supuesto, Peskov tampoco ha hecho ningún comentario oficial sobre el campo de concentración de prisioneros homosexuales, ubicado en un antiguo complejo militar en la ciudad chechena de Argún, a unos 15 kilómetros de Grozni (la capital de la república). La administración rusa no parece tener en consideración, ni siquiera, a la comisionada para de Derechos Humanos en Rusia, Tatiana Moskalkova, que días atrás enviaba una solicitud oficial al Fiscal General sobre la persecución de personas homosexuales en Chechenia.

Sin embargo, hay varios testimonios (y cada vez parece haber más) de supervivientes de esas detenciones que explican lo que está ocurriendo en el país. El diario se basa en el testimonio de personas que aseguran haber escapado de allí y que relatan historias escalofriante a ‘Novaya Gazeta’: “Varias veces al día llevaban a un interrogatorio en el que nos golpeaban. La principal tarea es averiguar nuestra red de contactos, pues piensan que al ser detenidos por ser homosexuales toda nuestra red también lo es”. Golpes con objetos contundentes, escupitajos en la cara, vejaciones… Algunos detenidos incluso son maltratados hasta quedar KO. Todo para llevar a cabo una limpieza contra todo el colectivo homosexual. En una redada, en la que murieron al menos tres homosexuales, cien fueron detenidos.

El rotativo británico The Guardian empezó ayer a publicar relatos de testimonios. Cita por ejemplo el caso de Adam, que denuncia que sus captores le electrocutaban varias veces al día. Si no chillaba, asegura, llegaban más carceleros para apalearle con bastones de madera o barras de hierro. “A veces intentaban obtener información; otras, simplemente se divertían”, denuncia el hombre. Muchos de ellos son devueltos a sus familias, tras haber sido apaleados hasta casi la muerte, para que sus propios familiares realicen lo que en las sociedades extremistas islámicas se conoce como “asesinato por honor”.

En cambio, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), cuya sede se encuentra en Ginebra, se ha sumado a las autoridades europeas y a organizaciones no gubernamentales como ILGA-Europa (la rama europea de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales), Amnistía Internacional o Human Rights Watch, así como a las exigencias de países como los Estados Unidos, el Reino Unido o Alemania. En un comunicado conjunto, cinco relatores pidieron que se ponga fin a los abusos y acoso contra ese colectivo y exhortaron al gobierno ruso a condenar las declaraciones homofóbicas, que incitan al odio y la violencia, y que muchas veces son pronunciadas por las autoridades locales. “Es vital que se investiguen a fondo las denuncias de secuestros, detenciones ilegales, tortura, palizas y asesinatos de gays y bisexuales”, subrayaron. A través de un comunicado, el ACNUDH exige que “los hombres detenidos en la República de Chechenia por el simple hecho de ser percibidos como homosexuales deben ser puestos en libertad inmediatamente y se debe terminar con los abusos y persecuciones”.

Desde el ACNUDH añaden que “son actos de persecución y violencia a una escala sin precedentes en la región, y constituyen graves violaciones de las obligaciones de la Federación Rusa, en virtud del derecho internacional en materia de derechos humanos”. Asimismo, los expertos de la ONU en derechos humanos urgen “a las autoridades a que procedan a la liberación inmediata de todas las personas detenidas ilegalmente en la República de Chechenia debido a su orientación sexual real o percibida, a que lleven a cabo investigaciones inmediatas, exhaustivas e imparciales sobre todos los casos sospechosos de secuestro, tortura y homicidio ilícitos y a velar por que todos los que participen en esos actos sean hechos responsables y por que se proporcionen a las víctimas recursos efectivos”. Entre los firmantes del comunicado se cuentan Vitit Muntarbhorn, experto en la protección contra la violencia por orientación sexual, y David Kaye, relator especial sobre la libertad de opinión y expresión.

Los periodistas de Novaya Gazeta, amenazados de muerte

chechenia-gais-homosexuales-amenaza-periodico-ruso-696x522El siniestro Ramzán Kadýrov rezando…

Fanáticos religiosos y nacionalistas chechenos están haciendo una llamada para defender el “honor” de su pueblo, frente a las informaciones destapadas en territorio ruso por el diario Novaya Gazeta. Hace unos días, la mezquita principal de Grozni se utilizaba, según apuntan varios medios rusos e internacionales, para abordar el tratamiento informativo que los profesionales de la comunicación de este medio han realizado sobre el caso de las torturas a homosexuales en Chechenia. Tras la publicación del reportaje que denunciaba los abusos del gobierno que dirige Ramzan Kadírov, se celebró en la mezquita central de Grozni una reunión con unos 15.000 asistentes entre los que estaban los principales líderes religiosos de la región. Durante esa reunión un consejero de Kadírov acusó al Nóvaya Gazeta de haberse inventado las acusaciones y los declaró “enemigos de nuestra fe y de nuestra patria. Al acabar el acto se aprobó una resolución: La llamada resolución de la Alta Asamblea de teólogos islámicos y líderes de la opinión pública en Chechenia ha lanzado la siguiente amenaza: “teniendo en cuenta el insulto a los fundamentos centenarios de la sociedad chechena y la dignidad de los hombres chechenos, así como a nuestra fe, prometemos que la respuesta alcanzará a los verdaderos instigadores, dondequiera que estén y quiénes sean, sin prescripción alguna”. Además, han solicitado “a todas las personas sensatas que luchen contra la difusión de semejante bajeza y provocación de todas las maneras posibles”.

Más tarde durante una entrevista a la emisora Habla Moscú, el muftí (un consultor jurídico musulmán cuyas decisiones públicas suelen considerarse leyes) de Chechenia se refirió a los periodistas del Nóvaya Gazeta así: “Yo no quiero llamar personas a esa gente. Esos seres responderán de acuerdo a la ley. En cuanto al castigo, el castigo de Alá les alcanzará irremediablemente“.

kadirov-putin-1-696x826Vladimir Putin junto a Ramzan Kadirov, presidente de Chechenia

Desde el Nóvaya Gazeta han publicado una declaración en la que han denunciado estas amenazas contra la redacción del periódico. Su director, Dmitri Muratov, se ha puesto en contacto con el Kremlin para informar de la situación y avisarles de que la redacción del periódico teme por su seguridad.

El Nóvaya Gazeta ha recordado al muftí checheno que durante el conflicto entre Rusia y Chechenia el periódico se mostró muy crítico con Rusia y defendió a Chechenia, lo que le costó la vida a la periodista Anna Politkóvskaya: “No hemos ofendido ni hemos tenido intención de ofender al pueblo chechén. Lo apreciamos sincera y profundamente. Estuvimos cerca en los años trágicos de la guerra, ayudamos a evacuar a los heridos, llevamos ayuda humanitaria, liberamos a rehenes. Cientos de familias chechenas recuerdan con agradecimiento el trabajo humanitario de nuestra reportera Anna Politkóvskaya. Confío en que la resolución de la Alta Asamblea estuviera dictada por la emoción. Especialmente en la parte que habla del castigo. Aquí veo un llamamiento directo a la represalia. Y la redacción recuerda muy bien y nunca olvidará los asesinatos por encargo de Anna Polikóvskaya y Natalia Estemirova.

Ante tales amenazas, Elena Milashina, la periodista de Novaya Gazeta que firmó las primeras informaciones sobre las torturas ilegales contra hombres gais en Chechenia, se ha visto obligada a esconderse en un lugar seguro, temiendo por su propia vida. En una entrevista concedida a Victoria Derbyshire, de la cadena de televisión británica BBC, Milashina ha dicho que las reacciones desde Chechenia han sido “aterradoras”, citando que “en la mezquita más grande de Grozni, 15.000 personas se reunieron y declararon una yihad contra nosotros … no solo contra mí personalmente, sino contra todos los periodistas de Novaya Gazeta”. Este es el vídeo de la entrevista:

Amnistía Internacional también ha denunciado esa declaración de los líderes chechenos y la consideran “una clara amenaza de violencia contra los periodistas“.

Desde el Kremlin su portavoz, Dmitri Peskov, ha asegurado que están al tanto de la situación y confirma que han recibido la carta del director del Nóvaya Gazeta. Peskov asegura que el gobierno ruso está “categóricamente en contra de cualquier método de presión que esté fuera de la ley. Y especialmente de cualquier acción que pueda suponer una amenaza para la seguridad de los periodistas.” El gobierno ruso recuerda a las autoridades chechenas que si consideran que las publicaciones del periódico no se ajustan a la realidad pueden acudir a los tribunales para denunciar a los autores.

Pero a la vez que dicen esto, después de haber prometido que investigarían la situación en Chechenia y a pesar de que todos los organismos internacionales que velan por el cumplimiento de los Derechos Humanos han dado total veracidad a los informes y testimonios que llegan desde la república, ahora el Kremlin asegura no tener “información fiable” de que se esté persiguiendo a los hombres gais en Chechenia y no les consta que haya ningún problema en la región.

Da la casualidad de que estos días el nuevo Secretario de Estado americano, Rex Tillerson, está de visita en Moscú. A Tillerson se le está presionando fervientemente para que interceda frente al Kremlin para que se investigue la situación en Chechenia. 50 miembros del congreso norteamericano firmaron una carta en la que urgen a Tillerson a hacer una declaración pública condenando la purga de gais en Chechenia y a presionar al Kremlin para que ponga fin a la situación.

Víctimas del horror homófobo en Chechenia, repudiadas por sus propias familias

Como hemos recalcado en las noticias relacionadas que hemos publicado, las autoridades chechenas se han negado a reconocer abiertamente la persecución organizada contra homosexuales (y otras posibles víctimas LGTB) con el argumento de que “no puedes detener a personas que no existen en nuestra república. Si personas así existieran en Chechenia, las fuerzas de orden público no tendrían que preocuparse de ellas: sus propias familias se encargarían de enviarlas donde no pudiesen volver”.

Más allá de la bravucona respuesta, lo cierto es que la realidad parece estar dándoles la razón en lo que a las represalias familiares homófobas se refiere. Sin ir más lejos, hace una semana nos hacíamos eco de una de las terribles historias ocurridas en Chechenia: un hombre gay de Grozni había sido torturado en una silla eléctrica para delatar a otros homosexuales. Ahora hemos sabido que se trata de un hombre joven que, después de sobrevivir a la tortura policial, se ha visto obligado a escapar de su familia y a huir de Chechenia.

Las descargas eléctricas a las que era sometido al menos una vez al día se compaginaban con palizas, insultos y vejaciones constantes. “A veces trataban de obtener información de mí, otras veces solo se estaban divirtiendo”. Cuando los matones policiales decidieron que habían obtenido suficiente información, llevaron a la víctima a su casa y le dijeron a su padre lo siguiente: “tu hijo es un maricón. Haz lo que tengas que hacer con él”. Aunque el joven no admitió a su familia que es gay, su padre lo amenazó con violencia física, incluso después de su terrible experiencia. Una noche, poco después de su liberación, abandonó su casa y escapó de Chechenia. Ya no tiene contacto con su familia.

El Gobierno español no se pronuncia y la FELGTB se une a la condena internacional

En España, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) se ha sumado a la campaña de Amnistía Internacional para “investigar sin demora los informes sobre secuestros, torturas y homicidios de homosexuales” en la República de Chechenia. Sin embargo, el Gobierno sigue sin pronunciarse oficialmente, a diferencia de otros países como Reino Unido o Alemania, entre otros.

A través de un tuit, Jesús Generelo, presidente de la FELGTB, se ha preguntado: “¿Volvemos a la Edad Media? Rusia debe parar su escalada de homofobia”:

Además de campañas como la de Amnistía Internacional, desde varias plataformas de recogidas de firmas se está instando a que “pongan fin a la represión contra las personas gay en Chechenia, al mismo tiempo que se respeten los valores de la justicia y la tolerancia”. Es el caso de Avaaz, en cuya página se han sumado hasta el momento de publicar este post más de 600.000 ciudadanos de distintas procedencias internacionales.

Fuente: La Vanguardia, Pink News,Dosmanzanas/EstoyBailando/Cáscara Amarga

 

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Torturado en una silla eléctrica para delatar a otros gais, una de las terribles historias que sale a la luz sobre el caso de Chechenia

Sábado, 8 de abril de 2017

chechenia-asesinatos-gays-696x522El Departamento de Estado de EE.UU. condena en un comunicado la violencia contra personas LGTBI en Chechenia y urge a Rusia a realizar una investigación “independiente y creíble”.

El presidente del Parlamento Europeo se suma a esa condena y exige que los culpables sean juzgados.

A principios de esta semana os explicábamos que según las informaciones del periódico ruso Novaya Gazeta la policía de Chechenia había detenido a un centenar de hombres gays y, presuntamente, había matado a tres. Las identidades de los tres fallecidos no se han hecho públicas, pero el periódico aseguraba que entre los detenidos/desaparecidos había dos populares presentadores de televisión.

Hace solo unos días recogíamos las informaciones del diario ruso Novaya Gazeta que apuntaban a la persecución organizada de las autoridades chechenas contra su población homosexual. Como adelantábamos y como bien señala ILGA-Europa “es increíblemente difícil de controlar lo que está sucediendo”. Aunque no es fácil confirmar la información (entre otras cosas porque el gobierno de la región -que forma parte de Rusia aunque opera independientemente- aseguró que “no se puede perseguir lo que no existe”) varios organismos internacionales le han dado veracidad por la cantidad de testimonios e informes que han aparecido desde que se publicó la noticia. Desde el Human Rights Watch y el International Crisis Group han asegurado tener muchos testimonios locales que parecen confirmar que tres hombres fueron asesiandos durante las redadas contra la población LGTB: “La información publicada por el Novaya Gazeta es consistente con los informes que Human Rights Watch ha recibido de numerosas fuentes de confianza, incluyendo fuentes en el propio terreno. El gran número de fuentes y la consistencia de sus historias no nos dejan ninguna duda de que estos sucesos devastadores han ocurrido.” El propio Kremlin, tras las presiones de los grupos en la oposición, anunció que van a realizar una investigación sobre lo que hay ocurrido.

Según explicaba el Novaya Gazeta, parece que todo comenzó cuando el grupo de activismo LGTB GayRussia solicitó permisos para celebrar marchas del Orgullo en varias ciudades de la región. Los activistas sabían que se les iba a negar la autorización pero querían presentar esas negativas ante el Tribunal de Derechos Humanos de la Unión Europea como parte de una denuncia por la discriminación que sufren en el país. Sería entonces cuando las autoridades chechenas comenzaron lo que denominan una “acción de limpieza preventiva” y, tras rastrear a personas LGTB en redes sociales, comenzaron las detenciones en masa.

 Puede que la intención del gobierno checheno no fuera asesinar a nadie, pero sí señalar a las personas LGTB del país para que el propio entorno fuera el que ejerciera violencia sobre ellos. Alvi Karimov, el portavoz del gobierno checheno, dijo en sus declaraciones al negar los hechos que en el caso de que hubiera personas LGTB en el país la policía no tendría que hacer nada porque “sus propias familias se encargarían de mandarles a un lugar del que jamás regresarían”, en clara alusión a los asesinatos por honor que suelen ocurrir en sociedades islámicas extremistas.

La organización igualitaria Russian LGBT Network ha revelado una de las escalofriantes torturas practicadas contra un hombre gay de Grozni (capital de la República de Chechenia, que a su vez forma parte de la Federación de Rusia):  “para conseguir la confesión, le golpearon con una manguera y le torturaron con electricidad”. Al parecer, el objetivo de estas prácticas brutales era elaborar un listado de otras personas gais para ampliar la “cacería”. El Consejo de Europa y Amnistía Internacional urgen a las autoridades rusas a investigar los secuestros, torturas y homicidios de homosexuales.

 A través de un comunicado, ILGA-Europa (la rama europea de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales) ha hecho público que “según fuentes del Cáucaso Norte, hasta la fecha, más de 100 personas han sido detenidas por razones arbitrarias en cárceles no oficiales, donde las víctimas están siendo torturadas mediante corriente eléctrica, cruelmente golpeadas y obligadas a difundir los contactos personales de otros hombres homosexuales en Chechenia”. Con todo, la propia organización LGTB europea admite, como ya adelantaba dosmanzanas el martes, que “es increíblemente difícil de controlar lo que está sucediendo en Chechenia”.

chechenia-gaysNo obstante, gracias a la mediación de Russian LGBT Network se empiezan a conocer algunos casos. Esta red igualitaria rusa ha establecido una línea telefónica confidencial operativa las 24 horas para recoger más datos, llegar a las víctimas y, cuando corresponda, proceder a su urgente evacuación. La historia de un hombre gay de la ciudad de Grozni ilustra la inhumanidad y la ilegalidad cometida contra los detenidos por su orientación sexual en Chechenia.

La víctima habría sido arrestada por agentes de seguridad bajo sospecha de homosexualidad durante una semana. Atado a una silla eléctrica casera, habría sido golpeado con una manguera para obligarle a “confesar” los nombres de otros hombres gais. Russian LGBT Network revela que “según él, los propios funcionarios de seguridad declararon que la orden provenía de los líderes de la República [de Chechenia]”.

Hasta el momento, Alvi Karimov, portavoz del líder checheno Ramzan Kadyrov, ha negado públicamente los hechos, aunque el argumento utilizado, como decíamos en el anterior post, no es precisamente tranquilizador: “No puedes detener a personas que no existen en nuestra república. Si personas así existieran en Chechenia, las fuerzas de orden público no tendrían que preocuparse de ellas: sus propias familias se encargarían de enviarlas donde no pudiesen volver”.

Varios grupos LGTB de Rusia han abierto líneas de teléfono y apoyo para intentar ayudar las personas LGTB de la región que se encuentren en inmediato peligro e instan a los que puedan a marcharse del país lo antes posible.

Condena internacional y exigencia de actuar a las autoridades rusas

La comunidad internacional está condenando las detenciones y las torturas de personas homosexuales en Chechenia. Daniel Holtgen, director de comunicación del Consejo de Europa, ha publicado a través de su cuenta de Twitter que “los ataques contra las personas LGBT en Chechenia tienen que parar, tienen que ser investigados”. En el mismo tuit, Holtgen enlaza a un comunicado la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa en la que Jonas Gunnarsson y Frank Schwabe dejan claro que “se alega que más de un centenar de personas han sido detenidas y que al menos tres, y posiblemente muchos más, han muerto en ejecuciones extrajudiciales”.

Ahora el Departamento de Estado de Estados Unidos y el Europarlamento se han sumado a la exigencia de que se investigue lo que ha ocurrido y han condenado las acciones del gobierno checheno. El comunicado que han hecho público los americanos dice lo siguiente:

Estamos al corriente de los preocupantes informes de que las autoridades locales de la República de Chechenia han arrestado o detenido a más de 100 hombres, y también de las informaciones que aseguran que tres de esos detenidos han sido asesinados.

Condenamos la violencia contra cualquier persona en base a su orientación sexual o cualquier otro motivo. Urgimos al gobierno ruso a conducir una investigación independiente y creíble sobre estos supuestos asesinatos y las detenciones en masa, y que se haga responsable a los que las hayan cometido. Además estamos profundamente preocupados por las declaraciones de las autoridades locales que aparentemente condonan e incluso incitan a la violencia contra las personas LGTBI.

Estamos muy preocupados por la incipiente discriminación y violencia contra las personas LGTBI en Rusia o en cualquier otra sociedad. Hacemos un llamamiento al gobierno ruso para proteger a todos las personas de esa discriminación y violencia, y a permitir el libre ejercicio de las libertades de expresión, asociación, encuentro pacífico, religión o creencia.

Por su parte el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha dado veracidad a las informaciones y ha exigido que los culpables sean juzgados.

El sueco Jonas Gunnarsson es el ponente general de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE) sobre los derechos de las personas LGTB y el alemán Frank Schwabe es autor del informe sobre “Los derechos humanos en el Cáucaso septentrional”. “Pedimos a las autoridades que inicien de inmediato una investigación efectiva y plenamente acorde con todos los requisitos del Convenio Europeo de Derechos Humanos. A este respecto, los informes de que la respuesta de las autoridades chechenas hasta ahora han sido negar o trivializar las acusaciones, o incluso dar a entender que aprueban tales actos, son también de especial preocupación”, declaran Gunnarsson y Schwabe.

Ambos también han dejado claro que “nadie debe sentirse asustado de expresar su orientación sexual. Las autoridades tienen el deber de proteger a todos los individuos contra los crímenes de odio. Además, deben garantizar que las personas a las que se dirigen o que denuncian tales delitos estén protegidas contra represalias, incluidos los denominados asesinatos de honor”.

Por su parte, desde Amnistía Internacional han exigido a las autoridades rusas a “investigar sin demora los informes sobre secuestros, torturas y homicidios de homosexuales”. Asimismo, además de dirigirse a las a las autoridades rusas, la demanda también involucra al Jefe del Comité de Investigación, Alexander Bastyrkin, al Jefe Interino de la Dirección de Investigación de Chechenia, Sergey Sokolov, y a la comisionada de Derechos Humanos en Rusia, Tatyana Moskalkova. Amnistía Internacional exige “llevar a cabo una investigación rápida, eficiente y exhaustiva de los informes sobre secuestros y homicidios en Chechenia de hombres considerados homosexuales y garantizar la puesta a disposición judicial de las personas declaradas culpables o implicadas en tales crímenes”.

El “compromiso” de las autoridades rusas

La comisionada para de Derechos Humanos en Rusia, Tatiana Moskalkova, ha enviado una solicitud al Fiscal General sobre la persecución de personas homosexuales en Chechenia. Moskalkova ha aseverado que “no importa la raza, el género, las tendencias [sexuales] o las creencias religiosas. El secuestro es un delito”.

Desgraciadamente, dado el historial de LGTBfobia de Estado que la Administración que encabeza Vladimir Putin viene poniendo en práctica desde hace años contra la comunidad LGTB en Rusia, no podemos tener grandes esperanzas de justicia y no sabemos hasta qué punto llegaremos a conocer el alcance de lo que está sucediendo ahora mismo en Chechenia. Una región en la que decenas de personas podrían seguir siendo retenidas, vejadas, torturadas o incluso asesinadas por su orientación sexual.

Y aún estamos esperando a que esto sea noticia en los telediarios y periódicos generalistas. Y algo nos dice que puedo esperar sentado.

Fuente | Pink News, vía  Dosmanzanas/EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.