Inicio > General, Homofobia/ Transfobia. > La policía rusa se niega a proteger al colectivo LGTB+ de las amenazas violentas

La policía rusa se niega a proteger al colectivo LGTB+ de las amenazas violentas

Martes, 2 de octubre de 2018

RUSIA_0Hace unas semanas la asesora legal del Centro de Recursos LGTB en Ekaterimburgo (Rusia), Anna Plyusnina, acudió a la policía para denunciar los insultos y amenazas violentas que el Centro recibe a menudo. Muchos de esos comentarios aparecen en webs de noticias locales que tocan temas LGTB y en la mayoría se nos insulta, se nos amenaza con violencia física o se exige que nos lleven a “terapia” para curarnos. Sí, en primera persona del plural. Porque cuando insultan a un gay en Moscú, te están insultando a ti. Y cuando matan a una lesbiana en Sudán, también te están matando a ti.

La hostilidad surge desde ámbitos religiosos y políticos, donde trabajan mano a mano para estigmatizar a las personas LGTBIs, así como implementando leyes a favor de la discriminación. Un líder de la Iglesia Ortodoxa llega a proclamar en febrero que la iglesia tiene el poder de «curar» la homosexualidad a través de terapias de conversión. En la misma línea, el obispo de la diócesis de Moscú, Ilarión Alféyev, asegura que la iglesia puede hacer que las personas LGBT se transformen en heterosexuales para convertirse en «un hombre de familia con todas las de la ley».

En una entrevista al medio ruso Znak, Plyusnina explica por qué la respuesta de la policía ante su denuncia fue tremendamente ofensiva: no van a investigar las amenazas porque “no van dirigidas a ningún grupo de personas en base a su identidad étnica, racial, religiosa o social”. Es decir: que las personas LGTB+ no existen como grupo social y, por lo tanto, los insultos y amenazas no son ilegales ni siquiera bajo la ley contra los extremismos.

Según explica la abogada, la policía le propuso que, si no le gustaba la respuesta, acudiera al fiscal del distrito o directamente a los tribunales; algo que Plyusnina no hará porque no quiere participar en la persecución de las autoridades rusas contra diferentes páginas webs e internautas. La intención de Anna no era que nadie fuera a la cárcel, sino que alguien borrara los comentarios. Algo que no va a pasar.

Hace unos meses una encuesta realizada por el instituto independiente de estadísticas Levada Center mostraba que el 83% de los rusos cree que la homosexualidad es “reprobable”; y a eso se suma la indiferencia con la que las autoridades aplican las leyes contra el discurso de odio. Varios movimientos civiles han pedido que se reduzcan las penas por ese tipo de delito; pero no para poder ser homófobos sino para que el gobierno deje de utilizar la excusa del delito de odio contra los ciudadanos. La campaña no solo no ha servido de nada, sino que ha llevado al gobierno a extender la protección frente al discurso de odio a los “patriotas” (los “vatniki” rusos), los jueces y la policía.

El absurdo es de tal magnitud que este mismo mes la policía de Omsk detuvo a una mujer acusada de delito de odio contra loshombres por publicar varios chistes feministas en entradas de su blog publicadas entre 2013 y 2016.

Según los índices de ILGA Europa, Rusia se encuentra en el grupo de cola de los países europeos en cuanto a derechos LGTB se refiere. Aunque la homosexualidad dejó de ser considerada delito en 1993, es un país conocido por su apabullante homofobia de Estado. La ley contra la «propaganda homosexual»aprobada en 2013, dio inicio a una escalada discriminatoria que no parece tener fin y desatando la homofobia en la Federación Rusa, donde se llegan a triplicar los crímenes de odio contra los miembros del colectivo LGBT.  Se trata de una norma que sanciona con fuertes multas cualquier información positiva sobre la realidad LGTB que pueda alcanzar a menores, y que en la práctica hace imposible la lucha contra el acoso por LGTBfobia y los crímenes de odio y dificulta la celebración de cualquier evento LGTB, permitiendo por ejemplo que quienes simplemente enarbolan la bandera arcoíris o reivindican la celebración del Orgullo sean detenidos, sancionadosincluso temporalmente encarcelados. La situación ha llegado a ser especialmente desesperada en la República rusa de Chechenia, donde el Gobierno local ha encontrado en el colectivo LGTB el perfecto chivo expiatorio y donde las autoridades rusas han demostrado una ausencia total de voluntad política para investigar los crímenes de odio y llevar a los responsables ante la justicia.

Durante las últimas elecciones presidenciales, se llega a publicar un spot que refleja de manera peyorativa el pánico gay del votante de Putin, mientras que una encuesta reciente refleja que el 83% de los rusos considera que el sexo gay es «reprensible». Esta situación que ha llevado a muchas personas a huir del país, solicitando asilo como refugiados por miedo a perder su vida o el riesgo que supone su orientación sexual para ellos mismos o sus familiares.

 Fuente | Meduza.io, vía EstoyBailando/Cristianos Gays/Domanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.