Archivo

Entradas Etiquetadas ‘San Petersburgo’

La justicia rusa ordena el cierre de tres páginas web de contenido LGTB por violar la ley contra la «propaganda homosexual»

Martes, 8 de octubre de 2019

dzfvsLa LGTBIfobia de Estado sigue campando a sus anchas en Rusia. Un juzgado de la ciudad de San Petersburgo ha ordenado el cierre de tres páginas de la red social VKontakte (VK) al amparo de la ley contra la «propaganda homosexual». Los magistrados consideran que los grupos, uno de los cuales tiene cerca de 200.000 seguidores, hacen apología de las «relaciones sexuales no tradicionales». No es la primera vez que las autoridades rusas intervienen para coartar la libertad de expresión de la comunidad LGTBI, también por internet. Los activistas anuncian recursos contra la sentencia.

La sentencia, que se dio a conocer el pasado miércoles, considera que las páginas «contienen información accesible al público, también a los niños, que niega los valores familiares, propaga las relaciones sexuales no tradicionales y promueve actitudes irrespetuosas hacia los padres». Los magistrados les dan a los responsables de las páginas un plazo de treinta días para cesar sus actividades.

Uno de los grupos afectados, de nombre «Russian LGBT Community» tiene más de 187.000 miembros. Alex, uno de sus administradores, explica que la página desarrolla una labor fundamental de apoyo mutuo a la comunidad LGTBI rusa. «Si la bloquean, las personas LGTB no tendrán nada en lo que apoyarse en Rusia, no tendrán forma de escribir desde el anonimato, compartir sus emociones o sus salidas del armario», afirma. VK es la red social más popular y el dominio más visitado del país.

La organización Russian LGBT Network gestiona otro de los grupos censurados, «LGBT Russia». Su portavoz Svetlana Zajarova lamenta que la justicia rusa despacha el veto a los contenidos LGTBI «en cinco minutos», como demuestra el hecho de que los fallos emitidos son idénticos en su redacción, errores gramaticales incluidos. Zajarova asegura que su página no publica contenido calificado como «solo para adultos», sino que informa sobre discriminación y violaciones de derechos humanos. La activista anuncia que recurrirán la sentencia ante los tribunales.

Rusia, la LGTBIfobia que no cesa

El poder judicial ruso, de nuevo, contribuye a la LGTBIfobia de Estado apoyado en leyes que prohíben el mero hecho de informar positivamente de la homosexualidad a menores, lo que en la práctica con frecuencia impide el trabajo de las asociaciones LGTBI o de prevención de enfermedades de transmisión sexual. En abril del año pasado, las páginas gay.ru y el portal de información sobre VIH «Parni +» también fueron víctimas de la censura. Mientras tanto, el mismo código penal y los mismos jueces permiten que quienes simplemente enarbolan la bandera arco iris o reivindican la celebración del Orgullo sean detenidos, sancionadosincluso encarcelados.

Por otra parte, además de la violencia institucional, las víctimas de la LGTBIfobia social se encuentran en total indefensión ante la laxitud e inoperancia, cuando no connivencia, de las autoridades (y de la policía) que incluso tratan de invisibilizar las motivaciones de los agresores. Un acoso social que puede llegar hasta la muerte, como en el caso de la activista bisexual Yelena Grigoryeva, asesinada en San Petersburgo después de que su nombre apareciera en una lista de personas LGTBI «a cazar» publicada por un medio LGTBIfobo ruso. Por no hablar de la especial persecución que sufren las personas LGTBI en la república rusa de Chechenia.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Candidato a Concejal de Florida: “Al diablo con el orgullo gay”.

Martes, 27 de agosto de 2019

Chico-Cromartie-2Chico Cromartie se presenta como candidato para el Ayuntamiento de la ciudad de San Petersburgo, Florida

Un candidato del Ayuntamiento de Florida está  haciendo campaña desde un punto de vista abiertamente anti-LGBT+, diciendo: “Me hace más popular como líder.” Chico Cromartie se postula para el Distrito 7 en la ciudad de San Petersburgo, Florida, donde cree que la comunidad LGBT+ está prosperando a expensas de la comunidad negra.

Cromartie, de 47 años, transmite regularmente sus opiniones en su página de Facebook. Sus publicaciones incluyen referencias frecuentes a su apoyo a Donald Trump, y su desdén por la homosexualidad, que él cree que es “una elección”.

En un post ahora borrado visto por el Tampa Bay Times, escribió el 23 de junio, el día después de Orgullo en San Petersburgo: “Te escucho al sur de San Pete! Finalmente tenemos un líder que no tiene miedo de decir: “Al diablo con el orgullo gay y su bandera”.

El 11 de julio declaró que no “implementaría ni apoyaría ninguna política que implique o favorezca económicamente la homosexualidad, un grupo o cualquier ideología basada únicamente en la elección de una persona de ser homosexual y/o antiamericana”.

Su retórica ha ofendido a muchos en la ciudad gay de San Petersburgo, cuya ciudad vecina de Tampa recientemente eligió a su primera alcaldesa lesbiana. Su desaprobación de Cromartie se refleja en su página de Facebook, donde la gran mayoría de los comentarios son negativos.

Los comentarios incluyen: “Vete de nuestra ciudad, por favor”, “No mereces hablar por nuestra comunidad, nunca lo has hecho”, “No hay tiempo para escuchar el odio”, y “Eres una vergüenza para esta ciudad, elegiste el lugar equivocado para presentarte en plataformas discriminatorias”.

Cromartie respondió a estos “comentarios insidiosos”, que parece creer que fueron dejados por los homosexuales. En un post de Facebook que hace referencia a “la agenda homosexual”, dice que demuestran “cuán viciosos, odiosos e intolerantes son realmente los homosexuales ante cualquier oposición a su estilo de vida”… “La gente entiende que voy a dirigir basado en principios estadounidenses, no porque elijan ser homosexuales”.

Fuente Cromosomax

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Once activistas detenidos por intentar organizar un Orgullo LGTBI en San Petersburgo

Jueves, 8 de agosto de 2019

Orgullo-San-Petersburgo-2019-300x169Ha vuelto a suceder, de la misma forma que en 2018, en 2017 y en ocasiones anteriores. A pesar de los repetidos dictámenes del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, las autoridades de San Petersburgo han impedido una vez más la celebración del Orgullo LGTBI. Once activistas fueron detenidos. 

Varias decenas de activistas se concentraron este sábado, 3 de agosto, en la conocida Plaza del Palacio de San Petersburgo, escenario de importantes episodios de la historia rusa. Portaban banderas arcoíris, de la comunidad trans y alguna bandera de la subcultura bear. Durante breves instantes pudieron desplegar pancartas reivindicativas y hacer declaraciones a la prensa, pero rápidamente hicieron acto de aparición las fuerzas del orden con intención de impedir el evento, que había sido prohibido por orden judicial el pasado jueves. Según The Moscow Times, 11 activistas que intentaron resistirse de forma pasiva fueron detenidos. Tres de ellos fueron evacuados en ambulancia.

El siguiente vídeo de Radio Svoboda muestra imágenes de lo sucedido:

Rusia, la LGTBIfobia que no cesa

Una vez más, a pesar de su fuerte determinación, los activistas rusos han vuelto a ser víctimas de la represión de un Estado que alienta la LGTBIfobia con leyes que prohíben el mero hecho de informar positivamente de la homosexualidad a menores, a la vez que, como se ha comprobado en repetidas ocasiones, permiten que quienes simplemente enarbolan la bandera arcoíris o reivindican la celebración del Orgullo sean detenidos, sancionados o incluso encarcelados.

Por otra parte, además de la violencia institucional, las víctimas de la LGTBIfobia social, por su parte, se encuentran en total indefensión ante la laxitud e inoperancia, cuando no connivencia, de las autoridades, que incluso tratan de invisibilizar las motivaciones de los agresores. Por no hablar de la especial persecución que sufren las personas LGTBI en la república rusa de Chechenia.

En esta ocasión, además, las protestas de San Petersburgo tienen lugar solo un par de semanas después del asesinato en la antigua capital zarista de la activista bisexual Yelena Grigoryeva, cuyo nombre apareció en una lista de personas LGTBI «a cazar» publicada por un medio LGTBIfobo ruso.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Detenidos 30 activistas LGTBI en San Petersburgo por protestar contra la prohibición de la celebración del Orgullo

Lunes, 13 de agosto de 2018

detencion-activistas-san-petersburgo-2018La periodista Yevgenia Litvinova ha denunciado la detención de 30 activistas LGTBI en San Petersburgo por protestar contra la prohibición de la celebración del Orgullo. Entre los detenidos se encuentra incluso alguna persona menor de edad. Un año más, los valientes activistas LGTBI rusos se han enfrentado a la represión y a las leyes que impiden su derecho a la libertad de expresión, reunión y manifestación, propios de cualquier estado democrático.

Como ocurrió el pasado año y en ocasiones anteriores, y pesar de los repetidos dictámenes del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, las autoridades de San Petersburgo denegaron el permiso para celebrar en las calles de la ciudad la Marcha del Orgullo LGTBI, que trataba de reivindicar los derechos de un colectivo que vive la amenaza constante de las leyes que castigan la supuesta difusión de «propaganda homosexual», pero que en realidad tratan de invisibilizar socialmente a gais, lesbianas, bisexuales y personas trans.

Según el relato de la periodista Yevgenia Litvinova, una profesional fuertemente comprometida con la defensa de los derechos humanos en Rusia que publica en The Russian Reader, los activistas LGTBI habían decidido utilizar los mecanismos legales para poder expresar su protesta contra la prohibición. Así, en vez de celebrar una manifestación conjunta, lo harían cada uno individualmente, pues las leyes rusas permiten que sus ciudadanos puedan protestar de esta manera sin necesidad de ningún permiso o autorización administrativa. Son remarcables las palabras con que Alexei Sergeyev convenció a Yevgenia Litvinova para que se uniera a la protesta por los derechos LGTBI y diera testimonio:

Espero que la solidaridad no sea una frase vacía para ti. Probablemente hemos estado juntos en manifestaciones a favor de la preservación arquitectónica y en marchas por la paz. O hemos salido para apoyar a los camioneros en huelga y los derechos reproductivos de las mujeres, hemos protestado contra la destrucción de productos confiscados, contra la corrupción, contra la tortura del FSB, y hemos llorado la muerte del asesinado Boris Nemtsov. Tal vez esta será tu primera manifestación indivual con una bandera o una pancarta. O ven tan solo para apoyarnos, para estar con nosotros. Todo es importante. Cada persona cuenta.

Así, decenas de activistas se dirigieron a la Plaza del Palacio el pasado 4 de agosto, con la intención de desplegar individualmente pancartas reivindicativas. Sin embargo, se encontraron que la plaza estaba acordonada por un fuerte contingente policial y que también se hallaban militantes de ultraderecha nacionalista, conocidos por su LGTBIfobia en traje de camuflaje. En cuanto llegaron y se dispersaron para iniciar la protesta individual, la periodista constató la detención inmediata de Alexei Sergeyev y de Alexei Nazarov, que simplemente ondeaba una bandera arcoíris. Después, fueron detenidos otros 28 activistas, quienes, arrastrados a la fuerza, fueron conducidos a los furgones policiales y posteriormente a diversas comisarías.

Litvinova puedo averiguar que entre los detenidos también se encontraban Yuri Gavrikov y Tanya Sichkaryova, así como una menor de edad. Todos ellos se habían negado a que les tomaran las huellas y las fotografías policiales. Se enfrentan a fuertes sanciones económicas y a penas de hasta quince días de prisión por intentar el simple ejercicio de sus libertades y derechos civiles.

Una vez más, a pesar de su fuerte determinación, los activistas LGTBI rusos han vuelto a ser víctimas de la represión policial y de las autoridades, que alientan la homofobia con leyes que prohíben el mero hecho de informar positivamente de la homosexualidad a menores, a la vez que, como hemos comprobado, permiten que quienes simplemente enarbolan la bandera arcoíris o reivindican la celebración del Orgullo sean detenidos, sancionados o incluso encarcelados.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Intento de secuestro de un joven refugiado homosexual checheno en San Petersburgo

Jueves, 2 de agosto de 2018

68aba33d-1fc4-4671-9adb-591729dafbd4Los activistas de Russian LGBT Network han denunciado el intento de secuestro de un joven homosexual checheno en San Petersburgo, con el objetivo de llevarlo de nuevo a su región de origen. Según los denunciantes, en la captura del joven participó activamente su propio padre, quien parece ser el principal inductor, y al menos un agente policial checheno. Russian LGBT Network afirma que este sería el quinto caso de secuestro de homosexuales para ser conducidos hasta Chechenia, una región donde se han denunciado detenciones por «sospecha de homosexualidad» e, incluso, la existencia de campos de concentración para homosexuales.

Desde la web activista Russian LGBT Network se ha denunciado el intento de secuestro el pasado 13 de julio del joven de origen checheo Zelimkhan Akhmadov, que actualmente reside en San Petersburgo. Cinco personas atacaron a Zelimkhan cuando se encontraba cerca del lugar donde vivía refugiado y le obligaron a introducirse en un coche. Un amigo del joven, que presenció el ataque, envió un mensaje a un miembro de Russian LGBT Network, que inmediatamente lo puso en conocimiento de la policía.

Agentes policiales acudieron al lugar de los hechos e interrogaron a diversos testigos. Entre ellos se encontraban los miembros de seguridad del refugio donde se alojaba Zelimkhan, quienes, como medida de precaución, anotan las matrículas de los vehículos que estacionan en las inmediaciones. Debido a ello, pudieron facilitar a la policía la del coche donde introdujeron al joven secuestrado, que, según su información, había permanecido aparcado en los alrededores los dos últimos días.

Con este dato pudieron localizar con prontitud el vehículo, donde en ese momento solo se encontraban Zelimkhan y un hombre que se identificó como su padre. También se halló un documento de identificación de un agente policial checheno. Conducidos a comisaría, el padre del joven Zelimkhan siguió amenazando a su hijo, acusándole de ser la vergüenza de la familia y culpándole de que toda ella se encuentre amenazada de muerte debido a su homosexualidad. Allí se esclareció también que el padre había intentado convencer a su hijo de que grabase un vídeo en el que afirmara que no sufría persecución alguna y que no era homosexual, algo a lo que Zelimkhan se negó taxativamente.

Ya por la tarde, Zelimkhan abandonó la comisaría y los miembros de Russian LGTB Network le condujeron a un lugar seguro, donde ahora ha encontrado nuevo refugio. También se ha presentado la correspondiente denuncia y se ha iniciado el procedimiento legal. Según el artículo 126 del Código Penal ruso, el secuestro cometido por un grupo de personas previo concierto es castigado con penas de 5 a 20 años de cárcel.

Para el activista de Russian LGTB Networl Igor Kochetkov, estos casos evidencian la falsedad del discurso oficial de que no existe ningún problema de discriminación o persecución de homosexuales en Chechenia. No solo existe, sino que los ciudadanos homosexuales chechenos son perseguidos incluso fuera de su región.

Recordemos que, hace poco más de un año, las estremecedoras noticias sobre detenciones, torturas y asesinatos de personas homosexuales en la república rusa de Chechenia sacudían a la comunidad internacional. Según reportaba el diario Novaya Gazeta, al menos 100 personas habían sido detenidas y encarceladas por ser «sospechosas de homosexualidad». Más adelante, salía a la luz la posible existencia de auténticos campos de concentración para personas homosexuales cerca de Grozny, la capital chechena. En este tiempo, La homofobia del líder checheno, Ramzán Kadýrov, ha quedado sobradamente demostrada. Sofocada la crisis separatista, el Gobierno checheno ha encontrado en el colectivo LGTB un chivo expiatorio que encaja perfectamente con sus ideales retrógrados. Un año después, sin embargo, las autoridades rusas siguen demostrando una ausencia total de voluntad política para investigar los posibles crímenes y llevar a los responsables ante la justicia. A fecha de hoy, nadie ha sido detenido ni imputado.

Fuenta Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

El inicio del Mundial de Fútbol en Rusia no despeja los temores del colectivo LGTB sobre su seguridad

Viernes, 22 de junio de 2018

mundial-rusia-2018-lgtb-gay-696x522Como en tantas otras ocasiones, cuando los términos «Rusia» y «LGTB» aparecen en una misma noticia no suele ser buen presagio. La seguridad de los fans LGTB que acudan a Rusia sigue sin estar garantizada en el mayor evento deportivo del año, el Campeonato Mundial de Fútbol, a pesar de las promesas de las autoridades de que serían bienvenidos. Un buen ejemplo de ello es la denuncia de Pride in Football, organización británica que tiene como objetivo luchar por la visibilidad del colectivo LGTB en el mundo del fútbol, que ha recibido varios correos electrónicos amenazantes. En uno de ellos los autores adj untaron la imagen de un hombre sosteniendo un puñal de forma agresiva. En otro, se aseguraba que la organización «sodomita» está en el punto de mira de la Policía rusa, por lo que sus miembros deben abstenerse de viajar al país… Cuando la competición cumple su primera semana, hacemos un primer balance de la situación. 

La polémica empezó de hecho hace ya varios meses, cuando FARE Network (Football Against Racism in Europe, una organización europea contra el racismo en el fútbol) recomendó a las personas LGTB que no se cogieran de la mano por la calle mientras se encontrasen en Rusia con motivo del Mundial dado que «podría ser peligroso». Pocos días antes del inicio de la competición, por su parte, la británica Football Supporter’s Federation advertía también a las parejas del mismo sexo que viajaran a Rusia que no mostrasen «su sexualidad en público» y recomendaba a las personas trans que fueran siempre acompañadas a los baños públicos o que usaran los baños para personas discapacitadas.

Una falta de visibilidad con la que no pocos activistas se han mostrado en desacuerdo. Según apuntaba Joe White, director de campañas de Pride In Football, ocultar al colectivo LGTB en Rusia para evitar agresiones no es una opción, porque precisamente de lo que se trata es de evidenciar que tener que esconderse es un problema. «Si vemos que es seguro, llevaremos banderas arcoiris para aportar algo de visibilidad en los estadios y demostrar que los fans LGTB del fútbol también existen y que valemos lo mismo que cualquier otro aficionado», aseguraba.

Según los índices de ILGA Europa, Rusia se encuentra en el grupo de cola de los países europeos en cuanto a derechos LGTB se refiere. Aunque la homosexualidad dejó de ser considerada delito en 1993, es un país conocido por su apabullante homofobia de Estado. La ley contra la «propaganda homosexual»aprobada en 2013, dio inicio a una escalada discriminatoria que no parece tener fin. Se trata de una norma que sanciona con fuertes multas cualquier información positiva sobre la realidad LGTB que pueda alcanzar a menores, y que en la práctica hace imposible la lucha contra el acoso por LGTBfobia y los crímenes de odio y dificulta la celebración de cualquier evento LGTB, permitiendo por ejemplo que quienes simplemente enarbolan la bandera arcoíris o reivindican la celebración del Orgullo sean detenidos, sancionadosincluso temporalmente encarcelados. La situación ha llegado a ser especialmente desesperada en la República rusa de Chechenia, donde el Gobierno local ha encontrado en el colectivo LGTB el perfecto chivo expiatorio y donde las autoridades rusas han demostrado una ausencia total de voluntad política para investigar los crímenes de odio y llevar a los responsables ante la justicia.

Según recogieron diversos medios internacionales, este contexto de LGTBfobia imperante en Rusia se materializó de forma dramática pocos días antes de la inauguración del Mundial, cuando un aficionado gay francés y su acompañante fueron brutalmente agredidos en San Petersburgo. El ciudadano francés sufrió una fuerte contusión cerebral junto a fractura de mandíbula y tuvo que ser hospitalizado. Es complicado saber hasta qué punto la homofobia de los agresores, ya detenidos, jugó un papel determinante (la agresión se acompañó del robo de los teléfonos móviles), pero de lo que no cabe duda es de que la homofobia sí estuvo muy presente en la forma en la que la noticia se difundió. «Aunque las víctimas sean homosexuales, eso no justifica a los monstruos que les atacaron», se llegó a comentar en el canal de Telegram ruso ‘OperSlil’.

Desafortunadamente, este no ha sido el único incidente en lo que llevamos de Mundial. El jueves 14, día en el que se inauguraba la competición, el activista LGTB británico Peter Tatchell era detenido por la policía rusa en la Plaza Roja de Moscú, tras protestar contra el historial de abusos del Estado ruso contra el colectivo LGTB. Tatchell mostró una pancarta frente al Kremlin en la que se podía leer «Putin no actúa contra la tortura de personas homosexuales en Chechenia». Al poco tiempo, fue abordado por diversos agentes policiales, quienes le advirtieron que su protesta no estaba autorizada. Fue detenido y llevado a dependencias policiales, y liberado al cabo de unas pocas horas. Según declaraciones del propio Tatchell, fue «más o menos bien tratado, en parte porque soy un ciudadano británico y porque un diplomático de la embajada del Reino Unido contactó con la policía. Supongo que los rusos no querían mostrar su faceta más dura durante el Mundial de Fútbol». De hecho, al activista británico se le ha permitido abandonar Rusia pese a estar pendiente de una citación judicial el próximo día 26.

Lo cierto es que Rusia se encuentra inmersa estos días en una gran contradicción. Mientras se suceden amenazas, agresiones y detenciones contra el colectivo LGTB, las autoridades del Mundial han asegurado que las personas homosexuales, bisexuales y trans recibirán una «cálida acogida» y podrán ondear banderas arcoiris a los estadios. Se ha permitido, en teoría, la instalación por parte de FARE de las llamadas «casas de la diversidad» en Moscú y San Petersburgo (espacios seguros donde los fans LGTB pudieran reunirse para ver los partidos y albergar actividades), pero la de San Petersburgo se quedaba sin local en el último minuto. Medidas contradictorias en un contexto social y político adverso hacia la diversidad sexual y de género, que nos recuerdan que el Mundial de Fútbol -y la consecuente mirada internacional posada sobre Rusia- terminará, pero los retos a los que debe enfrentarse la comunidad LGTB en la Federación Rusa persistirán.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Se registran primeros ataques contra el colectivo LGBTIQ en el Mundial Rusia 2018

Sábado, 16 de junio de 2018

640x0-noticias-activista-peter-tatchell-detenido-en-moscu-twitter-petertatchellEl veterano activista británico por los derechos civiles del colectivo LGBTIQ, Peter Tatchell, fue detenido por las autoridades rusas cuando protestó pacíficamente frente al Kremlin por la política antigay del presidente Vladimir Putin.

Este jueves 14 de junio arrancó el Mundial Rusia 2018 y ya comienzan los ataques contra el colectivo LGBTIQ. El activista británico, Peter Tatchell, de 66 años, fue arrestado a pocas horas de la ceremonia inaugural cuando realizó una protesta pacífica frente al Kremlin y en contra de la política antigay del presidente Vladimir Putin.

Tatchell mostró cerca de la Plaza Roja una pancarta en la que se podía leer en inglés: “Putin no actúa contra la tortura de homosexuales en Chechenia”. Fue rápidamente arrestado y alejado del lugar por las fuerzas del orden.

“Ser arrestado es un estándar para los rusos que protestan por los derechos LGBT + o contra la corrupción, la injusticia económica y la anexión de Crimea por parte de Rusia y su bombardeo a ‘civiles en Siria”, dijo Tatchell a la prensa británica.

“A diferencia de los valientes manifestantes rusos, tengo la ‘protección’ de un pasaporte británico, lo que significa que he sido tratado con más indulgencia que ellos”, señaló.

En un artículo de Tatchel, publicado esta semana en el diario The Guardian, escribió lo siguiente: “Estoy en Moscú intentando no llamar la atención y evitar a los servicios de seguridad rusos, el FSB. Estoy agotado por el estrés. Es mi sexta vez en el país y siempre que he venido ha sido para apoyar a los activistas LGTB+ que intentaban celebrar un desfile del orgullo y un festival. En cada ocasión, las autoridades reprimieron estas actividades, a veces de forma violenta. Me han detenido dos veces y otra me pegaron una paliza que me dejó casi inconsciente.

Ahora estoy aquí por el Mundial, pero a diferencia de los miles de aficionados, yo no estaré animando en esta fiesta del fútbol. No puede haber relaciones deportivas normales con un régimen que no es normal, como el de Vladímir Putin. La comunidad LGTB+ y muchos otros rusos sufren una persecución promovida por el Estado y la violencia de la extrema derecha”.

“Me manifiesto en nombre de los rusos”, explicó el activista británico, añadiendo que un número destacado de grandes nombres de Rusia eran homosexuales, como el compositor Piotr Chaikovski.

A las pocas horas fue liberado. Está acusado de violar la ley federal 54 y el decreto presidencial 202, que prohíbe todas las protestas cerca del Kremlin y durante la Copa del mundo. Sin embargo, el activista asegura que “la Constitución rusa garantiza la libertad de expresión y el derecho a la protesta, por lo cual, ninguna ley puede estar por encima”.

Este fin de semana un ciudadano francés de nombre O Davrius y su compañero viajaron juntos a Rusia para animar a su selección, sin embargo, fueron brutalmente atacados en San Petersburgo, reportó el diario MetroUK. Davrius sufrió lesiones en la cabeza y el cerebro y una fractura en la mandíbula. Según los informes de los medios rusos, su compañero también fue severamente golpeado. “Aunque los heridos son homosexuales, no justifican a los monstruos que lo golpearon”, dijo un observador. Sus atacantes, hombres de 22 y 24 años, fueron arrestados.

Los radicales rusos han amenazado con “erradicar y apuñalar” a los fanáticos LGBTQ y los cosacos que proporcionan seguridad para los juegos han dicho que informarán a los fanáticos gay que besan a la policía.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

El VIH y el sida se extienden en Rusia debido a una insólita teoría de conspiración que niega su existencia

Lunes, 11 de diciembre de 2017

censuraLas muertes relacionadas con el VIH se están incrementando de manera alarmante en Rusia, donde la ignorancia y una absurda teoría de conspiración sobre su existencia están llevando a la negación de la enfermedad, que atribuyen a propaganda estadounidense. 

A lo largo de 2016, se registran en Rusia 103.438 nuevos diagnósticos de contagio de VIH. Una elevada cifra que representa el 64 % de nuevos diagnósticos en Europa, según la Organización Mundial de la Salud. Datos que no parecen alarmar al regulador ruso de derechos del consumidor que se limita a informar este miércoles, 6 de diciembre, que las nuevas infecciones por VIH habían aumentado en casi un 1 % con respecto al año anterior. Por si no fuera suficiente, la mitad de las personas seropositivas no están tomando antiretrovirales debido a una teoría de la conspiración que les lleva a afirmar que el VIH y el sida no son enfermedades reales, sino parte del plan de propaganda de occidente.

En línea con su guerra abierta contra el colectivo LGBT, todo lo relacionado con el VIH y el sida ha pasado a ser una epidemia silenciosa en Rusia, donde diversas páginas en las redes sociales cuestionan que el VIH sea un diagnóstico médico. Grupos con cientos de seguidores que se encargan de tergiversar toda la información referente a los tratamientos y la enfermedad, alimentan los prejuicios preexistentes sobre la propagación del sida, que es identificado como una enfermedad que afecta principalmente a personas drogadictas y «homosexuales estadounidenses», según explica Yelena Dolzhenko, trabajadora del centro de prevención del sida en Moscú.

«Las personas no obtienen suficiente información y comienzan a pensar que alguien les oculta algo (…). La tentación de creer que es un mito es muy alta», declara Yekaterina Zinger, directora de la Fundación Svechha, con base en San Petersburgo, explicando que la desinformación es de tal magnitud que las personas heterosexuales que se infectan por VIH «no entienden cómo les pasó eso a ellos». «Imagínense a una niña ortodoxa que va a la iglesia los domingos, se casa y le dicen que es positiva (…) esta chica va a pensar que no tiene nada que ver con ella», lo que le llevará a dudar tanto del diagnóstico como de la existencia misma del VIH, explica Dolzhenko.

«La negación suele ser un mecanismo para hacer frente a las personas en crisis», explica Julia Vereshchagina, a quien le diagnosticaron el VIH en 2007, cuando acude al médico por una operación de apendicitis, para lo que su médico le hace las pruebas del VIH sin que ella siquiera lo supiera. Al darle el diagnóstico, ni siquiera le indica que es VIH positivo, sino que tiene el sida, lo que le lleva a negar tal diagnóstico. «Ahí fue cuando comenzó mi negación (…). Entiendo que la forma en que me los dijeron tuvo un efecto colosal sobre cómo acepté las cosas más tarde (…). Es como una secta. Estás con ellos, lo que está bien, o dudas de las cosas (…), lo que significa que no estás obrando adecuadamente», explica Vereshchagina.

«Es inaceptable en nuestros días que los niños mueran mientras existe una variedad de tratamientos», declara Alexey Yakovlev, médico jefe del hospital Botkin, en San Petersburgo, en el que una niña de 10 años fallecía en agosto después de que sus religiosos padres se negaran a que recibiera tratamiento en repetidas ocasiones como consecuencia de estas teorías conspiratorias que les llevan a creer que el objetivo de los tratamientos es el de «disminuir la población del planeta a dos mil millones mediante el establecimiento de un control total» fruto de la intervención estadounidense, lo que lleva a la población a creer que si no eres gay o drogadicto, no puedes contraer el VIH.

Rusia es uno de los líderes en lo que respecta a las pruebas de VIH, con 25 millones de exámenes realizados el año pasado. Pero con una escasez de tratamiento disponible, y con esta pseudociencia desbocada, el país gobernado por Vladimir Putin podría estar al borde de una crisis de salud.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Así utilizó Rusia varios grupos LGTB+ para influir en las elecciones norteamericanas

Sábado, 21 de octubre de 2017

jonathan-albright-headshot-edited-600x751facebook-anuncios-lgbt-rusia-elecciones-696x522Jonathan Albright

Un profesor de Harvard ha analizado los datos hechos públicos por Facebook sobre las actividades rusas durante la campaña a las presidenciales norteamericanas de 2016 y ha descubierto que el alcance fue mucho mayor del que se pensaba.

Facebook ya anunció que había eliminado centenares de cuentas y anuncios falsos creados en una granja de trolls en San Petersburgo.

Hace más o menos un mes Facebook había anunciado el descubrimiento de cientos de cuentas falsas, que rastrearon hasta San Petersburgo, que se habían gastado más de 100.000 dólares en anuncios en la red social con el objetivo de influir en el resultado de las elecciones estadounidenses del año pasado.

Alex Stamos, el jefe de seguridad de Facebook, explicó que el hallazgo se había llevado a cabo en mitad de una investigación federal y descubrieron que los anuncios pagados por esas cuentas se movieron a través de grupos de la red social en los que se hablaba de temas sensibles como el patriotismo, los refugiados, la supremacía blanca y los derechos LGTB+.

Ahora un profesor adjunto de la Universidad de Harvard, Jonathan Albright, ha ido un poco más allá y tras analizar durante meses las noticias falsas y las cuentas falsas utilizadas desde Rusia para generar propaganda en Estados Unidos ha llegado a la conclusión de que el problema va mucho más allá de los 100.000 dólares invertidos por la granja de trolls rusa o los 3.000 anuncios que se han presentado ante el congreso, porque la interacción social de estos “hackers” rusos incluyó también la creación de grupos de Facebook de los que se derivaron millones de interacciones en forma de likes, shares y comentarios.

Albright ha utilizado una herramienta de analítica, CrowdTangle, para medir el alcance de la campaña rusa. Para conseguirlo se ha centrado en seis de los grupos de Facebook que se sabe fueron creados por rusos (Blacktivists, United Muslims of America, Being Patriotic, Heart of Texas, Secured Borders y LGBT United) y ha descubierto que el contenido de esos grupos se compartió más de 340 millones de veces. Y eso han sido sólo seis grupos: Facebook maneja una lista de 470, lo que implicaría que el alcance total de la propaganda rusa en EE.UU. durante las elecciones se elevaría a miles de millones de “shares”.

Lo que Albright denuncia es que esos posts publicados en grupos creados por la “granja” identificada en San Petersburgo, la Internet Research Agency, tuvieron una influencia muchísimo mayor que los anuncios que desde Facebook aseguraron que ya habían eliminado (no por su contenido sino porque las cuentas que los promocionaron eran falsas).

¿Y para qué servían esos grupos y esos anuncios? Pues, según la investigación de Albright, para poder influir en las elecciones norteamericanas sin que se notara que estaban influyendo en las elecciones norteamericanas. La mayoría de publicaciones que aparecían en los grupos no hacían referencia a las elecciones del 8 de noviembre, pero servían para que los “hackers” rusos pudieran crear nichos a los que dirigirles los anuncios que influenciaran su voto. Los grupos publicaban mensajes diseñados para que parecieran reales que iban dirigidos a diferentes segmentos sociales y a través de las reacciones a esos posts los rusos identificaban a los votantes y les dirigían la publicidad con la intención no tanto de modificar su voto sino de conseguir que no fueran a votar.

Muchos de estos posts tenían la intención de hacer que la gente no votara” explica Albright al Washington Post. Muchos analistas e investigadores ya habían apuntado que la intención de Rusia al crear una campaña de desinformación durante las elecciones no era tanto conseguir que la gente votara a favor de Trump o de Clinton sino dividir a la sociedad en temas sensibles para conseguir una mayor fractura y desanimar a la población. “Se trata de un esfuerzo coordinado de manipulación. Y basándome en la interacción, el alcance y el resultado de las elecciones… diría que ha sido tristemente efectivo.

Fuente | The Washington Post, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Facebook detecta y elimina anuncios polémicos sobre derechos gais pagados por Rusia

Miércoles, 13 de septiembre de 2017

facebook-anuncios-lgbt-rusia-elecciones-696x522En la pasada campaña electoral estadounidense, la que acabó con Trump en la Casa Blanca, los partidos políticos y sus simpatizantes se gastaron cerca de mil millones de dólares (casi nada) en publicidad electoral online. Ahora, gracias al jefe de seguridad de Facebook, Alex Stamos, se ha sabido que alguien en Rusia pagó 100.000 dólares en anuncios que pretendían afectar el resultado electoral.

Este descubrimiento se ha hecho en mitad de una investigación federal que pretende dilucidar hasta qué punto hubo influencias externas en las elecciones presidenciales. Según Stamos una serie de anuncios polarizadores sobre los derechos de los gais, los inmigrantes o la raza estuvieron circulando por Facebook durante un par de años, hasta que en mayo de este año fueron cancelados por la propia red social.

Por lo que parece esos anuncios fueron pagados por alguien en Rusia, lo que se suma a la sospecha de que el Kremlin intentó meter mano en las elecciones americanas. Stamos ha explicado, eso sí, que no parece que los anuncios consiguieran influenciar los resultados en los estados críticos para las elecciones y aclara que han sido eliminados no por su contenido sino porque las cuentas que los promovieron eran falsas; y es que a pesar de su contenido eminentemente político no se ha podido relacionar ninguno de esos anuncios con ninguna campaña presidencial.

Stamos no ha identificado qué grupos de Facebook crearon y pagaron esos anuncios, aunque sí ha dicho que algunas de las palabras clave utilizadas eran “patriota” y “refugiado” y ha señalado que varias de esas campañas apuntaban directamente a la comunidad LGTB como foco de un conflicto político.

Además el jefe de seguridad de Facebook asegura que están ampliando sus esfuerzos para eliminar cuentas falsas, especialmente las “amplificadoras” que únicamente se utilizan para difundir propaganda política. En el caso de estos anuncios se ha conseguido enlazar a esas cuentas a una “factoría troll” que opera desde San Petersburgo y cuyo propósito es inundar las redes sociales de comentarios polémicos sobre varios temas de actualidad en occidente con la intención de generar división en varios países.

Fuente | Pink News, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Agresiones y una activista detenida en el mayor Orgullo LGBT de San Petersburgo hasta la fecha

Jueves, 17 de agosto de 2017

orgullo-san-petersburgo-2017-696x522A pesar de las trabas impuestas por la ciudad de San Petersburgo, unas 100 personas se reunieron el pasado sábado en los Campos de Marte para celebrar el Orgullo LGBT.

Con unos 100 asistentes, fue la concentración del Orgullo más grande desde 2010.

La policía, que vigiliaba a los manifestantes, no hizo nada para evitar los ataques de un grupo de extrema derecha y acabó deteniendo a una activistas lesbiana.

Un centenar de personas se congregaron el pasado sábado en San Petersburgo para reivindicar los derechos LGTB. Se trata del primer Orgullo que tiene lugar tras la condena del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) a Rusia por sus leyes represivas contra la libertad de expresión de sus ciudadanos LGTB. El evento quedó empañado por el ataque con gas pimienta perpetrado por un grupo de radicales, que se saldó con quince heridos. La policía, que detuvo a una manifestante por portar una pancarta con el texto “Amo a mi esposa”, ha anunciado que investigará la agresión homófoba.

El pasado sábado 12 de agosto se celebró, casi por sorpresa, una concentración del Orgullo LGBT+ en San Petersburgo, Rusia. Y si te digo “por sorpresa” es porque así fue y si te digo “Rusia” ya te puedes imaginar que la cosa muy tranquila no fue. Los activistas LGTB rusos han demostrado una vez más su valentía al desafiar las leyes represivas y celebrar el Orgullo. Unas cien personas, la cifra más alta de participación hasta la fecha, se congregaron en el Campo de Marte de San Petersburgo el pasado sábado ante la mirada de las fuerzas de seguridad.

orgullo-san-petersburgo-2(Foto: Olga Maltseva)

Aunque las autoridades de San Petersburgo autorizaron una concentración del Orgullo en 2014, limitada a la “zona de libertad de expresión” en los Campos de Marte de la ciudad, para la de este año intentaron poner todas las trabas que pudieron. De las cuatro propuestas que los organizadores presentaron a la ciudad tres fueron rechazadas porque los lugares en los que se celebraban estaban en obras; “si lees los periódicos, se supone que están haciendo obras públicas intensivas en esas calles” explica el activista Yuri Gavrikov, “pero si vas allí verás que no están haciendo nada ni han empezado ninguna.

st-petersburg-pride-ineshtelLa cuarta propuesta fue celebrarlo en los Campos de Marte, dentro de esa zona de “libertad de expresión”, pero las normas de esos lugares prohíben que se celebre más de un evento el mismo día y, casualmente, el sábado se celebraba una concentración en memoria de los caídos en la Segunda Guerra Mundial. Concentración a la que acudieron cinco personas. Como explica el propio Gavrikov, la creación de pseudo-eventos para frenar las concentraciones del Orgullo es una estrategia habitual del Ayuntamiento de la ciudad.

Pero finalmente un centenar de personas (el número más grande desde la marcha de 2010) se atrevieron a acudir a los Campos de Marte y ondear sus banderas LGBT, en mitad de un fuerte dispositivo de seguridad (que les vigilaba a ellos, obviamente) y las protestas de los 5 asistentes al otro evento. Entre los asistentes a la marcha había personas como Dmitry, un chico heterosexual que acudió porque “estar aquí, para mí, es una cuestión de solidaridad.

saint-petersburg-pride2(Foto: Francesca Visser y Andreas Rossbach)

Todo el mundo tiene sus propias razones para venir al orgullo” explicaba Sveta, una activista lesbiana, “muchos de mis amigos no han venido porque tienen miedo a ser discriminados en el trabajo, a perder su empleo o a que les expulsen de la universidad.” Desde que en 2013 Rusia aprobó la ley contra la “propaganda homosexual” celebrar una marcha del Orgullo puede suponer una multa de hasta 500.000 rublos (unos 7.000€). Curiosamente Gavrikov fue uno de los tres activistas que llevó esa ley ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que condenó al país por una ley que se consideró discriminatoria y cuya única utilidad era fomentar la homofobia y el estigma. Europa condenó al Kremlin a pagar a cada uno de los tres activistas 7.500€ como compensación, dinero que Gavrikov aún está esperando.

saint-petersburg-pride(Foto: Francesca Visser y Andreas Rossbach)

Pero a pesar de la vigilancia de la policía antidisturbios la marcha fue víctima del ataque de un grupo de extrema derecha que invadió el recinto (recordemos, una “zona de libertad de expresión”) y atacó a los manifestantes con spray de pimienta, hiriendo a 15 personas. Varios asistentes y periodistas han denunciado la pasividad de la policía ante los ataques. Boris Vishneysky es uno de los siete legisladores de la ciudad que han enviado una carta al jefe de policía de la ciudad exigiendo una investigación que aclare lo que ocurrió en la manifestación. Las autoridades han anunciado la puesta en marcha de una investigación criminal para esclarecer lo sucedido y detener a los culpables.

anna-grabetskaya_640x345_acf_croppedAnna Gabretskaya en la manifestación del Orgullo (Foto: Russian LGBT Network)

Lo que sí hizo la policía fue detener a la activista Anna Grabetskaya, que acudió a la marcha con una bandera LGBT alrededor del cuerpo y un cartel en el que se leía “Amo a mi esposa“. La policía ha dicho que detuvo a Grabetskaya después de darle 10 minutos para dejar para que dejara de infringir la ley, pero en cuanto Anna se separó unos pasos del grupo en el que estaba siendo retenida la policía la detuvo acusada de desobediencia y de participación en un evento público sin autorización.

Desde la Russian LGBTI Network han publicado un vídeo de la detención de Anna asegurando que la activista no llegó a separarse realmente del grupo y que no opuso resistencia a la detención; además denuncian que todas sus pertenencias, incluido su teléfono móvil, fueron requisadas por la policía. La esposa de Anna, Maria Kozlovskaya, ha explicado que no tiene noticias sobre la situación legal de Anna pero cree que está siendo retenida por la policía durante 10 días.

st-petersburg-pride-rainbow-spb_

La detención de Grabetskaya y el ataque homófobo no han podido empañar la satisfacción de los activistas por dos recientes sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos contra Rusia. La primera de ellas, de febrero de este año, condena la vulneración del derecho de reunión que se produjo en la prohibición de dos marchas del Orgullo LGTB en San Petersburgo (en 2010 y 2011) y otro acto en Moscú en 2009.

En la segunda sentencia, de junio de este año, el TEDH consideró que las leyes que prohíben la difusión de “propaganda homosexual” a menores vulneran los artículos 10 y 14 de la Convención Europea de Derechos Humanos porque atentan contra la libertad de expresión y violan el principio de no discriminación por razones de orientación sexual. Ambos fallos condenan al Estado ruso a indemnizar a los demandantes.

Fuente | Moscow TimesPink News, vía EstoyBailando/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena a Rusia por sus leyes contra la “propaganda homosexual”

Jueves, 22 de junio de 2017

Tribunal-de-EstrasburgoPutin-18mar14Histórico pronunciamiento del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que ha condenado a Rusia al considerar que las leyes que prohíben la difusión de “propaganda homosexual” a menores violan los artículos 10 y 14 de la Convención Europea de Derechos Humanos. Por seis votos contra uno (este último de un juez ruso), el alto tribunal europeo considera que este tipo de leyes atentan contra la libertad de expresión y violan el principio de no discriminación por razones de orientación sexual. 

En noviembre de 2013 informábamos de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos había decidido iniciar el procedimiento contra las leyes homófobas de tres regiones rusas, todas ella previas a la ley federal contra la “propaganda homosexual” aprobada por el Parlamento ruso en junio de 2013. En concreto, Ryazan, Arkhangelsk y San Petersburgo fueron las tres primeras regiones rusas en aprobar leyes que impiden informar positivamente de homosexualidad en cualquier ámbito al que tengan acceso menores. Ello supone que ni marchas del Orgullo ni cualquier otro tipo de manifestaciones públicas, ni programas contra el acoso escolar, ni información sobre salud sexual, ni cualquier cuestión que un juez considere susceptible de ser entendida como “propaganda homosexual” pueden tener lugar. En definitiva, un instrumento para que la homosexualidad quede reducida a una conducta privada, invisible a los ojos de la sociedad, y estrangular el activismo LGTB.

Fueron esas leyes las que dieron lugar al inicio del procedimiento, a raíz de las denuncias de tres activistas LGTB rusos: Nikolai Bayev, Aleksei Kiselev (al que por cierto España concedió asilo en 2013) y Nikolai Alekseev (el más conocido mediáticamente). Activistas que durante los años previos violaron intencionadamente las leyes para así conseguir agotar las sucesivas instancias de la justicia rusa y acabar ante la justicia europea. En concreto, lo hicieron manifestándose delante de una bibioteca pública en Arkhangelsk, de un instituto de Educación Secundaria en Ryazan y de un edificio administrativo en San Petersburgo, mostrando pancartas con textos como “Rusia ocupa el primer lugar del mundo en sucidios de adolescentes. Entre ellos, una gran proporción son homosexuales” o “Los niños tienen el derecho de saber, en virtud del artículo 13 de la Convención de Derechos del Niño. Los grandes hombres pueden ser gais. La homosexualidad es normal”.

Tres años y medio después, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos les ha dado la razón, tras evaluar de forma conjunta las diferentes legislaciones aprobadas en Rusia sobre la materia, que culminaron finalmente con la ley estatal. En concreto, el alto tribunal considera que estas leyes violan el artículo 10 de la Convención Europea de Derechos Humanos, referido a la libertad de expresión, así como el artículo 14, referido al principio de no discriminación.

Violación del artículo 10

Por lo que se refiere al artículo 10 (libertad de expresión), el Tribunal Europeo de Derechos Humanos considera que los argumentos de Rusia, basados en que la necesidad de regular el debate público sobre la realidad LGTB tiene como fin legítimo proteger la moralidad, no son aplicables en este caso, al entender que están basados en una concepción sesgada por parte de una mayoría (la heterosexual) contra una minoría (la homosexual). Según el alto tribunal, ello atenta contra el consenso europeo sobre los derechos de las personas a reconocerse como gais, lesbianas, transexuales o bisexuales así como a disfrutar de sus correspondientes derechos y libertades.

El alto tribunal tampoco acepta otro argumento de Rusia: la necesidad de proteger la salud. De hecho, considera incluso contraproducente para la salud pública la imposibilidad de informar sobre riesgos asociados a determinadas prácticas sexuales así como los métodos de prevención.

Por lo que se refiere a la preocupación de que los menores puedan “convertirse” en homosexuales, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos considera que Rusia ha sido incapaz de demostrar, en contra de la evidencia científica disponible, que sea posible modificar la orientación sexual de una persona en base a la información externa que recibe. El alto tribunal tampoco considera que los mensajes por los cuales los demandantes fueron condenados atentasen contra los derechos de los menores ni fueran sexualmente explícitos o agresivos. De hecho, estima positivo para la cohesión social que los menores sean expuestos a “ideas de diversidad, igualdad y tolerancia”.

El alto tribunal, por último, considera que las definiciones y disposiciones de la legislación rusa son vagas y en la práctica dan lugar a un margen potencialmente “ilimitado” de aplicación. Citan, por ejemplo, el hecho de que una de las manifestaciones por las cuales los demandantes fueron condenados tuviera lugar frente a un edificio administrativo de San Petersburgo, un lugar que bajo ningún concepto puede considerarse específicamente destinado a su uso por menores.

Violación del artículo 14

Más sencilla es la argumentación del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en lo referido al artículo 14, al considerar que el hecho de que la legislación rusa de forma expresa considere que las relaciones entre personas del mismo sexo son de naturaleza inferior a las de las relaciones heterosexuales supone una clara y evidente violación del principio de no discriminación.

Condena

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en definitiva, considera la legislación rusa sobre la materia contraria a la Convención Europea de Derechos Humanos y condena al Estado ruso a pagar  8.000 euros a Nikolai Bayev, 15.000 euros a Nikolai Kiselev y 20.000 euros a Nikolai Alekseev, además de las correspondientes costas.

“El mensaje de Estrasburgo es alto y claro. Las personas LGTBI merecen igualdad, no son una amenaza y no pueden ser obligadas a esconderse. Estas leyes discriminatorias perpetúan el prejuicio, y de hecho han sido dañinas para el interés público”, se ha felicitado la directora ejecutiva de ILGA Europa, Evelyne Paradis, en un comunicado emitido nada más conocerse la sentencia. “Esperamos que esta importante sentencia atraiga la atención internacional. Es una decisión vital, y no solo para los activistas LGTBI y de derechos humanos que trabajan en Rusia. Envía un mensaje poderoso a activistas de otros países que están combatiendo propuestas legislativas igual de restrictivas”, ha añadido.

La decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos es vinculante para Rusia, cuya justicia deberá tenerla en cuenta en cualquier procedimiento abierto por la infracción de la legislación homófoba si no quiere acabar enfrentandose a nuevas condenas. ILGA Europa ya ha pedido a las autoridades rusas que, a la luz de las argumentaciones contenidas en el fallo, procedan a su reforma. Veremos sí es así.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Un tribunal ruso condena a ocho años y medio de cárcel al asesino del periodista Dmitri Tsilikin invisibilizando su motivación homófoba

Miércoles, 7 de junio de 2017

2016-04-russa-eca-tsilikinOcho años y medio de prisión por robo y asesinato. Ni una sola mención a la homofobia del asesino, ni mucho menos la consideración de delito de odio… Sergei Kosirev, de 23 años, al menos irá a la cárcel por el asesinato de Dmitri Tsilikin, periodista cultural, colaborador de varios medios y crítico teatral, cosido a puñaladas el 27 de marzo de 2016 en su casa de San Petersburgo. Kosirev, simpatizante de la extrema derecha, había contactado con Tsikilin a través de internet.

En abril del año pasado recogíamos la historia. Dmitri Tsilikin era homosexual, aunque no lo había hecho público. Algo a lo que las personas LGTB rusas están acostumbradas, si no quieren exponerse al ostracismo social, al acoso, a represalias en sus lugares de trabajo e incluso a persecución legal si  se considera que su visibilidad puede ser entendida como “promoción de las relaciones no tradicionales”. Pero incluso limitando su visibilidad a círculos privados, muchos caen en las trampas que les tienden -sobre todo a través de internet- extorsionadores y grupos vinculados a la extrema derecha (Occupy Pedofilyaj y similares). Estos últimos, de hecho, los someten a vejaciones que con frecuencia graban y difunden en redes sociales y a agresiones extremadamente violentas, pese a lo cual son tímidamente perseguidos por las autoridades.

Aunque las primeras informaciones nada decían sobre la posible causa, pronto resultó evidente que el asesinato se encuadraba en este contexto de brutal homofobia. Tsikilin y Sergei Kosirev entablaron contacto a través de internet, concertando un encuentro en casa del periodista. Es difícil saber lo que sucedió allí (según las primeras investigaciones el joven le habría chantajeado) pero lo cierto es que desembocó en el apuñalamiento de Tsikilin. Murió desangrado, tras recibir múltiples cuchilladas. El asesino aprovechó para robarle un ordenador portátil, el teléfono móvil y dinero de su cartera antes de abandonar la casa.

La policía dio con Kosirev rastreando las llamadas de teléfono de Tsikilin. Aunque las versiones sobre su testimonio difieren ligeramente, lo que parece claro es que tras su detención el joven, simpatizante de la extrema derecha, admitió haber asesinado a Tsikilin movido por el odio y el afán de “limpieza” social. Ya entonces Tanya Cooper, investigadora en Rusia de la organización Human Rights Watch, adivinaba que ni aún así se reconocería el componente homófobo. “Rusia dispone de leyes contra los delitos de odio que podrían aplicarse. Pero tengo razones para ser escéptica: de las varias docenas de ataques antiLGTB que he documentado en años recientes, ninguno fue investigado ni perseguido como delito de odio. Ni siquiera aquellos en los que más descaradamente el odio era la causa”, escribía entonces…

No se equivocaba. Poco más de un año después, finalmente Kosirev ha sido encontrado culpable de robo y asesinato por un tribunal de San Petersburgo, y ha sido condenado por ello a ocho años y medio de cárcel. No se ha considerado delito de odio, y la motivación homófoba ha quedado invisibilizada por completo. Incluso durante el juicio, que se celebró a puerta cerrada precisamente para que ningún detalle sobre la sexualidad de Tsikilin se hiciese público, como los propios medios rusos recogieron.

Cuando son las víctimas las que sienten pánico a denunciar

Ya hace un año aprovechábamos para hacer referencia el artículo que la periodista ruso-estadounidense Masha Gessen publicó en The New York Times sobre el caso, en el que denunciaba el trato que los medios y la propia sociedad rusa dan a asesinatos como el de Tsikilin. Gessen citaba el testimonio de Alexander Smirnov, un funcionario ruso hoy solicitante de asilo en Estados Unidos, uno de cuyos amigos murió asesinado de la misma forma que Tsikilin, y que sufrió además en sus propias carnes una brutal agresión tras concertar un encuentro online.

Nos parece muy pertinente volver a reproducir un fragmento: “Les rogué que al menos no me mataran. No puedes imaginarte la vergüenza que sentía ante ellos, que eran los que habían entrado en mi hogar y casi me matan. Se llevaron todo lo que tenía, hasta mi teléfono. Ellos eran los delincuentes, pero yo era el que me sentía avergonzado. Temblando, no pude ni llamar a una ambulancia, porque hubiera tenido que explicarles lo que me había pasado. Y por supuesto, no podía decir nada en el trabajo. Pedí a unos amigos que llamaran a la oficina y dijeran que me habían asaltado en una parada de autobús. Y no acudí a la policía. Hubiera resultado muy fácil encontrar a los atacantes, pero no tenía el valor de ponerme delante de un policía en uniforme. Ahora me culpo por haber sido débil, porque aquellos dos han podido matar a otros”, contaba Smirnov a Gessen. Terrible.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

El teléfono de la esperanza ruso cuelga a un chico gay porque “no es una línea para maricones”

Jueves, 11 de mayo de 2017

Un chico llama a una línea de ayuda teléfonica en San Petersburgo y le cuelgan porque “no es una línea para maricones”.

helpine-frog-st-petersburg-russiaEl director del servicio se defiende argumentando que la homosexualidad es una “enfermedad curable” y publica los datos del chico. 

Ser gay y vivir en Rusia es un infierno, y no porque ser homosexual te provoque depresión sino porque te ha tocado (por desgracia) vivir en una de las sociedades más homófobas del hemisferio norte. No sólo no tienes ningún tipo de derecho igualitario sino que además tu mera existencia provoca rechazo (cuando no violencia) entre tus vecinos… y además no puedes hablar de tu orientación sexual porque hay una ley que prohíbe la “propaganda” homosexual.

En San Petersburgo un chico decidió llamar al FROG (el teléfono de la esperanza) de San Petersburgo para pedir ayuda porque era gay y necesitaba consejos. La respuesta fue demoledora: “Esto no es una línea para maricones”. Cuando le colgaron la llamada el chico localizó al director del FROG, Alexander Bronshtein, en Twitter para quejarse por el comportamiento poco educado de la persona que le había respondido al teléfono. La respuesta del director fue: “Te dijeron que no trabajamos con maricones y se te deseó lo mejor. ¿Qué parte de eso es grosera?

Elena_KlimovaEl chico se puso en contacto entonces con Lena Klimova, la fundadora del movimiento Children 404 que ayuda a jóvenes LGTB en Rusia (de la que ya hemos hablado en esta web alguna vez porque el gobierno ruso la ha perseguido a ella y a su grupo en más de una ocasión). Klimova entonces fue directa a la página del FROG a reprocharles su actitud señalándoles que la frase con la que promocionan su servicio (“Si estás triste, solo o pasándolo mal, llámanos. Ayudamos a todo el mundo.“) es una gran mentira y que sería más adecuado que dijeran “Ayudamos a todo el mundo menos a los hombres gais.

Klimova compartió varias capturas de pantalla de la conversación entre el chico (ocultando la identidad de éste) y el director del FROG y le recordó que “La confianza es muy necesaria en las líneas de ayuda telefónica, que están pensadas para ayudar a personas que están en situación de crisis. Lo que ese consejero hizo no sólo carecía totalmente de ética, sino que pudo poner en peligro la vida de un chico que acudió buscando ayuda.

frog_directorAlexandre Bronshtein

Pero Bronshtein, no contento con ser un despreciable homófobo respondió a Klimova en la red VKontakte (el Facebook ruso) defendiendo al FROG argumentando que el centro siempre ha sido antiLGTBI porque hay decenas de estudios que demuestran que la homosexualidad es “una enfermedad curable“. Además Bronshtein publicó las mismas capturas que subió Klimova, pero esta vez sin ocultar la identidad del chico y diciéndole a la activista que “No tratamos a la gente por su mariconería y a este chico se le informó de eso, y se le deseó lo mejor. Pero tú has borrado su información por algún motivo y has dejado la mía. Si vas a publicar capturas, ponlas completas. No necesitas ocultar la identidad de tu amigo.

No contento con eso, Bronsthein subió poco después a la página del FROG un vídeo de Vladimir Putin defendiendo la ley contra la “propaganda homosexual”… ese señor,  Putin, que se ha comprometido a investigar el exterminio LGTB en Chechenia.

Fuente | Towleroad, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Una decena de activistas LGTB detenidos en San Petersburgo por manifestarse contra la persecución homófoba de Chechenia

Miércoles, 3 de mayo de 2017

detenidos-rusia-chechenia-300x150Las imágenes hablan por sí solas: la policía antidisturbios ha efectuado una decena de detenciones de activistas LGTB en la ciudad rusa de San Petersburgo. Las protestas, que han coincidido con las movilizaciones por el Primero de Mayo (Día Internacional de los Trabajadores), pretendían crear conciencia en Rusia sobre la persecución de hombres gais en Chechenia. Una persecución de la que todavía se desconoce el alcance, ante la falta de interés a realizar investigaciones por parte de las autoridades federales y regionales. Sin embargo, atendiendo a las informaciones de Novaya Gazeta y a las denuncias de organizaciones como Russian LGBT Network, podríamos hablar de al menos tres personas asesinadas y un centenar de detenciones ilegales, motivadas por el odio LGTBfóbico.

La policía rusa ha detenido a un grupo de unos diez activistas LGTB que protestaban contra la persecución de hombres homosexuales en Chechenia. Los manifestantes habían organizado una llamativa protesta dramatizada en San Petersburgo, con las caras pintadas con sangre falsa y fingiendo estar muertos en la calzada (una alegoría del horror homófobo que se denuncia en la república semiautónoma rusa de Chechenia). Las banderas arcoíris (emblema internacional de la comunidad LGTB) han sido visibles en manos de los activistas, algunos de los cuales también llevaban dibujada en sus cuerpos la bandera de Chechenia.

El colectivo LGTB de Rusia viene sufriendo las dificultades de manifestarse y alzar su voz públicamente, en especial desde que el Parlamento federal aprobara en 2013 la prohibición de informar positivamente sobre relaciones sexuales “no tradicionales” a menores. Una legislación que, de facto, ha servido en numerosas ocasiones para perseguir a los activistas igualitarios y para recortar sus derechos. Posiblemente por este motivo, un grupo de activistas rusos ha decidido utilizar las movilizaciones con motivo del Día Internacional de los Trabajadores para denunciar la situación de las personas LGTB en Chechenia; saldándose la jornada con una decena de detenciones. El fotoperiodista Dave Frenkel ha compartido a través de Twitter algunas instantáneas de la protesta y de la actuación policial:

Nos preguntamos qué explicación dará ahora la Embajada de Rusia en España, que negó cualquier persecución contra homosexuales en Chechenia o en el resto del país, como respuesta a la concentración celebrada el pasado 21 de abril frente a sus puertas. ¿Estas detenciones ilegales tampoco tienen nada que ver con la Administración Pública y con las políticas discriminatorias de Rusia? Recordemos que, tanto el presidente federal, Vladimir Putin, como el checheno, Ramzán Kadýrov (ambos del mismo partido y con numerosos intereses comunes) también han negado rotundamente los hechos.

Homofobia de Estado en Chechenia

A principios de abril, nos hacíamos eco de la persecución organizada de las autoridades chechenas contra su población homosexual. Posteriormente, recogimos la tortura sufrida por un hombre gay, sometido a la corriente de una silla eléctrica casera para que delatara a otros homosexuales. Con el mismo objetivo parece que se constituyó un ilegal campo de concentración de prisioneros gais en la ciudad chechena de Argún, a unos 15 kilómetros de Grozni (la capital de la república). Según publicaba Novaya Gazeta (el diario ruso que destapó el escándalo sobre los secuestros, torturas y homicidios de homosexuales en la república rusa de Chechenia), el campo se ubica en un antiguo complejo militar, oficialmente sin uso desde hace años. El mismo medio, que no ha parado de recibir amenazas, también dejaba claro que no es el único centro de detenciones que las autoridades chechenas mantienen en secreto.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Una tienda en San Petersburgo prohíbe la entrada a homosexuales

Miércoles, 26 de abril de 2017

german-sterligov-millonario-homofobo-rusoGerman Sterligov (Wikipedia)

El nuevo supermercado ecológico “El pan y la sal” coloca en la entrada un cartel en el que dice que se prohíbe la entrada a homosexuales

Es el primero de una cadena propiedad de un excéntrico millonario ruso, muy nacionalista y ultra ortodoxo

En la ciudad rusa de San Petersburgo acaba de abrir la primera tienda de El pan y la sal, un supermercado de productos ecológicos que pretende expandirse con al menos 15 locales más y una cafetería. Hasta aquí todo perfecto, muy hipster y muy cuqui. El problema es que es también una tienda que prohíbe expresamente la entrada a homosexuales. Tal como han informado varios medios rusos y como se puede ver en las fotografías que han hecho los primeros visitantes del local, en la entrada se puede ver un cartel en el que se puede leer que está “prohibida la entrada a pederastas”. Ya sabéis que en el imaginario homófobo más rancio y extremista las dos palabras son sinónimas y al parecer en Rusia es una forma habitual de insultar a los homosexuales.

tienda-prohibe-entrar-gays-rusia-header-696x464El propietario de esta nueva cadena es German Sterligov, un personaje muy conocido en Rusia porque se convirtió oficialmente en el primer millonario del país después de la caída de la URSS. También es conocido por su carácter excéntrico, porque es un ecologista convencido (debe ser lo único bueno que tiene), ultra nacionalista y un fanático ortodoxo (y no tengáis ninguna duda que ahí está la explicación de su homofobia militante)

 La fiesta de inauguración del local fue todo un acto político en el que, entre otras cosas, Sterligov habló de la necesidad de que los campesinos rusos cobren precios justos por su trabajo. Aparentemente eso justifica los precios altísimos de su tienda, como 750 rublos (unos 12 euros) por una hogaza de pan. Según él, que reconoce que su tienda no es para todo el mundo, los empleados tienen instrucciones de rechazar sin miramientos a los clientes que protesten si algo les parece caro, aunque en las cajas hay un cartel en el que dice que “a nadie se le niega un bollo de pan de 250 g, por el amor de Dios”. A nadie, menos a los homosexuales, se entiende, ya estamos muy acostumbrados a que caridad cristiana solo se pueda aplicar a quien sea buen colega de los fanáticos.

inauguracion-tienda-homofoba-pan-sal-san-petersburgo-sterlinovDe todas formas no compraríamos nada en su tienda después de saber que afirma que sus productos de agricultura ecológica no tienen certificación sanitaria porque no cree en vacunas y otros inventos de los científicos-brujos y al mismo tiempo dice que consumiendo alimentos que no están tratados de ninguna forma el cerebro funciona mejor . En su mitin-party de apertura mostró su admiración por Trump, que según él es “un buen hombre de valores tradicionales” y justificó su apoyo a Putin, aunque no lo considera un cristiano ortodoxo porque se afeita.

Es realmente grave que con el clima de homofobia institucionalizada que ya hay en Rusia de por sí, y que mientras en la República de Chechenia dicen barbaridades cada vez mayores que preocupan a todo el mundo menos al gobierno de Moscú, se le permita a un negocio una discriminación tan clara que nos recuerda a los carteles en los que se podía leer “En este negocio los judios no son bienvenidos” de la Alemania nazi. Por desgracia, ya nos podemos imaginar que si a alguien se le ocurre plantear una demanda por discriminación contra este supermercado la respuesta de las autoridades rusas será… alguna tontería sobre la libertad de expresión o sobre el derecho de admisión, como mucho.

Fuente | Instinct Magazine, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , ,

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena a Rusia por la prohibición de las marchas del Orgullo LGTB de San Petersburgo de 2010 y 2011

Miércoles, 15 de febrero de 2017

homofobia-rusiaEl Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado a Rusia por vulnerar el derecho de reunión al prohibir dos Marchas del Orgullo LGTB en San Petersburgo y otro acto en Moscú. El Tribunal ha considerado demostrado que la prohibición ilegal fue motivada por la orientación sexual de los convocantes. A pesar de estas condenas, las autoridades rusas persisten en la discriminación, pues este mismo año ya han sido prohibidas las Marchas del Orgullo LGTB en nueve ciudades, en aplicación de la ley contra la llamada “propaganda homosexual”.

En junio de 2010, los activistas LGTB de San Petersburgo comunicaron a las autoridades de la ciudad la convocatoria de la Marcha del Orgullo LGTB, que debía transcurrir por el emblemático Campo de Marte de la ciudad. La administración municipal decidió rechazar el recorrido elegido, alegando motivos de seguridad. Los convocantes plantearon una nueva ubicación, que también fue rechazada, anulándose definitivamente la convocatoria. Sin embargo, los miembros de la Joven Guardia, el grupo juvenil del partido de Vladimir Putin, convocaron con el mismo recorrido y las mismas fechas una manifestación “en defensa de los valores tradicionales de la familia”, que fue debidamente autorizada.

Al siguiente año se volvió a repetir la situación. Los activistas LGTB de San Petersburgo solicitaron el permiso para celebrar la Marcha del Orgullo, y este fue repetidamente rechazado por las autoridades, alegando siempre motivos de seguridad. En este caso, además, varios activistas decidieron hacer caso omiso de la prohibición, y se manifestaron el 25 de junio en conmemoración del Orgullo LGTB. Fueron detenidos y tuvieron que enfrentarse a una sanción administrativa por realización de actos públicos sin autorización.

En 2009, un grupo de activistas LGTB solicitaron a las prefecturas de los distritos Norte y Centro de Moscú la autorización para celebrar una reunión pública de protesta contra las posturas discriminatorias del prefecto el distrito Norte “en relación a sus esfuerzos por incitar al odio y la enemistad hacia diversos grupos sociales, y su incumplimiento de las leyes electorales”. Las solicitudes fueron denegadas en ambas ocasiones con todo tipo de irregularidades.

En todos los procesos, tanto los de San Petersburgo como el de Moscú, las decisiones administrativas fueron recurridas judicialmente, siendo rechazadas. También sufrieron el mismo rechazo las correspondientes apelaciones en instancias más altas, por lo que solo quedó la vía de recurrir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Este 7 de febrero, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, órgano dependiente del Consejo de Europa, ha decidido sobre una larga lista de demandas contra las autoridades rusas por violación de derechos como el de reunión o manifestación. Entre ellas, ha dilucidado las demandas presentadas por los activistas LGTB de San Petersburgo y Moscú.

Los demandantes de San Petersburgo han sido los activictas Yuri Gavrikov, Alexander Sheremetyev, Dmitry Milkov y Maria Yefremenkova (solicitud 19700/11 Yefremenkova y otros contra Rusia). El Tribunal ha considerado que se violó el derecho de reunión en ambos casos, así como ha dado por probado que el motivo fue la orientación sexual de los solicitantes. Por ello, ha condenado al Gobierno ruso a indemnizar a los demandantes con 27.500 euros (29.260 dólares) por daños y perjuicios, más 7.500 euros (7.980 dólares) por gastos judiciales. La sanción debe hacerse efectiva en el plazo de tres meses.

En el mismo plazo, el Gobierno ruso deberá indemnizar con otros 7.500 euros a Kirill Nepomnyashchiy, el activista demandante en el caso de Moscú (solicitud 51169/10 Nepomnyashchiy contra Rusia), en el que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha enumerado con contundencia el cúmulo de irregularidades y arbitrariedades cometidas por la administración rusa, convalidadas por su estamento judicial. La sentencia da por probado que se vulneró el derecho de reunión de los activistas, y que la motivación fue el contenido de la protesta.

Yuri Gavrikov, uno de los demandantes en los dos casos de discriminación de San Petersburgo, declaraba que “después de 7 años hemos alcanzado este importante hito para el Orgullo de San Petersburgo, que confirma que las autoridades violaron nuestro derecho de reunión. Pero la situación en Rusia es mucho más restrictiva en términos de libertades. Las marchas y reuniones son prohibidas en su mayoría por el Ayuntamiento cada año, para muchos grupos de personas, no solo para el colectivo LGTB. Los únicos acontecimientos permitidos son los de los partidarios del partido Rusia Unida del presidente Putin”. El activista también afirmaba que donará el importe de la sanción a la organización del Orgullo de San Petersburgo.

Poca efectividad de las sanciones

No es la primera vez que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado al Gobierno ruso por sus prohibiciones a los activistas LGTB. En 2010 falló a favor de las demandas presentadas por la prohibición de la Marcha del Orgullo de Moscú en 2006, 2007 y 2008, estableciendo una sanción total de 29.510 euros (31.400 dólares) en concepto de indemnizaciones por daños y perjuicios, así como de satisfacción de los gastos judiciales. Como se puede comprobar, las sanciones de poco han servido, más allá de lo simbólico, pues en la práctica las celebraciones del Orgullo en las distintas ciudades rusas siguen siendo prohibidas año tras año.

Este mismo año ya se ha dado a conocer la prohibición de nueve Marchas del Orgullo en otras tantas ciudades rusas: Salejar (que hubiese celebrado el primer Orgullo Polar en territorio ruso, al estar ubicada en el Círculo Polar Ártico), San Petersburgo, Arcángel (o Arkhangelsk), Ekaterimburgo, Cheliábinsk, Sarank, Tula, Tver y Vladimir. El activista y abogado ruso Nikolai Alekseev se ha ofrecido a los distintos colectivos para impulsar las correspondientes demandas, asegurando que está dispuesto, una vez más, a recurrir hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Asesinato homófobo en Rusia: el periodista Dmitry Tsilikin, apuñalado hasta la muerte por un joven simpatizante de la extrema derecha

Sábado, 16 de abril de 2016

2016-04-russa-eca-tsilikinOtra terrible noticia la que nos llega desde Rusia, convertida desde hace unos pocos años en un infierno para las personas LGTB. Dmitry  Tsilikin, conocido periodista cultural, colaborador de varios medios y crítico teatral, ha sido asesinado en su casa de San Petersburgo. El asesino es el estudiante de 21 años Sergei Kosirev, simpatizante de la extrema derecha.

Dmitry Tsilikin era homosexual, aunque no lo había hecho público. Algo a lo que las personas LGTB rusas están acostumbradas, si no quieren exponerse al ostracismo social, al acoso, a represalias en sus lugares de trabajo e incluso a persecución legal si  se considera que su visibilidad puede ser entendida como “promoción de las relaciones no tradicionales”. Pero incluso limitando su visibilidad a círculos privados, muchos caen en las trampas que les tienden -sobre todo a través de internet- extorsionadores y grupos vinculados a la extrema derecha (Occupy Pedofilyaj y similares), que los someten a terribles vejaciones que con frecuencia graban en vídeo y difunden en redes sociales con el objeto de arruinar sus vidas.

Aunque las primeras informaciones nada decían sobre la posible causa, todo apunta a que el asesinato de Tsikilin se encuadra en este contexto de brutal homofobia. Tsikilin y Sergei Kosirev entablaron contacto a través de internet, concertando un encuentro en casa del periodista. Es difícil saber lo que sucedió allí, pero según la investigación policial el joven le habría chantajeado. Sea como fuese la discusión acabó con el apuñalamiento de Tsikilin, con el que Kosirev se ensañó especialmente: el periodista murió desangrado, tras recibir una docena de cuchilladas. Su cadáver no fue encontrado hasta el 31 de marzo, varios días después de su muerte (que la investigación ha situado después el 27 de marzo). El asesino aprovechó para robarle un ordenador portátil y la cartera antes de abandonar la casa.

La policía dio con Kosirev rastreando las llamadas de teléfono de Tsikilin. Aunque las versiones sobre su testimonio difieren ligeramente, lo que parece claro es que tras su detención el joven, simpatizante de la extrema derecha, admitió haber asesinado a Tsikilin movido por el odio y el afán de “limpieza” social. Tanya Cooper, investigadora en Rusia de la organización Human Rights Watch, sospecha sin embargo que ni aun así se reconocerá el componente homófobo. “Rusia dispone de leyes contra los delitos de odio que podrían aplicarse. Pero tengo razones para ser escéptica: de las varias docenas de ataques antiLGTB que he documentado en años recientes, ninguno fue investigado ni perseguido como delito de odio. Ni siquiera aquellos en los que más descaradamente el odio era la causa”, ha escrito.

Silencio, vergüenza, miedo…

Muy interesante nos ha parecido, en este sentido, el artículo que la periodista ruso-estadounidense Masha Gessen ha publicado en The New York Times, en el que precisamente denuncia el trato que los medios y la propia sociedad rusa dan a asesinatos como el de Tsikilin. Gessen cita el estremecedor testimonio de Alexander Smirnov, un funcionario ruso hoy solicitante de asilo en Estados Unidos, uno de cuyos amigos murió asesinado de la misma forma que Tsikilin, y que sufrió además en sus propias carnes una brutal agresión tras concertar un encuentro online.

“Les rogué que al menos no me mataran. No puedes imaginarte la vergüenza que sentía ante ellos, que eran los que habían entrado en mi hogar y casi me matan. Se llevaron todo lo que tenía, hasta mi teléfono. Ellos eran los delincuentes, pero yo era el que me sentía avergonzado. Temblando, no pude ni llamar a una ambulancia, porque hubiera tenido que explicarles lo que me había pasado. Y por supuesto, no podía decir nada en el trabajo. Pedí a unos amigos que llamaran a la oficina y dijeran que me habían asaltado en una parada de autobús. Y no acudí a la policía. Hubiera resultado muy fácil encontrar a los atacantes, pero no tenía el valor de ponerme delante de un policía en uniforme. Ahora me culpo por haber sido débil, porque aquellos dos han podido matar a otros”, cuenta Smirnov a Gessen.

La periodista, que denuncia el clima de vergüenza, silencio y miedo que rodea a estas agresiones, culpa sobre todo a Vladimir Putin y a su infame política antiLGTB de contribuir a perpetuar estas agresiones.

La absoluta desprotección de la comunidad LGTB rusa

Dosmanzanas realiza habitualmente un seguimiento bastante intensivo de las noticias sobre la terrible realidad LGTB de Rusia. Desde la aprobación de las leyes homófobas de estado, no hemos dejado de tener que trasladar a nuestros lectores informaciones sobre la práctica impunidad con que actúan grupos como Occupy Pedofilyaj y similares, dedicados al acoso, tortura e incluso asesinato de personas LGTB ante la pasividad muda de las autoridades.

De hecho, en lugar de perseguir a quienes agreden y torturan, las autoridades alientan aún más la homofobia con leyes como la aprobada en 2013, que prohíbe informar positivamente de la homosexualidad a menores, a la vez que permite que quienes simplemente enarbolan una bandera arcoíris o reivindican la celebración del Orgullo sean detenidos, sancionados o incluso encarcelados. Y aun así sigue habiendo valientes que se atreven a dar la cara, como el joven Ivan Kravistin, del que hablábamos hace solo unas pocas semanas, que se niega a volver al armario y hacer más discreta su apariencia pese a haber sufrido una grave agresión por parte de un hombre al que no gustó su aspecto de “maricón”. Kravistin sí que denunció, y aunque el agresor fue acusado de “gamberrismo” no hubo la más mínima intención de considerar el ataque un crimen de odio…

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Escándalo cultural en Rusia: ahogan un festival de cine inclusivo y promocionan otro organizado por un diputado del partido de Putin

Viernes, 4 de septiembre de 2015

7Ampliamos la noticia que ya habíamos publicado:

No dejan de sorprender las noticias que llegan desde Rusia. La última: la administración rusa estrangula económicamente el festival de cine Moscow Premiere, con 12 años de trayectoria, y apoya un nuevo certamen, encabezado por Evgeny Gerasimov, actor y diputado de Rusia Unida (el partido de Vladimir Putin). Aunque Gerasimov ha trabajado como actor de cine y de teatro, así como de director, es su faceta de político afín a Putin la que más inquieta en esta historia. En años recientes, Gerasimov ha sido acusado de crear múltiples fundaciones y organizaciones culturales y sociales en Rusia que se nutren de los presupuestos del estado. El Youth Festival of Life Affirming Film, que el entorno oficialista se ha sacado de la chistera en el último momento, sustituye a uno de los últimos certámenes de cine inclusivo en el país (aunque la temática del Moscow Premiere era diversa, había destacado por la proyección de películas de interés LGTB).

Los largos tentáculos de la homófoba e intransigente administración de Vladimir Putin no cesan en su empeño de acabar con cualquier tipo de manifestación que visibilice la diversidad sexual o que muestre una cara de Rusia crítica para el oficialismo. En su continua y peculiar caza de brujas, los secuaces de Putin se habían topado con un escollo: el festival cinematográfico Moscow Premiere. A los representantes de la Rusia conservadora y homófoba no les gusta que se proyecte películas en las que aparecen neonazis rusos o en las que se encarne positivamente a personajes LGTB. Por ello, los programadores culturales de Moscú han decidido, unilateralmente, retirar en el último momento las ayudas públicas con las que contaba el festival. Sin la financiación prometida, para los organizadores es imposible, a estas alturas, buscar cualquier tipo de patrocinio o ingresos alternativos que permitan la realización del Moscow Premiere (cuyo inicio estaba programado para este 2 de septiembre).

El director artístico y productor general de Moscow Premiere, Vyacheslav Shmyrov, ha expresado a través de la página oficial del recién cancelado certamen de cine que “como en cualquier hecho vil, la historia de Moscow Premiere no está exenta de la avaricia de alguien, e incluso de su venganza. Pero esta es la última cosa en la que quiero pensar ahora, porque lo más importante que ha sucedido, una vez más, es una afirmación de la estupidez y de la ignorancia”. Shmyrov defiende un festival no partidista y por ello no colaborará con el Youth Festival of Life Affirming Film, promovido por el diputado Evgeny Gerasimov, de Rusia Unida. Cabe señalar que el hasta ahora director de Moscow Premiere es miembro de la Academia Rusa de las Artes Cinematográficas y Laureado de Moscú. Distintas personalidades de la cultura, del cine o de la crítica periodística especializada, entre otros, no han dudado rechazar abiertamente la cancelación de la muestra cinematográfica inclusiva.

Los antecedentes de Evgeny Gerasimov

200px-Gerasimov_Eu_1Incluso la versión rusa de Wikipedia se hace eco de las “actividades comerciales ilegales” (cita textual) del diputado Evgeny Gerasimov, de la misma formación política de Vladimir Putin. Según se recoge en la enciclopedia libre y en diversos portales de noticias rusos, Gerasimov habría creado diversas fundaciones y organizaciones que se sostendrían gracias a las subvenciones gubernamentales; todo mientras ocupaba un escaño como diputado de Rusia Unida. Pero en lugar de cortar de raíz este tipo de actividades, a Gerasimov se le premia ahora con la organización del Youth Festival of Life Affirming Film, llevándose el apoyo económico, social y administrativo del cancelado Moscow Premiere. En Rusia, los ‘malos’ siempre son otros, empezando por la propia Wikipedia, a la que el Gobierno ruso también ha tratado de censurar recientemente.

El festival cinematográfico oficialista, en teoría, arrancará el próximo 4 de septiembre. A pesar de su proximidad, hemos podido conocer pocos detalles hasta el momento. En general (especialmente en el ámbito internacional), detectamos poco interés informativo hacia el Youth Festival of Life Affirming Film, en comparación con el Moscow Premiere (un certamen que, además de inclusivo y de interés LGTB, ofrecía sesiones gratuitas de todas las cintas de su cartel).

La absoluta desprotección de la comunidad LGTB rusa

Dosmanzanas realiza habitualmente un seguimiento bastante intensivo de las noticias sobre la realidad LGTB de Rusia. Desde la aprobación de las leyes homófobas de estado, no hemos dejado de tener que trasladar a nuestros lectores informaciones sobre la práctica impunidad con que actúan grupos como Occupy Pedofilyaj y similares, dedicados al acoso, tortura e incluso asesinato de personas LGTB ante la pasividad muda de las autoridades. En lugar de perseguir a quienes agreden y torturan, las autoridades alientan aún más la homofobia con leyes como la esgrimida por las autoridades de San Petersburgo, que fue aprobada en 2013, y prohíbe informar positivamente de la homosexualidad a menores, a la vez que permite que quienes simplemente enarbolan una bandera arcoíris o reivindican la celebración del Orgullo sean detenidos, sancionados o incluso encarcelados.

Debido a este panorama, hace solo unos días, recogíamos que la cantante Madonna revelaba que no volvería actuar en ciudades rusas como San Petersburgo o Moscú. “No quiero llevar a cabo conciertos en lugares donde ser homosexual equivale a un crimen”, confirmaba la popular artista. El diputado de San Petesburgo Vitaly Milonov, tristemente conocido por su profundo odio LGTB, le espetaba en respuesta a dicho anuncio que era una “vieja hipócrita”.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Madonna anuncia que no volverá a actuar en Rusia por la LGTBfobia de estado y Vitaly Milonov dice que es una “vieja hipócrita”

Lunes, 17 de agosto de 2015

Madonna-1La popular artista estadounidense ha revelado que no volverá actuar en ciudades rusas como San Petersburgo o Moscú“No quiero llevar a cabo conciertos en lugares donde ser homosexual equivale a un crimen”, asevera Madonna. La reina del pop, que en septiembre iniciará una nueva gira por Estados Unidos, Canadá, Europa y Australia, renuncia a realizar conciertos en Rusia por su desacuerdo con la homofobia de estado, amparada en el falaz pretexto de ‘proteger’ a los menores de edad de la ‘propaganda homosexual’. No es la primera vez que la cantante denuncia públicamente la difícil realidad de las personas LGTB en el país euroasiático, sin embargo, sorprende la reacción de la casta política rusa. El diputado de San Petesburgo Vitaly Milonov, tristemente conocido por su profundo odio LGTB, le ha espetado que es una “vieja hipócrita”.

A partir de septiembre, Madonna llevará su música y sus espectaculares puestas de escena a 35 ciudades de toda América del Norte, Europa y Australia. No obstante, en su recorrido musical no habrá ninguna parada en Rusia, donde ha anunciado que no pretende volver a actuar mientras se persiga a la comunidad LGTB desde los aparatos del estado. Como recogió en agosto de 2012 dosmanzanas, Madonna convirtió su concierto de San Petersburgo en una emotiva celebración del Orgullo LGTB. Activistas y rostros públicos habían pedido a la artista, previamente, que cancelara su concierto, tras la aprobación de la normativa homófoba de San Petesburgo. En su lugar, Madonna creó un espacio de reivindicación en favor de los derechos LGTB, desafiando a las autoridades rusas.

Madonna, tanto desde el escenario de San Petesburgo (en su concierto de 2012) como en declaraciones posteriores, apoyó abiertamente a las Pussy Riot, “y por eso he recibido varias amenazas de muerte”, dice la diva musical. Las Pussy Riot son un colectivo ruso de punk-rock feminista, conocido por poner en escena performances extemporáneas de provocación política, con el objetivo de denunciar algunos de los problemas que aquejan a la sociedad rusa. En marzo de 2012, tres de las integrantes de las Pussy Riot fueron detenidas por una actuación de protesta en la catedral ortodoxa de Cristo Salvador de Moscú. En aquella acción, cantaron enmascaradas en contra de Vladimir Putin. Además de Madonna, otras figuras como el alcalde de Reikiavik, han evidenciado su apoyo público a las Pussy Riot.

La reina del pop considera que ya “es hora de que el resto del mundo sea tan valiente como las Pussy Riot y se levante contra las personas como el presidente Putin, que no respetan los derechos humanos, y perpetúan la opresión, la discriminación y la injusticia”. Por estos motivos, la cantante, actriz y empresaria estadounidense ha dejado claro que no tiene intención de volver a actuar en ciudades rusas como Moscú o San Petersburgo, “lugares donde ser homosexual equivale a un crimen”. Asimismo, Madonna añade que “todos tenemos la obligación moral de defender a cualquier persona que esté siendo perseguida, ya sea en nuestra calle o al otro lado del mundo”.

La machista y extravagante respuesta de Milonov

vitaly_milonovEl denostado diputado de la Asamblea Legislativa de San Petersburgo Vitaly Milonov, a su archiconocida faceta de LGTBfóbico recalcitrante, suma ahora la de machista. La respuesta de Milonov a la negativa de Madonna a volver a actuar en Rusia por la homofobia de estado ha sido espetar que la artista es una “vieja hipócrita”. Para este diputado ruso “afirmar tal cosa [que no dará más conciertos en Rusia], es de ser un tonto o un canalla. Por lo tanto, si los necios y sinvergüenzas no vienen a nosotros, no será ningún problema”. Milonov acusa a Madonna y a determinados grupos del mundo occidental de plantear un “enfoque muy selectivo” sobre las violaciones de derechos humanos.

Lejos de cualquier postura conciliadora, Milonov asegura que la cultura rusa “no va a sufrir” por carecer de conciertos de la diva del pop. Eso sí, aunque no venga a cuento con el tema en cuestión y sea una manera demagógica de desviar el foco de la cuestión LGTB, Vitaly Milonov se ha permitido recomendarle a Madonna que se preocupe por las vidas de los niños que sufren a causa del conflicto en el este de Ucrania. Para Madonna, considera el diputado homófobo, “los derechos de los homosexuales son más importantes que el derecho a la vida de los niños”.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.