Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Novaya Gazeta’

Chechenia comienza otra purga gay aún más salvaje que la de 2017

Martes, 15 de enero de 2019

300x300_rusia-investiga-chechenia-gays_fb_thumb40 detenidos (hombres y mujeres) y al menos dos muertos en un nuevo ataque salvaje de Ramzan Kadyrov contra la población LGTB+ chechena. 

Huid de la república tan pronto como podáis“. Ése fue el mensaje que un grupo de chechenos LGTB+ publicó hace una semana. Y es que el gobierno de Ramzan Kadyrov (amigo cercano de Vladimir Putin) ha vuelto a poner en marcha una purga anti-gay  en Chechenia como la de principios de 2017.

Según denuncia la Russian LGBT Network, el pasado mes de diciembre el administrador de un grupo LGTB+ en una red social fue detenido y, desde entonces, la policía chechena ha utilizado su agenda de contactos para repetir la purga de 2017, deteniendo a unos 40 hombres y, esta vez, también a mujeres. Todos los detenidos (recordemos, únicamente porque el gobierno sospecha o da por hecho que son homosexuales) están retenidos en una de las prisiones que varios supervivientes señalaron como campos de concentración. Al menos dos de los detenidos habrían muerto, uno de ellos por las heridas infligidas con un cuchillo durante las torturas.

Podemos decir que las torturas que están sufriendo los detenidos es salvaje“, explica Igor Kochetkov de la LGBT Network, “Es mucho peor que la de los detenidos en 2017. Sabemos que hay dos muertos, pero probablemente hayan matado a más

Como ya ocurrió en 2017, ha sido el periódico Novaya Gazeta (cuyos reporteros se enfrentaron a severas represalias por parte del Kremlin y el gobierno checheno) el que alertó el pasado viernes de que el gobierno checheno había intensificado la persecución de personas sospechosas de ser LGTB+. A raíz de esa noticia, la web Meduza.io ha podido hablar con Aleksandr Mironov (nombre ficticio), un joven gay que huyó de la región de Osetia del Norte y que ha explicado que tras la purga de 2017 la persecución se mantuvo pero ésta vez “es un genocidio basado en la religión. De hecho, la religión es solo una cortina de humo. Se esconden tras el islam y la ley Sharia para provocar el caos ilegalmente.

El pasado viernes la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa recibió un informe, firmado por el Dr. Wolfgang Benedek, que exigía al organismo europeo comenzar “una investigación sobre las acciones que el gobierno de la República de Chechenia lleva a cabo contra la población LGTBI“, recomendando también perseguir criminalmente a los torturadores de Maksim Lapunov (uno de los pocos supervivientes que narró lo ocurrido tras huir a Reino Unido). El Dr. Benedek, por cierto, vio prohibida su entrada a la Federación Rusa y destaca en su informe que, a pesar de lo dicho de cara a la galería, las autoridades rusas no han llevado a cabo ninguna investigación sobre la “persecución sistemática” al colectivo que se inició hace dos años.

En enero de 2017 fue el periódico Novaya Gazeta el que denunció que el gobierno checheno había hecho desaparecer a cientos de hombres gais. Esos hombres o bien fueron detenidos y nunca se les volvió a ver (como el cantante Zelim Bakaev) o fueron devueltos a sus familias para que éstas llevaran a cabo lo que el mismo gobierno denominó “asesinatos por honor“.

A pesar de ello, la comunidad internacional miró hacia otro lado. Un par de toques de atención de la Unión Europea a Vladimir Putin solo sirvieron para que el Kremlin anunciara una investigación que, obviamente, no confirmó ninguna de las acusaciones… Y llevó a Rusia a afirmar que en Chechenia no existen las personas LGTB+ y, por lo tanto, no se las puede perseguir ni asesinar.

Y mientras el mundo mira hacia otro lado y a las personas LGTB+ nos masacran; la Russian LGBT Network ya ha conseguido sacar del país a más de 150 personas desde 201

Fuente HazteQueer

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

¿Dónde está Zelim Bakaev? Se cumplió un año de la desaparición del cantante checheno quien habría sido víctima de una “purga” gay

Martes, 14 de agosto de 2018

bez-nazvaniya-e1508762632279Chechenia forma parte de la república del Cáucaso, parte de la Federación Rusa, y ha sido denunciada internacionalmente por la aplicación de las denominadas “purgas” de homosexuales efectuadas por los aparatos del Estado. Según los informes, en el 2017 se produjeron redadas redadas y detenciones en prisiones secretas que algunos definen como “campos de concentración para homosexuales” donde personas gay -o simplemente percibidas como gay- son golpeadas, torturadas, en unos casos hasta muertas y desaparecidas.

Como un crimen de odio perpetrado por agentes de Estado debido a su orientación sexual ha sido calificado el caso del cantante Zelim Bakaev, desaparecido exactamente desde el 8 de agosto de 2017. El joven intérprete de 25 años fue visto por última vez el 8 de agosto de 2017 caminando en una calle de Grozny, la capital de Chechenia, cuando fue interceptado e introducido en un vehículo. Desde ese momento no se ha sabido más nada de él.

Esta semana se cumplió un año desde su detención, privación ilegal de la libertad y probable tortura y homicidio a manos de la policía de la República de Chechenia, informó The Huffington Post. Según reseña este medio, Zelim Bakaev, natural de Chechenia, era un famoso cantante que alcanzó reconocimiento desde pequeño en la radio y en la televisión de su ciudad y de Moscú, Rusia. Su carrera se desarrolló, principalmente, entre concursos para talentos jóvenes y reality shows. Para muchos, era una estrella en ascenso a quien el odio apagó.

El día que desapareció, Bakaev se encontraba caminando en las calles de Grozni, capital de Chechenia, ciudad a donde había llegado procedente de Rusia para asistir a la boda de su hermana. Según testigos, Zelim fue interceptado por un auto y empujado al interior del vehículo. Desde entonces, nadie lo ha vuelto a ver.

Para las organizaciones pro defensa de los derechos del colectivo LGBTQ, el intérprete fue llevado a uno de los campos de concentración para homosexuales que ilegalmente estarían instalados en Chechenia, donde se hacen violentas terapias de conversión que, en realidad, cometen actos de tortura que terminan en homicidios.

El cantante tenía prohibida cualquier aparición pública en Chechenia, debido a que había hecho pública su homosexualidad durante su estancia en Rusia, es por eso que los activistas LGBT han denunciado a la policía y a los organismos del Estado por su desaparición y de negarse a investigar.

Con ocasión del primer aniversario de su desaparición, las organizaciones invitaron a las personas a protestar frente a la embajada de Rusia en varias partes del mundo, sin embargo, la participación fue muy poca, explicaron los organizadores que las personas tienen miedo de que las autoridades rusas tomen represalias contra sus familiares que aún se encuentra en el país euroasiático.

El activista Tony Knight tuiteó sobre este caso que “hace un año Zelim Bakaev desapareció y no ha sido visto desde entonces. Se cree que él era parte de la purga anti-gay en Chechenia junto a docenas de otros. Debemos exigir justicia para todos los que fueron atacados tan cruelmente”.

Homofobia de Estado. La situación en Chechenia un año después…

Hace tan solo un año, las estremecedoras noticias sobre detenciones, torturas y asesinatos de personas homosexuales en la república rusa de Chechenia sacudían a la comunidad internacional. Según reportaba el diario Novaya Gazeta, al menos 100 personas habían sido detenidas y encarceladas por ser «sospechosas de homosexualidad». Más adelante, salía a la luz la posible existencia de auténticos campos de concentración para personas homosexuales cerca de Grozny, la capital chechena. En este tiempo, La homofobia del líder checheno, Ramzán Kadýrov, ha quedado sobradamente demostrada. Sofocada la crisis separatista, el Gobierno checheno ha encontrado en el colectivo LGTB un chivo expiatorio que encaja perfectamente con sus ideales retrógrados. Un año más tarde, sin embargo, las autoridades rusas han demostrado una ausencia total de voluntad política para investigar los posibles crímenes y llevar a los responsables ante la justicia. A fecha de hoy, nadie ha sido detenido ni imputado.

Según ha apuntado Denis Krivosheev, director de la sección de Europa del Este y Asia Central de Amnistía Internacional, «el Gobierno ruso ridiculizó y descartó estas noticias que llegaban de Chechenia hace un año. Desde entonces, hemos presenciado con estupefacción la negación, evasión e inacción de las autoridades respecto a este tema, llegando a denegar en repetidas ocasiones el lanzamiento de una investigación oficial en relación a los crímenes reportados, ignorando las pruebas aportadas por Novaya Gazeta».

En efecto, las investigaciones llevadas a cabo por las organizaciones de derechos humanos han conseguido recabar un elevado volumen de información, pero aún así no se ha incoado ningún procedimiento penal. Pese a las denuncias interpuestas relativas a asesinatos de personas homosexuales, las autoridades siguen afirmando que no hay relación entre esos crímenes y la persecución homófoba que alegan las organizaciones. Sin embargo, activistas LGTB afirman que en diferentes países del mundo hay refugiados chechenos dispuestos a testificar.

Igor Kochetkov, activista de la Russian LGBT Network, ha señalado que «en el pasado año, la Russian LGBT Network, junto a Novaya Gazeta, han hecho el trabajo que debía realizar el Estado». La organización ha velado por la seguridad de las víctimas, y ha recopilado y publicado sus experiencias para denunciar públicamente la persecución que sufrieron. Pero lo que no han podido conseguir es que las autoridades inicien una investigación oficial, ni asegurar que los responsables sean investigados penalmente.

Según Elena Milashina, la periodista de Novaya Gazeta que reveló por primera vez la situación en Chechenia, «sería muy fácil sacar adelante una investigación si las autoridades realmente quisieran». Como ejemplo, señala que las autoridades ni tan sólo han intentado averiguar las localizaciones GPS de los teléfonos móviles de las personas que habrían sido detenidas. Milashina asegura que muchos de esos teléfonos permanecieron encendidos durante las detenciones, y una simple investigación sobre los geolocalizadores de los dispositivos permitiría verificar que dichas personas permanecieron durante varios días en centros de detención ilegal.

Una de las víctimas de la purga homófoba, Maxim Lapunov, presentó una denuncia oficial el pasado mes de septiembre. A día de hoy, las autoridades rusas no han tomado ninguna acción al respecto. Inicialmente, utilizaban la excusa de la falta de denuncias por parte de las víctimas para justificar su inacción. No obstante, después del valiente paso de Lapunov, las autoridades ya no pueden justificar la ausencia de investigaciones.

Kochektov tiene claro cuál es el problema. El activista de la Russian LGBT Network considera que el principal obstáculo para sacar adelante dichas investigaciones es el hecho de que «la homofobia es la política oficial del Estado ruso». Tal es así que las autoridades han tachado de «burda mentira» las denuncias de las organizaciones LGTB, achacándolas a una «nueva campaña informativa contra Rusia».

La reacción internacional ha sido más bien tibia, y se han quedado en poco más de algunas declaraciones puntuales de políticos como Emmanuel Macron o Angela Merkel, que pidieron una respuesta de las autoridades rusas.

Así, el único amparo al que han podido acudir las víctimas del horror checheno han sido el que les han brindado las organizaciones de derechos humanos. El trabajo incansable de organizaciones como la Russian LGBT Network ha permitido que más de 100 personas hayan podido ser reubicadas de forma segura fuera de Chechenia. Francia había empezado a acoger refugiados chechenos perseguidos por su orientación sexual, al igual que Alemania y Canadá. Según Amnistía Internacional, al menos 98 habrían logrado salir de Rusia, mientras que los demás habrían sido reubicados en otras partes del territorio nacional. No todos ellos eran hombres: diez de las personas evacuadas eran mujeres lesbianas, y también se reubicó a dos personas trans. Asimismo, también se ha evacuado a familiares que temían ser objeto de represalias por parte de las autoridades.

Concidiendo con el aniversario de las primeras noticias que se publicaron sobre este escándalo, en diversas ciudades del mundo tuvieron lugar actos de protesta, exigiendo una investigación imparcial y el enjuiciamiento de las personas responsables, y poniendo en evidencia la falta de cobertura mediática de tal vulneración masiva de derechos humanos. También se reclamaba a gobiernos europeos y americanos que asegurasen el derecho de asilo de aquellos que han conseguido huir del infierno checheno.

Pese a la inacción de las autoridades, diversas organizaciones LGTB siguen observando la situación en Chechenia con lupa. «Os estamos observando», apuntaba Matt Beard, de la organización All Out«No descansaremos hasta que consigamos justicia para Maxim, Zelim y para las docenas de personas que fueron torturados y asesinados en Chechenia».

Fuente Universogay/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , ,

Intento de secuestro de un joven refugiado homosexual checheno en San Petersburgo

Jueves, 2 de agosto de 2018

68aba33d-1fc4-4671-9adb-591729dafbd4Los activistas de Russian LGBT Network han denunciado el intento de secuestro de un joven homosexual checheno en San Petersburgo, con el objetivo de llevarlo de nuevo a su región de origen. Según los denunciantes, en la captura del joven participó activamente su propio padre, quien parece ser el principal inductor, y al menos un agente policial checheno. Russian LGBT Network afirma que este sería el quinto caso de secuestro de homosexuales para ser conducidos hasta Chechenia, una región donde se han denunciado detenciones por «sospecha de homosexualidad» e, incluso, la existencia de campos de concentración para homosexuales.

Desde la web activista Russian LGBT Network se ha denunciado el intento de secuestro el pasado 13 de julio del joven de origen checheo Zelimkhan Akhmadov, que actualmente reside en San Petersburgo. Cinco personas atacaron a Zelimkhan cuando se encontraba cerca del lugar donde vivía refugiado y le obligaron a introducirse en un coche. Un amigo del joven, que presenció el ataque, envió un mensaje a un miembro de Russian LGBT Network, que inmediatamente lo puso en conocimiento de la policía.

Agentes policiales acudieron al lugar de los hechos e interrogaron a diversos testigos. Entre ellos se encontraban los miembros de seguridad del refugio donde se alojaba Zelimkhan, quienes, como medida de precaución, anotan las matrículas de los vehículos que estacionan en las inmediaciones. Debido a ello, pudieron facilitar a la policía la del coche donde introdujeron al joven secuestrado, que, según su información, había permanecido aparcado en los alrededores los dos últimos días.

Con este dato pudieron localizar con prontitud el vehículo, donde en ese momento solo se encontraban Zelimkhan y un hombre que se identificó como su padre. También se halló un documento de identificación de un agente policial checheno. Conducidos a comisaría, el padre del joven Zelimkhan siguió amenazando a su hijo, acusándole de ser la vergüenza de la familia y culpándole de que toda ella se encuentre amenazada de muerte debido a su homosexualidad. Allí se esclareció también que el padre había intentado convencer a su hijo de que grabase un vídeo en el que afirmara que no sufría persecución alguna y que no era homosexual, algo a lo que Zelimkhan se negó taxativamente.

Ya por la tarde, Zelimkhan abandonó la comisaría y los miembros de Russian LGTB Network le condujeron a un lugar seguro, donde ahora ha encontrado nuevo refugio. También se ha presentado la correspondiente denuncia y se ha iniciado el procedimiento legal. Según el artículo 126 del Código Penal ruso, el secuestro cometido por un grupo de personas previo concierto es castigado con penas de 5 a 20 años de cárcel.

Para el activista de Russian LGTB Networl Igor Kochetkov, estos casos evidencian la falsedad del discurso oficial de que no existe ningún problema de discriminación o persecución de homosexuales en Chechenia. No solo existe, sino que los ciudadanos homosexuales chechenos son perseguidos incluso fuera de su región.

Recordemos que, hace poco más de un año, las estremecedoras noticias sobre detenciones, torturas y asesinatos de personas homosexuales en la república rusa de Chechenia sacudían a la comunidad internacional. Según reportaba el diario Novaya Gazeta, al menos 100 personas habían sido detenidas y encarceladas por ser «sospechosas de homosexualidad». Más adelante, salía a la luz la posible existencia de auténticos campos de concentración para personas homosexuales cerca de Grozny, la capital chechena. En este tiempo, La homofobia del líder checheno, Ramzán Kadýrov, ha quedado sobradamente demostrada. Sofocada la crisis separatista, el Gobierno checheno ha encontrado en el colectivo LGTB un chivo expiatorio que encaja perfectamente con sus ideales retrógrados. Un año después, sin embargo, las autoridades rusas siguen demostrando una ausencia total de voluntad política para investigar los posibles crímenes y llevar a los responsables ante la justicia. A fecha de hoy, nadie ha sido detenido ni imputado.

Fuenta Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

El futbolista Mohamed Salah se pasea con Ramzan Kadyrov

Miércoles, 13 de junio de 2018

salah-kadyrov-2Foto: Karim Jaafar/AFP/Getty

El futbolista egipcio Mohamed Salah se  pasea y fotografía junto a Ramzan Kadyrov, el presidente de Chechenia que hace un año “purgó” su país de la presencia de homosexuales.

Ramzan Kadyrov secuestró, torturó y asesinó a más de 200 hombres gais y luego salió por la tele a decir que en su país no hay gais.

Suponíamos que en el Mundial de Rusia  se iban a dar episodios de repugnante  LGTBfobia  y  que los medios generalistas iban a ignorar totalmente el tema porque parece el fútbol es la esencia de la vida. Pero cuando ves a un jugador de primer nivel sonriendo y dándole la mano al presidente de Chechenia, hombre que hace un año aseguraba que en su país no hay homosexuales y que perdonará los “crímenes de honor” contra homosexuales cometidos por sus propias familias, que, según informaba El Novaya Gazeta, asesinó en campos de concentración, sin juicio previo a 56 personas en enero de 2017, entre las que  27 personas por ser homosexuales o bisexuales o al cantante Zelim Bakaev (aunque se supone que son muchos más), se te revuelve el estómago.

Mohamed Salah es un jugador del Liverpool que es una de las caras más conocidas del mundo del fútbol y uno de los jugadores más importantes y conocidos de la selección Egipcia, que curiosamente tiene su sede en Grozny, la capital de Chechenia.

Salah accedió a pasear junto a Kadyrov por el campo de entrenamiento de la selección egipcia y posó junto a él frente a la prensa, lo que ha encendido a muchas personas. Rachel Denber, subdirectora de la Human Rights Watch en Europa y Asia Central: “Era 100% previsible. Kadyrov intenta que la presencia de Egipto en Chechenia sirva para impulsar su ego. Se deleita en el punto de mira. Tiene un control despiadado sobre Chechenia e intenta eliminar todo tipo de oposición política en favor de los derechos humanos“.

Lo peor de todo esto es que el aficionado al fútbol medio no solo no ve el problema en las imágenes sino que alguno compara a Obama o Trump con Kadyrov. Esto es lo que comentan en la web de El Mundo Deportivo:

salah-kadyrov

¿Cuántos medios generalistas denunciaron la “purga gay” que se vivió en Chechenia el año pasado? ¿Qué periodista ha denunciado que Putin mira para otro lado, cuando no lo apoya, mientras su amigo Kadyrov asesina a personas homosexuales -o que le parecen homosexuales- sin que nadie haga nada?

El resultado: una figura de primer órden del mundo del fútbol dándose un paseo junto a un señor que asesina a homosexuales por ser homosexuales. Y la FIFA mirando para otro lado.

La situación en Chechenia un año después…

Como informábamos hace casi un mes, hace tan solo un año, las estremecedoras noticias sobre detenciones, torturas y asesinatos de personas homosexuales en la república rusa de Chechenia sacudían a la comunidad internacional. Según reportaba el diario Novaya Gazeta, al menos 100 personas habían sido detenidas y encarceladas por ser «sospechosas de homosexualidad». Más adelante, salía a la luz la posible existencia de auténticos campos de concentración para personas homosexuales cerca de Grozny, la capital chechena. En este tiempo, La homofobia del líder checheno, Ramzán Kadýrov, ha quedado sobradamente demostrada. Sofocada la crisis separatista, el Gobierno checheno ha encontrado en el colectivo LGTB un chivo expiatorio que encaja perfectamente con sus ideales retrógrados. Un año más tarde, sin embargo, las autoridades rusas han demostrado una ausencia total de voluntad política para investigar los posibles crímenes y llevar a los responsables ante la justicia. A fecha de hoy, nadie ha sido detenido ni imputado.

Según ha apuntado Denis Krivosheev, director de la sección de Europa del Este y Asia Central de Amnistía Internacional, «el Gobierno ruso ridiculizó y descartó estas noticias que llegaban de Chechenia hace un año. Desde entonces, hemos presenciado con estupefacción la negación, evasión e inacción de las autoridades respecto a este tema, llegando a denegar en repetidas ocasiones el lanzamiento de una investigación oficial en relación a los crímenes reportados, ignorando las pruebas aportadas por Novaya Gazeta».

En efecto, las investigaciones llevadas a cabo por las organizaciones de derechos humanos han conseguido recabar un elevado volumen de información, pero aún así no se ha incoado ningún procedimiento penal. Pese a las denuncias interpuestas relativas a asesinatos de personas homosexuales, las autoridades siguen afirmando que no hay relación entre esos crímenes y la persecución homófoba que alegan las organizaciones. Sin embargo, activistas LGTB afirman que en diferentes países del mundo hay refugiados chechenos dispuestos a testificar.

Igor Kochetkov, activista de la Russian LGBT Network, ha señalado que «en el pasado año, la Russian LGBT Network, junto a Novaya Gazeta, han hecho el trabajo que debía realizar el Estado». La organización ha velado por la seguridad de las víctimas, y ha recopilado y publicado sus experiencias para denunciar públicamente la persecución que sufrieron. Pero lo que no han podido conseguir es que las autoridades inicien una investigación oficial, ni asegurar que los responsables sean investigados penalmente.

Según Elena Milashina, la periodista de Novaya Gazeta que reveló por primera vez la situación en Chechenia, «sería muy fácil sacar adelante una investigación si las autoridades realmente quisieran». Como ejemplo, señala que las autoridades ni tan sólo han intentado averiguar las localizaciones GPS de los teléfonos móviles de las personas que habrían sido detenidas. Milashina asegura que muchos de esos teléfonos permanecieron encendidos durante las detenciones, y una simple investigación sobre los geolocalizadores de los dispositivos permitiría verificar que dichas personas permanecieron durante varios días en centros de detención ilegal.

Una de las víctimas de la purga homófoba, Maxim Lapunov, presentó una denuncia oficial el pasado mes de septiembre. A día de hoy, las autoridades rusas no han tomado ninguna acción al respecto. Inicialmente, utilizaban la excusa de la falta de denuncias por parte de las víctimas para justificar su inacción. No obstante, después del valiente paso de Lapunov, las autoridades ya no pueden justificar la ausencia de investigaciones.

Kochektov tiene claro cuál es el problema. El activista de la Russian LGBT Network considera que el principal obstáculo para sacar adelante dichas investigaciones es el hecho de que «la homofobia es la política oficial del Estado ruso». Tal es así que las autoridades han tachado de «burda mentira» las denuncias de las organizaciones LGTB, achacándolas a una «nueva campaña informativa contra Rusia».

La reacción internacional ha sido más bien tibia, y se han quedado en poco más de algunas declaraciones puntuales de políticos como Emmanuel Macron o Angela Merkel, que pidieron una respuesta de las autoridades rusas.

Así, el único amparo al que han podido acudir las víctimas del horror checheno han sido el que les han brindado las organizaciones de derechos humanos. El trabajo incansable de organizaciones como la Russian LGBT Network ha permitido que más de 100 personas hayan podido ser reubicadas de forma segura fuera de Chechenia. Francia había empezado a acoger refugiados chechenos perseguidos por su orientación sexual, al igual que Alemania y Canadá. Según Amnistía Internacional, al menos 98 habrían logrado salir de Rusia, mientras que los demás habrían sido reubicados en otras partes del territorio nacional. No todos ellos eran hombres: diez de las personas evacuadas eran mujeres lesbianas, y también se reubicó a dos personas trans. Asimismo, también se ha evacuado a familiares que temían ser objeto de represalias por parte de las autoridades.

Concidiendo con el aniversario de las primeras noticias que se publicaron sobre este escándalo, en diversas ciudades del mundo tuvieron lugar actos de protesta, exigiendo una investigación imparcial y el enjuiciamiento de las personas responsables, y poniendo en evidencia la falta de cobertura mediática de tal vulneración masiva de derechos humanos. También se reclamaba a gobiernos europeos y americanos que asegurasen el derecho de asilo de aquellos que han conseguido huir del infierno checheno.

Pese a la inacción de las autoridades, diversas organizaciones LGTB siguen observando la situación en Chechenia con lupa. «Os estamos observando», apuntaba Matt Beard, de la organización All Out«No descansaremos hasta que consigamos justicia para Maxim, Zelim y para las docenas de personas que fueron torturados y asesinados en Chechenia».

Fuente EstoyBailando/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , ,

Chechenia: un año después, sin justicia para las víctimas

Martes, 15 de mayo de 2018

300x300_rusia-investiga-chechenia-gays_fb_thumbHace tan solo un año, las estremecedoras noticias sobre detenciones, torturas y asesinatos de personas homosexuales en la república rusa de Chechenia sacudían a la comunidad internacional. Según reportaba el diario Novaya Gazeta, al menos 100 personas habían sido detenidas y encarceladas por ser «sospechosas de homosexualidad». Más adelante, salía a la luz la posible existencia de auténticos campos de concentración para personas homosexuales cerca de Grozny, la capital chechena. En este tiempo, La homofobia del líder checheno, Ramzán Kadýrov, ha quedado sobradamente demostrada. Sofocada la crisis separatista, el Gobierno checheno ha encontrado en el colectivo LGTB un chivo expiatorio que encaja perfectamente con sus ideales retrógrados. Un año más tarde, sin embargo, las autoridades rusas han demostrado una ausencia total de voluntad política para investigar los posibles crímenes y llevar a los responsables ante la justicia. A fecha de hoy, nadie ha sido detenido ni imputado.

Según ha apuntado Denis Krivosheev, director de la sección de Europa del Este y Asia Central de Amnistía Internacional, «el Gobierno ruso ridiculizó y descartó estas noticias que llegaban de Chechenia hace un año. Desde entonces, hemos presenciado con estupefacción la negación, evasión e inacción de las autoridades respecto a este tema, llegando a denegar en repetidas ocasiones el lanzamiento de una investigación oficial en relación a los crímenes reportados, ignorando las pruebas aportadas por Novaya Gazeta».

En efecto, las investigaciones llevadas a cabo por las organizaciones de derechos humanos han conseguido recabar un elevado volumen de información, pero aún así no se ha incoado ningún procedimiento penal. Pese a las denuncias interpuestas relativas a asesinatos de personas homosexuales, las autoridades siguen afirmando que no hay relación entre esos crímenes y la persecución homófoba que alegan las organizaciones. Sin embargo, activistas LGTB afirman que en diferentes países del mundo hay refugiados chechenos dispuestos a testificar.

Igor Kochetkov, activista de la Russian LGBT Network, ha señalado que «en el pasado año, la Russian LGBT Network, junto a Novaya Gazeta, han hecho el trabajo que debía realizar el Estado». La organización ha velado por la seguridad de las víctimas, y ha recopilado y publicado sus experiencias para denunciar públicamente la persecución que sufrieron. Pero lo que no han podido conseguir es que las autoridades inicien una investigación oficial, ni asegurar que los responsables sean investigados penalmente.

Según Elena Milashina, la periodista de Novaya Gazeta que reveló por primera vez la situación en Chechenia, «sería muy fácil sacar adelante una investigación si las autoridades realmente quisieran». Como ejemplo, señala que las autoridades ni tan sólo han intentado averiguar las localizaciones GPS de los teléfonos móviles de las personas que habrían sido detenidas. Milashina asegura que muchos de esos teléfonos permanecieron encendidos durante las detenciones, y una simple investigación sobre los geolocalizadores de los dispositivos permitiría verificar que dichas personas permanecieron durante varios días en centros de detención ilegal.

Una de las víctimas de la purga homófoba, Maxim Lapunov, presentó una denuncia oficial el pasado mes de septiembre. A día de hoy, las autoridades rusas no han tomado ninguna acción al respecto. Inicialmente, utilizaban la excusa de la falta de denuncias por parte de las víctimas para justificar su inacción. No obstante, después del valiente paso de Lapunov, las autoridades ya no pueden justificar la ausencia de investigaciones.

Kochektov tiene claro cuál es el problema. El activista de la Russian LGBT Network considera que el principal obstáculo para sacar adelante dichas investigaciones es el hecho de que «la homofobia es la política oficial del Estado ruso». Tal es así que las autoridades han tachado de «burda mentira» las denuncias de las organizaciones LGTB, achacándolas a una «nueva campaña informativa contra Rusia».

El único amparo al que han podido acudir las víctimas del horror checheno han sido el que les han brindado las organizaciones de derechos humanos. El trabajo incansable de organizaciones como la Russian LGBT Network ha permitido que más de 100 personas hayan podido ser reubicadas de forma segura fuera de Chechenia. Según Amnistía Internacional, al menos 98 habrían logrado salir de Rusia, mientras que los demás habrían sido reubicados en otras partes del territorio nacional. No todos ellos eran hombres: diez de las personas evacuadas eran mujeres lesbianas, y también se reubicó a dos personas trans. Asimismo, también se ha evacuado a familiares que temían ser objeto de represalias por parte de las autoridades.

Concidiendo con el aniversario de las primeras noticias que se publicaron sobre este escándalo, en diversas ciudades del mundo tuvieron lugar actos de protesta, exigiendo una investigación imparcial y el enjuiciamiento de las personas responsables, y poniendo en evidencia la falta de cobertura mediática de tal vulneración masiva de derechos humanos. También se reclamaba a gobiernos europeos y americanos que asegurasen el derecho de asilo de aquellos que han conseguido huir del infierno checheno.

Pese a la inacción de las autoridades, diversas organizaciones LGTB siguen observando la situación en Chechenia con lupa. «Os estamos observando», apuntaba Matt Beard, de la organización All Out«No descansaremos hasta que consigamos justicia para Maxim, Zelim y para las docenas de personas que fueron torturados y asesinados en Chechenia».

 Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Vuela a Alemania el periodista uzbeko amenazado por ser gay

Lunes, 19 de febrero de 2018

arton44672Le han acompañado su abogado, un amigo y un representante de Cruz Roja.

El periodista uzbeko Judoberdí Nurmátov, sobre el que pesa una orden de deportación en Rusia y que teme ser perseguido en su país natal por su orientación homosexual, viajó hoy desde Moscú a Alemania, que le ha ofrecido asilo.

Alí (seudónimo por el que es conocido Nurmátov) está en el avión junto a su abogado, un amigo y un representante de Cruz Roja”, dijo a Interfaz Dmitri Murátov, fundador del periódico opositor ruso “Nóvaya Gazeta” para el que trabajaba el periodista antes de ser detenido y juzgado por permanecer de forma ilegal en Rusia.

Murátov lamentó que Alí Ferouz haya tenido que abandonar Rusia dejando en este país a su madre, que vive en la región de Altái (Siberia) y que no pudo acompañarle por cuestiones de salud. “Él ya no podrá volver. Ahora tendrán que hablar por Skype”, dijo Murátov.

 El Tribunal de Moscú permitió a comienzos de este mes salir a un tercer país al periodista uzbeko, después de que un juzgado de primera instancia ordenara la deportación de Nurmátov en octubre pasado tras hallarle culpable de residir ilegalmente en Rusia desde 2011.

El periodista denunció entonces que no puede volver a Uzbekistán, uno de los más de setenta países que a día de hoy criminalizan la homosexualidad, y acusó a la república centroasiática de haberle perseguido y torturado en el pasado tanto por su labor profesional como por su condición homosexual.

Denunció la orden de deportación ante el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos, lo que provocó la suspensión cautelar de la decisión del juzgado de primera instancia.

Fuente Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Instagram y Facebook bloquean las cuentas del homofóbico líder checheno, Ramzan Kadyrov

Miércoles, 27 de diciembre de 2017

300x300_rusia-investiga-chechenia-gays_fb_thumbTras la sanción del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, Instagram y Facebook bloquean las cuentas del homofóbico líder checheno, Ramzan Kadyrov, quien responde con indiferencia mientras que desde Rusia amenazan a los Estados Unidos con medidas similares.

Criticadas y denostadas a menudo por una normas de publicación generales, que en ocasiones llevan a censurar imágenes y comentarios inofensivos, las redes sociales reaccionan a la sentencia de la Ley Magnitsky, mediante la que se señala a Ramzan Kadyrov como un violador de los derechos humanos acreditando la purga masiva de homosexuales en la pequeña República Rusa que lidera, suspendiendo sus cuentas de Facebook e Instagram este viernes, 22 de diciembre.

«Querían molestarme, pero fallaron. Lo cual es lo único que me agrada de la actividad de Instagram, así como de las manos que la manejan desde la Casa Blanca. Durante mucho tiempo estuve pensando en abandonar esa red social, pero no quería molestar a mis amigos y seguidores, casi cuatro millones. La red ha pretendido desde hace tiempo ser independiente de Washington D.C. y su decisión se produjo inmediatamente después de las sanciones del Tesoro de los Estados Unidos. Podrán bloquear las cuentas, pero nunca podrán bloquear el nombre de Ramzan Kadyrov, ni las redes sociales ni quienes las manejas», declara el líder checheno en una segunda cuenta de Instagram en inglés a la que tampoco se puede ya acceder.

Ramzan Kadyrov ha estado haciendo el mal uso de las redes sociales que podía esperarse de una persona tan narcisista como insegura de sí misma, haciendo gala de una masculinidad desmedida que en ocasiones raya el homoerotismo, presumiendo de sus supuestos logros deportivos y exhibiendo una forma de vida de la que priva a los ciudadanos que viven bajo su yugo. Obsesionado por su propia imagen, no sólo utiliza los programas de televisión para humillar públicamente a aquellos que se atreven a criticarle, sino que ha llegado a desarrollar un reality show, Komanda, para escoger a su nuevo ayudante, calcado del programa británico El aprendiz. El líder checheno había respondido a la sección estadounidense en esas mismas redes sociales, burlándose en una pausa de su entrenamiento para afirmar que le «espera una noche sin dormir (…). Puedo estar orgulloso de no estar a favor de los servicios especiales de EE.UU.».

Quien sí ha respondido ha sido Vyacheslav Volodin, presidente de la Duma Estatal, la cámara baja del parlamento ruso, con una amenaza al afirmar que con esta sanción « se crea un precedente peligroso, basado en el principio de reciprocidad, debemos hacer lo mismo», agregando que la decisión de Facebook e Instagram sólo se puede explicar si es una respuesta «política, una política de amordazar bocas», añadiendo que «la verdad todavía encontrará su camino, sin importar cómo intenten distorsionarla».

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , ,

Estados Unidos sanciona al presidente de Chechenia por “ejecuciones extrajudiciales” y “graves violaciones de derechos humanos” y el reino Unido se enfrenta a Rusia por la situación en Chechenia

Martes, 26 de diciembre de 2017

300x300_rusia-investiga-chechenia-gays_fb_thumbEstados Unidos prohíbe la entrada al país del presidente de Chechenia, Ramzan Kadyrov, por considerar que vulnera sistemáticamente los derechos humanos de su país.

El ministro de exteriores británico, Boris Johnson, visita Rusia por primera vez en cinco años y afea al gobierno de Putin que no defienda al colectivo LGTB en lugares como Chechenia.

No es que la cosa haya cambiado mucho, pero estos días han ocurrido un par de gestos relativamente importantes que vale la pena destacar. Por un lado los Estados Unidos han prohibido la entrada al país a Kadyrov por sus crímenes contra la humanidad y por otro lado el Ministro de Exteriores británico ha afeado a Rusia su actitud respecto al colectivo LGTB.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de los Estados Unidos, dependiente del Departamento del Tesoro, ha impuesto sanciones contra el presidente de la república semiautónoma rusa de Chechenia, Ramzán Kadýrov, y otras cuatro personas más. En aplicación de la llamada Ley Magnitsky” de 2012, Estados Unidos puede retener visas y congelar activos financieros a la luz de violaciones de los derechos humanos. En este sentido, la OFAC sanciona a Kadýrov “por ser responsable de ejecuciones extrajudiciales, torturas u otras graves violaciones de los derechos humanos”. Por su parte, el presidente checheno, que sobre los homosexuales dijo no tener “ese tipo de gente aquí”, responde ahora que Estados Unidos “no tiene nada mejor que hacer” que prohibirle la entrada en el país. A través de las redes sociales, Kadýrov ha ironizado sobre la noticia y ha añadido que este país norteamericano tiene en su haber “miles de casos sangrientos”, por lo que “puedo estar orgulloso si no soy adecuado para los servicios especiales de Estados Unidos”.

La persecución a homosexuales en Chechenia, república que forma parte de la Federación Rusa, saltó a los medios internacionales a principios de abril gracias al diario ruso Novaya Gazeta, y pese a las negativas tanto de las autoridades chechenas como de las rusas, así como de los esfuerzos de los defensores de Vladimir Putin por presentarla como una campaña de intoxicación, informes posteriores de organizaciones de derechos humanos la han confirmado. El propio presidente checheno, Ramzán Kadýrov, aunque sin admitir de forma explícita la persecución, ha dedicado frases insultantes a los homosexuales y ha reconocido estar dispuesto a perdonar los asesinatos de estos que sus propias familias cometan para limpiar su honor.

Líderes internacionales, como Angela Merkel y Emmanuel Macron habrían exigido a Vladimir Putin que pusiera fin a estos abusos, lo que llevaba a Rusia a abrir una investigación para esclarecer los hechos, que finalmente determinaría que «no hay víctimas de persecución, amenazas o violencia» en la República de Chechenia. Ante la pantomima que se traduce de esta investigación, Novaya Gazeta publicaba el mes pasado la lista de hasta 27 personas que habrían sido asesinadas a manos de los funcionarios de Kadyrov por el mero hecho de ser gays o bisexuales. Mientras tanto, siguen llegando testimonios de personas que denuncian haber sido sometidos a torturas en campos de concentración clandestinos, para sufrir después el escarnio ante sus propios familiares a los que culpabilizan de deshonor.

Con estos antecedentes, a los que se suman otras graves acusaciones, Estados Unidos ha decidido sancionar a Kadýrov. A través de un comunicado, la OFAC ha acusado al mandatario al mandatario regional de “ser responsable de ejecuciones extrajudiciales, torturas u otras graves violaciones de los derechos humanos, internacionalmente reconocidas, cometidas contra personas que intentan denunciar actividades ilegales llevadas a cabo por funcionarios del Gobierno de la Federación de Rusia, o para obtener, ejercer, defender, o promover los derechos humanos y las libertades, como las de religión, expresión, asociación y reunión; el derecho a un juicio justo y elecciones democráticas en Rusia”.

Además, añaden, “como jefe de la República de Chechenia, Kadýrov supervisa una administración involucrada en desapariciones y asesinatos extrajudiciales. Se cree que uno de los opositores políticos de Kadýrov habría sido asesinado por orden suya, después de presentar denuncias de tortura y malos tratos en Chechenia, incluidas presuntas torturas perpetradas personalmente por el mismo Kadýrov”. En el mencionado comunicado, la administración de Trump, sin embargo, no menciona explícitamente a personas homosexuales como víctimas específicas de la represión en Chechenia.

Aunque desde la GLAAD han aplaudido el movimiento porque creen que es un primer paso para exigir responsabilidades a los que vulneran los derechos humanos, a Kadyrov le ha dado bastante igual. La respuesta de Kadýrov no se ha hecho esperar. El líder checheno ha subido a su cuenta de Instagram una fotografía en la que aparece levantando pesas en un gimnasio, acompañada de un comentario sarcástico. Comienza diciendo que al conocer la noticia “me espera una noche de insomnio”, junto a emoticonos de caras sonrientes. A continuación, se pregunta irónicamente: “¿cómo no me va a afligir si he estado planeando viajar a Estados Unidos durante cuarenta años, hacer negocios allí y abrir cuentas bancarias en Manhattan?”. Kadyrov ha ironizado sobre el sueño que le va a quitar no poder entrar a EE.UU., país al que no tiene pensado ir nunca porque “los EE.UU. no pueden perdonarme que dedique toda mi vida a la lucha contra los terroristas extranjeros, entre los cuales hay bastardos de los servicios secretos americanos.

Con respecto a las denuncias de violaciones de derechos humanos, Ramzán Kadýrov ha negado a Estados Unidos la autoridad moral suficiente para acusarle: “¿por qué buscar esta lista de personas en el otro lado del mundo, si están en la Casa Blanca y el Pentágono?”. El homófobo presidente checheno se ha referido a “los indios asesinados, millones de esclavos africanos, las víctimas de Hiroshima y Nagasaki, millones de vietnamitas, la aldea de Songmi, Afganistán, Iraq, Libia, Belgrado… Mi lista contiene miles de casos sangrientos en los Estados Unidos”.

Al final de su exposición, Kadýrov agrega que “he dedicado mi vida a luchar contra terroristas extranjeros”. Incluso ha asegurado que “famosos en todo el mundo, grandes estadounidenses, vienen sistemáticamente a visitarme, y algunos planean establecerse en Chechenia”. No ha nombrado a ninguno, pero nos gustaría saber quiénes son, si es que existen en realidad.

Por otro lado el Ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, ha estado estos días de visita oficial en Rusia. Es la primera vez que un Ministro de Exteriores británico visita Rusia en los últimos cinco años y en una reunión con Sergey Lavrov, el ministro de exteriores ruso, ha dejado claro que ambos países tienen una relación complicada. Aunque Johnson ha basado su visita en denunciar las injerencias del gobierno ruso en elecciones como las francesas, las americanas o las alemanas también ha dejado claro que uno de los puntos en los que menos se parecen ambos gobiernos es que Reino Unido “habla en nombre de la comunidad LGTB en Chechenia y en cualquier otro sitio, como cabría esperar.

Desde el Kremlin,  han dicho que es TODO MENTIRA. Que ni hay hackers rusos metiendo mano en elecciones ni hay persecución LGTB en su país ni en Chechenia. Y ambos ministros han acabado reconociendo que los dos países continuarán trabajando juntos porque, a pesar de todo, hay algunas cosas en las que sí están de acuerdo.

Fuente | Gay Star News,  vía Dosmanzanas/EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Dos chicos de 20 años se enfrentan a tres años de prisión en Uzbekistán por mantener relaciones homosexuales

Jueves, 7 de diciembre de 2017

pareja-gay-detenida-torturada-uzbekistan-696x522Dos chicos son detenidos y torturados en la antigua república soviética de Uzbekistán por practicar sexo consentido en su propia casa.

La homosexualidad es ilegal en el país y se enfrentan a tres años de cárcel.

Una pareja del mismo sexo ha sido detenida y sometida a torturas anales en Uzbekistán por mantener relaciones consentidas. Ambos están unidos en una relación desde hace unos meses y, hasta su detención, convivían en un piso que habían alquilado en Taskent, la capital de este país de la antigua Unión Soviética. La policía ha confirmado que se les ha sometido a “pruebas” anales, una práctica que el derecho internacional califica de “tortura”. Se enfrentan a una pena de hasta tres años de cárcel. Nadezhda Atayeva, presidenta de la Asociación para los Derechos Humanos en Asia Central, ha dejado claro que “es inaceptable perseguir a la gente por el hecho de mantener relaciones consentidas con otras personas del mismo sexo”. Por otra parte, un tribunal de Moscú anunciaba hace unos días que mantiene la orden de deportación a Uzbekistán para el periodista gay Ali Ferouz, paralizada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Distintas organizaciones internacionales de derechos humanos exigen desde hace tiempo, y vuelven a hacerlo ahora, la derogación del artículo 120 del Código Penal de Uzbekistán, que criminaliza las relaciones entre personas del mismo sexo. Según esta legislación discriminatoria, la policía uzbeka ha detenido a dos jóvenes de 20 años que estaban conviviendo e iniciando una relación estable en Taskent.

Ha sido un portavoz de este cuerpo el que ha confirmado el arresto, así como el sometimiento de las víctimas a “pruebas” anales para “determinar” si habían mantenido sexo entre ellos. Este tipo de exámenes están calificados como “tortura” por el derecho internacional y atentan contra los derechos humanos básicos. Un juez tendrá que decidir la pena para estos chicos, que puede alcanzar hasta los tres años de prisión. Pero su castigo se prolongará, con toda probabilidad, incluso después de la cárcel, debido al estigma social: se enfrentarán a abusos, vejaciones y discriminación social (actitudes permitidas por el Estado uzbeko y, por lo tanto, impunes en casi todos los casos).

“Es inaceptable perseguir a la gente por el hecho de mantener relaciones consentidas con otras personas del mismo sexo. Cada persona es libre de determinar sus propias relaciones. Este incidente no es más que un acto demostrativo de discriminación hacia la comunidad LGTB y refleja las políticas del régimen actual” de Uzbekistán, ha declarado Nadezhda Atayeva, presidenta de la Asociación para los Derechos Humanos en Asia Central.

El periodista gay Ali Ferouz espera el fallo de Estrasburgo

arton44672Rusia decretaba el pasado mes de agosto la expulsión del periodista abiertamente gay Ali Ferouz a Uzbekistán, como informaba dosmanzanas. Ali Ferouz, que en realidad es un pseudónimo profesional (su verdadero nombre es Khoudoberdi Nourmatov) es un periodista independiente, aunque desde hace algo más de un año trabaja de forma estable para Novaya Gazeta, un periódico ruso crítico con Vladimir Putin y comprometido con los derechos humanos (es el periódico que destapó, por ejemplo, la persecución a homosexuales en Chechenia).

Aunque nació en Rusia, país en el que su madre y hermanos residen legalmente y en el que él mismo vivió durante su infancia y adolescencia, tiene la nacionalidad uzbeka. En 2008 se instaló en Uzbekistán, pero no tardó en colocarse en el punto de mira de los servicios secretos de ese país, que llegaron a someterlo a tortura por negarse a colaborar con ellos. En 2009 volvió a Rusia. Allí ha continuado su labor de periodista y ha solicitado asilo político, que le ha sido denegado. De hecho, Ferouz ya sufrió una primera detención el pasado marzo, aunque en aquella ocasión pudo evitar la expulsión.

Pero en agosto fue arrestado durante un control policial en Moscú. Pocas horas después el juez ordenaba su expulsión inmediata a Uzbekistán. Tras escuchar la decisión, Ferouz intentó autolesionarse con un bolígrafo, aunque los agentes que lo custodiaban lo impidieron. Y es que Ferouz, abiertamente gay, activista en favor de los derechos humanos y muy crítico con el régimen uzbeko (que precisamente destaca por su poco respeto a los derechos humanos), está convencido de que será detenido y torturado en cuanto pise el país. “Prefiero morir antes que regresar a Uzbekistán”, decía entonces, en palabras que trasmitidas por Daniil Khaïmovitch, su abogado.

Hace unos días, un tribunal de Moscú reafirmaba el mantenimiento de la multa y la orden de deportación. Sin embargo, Rusia no puede hacer efectiva la expulsión hasta que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos realice un dictamen oficial. Este tribunal con sede en Estrasburgo, hasta el que ha llegado el caso de Ferouz, mantiene paralizada la orden rusa y todavía no ha anunciado cuál será el sentido del fallo y, por consiguiente, el destino que tendrá que asumir el periodista gay en el punto de mira.

La LGTBfobia de Estado en Uzbekistán se mantiene de Karimov a Mirziyoyev

En febrero de 2016, Islom Karimov, entonces presidente de Uzbekistán, realizaba unas declaraciones cargadas de odio homófobo: “la homosexualidad es repugnante para los uzbekos”. Karimov también dijo que la homosexualidad es una manifestación “vulgar” de la cultura occidental, en un nuevo ataque contra las personas LGTB en este país de Asia Central. Otra de sus perlas fue asegurar que “cuando los hombres viven con hombres y mujeres viven con mujeres, creo que debe haber algo mal aquí”, una opinión que trataba de justificar con un dicho uzbeko: “cuando Dios quiere revelar la vulgaridad de alguien, primero le quita la razón”.

El caso es que, seis meses después de esta ristra de declaraciones homófobas, Karimov moría, víctima de una hemorragia cerebral. Karimov presidía Uzbekistán desde 1989 (cuando fue elegido primer secretario del Partido Comunista) y en las distintas elecciones celebradas tras la caída de la Unión Soviética ha sido reelegido con victorias aplastantes. Eso sí, todas ellas han sido cuestionadas por la comunidad internacional, que ha llegado a denunciar parcialidad e incluso fraude electoral. Su última elección fue en 2015 con un supuesto 90% de los sufragios a su favor (una vez más, criticado por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, OSCE).

sh-mirziyoyevShavkat Mirziyoyev, actual presidente de Uzbekistán

Con la muerte de Karimov, siguiendo con los trámites que marca la legislación uzbeka, el presidente del Senado asumía la presidencia del país de forma interina. Le correspondió a Nigmatilla Yuldashev, que previamente había ejercido el cargo de ministro de Justicia entre 2011 y 2015. Pero su escaso peso político no le ayudaría a mantener la presidencia, que finalmente recaía en Shavkat Mirziyoyev en diciembre de 2016. Mirziyoyev fue el primer ministro de Islom Karimov.

El respeto a los derechos humanos del colectivo LGTB fue inexistente durante la presidencia de Karimov, al que varias organizaciones y medios han tildado durante años de “dictador”, pero los dos sucesores (Yuldashev y Mirziyoyev, este último en el cargo) estaban en puestos de responsabilidad durante sus últimos mandatos y participaron en la persecución LGTBfóbica de Estado o, cuanto menos, no la combatieron. Del mismo modo que no lo han hecho al asumir la presidencia, legitimando la discriminación y poniendo a Uzbekistán en el mapa de la vergüenza (al ser uno de los más de setenta países que siguen criminalizando la homosexualidad).

 

Fuente Gay Star News, vía Dosmanzanas, EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cobran fuerza los temores de que Zelimkhan Bakaev, joven cantante checheno, haya sido asesinado tras ser detenido por “sospecha de homosexualidad”

Miércoles, 25 de octubre de 2017

bez-nazvaniya-e1508762632279Máxima preocupación por la vida de Zelimkhan Bakaev, cantante checheno de 26 años cuya desaparición han denunciado familiares y amigos y que según asegura la organización Russian LGBT Network habría sido capturado durante las recientes redadas contra la población homosexual en ese país, torturado y asesinado. Aunque las autoridades de Grozni alegan que Bakaev está fuera del país e incluso han dado difusión a un vídeo en el que un joven que se le parece mucho asegura estar en Alemania, se teme lo peor.

Bakaev, que residía en Moscú, viajó a su Chechenia natal en agosto para asistir a la boda de una hermana. Pocas horas después de pisar el país desapareció. El 8 de agosto fue visto por última vez, aunque su familia no denunció su desaparición a la policía chechena hasta el 17 de agosto. Tampoco constaba actividad en sus redes sociales. Su cuenta de Instagram, de hecho, había desaparecido misteriosamente. Su cuenta de Twitter aún permanece abierta, aunque el cantante era poco activo en esta red social y su último tuit se remonta al 21 de abril. Su madre y su tía sí que llegaron a recibir un mensaje de WhatsApp procedente de su teléfono pocos días después de la desaparición, asegurando que estaba bien y que tenía que viajar al extranjero. No recibió ningún mensaje más y su teléfono no ha vuelto a dar señales de estar encendido. Su entorno cree, de hecho, que el mensaje lo escribió otra persona, y no concede verosimilitud a la idea de que Bakaev quisiese viajar al extranjero, ya que sus esfuerzos se centraban en la actualidad en desarrollar una carrera musical en Moscú, donde se había trasladado a vivir.

Las primeras semanas tras su desaparición han estado sembradas de absoluta confusión. Fuentes anónimas aseguraban que Bakaev se encontraba retenido en un centro de detención para homosexuales. El hecho de que Bakaev sea un personaje conocido en su país llevó incluso a un ministro del Gobierno checheno a desmentir que hubiese sido detenido. Para añadir aún más desconcierto, en septiembre aparecía colgado en YouTube un vídeo, rápidamente difundido por la televisión pública chechena, en la que un joven que ciertamente guarda gran parecido físico con Bakaev aseguraba encontrarse en Alemania, un país mucho más agradable para vivir que Grozni o Moscú, dos lugares “llenos de gilipollas”. Un vídeo que el entorno del cantante cree que es falso y que de hecho parece rodado en la propia Chechenia (entre otras razones, por aparecer sobre una mesa una bebida energética de marca rusa que no se comercializa en Alemania).

Semanas después de que el sospechoso vídeo fuese hecho público, y sin que familia y amigos hayan vuelto a recibir mensaje alguno de Bakaev, desde Russian LGBT Network, organización que ha denunciado la persecución de personas LGTB en Chechenia y que ha organizado una red de ayuda a las que han conseguido escapar de las redadas (permitiendo, por ejemplo, la huida de varias decenas de ellas a Canadá) aseguran tener confirmación de que en efecto Zelimkhan Bakaev fue detenido tras pisar suelo checheno por “sospecha de homosexualidad”. Otra segunda fuente cercana a activistas LGTB locales habría confirmado a NewNowNext, un medio LGTB estadounidense, que Bakaev habría fallecido tras ser torturado pocas horas después de su detención.

Motivos para la preocupación

La persecución a homosexuales en Chechenia, república que forma parte de la Federación Rusa, salto a los medios internacionales a principios de abril gracias al diario ruso Novaya Gazeta, y pese a las negativas tanto de las autoridades chechenas como de las rusas, así como de los esfuerzos de los defensores de Vladimir Putin por presentarla como una campaña de intoxicación, informes posteriores de organizaciones de derechos humanos la han confirmado. El propio presidente checheno, Ramzán Kadýrov, aunque sin admitir de forma explícita la persecución, ha dedicado frases insultantes a los homosexuales y ha reconocido estar dispuesto a perdonar los asesinatos de estos que sus propias familias cometan para limpiar su honor.

Hay motivos, por tanto, para estar seriamente preocupado por la vida de Zelimkhan Bakaev. Nosotros seremos, de hecho, los primeros que nos alegraríamos de saber que en esta ocasión la propaganda chechena tenía razón y que el joven se encuentra sano y salvo fuera de Chechenia. Nos tememos sin embargo lo peor.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , ,

Rusia decreta la expulsión de un periodista abiertamente gay a Uzbekistán, donde su integridad corre serio peligro

Sábado, 5 de agosto de 2017

arton44672Que Rusia no es precisamente un buen lugar para las personas abiertamente homosexuales no es ningún secreto, pero los hay peores. Uzbekistán, por ejemplo, uno de los más de setenta países que a día de hoy criminalizan la homosexualidad. Muestra de ello es el infierno que en este momento vive el joven periodista Ali Ferouz, detenido en Rusia y del que un juez ha ordenado su expulsión a Uzbekistán. Ferouz se ha intentado autolesionar al conocer la noticia, aunque los agentes que lo custodiaban lo han impedido. Organizaciones como Amnistía Internacional y Reporteros Sin Fronteras han pedido a Rusia que paralice la expulsión.

Ali Ferouz, que en realidad es un pseudónimo profesional (su verdadero nombre es Khoudoberdi Nourmatov) es un periodista independiente, aunque desde hace algo más de un año trabaja de forma estable para Novaya Gazeta, un periódico ruso crítico con Vladimir Putin y comprometido con los derechos humanos (es el periódico que destapó, por ejemplo, la persecución a homosexuales en Chechenia). Aunque nacido en Rusia, país en el que su madre y hermanos residen legalmente y en el que él mismo vivió durante su infancia y adolescencia, tiene la nacionalidad uzbeka. En 2008 se instaló en Uzbekistán, pero no tardó en colocarse en el punto de mira de los servicios secretos de ese país, que llegaron a someterlo a tortura por negarse a colaborar con ellos. En 2009 volvió a Rusia. Allí ha continuado su labor de periodista y ha solicitado asilo político, que le ha sido denegado. De hecho, Ferouz ya sufrió una primera detención el pasado marzo, aunque en aquella ocasión pudo evitar la expulsión.

Pocos meses después, Ferouz ha vuelto a ser detenido. Fue el pasado martes, en un control policial en Moscú. Pocas horas después el juez ordenaba su expulsión inmediata a Uzbekistán.  Tras escuchar la decisión, Ferouz intentó autolesionarse con un bolígrafo, aunque los agentes que lo custodiaban lo impidieron. Y es que Ferouz, abiertamente gay, activista en favor de los derechos humanos y muy crítico con el régimen uzbeko (que precisamente destaca por su poco respeto a los derechos humanos), está convencido de que será detenido y torturado en cuanto pise el país. “Prefiero morir antes que regresar a Uzbekistán”, ha asegurado, en palabras que ha transmitido su abogado, Daniil Khaïmovitch.

Tanto Reporteros Sin Fronteras como Amnistía Internacional (organización en la que el propio periodista milita y que ya en abril se movilizó para evitar entonces su expulsión) han pedido a Rusia que detenga la expulsión. “Ali Ferouz es abiertamente gay, milita en favor de los derechos humanos y es corresponsal de Novaya Gazeta, un periódico independiente. Un cóctel casi mortal para cualquiera que esté en la situación de ser expulsado a Uzbekistán, donde la ‘sodomía’ es un delito y en el que la tortura es endémica”, ha declarado Denis Krivosheev, director adjunto para Europa y Asia central de Amnistía Internacional.

Confiemos en que Ali Ferouz pueda esquivar la expulsión.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , ,

El presidente de Chechenia asegura que perdonará los “crímenes de honor” contra homosexuales cometidos por sus propias familias

Jueves, 27 de julio de 2017

300x300_rusia-investiga-chechenia-gays_fb_thumbHace unos días hacíamos alusión a las primeras declaraciones del líder checheno, Ramzán Kadýrov, a un medio occidental sobre la persecución a homosexuales en su país. Formaban parte de una entrevista para Real Sports, un programa de la cadena HBO, que aún no se había emitido. Las frases entresacadas de la entrevista, que HBO había utilizado a modo de aperitivo, no eran precisamente tranquilizadoras. Lo cierto es que tras la emisión del programa los peores temores se confirman, especialmente al conocerse que Kadýrov está dispuesto a perdonar los asesinatos de homosexuales que sus propias familias cometan. Los espantosos “crímenes de honor” quedan así legimitimados en esa república de la Federación Rusa.

Kadýrov concedió la entrevista para el programa de Real Sports emitido el 18 de julio, que describía como el líder checheno se ha servido de las “artes marciales mixtas” (también conocidas por su acrónimo inglés, MMA) para acrecentar y consolidar su popularidad. David Scott, el periodista que le entrevistaba, no dejó pasar la oportunidad de preguntarle por la persecución a homosexuales en Chechenia, un escándalo de violación de los derechos humanos destapado a principios de abril por el diario ruso Novaya Gazeta y que, pese a las reiteradas negativas tanto de las autoridades chechenas como de las rusas, e incluso de los esfuerzos de los defensores de Vladimir Putin por presentarlo como una campaña de intoxicación occidental, informaciones posteriores de organizaciones de derechos humanos confirmaban.

Como explicamos en nuestra anterior entrada, Scott le preguntó abiertamente a Kadýrov sobre la persecución homófoba. “Eso es una estupidez. Aquí no tenemos a ese tipo de gente. No tenemos gais. Y si hay alguno, llevénselos a Canadá, alabado sea Dios. Llevénselos lejos de nosotros. Para purificar nuestra sangre, si hay alguno, llevénselos”, le respondía el presidente checheno. “Son el demonio”, respondía a una nueva pregunta. “Son unos vendidos. No son personas. Que Dios les condene por sus acusaciones. Tendrán que responder por ello ante el Todopoderoso. América está llevando a cabo una política antirrusa contra los líderes del pais. Saben que estoy dispuesto a dar mi vida por Rusia, y que tengo un Ejército capaz de atacar y defenderse. Ya veremos cómo le va a cada uno”, añadía, enlazando directamente la homofobia con las acusaciones a Estados Unidos de estar detrás de las informaciones. “América no es lo suficientemente fuerte como para ser un enemigo de Rusia. Nosotros tenemos un gobierno fuerte y somos una potencia nuclear. Aunque nuestro gobierno fuese completamente destruido, nuestros misiles nucleares se activarían de inmediato. Pondremos al mundo entero de rodillas y les daremos bien por culo”, respondía al pedirle Scott aclaraciones sobre si consideraba a Estados Unidos su enemigo.

Lo que entonces no se difundió es que a Kadýrov también se le preguntó por los terribles “crímenes de honor”, en los cuales son los propios familiares los que asesinan a sus hijos, hermanos o sobrinos homosexuales para así limpiar el honor de la familia, y que según las informaciones que llegan de Chechenia no solo estarían en alza, sino que contarían con el beneplácito de las autoridades locales. Uno esperaría que Kadýrov lo hubiese negado, pero su respuesta no hizo sino confirmar las informaciones previas: “Si tenemos esa gente aquí, claro que le digo oficialmente que sus familiares no lo permitirán, por nuestra fe, nuestra mentalidad, nuestras tradiciones. Aunque legalmente sea un delito, lo perdonaríamos”. Sin más comentarios…

La administración Trump, “preocupada”

El grado de homofobia contenida en las declaraciones de Kadýrov fue tal que por primera vez la administración Trump, que a diferencia de la administración Obama había dejado de mostrar cualquier signo de inquietud por la situación de los derechos LGTB en Rusia (o en otros países), ha expresado cierto malestar.

Al día siguiente a la emisión de la entrevista, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, aseguró que las palabras del presidente checheno eran “muy preocupantes”. Nauert aseguró, a este respecto, que el Departamento de Estado había expresado ya su preocupación a las autoridades rusas “al más alto nivel”.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , ,

El presidente de Chechenia, sobre los homosexuales: “no tenemos ese tipo de gente aquí. Son el demonio”

Lunes, 17 de julio de 2017

indicePrimeras declaraciones del líder checheno, Ramzán Kadýrov, a un medio occidental sobre la persecución a homosexuales en Chechenia, república de la Federación Rusa. Y no son precisamente tranquilizadoras. En una entrevista con el periodista David Scott para un episodio del programa Real Sports, de la cadena HBO, el presidente checheno, aliado político de Vladimir Putin, ha negado la existencia de homosexuales en su país y ha pedido que, en caso de existir alguno, “que se los lleven a Canadá para purificar nuestra sangre”.

Kadýrov concedió una entrevista a Real Sports para un programa que emitirá el próximo 18 de julio, y que versará sobre como el líder checheno se ha servido de las denominadas “artes marciales mixtas” (también conocidas por su acrónimo inglés, MMA) para acrecentar y consolidar su popularidad. David Scott, el periodista que le entrevistaba, no dejó pasar la oportunidad de preguntarle por la persecución a homosexuales en su país, un escándalo de violación de los derechos humanos destapado a principios de abril por el diario ruso Novaya Gazeta y que, pese a las reiteradas negativas tanto de las autoridades chechenas como de las rusas, e incluso de los esfuerzos de los defensores de Vladimir Putin por presentarlo como una campaña de intoxicación occidental, informaciones posteriores de organizaciones de derechos humanos no han hecho sino confirmar.

Parte de la entrevista a Kadýrov ha sido ya hecha pública, como “aperitivo” del programa, incluyendo las preguntas de Sott sobre la persecución homófoba. “Quería preguntarle sobre las supuestas redadas, secuestros y torturas de hombres gais en la República [de Chechenia]. ¿Quiere hacer alguna aclaración sobre ese tema, señor presidente?”, pregunta el periodista. “¿Para qué ha venido este aquí? ¿A qué vienen estas preguntas?, murmura en ese momento el presidente checheno mientras se ríe, incómodo, dirigiendo la mirada hacia el lateral en el que se adivina están sus asesores. “Eso es una estupidez. Aquí no tenemos a ese tipo de gente. No tenemos gais. Y si hay alguno, llevénselos a Canadá, alabado sea Dios. Llevénselos lejos de nosotros. Para purificar nuestra sangre, si hay alguno, llevénselos”, responde, dirigiéndose ya de nuevo al periodista.

“¿Pero no le preocupa cuando lee todas estos testimonios de jóvenes que dicen que han sido torturados durante días? Como una cuestión de ley y de orden en la República [de Chechenia], ¿no le preocupan escuchar estas historias?”, insiste David Scott. “Son el demonio”, responde directamente Kadýrov. “No son personas. Que Dios les condene por sus acusaciones. Tendrán que responder por ello ante el Todopoderoso. América está llevando a cabo una política antirrusa contra los líderes del pais. Saben que estoy dispuesto a dar mi vida por Rusia, y que tengo un Ejército capaz de atacar y defenderse. Ya veremos cómo le va a cada uno”, añade, enlazando directamente la homofobia con las acusaciones a Estados Unidos de estar detrás de las informaciones.

“¿Entonces ve a los Estados Unidos como un enemigo de su país?”, pregunta Scott. “América no es lo suficientemente fuerte como para ser un enemigo de Rusia. Nosotros tenemos un gobierno fuerte y somos una potencia nuclear. Aunque nuestro gobierno fuese completamente destruido, nuestros misiles nucleares se activarían de inmediato. Pondremos al mundo entero de rodillas y les daremos bien por culo”, responde, dejando bien claro el tipo de personaje que es.

Insertamos a continuación el vídeo que contiene dicho momento de la entrevista (a partir de los 00:25 segundos):

Las imágenes de la entrevista a Kadýrov han sido hecho públicas pocos días después de que Novaya Gazeta, el diario ruso que dio las primeras informaciones de lo que estaba sucediendo en Chechenia, publicase que 27 hombres fueron asesinados por las fuerzas del orden el pasado 25 de enero sin haber sido formalmente detenidos ni llevados a juicio. Asesinatos que Amnistía Internacional ha pedido investigar, y que aunque no tendrían relación directa con la purga de homosexuales emprendida por las autoridades chechenas (sino con una serie de redadas desencadenadas por el asesinato de un polícia en diciembre) sí ponen otra vez de manifiesto la terrible situación de los derechos humanos en esa república de la Federación Rusa.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , ,

Rusia se niega a dar veracidad al asesinato de 56 personas en Chechenia

Sábado, 15 de julio de 2017

300x300_rusia-investiga-chechenia-gays_fb_thumbEl primer ministro de Chechenia, Kadirov, junto a Vladimir Putin

El Novaya Gazeta, el diario que denunció la “purga” gay en Chechenia acusa ahora al gobierno de Ramzan Kadirov de haber ejecutado sin juicio previo a 56 personas el pasado mes de enero, entre las que habría 27 homosexuales.

El gobierno checheno niega la información y el Kremlin decide aceptar la palabra de Kadirov e ignorar la información porque desconocen la fuente del periódico.

Hace unos días el periódico ruso Novaya Gazeta (muy crítico con el Kremlin de Vladimir Putin) publicaba una información en al que aseguraba que en la noche del 25 de enero de este año 56 personas fueron ejecutadas sin juicio previo en la capital de Chechenia, Grozny, como respuesta al asesinato de un policía el 16 de diciembre de 2016.

Según relata el Novaya Gazeta, las víctimas fueron detenidas y ejecutadas sin juicio previo y sus cuerpos fueron llevadas a “varios cementerios, incluidos algunos cristianos, en los que fueron enterrados en fosas comunes poco profundas.” La Russian LGBT Network confirmó esa información del Novaya Gazeta poco después y añadió que entre los 56 asesinados habría 27 homosexuales: “Por lo que sabemos, la información del Novaya Gazeta es cierta. Respecto a la orientación sexual de las víctimas, hay varias personas homosexuales en esa lista, pero no lo eran todos en absoluto.

El Novaya Gazeta, además, publicó el listado de nombres de los 56 asesinados, un movimiento que justificaron como una forma de presionar al Comité de Investigaciones de rusia, organismo al que el periódico acusa de estar perdiendo el control de la situación: “Cuando comenzamos esta investigación hace dos meses esperábamos que hubiera cooperación. Hoy es obvio que el Comité de Investigaciones ruso está perdiendo terreno en este problema. Por eso hemos publicado la lista de nombres de aquellos que, según nuestra información, fueron víctimas de la peor ejecución extrajudicial posible en Grozny. Y ahora la investigación, que carece de supervivientes que fueran testigos, tendrá que lidiar con los testigos especiales. Porque sólo los muertos no tienen nada que temer en Chechenia.

Como ya viene haciendo desde que el mismo Novaya Gazeta denunciara en marzo la “purga” de personas gais que el presidente de Chechenia, Ramzan Kadyrov, está llevando a cabo en el país, el gobierno checheno ha negado toda la información.

A pesar de la información del periódico y de que los activistas LGTB le dan veracidad, el Kremlin ha decidido ignorar la información. Un portavoz del presidente ruso, Dmitry Peskov, ha declarado a la prensa que han tomado nota de la información “del mismo modo que hemos tomado nota de la negación de esta información por parte de los cuerpos de seguridad chechenos. La información es de carácter anónimo. No está clara cuál es la fuente. Eso es todo lo que podemos decir por ahora.

Fuente | Pink News, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Revelan el nombre de 27 hombres asesinados por ser gays o bisexuales en Chechenia

Jueves, 13 de julio de 2017
Mads Nissen

Mads Nissen

El mismo medio ruso que publicó la purga masiva de homosexuales en Chechenia, Novaya Gazeta, publica ahora los nombres de 27 personas que habrían sido asesinadas, por ser homosexuales o bisexuales.

Los nombres de 27 hombres asesinados por las autoridades de Chechenia durante los operativos de detención en contra de hombres homosexuales fueron revelados. La información fue difundida por el medio local Novaya Gazeta, mismo periódico que informó sobre las detenciones en contra de homosexuales y la creación de un campo de concentración para recluirlos.

El reportaje fue presentado este domingo y en el mismo informa que, pese a que sólo cuentan con el nombre de 27 hombres ejecutados en Grozny, capital de Chechenia, se estima que hasta el momento han sido asesinados cerca de 60 hombres por el gobierno de Ramzan Kadyrov.

Las investigaciones encontraron que los hombres fueron detenidos en fechas diferentes pero todos fueron asesinados en las noches del 25 y 26 de enero de 2017. “Según nuestra información, los detenidos fueron fusilados esa noche y han sido llvados a cementerios, entre ellos cristianos, y enterrados en tumbas apresuradamente excavadas”, señala el reportaje.

Ante la ausencia de avances por parte de la investigación del gobierno ruso sobre la purga de homosexuales en Chechenia, denunciada en abril por Novaya Gazeta, el mismo medio publica ahora los nombres y fechas de nacimiento de hasta 27 personas que habrían sido ejecutadas el 26 de enero en Grozny, una de las ciudades donde se sospecha existe un campo de concentración clandestino. A pesar de que las autoridades chechenas siguen haciendo oídos sordos y negando que tal purga se haya producido por la inexistencia de personas gays en su país, el objetivo del medio ruso no es otro que el de presionar para conseguir la liberación de las posibles personas que permanecen todavía retenidas contra su voluntad por los funcionarios de Ramzan Kadirov, así como localizar los tumbas donde yacen las personas asesinadas, enterradas en «sepulcros excavados apresuradamente», según los testimonios, con el objetivo de exhumar los cadáveres y determinar la veracidad de los informes.

Novaya Gazeta reveló en abril que el gobierno había emprendido operativos destinados a detener hombres homosexuales para después aprisionarlos en un campo de concentración. La revelación desencadenó la indignación internacional y culminó en una investigación por parte de las autoridades rusas y chechenas que determinó que no hubo ninguna persecución.

La resolución causó extrañeza e indignación, pues medios internacionales como CNN entrevistaron a los supervivientes del campo de concentración. Frente a este panorama, y a la infructífera cooperación de las agencias gubernamentales y policiacas, Novaya Gazeta decidió publicar los nombres de las personas que, según sus investigaciones, fueron asesinadas bajo esta causa.

“Dos meses habíamos esperado que la cooperación al principio de la investigación fuera efectiva. Hoy es obvio que el Comité de Investigación de Rusia está perdiendo terreno sobre esta situación. Es por eso que publicamos la lista de aquellos que, según nuestra información, fueron víctimas de las peores ejecuciones extrajudiciales posibles en Grozny”, comenta la nota. Además agrega: “Y ahora la investigación, cuyos testigos no tienen vida, tendrá que tratar con testigos especiales, porque sólo los muertos no tienen nada que temer en Chechenia”

«Hasta donde sabemos, la información de la Novaya Gazeta sobre la muerte de 27 personas es cierta (…). Con respecto a la orientación sexual de los muertos, hasta donde sabemos que hay personas homosexuales en esta lista, pero no todas», asegura un miembro de la Red LGBT Rusa, quienes, hasta el momento, ya han «sacado a 43 personas de Chechenia a distintas regiones de Rusia, que no nombramos por motivos de seguridad. Esperamos la ayuda de países europeos con los visados para sacarles al extranjero». Algunos ya se encuentran acogidos en Francia y Alemania, dos de los pocos países cuyos mandatarios, Emmanuel Macron y Angela Merkel, han exigido a Vladimir Putin una investigación para aclarar esta situación, así como el cese de la discriminación a personas por su orientación sexual.

Si bien Novaya Gazeta viene informando sobre los abusos y homicidios en Chechena desde hace varios años, a comienzos de abril destapaba lo que se ha denominado como una purga masiva de homosexuales en la pequeña república gobernada por Kadirov. Los primeros testimonios relatan cómo han sido interrogadas, torturadas y confinadas en campos de concentración, para después ser liberadas, presionando a sus familias para que les proporcionen lo que denominan una «muerte de honor». A las primeras reacciones, principalmente por parte de activistas, surgen las de algunos representantes políticos, como la embajadora de los Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, que demanda que esta situación «no puede ser ignorada», pero sin que se produzca ninguna reacción oficial por parte de ningún gobierno occidental. Londres, México y Madrid piden el cese del «exterminio y tortura de homosexuales en Chechenia», llegando a ser detenidos varios activistas en San Petersburgo por proclamar las mismas consignas, como también lo serían 5 activistas en Moscú que pretendían entregar 2 millones de firmas al fiscal general de Rusia. La primera denuncia se interpone finalmente ante la Corte Penal Internacional contra Kadirov y sus funcionario por parte de tres asociaciones francesas que luchan por los derechos del colectivo LGBT.

«Dos meses habíamos esperado que la cooperación al principio de la investigación fuera efectiva. Hoy es obvio que el Comité de Investigación de Rusia está perdiendo terreno sobre esta situación. Es por eso que publicamos la lista de aquellos que, según nuestra información, fueron víctimas de las peores ejecuciones extrajudiciales posibles en Grozny (…). ahora la investigación, cuyos testigos no tienen vida, tendrá que tratar con testigos especiales, porque sólo los muertos no tienen nada que temer en Chechenia», declaran desde Novaya Gazeta publicando una lista con los siguientes nombres y sus fechas de nacimiento:

Abdulmezhidov Adam Isayevich (27 de mayo de 1987)

Abumuslimov Apti Hasanovich (J2 de junio de 1989)

Abdulkerimov Said-Ramzan Ramzanovich (25 de marzo de 1990)

Alimkhanov Islam Alievich (6 de julio de 1998)

Abubakarov Adam Dzhabrailovich (5 de mayo de 1995)

Bergaev Ismail Shadidovich (19 de agosto de 1998)

Dasaev Adam Ilyasovich (16 de junio de 1988)

Jabaev Zelimkhan Khizirovich (18 de diciembre de 1993)

Ilyasov Adam Khuseinovich (22 de septiembre de 1997)

Lugaev Rizvan Said-Khamzatovich (13 de septiembre de 1987)

Malikov Rizvan Agdanovich (1 de junio de 1990)

Muskiev Mohma Turpalovich (19 de julio de 1988)

Mussanov Temirlan Ahmadovich (28 de abril de 1986)

Ozdiev Usman Vakhaevich (24 de diciembre de 1989)

Rashidov Doku Ibrahimović (30 de mayo de 1995)

Syriev Magomed Musayevich (23 de febrero de 1993)

Soltamanov Ismail Ezer-Aliyevich (30 de mayo de 1994)

Suleimanov Magomed Arbeevich (3 de enero de 1987)

Tuchaev Ahmed Ramzanovich (23 de febrero de 1987)

Khabuev Khamzat Slaudinovich (14 de febrero de 1993)

Hakimov Alvi Aslambekovich (16 de noviembre de 1992)

Khamidov Shamil Ahmedovich (14 de noviembre de 1986)

Tsikmaev Ayub Sultanovich (4 de abril de 1984)

Shapiev Muslim Isayevich (28 de noviembre de 1989)

Eskarbiev Saikhan Vahamsoltovich (23 de mayo de 1992)

Yusupov Sakhab Isayevich (19 de enero de 1990)

Yusupov Shamkhan Shaykhovich (17 de junio de 1988)

Fuente Desastre/Universogay

General , , , , , , ,

Human Rights Watch (HRW) acusa a la Policía de Chechenia de intentar “purgar” de la sociedad a homosexuales

Martes, 30 de mayo de 2017

chechenia-colectivo-lgtb-manifestaciones-696x522“Mucho de los hombres detenidos han huido de Chechenia, pero mientras sigan en Rusia se enfrentan a un doble riesgo de ser perseguidos por las fuerzas de seguridad chechenas y por sus propios familiares”. 

La organización internacional Human Rights Watch ha elaborado un informe de 42 páginas sobre Chechenia, basado en entrevistas con víctimas que han escapado de la purga homófoba de esta república semiautónoma de la Federación de Rusia. El documento explica cómo, con el apoyo y el permiso del Kremlin, Ramzán Kadýrov, presidente de la República de Chechenia, ha construido un régimen tiránico y autocrático que viola los derechos humanos de los disidentes, entre los que se incluyen los hombres homosexuales (sin descartar otras posibles víctimas LGTB). La citada ONG pide al presidente federal, Vladimir Putin, que se haga justicia y que se proteja a las víctimas, así como a los periodistas amenazados por informar sobre el tema en Rusia.

Human Rights Watch (HRW) ha acusado en un informe a la Policía de Chechenia de detener, torturar, golpear y humillar a decenas de hombres homosexuales y bisexuales en un intento por “purgarles” de la sociedad chechena.

A principios de mayo, el presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró que solicitaría al fiscal general, Yuri Chaika, y al ministro del Interior, Vladimir Kolokoltsev, que apoyen las investigaciones iniciadas desde la Comisión de Derechos Humanos sobre las supuestas violaciones de Derechos Humanos del colectivo homosexual en Chechenia.

HRW ha pedido a Rusia que garantice que su investigación sobre estas acusaciones será eficaz y que perseguirá a las autoridades chechenas correspondientes en el caso de que se demuestre que han cometido abusos con los homosexuales.

“Los hombres sometidos a estas purgas de homosexuales han sufrido un terrible cautiverio en Chechenia”, ha asegurado el director sobre derechos de la comunicad LGTB de HRW, Graeme Reid. “El Kremlin debe llevar ante la justicia a aquellos responsables de la violencia y proteger a toda la población rusa, sin importar su orientación sexual”, ha añadido.

La organización no gubernamental ha señalado que la Policía de Chechenia mantiene encerrados a los hombres en varios centros de detención no oficiales, en los que también se encontraban drogadictos y supuestos insurgentes. Las autoridades golpeaban y electrocutaban a los detenidos y animaban a otros reclusos a pegar y humillar a los hombres homosexuales.

 HRW también ha llamado a la comunidad internacional a proporcionar un refugio seguro a las víctimas, que permanecen en riesgo de sufrir daños físicos si continúan en Rusia.

“Mucho de los hombres detenidos han huido de Chechenia, pero mientras sigan en Rusia se enfrentan a un doble riesgo de ser perseguidos por las fuerzas de seguridad chechenas y por sus propios familiares”, ha asegurado la organización en un comunicado.

Chechenia es un país de mayoría musulmana muy conservador en el que la homosexualidad llegar a ser considerada como una práctica que va en contra del honor familiar.

El periódico ruso ‘Novaya Gazeta’ informó en abril de que las autoridades chechenas mantenían detenidos a más de un centenar de hombres por ser homosexuales. Al menos tres de ellos han muerto a manos de las autoridades, según este medio.

Fuente Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Continúa la masacre LGTB en Chechenia: 26 muertos, familias coaccionadas y engaños a los investigadores

Lunes, 29 de mayo de 2017

indiceEl siniestro Ramzan Kadirov, primer ministro de Chechenia

El periódico que destapó la persecución a hombres gais en Chechenia asegura ahora que la cifra de asesinados sube a 26 personas.

Afirman además que la policía chechena está presionando a las familias de las víctimas y desaparecidos para firmar declaraciones en las que aseguran que sus familiares se marcharon a Moscú.

El campo de concentración en el que estaban detenidos más de 100 hombres aparece ahora desmantelado, se cree que los prisioneros han sido trasladados a otra base militar. 

La situación del colectivo LGTB en Chechenia continúa siendo dramática y, por ahora, no parece que vaya a terminar. Desde que a principios del mes de abril el periódico ruso Novaya Gazeta denunciara las atrocidades que el gobierno de la república de Chechenia, liderado por el fanático islamista Ramzan Kadirov, muchas han sido las organizaciones internacionales que han denunciado lo que está ocurriendo; recibiendo una respuesta más bien tibia por parte de los gobiernos de todo el mundo.

Ahora el mismo periódico asegura en un nuevo artículo que el número de hombres gais asesinados por la policía chechena asciende ya a 26. Entre las víctimas, según el Novaya Gazeta, habría un miembro de la Guardia Nacional Rusa; aunque desde el cuerpo de seguridad han emitido un comunicado asegurando que “no ha habido ningún incidente en el que un miembro en servicio de la Guardia Nacional haya sido asesinado en el distrito del Cáucaso Norte según nuestra investigación preliminar“.

El Novaya Gazeta asegura además que las familias de las víctimas y también las de los desaparecidos están siendo presionadas por las fuerzas de seguridad chechenas para que firmen una declaración que explique su hijo o hermano “abandonó la república para trabajar en Moscú a finales de febrero. No hay ninguna conexión con la policía chechena“.

Hace unas semanas la canciller alemana Angela Merkel exigía a Vladimir Putin en mitad de una rueda de prensa que utilice su poder para investigar lo que está ocurriendo en el país que, aún siendo relativamente independiente, está bajo control ruso. Aunque la embajada rusa en Israel envió una carta a un periódico asegurando que el gobierno de Putin ha investigado en la región y no han encontrado nada, finalmente enviaron un Comité a la región. Al llegar al lugar en el que, según la información del Novaya Gazeta, se había establecido una prisión ilegal en la que los hombres gais estaban siendo retenidos, descubrieron que el lugar había sido desmantelado y estaba cubierto por escombros. Varios investigadores independientes aseguran que los prisioneros han sido trasladados a una base de entrenamiento de las Fuerzas Especiales de la Policía en Terek, a unos 60 kilómetros de la localización de la prisión ilegal. El acceso del comité de investigación a dicha base fue denegado porque, según las autoridades chechenas, se estaban llevando a cabo maniobras militares.

Desde la Russian LGBT Network aseguran que ya han ayudado a 42 hombres gais a huir de la región, aunque denuncian que les está resultando extremadamente complicado conseguir visados en algunos países. Mientras el presidente de Lituania, Linas Linkevicius, ha concedido asilo a dos hombres gais chechenos y ha apremiado a otros países a que hagan lo mismo, en Estados Unidos parece que se están denegando esos visados de refugiados. Desde el departamento de estado americano se han negado a confirmar o desmentir esas informaciones alegando que los registros de visados “son confidenciales y no podemos hablar de casos individuales“.

Hay que recordar que desde el Human Rights Watch y el International Crisis Group siempre han dado veracidad a las informaciones publicadas por el Novaya Gazeta. Como explicaba el HRW en un informe: “(Las informaciones) Son consistentes con los informes que hemos recibido a través de numerosas fuentes fiables, incluyendo fuentes sobre el terreno. La cantidad de fuentes y la consistencia de las historias no nos dejan lugar a duda de que estos devastadores sucesos han ocurrido.

Ramzan Kadirov, el presidente de Chechenia, no sólo es una persona muy cercana a Vladimir Putin sino que además aseguró en sus redes sociales que su intención es la de exterminar a todos los hombres gais del país “antes de que acabe el Ramadán. Tres ONGs francesas le han denunciado ya ante la Corte Penal de La Haya por ser el arquitecto de un genocidio.

Fuente | Pink NewsQueerty, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Lituania concede asilo a dos refugiados gais de Chechenia mientras que en los Estados Unidos “no hay voluntad política”

Lunes, 22 de mayo de 2017

174541919_0El ministro de Asuntos Exteriores de Lituania, Linas Linkevičius, ha confirmado que desde este país “hemos emitido visas a dos [refugiados] procedentes de Chechenia, que fueron perseguidos a causa de su orientación sexual”. Linkevičius no ha proporcionado más detalles sobre la llegada de estas víctimas de la homofobia de Estado chechena. En cambio, el ministro sí ha querido destacar que Lituania se convierte en uno de los primeros países de la Unión Europea que acoge a refugiados de esta república semiautónoma de la Federación de Rusia. Por otra parte, desde la organización igualitaria Russian LGBT Network denuncian que en los Estados Unidos “no hay voluntad política” para facilitar el asilo, aunque por el momento no se ha denegado ninguna solicitud formalmente. El Gobierno de España, por su parte, sigue manteniéndose al margen de todo y guardando silencio.

Venimos recogiendo en los últimos años la hostilidad política hacia los derechos del colectivo LGTB en Lituania, que podéis comprobar poniendo el nombre de Lituania en el buscador. Por este motivo, sorprende que este país báltico, con escaso reconocimiento legal igualitario, sea de los primeros de Europa en dar el paso de acoger a refugiados de la persecución homófoba de Chechenia. El ministro lituano de Exteriores, Linas Linkevičius, ha explicado a la prensa que “hemos planteado estas cuestiones tanto dentro de la UE como en las estructuras parlamentarias del Consejo de Europa, en cuanto a la posibilidad de ayudar y, si es necesario, otorgar asilo”.

Igor Kochetkov, presidente de Russian LGBT Network, relata que su organización ha ayudado a más de 40 hombres gais a salir de la República de Chechenia, hacia otros territorios rusos menos hostiles, para escapar de la violencia motivada por el odio homófobo. De ellos, nueve ya se encuentran fuera de Rusia (incluyendo los dos refugiados en Lituania), según asevera Kochetkov. Pero, a pesar de la solidaridad expresada por miles de ciudadanos de todo el mundo y de organismos oficiales de Europa y de diversos países comunitarios, desde Russian LGBT Network se lamentan de que “la cuestión de los visados está progresando con gran dificultad, francamente”. Algunas personas, incluso, han huido de Rusia sin documentación.

La misma entidad igualitaria también ha manifestado públicamente que en el caso de los Estados Unidos “no hay voluntad política” para facilitar el asilo a refugiados chechenos. Fuentes gubernamentales estadounidenses han añadido en este sentido que “no hay una clasificación de visas designada específicamente para el socorro humanitario”. Debido a la legislación y a la falta de interés de la Administración que encabeza Donald Trump en el tema únicamente serían elegibles los chechenos que solicitaran visas de turistas, condicionados por la necesidad de demostrar que volverían a Rusia. Tampoco el Gobierno de España ha hecho todavía el más mínimo amago de contribuir a ayudar en cualquier forma a las víctimas de Chechenia.

Ramzán Kadýrov, ante la Corte Penal Internacional acusado de “genocidio”

chechenia-300x150Mousse, Stop Homofobia y el Comité Idaho France son las tres entidades francesas que se han unido para llevar al presidente de Chechenia, Ramzán Kadýrov, ante la Corte Penal Internacional de La Haya por las atrocidades homófobas que siguen saliendo a la luz cometidas en este territorio y que se remontarían, al menos, a 2009. Etienne Deshoulières, la abogada que representa a las citadas organizaciones igualitarias francesas, aclara que “esta es la primera vez que la Corte Penal Internacional tendrá que hacer frente a un genocidio cometido contra los homosexuales. La Corte es competente para abordar esta cuestión. Es su deber iniciar una investigación”.

Lituania, un estado hostil a las personas LGTB

Homófobia LituaniaDesde la Liga Gay Lituana (LGL) han expresado su preocupación por lo que consideran un nuevo episodio discriminatorio por razón de orientación sexual. Lo cierto es que Lituania lleva un tiempo avanzando de manera preocupante hacia posiciones cada vez más intransigentes con la realidad LGTB, y de ello hemos dado cuenta en dosmanzanas. En octubre de 2010 entró en vigor la reforma que prohíbe la “manifestación y promoción” de contenidos publicitarios referidos a orientación sexual. Una prohibición que afecta a servicios publicitarios dirigidos a toda la población, y no solo a menores. Poco antes, en marzo de 2010, había entrado en vigor la ley de “de protección de menores contra el efecto perjudicial de la información pública” con el objetivo de obstaculizar la información positiva sobre diversidad sexual. Y aunque su versión inicial fue corregida por las protestas, su redacción definitiva sigue estigmatizando la información sobre homosexualidad.

En septiembre de 2014 informábamos sobre la prohibición de un inocente spot contra la homofobia, en base a esta legislación. En enero de 2015, un diputado lituano lanzaba veladas amenazas precisamente contra LGL, a la que acusaba de “jugar con fuego” con “provocaciones” que podrían costarles un ataque como el sufrido por la revista satírica Charlie Hebdo en París. Ese mismo mes, un tribunal lituano calificaba de “excéntrica” la foto en la que una pareja gay aparece besándose y descartaba actuar ante las amenazas homófobas que habían recibido sus protagonistas.

En noviembre de 2015, tenía un cariz algo más positivo: el Parlamento del país decidía eliminar del orden del día la votación de una ley contra la llamada “propaganda homosexual” similar a la vigente en Rusia. La propuesta sigue viva, no obstante, y los activistas LGTB temen que pueda ser votada en cualquier otro momento en el que la presión europea se relaje aún más.

La última noticia que recogíamos sobre Lituania  en febrero de 2016 es que las autoridades de inmigración de Lituania habían denegado el permiso temporal de residencia a un hombre de nacionalidad bielorrusa casado en Dinamarca con un ciudadano lituano. La decisión del Ministerio del Interior lituano contravenía abiertamente la directiva 2004/38 de la Unión Europea, que consagra el derecho de los nacionales de países de la Unión Europea y sus familiares a residir libremente en cualquier país de la Unión.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Denuncian el asesinato de un adolescente gay de 17 años en Chechenia, arrojado desde un noveno piso por su propio tío

Lunes, 8 de mayo de 2017

chechenia-300x150Distintos medios de comunicación internacionales recogen el terrible final que habría tenido un joven gay checheno, empujado desde una azotea por su propio tío. Al parecer, el crimen se habría cometido para “lavar la vergüenza” de la familia. Este caso no es el único que ha salido a la luz en los últimos días. Otra víctima del horror homófobo de Chechenia ha explicado que la policía estaría instigando a las familias a acabar con sus hijos homosexuales, alentándoles a “limpiar el honor con sangre”. Aunque el Gobierno de Putin ha hecho hasta ahora oídos sordos a la persecución homófoba de Chechenia, tras la reciente visita a Rusia de la canciller alemana, Angela Merkel, ha acabado prometiendo que investigará los hechos denunciados. Eso sí, un compromiso hecho con la boca pequeña.

Un muchacho homosexual, de apenas 17 años, habría sido arrojado al vacío desde un noveno piso en Chechenia. El propio tío, autor material del crimen, habría procedido de esta forma para “lavar la vergüenza” de la familia. La historia del asesinato del adolescente se produce después de que un superviviente de la purga gay en Chechenia se abriera a la revista rusa Snob sobre su experiencia de crecer en esta república semiautónoma de la Federación de Rusia. De acuerdo con su testimonio, las redadas contra homosexuales en Chechenia habrían estado ocurriendo desde hace años, no solo desde finales de 2016, como publicó Novaya Gazeta (el diario ruso que destapó la persecución organizada de las autoridades chechenas contra su población homosexual).

En la historia de vida publicada por Snob, un hombre gay que consiguió escapar de Chechenia relata que, al menos desde 2009, miembros de las “fuerzas de seguridad” se habrían dedicado detener a homosexuales para chantajearles económicamente. “Un amigo me llamó y me pidió que le llevara cien mil [rublos], me pidió prestado ese dinero, y se reunió con los que lo habían retenido. Fui empujado dentro de un coche y llevado a una comisaría, en un edificio de tres pisos. Ellos comenzaron a decir que éramos maricas, gais y todo eso… Me quitaron el dinero y me golpearon: me rompieron la nariz…”, relata el joven.

En una entrevista concedida a France 24, con el rostro tapado, otra víctima ha contado sus amargas experiencias en Chechenia. Las autoridades estarían, supuestamente, alentando a los padres de hombres homosexuales a “solucionar el problema”, para que no tenga que encargarse el Estado. Ellos lo llaman “la limpieza de su honor con la sangre”, dice el joven. Este es el vídeo de la entrevista (en francés):

Merkel pide a Putin que intervenga y este se “compromete” a investigar

Posiblemente como respuesta a las miles de firmas y peticiones recibidas de toda Europa, la canciller alemana, Angela Merkel, ha instado al presidente Vladimir Putin a proteger a las personas homosexuales en Chechenia. Aunque Merkel no es ningún adalid de los derechos del colectivo LGTB, la líder conservadora planteó la cuestión durante su primera visita a Rusia desde 2015, en la que se entrevistó con Putin en su residencia de verano en Sochi.

merkel-putinLa canciller alemana le explicó al presidente ruso que había recibido “informes negativos sobre el tratamiento de los homosexuales, particularmente en Chechenia”. Por este motivo, explicaba Merkel, “le pedí al presidente Putin que usara su influencia para garantizar los derechos de las minorías”. Ambops dirigentes, por otra parte, trataron otros temas espinosos como la aplicación del acuerdo de Minsk (un acuerdo de paz internacionalmente negociado para Ucrania) o el ataque con armas químicas en una ciudad siria el mes pasado.

Tras la visita diplomática de Angela Merkel y la insistencia de la comisionada para de Derechos Humanos en Rusia, Tatiana Moskalkova (la única miembro del partido del presidente, Rusia Unida, que ha mostrado un mínimo interés por el tema), Putin ha declarado que “por supuesto, hablaré con el Fiscal General, el Ministro de Asuntos Internos, para que les apoyen en el tema que han planteado”. Hace solo unas semanas, tras la reunión de Vladimir Putin con el presidente checheno, Ramzán Kadýrov, el portavoz Dmitry Peskov aseguraba que el Kremlin no tenía conocimiento de “ninguna información creíble” sobre las denuncias de detenciones, torturas y asesinatos de más de 100 hombres gais en Chechenia.

Sin embargo, Tatiana Moskalkova, basándose en las atribuciones de su cargo de comisionada, habría pedido a Putin que diera una orden “sobre el establecimiento de un grupo de trabajo interdepartamental que podría aceptar solicitudes de ciudadanos aquí en la parte central [de Rusia] y no en el territorio de Chechenia”, para proteger a las víctimas.

La escasa credibilidad del Gobierno de Putin

En el caso de Chechenia, resulta muy difícil conocer toda la verdad de los hechos denunciados. Es cierto, pero también lo es que la administración federal rusa, controlada por Putin, carece de legitimidad y veracidad en cuestión de derechos humanos y de respeto al colectivo LGTB.

Esta premisa se sostiene en el hecho contrastado de que, desde la aprobación de las leyes homófobas de estado, no hemos dejado de trasladar a nuestros lectores informaciones sobre la práctica impunidad de los grupos homófobos, dedicados a la extorsión, acoso, tortura e incluso asesinato de personas LGTB, y que son muy tímidamente perseguidos por las autoridades.

detenidos-rusia-chechenia-300x150De hecho, en lugar de perseguir a quienes agreden y torturan, las autoridades alientan aún más la homofobia con leyes como la aprobada en 2013, que prohíbe informar positivamente de la homosexualidad a menores, a la vez que permite que quienes simplemente enarbolan una bandera arcoíris o reivindican la celebración del Orgullo sean detenidos, sancionados con multas considerables o incluso encarcelados. Y aun así sigue habiendo valientes que se atreven a dar la cara, como el joven Ivan Kravistin, del que hablábamos el año pasado, que se niega a volver al armario y hacer más discreta su apariencia pese a haber sufrido una grave agresión por parte de un hombre al que no gustó su aspecto de “maricón”. Kravistin sí que denunció, y aunque el agresor fue acusado de “gamberrismo” no hubo la más mínima intención de considerar el ataque un crimen de odio… Las últimas detenciones se producían hace tan solo unos días, cuando una decena de activistas LGTB eran arrestados en San Petersburgo por manifestarse contra la persecución homófoba de Chechenia.

Tampoco la administración chechena parece una voz autorizada en este sentido y más atendiendo a su primera reacción ante el escándalo. “No puedes detener a personas que no existen en nuestra república. Si personas así existieran en Chechenia, las fuerzas de orden público no tendrían que preocuparse de ellas: sus propias familias se encargarían de enviarlas donde no pudiesen volver”, decía Alvi Karimov, portavoz de Ramzán Kadýrov. La explicación más reciente que ha ofrecido el propio Kadýrov se basa en que todo se trataría de una estrategia de los “políticos occidentales” para ayudar a algunas personas, sin mencionar la orientación sexual de estas, a “moverse hacia el oeste”. Para logar este supuesto objetivo, el presidente checheno sostiene que “sorprende” que desde Occidente se hagan “afirmaciones sin fundamento”.

El horror homófobo de Chechenia

chechenia-campo-concentracion-gaysTras publicar las primeras informaciones sobre persecución organizada de las autoridades chechenas contra su población homosexual, nos hicimos eco de la tortura sufrida por un hombre gay, sometido a la corriente de una silla eléctrica casera para que delatara a otros homosexuales.

Con el mismo objetivo parece que se constituyó un ilegal campo de concentración de prisioneros gais en la ciudad chechena de Argún, a unos 15 kilómetros de Grozni (la capital de la república). Según publicaba Novaya Gazeta, el campo se ubicaba en un antiguo complejo militar, oficialmente sin uso desde hace años. El mismo medio, que no ha parado de recibir amenazas, también dejaba claro que no es el único centro de detenciones que las autoridades chechenas mantienen en secreto.

Miles de activistas LGTB de todo el mundo Londres y México, Ámsterdam, Nueva York, Toronto o Viena, entre muchas otras, incluyendo en Madrid y en otras ciudades de España (Alicante, Cádiz, Cartagena -Murcia-, Córdoba, Huelva, Madrid, Málaga, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Terrassa -Barcelona- y Vigo -Pontevedra-. Otras organizaciones como Wado LGTBI+ Castilla-La Mancha aprovecharon sus actos del Día de la Visibilidad Lésbica para denunciar la situación del colectivo en Chechenia), han estado saliendo a las calles para rebelarse embajada_rusia_chechenia_gaycontra la pasividad que venía manteniendo el Gobierno de Putin hasta ahora, ante las cada vez más informaciones, denuncias y testimonios relacionados con el horror homófobo checheno. También el llamamiento del jesuita James Martin para que las iglesias condenen los hechos, la embajadora de los Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, ya habría exigido ante la ONU que no quedaran impune la persecución a los gays y desde instituciones como el Consejo de Europa o la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), así como desde organizaciones no gubernamentales como ILGA-Europa, Amnistía Internacional o Human Rights Watch vienen denunciando “graves violaciones de las obligaciones de la Federación Rusa” en relación a Chechenia.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Una decena de activistas LGTB detenidos en San Petersburgo por manifestarse contra la persecución homófoba de Chechenia

Miércoles, 3 de mayo de 2017

detenidos-rusia-chechenia-300x150Las imágenes hablan por sí solas: la policía antidisturbios ha efectuado una decena de detenciones de activistas LGTB en la ciudad rusa de San Petersburgo. Las protestas, que han coincidido con las movilizaciones por el Primero de Mayo (Día Internacional de los Trabajadores), pretendían crear conciencia en Rusia sobre la persecución de hombres gais en Chechenia. Una persecución de la que todavía se desconoce el alcance, ante la falta de interés a realizar investigaciones por parte de las autoridades federales y regionales. Sin embargo, atendiendo a las informaciones de Novaya Gazeta y a las denuncias de organizaciones como Russian LGBT Network, podríamos hablar de al menos tres personas asesinadas y un centenar de detenciones ilegales, motivadas por el odio LGTBfóbico.

La policía rusa ha detenido a un grupo de unos diez activistas LGTB que protestaban contra la persecución de hombres homosexuales en Chechenia. Los manifestantes habían organizado una llamativa protesta dramatizada en San Petersburgo, con las caras pintadas con sangre falsa y fingiendo estar muertos en la calzada (una alegoría del horror homófobo que se denuncia en la república semiautónoma rusa de Chechenia). Las banderas arcoíris (emblema internacional de la comunidad LGTB) han sido visibles en manos de los activistas, algunos de los cuales también llevaban dibujada en sus cuerpos la bandera de Chechenia.

El colectivo LGTB de Rusia viene sufriendo las dificultades de manifestarse y alzar su voz públicamente, en especial desde que el Parlamento federal aprobara en 2013 la prohibición de informar positivamente sobre relaciones sexuales “no tradicionales” a menores. Una legislación que, de facto, ha servido en numerosas ocasiones para perseguir a los activistas igualitarios y para recortar sus derechos. Posiblemente por este motivo, un grupo de activistas rusos ha decidido utilizar las movilizaciones con motivo del Día Internacional de los Trabajadores para denunciar la situación de las personas LGTB en Chechenia; saldándose la jornada con una decena de detenciones. El fotoperiodista Dave Frenkel ha compartido a través de Twitter algunas instantáneas de la protesta y de la actuación policial:

Nos preguntamos qué explicación dará ahora la Embajada de Rusia en España, que negó cualquier persecución contra homosexuales en Chechenia o en el resto del país, como respuesta a la concentración celebrada el pasado 21 de abril frente a sus puertas. ¿Estas detenciones ilegales tampoco tienen nada que ver con la Administración Pública y con las políticas discriminatorias de Rusia? Recordemos que, tanto el presidente federal, Vladimir Putin, como el checheno, Ramzán Kadýrov (ambos del mismo partido y con numerosos intereses comunes) también han negado rotundamente los hechos.

Homofobia de Estado en Chechenia

A principios de abril, nos hacíamos eco de la persecución organizada de las autoridades chechenas contra su población homosexual. Posteriormente, recogimos la tortura sufrida por un hombre gay, sometido a la corriente de una silla eléctrica casera para que delatara a otros homosexuales. Con el mismo objetivo parece que se constituyó un ilegal campo de concentración de prisioneros gais en la ciudad chechena de Argún, a unos 15 kilómetros de Grozni (la capital de la república). Según publicaba Novaya Gazeta (el diario ruso que destapó el escándalo sobre los secuestros, torturas y homicidios de homosexuales en la república rusa de Chechenia), el campo se ubica en un antiguo complejo militar, oficialmente sin uso desde hace años. El mismo medio, que no ha parado de recibir amenazas, también dejaba claro que no es el único centro de detenciones que las autoridades chechenas mantienen en secreto.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.