Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Heather Nauert’

Trump no sabe que su equipo intenta despenalizar la homosexualidad a nivel mundial

Viernes, 1 de marzo de 2019

trump-parece-no-ser-consciente-de-la-presion-para-despenalizar-la-homosexualidad-a-nivel-mundialDonald Trump y Richard Grenell

El presidente Donald Trump no pudo responder a una pregunta sobre la presión de su administración para despenalizar la homosexualidad en todo el mundo.

Un periodista le pidió a Trump que comentara sobre un reportaje de NBC News que su embajador abiertamente gay en Alemania, Richard Grenell, está presionando para despenalizar la homosexualidad en todo el mundo.

El intercambio fue grabado en cámara y publicado en la transcripción oficial del intercambio con los medios de comunicación antes de la reunión del presidente con el canciller austriaco Sebastian Kurz en la Casa Blanca el miércoles (20 de febrero).

“Sr. Presidente, en su intento de despenalizar la homosexualidad, ¿está haciendo eso? ¿Y por qué?”, preguntó el periodista. Trump pidió al periodista que repitiera la pregunta. “Su intento de despenalizar la homosexualidad en todo el mundo”, aclaró el periodista. Trump respondió: “No sé de qué informe estás hablando. Tenemos muchos informes”.

Luego, rápidamente siguió adelante. “¿Alguien más?”, preguntó, respondiendo a más preguntas. Nadie más le pidió que aclarara si había tenido alguna conversación con Grenell.

Según NBC, la embajada de EE.UU. en Alemania llevó a los activistas LGBT+ de toda Europa a una “cena de estrategia” el martes (19 de febrero) para planificar el impulso a la despenalización de la homosexualidad, principalmente en países de África, Oriente Medio y el Caribe.

Un portavoz de la embajada dijo a PinkNews que los activistas LGBT+ venían de países como Turquía, Lituania, Ucrania, Estonia, Francia, entre otros. Stuart Milk de la Milk Foundation también asistió a la cena, organizada por el Embajador Grenell.

“La Casa Blanca y el Departamento de Estado conocen y apoyan la iniciativa, que tiene como objetivo específico despenalizar el estatus y la actividad LGBTI en los 71 países donde es ilegal”, añadió el portavoz.

El portavoz adjunto del Departamento de Estado, Robert Palladino, confirmó que la reunión tuvo lugar durante una rueda de prensa el martes, pero minimizó la importancia del encuentro.  “Esta no es realmente una gran salida política. Esto es de larga data y es bipartidista”, dijo Palladino, y agregó: “Yo diría que esta es una buena oportunidad para escuchar y discutir ideas sobre cómo Estados Unidos puede avanzar en la despenalización de la homosexualidad en todo el mundo, y esa ha sido nuestra política“.

Unos 70 países o territorios de todo el mundo conservan leyes -generalmente heredadas por potencias coloniales como Gran Bretaña y Francia- que castigan la homosexualidad o las relaciones sexuales entre homosexuales. Angola es el primer país de 2019 que ha despenalizado la homosexualidad. Kenia podría seguir pronto, en caso de que una petición a la Corte Suprema tenga éxito este mes.

El embajador Grenell pidió que se despenalice la homosexualidad

A principios de este mes, Grenell publicó un artículo de opinión en la publicación alemana Bild, condenando la ejecución pública de un hombre acusado de tener relaciones homosexuales y de secuestrar a dos adolescentes en Irán. “Los funcionarios del gobierno deben trabajar más duro para exigir que los miembros de la ONU despenalicen la homosexualidad”, escribió Grenell en la columna.

Los Estados Unidos carecen actualmente de un embajador ante las Naciones Unidas, después de que Nikki Haley dimitiera de su cargo en octubre. Se esperaba que la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, ex locutora de Fox News sin experiencia en diplomacia o formulación de políticas, fuera nombrada para suceder a Haley, pero se retiró formalmente de la consideración el 16 de febrero. Grenell fue visto como uno de los candidatos para el puesto, pero según CNN, no es la primera opción de Trump. CNN también informó que se espera que Grenell celebre “reuniones no planeadas en la Casa Blanca” esta semana.

Fuente Cromosomax

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Estados Unidos vota contra resolución de la ONU que condena la pena de muerte a homosexuales

Martes, 16 de octubre de 2018

irangaysEstalla la polémica en los Estados Unidos al alinearse con países como Iraq, Arabia Saudita o Emiratos Árabes Unidos al votar en contra de una resolución de la ONU que condena la pena de muerte a personas homosexuales, entre otros casos.

Presentada por ocho países: Bélgica, Benin, Costa Rica, Francia, México, Moldavia, Mongolia y Suiza, el pasado 28 de septiembre se votaba en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU una resolución llamada The question of the death penalty (La cuestión de la pena de muerte, en español), en Ginebra, que era aprobada con 27 votos a favor, 7 abstenciones y 13 votos en contra. Se trata de una resolución que condena la imposición de la medida capital cuando «se aplica de manera arbitraria o discriminatoria», condenando específicamente «la imposición de la pena de muerte como una sanción para formas específicas de conducta, como apostasía, blasfemia, adulterio y relaciones consensuadas con personas del mismo sexo». China, Iraq, Qatar, Japón, India, Egipto, Burundi, Botswana, Etiopía, Bangladesh, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos a los que se ha unido igualmente los Estados Unidos, suscitando la polémica entre activistas y grupos en defensa de los derechos del colectivo LGBT.

«Los titulares, informes y comunicados de prensa sobre este tema son engañosos. Como nuestro representante ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra dijo el viernes, los Estados Unidos están decepcionados de tener un voto en contra en esta resolución. Esperábamos una resolución equilibrada e inclusiva que reflejara mejor las posiciones de los estados que continúan aplicando la pena de muerte legalmente, como lo hace Estados Unidos», explica el martes, 3 de octubre, Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado de los Estados Unidos, que se veía obligada a explicar los motivos que les habían llevado a votar «no» contra esta resolución tras las protestas de numerosas asociaciones LGBT.

«Votamos en contra de esa resolución debido a preocupaciones más amplias con respecto al enfoque de la resolución para condenar la pena de muerte en todas las circunstancias (…). Los Estados Unidos condenan inequívocamente la aplicación de la pena de muerte por conductas como la homosexualidad, la blasfemia, el adulterio y la apostasía. No consideramos que dicha conducta sea apropiada para la criminalización», explica la portavoz.

Uno de los primeros en condenar este voto era Human Rights Campain, desde donde han agradecido las explicaciones de Nauert, lo que no impide que sigan preocupados «por el compromiso de Gobierno de Trump/Pence sobre los derechos humanos de las personas LGBTQ en el extranjero (…). Es preocupante que el liderazgo en esta administración no haya discutido esta posición en su explicación original para el voto ‘no’». Por su parte, Renato Sabbadini, director ejecutivo de ILGA, afirma que «es inconcebible pensar que hay cientos de millones de personas que viven en estados donde alguien puede ser ejecutado simplemente por según a quien ama. Este es un momento monumental en el que la comunidad internacional ha destacado públicamente que estas horrendas leyes simplemente deben terminar».

por-un-mundo-sin-pena-de-muerte_560x280

Jessica Stern, directora ejecutiva de OutRight Action International, una organización global de derechos humanos LGBTQ, reconoce que el voto de los Estados Unidos sobre la resolución de los Estados Unidos puede haber sido malinterpretado, dado que según afirma «los Estados Unidos siempre se oponen a esta resolución sobre la pena de muerte, porque hace referencia a una moratoria global de la pena de muerte. Tanto Obama como Trump, siempre que la pena de muerte sea legal en los Estados Unidos, han tomado esta posición (…). OutRight reclamará a la administración de Trump por sus numerosas violaciones de derechos, sus muchos abusos de poder desde violaciones a LGBTI hasta la xenofobia, pero esta instancia en particular no es un ejemplo de una contracción del apoyo a los derechos LGBTI (…). Sería un error interpretar su oposición a una resolución de pena de muerte a un cambio en la política»

Ante la polémica suscitada por el voto negativo contra esta resolución, la propia embajadora de los Estados Unidos en la ONU, Nikky Haley, defendía al día siguiente, 4 de octubre, a través de su cuenta de Twitter que «no hubo un voto por parte de los representantes de los Estados Unidos en la Naciones Unidas que apoyara la pena de muerte para los homosexuales. Siempre hemos luchado por la justicia para la comunidad LGBT». En un segundo tuit recordaba que «la votación que tuvo lugar en Ginebra es la misma votación que tuvo lugar en la administración de Obama. No fue un voto en contra del colectivo LGBT», añadiendo el hashtag Fact (Hecho, en español). Solo una semana después, este martes, 9 de octubre, Haley anuncia su intención de abandonar el cargo que ocupará solamente hasta final de año.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Estados Unidos se ve forzado a aclarar que se opone a la aplicación de la pena de muerte para castigar las relaciones homosexuales

Viernes, 6 de octubre de 2017

historia-de-la-bandera-del-orgullo-gay-9Estados Unidos se ha visto forzado a salir al paso de las informaciones que le acusaban de haberse opuesto a una resolución del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas que condenaba la aplicación de la pena de muerte por mantener relaciones homosexuales. Lo cierto, como explicábamos hace dos días, es que ese titular descontextualizado puede ser malinterpretado. La resolución era un texto globalmente crítico con la pena de muerte, y de ahí deriva la oposición estadounidense, que no es nueva (textos similares se han votado en ocasiones anteriores y Estados Unidos también ha votado en contra). Lo importante, en este caso, es que por primera vez se incluía una mención a la aplicación de la pena de muerte a las personas que mantienen relaciones homosexuales, a la que Estados Unidos, según ha confirmado ahora, se opone. Una clarificación que colectivos en defensa de los derechos LGTB consideran oportuna, aunque no ha despejado todas las críticas.

Lo explicamos en nuestra anterior entrada (en la que detallamos además el voto de los diferentes países). La resolución A/HRC/36/L.6 del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas aborda la pena de muerte y condena su aplicación cuando no es garantista y supone una violación de derechos humanos fundamentales. Condena, por ejemplo, la pena de muerte contra personas con discapacidad mental o intelectual, contra quienes eran menores de 18 años en el momento de la comisión del delito o contra mujeres embarazadas. También “deplora” que las personas pobres o económicamente vulnerables y los extranjeros sean condenados a muerte de manera desproporcionada. Por lo que se refiere al ámbito LGTB, lo interesante de esta resolución es que por primera vez incluye la cuestión LGTB entre sus considerandos y recomendaciones. Lo hace, en concreto, en tres ocasiones:

  • La primera, en su parte introductoria, al tomar nota de los informes del secretario general de Naciones Unidas sobre la cuestión de la pena de muerte, en el último de los cuales “examinó los efectos desproporcionados de la aplicación de la pena de muerte a personas pobres o económicamente vulnerables, los extranjeros, las personas que ejercen el derecho a la libertad de religión o de creencias y la libertad de expresión, y la aplicación discriminatoria de la pena de muerte contra las minorías raciales y étnicas, su aplicación discriminatoria por motivos de género u orientación sexual, y su aplicación a personas con discapacidad mental e intelectual”.
  • La segunda, cuando expresamente condena “la imposición de la pena de muerte como sanción por determinadas formas de conducta, como la apostasía, la blasfemia, el adulterio y las relaciones homosexuales consentidas, y expresando profunda preocupación por el hecho de que la pena de muerte por adulterio se imponga de manera desproporcionada a las mujeres”.
  • Finalmente, la tercera mención tiene lugar cuando insta “a los Estados que todavía no han abolido la pena de muerte a velar por que esta no se imponga como sanción por determinadas formas de conducta, como la apostasía, la blasfemia, el adulterio y las relaciones homosexuales consentidas”.

Se trata, en este sentido, de un avance importante, que la propia ILGA (Asociación Internacional de Gais, Lesbianas, Bisexuales, Trans e Intersexuales) saludaba como “histórico”. Sin embargo, mediáticamente quedó ensombrecido por el voto contrario de los Estados Unidos, que hizo que numerosos medios de comunicación señalasen en sus titulares a este país como opuesto a una condena a la pena de muerte por mantener relaciones homosexuales. También fue criticado por organizaciones defensoras de los derechos LGTB. “La embajadora Haley [en referencia a Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas] ha fallado a la comunidad LGBTQ al no pronunciarse contra el uso bárbaro de la pena de muerte para castigar a personas que tienen relaciones homosexuales”, declaró Ty Cobb, responsable del área internacional de Human Rights Campaign (la mayor organización de defensa de los derechos LGTB en Estados Unidos). “El desprecio flagrante de esta administración hacia los derechos humanos y las vidas de las personas LGBTQ en el mundo es más que vergonzoso”, añadió.

Tal ha sido el alcance de la noticia que el Departamento de Estado se ha visto obligado a desmentir que Estados Unidos apoye de alguna manera la aplicación de la pena de muerte a las personas homosexuales. lo ha hecho con una breve intervención de su portavoz Heather Nauert, ante la prensa, en la que explicó que su país votó contra la resolución debido “a más amplias reservas hacia la forma en la que la resolución condenaba la pena de muerte en todas las circunstancias”. Conviene recordar, en este punto, que Estados Unidos aplica la pena de muerte en 31 de sus 50 estados, y de hecho en 2016 se situó entre los diez países del mundo con más personas ejecutadas. “Los Estados Unidos condenan de forma inequívoca la aplicación de la pena de muerte para conductas tales como la homosexualidad, la blasfemia, el adulterio o la apostasía. No consideramos que tales conductas deban ser objeto de criminalización”, añadió:

La propia embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, quiso explicar en Twitter que el voto estadounidense no podía entenderse como un refrendo a la aplicación de la pena de muerte para castigar las relaciones homosexuales. “Siempre hemos luchado en favor de la justicia para la comunidad LGBT”, afirmaba Haley, que insistía en que su voto era el mismo que el que en su momento ejerció la administración Obama contra una resolución similar (si bien aquella no incluía referencia alguna a las personas homosexuales):

Las aclaraciones de la administración Trump han sido bienvenidas, por ejemplo, Por Jessica Stern, directora ejecutiva de OutRight Action International, que ha querido echar en esta ocasión echarle un guante. “Sería un error interpretar su oposición a la resolución contra la pena de muerte como un cambio en sus políticas”, ha asegurado Stern, insistiendo en que su organización segurá denunciando a la administración Trump por cada uno de los pasos que dé en contra de los derechos LGTB. Desde Human Rights Campaign, por su parte, y tras la condena inicial a la que antes hacíamos mención, han agradecido la clarificación aunque siguen mostrando su preocupación por el abandono del compromiso de Estados Unidos con los derechos LGTB a nivel global.

No faltan, en cualquier caso, los activistas que consideran ingenuo pensar que no oponerse con firmeza a la pena de muerte no afecta a los derechos LGTB. “La pena de muerte es también un asunto LGTBQ. Uno puede verlo en el modo en el que se aplica en Arabia Saudí, Yemen, Sudán y otros lugares”, ha afirmado por ejemplo Ryan Thoreson, investigador en el programa de derechos LGTB de Human Rights Watch. “Cuando los Estados Unidos no están dispuestos a denunciarlo, incluso en una relsoución irreprochable como esta, envía una señal de tolerancia hacia la pena de muerte que debería preocupar mucho a las personas LGTBQ”, ha añadido.

Países que castigan la homosexualidad con la muerte

De acuerdo al último informe de ILGA sobre Homofobia de Estado, publicado en mayo, la pena de muerte para los actos sexuales entre personas del mismo sexo se aplica en 8 estados miembros de Naciones Unidas. En 4 de ellos (Arabia Saudí, Irán, Sudán y Yemen) se aplica en todo el estado; en 2 (Nigeria y Somalia) se aplica solo en provincias específicas. En zonas de otros 2 países (Irak y Siria), es implementado por tribunales locales, vigilantes o actores no formalmente estatales (es el caso del Estado Islámico).

Hay otros 5 estados (Afganistán, Emiratos Árabes Unidos, Pakistán, Catar y Mauritania) donde la interpretación de la sharía permite la pena de muerte, aunque ILGA no tiene conocimiento de que se esté invocando en estos momentos. Brunéi, un país que aprobó en 2014 una ley que debía implementarse en tres fases y que castigaba también con pena de muerte las relaciones homosexuales, queda por el momento fuera de la lista de ILGA al no haberse avanzado todavía hacia la segunda y tercera fase de implantación.

 Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

El presidente de Chechenia asegura que perdonará los “crímenes de honor” contra homosexuales cometidos por sus propias familias

Jueves, 27 de julio de 2017

300x300_rusia-investiga-chechenia-gays_fb_thumbHace unos días hacíamos alusión a las primeras declaraciones del líder checheno, Ramzán Kadýrov, a un medio occidental sobre la persecución a homosexuales en su país. Formaban parte de una entrevista para Real Sports, un programa de la cadena HBO, que aún no se había emitido. Las frases entresacadas de la entrevista, que HBO había utilizado a modo de aperitivo, no eran precisamente tranquilizadoras. Lo cierto es que tras la emisión del programa los peores temores se confirman, especialmente al conocerse que Kadýrov está dispuesto a perdonar los asesinatos de homosexuales que sus propias familias cometan. Los espantosos “crímenes de honor” quedan así legimitimados en esa república de la Federación Rusa.

Kadýrov concedió la entrevista para el programa de Real Sports emitido el 18 de julio, que describía como el líder checheno se ha servido de las “artes marciales mixtas” (también conocidas por su acrónimo inglés, MMA) para acrecentar y consolidar su popularidad. David Scott, el periodista que le entrevistaba, no dejó pasar la oportunidad de preguntarle por la persecución a homosexuales en Chechenia, un escándalo de violación de los derechos humanos destapado a principios de abril por el diario ruso Novaya Gazeta y que, pese a las reiteradas negativas tanto de las autoridades chechenas como de las rusas, e incluso de los esfuerzos de los defensores de Vladimir Putin por presentarlo como una campaña de intoxicación occidental, informaciones posteriores de organizaciones de derechos humanos confirmaban.

Como explicamos en nuestra anterior entrada, Scott le preguntó abiertamente a Kadýrov sobre la persecución homófoba. “Eso es una estupidez. Aquí no tenemos a ese tipo de gente. No tenemos gais. Y si hay alguno, llevénselos a Canadá, alabado sea Dios. Llevénselos lejos de nosotros. Para purificar nuestra sangre, si hay alguno, llevénselos”, le respondía el presidente checheno. “Son el demonio”, respondía a una nueva pregunta. “Son unos vendidos. No son personas. Que Dios les condene por sus acusaciones. Tendrán que responder por ello ante el Todopoderoso. América está llevando a cabo una política antirrusa contra los líderes del pais. Saben que estoy dispuesto a dar mi vida por Rusia, y que tengo un Ejército capaz de atacar y defenderse. Ya veremos cómo le va a cada uno”, añadía, enlazando directamente la homofobia con las acusaciones a Estados Unidos de estar detrás de las informaciones. “América no es lo suficientemente fuerte como para ser un enemigo de Rusia. Nosotros tenemos un gobierno fuerte y somos una potencia nuclear. Aunque nuestro gobierno fuese completamente destruido, nuestros misiles nucleares se activarían de inmediato. Pondremos al mundo entero de rodillas y les daremos bien por culo”, respondía al pedirle Scott aclaraciones sobre si consideraba a Estados Unidos su enemigo.

Lo que entonces no se difundió es que a Kadýrov también se le preguntó por los terribles “crímenes de honor”, en los cuales son los propios familiares los que asesinan a sus hijos, hermanos o sobrinos homosexuales para así limpiar el honor de la familia, y que según las informaciones que llegan de Chechenia no solo estarían en alza, sino que contarían con el beneplácito de las autoridades locales. Uno esperaría que Kadýrov lo hubiese negado, pero su respuesta no hizo sino confirmar las informaciones previas: “Si tenemos esa gente aquí, claro que le digo oficialmente que sus familiares no lo permitirán, por nuestra fe, nuestra mentalidad, nuestras tradiciones. Aunque legalmente sea un delito, lo perdonaríamos”. Sin más comentarios…

La administración Trump, “preocupada”

El grado de homofobia contenida en las declaraciones de Kadýrov fue tal que por primera vez la administración Trump, que a diferencia de la administración Obama había dejado de mostrar cualquier signo de inquietud por la situación de los derechos LGTB en Rusia (o en otros países), ha expresado cierto malestar.

Al día siguiente a la emisión de la entrevista, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, aseguró que las palabras del presidente checheno eran “muy preocupantes”. Nauert aseguró, a este respecto, que el Departamento de Estado había expresado ya su preocupación a las autoridades rusas “al más alto nivel”.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.