Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Ginebra’

Cardenal Blase Joseph Cupich: “El documento final del Sínodo debe hablar a todos los jóvenes, incluidos los homosexuales”

Lunes, 22 de octubre de 2018

respetolgbt_560x280El cardenal de Chicago espera “resultados importantes” de la cumbre sobre abusos en el Vaticano

“No debemos tratar a los jóvenes como objeto de la evangelización, sino como protagonistas”

En el briefing del Sínodo de los jóvenes de este sábado, el Prefecto del Dicasterio vaticano de Comunicación, Paolo Ruffini, recordó que el martes se presentará el documento final del Sínodo para ser debatido, en la congregación de la Asamblea General

Una vez que el documento será debatido, se solicitará por escrito su integración y eventuales enmiendas. El lunes, dijo, pese a que no se dará una congregación por la mañana, pero habrá igualmente otro informe con los padres sinodales.

Los padres sinodales que intervinieron hoy en rueda de prensa fueron: el card. Blase Joseph Cupich, Arzobispo de Chicago (EEUU); el card. John Ribat, arzobispo de Port Moresby (Papua Nueva Guinea); Mons. Peter Andrew Comensoli, arzobispo de Melbourne (Australia) y Mons. Alain de Raemy, auxiliar de Lausana, Ginebra y Friburgo en Suiza.

Se habló que en este sínodo han podido comprender lo que está pasando en el mundo. También han visto mucha apertura de parte de los jóvenes y la Iglesia. Escuchar a los jóvenes, es una experiencia muy valiosa. Poder comprender lo que esperan de la Iglesia.

Las preocupaciones de los jóvenes

También expresaron su sorpresa sobre la interacción con los jóvenes y con los pequeños grupos. Los jóvenes, dijeron, le solicitan a la Iglesia que pueda dar voz a sus preocupaciones. Y se dieron algunos ejemplos: jóvenes que viven en la pobreza, que están desempleados, y muchos forman parte de familias sometidas a la migración. O víctimas de tráfico de armas y de personas o niños soldado. Los gobernantes muy a menudo, optan por una intervención militar para solucionar estos conflictos. Es importante hablar de esto y le corresponde a la Iglesia, hablar de estos problemas, dando ideas persuasivas a los líderes, porque muchos jóvenes hablaron en el sínodo sobre sus miedos, y ellos temen que su futuro esté a riesgo.

 

También se mencionó la crisis que está sufriendo la Iglesia, es un tema que se ha abordado desde que comenzó el sínodo. Así como el caso de abusos, debido a equivocaciones por parte del clero. Porque no logró creer en las víctimas. Éste es un tema que es recurrente en este sínodo. Es importante no sólo perdonar, y reconciliar, y que el abusador asuma sus equivocaciones, pero también hacer cambios. En el contexto australiano, dijo el padre sinodal de ese país, tienen una forma de trabajar todos juntos, se ha formado una comisión que se ha establecido, hay investigaciones profundizadas sobre cada uno de los casos, con el objetivo de alcanzar la verdad.

Fuente Vatican News, vía Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , ,

Estados Unidos vota contra resolución de la ONU que condena la pena de muerte a homosexuales

Martes, 16 de octubre de 2018

irangaysEstalla la polémica en los Estados Unidos al alinearse con países como Iraq, Arabia Saudita o Emiratos Árabes Unidos al votar en contra de una resolución de la ONU que condena la pena de muerte a personas homosexuales, entre otros casos.

Presentada por ocho países: Bélgica, Benin, Costa Rica, Francia, México, Moldavia, Mongolia y Suiza, el pasado 28 de septiembre se votaba en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU una resolución llamada The question of the death penalty (La cuestión de la pena de muerte, en español), en Ginebra, que era aprobada con 27 votos a favor, 7 abstenciones y 13 votos en contra. Se trata de una resolución que condena la imposición de la medida capital cuando «se aplica de manera arbitraria o discriminatoria», condenando específicamente «la imposición de la pena de muerte como una sanción para formas específicas de conducta, como apostasía, blasfemia, adulterio y relaciones consensuadas con personas del mismo sexo». China, Iraq, Qatar, Japón, India, Egipto, Burundi, Botswana, Etiopía, Bangladesh, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos a los que se ha unido igualmente los Estados Unidos, suscitando la polémica entre activistas y grupos en defensa de los derechos del colectivo LGBT.

«Los titulares, informes y comunicados de prensa sobre este tema son engañosos. Como nuestro representante ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra dijo el viernes, los Estados Unidos están decepcionados de tener un voto en contra en esta resolución. Esperábamos una resolución equilibrada e inclusiva que reflejara mejor las posiciones de los estados que continúan aplicando la pena de muerte legalmente, como lo hace Estados Unidos», explica el martes, 3 de octubre, Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado de los Estados Unidos, que se veía obligada a explicar los motivos que les habían llevado a votar «no» contra esta resolución tras las protestas de numerosas asociaciones LGBT.

«Votamos en contra de esa resolución debido a preocupaciones más amplias con respecto al enfoque de la resolución para condenar la pena de muerte en todas las circunstancias (…). Los Estados Unidos condenan inequívocamente la aplicación de la pena de muerte por conductas como la homosexualidad, la blasfemia, el adulterio y la apostasía. No consideramos que dicha conducta sea apropiada para la criminalización», explica la portavoz.

Uno de los primeros en condenar este voto era Human Rights Campain, desde donde han agradecido las explicaciones de Nauert, lo que no impide que sigan preocupados «por el compromiso de Gobierno de Trump/Pence sobre los derechos humanos de las personas LGBTQ en el extranjero (…). Es preocupante que el liderazgo en esta administración no haya discutido esta posición en su explicación original para el voto ‘no’». Por su parte, Renato Sabbadini, director ejecutivo de ILGA, afirma que «es inconcebible pensar que hay cientos de millones de personas que viven en estados donde alguien puede ser ejecutado simplemente por según a quien ama. Este es un momento monumental en el que la comunidad internacional ha destacado públicamente que estas horrendas leyes simplemente deben terminar».

por-un-mundo-sin-pena-de-muerte_560x280

Jessica Stern, directora ejecutiva de OutRight Action International, una organización global de derechos humanos LGBTQ, reconoce que el voto de los Estados Unidos sobre la resolución de los Estados Unidos puede haber sido malinterpretado, dado que según afirma «los Estados Unidos siempre se oponen a esta resolución sobre la pena de muerte, porque hace referencia a una moratoria global de la pena de muerte. Tanto Obama como Trump, siempre que la pena de muerte sea legal en los Estados Unidos, han tomado esta posición (…). OutRight reclamará a la administración de Trump por sus numerosas violaciones de derechos, sus muchos abusos de poder desde violaciones a LGBTI hasta la xenofobia, pero esta instancia en particular no es un ejemplo de una contracción del apoyo a los derechos LGBTI (…). Sería un error interpretar su oposición a una resolución de pena de muerte a un cambio en la política»

Ante la polémica suscitada por el voto negativo contra esta resolución, la propia embajadora de los Estados Unidos en la ONU, Nikky Haley, defendía al día siguiente, 4 de octubre, a través de su cuenta de Twitter que «no hubo un voto por parte de los representantes de los Estados Unidos en la Naciones Unidas que apoyara la pena de muerte para los homosexuales. Siempre hemos luchado por la justicia para la comunidad LGBT». En un segundo tuit recordaba que «la votación que tuvo lugar en Ginebra es la misma votación que tuvo lugar en la administración de Obama. No fue un voto en contra del colectivo LGBT», añadiendo el hashtag Fact (Hecho, en español). Solo una semana después, este martes, 9 de octubre, Haley anuncia su intención de abandonar el cargo que ocupará solamente hasta final de año.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Hermano Alois: “Cada uno de nosotros puede ser constructor de la paz”

Miércoles, 4 de enero de 2017

hermano-alois-11-g-200x300Taizé organizará oraciones ecuménicas en Wittemberg y Ginebra por el V Centenario de la Reforma

“Los pobres de este mundo están, a veces sin saberlo, muy cerca de Jesús”, afirma el sucesor del hermano Roger

“Si estamos unidos en Cristo, podemos ser un signo de paz en una humanidad desgarrada. Sí, nuestra fraternidad, nuestra comunión, puede preparar la paz”

(Jesús Bastante).- “Los pobres de este mundo están, a veces sin saberlo, muy cerca de Jesús, que era pobre entre los pobres. Cuando abrimos nuestro corazón a aquellos que son heridos por la vida, nos acercamos a Jesús”. Diez mil jóvenes de distintas denominaciones cristianas se encontraron en la capital de Letonia, Riga, para despedir en año en torno al espíritu de Taizé.

El 39 Encuentro Ecuménico del movimiento fundado por el hermano Roger sigue siendo un soplo de aire fresco para miles de chicos y chicas de todo el mundo. Al concluir el mismo, además, se anunció la próxima etapa de la “peregrinación de confianza” del movimiento, que tendrá lugar del 8 al 12 de agosto de 2018 en Hong Kong.

A lo largo de tres días, el superior de Taizé, el hermano Alois, presentó una serie de meditaciones a los asistentes, en las que animó a “atravesar las oscuridades que podrían desanimarnos” con la luz de Jesús, y donde anima a los jóvenes a “orar por todos aquellos que sufren la violencia, la injusticia o la pobreza.

“De vuelta a casa, cada uno de nosotros puede ser constructor de paz, cada uno puede inscribir la no violencia en su vida cotidiana”, pide en su mensaje de despedida, en el que recuerda que “cuando vamos muy sencillamente hacia aquellos que son más pobres que nosotros, hacemos un descubrimiento: nos dan algo, nos ayudan a aceptar nuestras propias debilidades y nuestra vulnerabilidad, nos enseñan el valor inestimable de la bondad humana”.

“Somos plenamente conscientes de la gravedad de las situaciones políticas y económicas que se dan en Europa y en el mundo”, señala el hermano Alois, quien quiso ofrecer “un mensaje para Europa: optamos por una fraternidad europea respetuosa con las particularidades locales, donde la voz de cada pueblo cuenta. Y nos comprometemos a construir lazos de amistad en Europa y también más allá de las fronteras de nuestros países europeos”.

Geneva

El sucesor del hermano Roger también recordó que 2017 es el V Centenario de la Reforma, que “aportó una profunda inspiración a la Iglesia. Pero desgraciadamente también condujo a una profunda división”.

“Vosotros, los jóvenes que estáis aquí, protestantes, ortodoxos, católicos, dais testimonio, con vuestra presencia, de vuestro deseo de unidad”, clamó Alois, quien incidió en que “es al caminar juntos cuando la esperanza que nos viene de Cristo se manifiesta con claridad. Ha vencido a la muerte y al odio, nos reúne hoy en una sola comunión de todos los bautizados”. De hecho, Taizé organizará sendas oraciones ecuménicas en Wittemberg, la ciudad de Lutero, y Ginebra, cuna de Calvino.

“Si estamos unidos en Cristo, podemos ser un signo de paz en una humanidad desgarrada. Sí, nuestra fraternidad, nuestra comunión, puede preparar la paz”, confirmó el religioso, quien hace unos meses quiso dar ejemplo de acogida y, desde hace un año, vive junto a dos familias de Siria e Iraq. “Les digo continuamente: Dios os ha enviado a nosotros”.

Todos los años, el encuentro ecuménico concluye con la Operación Esperanza“, la colecta de Taizé, que en esta ocasión sirvió para apoyar a las comunidades cristianas en Mosul.

Agradeciendo la acogida recibida por las gentes de Riga, el hermano Alois apeló a “una hospitalidad del corazón, yendo hacia los pobres “a diario en nuestras vidas”. En este punto, recordó el sufrimiento de los refugiados. “Por supuesto, la llegada de tantos refugiados que quieren entrar en Europa plantea cuestiones complejas y nadie tiene soluciones fáciles. Pero estoy convencido de que, sin contactos personales, no encontraremos una solución. Sin estos contactos, corremos el riesgo de que el miedo, que es comprensible, lleve las de ganar”.

“Hoy en día, las tensiones y los cambios profundos de nuestras sociedades son tales que, para no sucumbir al desánimo, todos debemos adoptar con fuerza una decisión interior. ¿Qué decisión?”. Para Alois, está clara, “ahondar nuestras raíces aún más profundamente en Cristo Jesús. La fe, la confianza en Dios, no puede ser para nosotros una realidad al margen. Se trata ni más ni menos que de poner siempre de nuevo a Cristo en el centro de nuestras vidas”.

encuentro-ecumenico-en-riga

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General , , , , , , , , , , , ,

LGBTfobia “de baja intensidad” en el CERN, el laboratorio europeo de física de partículas

Sábado, 9 de abril de 2016

LGTBfobia-en-el-CERN-300x185La Organización Europea para la Investigación Nuclear (más conocida por las siglas francesas CERN), con sede en Ginebra, es posiblemente el más importante laboratorio de física de partículas del mundo. Trabajar en este centro es un sueño para muchas personas que se dedican a la Física. Entre ellas, personas LGTB que deben enfrentarse al odio de algunos de sus compañeros. Porque por desgracia parece que no hay actividad humana, por elevada que parezca, que esté libre de LGTBfobia. Así lo ha denunciado LGBT CERN, un grupo de científicos abiertamente LGTB que allí desarrollan su actividad.

“Cuando las personas y las partículas colusionan”, fue el primer y muy interesante artículo, publicado en Physics World, que recogió la incomodidad de este grupo de trabajadores LGTB con algunas de las cosas que suceden en la organización, de la que otros medios se han eco con posterioridad. Quizá lo más llamativo sea el hecho de que carteles distribuidos por LGBT CERN en las instalaciones, anunciando sus actividades, hayan sido objeto de vandalismo homófobo. En numerosas ocasiones han sido sustraídos o han aparecido rotos, e incluso, con menos frecuencia, han sido “adornados” con comentarios como “cerdos”, escrito en alemán, o citas bíblicas que condenan la homosexualidad, como el famoso pasaje del Levítico (“Si un hombre se acuesta con un varón, como se acuesta con una mujer, ambos han cometido una infamia; los dos morirán y serán responsables de su muerte”) en inglés.

Conductas que, al difundirse públicamente, han merecido incluso una condena oficial del CERN, que asegura en un comunicado que no tolerará las conductas homófobas y que se tomarán medidas disciplinarias contra aquellos trabajadores a los que se identifique como responsables. “El CERN está totalmente comprometido a promover la diversidad y la igualdad, a todos los niveles. Es uno de los valores centrales del CERN, como queda claramente reflejado en nuestro código de conducta, así como en diversas políticas de la organización”, continúa el comunicado de la organización, que se define como “culturalmente diversa” y compuesta por personas de más de cien nacionalidades diferentes. “Es un lugar en el que todo el mundo es bienvenido y donde cualquiera puede tener éxito, con independencia de su raza, creencias u orientación sexual”, añade.

LGBT CERN ha recopilado toda la información referente a la situación en su propia página web, en la que el propio grupo deja claro que lo que se está denunciado no es una política de discriminación por parte del propio CERN, sino una serie de desagradables incidentes cometidos por una minoría supuestamente no identificada. Se menciona incluso el caso de una persona del grupo que recibió correos electrónicos con mensajes de odio por parte de otra persona del centro, que fue sancionada por ello.

Leyendo sin embargo entre líneas parece evidente (o esa es nuestra impresión) el malestar entre los trabajadores LGTB del CERN, a los que en 2012 se les denegó expresamente la solicitud para convertirse en “club oficial” del CERN, estatus del que sí disfrutan otros 53 grupos, entre ellos el de mujeres o el de aficionados al running. Una negativa que, merece la pena destacar, no procedió de la dirección del CERN, sino de la propia asociación de trabajadores. En el mismo sentido nos llaman la atención algunas de las observaciones que hace LGTB CERN en el contenido de su web antes mencionado, como “la mayoría de los científicos apoyan una atmósfera tolerante, y están o bien a favor del grupo LGBT CERN, o son indiferentes a su presencia. Solo unos pocos científicos son abiertamente hostiles” o “las opiniones personales varían, y la actitud mayoritaria parece ser de ‘tolerancia callada” (no armes mucho follón y te toleraremos)”.

Intentaremos estar atentos a posibles novedades.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

“Los papas y la pederastia”, por Guillermo Sánchez

Domingo, 23 de febrero de 2014

NiñollorandoLeído en La Excepción:

Un informe del Comité de los Derechos del Niño de la ONU del 5 de febrero de 2014 destaca el incumplimiento por el Vaticano de la Convención de los Derechos del Niño.

La Iglesia Católica Romana (ICR) ha sido tradicionalmente, y sigue siendo, más dura que nadie en su moralismo sexual. No se ha limitado a establecer unos criterios y normas de conducta sobre sus fieles, sino que siempre ha intentado imponerlos sobre el conjunto de la sociedad (algo que ha conseguido en los estados confesionales). Es una organización que presume de su identidad cristiana y de su excelencia moral.

Para colmo, la ICR introdujo en la Edad Media normas absurdas y totalmente contrarias al evangelio, como el celibato de los ministros. Aunque ciertos estudios afirman que el celibato no incide en un mayor índice de abusos, lo cierto es que hasta representantes de la propia ICR han reconocido esa relación. Por ejemplo, el cardenal británico O’Brien declaró: «Me doy cuenta de que muchos curas han encontrado muy difícil gestionar el celibato» (La Razón, 25.2.13); él mismo renunció ante Benedicto XVI “por motivos de edad” tras ser acusado por sacerdotes y seminaristas «que supuestamente fueron víctimas de la conducta indebida del cardenal cuando se encontraban bajo su tutela durante la década de los 80» (La Razón, 25.2.13). Por cierto, pidió perdón y renunció, pero no se entregó a las autoridades para responder de sus delitos.

Desde que se han ido destapando los incontables abusos cometidos en el seno de la ICR en las últimas décadas (en realidad estos hechos han ocurrido siempre, como demuestra la historia –p. ej., ya en el siglo XVII “san” José de Calasanz encubrió a un abusador–), muchos jerarcas y apologetas (como el cardenal Dolan) se han defendido diciendo que otros colectivos presentan unas tasas más altas de abusos a niños. Pero el caso es que, aparte de la exactitud o no del argumento y de la miseria moral que implica, esos otros colectivos no han tejido nunca una red jerárquico-administrativa tan gigantesca para tapar los abusos del colectivo, como ha hecho el papado. Esa es la clave.

La misma estrategia victimista aplicó el cardenal Ratzinger en 2002, cuando afirmó: «Estoy personalmente convencido de que la permanente presencia de pecados de sacerdotes católicos en la prensa, sobre todo en Estados Unidos, es una campaña construida, pues el porcentaje de estos delitos entre sacerdotes no es más elevado que en otras categorías, o quizá es más bajo. En Estados Unidos vemos continuamente noticias sobre este tema, pero menos del 1% de los sacerdotes son culpables de actos de este tipo. La permanente presencia de estas noticias no corresponde a la objetividad de la información ni a la objetividad estadística de los hechos. Por tanto, se llega a la conclusión de que es querida, manipulada, que se quiere desacreditar a la Iglesia» (citado en Zenit, 19.4.05; añadimos negrita en las citas).

Las implicaciones de Juan XXIII, Juan Pablo II y Benedicto XVI

El veneradísimo Juan XXIII (en proceso de canonización por la ICR) ya emitió en 1962 un documento que «se centra, en principio, en la relación sexual entre un sacerdote y un miembro de su congregación. Sin embargo, en la medida en que se avanza en la lectura del texto se hallan instrucciones referidas a “las obscenidades perpetradas por un clérigo con un joven de cualquier sexo, o con animales”. Los obispos de todo el mundo eran llamados a manejar estos casos de la manera “más secreta posible”» (Diario de Córdoba, 18.8.03).

Posteriormente, tal como resumía y documentaba Paolo Flores d’Arcais en un artículo imprescindible (El País, 14.4.10), el papa Juan Pablo II y su cardenal prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y después papa, Joseph Ratzinger «impusieron una obligación taxativa a todos los obispos, sacerdotes, personal auxiliar, etcétera, para que no llegara a las autoridades civiles nada de lo que tuviera que ver con casos de pedofilia eclesiástica». Un motu proprio de Wojtyla señalaba: «Cada vez que el ordinario o el superior tuvieran noticia con cierta verosimilitud de un delito reservado, tras haber realizado una indagación preliminar, la señalarán a la Congregación para la Doctrina de la Fe». Como explica Flores d’Arcais, «papa y prefecto informados de todo (es más, siendo los únicos en saberlo todo) son, exclusivamente, quienes tienen la primera y última palabra acerca de los procedimientos que se han de seguir. La “pena” máxima (casi nunca infligida) no va más allá de la reducción al estado laico del sacerdote. Por lo general, el castigo se limita a trasladar al sacerdote de una parroquia a otra. Donde, obviamente, reiterará su delito. “Pena” exclusivamente canónica, en todo caso. No ha de efectuarse denuncia alguna ante las autoridades civiles: “Las causas de esta clase quedan sujetas al secreto pontificio“», secreto cuya terrible naturaleza criminal se explica en el artículo.

Siendo Ratzinger papa, el cardenal de Nueva York Timothy Dolan pidió permiso al Vaticano en 2007 para blindar 57 millones de dólares ante la avalancha de demandas por abusos sexuales. «Entre los archivos hay una carta que Dolan envió al Vaticano en la que se explica esta transferencia de fondos en 2007: “Con este movimiento preveo una mejor protección de los fondos ante cualquier reclamo legal o de responsabilidad”, recoge. El Vaticano aprobó la solicitud en cinco semanas. […] Los archivos también revelan que persuadió a sacerdotes acusados de abuso para que abandonaran voluntariamente la Iglesia a cambio de sustanciosos beneficios, y cómo frenó los procedimientos canónicos impulsados desde Roma para echar a los que no cooperaban. En una ocasión, el Vaticano tardó cinco años en expulsar a un sacerdote abusador. […] “A medida que las víctimas se están organizando y se hacen públicos más casos, la posibilidad de un escándalo es cada vez más real“, escribió Dolan en 2003 en otra carta dirigida al entonces cardenal Joseph Ratzinger» (El País, 2.7.13).

En 2010 el Tribunal Supremo de Estados Unidos atendió el caso de una víctima que había sido objeto de abusos en Oregón en los años 60 por parte de un cura irlandés que ya había sido acusado de pederastia en Irlanda y posteriormente en Chicago. El Tribunal Supremo (con una mayoría de jueces católicos desde hace años) solicitó opinión al gobierno de Obama, quien «pidió a la Corte Suprema de su país otorgar al Vaticano inmunidad en los juicios de sacerdotes acusados de haber cometido abusos sexuales contra menores de edad en Estados Unidos» (TeleSur, 26.5.10). De este modo, Ratzinger y los jerarcas vaticanos se libraban de la posibilidad de tener que declarar en un tribunal. Ya en 2005 George Bush había otorgado inmunidad a Ratzinger, cuando la “Santa” Sede la había solicitado al convertirse este en jefe de estado por su cargo de papa (Diario Vasco, 29.3.10). Como siempre, los grandes poderes del mundo se unían para apoyarse en la impunidad y el abuso (ver El Eje Washington-Vaticano).

Posteriormente, el Tribunal Penal Internacional también cerró la vía de procesar a Ratzinger y sus colaboradores (Religión Digital, 15.5.13), y el Tribunal de Apelación de Oregón dictaminó contra la responsabilidad del Vaticano, con el argumento de la “Santa” Sede no tiene control de lo que hacen todos los sacerdotes en el mundo (La Razón, 7.8.13). Pero se obviaba la clave del asunto, que son las medidas obstruccionistas establecidas sistemáticamente por el papado.

Sólo como consecuencia de los escándalos difundidos por los medios de comunicación, Benedicto XVI, gravemente implicado en los encubrimientos durante décadas, comenzó a tomar algunas medidas, más de prevención que de resolución de casos del pasado (es decir, hasta hoy se mantiene la impunidad). Ha sido recientemente cuando la jerarquía ha empezado a dar instrucciones (y no lo está haciendo siempre) de que no se limiten a denunciar la pederastia internamente, sino que además se denuncie ante las autoridades civiles.

Ratzinger actuó enérgicamente en el caso del abusador Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, cuyos crímenes Juan Pablo II (también en proceso de canonización) y él mismo habían tapado sistemáticamente, como siguen denunciando sus víctimas. (Maciel falleció oportunamente, y sin haber sido procesado por sus fechorías, poco después de ser forzado a retirarse.) Por estas medidas, algunos cubrieron a Ratzinger de elogios, calificándolo de “barrendero de Dios” (¡!).

Con ocasión del último cónclave, el obispo maltés Charles Scicluna, fiscal del tribunal de la Doctrina de la Fe, ante la pregunta de si era justo que cuatro cardenales implicados por los escándalos de abusos estuvieran habilitados para elegir al nuevo papa, respondió: «Todos somos pecadores, y Dios sabrá obtener también cosas buenas de su presencia en el cónclave. Debemos tener cuidado al apuntar con el dedo acusador. Por lo demás, el primer colegio de apóstoles tampoco era para canonizarlo enteramente» (Páginas Digital, 26.2.13).

Como señala Alberto Athié, un antiguo sacerdote que denunció durante años sin éxito los sistemáticos abusos sexuales de Maciel (y cuyas denuncias ante la ONU finalmente consiguieron que ésta emitiera el reciente informe): «El procedimiento de desprecio a las víctimas, de encubrimiento a los pederastas, procede no solo de estrategias locales. Es una estrategia institucional. Con su fuente en el territorio del Vaticano y operado por la Santa Sede» (El País, 5.2.14).

Incluso algunos ultrapapistas sinceros han protestado, “sorprendidos” de ciertas conductas papales. Por ejemplo, Luis F. Pérez se escandalizaba de que ni Wojtyla ni Ratzinger hubieran tomado medidas contra el cardenal Law (Infocatólica, 3.3.10); hoy por hoy, Francisco sigue manteniéndolo en su retiro dorado en Roma.

Responsabilidad de Francisco

¿Qué tratamiento ha dado el papa Francisco a estos asuntos? Una de sus medidas ha sido establecer nuevas normas penales que incluyen disposiciones sobre abusos sexuales (Zenit, 11.7.13). Otra, nombrar una comisión de expertos sobre el tema (como suele decirse, crear una comisión es la forma elegante de quitarse un asunto de encima…).

El pasado 15 de enero Francisco puso en evidencia que, aparte de previsiones para el futuro, la interpretación del pasado sigue siendo la que se ha hecho hasta ahora. Dos enviados suyos comparecieron ante el Comité de la Convención de Derechos del Niño en Ginebra. Los miembros del Comité «no se mostraron muy satisfechos con las palabras del representante del Vaticano ante la ONU, Silvano Tomasi, que reconoció que entre el clero hay abusadores; aunque matizó que también los hay “entre los miembros de las profesiones más respetadas del mundo”. “Este hecho es especialmente grave” en el seno de la Iglesia, dijo, “ya que estas personas están en posiciones de gran confianza y son llamados a promover y proteger todos los elementos de la persona, como la salud física, emocional y espiritual”», reconoció, pero eludió una vez más la cuestión del encubrimiento papal desarrollado durante décadas. Y «tanto Tomasi como el obispo auxiliar de Malta, Charles Scicluna, el otro representante que participó en la comparecencia de más de seis horas ante los 18 miembros del comité de la ONU, respondieron con evasivas a las agudas e insistentes preguntas de estos expertos sobre los supuestos traslados de diócesis de los responsables de abusos, denunciados por las organizaciones de víctimas, la falta de transparencia en las investigaciones de la propia Iglesia o la respuesta del Vaticano ante estos casos. El mensaje de la Santa Sede fue constante: los religiosos no son funcionarios del Vaticano, dijo Tomasi, que argumentó que investigar y juzgar estos delitos corresponde a los Estados donde tuvieron lugar» (El País, 16.1.14). Leer más…

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.