Archivo

Entradas Etiquetadas ‘José María Gil Tamayo’

La ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celáa, única católica en el primer Gobierno Sánchez

Viernes, 8 de junio de 2018

celaa-kzzh-u502143910338zid-624x385diario-vascoPolítica Social, Medio Ambiente y Acogida a Refugiados, ejes de la colaboración Iglesia Ejecutivo

Los obispos ven con buenos ojos la llegada de Pedro Duque y la ministra de Sanidad, Carmen Montón

(Jesús Bastante).- Los obispos españoles han acogido con prudencia y expectativas al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez. Un Ejecutivo con rostro femenino, compuesto por profesionales en su sector… y con una sola católica practicante: la titular de Educación, Isabel Celáa, que además será portavoz del Gobierno.

Mientras Pedro Sánchez ultimaba su Gobierno, la cúpula de la Conferencia Episcopal se encontraba en Roma,celebrando su Convención Anual. Ayer mismo, el Papa saludaba, al término de la audiencia de los miércoles, tanto al presidente del Episcopado, Ricardo Blázquez, como a su secretario general, José María Gil Tamayo. Oficialmente, la CEE no ha valorado la composición del Gobierno ni la situación en el país tras la moción de censura, aunque la carta que Blázquez dirigió a Sánchez sí denotaba una mano tendida para trabajar por el bien común“.

El primer Ejecutivo de Sánchez, como apuntó el propio presidente durante su presentación, quiere un Gobierno “paritario, integrador, abierto al mundo, anclado en la Unión Europea, comprometido socialmente y altamente cualificado“. Un Ejecutivo que podría avalar buena parte de las tesis contra la pobreza que, en su día, apuntó Cáritas Española y que le valieron la descalificación pública del ya ex ministro Montoro.

este-sera-el-nuevo-gobierno-de-pedro-sanchez-1

(Pincha sobre la fotografía para ampliarla)

La realidad de la sociedad española también se ha impuesto en un Gobierno, y en un partido (el PSOE), cuya mitad de electorado es católica, pero que ha abandonado la práctica y la doctrina tradicional. Así, el único miembro del Ejecutivo declarado católico, y practicante, es la titular de Educación, la vasca Isabel Celáa. Según El Correo, Celáa, que estudió en el colegio Sagrado Corazón de Bilbao, asume sin problemas su militancia de izquierdas con su condición de católica practicante.

En ámbitos valencianos, se destaca la excelente relación que, durante su etapa como arzobispo de la capital del Turia, mantuvieron Carlos Osoro y la nueva ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, que a buen seguro retomarán en Madrid.

Este es uno de los pocos puentes directos que, a día de hoy, conservan Iglesia y Ejecutivo. Aunque entre los cargos intermedios, aseguran fuentes bien informadas, el diálogo se mantendrá como hasta ahora, e incluso podría mejorar en ámbitos relacionados con la lucha contra la desigualdad social, la cooperación internacional o la acogida a los refugiados.

Del otro lado, la preocupación por el medio ambiente coincide en sus puntos esenciales de con las preocupaciones del Papa Francisco, plasmadas en Laudato Si. En este sentido, tanto el nombramiento del astronauta Pedro Duque (Ciencia, Innovación y Universidades), que tuvo la oportunidad de hablar con Bergoglio hace unos años, y que en una reciente entrevista en Radio Vaticana saludaba la encíclica verde papal, puesto que Francisco “convence a mucha más gente de que tenemos un equilibrio en la Tierra que no es tan sólido como pensábamos”; como el de Teresa Ribera (Transición Ecológica), una de las mayores críticas del cambio climático.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

Los obispos españoles, contra la ley LGTBI: “No es posible un self-service antropológico”

Martes, 6 de marzo de 2018

1yohx5d33het0syyzhnchnpsu0syyzhnchnptEl portavoz de la Iglesia española, Gil Tamayo, tilda de “imposición radical e inquisitorial a toda la ciudadanía” la propuesta de Ley LGBTI

“No es posible un self-service antropológico”. Los obispos piensan que la futura ley de transexualidad, que incluye la propuesta de inscripción por género, “desdibuja la ecología humana fundamental” al crear “una pluralidad hecha de diseño”, que perturba la vida social”.

Así de contundente se ha mostrado el portavoz de la Conferencia Episcopal (CEE), José María Gil Tamayo, al término de una rueda de prensa. En la misma, ha vuelto a criticar la  proposición de ley de igualdad LGBTI, lanzada por Unidos Podemos y que, en opinión de los obispos, “supone una imposición radical a toda la ciudadanía”.

“Esta proposición contiene elementos anticonstitucionales clarísimos”, ha señalado el portavoz, quien advirtió que se trata de “imponer de manera dictatorial o inquisitorial” la igualdad, en “un ataque claro y manifiesto a la libertad de expresión y educativa”.

Para el secretario general de la CEE, la propuesta “incluye unos principios impositivos que penalizan la discrepancia, so capa de proteger a un colectivo que merece la pena proteger, pero no a costa de la limitación de los derechos de los demás”.

Finalmente, y cuestionado sobre la participación de miembros de la sociedad secreta El Yunque en las distintas asociaciones familiares católicas, Gil Tamayo ha afirmado que “las asociaciones secretas están prohibidas por la Constitución. No tiene ninguna cabida asociaciones así, que vayan por esta línea (….) cualquier colaboración estará en la concordancia de los fines y los medios lícitos para conseguir esos fines”.

Fuente El Diario

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , ,

Los obispos tildan de “propuesta fundamentalista” la proposición de ley contra la discriminación sexual

Viernes, 1 de diciembre de 2017

obispos-go-homeManda narices que hablen ellos de métodos inquisitoriales… Expulsando a profesores de religión, condenando teólogos, negando el sacerdocio a mujeres y personas LGTBI… y eso sin mencional a la auténtica Inquisición… Ellos que llevan siglos imponiendo su visión del Evangelio, hablan de imposición… Cinismo en estado puro.

“Llega a instaurar una verdadera censura, con visos ciertamente inquisitoriales”

(Jesús Bastante).- La proposición de ley presentada por Unidos Podemos en el Congreso contra la discriminación por orientación sexual y de igualdad social del colectivo LGTB es, para los obispos, “una propuesta fundamentalista” que “llega a instaurar una verdadera censura”, con “visos ciertamente inquisitoriales”. Así lo subrayó en rueda de prensa el portavoz de la Conferencia Episcopal, José María Gil Tamayo, durante la rueda de prensa posterior a la Asamblea Plenaria.

Esta propuesta, aseguró Gil Tamayo, “presenta graves dificultades, y un ataque frontal a una serie de derechos fundamentales, so capa de la protección de minorías, que merecen todo el respeto”. “No puede convertirse en una asfixia de la libertad y pone en peligro seriamente todos los bienes que nos trae la convivencia en democracia y libertad”, añadió el portavoz, que criticó duramente la ideología de género.

Citando un informe presentado por el obispo de Bilbao y responsable de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal, Mario Iceta, el portavoz de la CEE habló de “imposición” que “pretende excluir e impedir otras visiones acerca del ser humano”. Así, según los obispos, “se coartan libertades fundamentales como la libertad religiosa ideológica, libertad de expresión, de presnsa, de cátedra, etc…. Llega a instaurar una verdadera censura; se trata, en definitiva, de una propuesta fundamentalista”.

Gil Tamayo llegó a hablar de “destrucción de libros, incluso en las bibliotecas, que vayan contra la ideología de género” para justificar su visión de una ley inquisitorial. “En la ley hay un pensamiento único impuesto a todos, excluyendo los otros. Por eso puede ser considerada una ley totalitaria, porque va desde la escuela a los medios de comunicación, no se da lugar a la libertad de pensamiento”, añadió.

Los obispos también reconocieron haber hablado de Cataluña. “No estamos en la nubes”, hablamos de los temas que están en las calles”. “Han hablado, y sobre todo escuchando a los obispos de Cataluña, que están a gusto en esta CEE, que es la suya”. El portavoz habló de un “ambiente de confianza”, y de la necesidad de “saber comprender y de discernimiento”.

Así se ha hablado, constató Gil Tamayo, “sin apasionamientos y con serenidad”, porque “la Iglesia está para trabajar en esa reconciliación”, en el marco “que consagra nuestra Constitución”. Un documento que “es perfectible, el marco constitucional ampara un estado de derecho con respeto a las leyes. Esto es perfectible, pero es el mejor que tenemos”. Así, los obispos llamaron al entendimiento entre todos, “que queremos que sea así después de las elecciones”.

Al tiempo, Gil Tamayo recordó las palabras de Blázquez sobre Cataluña en la apertura. “apoyamos el restablecimiento del orden constitucional, porque es el bien común”, y animó a “un esfuerzo de todos por la cohesión social en la vida pública, eclesial y familiar”, señaló Gil Tamayo, en referencia directa a las elecciones del 21D.

Brevemente, Gil Tamayo hizo suyas las críticas de Cáritas al encierro de docenas de personas en la cárcel de Archidona. “Cualquier identificación de inmigrantes o refugiados con delincuentes es profundamente injusta”, declaró.

Finalmente, y sobre 13TV, Fernando Giménez Barriocanal subrayó cómo, en los últimos seis años, los obispos “han invertido 60 millones de euros en este proyecto”, que los obispos “respaldan, animan a seguir trabajando, a buscar un modelo de sostenibilidad para que no tenga que ser financiada de ninguna manera“. “Los obispos seguirán apoyando el proyecto, porque creen que es un proyecto estratégico”.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

La Comunidad de Madrid ordena una inspección al colegio cuyo director compara la ley madrileña contra la LGTBfobia con el fanatismo terrorista

Lunes, 3 de octubre de 2016

martinez_560x280Tras la difusión pública por parte de Arcópoli de la carta que el director del colegio Juan Pablo II de Alcorcón dirigió a sus alumnos, en la que comparaba la recientemente aprobada ley madrileña contra la LGTBfobia con el fanatismo terrorista, la administración autonómica ha comenzado a tomar medidas. La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha iniciado su procedimiento inspector para establecer si se ha infringido la normativa educativa vigente sobre conciertos educativos, y si cabe la apertura de un expediente sancionador. Por su parte, la portavocía de la Conferencia Episcopal, lejos de condenar el contenido de la misiva, defiende el derecho a proclamar “la visión de la Iglesia, y hacerlo con libertad”, y habla de no pasar a “inquisiciones laicas”.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid, que preside la popular Cristina Cifuentes, ha ordenado al Servicio de Inspección Educativa la elaboración de un informe sobre la carta que el director del colegio Juan Pablo II de Alcorcón —un colegio concertado financiado con fondos públicos— dirigió a sus alumnos. En la misiva, el director Carlos Martínez se ensañaba contra la recientemente aprobada ley madrileña contra la LGTBfobia, de la que llegaba a afirmar que “el parecido con el fanatismo terrorista es inquietante”. El texto también se refería al “fanatismo musulmán”, lo equiparaba con la “ideología de género“, y calificaba a ambos de “maquinaciones condenadas a la disolución y al fracaso”, recordando palabras del papa Juan Pablo II.

A la carta, el director acompañaba además una copia de la nota que tres obispos madrileños difundieron tras la aprobación de la ley contra la LGTBfobia, bajo el título de Tiempo de sanación [sic], no de lamentaciones, en la que calificaron la nueva normativa de “ataque a la libertad religiosa y de conciencia” e hicieron un llamamiento a la desobediencia civil.

218840Tales afirmaciones en una carta dirigida al alumnado podrían vulnerar la normativa educativa vigente sobre conciertos educativos. De ser así, se abriría el correspondiente expediente sancionador. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha declarado respecto al contenido de la carta que “este tipo de afirmaciones son de una gran radicalidad que incluyen afirmaciones que desde luego no es lo que recoge el espíritu de nuestra Constitución y de nuestra legislación, y desde luego, de la legislación de la Comunidad de Madrid, que hay que cumplir”. Asimismo, ha expresado su “discrepancia absoluta” con el texto.

Según Cifuentes, la radicalidad del mensaje es lo que ha ocasionado que “haya enviado al centro a los inspectores, para que ver qué actuaciones puede realizar la Comunidad de Madrid, puesto que se trata de un centro sostenido con fondos públicos”, sin bien aún se está a la espera de que la Consejería de Educación obtenga el informe inspector. Una vez en sus manos, “hay que ver dónde llega la libertad de expresión de esta persona, pero hay que ver si sus actuaciones como director del colegio pueden suponer también alguna forma de presionar o de influir a los padres, por eso la inspección está estudiando el asunto”, afirma la presidenta autonómica.

Desde la Consejería de Educación también se expresa la discrepancia con el contenido de la carta, dado que sus proclamas “no contribuyen al buen entendimiento, respeto y tolerancia que son necesarios para el desarrollo de un buen proyecto educativo”.

david-perez-en-la-fundacion-educatio-servandaDavid Perez en la Fundacion Educatio Servanda, a la que pertenece el colegio Juan Pablo II

Desde los grupos de la oposición municipal de la localidad donde se ubica el centro escolar, como Ganar Alcorcón, se pide que se eviten convenios con centros “que enarbolen prácticas antidemocráticas”. El ayuntamiento de Alcorcón, presidido por el popular David Pérez, estableció un convenio con el colegio Juan Pablo II para la realización de prácticas de Formación Profesional en diferentes especialidades. También fue uno de los centros a donde se derivaron alumnos que no consiguieron matricularse en los centros públicos que habían solicitado.

Los obispos no condenan y hablan de “inquisición laica”

jose-maria-gil-tamayo-300x222El portavoz de la Conferencia Episcopal, José María Gil Tamayo, ha evitado condenar las expresiones del director del Juan Pablo II, pues, según sus palabras, “no entro en valoración de comportamientos concretos, no tengo todos los datos”. En lo que sí ha entrado es en argumentar que “la ideología de género no es compatible con la doctrina cristiana sobre la persona humana y sobre el matrimonio y la familia. Es una imposición contraria la antropología sobre el matrimonio y la familia”.

En cuanto a la posible sanción al colegio Juan Pablo II en aplicación de la normativa educativa vigente, el portavoz de los obispos ha defendido el poder ofrecer “la visión de la Iglesia, y hacerlo con libertad”, y ha considerado que “gracias a Dios hemos superado todas las inquisiciones. No pasemos a las inquisiciones laicas”. Para Gil Tamayo, “hay que respetar que la Iglesia tenga sus convicciones, en respeto exquisito a las personas. Y hemos de hacerlo con caridad y claridad”.

El colegio Juan Pablo II no rectifica y se fundamenta en el papa Francisco

Por su parte, la Fundación Educatio Servanda, a la que pertenece el colegio concertado Juan Pablo II, ha emitido un comunicado en el que no solo no rectifican las afirmaciones del director del centro, sino que exigen que se respeten.

“Reiterando nuestro más absoluto respeto a quienes piensen de forma diferente”, comienza la declaración, “Educatio Servanda solicita idéntico respeto hacia todas las familias que, en pleno y legítimo uso de su libertad, han elegido el ideario y carácter propio de nuestros centros”, ya que, para la Fundación,”corresponde a los padres de familia tomar la decisión de optar por el modelo educativo que desean para sus hijos, un derecho reconocido y amparado por la Constitución Española en su artículo 27,3 y por el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos”.

Cabe recordar que, al ser un colegio concertado y recibir alumnos derivados por no obtener plaza en los centros públicos de la localidad, entre su alumnado actual podría haber niños y adolescentes LGTBI o musulmanes, o que simplemente no comulguen con la ideología del centro, que se habrían visto obligados a estudiar en el Juan Pablo II al no haber otra alternativa.

papa-francisco-serio-2El comunicado sigue defendiendo su postura, amparándose en el magisterio del papa Francisco “en relación con la llamada ideología de género”, quien afirmó en la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia 56 que “presenta una sociedad sin diferencias de sexo y vacía el fundamento antropológico de la familia”. La Fundación defiende que su ideario está fundamentado en  las palabras de Francisco en las que consideraba que “esta ideología lleva a proyectos educativos y directrices legislativas que promueven una identidad personal y una intimidad afectiva radicalmente desvinculadas de la diversidad biológica entre el hombre y la mujer”.

Fuente Dosmanzanas/Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

Santiago Mata: “El Yunque es mucho más que una secta: están esclavizando a personas en nombre de Cristo”

Jueves, 31 de diciembre de 2015

matas_560x280El historiador desentraña los secretos de esta sociedad secreta en “El Yunque” (Amanecer)

Los obispos saben que tienen que atender a sus víctimas, pero no va a haber una condena de la CEE

(Jesús Bastante).- Ignacio Arsuaga, Luis Losada, Jaime Urcelay, Eduardo Hertfelder, Leonor TamayoHazte Oir, Más Libres, Profesionales por la Ética, Actuall, Citizen Go, Vota Valores, Instituto de Política Familiar, Organización del Bien Común… son algunos de los nombres, y de las organizaciones, que se encuentran detrás de El Yunque, la mayor organización secreta inserta en la Iglesia española, y que han sido desveladas por el historiador Santiago Mata en su libro El Yunque en España: la sociedad secreta que divide a los católicos (Amanecer), que este mediodía se presentó en Madrid.

“El Yunque mucho más que una secta, es una organización secreta anticristiana, una sociedad que divide a los católicos en España, subrayó el autor, quien estuvo acompañado en la presentación por el profesor Javier Paredes. En su breve intervención, Paredes fue muy claro: “El Yunque es una mentira social, que va disfrazado de cosas buenísimas y estupendas, y que tiene engañada a tanta gente”.

Son muy pocos, pero están en todas partes, hacen mucho ruido y, desgraciadamente, tienen engañada a mucha gente, también en la Iglesia“, insistió Mata, quien denunció “la corrupción y la división” de este grupo, y el dolor causado a las víctimas. Apenas llegan a doscientas personas, pero muy influyentes, y se consideran los únicos fieles“. “No tienen ningún objetivo, son unos carcas y ya está. El reinado de Cristo Rey en la sociedad, ¿pero eso qué es?”. Para Mata, son “una sociedad secreta ultraconservadora, que se convierte en un lobby, y que se hicieron grande con Zapatero. Estuvieron en el momento adecuado -manifestaciones contra el matrimonio gay en 2005-, y dispararon”.

El Yunque es mucho más que una secta, es una sociedad secreta anticristiana“, subraya Santiago Mata, quien añade que, hasta la fecha, los únicos obispos que se han declarado públicamente en contra de esta asociación fueron los de Getafe y Toledo, que prohibieron todas las actividades de HazteOir y similares en sus diócesis. Munilla, el arzobispo de Pamplona, Osoro y algún prelado más se han encontrado con las víctimas sin que, hasta la fecha, hay habido pronunciamiento alguno. Por supuesto, tampoco una nota oficial de la Conferencia Episcopal. Entre los obispos a los que se acusa de connivencia con los yunqueros, se destaca al cardenal Cañizares. Mata no quiso decirlo claramente, pero sí apuntó que “las disonancias en el discurso hacen mucho daño a la Iglesia. Desgraciadamente, la Iglesia tiene un ‘cepo’ con El Yunque, y camina renqueando“.

“Lo mejor que ha habido en la Iglesia en los últimos tiempos se ha ido al garete por culpa de El Yunque. La sospecha pasa a todos los católicos, porque la Iglesia oficialmente no la condena apuntó el autor, para quien existe un clamoroso silencio en torno a las víctimas. Algunas de ellas, después de descubrir que han estado viviendo en una gran mentira, han llegado incluso a intentos de suicidio. “El Yunque me había quitado todo y me quedé sin esperanzas. En un momento me desplacé hasta el Viaducto (…) para ver si me podía tirar”, dice una de ellas.

“Están esclavizando a personas en nombre de Cristo, subrayó Mata, quien pidió a la Iglesia “que no haya interferencias en el mensaje” de condena. “Gil Tamayo lo dijo en su día: todos los obispos de España saben que tienen obligación de acoger y atender a las víctimas de El Yunque, pero la CEE no va a hacer una condena”. El libro ha sido enviado al Papa Francisco “y a todos los obispos de España” a los que Mata ofrece “la posibilidad de acercarles la realidad de esa víctimas“.

En El Yunque en España. La sociedad secreta que divide a los católicos, Santiago Mata (1965) explica el origen y desarrollo de esa organización con el testimonio de quienes fueron sus miembros, de expertos cualificados y de activistas que trabajaron para esta organización sin saberlo.

“La Orquesta”, como así la llaman sus miembros, fue fundada en México por Ramón Plata en 1953 y desembarcó en el contexto de la Transición española. Prosperó en la etapa de Zapatero capitalizando el descontento social católico que despertaron las reformas del matrimonio, el sistema educativo y el aborto. Pero quienes trabajaron en las organizaciones familiares que articularon las protestas descubrieron su existencia, sufrieron la desmedida ambición de sus miembros y el recurso a métodos poco cristianos para ganar protagonismo o para desacreditar a cuantos pudieran hacerles sombra o escapar a su control.

En 2014, el más conocido miembro del Yunque en España llevó ante los tribunales al autor de un informe sobre la sociedad secreta encargado por la Conferencia Episcopal Española, dándose la paradoja de ver a un obispo declarando ante la justicia que las actividades del Yunque eran perjudiciales y contrarias a la doctrina de la Iglesia.

El autor del libro asistió a los juicios en los que se puso de manifiesto inequívocamente la presencia y actividades del Yunque en España. Uno de esos testigos dijo entonces que el Yunque era una bomba que estallaría en las manos a la Iglesia si, después de haber quedado patente la existencia de esa organización, mantenía un silencio que podía considerarse cómplice.

Los católicos españoles que conocen su existencia se dividen en dos bandos: quienes no aprueban El Yunque por el secretismo y sus métodos, y quienes sólo ven la supuesta eficacia de las organizaciones que controla. El libro aborda el reto de desvelar que el fin no justifica los medios” – dice Santiago Mata

Santiago Mata: El Yunque en España. La sociedad secreta que divide a los católicos. Editorial Amanecer, Madrid, 2015, 336 páginas. 15 euros.

Fuente Religión Digital

Biblioteca, General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Catecismo de la Conferencia Episcopal Española afirma que “La identidad sexual no se elige porque es un don de Dios”

Jueves, 3 de julio de 2014

KRiglesiagay1Exactamente, señores obispos, que sí, que sí… LA IDENTIDAD SEXUAL ES UN DON DE DIOS, no la elegimos, DIOS NOS HA HECHO ASÍ. Es lo que venimos diciendo y proclamando: Dios nos ha creado heterosexuales y LGTB. Ni más, ni menos.

Por otra parte, resulta asfixiante el raca raca episcopal, No saben hablar de otro tema… parece que la sombra de Ratzinger es alargada.

El catecismo Testigos del Señor editado por la Conferencia Episcopal Española (CEE) y destinado a la formación en la fe de menores entre 11 y 14 años, define la identidad sexual como un don que se recibe de Dios y que por tanto, “no se elige”, porque “la ideología de género no rige para la Iglesia Católica”. Así lo ha explicado en la presentación del catecismo el secretario general de la CEE, José María Gil Tamayo, en relación al apartado de este manual relativo a la creación según el cual, “a cada persona le corresponde aceptar su propia identidad sexual: ser hombre o ser mujer, según el proyecto de Dios, y caminar hacia un amor plenamente humano”.

“Algunos creen erróneamente que cada uno puede optar o elegir la orientación sexual independientemente del cuerpo con el que ha nacido. Pero la identidad sexual no se elige, es un don que se recibe”. Con estas palabras, el secretario general de la Conferencia Episcopal, José María Gil Tamayo, ha sellado cualquier posible resquicio de apertura de la Iglesia católica hacia los homosexuales.

Dios-es-gayEn la presentación del catecismo Testigos del Señor, editado por la propia Conferencia Episcopal, Gil Tamayo ha asegurado que “la ideología de género no rige para la Iglesia católica” porque, a su juicio, el género “no se elige” ya que “no somos creadores de nosotros mismos” sino que “dios es el único creador”. Preguntado por esta cuestión, Gil Tamayo ha incidido en que “la referencia en un catecismo es el depósito de la fe, la doctrina de Jesucristo y del Evangelio”, y desde esa perspectiva, se enseña a los jóvenes “a vivir con una coherencia cristiana su identidad” en un mundo en el que sí tiene hoy presencia lo que él define como “ideología de género”.

“La Iglesia no va al pairo de ideologías de género o cualquier ideología, porque ya llevamos muchos siglos de historia”, ha proseguido Gil Tamayo, quien cree que “un catecismo es la quinta esencia de lo que la Iglesia cree, vive y ora”. “Si metemos un ‘tutti frutti’ o un self service no nos sale algo que se entrega a los jóvenes y a los niños como esta nuestra fe, la fe de la Iglesia, sino un sucedáneo”, ha añadido.

Considera el secretario general de la Conferencia Episcopal que integrar las corrientes de género supondría traicionar los principios fundamentales de la Iglesia y convertir el catecismo en “un periódico del día anterior”, porque pasarían “una época, unas corrientes, una ideología que parece que es antiquísimo, viejo y sólo sirve para envolver”.

El catecismo, presentado junto a Gil Tamayo por el Obispo de Plasencia, Amadeo Rodríguez Magro; el director del secretariado de la Subcomisión de Catequesis, Juan Luis Martín; y el sacerdote gironés y catequista Joan Amic, recoge así todo lo que un cristiano adolescente debe saber y sobre lo que debe reflexionar para seguir avanzando en su formación espiritual a través de los sacramentos.

El objetivo del libro es, según Juan Luis Martín, director del secretariado de la comisión episcopal de pastoral, “ayudar a personalizar la fe y presentar una síntesis de la vida y de la doctrina cristiana”.

noticias_file_foto_817015_1404316519Y es que, como ha explicado Amadeo Rodríguez, obispo de Plasencia y presidente de la subcomisión episcopal de Catequesis, citando a Tertuliano, “el cristiano no nace, se hace”. El prelado extremeño ha añadido que “en el catecismo se recogen las claves del ser cristiano” y se ha mostrado confiado en que será un instrumento muy útil para los 109.000 catequistas, que dedican más de 8 millones de horas al año a la transmisión de la fe.

La única novedad que aporta el catecismo oficial de la Conferencia Episcopal es que se trata de un texto mucho más icónico que los anteriores. Tanto es así que de las 332 páginas del libro 114 son imágenes (un 34% de todo el catecismo) “evocadoras y artísticas“, como explica Joan Amich, uno de los catequistas que intervino en su redacción.

El catecismo, que está dividido en cinco partes, consta de 50 temas y en cuya elaboración se tardó 4 años, tiene una tirada inicial de 25.000 ejemplares, pero los obispos creen que pronto se lanzará una segunda edición.

En su primera edición, de 25.000 ejemplares, Testigos del Señor consta de 332 páginas, de las que 114 son ilustraciones, divididas en cinco bloques organizados por colores (La Luz, La Palabra, La Verdad, La Vida y El Camino) y divididos en cincuenta temas cuyo eje principal es el Misterio de Cristo muerto y resucitado por los hombres. Sigue así los contenidos del Catecismo de la Iglesia Católica pero con otro esquema.

Testigos del Señor es la continuación de Jesús es el Señor, un catecismo editado en 2008 para niños de 6 a 10 años de edad y que, a su vez, da continuación a Los primeros pasos de la fe, una guía dirigida a los padres fundamentalmente, para guiar en la fe a los niños más pequeños. Según ha apuntado monseñor Rodríguez Magro, planea la idea entre los obispos de editar un texto para adultos, quizá adaptando el catecismo oficial existente Esta es nuestra Fe. Esta es la Fe de la Iglesia, “con unos retoques, ampliado y enriquecido”. “En la Iglesia tenemos que empezar siempre pensando desde la formación de adultos”, ha señalado.

Aunque no está exclusivamente pensado para la preparación de la Confirmación, Testigos del Señor sí puede utilizarse en ese marco, con un apéndice de temas específicos que desarrollarán los obispos más adelante, conforme ha explicado monseñor Rodríguez Magro. Ya cuenta, no obstante, con una guía pedagógica de apoyo a catequistas que enseña a manejar y abordar este nuevo instrumento.

Dios me quiere gayCOLEGAS: “UN DISCURSO ANTICUADO Y OXIDADO

La Confederación Española LGBT COLEGAS ha contestado a través de su presidente, Francisco Ramírez, a esta postura de la Conferencia Espiscopal, que han tildado de “inaceptable”, con “un discurso anticuado y oxidado de condena hacia los homosexuales y a sus uniones”.

“Creíamos que la nueva Conferencia Episcopal tendría una mayor sensibilidad, compromiso y acercamiento para seguir los nuevos aires del Papa Francisco, tras el relevo del cardenal Rouco como presidente. ¿Hasta cuando seguirán provocando dolor y sufrimiento en tantos adolescentes homosexuales que deben aprenderse ese nuevo Catecismo de memoria y de que sus deseos homosexuales son ‘intrínsecamente desordenados’?”, se pregunta Ramírez.

COLEGAS lamenta que la Iglesia mantenga sus postulados tradicionales, “en vez de seguir el nuevo Evangelio del papa Francisco, que pretende aparcar este tipo de condenas para centrarse en los verdaderos problemas de la sociedad”.

Además, la organización se ofrece a impartir “un taller sobre orientación sexual e identidad de género” para los dirigentes de la Conferencia Episcopal porque “resulta incongruente que mezclen ambos conceptos en el Catecismo”. “Negar la transexualidad de una forma tan simple, sólo muestra ignorancia y desconocimiento, y la intención de seguir promoviendo odio hacia las personas transexuales y un sufrimiento estéril de muchas personas por el único hecho de sentirse diferente a su sexo biológico”, añade el presidente de COLEGAS.

Fuente Público, El Mundo, El País, El Huffingtonpost, Religión Digital.

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

“Los papas y la pederastia”, por Guillermo Sánchez

Domingo, 23 de febrero de 2014

NiñollorandoLeído en La Excepción:

Un informe del Comité de los Derechos del Niño de la ONU del 5 de febrero de 2014 destaca el incumplimiento por el Vaticano de la Convención de los Derechos del Niño.

La Iglesia Católica Romana (ICR) ha sido tradicionalmente, y sigue siendo, más dura que nadie en su moralismo sexual. No se ha limitado a establecer unos criterios y normas de conducta sobre sus fieles, sino que siempre ha intentado imponerlos sobre el conjunto de la sociedad (algo que ha conseguido en los estados confesionales). Es una organización que presume de su identidad cristiana y de su excelencia moral.

Para colmo, la ICR introdujo en la Edad Media normas absurdas y totalmente contrarias al evangelio, como el celibato de los ministros. Aunque ciertos estudios afirman que el celibato no incide en un mayor índice de abusos, lo cierto es que hasta representantes de la propia ICR han reconocido esa relación. Por ejemplo, el cardenal británico O’Brien declaró: «Me doy cuenta de que muchos curas han encontrado muy difícil gestionar el celibato» (La Razón, 25.2.13); él mismo renunció ante Benedicto XVI “por motivos de edad” tras ser acusado por sacerdotes y seminaristas «que supuestamente fueron víctimas de la conducta indebida del cardenal cuando se encontraban bajo su tutela durante la década de los 80» (La Razón, 25.2.13). Por cierto, pidió perdón y renunció, pero no se entregó a las autoridades para responder de sus delitos.

Desde que se han ido destapando los incontables abusos cometidos en el seno de la ICR en las últimas décadas (en realidad estos hechos han ocurrido siempre, como demuestra la historia –p. ej., ya en el siglo XVII “san” José de Calasanz encubrió a un abusador–), muchos jerarcas y apologetas (como el cardenal Dolan) se han defendido diciendo que otros colectivos presentan unas tasas más altas de abusos a niños. Pero el caso es que, aparte de la exactitud o no del argumento y de la miseria moral que implica, esos otros colectivos no han tejido nunca una red jerárquico-administrativa tan gigantesca para tapar los abusos del colectivo, como ha hecho el papado. Esa es la clave.

La misma estrategia victimista aplicó el cardenal Ratzinger en 2002, cuando afirmó: «Estoy personalmente convencido de que la permanente presencia de pecados de sacerdotes católicos en la prensa, sobre todo en Estados Unidos, es una campaña construida, pues el porcentaje de estos delitos entre sacerdotes no es más elevado que en otras categorías, o quizá es más bajo. En Estados Unidos vemos continuamente noticias sobre este tema, pero menos del 1% de los sacerdotes son culpables de actos de este tipo. La permanente presencia de estas noticias no corresponde a la objetividad de la información ni a la objetividad estadística de los hechos. Por tanto, se llega a la conclusión de que es querida, manipulada, que se quiere desacreditar a la Iglesia» (citado en Zenit, 19.4.05; añadimos negrita en las citas).

Las implicaciones de Juan XXIII, Juan Pablo II y Benedicto XVI

El veneradísimo Juan XXIII (en proceso de canonización por la ICR) ya emitió en 1962 un documento que «se centra, en principio, en la relación sexual entre un sacerdote y un miembro de su congregación. Sin embargo, en la medida en que se avanza en la lectura del texto se hallan instrucciones referidas a “las obscenidades perpetradas por un clérigo con un joven de cualquier sexo, o con animales”. Los obispos de todo el mundo eran llamados a manejar estos casos de la manera “más secreta posible”» (Diario de Córdoba, 18.8.03).

Posteriormente, tal como resumía y documentaba Paolo Flores d’Arcais en un artículo imprescindible (El País, 14.4.10), el papa Juan Pablo II y su cardenal prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y después papa, Joseph Ratzinger «impusieron una obligación taxativa a todos los obispos, sacerdotes, personal auxiliar, etcétera, para que no llegara a las autoridades civiles nada de lo que tuviera que ver con casos de pedofilia eclesiástica». Un motu proprio de Wojtyla señalaba: «Cada vez que el ordinario o el superior tuvieran noticia con cierta verosimilitud de un delito reservado, tras haber realizado una indagación preliminar, la señalarán a la Congregación para la Doctrina de la Fe». Como explica Flores d’Arcais, «papa y prefecto informados de todo (es más, siendo los únicos en saberlo todo) son, exclusivamente, quienes tienen la primera y última palabra acerca de los procedimientos que se han de seguir. La “pena” máxima (casi nunca infligida) no va más allá de la reducción al estado laico del sacerdote. Por lo general, el castigo se limita a trasladar al sacerdote de una parroquia a otra. Donde, obviamente, reiterará su delito. “Pena” exclusivamente canónica, en todo caso. No ha de efectuarse denuncia alguna ante las autoridades civiles: “Las causas de esta clase quedan sujetas al secreto pontificio“», secreto cuya terrible naturaleza criminal se explica en el artículo.

Siendo Ratzinger papa, el cardenal de Nueva York Timothy Dolan pidió permiso al Vaticano en 2007 para blindar 57 millones de dólares ante la avalancha de demandas por abusos sexuales. «Entre los archivos hay una carta que Dolan envió al Vaticano en la que se explica esta transferencia de fondos en 2007: “Con este movimiento preveo una mejor protección de los fondos ante cualquier reclamo legal o de responsabilidad”, recoge. El Vaticano aprobó la solicitud en cinco semanas. […] Los archivos también revelan que persuadió a sacerdotes acusados de abuso para que abandonaran voluntariamente la Iglesia a cambio de sustanciosos beneficios, y cómo frenó los procedimientos canónicos impulsados desde Roma para echar a los que no cooperaban. En una ocasión, el Vaticano tardó cinco años en expulsar a un sacerdote abusador. […] “A medida que las víctimas se están organizando y se hacen públicos más casos, la posibilidad de un escándalo es cada vez más real“, escribió Dolan en 2003 en otra carta dirigida al entonces cardenal Joseph Ratzinger» (El País, 2.7.13).

En 2010 el Tribunal Supremo de Estados Unidos atendió el caso de una víctima que había sido objeto de abusos en Oregón en los años 60 por parte de un cura irlandés que ya había sido acusado de pederastia en Irlanda y posteriormente en Chicago. El Tribunal Supremo (con una mayoría de jueces católicos desde hace años) solicitó opinión al gobierno de Obama, quien «pidió a la Corte Suprema de su país otorgar al Vaticano inmunidad en los juicios de sacerdotes acusados de haber cometido abusos sexuales contra menores de edad en Estados Unidos» (TeleSur, 26.5.10). De este modo, Ratzinger y los jerarcas vaticanos se libraban de la posibilidad de tener que declarar en un tribunal. Ya en 2005 George Bush había otorgado inmunidad a Ratzinger, cuando la “Santa” Sede la había solicitado al convertirse este en jefe de estado por su cargo de papa (Diario Vasco, 29.3.10). Como siempre, los grandes poderes del mundo se unían para apoyarse en la impunidad y el abuso (ver El Eje Washington-Vaticano).

Posteriormente, el Tribunal Penal Internacional también cerró la vía de procesar a Ratzinger y sus colaboradores (Religión Digital, 15.5.13), y el Tribunal de Apelación de Oregón dictaminó contra la responsabilidad del Vaticano, con el argumento de la “Santa” Sede no tiene control de lo que hacen todos los sacerdotes en el mundo (La Razón, 7.8.13). Pero se obviaba la clave del asunto, que son las medidas obstruccionistas establecidas sistemáticamente por el papado.

Sólo como consecuencia de los escándalos difundidos por los medios de comunicación, Benedicto XVI, gravemente implicado en los encubrimientos durante décadas, comenzó a tomar algunas medidas, más de prevención que de resolución de casos del pasado (es decir, hasta hoy se mantiene la impunidad). Ha sido recientemente cuando la jerarquía ha empezado a dar instrucciones (y no lo está haciendo siempre) de que no se limiten a denunciar la pederastia internamente, sino que además se denuncie ante las autoridades civiles.

Ratzinger actuó enérgicamente en el caso del abusador Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, cuyos crímenes Juan Pablo II (también en proceso de canonización) y él mismo habían tapado sistemáticamente, como siguen denunciando sus víctimas. (Maciel falleció oportunamente, y sin haber sido procesado por sus fechorías, poco después de ser forzado a retirarse.) Por estas medidas, algunos cubrieron a Ratzinger de elogios, calificándolo de “barrendero de Dios” (¡!).

Con ocasión del último cónclave, el obispo maltés Charles Scicluna, fiscal del tribunal de la Doctrina de la Fe, ante la pregunta de si era justo que cuatro cardenales implicados por los escándalos de abusos estuvieran habilitados para elegir al nuevo papa, respondió: «Todos somos pecadores, y Dios sabrá obtener también cosas buenas de su presencia en el cónclave. Debemos tener cuidado al apuntar con el dedo acusador. Por lo demás, el primer colegio de apóstoles tampoco era para canonizarlo enteramente» (Páginas Digital, 26.2.13).

Como señala Alberto Athié, un antiguo sacerdote que denunció durante años sin éxito los sistemáticos abusos sexuales de Maciel (y cuyas denuncias ante la ONU finalmente consiguieron que ésta emitiera el reciente informe): «El procedimiento de desprecio a las víctimas, de encubrimiento a los pederastas, procede no solo de estrategias locales. Es una estrategia institucional. Con su fuente en el territorio del Vaticano y operado por la Santa Sede» (El País, 5.2.14).

Incluso algunos ultrapapistas sinceros han protestado, “sorprendidos” de ciertas conductas papales. Por ejemplo, Luis F. Pérez se escandalizaba de que ni Wojtyla ni Ratzinger hubieran tomado medidas contra el cardenal Law (Infocatólica, 3.3.10); hoy por hoy, Francisco sigue manteniéndolo en su retiro dorado en Roma.

Responsabilidad de Francisco

¿Qué tratamiento ha dado el papa Francisco a estos asuntos? Una de sus medidas ha sido establecer nuevas normas penales que incluyen disposiciones sobre abusos sexuales (Zenit, 11.7.13). Otra, nombrar una comisión de expertos sobre el tema (como suele decirse, crear una comisión es la forma elegante de quitarse un asunto de encima…).

El pasado 15 de enero Francisco puso en evidencia que, aparte de previsiones para el futuro, la interpretación del pasado sigue siendo la que se ha hecho hasta ahora. Dos enviados suyos comparecieron ante el Comité de la Convención de Derechos del Niño en Ginebra. Los miembros del Comité «no se mostraron muy satisfechos con las palabras del representante del Vaticano ante la ONU, Silvano Tomasi, que reconoció que entre el clero hay abusadores; aunque matizó que también los hay “entre los miembros de las profesiones más respetadas del mundo”. “Este hecho es especialmente grave” en el seno de la Iglesia, dijo, “ya que estas personas están en posiciones de gran confianza y son llamados a promover y proteger todos los elementos de la persona, como la salud física, emocional y espiritual”», reconoció, pero eludió una vez más la cuestión del encubrimiento papal desarrollado durante décadas. Y «tanto Tomasi como el obispo auxiliar de Malta, Charles Scicluna, el otro representante que participó en la comparecencia de más de seis horas ante los 18 miembros del comité de la ONU, respondieron con evasivas a las agudas e insistentes preguntas de estos expertos sobre los supuestos traslados de diócesis de los responsables de abusos, denunciados por las organizaciones de víctimas, la falta de transparencia en las investigaciones de la propia Iglesia o la respuesta del Vaticano ante estos casos. El mensaje de la Santa Sede fue constante: los religiosos no son funcionarios del Vaticano, dijo Tomasi, que argumentó que investigar y juzgar estos delitos corresponde a los Estados donde tuvieron lugar» (El País, 16.1.14). Leer más…

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.