Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Alcorcón’

David Pérez, uno de los dos únicos diputados que no votó la ley madrileña contra la LGTBfobia y que amenazó con demandar a Arcópoli, número dos del PP en las elecciones autonómicas

Miércoles, 6 de marzo de 2019

alcalde-alcorcon-1026x520El alcalde de Alcorcón y diputado en la Asamblea de Madrid David Pérez ha sido el elegido por Isabel Díaz Ayuso, la candidata del Partido Popular, como su número dos en las próximas elecciones autonómicas madrileñas. Pérez, que se significó por no votar la ley madrileña contra la LGTBfobia y que ha impedido que la bandera arcoíris ondee en el balcón del Ayuntamiento, llegó a amenazar al colectivo LGTB Arcópoli con una demanda.

David Pérez fue uno de los dos diputados «díscolos» que en julio de 2016 prefirieron ausentarse y no votar la ley madrileña contra la LGTBfobia, que el PP de la entonces presidenta Cristina Cifuentes apoyó y que de hecho fue aprobada por unanimidad de la cámara regional (el otro diputado ausente fue Luis Peral).

Un par de semanas antes de aquella votación Pérez protagonizaba otro triste episodio al negarse a izar la bandera arcoíris en el balcón del Ayuntamiento con motivo del Día del Orgullo LGTB, pese al requerimiento mayoritario de las fuerzas políticas representadas en el Ayuntamiento de Alcorcón. Una actitud que desembocó finalmente en una reprobación del alcalde popular por parte del resto de grupos políticos. El equipo de Gobierno de David Pérez, de hecho, había rehusado ejecutar todas las resoluciones en materia LGTB presentadas por los partidos de la oposición y aprobadas por el pleno municipal (el PP cuenta con 10 concejales, mientras que el conjunto de la oposición alcanza los 17, si bien Pérez es alcalde gracias al apoyo que le brindó Ciudadanos). Una reprobación que en lugar de mover a Pérez a la reflexión fue despreciada por el propio alcalde en un tuit en que aseguraba de forma despectiva que «a mí no me reprueban cuatro politicastros socialistas y comunistas». Cabe destacar que esta reprobación no es la única de la que ha sido merecedor David Pérez a lo largo de esta convulsa legislatura municipal: la pasada semana, de hecho, era reprobado por sexta vez.

En aquella ocasión, sin embargo, la reprobación de Pérez tuvo una vergonzante derivada, y fue la amenaza del alcalde de demandar al colectivo LGTB madrileño Arcópoli por haber criticado su actitud LGTBfoba. Una amenaza que Arcópoli recibió con asombro. «Creemos que es un gran error intentar coaccionar a una ONG mediante una demanda para silenciarnos. La mejor forma de que Arcópoli crea que el grupo municipal popular tiene interés por el colectivo LGTB es que lo demuestre mediante iniciativas y no a través de demandas», expresaron entonces desde el colectivo activista. «Si el alcalde quiere demostrar que no es bífobo, transfobo y homofobo denunciar entidades LGTB no parece la mejor alternativa, sino todo lo contrario», añadían.

El tiempo ha pasado, y aunque no tenemos constancia de que la amenaza de Pérez se materializase, el alcalde ha continuado con su actitud de desprecio. En junio de 2017, por ejemplo, mientras los colores del arcoíris inundaban fachadas y calles de numerosas ciudades, villas y pueblos de la Comunidad de Madrid, David Pérez, decidía ocultar la bandera LGTB tras las puertas de entrada al consistorio, de manera que no fuese visible desde el exterior, a pesar de que el resto de grupos políticos habían aprobado que ondease en el balcón del edificio. Lo mismo sucedió, de hecho, en 2018.

Rubén López: «parece que el PP más rancio ha escalado posiciones»

Rubén López, destacado activista de Arcópoli y director del Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia, ha lamentado en declaraciones a dosmanzanas la decisión de los populares madrileños. «La elección de David Pérez como número dos de la lista del PP de Madrid es una muy mala noticia para las políticas de igualdad y en especial las del colectivo LGTB. Pérez es famoso por ausentarse de la votación de la ley LGTB, por negarse a poner la bandera arcoíris en el Ayuntamiento o por organizar en Alcorcón unas jornadas de familias excluyentes. Desde Arcópoli además nos causa un gran recelo: este señor amagó con denunciarnos tras llamarle homófobo después de su comportando tras el Orgullo de 2017», ha recordado.

«Parece que el PP más rancio ha escalado posiciones en la Comunidad de Madrid. Políticos como Pérez que estaban ya defenestrados pasan así a la primera línea de nuevo, retrocediendo una década y volviendo al PP más conservador. Colocarlo como número dos en la lista es un contundente gesto a ese sector más conservador contrario a los avances LGTB que se estaba marchando a Vox. Realmente una noticia muy negativa para quienes luchamos contra la LGTBfobia en nuestra región», ha añadido.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Una pareja del mismo sexo es agredida en Alcorcón por besarse a la puerta de una discoteca.

Martes, 21 de agosto de 2018

afad4e2b-433e-435e-b1aa-0b3f39ca46edUna nueva agresión homófoba se ha producido este sábado por la noche en la localidad madrileña de Alcorcón. Según relata la víctima, la agresión tuvo lugar cuando besó a su pareja frente a la puerta de la discoteca Jowke, entonces un guarda de seguridad del recinto lo atacó, dándole un fuerte golpe en la mejilla, que le causó cortes en la cara y una luxación de hombro. Tras ello, el agresor los persiguió mientras gritaba «aquí no queremos maricones». Cuando intentaron recibir los servicios de la Oficina contra los Delitos de Odio, dependiente del Ayuntamiento, se encontraron con que estaba inoperativa, a pesar de que el alcalde del municipio la había publicitado como «activa las 24 horas los 365 días del año».

Los hechos fueron relatados por la víctima, Daniel Duque, a través de su cuenta de Facebook, con el siguiente mensaje: «Acabo de salir de la discoteca Jowke de Alcorcón. Por darme un beso con mi pareja un puertas de la discoteca me ha pegado un guantazo en la mejilla y me ha sacado el hombro. Tengo una luxación fuerte de hombro, un corte en la ceja y en la mejilla. Pedimos máxima difusión. Salió detrás nuestra al grito de ¡¡Aquí no queremos maricones!!».

La agresión también era denunciada en las redes sociales por la actriz Andrea Duro, prima de la víctima, que mostraba su indignación por que «en España y a estas alturas puedan seguir ocurriendo cosas así».

Tras recibir la debida asistencia sanitaria, la pareja quiso interponer la correspondiente denuncia. Para ello, supuestamente, debían recibir los servicios de la Oficina contra los Delitos de Odio, dependiente de la Policía Municipal. Sin embargo, según ha señalado el portavoz del grupo Ganar Alcorcón, Jesús Santos, que acompañó a la pareja, se encontraron con que la oficina estaba inoperativa. En teoría, dicha oficina, conducida por profesionales especialmente formados, debería encargarse de valorar los hechos y, en coordinación con la Policía Nacional, ponerlos en conocimiento de la Fiscalía de Delitos de Odio de la Comunidad de Madrid.

Esta indefensión por parte del ayuntamiento contrasta con la publicidad institucional, en la que se informa de que la oficina está activa «las 24 horas del día los 365 días del año».

El regidor municipal, el popular David Pérez, alardeaba de que se trataba de una medida pionera y se felicitaba de su buen funcionamiento. Recordemos que Pérez ha dado muestras repetidas de su LGBTfobia, hasta el punto de ser reprobado por ello reprobado por el pleno del Ayuntamiento. También desde su escaño como diputado de la Comunidad de Madrid, donde fue uno de los dos únicos representantes en ausentarse del pleno en el que se aprobó la Ley de protección integral contra la discriminación por diversidad sexual y de género de la Comunidad de Madrid, que fue respaldada por la unanimidad de todos los presentes.

Por su parte, desde las redes sociales, la gerencia de la discoteca afirma que «sentimos mucho lo ocurrido y estamos analizando las circunstancias para tomar las medidas oportunas». Esperamos que así sea y se depuren las correspondientes responsabilidades.

Comunidad de Madrid: casi 200 incidentes por LGTBfobia en lo que va de año

A principios de agosto el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia había registrado ya 186 incidentes LGTBfóbicos en la Comunidad de Madrid. Esta entidad, recordemos, ofrece acompañamiento y asesoramiento a las víctimas desde el mismo instante en que sufren la agresión y hace un seguimiento del recorrido de la denuncia en los juzgados. Aquí puedes acceder a información sobre su último informe anual.

Puedes contactar con el Observatorio a través del teléfono 618 54 71 66 (llamada o WhatsApp) y online en la dirección web http://contraelodio.org

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Pese a los 321 incidentes de su informe de 2017, el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia estima que solo recoge el 2-5% de los casos

Jueves, 12 de abril de 2018

observatorio_madrid_homofobiaAmpliamos la noticia que publicábamos el pasado sábado día 7 (pinchad en las imágenes para ampliarlas).

El Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia ha presentado su segundo informe anual, correspondiente al año 2017. Un año durante el cual la entidad recogió un total de 321 incidentes de odio motivados por LGTBfobia en la Comunidad de Madrid, un número significativamente mayor que el recogido en 2016 (240). Aun así, el Observatorio considera que esta cifra no es más que la punta de un inmenso iceberg cuya mayor parte continúa invisible bajo la superficie.

El informe fue presentado de modo oficial el pasado miércoles en un acto que tuvo lugar en el Ayuntamiento de Madrid y que contó con la presencia, entre otras personalidades políticas, de la delegada de Igualdad del Ayuntamiento, Celia Meyer. Es, en cualquier caso, un documento accesible para todos. Puedes descargarlo en formato PDF desde la página web del Observatorio, aunque te desgranamos a continuación algunos de sus datos.

Por lo que se refiere al tipo de incidente la casuística es muy diversa. Los más frecuentes fueron las agresiones verbales (120), seguidos de los discursos de odio (70), las agresiones físicas (57), las amenazas (27) y la denegación de servicios (18), aunque no han faltado, por ejemplo, las agresiones sexuales (8, entre ellas dos violaciones a un chico gay y a un chico trans) o las expulsiones del hogar (4):

incidentes-lgtbfobia-madrid-2017

Gais entre 20 y 24 años, la “víctima tipo”

Por lo que se refiere a las víctimas, el Observatorio tiene registradas un total de 299, un número inferior al de incidentes al no incluir este recuento a las víctimas de los discursos de odio en redes sociales. El perfil más frecuente es el de hombre gay cis (208 casos, un 70%), seguido de las mujeres lesbianas cis (40 víctimas, un 13%) y de las personas trans, con independencia de su orientación sexual (37, un 12%). De estas 37 víctimas trans, 29 fueron mujeres y 8 hombres.

Otras 9 víctimas (un 3%) fueron personas cis heterosexuales (que también pueden ser víctimas del odio LGTBfobo, ya sea por ser confundidas con personas LGTB o por acompañarlas). En concreto, 6 mujeres y 3 hombres. Otras 5 víctimas (algo menos de un 2%) fueron personas bisexuales (en este caso los cinco fueron hombres):

perfil-victimas-lgtbfobia-madrid-2017

Por lo que se refiere a la edad, solo constan datos de 143 personas. El tramo con más víctimas es el de 20 a 24 años, seguido del de 25 a 29. Hay que tener en cuenta, en este sentido, la cada vez mayor visibilidad de los jóvenes LGTB, aunque no puede descartarse el sesgo de edad en la utilización y conocimiento del Observatorio por su mayor publicidad en redes sociales:

edad-victimas-lgtbfobia-madrid-2017

Por lo que se refiere a los agresores, el propio Observatorio reconoce que su estudio es muy complicado, “ya que la víctima por lo general no se centra tanto en el agresor, sino en lo que le ha sucedido”. En cualquier caso, el recuento reconoce 209 agresores diferentes, de los cuales la inmensa mayoría (89%) fueron varones. Su edad solo se ha podido registrar en 89 casos. Entre estos, el colectivo más numeroso es el de los menores de 18 años (25), seguido del intervalo de 30 a 39.

La ciudad de Madrid, a la cabeza 

Por lo que se refiere a la localización física de los incidentes, el grupo más numeroso es el que se produjo directamente en la calle (59), seguido de internet y redes sociales (51) y transporte público (29). Por municipios, y tal y como sucedió el año anterior, es la ciudad de Madrid la que registró un mayor número de incidentes (196), seguida de Móstoles (14), Alcalá de Henares (7) y Alcobendas, Fuenlabrada, Leganés y Parla con 5. A continuación está Getafe con 4 incidentes; Arganda del Rey, Collado Villaba, Galapagar, Pinto y Pozuelo de Alarcón con 3; Majadahonda y Torrelodones con 2, y finalmente Alcorcón, Algete, Boadilla, Ciempozuelos, Fuente El Saz de Jarama, Guadalix de la Sierra, Las Rozas, Navalcarnero, San Fernando de Henares, San Sebastián de los Reyes, Valdemoro y Villaviciosa de Odón con 1 incidente cada una.

Dentro de la ciudad de Madrid, y también como sucediera en 2016, es el distrito Centro (aquel en el que se produce la mayor visibilidad) el que concentra la mayoría de las agresiones (81), seguido de Moncloa-Aravaca (13) y Retiro (13). Vicálvaro es el único distrito en el que no consta ningún incidente.

Denuncias: solo el 31%

proporcion-denuncias-lgtbfobia-madrid-2017De los 321 incidentes registrados, solo 101 han sido denunciados de una forma u otra, ya sea directamente a la Policía Nacional (48 casos), a la Fiscalía (36), a las diferentes policías municipales (15), la Guardia Civil (1) o al Juzgado de Guardia (1). Este número supone solo el 31% de los incidentes registrados, una cifra baja pero algo mayor que la registrada el año anterior (un 25%).

Más incidentes, sí… Pero también más visibilidad

A la hora de evaluar las cifras, el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia lo tiene claro. “Hay un constatable aumento de los delitos de odio al colectivo LGTB en la Comunidad de Madrid desde hace unos años. Esto se produce porque las generaciones más jóvenes son más visibles que las generaciones que tienen más de 30 años. En especial las y los jóvenes considerados como ‘millennials’ son especialmente visibles en lugares donde el resto de las personas LGTB les cuesta más”, expresa el informe. “Hoy en día la visibilidad sigue siendo el principal factor a tener en cuenta. La sociedad es proLGTB en lo que se denomina la corrección política pero en cuanto hay que visibilizar a las personas LGTB en ámbitos más novedosos como puede ser unos semáforos inclusivos o la colocación de una bandera del arcoíris en un balcón oficial como se hace con otras muchas banderas en un guiño de inclusión social, provocan airadas protestas, que algunas de ellas llegan
a ser constitutivas de delitos de odio”, añade.

El Observatorio, en concreto, destaca como ejemplo lo sucedido con los semáforos inclusivos en la ciudad de Madrid, que “generaron más de 200 ataques en redes al colectivo LGTB”. “Palabras como ‘desequilibrado, raro, anormal, enfermo, aberrante, desorientación sexual, desviados, denigrante, asqueroso, putos enfermos, conducta sexual desordenada, depravados, desvergonzados, deficientes, contra natura, abominable, denegerados, degradación moral, asquerosos mugrosos chupadores de trancas, tarados, invertidos, vacas locas que son tontos de nacimiento, repugnantes, perversión, sodomita’ fueron algunas de las que se localizaron por la visibilidad de los semáforos en la ciudad”, relata el informe.

La mayoría de los incidentes no se recogen: el ejemplo del cruising

iceberg-de-agresiones-lgtbfobia-madridPese a todo, el Observatorio lo tiene claro: los incidentes de los que tienen conocimiento siguen siendo solo la punta del iceberg. “Son un número muy inferior al que realmente se produce. Desde nuestra percepción y tras ver cómo las víctimas, incluso formadas como activistas, no llegan a denunciar ni siquiera comunicar al Observatorio los casos hasta que no les preguntas directamente o que muchas siguen interiorizándolo como algo ‘normal’, creemos que aproximadamente registramos en torno al 2-5% de los incidentes de odio o discriminatorios que realmente ocurren en nuestra región”, expresa el informe.

“Tenemos numerosas sombras de actuación. En lugares como los de cruising no llegamos. Hemos realizado un registro de casi un centenar de zonas en la Comunidad de Madrid donde se practica cruising de forma asidua y no tenemos forma de llegar más que a una o dos de esas zonas. Y seguimos sospechando que el cruising es un foco de incidentes de odio oculto”, añade el texto. En este sentido, el informe reconoce que incluso entre el propio colectivo el cruising “sigue siendo visto de forma peyorativa y es complicado que se reconozca que se estaba practicando. Por ello cuando surge un incidente de odio en estas
circunstancias, en la gran mayoría de las veces queda en ese espacio de sombra al que no accedemos. Esto lo hemos podido comprobar en 2017, cuando hemos podido actuar con un caso claro de ataque homófobo a varios chicos practicando cruising y dos de las víctimas nos han relatado varios incidentes de ese mismo día, así como otros muchos incidentes que han
podido vivir en los últimos tiempos, algunos de ellos muy graves, y que en ningún momento se hicieron públicos”.

218 páginas que conviene leer

El informe del Observatorio, en el que además de los colectivos promotores participan los 14 ayuntamientos madrileños conveniados hasta la fecha, cinco universidades, así como Metro de Madrid, el Colegio de Abogados de Madrid y UGT Madrid es, sin duda, un trabajo encomiable, que también recoge, en sus 218 páginas, una comparativa nacional e internacional sobre los delitos de odio al colectivo LGTB, así como un repaso a los nuevos observatorios que han ido surgiendo en España y recomendaciones específicas a las diferentes administraciones involucradas. El Observatorio también señala, y lo hace de forma muy detallada, la falta de desarrollo reglamentario de dos importantes leyes regionales relacionadas con el colectivo: la ley integral de transexualidad y la ley contra la discriminación por LGTBfobia.

En palabras de Yago Blando, coordinador de Arcópoli, el informe del Observatorio “es una pieza fundamental a la hora de poder luchar contra la LGTBfobia tanto a nivel autonómico como local, ya que proporciona una radiografía real de las incidencias, y el poder hablar directamente con las víctimas nos concede una forma inmejorable de poder observar tanto las deficiencias institucionales como las necesidades futuras”.

El Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia: contacto

El Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia, promovido por Arcópoli y del que ya forman parte casi una veintena de colectivos y asociaciones, se puso en marcha a principios de 2016. Ofrece acompañamiento y asesoramiento a las víctimas desde el mismo instante en que sufren la agresión y hace un seguimiento del recorrido de la denuncia en los juzgados.

Puedes contactar con el Observatorio a través del teléfono 618 54 71 66 (llamada o WhatsApp) y online en la dirección web http://contraelodio.org

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La bandera arcoíris tampoco ondea este año en la fachada del Ayuntamiento de Alcorcón

Sábado, 1 de julio de 2017

blankbandera-arcoiris-alcorcon-2-300x273Mientras los colores del arcoíris inundan fachadas y calles de numerosas ciudades, villas y pueblos de la Comunidad de Madrid, el ayuntamiento de la localidad de Alcorcón seguirá sin engalanarse con la bandera de la igualdad. El alcade, el popular David Pérez, ha decidido “ocultarla” y colocarla tras las puertas de entrada al consistorio, de manera que no es visible desde el exterior, a pesar de que el resto de grupos políticos había aprobado que ondease en el balcón del edificio. Además, el equipo de Gobierno sigue sin aplicar las medidas por la igualdad de derechos y la libertad sexual y afectiva del colectivo LGTBI de Alcorcón, aun habiendo sido aprobadas en pleno. También se ha sabido que la Junta de Portavoces preparatoria del próximo pleno pretendía relegar al último lugar la intervención del colectivo Arcópoli, aunque la presión de los restantes grupos ha evitado el atropello.

De nuevo, el veto del alcalde David Pérez ha evitado que la fachada del Ayuntamiento de Alcorcón se vea engalanada por la bandera arcoíris, a pesar de que en el pleno del pasado 25 de enero se aprobó una moción para que se colocase en el balcón del edificio del consistorio y el municipio se sumase así a la conmemoración del Orgullo para “conseguir la igualdad de derechos y la libertad sexual y afectiva del colectivo LGTBI”. El regidor ha decidido prácticamente “esconderla”, colocándola tras la puerta de entrada al edificio municipal, completamente plegada, de manera que no es posible verla desde el exterior y es difícil identificarla aun pasando a su lado. Además, por decisión de la Junta de Gobierno del Partido Popular, en este 2017 siguen sin aplicarse las medidas aprobadas en pleno por la igualdad de derechos y la libertad sexual y afectiva del colectivo LGTBI.

También el pasado 2016, David Pérez impidió que la bandera de la igualdad ondease en el edificio consistorial, aun cuando se había aprobado su colocación en pleno, a instancias del PSOE y con la anuencia del resto de los grupos, que ostentan la mayoría en la corporación municipal. Durante ese año, el equipo de Gobierno de Pérez también había vetado o ignorado reiteradamente cualquier resolución favorable a los derechos de las personas LGTB de la localidad madrileña.

Y todo ello ocurría, y sigue ocurriendo, a pesar de que el acuerdo de investidura por el que ostenta el cargo de alcalde David Pérez, llevado a cabo con Ciudadanos, quitaba atribuciones a la Junta de Gobierno Local para dárselas al pleno del Ayuntamiento, de tal forma las propuestas aprobadas por los grupos deben ejecutarse. Debido a esta actuación claramente LGTBfoba, a mediados de 2016 fue reprobado por el pleno del Ayuntamiento con los votos de PSOE, Ganar Alcorcón, Ciudadanos y Grupo Mixto, que suman 17 ediles contra los 10 del Partido Popular.

La moción de reprobación fue seguida de cerca por el colectivo Arcópoli, a quien preocupaba la falta de medidas favorables a los derechos LGTB en un municipio de más de 170.000 habitantes. Por ello, emitió un comunicado en el que detallaba todas las resoluciones aprobadas en pleno a instancias de los grupos de la oposición, y que habían sido reiteradamente vetadas por el equipo de Gobierno de David Pérez. Arcópoli concluía que “todas las mociones fueron aprobadas, debido a la minoría del Grupo Popular en el Consistorio, pero el equipo de Gobierno se niega a ejecutarlas, de modo que no hay iniciativas de apoyo a un colectivo totalmente invisibilizado en Alcorcón”.

Pero esta reprobación no sirvió para que David Pérez reflexionara, sino que su repuesta en las redes sociales fue enviar un mensaje despectivo en el que afirmaba que “a mí no me reprueban cuatro politicastros socialistas y comunistas”. También amenazó con presentar sendas demandas contra el edil del grupo Ganar Alcorcón, Jesús Santos, y Arcópoli, por calificar sus actuaciones políticas como LGTBfobia, si bien no ha habido constancia de que tales demandas fueran finalmente presentadas.

Pero parece que la animadversión del regidor alcorconero contra Arcópoli no ha cesado. El colectivo de defensa de los derechos LGTB ha sido invitado para intervenir en el próximo pleno del Ayuntamiento, para que, desde su experiencia, hable sobre la realidad del colectivo LGTB y de las medidas antidiscriminatorias que deben ser aplicadas de urgencia en la localidad. Sin embargo, se ha sabido que la Junta de Portavoces, con mayoría del Partido Popular, pretendía relegar la intervención de Arcópoli al final del pleno, un puesto habitualmente dedicado a asuntos menores y siempre limitado por la falta de tiempo. Afortunadamente, la presión de los restantes grupos ha evitado la tropelía, y la alocución de Arcópoli no estará relegada al último lugar.

Cabe recordar que David Pérez no solo destaca por su animosidad contra el colectivo LGTB en su labor como alcalde de Alcorcón. También lo hace desde su escaño como diputado de la Comunidad de Madrid, donde fue uno de los dos únicos representantes en ausentarse del pleno en el que se aprobó la Ley de protección integral contra la discriminación por diversidad sexual y de género de la Comunidad de Madrid, que fue respaldada por la unanimidad de todos los presentes.

Fuente Cadena SER, vía Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

El Gobierno de Madrid investigará a un colegio concertado de Alcorcón que ofrece ganchillo, solo para niñas y el Bernabéu, solo para niños

Miércoles, 12 de abril de 2017

martinez_560x280El director de este colegio concertado, el Juan Pablo II de Alcorcón, fue sancionado tras comparar la ley madrileña contra la LGTBifobia con “el fanatismo terrorista”.

 La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid investigará las tareas extraescolares del colegio concertado Juan Pablo II de Alcorcón, que incluyen talleres de ganchillo solo para niñas y visitas al estadio Santiago Bernabeu solo para niños, según publica la Cadena Ser. Este colegio, el primero de la cadena de Educatio Servanda -cuyos alumnos de primaria y secundaria van a aulas segregadas por sexo-, es uno de los 18 centros concertados que separa a los alumnos en la región.

Por el momento, desde el Gobierno regional aseguran que no han recibido ninguna denuncia sobre el tema. Tras la Semana Santa, la Inspección Educativa acudirá al colegio para analizar si las actividades se ajustan a la normativa y si se realizan realmente, ya que no fueron comunicadas al inicio del curso escolar. Si tras la investigación abierta se ven tintes “discriminatorios” en sus actividades extraescolares y estas no hubieran sido debidamente comunicadas, la Comunidad de Madrid podría sancionar al centro, según ha informado el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Ejecutivo autonómico, Ángel Garrido.

Desde la Consejería de Educación se recalca que se remitió a los centros una circular para recordar los requisitos que fija la normativa en materia extraescolar. Al respecto, recuerdan que algunos de estos criterios radican en que las actividades desplegadas sean aprobadas por el Consejo Escolar, que sean de carácter voluntario y el no tener carácter lucrativo.

Las clases de ganchillo, según la Ser, se imparten dos días a la semana en la hora del recreo; en Secundaria, las visitas del alumnado femenino son a comedores sociales.

El director de este mismo centro fue sancionado hace unos meses por comparar la ley madrileña contra la LGTBifobia con “el fanatismo terrorista” con una multa de 1.000 euros.  De hecho, en su página web mantiene una campaña de apoyo al director, que incluye consignas similares al del vetado y polémico autobús de Hazte Oír.

La visita de la Inspección Educativa al colegio se producirá a la vuelta de las vacaciones de Semana Santa, según han dicho a Efe fuentes de la consejería, ya que estas actividades extraescolares “no forman parte de las que ha registrado este colegio al inicio de curso”.

Desde Educación recuerdan que los centros concertados tienen que informar directamente a la Dirección de Área Territorial (DAT) de las actividades extraescolares que impartirán durante el curso, y la DAT revisa si cumplen los requisitos como ser voluntarias y no tener carácter lucrativo, entre otros.

Dado que la consejería no tiene constancia de estas actividades, “solicitará a la Inspección que, a la vuelta de Semana Santa, lo compruebe y emita un informe” al respecto. Además, Educación recuerda que precisamente al inicio de este curso sacaron una resolución con instrucciones para los colegios concertados “aclarando y resumiendo toda la normativa” para impartir estas actividades.

Fuente Cadena SER.

General , , , ,

El director del colegio concertado Juan Pablo II de Alcorcón exige que le quiten la multa por su carta homófoba argumentando que Cifuentes ha violado su libertad de expresión.

Sábado, 14 de enero de 2017

martinez_560x280El director del Colegio Juan Pablo II de Alcorcón,  Carlos Martínez, protesta porque la Comunidad de Madrid le ha puesto una multa al enviar una carta muy homófoba a los padres de sus alumnos comparando la Ley LGTB de la Comunidad de Madrid con el “fanatismo terrorista” islámico.

Según el escrito de alegaciones que ha presentado ante la Consejería de Políticas Sociales de Familia y al que ha tenido acceso Europa Press, este señor no entiende por qué le han puesto una multa por decir lo que dijo si la Inspección no encontró irregularidades en el centro. Centro que, por cierto, es concertado (recibe una millonada de dinero público) pero que eso no implica que sean sólo católicos porque “su propuesta no está reservada sólo a los católicos, sino abierta a todos los que comprendiendo y valorando la enorme contribución del humanismo cristiano a nuestra civilización, quieran transmitir a sus hijos estos valores, tengan un pleno respeto por su ideario y demuestren apreciar y compartir una propuesta educativa cualificada“.

Hay que recordarle que muchos de los alumnos que van al colegio lo hacen porque al ser un centro concertado el propio sistema los deriva allí. Así que menos excusas con lo de los valores cristianos y más respetar la libertad de los demás, porque el respeto a la libertad de cada uno pasa por reconocer que lo suyo  no es libertad de expresión: es homofobia.

 Y la homofobia nunca ha sido una opinión, y ahora gracias a esa Ley que tan poco le gusta es además un delito.

Y es que según el susodicho, la sanción que le impuso la Secretaría General Técnica de la Consejería “infringe gravemente el ordenamiento jurídico” al violar las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución Española reconoce.

Qué sabrá este señor de respeto a los derechos fundamentales, si fue capaz de comparar la Ley que protege al colectivo LGTB de gente como algunos que se dedican a escribir cartas comparándonos con el terrorismo islámico, olvidándose –entre muchos otros, como los asesinados por el DAESH– de los 50 muertos del atentado HOMÓFOBO del Club Pulse de Orlando.

A tu casa a llorar.

Fuente: La Información, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

La Comunidad de Madrid multa con 1.000 euros al director del colegio que comparó la ley madrileña contra la LGTBfobia con el fanatismo terrorista

Lunes, 26 de diciembre de 2016

martinez_560x280Al inicio del curso escolar, el director del colegio concertado Juan Pablo II de Alcorcón dirigió una carta de bienvenida a los alumnos en la que expresaba su rechazo hacia la ley madrileña contra la LGTBfobia, que comparaba con el “fanatismo terrorista”. Tras la denuncia presentada por el colectivo LGTB Arcópoli, la Consejería de Políticas Sociales ha establecido una multa de 1.000 euros para Carlos Martínez, que todavía dispone de la posibilidad de recurrir la sanción. Se trata del primer caso en el que se aplica la citada legislación desde que se aprobara el pasado verano. Arcópoli se felicita por esta resolución y se ofrece a dar charlas de diversidad sexual y de género en el centro educativo, ubicado en Alcorcón, pero exige a Carlos Martínez que se disculpe.

Como recogíamos en su momento, el pasado 9 de septiembre el director del centro educativo Juan Pablo II de Alcorcón, Carlos Martínez, dirigía a los alumnos y a sus familias una carta de bienvenida al curso escolar en la que expresaba su preocupación, en tanto que, según su opinión, “los atentados terroristas llegan a nuestras puertas, mientras que nuestros políticos parece que se entretienen en generar problemas inexistentes y complicar las cosas”. Martínez, además, en referencia a la ley que la Asamblea de Madrid impulsó contra la LGTBfobia aseguraba que su “parecido con el fanatismo terrorista es inquietante”.

Sin embargo, en aplicación de esa misma ley que denostaba, Carlos Martínez tendrá que pagar una multa de 1.000 euros, impuesta por la Consejería de Políticas Sociales (en último término, cabe la posibilidad de que sea recurrida). Desde el colectivo Arcópoli han querido mostrar su satisfacción por la primera sanción de este tipo en la historia y en la Comunidad de Madrid”. Con todo, consideran que el hecho de multar “con miles de euros a la celebración del Orgullo y a fomentar el odio solo se imponga una sanción leve, es decepcionante. Asimismo, Arcópoli exigen a la Comunidad de Madrid que le digan al director del colegio que escriba otra carta explicando “que aquí no hay fanatismo terrorista“, pida disculpas por sus palabras hirientes, reconozca su error  y se ofrece a dar charlas de diversidad sexual y de género en el centro.

La ley madrileña, entre muchas otras medidas contra la discriminación de las personas LGTBI, obliga a los centros educativos a abordar en las aulas la diversidad sexual y de género, apartado que es el que ha despertado las iras tanto de los obispos como del director del Juan Pablo II. En cuanto al capítulo sancionador, que también es referenciado en la “carta de bienvenida”, las multas podrán llegar, en los casos muy graves, hasta los 45.000 euros, y además podrá imponerse la prohibición de acceder a cualquier tipo de ayuda pública de la Comunidad de Madrid por un periodo de hasta tres años, la inhabilitación temporal por un periodo de hasta tres años para ser titular de centros o servicios dedicados a la prestación de servicios públicos.

Silencio del alcalde de Alcorcón

David Pérez, alcalde de Alcorcón, se negó en su momento a recriminar la LGTBfóbica carta del director del colegio Juan Pablo II o a tomar medida alguna a este respecto. Por ello, Arcópoli desea que el primer regidor “se posicione ahora a favor de la igualdad y en contra del odio. Si por desgracia se vuelve a posicionar en contra de la igualdad, rogamos a los partidos de la oposición que tomen las medidas que sean necesarias para evitar que el Ayuntamiento siga bloqueando cualquier medida por la igualdad LGTB”.

Cabe recordar que David Pérez, también diputado del PP en la Asamblea de Madrid, fue uno de los dos ausentes durante la votación de la ley contra la LGTBfobia (aprobada por la unanimidad de los grupos parlamentarios). El propio Pérez, incluso, amenazó al colectivo Arcópoli con una demanda tras sus críticas por los reiterados incumplimientos del Gobierno local en materia LGTB, que concluyeron con la reprobación del alcalde por el pleno municipal.

Así lo explicaba Arcópoli: “en febrero se aprobó una iniciativa de Ciudadanos con la abstención del grupo Popular, en mayo el grupo Socialista presentó una moción para que con motivo del Orgullo LGTB la Corporación Municipal colgara la bandera arcoíris en la fachada del Ayuntamiento y, a pesar de ser aprobada, la iniciativa fue vetada por el alcalde. La concejal de Igualdad Susana Mozo (PP) afirmó que ’no se puede ser tolerante con los intolerantes [refiriéndose al Colectivo LGTB]’. En junio el grupo Ganar Alcorcón presentó otra moción para trabajar con el colectivo LGTB, y el grupo Municipal Popular nuevamente votó en contra. Todas las mociones fueron aprobadas, debido a la minoría del Grupo Popular en el Consistorio, pero el Equipo de Gobierno se niega a ejecutarlas”.

Ganar Alcorcón denuncia que el PP sigue amparando el discurso de odio del Colegio Juan Pablo II

Ganar Alcorcón considera insuficiente la sanción interpuesta por la Comunidad de Madrid al director del Colegio Juan Pablo II ante la gravedad de los hechos.

Ayer se conoció la sanción que aplicó el Gobierno de la Comunidad de Madrid al director del colegio concertado Juan Pablo II. Una sanción de 1.000 € que para Ganar Alcorcón es insuficiente en relación con la gravedad de las palabras homófobas, xenófobas y de incitación al odio que plasmó en su carta dirigida a las familias y a los alumnos y alumnas del centro. Además, Ganar Alcorcón lo compara con las sanciones que aplica el Gobierno municipal de Alcorcón a las vecinas y vecinas, mucho más duras, por el mero hecho de tocarse la cara en un gesto de “caradura” dirigido al Alcalde, por ejemplo.

El portavoz del grupo municipal Ganar Alcorcón, Jesús Santos, critica que “el Gobierno municipal del PP ha tenido una nueva oportunidad de condenar la carta del director de este colegio concertado, tras producirse esta simbólica sanción. En cambio, pasadas 24 horas, sigue manteniendo su silencio y, por tanto, amparando la intolerable homofobia y xenofobia, ya condenada por la Comunidad de Madrid y por los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Alcorcón. No nos es de extrañar a la luz de las declaraciones machistas que pronunció el Alcalde durante el Congreso Nacional de Educadores Católicos, recordemos que es organizado por la Fundación propietaria del Colegio Juan Pablo II. Comparten ideología”.

“La Fundación Educatio Servanda, propietaria de este colegio, recibe 4 millones de euros anuales por los conciertos educativos que tiene con la Comunidad de Madrid. La sanción es ridícula en relación con la gravedad del suceso, dado que supone la vulneración de los valores democráticos de convivencia y supone el adoctrinamiento de las niñas y niños, que son el futuro de nuestra sociedad, en unos valores inadmisibles. Consideramos que los conciertos educativos con esta Fundación deben concluirse de inmediato”, ha sentenciado Santos.

Fuente Agencias/ Dosmanzanas/Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

El alcalde de Alcorcón rechaza colaborar con colectivo LGTB

Martes, 29 de noviembre de 2016

alcalde-alcorcon-1026x520El grupo municipal popular vuelve a negarse a aprobar una propuesta para la igualdad del colectivo LGTB en la ciudad y el alcalde David Pérez exhibe, sin datos, que no hay agresiones en Alcorcón.

 El martes 22 de noviembre, el grupo municipal socialista de Alcorcón llevó a pleno una iniciativa para la firma de un convenio entre el Consistorio y la asociación Arcópoli para adherirse al Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia; PSOE, Ganar Alcorcón, Ciudadanos e IUCM- La Izquierda votaron a favor. Desgraciadamente el grupo municipal popular no quiso sumarse y se abstuvieron.

Desde Arcópoli contemplamos con abatimiento como el grupo liderado por el alcalde David Pérez reitera no querer trabajar en ningún caso con los colectivos LGTB para poder construir un Alcorcón inclusivo, plural y abierto a toda la ciudadanía. Desde Arcópoli hemos solicitado al grupo municipal popular en numerosas ocasiones una reunión para tratar la igualdad y nunca hemos recibido contestación.

Esta vez el alcalde ha ido más allá poniendo en cuestión la labor de Arcópoli, afirmando que desde instancias superiores no tiene aval de nuestro trabajo. Le recomendamos que hable con el Gobierno de la Comunidad de Madrid, con el que Arcópoli colabora desde hace años, con los Ayuntamientos populares de Alcobendas o Parla o con la propia Universidad Rey Juan Carlos, cuya sede está en Alcorcón y con quienes acabamos de firmar un convenio muy similar al que nos gustaría establecer con Alcorcón. Pero, sobre todo, pedimos al alcalde que nos conceda una reunión para que conozca nuestro trabajo y nuestros objetivos, que no son otros que construir un Alcorcón más igualitario.

El alcalde no revela de dónde saca el dato de que en Alcorcón no hay agresiones al colectivo LGTB. Suponemos que utiliza nuestro informe hasta junio a pesar de que pone en duda nuestra acción y nuestra trayectoria. Nos preocupa que, estando el colegio Juan Pablo II en su término municipal, no haya mostrado sensibilidad por la situación del estudiantado LGTB que acude a ese centro educativo y recibe mensajes adoctrinadores tan homófobos.

Fuente Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

La Comunidad de Madrid denuncia ante la Fiscalía al director del colegio Juan Pablo II por homofobia y El PP de Alcorcón se niega a condenar la carta del colegio Juan Pablo II

Lunes, 31 de octubre de 2016

martinez_560x280Hace unas semanas te contábamos que el director del colegio Juan Pablo II de Madrid había enviado una carta bastante repugnante a los padres de los alumnos en la que comparaba la ley contra la lgtbfobia aprobada en Madrid con  el “fanatismo terrorista”. Tras la denuncia por parte de Arcópoli, la Comunidad ha decidido enviar el caso a la Fiscalía para ver si se ha cometido algún delito por homofobia. Y por si fuera poco, la Consejería de Políticas Sociales ha abierto una investigación para ver si el centro cumple el concierto educativo, y es que en caso de no hacerlo, podría suponer la retirada del mismo.

Y cuando hablamos de la retirada del concierto nos referimos a  que el gobierno podría retirarle los fondos. Es decir, podrían quedarse sin dinero. Y ahí, es donde les duele a los homófobos. Bueno, a todos menos a determinados grandes almacenes que parecen pasar de todo.

Recordemos que la misiva, entre otras cosas, decía que era una pena que se pierda el tiempo en leyes absurdas cuando se podría estar defendiendo la familia y las raíces cristianas. Oye, qué manía tienen los cristianos con definir lo que es familia y lo que no. Además, también hablaba de los “valientes obispos” que ya no podrían seguir siendo homófobos.  Lo que igual no se esperaba este señor es que la mismísima Cristina Cifuentes saliera al paso diciendo que “este tipo de afirmaciones son de una gran radicalidad que incluyen afirmaciones que desde luego no es lo que recoge el espíritu de nuestra Constitución y de nuestra legislación y, desde luego, de la legislación de la Comunidad de Madrid, que hay que cumplir.

De momento las autoridades están revisando la oferta de actividades extraescolares, las asignaturas optativas y el cumplimiento de los currículos y parece ser que hasta ahora está todo en orden. Bueno, todo menos los pensamientos de Carlos Martínez, el director, que parecen bastante “desordenados”, que es una palabra que seguro que le gusta mucho.

Así que toca esperar y ver como se resuelve todo esto. Si por nosotros fuera, inhabilitaríamos al Sr. Martínez de por vida.

El PP de Alcorcón se niega a condenar la carta del colegio Juan Pablo II

Pues aunque la propia Comunidad de Madrid ha puesto el caso en manos de la fiscalía para que investiguen si se ha cometido un delito de odio tipificado precisamente en esa ley LGTBI, y aunque la Consejería de Políticas Sociales está investigando al centro para ver si cumple el concierto que tiene con la Comunidad (y si no lo cumple, quitarles el dinero), el PP del Ayuntamiento de Alcorcón ha dicho, básicamente, que a ellos esa carta les parece bien.

El gobierno de Alcorcón tiene un largo historial de enfrentamientos con el colectivo LGTB. Aunque su alcalde dice que no es homófobo (y lo dice muy alto y muy claro, en plan “voy a denunciar a Arcópoli por llamarme homófobo“), el grupo municipal del PP en esta localidad madrileña no ha votado a favor de ninguna propuesta a favor de la igualdad del colectivo. La última ha sido rechazar un programa contra la discriminación en las aulas y para el fomento de la convivencia e interculturalidad presentada por el PSOE y que contaba con el respaldo de todos los otros grupos (Ganar Alcorcón, Ciudadanos y La Izquierda).

Esa propuesta del PSOE llevaba en el texto, además, el compromiso de desarrollar la ley LGTB en lo que concierne a las competencias del ayuntamiento y poner en marcha un plan para fomentar la convivencia en los centros escolares públicos y concertados (como el Juan Pablo II); que es lo que exige la ley.

Pero al PP de Alcorcón esa ley debe parecerle también comparable al “fanatismo terrorista“, porque han dicho que nanai de la china. Que ellos no votan eso. Y tampoco quieren condenar la carta que Carlos Martínez, el director del Juan Pablo II, envió a los padres. Aunque el propio PP en la Comunidad lo haya hecho.

Yago Blando, el coordinador general de Arcópoli, sigue pidiendo al Ayuntamiento una reunión para saber exactamente cómo pretende el PP municipal fomentar la igualdad y cuáles son sus propuestas para luchar contra la discriminación del colectivo LGTB. Porque no tiene mucho sentido que por un lado digan que no son homófobos y que ellos son los primeros en luchar por la igualdad pero luego no sólo rechazar todas las propuestas sobre el tema de otros grupos sino ni siquiera plantear alguna.

¿Qué misterio se oculta en el PP de Alcorcón?

Arcópoli lamenta que el alcalde de Alcorcón se niegue a condenar la carta homófoba del colegio Juan Pablo II

El grupo municipal popular es el único grupo que vota en contra de una iniciativa para poner en marcha un programa contra la discriminación en las aulas y condenar las manifestaciones homófobas en los colegios de la ciudad.

Arcópoli vuelve a mostrar su estupor por la situación del gobierno de la ciudad de Alcorcón, ya que el equipo de David Pérez se niega a aprobar un programa contra la discriminación en las aulas y para el fomento de la convivencia e interculturalidad. A propuesta del grupo municipal socialista y con el voto afirmativo de toda la oposición (Ganar Alcorcón, Ciudadanos y La Izquierda) se presentó una iniciativa a raíz de la carta homófoba del director del colegio concertado Juan Pablo II para combatir este tipo de acciones y fomentar la igualdad.

El grupo municipal popular votó en contra de la propuesta socialista que pedía además desarrollar la ley LGTB en lo concerniente a las competencias municipales así como la puesta en marcha del programa para fomento de la convivencia en todos los centros docentes públicos y concertados, tal como exige la ley a día de hoy.

No alcanzamos a comprender que un grupo municipal que rechaza ser llamado homófobo se niegue sistemáticamente a aprobar cualquier tipo de iniciativa por la igualdad LGTB, a desarrollar la ley aprobada por la Asamblea de Madrid y a condenar que el director de un colegio sufragado con fondos públicos y que actúa en el término municipal de Alcorcón compare la lucha por la igualdad con el “fanatismo terrorista” tratando de adoctrinar así a su alumnado. La propia Comunidad de Madrid (del mismo color político que la alcaldía) ha llevado esta carta a la fiscalía por si es constitutiva de delito.

Desde Arcópoli nuestro Coordinador Yago Blando solicita de nuevo al grupo municipal una reunión que nunca concretan para tratar de comprender cómo luchan por la igualdad y cuáles son sus propuestas para combatir la discriminación al colectivo LGTB en su ciudad, cuando se niegan una y otra vez a aprobar resoluciones por la convivencia e incumplen acuerdos del pleno favorables al colectivo LGTB.

Fuente: Cadena Ser/Arcópoli, Estoy Bailando

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

La FAPA insta a que se retire el concierto al colegio Juan Pablo II

Jueves, 6 de octubre de 2016

martinez_560x280La federación de asociaciones de padres de alumnos de la Comunidad de Madrid Francisco Giner de los Ríos ha exigido este lunes que se retire “de forma inmediata” el concierto educativo al centro Juan Pablo II de Alcorcón, a raíz de la circular emitida por el centro en la que se cuestiona la ley LGTB de la Comunidad de Madrid.

La misiva que envió Carlos Martínez, director del colegio concertado Juan Pablo II situado en la localidad de Alcorcón, todavía guarda las brasas de la polémica.

El director de la escuela se encargó de arremeter con dureza contra la Ley madrileña de Protección Integral frente a la LGTBfobia, y compara el ”dogmatismo” de esta legislación con el ”fanatismo terrorista”.

En opinión de la FAPA, con la circular emitida se ha vulnerado el respeto obligado por mandato constitucional y se intenta educar con ella, por eso se cae en una profunda falta de respeto.

Así pues, la FAPA solicita a la Consejería de Educación que retire de forma inmediata el concierto al centro denominado Juan Pablo II y sito en Alcorcón, así como realice las actuaciones oportunas para garantizar que lo sucedido no vuelva a ocurrir bajo apercibimiento de tramitar su cierre si el comportamiento se repitiera, además de obligar al centro a que asuma los principios democráticos en todos sus actos.

La FAPA Francisco Giner de los Ríos ha mantenido un discurso sin fisuras en el comunicado de prensa, donde afirma que “respeta y defiende el derecho a la libertad de expresión, así como el de la libertad religiosa”, pero sostiene que “un centro que no respete los principios constitucionales y eduque en el respeto a los mismos y a los derechos y libertades, no puede estar abierto y ser considerado educativo, así como mucho menos puede recibir dinero público para que ello sea posible”.

Además, la organización ha indicado que uno de los requisitos para optar al concierto educativo es que “no se separen los alumnos y las alumnas en distintas clases”, al tiempo que asegura que el centro que emite la circular funciona de esa manera y además “no garantiza la gratuidad de la educación que allí se realiza, por lo que, al incumplir el sistema de conciertos, debería perder el concierto de forma inmediata”.

Fuente: Redacción Chueca

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

La Comunidad de Madrid ordena una inspección al colegio cuyo director compara la ley madrileña contra la LGTBfobia con el fanatismo terrorista

Lunes, 3 de octubre de 2016

martinez_560x280Tras la difusión pública por parte de Arcópoli de la carta que el director del colegio Juan Pablo II de Alcorcón dirigió a sus alumnos, en la que comparaba la recientemente aprobada ley madrileña contra la LGTBfobia con el fanatismo terrorista, la administración autonómica ha comenzado a tomar medidas. La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha iniciado su procedimiento inspector para establecer si se ha infringido la normativa educativa vigente sobre conciertos educativos, y si cabe la apertura de un expediente sancionador. Por su parte, la portavocía de la Conferencia Episcopal, lejos de condenar el contenido de la misiva, defiende el derecho a proclamar “la visión de la Iglesia, y hacerlo con libertad”, y habla de no pasar a “inquisiciones laicas”.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid, que preside la popular Cristina Cifuentes, ha ordenado al Servicio de Inspección Educativa la elaboración de un informe sobre la carta que el director del colegio Juan Pablo II de Alcorcón —un colegio concertado financiado con fondos públicos— dirigió a sus alumnos. En la misiva, el director Carlos Martínez se ensañaba contra la recientemente aprobada ley madrileña contra la LGTBfobia, de la que llegaba a afirmar que “el parecido con el fanatismo terrorista es inquietante”. El texto también se refería al “fanatismo musulmán”, lo equiparaba con la “ideología de género“, y calificaba a ambos de “maquinaciones condenadas a la disolución y al fracaso”, recordando palabras del papa Juan Pablo II.

A la carta, el director acompañaba además una copia de la nota que tres obispos madrileños difundieron tras la aprobación de la ley contra la LGTBfobia, bajo el título de Tiempo de sanación [sic], no de lamentaciones, en la que calificaron la nueva normativa de “ataque a la libertad religiosa y de conciencia” e hicieron un llamamiento a la desobediencia civil.

218840Tales afirmaciones en una carta dirigida al alumnado podrían vulnerar la normativa educativa vigente sobre conciertos educativos. De ser así, se abriría el correspondiente expediente sancionador. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha declarado respecto al contenido de la carta que “este tipo de afirmaciones son de una gran radicalidad que incluyen afirmaciones que desde luego no es lo que recoge el espíritu de nuestra Constitución y de nuestra legislación, y desde luego, de la legislación de la Comunidad de Madrid, que hay que cumplir”. Asimismo, ha expresado su “discrepancia absoluta” con el texto.

Según Cifuentes, la radicalidad del mensaje es lo que ha ocasionado que “haya enviado al centro a los inspectores, para que ver qué actuaciones puede realizar la Comunidad de Madrid, puesto que se trata de un centro sostenido con fondos públicos”, sin bien aún se está a la espera de que la Consejería de Educación obtenga el informe inspector. Una vez en sus manos, “hay que ver dónde llega la libertad de expresión de esta persona, pero hay que ver si sus actuaciones como director del colegio pueden suponer también alguna forma de presionar o de influir a los padres, por eso la inspección está estudiando el asunto”, afirma la presidenta autonómica.

Desde la Consejería de Educación también se expresa la discrepancia con el contenido de la carta, dado que sus proclamas “no contribuyen al buen entendimiento, respeto y tolerancia que son necesarios para el desarrollo de un buen proyecto educativo”.

david-perez-en-la-fundacion-educatio-servandaDavid Perez en la Fundacion Educatio Servanda, a la que pertenece el colegio Juan Pablo II

Desde los grupos de la oposición municipal de la localidad donde se ubica el centro escolar, como Ganar Alcorcón, se pide que se eviten convenios con centros “que enarbolen prácticas antidemocráticas”. El ayuntamiento de Alcorcón, presidido por el popular David Pérez, estableció un convenio con el colegio Juan Pablo II para la realización de prácticas de Formación Profesional en diferentes especialidades. También fue uno de los centros a donde se derivaron alumnos que no consiguieron matricularse en los centros públicos que habían solicitado.

Los obispos no condenan y hablan de “inquisición laica”

jose-maria-gil-tamayo-300x222El portavoz de la Conferencia Episcopal, José María Gil Tamayo, ha evitado condenar las expresiones del director del Juan Pablo II, pues, según sus palabras, “no entro en valoración de comportamientos concretos, no tengo todos los datos”. En lo que sí ha entrado es en argumentar que “la ideología de género no es compatible con la doctrina cristiana sobre la persona humana y sobre el matrimonio y la familia. Es una imposición contraria la antropología sobre el matrimonio y la familia”.

En cuanto a la posible sanción al colegio Juan Pablo II en aplicación de la normativa educativa vigente, el portavoz de los obispos ha defendido el poder ofrecer “la visión de la Iglesia, y hacerlo con libertad”, y ha considerado que “gracias a Dios hemos superado todas las inquisiciones. No pasemos a las inquisiciones laicas”. Para Gil Tamayo, “hay que respetar que la Iglesia tenga sus convicciones, en respeto exquisito a las personas. Y hemos de hacerlo con caridad y claridad”.

El colegio Juan Pablo II no rectifica y se fundamenta en el papa Francisco

Por su parte, la Fundación Educatio Servanda, a la que pertenece el colegio concertado Juan Pablo II, ha emitido un comunicado en el que no solo no rectifican las afirmaciones del director del centro, sino que exigen que se respeten.

“Reiterando nuestro más absoluto respeto a quienes piensen de forma diferente”, comienza la declaración, “Educatio Servanda solicita idéntico respeto hacia todas las familias que, en pleno y legítimo uso de su libertad, han elegido el ideario y carácter propio de nuestros centros”, ya que, para la Fundación,”corresponde a los padres de familia tomar la decisión de optar por el modelo educativo que desean para sus hijos, un derecho reconocido y amparado por la Constitución Española en su artículo 27,3 y por el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos”.

Cabe recordar que, al ser un colegio concertado y recibir alumnos derivados por no obtener plaza en los centros públicos de la localidad, entre su alumnado actual podría haber niños y adolescentes LGTBI o musulmanes, o que simplemente no comulguen con la ideología del centro, que se habrían visto obligados a estudiar en el Juan Pablo II al no haber otra alternativa.

papa-francisco-serio-2El comunicado sigue defendiendo su postura, amparándose en el magisterio del papa Francisco “en relación con la llamada ideología de género”, quien afirmó en la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia 56 que “presenta una sociedad sin diferencias de sexo y vacía el fundamento antropológico de la familia”. La Fundación defiende que su ideario está fundamentado en  las palabras de Francisco en las que consideraba que “esta ideología lleva a proyectos educativos y directrices legislativas que promueven una identidad personal y una intimidad afectiva radicalmente desvinculadas de la diversidad biológica entre el hombre y la mujer”.

Fuente Dosmanzanas/Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

Cuándo el odio a la comunidad LGTB llega desde la dirección de la escuela

Viernes, 30 de septiembre de 2016

martinez_560x280El director de un colegio concertado de Alcorcón compara la ley madrileña contra la LGTBfobia con el fanatismo terrorista en una carta al alumnado

En su carta de bienvenida al nuevo curso escolar, dirigida a los alumnos y sus familias, el director del colegio concertado Juan Pablo II de Alcorcón arremete contra la recientemente aprobada ley madrileña contra la LGTBfobia, a la que se refiere como “Ley de Ideología de Género”. Incluso llega a afirmar sobre la legislación aprobada por unanimidad de los grupos políticos en la Asamblea de Madrid que “el parecido con el fanatismo terrorista es inquietante”. La misiva iba acompañada de la nota conjunta del pasado mes de agosto de tres obispos madrileños, en la que se calificaba la nueva normativa autonómica de “un ataque a la libertad religiosa y de conciencia” y se hacía un llamamiento a la desobediencia civil a la ley. Desde el colectivo Arcópoli, que ha dado a conocer la misiva, se denuncia que “es inadmisible que hoy en día se afirme que educar en igualdad y tratar de eliminar prejuicios homófobos sea tachado como ‘fanatismo terrorista’ y sufragado con fondos públicos de la Comunidad de Madrid”

Carlos Martínez, director del colegio concertado Juan Pablo II situado en la localidad de Alcorcón, ha sido el encargado de enviar una carta al alumnado en la que arremete contra la Ley madrileña de Protección Integral frente a la LGTBfobia, y compara el ”dogmatismo” de esta legislación con el ”fanatismo terrorista”.

Ayer el bochorno nos llegaba desde México y hoy lo tenemos en la puerta de nuestra casa. Y es que si desde las tierras aztecas nos llegaban las declaraciones del arzobispo del país indicando que ”un niño tiene más posibilidades de sufrir abusos sexuales de un padre homosexual”, ahora, desde la localidad madrileña de Alcorcón nos llega una comparación tan loca como insultante.

El colegio Juan Pablo II de Alcorcón pertenece a la Fundación Educatio Servanda, pero se financia con fondos públicos provenientes de los impuestos de todos los ciudadanos, al ser un centro concertado. Una de sus características es la segregación por sexo, es decir, la educación se ofrece a los niños y a las niñas en clases separadas.

El pasado 9 de septiembre, el director del centro educativo, Carlos Martínez, ha dirigido a los alumnos y sus familias una carta de bienvenida al curso escolar, en la que expresa su preocupación por que “los atentados terroristas llegan a nuestras puertas, mientras que nuestros políticos parece que se entretienen en generar problemas inexistentes y complicar las cosas”.

34579_arcopoli-comunidad-de-madrid-colegio-alcorconLa misiva general firmada por Carlos Martínez afirma que es un ”despropósito pretender imponer una ideología a fuerza de sanciones’‘, en referencia a las sanciones recogidas en la ley, el director continúa diciendo que‘el parecido (de la ley) con el fanatismo terrorista es inquietante”. Además, califica de ”barbaridad prescindir de la verdad natural del hombre” y considera ”dogmatismo acusar de discriminación a quien piensa diferente”.

Tras referirse a los pasados atentados de Niza y abogar por la difusión de las creencias católicas, el director arremete con saña contra la recientemente aprobada ley madrileña contra la LGTBfobia, en los siguientes términos:

Y mientras tanto, nuestros políticos más cercanos [suponemos que en referencia a los representantes del Partido Popular], aquellos que deberían defender la familia y nuestras raíces cristianas, ocupados en complicar las cosas con legislaciones tan absurdas como la reciente Ley de Ideología de Género [sic] aprobada en la asamblea de Madrid. ¡Qué barbaridad prescindir de la verdad natural del hombre y del derecho  inalienable de los padres a la educación a los hijos! ¡Qué dogmatismo acusar de discriminación a quien piensa diferente! ¡Qué despropósito pretender imponer una ideología a fuerza de sanciones! La mentira siempre tiene miedo a la luz de la verdad y al contraste de ideas. El parecido con el fanatismo terrorista es inquietante.

A la carta, el director ha acompañado una copia de la nota que tres obispos madrileños difundieron tras la aprobación de la ley contra la LGTBfobia, bajo el título de Tiempo de sanación [sic], no de lamentaciones, en la que calificaron la nueva normativa de “ataque a la libertad religiosa y de conciencia” e hicieron un llamamiento a la desobediencia civil.

La ley contra la LGTBfobia

El 14 de julio de 2016, los cuatro grupos políticos de la Asamblea de Madrid (PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos) aprobaron por unanimidad la denominada “Ley de protección integral contra la discriminación por diversidad sexual y de género de la Comunidad de Madrid”. Una norma, en definitiva, contra la discriminación por razones de orientación sexual e identidad de género y contra la LGTBfobia, que ha colocado a Madrid entre las comunidades que ya han aprobado iniciativas similares.

Impulsada por el Gobierno regional presidido por Cristina Cifuentes, el hecho de que el PP no disponga de mayoría absoluta en la Asamblea permitió que los grupos de la oposición enriquecieran el texto durante la tramitación parlamentaria de acuerdo a las reivindicaciones de los colectivos LGTB de la región, que ofrecieron su apoyo decidido al proyecto. La histórica votación quedó solo empañada por la ausencia de dos diputados del PP que no quisieron dar su apoyo a la ley, Luis Peral y David Pérez, este último precisamente alcalde de Alcorcón (que recientemente ha protagonizado otra polémica al anunciar su intención de demandar al colectivo Arcópoli).

La ley madrileña, entre muchas otras medidas contra la discriminación de las personas LGTBI, obliga a los centros educativos a abordar en las aulas la diversidad sexual y de género, apartado que es el que ha despertado las iras tanto de los obispos como del director del Juan Pablo II. En cuanto al capítulo sancionador, que también es referenciado en la “carta de bienvenida”, las multas podrán llegar, en los casos muy graves, hasta los 45.000 euros, y además podrá imponerse la prohibición de acceder a cualquier tipo de ayuda pública de la Comunidad de Madrid por un período de hasta tres años, la inhabilitación temporal por un periodo de hasta tres años para ser titular de centros o servicios dedicados a las prestación de servicios públicos.

Los obispos contra los derechos LGTB

Tras la aprobación de la ley contra la LGTBfobia, no tardó en llegar una nota firmada por los obispos de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla; de Getafe, Joaquín María López de Andújar, y el obispo titular de Mentesa (diócesis titular sin territorio asignado) y auxiliar de Getafe, José Rico. Se trataba de los mismos tres obispos que ya antes cargaron contra el órgano legislativo autonómico por aprobar una avanzada ley integral de transexualidad, por lo que parece consolidarse en la Iglesia madrileña una especie de “triunvirato del odio” ferozmente opuesto a los derechos de las personas LGTB.

Los obispos consideraban la ley “un ataque a la libertad religiosa” y se mostraban especialmente enfurecidos por el hecho de que incluyese entre las infracciones muy graves la promoción y realización de terapias de aversión o conversión con la finalidad de modificar la orientación sexual o identidad de género de una persona. Algo que los obispos consideraban “un atentado a la libertad de expresión, a la libertad de cátedra, a la libertad de los científicos y profesionales en la búsqueda de la verdad, y a la libertad de las personas para orientar su vida o para pedir ayuda, incluso religiosa, en aquello que crean necesitar”. Tras expresar su rabia por los contenidos de la ley, los obispos aseguraban que “cuando no se busca la Verdad, cuando no se respetan ni siquiera los argumentos de la biología inherente a la genealogía de la persona, se impone por ley la ideología —en este caso la ‘ideología de género’—  y se coacciona la libertad con sanciones y persecución: nada nuevo bajo el sol”.

Arcópoli insta a que se tomen medidas

Quien ha dado a conocer públicamente la misiva del director del Juan Pablo II de Alcorcón ha sido el colectivo Arcópoli, en su compromiso con la lucha contra la LGTBfobia. También han emitido el siguiente comunicado de denuncia y exigencia de medidas al respecto. La asociación Arcópoli ha exigido a la Comunidad de Madrid que revise el concierto educativo que tiene con el Colegio de la polémica. Y es que atendiendo a la nueva Ley contra la LGTBfobia de la Comunidad, se la deberían retirar los fondos que recibe cada año por parte de las instituciones.

Arcópoli ha intentado varias veces reunirse con la Secretaría del Centro Educativo para poder ver cómo ir implantando la ley así como debatir sobre la opinión sesgada con la que tratan de adoctrinar a sus alumnos, pero nadie del Colegio ha respondido a su invitación.

También se ha puesto contacto con la Comunidad de Madrid para expresar nuestra preocupación ante la situación del alumnado LGTB en este centro sufragado con dinero público, ya que, supuestamente, según alumnos que se han puesto en contacto con Arcópoli, el único mensaje que se transmite acerca del colectivo es que ”la homosexualidad es una enfermedad” y que ”es posible curar a los homosexuales”.

En coordinador de Arcópoli, Yago Blando, ha reclamado que la Consejería de Educación se implique y exija a este colegio, “que desafía las leyes”, la realización de “acciones de respeto hacia el colectivo LGTB en el centro para salvaguardar su dignidad y la igualdad de todos los alumnos”.

Arcópoli exige a la Comunidad de Madrid que revise el concierto educativo que tiene con el Colegio Juan Pablo II de la ciudad de Alcorcón debido a las informaciones que nos han ido llegando a través de sus alumnos. Según la documentación facilitada, el director del colegio envió una carta firmada a todos los estudiantes para incitarles a no cumplir la ley aprobada por unanimidad en la Asamblea de Madrid y poder evitar “la ideología de género” afirmando que la ley “conculca los derechos fundamentales”.

Arcópoli ha intentado varias veces reunirse con la Secretaría del Centro Educativo para poder ver cómo ir implantando la ley así como debatir sobre la opinión sesgada con la que tratan de adoctrinar a sus alumnos, pero nadie del Colegio ha respondido a nuestra invitación. También nos hemos puesto en contacto con la Comunidad de Madrid para expresar nuestra preocupación ante la situación del alumnado LGTB en este centro sufragado con dinero público, ya que, supuestamente, según alumnos que se han puesto en contacto con Arcópoli, el único mensaje que se transmite acerca del colectivo LGTB es que “la homosexualidad es una enfermedad” y que “es posible curar a los homosexuales”.

Desde Arcópoli creemos que la libertad de enseñanza no ampara la vulneración de la dignidad ni el ataque a la igualdad de derechos o al libre desarrollo de la personalidad. La libertad religiosa no permite que cualquier religión pueda adoctrinar en sus colegios a sus estudiantes en contra de la Constitución, de la Organización Mundial de la Salud y de las leyes emanadas de los Parlamentos. Preocupante precedente tendríamos si permitiésemos a una religión adoctrinar en los colegios en contra de las leyes españolas.

Creemos que en España no deben caber los centros educativos sufragados con fondos públicos donde se adoctrine a menores de edad afirmando que determinadas leyes españolas parecen “fanatismo terrorista” porque clamen por la igualdad para homosexuales, transexuales y bisexuales. La libertad religiosa no debe permitir vulnerar el derecho a la igualdad ni a la libertad, seguir infundiendo mentiras y prejuicios sobre la orientación sexual en pleno s.XXI a menores de edad en el momento clave de su desarrollo personal, solo conlleva mayor sufrimiento a los adolescentes LGTB, de los cuales un 43% ha llegado a pensar en el suicidio como una opción.

La ley LGTB de la Comunidad de Madrid reivindica el derecho a la integridad psíquica, en todas las fases de su vida y los ámbitos de actuación así como defiende el reconocimiento de la personalidad incluido el derecho de la persona a construir una autodefinición con respecto a la orientación sexual. Esto se ve claramente vulnerado en este centro educativo de la CAM. Según esta ley, la Consejería de educación favorecerá la realización de actividades específicas para el reconocimiento de la igualdad del colectivo LGTBI y exigimos a esta Consejería que así lo haga y si no se cumple, se retire el concierto educativo, por vulneración de la ley LGTB.

Yago Blando, Coordinador de Arcópoli, exige que la Consejería de Educación se implique y exija a este colegio que desafía las leyes, la realización de acciones de respeto hacia el colectivo LGTB en el centro para salvaguardar su dignidad y la igualdad de todos los alumnos: “es inadmisible que hoy en día se afirme que educar en igualdad y tratar de eliminar prejuicios homófobos sea tachado como “fanatismo terrorista” y sufragado con fondos públicos de la Comunidad de Madrid”.

 

Fuente  Redacción Chueca/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

El alcalde de Alcorcón anuncia ahora una demanda contra el colectivo Arcópoli

Jueves, 4 de agosto de 2016

alcalde-alcorcon-1026x520El alcalde ha anunciado que demandará a la ONG por afirmar que ha sido reprobado en el Pleno del Ayuntamiento con motivo de su desprecio hacia el colectivo LGTB, ya que ni apoya ni trabaja las mociones LGTB presentadas por cualquier grupo de la oposición (Ciudadanos, PSOE y Ganar Alcorcón). “Toda mi vida he combatido contra la discriminación y la desigualdad y no toleraré esa acusación, tras una maniobra política que nada tiene que ver con mi compromiso probado de igualdad y derechos humanos”, ha indicado David Pérez tras confirmar que demandará a la ONG por acusarle de LGTBfobia.

Lejos de volver a las aguas a su cauce, el alcalde de Alcorcón anunciaba este mismo lunes, a través de la página web del Ayuntamiento de Alcorcón, su intención de demandar a Arcópoli “por acusarle de ‘homófobo’, al tiempo que pedirá la rectificación de informaciones que han publicado diversos medios de comunicación haciéndose eco del comunicado de la asociación” (el propio David Pérez ha anunciado por Twitter su iniciativa a dosmanzanas, entre otros medios que han recogido la noticia, asegurando que “Jamás en mi vida he sido homófobo ni lo seré nunca, detesto toda forma de discriminación. Campaña de calumnias”).

“Toda mi vida he combatido contra la discriminación y la desigualdad, y no toleraré ser acusado de homofobia, transfobia y bifobia, tras una maniobra política que nada tiene que ver con mi compromiso probado de igualdad y derechos humanos”, prosigue el comunicado del alcalde de Alcorcón. David Pérez argumenta que la reprobación aprobada el viernes “en ningún caso incluía que esta conllevara a declarar al alcalde una persona homófoba”. “Ni el texto, ni el sentido de los votos responde a ninguna acusación de homofobia, simplemente a discrepancias políticas entre los diferentes grupos sobre la aplicación de acuerdos”, añade. El alcalde de Alcorcón también asegura que demandará, además de Arcópoli, al portavoz de Ganar Alcorcón, Jesús Santos, por decir de él en Twitter que era “Un alcalde que le reprueban por homófobo y encima se enorgullece de ello”.

logo-de-arcopoliAsombro en Arcópoli

La respuesta de Arcópoli no se ha hecho esperar y ha enviado una nota de prensa en la que muestra su asombro y decepción por la decisión que ha tomado el alcalde de Alcorcón.

El colectivo Arcópoli ha respondido a la amenaza de demanda con un comunicado en el muestra su asombro. “Arcópoli ha conocido hoy por los medios de comunicación que el alcalde de Alcorcón no se muestra preocupado por lo ocurrido en el pleno del Ayuntamiento al que no acudió y donde se votaba su reprobación por no querer cumplir un acuerdo de todos los grupos municipales (incluido el suyo, el Popular) para colgar la bandera arcoíris en la fachada del Consistorio, sino orgulloso de su actitud, y por eso aumenta la escalada de sus acciones”, aseguran desde el colectivo madrileño. “No creemos que la judicialización de la política sea la solución. Les tendemos la mano. Nuestra junta directiva se encuentra a plena disposición del equipo de Gobierno alcorconero para ponernos manos a la obra cuanto antes y no perder más el tiempo, puesto que llevamos más de un año sin ninguna iniciativa LGTB ejecutada. El mismo día de la celebración del pleno, al terminar, nuestro vocal de Municipios Eduardo García estuvo hablando con la concejala de Asuntos Sociales para concertar una reunión y poder sentarnos a trabajar”, añaden.

Desde la asociación se insiste en que no buscan perjudicar a nadie, sino hacer reaccionar al Equipo de Gobierno y poder avanzar en la mejora de las condiciones de un colectivo LGTB alcorconero que está invisibilizado y sin iniciativas institucionales proactivas en su ciudad, como requiere el artículo 9.2 de la Constitución.

Arcópoli piensa que es un gran error intentar coaccionar a una ONG mediante una demanda para tratar de silenciar su labor. “Creemos que es un gran error intentar coaccionar a una ONG mediante una demanda para silenciarnos. La mejor forma de que Arcópoli crea que el grupo municipal popular tiene interés por el colectivo LGTB es que lo demuestre mediante iniciativas y no a través de demandas”, continúa el comunicado de Arcópoli, que pone de ejemplo el trabajo que el colectivo está llevando adelante en más de veinte municipios de la Comunidad de Madrid gobernados por partidos de todos los colores políticos, aportando iniciativas en el ámbito educativo, policial, delitos de odio, cultural, sanitario o deportivo, entre otros.

Su único propósito es que la ciudad de Alcorcón, la séptima más poblada de nuestra Región, se sume a la defensa de los derechos del colectivo LGTB. “Si el alcalde quiere demostrar que no es bífobo, tránsfobo y homófobo denunciar entidades LGTB no parece la mejor alternativa, sino todo lo contrario”, argumenta Arcópoli.

En palabras de su coordinador, Yago Blando,

“David Pérez debe dejar de considerarnos como un enemigo y entender que somos un aliado de la ciudadanía, que puede ayudarle en su gestión municipal para mejorar la situación del colectivo LGTB en Alcorcón, que es nuestro único propósito”.

 Carta de la FELGTB a David Pérez

897_felgtb-jpg_bigJESUS GENERELOEste mismo martes, el presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), organización de la que Arcópoli es miembro, acaba de enviar una carta pública al alcalde de Alcorcón en la que le reprocha su actitud, le informa de que la FELGTB dará todo su apoyo a Arcópoli si decide seguir adelante con su amenaza y le pide que en lugar de demandar a un colectivo en defensa de los derechos LGTB se ponga a trabajar para combatir los delitos de odio por orientación sexual o identidad de género.

Por su interés, la reproducimos literalmente:

Señor D. David Pérez, Alcalde de Alcorcón:

Con sorpresa y consternación hemos recibido la noticia de que piensa demandar a la asociación Arcópoli por haberle acusado de “homofobia, transfobia y bifobia”. Es difícil comprender que un representante público no admita una crítica por parte de una organización que trabaja en defensa de los derechos del colectivo LGTB, además dice poco de su talante democrático, de su respeto por la libertad de expresión y la participación política de la sociedad civil.

La asociación Arcópoli no sólo está en su derecho de juzgar su trabajo como Alcalde de Alcorcón y diputado de la Asamblea, sino que está en su deber. Si usted no está de acuerdo con la calificación que hace de sus políticas puede demostrar que no son ciertas llevando a cabo algunas de esas medidas pro-igualdad que, según Arcópoli, brillan por su ausencia en su localidad.

Además, repasando su trayectoria más cercana, no parece que el juicio de Arcópoli sea exagerado:

  • En el mes de junio usted se ausentó de la Asamblea de Madrid para no votar la Ley por la igualdad LGTBI que, finalmente, se aprobó por unanimidad y que puede ser una herramienta muy eficaz frente a la discriminación por orientación sexual e identidad de género.
  • En los últimos meses, se ha negado a ejecutar diversas resoluciones a favor de la igualdad del colectivo LGTB aprobadas por mayoría en el Ayuntamiento de Alcorcón.
  • A las diversas demandas del colectivo Arcópoli y el Observatorio Madrileño contra la Homofobia de reunión para trabajar frente a los delitos de odio por orientación sexual o identidad de género en su localidad, usted ha dado la callada por respuesta.
  • Cuando Arcópoli lo apeló vía Twitter para obtener esta reunión, usted se limitó a bloquear la cuenta de esta organización.
  •  Tampoco ha respondido cuando desde la sociedad civil se le han requerido explicaciones por estas actitudes, como poco, escasamente dialogantes.

Tras este historial, que su gestión como alcalde y diputado pueda ser calificada de homófoba, insistimos, no parece algo descabellado.

Independientemente del análisis que, en su derecho a la libertad de expresión, cada cual pueda hacer de esta cuestión, resulta toda una bravuconería utilizar el poder que le otorga estar al frente del Ayuntamiento de una ciudad tan importante como Alcorcón para intentar amedrentar a una ONG defensora de los Derechos Humanos. Especialmente chocante es la sensibilidad que demuestra frente a la acusación de “homofobia” cuando usted no ha tenido reparos en calificar públicamente a todos los concejales de la oposición como “cuatro politicastros”.

Nos consta que ningún juez puede hacer caso a este absurdo intento de judicializar el derecho constitucional a la libertad de expresión, pero, en cualquier caso, ante un ataque semejante debemos manifestarle que Arcópoli cuenta con todo el apoyo de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, así como de todas las organizaciones que pertenecen a ella, y que no vamos a tolerar en ningún modo que se coarte su trabajo con amenazas de ningún tipo. Dicho esto, consideramos que una reunión con Arcópoli para negociar medidas que pongan coto en su localidad a una lacra tan terrible como son los delitos de odio por orientación sexual o identidad de género sería una solución más inteligente, sensata y razonable.

Atentamente,
Jesús Generelo, presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales

Fuente  Nota de prensa de Arcópoli/Redacción Chueca/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

El alcalde de Alcorcón, David Pérez, reprobado por el pleno del Ayuntamiento por sus incumplimientos en materia LGTBI

Martes, 2 de agosto de 2016

alcalde-alcorcon-1026x520El alcalde de Alcorcón, David Pérez (PP), ha sido reprobado por incumplir las decisiones tomadas por el pleno municipal en materia de derechos LGTB. El equipo de Gobierno de Pérez veta o ignora reiteradamente cualquier resolución favorable a los derechos de las personas LGTB de la localidad madrileña, a pesar de que el acuerdo de investidura por el que ostenta el cargo, llevado a cabo con Ciudadanos, quitaba atribuciones a la Junta de Gobierno Local para dárselas al pleno del Ayuntamiento, de tal forma las propuestas aprobadas por los grupos deben ejecutarse.

Con los votos de PSOE, Ganar Alcorcón, Ciudadanos e Izquierda Unida, el pleno del Ayuntamiento de Alcorcón, un municipio del sudoeste de Madrid de 170.000 habitantes, ha reprobado al alcalde del Partido Popular David Pérez por sus reiterados incumplimientos de las proposiciones aprobadas en materia LGTB. Se trata del primer regidor a quien se ha aplicado una moción de este tipo en la Comunidad de Madrid, y posiblemente en España, por su persistente LGTBfobia.

El equipo de Gobierno de David Pérez ha rehusado ejecutar todas las resoluciones en materia de derechos LGTB presentadas por los partidos de la oposición y aprobadas por el pleno municipal (el PP cuenta con 10 concejales, mientras que el conjunto de la oposición alcanza los 17). Y lo ha hecho a pesar de que el acuerdo de investidura firmado entre el Partido Popular y Ciudadanos, mediante el que este último partido se abstuvo para facilitar su proclamación como alcalde, estipulaba que las competencias tanto del regidor como de la Junta de Gobierno debían limitarse al mínimo legal, dotando de mayores competencias al pleno municipal.

Resulta que el pasado mes de junio se presentó una moción en el Ayuntamiento de Alcorcón instando al mismo a colocar la bandera LGTB y a realizar acciones por la visibilidad… y dicha moción se aprobó por unanimidad, votos del PP incluido. Sin embargo, nunca se colgó la bandera y nunca se llevó a cabo acción alguna. ¿El motivo? Según la concejala popular Susana Mozo, el PP fue vetado en la manifestación estatal del Orgullo y por lo tanto “no podemos ceder a los intolerantes que piden tolerancia”. Afirmó también que ya se atiende al colectivo “desde los Servicios Sociales, que están a disposición de todas las personas, sin favoritismos y en igualdad de condiciones, no hay que englobarse en ningún colectivo para tratar las materias, no hay que encasillarse ni ponerse una etiqueta”.

34279_david-perez-alcorconDavid Pérez acompañado por Cristina Cifuentes…

Desde aquí le recordamos a la Sra. Mozo que nadie ha vetado la presencia del Partido Popular en ningún acto. Si el PP quería salir en la cabecera de la manifestación sólo tenía que declarar que apoyaba las reivindicaciones de la misma. ¿O tiene usted la costumbre de manifestarse para pedir cosas con las que usted no está de acuerdo? Además, nos resulta curioso que una señora del PP hable de “las etiquetas” y de que no hay que encasillarse. Lo dice el mismo partido que hablaba de que la etiqueta “matrimonio” no podía aplicarse a maricones y bolleras, porque la íbamos a ensuciar. De su referencia a los servicios sociales, casi mejor ni hablamos porque deja muy claro su clasismo y que no le interesan los derechos ni la igualdad. Para usted, los derechos del colectivo LGTB son algo así como una limosna. Por cierto, estamos encantados de que nos expliques eso del favoritismo porque no terminamos de pillarlo. ¿Si se hubiera invitado al PP a la manifestación ya no habría favoritismos para el colectivo LGTB? ¿Para qué quiere ir a una manifestación como esa si a usted no le gustan las etiquetas? Debemos ser muy tontos, porque no entendemos nada. Claro que a lo mejor es porque no dice la verdad y se lía dando explicaciones, pero sólo es una suposición.

Pero David Pérez no solo destaca por su animosidad contra el colectivo LGTB en su labor como alcalde de Alcorcón. También lo hace desde su escaño como diputado de la Comunidad de Madrid- Por cierto, al Sr. Pérez le encanta marcharse cuando se habla de maricones. Fue uno de los dos diputados sancionados por el partido al ausentarse de la votación de la ley contra la LGTBfobia de Madrid, que fue respaldada por la unanimidad de todos los presentes.

No es la primera vez que el alcalde es reprobado por sus incumplimientos. Ya lo fue el 1 de marzo de este año, por la larga lista de propuestas aprobadas y no ejecutadas por la Junta de Gobierno, en materias como los desahucios, la pobreza energética, la paralización del proceso de desfuncionarización o la desprivatización de la tala de árboles y de servicios generales.

Pero el disparate no termina aquí. De su talante acre sirve de muestra la reacción que ha dejado ver en las redes sociales, de las que hace uso frecuente, después de su última reprobación. Se reprobaba al alcalde, David Pérez,  por no respetar la dichosa moción. ¿Y qué hizo el Señor Alcalde? Pues marcharse junto a todo su equipo para no tener que dar la cara. Luego, eso sí, puso este bonito tweet que le retrata estupendamente:

Desde el colectivo Arcópoli, que ha visto con preocupación la total ausencia de políticas favorables a los derechos LGTB en Alcorcón, y ha seguido de cerca la moción de reprobación, se denuncia que “en febrero se aprobó una iniciativa de Ciudadanos con la abstención del grupo Popular, en mayo el grupo Socialista presentó una moción para que con motivo del Orgullo LGTB la Corporación Municipal colgara la bandera arcoíris en la fachada del Ayuntamiento y, a pesar de ser aprobada, la iniciativa fue vetada por el alcalde. La concejal de Igualdad Susana Mozo (PP) afirmó que ’no se puede ser tolerante con los intolerantes [refiriéndose al Colectivo LGTB]’. En junio el grupo Ganar Alcorcón presentó otra moción para trabajar con el colectivo LGTB, y el grupo Municipal Popular nuevamente votó en contra. Todas las mociones fueron aprobadas, debido a la minoría del Grupo Popular en el Consistorio, pero el Equipo de Gobierno se niega a ejecutarlas, de modo que no hay iniciativas de apoyo a un colectivo totalmente invisibilizado en Alcorcón”.

Para Yago Blanco, coordinador de Arcópoli, “si un alcalde no trata de corregir las discriminaciones hacia un importante grupo de habitantes de su ciudad, y no muestra ningún interés por el aumento de las agresiones homófobas en nuestra comunidad, no es válido para ejercer el gobierno. Hoy se ha demostrado que la ciudadanía alcorconera, representada por la mayoría absoluta del Pleno, quiere que el Gobierno Municipal trabaje contra la LGTBfobia y reprueba esta forma de gobierno que ignora deliberadamente las necesidades de la población. Desde Arcópoli nos volveremos a poner en contacto con la Concejal de Asuntos Sociales, tal como hicimos al terminar el acto, para ofrecernos una vez más a colaborar porque, a pesar de todo, nos gustaría poder trabajar por los derechos del colectivo LGTB en Alcorcón y apoyarlo en una ciudad con total ausencia de medidas y campañas específicas contra la homofobia, transfobia y bifobia“.

Fuente EstoyBailando/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Aprobada por unanimidad la ley madrileña contra la LGTBfobia

Viernes, 15 de julio de 2016

34256_ley-lgtbi-comunidad-de-madridDía histórico para el colectivo LGTB madrileño este 14 de julio de 2016. Los cuatro grupos políticos de la Asamblea de Madrid (PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos) han aprobado por unanimidad la denominada “Ley de protección integral contra la discriminación por diversidad sexual y de género de la Comunidad de Madrid”. Una norma, en definitiva, contra la discriminación por razones de orientación sexual e identidad de género y contra la LGTBfobia, que coloca a Madrid entre las comunidades que ya han aprobado iniciativas similares.La Asamblea de la Comunidad de Madrid ha aprobado este jueves por unanimidad la ley de protección integral contra la discriminación por diversidad sexual y de género de la Comunidad de Madrid, más conocida como ley contra la LGTBfobia.

Cuando Paloma Adrados, presidenta de la cámara, confirmaba que la ley de protección integral contra la discriminación por diversidad sexual y de género de la Comunidad de Madrid había sido aprobada por unanimidad, la Asamblea desbordaba euforia.

La mayor parte del color y de la alegría ha venido por parte de los activistas LGTBI que tanto sudor y esfuerzo han derrochado para crear una ley que consigue que Madrid de un gran paso para alcanzar una igualdad real para el colectivo.

Un momento en el que hasta los cimientos de la Asamblea de la Comunidad de Madrid han temblado de pura emoción y en el que el activismo que se encontraba en la sala ha celebrado con sonoros aplausos y ondeando banderas arcoíris.

La ley, que busca la no discriminación de las personas LGTBI así como la protección de las mismas, ha salido adelante gracias a los votos a favor de las cuatro formaciones que componen el parlamento regional, a pesar de que como ha recordado la oposición, esta presentaba 138 enmiendas al proyecto inicial del Partido Popular.

34258_ley-lgtbi-comunidad-de-madrid-arcopoli

Formalmente, la nueva ley ha sido impulsada por el Gobierno regional presidido por Cristina Cifuentes, pero a nadie se le oculta que el hecho de que el Partido Popular no disponga de mayoría absoluta en la Asamblea de Madrid es el que ha permitido que los grupos de la oposición hayan podido enriquecer el texto durante la tramitación parlamentaria de acuerdo a las reivindicaciones de los colectivos LGTB. El pasado mayo, la Comisión de Políticas Sociales y Familia aprobaba el correspondiente dictamen, que incorporaba hasta 138 enmiendas gracias a los votos de PSOE, Podemos y Ciudadanos (el PP prefirió entonces abstenerse). Pero no ha sido hasta hoy, casi dos meses después, que el pleno la ha votado, contando, en esta ocasión sí, con el voto favorable del grupo popular.

El texto de la ley, de este modo, incorpora plenamente las demandas de los colectivos LGTB, como ha sucedido ya en otras comunidades en las que el PP no gobernaba o lo hacía sin mayoría absoluta, como Cataluña o Extremadura y más recientemente Baleares y Murcia. La única ley de este tipo aprobada en una comunidad gobernada con mayoría absoluta de los populares ha sido la de Galicia, precisamente la más pobre de todas al haberse negado el PP gallego a incluir el capítulo sancionador que sí contempla el resto de leyes y que la oposición gallega planteó en su momento.

La ley madrileña, en este sentido, sí incluye un capítulo sancionador y contempla medidas como la inversión de la carga de la prueba (debe ser el acusado de conducta discriminatoria el que demuestre su inocencia) o la creación de un Consejo LGTBI que permita la participación de los colectivos en las políticas públicas referidas a esta materia, así como de un Centro de Documentación y Memoria Histórica LGTBI. También obliga a los centros educativos, y ello es especialmente importante, a abordar en las aulas la diversidad sexual y de género, e incluye medidas en ámbitos tan importantes como el sanitario, el laboral.

Por lo que se refiere al capítulo sancionador, las multas podrán llegar, en los casos muy graves, hasta los 45.000 euros, y además podrá imponerse la prohibición de acceder a cualquier tipo de ayuda pública de la Comunidad de Madrid por un período de hasta tres años, la inhabilitación temporal por un periodo de hasta tres años para ser titular de centros o servicios dedicados a las prestación de servicios públicos e incluso la prohibición de contratar, también por por un periodo de hasta tres años, con la administración, sus organismos autónomos o entes públicos.

En espera de que el texto de la ley sea publicado oficialmente, puedes acceder a él en el Boletín Oficial de la Asamblea de Madrid del pasado 2 de junio, donde fue publicado tal y como fue aprobado en Comisión (páginas 6.990 a 7.026).

Dos históricas activistas LGTB en la tribuna

Se da la circunstancia, en este caso, de que dos de las diputadas intervinientes en el Pleno que ha aprobado la ley, representando a PSOE y Podemos, son además históricas activistas LGTB: Carla Antonelli y Beatriz Gimeno. Insertamos a continuación sus dos intervenciones, especialmente cargadas de emoción, que os invitamos a disfrutar:

Carla Antonelli recuerda a Zerolo

Carla Antonelli, diputada del PSOE, ha reivindicado la figura del activista Pedro Zerolo y ha dado la bienvenida al PP a “la igualdad real después de votar 40 años en contra de los derechos LGTBI”.

La diputada socialista ha realizado una de las intervenciones más emotivas al recordar las “historias de dolor y sufrimiento” con las que pretende acabar la ley.

Antonelli ha querido señalar que hace no tanto tiempo “había torturas y brutales palizas en comisaría, donde nos daban la patada de gracia, en la Dirección General de Seguridad, donde ya en el suelo nos daban la patada de gracia y nos decían, ahora me denuncias, maricón”.

La parlamentaria ha indicado que la ley inicial del PP “no contaba con la presencia de las asociaciones LGBTI“, algo que ha definido como una “aberración”. “Ya no es su ley, sino que es la ley de sus colectivos con todas sus enmiendas, porque la verdad solo tiene un camino“.

Además, ha recriminado la actitud del Partido Popular puesto que “quieren ponerse detrás de la pancarta pero tienen que haber demostrado un compromiso con el colectivo, y aquí están de perfil”.

Beatriz Gimeno y la lucha

Beatriz Gimeno, parlamentaria de Podemos, ha hecho hincapié en la lucha continua del activismo. Gimeno ha mirado a un pasado oscuro repleto de ”cárceles, manicomios, violaciones correctivas, chistes de mariquitas, discriminación, del maltrato y la segregación, y a pesar de esta ley no hemos ganado, ya que una parte del mundo todavía está en esa parte”.

En su intervención también ha querido recordar que “hace once años el PP llamó al Senado a un experto psiquiatra, depositario de una cierta visión de la realidad, que trató de combatir la ley del matrimonio igualitario.

33921_asamblea-madrid-bandera-arcoirisSegún ha asegurado Gimeno, la ley cambiará muchos aspectos para el colectivo LGTB ‘‘las terapias para curar la homosexualidad serán prohibidas, nunca más habrá adolescentes empastillados y padres engañados, y nunca más se podrá decir que la homosexualidad se puede curar”.

Ciudadanos y la Revolución Francesa

Tomás Marcos ha sido el parlamentario de Ciudadanos que ha intervenido en la mañana. El diputado ha indicado que la ley se votaba en una fecha tan señalada como el 14 de julio, Día Nacional de Francia en el que se conmemora la Revolución Francesa cuyo lema, ‘Igualdad, Libertad, Fraternidad’, ha querido recordar puesto que es lo que “grita” esta ley.

Marcos ha agradecido de manera constante durante su intervención la presencia de asociaciones en defensa de los derechos LGBTI, como FELGTB, Arcópoli, Triángulo, COGAM, de quienes ha reconocido su “activismo comprometido”.

Para finalizar, el diputado de Ciudadanos ha recalcado que la ley “reparara una discriminación histórica, sobre todo en educación, sanidad y deporte, para luchar contra la LGTBfobia” y que además “garantiza la protección efectiva”.

Enrique Ossorio, el portavoz del Grupo Parlamentario del PP en la Asamblea, ha recordado que esta ley era el punto 156 del programa electoral con el que el PP se presentó a las pasadas elecciones autonómicas y que la actuación de la oposición ha puesto “en evidencia la exclusión que hicieron del proyecto”.

“El resultado que se obtiene es un marco para la defensa, un marco para la protección de actos contra estas conductas”, y que ello se ha conseguido gracias a reuniones con las diversas asociaciones.

Así, Ossorio ha indicado que la ley recoge principalmente la protección de personas LGTBI frente a discriminación, protección de víctimas, y cauces de participación.

Dos diputados populares se ausentan para no votar la ley

La histórica votación ha quedado mínimamente empañada por la ausencia de dos diputados del PP, Luis Peral y David Pérez. Luis Peral, de hecho, no disimula sus posiciones contrarias a la igualdad LGTB. En esta misma página recogimos, por ejemplo, su asistencia a la ya extinta “misa de las familias”, el evento contra los modelos familiares distintos al tradicional promovía cada mes de diciembre el anterior arzobispo de Madrid, cardenal Rouco Varela.

Por lo que se refiere a David Pérez, que además de diputado en la Asamblea de Madrid es alcalde de Alcorcón, hace solo un par de semanas protagonizaba otro triste episodio de homofobia al negarse a izar la bandera arcoíris en el Ayuntamiento con motivo del Día del Orgullo LGTB pese al requerimiento de toda la oposición.

Los dos diputados “díscolos” deberán abonar a su grupo una multa de 300 euros.

Ahora, a por leyes estatales 

Con independencia de que otras comunidades autónomas sigan extendiendo derechos, lo que pone de manifiesto lo sucedido en Madrid es que a día de hoy se dan las condiciones para que se produzcan por fin avances a nivel estatal, después de la parálisis de los últimos cuatro años y medio de gobierno popular.

Lo decíamos después de las últimas elecciones: gobierne quien gobierne, la composición del Congreso de los Diputados, con un PP lejos de la mayoría absoluta (y muy especialmente teniendo en cuenta que la sensibilidad hacia la realidad LGTB de sus dirigentes nacionales dista mucho de la de Cristina Cifuentes), permite aprobar con comodidad varias iniciativas fundamentales en las que PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos podrían coincidir: una nueva ley de identidad de género desprovista de anacronismos (sin enfoque patologizante y que incluya a los menores trans), una ley de igualdad de trato y no discriminación, un compromiso contra el VIH y medidas educativas contra la LGTBfobia.

Por Redacción Chueca/Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.