Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Triángulo’

Aprobada por unanimidad la ley madrileña contra la LGTBfobia

Viernes, 15 de julio de 2016

34256_ley-lgtbi-comunidad-de-madridDía histórico para el colectivo LGTB madrileño este 14 de julio de 2016. Los cuatro grupos políticos de la Asamblea de Madrid (PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos) han aprobado por unanimidad la denominada “Ley de protección integral contra la discriminación por diversidad sexual y de género de la Comunidad de Madrid”. Una norma, en definitiva, contra la discriminación por razones de orientación sexual e identidad de género y contra la LGTBfobia, que coloca a Madrid entre las comunidades que ya han aprobado iniciativas similares.La Asamblea de la Comunidad de Madrid ha aprobado este jueves por unanimidad la ley de protección integral contra la discriminación por diversidad sexual y de género de la Comunidad de Madrid, más conocida como ley contra la LGTBfobia.

Cuando Paloma Adrados, presidenta de la cámara, confirmaba que la ley de protección integral contra la discriminación por diversidad sexual y de género de la Comunidad de Madrid había sido aprobada por unanimidad, la Asamblea desbordaba euforia.

La mayor parte del color y de la alegría ha venido por parte de los activistas LGTBI que tanto sudor y esfuerzo han derrochado para crear una ley que consigue que Madrid de un gran paso para alcanzar una igualdad real para el colectivo.

Un momento en el que hasta los cimientos de la Asamblea de la Comunidad de Madrid han temblado de pura emoción y en el que el activismo que se encontraba en la sala ha celebrado con sonoros aplausos y ondeando banderas arcoíris.

La ley, que busca la no discriminación de las personas LGTBI así como la protección de las mismas, ha salido adelante gracias a los votos a favor de las cuatro formaciones que componen el parlamento regional, a pesar de que como ha recordado la oposición, esta presentaba 138 enmiendas al proyecto inicial del Partido Popular.

34258_ley-lgtbi-comunidad-de-madrid-arcopoli

Formalmente, la nueva ley ha sido impulsada por el Gobierno regional presidido por Cristina Cifuentes, pero a nadie se le oculta que el hecho de que el Partido Popular no disponga de mayoría absoluta en la Asamblea de Madrid es el que ha permitido que los grupos de la oposición hayan podido enriquecer el texto durante la tramitación parlamentaria de acuerdo a las reivindicaciones de los colectivos LGTB. El pasado mayo, la Comisión de Políticas Sociales y Familia aprobaba el correspondiente dictamen, que incorporaba hasta 138 enmiendas gracias a los votos de PSOE, Podemos y Ciudadanos (el PP prefirió entonces abstenerse). Pero no ha sido hasta hoy, casi dos meses después, que el pleno la ha votado, contando, en esta ocasión sí, con el voto favorable del grupo popular.

El texto de la ley, de este modo, incorpora plenamente las demandas de los colectivos LGTB, como ha sucedido ya en otras comunidades en las que el PP no gobernaba o lo hacía sin mayoría absoluta, como Cataluña o Extremadura y más recientemente Baleares y Murcia. La única ley de este tipo aprobada en una comunidad gobernada con mayoría absoluta de los populares ha sido la de Galicia, precisamente la más pobre de todas al haberse negado el PP gallego a incluir el capítulo sancionador que sí contempla el resto de leyes y que la oposición gallega planteó en su momento.

La ley madrileña, en este sentido, sí incluye un capítulo sancionador y contempla medidas como la inversión de la carga de la prueba (debe ser el acusado de conducta discriminatoria el que demuestre su inocencia) o la creación de un Consejo LGTBI que permita la participación de los colectivos en las políticas públicas referidas a esta materia, así como de un Centro de Documentación y Memoria Histórica LGTBI. También obliga a los centros educativos, y ello es especialmente importante, a abordar en las aulas la diversidad sexual y de género, e incluye medidas en ámbitos tan importantes como el sanitario, el laboral.

Por lo que se refiere al capítulo sancionador, las multas podrán llegar, en los casos muy graves, hasta los 45.000 euros, y además podrá imponerse la prohibición de acceder a cualquier tipo de ayuda pública de la Comunidad de Madrid por un período de hasta tres años, la inhabilitación temporal por un periodo de hasta tres años para ser titular de centros o servicios dedicados a las prestación de servicios públicos e incluso la prohibición de contratar, también por por un periodo de hasta tres años, con la administración, sus organismos autónomos o entes públicos.

En espera de que el texto de la ley sea publicado oficialmente, puedes acceder a él en el Boletín Oficial de la Asamblea de Madrid del pasado 2 de junio, donde fue publicado tal y como fue aprobado en Comisión (páginas 6.990 a 7.026).

Dos históricas activistas LGTB en la tribuna

Se da la circunstancia, en este caso, de que dos de las diputadas intervinientes en el Pleno que ha aprobado la ley, representando a PSOE y Podemos, son además históricas activistas LGTB: Carla Antonelli y Beatriz Gimeno. Insertamos a continuación sus dos intervenciones, especialmente cargadas de emoción, que os invitamos a disfrutar:

Carla Antonelli recuerda a Zerolo

Carla Antonelli, diputada del PSOE, ha reivindicado la figura del activista Pedro Zerolo y ha dado la bienvenida al PP a “la igualdad real después de votar 40 años en contra de los derechos LGTBI”.

La diputada socialista ha realizado una de las intervenciones más emotivas al recordar las “historias de dolor y sufrimiento” con las que pretende acabar la ley.

Antonelli ha querido señalar que hace no tanto tiempo “había torturas y brutales palizas en comisaría, donde nos daban la patada de gracia, en la Dirección General de Seguridad, donde ya en el suelo nos daban la patada de gracia y nos decían, ahora me denuncias, maricón”.

La parlamentaria ha indicado que la ley inicial del PP “no contaba con la presencia de las asociaciones LGBTI“, algo que ha definido como una “aberración”. “Ya no es su ley, sino que es la ley de sus colectivos con todas sus enmiendas, porque la verdad solo tiene un camino“.

Además, ha recriminado la actitud del Partido Popular puesto que “quieren ponerse detrás de la pancarta pero tienen que haber demostrado un compromiso con el colectivo, y aquí están de perfil”.

Beatriz Gimeno y la lucha

Beatriz Gimeno, parlamentaria de Podemos, ha hecho hincapié en la lucha continua del activismo. Gimeno ha mirado a un pasado oscuro repleto de ”cárceles, manicomios, violaciones correctivas, chistes de mariquitas, discriminación, del maltrato y la segregación, y a pesar de esta ley no hemos ganado, ya que una parte del mundo todavía está en esa parte”.

En su intervención también ha querido recordar que “hace once años el PP llamó al Senado a un experto psiquiatra, depositario de una cierta visión de la realidad, que trató de combatir la ley del matrimonio igualitario.

33921_asamblea-madrid-bandera-arcoirisSegún ha asegurado Gimeno, la ley cambiará muchos aspectos para el colectivo LGTB ‘‘las terapias para curar la homosexualidad serán prohibidas, nunca más habrá adolescentes empastillados y padres engañados, y nunca más se podrá decir que la homosexualidad se puede curar”.

Ciudadanos y la Revolución Francesa

Tomás Marcos ha sido el parlamentario de Ciudadanos que ha intervenido en la mañana. El diputado ha indicado que la ley se votaba en una fecha tan señalada como el 14 de julio, Día Nacional de Francia en el que se conmemora la Revolución Francesa cuyo lema, ‘Igualdad, Libertad, Fraternidad’, ha querido recordar puesto que es lo que “grita” esta ley.

Marcos ha agradecido de manera constante durante su intervención la presencia de asociaciones en defensa de los derechos LGBTI, como FELGTB, Arcópoli, Triángulo, COGAM, de quienes ha reconocido su “activismo comprometido”.

Para finalizar, el diputado de Ciudadanos ha recalcado que la ley “reparara una discriminación histórica, sobre todo en educación, sanidad y deporte, para luchar contra la LGTBfobia” y que además “garantiza la protección efectiva”.

Enrique Ossorio, el portavoz del Grupo Parlamentario del PP en la Asamblea, ha recordado que esta ley era el punto 156 del programa electoral con el que el PP se presentó a las pasadas elecciones autonómicas y que la actuación de la oposición ha puesto “en evidencia la exclusión que hicieron del proyecto”.

“El resultado que se obtiene es un marco para la defensa, un marco para la protección de actos contra estas conductas”, y que ello se ha conseguido gracias a reuniones con las diversas asociaciones.

Así, Ossorio ha indicado que la ley recoge principalmente la protección de personas LGTBI frente a discriminación, protección de víctimas, y cauces de participación.

Dos diputados populares se ausentan para no votar la ley

La histórica votación ha quedado mínimamente empañada por la ausencia de dos diputados del PP, Luis Peral y David Pérez. Luis Peral, de hecho, no disimula sus posiciones contrarias a la igualdad LGTB. En esta misma página recogimos, por ejemplo, su asistencia a la ya extinta “misa de las familias”, el evento contra los modelos familiares distintos al tradicional promovía cada mes de diciembre el anterior arzobispo de Madrid, cardenal Rouco Varela.

Por lo que se refiere a David Pérez, que además de diputado en la Asamblea de Madrid es alcalde de Alcorcón, hace solo un par de semanas protagonizaba otro triste episodio de homofobia al negarse a izar la bandera arcoíris en el Ayuntamiento con motivo del Día del Orgullo LGTB pese al requerimiento de toda la oposición.

Los dos diputados “díscolos” deberán abonar a su grupo una multa de 300 euros.

Ahora, a por leyes estatales 

Con independencia de que otras comunidades autónomas sigan extendiendo derechos, lo que pone de manifiesto lo sucedido en Madrid es que a día de hoy se dan las condiciones para que se produzcan por fin avances a nivel estatal, después de la parálisis de los últimos cuatro años y medio de gobierno popular.

Lo decíamos después de las últimas elecciones: gobierne quien gobierne, la composición del Congreso de los Diputados, con un PP lejos de la mayoría absoluta (y muy especialmente teniendo en cuenta que la sensibilidad hacia la realidad LGTB de sus dirigentes nacionales dista mucho de la de Cristina Cifuentes), permite aprobar con comodidad varias iniciativas fundamentales en las que PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos podrían coincidir: una nueva ley de identidad de género desprovista de anacronismos (sin enfoque patologizante y que incluya a los menores trans), una ley de igualdad de trato y no discriminación, un compromiso contra el VIH y medidas educativas contra la LGTBfobia.

Por Redacción Chueca/Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La solidez del matrimonio homosexual.

Miércoles, 7 de mayo de 2014

67957486--575x323Emilio Menéndez y Carlos Baturín viven en Madrid y son el primer matrimonio gay de España. / JOSÉ RAMÓN LADRA

«Casarse es la salida definitiva del armario. Ya no hay marcha atrás»

Extremadura acogerá el sexto encuentro estatal de familias gais

El índice de divorcios en las parejas del mismo sexo es del 5,11%, casi la mitad que en las heterosexuales

Koldo Dominguez

Estos son unos promiscuos, siempre andan cambiando de pareja. No sé para qué se quieren casar si van a durar dos días». No pocas parejas homosexuales han tenido que soportar este despectivo comentario desde que en julio de 2005 se aprobara en España el matrimonio entre personas del mismo sexo. Un estereotipo que en su día cuajó en una pequeña parte de la sociedad pero que a tenor de los datos del INE, no tiene ningún tipo de base real. Al contrario. Según una aproximación estadística a esas cifras, las parejas homosexuales se divorcian menos que las heterosexuales. De hecho, su índice de rupturas entre 2005 y 2012 es casi la mitad, con 5,11 divorcios por cada cien enlaces, frente a los 8,56 de los matrimonios ‘tradicionales’.

Desde que el Gobierno Zapatero aprobara la ley 13/2005 que modificaba el Código Civil para abrir el matrimonio a las parejas del mismo sexo, en España se han celebrado 25.239 enlaces homosexuales (a fecha de diciembre de 2012, últimos datos oficiales recogidos). La mayor parte, un 63,3%, han sido entre hombres –un total de 16.053– frente a los 9.186 de lesbianas. La cifra de bodas se ha estabilizado en torno a las 3.300 anuales, lejos del pico más alto alcanzado en 2006, cuando 4.313 parejas se dieron el ‘sí quiero’.

La aparición del matrimonio homosexual conllevó, consecuentemente, la llegada de los divorcios. El primero, justo un año después, en junio de 2006, y desde entonces, 1.290 uniones han finalizado en ruptura tras pasar por el juzgado. El índice de separaciones en parejas de lesbianas es de 5,73%, un punto más alto que en las uniones de hombres. Los sociólogos no han consensuado una explicación a este dato. En los matrimonios heterosexuales suelen ser ellas las que interponen las demandas de separación, lo que lleva a algunos investigadores a plantear la hipótesis de que, cuando la pareja va mal, las mujeres prefieren tomar una decisión definitiva en vez de dejar pasar el tiempo.

El número de divorcios gais ha crecido año a año, de los 59 registrados en 2007 a los 408 de 2012. Los expertos creen que estos guarismos seguirán creciendo paulatinamente, una vez aumente el número de bodas y los enlaces ya celebrados comiencen a alcanzar el umbral de la década de duración. De ahí que vaticinen que a medio plazo se acortará esa diferencia porcentual que ahora existe entre los divorcios heterosexuales y homosexuales. «El matrimonio igualitario aún no está maduro. Es una posibilidad tan nueva que a lo mejor ha habido un aluvión de uniones los primeros años y todavía no ha llegado el momento de los divorcios. Pero llegará un tiempo en el que será más habitual», reflexiona Boti García Rodrigo, presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB). «Pero lo que la gente tiene que tener claro es que nosotros nos divorciaremos tanto o tan poco como el resto de la ciudadanía. En este tema no tiene cabida ningún tipo de cliché», añade la activista, que se casó en 2005 y se divorció hace un par de años.

Homofobia social

Pero hasta que el matrimonio y el divorcio gay alcancen su «velocidad de crucero», los datos demuestran que sus relaciones se rompen menos que las heterosexuales. Al menos si se tienen en cuenta las rupturas de parejas que se dieron el ‘sí quiero’ entre 2005 y 2012 (un 5,11% frente a 8,56%). Para explicar esta diferencia, todas las fuentes consultadas coinciden en señalar las mismas razones. La principal es la «estabilidad» de las primeras parejas homosexuales en casarse, que en muchos casos llevaban juntos 10, 20 o 30 años pero que hasta 2005 no pudieron ‘convertir’ en oficial su relación. «Eran matrimonios sin papeles pero con una experiencia de mucho tiempo. Ahora pueden llevar casados tres años, pero la duración real de su unión se remonta a varias décadas», explica Ignacio Paredero, sociólogo, profesor en la Universidad de Salamanca y autor del estudio ‘Nupcialidad de parejas del mismo sexo: Igualdad legal sin igualdad social’. Esta hipótesis también explica que la edad media de los contrayentes del mismo sexo sea más alta que la de los heterosexuales.

Paredero apunta un segundo motivo: la «homofobia social» que aún existe en una parte de la sociedad española, que en muchos casos dificulta que la gente se case en su comunidad, «forzándoles a emigrar o a no visibilizarse». Esa misma presión provoca que sólo las parejas «que lo tienen muy claro, las muy estables y enamoradas» tomen la decisión de casarse. Es decir, no banalizan el matrimonio y «cuando dan el paso lo hacen para siempre». «Primero has tenido que hacer pública tu condición y, en ocasiones, enfrentarte a familia y amigos. Y superado eso, decides casarte, sabiendo que la boda es el acto de visibilidad suprema de una pareja. Pasas a los libros del registro. Todo eso te lleva a asumirlo con más responsabilidad y madurez. Por eso cuando nos decidimos, lo hacemos con un mayor conocimiento de las consecuencias», analiza la presidenta de la FELGTB.

Otro de los posibles factores que explican la diferencia es el «reparto más equilibrado de los roles en las parejas». Varios estudios publicados en los últimos años señalan que en las parejas homosexuales no están tan diferenciadas las tareas que cada cónyuge debe realizar en su vida en común «al no tener estrictos referentes de género que seguir». Es decir, no está tan marcado –como ocurre en muchas parejas heterosexuales– que el hombre sea siempre el que trabaje fuera de casa, mientras que la mujer sea la que, además de su profesión, deba cuidar del hogar y de los hijos. Ese reparto más equitativo es «algo positivo y reduce ciertas tensiones» en la pareja que en ocasiones pueden desembocar en una crisis y, posteriormente, en un divorcio.

Otras posibles razones, como la mayor tolerancia de los homosexuales a las relaciones extramatrimoniales –que no las llegan a considerar como infidelidades–, no cuentan con el respaldo de ningún estudio científico e incluso son rechazadas de plano por el colectivo al considerarlas «falsas, homófobas, discriminatorias».

Parejas de extranjeros

José García Berzosa es un abogado madrileño especializado en separaciones y divorcios. En los últimos años una parte significativa de sus casos, alrededor de un 10%, ha tenido como protagonista a una pareja homosexual –«más de hombres que de mujeres»–. «Y cada vez vamos a más», asegura. Legalmente, a la hora de tramitar este tipo de litigios, no existe diferencia alguna entre matrimonios gais o heterosexuales, aunque normalmente los primeros suelen ser «más sencillos» de llevar. «En el sentido de que casi nunca hay hijos de por medio y por lo tanto no hay que discutir por las pensiones de manutención. Por la liquidación de bienes sí, y por las compensatorias también, en el caso de que alguno de los miembros de la pareja no haya trabajado», detalla el letrado. «Desde 2005 no es necesario aclarar las causas del divorcio y yo siempre les digo a mis clientes que no es necesario que me lo cuenten. Pero cuando se trata de una pareja homosexual y lo hacen, casi siempre se trata de un asunto de infidelidad», asegura.

García Berzosa también se ha topado en estos últimos años con varios divorcios ‘internacionales’, de bodas celebradas en España en las que uno o los dos cónyuges eran extranjeros, o bien de enlaces que tuvieron lugar fuera pero se registraron en un consulado español. «Nos han llegado casos desde Francia, Brasil, Venezuela…», desvela el abogado. En estas ocasiones, «si es de mutuo acuerdo, se tira de correo electrónico y postal para apoderar a un procurador y solventar todo el proceso».

Extremadura acogerá el sexto Encuentro estatal de familias LGBT (de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales) en la primavera de 2016. Se aprobó por unanimidad en la asamblea de clausura del quinto encuentro, celebrado esta semana en Tarragona con más de 500 participantes. Entre ellos, familias de Fundación Triángulo Extremadura, fundamentalmente lesbianas solteras o en pareja, que han ido conformando un grupo cada vez más vivo que comenzó a desarrollar actividades hace cuatro años, a raíz de asumir la organización del IV Encuentro en Hervás en abril de 2011. Para Silvia Tostado, coordinadora de Familias LGBT en Triángulo, asumir por segunda vez este reto «es un compromiso, con nuestros hijos y nuestras hijas, con nuestras familias y las entidades que cada día vamos consolidando más, empoderándonos como parte de una sociedad, la nuestra, en la que queremos vivir en plena libertad, con absoluta normalidad. Pero al mismo tiempo supone una clara señal de nuestra mayor madurez como grupo humano, aquí en Extremadura, cada día con mas fuerza y ganas de seguir haciendo de nuestra tierra aquella donde queremos que crezcan los nuestros, una tierra donde nadie pueda ser discriminado por ser como quiera ser».

Fuente HOY

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.