Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Patriarca Kirill’

Kirill llama a Rusia a luchar contra Occidente, el “Anticristo”: la ideología de género, la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo y la “propaganda a favor del cambio de sexo”,

Jueves, 1 de febrero de 2024

IMG_1008El patriarca ortodoxo arremete contra lo que considera “un edificio al borde del colapso

El patriarca ortodoxo de Moscú, Kirill I, ha llamado a Rusia a luchar contra el “mal” de Occidente. “Es muy importante que nuestro país sea capaz de liderar la resistencia contra -diré ahora una palabra increíble- el Anticristo“, afirmó el líder de la iglesia en la cámara alta del parlamento, el Consejo de la Federación. Hay que defenderse de la llegada del “mal

El patriarca Moscú, Kirill I, ha llamado a Rusia a luchar contra el “mal” de Occidente. “Es muy importante que nuestro país sea capaz de liderar la resistencia contra -diré ahora una palabra increíble- el Anticristo“, afirmó el líder de la Iglesia ortodoxa rusa en la cámara alta del Parlamento, el Consejo de la Federación. Hay que defenderse de la llegada del “mal”, aseveró quien se ha convertido en uno de los principales aliados del presidente Vladimir Putin.

Según Kirill, las élites de los países occidentales se basan en valores anticristianos y están embarcados en lo que considera un proceso para disolver la herencia cristiana. “Hoy en día, las élites occidentales están librando una guerra contra la institución de la familia tradicional, por supuesto con el pretexto del respeto a los derechos humanos y la libre elección”, afirmó el jerarca, criticando, como ya ha hecho en otras ocasiones, la ideología de género, la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo y la “propaganda a favor del cambio de sexo”, según informa Katholisch.

Un ataúd lleno de huesos

“La casa europea, para decirlo con palabras del Evangelio, se parece cada vez más a un ataúd pintado, que se ve hermoso por fuera, pero por dentro está lleno de huesos de un hombre muerto y todo tipo de suciedad“, abundó en su descripción del declive de Occidente, sen su opinión.

El edificio impresiona por su lujo, “pero los cimientos son irremediablemente débiles y los muros de carga están al borde del colapso”.

 

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , ,

Patriarca Kirill: “Hay que bendecir la bomba atómica de Rusia”

Martes, 24 de octubre de 2023


IMG_1008

Esta bestia parda no puede llamarse cristiano…

“Han permitido al país seguir siendo libre e independiente”

La máxima autoridad de la Iglesia Ortodoxa Rusa y mentor espiritual de Putin, asegura también que esas armas nucleares están bajo la protección de San Serafino. También considera que han servido para que el país siga siendo “libre e independiente”

“Si no fuera por el trabajo de Kurchatov, Ilkayev y sus colegas, es difícil decir si nuestro país exstiría hoy. Han creado el arma bajo la protección de San Serafino de Sarov porque, por inefable providenciaa divina, esta arma fue creada en el monasterio de San Serafino”

(VR).-  El patriarca Kirill jefe de la Iglesia ortodoxa de todas las rusias y mentor espiritual del líder Vladimir Putin, dijo que las armas nucleares de Rusia deberían ser bendecidas “porque han permitido al país seguir siendo libre e independiente”.

Kirill dijo también que las bombas y las ojivas atómicas rusas están bajo la protección de San Serafino.

Tamaña declaración no ha sido del todo una sorpresa porque el Patriarca bendijo las bombas rusas que desde febrero de 2022 caen sobre Ucrania. También definió como satánico a todo Occidente porque, afirmó, está corrompiendo a los rusos con la introducción de la cultura gay.

Kirill hizo estas espectaculares afirmaciones durante la entrega de un premio al físico Radiy Ilkayev, director científico honorario del Centro Nuclear ruso.

“Ilkayec, lo digo con seguridad, es un gran científico ruso, afirmó Kirill, que es el patriarca de la religión cristiana ortodoxa que sigue la mayoría de los 150 millones de rusos.

Como primera figura religiosa del país, las palabras del patriarca resuenan rápidamente por todo el país. Kirill explicó que Ilkayev dirige el centro nuclear que fue creado por el físico y director del proyecto de bomba nuclear soviética Igor Kurtachov.

“Si no fuera por el trabajo de Kurchatov, Ilkayev y sus colegas, es difícil decir si nuestro país exstiría hoy. Han creado el arma bajo la protección de San Serafino de Sarov porque, por inefable providenciaa divina, esta arma fue creada en el monasterio de San Serafino”.

Kiril concluyó que gracias a este poder, Rusia es independiente y libre”.“Naturalmente todos debemos conservar en el corazón y la memoria esta extraordinaria empresa de nuestros científicos, que prácticamente han salvado nuesto país”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , , ,

Agente “Mikhailov”: Kirill, el patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, trabajó para la KGB en los años 70

Viernes, 10 de febrero de 2023

Russia-Kirill-Putin-talking¿Ya se entiende su servilismo a Putin?

Estaba destinado en Suiza y su misión era influir en el Consejo Ecuménico de las Iglesias

El patriarca ortodoxo ruso Kirill, firme partidario del presidente Vladimir Putin, trabajó para los servicios de inteligencia soviéticos cuando vivía en Suiza en la década de 1970, informaron los periódicos suizos citando archivos desclasificados en los archivos nacionales del país helvético

Kirill, que hoy es un ferviente partidario de la guerra de Putin en Ucrania, vivió en Ginebra a principios de la década de 1970, oficialmente como representante de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Consejo Ecuménico de las Iglesias (CEI) y, bajo el nombre en clave de “Mikhailov”, su misión consistía en influir en el mismo, ya infiltrado por la KGB, según los documentos

El patriarca ortodoxo ruso Kirill, firme partidario del presidente Vladimir Putin, trabajó para los servicios de inteligencia soviéticos cuando vivía en Suiza en la década de 1970, informaron los periódicos suizos citando archivos desclasificados en los archivos nacionales del país helvético.

 Según los rotativos Sonntagszeitung y Le Matin Dimanche, el expediente policial suizo sobre el que hoy es jefe espiritual de la Iglesia ortodoxa rusa “confirma que ‘monseñor Kirill’, como se le denomina en este documento, trabajó para la KGB”.

Ferviente partidario de Putin

Kirill, que hoy es un ferviente partidario de la guerra de Putin en Ucrania, vivió en Ginebra a principios de la década de 1970, oficialmente como representante de la Iglesia Ortodoxa Rusa en elConsejo Ecuménico de las Iglesias (CEI) y, bajo el nombre en clave de “Mikhailov”, su misión consistía en influir en el mismo, ya infiltrado por la KGB, según los documentos.

La Iglesia Ortodoxa Rusa se ha negado a comentar la actividad de espionaje de Kirill en Ginebra, mientras que el CIE dijo que no tenía información sobre el caso, cuyo objetivo final era que “Mikhailov lograse que esa institución de Ginebra denunciase a Estados Unidos y sus aliados y moderase sus críticas contra la falta de libertad religiosa en la Unión Soviética, según los diarios.

Un sobrino del patriarca, Mikhail Gundyaev, que sustituyó a Kirill como representante del Patriarcado de Moscú en Ginebra, declaró a Le Matin Dimanche que su tío “no era un agente, pese a que estuviera sometido al ‘estricto control’ de la KGB”. Y esto, insistió, “no afectó a la sinceridad de su compromiso en el trabajo ecuménico con otras Iglesias”.

Iglesia al servicio del poder

A diferencia de su abuelo, un sacerdote víctima de las represiones estalinianas, Kirill -su nombre civil es Vladimir Gundiayev– encontró su lugar en el aparato de la Iglesia en la época soviética, sometida al régimen comunista. Por eso, desde hace tiempo se sospechaban sus estrechos vínculos con el KGB, que se apoyaba en la institución eclesial para espiar a los fieles.

En 1965, a los 19 años, Gundiayev entró en el seminario de su ciudad natal de Leningrado (hoy San Petersburgo) y se hizo monje cuatro años más tarde. Accedió a su primer puesto diplomático desde 1971 y en 1989 dirigió el departamento de relaciones exteriores, equivalente de un ministerio de Asuntos Exteriores.

Kirill es responsable de los cristianos ortodoxos rusos desde 2009y puso a su iglesia al servicio de Putin, con el que comparte su ambición de una Rusia conservadora, fuerte e imperial, y apoyó la ofensiva de Moscú en Ucrania.

Apoyo a la invasión de Ucrania

Desde hace muchos años, el dirigente religioso no duda en mostrarse bendiciendo armas y misiles, ni en justificar la represión de la oposición y de los medios independientes. Él, igual que Putin, también ve a Ucrania y a Bielorrusia como países “hermanos” que debieron permanecer bajo la férula de Moscú, y no como naciones diferentes.

El patriarca ha multiplicado las declaraciones de apoyo a la ofensiva rusa en Ucrania dede su invasión el 24 de febrero de 2022. El 27 de febrero, tres días después del inicio de las hostilidades, Kirill había calificado de “fuerzas del mal” a los detractores de las ambiciones rusas en el país vecino. En abril, llamó a los rusos a “estar unidos” para combatir a los “enemigos exteriores e interiores”.

Kirill, que en 2009 sucedió al difunto patriarca Alexis -quien había reconstruido la Iglesia tras la caída de la URSS y de su sistema ateo- ha convertido la ortodoxia rusa en una verdaderamaquinaria político-religiosa al servicio del Kremlin.

La época de Putin, “un milagro de Dios”

En 2012, Kirill proclamó que el reinado de Putin es “un milagro de Dios” tras la crisis postsoviética de los años 1990. Para él, las grandes manifestaciones tras la detención en enero de 2021 del opositor Alexei Navalny revelaron una “crisis en el seno de la joven generación”

Kirill es también detractor de la homosexualidad y elogia la ley deseada por Putin que prohíbe “la propaganda de la homosexualidad a los menores”, texto considerado por las ONG como un instrumento homófobo.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , , ,

El anti testimonio: Kirill advierte: “Cualquier intento de destruir Rusia significará el fin del mundo”

Miércoles, 25 de enero de 2023

Russia-Kirill-Putin-talkingEl patriarca de Moscú vuelve a exaltar el poder patrio durante la Epifanía ortodoxa

“Vivimos un momento de mucha ansiedad, pero creemos que el Señor no abandonará la tierra rusa, y nos dará la fuerza, si es necesario, para proteger a su tierra y a su pueblo”

El patriarca de Moscú añadió que Rusia “tiene armas poderosas” y que su pueblo siempre ha estado “motivado para ganar

“Cualquier intento de derrotar a Rusia significará el fin del mundo”. El patriarca de Moscú, Kirill, ha aportado tintes apocalípticos a las su ya de por sí polémicas declaraciones desde que hace casi un año Putin invadiera Ucrania. En esta ocasión, lo hizo durante la liturgia de la Epifanía en la catedral de Moscú.

Hoy existen grandes amenazas para el mundo, nuestro país y toda la raza humana. El deseo de derrotar a Rusia ha adoptado formas muy peligrosas. Rogamos al Señor que ilumine a los necios y les ayude a comprender que cualquier intento de destruir Rusia significará el fin del mundo”, destacó el patriarca, quien añadió que Rusia “tiene armas poderosas” y que su pueblo siempre ha estado “motivado para ganar”.

Sin embargo, añadió, “algunos necios” tienen la idea de que Rusia puede ser derrotada, y serle impuestos “valores que ni siquiera pueden ser denominados así”.

“Hoy vivimos un momento de mucha ansiedad, pero creemos que el Señor no abandonará la tierra rusa, y nos dará la fuerza, si es necesario, para proteger a su tierra y a su pueblo”, culminó.

DCFBAEC2-B05F-4DE8-BEFE-AF5A7610BDB8

Kirill llama a los popes a implicarse más en la campaña militar en Ucrania

“Las parroquias deben ayudar a los que están en primera línea

El patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, Kirill, llamó este sábado, 21 de enero, a los popes a implicarse más en la campaña militar en Ucrania, a movilizar a los feligreses para que reúnan equipos y alimentos para los soldados e incluso a marchar al frente para prestarles apoyo espiritual

El cabeza de la Iglesia ortodoxa no se limitó a solicitar ayuda material para los participantes en la campaña militar, sino que pidió además a los sacerdotes que puedan marchar al frente para asistir espiritualmente a los soldados

El patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, Kirill, llamó este sábado, 21 de enero, a los popes a implicarse más en la campaña militar en Ucrania, a movilizar a los feligreses para que reúnan equipos y alimentos para los soldados e incluso a marchar al frente para prestarles apoyo espiritual.

“Si decimos que la Iglesia está con su pueblo, cada parroquia debe ayudar a los que están en la primera línea. Necesitamos movilizar a nuestros feligreses para que reúnan equipos y alimentos“, dijo Kirill, citado por la agencia oficial RIA Nóvosti, en una reunión con representantes del clero en la catedral de la Epifanía de Moscú.

Con los soldados en el frente

El cabeza de la Iglesia ortodoxa no se limitó a solicitar ayuda material para los participantes en la campaña militar, sino que pidió además a los sacerdotes que puedan marchar al frente para asistir espiritualmente a los soldados.

“Sé que ya se hace mucho, pero pienso que es insuficiente. Además, en el espacio mediático no se menciona con frecuencia la ayuda de la Iglesia ortodoxa rusa a aquellos que encuentran en Donetsk, Lugansk, en la primera línea del frente”, dijo.

Erguirse e ir al encuentro de la muerte”

El patriarca, indiscutible aliado del Vladimir Putin desde que este invadió Ucrania, el 24 de febrero de 2022, reiteró ante su auditorio que los soldados que marchan al frente precisan ayuda espiritual en primer lugar.

“No se les pueden decir formulismos. Hay que saber decir a la persona lo que la fortalece cuando se da la orden de ataque. Una orden sin la cual no puede haber victoria, cuando hay que erguirse e ir al encuentro de la muerte. Eso es lo que hacen nuestros muchachos: se levantan de las trincheras y van al encuentro de la muerte, afirmó.

Fuente Religión Digital

Iglesia Ortodoxa , , , ,

Kirill asegura que ir a la guerra contra Ucrania “lava todos los pecados”

Jueves, 29 de septiembre de 2022

Russia-Kirill-Putin-talkingVladimir Putin y patriarca Kirill

Esto es escandaloso:

El patriarca de Moscú pide que “termine cuanto antes” esta “guerra fratricida”

La Iglesia es consciente de que si alguien, movido por el sentido del deber, por la necesidad de cumplir un juramento, se mantiene fiel a su vocación y muere en el cumplimiento del deber militar, entonces indudablemente comete un acto que es equivalente a un sacrificio”, sostiene el patriarca ortodoxo ruso

El máximo representante de la Iglesia Ortodoxa en Rusia, el patriarca Kirill, ha sostenido en un sermón este domingo que el sacrificio “en el cumplimiento del deber militar” en la guerra contra Ucrania lava todos los pecados“.

Sabemos que hoy muchas personas están muriendo en los campos de guerra. La Iglesia reza para que esta lucha termine cuanto antes, para que el menor número posible de hermanos se maten unos a otros en esta guerra fratricida”, ha comenzado exponiendo Kirill, según ha recogido el medio ruso Meduza.

“Al mismo tiempo, la Iglesia es consciente de que si alguien, movido por el sentido del deber, por la necesidad de cumplir un juramento, se mantiene fiel a su vocación y muere en el cumplimiento del deber militar, entonces indudablemente comete un acto que es equivalente a un sacrificio, ha asegurado el patriarca.

Sacrificio como Cristo

Así, ha considerado que dicho individuo “se sacrifica por los demás”, de forma que “este sacrificio lava todos los pecados que una persona ha cometido”, ha remachado.

Kirill-icono-Santisima-Trinidad_2471162866_16140976_667x375

Kirill, con el icono de la Santísima Trinidad

El representante de la Iglesia Ortodoxa rusa ha comparado a los movilizados con Jesucristo, al sacrificarse con su muerte en la guerra.

Estas declaraciones se hacen días después de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunciara una “movilización parcial” de 300.000 reservistas rusos para participar en la guerra de Ucrania.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Ortodoxa , , , ,

La Guerra Santa de Putin

Sábado, 19 de marzo de 2022


3FA2ABA1-FB00-4B06-82F9-8CB13A260142Por su importancia, reproducimos, entero, el terrible discurso homófobo del Patriarca de Moscú y de todas las Rusias, Kirill:

Publicado en Grand Continent:

Texto: Jean-Benoît Poulle
Traducción: Ana Inés Fernández.
Cover©AP Photo/Alexander Zemlianicheno 

Mientras que el análisis geopolítico y las decisiones políticas de Vladimir Putin parecen estar cada vez más mezcladas con motivos religiosos y mesiánicos que ven la guerra en Ucrania como la última vía hacia la salvación de Rusia (sobre el texto de Surkov de «¿Qué nos importa el mundo si Rusia ya no existe en él?»), el discurso desarrollado por la Iglesia Ortodoxa Rusa para justificar la guerra y el posicionamiento de Putindebe leerse con atención.

Ayer, 6 de marzo de 2022, domingo de San Juan, domingo del exilio adánico («domingo del perdón»), el patriarca Kirill de Moscú y de toda Rusia celebró la Divina Liturgia en la catedral de Cristo Salvador de Moscú. Al final del servicio, el primado de la Iglesia Ortodoxa Rusa pronunció un encendido sermón en el que justificó las causas de la guerra, respaldando el discurso de Putin sobre Ucrania.

Ese discurso —que traducimos por primera vez y comentamos aquí línea por línea— está marcado por el tono apocalíptico («Lo que ocurre hoy… no es sólo político… Se trata de la Salvación del hombre, del lugar que ocupará a la derecha o a la izquierda de Dios Salvador, que viene al mundo como Juez y Creador de la creación»).

Esto no sorprende a quienes han seguido de cerca la evolución de la Iglesia Ortodoxa Rusa, que desde hace varios años se presenta como la máxima defensora de la moral social y los valores tradicionales rusos en el contexto de la «guerra cultural» dirigida por un Occidente «decadente». Cabe señalar que la Iglesia Ortodoxa Rusa y las burocracias de seguridad (FSB) son las únicas instituciones centrales importantes que sobrevivieron el derrumbe del sistema comunista y se insertaron orgánicamente en el régimen de Putin.

El argumento principal del sermón de Kirill sirve para justificar la invasión rusa de Ucrania, ya que Occidente pone a prueba las leyes naturales de Dios: «Hoy hay una prueba de lealtad a ese poder [occidental], una especie de pase hacia ese mundo ‘feliz’, un mundo de consumo excesivo, un mundo de aparente ‘libertad’. ¿Saben en qué consiste esta prueba? La prueba es muy sencilla y al mismo tiempo aterradora: se trata de un desfile del orgullo gay”. En este sentido, la palabra bíblica paradójicamente consagrada al «perdón» sirve para justificar la guerra en la tradición bizantina del cesaropapismo: «Y así hoy, en este domingo del perdón, yo, por un lado, como su pastor, los invito a perdonar los pecados y las ofensas, incluso cuando es muy difícil hacerlo, cuando la gente está peleando entre sí. Pero el perdón sin justicia es una rendición y una debilidad. El perdón debe, pues, ir acompañado del derecho indispensable a estar del lado de la luz, del lado de la verdad de Dios, del lado de los mandamientos divinos, del lado de lo que nos revela la luz de Cristo, de su Palabra, de su Evangelio, de sus mayores alianzas entregadas al género humano”.

Con este discurso nos enfrentamos a una visión del mundo que va mucho más allá del relato político y de la definición de una narrativa a la que estamos acostumbrados en nuestros espacios políticos. De hecho, y esto es lo que hace urgente la lectura de este texto, desde la invención de la bomba atómica quizás nunca hemos vivido el momento más intenso de la teología-política: una potencia nuclear comprometida en una «guerra santa».

+++

Kirill de Moscú:

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

A todos ustedes, mis queridos Señores, Padres, Hermanos y Hermanas, los felicito de corazón en este domingo, el domingo del perdón, último domingo antes del comienzo de la Cuadragésima, la gran Cuaresma.

Se trata de una fiesta específica de los ortodoxos: el domingo del perdón, que conmemora la expulsión de Adán y Eva del Paraíso (Génesis, 3, 22-24: es, pues, el recuerdo del pecado original, pero también de la promesa de la Redención), es el último antes del paso de la Pequeña Cuaresma (equivalente a lo que antes se llamaba Septuagésima en la Iglesia católica latina) a la Gran Cuaresma, los 40 días antes de la Pascua, en los que el ayuno es mucho más estricto, con una dieta totalmente vegetariana. Es, por supuesto, un momento de intensificación de los esfuerzos espirituales.

Muchos seguidores consideran que la Cuaresma es una primavera espiritual. Coincide con la primavera real y, al mismo tiempo, la consciencia de la Iglesia la considera una primavera espiritual. ¿Y qué es la primavera? La primavera es el renacimiento de la vida, la renovación, la nueva fuerza. Sabemos que es en primavera cuando la poderosa savia brota a tres, cuatro o cinco metros de altura y da vida al árbol. Es realmente un asombroso milagro de Dios, un milagro de la vida. La primavera es el renacimiento de la vida, un gran símbolo de la vida. Y por eso no es casualidad que la principal fiesta de la primavera sea la Pascua del Señor, que también es un signo, una prenda, un símbolo de la vida eterna. Y creemos que esto es así, y esto significa que toda la fe cristiana, que compartimos con ustedes, es la fe que afirma la vida, que está en contra de la muerte, de la destrucción, la que afirma la necesidad de seguir las leyes de Dios para vivir, para no perecer en este mundo ni en el otro.

Las analogías presentadas aquí entre la primavera, el renacimiento y la resurrección son verdaderos tópicos teológicos que uno esperaría ver en una homilía; pero más sutilmente, con la instalación de la oposición entre la «fe que afirma la vida» y la muerte, Kirill se sitúa ya en el terreno de los valores que «defienden la vida» frente a las fuerzas de la decadencia asociadas a Occidente.

Pero sabemos que esta primavera se ve ensombrecida por graves acontecimientos relacionados con el deterioro de la situación política en el Donbas, casi el inicio de las hostilidades. Me gustaría decir algo al respecto.

Esta es una característica llamativa del sermón: nunca se menciona a Ucrania como tal, siempre es el «Donbas» el objeto de la preocupación del patriarca. Pero sabemos que el conflicto va mucho más allá de esta región separatista. Pero la contrainformación rusa tiene todo el interés en volver constantemente al origen del conflicto, como para mostrar mejor a los responsables.

Desde hace ocho años se ha intentado destruir lo que existe en el Donbas.

Se trata de una reiteración palabra por palabra de un tema importante de la propaganda del Kremlin: la guerra comenzó realmente en 2014, cuando Ucrania intentó reducir militarmente a las repúblicas separatistas de Donetsk y Luhansk bombardeándolas. Se trata de una visión que pasa por alto el origen de la creación de esas repúblicas al presentarlas como realidades autónomas y subsistentes, como si no tuvieran su origen en el territorio ucraniano y su separatismo no fuera provocado por el Kremlin como respuesta a la revolución de Maidán.

Y en el Donbas hay un rechazo, un rechazo fundamental a los llamados valores que proponen hoy los que dicen ser líderes mundiales. Hoy, hay una prueba de lealtad a ese poder, una especie de pase a ese mundo «feliz», un mundo de consumo excesivo, un mundo de aparente «libertad». ¿Sabe en qué consiste esta prueba? La prueba es muy sencilla y al mismo tiempo aterradora: se trata de un desfile del orgullo gay. La exigencia de muchos países de organizar un desfile del orgullo gay es una prueba de lealtad a ese mundo tan poderoso; y sabemos que si las personas o los países rechazan esas exigencias, no forman parte de ese mundo, se convierten en forasteros.

Desde el principio, el Patriarca Kirill sitúa el conflicto en el terreno de los valores morales, reduciéndolo a un enfrentamiento entre un Occidente decadente y una Rusia portadora de los valores tradicionales. No importa que el tema de los derechos de las minorías sexuales no tenga absolutamente nada que ver con la guerra del Donbas ni con la invasión de Ucrania, pero le permite a Kirill darle un sentido para los rusos ortodoxos de a pie, muy conservadores en cuestiones sociales. También hay tintes conspirativos en la referencia al «mundo muy poderoso», donde presenta al mundo occidental como uniforme en el tema (aunque tampoco es fácil organizar un orgullo gay en la Polonia oriental…). Así, queda invertido el terreno civilizatorio.

Pero sabemos lo que es ese pecado, promovido por las llamadas marchas del orgullo. Es un pecado condenado por la Palabra de Dios, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. Y Dios, al condenar el pecado, no condena al pecador. Sólo lo llama al arrepentimiento, pero de ninguna manera hace del pecado una norma de vida, una variante del comportamiento humano —respetada y tolerada— por el hombre pecador y su conducta.

Leer más…

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , , , ,

Ex funcionario del Vaticano culpa de la guerra de Rusia contra Ucrania al movimiento LGBTQ

Martes, 15 de marzo de 2022

58adbe962be6b1f288fe12340b97542cUn exfuncionario del Vaticano sugirió que la invasión rusa de Ucrania se debió al movimiento LGBTQ, haciéndose eco de la sugerencia similar de un líder ortodoxo ruso la semana pasada.

El arzobispo Carlo Maria Viganò, ex nuncio de la Santa Sede en los EE. UU., quien anteriormente escribió cartas promoviendo los intereses de la derecha y las teorías de la conspiración, centró su última misiva en la guerra en Ucrania (aunque sus pensamientos se extienden mucho más allá de ese tema también). LGBTQ Nation  informó:

“[Viganò] repitió teorías de conspiración sobre el ‘estado profundo’ y el ‘nuevo orden mundial’ en una carta de más de 10,000 palabras que critica al presidente de Ucrania, Zelensky, por ser demasiado amigable con LGBTQ y no lo suficientemente amigable.

“Al principio de la carta, Viganò escribe que Zelensky es un actor ‘mediocre’ que fue llevado al poder por los medios y usa su posición para promover la ‘ideología LGBTQ’.

“‘Las actuaciones de Zelensky en drag son perfectamente consistentes con la ideología LGBTQ que sus patrocinadores europeos consideran un requisito indispensable de la’ reforma; agenda que todos los países deberían adoptar, junto con la igualdad de género, el aborto y la economía verde, dice ‘Viganò.

“Viganò también promovió la defensa del presidente ruso, Vladimir Putin, de la invasión de Ucrania al acusar a Zelensky de apoyar movimientos neonazis, incluido Misanthropic Vision, que describe como ‘una red neonazi repartida en 19 países que incita públicamente al terrorismo, el extremismo y el odio contra Cristianos, musulmanes, judíos, comunistas, homosexuales, estadounidenses y personas de color'”.

La carta del arzobispo llega días después de que el jefe de la Iglesia Ortodoxa Rusa hiciera comentarios anti-LGBTQ similares con respecto a la invasión ilegal de Ucrania por parte de Rusia. El Washington Blade informó:

“[Viganò] siguió al patriarca Kirill, jefe de la Iglesia Ortodoxa Rusa y aliado de Putin, quien repitió una afirmación de larga data de que Occidente quiere imponer la práctica de realizar desfiles del orgullo gay como prueba de lealtad a sus valores, que incluye la aceptación de la homosexualidad. La guerra de Ucrania, dijo el domingo en su sermón, fue el resultado de la negativa de las regiones orientales a aceptar.

“‘Si la humanidad acepta que el pecado no es una violación de la ley de Dios, si la humanidad acepta que el pecado es una variación del comportamiento humano, entonces la civilización humana terminará ahí’, dijo Kirill en la celebración previa a la Cuaresma conocida como Domingo del Perdón”.

Viganò se ha convertido en un líder de la derecha católica a través de sus cartas que promueven ideologías antisemitas, supremacistas blancas y antigubernamentales. Es casi cismático en su resistencia al liderazgo del Papa Francisco, y el arzobispo incluso ganó elogios de Donald Trump en un momento dado por todos sus esfuerzos.

Pero el historial anti-LGBTQ de Viganò se remonta más atrás que sus recientes escritos conspirativos. Trabajó activamente para obstaculizar los derechos LGBTQ mientras ocupaba cargos oficiales en la iglesia, como diseñar el encuentro entre Kim Davis y el Papa Francisco durante la visita de este último a los EE. UU. en 2015. Viganò ha sugerido repetidamente que los sacerdotes homosexuales tienen la culpa del escándalo de abuso sexual de la iglesia, aparecido durante dos años en los EE. UU. Marcha por el Matrimonio a pesar de los llamamientos de los católicos para que los líderes de la iglesia no asistan, y usó su último discurso como nuncio a los obispos de EE. UU.  para mantener la cultura ataques guerreros.

Al igual que con sus peroratas anteriores, la última carta del arzobispo Viganò está más allá de los límites del discurso razonado. La carta es una sopa de palabras, divagante e incoherente. La falta de consistencia es clara cuando condena a las personas LGBTQ, pero luego las destaca como presuntas víctimas que deben ser salvadas de los neonazis ucranianos. Normalmente, es mejor ignorar tales arrebatos. Esta vez, con vidas ucranianas en peligro, podría ser bueno que los líderes católicos rechacen explícitamente el chivo expiatorio del arzobispo de las personas LGBTQ por una invasión injusta e ilegal.

—Robert Shine (él/él), New Ways Ministry, 12 de marzo de 2022
Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

Kirill sigue apoyando la guerra de Putin: “La rusofobia se está extendiendo en el mundo occidental a un ritmo sin precedentes”

Lunes, 14 de marzo de 2022

Russia-Kirill-Putin-talkingEl patriarca de Moscú se niega a mediar, pese a la petición del Consejo Mundial de las Iglesias

“Este trágico conflicto se ha convertido en parte de la estrategia geopolítica a gran escala destinada, ante todo, a debilitar a Rusia”

“Ahora los líderes occidentales están imponiendo tales sanciones económicas a Rusia que serán perjudiciales para todos. Hacen que sus intenciones sean descaradamente obvias: hacer sufrir no sólo a los líderes políticos o militares de Rusia, sino en particular al pueblo ruso”

“La rusofobia se está extendiendo en el mundo occidental a un ritmo sin precedentes“. El patriarca de Moscú, Kirill, parece decidido a apoyar, hasta el final, la guerra de Putin contra Ucrania. Y a extenderla a todo Occidente, pues, en su opinión, “este trágico conflicto se ha convertido en parte de la estrategia geopolítica a gran escala destinada, ante todo, a debilitar a Rusia”.

En sendas respuestas al Consejo Mundial de las Iglesias y al Consejo Ecuménico de las Iglesias, Kirill lamenta cómo “año tras año, mes tras mes, los Estados miembros de la OTAN han reforzado su presencia militar, ignorando la preocupación de Rusia de que estas armas puedan ser utilizadas algún día contra ella“.

Para el líder ortodoxo, “la rusofobia se está extendiendo en el mundo occidental a un ritmo sin precedentes” y “los líderes occidentales están imponiendo tales sanciones económicas a Rusia que serán perjudiciales para todos. En respuesta a la carta del padre Ioan Sauca, secretario general del CMI, quien le pidió una “señal de esperanza” para frenar la escalada de la violencia, Kirill subraya que “este conflicto no comenzó hoy”.

26887022-BE4F-4304-B2EC-5593C1363610

Occidente, culpable

Es más: “Estoy firmemente convencido de que sus iniciadores no son los pueblos de Rusia y Ucrania, que proceden de la misma pila bautismal de Kiev, están unidos por una fe común, santos y oraciones comunes, y comparten un destino histórico común (…). El origen del enfrentamiento está en las relaciones entre Occidente y Rusia”. 

Para Kirill, todo se remonta al fin de la URSS, escribe Kirill y la estrategia de rearme de la OTAN en los países de la órbita de la antigua Unión Soviética. “Las fuerzas políticas que se propusieron contener a Rusia no han luchado por sí mismas. Han planeado utilizar otros medios, habiendo buscado enemistarse con los pueblos hermanos: el ruso y el ucraniano. No han escatimado esfuerzos ni fondos para inundar Ucrania de armas e instructores de guerra. Sin embargo, lo más terrible no son las armas, sino el intento de “reeducación”, de convertir mentalmente a los ucranianos y a los rusos que viven en Ucrania en enemigos de Rusia”.

Ahí vincula Kirill elcisma eclesiástico” del que acusa directamente al patriarca Bartolomé. “Y ahora los líderes occidentales están imponiendo tales sanciones económicas a Rusia que serán perjudiciales para todos. Hacen que sus intenciones sean descaradamente obvias: hacer sufrir no sólo a los líderes políticos o militares de Rusia, sino en particular al pueblo ruso. La rusofobia se está extendiendo en el mundo occidental a un ritmo sin precedentes”, concluye Kirill, quien pide al Consejo Mundial de las Iglesias que “pueda seguir siendo una plataforma de diálogo imparcial, libre de preferencias políticas y de un enfoque unilateral”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Ortodoxa , , , , ,

CRISMHOM, contra las declaraciones de Kirill: “Expresa sin pudor su homofobia”

Lunes, 14 de marzo de 2022

logo-crismhom-200pts“Rogamos la gracia del perdón para nuestro hermano Kirill, por tan inoportunas y terribles declaraciones”

“Condenamos la agresión del presidente ruso a la nación soberana de Ucrania, provocando esta nueva guerra en Europa. Lamentamos  también la alianza entre el trono y el altar, que creíamos realidades de  tiempos pasados”

“Utilizar la religión para justificar la guerra y como aglutinante político es uno de los mayores pecados contra la humanidad. Señalar de  nuevo a las personas LGTBIQ+ como chivos expiatorios de lo que ocurre  nos retrotrae a los periodos más oscuros de la historia”

A los hermanos LGTBI+ en Ucrania y Rusia: “Compartimos vuestro sufrimiento y dolor, tanto por  la guerra como por la exclusión, rezamos siempre por vuestro  bienestar y defenderemos los derechos que nos corresponden a todas  las personas LGTBI+”

CRISMHOM, comunidad cristiana ecuménica LGTBI+ de Madrid,  se hace eco de la noticia aparecida recientemente sobre la declaración del  Patriarca de Moscú, Kirill,con motivo del Domingo del Perdón, que en  Rusia abre la Cuaresma. Denunciamos públicamente sus palabras y animamos al Patriarca de Moscú a rectificar y volver a la senda evangélica de la que es representante.

Ante la reiterada petición de cristianos ortodoxos (ucranianos,  rusos y de otras nacionalidades) y católicos de todo el mundo para que interviniera contra la ocupación de un país soberano, Kirill afirmó quela  guerra en Ucrania es una especie de cruzada contra los países que apoyan  los derechos homosexuales y justificó la ocupación, en lugar de condenar  sin ambages el conflicto y sus consecuencias. Para el Patriarca, de hecho,  se trata de luchar contra la promoción de modelos de vida pecaminosos  y contrarios a la tradición cristiana.

Alianza entre el trono y el altar

Condenamos la agresión del presidente ruso a la nación soberana de Ucrania, provocando esta nueva guerra en Europa. Lamentamos  también la alianza entre el trono y el altar, que creíamos realidades de  tiempos pasados. Lo que está sucediendo hoy nos despierta y nos  conmina a alzar nuestra voz en favor de los más desprotegidos. Nos apena profundamente la violación flagrante de los derechos humanos que toda  guerra lleva consigo y donde la vida, el mayor don de Dios, es aniquilada.

El Patriarca aprovecha el discurso para expresar sin pudor su homofobia, afirmando entre otras cosas que “[…] para entrar en el club de  esos países es necesario organizar un desfile del orgullo gay“.

Utilizar la religión para justificar la guerra y como aglutinante político es uno de los mayores pecados contra la humanidad. Señalar de  nuevo a las personas LGTBIQ+ como chivos expiatorios de lo que ocurre  nos retrotrae a los periodos más oscuros de la historia.

Ante esta alarmante situación, miramos fijamente a Jesús, el  totalmente inclusivo, el Príncipe de la Paz, para pedir que suscite  corazones que tiendan puentes para el entendimiento y el fin de todos los  conflictos.

No a las actitudes de exclusión, violencia y odio

Rogamos la gracia del perdón para nuestro hermano Kirill, por tan inoportunas y terribles declaraciones. La paz se alcanzará con paz, firme  pero serena, no con actitudes de exclusión, violencia u odio. Ojalá podamos comprobar que la conversión en este tiempo de Cuaresma da  frutos buenos y en abundancia.

Finalmente, CRISMHOM quiere hacer llegar un mensaje a los  hermanos, hermanas y hermanes LGTBI+ creyentes que están en  Ucrania y Rusia: Compartimos vuestro sufrimiento y dolor, tanto por  la guerra como por la exclusión, rezamos siempre por vuestro  bienestar y defenderemos los derechos que nos corresponden a todas  las personas LGTBI+. También el de manifestar nuestra Fe en Dios, su  Hijo y la Santa Ruah.

Contad con esta comunidad para lo que necesitéis.

Fuente Crismhom

***

 

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , ,

Cirilo, el Patriarca ruso blasfemo

Miércoles, 9 de marzo de 2022

3FA2ABA1-FB00-4B06-82F9-8CB13A260142“¡Que el Señor proteja la tierra rusa y bendiga las armas que han de emplearse!”, dice

“Una vez más, la religión sigue siendo inspiradora de guerras, lo que está siendo terriblemente salvaje, poniendo a Dios por testigo e invocando su sagrado nombre”

“¡Eminentísimo Sr. Cirilo, déjese de blasfemias litúrgicas de oblicuos agradecimiento, e interésese de verdad por contribuir a terminar cuanto antes con guerra tan feroz, como ‘religiosa'”

El inmenso y pútrido “blasfemódromo” que en los siglos de los siglos ahondó la humanidad “religiosa”, acaba de hacerlo reventar   Kirill –“Cirilo para los castellano-parlantes-, por más señas, Patriarca de la Iglesia cristiana de Moscú-, con ocasión de la inhumana guerra de Ucrania de la que se hacen eco fiel y unánime los medios de comunicación de todo el mundo.

El tal Cirilo, hijo y nieto de sacerdotes ortodoxos, nació en Leningrado-Petrogrado el 20 de noviembre de 1946, llegando a ser consagrado “hieromonje”, el uno de junio de 1967 la gran fiesta de la Santísima Trinidad.  Fue entronizado como Patriarca   de la “Tierra Rusa” -que incluía “Rusia, Ucrania, Bielorrusia y otras tribus y pueblos”–  el día uno de febrero  del Año del Señor 2009, ejerciendo de siempre como padre-director espiritual  de su paisano y amigo  Wladimir Putín.

Las crónicas más recientes informan que el citado Patriarca, XVI de los de Moscú, lamenta que “las fuerzas del mal quieren romper la unidad histórica entre las naciones rusas”, por lo que es justa y legítima la guerra declarada por Putin, dado que no debemos permitir que fuerzas externas oscuras y hostiles se rían de nosotros”.

“¡Que el Señor proteja la tierra rusa y bendiga las armas que han de emplearse!”, resulta ser, más que una jaculatoria  dirigida a la Divinidad por su representante supremo eclesiástico, fruto y consecuencia  de un exceso  de vodka que, aunque literalmente significa “agüita”, es una bebida rusa que concentra  los más altos grados de alcohol…  El brindis a su amigo Putin, reconcentrado en la frase  de ser este personaje  “un milagro de Dios”, y la posibilidad de  represaliar a  Epifanio I, patriarca de la  Iglesia de Ucrania, escindida  de la de Moscú, e independiente  desde el año 2019, pueden contabilizarse como con-causas  de la declaración de esta guerra.

Una vez más, la religión sigue siendo inspiradora de guerras, con lo que se augura que será -está siendo- terriblemente salvaje, poniendo a Dios por testigo e invocando su sagrado nombre.

77885792-5E21-4ED9-B527-202C7DABA2FB

¿Es que no hay salvación, si no dentro también de la Iglesia rusa, de modo similar como se nos adoctrinó a los católicos, apostólicos y romanos, tan repetidamente y con carácter de dogma, inherente al Credo?

No descarto la posibilidad de que, tal y como está hoy todo lo que se relaciona con la religión, no pocos involucren las palabras de Cirilo con comportamientos católicos jerárquicos, y lleguen a la conclusión de que precisamente donde no hay salvación no es fuera de la Iglesia, sino dentro de ella, sea rusa o católica…

¡Eminentísimo Sr. Cirilo, déjese de blasfemias litúrgicas de oblicuos agradecimiento, e interésese de verdad por contribuir a terminar cuanto antes con guerra tan feroz, como “religiosa y, por el momento, márchese al frente, en primera línea o, al menos, baje al  refugio del “metro” y aliméntese del dolor y las lágrimas de niños y madres…¡

No olvide que usted y su patrocinador Wladimir Putin, son merecedores de ser condenados como criminales de lesa humanidad… Y, por amor de Dios, no destruyan la catedral infinita de Kiev…

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , ,

Kirill justifica la invasión rusa de Ucrania como una cruzada contra el “desfile gay” que propugna Occidente

Miércoles, 9 de marzo de 2022

3FA2ABA1-FB00-4B06-82F9-8CB13A260142Putin y Kirill

El patriarca de Moscú solo encomienda a “nuestros hermanos del Donbass”

Para Kirill, de hecho, se trata de luchar contra la promoción de modelos de vida pecaminosos y contrarios a la tradición cristiana

“Esta primavera se ha visto ensombrecida por graves acontecimientos relacionados con el deterioro de la situación política en el Donbass, prácticamente el estallido de las hostilidades”

“Para entrar en el club de esos países es necesario organizar un desfile del orgullo gay”

Sus vínculos con Vladimir Putin son bien conocidos, pero no se esperaba un sermón así. En el discurso pronunciado ayer por el Patriarca de Moscú, Kirill, con motivo del Domingo del Perdón, que en Rusia abre la Cuaresma. Kirill dijo que la guerra en Ucrania es una especie de cruzada contra los países que apoyan los derechos de los homosexuales.

En los últimos días, muchos, tanto católicos como ortodoxos ucranianos, le habían pedido que interviniera contra la invasión de Ucrania.

Sin embargo, en lugar de utilizar palabras de plena condena, justificó la operación militar. Para Kirill, de hecho, se trata de luchar contra la promoción de modelos de vida pecaminosos y contrarios a la tradición cristiana. El ejemplo más importante de todos es el Orgullo Gay.

En su sermón al final de la Divina Liturgia en la Catedral de Cristo Salvador de Moscú, el patriarca dijo en primer lugar que “esta primavera se ha visto ensombrecida por graves acontecimientos relacionados con el deterioro de la situación política en el Donbass, prácticamente el estallido de las hostilidades”.

A continuación, centró toda su argumentación en la necesidad de luchar contra los modelos de vida que promueven los desfiles gay.

“Si la humanidad reconoce que el pecado no es una violación de la ley de Dios“, señaló, “si la humanidad acepta que el pecado es una de las opciones de comportamiento humano, entonces la civilización humana terminará ahí. Y los desfiles de homosexuales “están pensados para mostrar que el pecado es una de las variantes del comportamiento humano”.

“Por eso, para entrar en el club de esos países es necesario organizar un desfile del orgullo gay”, continuó, “y sabemos cómo la gente se resiste a estas exigencias y cómo esta resistencia es reprimida por la fuerza”. Esto significa que se trata de imponer por la fuerza un pecado condenado por la ley de Dios”.

Según Kirill, “lo que está ocurriendo hoy en el ámbito de las relaciones internacionales, por tanto, no sólo tiene un significado político”: “se trata de la salvación humana, de dónde acabará la humanidad”.

“Todo lo que digo no tiene sólo un significado teórico y no sólo un significado espiritual. En torno a este tema hay hoy una verdadera guerra, señaló. “Hemos entrado en una lucha que no tiene un significado físico, sino metafísico”, dijo sobre la necesidad de luchar. Sé cómo, por desgracia, los ortodoxos, los creyentes, eligiendo el camino de menor resistencia en esta guerra, no reflexionan sobre todo lo que pensamos hoy, sino que siguen humildemente el camino que les muestran los poderes establecidos”.

“Hoy, nuestros hermanos del Donbass, los ortodoxos, están sufriendo sin duda, y no podemos sino estar con ellos, especialmente en la oración”, concluyó Kirill, sin referirse en ningún momento a las víctimas de Ucrania en su conjunto.

Asimismo, debemos rezar para que la paz llegue cuanto antes, para que la sangre de nuestros hermanos y hermanas se detenga, para que el Señor incline su misericordia hacia la sufrida tierra del Donbass, que lleva ocho años soportando este triste signo, generado por el pecado y el odio humanos”.

Finalmente, Kirill rezó por los soldados, presumiblemente rusos, ignorando el sufrimiento de los civiles en Ucrania y las iglesias afectadas por los bombardeos.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , , , , ,

Las Iglesias europeas exigen a Kirill que ” reconozca la agresión” y “pida a los dirigentes políticos de su país que pongan fin a la guerra”

Lunes, 7 de marzo de 2022

Russia-Kirill-Putin-talking“Descorazonados por su desalentador silencio sobre la guerra no provocada que su país declaró contra otro país”

“Los líderes religiosos y políticos de todo el mundo, así como los fieles de las diferentes iglesias, están esperando que usted reconozca la agresión, pida a los dirigentes políticos de su país que pongan fin a la guerra y vuelvan a la senda del diálogo diplomático y el orden internacional”

Kirill recibe al nuncio del Papa en Rusia en plena escalada de críticas por su connivencia con Putin

Los obispos asiáticos recuerdan a Putin que “ha llevado al mundo al umbral de la autoaniquilación.El mundo se encuentra en una encrucijada existencial”

El obispo de Ávila tilda a Putin de “un nuevo Pilatos, un nuevo Herodes”

La diócesis de Tarazona ofrece sus instalaciones a los refugiados ucranianos

Más de un millón de personas han abandonado Ucrania: JRS activo en la acogida de refugiados

La Fundación Mensajeros de la Paz, con los refugiados ucranianos en las fronteras

El Presidente de la Conferencia de Iglesias Europeas (CEC), el Rev. Christian Krieger, ha instado al Patriarca Kirill de Moscú y toda Rusia a que alce su voz claramente contra la agresión rusa en Ucrania y contribuya a los esfuerzos para poner fin a la guerra y lograr la paz.

Los líderes religiosos y políticos de todo el mundo, así como los fieles de las diferentes iglesias, están esperando que usted reconozca la agresión, pida a los dirigentes políticos de su país que pongan fin a la guerra y vuelvan a la senda del diálogo diplomático y el orden internacional”, reza la carta del presidente de la CEC al Patriarca Kirill, publicada el 4 de marzo de 2022. “Le pedimos que afirme el valor de todas las vidas humanas, incluidas las de los ciudadanos ucranianos que están siendo atacados”.

Krieger continuó diciendo que, al igual que millones de cristianos de todo el mundo, está consternado por la agresión de las fuerzas armadas rusas contra Ucrania, los civiles y los miles de personas que huyen del país. “Al mismo tiempo, estoy descorazonado por su desalentador silencio sobre la guerra no provocada que su país declaró contra otro país, en el que viven millones de cristianos, incluidos los cristianos ortodoxos que pertenecen a su rebaño”, añadió. 

Artesanos de La Paz

“Como iglesias, nuestro horizonte está más allá de los intereses nacionales. Creo firmemente que el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo lleva un mensaje de paz para toda la humanidad que exige un profundo respeto por la dignidad de todo ser humano. Este mensaje tiene sus raíces en la misericordia del Dios Trino y en el perdón que Dios ofrece mediante el don de sí mismo a todo aquel que acude a él. Este mensaje llama a los cristianos, a las iglesias y a los líderes de las iglesias como nosotros, a ser artesanos de la paz y la reconciliación“, dijo.

“Rezo para que levanten su voz para poner fin a la guerra. Rezo por las víctimas de esta guerra y por todos los que trabajan para hacer realidad la paz, concluyó Krieger.

 

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), Iglesia Ortodoxa , , , , ,

El patriarca ruso Kirill no condena la guerra en Ucrania

Sábado, 5 de marzo de 2022

Putin-Kirill_2201189902_14299813_660x371Pizzaballa: La Iglesia ortodoxa rusa “se ha puesto del lado de Putin”

Ucrania, por de pronto, país soberano y democrático, está repeliendo un ataque de una potencia extranjera cuyo mandatario se ha liado la manta a la cabeza y amenaza a todo el Occidente con la estaca nuclear. Nada menos

Desdichadamente Kirill no condena la guerra en Ucrania. Anda muy desganado en dar ese paso. Y no es que se haya puesto de perfil; qué va. Es que ni siquiera podría condenarla, a menos que renuncie a ir del brazo con Putin, como se dejan ver un día sí y otro también

«No debemos permitir que fuerzas externas oscuras y hostiles se rían de nosotros, debemos hacer todo lo posible para mantener la paz entre nuestros pueblos y al mismo tiempo proteger nuestra Patria histórica común de todas aquellas acciones desde el exterior que pueden destruir esta unidad» (Kirill)

El patriarcado de Moscú ha tenido la osadía de excomulgar al Patriarcado Ecuménico y en toda la extensión del término, por supuesto. Pero provocado por el patriarcado de Moscú

La Santa Sede apoya el plan de la ONU para acoger a refugiados de Ucrania

Francisco: “Dios, escucha las oraciones de quienes huyen del estruendo de las armas en Ucrania”

Shevchuk, tras la oración mundial por Ucrania: “Sentimos que Kiev se está convirtiendo en la capital espiritual del mundo”

Las iglesias cristiano-ortodoxas, ante la invasión de Ucrania

Al menos 236 sacerdotes y diáconos de la Iglesia Ortodoxa Rusa, contra Putin: “Guerra fratricida”

El arzobispo (católico) de Moscú, contra la guerra: “Lo único que espero cada día es el milagro de la paz”

Manos Unidas: “Ucrania no nos es indiferente”

Teólogos de todo el mundo condenan la invasión rusa de Ucrania: “Es un ataque a los fundamentos de la civilización humana”

Los bombardeos rusos golpean la catedral de la Asunción de Jarkov

Un llamamiento al pueblo ruso: no estáis obligados a obedecer a Putin

Llevamos una semana larga de guerra en Ucrania  y el panorama, lejos de mejorar, no ha hecho sino ir a peor, poniéndose bronco y oscuro hasta límites desconocidos entre los más optimistas. Ya se sabe que «guerra, peste y carestía andan siempre en compañía». Y que «amarraditos los dos, espumas y terciopelo» van también desde hace tiempo Kirill y Putin. Parecen la soga y el caldero. El tiempo dirá en qué acaba todo, pero la cosa tiene muy mala pinta.

 Uno se queda perplejo leyendo comentarios donde aparece analizado el conflicto repartiendo responsabilidades a partes iguales: como si la guerra que ahora mismo se libra en Ucrania la hubiera provocado Kiev y no Moscú. Los autores de semejante desinformación debieran darse una vuelta por el oculista, desempolvar el Derecho de Gentes, y refrescar un poco los tratados sobre la Guerra justa, al menos para caer en la cuenta de que no es lo mismo manejar la pluma que tener razón, ni tirarse el nardo que hacer el ridículo.

Ucrania, por de pronto, país soberano y democrático, está repeliendo un ataque de una potencia extranjera cuyo mandatario se ha liado la manta a la cabeza y amenaza a todo el Occidente con la estaca nuclear. Nada menos. Un megalómano total, o sea.

Tampoco faltan entre los autores aludidos, por otra parte, quienes, al agavillar testimonios condenatorios de la guerra por parte de Iglesias y Religiones, han querido incluir en la lista al patriarca Kirill. Lo cual que no, ni mucho menos. Quiero imaginarme la cara de estupor que pondrán esos juntaletras cuando caigan del burro ante la realidad de los hechos. El paso de los días ha servido para destacar, entre otros despropósitos de peso, esta lamentable  equivocación.

Desdichadamente Kirill no condena la guerra en Ucrania. Anda muy desganado en dar ese paso. Y no es que se haya puesto de perfil; qué va. Es que ni siquiera podría condenarla, a menos que renuncie a ir del brazo con Putin, como se dejan ver un día sí y otro también

Desdichadamente Kirill no condena la guerra en Ucrania. Anda muy desganado en dar ese paso. Y no es que se haya puesto de perfil; qué va. Es que ni siquiera podría condenarla, a menos que renuncie a ir del brazo con Putin, como se dejan ver un día sí y otro también.

Le faltó tiempo en la homilía pronunciada el pasado domingo 27 de febrero en Moscú, toda ella encaminada a invocar el sello de unidad -también geográfica y política- entre la ortodoxia rusa y la Iglesia ucraniana sujeta a Moscú, para sentenciar categórico: «No debemos permitir que fuerzas externas oscuras y hostiles se rían de nosotros, debemos hacer todo lo posible para mantener la paz entre nuestros pueblos y al mismo tiempo proteger nuestra Patria histórica común de todas aquellas acciones desde el exterior que pueden destruir esta unidad». ¡Ahí queda ese regüeldo, a ver quién lo supera!

Las sanciones económicas a Rusia no pasan de ser maquillaje barato con que disimular la inacción militar del mundo occidental. La pax americana, la del Tío Sam,  concluyó en la vergonzosa fuga de Afganistán. Ucrania está pagando las consecuencias de la rendición estadounidense y la descomposición del imperio americano, que empezó con Obama.

La carta de Kirill  «a los jerarcas, pastores, monjes y laicos para que presten toda la asistencia posible a las víctimas, incluidos los refugiados, aquellos que ya no tienen hogar ni medios de subsistencia» es de un cinismo atroz. Hasta Mons. Pierbattista Pizzaballa, patriarca latino de Jerusalén, conocedor de la estrecha relación ecuménica entre las Iglesias presentes en Tierra Santa, ha señalado que la Iglesia ortodoxa rusa no ha permanecido al margen sino que, en realidad, «se ha puesto del lado de Putin». ¿Estamos? Pues eso. Voy a traer, por si acaso, algún testimonio más, pocos, para no recebarme. Tengo en este mismo portal publicados  algunos artículos donde creo haber puesto el dedo en la llaga. Sólo de enero del 2022: cf. «Después de tanto todo para nada»: RD, 14.1.2022; Venganza y colonialismo del Patriarcado ruso: RD, 29.1.2022.

Ha tenido que ser el Primado de la Nueva Iglesia ortodoxa autocéfala de Ucrania, metropolita Epifanio -a quien el Patriarcado Ecuménico extendió el Tomos de autocefalía en 2019- el encargado de ponerle las peras al cuarto a Kirill con una carta que se las trae:

«Está claro -le dice- que mantener el compromiso de Putin y de los dirigentes rusos es mucho más importante para usted que cuidar del pueblo ucraniano, algunos de los cuales le consideraban su pastor antes de la guerra». «No tiene sentido -prosigue a continuación- pedirte que hagas algo efectivo para que la agresión de Rusia contra Ucrania se detenga inmediatamente». «Si no puedes alzar la voz contra la agresión -remata Epifanio su escrito-, al menos ayuda a retirar los cuerpos de los soldados rusos que pagaron con su vida las ideas de la ‘Gran Rusia’». «Por lo tanto, apelo a usted, jefe de la Iglesia Ortodoxa Rusa, y le pido que al menos muestre misericordia hacia sus conciudadanos y todo su rebaño» (Il Sismografo).

En su sección Séptimo cielo, de L’Espresso del 3 de marzo, o sea de hoy, Sandro Magister escribe un duro artículo al respecto cuyo titular no dejará indiferentes a muchos católicos:El Papa se ha perdido entre Moscú y Kiev.

En los últimos días, una encuesta del centro de investigación ruso «Razumkov» arrojaba que dos tercios de los fieles de la Iglesia ortodoxa ucraniana sujetos al patriarcado de Moscú condenan la invasión y que la estima por su primado Onufrio es mucho más alta que la del patriarca Kirill, cuya popularidad se ha desplomado.

Pero también están los casi cinco millones de ucranianos greco-católicos, una comunidad viva, con una historia poblada de mártires, animada por un sincero espíritu ecuménico con los hermanos ortodoxos y por un fuerte espíritu de autonomía de Rusia. La Iglesia  que pretendió masacrar Stalin cuando el Pseudo-Sínodo de Leópolis [10.3.1946] (cf. Equipo Ecuménico Sabiñánigo): la del Metropolita cardenal Slipyj, para entendernos (Cf. Pedro Langa: La liberación del metropolita Josyf Slipyj en el recuerdo: RD, 10.2.2018)

Es la Iglesia que más peligro corre ahora mismo si Ucrania, como consecuencia de esta guerra absurda, termina por caer de nuevo bajo el yugo de Moscú. Iglesia, por cierto, «increíblemente maltratada por Roma desde que Francisco se convirtió en Papa» (cf. Magister dixit). Y eso que Sviatoslav y Bergoglio coincidieron unos años en Buenos Aires.

A finales de 2014, la primera agresión de Rusia a Ucrania, la ocupación armada de su frontera oriental en el Donbass y la anexión de Crimea encontraron a la Santa Sede al margen, como indiferente, si es que no para lamentar, en palabras de Francisco, unas «violencias fratricidas» que ponían a todos en igualdad de condiciones. Y esto a pesar de que el entonces nuncio del Vaticano en Ucrania, Thomas E. Gullickson, envió informes cada vez más alarmados sobre las tragedias de la ocupación. Lo que más deseaba Francisco era encontrarse con el patriarca de Moscú Kirill, muy vinculado a Putin y opositor irreductible de los greco-católicos de Ucrania, a los que descalificó -con el despectivo término de «uniatas»- como falsos papistas imitadores del único verdadero. Siendo así que es una de las Iglesias contempladas en el Decreto Orientalium Ecclesiarum, del Concilio Vaticano II.

En febrero de 2016, Francisco y Kirill, por fin, se reunieron en La Habana I (lugar elegido por Kirill) con el protocolo laico de los jefes de Estado, en la zona de tránsito del aeropuerto, sin ningún momento de oración, sin bendición. Sólo una entrevista privada y la firma de una declaración conjunta totalmente desequilibrada por parte de Moscú y criticada de inmediato por los greco-católicos ucranianos, por el propio arzobispo de Kiev e incluso por el nuevo nuncio Claudio Gugerotti como una «traición» y un «indirecto» apoyo a la agresión rusa contra Ucrania».

En 2018, a punto de nacer en Ucrania una nueva Iglesia ortodoxa independiente del patriarcado de Moscú, vista por éste como una plaga, y por los católicos griegos, en cambio, con simpatía, de nuevo Francisco optó por estar más del lado de Kirill. y -recibiendo en el Vaticano a una delegación del patriarcado ruso presidida por su controvertido y apuesto ministro de Asuntos Exteriores, el metropolita Hilarión de Volokolamsk-, pronunció una arenga contra los «uniatas» greco-católicos, a quienes ordenó «no entrometerse en los asuntos internos de la Iglesia ortodoxa rusa». ¡Sic!

El texto completo de la intervención de Francisco, destinado en principio a  permanecer confidencial, se hizo finalmente público después de que el patriarcado de Moscú, entre aplausos, hubiera anticipado los pasajes más favorables del mismo.

Hoy todo el mundo ortodoxo está en una crisis dramática precisamente por lo que está pasando en Ucrania, donde la nueva Iglesia independiente de Moscú ha recibido el reconocimiento canónico del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, de las Iglesias de Grecia y Chipre y del Patriarcado de Alejandría. y de toda África. Precisamente por eso Moscú rompió la comunión eucarística con todas estas Iglesias.

El patriarcado de Moscú ha tenido la osadía de excomulgar al Patriarcado Ecuménico y a las citadas Iglesias ortodoxas autocéfalas resueltas a cerrar filas tras su santidad Bartolomé I. Un cisma en toda la extensión del término, por supuesto. Pero provocado por el patriarcado de Moscú que ahora, en ámbito intereclesial, viene haciendo lo mismo que Putin con Ucrania en plan militar y geoestratégico. A Kirill no le han dolido prendas en crear para África un Exarcado, y lleva robados ya más de un centenar de sacerdotes y  numerosos fieles al Patriarcado de Alejandría y toda el África, cuyo patriarca es Teodoro II (Venganza y colonialismo del Patriarcado ruso: RD, 29.1.2022). Kirill, pues, trabaja incluso para someter África a su propia jurisdicción, sacándola del patriarcado de Alejandría. Es por tanto impensable que acepte pasivamente perder Ucrania, principal fuente de vocaciones para la Iglesia ortodoxa rusa.

En unlibro de entrevistas sobre la historia del cristianismo en Ucrania, el arzobispo greco-católico Sviatoslav Shevchuk sueña con el renacimiento en su país de un patriarcado único de todos los cristianos, ortodoxos y católicos. El sueño no carece de fundamento histórico, desde luego. Pero en las altas esferas vaticanas reina la incertidumbre, cuando no el desconcierto, ante semejante iniciativa.

Bartolomé I les leyó la cartilla al patriarca Kirill (el que había boicoteado el Concilio Panortodoxo) y a su metropolita Hilarión (por los infundios de un posible soborno de las autoridades de Ucrania, cuando el proyecto de autocefalía). Su santidad Bartolomé I fue terminante: –«Beatitud: en Ucrania no quieren ver a ustedes los rusos ni en pintura».

Fuente Religión Digital

General , ,

La Ortodoxia rota: Kirill, al lado de Putin: “No debemos permitir que fuerzas externas oscuras y hostiles se rían de nosotros”

Martes, 1 de marzo de 2022

Russia-Kirill-Putin-talkingMientras, todas las confesiones cristianas contra la agresión rusa.

 “¡Que el Señor proteja la tierra rusa, que incluye Rusia, Ucrania, Bielorrusia y otras tribus y pueblos”

El patriarca ortodoxo ruso Kirill calificó el domingo a los opositores de Moscú en Ucrania de ‘fuerzas del mal’ que quieren romper la unidad histórica entre las dos naciones

«¡Que el Señor proteja la tierra rusa! Cuando digo ruso, uso una expresión antigua de un cuento de años pasados: “¿De dónde vino la tierra rusa?”, que incluye a Rusia, Ucrania, Bielorrusia y otras tribus y pueblos», dijo el Patriarca de Moscú

“No debemos permitir que fuerzas externas oscuras y hostiles se rían de nosotros, debemos hacer todo lo posible para mantener la paz entre nuestros pueblos y al mismo tiempo proteger nuestra Patria histórica común de todas aquellas acciones desde el exterior que pueden destruir esta unidad”

Que Dios nos proteja de que la actual situación política en Ucrania, país hermano que nos es cercano, se utilice de modo que prevalezcan las fuerzas del mal”, declaró Kirill en su sermón dominical, quien por lo tanto, parece apoyar la invasión rusa de Ucrania.

Según él, las “fuerzas del mal” son las que “combaten la unidad” de la iglesia ortodoxa rusa con los países surgidos de la Rus, un Estado medieval que se considera el antepasado de Rusia, Ucrania y Bielorrusia.

Desde 2014, Ucrania ha abandonado la esfera de influencia rusa para acercarse a la UE y a la OTAN.

En 2019 se había dotado de una iglesia ortodoxa independiente del patriarcado de Moscú, una decisión histórica que puso fin a más de 300 años de tutela religiosa rusa y provocó la ira de Rusia y de Kirill.

“Debemos hacer todo lo posible para preservar la paz entre nuestros pueblos y, al mismo tiempo, proteger nuestra patria histórica común de todas estas acciones del exterior que pueden destruir esta unidad, continuó el patriarca.

“No debemos permitir que las fuerzas oscuras externas y hostiles se burlen de nosotros”, añadió, pidiendo que se rece por “el restablecimiento de la paz” y las relaciones de “buena vecindad”.

«¡Que el Señor proteja la tierra rusa! Cuando digo ruso, uso una expresión antigua de un ciento de años pasados: “¿De dónde vino la tierra rusa?”, que incluye a Rusia, Ucrania, Bielorrusia y otras tribus y pueblos», dijo el Patriarca de Moscú.

Y añadía: “No debemos permitir que fuerzas externas oscuras y hostiles se rían de nosotros, debemos hacer todo lo posible para mantener la paz entre nuestros pueblos y al mismo tiempo proteger nuestra Patria histórica común de todas aquellas acciones desde el exterior que pueden destruir esta unidad”

Putin definió su “operación militar especial” en Ucrania como “mantenimiento de la paz” para “desmilitarizar” y “desnazificar” a un país acusado de un presunto genocidio de las poblaciones rusófonas del este.

El patriarca Kirill, jefe de la poderosa iglesia ortodoxa rusa desde 2009, es uno de los pilares del sistema establecido por Vladimir Putin. No duda en justificar la represión policial de las manifestaciones de oposición o en bendecir las armas y las guerras de Moscú en el extranjero.

En 2012, expresó su fidelidad proclamando que la presidencia de Putin es “un milagro de Dios”.

***

Francisco, el mediador global que quiere arrastrar a Kirill para convencer a Putin de que pare la barbarie de la guerra

El Papa llamó a Zelensky para expresar su “profundo dolor” por los trágicos eventos en su país

Francisco visita por sorpresa la embajada de Rusia ante el Vaticano para mostrar su “preocupación por la guerra”

El nuevo grito del Papa por la paz en Ucrania: “Que callen las armas. Dios está con los artesanos de la paz, no con los que usan la violencia”

Pietro Parolin: “El Vaticano está dispuesto a ayudar en las negociaciones entre Rusia y Ucrania”

Justin Welby: “El ataque a Ucrania es un acto de gran maldad”, y Bartolomé advierte a Rusia de que la invasión “puede ser el detonante de un conflicto militar mundial”

“¡En nombre de Dios, basta ya!”: los obispos europeos exigen “poner fin inmediatamente a la agresión rusa”

Cardenal Hollerich: “Tenemos que hacer todo lo posible para volver a la desescalada de la violencia”

Andrea Riccardi, de Sant’Egidio: Llamamiento para que se declare un alto el fuego y Kiev sea proclamada “ciudad abierta”

Cardenal Marx: “Imploro al Patriarca de Moscú que ejerza su influencia sobre Putin para que ponga fin a la guerra”

La Iglesia ucraniana, ante los bombardeos rusos: misas en refugios nucleares y campanas como alarmas antiaéreas

Cáritas de América Latina, sobre Ucrania: “La guerra destruye vidas inocentes y traumatiza a generaciones completas”

Mientras la guerra avanza en Ucrania, líderes mundiales destacan la ‘Fraternidad Humana’

Nuncio del Papa en Kiev: “Es difícil recibir ayuda, nos ponemos en las manos de Dios”

Scholas organiza “Carpas por la paz” en todo el mundo. En Madrid, la cita es junto al Olivo de la Paz en la Plaza de Colón, el miércoles, 2 de marzo, a las 17o. ‘Paz-shalom-salam’: Scholas convoca en Buenos Aires a jóvenes de todos los credos a rezar por la paz en Ucrania

***

banderas-de-rusia-y-ucrania-pintadas-en-la-pared-agrietada-background-r-117475314

Epifanio,  a Kirill: “Venga a Ucrania y llévese a sus hijos que murieron por la idea de la ‘Gran Rusia'”

“Está claro que mantener el compromiso de Putin y de los dirigentes rusos es mucho más importante para usted que cuidar del pueblo ucraniano, algunos de los cuales le consideraban su pastor antes de la guerra”

“No tiene sentido pedirte que hagas algo efectivo para que la agresión de Rusia contra Ucrania se detenga inmediatamente”

“Si no puedes alzar la voz contra la agresión, al menos ayuda a retirar los cuerpos de los soldados rusos que pagaron con su vida las ideas de la ‘Gran Rusia'”

“Por lo tanto, apelo a usted, jefe de la Iglesia Ortodoxa Rusa, y le pido que al menos muestre misericordia hacia sus conciudadanos y todo su rebaño”

(Traducción de “Il sismografo”).- La carta abierta del arzobispo ortodoxo ucraniano Epifanij, de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana (UO), que desde hace algunos años está en abierta disputa con el Patriarcado de Moscú, dirigida al Patriarca Kirill en el contexto del conflicto armado desencadenado por la agresión de Putin contra Ucrania, es realmente conmovedora, dura y firme. En cierto modo, hay tonos épicos en la carta que recuerdan las palabras de Príamo en Troya cuando pidió que se le permitiera recuperar y enterrar el cuerpo de su hijo Héctor mediante el pago de un rescate (Ilíada, Libro XXIV). El Primado de la OCU confiesa tener una sola gran esperanza: que Kirill encuentre los recursos espirituales para manifestar su humanismo y al menos se ocupe de sus conciudadanos.

 Carta de Epiphanij Metropolitano de Kiev y toda Ucrania a Kirill, Patriarca de Moscú

His_Beatitude_Metropolitan_Epiphany_I_of_the_Ukraine“Desgraciadamente, ya está claro por tus anteriores declaraciones públicas que mantener el compromiso de Putin y de los dirigentes rusos es mucho más importante para usted que cuidar del pueblo ucraniano, algunos de los cuales le consideraban su pastor antes de la guerra. Por lo tanto, no tiene sentido pedirte que hagas algo efectivo para que la agresión de Rusia contra Ucrania se detenga inmediatamente.

Estamos hablando de más de tres mil soldados rusos muertos, cuyos cuerpos están en el suelo de Ucrania. Los dirigentes de nuestro país ya han hecho un llamamiento a la Cruz Roja Internacional para que facilite la recuperación y el regreso de los cuerpos de los soldados rusos para que los familiares y amigos puedan despedirse de ellos y enterrarlos. Lamentablemente, hasta ahora no se ha recibido ninguna respuesta de la parte rusa.

Por lo tanto, apelo a usted, jefe de la Iglesia Ortodoxa Rusa, y le pido que al menos muestre misericordia hacia sus conciudadanos y todo su rebaño. Si no puede alzar la voz contra la agresión, ayude al menos a retirar los cuerpos de los soldados rusos que pagaron con su vida las ideas de la “Gran Rusia.

¡Que el Señor os dé fuerza espiritual al menos para esto, especialmente hoy domingo, cuando recordamos el Juicio Final!”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Ortodoxa , , , , , , ,

La Santa Sede reconoce a Lutero como “un testigo del Evangelio”

Martes, 10 de enero de 2017

cartel-de-la-semana-de-oracion-por-la-unidad-de-los-cristianosEl Vaticano y el Consejo Mundial de Iglesias elaboran un texto común para el V Centenario de la Reforma

Los obispos españoles piden “dejar atrás la mutua desconfianza y las lecturas parciales y tendenciosas de la historia”

(Jesús Bastante).- “Separando lo que es polémico de las cosas buenas de la Reforma, los católicos ahora son capaces de prestar sus oídos a los desafíos de Lutero para la Iglesia de hoy, reconociéndole como un ‘testigo del Evangelio’. Y así, después de siglos de mutuas condenas y vilipendios, los católicos y los luteranos en 2017 conmemorarán por primera vez juntos el comienzo de la Reforma”.

Este es el texto consensuado por el Consejo Pontificio para la promoción de la unidad de los cristianos y la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias de cara a la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos que se celebra del 18 al 25 de enero próximo y que, este año, tiene como marco el V Centenario de la Reforma luterana.

En el mismo, tanto la Santa Sede como el CMI animan abuscar la unidad durante todo el año, y ofrecen una serie de reflexiones conjuntas para la semana de unidad “y para todo el año” 2017. Un año cargado de esperanzas en el camino ecuménico.

Así, en la introducción al tema se destaca cómo en 1517 “Martín Lutero levantó preocupaciones acerca de lo que él consideraba abusos en la Iglesia de su tiempo haciendo públicas sus 95 tesis. 2017 es el 500 aniversario de este acontecimiento crucial en el movimiento de la Reforma que ha marcado la vida de la Iglesia occidental a lo largo de muchos siglos”.

Un acontecimiento que, reconoce el texto, “ha sido un tema controvertido en la historia de las relaciones intereclesiales en Alemania también en los últimos años”. Después de “extensos y a veces difíciles debates” sobre la conveniencia de “celebrar” una ruptura, se ha llegado a la conclusión que “si se pone el énfasis en Jesucristo y en su obra reconciliadora como centro de la fe cristiana, los interlocutores ecuménicos de la EKD (católicos romanos, ortodoxos, baptistas, metodistas, menonitas y otros) podrían participar en las celebraciones del aniversario”.

“Si se tiene en cuenta que la historia de la Reforma se ha caracterizado por una dolorosa división, este es un logro muy considerable”, constata el documento, que apunta al documento “Del conflicto a la comunión, elaborado por la Comisión Luterano-Católico Romana sobre la Unidad como crucial para entender el trabajo en pos de la unidad y para “llegar a un entendimiento compartido de la conmemoración”. Así, “después de siglos de mutuas condenas y vilipendios, los católicos y los luteranos en 2017 conmemorarán por primera vez juntos el comienzo de la Reforma.

En este contexto del aniversario, el Consejo de las Iglesias de Alemania (ACK), invitado por el Consejo Mundial de las Iglesias, asumió la tarea de elaborar los materiales para la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos de este año. El comité, compuesto por una decena de miembros de distintas confesiones cristianas, asumió la tarea de conmemorar la Reforma luterana y abogar por la unidad, con dos énfasis: “por un lado, debería haber una celebración de la gracia y el amor de Dios, la «justificación de la humanidad a través de la sola gracia», reflejando la preocupación principal de las Iglesias marcadas por la Reforma de Martín Lutero. Por otro lado, también se debería reconocer el dolor por las profundas divisiones subsiguientes que afligieron a la Iglesia, hablar claramente de culpa y ofrecer una oportunidad para dar pasos hacia la reconciliación”.

Finalmente, fue la Exhortación Apostólica del papa Francisco de 2013 Evangelii Gaudium («La alegría del Evangelio») la que aportó el tema de este año, al utilizar la cita: «El amor de Cristo nos apremia».

En el documento, las confesiones cristianas abogan por “ir más allá de nuestras oraciones por la unidad entre los cristianos“, instando a un “testimonio común“. “El mundo necesita embajadores de reconciliación que rompan barreras, construyan puentes, hagan la paz, abran puertas a nuevas formas de vida en el nombre de aquel que nos reconcilió con Dios, Jesucristo. Su Espíritu Santo nos conduce por el camino de la reconciliación en su nombre”, se afirma.

lut_560x280

Mientras se preparaba este texto (2015), “muchas personas e Iglesias en Alemania practicaban la reconciliación ofreciendo hospitalidad a los numerosos refugiados que llegaban de Siria, Afganistán, Eritrea y de países de los Balcanes occidentales, buscando protección y una nueva vida. La ayuda concreta y las importantes acciones que se llevaron a cabo contra el odio al extranjero fueron un claro testimonio de reconciliación para la población alemana. Como embajadores de reconciliación, las Iglesias ayudaron activamente a los refugiados a encontrar nuevas viviendas y, al mismo tiempo, intentaban mejorar las condiciones de vida en sus países de origen. Actos concretos de ayuda son tan necesarios como orar juntos por la reconciliación y la paz si queremos que aquellos que están escapando de situaciones terribles puedan tener algo de esperanza y de consuelo”.

“¡Que la fuente de la gracia reconciliadora de Dios pueda manar en la Semana de Oración de este año, de modo que muchas personas puedan encontrar paz y se puedan construir puentes! ¡Que muchas personas e Iglesias sean apremiadas por el amor de Cristo a vivir vidas reconciliadas y a derribar los muros que dividen!, concluye el documento, llamado a proseguir un camino cuyo primer gran paso fue dado por Francisco en Lund, suscribiendo un documento conjunto con el presidente de la Federación Luterana Mundial.

Por su parte, en su mensaje para esta jornada, los obispos españoles subrayan esta celebración, destacando que “una de las notas más destacables de este centenario es que tiene lugar por primera vez en una época ecuménica, después de años de diálogo y de varios acuerdos teológicos alcanzados en temas importantes, habiéndose hecho un importante esfuerzo por dejar atrás la mutua desconfianza y las lecturas parciales y tendenciosas de la historia.

Para la Comisión de Relaciones Interconfesionales de la CEE, los viajes del Papa a Lesbos, junto al patriarca Bartolomé, su encuentro con Kirill en La Habana, la firma de un documento conjunto con el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, el Concilio Panortodoxo de Creta o el encuentro interreligioso celebrado en septiembre en Asís “nos impulsan a comprometernos con más fuerza en los diálogos ecuménicos en sus distintos niveles para llegar pronto a un mutuo reconocimiento de la validez de los sacramentos y del ministerio eclesial”.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), Iglesia Bautista, Iglesia Católica, Iglesia Luterana, Iglesia Menonita, Iglesia Metodista, Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , , , , , ,

Encuentro. Puerta que se abre.

Lunes, 8 de febrero de 2016

Del blog Amigos de Thomas Merton:

otra a la naturaleza

Hoy se anunció en un comunicado conjunto de la Santa Sede y del Patriarcado de Moscú, que el viernes 12 de febrero (en poco más de una semana), se reunirán en La Habana, para un diálogo personal por primera vez, un Papa de la Iglesia Católica y un Primado de la Iglesia Ortodoxa Rusa: el Papa Francisco y el Patriarca Kirill.  Así dice el comunicado:

Comunicado de prensa conjunto de la Santa Sede y del Patriarcado de Moscú

“La Santa Sede y el Patriarcado de Moscú tienen el placer de anunciar que, por gracia de Dios, Su Santidad el Papa Francisco y Su Santidad el Patriarca Kirill de Moscú y toda Rusia, se encontrarán el próximo 12 de febrero. El encuentro se realizará en Cuba, donde el Papa hará escala antes de su viaje a México, y donde el Patriarca estará en visita oficial. Comprenderá un coloquio personal en el aeropuerto internacional José Martí de la Habana y concluirá con la firma de una declaración común.

Este encuentro de los primados de la Iglesia Católica y de la Iglesia Ortodoxa Rusa, preparado desde hace tiempo, será el primero en la historia y marcará una etapa importante en las relaciones entre las dos iglesias. La Santa Sede y el Patriarcado de Moscú desean que sea una señal de esperanza para todos los hombres de buena voluntad. Invitando a todos los cristianos a rezar con fervor para que Dios bendiga este encuentro, que de buenos frutos.”

De inmediato nos viene a la memoria Merton, su sueño, su trabajo y su empeño ecuménicos. Sus conocidas palabras orantes. Hagámoslas nuestras para esta ocasión.

“Oh Dios, somos uno contigo. Tú nos has hecho uno contigo. Tú nos has enseñado que si permanecemos abiertos unos a otros, tú moras en nosotros. Ayúdanos a mantener esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón. Ayúdanos a comprender que no puede haber entendimiento mutuo si hay rechazo. ¡Oh Dios! Aceptándonos unos a otros de todo corazón, plena y totalmente, te aceptamos a tí y te damos gracias, te adoramos y te amamos con todo nuestro ser, porque nuestro ser es tu ser, nuestro espíritu está enraizado en tu espíritu. Llénamos, pues, de amor, y únenos en el amor conforme seguimos nuestros propios caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo y te hace ser testigo de la suprema realidad que es el amor. El amor ha vencido. El amor es victorioso. AMÉN.”

*

Thomas Merton

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

El encuentro entre el Papa y el Patriarca, primer paso para un viaje de Francisco a Moscú

Domingo, 7 de febrero de 2016

papa-kiril-720_560x280Para los obispos cubanos, el encuentro es trascendental

Es parte de los esfuerzos de Francisco por promover una “cultura del diálogo y la reconciliación”

El encuentro entre el Papa Francisco y el Patriarca Kirill de Moscú, que tendrá lugar el próximo 12 de febrero en La Habana (Cuba) podría convertirse en el primer paso para un viaje del Pontífice a Rusia, en el marco de un camino para romper la distancia que separa a las Iglesias de Oriente y Occidente desde que en el año 1054 se produjera el Gran Cisma, en el que se excomulgaron mutuamente.

El experto en ecumenismo de la Universidad de Navarra, José Ramón Villar, ha explicado a Europa Press que es un paso “importantísimo” dentro de un proceso a medio-largo plazo para reconciliar a ambas iglesias. Y aunque considera que sería aún más significativo si se produjese en tierra rusa, no descarta que el Papa viaje dentro de poco al país.

“Creo que sí es un primer paso para una posible visita futura del Papa a Rusia. Es preparar un poco los ánimos y la sensibilidad del mundo ortodoxo ruso que ante la Iglesia católica siempre ha tenido sus reservas, una cierta distancia, precisa.

Sobre el escenario del encuentro, Cuba, el experto apunta que han elegido un lugar neutral para facilitar el diálogo. Además, recuerda que los cubanos están agradecidos con el Papa Francisco por su mediación para el acercamiento entre Cuba y EEUU. “Parece haber sido un plan muy bien pensado para encontrar un lugar neutral”, subraya.

En cuanto al contenido de la declaración que firmarán ambos primados, Villar adelanta que, seguramente, se tratará de un escrito en el cual manifestarán “la armonía y la buena disposición para seguir caminando juntos en la búsqueda de la unidad” y mencionarán la persecución religiosa en Oriente Medio que afecta tanto a católicos como a ortodoxos.

En todo caso, el experto recuerda que las relaciones no cambiarán “de la noche a la mañana” pues, precisamente, los predecesores de Francisco, Juan Pablo II y Benedicto XVI ya intentaron un acercamiento a la Iglesia Ortodoxa Rusa. “Con el tiempo veremos los efectos”, insiste.

Este encuentro también podría tener una repercusión en el Concilio Panortodoxo que por primera vez en mil años reunirá a los primados de las Iglesias Ortodoxas bizantinas el próximo mes de junio en Creta, y en el que el Patriarca Kirill podría transmitir algún mensaje del Papa Francisco, según prevé Villar.

LAS CAUSAS DEL CISMA

cisma-de-orienteNo obstante, el experto considera que se necesitará tiempo para avanzar en el acercamiento de dos iglesias que permanecen separadas formalmente desde 1054, cuando se produjo el gran Cisma al que subyacen no solo factores religiosos sino también políticos que dieron lugar a reticencias y sospechas por parte del cristianismo oriental bizantino.

“Es imposible entender la separación sin la comprensión del imperio romano. El imperio bizantino se entendía a sí mismo como heredero del imperio romano. El imperio bizantino en Constantinopla va cayendo en la decadencia, va siendo sustituido por el imperio occidental romano germánico, con Carlomagno, y los bizantinos se sienten sustituidos”, detalla Villar.

Posteriormente, el distanciamiento se fue agudizando, por ejemplo, cuando los latinos entraron en Constantinopla e instalaron una jerarquía latina. Hay heridas en la memoria histórica de los ortodoxos, especialmente en Constantinopla que han agudizado la ruptura”, añade.

A estas causas hay que sumar otras cuestiones de mentalidad, de cultura, de tradición y de disciplina que marcan diferencias entre católicos y ortodoxos, pero que, según puntualiza el experto, son perfectamente legítimas y no deberían afectar a la unidad.

ACERCAMIENTO EN EL SIGLO XX

pablo-vi-y-atenagorasEl profesor de Derecho Canónico Oriental de la Universidad de Navarra, Emilio Forte, explica a Europa Press que el diálogo con las Iglesias ortodoxas de tradición bizantina, siriaca y eslava se inició oficialmente en 1980 y que los primeros pasos importantes se dieron ya durante el Concilio, como la cancelación de la memoria de la Iglesia de las excomuniones recíprocas del año 1054, en el penúltimo día del Concilio.

Sobre esas bases fue posible reanudar algunas formas de comunión eclesial del primer milenio, según apunta el experto, como: el intercambio de visitas y mensajes entre el Papa y los Patriarcas, la cordial convivencia y colaboración en muchas Iglesias locales, o la concesión para uso litúrgico de edificios de culto por parte de la Iglesia católica a cristianos ortodoxos que viven en la diáspora, como signo de hospitalidad y de comunión.

Sin embargo, el cambio político de 1989-1990 vino a complicar las relaciones, pues la vuelta de las Iglesias católicas orientales a la vida pública, después de años de brutales persecuciones y de resistencia pagada incluso con la muerte, fue vista por las Iglesias ortodoxas como amenaza de un nuevo uniatismo –que se refiere a los católicos de rito oriental que han vuelto a la comunión con Roma, frente a la Iglesia ortodoxa que depende de Moscú–.

Así, en la década de 1990, a pesar de las importantes aclaraciones que se hicieron en los encuentros de Balamand (1993) y Baltimore (2000), el diálogo teológico se estancó y la situación de crisis se agudizó sobre todo en las relaciones con la Iglesia ortodoxa rusa después de la erección canónica de cuatro diócesis en Rusia el año 2002.

En cualquier caso, después de muchos esfuerzos, en el año 2007 fue posible reanudar el diálogo y, desde entonces, se han mantenido numerosos encuentros a diferentes niveles, entre los que se encuentran la visita del entonces Patriarca de Moscú Alexis II a Estrasburgo y París en 2008 o la primera visita oficial a Rusia del presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, con el propio patriarca Kirill de Moscú.

En un comunicado publicado tras la reunión, el Patriarcado de Moscú afirmó que “a pesar de las diferencias teológicas, las dos Iglesias pueden acercarse en una cooperación más estrecha en aquellos ámbitos en los que sus posturas coinciden, es decir, en la defensa de los valores cristianos tradicionales en Europa, la defensa de la posición cristiana en el terreno socio-económico, en la ética de la investigación científica y en la bioética“.

Alegría de los obispos cubanos

La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba afirmó hoy que el encuentro entre el papa y el Patriarca ruso Kiril la próxima semana en La Habana, tiene una “gran trascendencia histórica” y es parte de los esfuerzos de Francisco por promover una “cultura del encuentro, el diálogo y la reconciliación.

Más allá de la trascendencia histórica, después de siglos de distanciamiento, será un encuentro que va a significar mucho desde el punto de vista del diálogo entre religiones”, afirmó en declaraciones a Efe el portavoz de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, José Félix Pérez.

El portavoz recordó que, desde el inicio de su pontificado, Francisco expresó su disposición a encontrarse “donde hiciera falta” con el patriarca Kiril, líder de la Iglesia Ortodoxa rusa, reunión que finalmente tendrá lugar la próxima semana en Cuba, país que el papa visitó el pasado septiembre.

Aunque aún no está confirmado, Pérez no descartó que el patriarca Kiril mantenga también encuentros con miembros de la jerarquía católica de la isla, durante los cuatro días que permanecerá en Cuba, primera parada de una gira por Latinoamérica.

El papa hará una escala en La Habana antes de su viaje oficial a México para reunirse durante un par de horas con Kiril en el aeropuerto, donde les recibirá el presidente Raúl Castro y firmarán una declaración conjunta.

Según el portavoz de los obispos, el papa sigue sumando éxitos en su intención de “romper barreras” y acercar pueblos, como ya hizo entre EE.UU. y Cuba, dos naciones que restablecieron sus relaciones diplomáticas hace un año tras décadas de enemistad, un proceso que contó con la mediación del Vaticano y de Francisco, personalmente.

Para Pérez, ese encuentro entre los líderes de la Iglesia católica y ortodoxa, separadas por un cisma en 1054, puede ser un primer paso para fomentar un mayor diálogo y acercamiento entre religiones.

En este sentido, recordó que Francisco viajará el próximo octubre a Suecia para participar en una ceremonia conjunta entre la Iglesia católica y la Federación Luterana Mundial, para conmemorar el 500 aniversario de la Reforma.

Religión Digital/Agencias

Cristianismo (Iglesias), Iglesia Católica, Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.