Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Periodismo’

Periodismo, Covid-19 y grupos vulnerables: 5 recomendaciones

Viernes, 15 de mayo de 2020

Un interesante y necesario encuentro:

taller-periodismo--1208x604Por Airam Fernández

Cómo se dispararon los pedidos de auxilio de mujeres víctimas de violencia doméstica en medio del confinamiento por la Covid-19 en América Latina, obligadas a convivir con sus agresores en una región donde el promedio de femicidios supera la decena diaria. Cómo sobreviven las personas trans y trabajadorxs sexuales en las calles mientras el grueso de la población pasa la cuarentena en talleres y reuniones virtuales y bajo resguardo en casa. Qué tipo de dificultades enfrentan las comunidades indígenas, aisladas en zonas donde no hay servicios de salud, o lxs migrantes vulnerables ante el cierre de fronteras, que además de mantener su propia economía también velan económicamente por sus familias en sus países de origen, y que ahora suman a las altas tasas de desempleo producto de la crisis.

Estos fueron algunos de los temas discutidos en un panel donde participó Presentes, en el marco del Foro Virtual e Hispanoamericano de Periodismo Científico organizado por Factual, titulado ‘COVID-19 y grupos en riesgo: pueblos originarios, migrantes, poblaciones LGBTI y trabajadoras sexuales’. Fue una mesa de periodistas mujeres, convocada para proponer estrategias de cobertura y narrativa y reflexionar sobre el rol del periodismo frente a estos grupos vulnerables, que históricamente han tenido poco espacio en los grandes medios de comunicación.

La conversación fue moderada por la periodista colombiana Ginna Morelo y tuvo espacio para más de 100 participantes. Durante una hora, todxs escucharon atentxs detrás de sus pantallas las intervenciones de periodistas y editoras de Argentina, Perú, México y Chile: Ana Fornaro y María Eugenia Ludueña, codirectoras de Presentes; María Isabel Torres, directora de Mongabay LATAM; Eileen Truax, periodista especializada en migraciones; y Nataly González, consejera nacional del Colegio de Periodistas de Chile.

Cada una contó brevemente cuál es la situación de estos grupos en los países que cubren y cómo ha sido la respuesta de los gobiernos para atenderlos. Argentina es el único país que lleva ventaja, por estar a la vanguardia respecto a leyes progresistas para la diversidad sexual, dijo Ana Fornaro: “Este es un caso atípico: tenemos Ley de Identidad de Género, Matrimonio Igualitario, Cupo Laboral Trans en algunas provincias y eso hace que a nivel institucional se tenga mayor contemplación con estos grupos en la pandemia. Por eso vemos una disparidad enorme frente a otros países. En Centroamérica, por ejemplo, no hay ningún tipo de medidas, políticas públicas ni apoyos específicos, y no sólo eso, sino que se ejerce violencia desde el Estado sobre estos grupos”.

Cuando el gobierno chileno anunció las primeras cuarentenas progresivas, los movimientos feministas locales comenzaron a hablar sobre cómo el confinamiento podría afectar a las mujeres en sus casas, sobre todo a las que a diario son víctimas de violencia doméstica. Y en consecuencia, la autoridad tomó algunas medidas. “Este tema está en la agenda gracias a las mujeres y a los movimientos sociales, nunca fue planteado por el gobierno. Además, no teníamos ministra en el Ministerio de la Mujer porque la que estaba renunció en marzo. Y la que llegó hace poco está muy cuestionada”, dijo Nataly González.

En Estados Unidos, las políticas antiinmigrantes del presidente Donald Trump han afectado a mujeres, niños y familias enteras durante los últimos años y eso no ha cambiado con la pandemia. Esa es una de las preocupaciones de Eileen Truax, que aunque es mexicana, vive y trabaja en ese país. Pero la periodista reconoce una fortaleza que ha sido clave para abordar la crisis: la capacidad de gestión que tienen los gobernadores, aunque en la mayoría de los casos, las respuestas se dan según el bando político al que pertenezcan. “Hemos visto reacciones muy diferentes, a veces muy opuestas, dependiendo del estado. Los demócratas son los que han respondido más rápido y de manera más oportuna”, explicó Truax.

María Isabel Torres subrayó el hecho de que los Estados y gobiernos de la región están desbordados por la pandemia. Por eso, cree que la ausencia de respuestas para los pueblos originarios es más notoria y su vulnerabilidad es, por ende, mayor: “Es muy difícil encontrar cifras específicas de indígenas con el virus. Las que tenemos provienen de las mismas organizaciones y representantes de cada pueblo, lo que evidencia que hay pocos nexos con el Estado”.

A pesar del aporte y el trabajo que cada una hace desde sus medios y organizaciones en los países que cubren, la conversación reflejó cuánto queda por trabajar y reflexionar en el interior de las redacciones acerca de estos temas. A continuación, una serie de recomendaciones recogidas a lo largo del panel sobre cómo enfrentar la crisis con coberturas pensadas desde un enfoque de derechos humanos, para ofrecer narrativas innovadoras, reveladoras y contextualizadas a las audiencias:

1- Escuchar todas las denuncias y amplificarlas

Ana Fornaro recomienda que en la agenda de género las denuncias de la diversidad sexual también sean escuchadas y amplificadas en la agenda mediática: “Si bien el tema de la violencia contra las mujeres es importantísimo de visibilizar, no es el único. En general, no se cubre lo que pasa con la diversidad sexual, las personas trans o les trabajadores sexuales, que son los grupos de mayor vulnerabilidad en este momento, porque viven al día, porque fueron desalojades de sus viviendas y porque además sufren violencia institucional”.

María Eugenia Ludueña añadió que, por estos días, las cárceles son espacios alejados del foco periodístico y donde pueden ocurrir mayores irregularidades y violaciones a los derechos humanos: “No se están cubriendo con la complejidad requerida y hay muchas denuncias de vulneraciones que están saliendo desde estos espacios”, advirtió.

Las redes sociales también son herramientas importantes y canales de denuncia. “Muchas organizaciones indígenas incluso hacen sus denuncias por esta vía. Son canales que no podemos desatender aunque el virus esté en la calle”, sugirió María Isabel Torres. Eso sí: con mucha responsabilidad para no caer en denuncias falsas.

2- Visibilizar a lxs verdaderxs protagonistas, cambiar rostros y derribar mitos

En temas de migración, las mujeres suelen quedar invisibilizadas, dijo Eileen Truax. La razón es que la mayoría de las coberturas se levantan sobre mitos: “En las imágenes que aparecen en los medios sobre migrantes cruzando el desierto o caminando para llegar de un país a otro, lo usual es ver hombres. Pocas veces aparece una mujer porque hay una sensación generalizada de que la migración es masculina. También persiste la idea de la reunificación familiar y de que el hombre se va a trabajar y la mujer lo alcanzará después”. Pero nada más alejado de la realidad: 48% de los migrantes de todo el mundo son mujeres y más de la mitad son cabezas de familia, dijo Truax. Partiendo de esos puntos, una de sus recomendaciones es buscar rostros y voces de mujeres a la hora de contar historias, para visibilizar el importante rol que tienen al sostener dos economías y contribuir con la fuerza laboral del país del que salieron y al que llegaron.

Truax también propuso indagar en los oficios y orígenes. Y lo dijo con cifras en mano: en EEUU hay dos millones de trabajadores agrícolas y 75% son migrantes. Tres de cada cuatro campesinos que trabajan para llevar la comida a la mesa no nacieron allí y muchos no tienen documentos ni posibilidades de regularizar esa situación. De este porcentaje, se estima que 6% son indígenas. “Entonces ya ven: son migrantes, a veces indocumentados, mujeres y además indígenas. Esto nos muestra capa tras capa de vulnerabilidad y esas historias no se cuentan. Entonces creo que es muy importante diversificar el rostro de los migrantes en toda su diversidad”, sugirió.

A ellos se suman los hijos de migrantes que en ese país son conocidos como dreamers: los chicos que llegaron con sus padres migrantes y hoy tienen cerca de 20 o 30 años. “El tema es que sólo conocen este país, siempre han estado aquí y tienen una situación migratoria irregular. Muchos de ellos ya han ido a la universidad, se han especializado en algún área y están desempeñando roles esenciales en la pandemia. Sin embargo, tienen una situación migratoria sólo de protección temporal”, planteó Truax.

Torres insistió en replantear cómo se cubre el tema indígena, porque las estrategias que normalmente se aplican muchas veces hacen que la invisibilización sea mayor, aunque no se quiera así. A su juicio, los grandes medios no lo han hecho bien al hablar de “pueblos originarios”. Es un concepto “demasiado amplio”, dijo, porque dentro de esos pueblos hay muchísimas comunidades y etnias: “Meterlos a todos en ese único concepto, de alguna manera es invisibilizar todas las posibilidades que hay para poder contar sus historias. Por ejemplo, tenemos comunidades indígenas de zonas remotas, o las que están cerca de las ciudades y tienen problemas para poder acceder a alimentos, o los ciudadanos que están estudiando en ciudades y se quedaron varados sin poder regresar a sus comunidades. Y a eso sumemos que todas son comunidades diferentes, que ya estaban amenazados antes de la pandemia viviendo situaciones de alta vulnerabilidad, con líderes asesinados, invasiones de tierra y minería ilegal, por nombrar sólo algunos de sus problemas”.

3- Tener especial cuidado al cubrir trabajo sexual y mujeres víctimas de violencias

En Argentina hay un debate muy fuerte entre lo que es trabajo sexual y prostitución. “Son como dos corrientes de pensamiento distintas”, aclaró Ludueña. Al menos desde la experiencia de Presentes, ha visto que sólo algunas personas travestis y trans deciden y pueden estar en el primer grupo, “pero la mayoría está en prostitución y la verdad es el único trabajo al que están podiendo acceder para subsistir. Eso plantea una situación de cobertura muy compleja, empezando porque no viven la cuarentena de la misma forma que otras personas”, detalló. En estos casos, su consejo es no contar nunca casos aislados para no caer en estereotipos o “visiones reduccionistas” de estos roles. “Contar las tramas y no los casos es lo que funcionará mejor, sobre todo en una situación tan complicada como la que vivimos, donde la violencia institucional es lo primero que sale a relucir”, dice.

Nataly González cree que es muy fácil caer en esos estereotipos con este tipo de coberturas en la región, porque la mayoría de los países carece de un marco de derechos para el trabajo sexual. Por eso, la mirada periodística debe ser muy cuidadosa: “En un contexto donde el trabajo sexual no está prohibido pero tampoco reconocido, estos grupos quedan fuera de cualquier beneficio institucional posible y además, expuestos al sensacionalismo o a esas visiones reduccionistas que muchas veces vemos en los medios”.

González añadió que en ningún caso es recomendable tomar el testimonio de mujeres que están viviendo episodios de violencias, específicamente justo cuando esa violencia está ocurriendo, primero por la seguridad de las víctimas y segundo por un asunto de ética: “Esos testimonios se toman cuando vemos que lo superaron y lograron sobrevivir y ahí es cuando en verdad son un aporte al trabajo que hacemos”.

4- Tener diversidad de fuentes

Las organizaciones sociales son las fuentes principales en Presentes y desde siempre, la articulación con ellas ha sido muy importante. “Pero ahora se intensificó muchísimo más y son claves para la cobertura diaria”, dijo Fornaro. También son indispensables para el trabajo de un medio como Mongabay, añadió Torres, sobre todo en este momento donde ir al terreno o a cubrir una historia en una comunidad indígena implica ponerles en riesgo. “Por eso es necesario activar una red de fuentes importante y diversa y apoyarnos con la gente en sus zonas, con sus dirigentes y representantes, de tal manera que nos permita suplir nuestra presencia en el campo”, señaló.

Torres también dijo que no hay que olvidar que los gobiernos y autoridades también son fuentes necesarias: “Aunque ya sepamos que frente a determinado tema no nos dirán nada o que su estrategia es no responder, es importante intentarlo. Escribir eso en una nota también es información”.

Cambiar las narrativas

Para Truax, la crisis de la Covid-19 es una oportunidad perfecta para cambiar la narrativa en los medios y girar hacia una que respete la dignidad de estos grupos vulnerables. Tenemos la gran oportunidad de que los grandes medios y los líderes políticos dejen de referirse a ellos como enemigos, culpables, invasores. Pero el gran reto es cómo rompemos esa barrera de la otredad y cómo planteamos un nosotros como colectivo, dijo. Su recomendación es hacer énfasis en historias de personas que ya pasaron por una situación de vulnerabilidad y la superaron: “En EEUU, los dreamers o las mujeres migrantes ya establecidas y que tienen una historia de vida positiva son perfectas para esto”.

Ludueña planteó la línea del periodismo de soluciones y la búsqueda de historias con tres componentes: resistencias, luchas y redes: “Vemos que las personas trans son las más afectadas en la pandemia pero también son de las más activas en generar resistencias y brazos solidarios con su comunidad, ya sea recolectado dinero, comida, o abriendo refugios”. Y Fornaro añadió: “Muches activistas la están remando para poder llevar alimento a personas que realmente están pasando hambre. Eso también es admirable y tiene que visibilizarse más”.

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , ,

Elena Milashina, la periodista que reveló la persecución contra los homosexuales en Chechenia, amenazada por el presidente Kadýrov

Martes, 28 de abril de 2020

Elena_Milashina_IWOC_award_2013La vida de Elena Milashina, la periodista rusa que sacó a la luz los secuestros, torturas y asesinatos de homosexuales en Chechenia, podría correr peligro. Ramzán Kadýrov, el presidente de la república rusa del Cáucaso, la ha amenazado de muerte por un nuevo reportaje de investigación sobre su gestión de la pandemia de coronavirus. Los Gobiernos de Alemania y Francia han pedido a Rusia que investigue los hechos y proteja a Milashina. Desde que la periodista reveló la existencia de una persecución organizada contra la población homosexual, se han confirmado varias oleadas de represión homófoba promovida por las autoridades chechenas.

Hace ahora tres años, en abril de 2017, la comunidad internacional se estremeció ante las noticias publicadas por la periodista rusa Elena Milashina en el diario ruso Novaya Gazeta, que apuntaban a una persecución orquestada por las autoridades chechenas contra su población homosexual. A partir de ese momento, salieron a la luz informaciones que indicaban la existencia de auténticos campos de concentración en Chechenia, donde se detenía y torturaba a personas «sospechosas» de ser homosexuales para que delataran a otros miembros del colectivo. Mientras que algunos de los detenidos murieron en dichos campos, otros fueron asesinados por sus familias en lo que se conoce como «crímenes de honor».

A pesar de las numerosas peticiones a nivel internacional, las autoridades de Rusia no han abierto ninguna investigación oficial en relación a lo sucedido en la república caucásica. En diciembre de 2018, por ejemplo, la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) publicaba un informe que consideraba probada la existencia de pruebas manifiestas de la persecución, tortura y ejecución de personas homosexuales en Chechenia, acusando a las autoridades rusas de una ausencia de voluntad política para esclarecer los hechos y depurar responsabilidades. Una dejación que alentaba una segunda oleada de violencia homófoba desde enero de 2019.

Las informaciones de Milashina, la primera en alertar de esta situación, le han costado caras. En febrero fue agredida a golpes por una turba de quince personas en un hotel de Grozni, la capital de Chechenia, junto con la abogada Marina Dubrovina. Ahora la ha puesto en el punto de mira el propio presidente checheno Kadýrov, que desde su cuenta de Instagram ha advertido: «Si quieres que cometamos un crimen y nos convirtamos en criminales, dilo y ya está». La amenaza se producía después de que Milashina publicara un artículo alertando sobre la represión con la que el régimen checheno está gestionando la crisis producida por la pandemia de coronavirus.

Los responsables de Derechos Humanos de los Gobiernos alemán y francés han pedido a Rusia que investigue las amenazas de Kadýrov. La república caucásica, que disfruta de un elevado nivel de autonomía, forma parte de la Federación Rusa, aunque en las relaciones entre Moscú y Grozni intervienen muchos factores e intereses mutuos. Desde el año 2000 han sido asesinados cinco empleados del Novaya Gazeta, entre ellos la periodista Anna Politkóvskaya en 2006.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Una columna de Arcadi Espada con expresiones homófobas deja al descubierto las vergüenzas de una parte del periodismo español

Lunes, 24 de septiembre de 2018

529d5ca7-a14e-493e-bc71-32dcffd7ca14-300x300Vergonzoso artículo de Arcadi Espada (en la fotografía) en El Mundo. El escritor y periodista, especialmente conocido en estos tiempos por ser uno de los intelectuales de referencia del antiindependentismo catalán, llamaba «mariconazo», en tono abiertamente despectivo, al diputado de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián.

El diario digital El Español, por su parte, se refería al Observatori contra l’Homofòbia, organización catalana que combate la LGTBfobia (y en la que por cierto conviven activistas de diferentes ideologías políticas), como la «asociación del agita el culo marica»al recoger en un artículo la denuncia de la entidad contra Espada.

f3229a19-3240-4f65-b2d4-2ed2562b8021En su columna, Espada criticaba a Pablo Iglesias y a Gabriel Rufián por sus interpelaciones a José María Aznar durante la intervención de este ante la Comisión del Congreso que investiga la financiación irregular del PP. «Iglesias se beneficia de actuar después de que lo haga el gamberrete Rufián. Las mentiras son las mismas, pero a Iglesias no le cuesta demasiado aparecer en escena como el ponderado jefe de la banda. Aznar se equivocó con Rufián. A Rufián hay que contestarle en sede parlamentaria diciéndole: ‘La polla, mariconazo, cómo prefieres comérmela: de un golpe o por tiempos?‘, mientras uno va sonriéndose delicadamente en su cara (…)».

El repugnante párrafo de Espada merecía el rechazo absoluto del Observatori contra l’Homofòbia, que anunciaba además su denuncia ante la Generalitat de Catalunya por vulnerar la ley catalana contra la LGTBfobia y solicitaba a Arcadi Espada y a El Mundo la retirada del artículo y disculpas públicas:

El artículo, por cierto, merecía también la condena del colectivo madrileño Arcópoli y del Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia, que también han interpuesto la correspondiente denuncia por considerar que puede haber vulnerado la ley madrileña contra la LGTBfobia. «Para el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia que lidera Arcópoli estas frases son inaceptables y alientan la discriminación hacia el colectivo LGTB al utilizar el insulto ‘mariconazo’ de forma profundamente despectiva y humillante así como trata de vilipendiar y deshonrar las prácticas sexuales entre dos hombres. Creemos que en el espacio de libertad de expresión en España no caben este tipo de exabruptos que dañan nuestra dignidad. Además tiene la agravante de haber sido publicado en un medio de comunicación por lo que además de presentarlo a la Fiscalía, hemos denunciado ante la Consejería de Política Social y Familia por violar la ley 3/2016 de protección al colectivo LGTB», expresa el comunicado de las entidades madrileñas, que al igual que el Observatori catalán han pedido al El Mundo y a Arcadi Espada que retiren el artículo y pidan disculpas.

El Español llama al Observatori «la asociación del agita el culo marica»

3b283a48-2ef8-42ab-ab21-53e543122be5El artículo de Arcadi Espada en El Mundo no es sin embargo la única pieza de periodismo basura relacionado con este tema. El diario digital El Españoldedicaba una crónica a la condena del Observatori contra l’Homofòbia, firmada por Cristian Campos, en la que este denigraba a la entidad catalana llamándola, ya en el titular del artículo, la «asociación del agita el culo marica». «Lo primero que llama la atención de la cuenta de Twitter del Observatori Homofòbia [sic] son algunos de los mensajes que ha retuiteado la asociación durante los últimos días. En uno de ellos, la asociación Atzagaia, compuesta según sus propias palabras por ‘un grupo de maricas’, convoca a ‘agitar el culo en el vermut marica’ que se celebró el pasado sábado 15 de septiembre en la playa de la Mar Bella de Barcelona», argumentaba Campos, incapaz de distinguir entre la apropiación de un insulto discriminador por parte de un colectivo discriminado con su uso intencionadamente despectivo.

Al parecer el periodista de El Español «necesitaba» que un portavoz del Observatori le explicase esa diferencia elemental. «Aunque he intentado contactar durante toda la mañana con el Observatori Homofòbia, me ha sido imposible hablar con sus responsables. Mi intención era preguntar por la anunciada denuncia y por la diferencia entre las palabras de Arcadi Espada (calificadas de ‘homófobas’ por la asociación) y los mensajes retuiteados por el Observatori en sus redes sociales y en los que se habla en términos tan explícitos como los de Arcadi Espada sin, al parecer, problema alguno», escribía.

Por cierto que desde el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia han querido también solidarizarse con el Observatori por el titular de El Español. «Tratar de minusvalorar a una entidad referente en el trabajo contra la homofobia en nuestro país por sus campañas dentro del colectivo LGTB es no querer entender nada. El elemento volitivo o intencional es clave, Espada quería humillar en base a la orientación sexual. El Observatori en sus campañas busca eliminar el prejuicio adueñándose de él. Desprestigiar a una ONG porque no te gusta lo que denuncia es sectarismo» ha declarado Rubén López.

Parte de la redacción de El Mundo, avergonzada

Por fortuna, parece que queda algo de vergüenza en la redacción de El Mundo, el periódico que originalmente publicaba la columna de Espada. Según desvela precisamente El Español, medio centenar de redactores de El Mundo, en sus versiones de papel y digital, han entregado a su director una carta en la que expresan su malestar por el hecho de que su periódico haya sido utilizado «para difundir frases homófobas». «Sentimos vergüenza ajena por esas palabras y lamentamos que hayan sido difundidas en nuestra cabecera», expresan los redactores.

En definitiva, una nueva muestra, y por partida doble, del lamentable tratamiento que una parte de la prensa española hace de una cuestión tan grave como es la de la LGTBfobia. Otra vez.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

«El Español» sigue la estela de los medios ultras americanos y reproduce un titular falso sobre una supuesta demanda del colectivo trans de dejar de usar la palabra «vagina»

Sábado, 25 de agosto de 2018

titular-el-espanol-300x105«Decir ‘vagina’ es machista: los trans quieren que se llame ‘agujero delantero’» es el titular que El Español ha dado a su noticia sobre la nueva Guía de Sexo Seguro LGTBQIA de Healthline, una publicación estadounidense de salud dirigida a consumidores, aunque no por ello menos rigurosa. Algo que por desgracia no puede decirse del digital que dirige Pedro J. Ramírez, que ofrece en su titular una interpretación errónea de la noticia con el indisimulado objetivo de ridiculizar el lenguaje inclusivo. Y ello a pesar de que ya el 21 de agosto (tres días antes de la publicación de El Español) el equipo editorial de Healhline desmentía en un comunicado la información, que ni siquiera es original de El Español. Este, al fin y al cabo, no ha hecho otra cosa que reproducir el enfoque con el que ya diversos medios conservadores estadounidenses han alimentado la polémica.

Para empezar, incluso si fuera cierto que la Guía de Healthline (y no «los trans») recomendase usar un término sobre otro (que no lo hace), la mera traducción de «front hole» como «agujero delantero» sin dar el contexto adecuado es ya de por sí tramposa. Se trata de un término que en su lengua original, el inglés, es utilizado de manera informal por una parte de la comunidad de hombres trans, que se sienten más cómodos usando un término desprovisto de carga de género para referirse a la que al fin y al cabo es una parte de su cuerpo.

Pero la mala fe de la noticia queda de manifiesto cuando se asegura que lo que se pretende es sustituir el uso de «vagina» porque el uso de esta palabra es machista. «Simplemente no es cierto», argumentan los editores de Healthline«Como una de las páginas web líderes en salud, damos gran importancia a mantener altos niveles de precisión, integridad y equilibrio. Cada artículo que publicamos sigue un proceso editorial riguroso y es sometido a una profunda revisión médica. En la Guía de Sexo Seguro LGBTQIA, usamos ambos términos, agujero delantero y vagina. ‘Agujero delantero’ es uno de los numerosos términos ya aceptados para los genitales que usan de forma específica algunos miembros de la comunidad trans», explican. «En ningún momento en esta Guía se dice que queremos reemplazar la palabra vagina», aseguran.

«’Agujero delantero’ es un término para vagina usado también por los National Institutes of Health [principal agencia federal de investigación médica], Human Rights Campaign, la revista BMC Pregnancy and Childbirth, Fenway Health en colaboración con la Facultad de Medicina de Harvard, el Centro Nacional LGBT de Educación en Salud y la Liga de Centros Comunitarios de Salud de Massachussetts», precisan los editores de Healthline. «Además de terminología clínica y científica, usamos terminología no sesgada, inclusiva y términos contemporáneos para poder ser más útiles a todos nuestros lectores», añaden. «La Guía de Sexo Seguro LGBTQIA ha sido creada para un público específico. No hay nada en el artículo que indique que defendemos un cambio en el lenguaje. Es clara en su objetivo de presentar contenido no sesgado, avalado por expertos, para aquellas personas de la comunidad LGTBQIA que buscan información de salud. Hablando claro, nuestro propósito al crear esta Guía es el de ofrecer información sobre sexo seguro a todas aquellas personas a las que normalmente se deja al margen al hablar de estos temas», explican.

Si la periodista de El Español que ha escrito el artículo hubiese navegado a través de la Guía (a la que puedes acceder aquí) podría haber comprobado que en ningún momento se sustituye «vagina», sino que simplemente se añade a este término formal otro término informal de uso común por una parte de la comunidad de hombres trans de habla inglesa. De hecho, el contenido del artículo de El Español contiene las suficientes claves como para adivinar que la periodista sí conoce los argumentos de los editores de la Guía. Pero en lugar de hacer un mínimo ejercicio de empatía hacia la comunidad trans masculina, lo que sin duda hubiera dado a su artículo un plus de objetividad del que carece, ha preferido simular a medios ultras estadounidenses como Infowars, un conocido generador de fake news, que precisamente también ha acusado en su titular a los defensores de la corrección política de «querer cambiar ‘vagina’ por ‘agujero delantero’».

Eso sí, el titular de El Español es su tuit más reproducido del día:

captura-tuit-el-espanol

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La periodista Paloma del Río, ejemplo de visibilidad lésbica, presenta su candidatura a dirigir RTVE

Miércoles, 1 de agosto de 2018

paloma_del_rioLa periodista deportiva Paloma del Río ha presentado este lunes su candidatura al concurso público con el que se elegirá al nuevo Consejo de Administración y al presidente de RTVE. Del Río, que lleva trabajando en la Corporación pública desde el verano de 1986, es una de las pocas personalidades abiertamente LGTB del mundo deportivo español.

Del Río decidió hacer pública la noticia hoy por la mañana a través de su perfil en la red social Twitter, con un mensaje que rezaba: «Un deportista no abandona a su equipo cuando las cosas vienen mal dadas. Aquí está mi proyecto para una RTVE de futuro», acompañado de una fotografía suya donde aparece sosteniendo su proyecto encuadernado:

 

La veterana periodista madrileña, una de las pocas personalidades abiertamente LGTB del mundo deportivo español, se ha convertido en estos años en un ejemplo de visibilidad lésbica en nuestro país. Ya dio buena cuenta de ello cuando se convirtió en la embajadora de los Juegos del Orgullo Mundial 2017. Anteriormente, en agosto de 2015, había sido galardonada con la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo, que concede el Consejo Superior de Deportes, «por fomentar el deporte minoritario».

«Yo siempre he tratado de vivir de la manera más natural, cotidiana y espontánea. Para mí es una normalidad, completamente. Entiendo que para muchas personas no lo sea y tengan sus recelos, sus miedos y sus temores. Yo nunca me he escondido de nadie y eso, a lo mejor, ha hecho que pudiera servir un poco de referente para mujeres o chicos que puedan tener problemas de identidad o miedo de salir a la escena y vivir su vida y sus amoríos con quien le parezca», declaraba del Río a dosmanzanas, en una entrevista que concedió a la sección La pluma en el armario, en esta misma página.

Cabe señalar que este mismo lunes terminó el plazo para todos aquellos aspirantes a consejeros y presidentes de RTVE que tuvieran intención de participar en el concurso público por el que se renovará la cúpula del ente, que desde el pasado viernes dirige la periodista Rosa María Mateo, de 76 años, como administradora única provisional.

Aplaudimos su decisión, al tratarse de una gran oportunidad de visibilidad lésbica en la clase dirigente, en un país donde aún hay muy poca.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , ,

Los partidarios de Donald Trump dirigen feroces insultos homófobos hacia el periodista abiertamente gay Anderson Cooper

Martes, 18 de octubre de 2016

andersoncooper_360laterLos seguidores de Donald Trump, o al menos su sector más fanático, han vertido su homofobia contra el periodista abiertamente gay Anderson Cooper, por su labor como moderador durante el último debate entre los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos. La palabra que más han repetido en las redes sociales para descalificarle ha sido “maricón”, por haber cumplido con su deber de preguntar al candidato republicano acerca del último escándalo que ha protagonizado, al revelarse un vídeo en el que alardeaba de poder dominar a su antojo a las mujeres por ser rico y famoso.

El segundo debate televisivo entre los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump y Hillary Clinton, fue moderado por los periodistas Martha Raddatz (de la cadena ABC) y Anderson Cooper (de la cadena CNN). La participación de este último suponía que por primera vez un periodista abiertamente gay moderase un debate presidencial. Y eso no parecen haberlo pasado por alto los seguidores de Donald Trump.

Desde los diferentes medios se ha considerado que este segundo debate presidencial ha sido más incómodo para ambos candidatos, con preguntas más comprometidas y reacciones más viscerales. Además de interrogarles sobre las cuestiones de interés social o político, también salieron a la luz aquellos temas que podían infundir mayor temor a los candidatos. Por ejemplo, a Clinton se le planteó el asunto del informe del inspector general del Departamento de Estado, en el que se le acusaba de violar las reglas de la Secretaría de Estado que presidió en su día, al utilizar un servidor de correo privado en lugar de uno oficial y comprometer la seguridad nacional.

BJC9anECEn el caso de Trump, el tema estrella era el vídeo que fue tomado en 2005, en el que el candidato republicano habla de manera extremadamente grosera acerca de sus privilegios sobre las mujeres. Frases como “me atraen las mujeres bonitas automáticamente. Las comienzo a besar, es como un imán, no puedo ni esperar”, “me lancé a por ella como si fuera una perra, me la intenté follar, pero no lo conseguí. Ya estaba casada”, o la ya famosa “y cuando eres una celebridad te dejan hacer lo que quieras, puedes hacer lo que quieras. Agarrarlas por el coño. Puedes hacer de todo”, han causado una gran conmoción hasta en su propio partido, en el que relevantes miembros no solo han mostrado su malestar —incluido el candidato a la vicepresidencia Mike Pence— sino que han llegado a negarle su apoyo en la campaña.

Anderson Cooper le pidió explicaciones al respecto, sin que Donald Trump pareciera estar dispuesto a satisfacerle. Finalmente, ante la insistencia del moderador —que llegó a espetar al candidato: “Usted se ha jactado de haber asaltado sexualmente a mujeres. ¿Es consciente de eso?”—, Trump trató de dar por zanjado el asunto con la excusa de que era una simple “charla de vestuario”, como han argumentado repetidamente sus defensores.

Esa ha sido la pregunta que ha incendiado al sector más fanáticamente homófobo de los partidarios de Trump, que han vertido en las redes sociales todo un repertorio de insultos respecto a la orientación sexual de Anderson Cooper. Estos son algunos ejemplos:

Anderson Cooper interrumpiendo a Trump. ¡Eres un moderador, so maricón!

Claro que Anderson Cooper no sabe de charlas de vestuario. Quédate en tu sitio, maricón.

Que alguien le ponga una mordaza en la boca al maricón de Anderson Cooper.

El maricón celoso de Anderson Cooper, que no puede hacérselo con Trump, no ha oído en la cinta donde Trump dice que ellas le “dejaban” hacerlo. Eso no es asalto.

Tony-PerkinsNo es de extrañar la reacción, teniendo en cuenta el cariz de los seguidores más acérrimos del candidato republicano. Sirva de ejemplo de su bajeza moral la hipocresía de Tony Perkins, presidente de Family Research Council, una asociación profundamente LGTBfoba que ha luchado con todas sus fuerzas en contra del matrimonio igualitario en los Estados Unidos, alegando la defensa la “familia tradicional”. A pesar de que Trump en su famoso vídeo llega a hablar de cómo intentó seducir a una mujer casada, Perkins sigue dándole su apoyo…

¿Será porque Donald Trump ha donado 100.000$ a la Iglesia Bautista de Greenwell Springs, a la que pertenece el pastor homófobo Tony Perkins cuya casa fue destruida en las inundaciones de Louisiana? El dinero hace extraños compañeros de cama…

Fuente: Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Anderson Cooper, de la CNN y abiertamente gay, moderará uno de los debates entre candidatos presidenciales de Estados Unidos

Martes, 6 de septiembre de 2016

andersoncooper_360laterPor primera vez, un periodista abiertamente gay será moderador en un debate presidencial de los Estados Unidos. Se trata de Anderson Cooper, popular presentador de la CNN. Con su presencia en un debate de este nivel, se marca un nuevo hito en la visibilidad LGTB.

Anderson Cooper, presentador de la CNN abiertamente gay, será moderador en un debate entre los dos principales candidatos a la presidencia de los Estados Unidos: Hillary Clinton y Donald Trump. Así lo anunció el pasado 2 de septiembre la Comisión de Debates Presidenciales. En concreto, moderará junto con Martha Raddatz, de ABC News, el debate del 9 de octubre, en Misuri. Será el tercer debate presidencial después del primero en Nueva York, el 26 de septiembre, y del segundo el 4 de octubre, en Virginia.

En el debate que moderará Cooper, se espera abordar cuestiones de interés general, por lo que es posible que surjan cuestiones sobre la realidad LGTB. Se trata de un periodista, en este sentido, que no ha vacilado en plantear este tipo de cuestiones en entrevistas anteriores. Ya incluso antes de salir del armario no dudó en sacarle los colores a un miembro de una junta escolar que hizo comentarios homófobos (Clint McCance, que mostró su satisfacción en su cuenta de Facebook por los suicidios de adolescentes LGTB y no dudó en sostener que abandonaría a sus hijos si resultasen homosexuales, entre otras “perlas” de semejante calibre y orgulloso de sus “valores cristianos”). La entrevista que le hizo Cooper fue todo un ejercicio de puesta en evidencia del odio de McCance que aún es recordada y que fue determinante para que McCance finalmente dimitiera.

Cooper se ha convertido además en una referencia de visibilidad LGTB tras su salida del armario, que recogimos en esta página. Fue en 2012, cuando declaró al columnista de The Daily Beast Andrew Sullivan: “Soy gay, siempre lo he sido y siempre lo seré”, añadiendo que “no podría sentirme más feliz, cómodo conmigo mismo y orgulloso”. Hasta entonces, había preferido mantener su vida afectiva en privado en la creencia de que la vida privada de los periodistas debe estar al margen de su trabajo, creencia que luego vio equivocada: “está claro que haber permanecido en silencio tanto tiempo sobre algunos aspectos de mi vida personal puede haber transmitido la idea de que intento esconder algo. Algo que me hace sentir incómodo, avergonzado o temeroso. Y eso es muy molesto, porque sencillamente no es verdad”. Es por eso que su designación como moderador para un debate entre los candidatos a la presidencia tiene una especial significación como muestra de la creciente visibilidad LGTB en los Estados Unidos, que obviamente tiene una importante repercusión en el resto del mundo.

Por lo demás, Anderson Cooper es un rostro muy conocido en Estados Unidos. Quedan para el recuerdo unas imágenes suyas que en 2010 dieron la vuelta al mundo. El equipo de la CNN cubría el terremoto de Haití. En concreto, se topó con el saqueo de una tienda. Cooper no dudó en involucrarse en la noticia y ayudar a un niño ensangrentado que había sido golpeado durante los disturbios.

Fuente Dosmanzanas

Cine/TV/Videos, General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , ,

El escándalo Daily Beast: un periodista hetero se instala Grindr y hace outing a los atletas de Río 2016

Martes, 16 de agosto de 2016

EEib1cju_400x400Nico Hines

Un muy interesante artículo de Hidroboy en EstoyBailando…

Ayer por la tarde me crucé con una historia que, en principio, me parecía bastante inofensiva.

Un periodista de The Daily Beast, Nico Hines, había publicado un artículo que algunos consideraban ofensivo, homófobo y hasta peligroso. Nico, hombre blanco cisgénero hetero casado y con hijos, decidió escribir un texto sobre cómo se liga vía app en la Villa Olímpica de Río de Janeiro. Para hacerlo, según él, se instaló todas las apps de ligue que se le ocurrieron, incluída Grindr.

Al rato comprobó que la app que mejores resultados le daba y por la que le escribía más gente era la app gay. Nico, según explicaba en su texto, tenía puesta una foto de cara; pero no especificaba su orientación sexual, su estado civil o su trabajo. Ni siquiera lo que buscaba. Según él en ningún momento engañó a nadie ni les hizo creer cosas que no eran ciertas.

Pero lo que sí hizo Nico fue apuntar datos sobre esas personas que le habían escrito por Grindr para utilizarlos más adelante en su artículo. Así no se cortó un pelo a la hora de hablar de estaturas, pesos, medallas olímpicas, nacionalidades, deportes… Los detalles que dio era tan evidentes que a un reportero de Slate le costó muy poco ponerle nombre a cinco de los hombres que Nico decía que estaban en Grindr buscando sexo con otros hombres.

Y muchos de ellos eran atletas de países en los que la homosexualidad está perseguida o incluso es un delito.

pasted-image-0

Pero no hacía falta salir del artículo (su título original era “Conseguí tres citas por Grindr en una hora en la Villa Olímpica“) para ver lo peligroso que era lo que el “periodista” estaba haciendo: en el mismo texto explicaba la proposición sexual de un atleta de Kazajistán. Esa delegación la forman 104 deportistas que compiten en 22 deportes: sabiendo un par de datos más era muy fácil saber quién era el chico detrás del perfil de Grindr. El mismo chico que, de vuelta a su país (si se han enterado) se puede encontrar con un ambiente tremendamente hostil.

Cuando tanto las redes sociales como los medios LGTB americanos (los primeros en leer el artículo) pusieron el grito en el cielo, los editores de The Daily Beast modificaron el texto eliminando los datos que podían ayudar a identificar a los atletas que buscaban sexo con otros hombres. Además añadieron una nota editorial en la que explicaban por qué habían realizado esas modificaciones y explicaban que el objetivo del artículo era “ver cómo los atletas de Río usaban las apps de ligue“. Como señalan desde Slate, la respuesta a esa pregunta era muy fácil: ligando.

Nico-Hines-backlash-670x499-520x387

La justificación de por qué un hombre blanco cisgénero hetero casado y con hijos había escrito un texto tan centrado en Grindr también era para aplaudirles en la cara: era la app en la que había recibido más mensajes.

El artículo, que ya ha sido eliminado de la web de The Daily Beast y sustituido por un editorial en el que reconocen que fue un error (“Lo hicimos mal. Lo haremos mejor.“), no sólo levantó la polvareda digital por lo que Nico Hines había hecho, sino por cómo lo había hecho. Para empezar no se identificaba como periodista a no ser que la otra persona le preguntara si era periodista… ¿y a cuánta gente con la que sólo vas a echar un polvo rápido por Grindr le preguntas a qué se dedica?

Muchos periodistas critican el hecho de que Nico utilizara el “catfish” para conseguir datos que podría haber conseguido de forma anónima y mucho más segura si hubiera dicho en su perfil que era un periodista investigando cómo se utilizan las apps de ligue en la Villa Olímpica. Que ya de por si es un tema bastante absurdo porque, como señalan de nuevo desde Slate, el hecho de que se repartan 450.000 condones en la Villa Olímpica es noticia, pero saber quién y con quién se usa cada condón no lo es. 

De hecho no hace mucho fue noticia el hecho de que durante la convención del Partido Republicano en la que eligieron a Donald Trump y su vicepresidente homófobo como candidatos a la Casa Blanca las apps de ligue gay casi se colapsan y los anuncios de escorts en Craiglists se dispararon. Pero ahí el bueno de Nico Hines no tuvo huevos de hacer lo mismo, probablemente porque sabe que lo que ha hecho puede considerarse un delito en muchos países y no es lo mismo sacar del armario a un chaval de Kazajistán que a un político republicano que te demanda sin miramientos.

Lo que Nico Hines hizo no fue periodismo. No había nada que investigar. Lo que Nico Hines hizo, desde su posición de hombre blanco cisgénero y heterosexual, fue sensacionalismo barato; tratando de escandalizar al personal con un texto en el que (probablemente de forma no intencionada -o probablemente sí-) hablaba de forma jocosa sobre la vida sexual de los hombres que buscaban sexo con otros hombres. Hombres que probablemente por primera vez en su vida podían vivir su sexualidad sin miedo a ser perseguidos, apaleados o asesinados. Chavales que por primera vez descubren lo que es poder abrir Grindr y quedar con otro chico para pasar un buen rato porque tienen la suerte de no estar en su país.

La excusa de que Grindr fue la app que más movimiento tuvo es un intento cutre por justificar la homofobia implícita en el artículo original, porque todo el mundo sabe que por norma general los hombres gays o que se acuestan con otros hombres suelen ser más directos en su búsqueda de sexo.

Hines no sólo ignoró completamente cualquier norma periodística, sino que al hacerlo puso en peligro la integridad física y las vidas de muchas de las personas que aparecían en su texto. Aún sin dar sus nombres era fácil adivinar de quién estaba hablando, y aún haciendo una suposición errónea la sombra de la duda podía recaer sobre varios atletas cuyas vidas pueden verse muy afectadas por una irresponsabilidad como ésta.

Amini Founa, un nadador olímpico de Tonga, se lanzó a Twitter para expresar la rabia y la impotencia que el artículo de Hines le producía. No sólo por la evidente carga homófoba que contenía el texto (señalando sin pudor a los hombres que tenían sexo con otros hombres como si fuera que hay que señalar) sino que le recordó algo muy importante: “Algunas de las personas a las que has hecho outing son mis amigos. Con familias y vidas que se verán afectadas para siempre por esto. Imagina que el único espacio en el que te sientes seguro, el único espacio en el que puedes ser tú mismo, es arruinado por una persona heterosexual que cree que esto es una broma. Uno de los chicos a los que has sacado del armario tiene sólo 18 años. Yo tuve 18 años y ni de lejos estaba preparado para salir del armario. Que te jodan.

 

    Y termina con un Tweet explicando algo que todo el mundo (sobre todo los heterosexuales) deberían grabarse a fuego en la memoria: “Ninguna persona heterosexual conocerá nunca el daño que supone que revelen tu verdad. Quitarte eso es simplemente… No puedo. Se me saltan las lágrimas, literalmente.”  

Lo más sangrante de este caso es que The Daily Beast siempre ha sido un medio muy cercano al colectivo LGTB y en más de una ocasión ha sido fuente de noticias que han dejado claro su compromiso por la igualdad y por el respeto a las personas que forman parte de él. Pero por algún motivo nadie se dio cuenta de que lo que Nico Hines estaba haciendo era una vergüenza; que ese texto era ofensivo, homófobico y peligroso.

Por algún motivo alguien creyó que era divertido y ameno saber qué deportistas olímpicos son gays y cómo follan, con quién follan, cuánto follan. Nico Hines, como hombre cisgénero heterosexual, no se paró a pensar en ningún momento en las implicaciones que su texto podía tener hacia esos deportistas a los que había engañado vía Grindr. Porque a ningún hombre heterosexual le pegan palizas por ser heterosexual. A ningún hombre heterosexual lo tiran desde una azotea por ser heterosexual, lo apalean hasta matarlo o lo queman vivo.

Ahora lo único que nos queda es esperar que no haya consecuencias graves en las vidas de esos atletas, que The Daily Beast cargue con la vergüenza de haber publicado ese texto y que Nico Hines aprenda la lección. Y se quede en la calle.

La próxima vez que alguien te diga que ya no hace falta el día del Orgullo LGTB, piensa en Nico Hines y en lo bien que le habría ido conocer mejor la realidad del colectivo antes de atreverse a escribir una mierda como ésa.

P.D.: Te recomiendo encarecidamente que leas el artículo de Slate que ya he enlazado antes en el que de forma magistral plantean todo el problema y responden a las dudas que pueden surgir de un caso como éste.

Fuente EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

La edición del “International New York Times” distribuida en Pakistán censura un beso entre dos hombres

Sábado, 6 de febrero de 2016

portada-NYT-Pakistán-censuraLa censura y la homofobia llega al New York Times.

El pasado viernes la portada de la edición internacional del New York Times llegaba a algunos kioscos como puedes ver arriba: con un enorme espacio en blanco en el que debería haber salido la principal foto de esta primera página del periódico, ilustrando la noticia de la columna derecha. Esta noticia hablaba sobre derechos del colectivo LGBT en China, con el caso de Sun Wenlin y Hu Mingliang, una pareja gay que lucha por sus derechos en su país. ¿Por qué esta censura homófoba en la portada de New York Times? Pues por Pakistán, que es el país cuyo gobierno no permite que la edición internacional del periódico llegara con una portada en la que se ve a dos hombres besándose. En el pie de foto del cuadro en blanco el New York Times deja claro que la censura fue cosa del gobierno pakistaní, que ni siquiera se molesta en disimular la censura. Podrían haber escogido perfectamente otra foto menos “ofensiva” para ellos, ¿pero total para qué? ¿Era para tanto la foto? Aquí la tienes, sin censura, como salió en el resto de ediciones.

Viernes, 29 de enero. Portada de la edición internacional de The New York Times tal y como se distribuye en Pakistán. La principal imagen ha desaparecido. En su lugar, un inmenso espacio en blanco: la imagen ha sido censurada… por presentar un beso entre dos hombres.

La edición internacional de The New York Times se distribuye en Pakistán de la mano de The Express Tribune, un periódico local. Pero según el acuerdo entre los dos medios, los editores de The Express Tribune pueden censurar determinados contenidos que consideren sensibles. Así ha sucedido con la imagen que abría la edición del viernes, y que mostraba un inocente beso entre Sun Wenlin y Hu Mingliang, la pareja de hombres que por primera vez han conseguido que un tribunal chino admita a trámite una demanda por no permitirles contraer matrimonio (una noticia de la que nos hicimos eco a principios de enero). El texto del reportaje (a cuya edición digital puedes acceder aquí) sí que fue publicado en su integridad.

La censura no ha pasado desde luego desapercibida, debido a lo llamativo de la imagen: buena parte de la portada, en blanco. Pero sobre todo llama la atención de que sea precisamente The New York Times, un diario estadounidense de tradición liberal, el que admita este tipo de imposiciones contra la libertad de expresión.

No se trata, de hecho, de la primera polémica derivada de este acuerdo de distribución: ya en la edición del pasado 2 de enero desaparecía tanto de la de la portada como de la página 2 un extenso artículo dedicado a la valiente lucha de los blogueros laicos de Bangladesh en su defensa de las libertades civiles frente a la creciente influencia islamista en ese país (independiente de Pakistán desde 1971). Aquella censura, de hecho, provocó numerosas protestas contra The New York Times. Aún así, el redactor jefe de su edición internacional, Richard W. Stevenson, defendió el acuerdo con The Express Tribune argumentando que no es sencillo encontrar una alternativa para conseguir una buena distribución local y que era preferible eliminar directamente un artículo, dejando su hueco para que los lectores fueran conscientes de la censura (y pudieran acceder luego al artículo en su versión digital), que “dulcificarlo” para hacerlo así más fácilmente admisible.

Kamal Siddiqi, redactor jefe de The Express Tribune, ha argumentando por su parte que el acuerdo con The New York Times les faculta para censurar contenidos que pueden resultar problemáticos en su país. “Nunca verá una fotografía de dos hombres besándose en Pakistán. De hecho, nunca verá una fotografía de nadie besándose”, ha declarado. Siddiqi también ha recordado el riesgo que corren los periodistas de medios como el suyo, acusados por los islamistas de favorecer “la agenda occidental”. Tres trabajadores de The Express Tribune, de hecho, fueron asesinados por este motivo en 2014.

En un país como Pakistán la ley castiga la homosexualidad con especial dureza, pero por otro lado encontramos que está en el top 5 de países que más buscan en Google las palabras “porno gay”. Doble moral, amigos.

Fuente Cromosomax/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , ,

Amarillismo lesbófobo en la portada de “El Español”, el nuevo digital de Pedro J. Ramírez

Martes, 29 de diciembre de 2015

portada-El-Español-lesbofobia1Sorprendente portada del diario digital El Español, que en su edición del día 23 titulaba: “Más se arrastra ante la CUP: ofrece banca pública, SMI de 1.000 euros y ayudas a lesbianas”. Que no se alegren nuestras lectoras catalanas: las “ayudas a lesbianas” de las que se escandaliza el El Español como símbolo del “arrastre” de Artur Mas ante la Candidatura d’Unitat Popular para lograr su investidura como presidente de la Generalitat no es un sobresueldo por ser lesbiana. Se trata de algo mucho menos original: “que la sanidad pública se haga cargo de las reproducciones asistidas a mujeres lesbianas o sin pareja masculina, otra reclamación que aparecía en el documento de mínimos de la CUP. El plan prevé una partida de casi 2 millones de euros para este cometido” (así lo describe, ya en el artículo, el propio diario El Español).

El Español es el diario digital que Pedro J. Ramírez ha puesto en marcha tras su salida del diario El Mundo, en el que muchos habían puesto sus esperanzas de ver un medio de centro-derecha capaz de competir en el mundo digital y atraer a lectores críticos. Portadas como la que reproducimos hoy, sin embargo, le acercan más bien al amarillismo de La Razón o de los medios del grupo Intereconomía. Hablar frívolamente de “ayudas a lesbianas” cuando de lo que se trata es de rescatar para las mujeres sin pareja masculina un derecho del que fueron privadas por el gobierno de Mariano Rajoy y que incluso la justicia ha reconocido no puede calificarse más que de amarillismo lesbófobo.

La exclusión de las parejas de mujeres y de las mujeres solas del acceso a las técnicas de reproducción asistida en la sanidad pública fue decidida por el gobierno cuando revisó la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud (la lista de procedimientos que en todas las comunidades deben ser cubiertos por la sanidad pública), pese a que la Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida sí permite el acceso de todas las mujeres a estas técnicas. El Sistema Nacional de Salud limitaba su cobertura pública a aquellas situaciones en las que existiera “un diagnóstico de esterilidad o una indicación clínica establecida, de acuerdo con los programas de cada servicio de salud”. Una formulación que en ausencia de limitaciones más específicas era lo suficientemente ambigua como para permitir la inclusión de parejas de mujeres o de mujeres solas, y de hecho los servicios de salud de varias comunidades autónomas así lo habían venido entendiendo (especial interés al respecto tiene la polémica que rodeó en el año 2011 la exclusión de dos mujeres lesbianas en Asturias, ya que el Tribunal Superior de Justicia de esa comunidad dio luego la razón a una de las mujeres, al considerar que fue objeto de discriminación).

Con Mariano Rajoy al frente del gobierno, el Ministerio de Sanidad decidió dar otra vuelta de tuerca e impedir esta posibilidad, definiendo una serie de circunstancias concretas que, aunque sin mencionar expresamente la orientación sexual, en la práctica suponen que las mujeres sin pareja masculina quedan excluidas de la prestación. La entonces ministra Ana Mato llegó a afirmar que “la falta de varón no es un problema médico”. La orden ministerial fue emitida el 31 de octubre de 2014, aunque son varias las comunidades autónomas que plantaron cara al gobierno y decidieron, por su cuenta, asumir dicha prestación de forma expresa.

¿Cristina Cifuentes, una radical de la CUP?

A este respecto, incluso el nuevo gobierno de Cristina Cifuentes en Madrid, seguramente presionado por la sentencia que hace pocas semanas condenó al Hospital Fundación Jiménez Díaz y a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid por discriminar a una pareja de mujeres en su acceso a la prestación de reproducción asistida en la sanidad pública, ha decidido incluir esta prestación en la cartera regional.

“La asistencia sanitaria pública debe respetar escrupulosamente el principio de igualdad, independientemente de la condición sexual o circunstancias de los usuarios. Por eso, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid va a incluir en su cartera de servicios complementaria la reproducción asistida para mujeres sin pareja masculina. La ampliación del tratamiento de fertilidad viene a dar respuesta a la necesidad existente en un sector de la población que se estaba viendo discriminado a la hora de recibir este tipo de procedimientos”, escribía Cifuentes en su propio blog el 7 de octubre…

Lo cierto es que la portada de El Español no hace más que abonar la lesbofobia. Reconocer el derecho de las mujeres sin pareja masculina a no ser discriminadas por una sanidad pública que ellas, al igual que el resto de los ciudadanos, contribuyen a financiar con sus impuestos nada tiene que ver con recibir “una ayuda”. Esperábamos más de este nuevo medio…

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

¡Felicidades Mafalda!: Quino gana el Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Jueves, 22 de mayo de 2014

1400665075_068733_1400665861_noticia_normal Leemos en El País , esta noticia que nos alegra…

El humorista alcanzó un reconocimiento universal de la mano de Mafalda, que nació hace 50 añosEl argentino se convierte en el primer dibujante distinguido en la historia de los premios

‘De Quino sólo se puede aprender’

Quino: ‘Hoy Mafalda diría lo mismo’

El afilalápiz del Aleph

FOTOGALERÍA Mafalda cumple 50 años

La niña que filosofaba nació de la pluma de un ilustrador que pensó en hacer dibujos mudos. Quino, el viñetista que hoy ha recibido el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, adoraba el arte silente de Buster Keaton. Por ese sendero siguió hasta que en una redacción de Buenos Aires le dijeron que el humor necesitaba palabras. Quino aceptó el consejo o la exigencia y llenó sus viñetas de nubes. A veces con diálogos socráticos, a veces con las palabras justas, como cuando Mafalda, la niña filósofa con sopofobia que convirtió a Quino en un dibujante universal, solo acierta a gritar:

1400665075_068733_1400684749_sumario_normalHomenaje de Forges a Mafalda.

-¡Paren el mundo, qué me quiero bajar!

Joaquín Salvador Lavado, hijo de emigrantes andaluces nacido en Mendoza (Argentina) en 1932, ya no dibuja. En uno de esos golpes nada graciosos de la vida, su vista se ha ido debilitando. Pero lo que ha dibujado antes es suficiente para arroparle para siempre. Él, un humilde patológico, es profeta en su tierra y fuera de ella. El Príncipe de Asturias se suma a una larga de lista de reconocimientos para el humorista, que coinciden con la celebración de los 50 años del nacimiento de Mafalda. Quino creó su gigante de seis años el 15 de marzo de 1962 para una campaña publicitaria para una marca de electrodomésticos que se frustró por el camino, pero el padre de la criatura prefiere fijar como fecha del natalicio el 29 de septiembre de 1964, cuando se publicó la primera tira en el semanario Primera Plana, de Buenos Aires.

La niña redicha de seis años apenas vivió una década en el papel impreso. Quino abandonó el personaje en 1973 sin que el personaje nunca le haya abandonado a él. A diferencia de otros creadores abrumados por sus creaciones, camina contento de la mano de Mafalda. Se siente acompañado, aunque hoy habría retratado una familia reconstituida, como confesaba en una entrevista de 2013. En su famosa saga han envejecido el contexto social (el papel de la mujer encarnado por esa contumaz cocinera de sopa que es la madre de Mafalda y Guille) y el político (la dictadura argentina, que causó el exilio del humorista, se desmoronó en 1983 para dar paso a una democracia) pero sus recetas existenciales siguen vigentes. Como las preguntas del idealista Felipe (“¿No sería hermoso el mundo si las bibliotecas fueran más importantes que los bancos?”) o las sentencias de la propia Mafalda (“Como siempre; apenas uno pone los pies en la tierra se acaba la diversión”).

1400665075_068733_1400696310_sumario_normalViñetas de Rep, discípulo de Quino.

En su galería infantil, Quino aprisionó las grandezas y las miserias del mundo. El materialismo rampante (Manolito: “Todos somos iguales solo que algunos arriesgamos un capital”), el optimismo ante el mañana (Miguelito: “Yo, lo que quiero que me salga bien es la vida”) o el descreímiento insolidario (Susanita: “No es cuestión de herir susceptibilidades, sino de matarlas”). Esta vigencia pesó en la decisión del jurado del Príncipe de Asturias: “Al cumplirse el 50 aniversario del nacimiento de Mafalda, los lúcidos mensajes de Quino siguen vigentes por haber combinado con sabiduría la simplicidad en el trazo del dibujo con la profundidad de su pensamiento”.

Al Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades,dotado con una escultura de Miró y 50.000 euros, optaban 22 candidaturas procedentes de 14 países. Junto a Quino, el primer dibujante que entra en la galería de estos galardones, los aspirantes que llegaron hasta la recta final fueron el periodista mexicano Jacobo Zabludovsky y el filósofo Emilio Lledó. El jurado que ha decidido el galardón estaba integrado, entre otros, por Inés Alberdi, Víctor García de la Concha, Adela Cortina y Luis María Anson.

1400665075_068733_1400666735_sumario_normalEl dibujante Quino, en Buenos Aires en 2012. / ricardo ceppi

Quino descubrió el dibujo gracias a su tío. “Yo heredé el nombre y el oficio de mi tío Joaquín. Ver que de su lápiz salían montañas, árboles, personas… me maravillaba. Todos los chicos dibujan, pero yo seguí. Estudié un poco en Bellas Artes y dos años después cometí el error de creer que a los 15 ya lo sabía todo y abandoné. De eso me arrepiento cada vez que puedo”, contaba en una entrevista con motivo de la publicación de su último libro, ¿Quién anda ahí? (Lumen), en 2013, casi seis décadas después de que se publicasen sus primeros dibujos. No volvió a dibujar a Mafalda salvo en ocasiones excepcionales, a petición de alguna organización solidaria como Unicef o en 1987, tras un fallido golpe de Estado de 1987 contra el presidente Raúl Alfonsín.

General , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.