Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Río 2016’

La homofobia campa a sus anchas en la cobertura de los JJ.OO. de Río

Sábado, 20 de agosto de 2016

thismenolympics.0.0-520x347Las Olimpiadas de Río están haciendo historia por muchos motivos. En la semana final de los Juegos de Río de Janeiro, repasamos algunas de las noticias que en los últimos días, para bien o para mal, han tenido a la comunidad LGTB como protagonista. Con la homofobia social y mediática como un problema aún pendiente, la visibilidad y la concienciación se abren paso poco a poco también en el ámbito olímpico.

Lo que sí nos interesa es que este año el número de atletas abiertamente homosexuales que están compitiendo en los Juegos Olímpicos ha marcado un récord sin precedentes. En 2008, por ejemplo, sólo había un atleta abiertamente homosexual en competición. Este año son 50.

Después de las Olimpiadas de Sochi y la polémica que se formó a su alrededor por el hecho de que un país institucionalmente LGTBfóbico como Rusia organizara un evento que supuestamente ensalza los mejores valores de la humanidad, el Comité Olímpico Internacional añadió al contrato que firman las ciudades organizadores una cláusula en la que se comprometen a respetar los derechos de las personas del colectivo que les visiten.

De hecho esa cláusula es, según varios activistas LGTB en Japón, uno de los motivos por los que el país cada vez es más abierto y respetuoso hacia el colectivo. Lo cual nos hace ser un poquito más felices.

Y no sólo eso, el COI también ha actualizado su política sobre los atletas trans, permitiendo a los hombres transgénero competir sin ningún tipo de limitación mientras que las mujeres trans pueden competir después de un año de terapia hormonal para que sus niveles de testosterona sean iguales o menores que los de sus competidoras cisgénero.

Por desgracia el hecho de que las cosas vayan avanzando y en los Juegos haya cada vez más atletas que no tienen miedo a dejar clara su condición sexual no implica que el trato que reciben sea el más adecuado. Desde el escándalo de The Daily Beast (el del periodista que escribió un artículo haciendo outing a varios atletas, que ha llevado a que el propio COI diga que es una información “totalmente inadmisible“), hasta comentarios fuera de lugar por parte de los que retransmiten los juegos en diferentes países.

Una de las noticias desagradables en el ámbito LGTB nos llegaba el jueves de la semana pasada. El periodista del digital estadounidense The Daily Beast Nico Hines se creó perfiles en varias conocidas aplicaciones de contactos y escribió un artículo en tono ligero relatando sus experiencias: “El otro deporte olímpico en Río: swiping”, en referencia a la acción de deslizar el dedo por la pantalla del móvil para desplazarse entre los usuarios de estas redes sociales. El problema es que el texto describía algunas de las conversaciones en Grindr con un nivel de detalle sobre sus interlocutores (estatura, peso, nacionalidad) suficiente para poder identificar de quiénes se trataba.

El artículo, por tanto, suponía un outing para unos deportistas que no tenían intención de revelar su orientación sexual e incluso puede haber puesto a alguno de ellos en peligro, especialmente a los que provienen de países donde impera la homofobia. Así lo hicieron notar las redes sociales y numerosos activistas, que señalaron la irresponsabilidad de Hines y el diario por publicar información personal tan sensible. El asunto llegó al Comité Olímpico Internacional (COI), que calificó el texto de simplemente inaceptable. The Daily Beast, un día después de publicarlo, borró de su web el reportaje y publicó una nota de los editores en la que piden disculpas por el error cometido y reiteran su compromiso con la defensa de la comunidad LGTB.

pasted-image-0

La BBC ya tuvo que pedir disculpas cuando el comentarista Paul Hand comentó, durante la Kiss Cam que se retransmitía en el descanso de un partido de tennis, “esperemos que ahora no enfoquen a dos tíos sentados juntos“. A pesar de eso Hand sigue haciendo comentarios bastante inadecuados y claramente homófobos. Cuando el tenista Andy Murray ganó el oro frente al argentino Juan Martín del Potro no pudo contener las lágrimas de emoción, hecho que Hand aprovechó para soltar un: “Hemos tenido tennis de machos, pero no una reacción de machos ¿verdad?“.

murray-699992-520x308Imaginamos que a Andy Murray no le hará ninguna gracia ese comentario, porque cuando otro periodista le espetó un “eres la primera persona en ganar dos medallas olímpicas en tenis” Murray le contestó con un “Venus y Serena tienen cuatro cada una.

Y es que el machismo y la homofobia van cogiditos de la mano. Y en Río están campando a sus anchas.

Pero no es la BBC la única cadena que está teniendo problemas de machismo y homofobia en su retransmisión de los juegos. La NBC estadounidense también sigue recibiendo muchas críticas por el tratamiento que reciben muchos de los deportistas homosexuales que compiten en Río.

Durante un partido de volleyball femenino el comentarista Chris Marlowe se refirió a la mujer de una de las jugadoras brasileñas como su “marido. La única reacción que hubo por parte de Marlowe y la cadena fue un simple “Siento el error de hoy. Claramente Liliane es la esposa de Larissa“.

Hasta Tom Daley ha sido objetivo de una curiosa forma de homofobia: ignorar a su prometido Dustin Lance Black. En cierto momento de la retransmisión, mientras Daley realizaba uno de su saltos, la cámara enfocó a sus familiares entre los que evidentemente estaba su prometido. Todos llevaban camisetas de apoyo a Daley, pero cuando los comentaristas explicaron quiénes eran ninguno mencionó a Black. Puede parecerte una tontería, pero desde Slate explican lo absurda y poco creíble que resulta esa omisión:

¿Se habría resistido la cadena a ignorar al prometido ganador de un Oscar de un medallista olímpico si la relación no implicara a dos personas del mismo sexo? (…) ¿Realmente crees que no habrían señalado a la prometida famosa del saltador si hubiera sido Marion Cotillard, Brie Larson, o cualquier otro ganador de un Oscar cuya fama es comparable a la de Black? No tienes que ser el tipo de persona que ve homofobia en todas partes para sospechar que los comentaristas eran reacios a hablar de la homosexualidad de un atleta estrella.

En el ámbito periodístico tampoco ha destacado por su inclusividad el tabloide británico The Daily Mail.En el periódico Daily Mail, por ejemplo, tuvieron otro desliz (esta vez más machista que homófobo) cuando Jack Laugher y Chris Mears ganaron la medalla de oro. Según el periódico “los saltadores británicos se abrazaron de alegría tras ganar el oro mientras los medallistas de bronce chinos se dieron una masculina palmada en la espalda.”  Sobre una foto en la que los británicos Jack Laugher y Chris Mears se abrazaban tras alzarse con el oro en los saltos sincronizados de trampolín, el diario animaba a los deportistas a “contenerse: “¡Cortaos un poco, tíos! Los victoriosos saltadores sincronizados de Gran Bretaña se abrazan de alegría tras ganar el oro – mientras los medallistas de bronce chinos se deciden por una varonil palmada en la espalda”. El aluvión de críticas por el sexismo y la homofobia del titular (con el añadido irónico de que el abiertamente gay Tom Daley participa en el mismo deporte que los aludidos) ha movido al periódico a reescribir parcialmente la noticia. Daley, por cierto, consiguió la medalla de bronce en saltos sincronizados desde plataforma de diez metros junto a su compañero Daniel Goodfellow.

57ac49451800002100bca271

Desde Outsports señalan que este problema no afecta sólo a las Olimpiadas y que la NBC tiene contratado a un comentarista para los partidos de la NFL, Tony Dungy, que es un “homofobo orgulloso, que ha recaudado dinero en campañas contra la igualdad del colectivo LGTB y que ha criticado sin tapujos a varios deportistas gays. La misma cadena tuvo que disculparse cuando en 2008 el saltador australiano y gay Matthew Mitcham ganó el oro, a los comentaristas se les olvidó mencionar que entre el público estaba su novio, algo que sí hicieron con el resto de deportistas.

Ciertamente este año las Olimpiadas tienen al mayor número de atletas abiertamente homosexuales compitiendo. Y eso es tremendamente importante y significativo no sólo por lo que implica para el mundo del deporte sino para todos esos jóvenes deportistas que se mueven en un mundo cargado de prejuicios y fobias. Ahora sólo falta que, del mismo modo que el COI hace lo posible por adaptarse a la realidad, los comentaristas y periodistas deportivos también lo hagan.

Y exactamente lo mismo han de hacer con respecto a la tremenda carga machista de las noticias que vemos publicadas cada día en todos los periódicos del mundo. Por desgracia algo me dice que será más fácil que empiecen a tratar de forma correcta a los gays que a las mujeres (heteros o lesbianas), porque por lamentable que sea la imagen de un periodista vilipendiando a un hombre es más escandalosa que a una mujer.

Y si es un hombre blanco, apaga y vámonos.

Fuente EstoyBailando/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los Juegos Olímpicos: metáfora de la humanidad humanizada

Viernes, 19 de agosto de 2016

antorcha-olimpicaLeído en Koinonia:

(Leonardo Boff, en Koinonía).- Desde el día 5 de este mes de agosto Río de Janeiro es la sede de los Juegos Olímpicos de 2016. Se ha creado una inmensa infraestructura de arenas, estadios, nuevas avenidas y túneles que dejarán un legado inolvidable a la población carioca.

La apertura y la clausura son ocasión de grandes celebraciones, en las cuales el país que hospeda intenta mostrar lo mejor de su arte y singularidad. La apertura esta vez fue de un esplendor inigualable, a semejanza de los grandes desfiles de las escuelas de samba. Los efectos de luces y de imágenes proyectadas en pantallas enormes creaban una atmósfera de mágica y casi surrealista, provocando en muchos lágrimas de emoción.

El momento principal fue el desfile de las delegaciones de 206 países, un número mayor que el de los países representados en la ONU, que son 193. Cada delegación desfilaba con trajes típicos de sus pueblos, destacándose por sus colores vistosos y elegantes, los trajes africanos y asiáticos.

Sabemos que en todas las relaciones sociales e internacionales subyacen intereses y maniobras de poder. Pero aquí, en los Juegos Olímpicos, si existieron, fueron prácticamente invisibles. Predominaba el espíritu deportivo y olímpico por encima de las diferencias nacionales, ideológicas y religiosas. Aquí todos estaban representados, hasta un grupo, muy aplaudido, de refugiados que hoy inundan especialmente Europa.

Tal vez este evento sea uno de los pocos espacios en los cuales la humanidad se encuentra consigo misma, como una única familia, anticipando una humanización siempre buscada pero nunca definitivamente mantenida porque todavía no hemos avanzado en la conciencia de que somos una especie, la humana, y tenemos un único destino común junto con nuestra Casa Común, la Tierra.

Este tal vez sea el mensaje simbólico más importante que un evento como este envía a todos los pueblos. Más allá de los conflictos, diferencias y problemas de todo tipo, podemos vivir anticipadamente y, por un momento, la humanidad que finalmente se humanizó y encontró su ritmo en consonancia con el ritmo del propio universo. Este es uno y complejo, hecho de redes incontables de relaciones de todos con todos, constituyendo un cosmos en cosmogénesis, gestándose continuamente a medida que se expande y se complejiza. A este ritmo no escapa tampoco la humanidad.

 

Los Juegos Olímpicos nos invitan a reflexionar sobre la importancia antropológica y social del juego. No pienso aquí en el juego que se volvió profesión y gran comercio internacional como el fútbol, el baloncesto y otros, que son más bien deportes que juegos. El juego, como dimensión humana, se revela mejor en los medios populares, en la calle o en la playa o en algún espacio con hierba o con arena. Este tipo de juego no tiene ninguna finalidad práctica, pero lleva en sí mismo un profundo sentido como expresión de alegría de divertirse juntos.

En los Juegos Olímpicos impera otra lógica, diferente de la cotidiana de nuestra cultura capitalista, cuyo eje articulador es la competición excluyente: el más fuerte triunfa y, en el mercado, si puede, se come a su concurrente. Aquí hay competición, pero es incluyente, pues participan todos. La competición es para el mejor, apreciando y respetando las cualidades y el virtuosismo del otro.

La tradición cristiana desarrolló toda una reflexión sobre el significado transcendente del juego. Quiero concentrarme un poco sobre ella. Las dos Iglesias hermanas, la latina y la griega, se refieren al Deus ludens, al homo ludens e incluso a la ecclesia ludens (Dios, el hombre y la Iglesia lúdicos).

Veían la creación como un gran juego de Dios lúdico: hacia un lado lanzó las estrellas, hacia otro el sol, más abajo puso los planetas y con cariño colocó la Tierra, equidistante del Sol, para que pudiese tener vida. La creación expresa la alegría desbordante de Dios, una especie de teatro en el cual desfilan todos los seres y muestran su belleza y grandeur. Se hablaba entonces de la creación como un theatrum gloriae Dei (un teatro de la gloria de Dios).

En un bello poema dice el gran teólogo de la Iglesia ortodoxa Gregorio Nacianceno (+390): «El Logos sublime juega. Engalana con las más variadas imágenes y por puro gusto y por todos los modos, el cosmos entero». En efecto, el juguete es obra de la fantasía creadora, como lo muestran los niños: expresión de una libertad sin coacción, creando un mundo sin finalidad práctica, libre del lucro y de beneficios individuales.

«Porque Dios es vere ludens (verdaderamente lúdico) cada uno debe ser también vere ludens», aconsejaba, ya mayor, uno de los más finos teólogos del siglo XX, Hugo Rahner, hermano de otro eminente teólogo, que fue profesor mío en Alemania, Karl Rahner.

Estas consideraciones sirven para mostrar cómo puede ser sin nubarrones y sin angustia nuestra existencia aquí en la Tierra, al menos por un momento, especialmente cuando se vislumbra en la belleza de las diferentes modalidades de juegos la misteriosa presencia de un Dios lúdico. Entonces no hay que temer. Lo que nos bloquea la libertad y la creatividad es el miedo.

Lo opuesto a la fe no es tanto el ateísmo sino el miedo, especialmente el miedo a la soledad. Tener fe, más que adherirse a un conjunto de verdades, es poder decir, siguiendo a Nietzsche, “sí y amén a toda la realidad”. En lo profundo, la realidad no es traicionera, sino buena y bonita, alegre acogedora. Alegrarse por formar parte de ella lo expresamos en el juego, y, de forma universal, en los Juegos Olímpicos. Tal vez éste sea su sentido secreto.

 

Espiritualidad, General , , , , , ,

Récord de atletas LGTBI en Río 2016 da impulso a comunidad homosexual de Brasil

Viernes, 19 de agosto de 2016

deportista_lesbianaLa ganadora de la primera medalla de oro para Brasil en Río la semana pasada, la judoca Rafaela Silva, puso de relieve los problemas de una lesbiana que enfrentó discriminación sexual y racial para pasar de una favela a la gloria olímpica.

Con la mayor participación de atletas gay declarados, los Juegos de Río vieron competir al primer matrimonio gay y fueron testigos de una propuesta de matrimonio de una pareja de mujeres en una ceremonia de premiación.

El número récord de atletas olímpicos que han declarado abiertamente su homosexualidad ha impulsado la aceptación de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGBT) en medio de críticas a matrimonios del mismo sexo, dijeron miembros de la comunidad.

Con la mayor participación de atletas gay declarados, 49 según informó la revista Outsports en julio -el doble que en Londres 2012-, los Juegos de Río vieron competir al primer matrimonio homosexual y fueron testigos de una propuesta de matrimonio de una pareja de mujeres en una ceremonia de premiación.

Los tribunales brasileños reconocieron las uniones civiles entre personas del mismo sexo pero el Congreso del gigante sudamericano se opuso a la legalización de matrimonios homosexuales.

La comunidad LGBT espera que el ejemplo de alto perfil de los atletas olímpicos pueda ayudar a cambiar la manera de pensar en el país.

La declaración pública de atletas de alto nivel, como la jugadora de baloncesto estadounidense Elena Delle Donne -quien anunció su compromiso con su novia días antes de los Juegos-, aumentó la visibilidad de la causa homosexual a la luz positiva de los deportes, dijo el artista visual brasileño Murilo Sousa.

El rugby femenino debutó en Río y la jugadora brasileña Isadora Cerullo conquistó al público la semana pasada al aceptar la propuesta de matrimonio de su novia, quien trabajaba como voluntaria, en la ceremonia de premiación.

El portavoz del Comité Olímpico Internacional (COI), Mark Adams, dijo que la propuesta de matrimonio extendió los esfuerzos del organismo de eliminar la discriminación sexual de los Juegos.

La ganadora de la primera medalla de oro para Brasil en Río la semana pasada, la judoca Rafaela Silva, puso de relieve los problemas de una lesbiana que enfrentó discriminación sexual y racial para pasar de una favela a la gloria olímpica.

Dos días después de que su impecable actuación en cinco combates la convirtiera en heroína nacional, Silva, de 24 años, se refirió por primera vez en público a su relación de tres años con su novia durante una entrevista con el canal Globo.

Las agresiones machistas en barrios pobres obligan a las mujeres lesbianas a ser discretas sobre su vida amorosa, dijo Juno Griz, durante un concurso en la playa de Ipanema para celebrar la diversidad en los Juegos.

“Ser una lesbiana blanca y rica es aceptable, pero una lesbiana pobre que vive en los márgenes de la sociedad brasileña continuará sufriendo”, dijo Griz.

“Esta visibilidad es muy importante, pero la violencia contra los gays continuará. Desafortunadamente queda todavía un largo camino por recorrer. No termina aquí con los Juegos Olímpicos”, agregó.

La saltadora venezolana Yulimar Rojas consigue una plata que brinda por el colectivo LGTB

34368_yulimar-rojas-jjoo-rio-2016-medalla-plata

La jovencísima saltadora venezolana abiertamente lesbiana ha conseguido alzarse con una medalla que brinda por todo un país y por todo un colectivo.

En esa inmensa barra de bar virtual que es twitter hay espacio para todo. Incluso, hay hueco para hashtags tan desagradables que consiguen erizar la piel. La semana pasada, uno de estos infames marcadores se convirtió en trending topic en nuestro país durante unas horas. Bajo el hashtag #GaysNoMerecenMedallas hubo una buena parte de tuits que se dedicaron a defender a la comunidad LGTB pero otra gran parte de los mensajes destacaron por su virulenta LGTBfobia. La medalla de plata conseguida por Yulimar Rojas se ha convertido en el mejor antídoto para taparle la boca al odio y la discriminación.

La historia de Yulimar Rojas parece sacada de una película. El otoño pasado, la joven venezolana contactó con el saltador Iván Pedroso gracias a Facebook y el mítico saltador cubano le propuso viajar a Madrid para entrenar con él. Desde entonces sus marcas han progresado de manera exponencial. Tanto es así que Yulimar se convirtió en la campeona mundial de triple salto más joven de la historia en los campeonatos de pista cubierta celebrados en Portland el mes de marzo pasado. Ahora, la saltadora ha conseguido alzarse con una medalla de plata que sabe a gloria para todo un país y para toda una comunidad. Una presea que tiene el brillo de la inclusión y la diversidad y que se convierte en un ejercicio de visibilidad para el colectivo LGTB merecedor de la medalla de oro.

Jornada a jornada, los JJOO de Río siguen confirmándose como los más LGTBfriendlys de la historia. 

En definitiva, han ocurrido historias alentadoras en los últimos días en Río. Una de ellas es la medalla de oro conseguida por la judoca brasileña Rafaela Silva (en la imagen superior), que en una entrevista al diario O Globo ha hablado con naturalidad de su relación con una estudiante universitaria, Thamara Cezar. En realidad, la deportista ya había mostrado abiertamente a Cezar como su pareja en las redes sociales sin que los medios se hubieran percatado hasta ahora de ello.


Y este lunes sumábamos también la segunda pareja del mismo sexo oficialmente comprometida en estos Juegos: la del marchador británico Tom Bosworth y su novio Harry Dinley. El atleta publicó este lunes una foto en Twitter pidiéndole matrimonio a su compañero en la playa de Copacabana, con el texto “¡¡¡Dijo que SÍ!!!”. Bosworth y Dinley se unen así a la pareja formada por la jugadora de rugby Isadora Cerullo y Marjorie Enya, comprometidas desde la semana pasada.

Fuente Cáscara amarga/Dosmanzanas/Chueca.com

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , ,

La BBC se disculpa por un comentario homófobo durante la cobertura de los JJ.OO.

Jueves, 18 de agosto de 2016

624He de reconocerte, querida amiga lectora, que a veces me cansa un poco hablar tanto de homofobia. Tía, qué pesadilla. Y cuando veo noticias como ésta siento la tentación de decir “bah, tampoco es para tanto“.

Pero cuando ayer saltó la polémica por lo de la canción de Molotov en las fiestas de Lavapiés me di cuenta de que hay muchísima gente (a la que probablemente este artículo no le va a llegar, pero nunca se sabe) que aún no ha entendido lo que es la homofobia. Me lo decía @kortvex, el jefe de BuzzFeed España por Twitter: “la gente cree que la homofobia es ir pegándole a maricas. Y si no lo hacen ya están libres de pecado.”

Y es que homofobias hay muchas, y de muchos tipos. Igual que machismos hay muchos. Y si hablamos de micromachismos también podemos hablar de microhomofobias. Son comentarios tontos, probablemente sin intención de hacer daño, pero que lo hacen; son actitudes simples como una risita nerviosa cuando te cruzas con una pareja gay cogida de la mano. La gente que comete esas microhomofobias probablemente no se consideran homófobos en absoluto, pero lo están siendo. 

Y sí, Antonio Maestre, lo digo yo porque soy gay y porque lo que te voy a contar ahora, por ejemplo, me molesta. Si a ti no te molesta a lo mejor es porque NO ERES MARICÓN.

El otro día la BBC estaba retransmitiendo los cuartos de final de tenis femenino en las olimpiadas de Rio cuando la cámara empezó a enfocar a diferentes parejas del público en una especie de Kiss Cam (Ya sabes, el realizador enfoca a una parejita que se ve en la pantalla del estadio y se tienen que dar un beso).

Durante ese momento el comentarista de la BBC, Paul Hand, fue diciendo lo “adorable” que resultaba ese momento. Incluso bromeaba cuando una pareja estaba tan enfrascada mirando sus móviles que ni se daban cuenta de que estaban en pantalla. Y entonces, de repente, el comentario:

Esperemos que no enfoquen a dos tíos sentados uno junto al otro


Las reacciones en Twitter de gente indignada con Hand y con la BBC no se hicieron esperar. “Alguien debería decirle a Paul Hand que no hay nada malo en que dos tíos se den un beso“, decía un usuario. La reacción fue tal que la propia cadena, a través de un portavoz, ha pedido disculpas a todas las personas que se hayan sentido ofendidas por un “comentario imprudente“. Al que no llamaremos “homófobo” porque Paul Hand no es homófobo, seguro que tiene muchos amigos gays y son bellísimas personas.

El caso es que probablemente Paul Hand no se considere una persona homófoba. Y ese “espero que no enfoquen a dos tíos” no lo percibió como una broma homófoba. Pero lo era. Lo que pasa es que es un tipo de homofobia tan arraigado en nuestra sociedad que al que no le afecta directamente (es decir, al maricón) le cuesta percibirla como tal.

El problema es que cuando se lo señalas, cuando les dices que lo que acaban de decir es ofensivo, en lugar de replantearse las bromas que hacen se ponen a la defensiva y te montan el cristo de la… exacto, “libertad de expresión“.

Fuente | Express, vía Estoy Bailando

Cine/TV/Videos, General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

El escándalo Daily Beast: un periodista hetero se instala Grindr y hace outing a los atletas de Río 2016

Martes, 16 de agosto de 2016

EEib1cju_400x400Nico Hines

Un muy interesante artículo de Hidroboy en EstoyBailando…

Ayer por la tarde me crucé con una historia que, en principio, me parecía bastante inofensiva.

Un periodista de The Daily Beast, Nico Hines, había publicado un artículo que algunos consideraban ofensivo, homófobo y hasta peligroso. Nico, hombre blanco cisgénero hetero casado y con hijos, decidió escribir un texto sobre cómo se liga vía app en la Villa Olímpica de Río de Janeiro. Para hacerlo, según él, se instaló todas las apps de ligue que se le ocurrieron, incluída Grindr.

Al rato comprobó que la app que mejores resultados le daba y por la que le escribía más gente era la app gay. Nico, según explicaba en su texto, tenía puesta una foto de cara; pero no especificaba su orientación sexual, su estado civil o su trabajo. Ni siquiera lo que buscaba. Según él en ningún momento engañó a nadie ni les hizo creer cosas que no eran ciertas.

Pero lo que sí hizo Nico fue apuntar datos sobre esas personas que le habían escrito por Grindr para utilizarlos más adelante en su artículo. Así no se cortó un pelo a la hora de hablar de estaturas, pesos, medallas olímpicas, nacionalidades, deportes… Los detalles que dio era tan evidentes que a un reportero de Slate le costó muy poco ponerle nombre a cinco de los hombres que Nico decía que estaban en Grindr buscando sexo con otros hombres.

Y muchos de ellos eran atletas de países en los que la homosexualidad está perseguida o incluso es un delito.

pasted-image-0

Pero no hacía falta salir del artículo (su título original era “Conseguí tres citas por Grindr en una hora en la Villa Olímpica“) para ver lo peligroso que era lo que el “periodista” estaba haciendo: en el mismo texto explicaba la proposición sexual de un atleta de Kazajistán. Esa delegación la forman 104 deportistas que compiten en 22 deportes: sabiendo un par de datos más era muy fácil saber quién era el chico detrás del perfil de Grindr. El mismo chico que, de vuelta a su país (si se han enterado) se puede encontrar con un ambiente tremendamente hostil.

Cuando tanto las redes sociales como los medios LGTB americanos (los primeros en leer el artículo) pusieron el grito en el cielo, los editores de The Daily Beast modificaron el texto eliminando los datos que podían ayudar a identificar a los atletas que buscaban sexo con otros hombres. Además añadieron una nota editorial en la que explicaban por qué habían realizado esas modificaciones y explicaban que el objetivo del artículo era “ver cómo los atletas de Río usaban las apps de ligue“. Como señalan desde Slate, la respuesta a esa pregunta era muy fácil: ligando.

Nico-Hines-backlash-670x499-520x387

La justificación de por qué un hombre blanco cisgénero hetero casado y con hijos había escrito un texto tan centrado en Grindr también era para aplaudirles en la cara: era la app en la que había recibido más mensajes.

El artículo, que ya ha sido eliminado de la web de The Daily Beast y sustituido por un editorial en el que reconocen que fue un error (“Lo hicimos mal. Lo haremos mejor.“), no sólo levantó la polvareda digital por lo que Nico Hines había hecho, sino por cómo lo había hecho. Para empezar no se identificaba como periodista a no ser que la otra persona le preguntara si era periodista… ¿y a cuánta gente con la que sólo vas a echar un polvo rápido por Grindr le preguntas a qué se dedica?

Muchos periodistas critican el hecho de que Nico utilizara el “catfish” para conseguir datos que podría haber conseguido de forma anónima y mucho más segura si hubiera dicho en su perfil que era un periodista investigando cómo se utilizan las apps de ligue en la Villa Olímpica. Que ya de por si es un tema bastante absurdo porque, como señalan de nuevo desde Slate, el hecho de que se repartan 450.000 condones en la Villa Olímpica es noticia, pero saber quién y con quién se usa cada condón no lo es. 

De hecho no hace mucho fue noticia el hecho de que durante la convención del Partido Republicano en la que eligieron a Donald Trump y su vicepresidente homófobo como candidatos a la Casa Blanca las apps de ligue gay casi se colapsan y los anuncios de escorts en Craiglists se dispararon. Pero ahí el bueno de Nico Hines no tuvo huevos de hacer lo mismo, probablemente porque sabe que lo que ha hecho puede considerarse un delito en muchos países y no es lo mismo sacar del armario a un chaval de Kazajistán que a un político republicano que te demanda sin miramientos.

Lo que Nico Hines hizo no fue periodismo. No había nada que investigar. Lo que Nico Hines hizo, desde su posición de hombre blanco cisgénero y heterosexual, fue sensacionalismo barato; tratando de escandalizar al personal con un texto en el que (probablemente de forma no intencionada -o probablemente sí-) hablaba de forma jocosa sobre la vida sexual de los hombres que buscaban sexo con otros hombres. Hombres que probablemente por primera vez en su vida podían vivir su sexualidad sin miedo a ser perseguidos, apaleados o asesinados. Chavales que por primera vez descubren lo que es poder abrir Grindr y quedar con otro chico para pasar un buen rato porque tienen la suerte de no estar en su país.

La excusa de que Grindr fue la app que más movimiento tuvo es un intento cutre por justificar la homofobia implícita en el artículo original, porque todo el mundo sabe que por norma general los hombres gays o que se acuestan con otros hombres suelen ser más directos en su búsqueda de sexo.

Hines no sólo ignoró completamente cualquier norma periodística, sino que al hacerlo puso en peligro la integridad física y las vidas de muchas de las personas que aparecían en su texto. Aún sin dar sus nombres era fácil adivinar de quién estaba hablando, y aún haciendo una suposición errónea la sombra de la duda podía recaer sobre varios atletas cuyas vidas pueden verse muy afectadas por una irresponsabilidad como ésta.

Amini Founa, un nadador olímpico de Tonga, se lanzó a Twitter para expresar la rabia y la impotencia que el artículo de Hines le producía. No sólo por la evidente carga homófoba que contenía el texto (señalando sin pudor a los hombres que tenían sexo con otros hombres como si fuera que hay que señalar) sino que le recordó algo muy importante: “Algunas de las personas a las que has hecho outing son mis amigos. Con familias y vidas que se verán afectadas para siempre por esto. Imagina que el único espacio en el que te sientes seguro, el único espacio en el que puedes ser tú mismo, es arruinado por una persona heterosexual que cree que esto es una broma. Uno de los chicos a los que has sacado del armario tiene sólo 18 años. Yo tuve 18 años y ni de lejos estaba preparado para salir del armario. Que te jodan.

 

    Y termina con un Tweet explicando algo que todo el mundo (sobre todo los heterosexuales) deberían grabarse a fuego en la memoria: “Ninguna persona heterosexual conocerá nunca el daño que supone que revelen tu verdad. Quitarte eso es simplemente… No puedo. Se me saltan las lágrimas, literalmente.”  

Lo más sangrante de este caso es que The Daily Beast siempre ha sido un medio muy cercano al colectivo LGTB y en más de una ocasión ha sido fuente de noticias que han dejado claro su compromiso por la igualdad y por el respeto a las personas que forman parte de él. Pero por algún motivo nadie se dio cuenta de que lo que Nico Hines estaba haciendo era una vergüenza; que ese texto era ofensivo, homófobico y peligroso.

Por algún motivo alguien creyó que era divertido y ameno saber qué deportistas olímpicos son gays y cómo follan, con quién follan, cuánto follan. Nico Hines, como hombre cisgénero heterosexual, no se paró a pensar en ningún momento en las implicaciones que su texto podía tener hacia esos deportistas a los que había engañado vía Grindr. Porque a ningún hombre heterosexual le pegan palizas por ser heterosexual. A ningún hombre heterosexual lo tiran desde una azotea por ser heterosexual, lo apalean hasta matarlo o lo queman vivo.

Ahora lo único que nos queda es esperar que no haya consecuencias graves en las vidas de esos atletas, que The Daily Beast cargue con la vergüenza de haber publicado ese texto y que Nico Hines aprenda la lección. Y se quede en la calle.

La próxima vez que alguien te diga que ya no hace falta el día del Orgullo LGTB, piensa en Nico Hines y en lo bien que le habría ido conocer mejor la realidad del colectivo antes de atreverse a escribir una mierda como ésa.

P.D.: Te recomiendo encarecidamente que leas el artículo de Slate que ya he enlazado antes en el que de forma magistral plantean todo el problema y responden a las dudas que pueden surgir de un caso como éste.

Fuente EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Isadora Cerullo se promete con su novia delante de medio mundo en los JJOO de Río 2016

Jueves, 11 de agosto de 2016

34339_isadora-cerullo-matrimonio-jjoo-rio-2016Los Juegos Olímpicos de Río 2016 cuentan con una de las historias más emotivas de la historia del olimpismo. La jugadora de rugby brasileña Isadora Cerullo dio el ‘sí quiero’ a su novia, que ejerce como voluntaria en los JJOO, delante de una audiencia mundial.

Las deportistas de Australia, Nueva Zelanda y Canadá se mostraban encantadas en la ceremonia de entrega de medallas de los JJOO de Río 2016 de la competición de rugby a siete.

Las jugadoras de rugby a siete de estos países se repartieron las medallas de oro, plata y bronce respectivamente. Sin embargo, en la ceremonia había una deportista que era todavía más feliz, a pesar de que su selección había quedado fuera de la lucha de las preseas e incluso fuera de los puestos que dan lugar a un diploma olímpico.

Se trataba de Isadora Cerullo que pese a terminar el torneo en novena posición junto a las compañeras de la selección brasileña portaba una sonrisa de oreja a oreja.

Y es que a Cerullo le sorprendió su novia Marjorie Enya, que ejerce como voluntaria en los Juegos Olímpicos, con una preciosa petición de mano que consiguió emocionar a todxs lxs presentes y a la audiencia de todo el mundo.

Cerullo y Enya vivieron unos minutos con el corazón a flor de piel. Finalmente, la propuesta fue aceptada por la deportista y se ha selló con un beso delante de periodistas de todo el mundo.

No sólo triunfa el deporte, Los JJOO de Río también se convierten en un espacio donde triunfa el amor en todas sus formas.

Cerullo, tras la entrega de medallas de la disciplina (el oro fue para Australia, la plata para Nueva Zelanda y el bronce para Canadá), se comprometió en pleno estadio con su novia Marjorie Enya, que oficia como voluntaria en la competencia, según amplía MinutoUno.

La pareja fue acompañada por todo el equipo brasileño. Y la escena fue bien de película romántica: las chicas intercambiaron anillos y se besaron ante la ovación de los presentes en el estadio Deodoro de Río de Janeiro. Cabe recordar que el matrimonio igualitario fue legalizado en Brasil en 2013.

“En tanto supe que iba a ser parte de la selección pensé que tenía que hacer esto de una manera especial”, le dijo Enya a la BBC. “Sé que la gente de rugby es espectacular y que iban a aceptar formar parte del momento”, explicó, asegurando que no se había puesto nerviosa al proponerle matrimonio a su pareja de dos años frente a tanta gente. “Ella es el amor de mi vida”, comentó.

La pareja vive en Sao Paulo desde que Cerullo se mudó a Brasil hace dos años para concentrarse en el equipo olímpico.

“Puede parecer que se está llegando al final de algo en los juegos olímpicos, pero para mí es el comienzo de una vida con alguien. Quise mostrarle a la gente que el amor gana”, finalizó Enya.

La historia de Isadora es muy particular, y se escribió en gran parte lejos de su país natal. Nació el 24 de marzo de 1991, y fue criada en Raleigh, en Carolina del Norte (Estados Unidos). Se graduó en 2009 de la secundaria William G. Enloe y ya por esa época se manifestaba su amor por el deporte, cuando era miembro del equipo de soccer del colegio. Al llegar la época de ir a la Universidad, Columbia fue la elegida, y pasó a formar parte del equipo de rugby allí. Se graduó en 2013.

Cabe destacar que Cerullo es hija de inmigrantes brasileños que eligieron Estados Unidos como su lugar de residencia.

Antes de los Juegos Olímpicos, en 2015, se destacó al ganar una medalla de bronce en los Juegos Panamericanos (realizados en Toronto, Canada) con el equipo nacional de rugby de Brasil.

Fuente: Redacción Chueca/Universogay

General, Historia LGTB , , , , , , ,

Dos mujeres trans del Reino Unido podrían competir en unos Juegos Olímpicos por primera vez

Miércoles, 13 de julio de 2016

Rio-2016Ampliamos la noticia que adelantábamos hace días

Dos deportistas transexuales luchan por competir por el Reino Unido en los Juegos Olímpicos de Río, que darán comienzo el próximo 5 de agosto. Un hito histórico, ya que hasta este año las normas que regían el deporte olímpico habían impedido a las personas transexuales e intersexuales participar en base a una serie de factores médicos.

Sin embargo, el Comité Olímpico Internacional (COI) adoptó en enero de este año una nueva política para que los deportistas transexuales “no sean excluidos de la oportunidad de participar en competiciones deportivas”, de forma que a partir de este año estos tendrán la oportunidad de competir en los Juegos Olímpicos con independencia de si se han sometido o no a una cirugía. Eso sí, mientras que los hombres trans podrán competir sin restricciones, las mujeres trans tendrán que cumplir determinados requisitos.

La noticia se daba a conocer estos días en la prensa británica, que revelaba que dos mujeres trans de esa nacionalidad están en disputa para competir en los Juegos de Río. Si finalmente son seleccionadas, podrían convertirse en las primeras deportistas transexuales del mundo olímpico. Aunque no se han dado a conocer sus nombres, se trata de dos mujeres que ya han representado al Reino Unido en alguna competición europea, e incluso una de ellas ha logrado recientemente su mejor marca personal.

Delia Johnston, activista por los derechos del colectivo trans, ha confirmado que ambas hicieron “su transición hace mucho tiempo y han competido en un campeonato europeo representando a este país”. Johnston ha añadido que “sus federaciones deportivas están al corriente de su historia del género”, pero también ha expresado el temor que sienten ante la posibilidad de que su condición transexual acabe actuando como freno y no sean finalmente seleccionadas, pese a merecerlo. Es más, Johnston alerta del riesgo de que deportistas en esta situación, ante el temor a verse ridiculizadas o discriminadas, compitan a propósito a una menor intensidad de la que realmente podrían, solo para evitar cualquier controversia que pudiera surgir en caso de ganar.

Mujeres transexuales deportistas

El principal escollo discriminatorio al que todavía se enfrentan las mujeres trans deportistas es que, una vez transcurrido un año de tratamiento hormonal, deberán demostrar que su nivel de testosterona en suero ha estado por debajo de 10 nmol/L durante al menos 12 meses antes de su primera competición. Según la norma anterior, era necesario que transcurrieran dos años desde la cirugía de reasignación para competir en categorías femeninas. Ahora ya no se les exigirá cirugía.

Un paso adelante respecto a la situación previa, sin duda, pero que sigue manteniendo condiciones discriminatorias, derivadas del entendimiento de la identidad de género en términos fundamentalmente biologicistas y no de autodeterminación personal.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

Repunte de homofobia a pocas semanas de la inauguración de los JJ.OO. de Río de Janeiro

Sábado, 9 de julio de 2016

Rio-2016

El activismo brasileño lanza un grito contra la creciente LGTBfobia a menos de un mes del comienzo de las Olimpiadas de Río

Tres crímenes de odio al colectivo LGTB hacen sonar las alarmas de la homofobia en Brasil a pocas semanas de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

El próximo 5 de agosto tendrá lugar la apertura oficial de los Juegos de Río 2016. El estado de las infraestructuras, el descontento social, la corrupción política, el virus del Zika, la contaminación de las aguas… son solo algunos de los temas que viene recogiendo la prensa generalista a colación de las Olimpiadas durante las últimas semanas, sin olvidar las noticias puramente deportivas. Sin embargo, desde dosmanzanas queremos hacernos eco de la llamada de atención del activismo LGTB brasileño, hostigado por la intolerancia, la violencia e incluso la muerte. Prácticamente cada día en Brasil es asesinada una persona trans o un hombre homosexual. Entretanto, políticos y líderes religiosos (sobre todo evangélicos) alientan el odio y la discriminación, obviando la responsabilidad de sus mensajes y acciones…

A pocas semanas del comienzo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro además del temor al virus del Zika, la carencia de infraestructuras y el aumento de la delincuencia en Brasil, tenemos que sumar una oleada de violencia contra homosexuales y transexuales. Se ha informado de tres asesinatos recientes, cuyas víctimas eran gays o transexuales, quienes no fueron víctima de ningún robo, indicando que fueron víctimas de crímenes de odio, para los que la policía tampoco parece haberse molestado en detener a ningún sospechoso.

La realidad de la comunidad LGTB en Brasil es muy preocupante, especialmente entre las facciones más vulnerables y con menos recursos. El país carioca es un ejemplo claro de que la conquista de ciertos derechos reconocidos (como la aprobación del matrimonio igualitario en 2013) no son un sinónimo instantáneo de la igualdad real. Incluso algunos líderes políticos, que mostraron en un principio su abierto apoyo a los derechos LGTB, han ido modulando su discurso para evitar la pérdida de apoyos; recordemos el caso de la candidata socialista Marina Silva.

Lo cierto es que la nación brasileña acumula más de 1600 asesinatos a personas LGTB en los últimos cuatro años y medio. Y esta es solo la punta del iceberg, ya que muchas agresiones o no se denuncian o no se contabilizan como crímenes de odio LGTBfóbico. Varios asesinatos homófobos ocurridos durante las últimas semanas ponen de manifiesto la necesitad de políticas específicas contra el odio y la violencia, como reclaman las asociaciones igualitarias y las organizaciones de derechos humanos.

índiceEdivaldo Silva de Oliveira y Jeovan Bandeira

La misma semana en la que se produjo la masacre homófoba de Orlando, los profesores gais Edivaldo Silva de Oliveira y Jeovan Bandeira eran brutalmente asesinados en Bahía. Los maestros, personas respetadas y queridas por su entorno, fueron encontrados en el maletero del coche de Silva en la carretera BA-120. El vehículo y los cuerpos estaban carbonizados. Gabriel Figuera Lima, de 21 años de edad, apareció en una calle de Amazonia con un cuchillo en el cuello. Unos días antes, en el estado costero de Bahía, los cuerpos de profesores, Edivaldo Silva de Oliveira y Jeovan Bandeira, fueron encontrados carbonizados en el maleteros de un coche en llamas. A finales del mes de junio, Wellington Júlio Mendonça de Castro, de 24 años de edad, era apaleado y apedreado en una carretera al noroeste de Río. El Grupo Gay de Bahía (GGB), la organización brasileña más antigua en la defensa de los derechos LGTB, denuncia que estos crímenes son sólo la punta del iceberg porque, según ellos, cerca de 1600 personas han muerto por ataques motivados por homofobia en los últimos cuatro años en Brasil.

Solo en lo que va de año se han registrado ya 160 casos de muertes violentas de personas LGBT en Brasil, según denuncia el Grupo Gay de Bahía.

PandoraPero detrás de cada víctima hay una historia. Una de las más recientes que se conoce es la de Pandora”, la mujer trans asesinada en el centro de São Sebastião el pasado fin de semana. La víctima salía de un bar cuando recibió varias puñaladas por parte de un hombre desconocido. Por cierto, no ayuda mucho el tratamiento que algunos medios de comunicación generalistas de Brasil dan a la orientación sexual y a la identidad de género. Al documentar el caso de “Pandora” encontramos que varios medios se refieren a ella desde “hombre homosexual” hasta “travesti”, aunque la Red Trans de Brasil sí la reconoce como una víctima transexual.

En Brasil las víctimas de este tipo de crímenes sufren dos tipos de discriminación, la de sus agresores y la de la policía, además de que las cifras ni siquiera son fiables porque muchos crímenes ni siquiera son reportados. A esto añadimos el aumento de la popularidad de los políticos conservadores y evangélicos, que se resisten a una legislación progresiva que fomente la tolerancia y el respeto desde la escuela.

Este repunte de homofobia no deja de ser contradictorio si tenemos en cuenta que Río de Janeiro tiene una larga tradición de ser un destino habitual para la comunidad LGTB en Sudamérica y refugio para personas transexuales que acuden a realizar sus operaciones quirúrgicas. A mediados de los años 90, Brasil fue uno de los primeros países en ofrecer medicación antirretroviral gratuita para personas infectadas con el VIH, y en 2003 se convierte en el primer país latinoamericano en reconocer el matrimonio igualitario. Pero esta ola de violencia homofóbica pone en tela de juicio esta actitud progresista, además de que el país se encuentra en plena recuperación de una recesión, enfrentándose al desempleo y un proceso de destitución contra su presidenta, Dilma Rousseff.

La «violencia homofóbica ha alcanzado niveles de crisis, y es cada vez peor», declara Jandira Queiroz, coordinador de movilización de Amnistía Internacional Brasil, donde la delincuencia callejera se ha incrementado este año hasta un 24 % y los homicidios un 15 %, dejándose sentir con mayor peso en la comunidad LGTB. Al igual que muchos atletas y personalidades se pronunciaron en contra de las políticas homofóbicas de Rusia, durante los Juegos de Invierno de Sochi, en 2014, se espera que se realcen protestas a medida que llegue la inauguración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el 5 de agosto.

Precaución a los turistas LGTB que acudan a las Olimpiadas

Ante este panorama, algunos medios LGTB internacionales recomiendan “prudencia” y “precaución” a los turistas y aficionados LGTB que viajen a Río de Janeiro para disfrutar de las Olimpiadas. Aunque se garantice la seguridad en las inmediaciones de los recintos deportivos y se incremente la presencia policial en Ipanema, Copacabana y en las zonas más turísticas, conviene evitar los barrios conflictivos y las áreas más desprotegidas, sobre todo yendo solos.

En todo caso, los Juegos de Río son una oportunidad para poner el foco en los problemas de las personas LGTB de Brasil (como se está haciendo con la violencia en general, con la utilización de los recursos públicos por parte de los gobernantes o con la crisis sanitaria y medioambiental). Al fin y al cabo, cuando pasen los Juegos Olímpicos, por desgracia, los brasileños LGTB tendrán que seguir haciendo frente al estigma, a los discursos de odio y a la violencia LGTBfóbica.

Evangélicos contra la igualdad en Brasil

Los representantes públicos evangélicos se han convertido en uno de los voceros más críticos con la igualdad de las personas LGTB en los últimos años en Brasil. Jean Wyllys, el primer diputado abiertamente gay del Parlamento brasileño, publicaba en su cuenta de Facebook (a raíz de la execrable matanza de Orlando) un post en el que denunciaba los “delirios homofóbicos” de políticos y líderes religiosos, a los que califica de “mentirosos” por trasladar “la idea de que gais, lesbianas y transexuales deseamos imponer una ‘ideología de género’ o la ‘cristianofobia’” y advertía que esos discursos “pueden conducir a la barbarie”.

Wyllys, que ha llegado a estar amenazado de muerte por su defensa de la igualdad y por su propia orientación homosexual (como publicaba dosmanzanas en 2011), acusa directamente a los diputados Marco Feliciano, Eurico Pastor, además del pastor Silas Malafaia, Marisa Lobo y a la pastora y cantante Ana Paula Valadão. También mencionaba a Jair Bolsonaro, que es católico pero defiende la agenda conservadora del Frente Parlamentario Evangélico en el Congreso. “El fundamentalismo religioso (islámico en este caso, pero también existente en otras religiones, tal como lo conocemos en Brasil) es fuente de odio contra las personas LGBT”, argumenta el diputado Wyllys.

El recalcitrante homófobo Marco Feliciano, también a través de su cuenta de Facebook, respondía a la acusación alegando que “es lamentable el grado de psicopatía de los seres humanos en este siglo. El Estado Islámico también es responsable de la muerte de más de 150 mil cristianos”. Feliciano, miembro del PSC (Partido Social Cristiano de Brasil), fue nombrado presidente de la comisión de Derechos Humanos en 2013 pese a contar entre sus antecedentes con declaraciones abiertamente racistas y homófobas.

Asimismo, Feliciano también es recordado por ser uno de los promotores de una iniciativa para reintroducir en Brasil las “terapias” reparadoras de la homosexualidad, que fue retirada cuando quedó claro que sería objeto de una contundente derrota en el pleno de la Cámara de Diputados si llegaba a votarse bajo la presión de las movilizaciones sociales que tenían lugar en ese momento, en las que participó de forma muy activa el colectivo LGTB.

Incluso otros destacados pastores evangélicos, como el profesor universitario Roberlei Panasiewic o el teólogo de la Asamblea de Dios José Gonçalves, se han distanciado de las posturas extremistas de Feliciano y lo han calificado de “fundamentalista”.

La influencia que los grupos evangélicos, en cualquier caso, es cada vez mayor en Brasil (solo hay que recordar que agrupan ya a un quinto de la población). En mayo de 2013, por ejemplo, los evangélicos convocaban a más de 100.000 personas en Río de Janeiro para protestar contra el matrimonio igualitario, reconocido en todo el país por decisión del Consejo Nacional de Justicia. Bien es cierto que pocos días después cientos de miles de personas celebraban con gran éxito la 17ª edición del Orgullo LGTB de São Paulo.

 Fuente Universogay/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.