Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Andy Murray’

El tenista Andy Murray pide eliminar el nombre de la pista Margaret Court de Melbourne por racista y homófoba

Sábado, 26 de septiembre de 2020

MurrayCourt-640x426La ex campeona, que dio su nombre a una cancha de Grand Slam de Australia, ha multiplicado los comentarios racistas y homofóbicos en los últimos meses.

Por si fuera poco su historial, la homófoba y campeona de tenis Margaret Court es ahora la cónsul honoraria de la república africana de Burundi, donde las personas LGBT+ han sido torturadas y los niños homosexuales son expulsados.

El ex número uno del mundo, el británico Andy Murray, dijo este jueves que estaba a favor de que el “Margaret Court Arena”, una de las principales canchas del Abierto de Australia en Melbourne, sea rebautizado porque la ex campeona australiana “ofendió a muchas personas ” por sus controvertidos comentarios sobre el apartheid o la homosexualidad. «Cambiarle el nombre es algo que el tenis debería considerar. No creo que sus valores sean lo que representa el tenis. Cuando llegás al Australian Open, querés concentrarte en el tenis. Y sus opiniones le restan valor a eso», destacó Murray en diálogo con el sitio Pridelife.com.

“No veo por qué alguien tiene un problema con dos personas que se quieren casar juntas. Si son dos hombres, o dos mujeres, eso es genial. No veo por qué debería eso importar. Todos deberían tener los mismos derechos“, señaló el escocés.

“Claramente ha ofendido y molestado a mucha gente durante años”, agregó el cinco veces finalista del Abierto de Australia, quien calificó de “positivo” que varios jugadores hayan hablado sobre el tema. Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de un cambio de nombre para la cancha, Murray dijo a favor: “Creo que esto es algo que el deporte debería considerar”.

Margaret Court, de 77 años, tiene el récord de títulos de Grand Slam de todos los tiempos con 24 trofeos. Ahora pastora pentecostal en Perth, Australia, fue objeto de fuertes críticas por elogiar el sistema del apartheid en Sudáfrica, diciendo que “el tenis está lleno de lesbianas” y que los niños transgénero son “Obra del diablo”. Court es una de las grandes glorias del tenis femeninos, pero en los últimos años ha llamado más la atención por sus duras declaraciones homófobas.  Ahora pastora pentecostal en Perth, Australia, fue objeto de fuertes críticas por elogiar el sistema del apartheid en Sudáfrica, diciendo que “el tenis está lleno de lesbianas” y que los niños transgénero son “Obra del diablo”.Ella ofende claramente a numerosas personas desde hace años”.

Larga lista de comentarios homófobos

Por desgracia, no es la primera vez que Court aparece en los medios por sus salidas de tono homófobas. Además de sus ataques a Navratilova, a la que siempre ha considerado “un mal ejemplo”, en 2011 ya provocó otra controversia cuando aseguró que los gais estaban “exigiendo agresivamente derechos de matrimonio que no les pertenecen“. Unas palabras que merecieron las críticas de otra leyenda del tenis (y también lesbiana) Billie Jean King.

Y en 2013, la jugadora australiana Casey Dellacqua, que tiene dos hijos con su pareja Amanda, anunció públicamente que era una madre lesbiana. Court, obsesionada con el tema, no dudó en dar su opinión y afirmó públicamente que “veo con tristeza que este bebé ha sido aparentemente privado de tener un padre” y que de seguir tachando a la “unidad familiar tradicional” de “anticuada, arcaica y ya no más necesaria o relevante” acabaremos creando “una generación sin padre“.

Ministra de una iglesia pentecostal, la ex jugadora australiana, de 77 años, elogió en su momento al régimen racista del Apartheid en Sudáfrica, dijo que los niños transgéneros son «la obra del diablo», afirmó que el tenis está «lleno de lesbianas», contó que evitaría volar en la aerolínea Qantas por su apoyo al matrimonio homosexual y respaldó a su compatriota  Israel Folau , estrella del rugby, homofóbico y ferviente evangélico.

En noviembre de 2019, Court recibió un frío homenaje por parte de la Federación Australiana de Tenis para conmemorar los 50 años de su Grand Slam (logró los cuatro grandes en 1970). Durante la silenciosa ceremonia del lunes, la que fue nombrada Homófoba del Año 2018 de Australia recibió un trofeo de otro ex jugador de tenis, Rod Laver. Sin embargo, no se le permitió dirigirse a la multitud en vivo, con un video homenaje en su lugar. El Tribunal no recibió una ovación de pie y se encontró con abucheos dispersos de la multitud, mientras que un espectador ondeó deliberadamente una bandera australiana arcoiris. Court dijo sentirse «perseguida» por sus convicciones pero aseguró que muchas personas le habían expresado su apoyo.

Navratilova y McEnroe abogaron entonces porque la Margaret Court Arena pasase a llamarse Evonne Goolagong Arena, nombre de la primera tenista aborigen en conquistar un Grand Slam.

La excampeona Martina Navratilova, abiertamente lesbiana, aseguró  que Court trata de demonizar al colectivo LGTB. “Ahora está claro lo que Court es exactamente: una jugadora de tenis increíble, y una racista y homófoba“, señaló la ex jugadora americana de origen checo, en una carta abierta. “Su vitriolo no es solo una opinión. Ella está tratando activamente de impedir que las personas LGTB obtengan los mismos derechos (nota a Court: somos seres humanos también). Está demonizando a los niños y adultos transexuales de todas partes […] Los niños sufrirán más debido a este continuo golpeo y estigmatización de nuestra comunidad LGTB“, declaró Navratilova, que ya sufrió hace años los ataques de Court. Navratilova critica que la australiana insista “con sus comentarios ridículos sobre las mujeres mayores que atraen a las jóvenes a la gira de fiestas para convertirlas en lesbianas”. “Es una buena cosa que no nombró a nadie, estoy segura de que [de lo contrario] sería demandada por difamación“, añade.

John McEnroe fue rotundo. Lo hizo a través de un vídeo satírico en el que comienza relativizando la figura de Court: “Margaret Court es una leyenda de nuestro deporte con 24 títulos de Grand Slam y 52 títulos en total. Vale, la mayoría de ellos los ganó antes de la era Open [cuando los tenistas profesionales no podían competir en los torneos del Grand Slam o en la copa Davis], pero, ¿alguien los ha contado?… 34, para ser exactos”. McEnroe recuerda también que Margaret Court perdió el primer partido de la “batalla de los sexos” contra Bobby Riggs en 1973, y que ese mismo año Billie Jean King (otra tenista lesbiana) ganó a su vez a Riggs. “Creo que sé de donde te viene todo ese odio”, se burla McEnroe…

Pero es al criticar la afirmación de Court de que el tenis está “lleno de lesbianas” cuando McEnroe se muestra más rotundo. “Margaret Court dice que el tenis está lleno de lesbianas. Bueno, tal y como yo lo veo hay tres posibilidades: número uno, que lo que dice sea cierto… ¿A quién coño le importa? Posibilidad número dos: que no sea cierto… ¿A quién coño le importa? Posibilidad número tres: que sea parcialmente cierto. ¿De verdad, a quién coño le importa?”, espeta.

Sobre la discusión abierta en torno a si el Margaret Court Arena de Melbourne (uno de los estadios que albergan el Open de Australia), John McEnroe tiene una propuesta alternativa: “Mantengan el nombre, pero cuando el matrimonio entre personas del mismo sexo sea por fin legal en Australia, yo mismo llamaré a mi buen amigo Elton John para organizar allí la ceremonia de boda entre personas del mismo sexo más grande jamás vista”. Una solución que también a nosotros nos parece de lo más apropiada: toda esta reciente polémica, recordemos, deriva de la oposición de Margaret Court, reconvertida en pastora cristiana, a la aprobación del matrimonio igualitario en Australia.

“Una última cosa”, le dice John McEnroe a Margaret Court: “No te pongas histérica con el abrazo de del Potro a Almagro, con este llorando entre sus brazos [se refiere a lo sucedido  en Roland Garros, cuando el tenista argentino Juan Martín del Potro consoló con un abrazo a su rival, el español Nicolás Almagro, después de que este se lesionase y comenzase a llorar]. No es lo que piensas: es solo un ser humano decente consolando a un amigo desesperado. Necesitamos más de esto en estos tiempos. Ser solo un ser humano decente y comportarse de forma decente. ¿Sabes lo duro que sigue siendo hoy día, en 2017, salir del armario? Piensa un poco sobre ello”, acaba.

Las palabras de la extenista agitaron también las redes sociales y muchos amantes de este deporte han solicitado ya que la pista Margaret Court Arena sea renombrada, al no considerarla merecedora de tal honor. Tennis Australia, pese a haber dejado claro que no comparte la visión de Court, no tiene intención por el momento de modificar el nombre del estadio. La australiana, por su parte, dice sentirse “perseguida” y “acosada” por sus opiniones y comentarios. “Estamos siendo perseguidos. Nos están intimidando porque también tenemos libertad de expresión. Es muy, muy de sentido único“, apunta Court. Por el momento, la aerolínea Qantas no ha hecho ninguna declaración en torno a esta polémica.

Fuente Pridelife.com/Agencias/Cristianos Gays

Iglesias Pentecostales , , , , , , , , , , , , , , ,

Roger Federer ve con buenos ojos la posibilidad de que un tenista del circuito ATP salga del armario

Viernes, 31 de agosto de 2018

4efdd2f969559e8b1c92e99f32ded48e135306El tenista suizo Roger Federer, considerado por muchos el mejor jugador de la historia (y uno de los jugadores con mayor proyección mediática), ha dado su apoyo al colectivo LGTB. Fue hace un par de semanas, durante su última participación en el Masters 1000 de Cincinnati (Estados Unidos). Federer aseguró a un periodista que apoyaría a los compañeros del circuito profesional ATP que decidan salir del armario públicamente. «Creo que [salir del armario] sería totalmente aceptado», comentó.

Las declaraciones se produjeron cuando el periodista Jonathan Newman le preguntó a Federer por qué no había apenas tenistas profesionales fuera del armario (algo de lo que ya se han lamentado otras estrellas de este deporte, como Martina Navratilova), y si pensaba que el circuito ATP era un lugar seguro y receptivo para revelarse públicamente como homosexual. La pregunta fue formulada al hilo de un evento por la inclusión de los tenistas LGTB que se llevaría a cabo en Nueva York pocos días después, el 23 de agosto. Un acto que contó con la participación del periodista deportivo Nick McCarvel y del ex tenista Brian Vahaly, un jugador gay que nunca reveló su orientación (durante su carrera) pero que logró meterse entre las setenta mejores raquetas del mundo en 2003, y que hoy día está casado con otro hombre (con quien tiene dos hijos).

El de Basilea se mostró sincero y comentó que él apoyaría a los compañeros del circuito que decidieran salir del armario. «Sí, yo creo que no hay problema. Es cierto que no lo hemos tenido. Y no sé por qué, ¿sabes? ¿No hemos tenido ninguno, o es que algunos jugadores simplemente han elegido no hacerlo? Creo que sería totalmente aceptado, no hay problema. Apuesto por ello totalmente; es algo bueno…», respondió el carismático jugador.

El actual número dos del ranking mundial señaló también que «no importa de dónde vengas o quién seas, estoy totalmente de acuerdo en que seas abierto al respecto. Creo que te sentirás mejor en el proceso, para ser sincero, y todos deberíamos apoyarnos mutuamente en este planeta”.

Asimismo, el sudafricano Kevin Anderson, actual número cinco del mundo, aprovechó su perfil en Twitter para mostrar hace unos días su apoyo a la iniciativa de Vahaly: «Palabras que me vienen a la mente cuando pienso en personas que están fuera del armario: valientes, fuertes, progresistas, intrépidas y líderes. Estoy muy orgulloso de mi amigo Nick por encarnar estos atributos y espero que apoyéis su causa si estáis en Nueva York el 23 de agosto».

Tenistas LGTB-friendly… y otros que no lo son tanto

Por desgracia, el hecho de que un tenista profesional salga del armario sigue siendo noticia hoy día. No en vano, el deporte profesional, en general, sigue siendo un territorio hostil para los LGTB visibles y poco dado, por tanto, a la revelación pública de una orientación sexual distinta de la heterosexual.

En este sentido, el pasado año recogíamos la brillante respuesta de John McEnroe a la lesbofobia de la extenista Margaret Court, que aseguró que el tenis estaba «lleno de lesbianas», entre otras afirmaciones plagadas de homofobia y transfobia. McEnroe, una de las grandes leyendas del tenis (ganador de siete Grand Slam entre 1979 y 1984), decidió terciar en la polémica, respondiendo a Court a través de un vídeo satírico en el que, entre otras cosas, relativizó su figura. «Margaret Court es una leyenda de nuestro deporte con 24 títulos de Grand Slam y 52 títulos en total. Vale, la mayoría de ellos los ganó antes de la era Open [cuando los tenistas profesionales no podían competir en los torneos del Grand Slam o en la copa Davis], pero, ¿alguien los ha contado?… 34, para ser exactos», comentaba el estadounidense, que también recordó que Court perdió el primer partido de la «batalla de los sexos» contra Bobby Riggs en 1973, y que ese mismo año Billie Jean King (otra tenista lesbiana) ganó a su vez a Riggs. «Creo que sé de donde te viene todo ese odio», se burló el exjugador.

También se mostró contundente el escocés Andy Murray, ex número uno del mundo. «No veo por qué alguien tiene un problema con dos personas que se quieren casar juntas. Si son dos hombres, o dos mujeres, eso es genial. No veo por qué debería eso importar. Todos deberían tener los mismos derechos», señaló el escocés. Por no hablar de la excampeona Martina Navratilova, abiertamente lesbiana. «Ahora está claro lo que Court es exactamente: una jugadora de tenis increíble, y una racista y homófoba», señaló en una carta abierta.

Otro antecedente lamentable, además del de Margaret Court, es el del ucraniano Sergiy Stakhovsky, actualmente en el 138 del ranking, que en 2015 declaró que no le gustaría que su propia hija practicara este deporte por la, según él, gran proporción de jugadoras lesbianas en la alta competición. También Martina Navratilova replicó entonces al ucraniano, asegurando que sus comentarios lesbófobos estaban fuera de lugar y se oponían a los valores del tenis.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , ,

Magistral respuesta de John McEnroe a la lesbofobia de Margaret Court y su desprecio al matrimonio igualitario

Miércoles, 7 de junio de 2017

john_mcenroeEl legendario tenista John McEnroe cree que la mejor forma de protestar por la homofobia de Margaret Court es celebrar “la boda homosexual más grande y masiva que jamás haya visto el estadio de Margaret Court”.

La ceremonia, que se celebraría cuando Australia apruebe el matrimonio igualitario, quiere la oficie Elton John.

John McEnroe, una de las grandes leyendas del tenis (ganador de siete Grand Slam entre 1979 y 1984), ha terciado en la polémica que la extenista Margaret Court ha levantado con sus declaraciones lesbófobas. Lo ha hecho mediante un vídeo de tres minutos de duración en el que utiliza un tono satírico para cantarle las cuarenta a la extenista LGTBfoba y propone que el Margaret Court Arena, el estadio australiano bautizado con su nombre, albergue una ceremonia masiva de boda entre personas del mismo sexo una vez que Australia legalice el matrimonio igualitario.

Hace pocos días resumíamos la polémica que habían despertado las palabras de la australiana Margaret Court, que anunciaba su intención de boicotear a la aerolínea Qantas por manifestarse en favor del matrimonio igualitario en su país y aseguraba que el tenis está “lleno de lesbianas”, entre otras afirmaciones plagadas de homofobia y transfobia. Las declaraciones de Court, cuyo historial lesbófobo ya era conocido (en el pasado ha hecho comentarios despectivos hacia otras tenistas como Martina Navratilova o  Casey Dellacqua debido a su condición de lesbianas), merecían el reproche de organizaciones y personas vinculadas al mundo del tenis (entre ellas, por ejemplo, el actual número 1 del tenis profesional masculino, Andy Murray).

Pero sin duda alguna la respuesta del estadounidense John McEnroe ha sido hasta el momento la más rotunda. Lo ha hecho a través de un vídeo satírico en el que comienza relativizando la figura de Court: “Margaret Court es una leyenda de nuestro deporte con 24 títulos de Grand Slam y 52 títulos en total. Vale, la mayoría de ellos los ganó antes de la era Open [cuando los tenistas profesionales no podían competir en los torneos del Grand Slam o en la copa Davis], pero, ¿alguien los ha contado?… 34, para ser exactos”. McEnroe recuerda también que Margaret Court perdió el primer partido de la “batalla de los sexos” contra Bobby Riggs en 1973, y que ese mismo año Billie Jean King (otra tenista lesbiana) ganó a su vez a Riggs. “Creo que sé de donde te viene todo ese odio”, se burla McEnroe…

Pero es al criticar la afirmación de Court de que el tenis está “lleno de lesbianas” cuando McEnroe se muestra más rotundo. “Margaret Court dice que el tenis está lleno de lesbianas. Bueno, tal y como yo lo veo hay tres posibilidades: número uno, que lo que dice sea cierto… ¿A quién coño le importa? Posibilidad número dos: que no sea cierto… ¿A quién coño le importa? Posibilidad número tres: que sea parcialmente cierto. ¿De verdad, a quién coño le importa?”, espeta.

Sobre la discusión abierta en torno a si el Margaret Court Arena de Melbourne (uno de los estadios que albergan el Open de Australia), John McEnroe tiene una propuesta alternativa: “Mantengan el nombre, pero cuando el matrimonio entre personas del mismo sexo sea por fin legal en Australia, yo mismo llamaré a mi buen amigo Elton John para organizar allí la ceremonia de boda entre personas del mismo sexo más grande jamás vista”. Una solución que también a nosotros nos parece de lo más apropiada: toda esta reciente polémica, recordemos, deriva de la oposición de Margaret Court, reconvertida en pastora cristiana, a la aprobación del matrimonio igualitario en Australia.

“Una última cosa”, le dice John McEnroe a Margaret Court: “No te pongas histérica con el abrazo de del Potro a Almagro, con este llorando entre sus brazos [se refiere a lo sucedido hace pocos días en Roland Garros, cuando el tenista argentino Juan Martín del Potro consoló con un abrazo a su rival, el español Nicolás Almagro, después de que este se lesionase y comenzase a llorar]. No es lo que piensas: es solo un ser humano decente consolando a un amigo desesperado. Necesitamos más de esto en estos tiempos. Ser solo un ser humano decente y comportarse de forma decente. ¿Sabes lo duro que sigue siendo hoy día, en 2017, salir del armario? Piensa un poco sobre ello”, acaba.

del-potro-almagroJuan Martín del Potro consuela a Nicolás Almagro después de vencerle en un partido (Foto: AFP)

Sin duda, su tono satírico, pero no por ello menos rotundo, es una buena forma de responder a afirmaciones como las de Margaret Court. Y ya de paso poner sobre la mesa lo absurdo de la situación que vive Australia, un país en el que las encuestas muestran un apoyo social abrumador al matrimonio igualitario pero en el que desde hace ya casi una década su clase política (primero desde el lado laborista, luego desde el lado conservador) se empeña en negar ese derecho y retrasar lo inevitable…

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

La extenista Margaret Court siembra la polémica con una serie de declaraciones homófobas y tránsfobas

Sábado, 3 de junio de 2017

margaret-court-homofobaAmpliamos con esta noticia de Dosmanzanas la que ya publicamos hace dos días:

La extenista Margaret Court, de 74 años, convertida hoy en pastora cristiana, ha vuelto a ser noticia estos días por sus declaraciones homófobas. En primer lugar, Court anunciaba su intención de boicotear a la aerolínea australiana Qantas Airways, la más antigua y grande del país, por manifestarse en favor del matrimonio igualitario. Por si esto fuera poco, en una entrevista radiofónica concedida días después aseguraba que el tenis está “lleno de lesbianas” y que los niños transexuales son “obra del diablo”.

La leyenda del tenis australiano, considerada por muchos como la mejor jugadora de la historia (es la única que atesora más títulos de Grand Slam que la americana Serena Williams), anunció su boicot el pasado día 25 de mayo, en una carta publicada por el diario australiano The West Australian.

Court, cuyo apellido da nombre hoy día a uno de los estadios utilizados en el Open de Australia (precisamente uno de los cuatro torneos que conforman el Grand Slam) escribió directamente al director general de Qantas, Alan Joyce, abiertamente gay, para mostrarle su repulsa por el hecho de que la compañía se haya posicionado a favor de la aprobación del matrimonio igualitario, en discusión desde hace varios años en su país. En Australia están todavía que si matrimonio igualitario sí, matrimonio igualitario no. Bueno, en realidad el único que está en ese plan es el primer ministro, porque las encuestas llevan años diciendo que una gran mayoría de los australianos quieren aprobarlo. Famosos, deportistas, empresarios… Hay todo tipo de personalidades apoyando la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. Pero el primer ministro está en el gobierno gracias a la derecha conservadora . “He representado a Australia muchas veces y tengo el orgulloso récord de no haber perdido nunca un partido de tenis jugando por mi país […] Me decepciona que Qantas se haya convertido en activa promotora del matrimonio igualitario. Creo en el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, tal y como se dice en la Biblia“, apuntó Court en su homófoba carta.

En tono amenazante, Court añadió que “su declaración no me deja otra opción que usar otras aerolíneas siempre que me sea posible para viajes largos”, dejando clara su postura. Court aseguró también que había estado “orgullosa” de volar con Qantas en el pasado, “pero lamentablemente ya no“. En un intento por disimular su sectarismo, pero no su prepotencia, dijo que “amo a todo el mundo y estaré encantada de hablar con su junta en cualquier momento“.

Pocos días después, Court concedía una entrevista radiofónica a la cadena Christian Vision, en la que volvía a dar rienda suelta a su vena LGTBfoba. Durante la charla con su entrevistador, Court aseguró que “un lobby gay” estaba tratando de “meterse” en “la mente de los niños” a través del programa antibullying ‘Escuelas Seguras’ puesto en marcha en Australia. “El lobby gay está detrás de ese programa antibullying en las escuelas“, afirmó. En referencia a los niños transexuales, Court comentó que “tú puedes pensar, ‘oh, soy un chico’, y eso afectará a tus emociones y sentimientos y a todo lo demás. Eso es todo cosa del demonio”.

También quiso dar su particular visión del lesbianismo. “El tenis está lleno de lesbianas. Incluso cuando yo estaba jugando ya había una pareja allí, que llevaba a las jóvenes a fiestas“, comentó durante la entrevista. Autoerigiéndose en la salvadora de sus almas, añadió que “estamos ahí para ayudarles a superarlo. No estamos en contra de la gente“.

Reacciones a la LGTBfobia de Court

Como era de esperar, las reacciones a los comentarios de Court no se hicieron esperar. Una de las primeras fue la de Tennis Australia, que quiso hacer público a través de Twitter un breve comunicado en el que aseguraba que “como leyenda del deporte, respetamos los logros de Margaret Court en tenis y su inigualable récord de juego. Sus opiniones personales son las suyas, y no se alinean con los valores de igualdad, inclusión y diversidad de Tennis Australia“:

Más contundente ha sido el jugador de tenis Andy Murray, actual número uno del mundo. “No veo por qué alguien tiene un problema con dos personas que se quieren casar juntas. Si son dos hombres, o dos mujeres, eso es genial. No veo por qué debería eso importar. Todos deberían tener los mismos derechos“, señaló el escocés.

La excampeona Martina Navratilova, abiertamente lesbiana, aseguró por su parte que Court trata de demonizar al colectivo LGTB. “Ahora está claro lo que Court es exactamente: una jugadora de tenis increíble, y una racista y homófoba“, señaló la ex jugadora americana de origen checo, en una carta abierta. “Su vitriolo no es solo una opinión. Ella está tratando activamente de impedir que las personas LGTB obtengan los mismos derechos (nota a Court: somos seres humanos también). Está demonizando a los niños y adultos transexuales de todas partes […] Los niños sufrirán más debido a este continuo golpeo y estigmatización de nuestra comunidad LGTB“, declaró Navratilova, que ya sufrió hace años los ataques de Court. Navratilova critica que la australiana insista “con sus comentarios ridículos sobre las mujeres mayores que atraen a las jóvenes a la gira de fiestas para convertirlas en lesbianas”. “Es una buena cosa que no nombró a nadie, estoy segura de que [de lo contrario] sería demandada por difamación“, añade.

Las palabras de la extenista han agitado también las redes sociales y muchos amantes de este deporte han solicitado ya que la pista Margaret Court Arena sea renombrada, al no considerarla merecedora de tal honor. Tennis Australia, pese a haber dejado claro que no comparte la visión de Court, no tiene intención por el momento de modificar el nombre del estadio. La australiana, por su parte, dice sentirse “perseguida” y “acosada” por sus opiniones y comentarios. “Estamos siendo perseguidos. Nos están intimidando porque también tenemos libertad de expresión. Es muy, muy de sentido único“, apunta Court. Por el momento, la aerolínea Qantas no ha hecho ninguna declaración en torno a esta polémica.

Larga lista de comentarios homófobos

Por desgracia, no es la primera vez que Court aparece en los medios por sus salidas de tono homófobas. Además de sus ataques a Navratilova, a la que siempre ha considerado “un mal ejemplo”, en 2011 ya provocó otra controversia cuando aseguró que los gais estaban “exigiendo agresivamente derechos de matrimonio que no les pertenecen“. Unas palabras que merecieron las críticas de otra leyenda del tenis (y también lesbiana) Billie Jean King.

Y en 2013, la jugadora australiana Casey Dellacqua, que tiene dos hijos con su pareja Amanda, anunció públicamente que era una madre lesbiana. Court, obsesionada con el tema, no dudó en dar su opinión y afirmó públicamente que “veo con tristeza que este bebé ha sido aparentemente privado de tener un padre” y que de seguir tachando a la “unidad familiar tradicional” de “anticuada, arcaica y ya no más necesaria o relevante” acabaremos creando “una generación sin padre“.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

La homofobia campa a sus anchas en la cobertura de los JJ.OO. de Río

Sábado, 20 de agosto de 2016

thismenolympics.0.0-520x347Las Olimpiadas de Río están haciendo historia por muchos motivos. En la semana final de los Juegos de Río de Janeiro, repasamos algunas de las noticias que en los últimos días, para bien o para mal, han tenido a la comunidad LGTB como protagonista. Con la homofobia social y mediática como un problema aún pendiente, la visibilidad y la concienciación se abren paso poco a poco también en el ámbito olímpico.

Lo que sí nos interesa es que este año el número de atletas abiertamente homosexuales que están compitiendo en los Juegos Olímpicos ha marcado un récord sin precedentes. En 2008, por ejemplo, sólo había un atleta abiertamente homosexual en competición. Este año son 50.

Después de las Olimpiadas de Sochi y la polémica que se formó a su alrededor por el hecho de que un país institucionalmente LGTBfóbico como Rusia organizara un evento que supuestamente ensalza los mejores valores de la humanidad, el Comité Olímpico Internacional añadió al contrato que firman las ciudades organizadores una cláusula en la que se comprometen a respetar los derechos de las personas del colectivo que les visiten.

De hecho esa cláusula es, según varios activistas LGTB en Japón, uno de los motivos por los que el país cada vez es más abierto y respetuoso hacia el colectivo. Lo cual nos hace ser un poquito más felices.

Y no sólo eso, el COI también ha actualizado su política sobre los atletas trans, permitiendo a los hombres transgénero competir sin ningún tipo de limitación mientras que las mujeres trans pueden competir después de un año de terapia hormonal para que sus niveles de testosterona sean iguales o menores que los de sus competidoras cisgénero.

Por desgracia el hecho de que las cosas vayan avanzando y en los Juegos haya cada vez más atletas que no tienen miedo a dejar clara su condición sexual no implica que el trato que reciben sea el más adecuado. Desde el escándalo de The Daily Beast (el del periodista que escribió un artículo haciendo outing a varios atletas, que ha llevado a que el propio COI diga que es una información “totalmente inadmisible“), hasta comentarios fuera de lugar por parte de los que retransmiten los juegos en diferentes países.

Una de las noticias desagradables en el ámbito LGTB nos llegaba el jueves de la semana pasada. El periodista del digital estadounidense The Daily Beast Nico Hines se creó perfiles en varias conocidas aplicaciones de contactos y escribió un artículo en tono ligero relatando sus experiencias: “El otro deporte olímpico en Río: swiping”, en referencia a la acción de deslizar el dedo por la pantalla del móvil para desplazarse entre los usuarios de estas redes sociales. El problema es que el texto describía algunas de las conversaciones en Grindr con un nivel de detalle sobre sus interlocutores (estatura, peso, nacionalidad) suficiente para poder identificar de quiénes se trataba.

El artículo, por tanto, suponía un outing para unos deportistas que no tenían intención de revelar su orientación sexual e incluso puede haber puesto a alguno de ellos en peligro, especialmente a los que provienen de países donde impera la homofobia. Así lo hicieron notar las redes sociales y numerosos activistas, que señalaron la irresponsabilidad de Hines y el diario por publicar información personal tan sensible. El asunto llegó al Comité Olímpico Internacional (COI), que calificó el texto de simplemente inaceptable. The Daily Beast, un día después de publicarlo, borró de su web el reportaje y publicó una nota de los editores en la que piden disculpas por el error cometido y reiteran su compromiso con la defensa de la comunidad LGTB.

pasted-image-0

La BBC ya tuvo que pedir disculpas cuando el comentarista Paul Hand comentó, durante la Kiss Cam que se retransmitía en el descanso de un partido de tennis, “esperemos que ahora no enfoquen a dos tíos sentados juntos“. A pesar de eso Hand sigue haciendo comentarios bastante inadecuados y claramente homófobos. Cuando el tenista Andy Murray ganó el oro frente al argentino Juan Martín del Potro no pudo contener las lágrimas de emoción, hecho que Hand aprovechó para soltar un: “Hemos tenido tennis de machos, pero no una reacción de machos ¿verdad?“.

murray-699992-520x308Imaginamos que a Andy Murray no le hará ninguna gracia ese comentario, porque cuando otro periodista le espetó un “eres la primera persona en ganar dos medallas olímpicas en tenis” Murray le contestó con un “Venus y Serena tienen cuatro cada una.

Y es que el machismo y la homofobia van cogiditos de la mano. Y en Río están campando a sus anchas.

Pero no es la BBC la única cadena que está teniendo problemas de machismo y homofobia en su retransmisión de los juegos. La NBC estadounidense también sigue recibiendo muchas críticas por el tratamiento que reciben muchos de los deportistas homosexuales que compiten en Río.

Durante un partido de volleyball femenino el comentarista Chris Marlowe se refirió a la mujer de una de las jugadoras brasileñas como su “marido. La única reacción que hubo por parte de Marlowe y la cadena fue un simple “Siento el error de hoy. Claramente Liliane es la esposa de Larissa“.

Hasta Tom Daley ha sido objetivo de una curiosa forma de homofobia: ignorar a su prometido Dustin Lance Black. En cierto momento de la retransmisión, mientras Daley realizaba uno de su saltos, la cámara enfocó a sus familiares entre los que evidentemente estaba su prometido. Todos llevaban camisetas de apoyo a Daley, pero cuando los comentaristas explicaron quiénes eran ninguno mencionó a Black. Puede parecerte una tontería, pero desde Slate explican lo absurda y poco creíble que resulta esa omisión:

¿Se habría resistido la cadena a ignorar al prometido ganador de un Oscar de un medallista olímpico si la relación no implicara a dos personas del mismo sexo? (…) ¿Realmente crees que no habrían señalado a la prometida famosa del saltador si hubiera sido Marion Cotillard, Brie Larson, o cualquier otro ganador de un Oscar cuya fama es comparable a la de Black? No tienes que ser el tipo de persona que ve homofobia en todas partes para sospechar que los comentaristas eran reacios a hablar de la homosexualidad de un atleta estrella.

En el ámbito periodístico tampoco ha destacado por su inclusividad el tabloide británico The Daily Mail.En el periódico Daily Mail, por ejemplo, tuvieron otro desliz (esta vez más machista que homófobo) cuando Jack Laugher y Chris Mears ganaron la medalla de oro. Según el periódico “los saltadores británicos se abrazaron de alegría tras ganar el oro mientras los medallistas de bronce chinos se dieron una masculina palmada en la espalda.”  Sobre una foto en la que los británicos Jack Laugher y Chris Mears se abrazaban tras alzarse con el oro en los saltos sincronizados de trampolín, el diario animaba a los deportistas a “contenerse: “¡Cortaos un poco, tíos! Los victoriosos saltadores sincronizados de Gran Bretaña se abrazan de alegría tras ganar el oro – mientras los medallistas de bronce chinos se deciden por una varonil palmada en la espalda”. El aluvión de críticas por el sexismo y la homofobia del titular (con el añadido irónico de que el abiertamente gay Tom Daley participa en el mismo deporte que los aludidos) ha movido al periódico a reescribir parcialmente la noticia. Daley, por cierto, consiguió la medalla de bronce en saltos sincronizados desde plataforma de diez metros junto a su compañero Daniel Goodfellow.

57ac49451800002100bca271

Desde Outsports señalan que este problema no afecta sólo a las Olimpiadas y que la NBC tiene contratado a un comentarista para los partidos de la NFL, Tony Dungy, que es un “homofobo orgulloso, que ha recaudado dinero en campañas contra la igualdad del colectivo LGTB y que ha criticado sin tapujos a varios deportistas gays. La misma cadena tuvo que disculparse cuando en 2008 el saltador australiano y gay Matthew Mitcham ganó el oro, a los comentaristas se les olvidó mencionar que entre el público estaba su novio, algo que sí hicieron con el resto de deportistas.

Ciertamente este año las Olimpiadas tienen al mayor número de atletas abiertamente homosexuales compitiendo. Y eso es tremendamente importante y significativo no sólo por lo que implica para el mundo del deporte sino para todos esos jóvenes deportistas que se mueven en un mundo cargado de prejuicios y fobias. Ahora sólo falta que, del mismo modo que el COI hace lo posible por adaptarse a la realidad, los comentaristas y periodistas deportivos también lo hagan.

Y exactamente lo mismo han de hacer con respecto a la tremenda carga machista de las noticias que vemos publicadas cada día en todos los periódicos del mundo. Por desgracia algo me dice que será más fácil que empiecen a tratar de forma correcta a los gays que a las mujeres (heteros o lesbianas), porque por lamentable que sea la imagen de un periodista vilipendiando a un hombre es más escandalosa que a una mujer.

Y si es un hombre blanco, apaga y vámonos.

Fuente EstoyBailando/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.