Archivo

Entradas Etiquetadas ‘The Daily Beast’

Activistas locales preparan el primer Orgullo LGTB de Suazilandia, un país africano en el que las relaciones homosexuales siguen siendo ilegales

Martes, 12 de junio de 2018

swaziland-set-to-hold-its-first-prideEl próximo 30 de junio, los activistas LGTB de Suazilandia celebrarán su primer Orgullo. Todo un acto de valentía, dado que ese pequeño país del sur de África las relaciones homosexuales masculinas siguen siendo ilegales. Su rey, un monarca absoluto, llegó a calificar las relaciones homosexuales como «satánicas». La plataforma All Out y la organización suazí The Rock of Hope han puesto en marcha un crowdfunding para ayudarles al que puedes contribuir. 

Suazilandia, una pequeña monarquía situada entre Sudáfrica y Mozambique, es uno de los estados de la Commonwealth que mantiene vigente la criminalización de las relaciones homosexuales masculinas (un listado al que nos referimos hace pocas semanas). La LGTBfobia política y social es además elevada. Su rey, Mswati III, ha llegado a calificar las relaciones homosexuales como «satánicas», mientras que su primer ministro, Barnabas Sibusiso Dlamini, ha defendido públicamente su ilegalidad. La discriminación no se limita, por otra parte, a los varones homosexuales. Al igual que en la vecina Sudáfrica, se conocen casos de «violaciones correctivas» a mujeres lesbianas. De hecho, según una encuesta llevada a cabo en 2013 por The Rock of Hope y citada por The Daily Beast en un reciente reportaje, un 43% de las mujeres lesbianas y trans aseguraban haber cometido en alguna ocasión un intento de suicidio, y hasta un 78% de ellas consumían sustancias adictivas como una forma de sobrellevar su situación.

A pesar de todo, el activismo LGTB ha decidido que ya era hora de desafiar la LGTBfobia y ha convocado el que será primer Orgullo LGTB de la historia del país el próximo 30 de junio. Tendrá lugar en la capital del país, Mbabane. «Las oportunidades para que el resto de la sociedad suazí interaccione con la comunidad LGBT+ de una forma positiva son excepcionales, y apenas hay eventos que proporcionen un espacio seguro para que las personas LGBT+ puedan celebrar sus identidades. Creemos que la visibilidad es clave para hacer progresar el debate y el mensaje», ha explicado Melusi Simelane, activista de Rock of Hope.

El Orgullo LGTB de Suazilandia contará con la colaboración de All Out, una plataforma internacional a la que en algunas ocasiones anteriores hemos hecho referencia y cuyo fin es la de promover los derechos LGTB en todo el mundo. All Out ha puesto en marcha una campaña especial de crowdfunding para ayudar a sufragar el evento (a la que tú también puedes contribuir) y tanto su director ejecutivo, Matt Beard, como su gerente senior de campañas, Mathias Wasik, se desplazarán al país africano para ayudar sobre el terreno a los activistas locales.

Seguiremos con gran interés cómo se desenvuelve este primer Orgullo LGTB de Suazilandia.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

El periodista que sacó del armario a atletas durante los JJ.OO. reaparece y pide perdón

Viernes, 24 de marzo de 2017

EEib1cju_400x400Tras siete meses desaparecido, Nico Hines vuelve a su puesto de editor jefe de The Daily Beast.

El “periodista” publicó un artículo en el que sacaba del armario a numerosos atletas durante los JJ.OO. de Río.

Han pasado siete meses desde que Nico Hines saltó a la fama por escribir y publicar un artículo en The Daily Beast en el que hablaba de cómo los atletas de los JJ.OO. de Río de Janeiro utilizaban las apps de contactos.

El artículo levantó muchísima polvareda y Hines tuvo que esconderse y marcharse de Río porque el COI le retiró la acreditación) ya que gran parte del texto se basaba en el hecho de que Hines se instaló Grindr, se hizo pasar por un gay, no avisó de que era periodista y luego ofreció tantos detalles sobre las identidades de los atletas con los que hablaba que era muy fácil adivinar quiénes eran. Eso no sólo era una violación de la intimidad de los atletas, también sacó del armario a algunos que provenían de países en los que la homosexualidad está castigada y, por lo tanto, puso la vida de estos chicos en peligro.

Siete meses después, tras una auténtica tormenta que llevó a The Daily Beast a tener que retirar el artículo y pedir perdón más veces de las que un medio debería pedir perdón; Hines ha reaparecido. En la página del magazine han publicado un pequeño texto en el que Hines se disculpa por una historia “que nunca debió concebirse, escribirse o publicarse“.

La historia sobre los atletas utilizando las apps de ligue en la villa Olímpica no pedía el consentimiento de nadie ni ofrecía un bien público. El artículo se entrometía en la vida de personas que tenían derecho a que las dejaran en paz. Para algunos lectores reavivó estereotipos LGTBQ feos y antiguos. Y yo no me representé de forma adecuada cuando me documentaba para el texto. Estos fueron errores muy graves, y me arrepiento mucho.

Hines, además, reconoce que el principal error que cometió con su artículo fue no darse cuenta de la diferencia entre tener un perfil en Tinder y uno en Grindr: “Debería haber entendido que Grindr es más que una app de ligue; se ha convertido en un espacio seguro para una comunidad que necesita ese espacio seguro.” Además pide disculpas por su insensibilidad a la hora de valorar los temores a los que se enfrentan las personas LGTB, y más cuando se expone su privacidad: “Desde que publiqué el artículo he recibido cientos de e-mails recordándome que muchos miembros de la comunidad LGTBQ no siempre se sienten seguros y confían en la sociedad en general y soy consciente de que he contribuido a ese miedo. Al no darme cuenta del daño que estaba causando al entrometerme en ese espacio seguro, fui culpable de reforzar esas emociones.

Hines, además, reconoce que como hombre blanco cisgénero y heterosexual no tenía ni idea de lo que realmente estaba haciendo: “Antes de escribir esta historia no entendía el verdadero significado de la frase ‘analiza tu privilegio’

A la disculpa le acompaña una nota editorial de The Daily Beast en la que vuelven a pedir disculpas por publicar la historia y en la que anuncian que tras siete meses de “intensa reflexión“, Hines vuelve a incorporarse a su puesto de editor senior en Londres y que la web, como medio de comunicación, se compromete a contar la verdad y luchar por el bien público: “Seguiremos enfrentándonos a los abusones y a los intolerantes, valoraremos la cultura inclusiva y seremos una voz de apoyo orgullosa para la comunidad LGTBQ.

Fuente: The Daily Beast, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Anderson Cooper, de la CNN y abiertamente gay, moderará uno de los debates entre candidatos presidenciales de Estados Unidos

Martes, 6 de septiembre de 2016

andersoncooper_360laterPor primera vez, un periodista abiertamente gay será moderador en un debate presidencial de los Estados Unidos. Se trata de Anderson Cooper, popular presentador de la CNN. Con su presencia en un debate de este nivel, se marca un nuevo hito en la visibilidad LGTB.

Anderson Cooper, presentador de la CNN abiertamente gay, será moderador en un debate entre los dos principales candidatos a la presidencia de los Estados Unidos: Hillary Clinton y Donald Trump. Así lo anunció el pasado 2 de septiembre la Comisión de Debates Presidenciales. En concreto, moderará junto con Martha Raddatz, de ABC News, el debate del 9 de octubre, en Misuri. Será el tercer debate presidencial después del primero en Nueva York, el 26 de septiembre, y del segundo el 4 de octubre, en Virginia.

En el debate que moderará Cooper, se espera abordar cuestiones de interés general, por lo que es posible que surjan cuestiones sobre la realidad LGTB. Se trata de un periodista, en este sentido, que no ha vacilado en plantear este tipo de cuestiones en entrevistas anteriores. Ya incluso antes de salir del armario no dudó en sacarle los colores a un miembro de una junta escolar que hizo comentarios homófobos (Clint McCance, que mostró su satisfacción en su cuenta de Facebook por los suicidios de adolescentes LGTB y no dudó en sostener que abandonaría a sus hijos si resultasen homosexuales, entre otras “perlas” de semejante calibre y orgulloso de sus “valores cristianos”). La entrevista que le hizo Cooper fue todo un ejercicio de puesta en evidencia del odio de McCance que aún es recordada y que fue determinante para que McCance finalmente dimitiera.

Cooper se ha convertido además en una referencia de visibilidad LGTB tras su salida del armario, que recogimos en esta página. Fue en 2012, cuando declaró al columnista de The Daily Beast Andrew Sullivan: “Soy gay, siempre lo he sido y siempre lo seré”, añadiendo que “no podría sentirme más feliz, cómodo conmigo mismo y orgulloso”. Hasta entonces, había preferido mantener su vida afectiva en privado en la creencia de que la vida privada de los periodistas debe estar al margen de su trabajo, creencia que luego vio equivocada: “está claro que haber permanecido en silencio tanto tiempo sobre algunos aspectos de mi vida personal puede haber transmitido la idea de que intento esconder algo. Algo que me hace sentir incómodo, avergonzado o temeroso. Y eso es muy molesto, porque sencillamente no es verdad”. Es por eso que su designación como moderador para un debate entre los candidatos a la presidencia tiene una especial significación como muestra de la creciente visibilidad LGTB en los Estados Unidos, que obviamente tiene una importante repercusión en el resto del mundo.

Por lo demás, Anderson Cooper es un rostro muy conocido en Estados Unidos. Quedan para el recuerdo unas imágenes suyas que en 2010 dieron la vuelta al mundo. El equipo de la CNN cubría el terremoto de Haití. En concreto, se topó con el saqueo de una tienda. Cooper no dudó en involucrarse en la noticia y ayudar a un niño ensangrentado que había sido golpeado durante los disturbios.

Fuente Dosmanzanas

Cine/TV/Videos, General, Historia LGTB , , , , , , , , , , ,

La homofobia campa a sus anchas en la cobertura de los JJ.OO. de Río

Sábado, 20 de agosto de 2016

thismenolympics.0.0-520x347Las Olimpiadas de Río están haciendo historia por muchos motivos. En la semana final de los Juegos de Río de Janeiro, repasamos algunas de las noticias que en los últimos días, para bien o para mal, han tenido a la comunidad LGTB como protagonista. Con la homofobia social y mediática como un problema aún pendiente, la visibilidad y la concienciación se abren paso poco a poco también en el ámbito olímpico.

Lo que sí nos interesa es que este año el número de atletas abiertamente homosexuales que están compitiendo en los Juegos Olímpicos ha marcado un récord sin precedentes. En 2008, por ejemplo, sólo había un atleta abiertamente homosexual en competición. Este año son 50.

Después de las Olimpiadas de Sochi y la polémica que se formó a su alrededor por el hecho de que un país institucionalmente LGTBfóbico como Rusia organizara un evento que supuestamente ensalza los mejores valores de la humanidad, el Comité Olímpico Internacional añadió al contrato que firman las ciudades organizadores una cláusula en la que se comprometen a respetar los derechos de las personas del colectivo que les visiten.

De hecho esa cláusula es, según varios activistas LGTB en Japón, uno de los motivos por los que el país cada vez es más abierto y respetuoso hacia el colectivo. Lo cual nos hace ser un poquito más felices.

Y no sólo eso, el COI también ha actualizado su política sobre los atletas trans, permitiendo a los hombres transgénero competir sin ningún tipo de limitación mientras que las mujeres trans pueden competir después de un año de terapia hormonal para que sus niveles de testosterona sean iguales o menores que los de sus competidoras cisgénero.

Por desgracia el hecho de que las cosas vayan avanzando y en los Juegos haya cada vez más atletas que no tienen miedo a dejar clara su condición sexual no implica que el trato que reciben sea el más adecuado. Desde el escándalo de The Daily Beast (el del periodista que escribió un artículo haciendo outing a varios atletas, que ha llevado a que el propio COI diga que es una información “totalmente inadmisible“), hasta comentarios fuera de lugar por parte de los que retransmiten los juegos en diferentes países.

Una de las noticias desagradables en el ámbito LGTB nos llegaba el jueves de la semana pasada. El periodista del digital estadounidense The Daily Beast Nico Hines se creó perfiles en varias conocidas aplicaciones de contactos y escribió un artículo en tono ligero relatando sus experiencias: “El otro deporte olímpico en Río: swiping”, en referencia a la acción de deslizar el dedo por la pantalla del móvil para desplazarse entre los usuarios de estas redes sociales. El problema es que el texto describía algunas de las conversaciones en Grindr con un nivel de detalle sobre sus interlocutores (estatura, peso, nacionalidad) suficiente para poder identificar de quiénes se trataba.

El artículo, por tanto, suponía un outing para unos deportistas que no tenían intención de revelar su orientación sexual e incluso puede haber puesto a alguno de ellos en peligro, especialmente a los que provienen de países donde impera la homofobia. Así lo hicieron notar las redes sociales y numerosos activistas, que señalaron la irresponsabilidad de Hines y el diario por publicar información personal tan sensible. El asunto llegó al Comité Olímpico Internacional (COI), que calificó el texto de simplemente inaceptable. The Daily Beast, un día después de publicarlo, borró de su web el reportaje y publicó una nota de los editores en la que piden disculpas por el error cometido y reiteran su compromiso con la defensa de la comunidad LGTB.

pasted-image-0

La BBC ya tuvo que pedir disculpas cuando el comentarista Paul Hand comentó, durante la Kiss Cam que se retransmitía en el descanso de un partido de tennis, “esperemos que ahora no enfoquen a dos tíos sentados juntos“. A pesar de eso Hand sigue haciendo comentarios bastante inadecuados y claramente homófobos. Cuando el tenista Andy Murray ganó el oro frente al argentino Juan Martín del Potro no pudo contener las lágrimas de emoción, hecho que Hand aprovechó para soltar un: “Hemos tenido tennis de machos, pero no una reacción de machos ¿verdad?“.

murray-699992-520x308Imaginamos que a Andy Murray no le hará ninguna gracia ese comentario, porque cuando otro periodista le espetó un “eres la primera persona en ganar dos medallas olímpicas en tenis” Murray le contestó con un “Venus y Serena tienen cuatro cada una.

Y es que el machismo y la homofobia van cogiditos de la mano. Y en Río están campando a sus anchas.

Pero no es la BBC la única cadena que está teniendo problemas de machismo y homofobia en su retransmisión de los juegos. La NBC estadounidense también sigue recibiendo muchas críticas por el tratamiento que reciben muchos de los deportistas homosexuales que compiten en Río.

Durante un partido de volleyball femenino el comentarista Chris Marlowe se refirió a la mujer de una de las jugadoras brasileñas como su “marido. La única reacción que hubo por parte de Marlowe y la cadena fue un simple “Siento el error de hoy. Claramente Liliane es la esposa de Larissa“.

Hasta Tom Daley ha sido objetivo de una curiosa forma de homofobia: ignorar a su prometido Dustin Lance Black. En cierto momento de la retransmisión, mientras Daley realizaba uno de su saltos, la cámara enfocó a sus familiares entre los que evidentemente estaba su prometido. Todos llevaban camisetas de apoyo a Daley, pero cuando los comentaristas explicaron quiénes eran ninguno mencionó a Black. Puede parecerte una tontería, pero desde Slate explican lo absurda y poco creíble que resulta esa omisión:

¿Se habría resistido la cadena a ignorar al prometido ganador de un Oscar de un medallista olímpico si la relación no implicara a dos personas del mismo sexo? (…) ¿Realmente crees que no habrían señalado a la prometida famosa del saltador si hubiera sido Marion Cotillard, Brie Larson, o cualquier otro ganador de un Oscar cuya fama es comparable a la de Black? No tienes que ser el tipo de persona que ve homofobia en todas partes para sospechar que los comentaristas eran reacios a hablar de la homosexualidad de un atleta estrella.

En el ámbito periodístico tampoco ha destacado por su inclusividad el tabloide británico The Daily Mail.En el periódico Daily Mail, por ejemplo, tuvieron otro desliz (esta vez más machista que homófobo) cuando Jack Laugher y Chris Mears ganaron la medalla de oro. Según el periódico “los saltadores británicos se abrazaron de alegría tras ganar el oro mientras los medallistas de bronce chinos se dieron una masculina palmada en la espalda.”  Sobre una foto en la que los británicos Jack Laugher y Chris Mears se abrazaban tras alzarse con el oro en los saltos sincronizados de trampolín, el diario animaba a los deportistas a “contenerse: “¡Cortaos un poco, tíos! Los victoriosos saltadores sincronizados de Gran Bretaña se abrazan de alegría tras ganar el oro – mientras los medallistas de bronce chinos se deciden por una varonil palmada en la espalda”. El aluvión de críticas por el sexismo y la homofobia del titular (con el añadido irónico de que el abiertamente gay Tom Daley participa en el mismo deporte que los aludidos) ha movido al periódico a reescribir parcialmente la noticia. Daley, por cierto, consiguió la medalla de bronce en saltos sincronizados desde plataforma de diez metros junto a su compañero Daniel Goodfellow.

57ac49451800002100bca271

Desde Outsports señalan que este problema no afecta sólo a las Olimpiadas y que la NBC tiene contratado a un comentarista para los partidos de la NFL, Tony Dungy, que es un “homofobo orgulloso, que ha recaudado dinero en campañas contra la igualdad del colectivo LGTB y que ha criticado sin tapujos a varios deportistas gays. La misma cadena tuvo que disculparse cuando en 2008 el saltador australiano y gay Matthew Mitcham ganó el oro, a los comentaristas se les olvidó mencionar que entre el público estaba su novio, algo que sí hicieron con el resto de deportistas.

Ciertamente este año las Olimpiadas tienen al mayor número de atletas abiertamente homosexuales compitiendo. Y eso es tremendamente importante y significativo no sólo por lo que implica para el mundo del deporte sino para todos esos jóvenes deportistas que se mueven en un mundo cargado de prejuicios y fobias. Ahora sólo falta que, del mismo modo que el COI hace lo posible por adaptarse a la realidad, los comentaristas y periodistas deportivos también lo hagan.

Y exactamente lo mismo han de hacer con respecto a la tremenda carga machista de las noticias que vemos publicadas cada día en todos los periódicos del mundo. Por desgracia algo me dice que será más fácil que empiecen a tratar de forma correcta a los gays que a las mujeres (heteros o lesbianas), porque por lamentable que sea la imagen de un periodista vilipendiando a un hombre es más escandalosa que a una mujer.

Y si es un hombre blanco, apaga y vámonos.

Fuente EstoyBailando/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El escándalo Daily Beast: un periodista hetero se instala Grindr y hace outing a los atletas de Río 2016

Martes, 16 de agosto de 2016

EEib1cju_400x400Nico Hines

Un muy interesante artículo de Hidroboy en EstoyBailando…

Ayer por la tarde me crucé con una historia que, en principio, me parecía bastante inofensiva.

Un periodista de The Daily Beast, Nico Hines, había publicado un artículo que algunos consideraban ofensivo, homófobo y hasta peligroso. Nico, hombre blanco cisgénero hetero casado y con hijos, decidió escribir un texto sobre cómo se liga vía app en la Villa Olímpica de Río de Janeiro. Para hacerlo, según él, se instaló todas las apps de ligue que se le ocurrieron, incluída Grindr.

Al rato comprobó que la app que mejores resultados le daba y por la que le escribía más gente era la app gay. Nico, según explicaba en su texto, tenía puesta una foto de cara; pero no especificaba su orientación sexual, su estado civil o su trabajo. Ni siquiera lo que buscaba. Según él en ningún momento engañó a nadie ni les hizo creer cosas que no eran ciertas.

Pero lo que sí hizo Nico fue apuntar datos sobre esas personas que le habían escrito por Grindr para utilizarlos más adelante en su artículo. Así no se cortó un pelo a la hora de hablar de estaturas, pesos, medallas olímpicas, nacionalidades, deportes… Los detalles que dio era tan evidentes que a un reportero de Slate le costó muy poco ponerle nombre a cinco de los hombres que Nico decía que estaban en Grindr buscando sexo con otros hombres.

Y muchos de ellos eran atletas de países en los que la homosexualidad está perseguida o incluso es un delito.

pasted-image-0

Pero no hacía falta salir del artículo (su título original era “Conseguí tres citas por Grindr en una hora en la Villa Olímpica“) para ver lo peligroso que era lo que el “periodista” estaba haciendo: en el mismo texto explicaba la proposición sexual de un atleta de Kazajistán. Esa delegación la forman 104 deportistas que compiten en 22 deportes: sabiendo un par de datos más era muy fácil saber quién era el chico detrás del perfil de Grindr. El mismo chico que, de vuelta a su país (si se han enterado) se puede encontrar con un ambiente tremendamente hostil.

Cuando tanto las redes sociales como los medios LGTB americanos (los primeros en leer el artículo) pusieron el grito en el cielo, los editores de The Daily Beast modificaron el texto eliminando los datos que podían ayudar a identificar a los atletas que buscaban sexo con otros hombres. Además añadieron una nota editorial en la que explicaban por qué habían realizado esas modificaciones y explicaban que el objetivo del artículo era “ver cómo los atletas de Río usaban las apps de ligue“. Como señalan desde Slate, la respuesta a esa pregunta era muy fácil: ligando.

Nico-Hines-backlash-670x499-520x387

La justificación de por qué un hombre blanco cisgénero hetero casado y con hijos había escrito un texto tan centrado en Grindr también era para aplaudirles en la cara: era la app en la que había recibido más mensajes.

El artículo, que ya ha sido eliminado de la web de The Daily Beast y sustituido por un editorial en el que reconocen que fue un error (“Lo hicimos mal. Lo haremos mejor.“), no sólo levantó la polvareda digital por lo que Nico Hines había hecho, sino por cómo lo había hecho. Para empezar no se identificaba como periodista a no ser que la otra persona le preguntara si era periodista… ¿y a cuánta gente con la que sólo vas a echar un polvo rápido por Grindr le preguntas a qué se dedica?

Muchos periodistas critican el hecho de que Nico utilizara el “catfish” para conseguir datos que podría haber conseguido de forma anónima y mucho más segura si hubiera dicho en su perfil que era un periodista investigando cómo se utilizan las apps de ligue en la Villa Olímpica. Que ya de por si es un tema bastante absurdo porque, como señalan de nuevo desde Slate, el hecho de que se repartan 450.000 condones en la Villa Olímpica es noticia, pero saber quién y con quién se usa cada condón no lo es. 

De hecho no hace mucho fue noticia el hecho de que durante la convención del Partido Republicano en la que eligieron a Donald Trump y su vicepresidente homófobo como candidatos a la Casa Blanca las apps de ligue gay casi se colapsan y los anuncios de escorts en Craiglists se dispararon. Pero ahí el bueno de Nico Hines no tuvo huevos de hacer lo mismo, probablemente porque sabe que lo que ha hecho puede considerarse un delito en muchos países y no es lo mismo sacar del armario a un chaval de Kazajistán que a un político republicano que te demanda sin miramientos.

Lo que Nico Hines hizo no fue periodismo. No había nada que investigar. Lo que Nico Hines hizo, desde su posición de hombre blanco cisgénero y heterosexual, fue sensacionalismo barato; tratando de escandalizar al personal con un texto en el que (probablemente de forma no intencionada -o probablemente sí-) hablaba de forma jocosa sobre la vida sexual de los hombres que buscaban sexo con otros hombres. Hombres que probablemente por primera vez en su vida podían vivir su sexualidad sin miedo a ser perseguidos, apaleados o asesinados. Chavales que por primera vez descubren lo que es poder abrir Grindr y quedar con otro chico para pasar un buen rato porque tienen la suerte de no estar en su país.

La excusa de que Grindr fue la app que más movimiento tuvo es un intento cutre por justificar la homofobia implícita en el artículo original, porque todo el mundo sabe que por norma general los hombres gays o que se acuestan con otros hombres suelen ser más directos en su búsqueda de sexo.

Hines no sólo ignoró completamente cualquier norma periodística, sino que al hacerlo puso en peligro la integridad física y las vidas de muchas de las personas que aparecían en su texto. Aún sin dar sus nombres era fácil adivinar de quién estaba hablando, y aún haciendo una suposición errónea la sombra de la duda podía recaer sobre varios atletas cuyas vidas pueden verse muy afectadas por una irresponsabilidad como ésta.

Amini Founa, un nadador olímpico de Tonga, se lanzó a Twitter para expresar la rabia y la impotencia que el artículo de Hines le producía. No sólo por la evidente carga homófoba que contenía el texto (señalando sin pudor a los hombres que tenían sexo con otros hombres como si fuera que hay que señalar) sino que le recordó algo muy importante: “Algunas de las personas a las que has hecho outing son mis amigos. Con familias y vidas que se verán afectadas para siempre por esto. Imagina que el único espacio en el que te sientes seguro, el único espacio en el que puedes ser tú mismo, es arruinado por una persona heterosexual que cree que esto es una broma. Uno de los chicos a los que has sacado del armario tiene sólo 18 años. Yo tuve 18 años y ni de lejos estaba preparado para salir del armario. Que te jodan.

 

    Y termina con un Tweet explicando algo que todo el mundo (sobre todo los heterosexuales) deberían grabarse a fuego en la memoria: “Ninguna persona heterosexual conocerá nunca el daño que supone que revelen tu verdad. Quitarte eso es simplemente… No puedo. Se me saltan las lágrimas, literalmente.”  

Lo más sangrante de este caso es que The Daily Beast siempre ha sido un medio muy cercano al colectivo LGTB y en más de una ocasión ha sido fuente de noticias que han dejado claro su compromiso por la igualdad y por el respeto a las personas que forman parte de él. Pero por algún motivo nadie se dio cuenta de que lo que Nico Hines estaba haciendo era una vergüenza; que ese texto era ofensivo, homófobico y peligroso.

Por algún motivo alguien creyó que era divertido y ameno saber qué deportistas olímpicos son gays y cómo follan, con quién follan, cuánto follan. Nico Hines, como hombre cisgénero heterosexual, no se paró a pensar en ningún momento en las implicaciones que su texto podía tener hacia esos deportistas a los que había engañado vía Grindr. Porque a ningún hombre heterosexual le pegan palizas por ser heterosexual. A ningún hombre heterosexual lo tiran desde una azotea por ser heterosexual, lo apalean hasta matarlo o lo queman vivo.

Ahora lo único que nos queda es esperar que no haya consecuencias graves en las vidas de esos atletas, que The Daily Beast cargue con la vergüenza de haber publicado ese texto y que Nico Hines aprenda la lección. Y se quede en la calle.

La próxima vez que alguien te diga que ya no hace falta el día del Orgullo LGTB, piensa en Nico Hines y en lo bien que le habría ido conocer mejor la realidad del colectivo antes de atreverse a escribir una mierda como ésa.

P.D.: Te recomiendo encarecidamente que leas el artículo de Slate que ya he enlazado antes en el que de forma magistral plantean todo el problema y responden a las dudas que pueden surgir de un caso como éste.

Fuente EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

El actor Benedict Cumberbatch cree que los próximos presidentes de los Estados Unidos deben ser una mujer y un homosexual

Miércoles, 17 de septiembre de 2014

Benedict-Cumberbatch-filming-scenes-for-The-Imitation-GameEl actor británico Benedict Cumberbatch se encuentra de gira promocional de la película The Imitation Game, en la que interpreta el papel de Alan Turing, el genio matemático que  contribuyó de manera definitiva a la derrota del nazismo, salvando miles de vidas al descifrar el código secreto de comunicación del Ejército alemán, siendo luego perseguido por el Estado británico debido a su comportamiento homosexual. Cumberbatch ha concedido una entrevista a The Daily Beast, en la que equipara con rotundidad la infame condena a castración química de que fue víctima el matemático con las no menos infames “terapias reparadoras” de la homosexualidad defendidas por los homófobos más recalcitrantes. Cumberbatch también cree que la defensa de los derechos de las minorías en los Estados Unidos pasa porque el país sea presidido “primero por una mujer y luego por un homosexual”.

La triste historia del genial matemático Alan Turing, considerado un héroe de la Segunda Guerra Mundial, se truncó cuando fue descubierta su homosexualidad (que se había visto obligado a mantener oculta) y el Estado británico le obligó a escoger entre la cárcel o la castración química. Turing optó por la segunda. Durante un año le inyectaron estrógenos para “reducirle la libido“, sin importar que con ello se volviera impotente y le crecieran los pechos. Poco después, dos semanas antes de cumplir los 42 años, Turing se suicidó, aunque no faltan los que piensan que en realidad fue asesinado por la propia inteligencia británica.

Esta es la historia que cuenta The Imitation Game, protagonizada por el actor Benedict Cumberbacth, que fue presentada el pasado 9 de septiembre en el Festival de Cine de Toronto. Cumberbatch, ganador de un Emmy por su interpretación de un moderno Sherlock Holmes en la excelente serie de la BBC, se encuentra en los Estados Unidos promocionando esta obra cinematográfica, que será estrenada en ese país en noviembre.

Durante esa promoción, el actor no ha dudado en opinar no solo respecto a la infamia sufrida por Turing por parte de las autoridades británicas, sino también sobre la tardanza de esas mismas autoridades en rectificar concediéndole el indulto póstumo. Dicho indulto le fue otorgado, tras un largo proceso de solicitudes populares y denegaciones, en diciembre del pasado 2013. Cumberbatch califica esa tardanza de “repugnante”, afirmando que le hace sentir “muy, muy furioso”. Y aún más allá, no duda en culpar de las dificultades a las que se enfrentó el proceso de indulto al antiguo ministro de Justicia británico, Lord McNally, que lo denegó cuando fue solicitado en la Cámara de los Lores en 2012. “¿Quién es Lord McNally?”, se pregunta el actor, “bueno, probablemente es gay. Siempre lo son los mayores homófobos. Es escandaloso, pero por desgracia todavía se mantienen los ecos de ese período en el que persistía la paranoia ignorante de que todo el que era homosexual también era inmediatamente comunista”.

El infierno que vivió Alan Turing sigue siendo posible

Interrogado por la terribles escenas en las que Turing es sometido a la castración química, Cumberbatch aprovecha para equiparar esa infamia con las actuales “terapias reparadoras” de la homosexualidad. “Eso sigue pasando en Norteamérica”, afirma el actor, “con la extrema derecha cristiana. Hay cursos, médicos y medicinas que se facilitan a personas para ‘curarlas’ de su homosexualidad, y sorprendentemente todavía continúan. También sorprende que, cuando hay algún tipo de dificultad, las minorías se convierten inmediatamente en chivos expiatorios, incluyendo a los homosexuales en Rusia o a lo que hace Amanecer Dorado en Grecia (…) es aterrador”.

Para acabar con la homofobia de la extrema derecha cristiana estadounidense, a Benedict Cumberbatch se le ocurre rememorar la letra de America Is Not the World de Morrisey, en la que se cuestiona la creencia en el tan propagado ideal de libertad, oportunidades y justicia en un país donde el presidente “nunca es un negro, una mujer o un gay”. “Es una vieja canción de antes de que Obama asumiera el cargo”, aduce el actor, “así que ya habéis tenido a un negro, y ahora necesitáis a una mujer, y luego, a un homosexual”.

El actor británico también cuenta cómo fue testigo de la violencia homófoba en sus años de estudiante en un internado masculino, cuando dos de sus compañeros fueron descubiertos manteniendo relaciones en su dormitorio. “Yo estaba terminando un texto en el comedor del colegio, durante el desayuno”, recuerda el actor, “me asomé a la ventana y escuché un bullicio, un par de pies correteando y luego una horda que cargaba tras ellos gritando ‘¡pajilleros, maricones!’”. Se interesó por lo que ocurría, interrogando a los perseguidores, que le contaron lo ocurrido. Conmocionado por su actitud, el actor les reprochó: “tú eres sij, tú judío, y tú de Kenya. ¿Queréis que nos sentemos y hablemos de lo que ha sufrido vuestra gente debido a vuestra religión, raza, credo o color?”, para finalmente invitarles a “asumir el hecho de que las personas son diferentes, en lugar de definiros por no ser como ellos. ¿A quién le importa que sean gais? Tenéis que coexistir”.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

La actriz Jessica Alba dejó la Iglesia por homofóbica

Domingo, 31 de agosto de 2014

jessica-alba1APLa actriz Jessica Alba ha explicado que se alejó de la Iglesia por los mensajes homofóbicos.

En una entrevista para The Daily Beast la protagonista de ‘Los 4 Fantásticos’ y Sin City‘ habla de su distanciamiento de la Iglesia.

Me enamoré cuando tenía 16 años y estuve pilladísima de… imagino que era una ¿drag queen? Era un bisexual y bailarina… Solíamos ir a un bar gay y bailábamos toda la noche, cuatro noches a la semana. Estaba tan enamorada de él que pensaba ‘de ninguna manera este tío va a ir al infierno’ porque en mi Iglesia era como ‘cualquiera que es gay va a ir al infierno’ y ‘el sexo prematrimonial es el demonio’ y pensé ‘¡Ni de coña! ¡Este tío es increíble!’. Así que salí de ahí pitando.

Si todo el mundo que critica la homosexualidad se dignara a conocer a una persona no hetero, seguramente cambiarían de idea y se acabaría la homofobia.

Fuente | The Daily Beast, vía AmbienteG

General ,

Aprobada en la ONU una resolución sobre la protección a la familia que deja fuera a las personas LGTB

Martes, 1 de julio de 2014

Palais_des_Nations_1El Consejo de Derechos Humanos (CDH) de las Naciones Unidas adoptó el pasado jueves una resolución de protección a la familia de la que, tras la intervención de Rusia, ha quedado excluida toda mención a la diversidad de realidades familiares. La iniciativa puede sentar un peligroso precedente de amparo a la homofobia de estado.

La idea de crear un comité especial para la protección de la familia dentro del CDH a partir de septiembre surgió de Egipto y Sierra Leona, que, junto con otros 23 países, presentaron el pasado lunes un borrador de resolución cuyo párrafo primero instaba a:

convocar, en su 27º período de sesiones, una mesa redonda sobre la protección de la familia en la que se aborde la cuestión del cumplimiento por los Estados de las obligaciones dimanantes de las disposiciones pertinentes del derecho internacional de los derechos humanos y se debata sobre los retos y las mejores prácticas en esta esfera.

Un día después, un grupo de 32 países liderados por Uruguay propuso una enmienda a este punto que añadiera al final las palabras:

teniendo en cuenta que, en los diferentes sistemas culturales, políticos y sociales, existen diversas formas de familia.

El añadido no fue del agrado de Rusia, copatrocinador de la primera versión del borrador y que amenazó con vetar todo el proceso; la enmienda propuesta por Uruguay ni siquiera se llegó a debatir. Mientras tanto, Arabia Saudí junto con los Emiratos Árabes Unidos y Pakistán presentaron otra enmienda que añadiera al preámbulo de la resolución que:

los hombres y mujeres mayores de edad, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, tienen derecho a casarse y a fundar una familia, teniendo presente que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer.

Por fortuna, los representantes saudíes retiraron esta versión cuando se supo que la enmienda inclusiva uruguaya no prosperaría. La resolución inicial fue votada y aprobada por 26 votos a favor, 14 en contra y 6 abstenciones. Del lado de la propuesta de Egipto y Sierra Leona votaron, además de sus promotores: Argelia, Benín, Botsuana, Burkina Faso, China, República del Congo, Costa de Marfil, Etiopía, Gabón, India, Indonesia, Kazajistán, Kenia, Kuwait, Maldivas, Marruecos, Namibia, Pakistán, Filipinas, Rusia, Arabia Saudí, Sudáfrica, Emiratos Árabes Unidos, Venezuela y Vietnam.

Contra la moción se posicionaron Austria, Chile, República Checa, Estonia, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Japón, Montenegro, Corea del Sur, Rumanía, el Reino Unido y los Estados Unidos. Se abstuvieron Argentina, Brasil, Costa Rica, México, Perú y Macedonia. El resultado de la votación fue recibido con aplausos por los representantes de los países favorables a la versión excluyente de la resolución sobre protección a la familia.

Se trata sin duda de un triunfo diplomático de los países más férreamente opuestos a los derechos de las personas LGTB, con Rusia a la cabeza. Según un interesante artículo de la web estadounidense The Daily Beast, nos encontramos ante una ofensiva en toda regla para incluir los llamados “valores tradicionales” en la categoría de derechos humanos; lo cual podría traer como consecuencia la primacía de la defensa de esos valores tradicionales (hostiles a las mujeres o a los ciudadanos LGTB) sobre los derechos individuales e inalienables de cada persona. Un objetivo camuflado además bajo la conocida excusa de la protección a la familia, que tacha automáticamente de contrario a la misma a quien se oponga a su homófoba agenda.

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un tercio de los obispos anglicanos podría ser homosexual .

Domingo, 30 de marzo de 2014

gay-christian-windowAyer entró en vigor el matrimonio gay en Inglaterra y Gales y, como en todas, partes tiene sus opositores, de entre los que destaca la iglesia, en este caso la Iglesia Anglicana. Para mostrar lo hipócritas que son los religiosos ya hay quien ha hecho un recuento de obispos gays entre sus filas y lo cierto es que son bastantes.

Según una investigación hecha por The Daily Beast, aproximadamente un tercio de los clérigos de Londres sería homosexual y, como mínimo 13 de los 42 Obispos de la Iglesia Anglicana también serían gays.

Incluso dando por hecho que las fuentes son fiables, puede que las aproximaciones no sean del todo precisas, por lo que hay que tomarse estos números con mucho cuidado. De todos modos seguro que os habréis dado cuenta de la cantidad de veces que se os activa el gaydar cuando observáis a los miembros de cualquier iglesia. Tanto es así que a veces pienso que están en contra de la homosexualidad porque tienen una visión errónea de los porcentajes. Deben creer que hay tantos gays en el mundo como en su iglesia y que si nos dejan campar a nuestras anchas la humanidad desaparecerá porque dejaremos de reproducirnos —o algo así de rocambolesco—.

Fuente The Daily Beast 

Vía AmbienteG

General, Historia LGTB , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.