Inicio > General, Homofobia/ Transfobia. > La homofobia campa a sus anchas en la cobertura de los JJ.OO. de Río

La homofobia campa a sus anchas en la cobertura de los JJ.OO. de Río

Sábado, 20 de agosto de 2016

thismenolympics.0.0-520x347Las Olimpiadas de Río están haciendo historia por muchos motivos. En la semana final de los Juegos de Río de Janeiro, repasamos algunas de las noticias que en los últimos días, para bien o para mal, han tenido a la comunidad LGTB como protagonista. Con la homofobia social y mediática como un problema aún pendiente, la visibilidad y la concienciación se abren paso poco a poco también en el ámbito olímpico.

Lo que sí nos interesa es que este año el número de atletas abiertamente homosexuales que están compitiendo en los Juegos Olímpicos ha marcado un récord sin precedentes. En 2008, por ejemplo, sólo había un atleta abiertamente homosexual en competición. Este año son 50.

Después de las Olimpiadas de Sochi y la polémica que se formó a su alrededor por el hecho de que un país institucionalmente LGTBfóbico como Rusia organizara un evento que supuestamente ensalza los mejores valores de la humanidad, el Comité Olímpico Internacional añadió al contrato que firman las ciudades organizadores una cláusula en la que se comprometen a respetar los derechos de las personas del colectivo que les visiten.

De hecho esa cláusula es, según varios activistas LGTB en Japón, uno de los motivos por los que el país cada vez es más abierto y respetuoso hacia el colectivo. Lo cual nos hace ser un poquito más felices.

Y no sólo eso, el COI también ha actualizado su política sobre los atletas trans, permitiendo a los hombres transgénero competir sin ningún tipo de limitación mientras que las mujeres trans pueden competir después de un año de terapia hormonal para que sus niveles de testosterona sean iguales o menores que los de sus competidoras cisgénero.

Por desgracia el hecho de que las cosas vayan avanzando y en los Juegos haya cada vez más atletas que no tienen miedo a dejar clara su condición sexual no implica que el trato que reciben sea el más adecuado. Desde el escándalo de The Daily Beast (el del periodista que escribió un artículo haciendo outing a varios atletas, que ha llevado a que el propio COI diga que es una información “totalmente inadmisible“), hasta comentarios fuera de lugar por parte de los que retransmiten los juegos en diferentes países.

Una de las noticias desagradables en el ámbito LGTB nos llegaba el jueves de la semana pasada. El periodista del digital estadounidense The Daily Beast Nico Hines se creó perfiles en varias conocidas aplicaciones de contactos y escribió un artículo en tono ligero relatando sus experiencias: “El otro deporte olímpico en Río: swiping”, en referencia a la acción de deslizar el dedo por la pantalla del móvil para desplazarse entre los usuarios de estas redes sociales. El problema es que el texto describía algunas de las conversaciones en Grindr con un nivel de detalle sobre sus interlocutores (estatura, peso, nacionalidad) suficiente para poder identificar de quiénes se trataba.

El artículo, por tanto, suponía un outing para unos deportistas que no tenían intención de revelar su orientación sexual e incluso puede haber puesto a alguno de ellos en peligro, especialmente a los que provienen de países donde impera la homofobia. Así lo hicieron notar las redes sociales y numerosos activistas, que señalaron la irresponsabilidad de Hines y el diario por publicar información personal tan sensible. El asunto llegó al Comité Olímpico Internacional (COI), que calificó el texto de simplemente inaceptable. The Daily Beast, un día después de publicarlo, borró de su web el reportaje y publicó una nota de los editores en la que piden disculpas por el error cometido y reiteran su compromiso con la defensa de la comunidad LGTB.

pasted-image-0

La BBC ya tuvo que pedir disculpas cuando el comentarista Paul Hand comentó, durante la Kiss Cam que se retransmitía en el descanso de un partido de tennis, “esperemos que ahora no enfoquen a dos tíos sentados juntos“. A pesar de eso Hand sigue haciendo comentarios bastante inadecuados y claramente homófobos. Cuando el tenista Andy Murray ganó el oro frente al argentino Juan Martín del Potro no pudo contener las lágrimas de emoción, hecho que Hand aprovechó para soltar un: “Hemos tenido tennis de machos, pero no una reacción de machos ¿verdad?“.

murray-699992-520x308Imaginamos que a Andy Murray no le hará ninguna gracia ese comentario, porque cuando otro periodista le espetó un “eres la primera persona en ganar dos medallas olímpicas en tenis” Murray le contestó con un “Venus y Serena tienen cuatro cada una.

Y es que el machismo y la homofobia van cogiditos de la mano. Y en Río están campando a sus anchas.

Pero no es la BBC la única cadena que está teniendo problemas de machismo y homofobia en su retransmisión de los juegos. La NBC estadounidense también sigue recibiendo muchas críticas por el tratamiento que reciben muchos de los deportistas homosexuales que compiten en Río.

Durante un partido de volleyball femenino el comentarista Chris Marlowe se refirió a la mujer de una de las jugadoras brasileñas como su “marido. La única reacción que hubo por parte de Marlowe y la cadena fue un simple “Siento el error de hoy. Claramente Liliane es la esposa de Larissa“.

Hasta Tom Daley ha sido objetivo de una curiosa forma de homofobia: ignorar a su prometido Dustin Lance Black. En cierto momento de la retransmisión, mientras Daley realizaba uno de su saltos, la cámara enfocó a sus familiares entre los que evidentemente estaba su prometido. Todos llevaban camisetas de apoyo a Daley, pero cuando los comentaristas explicaron quiénes eran ninguno mencionó a Black. Puede parecerte una tontería, pero desde Slate explican lo absurda y poco creíble que resulta esa omisión:

¿Se habría resistido la cadena a ignorar al prometido ganador de un Oscar de un medallista olímpico si la relación no implicara a dos personas del mismo sexo? (…) ¿Realmente crees que no habrían señalado a la prometida famosa del saltador si hubiera sido Marion Cotillard, Brie Larson, o cualquier otro ganador de un Oscar cuya fama es comparable a la de Black? No tienes que ser el tipo de persona que ve homofobia en todas partes para sospechar que los comentaristas eran reacios a hablar de la homosexualidad de un atleta estrella.

En el ámbito periodístico tampoco ha destacado por su inclusividad el tabloide británico The Daily Mail.En el periódico Daily Mail, por ejemplo, tuvieron otro desliz (esta vez más machista que homófobo) cuando Jack Laugher y Chris Mears ganaron la medalla de oro. Según el periódico “los saltadores británicos se abrazaron de alegría tras ganar el oro mientras los medallistas de bronce chinos se dieron una masculina palmada en la espalda.”  Sobre una foto en la que los británicos Jack Laugher y Chris Mears se abrazaban tras alzarse con el oro en los saltos sincronizados de trampolín, el diario animaba a los deportistas a “contenerse: “¡Cortaos un poco, tíos! Los victoriosos saltadores sincronizados de Gran Bretaña se abrazan de alegría tras ganar el oro – mientras los medallistas de bronce chinos se deciden por una varonil palmada en la espalda”. El aluvión de críticas por el sexismo y la homofobia del titular (con el añadido irónico de que el abiertamente gay Tom Daley participa en el mismo deporte que los aludidos) ha movido al periódico a reescribir parcialmente la noticia. Daley, por cierto, consiguió la medalla de bronce en saltos sincronizados desde plataforma de diez metros junto a su compañero Daniel Goodfellow.

57ac49451800002100bca271

Desde Outsports señalan que este problema no afecta sólo a las Olimpiadas y que la NBC tiene contratado a un comentarista para los partidos de la NFL, Tony Dungy, que es un “homofobo orgulloso, que ha recaudado dinero en campañas contra la igualdad del colectivo LGTB y que ha criticado sin tapujos a varios deportistas gays. La misma cadena tuvo que disculparse cuando en 2008 el saltador australiano y gay Matthew Mitcham ganó el oro, a los comentaristas se les olvidó mencionar que entre el público estaba su novio, algo que sí hicieron con el resto de deportistas.

Ciertamente este año las Olimpiadas tienen al mayor número de atletas abiertamente homosexuales compitiendo. Y eso es tremendamente importante y significativo no sólo por lo que implica para el mundo del deporte sino para todos esos jóvenes deportistas que se mueven en un mundo cargado de prejuicios y fobias. Ahora sólo falta que, del mismo modo que el COI hace lo posible por adaptarse a la realidad, los comentaristas y periodistas deportivos también lo hagan.

Y exactamente lo mismo han de hacer con respecto a la tremenda carga machista de las noticias que vemos publicadas cada día en todos los periódicos del mundo. Por desgracia algo me dice que será más fácil que empiecen a tratar de forma correcta a los gays que a las mujeres (heteros o lesbianas), porque por lamentable que sea la imagen de un periodista vilipendiando a un hombre es más escandalosa que a una mujer.

Y si es un hombre blanco, apaga y vámonos.

Fuente EstoyBailando/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.