Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Judo’

Al menos 36 deportistas abiertamente LGTB participaron en los Juegos Paralímpicos de Tokio, logrando 25 medallas

Lunes, 20 de septiembre de 2021

2834E356-55AA-4D79-939A-D8CFD40DEE71-768x428Al menos 36 deportistas abiertamente LGTB han competido en los pasados Juegos Paralímpicos de Tokio, según el recuento de Outsports. Una cifra que triplica la de los Juegos de Río, en 2016. Y con gran éxito, por cierto: 19 de ellos (un 53%) han logrado una o más medallas. En total,  lo que podríamos llamar «equipo LGTB paralímpico» se ha hecho con 25 medallas.

En los Juegos Paralímpicos de Río, en 2016, participaron 12 deportistas abiertamente LGTB (de los cuales el 83% volvieron a casa con una medalla). La cifra se ha triplicado en Tokio. A ella contribuyen muy especialmente las once atletas que participaron en la competición de baloncesto en silla de ruedas femenino. Y es que, al igual que sucedió en los Juegos Olímpicos, la visibilidad LGTB en el deporte paralímpico es básicamente cosa de mujeres: solo hay 1 hombre en la lista, y 3 personas que se identifican como no binarias. Por equipos olímpicos nacionales, Estados Unidos y Reino Unido fueron los que más atletas abiertamente LGTB enviaron a Tokio (9 cada uno), seguido de Brasil (6), Canadá (3), Alemania, Australia y Países Bajos (2 cada uno) e Irlanda, Israel y México (1 cada uno).

Es importante precisar que esta lista no tiene por qué ser exhaustiva, y es muy posible que hay otros deportistas paralímpicos abiertamente LGTB que Outsports no haya conseguido localizar. De hecho, este medio dedicado al deporte LGTB invita a quien tenga conocimiento de que así es a ponerlo en conocimiento de su redacción para incorporar su nombre a la lista.

Por lo que se refiere a las medallas conseguidas, el «equipo LGTB» logró acumular, según Outsports, 25 medallas. Las enumeramos:

Medallas de oro (10)

  • Monique Matthews (Estados Unidos), medalla de oro en voleibol sentado femenino.
  • Bo Kramer (Paises Bajos), medalla de oro en baloncesto en silla de ruedas femenino.
  • Emma Wiggs (Reino Unido), medalla de oro en piragüismo femenino, categoría VL2.
  • Katie Dunlevy (Irlanda), ganadora de dos medallas de oro en ciclismo femenino, categoría B (en modalidad contrarreloj en ruta y en modalidad ruta).
  • Lee Pearson (Reino Unido), ganador de tres medallas de oro en hípica adaptada masculina (en dos de las modalidades individuales y una por equipos)
  • Alana Maldonado (Brasil), medalla de oro en judo femenino, categoría 70 kg.
  • Lauren Rowles (Reino Unido), medalla de oro en remo, modalidad PR2 mixta.

Medallas de plata (11)

  • Lucy Shuker (Reino Unido), medalla de plata en tenis en silla de ruedas, modalidad dobles femenino.
  • Débora Menezes (Brasil), medalla de plata en taekwondo femenino, categoría +58kg.
  • Emma Wiggs (Reino Unido), que además de su oro logró la plata en piragüismo femenino, categoría  KL2.
  • Asya Miller (Estados Unidos), medalla de plata en golbol femenino.
  • Crystal Lane-Wright (Reino Unido), ganadora de tres medallas de plata en ciclismo femenino, categorías C5 (contrarreloj en ruta y persecución en pista) y C4-C5 (ruta).
  • Moran Samuel (Israel), medalla de plata en remo femenino, categoría PR1.
  • Katie Dunlevy (Irlanda), que además de sus medallas de oro ganó la plata en ciclismo en categoría B (modalidad persecución en pista).
  • Hailey Danz (Estados Unidos), medalla de plata en triathlon femenino categoría PTS2.
  • Kate O’Brien (Canadá), medalla de plata en ciclismo femenino categoría C4-5 (modalidad 500 metros contrarreloj en pista).

Medallas de bronce (4)

  • Courtney Ryan y Kaitlyn Eaton, integrantes de la selección estadounidense de baloncesto en silla de ruedas femenino, que se hizo con el bronce.
  • Maz Strong (Australia), que aunque se identifica como persona no binaria compitió y logró la medalla de bronce en lanzamiento de peso femenino, categoría F33.
  • Mariana Gesteira (Brasil), medalla de bronce en natación femenina (modalidad 100 metros libres).
  • Robyn Lambird (Australia), medalla de bronce en 100 metros femeninos, categoría T34. Lambird ha sido, de hecho, la primera persona abiertamente no binaria en lograr una medalla en unos juegos paralímpicos.

 Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Al menos 185 deportistas abiertamente LGTB participaron en los Juegos de Tokio, cifra que supera la de todos los juegos anteriores juntos

Miércoles, 1 de septiembre de 2021

Tokyo-2020-logoAl menos 185 deportistas abiertamente LGTB compitieron en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio, según el recuento de Outsports, medio dedicado al deporte LGTB. La cifra supera el total de deportistas abiertamente LGTB que habían participado en todos los anteriores juegos olímpicos. Un dato que demuestra el enorme salto en visibilidad que el mundo del deporte ha dado en los últimos años. 

En los juegos de Río, en 2016, participaron 55 deportistas abiertamente LGTB (de los cuales el 47% volvieron a casa con una medalla). En 2012, en Londres, fueron 20. Ahora, 185, una cifra muy superior. A ella contribuyen muy especialmente las 42 futbolistas que participaron en la competición de fútbol femenino, las 17 que lo hicieron en rugby y las 13 que lo hicieron en baloncesto. Y es que la visibilidad en el deporte olímpico sigue siendo cosa de mujeres, en una proporción de 9 a 1. Por equipos olímpicos nacionales, el de Estados Unidos fue el que más atletas abiertamente LGTB envió a Tokio (36), seguido de Brasil (18), Canadá (18), Países Bajos (17) y Reino Unido (16).

Por lo que se refiere a las medallas conseguidas, el «equipo LGTB» logró acumular, según el recuento de Outsports, 33 medallas. Las enumeramos:

Medallas de oro (11)

  • Alexandra Lacrabère y Amandine Leynaud, integrantes de la selección francesa de balonmano femenino, que se alzó con el oro.
  • Kellie Harrington (Irlanda), campeona olímpica de boxeo femenino, en la categoría de peso ligero.
  • Sue Bird, Chelsea Gray, Brittney Griner, Breanna Stewart y Dianna Taurasi, integrantes todas ellas de la selección estadounidense de baloncesto femenino que ganó el oro.
  • Quinn, Kadeisha Buchanan, Erin McLeod, Kailen Sheridan y Stephanie Labbe, jugadoras de la selección canadiense de fútbol femenino, ganadora de la competición.
  • Ana Marcela Cunha (Brasil), campeona olímpica de natación en la prueba de los 10 kilómetros en aguas abiertas.
  • Yulimar Rojas (Venezuela), campeona olímpica en triple salto (logró, además, batir el récord mundial).
  • Amandine Buchard (Francia), campeona olímpica de judo en la modalidad de equipo mixto.
  • Kelly Brazier, Gayle Broughton, Ruby Tui y Portia Woodman, integrantes de la selección neozelandesa de rugby femenino.
  • Emma Twigg (Nueva Zelanda), campeona olímpica de remo, en la modalidad de scull individual.
  • Stefanie Dolson, integrante de la selección estadounidense de baloncesto 3×3, que ganó el oro.
  • Tom Daley (Reino Unido), todo un icono de visibilidad, que se hizo con el oro olímpico en la modalidad de salto sincronizado desde plataforma de 10 metros.

Medallas de plata (13)

  • Sofía Maccari (Argentina), jugadora de la selección argentina de hockey sobre hierba.
  • Ana Carolina y Carol Gattaz (Brasil), jugadoras del equipo brasileño de voleibol femenino.
  • Ramsey Angela (Países Bajos), uno de los atletas integrantes del equipo holandés de 4×400.
  • Magdalena Eriksson, Lina Hurtig, Hedvig Lindahl y Caroline Seger, integrantes de la selección sueca de fútbol femenino.
  • Jolanta Ogar (Polonia), plata en vela clase 470.
  • Nesthy Petecio (Filipinas), plata en boxeo femenino, en la categoría de peso pluma.
  • Hannah Roberts (Estados Unidos), plata en ciclismo BMX estilo libre, prueba de parque.
  • Raven Saunders (Estados Unidos), plata en lanzamiento de peso femenino.
  • Astrid Guyart (Francia), plata en florete por equipos (esgrima).
  • Erica Sullivan (Estados Unidos), plata en natación, 1500 estilo libre femenino.
  • Katarzyna Zillmann (Polonia), plata en remo, modalidad de cuatro scull.
  • Amandine Buchard (Francia), que además de su oro en judo mixto sumó una plata en judo femenino, categoría 52 kg.
  • Ally Carda, Amanda Chidester y Haylie McCleney, integrantes de la selección estadounidense de sóftbol femenino.

Medallas de bronce (9)

  • Tom Daley, que además del oro antes mencionado consiguió un bronce en el salto desde plataforma de 10 metros individual masculino.
  • Susannah Townsend, Leah Wilkinson y Sarah Jones, integrantes de la selección británica de hockey sobre hierba femenino.
  • Megan Rapinoe, Tierna Davidson, Adrianna Franch Kelley O’Hara, integrantes de la selección estadounidense de fútbol femenino. Una nueva medalla para Rapinoe, otro icono global de visibilidad LGTB.
  • Jasmin Grabowski (Alemania), bronce en judo, modalidad de equipo mixto.
  • Raz Hershko (Israel), bronce en judo, modalidad de equipo mixto.
  • Lucilla Boari (Italia), bronce en tiro con arco femenino.
  • Sanne van Dijke (Países Bajos), bronce en judo femenino, categoría 70 kg.
  • Carl Hester (Reino Unido), bronce en hípica, modalidad de doma por equipos.
  • Larissa Franklin Joey Lye, integrantes de la selección canadiense de softbol femenino.

Quinn, primera persona trans no binaria en colgarse un oro olímpico

CE9CD929-6A59-4838-B327-B58075E898AEEntre las medallas de plata arriba mencionadas, se encuentra la de Quinn, integrante de la selección canadiense de fútbol femenino, que hizo historia al convertirse en la primera persona trans no binaria en colgarse una medalla de oro olímpica: Canadá derrotó a Suecia en la tanda de penaltis de la final.

Conviene precisar que en este caso Quinn participaba en la competición femenina en función del sexo que le fue asignado al nacimiento. De hecho, Quinn debutó con la selección canadiense de fútbol femenino en 2014, bajo el nombre de Rebecca Quinn, y ya ganó la medalla de bronce en los Juegos de Río, en 2016. Sin embargo, no fue hasta el pasado otoño cuando dio el paso de salir del armario y visibilizarse como persona trans no binaria, momento en el que comenzó a emplear pronombres neutrales en género. «Recibo mensajes de jóvenes que dicen que nunca antes habían visto a una persona trans en los deportes. El deporte es la parcela más emocionante de mi vida. Si consigo que los niños practiquen los deportes que aman, ese será mi legado, para eso estoy aquí», declaró Quinn tras batir a la selección estadounidense en la semifinal olímpica.

Asimismo, tras el partido que le dio el oro, Quinn afirmó sentir orgullo al ver su nombre en la alineación de Canadá, pero al mismo tiempo tristeza al pensar en todas aquellas personas que antes participaron en unos Juegos Olímpicos «que no fueron capaces de vivir su verdad». Quinn aseguró también ser consciente de la discriminación a la que aún hacen frente las personas trans.

Laurel Hubbard, primera mujer abiertamente trans en competir en unos Juegos

0C7B6989-10F6-450B-A223-908FBC1F3D08Por otra parte, si de personas trans hablamos, no podemos olvidar la gesta de Laurel Hubbard, primera mujer abiertamente trans en participar en unos Juegos Olímpicos en una categoría distinta a la del sexo que le fue asignado al nacimiento. Hubbard, que transicionó en 2012, comenzó a competir internacionalmente en 2017. Fue ese año cuando logró el que posiblemente es su mayor éxito deportivo hasta la fecha, una medalla de plata en los campeonatos mundiales. En Tokio, Hubbard debutó en halterofilia femenina, categoría +87 kg.

Laurel Hubbard falló sus tres intentos en la modalidad de arrancada, por lo que quedó fuera de la competición. En cualquier caso, ya había hecho historia.

España: Marc Tur sale del armario

Por lo que se refiere a la participación LGTB española en los Juegos de Tokio, dos son los nombres que aparecen en el listado de Outsports: la tenista Carla Suárez (que volvió a la competición tras su reciente recuperación de un linfoma de Hodgkin) y el marchador Marc Tur.

Marc Tur, que por cierto se quedó a las puertas de la medalla (fue cuarto en la competición de 50 km. marcha), se visibilizaba públicamente como gay coincidiendo con su participación en los Juegos Olímpicos. «Soy abiertamente gay, ni soy de los primeros Olímpicos homosexuales en reconocerlo, ni espero ser de los últimos por el hecho de darle más visibilidad al colectivo. Ellos me ayudaron a romper con mis inseguridades, mis miedos y me enseñaron a luchar por lo que quiero sin importar el resto. Aunque parezca mentira, esos sentimientos negativos que pude llegar a tener en su día los he transformado en algo por lo que luchar y me ayuda a sacar todas mis fuerzas cuando estoy compitiendo. En un mundo en el que todavía queda mucho por hacer, cada granito cuenta». tuiteaba el 13 de agosto, días después de concluir los Juegos.

2C63BE8B-4C3D-4649-A059-976DEDD951AD

Sin embargo, ya el pasado 28 de junio, Día del Orgullo LGTBI, Marc Tur se visibilizaba a través de su cuenta en Instagram con un mensaje realmente comprometido, que reproducimos:

Un día al año para recordarlo, 365 para aplicarlo. El 28 de junio de 1969 un grupo de jóvenes valientes hicieron historia sobre lo que en aquel momento era ilegal. Inciaron unas protestas en el Stonewall de Nueva York, marcarían un antes y un después en los derechos básicos del colectivo LGTBI. Menos mal que 50 años más tarde las cosas han cambiado: se ha despenalizado ser homosexual, no hay barreras para las personas trans, hay igualdad en todos los aspectos de la vida… ¿Pero, realmente es así? Si hablamos de aquellos países más desarrollados, así es (o por lo menos legalmente) pero en buena parte del mundo todavía está penalizado.

En nuestro país presumimos de ser pioneros en este tema, puedes ser quien quieras ser. Sin embargo, todavía quedan muchos «peros»:

  • Rara es la semana que no haya agresiones homófobas y tránsfobas.
  • El bullying entre los adolescentes puede llegar a acabar en suicidio por ser diferente al resto.
  • 8 de cada 10 personas trans no encuentran trabajo o la búsqueda se convierte en una auténtica pesadilla.

El simple hecho de que te insulten por la calle por besar o ir cogido de la de la mano de una persona del mismo sexo, como me ha ocurrido a mi, o como le ha ocurrido a gran parte del colectivo.Estas y muchísimas más razones son por las que tenemos que seguir celebrando y visualizando el orgullo LGTBIQ. Hemos avanzado mucho en estos 50 años, pero todavía ser homosexual sigue siendo ilegal en 70 países, en 9 de los cuales se castiga con pena de muerte. Se ha luchado mucho, pero aún queda mucho por conseguir.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El judoca catalán Marc Fortuny sale públicamente del armario y habla de su proceso de autoaceptación: «No tuve agentes facilitadores»

Lunes, 8 de octubre de 2018

marc-fortuny-714374El judoca catalán Marc Fortuny ha decidido visibilizarse públicamente como gay. Lo ha hecho en al menos dos entrevistas, al diario Marca y a la televisión autonómica catalana, TV3, en las desvela lo complicado que ha sido su proceso de autoaceptación, y denuncia la falta de visibilidad en el deporte masculino de élite. Fortuny, de hecho, ha partido de su propia experiencia para abordar el tema en su trabajo final de grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. 

Marc Fortuny llegó a ser uno de los mejores judocas españoles en la categoría de -100 kg. Ganó seis medallas en diversos campeonatos de España, fue miembro de la selección española junior y se hizo con otras dos medallas internacionales. Pero hace tres años, tras conquistar el bronce en el Campeonato de España absoluto, dejó de competir. «Necesitaba un parón para reflexionar y dar un paso adelante en el ámbito más personal», ha relatado a Marca. «No culpo a nadie, pero no lo estaba disfrutando. Estaba haciendo lo que toda mi vida había hecho y algunos días parecia una tortura. Se me hacía muy duro. Fue un poco por todo. No terminaba de estar bien. Ya veía que era gay y no sabía cómo gestionarlo. No me veía capaz de seguir compitiendo y estar en el mundo del judo y aceptarme», añade. Fortuny se encontraba por entonces lleno de miedos. Temía, por ejemplo, que sus compañeros lo rechazasen, al ser el judo un deporte en el que hay un gran contacto físico :«Pensaba ‘si se lo digo a mis compañeros a lo mejor alguien se va a creer que cuando haga un combate le estoy tocando o viendo de otra forma’. Luego te das cuenta de que no es así».

Fortuny reconoce el conflicto subjetivo que sentía entre su condición de gay y su visión personal de la masculinidad. «Faltan deportistas gais referentes. Yo no me sentía identificado con los gais que conocía. El más conocido es el más afeminado, el que siempre va con las chicas, que no es algo malo pero no me sentía identificado y no podía dar el paso porque no me veo así», asegura. Fortuny insiste, en este sentido, en la importancia de que existan referentes gais en el deporte de élite: «Hasta que una persona como un futbolista importante salga, la gente no va a cambiar este estigma. Una persona es homosexual y no pierde su masculinidad». No faltarán los que vean plumofobia en estas afirmaciones, pero no seremos nosotros los que hagamos sangre en este momento. Marc Fortuny habla de su vivencia subjetiva y de su proceso de autoaceptación y lucha contra su propia homofobia internalizada (seguramente aún en curso, como sucede con casi todos).

Fortuny, en cualquier caso, tiene toda la razón a la hora de denunciar la escala o nula visibilidad el el deporte de élite masculino: «Que alguien se pregunte, por favor, por qué si en Primera División hay más de 600 jugadores no hay ningún homosexual. Yo no lo entiendo. Solo es estadística. Hay muchos tabúes porque estas personas tienen miedo a no ser queridos por los clubes, porque hay mucha presión». La clave, para él, está en la educación, entendida en sentido amplio, incluyendo la forma de dirigirse a los deportistas. «Es importante cambiar el lenguaje que se usa ya que este, sin querer, condiciona. Por ejemplo, el ‘¡maricón!’ si no entrenas fuerte. A mí ya no me afecta pero en su momento sí (…) ¿Qué es ser maricón? ¿Soy débil? Eso no es así», asegura.

«No tuve agentes facilitadores»

Preguntado por Marca por la razón de que no diera antes el paso de visibilizarse, Fortuny es claro: «No tuve agentes facilitadores. En casa nunca se me había hablado mal del tema pero tampoco como algo normal. No tenía referentes. Ninguna figura. Además fui a un colegio religioso. Allí, indirectamente siempre he sido educado de forma heteronormativa, la figura de hombre y mujer, sin hablar de otras posibilidades. En la universidad, INEF y deporte, tampoco fue fácil. De 150 que éramos en clase, ningún chico había dicho que era gay o al menos que se supiera. Y en judo, a más élite, más difícil. O salía del judo o no era capaz. Ahora me arrepiento pero en ese momento me ahogaba».

Pese a todo, llegó el momento en que el judoca dio el paso. La primera persona del mundo del judo al que lo comentó fue a su maestro, que reaccionó de forma muy positiva. Poco a poco fue ampliando el círculo, y poco a poco se reconcilia consigo mismo: «Puedo ser yo mismo en todo momento sin preocuparme y sin tener que fingir ser una persona que no soy. En distintas situaciones antes, me sentía con la obligación de decir comentarios que realmente no pensaba pero los hacía para no sentirme excluido». Fortuny, además, ha vuelto a disfrutar de la que siempre ha sido su pasión, el judo. Sin duda un elemento de ayuda a la hora de profundizar sobre su propia experiencia ha sido el hecho de que Marc Fortuny, que durante estos años se ha graduado en el INEF de Catalunya, decidiese hacer su trabajo de fin de grado sobre homosexualidad y deporte bajo la dirección de Anna Vilanova, profesora de Sociología e Historia del Deporte en dicho centro. En este enlace puedes acceder al reportaje que TV3 ha dedicado al tema con declaraciones de ambos (en catalán).

Ahora Fortuny recomienda a otras personas en su situación hacer lo mismo: «Siento que he perdido el tiempo. He estado cinco años estando mal conmigo mismo y haciendo cosas a desgana. A esa gente les diría que intentaran evitar todos esos momentos y que den el paso. Solo tenemos una vida y no hemos venido aquí para sufrir, justamente lo contrario, a disfrutar del camino».

Fuente Dosmanzanas

 

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , ,

El judoca Célio Dias, primer deportista olímpico portugués en salir del armario

Viernes, 16 de marzo de 2018

celio_dias_id_frente_nographicsEl judoca portugués Célio Dias, de 25 años, ha querido visibilizarse públicamente como gay en una entrevista al periódico deportivo Record. Representante de su país en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, Célio Dias (que también ha hecho sus pinitos como modelo) se convierte así en el primer deportista olímpico de Portugal en salir del armario. Dias no se ha quedado ahí, y ha reunido el valor necesario para hacer público también que padece síndrome esquizo-compulsivo, una enfermedad mental que debutó tras su participación en los Juegos de Río de Janeiro, en 2016.

Célio Dias, medallista en numerosos torneos de judo, fue 7º en el Campeonato Mundial de 2013 (en la categoría de -90 kilos). En los Juegos de Río (en los que no formaba parte de la lista de deportistas abiertamente LGTB) no vio cumplidas sus expectativas y quedó en un discreto 17º lugar en la misma categoría. Aquel fracaso le sumió en una profunda depresión que le llevó a dos intentos de suicidio, según él mismo ha contado ahora. Dias, que cuenta con antecedentes de esquizofrenia en su familia, fue finalmente diagnósticado de síndrome esquizo-compulsivo, por el que sigue tratamiento psiquiátrico y del que en estos momentos se encuentra recuperado.

El judoca ha querido ahora agradecer todo el cariño recibido durante este periodo tan difícil y lo ha hecho visibilizándose como enfermo mental, por un lado, y como gay, por otro, al asegurar que ha llegado un momento en su vida en el que ya no tiene sentido seguir escondiéndolo. “Puedo ser perfectamente feliz, como cualquier otra persona”, ha asegurado. Célio Dias, de hecho, está recibiendo un gran apoyo en redes sociales por su valentía a la hora de visibilizarse como gay, por un lado, y como enfermo mental, por otro, como una forma de luchar contra el estigma.

Reproducimos a continuación el mensaje que Célio Dias dejó el pasado 28 de febrero en su perfil de Facebook pocas horas después de hacerse pública su entrevista:

No tengo palabras para agradecer todo el cariño que he recibido después de mi entrevista en Record. Muchas personas me han dado la enhorabuena por mi personalidad y por el valor de ser el primer atleta olímpico de Portugal en exponer socialmente su homosexualidad y su enfermedad mental.

Me halaga recibir tanto amor y estoy agradecido a Dios por el momento que estoy viviendo. Quiero agradecer primero a mis padres, que con sus 48 años de matrimonio de 48 años me enseñan todos los días que el amor es la respuesta a todo tipo de discriminación; quiero agradecer a mi familia por el apoyo incondicional y por haberme enseñado que es en mis orígenes donde está mi fuerza; quiero agradecer a mi profesora de Filosofía Joana Rigato por enseñarme a tener un espíritu crítico ante la realidad concreta y objetiva y por darme las herramientas necesarias para darme cuenta de que todo el mal no es más que es la expresión de la falta de amor y de educación; quiero agradecer a Telma Monteiro por ser una referencia en mi vida y por haberme enseñado que los grandes logros se consiguen fuera del tatami; quiero agradecer a mi entrenador Go Tsunoda que me enseñó a luchar con amor en el corazón y con un espíritu de nobleza. de forma general, quiero agradecer a todos mis héroes anónimos que me ayudan a estructurar mi mentalidad y personalidad.

A todas las personas que sufren de una enfermedad mental quiero decirles que no están solas y que tengan el valor de aceptar su condición. Es posible vivir una vida equilibrada y funcional, créanme. A la comunidad LGTB quiero enviarle un mensaje de esperanza y aplaudir a todos aquellos que luchan por los derechos y por una sociedad más inclusiva y saludable. Es un privilegio ser deportista y dar un testimonio de vida a todos aquellos que estén abiertos a escuchar mi mensaje.

¡Gracias Portugal!

Se plantea formarse como activista LGTB

El joven deportista, de hecho, ha manifestado su interés en formarse como activista LGTB para seguir ayudando al colectivo. Él mismo lo contaba el pasado viernes, también en Facebook, tras una visita a ILGA Portugal, posiblemente el colectivo LGTB más importante del país vecino:

Desde España no podemos sino felicitar a Célio Dias por su valor, por su doble visibilidad y desearle todo lo mejor. Todo un campeón de la vida, con o sin medalla olímpica.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , ,

Miriam Blasco, que siendo senadora del PP votó en 2005 contra el matrimonio igualitario, hace público que está casada con otra mujer

Jueves, 27 de julio de 2017

img_rruano_20170428-165800_imagenes_md_efe_efespten305275-kjdb-572x839mundodeportivo-webMiriam Blasco es noticia estos días porque se acaba de saber que se casó con la luchadora a la que le ganó el Oro en Barcelona ’92. Pero pocos se acuerdan de que Blasco se hizo después senadora del PP y votó en contra del matrimonio igualitario.

Numerosos medios recogen hoy la noticia de que Miriam Blasco, ganadora de un oro olímpico en Barcelona (judo femenino, categoría -56 kg.), está casada desde hace más de un año con Nicola Fairbrother, la británica que fuera su rival en la final olímpica y de la que es pareja desde hace 22 años. Así se lo revelaba Blasco a Maria Escario en Televisión Española. Lo que esos mismos medios obvian es que el de Blasco, que tras su carrera deportiva se dedicó a la política y fue senadora del Partido Popular, fue uno de los 131 votos que el 22 de junio de 2005 respaldaron el veto a la ley de matrimonio igualitario aprobada semanas antes por el Congreso, y que la Cámara baja se vio obligada a levantar por mayoría absoluta el 30 de junio.

El veto del Senado a la ley de matrimonio igualitario fue aprobado por 131 votos frente a 119. Votaron a favor los 126 senadores del PP, entre los que se encontraba Blasco, además de cuatro senadores de Unió Democràtica de Catalunya y uno del Partido Aragonés. Enfrente, 119 votaron en contra. Hubo 2 abstenciones y 7 ausencias (ninguna del PP). La votación tuvo lugar después de un debate en el que destacaron muy especialmente los argumentos homófobos de Rosa Vindel, la portavoz del PP, quien por cierto continúa siendo senadora doce años después. Cualquiera puede consultar lo que pasó en el Diario de Sesiones de aquel día, aunque en 2016, coincidiendo con el 11º aniversario del veto, hicimos un extracto del argumentario popular.

Pero como aperitivo, dijeron los del PP fue que habría que buscar otro nombre “más pacífico y menos controvertido y más acorde con nuestro entendimiento y con los de nuestro entorno“. O que había que vetar la ley del matrimonio y buscar otra fórmula que no hiriera las “sensibilidades ni convicciones personales” de algunas personas. También dijeron que el matrimonio era una cosa exclusivamente heterosexual, que el matrimonio heterosexual debía tener ciertos privilegios sobre el homosexual o que “ni el adoptado ni la adopción pueden ser instrumento de legitimación u homologación de relaciones homosexuales.

Pues a todas esas cosas tan bonitas y tan poco homófobas Miriam Blasco votó que sí. Y quiso que se vetara la ley del matrimonio igualitario. Y evidentemente estuvo de acuerdo con el recurso ante el Tribunal Constitucional que Mariano Rajoy plantó a la ley cuando ese veto se eliminó poco después en el Congreso por mayoría absoluta.

El Congreso de los Diputados levantó el veto una semana después. Han pasado doce años y unas 40.000 parejas del mismo sexo han contraído matrimonio, ejerciendo el derecho al que el PP quiso impedirnos acceder (junto al de la adopción conjunta, no lo olvidemos: el hecho de que el matrimonio igualitario abriese la puerta a la adopción homoparental plena era el “cuarto motivo de inconstitucionalidad” que los populares argumentaron en su recurso al Tribunal Constitucional). Uno de esos matrimonios, por lo que ahora hemos sabido, es el de Blasco, una de las 126 senadoras que el 22 de junio de 2005, y cuando su pareja sentimental era ya otra mujer, votó en contra de la ley que lo hizo posible.

Nos alegramos de que Miriam Blasco sea feliz con su pareja y haya dado por fin el paso de visibilizarse. Su historia de amor es desde luego de cine, aunque muchos pensarán que su historia de hipocresía no se queda atrás. Le deseamos, en cualquier caso, todo lo mejor.

Fuente Dosmanzanas/EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

La homofobia campa a sus anchas en la cobertura de los JJ.OO. de Río

Sábado, 20 de agosto de 2016

thismenolympics.0.0-520x347Las Olimpiadas de Río están haciendo historia por muchos motivos. En la semana final de los Juegos de Río de Janeiro, repasamos algunas de las noticias que en los últimos días, para bien o para mal, han tenido a la comunidad LGTB como protagonista. Con la homofobia social y mediática como un problema aún pendiente, la visibilidad y la concienciación se abren paso poco a poco también en el ámbito olímpico.

Lo que sí nos interesa es que este año el número de atletas abiertamente homosexuales que están compitiendo en los Juegos Olímpicos ha marcado un récord sin precedentes. En 2008, por ejemplo, sólo había un atleta abiertamente homosexual en competición. Este año son 50.

Después de las Olimpiadas de Sochi y la polémica que se formó a su alrededor por el hecho de que un país institucionalmente LGTBfóbico como Rusia organizara un evento que supuestamente ensalza los mejores valores de la humanidad, el Comité Olímpico Internacional añadió al contrato que firman las ciudades organizadores una cláusula en la que se comprometen a respetar los derechos de las personas del colectivo que les visiten.

De hecho esa cláusula es, según varios activistas LGTB en Japón, uno de los motivos por los que el país cada vez es más abierto y respetuoso hacia el colectivo. Lo cual nos hace ser un poquito más felices.

Y no sólo eso, el COI también ha actualizado su política sobre los atletas trans, permitiendo a los hombres transgénero competir sin ningún tipo de limitación mientras que las mujeres trans pueden competir después de un año de terapia hormonal para que sus niveles de testosterona sean iguales o menores que los de sus competidoras cisgénero.

Por desgracia el hecho de que las cosas vayan avanzando y en los Juegos haya cada vez más atletas que no tienen miedo a dejar clara su condición sexual no implica que el trato que reciben sea el más adecuado. Desde el escándalo de The Daily Beast (el del periodista que escribió un artículo haciendo outing a varios atletas, que ha llevado a que el propio COI diga que es una información “totalmente inadmisible“), hasta comentarios fuera de lugar por parte de los que retransmiten los juegos en diferentes países.

Una de las noticias desagradables en el ámbito LGTB nos llegaba el jueves de la semana pasada. El periodista del digital estadounidense The Daily Beast Nico Hines se creó perfiles en varias conocidas aplicaciones de contactos y escribió un artículo en tono ligero relatando sus experiencias: “El otro deporte olímpico en Río: swiping”, en referencia a la acción de deslizar el dedo por la pantalla del móvil para desplazarse entre los usuarios de estas redes sociales. El problema es que el texto describía algunas de las conversaciones en Grindr con un nivel de detalle sobre sus interlocutores (estatura, peso, nacionalidad) suficiente para poder identificar de quiénes se trataba.

El artículo, por tanto, suponía un outing para unos deportistas que no tenían intención de revelar su orientación sexual e incluso puede haber puesto a alguno de ellos en peligro, especialmente a los que provienen de países donde impera la homofobia. Así lo hicieron notar las redes sociales y numerosos activistas, que señalaron la irresponsabilidad de Hines y el diario por publicar información personal tan sensible. El asunto llegó al Comité Olímpico Internacional (COI), que calificó el texto de simplemente inaceptable. The Daily Beast, un día después de publicarlo, borró de su web el reportaje y publicó una nota de los editores en la que piden disculpas por el error cometido y reiteran su compromiso con la defensa de la comunidad LGTB.

pasted-image-0

La BBC ya tuvo que pedir disculpas cuando el comentarista Paul Hand comentó, durante la Kiss Cam que se retransmitía en el descanso de un partido de tennis, “esperemos que ahora no enfoquen a dos tíos sentados juntos“. A pesar de eso Hand sigue haciendo comentarios bastante inadecuados y claramente homófobos. Cuando el tenista Andy Murray ganó el oro frente al argentino Juan Martín del Potro no pudo contener las lágrimas de emoción, hecho que Hand aprovechó para soltar un: “Hemos tenido tennis de machos, pero no una reacción de machos ¿verdad?“.

murray-699992-520x308Imaginamos que a Andy Murray no le hará ninguna gracia ese comentario, porque cuando otro periodista le espetó un “eres la primera persona en ganar dos medallas olímpicas en tenis” Murray le contestó con un “Venus y Serena tienen cuatro cada una.

Y es que el machismo y la homofobia van cogiditos de la mano. Y en Río están campando a sus anchas.

Pero no es la BBC la única cadena que está teniendo problemas de machismo y homofobia en su retransmisión de los juegos. La NBC estadounidense también sigue recibiendo muchas críticas por el tratamiento que reciben muchos de los deportistas homosexuales que compiten en Río.

Durante un partido de volleyball femenino el comentarista Chris Marlowe se refirió a la mujer de una de las jugadoras brasileñas como su “marido. La única reacción que hubo por parte de Marlowe y la cadena fue un simple “Siento el error de hoy. Claramente Liliane es la esposa de Larissa“.

Hasta Tom Daley ha sido objetivo de una curiosa forma de homofobia: ignorar a su prometido Dustin Lance Black. En cierto momento de la retransmisión, mientras Daley realizaba uno de su saltos, la cámara enfocó a sus familiares entre los que evidentemente estaba su prometido. Todos llevaban camisetas de apoyo a Daley, pero cuando los comentaristas explicaron quiénes eran ninguno mencionó a Black. Puede parecerte una tontería, pero desde Slate explican lo absurda y poco creíble que resulta esa omisión:

¿Se habría resistido la cadena a ignorar al prometido ganador de un Oscar de un medallista olímpico si la relación no implicara a dos personas del mismo sexo? (…) ¿Realmente crees que no habrían señalado a la prometida famosa del saltador si hubiera sido Marion Cotillard, Brie Larson, o cualquier otro ganador de un Oscar cuya fama es comparable a la de Black? No tienes que ser el tipo de persona que ve homofobia en todas partes para sospechar que los comentaristas eran reacios a hablar de la homosexualidad de un atleta estrella.

En el ámbito periodístico tampoco ha destacado por su inclusividad el tabloide británico The Daily Mail.En el periódico Daily Mail, por ejemplo, tuvieron otro desliz (esta vez más machista que homófobo) cuando Jack Laugher y Chris Mears ganaron la medalla de oro. Según el periódico “los saltadores británicos se abrazaron de alegría tras ganar el oro mientras los medallistas de bronce chinos se dieron una masculina palmada en la espalda.”  Sobre una foto en la que los británicos Jack Laugher y Chris Mears se abrazaban tras alzarse con el oro en los saltos sincronizados de trampolín, el diario animaba a los deportistas a “contenerse: “¡Cortaos un poco, tíos! Los victoriosos saltadores sincronizados de Gran Bretaña se abrazan de alegría tras ganar el oro – mientras los medallistas de bronce chinos se deciden por una varonil palmada en la espalda”. El aluvión de críticas por el sexismo y la homofobia del titular (con el añadido irónico de que el abiertamente gay Tom Daley participa en el mismo deporte que los aludidos) ha movido al periódico a reescribir parcialmente la noticia. Daley, por cierto, consiguió la medalla de bronce en saltos sincronizados desde plataforma de diez metros junto a su compañero Daniel Goodfellow.

57ac49451800002100bca271

Desde Outsports señalan que este problema no afecta sólo a las Olimpiadas y que la NBC tiene contratado a un comentarista para los partidos de la NFL, Tony Dungy, que es un “homofobo orgulloso, que ha recaudado dinero en campañas contra la igualdad del colectivo LGTB y que ha criticado sin tapujos a varios deportistas gays. La misma cadena tuvo que disculparse cuando en 2008 el saltador australiano y gay Matthew Mitcham ganó el oro, a los comentaristas se les olvidó mencionar que entre el público estaba su novio, algo que sí hicieron con el resto de deportistas.

Ciertamente este año las Olimpiadas tienen al mayor número de atletas abiertamente homosexuales compitiendo. Y eso es tremendamente importante y significativo no sólo por lo que implica para el mundo del deporte sino para todos esos jóvenes deportistas que se mueven en un mundo cargado de prejuicios y fobias. Ahora sólo falta que, del mismo modo que el COI hace lo posible por adaptarse a la realidad, los comentaristas y periodistas deportivos también lo hagan.

Y exactamente lo mismo han de hacer con respecto a la tremenda carga machista de las noticias que vemos publicadas cada día en todos los periódicos del mundo. Por desgracia algo me dice que será más fácil que empiecen a tratar de forma correcta a los gays que a las mujeres (heteros o lesbianas), porque por lamentable que sea la imagen de un periodista vilipendiando a un hombre es más escandalosa que a una mujer.

Y si es un hombre blanco, apaga y vámonos.

Fuente EstoyBailando/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.